ASO Xl--2.a EPOCA-NUM. 482
ASO Xl--2.a EPOCA-NUM. 482

SABADO 27 DE JUNIO DE 968)

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

fOÜDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: *

REDACCION Y ADMINISTRACION:

Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom-Quai

„

,

,

Commandant

S0 amarySr-Cen tte

(m Herauult..)\\

Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.)

Méjico: D. Damian Canals-Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

Juan Marqués y Arbona.

Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

in.'cial^sig^et^minado. La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo,

De los que

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EspaSa: 0*50 pesetas al.mes.
Francia- 0’75 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id., Números sueltos—-0'10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.
'res^Tsables sus auto™

LITERATURA Y PASATIEMPOS
EL SANTO DE MI MUJER
¡Qué dia he pasado! Hoy es el santo de mi mujer, y esta mañana me he di¬ cho: ¿Qué la regalaré? Un ramo de flo¬ res? ¡Bah! Eso es una bagatela... Algu¬ na alhaja? No: eso se puede perder... y es caro. ¡Diablo! ¿Qué elegiré? ¡Ya di con ello! Una lata magnífica de espᬠrragos. Así como asi, yo adoro los espá¬
rragos...
Tal como lo pensé lo ejecuté. Entré en una tienda y compré el mejor bote que había en ella, ¡Seis francos! Y con
el semblante sonriente del marido que
cree haber cumplido con su deber, lle¬ gué á mi casa gritando:
—¿Quien va á dar una sorpresa á su mujercita, por ser hoy el día de su santo?
—¿De veras? ¿Tú? ¡Ah, qué hermoso
eres!—contestó ella escudriñando lo que
yo llevaba entre las manos. La abracé y luego le presenté con
cautela el bote de espárragos. Pero ella movió las narices. ¡Oh! Movimiento na¬
sal... ¡malo!
—¿Esta es la sorpresa?—dijo.
—¡Vaya! Una verdadera sorpresa. Ya
verás, ya.
—¿Pero consiste sólo en eso.
—Sí.
—¡Valí! No se arruinará V. por su
mujer.
Cuando mi señora me trata de usted es señal de que se halla de muy mal
temple. Comprendiéndolo así quise hacer
valer mi obsequio y agregué: —Pero hija, mira qué hermosos son.
Seis francos la lata... Cuando se trata de tí no regateo. Ya ves, hay con ellos pa¬ ra almorzar... y aun quedarán.
Llamé á la doméstica. —Francisca,—ordené—cueza V. esos
magníficos espárragos y sírvanoslos co¬ mo desayuno. Los comeremos con acei
te y vinagre.
—No—repuso mi mujer con tono de¬
sabrido—con salsa blanca. —Pero si con aceite...
—¡Vaya! Tienes ganas de contrade¬
cirme.
—No. pero es que...
—Si, todo lo comprendo. Quieres obli¬
garme á tomar vinagre para que sufra
del pecho.
—Te aseguro...
—Es inútil. No logrará V. que me habitúe á sus gustos ordinarios.
—Eso de gustos ordinarios... —No comeré jamás esos espárragos
Los detesto, y á V. también. Y me dió
en el rostro un golpe.

—¡Angel mío! —Eso es... quiere V. ahora insultar¬ me... atropellarme... Sí, pégueme usted, maltráteme... pero no lo consentiré. No, y no. Me voy ahora mismo. Envolvióse en su abrigo, tomó el som¬ brero y salió de la estancia chillando:
No volverá V. á verme nunca.
II
Hallábame rojo de cólera: más al cabo
de cinco minutos tuve miado. La conoz¬
co demasiado; sé que es muy viva de genio. Bajé á la calle y no la divisé. Corrí, inquieto, en dirección al Sena has¬
ta llegar al Puente Nuevo. Al llegar allí un horrible presenti¬
miento agitó mi sér. Había un numero¬ so grupo de personas rodeando algo y
haciendo comentarios. Justamente pa¬
saba por allí un chiquillo pastelero, lle¬ vando sobre la cabeza un plato con pas¬ teles rematados por una bola de hielo.
—¿Qué pasa?—le pregunté temblando. —¡Ay, señor! La infeliz debe haberse ahogado. —Su nombre... ¡por Dios!... ¡Dilo pronto!
—No lo conozco. Sólo sé que era pre¬ ciosa.
—Amigo mió —exclamé — infórmate bien de todo. Pregunta, haz por averi¬
guar...
—No tengo tiempo. He de llevar estos postres, porque están esperándolos con impaciencia.
Llegué aun lado del Puente, bajé to¬ dos los escalones; ya el agua me mojaba y me decidía á nadar. Pero en aquel instante recordé que no sabia.
Volví á subir, mis ojos derramaban lágrimas. No había descubierto vestigio alguno de la catástrofe. El grupo se ha¬
bía disuelto.
Seguí andando, hasta llegar al puen¬
te de los Inválidos. Allí había otro gru¬
po de gente. Mi corazón latió apresura¬
damente... Allí estaría la víctima. Co¬
rrí... era un caballo que había caído
rendido al suelo. Perdí veinte minutos
viendo cómo de nuevo le enganchaban al coche. Después anduve otra vez, has¬ ta llegar al Puente del Dia, y de este se¬ guí hasta el de Grenede.
Al llegar á él vi un tercer grupo y al buen pastelero que ya llevaba medio deheclia la bola de hielo; la otra mitad
la había fundido el sol.
Cuéntame, por Dios,—exclamé¿q ué es eso?
—Acaban de retirarla del agua.
—Dímelo pronto ¿es ella?
—La infeliz ha muerto.
Mis piernas temblaron, me sentí des¬ fallecer. Hice un supremo esfuerzo de

