AÑO Xl-2.a EPOCA--MUM. 495
AÑO Xl-2.a EPOCA--MUM. 495

SABADO 26 DE SEPTIEMBRE DE 1896

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

,

J\_

\_ ,, ,,

/TT

,

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.)

Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.)

Méjico: D. Damian Canals—Constitución- 19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUMADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona,

J? Calle de San Bartolomé n.° 17

SOLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 0'75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O'IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tai lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS

Pendientes de dos cuerdas cada uno sobre la barca su guisote marino y al hombres logró recoger la red, pero suel¬

y apoyándose en la pared, están super¬ anochecer á dormir.

tas muchas de sus mallas, por entre las

MARINA

puestos dos tablones cubiertos por enci¬ Cuando los tres llegan á la orilla, ya que se veía escapar multitud de peces ma con uua manta y un saco de paja á os aguarda el otro bote con su vela de todos tamaños.

manera de cabezal. Es el coy, la cama aparejada y los remos dispuestos para Pepet, repuesto en seguida del acci¬

I

de los pescadores.

avanzar en el tranquilo mar del «Se¬ dente por el aire fresco y saturado del

El resto del mueblaje no es nada com¬ rrallo.

aliento del mar, vió con mezcla de duda

Tarraco augusta, la ciudad ciclópea y plicado; sillas de enea, pocas, una me¬ Echan dentro de la lancha red, palan¬ y de sorpresa aparecer la red vacía.

romana se eleva sobre las aguas del Me¬ silla, una pila de cestos ensartados, cor¬ gres y provisiones; hacen rodar aquélla Y mientras la rabia y la desespera¬

diterráneo como una ancha pirámide, chos, una caldereta de dos asas.

sobre redondos leños y la embarcación ción se retrataban en los semblantes de

cuya cúspide es la catedral, gloriosa por La familia se compone de un viejo, se desliza suavemente formando una los demás pescadores, en el de Pepet

su pasado; muestra del talento y labor fuerte aún á pesar de sus años, y tenido amplia estela que pronto se confunde rebosaba la alegria mal disimulada.

concienzuda de aquellos artífices que entre sus compañeros por un verdadero con los rizos y ondulaciones que hace el legaron á la posteridad monumentales lobo de mar. testarudo y valiente y de viento en el agua.

Roberto de Palacio.

construcciones macizas á la par que fama un poco dudosa desde que se supo Llegan hasta el semáfaro ,á fuerza de

hermosas.

en el barrio la extraña desaparición del remos. Al doblar la punta las velas se

Mirando desde el mar, á la izquierda dueño de una «botiga», en la que se hinchan y las barcas hienden las olas,

de esta pirámide, y destacada de un fon¬ despachaban vinos y licores.

alejándose y casi confundiendo sus cas¬

¡BENDITO AMOR!

do de árboles terminado por la azul montaña, se ven una franja de casitas desiguales, pequeñas; recién jabelgadas

Componen el resto de la familia, dos muchachotes, hijos del viejo citado, y una moza, gallarda y de rostro curtido.

cos en el verdoso ¿olor de aquéllas.
III

A tu lado mi bien, Casilda mia, Siento un deleite embriagador y puros Y al oir de tu acento la armonía,

unas, blancas como gaviotas, ennegre¬

Refieren en el barrio, que hace algu¬

Media mañana había transcurrido y Eterno amor en mi ilusión te juro.

cidas ó tostadas otras por el aire del mar,
el polvo de carbón y el humo de las lo¬
comotoras.
Esta franja blanquecina es el barrio de

nos años, y poco antes de salir el pesca¬ dor á su trabajo, entró en la «botiga» á llenar el porrón de vino, y de paso á ver á la esposa del tendero, por quien el

diminutas nubecillas que erraban por
el firmamento habían aumentado. Por
fin, allá, en dirección al puertecito de Salou, aparecía un denso nubarrón que

lAmor! ¡bendito amor! yugo de ñores Que enlaza nuestras almas dulcemente Y que alienta con mágicos fulgores Eso algo celestial que hay en mi mente.

la gente de mar, y se la conoce más vul¬ garmente por el «Serrallo» que por ba¬ rrio de San Pedro, cuya iglesia titular
descuella entre estas casitas, con sus

pescador, según malas lenguas, sentía
una afición extraordinaria. Todos los
dias conseguía su objeto; pero aquél se encontró con que en lugar de la hermo¬

al poco rato tapaba el horizonte. El levante sopló con violencia rabiosa,
tanto, que los buques surtos en el puer¬ to, balanceándose á pesar de su corpu¬

Rico tesoro de eternal belleza
Y qüe el tiempo no oxida, lo abrillanta; Fuente de la virtud y la pureza En que mi amante corazón se encanta.

paredes de ladrillo y su cruz de piedra. El barrio no tiene nada que llamé la
atención; en el centro hay una plazoleta, .y en ella un caserón destartalado, feo,

sa tendera, salía su marido.
No se sabe á ciencia cierta lo que en ¬
tre ellos ocurriría; pero lo seguro es que el tendero desapareció; la «botiga» cerró

lencia, hubieron de reforzar sus ama¬
rras.
El mar habíase encrespado y sus olas rugían, batiendo contra la escollera, y

• Si amor ex nuestra egida; Si amor es nuestro ser y nuestra historia; Si un reflejo de amor nos dio la vida; Si un destello de amor nos dá la gloria;*

‘de un solo piso, á donde llevan el pro¬ ducto de su trabajo los pescadores.
Alineadas por delante de las viviendas que dan al mar, y apoyadas unas en

sus puertas y aquella mujer abandonó
el barrio.
II

levantaban imponentes surtidores de
agua y espuma.
Las parejas habían echado anclas y recogían sus redes henchidas de pes¬

Yo poseo ese bien noble y divino Que a! hombre lo confunde con los ángeles, Reflejo de ese mundo que adivino Y pueblo en mi ilusión con los arcángeles.

otras por sus costados, se hallan una ¡Octubre!

cado.

porción de barcas de todos tamaños,

Desde el amanecer comienza á verse

Pepet y los suyos luchaban denodada¬

desde la más diminuta hasta la enorme toda la extensión del mar que abarca la mente con la tempestad; las dos barcas ¿Que inflama mi pasión? ¿Tu dulce acento? y panzuda «desencuadernadas» y casi vista, cubierta de puntitos blancos que amenazando estrellarse una contra otra, ¿Tu imagen deliciosa y peregrina?

podrida su obra muerta; unas, mostran¬ ora se aproximan, ora se alejan.

se acostaban sobre sus muras; la red, lAh! nó, mi amor! La inflama el sentimiento

do por los agujeros sus negras entrañas;

En este mes disminuyen, sino se aca¬ tendida entre las dos, tiraba con fuerza Que expresa en tu candor tu voz divina.

á medio arreglar y con remiendos de blanca madera otras, aguardando la pin¬ tura y el Calafateo. Inválidos del mar, que lian [sufrido sus furiosos embates.

ban las privaciones de los pescadores de Tarragona, que durante el verano, ó huelgan ó después de muchos días per¬ didos consiguen sacar unos cuantos 'pei¬

y eran inútiles los esfuerzos de los seis hombres para conseguir sacarla.
No parecía sino que un monstruo gi¬ gantesco. prendido en las mallas, pug¬

i Angélica mujer! tierna y sublime Te inspiras en mis bellos ideales; Y en esa fé que el corazón redime
Se enlazan nuestras almas inmortales.

Mástiles, jarcias tablones y restos de xets raquíticos y de poco valor.

nara por hundirse y hundir también á . Y á su dulce contacto se engrandecen,

embarcaciones que fueron, yacen con

En Oetubre salen las parejas al «bou» sus aprehensores.

Se elevan juntas en el sacro fuego-,

aquellas en las vías menos frecuentadas
del «Serrallo».
En la fachada de una de las casitas de

y regresan casi siempre con sus ventru¬ dos cascos repletos.
El viejo Pepet y sus dos hijos han re¬

En uno de los remolinos que forma¬ ban las olas, creyó ver Pepet una forma
humana.

Y al caer de su empíreo se estremecen Ante el mundo real, liviano y ciego.
¿Qué fuera yo sin tí? (Idolo mío!

este barrio, casa cujos moradores son los protagonistas de mi narración, hay mástiles atravesados sobre la puerta,

cogido los palangres cebados el día an¬ terior, anzuelos, cables y la enorme ser¬ piente enroscada que forma la red; estas

Y entonces vino á su memoria, tortu¬
rándole, el recuerdo de la botiga del Se¬
rrallo.

