AÑO Xl~2.a EPOCA-NUM. 491
AÑO Xl~2.a EPOCA-NUM. 491

SABADO 29 DE AGOSTO DE 1898

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

.

\_

,

,„

\_ \_ ,,

„

...

Francia- D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.)

Antillas: Sres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Pico.)

Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Ï ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbona.

í Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\
j Francia- 075 francos id. id. PAGO ADELANTADO
América-, 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráu responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
CABEZOTA
En la espesa sombra de su lecho de
parturienta, rendida al dolor, la ator¬
mentaba una idea fija. Su marido entró de puntillas, pálido
aún.
--¿Cómo te encuentras? —Mejor; ¿la niña? Quiero verla ¿oyes? ¿es bonita? —Los hijos siempre son bonitos—dijo él, y la pareció forzada su sonrisa. —¡Tráemela!
—No: más tarde. Descansa ahora.
Se quedó sola, y en el sopor de exan¬
güe que daba á sus ideas vaguedad de
ensueños, volvió á preguntarse:
—¿Será bonita? Era su manía eterna; desde chicuela ■el mundo se dividia para ella en dos
campos: cosas bonitas y cosas feas.
Amaba lo hermoso con arrobamiento
de artista; lo feo y lo inarmónico la herían como una ofensa, produciendo en su alma rebelión invencible, como
lo repugnante provoca el vómito. La indignación mayor de su vida la
produjo un niño atormentando á un jilgueruelo; en cambio creía que era ac¬
ción buena aplastar á un sapo. Se sentía caritativa y amante, capaz
de dar cuanto tuviera á las niñas lim¬
pias y sonrosadas que con tan dulce voz piden limosna en la escena; pero la
infundía horror la miseria real, hara¬
pienta y aguardentosa. Nunca había podido querer á sus ami¬
gas feas. Había en su cuarto de niña una imá-
gen muy mala; jamás pudo rezar ante ella, á pesar de su tentador capítulo de indulgencias, ni paró hasta que se la cambiaron por una estampa francesa en la que una virgen muy bella la sonreía envuelta en la nube de su ropaje azul y
blanco. La belleza moral no hería sus
ojos, enamorados de la forma. Asiiidáfed&'el primer anuncio de ma¬
ternidad, se había figurado á su bebé
estatuilla de nieve y rosa con su corona
de oro rizado, cubierto por ella de en¬ cajes, admiración y envidia del mundo
entero.
¡Cuántas veces oyó en sueños su pri¬
mer grito!
Se lo imaginaba chillón y ruidoso: decidida protesta de que no había pedi¬ do nacer, pero prueba á la vez de bue¬ nos pulmones; rabieta que parecía decir:
—Vengo á la fuerza; pero ya que estoy aquí quie.ro.y.Tendré mi ancha parte de suelo y sol.

Ya en vez de esto, entre sus dolores,
la había angustiado un gemido débil de niño enfermo. Aprensión tal vez; de to¬ dos modos quería verla, y la pidió con tal insistencia, que al fin se la trajeron envuelta y escondida entre mantillas.
Con asombro curioso vió á su lado el
paquete aquel que era un sér nuevo, carne de su carne. Parecióle holgadísi¬ ma en su prisión de batista; sólo la gorrita de encajes se quedaba corta, no al¬ canzando á la cara desdibujada y roja.
—¡Qué cabeza!... Es muy grande, ¿verdad?
—No; no mucho. ¡Ay! sí; era muy grande. Cuando ya convaleciente pudo verla á sus anchas,
se echó á llorar.
El bebé soñado, el rubio angelito que
la hiciera tantas veces manosear enca¬
jes y estudiar cuidadosa figurines infan¬ tiles, era un sér deforme, una cabezota monstruosa, centro absorbente que de¬ jaba sin vigor los bracitos cortos y las piernecillas débiles; los ojos graves y tristones parecían comprender su mal, y su llanto frecuente era amargo y sin
consuelo.
Sólo su padre lograba hacerla reir: la pobre niña se adhirió á él con el amor ciego y celoso con que los niños débiles aman, adivinando por singular instinto,
de cuántos cuidados ha menester su frá¬
gil vida. Y él la quería con delirio: bastaba ver¬
le acariciarla con mimos de abuelo, di-
ciéndole esas graciosas ternezas que in¬ venta un niño para entretener á otro menor, feliz cuando lograba arrancar á sus pálidos labios una sonrisa, más que alegre, agradecida.
El médico había dicho:—Hay que ha¬ cerla andar,—y él se encargaba de ven¬ cer su repugnancia á moverse.
Arrimada á una silla, sosteniéndose
con trabajo, la niña miraba con espanto el espacio á cuyo fin la esperaba su pa¬ dre animándola con halagos y sonrisas, atrayéndola con el imán de sus brazos
abiertos.
Al fin, con enorme esfuerzo, rompia á andar; ¡triste marcha insegura, vaci¬ lante, abrumada al peso, tan distinta del resuelto arranque con que se preci¬ pitan riendo los niños sanos en su gen¬ til torpeza de avecilla que ensaya el pri¬
mer vuelo.
Cuando el ejercicio se repetía, veíase-
la esforzarse, luchar con debilidad nati¬
va, llena de empeño complaciente y dócil, hasta que de repente se echaba á llorar y decía siempre lo mismo:—¡No puedo! ¡no puedo!
La aplicaron la electricidad, y daba angustia verla sufrir y estremecerse sin

una queja, sin una de esas francas rebe* liones de los niños contra el dolor; pero delataba su tormento la pregunta an¬ siosa y suplicante á su padre, al ver
marcharse al médico:
—No vendrá más, ¿verdad? Su madre la (quería también mucho, si, mucho; pero al verla sufría el dolor
de la lucha entre el amor materno y su
aversión ingénita hacia lo anormal. La acariciaba con oculta violencia, y
al besarla, incoercible repulsión helaba
sus labios. Aun en sus cuidados se re¬
velaban delicadezas de elegante, en la
elección de sombreros de mil formas
para disimular la deformidad de la po¬
bre niña.
La llevaba á paseo; pero al ver á lo lejos á alguna madre feliz, ostentando sus hijos hermosos, fingía un pretexto para rehuir su encuentro, humillada, incapaz del ciego amor que hacía á su marido celebrar á su hija y exhibirla con orgullo.
Un día, al volver del paseo, el padre, que la traía en sus brazos, sintió apo¬
yarse en su rostro una mejilla ardiente. —Esta niña tiene calentura—dijo
alarmado. —La sofocará el sombrero.
Se lo quitaron: ¡qué enorme parecía aquella cara como acrecida por la rubi¬
cundez de la fiebre!
—¿Tienes algo, cielín? —No, nada, nada; decía el angelito. Hubo que acostarla. El médico, llamado á toda prisa, puso mal gesto. El caso era grave: se trataba de un ataque de viruela. Cuando quiso entrar en la habitación de la enferma, su marido la rechazó
suavemente.
—Yo la cuidaré—dijo—no entres tú: ¡es tan contagioso!
Y ella cedió con la vaga idea de que
no debía conformarse así.
Durante tres días supo que la niña empeoraba, y permaneció inerte, estú¬ pida, sin atreverse á mirar en su alma.
A la cuarta noche llamó á la puerta de la alcoba: su marido apareció con los ojos encendidos.
—¿Cómo está? —Se me muere—dijo con dureza. Algo en ella se sublevó al golpe. —Quiero varia—dijo con tal ansia, que él la miró.
—Entra: está dormida.
En el centro de la habitación, defen¬ dida de la luz escasa por espeso cortina¬ je, vió la cuna de la enferma.
Se arrodilló junto á ella, y levantan¬
do suavemente la cortina miró con avi¬
dez á su hija; la vió apenas; pero oyó su alentar frecuente y anheloso.