voluntad, y reanimándome después un tanto le dije al pastelero.
—Amigo mío, toma veinte francos y mi tarjeta. Por lo que más quieras, en¬ cárgate de que trasladen su cadáver á mi domicilio. No tengo alma para verla aquí.
Y como un loco, sin saber por dónde me dirigí á mi casa dónde llegué des¬ pués de mucho rato, bañado en sudor.
III
Llamé y abrió la puerta la criada. Me dejé caer sobre una silla completamen¬ te abatido. La doméstica profirió con
mucha seriedad.
—¿No quiere V. ver á la señora? —¡Ay, no! No me atrevo. ¡Infeliz! ¡Desgraciada! ¡Pobre esposa mía! —Seguramente le habrá á V. perdo¬
nado.
—¿Lo crees así, Francisca?
—Sí.
—¿Y cuales han sido sus últimas pa¬
labras?
—Lo ignoro; pero está en el comedor. ¿Quiere V. verla?
—Vamos. No sé si llegará á faltarme la energía.
Abrí lentamente la puerta del come¬ dor, con mano temblorosa y vi á mi mujer en disposición de ir á comer los espárragos. Al divisarme gritó:
—¡Caramba! Son excelentes. Se oyó el timbre y Francisca introdu¬ jo al chiquillo pastelero, quien llevaba la bola de hielo completamente fundi¬ da. Al verme me presentó una perra ahogada. Por fin lo comprendí todo. Abracé á la criada y al chiquillo á quien poco antes había entregado vein¬ te francos. Después entré en el comedor, loco de alegría. Mi adorada esposa se estaba engullendo el último espárrago y pude ver que hablan estado adobados
con salsa blanca.
Aquel bote de espárragos me había costado ¡cuarenta y seis francos! Y me he quedado sin probarlos...
Definitivamente, otra vez regalaré á mi esposa una alhaja.
Octavio Pradells.
PENSAMENT
Moliné qu‘ al trencá l’auba te poses á la finestra que té el molí dalt sa torre, y que surta el sol esperas just quant la pura alenada de l’oratje que comensa
á bufá rnou les entenes

cansades d’está quietes. ¿Me vols di que hi veus dins l’auba que del Llevant surt xalesta, d’aucellets acompanyada, reblida d’aromes sempre? ¿Me vols di si dins les boyres que T orgullos sol engega hi vol llegí ta mirada lo bon temps ó la tempesta? Guayta, moliné, á la torre si’t veu d’enfora quant venga
no ferirá les entenes la Mestralada desfeta.
Antoüi M.a Peña.
MI LIBERTAD
Llegué á la cumbre de la vida, en donda La libertad, mirándome serena, Puso su augusta clámide en mis hombros
Y en mi sien la diadema.
Pláceme el atavío; mas os juro Que de esta noble condición me pesa, Y no sé que pavor me infunde al alma
La investidura nueva.
lY cómo no temblar si cuando en toda
Su plenitud se abarca y se contempla, Desengañado el hombre de sí mismo,
Conoce su miseria!
¿Visteis en medio de la selva al loco Wamba de la británica leyenda,
Que al recobrar su libertad gemía: Oh, Gurtb, ¿qué hacer con ella?
A sí vacila ol corazón, en tanto Que ante mi vista atónita y suspensa, Se abren los mil camihos de la vida
Entre las hondas breñas.
Sombra en el porvenir: detras la zona De luz que á nuestro pié creciendo llega, Sin que esto sol que marca los latidos
Un punto retroceda;
Sin que todo el poder del Universo En un esfuerzo único, pudiera Ni un grano atravesar del inflexible
Reloj de la existencia.
Y es triste haber marchado al infortunio, Y oir la voz que á nuestra espalda suena: Quéjate de ti mismo; aquí la dicha
Brindábate risueña.
Tiemble el que en nombre del amor ó el odio* Por justa ó vana ley, torcer intenta De ajenos corazones ol impulso,
Marcándoles la senda.
Que—olí! egoísmo feroz de la desgracia!— Al llegar al dolor que siempre llega, Le acosarán para arrojarle al rostro
La sangre que ellos viertan...
Oigo diversas voces que me llaman,
Y anta mi vista atónita y suspensa, Se abren los mil caminos de la vida
Entre las hondas breñas.
Decidme: ¿A dónde iré? Quien de este mundo, Como si otros mejores conociera,