En el desierto ocaso de la vida? ¡Vivir en tu recuerdo, en el vacío,
Sin esperanzas y con lafé perdida!

resguardada del sol y del aire por una son las municiones de guerra, y compo¬

Loco de terror y desencajado el rostro,

Sin sentir el fulgor de tu mirada

estera, que hace las veces de sombrajo y de cortina; á ambos lados, sin guardar simetría, y colgados de escarpias, corda¬

nen las de boca un pan, el verdoso po¬ rrón lleno del noble vino que cría la ce¬ pa del famoso «campo» y un frasquito

cayó de espaldas sobre la cubierta de la
barca.
Como la situación no era para cuidar¬

Que infiltra á el alma inestiguible fuego;
Sin oir de tu boca inmaculada
La dulce queja y el amante ruego.

jes, palangres y manojos de pulpos y de aceite. Ya llevan todo lo necesario se del viejo, porque el peligro iba en Sin formarme contigo las creaciones

gibias secos. Si humilde es el aspecto exterior de
la vivienda (llámesela así), más aun lo

para el almuerzo: «pá. vi, oli.» Y cuan¬ do regresen dispondrán su «romescu» ¡liego de transportir los «peixus» clasi¬

aumento, los demás pescadores limita¬ ron su auxilio á mirar á Pepet sin aban¬
donar la faena.

En el mundo invisible de la idea, Arquetipos y cielos y visiones... En que el hombre soñando so recrea!

es el interior.

ficados en cestos al mercado. Comerán

Un esfuerzo desesperado de aquellos ¡Naciste para mi! Fuiste creada

Para salvarme del horrendo abismo
Cuando mi alma yerta, fatigada, Caía en el acerbo pesimismo.
Cuando triste en mis versos repetía De Leopardi los cantos luctuosos
Y en llanto el corazón se deshacía
Palpitando en tormentos angustiosos!
Cuando ciego no hablaba en mis martirios Esperanza, ilusión, luz arreboles...
Y anhelaba en mis tétricos delirios
La muerte de los mundos y los soles!
¿Que fuera yo sin tí? ¡Paloma miá! Sin que vieran mÍ3 hijos la diadema Del amor maternal que el cielo envia
Como una dicha celestial, suprema!
Sentimiento inmortal! Santa aureola
Que ablanda los más duros corazones; Que ni la hiena en su furor viola, Ni ultrajan las indómitas pasiones!
¡Que brilla en nuestro hogar'! en él mis hijos Preguntarían por su tierna madre Por tí, mi bien, que con los ojos fijos En mi evocabas el amor de padre!
¡Ay! yo te vil... Cual cándida azúcena Que abate fiero el huracán bravio,
Inclinabas la frente en la honda pena
Martirizada por dolor impío!
¡Y llorabas por mí! Tu labio ardiente
En aquellos instantes repetía: «Mis hijos.... lay! morir, cuando la mente •Aun sueña en el amor y e£t la poesía.
•Mi dulce compañera i cíelo mió! • Angel divino de mis sueños de oro,
•Esclamo en mi ferviente desvarío, •Tu vivirás para colmar mi lloro5!....
•Yo te encontré en mis hórridos dolores': •Tu idealizaste la existencia mia, •Mi camino cubriste con las flores
• Que mi alma de poeta récojfa.»
Y tu mano estreché! bebí tu alieñto
Empapado en el llanto de mis ojos; Al cielo levanté mi pensamiento Y áDios rogué postrándome de hinojos.
¿Que fuera yo sin tí? ¡Idolo mió5!
En el desierto o'caso de la vida? tVivir en tu recuerdo, en el vacío, Sin esperanza y con lá fé pérdida:!
Y triste y solitaria, en mis congojas, Úna tumba buscando en mi camino, Arrancaría mis postreras hojas Del li'bro impenetrable del destino!
V
Mas ¡nó! mi bien... Tu juventud predico Mi dicha en el ocaso: ¡amor y calma! Eterna dicha, porque Dios bendice Los amores purísimos del alma!
Fernando be Antón-.

pensamientos

No hay accidente desgraciado, que la
gente hábil no sepa aprovechar en favor

suyo.

La Bochefaulcaud.

Cuando alguno os alaba, sed vosotros

mismos los jueces.

Catón

(13) FOL·líETÍH
LA URANIA LE CINTRUESfA
niñeante. Pero de la coquetería hasta la infamia hay una distancia enorme, y si la creí coqueta, nunca antes de hoy la tu¬ ve por infame... Y lo es, sin embarg >; y no sólo vinoaquí á este rincón, á ocultar su infamia, sino que aprovecha mi llegada para ver de convertirme en su cómplice... ó á lo menos en su encubri¬ dor... ¡Oh! no; para sondear el corazón de las mujeres no hay experiencia ni perspicacia que valgan. Solo una cir¬ cunstancia como la de la niña ha podido descrubir el abismo de vergüenza en que quería arrojarme... No la he dado tiempo para que advirtiese á la niña que en ade¬ lante la llamase... madrina, por ejemplo, en vez de mamá, y el accidente de la caí¬
da ha venido á revelármelo todo en un instante de la manera más natural y
sencilla del mundo. ¡Hay Providencia, si. hay Providencia! No suceden las cosas á capricho, sino porque obedecen á una ley moral que rige el universo, dictada por un legislador tan justo como sabio.
Y la Providencia me marca ahora el ca¬
mino que resueltamente debo segir. Me

marcho; retiro mi candidatura en el acto, —Todo me lo figuro, Sofía—contestó

y la escribo dos letras á Sofía indicando Mauricio,—y por eso es mejor que no
con la helada sobriedad del estilo lo que hablemos del asunto ni volvamos á ver-

mi propio decoro no me permite discutir nos más.

siquiera. Que ella lo adivine sin que yo —¿Por qué?—preguntó Sofía irguiendo

lo diga.

la cabeza y fijando su mirada en la de

Levantóse, en efecto, para poner en práctica su determinación, y al echar á andar oyó una voz dulce y cariñosa que le llamaba por su nombre. Erala voz de
Sofía.

Mauricio.
—¡Por qué!—repitió Mauricio mirando á su vez á Sofía para ver como iba á en¬ gañarle de nuevo.—Es el colmo de la frescura. Sofia. Hay preguntas que pa¬

Se volvió Mauricio con rapidez mos¬ trando en su pálido semblante la indig¬ nación y el desprecio que le cansaba la presencia de Sofía; pero hizo un esfuerzo sobre sí mismo para no descomponerse y salir con una rociada de insultos im¬ propios de una persona de su clase, y se
contentó con decir fríamente á la Mar¬
quesa:
—He vuelto aquí, porque una circuns¬ tancia casual me ha permitido salvar á
esa niña de una muerte segura.
—¡A ella!...—exclamó aterrada Sofía. — ¡Hija de mi alma!... ¿Y cómo ha sido?...
—Cayó de un bancal al camino; la re¬ cogí en mis brazos, y ahí está sin la me¬
nor lesión.

recen insultos.
—Y reticencias que parecen puñala¬
das. Mauricio.
—Pues déjame marchar y ambos nos evitaremos, yo, los insultos de tus pre¬ guntas y tú las puñaladas de mis reticen¬ cias. Fuera de que ciertas cosas no pue¬ den traducirse al lenguaje que se usa entre personas bien educadas y no hay como callarse para entenderse mejor.
—Te equivocas. Mauricio; cuando el silencio es la complicidad con la infa¬ mia. el lenguaje claro y terminante es la única defensa que le queda á la virtud.
—¡Virtud! Hablas de virtud, y tienes ahí en tu hogar á esa pobre niña que es una inocente pero viva y perpetua acu¬ sación contra los que le dieron el ser.

—¡Dios sea bendito!... No puedes ñgiL Hablas de virtud, y esa niña sin apellido

rarte...