¿Qué había hecho á Dios aquel ángel para que todas las deformidades le per¬ siguiesen así? ¡y ella le había pedido con tanto afán un hijo hermoso! Pero su deber era amar como madre aquel pedazo de sus entrañas, aceptarlo como Dios lo hizo, por castigar, acaso en su
fibra más honda, su idólatra adoración
á la forma. La vió en su recuerdo buena
y sufrida, triste como si tuviera con¬ ciencia de su suerte, y la lástima des¬ pertó el amor. Por vez primera sintió celos del cariño de la hija al padre; comprendió cuanta parte de él le perte¬ necía, que lo había perdido por su des¬ pego, y se propuso recobrarlo á toda
costa.
Una ola de llanto subió á sus ojos, y
murmuró:
—¡Dios mío, que no se muera mi hija! Se oyó un gemido, y en la sombra de la cuna dos ojos abrillantados por la
fiebre se clavaron en ella con sorpresa;
luego una vocecilla débil dijo: —Quiero á papá, —Y á mamá, ¿no la quieres?—dijo
apenadísima, y esperó con angustia una respuesta que no vino.
—Di, cielo mió. y á mamá... á tu mamá, ¿no la quieres? Ella te quiere mucho, lmucho!
La voceeita triste dijo con lentitud:
—También.
¡La pareció que la perdonaba! Sintió hondísimo consuelo primero y luego explosión de amor; se inclinó en la cu¬ na, y amante, ansiosa, ¡madre al fin!
besó con delirio la faz calenturienta.
—Se abrazaron, y la voz de su mari¬ do, mojada en lágrimas, dijo:
—¡Así te quiero! Luego pulsó á la niña. —Mamá viene á cuidarte: querrás mucho á mamá, ¿no es cierto? —Sí; mucho. Después miró á su mujer como no la
había mirado nunca.
—No temas por ella—dijo;—está sal¬
vada.
Juan Aiizadun.
Á BRASSET
Venturosos aquells dias De sa meua jovintut. En que hermosa nina em deya: Jo t’estim, ¿m’estimas tú?
Y mes venturos encara
Entre tots aquell dilluns, En que al pèu d’ una creu santa Mos lligava sagrat nú.

Matrimoni com es nostro, Que Deu fé tan avengut, Tan etzent de jelosias. De vanidats tant desnú:
Matrimoni com es nostro, Degut an es doble impuls D’ una hermosura modesta, D’ un cór d’ ángel recte y pur.
¿De quin cór tan solitari, De quin pit es buyt no úmpl, Amb sos aromas qu’ exhalan Es carinyo y sa Virtut?
Prop fa de trent’anys que dura-, Y ja may farest nigul
Es blau cèl de nostra ditxa Ha entelat amb so seu fum.
Prop de trent’ anys, sensa un día De fastidi ni d’enuig, Que es jóu sant, cubert de rósas, Fés trobar massa faxug.
De sa copa de sa vida Amargs glops també hem begut, Qu’es sentiments y sas penas D’ aqueixa terra son fruyt;
Plors qu’escalden sas pipellas Han vessat d’es nostros ulls, Qu’á sa nostra pobre taulá Ey veuen un siti buyt.
La Mórt que del món es reina. Que no perdona á ningú, An els pares tal vegada Fa pagar doble tribut.
Pero per nóltros encara Espargeix sa sena llum Es sòl mateix d’aquell dia. Que veim ara ja tant lluny.
Quand feyam es novïatge, ¡Valguem Deu! amb-a quin gust D’es casats que molt s’estiman Seguiam es bon costum!
Falaguers mos passetjavam, Per sitis de poch concurs. Es bras d* un dins es de s‘ altre-, Ella jo va y jo robust.
Ets alens se eonfonian,
Es còrs batega van junts,
D’amors y flòrs primarencas Respirant es dòls perfum.
Ara es feix d’ets anys que pàssatl Ja comensa á ser crescut, Y es nostros peus se ressenten
D’es pes qu’á s'esquena duirn-.
Ella tan sana y ayrosa. Tal com era no es àvuy,
Prest se cansa, y sa fatiga Son pit oprimeix al punt,
Y jo. que tota ma vida
He estat de vista tant curt,
Ara en fosquetjar. ni veure Es pis que trapitj ja pug\\
Per axò á brasset tal voltà Ànam tots dos per recurs,
Ella amb so sen bras me guia Y jo amb so meu bras li ajud.
i Tomás Aguiló»

(9)

V&L·'L·E’TÈm

LA G-EANJA DE OINTEUESA
inocentemente. Él lueg’O te presentó mi carta como testimonio de mi infidelidad;
te contaría además todas las infamias
que su pérfida inventiva le sugiriese, y tú, ó ya desenamorado ó ligero, en vez de pedirme satisfacción del supuesto agravio, te marchaste á viajar por Eu¬ ropa. según dijeron, no á buscar leniti¬ vo á tu dolor, sino á aprovecharte del feliz pretexto que se te ofrecía para go¬ zar de todos los placeres de la vida.
Mauricio sintió el efecto de la sinceri¬
dad que palpitaba en el lenguaje franco
y natural de la hermosa viuda; y aun¬ que efectivamente, su corazón no esta¬ ba tan interesado por ella que le rindieseá la primera acometida, ápunto estuvo de pedirle perdón y declararse convicto y confeso de la mayor botaratada que puede hacer galán en este mundo.
Más revolvíase su dignidad contra la idea de que Sofia le creyese dispuesto á aceptar toda suerte de disculpas y expli¬ caciones, por amor al triunfo de su can¬ didatura en el distrito, y esto fué causa de que se limitase á responder con esta especie de evasiva:

—Insisto en manifestarte que mi po¬ sición no me permite proceder con la li¬ bertad que yo q.uisiera. El hombre que te amó y el candidato que te solicita, son en la actualidad dos personas in¬
compatibles. Te ruego, pues, que ahora prescindas del hombre, y que no veas
en mí sino el candidato. Déjame cum¬
plir con mis deberes políticos, y des¬ pués cumpliré con mis deberes de caba¬
llero.
El tono con que pronunció estas últi¬ mas palabras y el gesto teatral con que las acompañó el gallardo interlocutor, impresionaron tan vivamente á la ena¬ morada Marquesa, que se creyó segura
de su victoria sobre Mauricio.
—Me ama—dijo para sí. Mauricio, por su parte, añadió:
—Pues bien: el candidato tiene el ho¬
nor de preguntar á la señora Marquesa
de Cintrueña, si le concederá ó no su
protección en la lucha electoral que se
prepara.
Sofía no vaciló. El noble corazón de
la mujer es siempre accesible á todo
sentimiento generoso.
—La Marquesa de Cintrueña—dijo Sofía—no recuerda para nada las ofensas
recibidas de Mauricio de Santcyo. y le
promete solemnemente apoyarle con to--

das sus fuerzas para que triunfe en la próxima lucha.
—Gracias, Sofía—contestó Mauricio, tratando de estrecharle una mano, que ella retiró modestamente.—Eres un án¬
gel... y yo un hombre indigno de tí. Pero te juro por mi nombre que sabré reparar el daño que he causado.
Poco después de esta conversación, Mauricio salía del palacio en busca de Vicente el manco para que le proporcio¬ nase cabalgadura más dócil que la que le había traído á la granja, ¡jorque no estaba de humor de repetir el desairado ejercicio gimnástico que á poco más le deja inútil para toda la vida. Corríale mucha prisa visitar algunos otros elec¬ tores influyentes del distrito y dar cuen¬
ta de su excursión al Gobernador de la
provincia á fin de tranquilizarle respec¬ to de la elección y quitarle del ánimo
este cuidado. Además, tenía curiosidad
de recorrer á pié lo más notable de la granja, porque cuanto había oído ha¬ blar de la finca era tan lisonjero para la inteligencia y solicitud de la Marquesa en pro de la agricultara, que ya hasta su legítima vanidad de novio hallábase interesada en lo celebridad de la granja
y de su ilustre señora. Estaba Baltasar apoyado en el alféizar

de una ventana, con la cabeza apoyada en una mano, el ceño torvo y la mirada sombría, cuando vió salir tranquilamen¬ te á Mauricio y dar vuelta á la casa y desaparecer cojicojeando, pero con la ligereza que suele tener el cuerpo en los momentos de satisfacción para el espí¬
ritu.
Irgnióse el viejo, clavando los ojos en¬
ardecidos en el candidato que se mar¬
chaba; inclinó el cuerpo fuera de la ven¬ tana para convencerse mejor de que era cierto ¡o que veía, y al desaparecer Mau¬ ricio, Baltasar soltó una imprecación y una patada en el suelo que hizo retem¬ blar el piso.
—¿Qué te pasa?—dijo entonces una voz á sus espaldas.
Volvióse rápidamente Baltasar, y se halló en presencia de Sofía, que le mira¬ ba entre compasiva y recelosa.
—¿Qué me pasa?—contestó el viejo reprimiendo á duras penas la rabia que
le estaba devorando,—Ese hombre se va,
y V. le deja marchar... ¡Y yo no puedo ahogarle entre mis manos!
—Pues ya ves—repuso la Marquesa— que cuando yo le dejo marchar...
—¡Ah! si—le interrumpió el mayordo¬ mo—cuando V. le deja marchar es por¬ que ese villano, convencido de que sin