Maldice amargamente, quien la8 horas
Cantando saborea.
Como al trazar sus rimas en el álbum
De incógnita beldad, ciertos poetas, Canta uno sus pupilas por lo azules,
Y el otro por lo negras.
Así hablan todos de la vida, y todos Trazan diverso rumbo á mi flaqueza, Recordándome el triste sus dolores,
Y el viejo su experiencia.
Experiencia también engañadora, Pues, tras de tantos siglos que la hereda, No es más feliz la humanidad que el dia
De la caída de Eva.
¿A dónde iré? presentimientos vagos En el alma proféticos se elevan, Como en oscura cripta tenue rayo
Flotando en las tinieblas.
Y pues no los suscita el albedrío, Voces sonde ignorada providencia,
Que á nuestro corazón muy quedo anuncian Desastres ó grandezas.
Gotas de luz augusta con que el alma, Como surge la flor de las tinieblas, Al volver de algun sueño matutino.
Húmeda se despierta.
Ellos mostraron su poder futuro, Tras las aguas del Rubicon, á César, Y el aplauso sin fin de las edades
Al cautivo de Argelia.
Mas, de achaques de gloria y heroísmo Nada se yo, que de la odad añeja Sólo el juglar oscuro me ha legado
Su espada de madera.
Con ella á los murciélagos espanto; O al fuego del amor, risas y quejas Saltan, como á la lumbre las castañas,
Do mi ronca vihuela.
Llegué á la cumbre de la vida, en donde La libertad, mirándome serena, Puso la augusta clámide en mis hombros
Y en mi sien la diadema
Hélas, niña, á tus piés! Mi cuello humilde Ata con una de tus rubias hebras, Y el resplandor que irradian tus pupilas
Alumbre mi existencia.
La cárcel disipó do brumas de oro Rayo de luz cruel; mas tu belleza Vi entre el vapor rasgado... sé tú ahora
Mi dulce carcelera.
Déjame solo delirar vagando Por espacios sin fin, y qué te ofrezca, Los mundos de mi loca fantasía,
Cual desgranadas perlas.
Así el rebelde azor, cuando del cielo Baja volando en órbitas inmensas, En tibia mano femenina, dócil
Y acurrucado tiembla.
Juan Alcover.

(9)

FOLLETO

DOS GUIRNALDAS
—¿Ni siquiera tres? —Ni una. puesto que si cayese don Claudio se le descerrajarían á V. cuatro
tiros á quema ropa.
—¡Qué infamia! —Yo no sé, ¡voto á Dios! de qué inju¬ ria se trato; pero él no quiere morir sino rengado; y como es tan querido de esos muchachos, ¿quién va á impedir
que sus postreras órdenes se cumplan?
Ello es una atrocidad; pero, diablo,
quien manda, manda. Sin embargo, yo le he empeñado á V. mi palabra de ho¬ nor de que no se le haría daño, y el buey por el asta y el hombre por la pa¬
labra. El muchacho que en confianza me ha revelado esto, parece que le tiene
á V. mucha ley, y que le está muy agra¬
decido por haberle curado V. á su mu¬
jer de unas fiebres malignas, y dejado
una limosna en vez de tomar la propina.
Tenemos ideado entre los dos un plan
para salvar á V. si es V. hombre de co¬
razón... y de piernas.
—Diga V. —A todos estos sitios los conozco pal¬
mo á palmo, felizmente el cielo está en¬

capotado y la noche será oscura como
boca de lobo. Yo cortaré á V. la cuerda
dejándola solamente prendida de un hilo, y V. seguirá como si tal cosa. El muchacho aquel marchará á su lado, poco á poco se irán ustedes rezagando, y
cuando llegue el momento oportuno el otro se caerá como si V. le hubiese dado
un empujón, y al mismo tiempo salta V. un paredón que está á la vera del ca¬ mino. No tiene más que unos ocho piés
de altura. Echa V. á correr, encuentra
unos árboles y dándoles la vuelta se tiende V. boca abajo entre las matas. Nosotros pasaremos de largo. Toma V. en seguida por la parte opuesta, y
ancha Castilla. No se aturda V. ni por
los gritos, ni por los tiros: si ninguno le acierta, bravo; de lo contrario, santas
pascuas.—
Fijar en mi memoria esas instruccio¬ nes, y no tener más remedio que acep¬ tar sus posibles consecuencias, era bas¬ tante para hacerme vivir en la más horrible agonía. Anduvimos una hora y
quizá ménos, y su duración me pareció
la de un siglo. Al fin llegó el momento: hizo el otro como que se caía y salté in¬ mediatamente. gritaba aquel: ¡se escapa el prisionero! el sargento: ¡por aquí, muchachos! y el capitán, que hubo de

apearse: ¡fuego! ¡matarle! Atronábanme los oidos blasfemias y tiros. Algunas balas silvaban muy por encima de mi cabeza, otras iban dirigidas por mano más certera á pesar de la oscuridad com¬ pleta. Me tendí volviéndome hacia el camino que luibia dejado, y ellos pasa¬ ron de largo. Entonces me levanté, y cuesta abajo eché á correr como un ga¬ mo: corria y corria encomendándome á
todos los santos del cielo: á cada paso
estaba en peligro de tropezar ó de es¬
trellarme en los troncos de los árboles:
mis piés estaban magullados y la res¬ piración casi me faltaba. Corria sin em¬ bargo y me encontré en una carretera, pasé un puente y comprendiendo que
este camino no me convenia tomé por
la margen del rio. enfrascándome por breñas y matorrales basta que una pa¬ red se me opuso como obstáculo insupe¬ rable. Traté de rodearla, y las rocas me lo impedían: subí en ella, y ántes de
aventurarme á saltar á la otra parte,
eché abajo una piedrecilla para calcular su altura, vi que podía saltar sin riesgo
y lo hice. Me encontré en un espacio cuadran-
gular cerrado por todos lados, y reco¬
nociéndolo á tientas inferí que era un
cementerio de aldea. La población no