I y sin derechos juguetea aquí, bajo la luz

de los cielos y en la inmensidad de los campos, llamándote madre á boca llena
delante de estos incultos labradores que
juzgan el palacio de Cintrueña como morada de ángeles y santos. Si á eso le das nombre de virtud, ¿cómo llamarásá la impudencia?
—No te falta razón en mucha parte de lo que dices,—contestó tranquilamente Sofía.—Esa pobre niña es una perpètua acusación contra los que le dieron el ser. y aunque inocente, no parece que suena
bien hablar de virtud donde ella vive,
como si fuese heredera legítima de esta rica y dilatada granja. Pero...
—¡Oh! Pero—le interrumpió Mauricio —el pero de siempre; la eterna disculpa
de las caídas interesantes... De seguro
habrá un traidor en la historia, un pér¬ fido que engaña y abandona á%la más cándida ylbondadosa de las mujeres, ¿no
es verdad?
—Cierto es como lo dices—contestó
Sofía sin inmutarse.
—No me maravilla. He leído muchas
veces la misma novela. Una cándida pa¬
loma cae inopinadamente en las garras del gavilán, y es claro, todo corazón sen¬
sible debe ponerse de parte de la cándida paloma y agotar el diccionario de im¬
properios contra el ave de rapiña que ha

cometido semejante desafuero. Pero, amiga mía, á mí no me en ternece el asun¬
to, porque sé á qué atenerme en eso de los engaños de palomas que se defienden
de todos los gavilanes del mundo, cuan¬ do quieren.
—Los hombres {de mundo, acostum¬ brados á considerar cosa de juego cierto género de infamias, creéis en todo.,, me¬ nos en la virtud de las mujeres y en los salvajes apetitos del seductor que apela hasta á la violencia, si es necesario, para satisfacerlos. No podéis figuraros que una mujer desprevenida y enamorada pueda ser víctima de las falsas palabras de un hombre tan capaz de fingir la ter¬
nura de un verdadero cariño, como in-
cacapaz de sentir sus pudorosas timide¬ ces, sus honestas y encantadoras cobar¬ días. Y ¡naturalmente! cuando tenéis
noticia de Uno de esos frecuentes infortu¬
nios en que la inocencia sucumbe ante las
frías asechanzas de un Tenorio falaz y
experimentado, os encogéis de hombros, despreciáis á la victima, envidiando ge¬ neralmente al verdugo y no tenéis parala desdichada, ni la vulgar compasión que
os causa uno de vuestros lebreles herido
ó uno de vuestros caballos coronado...
¡Y os llamáis á boca llena caballeros y hombres de bien! Me parece que abusáis.

SOLLER

2

lección Científica

■aparece,1 como la potencial, con él ca¬ le de parte de la verdad, no cabe, sin cual derramó la unción más pura de su de compaginarse en aquel mismo instante. rácter de una metáfora: pues de las menoscabo de la justicia, regatearle el alma, consagrando las primicias de su Quedó empastelada completamente dicha

«DEIFICADO DE IOS HIPOS fflSHffllS
En resúmen, el;fondo-esencial fiel -uso '•acle los futuros como modos de la meta-
fibra potencial-es la idea fie una circnnsypección reservada^en la,presunción de la probabilidad respecto fietm hecho dáñ¬

cláusulas admirativas de sentido recto
tienen que distinguirse las de concepto
metafórico.
i: —Cláusulas Admirativas de Sentido
«Recio».
Las cláusulas admirativas de sentido
recto, en las que los verbos se presen¬ tan con su significado propio, encierran

encomio, y hay que decir de él que se
tiene de frente á un rival de mente sana,
y de corazón más sano todavía. Por tan¬ to, nada más acertado y ventajoso para el provecho público que la colección ín¬ tegra de sus escritos religiosos, políti¬ cos y literarios, que están editando los Sres. Amengual y Muntaner, y de los
Cuales van ya publicados tres volúme¬

mente y los perfumes más virginales de
su corazón á la Reina de los Cielos, y encerrando los últimos destellos de su
inteligencia y hasta la postrer palpita¬ ción de su amor, en las páginas incom¬ pletas del libro de Jesús. Cesará, sí, la voz de duelo nacional que lamenta aho¬ ra el fallecimiento de aquel sabio. digno hermano de Ramón Lull; pero Mallorca

composición, y no siendo posible ya á
última hora volver á componer el mismo
original, ni pudiendo aprovechar nada de aquella, vímonos precisados para no retrasar la publicación del número, á
echar mano de otro material que teníamos
compuesto: las últimas cotizaciones y un anuncio del establecimiento «La Since¬

alo á entender que con toda probabilidad un motivo de admiración que siempre nes, y reimpreso el libro Forenses y Ciu¬ entera, que conocía el poder intelectual ridad. »

el hecho existe ó ha ocurrido ya. si bien, es un hecho consumado en lo presente dadanos. Bien claramente expuso el au¬ y las excelencias morales de su hijo,

En dicha sección, después de dar cuen¬

por motivos de moderación y modestia, ó en lo pasado ó bien un hecho seguro

no se quiere afirmarlo con aquella fuerza en lo futuro excluyéndose toda idea de

de seguridad -completa que se expresaría duda ó de incredulidad acerca de él.

mediante formas indicativas "usadas- en ‘Requieren más ordinariamente expre¬

un sentido recto; son por fin modos de, siones introductorias de admiración que

ocultar ó velar la personalidad, á veces las especifiquen, al paso que las carac¬

con la-idea fie eludir cierta responsabili- teriza una canturía especial, muy dis—

’dad.

■ tinta de la que es propia de las cláusu¬

Y. porfin. hay cierto número deci¬ las interrogantes, de las cuales, además

ros que, ¿por en volver latentemente una se diferencian por su característico signo

tor el criterio que en todos impera, y el pensamiento fundamental á que siem¬ pre obedeció su pluma. Por remate de la introducción de Forenses y Ciudada¬ nos, asienta esta profunda verdad, si no enteramente nueva, formulada por él como fruto de sus penosas vigilias y larga experiencia en el estudio de los hechos y de las cosas: «en la historia de las naciones y de los individuos, sólo

sentirá por mucha tiempo ese hueco i fi¬ el escriptib 1 e*que deja en su corazón la falta de aquel hombre.
Fr. Restituto del Valle Ruiz,
O. S. A.
Ecos del Continente

ta á nuestros lectores del digno recibi¬ miento que en Palma y en Manacor se hi¬
zo al valiente soldado D. Juan Llodrá y
Durán, condecorado por el Gobierno de S. M. con la cruz de. Ban Fernando de
primera clase, pensionada, saludábamos
cariñosamente al héroe de Ramblazo con
motivo de su venida á su tierra natal,
una vez restablecido de la3 heridas que

relación de 'posterioridad, son suscepti¬ ortográfico; tales expresiones de lo ad¬ aparecen dos ideas reproducidas en infi¬

recibió en la bizarra defensa que hizo de

bles del mentido metafórico en que se- mirativo son por ejemplo: «cuanto, que

- expresa la idoa fie probabilidad, presun¬ de--que — seguidos de sustantivos.—

ción ó duda con-un tono raciocinad vo ó «cuan, que» seguidos de adjetivos y de

‘conjetural

adverbios;—«cuanto, como, «que» los

Por ejemplo: debe de ser así; él debió que adverbialmente especifican á verbos.

- ó hubo de estar entonces fuera del país;

Por ejemplo: ¡que dones tan prodigio¬

poco menos de un cuarto de hora debía¬ sos había recibido aquel hombre, si él
mos de haber andado, cuando—=-; -debía no se hubiese empeñado en torcerlos y

-de tener motivos muy particulares, para¬ pervertirlos! ¡que si quieres! ¡que bien

hablar así; el ha ó -debe de imaginarse lo siente y dice todo! ¡cuan lejos está

“ que hacen burla de él; á veces: debiera esta fecunda y amplia doctrina del into¬

nitas formas: abajo, caducidad y degra¬ dación; arriba, providencia, inmorta¬
lidad.»
De la influencia enérgica y sana de
sus esfuerzos ofrecen bien claro testi¬
monio las ventajas que ha reportado á la exposición histórica el caudal de da¬ tos luminosos y de acabadas reseñas de gran parte de nuestras provincias; el cuerpo doctrinal que encierran sus tra¬ tados filósofico-religiosos, y el renaci¬

PISO DE AVANCE ES LA INDDSÏÏA NACIONAL
VERMOUTH CHAMPAGNE “Santa Elena,,
El avanzado paso que en nuestra in¬ dustria representa este apreciado produc¬ to, acreedor al mayor encomio, puede fácilmente comprobarse, y que el Santa Elena llega al mundo de los placeres más gratos, derivado del genuino vino jere¬ zano más exquisito, satisfaciendo entre

aquel fuerte.
Dar hoy las noticias de referencia ha¬ biendo transcurrido tantos días y des¬ pués de haberlo hecho cen detenimiento
nuestros colegas de la isla y de la penín¬ sula, carecería de oportunidad; limitémo¬ nos, pues, á unir nuestro respetuoso salu¬ do á los que ha recibido nuestro valiente paisano, y cuente que no por tardío deja aquel de ser tan sincero como el que más.

pensar sin de (debui); debió de haber lerante preceptimisino de Boileau! ¡á miento literario que despertó en las Ba¬ nosotros una gran necesidad.