V. era imposible su triunfo, le habrá dado todas las explicaciones imagina* bles; le habrá hecho todas las ofertas
posibles, y como V. está ciega de amor por él, olvidando agravios propios y ajenos, se habrá rendido á su pérfida voluntad, y á estas horas el hombre se irá por ahí cantando victoria y acaso,
acaso riéndose de la candidez de la se*
ñora Marquesa de Cintrueña. ¡Como sí
lo viera!
—Te equivocas, Baltasar—replicó So¬
fía con dulzura.—Mauricio no me ha
dado explicaciones, ni me ha hecho ofertas: antes bien, su misma dignidad en este punto me ha obligado á ser más benévola que lo hubiera sido al verle arrojado por los suelos como un mise¬ rable pretendiente.
—Me da lo mismo—dijo Baltasar.—La conoce á V. áfondo,y ha tomado el disfraz de caballero para engañarla á V. mejor,
—Tu suspicacia lo envenena todo. —En cambio, todo lo acaramela la
excesiva bondad de V.
—Y si ese hombre volviera, y cum¬ pliese como bueno, y diese á nuestra familia y á nuestra casa el jefe que ne* cesita, y borrase con su conducta de hoy todas las faltas de ayer, ¿seguirían también aborreciéndole?

SOLLER

2

Sección Científica

minación de un hecho futuro por otro, por Barcelona algunos malintenciona¬ también futuro,pero que le es anterior dos, mantienen el sobresalto en la capi¬

en esta fu tu ri ción, se omiteesta relación tal de Cataluña, sobresalto que no ha

•¡SIGNIFICADO BE

LOS

TUPOS GRAMATICALES

de anterioridad sustituyéndose el sub¬ juntivo de presente á el del pretérito

trascendido al resto de la nación. ¿Ten¬
drán serio fundamento esas alarmas y

perfecto y el subjuntivo del pretérito á esas rigurosas medidas adoptadas, no

6.—Sustitución de la Relación

el del pretérito pluscuamperfecto.

por el Capitán general, sino por el Go¬

de «Anterioridad Relativa» á la de

Por ejemplo: resuelve de diferir el bernador de Barcelona? Las opiniones

«Posterioridad Condicional.»

ataque hasta que las fatigas quebranten son de todo,punto encontradas, y nada

De mi modo análoga el pretérito im¬
perfecto y- el pluscuamperfecto se extien¬ den á significar la idea de seg-uridad
-inherente á cosas consumadas enias re¬
presentaciones mentales de sucesos irrea¬ les pero eventuales en lo presente ó en lo pasado presentándose la seg-uridad de
«un hecho eventual como consecuencia

ó hayan quebrantado sus fuerzas: resol¬ vió de atacar al enemigo cuando las fa¬ tigas quebrantasen ó hubiesen que¬ brantado sus fuerzas; no le contestes basta que no te enteres ó te hayas ente¬ rado bien de todo; basta que no se dé ó haya dado la señal, no debemos subir
al coche.

hemos de decir por nuestra cuenta.
nt: ❖#
Entre tanto continúan los debates en
las Cámaras causando la desesperación
del Gobierno. Las discusiones lian ade¬
lantado muy poco desde nuestra última revista. Cuando los liberales parecían estar ya fatigados de tanto luchar, los

. irremisible, supuesta la verificación de
< cierta condición.

Dr. Máximo Hehtting.

carlistas comienzan la campaña con grandes bríos y si el Ministerio no ape¬

Por ejemplo: me ida y a á Italia, pero -estalló la guerra,y tuve -pue diferir el viaje; si daba un paso ¿nós, se précipitafe'ba; si no estuviera tan cansado, rae vol’ via ó me había vuelto ya esta moche á

(Se continuará).
Actualidades

la al recurso de la sesión permanente, las discusiones durarán mucho tiempo aún. El Gabinete continúa afirmando
que no podrá hallar recursos pecunia¬ rios para proseguir la lucha en Cuba si

«casa; si hallo*el agua clara, turbia la che vía (—bebíaó bebo), yo (español an¬ tiguo).
7.—Sustitución 7le la Relación i: de «Anterioridad Absoluta» á la de
«Perfección en la Coexistencia,»
JA analogia del pretérito perfecto latín «del cual el pretérito absoluto español

LA SEMANA
Indudablemente sigue pesando la fa¬ talidad sobre esta desventurada España. A los desastres y sacrificios consiguien¬
tes á la rebeldía de los desleales separa¬ tistas cubanos se suman las discordias

no se aprueban los proyectos especiales, y los carlistas y muchos liberales hablan de la liquidación de la riqueza nacional y juzgan posible contratar un emprésti¬ to cuantioso en condiciones que no ten¬ gan nada de leoninas. A pesar de que el Sr. Sagasta ha repetido sus manifesta¬ ciones en sentido conciliador y el señor
Moret se ha constituido en celador mi¬

s trae su oi4g*en..-éste. sin que haya metá-
i fora, se usa con frecuencia en el estilo
wpoético por el pretérito perfecto, parti¬
cularmente cuando se trata de cosas que
se ven confirmadas en la vida humana

cutre los partidos políticos y la insensa¬ tez de los ilusos, que se dejan arrastrar por las excitaciones de algunos traidores y que se convierten consciente ó incons¬ cientemente en agentes de los filibuste¬

nisterial, los senadores liberales se ma¬
nifiestan cada dia más resueltos á com¬
batir el proyecto de auxilios á los ferro¬ carriles y no se amilanan ante la pers¬ pectiva de una excisión que, como la

por.una experiencia tan constante que ros. Aun cuando por fortuna lia careci¬ del Sr. Silvela, patentice la necesidad
^resultan ser «verdades morales de todos do de importancia, también en Alicante de romper los antiguos moldes de los

* tiempos.

ha habido un conato de manifestación partidos políticos y la conveniencia de

Por ejemplo: quien nunca comió (=ha de madres, que no tenían hijos por cier¬ organizar éstos en forma que responda - comido) su pan con lágrimas, quien to como las de Zaragoza, y también el á la realidad y no se someta á las ruti¬

■•nunca durante las apesadumbradas no¬ Gobernador interino ha tenido que ne¬ nas de escuela ó subordine los intereses ches estuco sentado llorando encima de gar el permiso para que, por iniciativa de la patria á las miras, preocupaciones

-su lecho, os no conoce, poderes celestes! de treinta mujeres alucinadas, se diera y codicias del santón.

(Goethe); ¿á quien no sonrió (=ha son- el-escándalo de pedir que no vayan más Pero esas luchas influyen poco en el

' reido) la fortuna una vez en su vida?

soldados españoles á Cuba, como si los estado de la opinión pública; ésta se

.8.—Por su vez el pretérito perfecto defensores de la actual organización po¬ preocupa de los acontecimientos de Cu¬ ppuede sustituirse al tiempo histórico, al lítica pedieran consentir, sin desatender ba más que de las contiendas de los po¬

«pretérito absoluto, cuando se hace rela- sus obligaciones, que se nieguen medios líticos. y en estos días se muestra satis¬
* ción á un hecho ocurrido en la vida or- para defender la integridad de la patria. fecha del orden y tranquilidad con que

Mlinaria al cual el que relata no ha pre¬ Precisamente, porque los agentes ocul¬ se prepara el embarque de los cuarenta

senciado-como testigo ocular ó el cual tos de ese movimiento, muerto al nacer, mil soldados que han de llegar á la

..no está . represen tado como coexistente revelan una astucia verdaderamente ma¬ Grande Antilla durante el próximo mes

kki\\\\ relación tiene cen otro hecho.

quiavélica, es por lo que las autoridades de Septiembre.