debía de estar lejos, y no obstante quise descansar un poco en aquel extraño pe¬ ro favorable asilo. Mis perseguidores habían perdido la pista, gracias sin du¬ da á la inesperada protección del sar¬ gento. En esta mansión del silencio na¬ da le turbaba más que el sordo rumor de las aguas que al pié de sus tapias se deslizaban. ¡Qué poco había faltado para que yo fuese uno de sus mudos habi¬ tantes, si es que me hubiese cabido la suerte de que me enterraran en sagra¬ do! Daba gracias á Dios, cuando descu¬ brí un pálido reflejo que salía de la pe¬ queña pieza destinada al depósito de los cadáveres: me acerqué, y... ¡amigo mió! ¡amigo mió! ¿con qué expresiones he de pintarte mi sorpresa y mi amargura?
Descubrí en su féretro un cadáver
alumbrado por una lamparilla, un ca¬ dáver vestido de blanco y azul y ceñido con la guirnalda que se había llevado el campesino, y este cadáver era el de Cándida. ¡Cándida! á quien acababa de elegir para única compañera de mi vi¬ da. ¡Cándida! para quien preparaba un tesoro de ternura en recompensa de su prolongado martirio. ¡Cándida! que me hubiera conducido por las floridas sendas de una vida tranquila y cristiano. ¡Cán¬ dida! á quien pocas horas ántes hubiera

salvado de su dolencia, de su dolencia
que yo mismo sin duda le había causa¬ do. ¡Oh! yo era el asesino que de impro¬ viso descubre en su victima á su mejor amigo. ¡Con qué crueles torturas expia¬ ba entonces mis antiguos deslices! Cán¬ dida había borrado el suyo á los piés del sacerdote, su arrepentimiento le ha¬
bía devuelto en cierto modo su pureza,
pero ¡cuán tarde llegaba el mió! A la compunción religiosa la sustituía una desesperación indescriptible. ¡Cuán ne¬ gros, cuán horribles me aparecían mis desmanes al contemplarlos arrodillado á los piés de aquel cadáver!
Mis ojos derramaban lágrimas en abundancia, y ¿qué otra cosa más que llorar podia hacer yo en aquel sitio? Dios y Cándida me las exigían. De pronto oi el ruido de una cerradura y
entró un hombre con una linterna en la
mano.
—¿Quién va? ¿Qué hace Y. aquí? ex¬ clamó sorprendido al verme allí sin sa¬ ber cómo ni por dónde me había intro¬
ducido.
—No se asuste V. buen hombre, le
contesté. Un extraño rcaecimiento me
ha conducido hasta aquí. He podido es¬ caparme de una partida de matinés que me perseguían.

-tMB

SOLLER

2

Sección Científica

con ese acto ó la de anterioridad ó la de
posterioridad á ese momento actual de
la enunciación.

SIGNIFICADO DE LOS TIEMPOS GRAMATICALES .De aquí resultan los tres conceptos
fundamentales de tiempo: el concepto

V.—Futuro Perfecto.
El futuro perfecto significa la perfec¬
ción del atributo en su anterioridad
-á otro atributo que, con relación al acto de la palabra, es futuro, resultando
asi el atributo determinado indirecta¬
mente, referido á época futura sin que haya limitación á un intervalo determi¬
nado que medie entre ambos hechos
futuros, el uno anterior al otro ó sea

de lo presente, el de lo pasado y el de lo futuro, para cuya expresión se han res¬ pectivamente hecho indice especial los
mismos tiempos gramaticales de pre¬ sente. de pretérito, de futuro.
Estas tres formas verbales son las que
representan cada una por sitansolo una de estas relaciones elementales, pero los demás tiempos, en particular los com¬ puestos. condensan en si una combina¬ ción de dos, hasta tres relaciones de

entre la época expresada por el futuro perfecto y la del futuro imperfecto.
En cuanto á su relación al acto de la
palabra, siendo el atributo por el futuro perfecto designado anterior al otro atri¬ buto que le determina en una época
aun no transcurrida ó sea imperfecta en lo futuro, .resulta que ei hecho de¬
terminado dista menos del instante pre¬
sente que el hecho significado por el . futuro imperfecto.
A este .tiempo, en su significado recto, es del todo-indispensable una determi¬ nación temporal, sino siempre median¬
te el atributo de una oración-adverbio
que se.refiera á lo futuro, por lo menos mediante un adverbio ó una expresión