, g-raves causas para tan severas provi- cuantos trabajos v penalidades se suje¬ leares, donde actualmente mantienen en

Todo banquete, más ó menos banque¬

En el Conde Wifredo que salió ele Cá¬

ciencias.

tan los hombres; por ese ruido -vauo que alto la gloria de la literatura mallor¬

Tener que expresa una presunción afin se llama glorió!

quina escritores de gran mérito, aunque,

■ de seguridad: tiene que pensar que le Hay cláusulas admirativas que se -pre¬ como provincianos y separados por las

•engañan (=seguramente piensa que etc. sentan sin vocablos introductivos de ad¬ ohis del centro de donde se expiden pa¬

Como el subjuntivo entraña también* miración.

tentes de celebridad, es harto mayor su

■una relación de posterioridad^ se emplea Por ejemplo: ,¡y, este poeta ha sido mérito que su nombradla. Cuando, «con

en lugar del futuro cuando v-a caráete-, olvidado en todas las a otologías!.-¡y es¬ el alma serena cotno el cielo, y el cora¬

rizado por un adverbio expresivo de lo-; tos hombres pasaban por prototipos de • zón templado como la atmósfera», reco¬

-contingente y de lo probable. como «aca-'r sensatez! ¡no me sorprende eSta contra¬ gía Quadrado el cariñoso saludo que

-so, tal vez, ^probablemente» etc., para dicción! ¡hay tantas en este genio! ¡pues con motivo del quincuagésimo aniver¬

manifestar un concepto de probabilidad; no faltaba irnlá ;¡yu lo creo!

sario de la fundación de La Palma le

te. tiene, para no perder carácter, que llegar á término rociando los postres con algunas copas de Champagne, que
sin duda hacen el honor de la mesa;
honores tributados siempre al final con las salvas de la grandeza.
Reconozcamos que en España no te¬ níamos nada distinguido para saludar dignamente el consommé; á la satisfac¬ ción, consuelo en casos, que terminaban las sacramentales palabras: «la mesa está

diz el 11 del corriente se embarcó para
Puerto-Rico, el joven colaborado!* á este periódico y amigo nuestro, ‘don Mateo Frontera, que emprende nueva campaña á las Antillas, Panamá, Chile, Perú, Bo¬ livià, Ecuador, Colombia y Venezuela; de sus escursiones por los citados países ofreció enviarnos sus apuntes para publi¬
carlos.
Nuestro compatriota lleva al Nuevo

sirve en tal caso así mismo para expre¬

Y otras cláusulas admirativas apare¬ tributaban los actuales escritores de la

sarse uno con modestia y circunspec¬ cen en construcción elíptica, sea que se,; isla dorada, y más todavía en los últi¬

ción.

callen verbo ó sujeto ó ambos resultan¬ mos días de su vida, en que conservaba

Por ejemplo: tal vez pronto me vaya, do una especie de interjección admira-* su inteligencia tan viva y fulgurante

(r=iré) á trasladarme 4 otro sitio; yo tiva. sea que el verbo se halle en infíni-* como en los tiempos de su juventud, y

¿teaso no opine fio mismo que Vfi., ó bien: yo acaso 410 /participara de la ••'Opinión de Vd.; quizá «hasta San Juan habrá ó haya vuelto mi hermano, quizá
■estará ó esté él aqui por San Juan;
•• quizá sea verdad; quizá haya un extre¬ mo de rigor en calificarle de sofista.

tivo cuya frase subordinante callada tan vehemente y sincero su amor al

fácilmente se colije del contexto; esta arte, ¡con qué generosa complacencia

última construcción suele presentarse admiraba aquel noble veterano de las

en forma interrogativa usándose á tuñ letras el temple y condición de los que

tiempo ambos signos de lo admirativo y se glorían en llamarse discípulos suyos

de lo interrogativo.

y acudían á su derredor á fin de mitigar

Por ejemplo: ¡que triunfos! (lograrás!) con las “Toces del arte la aspereza de la

En lo antiguo se sustituía á veces con ¡que encantadora! (es esta mujer!) ¡por corona de espinas con que esa burocra¬

un sentido análogo al del caso anterior qué ni para qué! ¡que tontería! ¡que ma¬ cia sin entrañas desgarró brutalmente

servida», no seguía más que las silen¬ ciosas, graves, primeras cucharadas de esperada séria substancia.
Ya no ocurrirá así afortunadamente,
gracias al laborioso D. Cayetano del Pino, digno jefe de la acreditada casa vinicultora de Jerez, C. del Pino y C.n. cuyo socio comanditario es el opulento Marqués de Misa. El tonto sorveteo. no inaugurará las buenas comidas; su ele¬ gante «Santa Elena» no solo señalará el momento deseado, la proximidad del comienzo, la pronta llegada de restau¬ radora soupé, sino que recibiéndolo con

Mundo tres representaciones que le ha¬
cen verdadero honor.
La casa de Banca Perd-Kugchelam,
C. del Pino y C.a de Jerez, cuyo coman¬ ditario es el opulento Marqués de Misa,, y el Astillero Vea-Murguía de Cádiz, son los representados por el Sr. Frontera.
Salud y buenos negocios son nuestros deseos para el joven viajero en su larga
excursión.
El partido de la Unión republicana en Mallorca, atento á su organización, ha

* el futuro imperfecto por el ¡pretérito fie ravilla!;—¿como comunicarle esta noti¬ sus sienes, arrojándole del archivo pro¬ toda la majestad requerida y justamente nombrado Directorio y Junta en la capi¬

futuro como medio indirecto para que cia?; .¿como expresarle mi gratitud?; que vincial en que había vertido el sudor merecida prepara los estómagos de ma¬ tal, figurando en uno y otra las persona¬

lo enunciado lleve cierto color de reser¬ contestar á tal pregunta?; ¡tal audacia! más fecundo de su frente y tenia el po¬ nera conveniente á 1111a dulce y tran¬ lidades mas conspicuas y consecuentes

va y circunspección: en otros casos esta* ¡que observación la suya tan profunda

sustitución resulta ser irelevante para .y sagaz!

- el sentido, á analogía del otro uso anti¬

Para dar realce á los motivos de ad¬

guo de emplear el pretérito -imperfecto miración. en el sentido de una interjec¬

«-en lugar del presente, cuya sustitución ción admirativa comoó cosa

y no produce tampoco, como queda ya ex- ■análoga, se introduce con frecuencia

bre anciano sus amores! En aquellas
horas de solaz artístico se fortalecía su
ánimo con los briosos alientos de la ins¬
piración de Miguel Costa, quien, además
de su frase eminentemente castiza y de su admirable habilidad para cincelar la

quila digestión. Cierto, muy cierto que hasta el pre¬
sente, una batería de lujosas señoras
botellas francesas se destinaba para
romper el fuego, produciendo la alegría de los postres; pero también es cierto

con los principios que sustenta aquel par¬ tido. En varios pueblos de la isla se han
formado los comités, y, según nos ase¬
gura persona á quien suponemos bien informada, no tardará mucho en organi¬

í puesto con anterioridad, diversidad en una negación pleonástica de carácter estrofa, al describir la majestad y gran¬ que desde hoy, hay necesidad de prepa¬ zarse el de esta villa, el cual daremos á

el concepto.

f retórico, sin que ésta comunique un deza de los agrios peñascales y de la rar otra batería de señoras botellas es¬ conocer á nuestros lectores tan luego se

Por ejemplo: haréis á Dios gran en¬ ■sentido negativo á esta clase de cons¬ costa brava, hace sentir algo de ese em¬ pañolas. con mantón de oro. que haga nos comuniquen noticias precisas acerca

mienda y El vos lo perdonaría (^perdo¬ trucciones admirativas, las que en tal puje viril propio de razas bárbaras, y esplotar la santa alegría de los comien¬ del particular.

nará); yo veré como tu hoy á mime ceso «llevan siempre una expresión in¬ trae á la memoria aquella sublimidad zos de todo festín, banquete, ó comida,

■ aguardarías (—aguardarás); ciñamos troductoria de admiración.

no buscada que palpita en los épicos si quiere preciarse de serlo; por eso.