Por ejemplo: ayerme suicidó una mul jer tirándose porél*‘balcón del piso se¬
gunda euarído^spasé «por hi calle: ayer

no deben dejarse sorprender ni tener un
momento de debilidad. Afirmando que los ricos tienen los mismos derechos

:jí
Urge, á la verdad, asestar un golpe
decisivo á los rebeldes. Estos aparecen

M-se ha suicidado una mujer tirándose por y deberes que los pobres y declarando más engreídos á medida que trascurren

•el balcón del piso segundo.

que los primeros están obligados á los meses; prosiguen dedicados á devas¬

¿Significada'Fundamental de los ¿cuatro Tiempos - de Subjuntivo.
¿El subjuntivo-de presente entraña la ípnrticulandád de abrazar»--condensad os
«en tina-misma forma spsi-el presente co¬

combatir en Cuba como los segundos,
han tratado los filibusteros de excitar
las pasiones de los que cumpliendo la ley marchan tranquilos y resueltos á luchar con los incendiarios y dinami¬
teros de la Grande Antilla. Por fortuna

tar el país y á destruir obras de fábrica cu las líneas férreas, empleando la di¬ namita, y á la par que vuelven á las in¬ mediaciones de la Habana y se baten
á veinte kilómetros de esta ciudad, en
San José de las Lajas, con tesón poco

mo el futuro imperfecto.

para la nación, ni esas maliciosas insi- habitual en ellos, aun cuando sufrieron

De aqubque el subjuntivo de pretérito íiMiaciones, ni otras que sugiera la fan¬ bajas considerables, entre ellas treinta

¿indique-también en una misma forma) tasia á los enemigos de España, han lo-

¿lósalos pretéritos, el imperfecto y el ab-, grade.Hd lograrán que los hijos del pue-

soluto, asi como ePJfiiurqpretérito.

<blo nieguen á la madre patria el auxilio

De esta iden tificación del presen t e con >4e sus brazos ni el concurso de su abne¬

muertos, tratan de apoderarse de un
convoy en las cercanías de Bayamo y dan ocasión á que nuestros soldados demuestren su disciplina, su valor y su

d futuro, es decir, de la .idea de dara- gación.

*ción en la coexistencia con la idea de

$

.•duración en la posterioridad en la infle-

*’*

sxión simple del subjuntivo de presente,

Cuanto al .centenar de asalariados que

t'resulta ^.necesariamente -una análoga se presentaron en las calles de Valencia

■ identificación de la idea h\\a (¿perfección como las uves nocturnas y que desapa¬ en la coexistencia con la idea de perfec- recieron como por encanto, sin decir

A- ción en ^"posterioridad en la inflexión; quienes eran, qué pretendían y sin dar

materialmente doble del subjuntivo del «pretérito perfecto, por manera que ésté
sirve asimismo para manifestar el concepto del futuro perfecto.

grito alguno, como si se avergonzaran «de ser conocidos, la opinión ha dictado su fallo. Cuando ya se había relegado al olvido esa singular conspiración y esa

DDe lo cual resulta que la forma com¬ algarada en que, sin dejar rastros de su

puesta del subjuntivo def,pretérito plus¬ ¡paso, un grupo de cincuenta hombres á

cuamperfecto implica tambien-él signi¬ pie logró burlar á sus perseguidores,

ficado del futuro pluscuamperfecto.

.que caminaban á caballo, como si algún

Todo se evidenciará claramente en el espíritu infernal se hubiera propuesto

-paralelo que sigue contrastando las turbar la tranquilidad del pueblo espa¬

■construcciones de indicativo con las de ñol, curado de espantos por fortuna, los

subjuntivo.

corresponsales de Barcelona difundieron

Por ejemplo: estoy segurode que está ya en la población: dudo que esté ya aquí;—estoy seguro de que llegará maTiana: dudo que llegue mañana.

por toda la Península la noticia de que
el día 1G había sido detenido en Mataró
al antiguo ministro republicano de la
Guerra D. Nicolás Estévanez que asegu¬

Estoy seguro que ha llegado ya: dudo •que haya llegado ya;—estoy seguro que hasta mañana habrá llegado: dudo que 'hasta mañana haga llegado.

ra haber regresado de París para enten¬ derse con algún editor barcelonés ó ma¬
drileño, á fin de publicar una enciclope¬ dia militar, y á los dos dias se supo que

Supe que él estaba aquí: dudé que él habían sido detenidos en la ciudad con¬

estuviese aquí;—supe que el vendría’. dal los ex-diputados señores Losta-u y

dudé que el viniese.

Valles,y Ribot, y otros conocidos fede¬

no sabia que el lmbxa llegado ya: dudé rales hasta el número de veinte, que en¬

que él hubiera llegado ya;—estaba se¬ tre ellos figura el anciano Sr. Martí,

arrojo en Bacunagua. donde los sesenta hombres que conducía el tren de repa¬
raciones resistieron durante veinticua¬
tro horas las acometidas de cuatro mil
rebeldes, mandados por Antonio Maceo, y dieron tiempo á que llegasen desde Artemisa en su auxilio 507 soldados,
conducidos en otro tren, que se salvó de una explosión de dinamita por milagTO, á que fueran batidas las hordas del
cabecilla mulato y que se destruyese
por el incendio el tren de que preten¬ dían apoderarse.
Tan persuadidos están los separatis¬ tas de la proximidad de la lucha decisi¬
va, que han adquirido nuevos vapores para conducir expediciones filibusteras á Cuba y acaso intenten cruzar la tro¬ cha de Mariel antes de que lleguen á la isla los nuevos refuerzos que envía Es¬ paña. Seguramente lo intentará Maceo,
que estaba falto de municiones, si Roloff ha logrado desembarcar las que conducía últimamente el vapor Laurada, ya que éste no fué detenido á tiem¬
po por las autoridades de los Estados
Unidos, como el Three Friends y el Commodore. Que no se desenvuelven los
acontecimientos á gusto de ios separa¬ tistas es indudable, sin embargo, á pesar de los pocos progresos hechos para la pacificación de la isla.
*

guro de que hasta mañana no habrías llegado: dudé que hasta mañana hubie¬ ses llegado.

más conocido por el apodo de Xich de

*%

las Barrayuntas en los tiempos revolu¬ A pesar de los pesimismos del presi¬

cionarios, y que desde Saris habían sido dente del Consejo y de muchos diputa¬

conducidos, como los antes citados ó¡ dos y periodistas, los hombres de nego¬

Significado Secundario de los Tiempos de Subjuntivo en su Sustitución
por Otros-.

aludidos, al cuartel de Atarazanas otros veinte federales, cuyos nombres desco¬
nocemos..

cios no desconfían del porvenir, y asi no
solamente se sostienen las cotizaciones
de los valores públicos, sino que de día

La sustitución «¡le unos tiempos por
otros no solamente se verifica en el in¬

Estas detenciones, la circunstancia de
haber estallado un petardo, que llevaba

en día se acentúa el alza de los misinos.
Madrid 21 de Agosto de 1896.

dicativo sino también en el subjuntivo un mozalbete en el bolsillo de la ameri¬

dejándose distinguir cuatro casos.