tiempo. Desde luego se evidenciará que todos
los tiempos compuestos con el llamado participio pasado y el verbo auxiliar ha¬ ber implican la idea de anterioridad que envuelta va en el participio pasado y que este les comunica.
Asociándose este concepto de anterio¬ ridad con la relación de tiempo que en cada caso concreto se expresa por el au¬ xiliar haber y que puede ser la de coe¬ xistencia. de anterioridad ó de posterio¬
ridad. resultan combinaciones de rela¬
ciones dobles y triples que van conglu¬ tinadas y soldadas en una. sola noción sintética, la cual constituye el cabal sig¬
nificado de la forma de verbo com¬

adverbial que designe un término en época futura al cual haga relación en su anterioridad y que fije el momento fie la acabada perfección cierta ó por
cierta estimada en lo futuro.
Este futuro perfecto es signo de la anticipación de un resultado obtenido, bien que en verdad sea contradictoria con lo porvenir la idea así de perfección como de imperfección.
Por ejemplo: antes de una hora habré .regresado (—estaré de vuelta); ¿Habrás
comido, cuando vuelva?; hasta lunes todo estará vendido; te prometo que

puesta.
Asi es que el pretérito perfecto: ha salido denota en su forma compuesta la perfección en su anterioridad á una época que aun dura como coexistente
con el momento actual, hallándose sig¬
nificada por el segundo componente suyo, el participio, la perfección en la anterioridad que, mediante el presente
del auxiliar ha. va limitivamente refe¬
rido á cierto espacio de tiempo coexis¬ tente con el instante presente: anterio¬ ridad y coexistencia.
Si ahora el concepto de anterioridad

para cuando quieras será ejecutado tu del participio va referido al momento

« encargo.

actual por otro concepto de anteriori¬

Futuro Pluscuamperfecto

dad. por el del auxiliar: había, hubo

-El futuro pretérito pluscuamperfecto es signo que manifiesta futurición en época terminantemente pasada. Designa la perfección del atributo en la posterio¬

salido, se rompe todo lazo de coexisten¬
cia con el momento actual á consecuen¬
cia de este doble concepto de anteriori¬ dad: anterioridad y anterioridad.

ridad al acto de la palabra, pero, no^

Dr. Máximo Heiitting.

como el futuro 'perfecto desde el punto

de vista de lo'presente, sino bajo el con¬ cepto de lo pasudo expresando que algo fiiabia de suceder en una época futura

(Se continuará).

conceptuada desde el punto de vista de
lo pasado.
Comparándolo con el futuro pretérito se diria que, si el futuro pretérito entra¬ ña el significado del futuro imperfecto bajo el concepto de lo pasado ó sea la idea de lo futuro en época pretérita que
aun dura indicando hechos que no se
fian realizado todavía y continúan aun .siendo probables—todo eso considerado desde el punto de vista de lo pasado—el futuro pretérito pluscuamperfecto ma¬ nifiesta la idea de futurición en época
pretérita que terminantemente pasó; por tanto se denomina: futuro pretérito pluscuamperfecto.
Y comparándolo con el futuro perfec¬ to resulta ser el tiempo que sirve para
trasladar la esencia del futuro perfecto al concepto de lo pasado significando la
perfección del atributo en su anteriori¬
dad á otro atributo que se presenta como futuro, pero, mediante una evolución
temporal, referido é época que ya pasó
en absoluto con relación al momento de
la palabra, de aquí resulta ser: el preté¬ rito del futuro perfecto ó sea: prceteritum futuri perfecti.
Por ejemplo: ¿le has pegado? lo ha¬ bría yo hecho también; ¿quien no ha¬ bría pensado lo mismo? ¿quién habría creído que tu te casarías jamás?; apenas habréis comido tres ó cuatro moyos de •sal, cuando ya os vereis músico corrien¬ te y moliente en todo género de guita¬ rra: me dijo que apenas habría comido
etc., cuando me vena etc.
Explanaciones y Resumen del Signifi¬ cado de los Tiempos Gramaticales
del Indicativo.
Consultando la historia de como se

Variedades
El sueño
Un periodista americano se ha dirigi¬ do á varios personajes célebres para sa¬
ber cuántas horas necesitan dormir para estar buenos.
Adelina Patti ha contestado que no se siente bien si duerme menos de nueve
horas seguidas. Después de las nueve horitas de sueño se despierta alegre, contenta y dispuesta á todo.
Miss Sursón B. Anthony ha dicho que cree que la buena salud que disfruta á los 75 años que ha cumplido, la debe á
dormir también nueve horas.
Indudablemente, el sueño es el mejor reparador de las fuerzas y el sostenedor
de las facultades intelectuales. El señor
Castelar crée que puede consagrarse al trabajo, como lo hace, porque duerme muy bien siete horas seguidas. Se
acuesta, por regía general, á las once
de la noche, y se levanta á las seis de la mañana. Le sienta muy mal trasnochar, y cuando ocupó el poder, en tiempo de la República, que se vió obligado á ve ¬
lar muchas noches, sintió alterada su
salud, que ha sido siempre muy buena. I). José Echegaray duerme ocho ho¬
ras. por regla general, de doce de la no¬ che á ocho de la mañana, y no recuerda haber padecido insomnio, sino en muy pocas ocasiones.
El señor Cánovas del Castillo es tam¬
bién, entre los españoles ilustres, de los menos trasnochadores, y practica lo de
las ocho horas de sueño.