El domingo último dió principio en el

- nuestras espadas, que nadie nos las ve¬

Por ejemplo: ¡cuantas veces no se lo versos de los poetas primitivos. Allí es¬ como sus fines son santos, santo es su nuevo salón de la sociedad «Artesana

ría (=verá) ef;: los moros entran en la he dicho! ¡-cuanta diferencia, no lmy en cuchaba con dulce embeleso las inspi¬ nombre; sus tonos aristocráticos, los Sollerense» una série de bailes de sala

Castilla por no ver quién la regia (en vez de: rige); digas tu el marinero que en las naves vivías (en vez de: vives); á
la mañana, siendo Dios servido, se ka-
. rían {harán) las debidas ceremonias.
En ambos futuros, así en el imper¬

el fondo entre esta estética y la de Hegel! qque embustero no eres!
Dr. Máximo Hertt-ixg.
(Se continuaráJ.

radas y simpáticas Harmonías de Juan Alcover, en las que aparece un verda¬ dero.y genial poeta que piensa y siente muy hondo, y escribe con suma natu¬ ralidad y gracia; de los espléndidos es¬ tudios críticos de Miguel S. Oliver, el

pregonan muy alto los gases que en¬ cierra; de sus notables cualidades, cer¬ tifican la química y la terapéutica; de su linajudo origen Macharnudo es el tronco; su aroma delicioso, su brillan¬ tez perfecta, chispea sin cesar en las

que so continuarán en las veladas de los domingos y días festivos del próximo
otoño.
De este modo tendrán los socios de
aquella y sus familias un solaz, Ínterin

fecto como en el pretérito, va amenudo

nuny Q«aatm»

escritor de opulenta imaginación y dé amplias estiradas copas de sil color oro. se abra el teatro de la «pefensora Solle¬

• envuelto el significado de un verbo mo¬ dificativo ó sea adverbial, como «poder,

Sección Biográfica

vivaz fantasía, cuyo examen es, por lo su espuma nieve, su sabor fie perlas, es rense» para la temporada de invierno. común, perspicaz y certero, y expresa tan puro y delicioso que no asocia sus¬

deber, querer, etc., lo cual se explica

en párrafos ricos de luz y de color la tancia alguna nociva, sino las benéficas ¿Qué ocurrió una de estas noches pa¬

fácilmente por su mismo origen etimo¬ lógico siendo originariamente tiempos ■ compuestos resultantes de la combina¬
ción del infinitivo con el verbo «haber».
Por ejemlpo: lo puedes hacer y no me liarás este favor? (=y no quieres liacer«me etc.); fiiríase (=se puede, podría de-
«cir); cual (no) seria (=(no debía de ser)
su asombro cuando lo vio; entonces ve¬
ríais (—:se podían ver) armarse moros;
el vino acabaría con él (—tenía que aca¬

JOSE MARÍA QUADRADO
Por lo demás, bien puede afirmarse con toda seguridad que no apareció en el campo de la contienda cuestión algu¬ na de interés y de verdadera importan¬ cia en que Quadrado no cruzara su plu¬ ma con denuedo y con gloria, obtenien¬ do el aplauso basta de sus mismos
adversarios. Podrá discutirse la razón ó

índole y caracteres más íntimos y pecu¬ liares de los autores que estudia. Sí hu¬ biera de anotar aquí lo que menos me gusta de sus admirables críticas litera¬ rias, diría sin rebozo que es el excesivo lujo de imágenes y calificativos, y la tendencia de Oliver á salpicar de nom¬ bres extranjeros y vocablos franceses sus períodos tan numerosos y brillantes. Allí, en fin. por no alargar el catálogo de escritores mallorquines, recitaba Juan

á la salud, posibles para modificar mu¬ chos estados morbosos y necesarios á evi¬ tarlos; he aquí, pués. Champagne ape¬
ritivo «Santa Elena», debido á la clara
inteligencia del ya citado D. Cayetano del Pino: con semejante ejecutoria, ¿quién dudará que este rico, delicioso, sano y medicinal vino, al par que ele¬ gante y placentero, conquiste fama y
consumo universal?
Es más. creo que se le caerán los ape¬

sadas en la Alquería del Conde? Dícennos que quien quiso pudo pre¬
senciar un espectáculo de los que repug¬ nan á toda persona que tenga pundonor, y que desdice de la cultura de un pueblo como el nuestro: que una jó ven, despedi¬ da de la casa en donde servía, de regreso
de un viaje á Palma, refugióse ya de noche en la casa de un vecino, y que de
ésta fué sacada con engaño por una

ñar); aquel sol que para ella seria .(—de¬ bía de ser) quizá el último; puedes ima¬ ginarte cuanto reirían (retenían que ■reir); como no lo haría! (retiene que ha¬ cerlo); la mano de hierro la sujetaba
como las tenazas de Satanás sujetarían
al precito (—como debe de ser cuando
fias tenazas de Satanás sujetan al preci¬ to).; ¡cuanto dinero no tendrá! (—debe tener mucho) cuando gasta millones! no diré, no diremos que (—no quiero)
mi intención no es decir).
JL—Construcción expresiva de «lo Ad¬

sinrazón con que abogó, al lado de Bal¬ ines. en pro de la fusión borbónica; pero nadie tachará de interesados apa¬
sionamientos ó de ruines miras de ban¬
dería aquellos sus conatos de enlace de los fios*bando3 militantes, que con tanto brío sostuvo y defendió durante no poco tiempo en sus escritos políticos; pero, por esto ó á pesar de esto, cualquiera que tenga un ápice de discernimiento,
verá bien á las claras rectitud de inten¬
ción, lealtad en las armas de ataque y de defensa, y, más que todo, varonil y

Estelrich sus elegantes traducciones de poetas italianos y alemanes y las propias manifestaciones de su ingenio, en las que no falta inspiración ni gusto, á pe¬ sar de que su propensión al neoclasicis¬ mo amortigüe los resplandores de sus ideas y haga que lleguen á nosotros con cierta vaguedad y apagamiento, como
la luz que desciende á través de celajes.
Todos á. una se agrupaban en torno de aquel venerable patriarca de las letras, á quien asaltó la muerte cuando, con ahinco y entusiasmo casi inexplicables,

lativos extranjeros afirmándose en el de su nacionalidad ¡es tan bonito! que yo quisiera, lector querido, ahora mis¬ mo brindarte una copa para que no du¬ daras de lo que digo.
Justo.
Crónica Local
El sábado último tuvo la desgracia de

turbamulta infernal para pasearla luego por el pueblo entro hachas de viento en¬
cendidas, gritando, empujando á la desventurada y gozándose en su descon¬
suelo y en sus lágrimas.
¿Es esto verdad? Nosotros no lo vi¬
mos, pero algo debe haber de cierto cuando por diferentes conductos ha lle¬
gado hasta nosotros la noticia. Suponemos habrá llegado igualmente
á oidos de la Autoridad, y que ésta habrá
tomado sus medidas para conocer y cas¬

mirativo».

generoso empuje en la discusión; y esto preparaba la publicación del cuarto vo¬ caerse uno de nuestros cajistas, en la im¬ tigar á los que quisieron atropellar á

Como un subcaso de la construcción en tal modo, que aun en las mismas lumen de sus Fnsayos. y escribía el Mes prenta, en el acto de llevar de un lado á una débil mujer que, aun cuando hubiera

potencial se debe designar la construc¬ divergencias con nuestro propio sentir, de Jesús, á fin de formar esa crilogia otro una galera con el material compuesto cometido alguna falta, no era incumben¬

ción expresiva de lo admirativo cuando y en los casos en que nos parece no ver- piadosa que cité al principio, y en la de la sección «Ecos regionales», que había cia de ellos corregir en forma alguna,

$

SÓL LE R

menos aun en la expresada, que, como he¬ do por medio de elegantes esquelas que Pomar y Segura, permiso para contruir

Defunciones

hacer más que obrar como dignamente

mos dicho ya, tanto desdice del buen
nombre de este pueblo.
Hemos recibido la visita de D. José
jjotger y Vidal, director de la banda de
Inca que lleva su nombre, quien ha re¬ suelto fijar su residencia en Sóller.
Agradecemos la visita y damos la bienvenida á tan distinguido profesor.
Algunos socios de la «Defensora Sollerense» aficionados á los espectáculos tea¬ trales, encabezaron días pasados una suscripción al objeto de hacer frente á los extraordinarios gastos que represen¬ ta la venida de una buena compañía dramática. No ha faltado en el pueblo
quien ha secundado tan plausible idea, y
á estas horas, si no se cuenta con el nú¬ mero de adhesiones que se creyón indis¬
pensable para la constitución de esta
asociación artística, ¡pocas faltan ya para completarlo.
Los qüe se asocien deberán depositar 2b pesetas, reintegrables en stl totalidad en el caso que del abono y taquilla se cubran los gastos, ó en parte si no se cubriese el total de estos. De entre los suscritos se nombrará la Junta Admi¬ nistrativa, que será la parte visible, di¬
gámoslo así, de la Empresa.
Creemos entra en el ánimo de los ini¬

con profusión se han repartido, y los publicamos también nosotros en la sec¬ ción de «Cultos» del presente número.
En dichas esquelas se han publicado igualmente los nombres de las Asociadas fallecidas durante el año comprendido
entre el I.° de Septiembre de 1895 y 31 de Agosto próximo pasado, cuyo número
ha sido de doce. En sufragio de las almas de éstas se celebró el pasado domingo,
día 13 del corriente mes, un nocturno de
maitines y una misa conventual
Dos interrupciones ha sufrido la co¬ municación telegráfica durante la semana que fine hoy; la primera el mártes, que según creemos fué debida al buen humor de algunos excedentes de cupo última¬ mente llamados, y la segunda hoy, que continua todavía á la hora en que escri¬ bimos, causada por la fuerza del vendabal que ha soplado durante toda la pa¬
sada noche.
Esta mañana un hombre que habíase acercado á la orilla del mar, detrás de la escollera del muelle, ignoramos si por curiosidad ó por satisfacer alguna
de sus necesidades, ha sido envuelto y arrastrado al agua por una ola, tenien¬ do !a suerte de que otra en el mismo
instante lo haya echado de nuevo sobre las ¡rocas* por las cuales ha trepado con

una mina con objeto de dar salida á las aguas de su casa de la plaza de la Cons¬ titución, conduciéndolas á la que acaba de construir el Ayuntamiento en el cita¬ do punto; otra del mencionado Casasnovas, en nombre de D. Antonio Coll y Alcover, en súplica de que se le permita dar mayor elevación á su casa de la calle de San Pedro, y modificar algunas aber¬ turas en la parte ya construida; otra de D. Jaime Rosselló y Moranta pidiendo se le autorice para construir un tramo de acera junto á su casa de la calle del Ce¬ menterio, y otra de D.a Apolonia Joy y «Toy interesando se le señale la línea para
construir un muro de conteusión en su finca lindante con el torrente de Forna¬
lutx, en el punto conocido por Cas Jay Rafel. Enterado el Ayuntamiento acordó pasaran dichas instancias á informe de
la Comisión de Obras.
Acordó igualmente que la próxima semana se empiecen las obras de reforma de la Casa Consistorial, á fin de que puedan quedar terminados los cimientos
en el torrente, antes de las avenidas de las aguas del invierno.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Hoy, al