cana, cuando quiso deshacerse de él, y

B. de T. y T.

I 1.—Sucede amenudo que en la deter¬ los rumores que ponen en circulación

Conocimientos útiles
El vino de miel producido por fer¬
mentos
La Gazette des campagnes da cuenta de un interesante‘ensayo, hecho por Mr. Perin, que demuestra la gran acción ejer¬ cida en ciertos casos por los fermentos sobre los líquidos alcohólicos.
En el último concurso general había un vino de miel, compuesto de 360 gra¬ mos de miel por litro de agua.; para pro¬ vocar la fermentación de esta mezcla,
Mr. Perin había empleado fermentos so¬ lucionados de uva, y ha obtenido un hidromiel que tenía exquisito gusto.
Si estos resultados se confirman y se
obtienen regularmente, este hecho pue¬ de dar un nuevo impulso á la produc¬ ción y al consumo del hidromiel, que constituye una bebida muy saludable.
El caucho contra el catarro
Todos sabemos que la goma elástica, en varias formas, se aplica en la tera¬ péutica; pues bien, la más nueva de sus aplicaciones es la curación del catarro. En efecto, el Dr. Schnee recomienda golpear ligeramente la cara encima de la nariz y de los ojos con un martillo de caucho, cuando se trata de resfriados incipientes, y con más fuerza cuando
son crónicos. El remedio parece ser enteramente
mecánico, pues la presión ligera contrae los vasos sanguíneos, mientras que la enérgica provoca una franca secreción
mucosa.
Contra la oxidación de las piezas de máquinas
La mejor preparación para preservar de la oxidación ias piezas más finas y deli¬ cadas de las máquinas, se hace mezclan¬ do tres partes de manteca de cerdo y
una de alcanfor, derritiendo ambas sus¬
tancias á fuego lento después de quitar
la espuma que forman al derretirse, se añade plombagina hasta que la mezcla
tome el color de hierro. Con esta prepa¬
ración se frotan las piezas de hierro ó acero después de limpiarlas bien, y que¬ dan por mucho tiempo libres de oxi¬
darse.
Alimentación del ganado
El consumo de heno que hacen los ganados varía según el peso del animal, como se ve en la siguiente relación:
Un buey de cebo que pesa 600 á 800 kilogramos, consume 2 kilogramos por
cada 100.
Un buey de cebo que pesa 400 á 500 kilogramos, consume 3 por cada 100.
Un buey de cebo que pesa 200 á 300 kilogramos, consume 6 por cada 100.
Una vaca lechera que pesa 600 á 800 kilogramos, consumo 2 por cada 100.
Una vaca lechera que pesa 400 á 550 kilogramos, consume 3 por cada 100.
Una vaca lechera que pesa 200 á 350 kilogramos, consume 3'8 por cada 100.
Un carnero de cebo que pesa 30 á 40 kilogramos, consume 4 por cada 100.
Un carnero de cebo que pesa 50 á 60 kilogramos, consume 5 por cada 100.
Las uvas y las abejas
Es general la creencia, especialmente entre los labradores, de que las abejas ocasionan la pérdida de los racimos; y esta aberración se funda en que se las ve chupar el jugo de los granos, en la época de madurez, en mayor número y con más actividad que los demás in¬
sectos.
Como en este inundo cada ser tiene
su misión señalada por la divina Pro¬ videncia, cabe en lo posible que noso¬ tros tengamos la de defender á la abeja contra todos sus enemigos y darla á co¬ nocer como insecto útil al hombre bajo todos conceptos, y por ello vamos á de¬ mostrar que aquellos que. inconsciente • mente, creen á la. abeja perjudicial para los frutos en general, la uva inclusive, se,equivocan completamente.
La abeja no posee tenazas con que poder rasgar la piel de las frutas; sólo tiene una trompa, ó más bien dicho, una lengua muy velluda á la que se pe¬ ga la miel ó materias azucaradas que contienen el cáliz de la flor y las frutas, y aspirando, la hace pasar á su primer estómago, que sirve únicamente como

depósito y en donde no sufre alteración
ni fermentación ninguna, como sucede
en la familia de los rumiantes.
El aguijón que, para su defensa, tiene la abeja en la parte posterior, no puede perforar la piel de las frutas, porque sus funciones no son á propósito para dicho objeto, y por lo tanto creemos haber de¬ mostrado que no puede achacarse á este nimenópter© la culpa de los desperfec¬ tos que, poniendo el interior del fruto en contacto con el aire, producen la des¬ composición y pérdida d-el mismo. Sólo falta averiguar ahora 'quién es el cau¬ sante y por qué las abajas acuden en gran número sobre las uvas.
La avispa, á más de su potente agui¬ jón, tiene unas tenazas tan fuertes, que llega hasta á perforar la .piel de las ma¬ nos del hombre, y ella es la que devasta todasdas frutas; pero cuando el mal ya está hecho y la fruta averiada, entonces va la abeja y liba el jugo que de aqué¬ lla se desprende, el cual se perdería in¬ dudablemente, aprovechándolo para de¬ volverlo al hombre invertido en riquí¬
sima miel.
Y este pobre insecto, tan laborioso y útil, carga con la responsabilidad de las malas acciones de la avispa, insecto más perjudicial que provechoso .para el
hombre.
Hanos movido á escribir estas líneas un hecho vandálico acaecido en Almonte, provincia de Huelva, donde por creer
que las abejas perjudicaban á las uvas, se pegó fuego á unos colmenares que
reunían 800 colmenas. Labradores: antes de destruir la» abe¬
jas, reflexionad que tenéis mucho que aprender de ellas, lo mismo respecto i organización que á trabajo, y que es e'1 único ser de la creación que os rindo un producto sin tener que cuidaros de su manutención; no despreciéis de esta manera los bienes que Dios ha puesto
á vuestro alcance.
Á los que tosen
En un periódico profesional encontra¬ mos la siguiente sencilla receta contra
la tos:
«Basta colocar 50 ó 60 gramos de gíicerina en una cápsula de porcelana, y evaporarlos por medio de una lámpara de alcohol. De las experiencias verifica¬ das resulta que esta clase de vaporiza¬ ciones son inmejorables en las bronqui¬ tis con tos rebelde, así como también en la tisis pulmonar, habiendo obtenido gran número de enfermos una mejoría
notable.
Utilizando la glicerina fenicada, ge obtienen vapores antisépticos, muy re¬ comendados hoy en el tratamiento de la coqueluche, y sobre todo del «crup.»
Conservación de las frutas en estado fresco.
Para cada galón (1.) de agua se hace
uso de dos cucharadas de azufre en
polvo. Póngase el azufre en un plato, colo¬
qúese la fruta, el agua y el azufre en un cajón perfectamente cerrado. Bése fuego al azufre, ciérrese bien el cajón y déjese adentro los artículos durante cuatro ó cinco horas, en que el procedi¬ miento ejercerá sus efectos. Sáqucnse después las frutas, coloqúense en un tarro ó pomo y cúbranse con el agua preparada.
Crónica Local
La oración de cuarenta horas dedica¬ das al patrono de este pueblo San Barto¬
lomé apóstol fné solemne. Al oficio, el lunes, asistió la Corporación municipal y extraordinaria concurrencia; la or¬ questa que dirije D. Juan Albertí Pres¬ bítero, interpretó admirablemente una de las bellísimas partituras de Diest, y
en el panegírico del Santo objeto de di¬
chos cultos estuvo elocuente el orador
sagrado D. Pedro Planas que, conforme habíamos anunciado, lo tenia á su cargo.
Pero no nos engañamos; en la parte religiosa consistió puede decirse toda la fiesta. La jBanda Solterease tocó en la plaza do la Constitución ante numeroso público, en las veladas del domingo y lunes, y como único adorno en todo el pueblo se expusieron, encerrados en un marco de arrayan, los antiguos damas¬ cos de la parroquial.
El voila toat.
(1) TJu galón equivale á 4 litros 64 centilitros.

SÓLLER
i**

Tenemos gran satisfacción en poder sentimientos y en los actos meritorios

comunicar á nuestros lectores una noti¬ de sus hijos; y tengan por seguro, que

cia que, en nuestro concepto, á todos ha no quedará sin recompensa su amor al

de ser igualmente grata: la del salva¬ prójimo, tan patentemente demostrado

mento de tres náufragos por el vapor so- con la caritativa acción de que acabamos

llerense «León de Oro».

de dar cuenta. El Estado, que no ha mu¬

El sábado próximo pasado dirigíase cho concedió al Sr. Mora honrosa dis¬

el vapor de Barcelona á Cette, y, obliga¬ tinción por los servicios que le había

do por el recio NO. que reinaba, tuvo prestado, lo tendrá en cuenta, y las So¬ que acercarse bastante á la costa para ciedades de Salvamento es probable ha¬
atravesar el golfo de León. En la trave¬ gan lo propio; sino Dios, que nada que sía de Agde á Cette, á unas cinco millas lo merezca deja sin premio, y su propio
de la costa y á unas seis al S. SO. de corazón, que goza ya las dulzuras de este último puerto, distinguió el Sr. Mo¬ la satisfacción que experimenta todo el
ra algo que le llamó la atención; exarni- ]: que ha obrado bien.
nólo mejor con auxilio de un anteojo, y

no tardó en convencerse de que aquel
punto blanco que á simple vista había descubierto era un bote que, imposibili¬ tado por averías, no podia hacer vela, y que las fuertes corrientes alejaban por
momentos de la costa. Suponiendo que dicho bote iba tripulado, y deseoso de salvar á las personas que sin su auxilio no habrían de tardar en sucumbir, diri¬
gió á él la proa del vapor, á pesar del
fuerte oleaje y duro viento, y poco des¬
pués pudo convencerse de que no se ha¬
bía equivocado: que en el bote iban per¬

Según nos comunica el Administrador de Correos de esta villa, se ha dispuesto por Real Orden del Ministerio de Ul¬ tramar, fecha 14 del corriente, quede su¬ primida la expedición á Buenos Aires que debía salir del puerto de Cádiz el dia 7 de Septiembre próximo; é igual¬ mente se ha ordenado por la superiori¬ dad el que se entregue corresponden¬ cia al vapor trasatlántico «Puerto-Rico»
que ha de salir del puerto de Palma con¬ duciendo tropas para la isla de Cuba el
dia 2 del mismo mes.

sonas y que estas por medio de una ser¬ villeta que lograron enarbolar en el palo pedían auxilio. No sin grandes esfuerzos lograron los tripulantes del vapor salvar

Lo que á instancia del comunicante hacemos público para que llegue á noti¬ cia de las personas á quienes pueda in¬
teresar.