han formado en su estructura material

Pérez Galdós, aun cuando vive en

las inflexiones verbales, se convencerá Madrid, se acuesta lo más tarde á las

de que su formación material no ha sido
nada de casual ni de arbitrario sino se
funda en la evolución del concepto de

diez de la noche; pero no duerme más que seis horas, porque á las cuatro ya
suele estar levantado.

tiempo que ha venido á depositarse en
el molde de cada inflexión verbal de un
modo distinto según sus varias relacio¬ nes elementales en que se bifurca el concepto de tiempo.
Está dicho que en la idea de tiempo referida al acto de la palabra reside el significado propio de lo que en gramᬠtica se denomina tiempo.
Esta relación de tiempo al acto déla
palabra puede ser ó la de coexistencia

Las señoras que han conservado más tiempo su belleza han sido poco trasno¬ chadoras y muy madrugadoras. La du¬ quesa de Denia levanta su tertulia lo más tarde á las doce de la noche; la du¬ quesa de la Torre no ha estado nunca en un baile después de la una, y cuan¬
do vivia en Madrid se levantaba muy
temprano.
Lo que la higiene recomienda, y lo que es indudablemente muy beneficio-

so, es dormir ocho horas y por la noche mucho mejor que por el día.

reconocida eficacia. La Régie, por su parte, preocupada del asunto, ha hecho saber que los jugos de tabaco puestos

por ella á disposición de los agricultores

El Niágara dominado

están desnaturalizados por medio de

una pequeñísima dosis de alquitrán,

Después de cinco años de tenaz y substancia inerte é incapaz de atacar el constante trabajo y de haberse gastado tisú de las hojas.

más de tres millones de duros, la inteli¬

Pero como quiera que las fábricas

gencia humana ha conseguido aprove¬ venden al comercio importantes canti¬ char para fines prácticos la enorme dades de aquellos jugos, que son des¬

fuerza latente en las magníficas catara¬ pués revendidos á los agricultores, la

tas del Niágara.

Régie no puede ser responsable de que

Los dinamos monstruos desarrollan los negociantes, sometiéndolos á nuevas

5.000 caballos de fuerza, y generan
electricidad para-usos i ndustriales. El primer ensayo se'hizo el 25 del mes
pasado poniendo en movimiento el eli¬ mo número 2 de la planta, y mandando á la «Pittsburg Reducción C.°» cantidad

y desconocidas manipulaciones, alteren ó destripan sus condiciones por la com¬ binación con ingredientes destinados,
tal vez. á facilitar la buena conservación
de los repuestos.
Únicamente el análisis químico de los

de flúido eléctrico suficiente para el tra¬ productos adquiridos de segunda mano

bajo y tratamiento del aluminio, á que puede dar al comprador la seguridad de

se dedica dicha sociedad.

Ha pureza de aquéllos ó la certidumbre

12.aLacorrientequeseenviaporcables
de cobre, es alternada y debe trasfor¬ marse en directa antes de emplearla sobre el aluminio, cuya operación se efectúa haciéndola pasar por cuatro de los mayores trasformadores que se han
construido hasta el dia. cada uno de los cuales desarrolla 2.100 caballos de fuerza.
El Ejército en bicicleta
La bicicleta se viene ya utilizando hace tiempo por el ejército para tras¬
mitir las órdenes en el interior de las
poblaciones y algunos otros usos. Ahora se agita la idea en Francia de
que sirva para organizar un verdadero cuerpo de ejército en bicicleta.
Un oficial, el capitán Gerad, ha in¬ ventado una bicicleta que puede ser plegada á voluntad del que la maneja, y que puede servir como modelo para
esta de clase caballería.
Dicha máquina, se pliega en tal forma que las dos ruedas quedan perfectamen¬ te unidas una con otra: plegar la bici¬ cleta se ejecuta en cinco tiempos y des¬ plegarla en cuatro, no tardándose en ambas operaciones medio minuto.
Si el cuerpo de ejército marcha por un terreno llano, puede utilizar la bici¬ cleta. y si se trata de lugares accidenta¬ dos por la facultad de doblarse la mᬠquina puede el soldado echársela á la espalda, lo mismo que si se necesitara
entrar en acción.
La idea de la bicicleta en el ejército teóricamente es hermosa; pero no se sabe aún qué resultados podría ofrecer en la práctica. *
Cincuenta gallinas valen más que
una vaca
El periódico Dispateh oj Pitsfurg re¬ fiere el caso de un campesino que crió cincuenta gallinas y una vaca para sa¬ ber cuál de las dos explotaciones rendía mayor beneficio. Hé aquí los resultados que obtuvo:
La leche de vaca le dió en un año
144.10 pesos; los huevos de las gallinas, 150.81 pesos. La manutención de la vaca le costó 52 pesos y el de las gallinas 50. La cantidad de materiales para abono fué igual en las dos crías. En cuanto al cuidado exigido por los animales, el
criador se declaró francamente á favor