Dia 19.—D. Pablo Ozonas Bernat, do 83 años, casado, calle de la Victoria.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fon o ea das
Dia 20.—De Palma, en 5 horas, vapor Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Pina, con 23 mar., pas. y efectos.
Dia 20.—De Neweport, en 10 dias, vapor Foreningen, de 288 ton., cap. Poulsen, con 10 mar. y carbón.
Dia 21.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Cataluña, de 662 ton., cap. don R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Dia 22.—De Malión, en 2 dias, pai¬ lebot San Rafael, de 56 ton., pat. D. Pe¬ dro Bellot, con 5 mar. y efectos.
Dia 22.—De Palma, en 1 dia laúd San José, de 19 ton., pat. I). Pedro José Pujol, con 7 mar. y lastre.
Dia 24.—De Alcudia, en 1 dia, laúd Catalina, de 34 ton., pat. D. Mateo Fe¬ rrando, con 7 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 19.—Para Gandía, laúd San José de 38 ton., pat. D. Cristóbal Vicens, con 5 mar. y madera.
Dia 20.—Para Cette y Barcelona, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 15 mar., pas. y efectos.
Dia 20.—Para Cette, vapor Isleño, de 314 ton. cap. D. R. Pifia, con 23 ma¬ rineros y efectos.
Dia 21—Para Barcelona, vapor Cata¬

obra toda persona honrada.
213..aaHoy trabaja solo y no tiene el depen¬
diente que tenia.
Antonio Martínez
SECCIÓN BE INSTRUCCIÓN
Queda abierta en la Secretaría de esta Sociedad, de 8 á 9 de la noche, la matrí¬ cula para el próximo curso que dará principio en l.° de Octubre, cuya ense¬ ñanza está dividida con las siguientes
secciones: sección de 7 á 9 noche y com¬
prende las asignaturas de Lectura, Es¬ critura, Gramática, Correspondencia y
Aritmética. sección de 7 á 9 noche y com¬
prende las asignaturas de Cáleulo Mer¬ cantil, Caligrafía, Teneduría de Libros, Geografía comercial, Legislación mer¬ cantil y todo lo referente al comercio según las vigentes leyes.
sección de 9 á 10 noche y com¬
prende el idioma Francés y el dibujo artístico y aplicado á los oficios.
Sóller 15 Septiembre 1896.—El Di¬ rector, Salvador Elias.
COMUNICADO
Sr. Direetor del Sóller

ciadores del proyecto empezar las fun¬ prontitud* no sacando del percance más

ciones á principios de Noviembre pró¬ que algunos rasguños y el consiguiente

ximo.

remojón, cosas ambas todavía consola¬

doras si se tiene en cuenta lo que liu-

j Dícennos que el maestro Director de

biera podido suceder á no haber reme¬ diado una ola el entuerto que había pro¬

la «Banda Sollerense», D. Eladio G-oñi ducido la anterior.

Aracil, ha aceptado una colocación ven¬ Enterados mejor á última hora* hemos

anoclier, se cantarán completas con mú¬ sica y la coronilla de las doce estrellas.
Mañana, día 27, se continuarán las cuarenta horas. A las siete y media de la misma, comunión general, acto seguido la exposición y misa matinal. A las 9
y media tercia y la misa mayor á grande
orquesta, predicando el M. I. Sr. D. Ra¬ fael Tous, Dean de la Sta. Iglesia. A las

luña, de 662 ton,, cap. D. R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Dia 22. —Para Palma, laúd San José, de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 7 mar. y lastre.
Dia 24.—Para Palma, laúd Catalina, de 34 tou., pat. D. Mateo Ferrando, con 7 mar. y lastre.
Dia 26.—Para Alicante, laúd La Es¬

Muy Sr. mió y de mi más distinguida
consideración: Sírvase insertar en el pe¬
riódico que V. tan dignamente dirije, el presente comunicado, por cuya molestia le quedará sumamente agradecido el que le clá gracias anticipadas, su affmo. S. S. Q. B. S. M.
Raimundo Piña.

tajosa que en la ciudad de Almería se sabido que el hombre de referencia es tres de la tarde vísperas, completas y peranza, de 41 ton., pat. D. G. Castañer,

En el último número del Sóller leí

le ofreció, y que á hacerse cargo de su nuestro particular amigo el cèlebre Si¬ maitines solemnes.

con 6 mar. y lastre.

un comunicado que firma D.a Ana Mo¬

nuevo destino marchará el lunes pró¬
ximo.
Ha noticia nos ha sorprendido, no obstante, de la verdad de la misma no podemos dudar habiéndonos llegado por conducto fidedigno.
Con la resolución del Se. Goñi queda huérfana de dirección la expresada ban¬ da, y como la del «Centro Filarmónico» de ella carecía ya, quedan ahora sin maes¬
tro director las dos bandas de música q&e en esta localidad existen.
¿¡Fatalidad! Sentírnoslo vivamente, como sentimos

llas, à quien felicitamos por la suerte que ha tenido.
No ha llegado hoy el vapor Isleño, de te compañía «Isleña Marítima» de Palma, que era esperado, procedente de Cette directamente; y á conscuencia de la in¬ terrupción telegráfica sin duda de él tampoco se kan recibido noticias.
Suponemos que el fuerte temporal rei¬ nante, caso de que 'le permitiese salir del indicado punto, te habrá obligado á re¬ fugiarse en Rosas ú otro puerto de aque¬
lla costa.

Dia 28.—Conclusión de las cuarenta-
horas, siendo la exposición á las seis de la mañana y luego misa solemne. A las nueve y media tercia y la misa mayor. Por la tarde, á las tres y media, víspe¬ ras y completas y al anochecer letanía, el ejercicio mensual con plática por el indicado orador, procesión, Te-Deiun y
reserva.
Dia 29.—Fiesta del Arcángel San Mi¬ guel. A las 9, horas menores y la misa mayor en que predicará D. Antonio Ar¬ tigues Pbro.
Dia l.o Octubre.—Se empezará el mes del Sto. Rosario, rezándose la primera parte en la primera misa, la segunda an¬ tes de la misa mayor y la tercera al ano¬

«o í ii mmu
El carnicero Antonio Martínez hace
saber al público en general de la villa de
Sóller que:
No dando una propina como hacen
otros carniceros á las criadas que van á
comprar carne, en vez de ir á comprarla al citado Martínez la compran á otros carniceros que se valen de esta estrata¬ gema para el despacho de sus carnes.
Muchos señores dan quejas á las cria¬ das de que la carne es mala y ellas dicen

rell, an el cual hace constar que en com¬
pañía de su malogrado hijo (Q. E. P. D.) tomaron pasaje en el puerto de Marse¬ lla hasta Sóller, y que llegando al de. Cette les devolví el importe pagado,
aconsejándoles fueran á tomar pasaje en el «León de Oro», olvidándose decir
que se embarcaron á altas horas de la
noche, y sin que yo de ello me enterara hasta la mañana siguiente, que vi á bor¬ do el citado pasajero, y que por cierto ofrecía muy pocas señales de poder ter¬ minar felizmente el viaje. En vista de las malas consecuencias que podría oca¬ sionar al demás pasaje que venía embar¬ cado, temeroso que viniendo del extran¬ jero, al llegar á Sóller, y por lo que habría

la separación del amigo, si bien nos ale¬ gramos por etra parte de que haya en¬
contrado en aquella ciudad andaluza una posición más lucrativa de ¡la que se le ¡pudo ofrecer en este pueblo.