á los náufragos, y una vez á bordo abri¬

gáronles con mantas y les prodigaron
toda clase de cuidados, que recompensa¬
ron ya desde el primer momento con vi¬
vas demostraciones de la más sincera
gratitud.
La embarcación fué llevada á remol¬
que por el vapor hasta Cette. Era una balandra de recreo conocida por Mario de Agde, perteneciente al club de dicho puerto, y los jóvenes que la tripulaban
-eran los hermanos Sahtic de Agde, y un
amigo de estos natural de Saint Pons. Manifestaron los náufragos que el fuerte
viento habíales roto el botalón y que no
puliendo hacer vela, arrastrada por la comente su pequeña embarcación mar afuera, y sin fuerza ellos, desconfiaban
ya de salvarse.
La noticia en Cette cundió con la ve¬
locidad del rayo, y á poco de estar el vapor amarrado ya recibieron el Sr. Mo¬ ra y los demás tripulantes las felicita¬ ciones del Sr. Cónsul de España en aquella ciudad, las de las autoridades de Cette, y las de cuantas personas (que

A pesar de haber indicado nosotros
en la crónica de nuestro anterior número
que teníamos noticias de que el vapor Isleño habia llegado sin novedad á Cet¬ te, en esta ha circulado la especie de que había arribado á Rosas y de que en di¬ cho puerto habia desembarcado los pasa¬ jeros para dirijirse por tierra al punto
de su destino.
A fin de que quede en claro la verdad, podemos confirmar á los que han duda¬
do de nuestra buena información la no¬
ticia que el sábado último lanzamos á la publicidad, diciéudoles que el Isleño lle¬
gó á Cette felizmente, sin tocar en otro puerto, id siguiente dia al de su salida de éste, y según su consignatario en ésta,
Sr. Coll, nos manifiesta, á las seis de la
tarde.
Dicho vapor saldrá de nuevo ma¬ ñana, conforme tiene anunciado, para Cette y Marsella, y, según se dice, mu chos de nuestros paisanos en él piensan
embarcarse.

fueron muchas) tuvieron noticia del acto humanitario que acababan de realizar; y,

En el mismo local que no ha mucho

tan luego llegaron á Agde los jóvenes de ocupó el «Círculo Recreativo» y más

referencia, las recibieron igualmente, tarde, por unos pocos dias, se instaló el

por escrito, de la Alcaldía de aquel pue¬ blo, de las respectivas familias de los náufragos y de infinidad de amigos y conocidos de estos que habíanlos llorado

fonógrafo, se abrió hace algunas semanas una carnicería, que desde los primeros dias se vió favorecida por el público.
El dueño de la misma anunció los

ya perdidos.

mismos precios que tenían establecidos

Reciban también las que les enviamos jI los demás cortantes de la localidad; pero
nosotros en nombre propio y en el del ¡| ahora, deseando corresponder á la propueblo, que se ve honrado en los nobles íl lección que el público le dispensa, ha

abaratado la carne y la expende á ll50 jales D. Martin Marqués, D. Lorenzo Dia 20.—D. Miguel Arbona y Coll*

pesetas el kilógramo, en vez de á 1‘75 Mayol, D. Amador Castañer, D. Miguel de 26 años, soltero, calle de Cocheras.

pesetas á que desde remota fecha se ve¬ Arbona, D. José Morell y D. Jaime Ma¬

nia pagando. Dícennos que los demás graner. Leída y aprobada el acta de la

cortantes la expenden ya á 1‘50 pese¬ sesión anterior, se procedió al despacho MOVIMIENTO DEL PUERTO

tas, como el de la nueva carnicería, y ordinario, acordándose que pasaran á

que la próxima semana se abrirá otra en informe de la Comisión de Obras: una

Embarcaciones fondeadas

la calle de la Luna.

instancia de D.a Rosa Alcover Benna-

Dia 23.—De Valencia, en 1 dia, laúd

De esto último nos enteraremos y da¬ sar para abrir una ventana-balcón en la María, de 70 ton., pat. D. Juan Ferrer,

remos cuenta el sábado próximo.

fachada de su casa, n.o 13 de la calle del con 7 mar. y efectos.

Pastor; otra de D. Francisco Forteza Dia 24.—De Barcelona, en 10 horas,

A causa de la mucha carga que desem¬ Pomar, para construir una cloaca desde vapor Cataluña, de 602 ton., cap. don

barcó y embarcó en Barcelona el vapor las casas de su propiedad sitas en la pla¬ R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.

León de Oro no pudo terminar dichas za de la Constitución, hasta la mina

Dia 24.—De Palma, en 1 dia, laúd

operaciones el miércoles para salir de que el Ayuntamiento construye en dicha Internacional, de 27 ton., pat. D. Este¬

aquel puerto para este al anochecer del plaza; otra de D.a Francisca García y ban Pujol, con 5 mar. y lastre.

mencionado día, conforme tiene anun¬ Vicens, para construir una acera á lo

Dia 26.—De Cette, en 20 horas, vapor

ciado, y efectuó la salida el jueves á las largo de la fachada de su casa situada Isleño, de 405 ton., cap. D. R. Piña,

cuatro de la madrugada.

en el camino del Murtará.

con 23 mar., pas. y efectos.

A este puerto llegó á las dos de la . Acordóse luego que pasara á informe Dia 26.—De Sevilla, en 10 dias, pai-

tade, habiendo encontrado gruesa mar. de la Comisión de Cementerios otra ins¬ lobot Dolores, de 41 ton., pat. D. Fran¬

tancia de D. Jaime Deyá Trias, para cisco Riera, con 5 mar. y trigo,

El jueves de esta semana tomó pose¬ adquirir una tumba en este Cementerio.

Dia 27.—De Cette y Barcelona, en 10

sión de la escuela pública de niñas de

Procedióse al sorteo de los contribu¬ horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬

Biniaraix nuestra paisana D.a Francisca yentes que han de constituir con el ladas, cap. D. G. Mora, con 15 marine¬

Valls y Cortés, de cuyo nombramiento Ayuntamiento la Junta municipal du¬ ros, pas. y efectos.

tenían ya noticia nuestros lectores.

rante el presente año económico.

EMBARCACIONES DESPACHADAS

Al terminar el acto, la nueva maestra

Autorizóse á D. Domingo Riutord,

Dia 24—Pora Barcelona, vapor Cata¬

obsequió con un refresco á las autorida¬ Apoderado de este Municipio, para el luña, de 662 ton., cap. D. R. Terrasa,

des, á la^g personas que la habían acom¬ pañado y á cuantos vecinos habían sido
al mismo invitados.
Deseárnosla desempeñe dicho cargo

cobro de ciertas cantidades en la caja provincial.
Se acordó el pago de varias cuentas de obras públicas.

con 30 mar., pas. y efectos. Dia 26.—Para Palma, en 5 horas, va¬
por Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Pi¬ ña, con 23 mar., pas. y efectos.

dilatados años.

Y se levantó la sesión.