del fraude cometido por los negociantes. La Régie ha aprovechado esta oca¬
sión para informar á la Administración de Agricultura de que la situación va á
modificarse en breve, mediante la venta,
en todos los almacenes y expendedurías de Francia, de un nuevo producto fa¬
bricado en las manufacturas del Estado.
Este líquido, muy eficaz y dosificado con una tasa regular de nicotina, estará
exento de substancias fermentescibles y
podrá conservarse en vaso cerrado, por
tiempo indefinido. Se presentará á la venta en botes de
hoja de lata perfectamente soldados y con un rótulo expresivo del precio y cantidad que cada bote contiene, nom¬ bre de la fábrica de que proceden é ins¬ trucciones para su uso. Los botes serán de cinco uno y medio litro, á los precios para los consumidores de 18, 4 y 2,50 francos respectivamente.
Las fábricas encargadas, por ahora, de la producción de los jugos ricos en nicotina son las de París, Lille, Chateau-
roux, Tonneins y Marsella. Sin embargo, y con objeto de no cau¬
sar perturbaciones en el público habi¬ tuado al uso de los antiguos jugos de
tabaco, éstos continuarán vendiéndose
hasta tanto que los nuevos se hayan vulgarizado, cosa que no tardará en suceder, dadas las indudables ventajas que éstos tienen sobre aquéllos.
La venta de los jugos concentrados de tabaco en los almacenes y expendedu¬ rías dependientes de la Régie constituye una innovación que habrá seguramente de merecer la aprobación y el favor de los agricultores, puesto que les evitará las molestias y formalidades que esta¬ ban obligados á llenar hasta aquí, per¬ mitiéndoles adquirir las cantidades que les sean necesarias sin ningún género de dilaciones ni cortapisas. Además, y gracias á la dosificación normal del pro¬ ducto. los consumidores podrán obtener fácil y cómodamente nuevos líquidos cuya riqueza de nicotina podrán gra¬ duar á voluntad y según las necesida¬ des ó el destino que hayan de darles; ventaja que nunca podrían proporcio¬ narles los jugos ordinarios hoy en uso y cuya dosis de nicotina es indetermi¬ nada y desconocida.
Los nuevos jugos serán completamen¬ te puros y casi incoloros.
No tendrán, por consecuencia, los in¬ convenientes para su aplicación que ofrecen los ordinarios, ni ensuciarán los pulverizadores, ni mancharán las
flores ni las lanas de los animales.

del gallinero, porque exige mucha me¬

Conviene, por fin, tener presente las

nos atención; sin contar el gasto de fo¬ siguientes indicaciones, relativas al

rraje, la vaca dió 92 pesos, mientras nuevo producto de que nos ocupamos:

que las gallinas produjeron un beneficio

Siendo su riqueza en nicotina

liquido de 100.81 pesos, ó sea una dife¬ mucho mayor que la de los jugos ordi¬

rencia de 8,81 pesos á favor de las úl¬ narios, debe disolverse en una cantidad

timas.

de agua mucho mayor que la que se

usa actualmente: dicha cantidad de

agua se indicará en el rótulo de cada
bote.

Conocimientos útiles
Los jugos de tabaco y la horticultura
en Francia
Sabido es que los jugos procedentes del lavado y maceración de los tabacos
son utilizados desde hace bastante tiem¬
po por los agricultores para la destruc¬ ción de ciertos insectos perjudiciales á los vegetales y para el tratamiento de determinadas enfermedades parasitarias

Debido á la gran concentración de la nicotina en los nuevos jugos, es indispensable aplicar á su manipulación un cuidado y un esmero que no exig’e la de los ordinarios. Será, por tanto, conveniente no fumigar las plantas de las serres más que á la caída de la tarde,
procurando alejarse inmediatamente del sitio en que tuvo lugar la fumigación, si no se quieren sufrir las molestias que producen los vapores acres de la nico¬
tina.

propias de los animales domésticos.
Un sindicato de horticultores ha hecho

Vino de naranja

presentes á la Administración de Agri¬ cultura sus quejas, en vista de que el empleo de los jugos de tabaco no pro¬ ducía los resultados apetecidos, é indi¬

Para hacer vino de naranja, se mon¬ dan éstas una vez maduras, y luego se
cortan en mitades al través de las celdi¬

caba la sospecha ó la posibilidad de que
las substancias destinadas á desnatura¬
lizarlos perjudicasen de modo radical su

llas, exprimiéndolas sobre un cubo ó vasija apropiada, en la cual se recoge el zumo que se desprende.