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión -del dia '21 Septiembre 1806. Celebróla el Ayuntamiento en la noche

checer, con exposición del SSmo., conti¬ nuándose-en los dias siguientes.
Ovil

que la han comprado en casa del carni¬ cero Antonio, cuando no es la verdad,
pues las criadas por la propina no miran en comprar la carne tanto si es buena como si es mala, desprestigiando por la causa de la mencionada propina al

podido suceder me despachasen para un lazareto sucio, donde habría tenido que
purgar cuarentena, tes aconsejé se em¬ barcasen en el otro vapor, puesto que iba á tocar en Barcelona, y por lo tanto me¬ nos dificultades habría al llegar á Sóller.

del expresado dia baj-o la presidencia del

Nacimientos.

Martínez, que no ha cometido más delito Suplicóme dicha mujer los dejara conti¬

Esta mañana se ha empezado en la iglesia parroquial de esta villa la solemne oración de cuarenta horas que la asocia¬ ción de «Hijas de Maria» dedica á su ex¬

Sr. Alcalde D. Juan Joy y con asistencia de los concejales Sr. D. Martin Marqués, D. Lorenzo Mayol, D. José Morell, don Miguel Arbona y D. Jaime Magraner.

Varones 4.—Hembras 1.—Total 5. Matrimonios.
Dia 20.—D. Bernardo Bestard Gar¬
cías, soltero, con D.a María Bennasar Joy, soltera.

que el de no dar Propinas, por que bas¬ tante hace con dar la carne de superior calidad y al mismo precio que los demás,
y no dá carne vieja por añeja, pues de este modo no hay engaño.

nuar el viaje en el «Isleño», y hasta rae rogó escondiera á su hijo á la llegada á Sóller para burlar la vigilancia del mé¬ dico Sr. Pastor, lo que en manera algu¬
na quise hacer.

celsa Madre en este año, que es el 38.°
•aniversario de la instalación de la Arckicofradía.
Los actos religiosos que en dicha festi¬

Fué leída y aprobada -el acta de la se¬
sión anterior. Se dió lectura á varias instancias:
una de D. Antonio Casasnovas y Magra¬

Dia 24.—13. Antonio Bernat Oliver, viudo, con D.a Antonia Magraner Serra,
soltera.
Dia 26.—I). Andrés Arbona Canals, soltero, con D.a María Esperanza Mayol

Obrando como obran los carniceros de
esta villa no haré más que retirarme y así, á su sabor, podrán vender la carne como quieran en perjuicio del público.
Como el Martinez no explota, desearía

Esta es la verdad, y para que quede en su lugar es por lo que le molesto á Vd. y á los lectores de su publicación.
R. P.

vidad han de verificarse, se han anuncia¬ ner solicitando, en nombre de D. Paulino Xumet, soltera.

que todos comprendieran que no quiere

■Ti—r r-" ~ —■

34

AGRICULTURA

pintamente clavado en el punto donde ha de morir, y de su dorso se desprenden algunos hálitos parásitos que, como veremo s después, dan origen á la Negreta.
•Si en este estado se le remueve no da señal alguna
•de vida; y si se le parte no presenta más que materia esponjosa. A medida que crece se abomba, formando una giba cubierta por una cruz de relieve y termina por convertirse en una concha filamentosa, dura, negra por fuera y cubierta por dentro con vello al¬ godonoso del cual destacan brillantísimos dibujos*
tan simétricamente adornados de vistosos colores
que nada tienen que ambicionar á los más ricos tapices que los potentados ostentan en sus habita¬ ciones; tal es la morada de la nueva generación
que allí dentro anida. En estos cambios se pasa todo el verano y el
invierno; pero á los primeros calores de la prima¬ vera se avivan los huevos, nacen y abandonan la estrecha prisión para reproducirse inmediata¬
mente.
En una de estas conchas que apenas medirá •dos milímetros cuadrados, mediante el microsco¬
pio y á fuerza de paciencia, podimos contar hasta,
cuatrocientos huevos: no sería exagerado afirmar
que muchas de ellas contienen de cuatro á ocho¬
cientos individuos.
Los rigores del invierno destruyen muchas de estas crias, de modo que sólo llegan á salvo los individuos que se sitúan en el tronco de- las ra¬ millas, en el peciolo y en el nervio medio.
Los zoólogos aseguran que no se conoce el ma¬
cho del coceas. Nosotros creemos haberlo visto,
aunque en número muy limitado dentro de la concha, ya casi vacia, rebuscando los pliegues para que nada le quedase por hacer. Su forma es

CULTIVO DEL NARANJO
la propia ñe un hemíptero, con varios artejos, •seis patas y un largo espolón en la extremidad posterior de sil cuerpo, cuyo destino ignoramos: tal vez sean los órganos de la generación. Corre también con mucha agilidad sin que sepamos
cuales son las metamorfosis porque pasa. Tocante á los medios de destruir el coceas se
proponen los mismos que ya hemos indicado al tratar del Kermes; á nosotros nos ha dado mejor resultado el acepillar la planta,- por que los hue¬ vos una vez caldos ya no se avivan.
Otro insecto hemos visto, tan parecido al que acabamos de describir, que en sus formas, se con¬ funde con aquel; pero su vida ha de ser muy di¬ ferente. Cuando la Nuera enfermedad se ostentaba con todo su poderío á la entrada del invierno, se Je veia formando pelotones, debajo de las sinuosi¬ dades que forma el arranque. de dos ramas, de donde le recogimos varias veces. Los naranjos que le sostenían no daban fruto, presentaban un as¬ pecto triste por falta, de brotes tiernos y forma¬ ban una especie de liquen en todos los troncos hasta paralizar la vegetación.
Dicho insecto, una vez posado sobre la carme humana, daba tal picazón que se hacía insoste¬ nible. Desde que va desapareciendo la Nuera en¬ fermedad. se ha hecho muy raro.
¿Es el verdadero macho del coceas que hemos descrito, que vive sobre las yemas y, al entrar el invierno, se refugia en los puntos ya indicados, esquivando la muerte que ha de causarle el agua de lluvia al correr por los troncos de las ramas'?
¿Es otra variedad diferente de la descrita'? Punto es este que dejaremos sin resolver por falta de datos. Sin embargo, nos inclinamos á

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
creer que pertenece á otra porque su aparato bocal consiste en una trompa y el coceas come por me¬ dio de chupadores..
CAPÍTULO IV.
Xas. nueva enfermedad clel narserijo,
I
Sü HISTORIA
La nueva efermedad del naranjo, al parecer, no tiene precedente alguno en los pasados siglos. Los naranjales de la isla de S. Miguel, una de las Azores, en 1832 fueron las primeras víctimas del invisible, al parque devastador, enemigo del árbol del dorado fruto, sucumbiendo en menos de •diez años, más de la cuarta parte de sus frondosos y ricos plantíos.
En 1845 se instaló, con todo su poder, en las dilatadas huertas de Portugal, paseando la muer¬ te por aquellos valles, con especialidad en el tiempo que medió desde 1858 á 1861, en que hizo los mayores extragos.
Una Vez en el Mediterráneo, recorrió sus costas con la velocidad del rayo. En 1849 había pene¬ trado en las islas Hyeres, (Var de Francia), don¬ de en 1855 no quedaban ya naranjos.
En 1862 Italia era ya teatro de sus horrores, y empezando por Sicilia, recorrió los campos de Mesina, Ñapóles, Liguria, etc., donde llegó á
constituir una calamidad nacional. Y como si te-

^ O L L E UI

!•»m—ftw gtwae'iDfiertetrcn esta sección parirán: Hasta tres in■■«ImmIcc wá tazón de 0‘05 pesetas la-linea;'hasta unco inserciones á
«rjagto á» O'OS pesetas, y de cinco en adelante á raz<ra de 0‘02 pesetas.
SI valor atoimode un anuncio, sea cuaVfuere el número de lineas
tjOO-BO componga,-será de ü‘-50 pesetas. La« lineas, de cualquiera tipo sea la letra/-y los -grabadlos, -se eonta-
por tipos del cuerpo 12 yel ancho será-el de una columna otfdina•tla del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios 'por una sola vez pagarán: Del ancho de Una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0'05 pese¬ tas y los reclamos á razón de O‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
los suscrlptores disfriitaniu una rebaja «le un 25 por
«lento.