Pasajero en el vapor León de Oro llegó á este pueblo, anteayer, nuestro co¬ laborador y estimado amigo D. Juan B. Enseñat, después de una breve au¬ sencia al objeto que conocen ya nuestros
lectores.
Nuestro amigo, después de cumplir su
cometido en la bellísima ciudad austría¬
ca, ha recorrido importantes poblaciones del imperio aleman y ha visitado la her¬ mosa exposición de la confederación Helvética, permaneciendo algunos dias
en Ginebra.
A esto se llama aprovechar el tiempo. Damos al Sr. Enseñat la bienvenida, y deseamos haga partícipes á los lecto¬ res del Sóller de las agradables impre¬ siones que ha recogido en su corto, pero aprovechado viaje.
Mañana se celebrará fiesta popular en el barrio de Las Marjadas.
Ignoramos en que consistirá; solo sa¬ bemos que no faltará buey, pues que es¬ ta mañana lo hemos visto pasear al son de la gaita y tamboril por las calles de esta población.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 27 Agosto 1896.
Celebróse á la hora de costumbre bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Juan Joy y con asistencia de los Sres. Conce¬

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial—Hoy al ano¬ checer se cantarán completas á toda or¬ questa, en preparación de la festividad de la Dedicación de la Iglesia parro¬ quial.
Mañana, dia 30, á las nueve y media horas menores, misa solemne con música y sermón por el Rdo. Sr. Cura-párroco y al anochecer solemne Trisagio con mú¬
sica.
.—-O» •
Registro Civil
Nacimientos. Varones 2.—Hembras 2.—Total 4.
Matrimonios.
Dia 27.—D. Juan Pol y Busquets, soltero, con D.a María Payeras y Roig,
soltera.
Dia 28.—D. Antonio Capó y Capó, soltero, con D.a Isabel M.a Vives y Es¬
tades, soltera. Dia 28.—D. José Casasnovas y Cas-
tañer, con D.a Isabel M.a Bibiloni y
Sampol, soltera.
Defunciones
Dia 22.—D. Damian Frontera Colom, de 85 años, viudo, calle de San José.
Dia 23.—D.a Catalina Castañer Ca¬
nals, de 84 años, viuda, calle de San
Pedro.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

Palma

vuiKno

Crédito Balear

5P25

Cambio Mallorquín

0*00

Fomento Agrícola

63*00

Ferro carriles de Mallorca. . . 32‘50

Alumbrado por Gas
Salinas de Ibiza

78[00
195*00

Bonos Municipales

34‘00

La Isleña Marítima

50*75

Banco de Préstamos

3‘0G

Madrid

4 pg perpetuo interior. . . ,
4 pg perpetuo exterior. . . . 4 pg amortizable Billetes hipotecarios de Cuba

64*55 76*85 78‘00

(1890)

00*00

Id.

id.

(1886). . . . 86‘50

Banco da España

387*00

Tabacos

222‘00

París á la vista

19*85

Londres, á la vista ..... 30*17

Barcelona

4 pg perpetuo interior. . . . 6*472

4 pg exterior

77*05

Amortizable

85*25

Ferro carriles del Norte. . . . 27*48

Francias

64*35

París

64*37

Un joven de 18 años de
edad, sabe leer y escribir, y ha servido cuatro años en un almacén de vinos, frutas y verduras, de Francia, desea co¬
locación en la misma nación.
En esta imprenta informarán.

30

AGRICULTURA

ra suelen padecer esta dolencia que empieza por marchitarse las hojas, volverse amarillas y se¬ carse, sobreviniendo á veces la muerte. La mis¬ ma causa que produce los efectos de la insolación produce los de la marckitez: un exceso de evapo¬
ración. Se evita rociando las ramas con frecuencia
ó sea propinando el riego de lluvia. Tampoco es
frecuente la marchilez entre nosotros.
Este accidente no debe confundirse con la mar¬
chilez producida por la falta de riego, tan fre¬
cuente en los huertos de secano, donde á veces
las hojas se abarquillan, tomando un color amo¬ ratado que desaparece al dia siguiente de sobre¬ venir una lluvia abundante que restablezca la
sazón.
Clorosis ó amarillez de las hojas.—A no
dudarlo, es esta la enfermedad más común y me¬ nos atendida, en nuestros huertos. Pueden pro¬
ducirla: un exceso de humedad en el suelo, du¬
rante la época de los calores; la poca ventilación;
la falta de hierro en la tierra; cierto entorpeci¬
miento en la absorción de las materias minera¬
les existentes en la misma; la falta de fecundi¬
dad ó agotamiento del campo; la alteración de
los vasos absorbentes de las raices; la vejez; etc.
Para evitar esta enfermedad deben moderarse
los riegos y no producir encharcamientos. Cuan¬ do se nota su existencia, deben examinarse las causas que la han producido: si procede de lo primero: se suspende el riego y se dan frecuen¬ tes cavas hasta restablecer la sazón; si de lo se¬ gundo: se poda la planta; si de lo tercero: se quita la tierra del pié de la planta y se da un riego modéralo con una débil disolución de vi¬ triolo verde, rociando También las ramas; si de lo

CULTIVO DEL NARANJO
demás: lo mejor es abonar con materias muy azoadas y sustituir la tierra del pié con buen mantillo ú hormiguero. Las más veces basta la suspensión del riego y abonar al naranjo atacado para restablecerle la salud.
II.
Heridas.
Todo corte ó desgarramiento de ramas produce
una herida, tanto más sensible y funesta, cuan¬ to mayor sea el diámetro de la rama cortada y el empuje de la savia. Por esto las escamondas deben practicarse antes de entrar el naranjo en vejetación aparente y cubrir los cortes con el ungüento de ingeridores. A no mediar estos cui¬ dados, las influencias del aire y de la humedad atmosférica alteran las capas exteriores de la al¬ bura y determinan la extravasación de la savia que se corrompe, impide la cieatrición y aumen¬ ta las proporciones de la llaga. Las aguas de lluvia vienen después á depositarse sobre la he¬
rida y producen la úlcera ó gotera que termina por la caries y destrucción de todo el cuerpo le¬ ñoso, hasta dejar el tronco hueco, si antes no acaba con la existencia del naranjo.
Guando el descuido ha llegado á tal extremo no queda más remedio que limpiar la herida, cortando hasta el vivo y macizar el hueco con
mortero de cal y arena.
Antiguamente todos los huertos se veían ata¬ cados de la caries, no siendo raro ver naran¬

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
jos que parecían astillas sembradas. El accidente se debía á que, plantando muy espeso, las ra¬ mas se embarazaban, subían en competencia para buscar el sol y después, durante la cosecha del fruto, se producían desgajamientos que siempre terminaban por aquel fatal accidente: ahora se planta claro, se suprime el tronco, todo lo posi¬ ble, y no es tan común aquella enfermedad.
III.
Plantas parásitas.
En general las plantas parásitas carecen de la facultad de descomponer el ácido carbónico del
aire, y para vivir necesitan el auxilio de un órgano que les facilite la asimilación de dicha sustancia; este lo hallan en la clorofila que van á buscar en la corteza de otras plantas, aprove¬ chando para ello los medios establecidos por el
autor de la naturaleza.
Las que más daño causan al árbol del dorado fruto, acarreándole penosas enfermedades, son co¬ nocidas bajo los nombres científicos de Demathium
monophijllum y Lichen aurautii. Demathium monopíiyllum, Riso, = Fumagina,
negreta—mascara.—Esta planta es compañera in¬ separable del coceas, sobre cuyo animal desarrolla su primer germen, pasando desde allí á estable¬ cerse en las incalculables picaduras abiertas por
dicho insecto en la planta que nos ocupa. Cuan¬ do se fija en las hojas mis tiernas puede seguir¬ se con facilidad el curso de su vejetación.

^ O L L E Te

XiM-Aanncios que se inserten en esta sección pagarán.- Hasta tres inr*@wcictes á razón de 0‘05 pesetas ia línea; hasta cinco inserciones á
- ftuon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. B1 -jalor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
-wjte que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los -grabados, -se eonta-
ién por tipos del cuerpo 12 y-el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del anch de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pesa tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que sa compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

tos snscrlptores
ciento.

disfrutarüu

una

rebaja

de

un

25

n * o»r

GRANJA EXPERIMENTAL BE BARCELONA ISLEÑA MABÍTIMA SERVICIO DECENAL

Escuela de Peritos y Capataces agrícolas.