2314.aGRANJA EXPERIMENTAL DE Escuela de Peritos y Capataces aerícolas* Desdo él día a.* -He -Septiembre próximo kasta el 30 del mismo mes, quedará abierta la matrícula para el curso de 1896 á 97 en las Escuelas de Peritos y Capa¬ taces agrícolas ^que cu esta Granja tiene establecidas la Excma. Diputación provin¬
cial de Barcelona.
Los estudios de Perito agrícola pueden cursarse por asignaturas sueltas ó en dos -años-y en -la forma..que prescribe el Reglamento vigente de estas Escuelas.
Para ingresar como alumno en la Sección de Peritos, se necesita acreditar por nmedio -de certificado facultativo, ser de complexión sana y robusta; presentar certiificado de buena conducta expedido por la Alcaldía del pueblo de su habitual resi¬ dencia; partida de bautismo; y-certificación académica de tener aprobadas en algún * establecimiento oficial las asignaturas siguientes:
Aritmética -y Álgebra.—Geometría y Trigonometría.—Elementos de Física y
^Química.—Elementos de Historia Natural.—Elementos de Agricultura.—Nociones ‘ de Dibujo liueal y de Dibujo topográfico.
Estas -dos últimas asignaturas podrán simultanearse con las del primer año de
■la carrera.
La enseñanza de Capataces «es esencialmente práctica, instruyéndose en el mane¬ jo de máquinas y aparatos de cultivo; en las prácticas de las industrias rurales; en das operaciones de cultivo y ganadería; y en las lecciones orales de elementos de -Agricultura, organografía y fisiología vegetal, meteorología agrícola, zootecnia, é
úndusteias ^rurales.
Para ser admitido como alumno en la Sección de Capataces agrieolas.es indis¬ pensable1 reunir las condiciones siguientes:
Haber cumplido 16 años, que se acreditará por la partida do nacimiento. Certificación facultativa de ser de complexión sana y robusta para los tra¬ bajos de campo. Acreditar buena conducta, medianto certificación del Alcalde del pueblo de
sil habitual residencia.
Saber leer y escribir y las cuatro reglas fundamentales de la aritmética. Hay'internado para los alumnos Peritos y aprendices capataces que lo deseen, á fin de que permanezcan siempre en la Granja, bien cuidados y atendidos, acostum¬ brándose á la vida y prácticas agrícolas. La matrícula se verificará en la Secretaría de esta Escuela, sita en el término 'Anunicipal de la Villa de Gracia, calle de la Granja experimental n.° 5, á donde se dirigirán las consultas que deseen hacer los interesados y so facilitarán Reglamen¬ tos á quienes lo soliciten. -Gracia (Granja) 18 Agosto 1896.—El Ingeniero Director, II. Gorria.
SERVICIO DECENAL
ENTRE

por él magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Salidas de Sóller para -Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Uette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. -Salidas de Oette para Barcelona: dos dias 5, 15 y 25 de id. id.' Sálidas de Barcelona parà Sóller: dos dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
iCnmsipátisios. EN BARCELONA.—Sres. Rosich Caries y Comp.a. Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com\\pnandant Samary-5.

^ 1w

W JJk I *0 O

«COLECCIÓN DE ESCRITOS LITERARIOS EN VERSO Y PROSA

DE

Mi® lo Alcántara Pela j fieelai

BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN; La obra se publica por entregas semana¬ les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬ mente en buen papel y con su correspondiente cubierta.
Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta «n los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, ¿recibidlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una
-peseta el cuaderno en todos los pueblos de Mallorca. Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta. Con una de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un
«retrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, “La Sinceridad,,
«calle de San Bartolomé n.° 17, Sóller, se admiten suscripciones.

LASOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL

En la calle fj";
naranjos y palmeras en macetas para
vender; también los bay de plantel.

CERBERA y PORT-BOU (Frontera franco-española) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados,

Naranjos y limone-
ros. Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Rullan y Esta¬
des, Huerto del Convento.—Sóller.

ISLEÑA MARÍTIMA

!* « 1!

«

con itinerario.
El veloz buque á vapor
IÏ
Saldrá del puerto de Palma, el 20 de los corrientes, á las 8 de su mañana, para los de
y ,, ....
verificando el viaje conforme al siguien¬
te itinerario:
Salida de Palma para Sóller, Cette y Marsella, dia 20 Septiembre á las ocho
horas de la Mañana.
Salida de Sóller para Cette y Marse¬ lla, dia 20 Septiembre á las 4 tarde.
Salida de Cette para Marsella, dia 21 por la noche.
Salida de Marsella para Cette, Sóller y Palma, dia 24 Septiembre por la ma¬
ñana.
Salida de Cette para Sóller y Palma, dia 25 Septiembre á las 12 del dia.
Salida de Sóller para Palma, dia 26 Septiembre por la tarde.
NOTA.—Se admiten géneros á 1 pe¬
seta 100 kilos.
CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette, D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.

PLAZA 9E PALACIO, IB—BARCELOIA
El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬
cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por ci ciertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.
PEDRO LLADÓ
SAN JAIME, 28
Antepechos, (empitadós) y guar¬ da-polvos de todas medidas para ventanas y balcones.
Ladrillos para el piso de zagua¬ nes y bodegas.
Fregaderos, pilas, lozas para me¬ sas y demás piezas de la misma índole; todo de piedra artificial compuesta de piedra caliza ma¬ chacada, cemento ordinario y port-
lant.
También se graban toda clase de inscripciones en lápidas sepul¬ crales de piedra de Santañy.
Todo á precios módicos. Única
casa en Sóller.
t rr
«WÉ BE11ASA»
Calle de los Olmos n.° 148—Palma.
SXJ OXJK.Sjft.I\_i E32ST SÓIuUjEJíR,
EN CASA 81 MIGUEL ESTADES, CEMENTERIO 10
Hay en existencia ménsulas, guarda-polvos para fachadas, lozas para balcones (ñolas), panteones y demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬ cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos
que se encarguen.
Hay también existencia de piedras mármoles de
todas clases.
CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLER

L’ UNIÓN

Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social

10.000,000 Francos

Reservas

8.705,000

„

Primas á cobrar....

74.287,038

„

Total

92,992,038

Capitales asegurados . . 15.12^.713,242 „

Sienestros pagados . . .

194.000,000

„

SEGURO

COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de crigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬
tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

♦Tinta negra Siglo XIX#Tinta comunicativa^Tïntà Violetal ♦Tinta carmin^Tinta para sellármete., ete.m
La hay en venta en el establecimiento LA IITOIEIMB-San Bartolorné-17-SOLLER.

DIRIGIDA POR
SALVADOR ELÍAS CAPELLAS

Desea venderse un cu*
bo (cubell) con aros de hierro y un afulladó apropósito para hacer vino, todo en muy buen estado.
Para más informes, diríjanse á esta imprenta.

VENTA DE SOLARES Enseñanza teórica y práctica de
Cálculo Mercantil, Teneduría de Li¬

bros, Geografía comercial, Legisla¬ ción mercantil y todo lo referente al comercio según las vigentes le¬

en el “Noguera,,

yes.
Clases diarias por la mañana y por la noche. En las clases de noche también hay enseñanza primaria para los obreros idioma Francés y dibujo artístico é industrial.
Para más pormenores dirigirse al Director, calle del Príncipe n.° 13, (Castellet)—SOLLER.

Ultimados ya todos los trabajos
preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios, variarán entre docientos y quinientos duros
según el sitio que escojan. Los que deseen adquirirlos pue¬
den dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime

LOS QUE DESEEN A

Rullan y Bisbal (Ros).

BAHIAS 11011 IBA

Comprar Solares

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

Se les participa que en la barria¬ da LA RUBERTA, y en la finca
llamada vulgarmente OLIVA D’ES FANÁS, los hay en venta. Los más
inmediatos al camino que conduce á Binibassí, cada uno de los cuales
tendrá ocho metros de ancho por
treinta metros de fondo, podrán ad¬ quirirse por 125 á 200 pesetas uno.
Dará más informes el encargado D. Jaime Rullan y Bisbal (á) Ros, Agrimensor, calle de San Bartolo¬ mé, n.° 32.
M liA FOCA

Almacén do calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
LA
Establecimiento comercial é industrial
DE

Es Pía d‘ en Bielda J. MARQUÈS ARBONA

PROPIEDAD

CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17

DE 1.
existe un extenso vivero, en el cual podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones
en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.
Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.
Diríjanse los pedidos á José Pizá (á) Parriñola, calle de la Rectoría, —SÓLLER.

En la sección de librería, de dicho establecimiento, además de toda cla¬ se de libros de primera enseñanza,
de texto en las escuelas de esta loca¬
lidad, hay en venta:
HISTORIA I)E SuLLER en sus re¬
laciones con la general de Mallorca, por D. José Rullan Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER í
FORNALUTX, capítulo adicional á la Historia de Sóller, por D. José
Rullan Pbro.
LA ESCUELA POPULAR, méto¬ do razonado para la ampliación déla primera enseñanza y preparación para el ingreso á la segunda, por don
Francisco Saltor y Montagut. CONCHA Y CATALINA, novela
de costumbres sollerenses, por don
JnanB. Enseñad.
POESIAS, por D. Juan Alcover y Maspons.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»