ENTRE
i MU, UtCUOHi,

Desde ei di a :1.° de Septiembre próximo Pasta el 30 del -mismo mes,-quedará -abierta la matrícula para el curso de 139G á 97 en las Escuelas de Peritos y Capa¬ taces agrícolas que en esta Granja tiene establecidas la Excma. Diputación provin¬
cial de-Barcelona.
Los estudios de Perito agrícola pueden cursarse por asignaturas sueltas ó en dos
.caños y en la forma que prescribe el Reglamento vigente de estas Escuelas. Para ingresar como alumno en la Sección de Peritos, se necesita acreditar por
unedio de certificado facultativo, ser de complexión sana y robusta; presentar certiíficado de buena conducta expedido por la Alcaldía del pueblo de su habitual resi¬ dencia; partida de bautismo; y certificación académica de tener aprobadas en algún «establecimiento oficial las asignaturas siguientes:
Aritmética y Álgebra.—Geometría y Trigonometría.—Elementos de Eísica y ¿Química.—Elementos de Historia Natural.—Elementos de Agricultura.—Nociones
de Dibujo lineal y de Dibujo topográfico. Estas dos-últimas asignaturas podrán simultanearse con las del primer año de
ia carrera.
La enseñanza de Capataces es esencialmente práctica, instruyéndose en el mane■ jo de máquinas y aparatos de cultivo; en las prácticas de las industrias rurales; en idas operaciones de cultivo y ganadería; y eu las lecciones orales de elementos de Agricultura, organografía y fisiología vegetal, meteorología agrícola, zootecnia, é
¿industrias rurales.
Para ser admitido como alumno en la Sección de Capataces agrícolas, es indis¬
pensable reunir las condiciones siguientes: 1.a Haber cumplido 16 años, que se acreditará por la partida de nacimiento.
"2.a Certificación facultativa de ser de complexión sana y robusta parados tra¬
bajos de campo. 3.a Acreditar buena conducta, mediante certificación del Alcalde del pueblo de
su habituahresidencia.
,4.a Saber leer y escribir y las cuatro reglas fundamentales de la aritmética. Hay internado para los alumnos Peritos y aprendices capataces que lo deseen, á -.fin de que permanezcan siempre en la Granja, bien cuidados y atendidos, acostum¬
brándose á la vida y prácticas agrícolas. La matrícula se verificará en la Secretaría de esta Escuela, sita en el término
«■municipal de la Villa de Gracia, calle de la Granja experimental n.-o 5, á donde se ^dirigirán las consultas que deseen hacer los interesados y se facilitarán Reglamen¬
tos á quienes lo soliciten.
Gracia (Granja) .18 Agosto .1896 —El Ingeniero Director, II. Gorria.

con itinerario.
El veloz buque á vapor

Saldrá del puerto de Palma, el 30 de los corrientes, á las 8 de su mañana, para los de

y » —

—

verificando el viaje conforme al siguien¬
te itinerario:
Salida de Palma para Sóller, Cette y Marsella, dia 30 Agosto á las ocho ho¬
ras de la Mañana.
Salida de Sóller para Cette y Marse¬ lla, dia 30 Agosto á las 4 de la tarde.
Salida de Cette para Marsella, dia 31 por la noche.
Salida de Marsella para Cette, Sóller y Palma, dia 4 Septiembre por la ma¬
ñana.
Salida de Cette para Sóller y Palma, dia 5 Septiembre á las 12 del dia.
Salida de Sóller para Palma, dia 6 Septiembre por la tarde.
NOTA.—Se admiten géneros á 1 pe¬
seta 100 kilos.

CONSIGNATARIOS:

En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette, D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don
J. Mayol.

ii JjA. srarca

Ï
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona joara Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y
Comp.a, Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-
mandant Samary-5.
Para Puerto-Rico, Habana y Veracruz, con escalas en Mayagüez y Ponce, saldrá el dia 2 de Septiembre, del puerto de Barcelona, el va¬ por de 5.000 toneladas
Admite carga y pasajeros para dichos puntos. Para más informes dirigirse á su agente en ésta, Salvador Elias,
calle del Príncipe n.° 13.—SÓLLER.

Es Plá cV en Bieleta
PROPIEDAD
DE 2.

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

"Servicio fijo y periódico por los vapores de esta compañía
MES DE AGOSTO DEL AÑO 1898, (Salvo contingencias).
Línea de las Antillas, New-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor
^CIUDAD DE CADIZ, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz. El 20.—De Santander, vapor SANTO DOMINGO, para Puerto-Rico, Habana
■ y Veracruz.
El 30.-—De Cádiz, vapor LEÓN XIII, para las Palmas, Puerto-Rico, Haba¬
na y Veracruz. Línea de Filipinas.—El 15 de Barcelona, vapor ISLA DE MINDANAO,
rpara Port-Saind, Aden, Colombo, Singapore y Manila. Línea de Marruecos.—El 25 de Barcelona, vapor RABAT, para Málaga,
* Ceuta, Cádiz, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.
Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz
Los lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á 'Cádiz los martes, jueves y sábados.
En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino. Al tomar los pasajes se abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará •A los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 pg sobre el importe del flete. Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta. tPara más informes, en Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo
Estades.

E.
Calle 'Nueva, 87—SÓLLER

VENTA DE SOLARES
en elílNoguera,,

Retratos en todos tamaños.
Precios, desde 3 pesetas la ine¬
dia docena. Bonita colección de vistas:
Ltecuerdo del viaje del "León -de Oro,, al “Torrent de Pareys,,.
lállál I1QSÏIM
MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

Ultimados ya todos los trabajos
preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios variarán entre docientos y quinientos duros
según el sitio que escojan. Los que deseen adquirirlos pue¬
den dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime Bullan y Bisbal (Ros).

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas
en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

Desea venderse ia
casa número 62 de la calle de la
Luna.
Si la persona que la comprare no quisiese ó no pudiese disponer en el acto de la compra de todo el importe que se convenga, no tiene
inconveniente el dueño de cobrarla
á plazos ó de facilitar en otra for¬ ma el pago al comprador.

existe un extenso vivero, en el cual podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.
Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.
Diríjanse los pedidos á José Pizá (á) Parriñola, calle de la Rectoría, —SÓLLER.
PEDRO LLADÓ
SAN JAIME, 28
Antepechos, (empitaclós) y guar¬ da-polvos de todas medidas para ventanas y balcones.
Ladrillos para el piso de zagua¬ nes y bodegas.
Fregaderos, pilas, lozas para me¬ sas y demás piezas de la misma índole; todo de piedra artificial compuesta de piedra caliza ma¬ chacada, cemento ordinario y port-
lant.
También se graban toda clase de inscripciones en lápidas sepul¬ crales de piedra de Santañy.
Todo á precios módicos. Única
casa en Sóller.
Naranjos y limone-
ros Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Bullan y Esta¬ des, Huerto del Convento.—Sóller.

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social
Reservas
Primas á cobrar....

10.000,0D0 8.705,000
74.287,038

Francos
„ „

Total

92.992,038

Capitales asegurados . . Sienestros pagados . . .
SEdUS®

15.127.713,242

„

194.000,000

„

COSECHAS '

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬ tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

^Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicativa^Tinía violeta# ^Tinta carmín^Tinta para sellármete., ete.m
. ILa liay ©ii venta en el e^taMeelmiesit© £1
§1S©IE1MB-San Bartolomé- 17-SQLLER.

ÜFOMBik BE ¡Lik
y^
PLAZA BE PALACIO, 1fl—BARGELOIA

ACADEMIA MERCANTIL
DIKIGÍDA POR
SALVADOR ELÍAS CAPELLAS

El dueño de este establecimiento,
ex-dependiente de la fonda del Uni¬
verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por ci ciertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la
protección que de estos isleños re¬
cibe.

Enseñanza teórica y práctica Cálculo Mercantil, Teneduría de bros, Geografía comercial, Legii ción mercantil y todo lo refere al comercio según las vigentes
yes.
Clases diarias por la manara por la noche. En las clases de no
también hay enseñanza prior
para los obreros.
Para más pormenores dirigios Director, calle del Príncipe n.°
(Castellet)—SOLLER.
SQLL21B.—Imp. áe «La Sincericla