La prensa que para esto se use debe ajustar de tal modo, que no debe dar paso á la semilla al salir el jugo.
Recogido éste, se le añade dos libras de azúcar blanco por cada cinco litros de este mosto si es de naranjas agrias y una sola libra si es de naranjas dulces,
con más un cuartillo de agua por cada
cinco litros de líquido ya mezclado con
el azúcar.
Así arreglada, se deja fermentar re¬ sultando después un vino de color de ámbar, que se parece en el gusto al vino seco del Rhin, á la vez que guarda el aroma de naranja.
De los residuos de la fermentación y
de la corteza se puede sacar vinagre.
Para conocer donde y á que profundidad se puede encontrar agua.
Á álense en Italia del método siguien¬
te, que merece ensayarse. Se toman 100 gramos de azufre, 100
de verdete, igual dosis de cal viva y otro tanto de incienso blanco; se reduce todo á polvo, se mezcla bien y coloca en una olla de barro nueva y barnizada, la cual se acaba de llenar con guedejas de
lana.
Se cubre con una tapadera, también de barro, barnizada, se pesa y se entierra en un hoyo de 30 centímetros de pro¬
fundidad.
A las veinticuatro horas se extrae y se pesa nuevamente; si resulta disminu¬
ción de peso, es señal de que allí no hay agua; pero si hubiese aumento, será prueba infalible de que se encontrará el
agua. Si el aumento fuese de 40 gramos,
el agua se hallará á 21 metros de pro¬ fundidad; si fuese de 80, á 14 metros; si de 120, á 10; si de 100, á 7; y si de 200 á
3 metros.
La mejor época para hacer este ensa¬ yo es aquella en que la tierra no está demasiado seca ni muy húmeda.
Crónica Local
Habiendo observado el Sargento co¬
mandante de la Guardia civil de este
puesto, D. Ramón Lizana, que un ma¬ trimonio forastero de no muy buenos antecedentes, con residencia en esta villa, de unos dos meses á esta parte venia haciendo un gasto muy superior á lo que su estado social permitía, no trabajando y dedicando el marido la ma¬ yor parte del tiempo en los cafés y ta¬ bernas, habiendo en este trascurso pa¬ gado deudas, comprado muebles, ropas y alhajas, y verificado además varios viajes á Palma, hizo que redoblase so¬ bre ellos la vigilancia, viniendo en cono¬ cimiento que la esposa frecuentaba la
casa de su convecino Pedro A. Rullan y
Ballester (a) Raput, viudo, de 90 años; y como este sugeto tenía fama de poseer mucho dinero y por su avanzada edad y propensión á la embriaguez podría con facilidad ser robado, sospechó ocurría esto último, circunstancia por la cual acompañado de dos Guardias practicó las diligencias convenientes que dieron lugar á la detención del expresado ma¬ trimonio pero que no acreditaron la pro¬
cedencia del dinero invertido en las di¬
chas compras, ocupándoles además una cantidad de aceite que paulatinamente y
con un cántaro habían sustraído de la
casa del Rullan. Este después de inte¬ rrogado convenientemente manifestó tener guardados entre la paja de un gergón varios pañuelos con dinero, pero que ignoraba el número y la canti¬ dad, por lo cual practicado un recono¬
cimiento en el mismo fueron encontrados
en dicho gergón en cuatro paquetes mal
envueltos 1.040 pesetas en junto, en mo¬ nedas de oro, plata y billetes de banco.
El mentado matrimonio fué puesto á disposición del Sr. Juez de esta villa
D. Juan Canals, quien, con el celo que le distingue, formó el correspondiente sumario y dispuso la traslación de los
presos á Palma, en cuya cárcel se hallan á las órdenes del Juzgado de Instruc¬
ción.
El domingo último por la tarde se ve¬
rificaron carreras de velocípedos en el «Velódromo Palmesano» de la capital,
y entre los carreristas que en ellas to¬ maron parte figuró nuestro paisano don
Cristóbal Ferrer (Sarol), quien ganó la
segunda carrera y mereció ser calurosa-

SÓLLER

mente aplaudido por el numeroso é inte¬ ligente público que llenaba el espacioso
local.

El aplaudido violinista Sr. Cela, el miércoles por la noche, festividad de San Juan Bautista, dió un concierto en

cino deberá barrer y regar dos veces al dia, una por la mañana antes de las nueve, y otra por la tarde antes de las

vo legal, certificación de lo solicitado por otro particular, desestimó la instancia
del Sr. Bernat.

laúd Virgen del Carmen, de 60 tonela¬ das, pat. D. Miguel Socias, con 6 mar. y
lastre.

En la reseña que, del espectáculo ci¬ clista de referencia, hace nuestro estima¬
do colega El Liberal Palmesano, dá cuen¬ ta de esta segunda carrera en los si¬
guientes términos: «A la segunda se presentaron los ci¬
clistas de los pueblos José Grimalt, sor¬ do mudo, conocido ya aquí como uno de
los mejores corredores, pero que actual¬
mente ha decaído algo por falta de pre¬
paración; Gabriel Juan, de Manacor co¬ mo el anterior, Cristóbal Ferrer, de Só¬ ller, nuevo en esta pista, y Antonio
Riera.
Desde las primeras vueltas se notó la lucha á toar de forcé que se iba á enta¬
blar. Llevaba el tren Eerrer, perdiendo
por uno de aquellos embalages de Gri¬ malt, que nos hizo recordar el Grimalt
de anteriores carreras, conservándolo
hasta el final de la última vuelta, mo¬
mento que aprovechó el sollerense ha¬ biendo un formidable embalage que le¬
vantó de su asiento al público en masa
para aplaudir al astuto campeón, hasta ayer ignorado. Llegó el tercero Gabriel Juan. Tiempo empleado en el recorrido de 1.500 m: 2 ms. 42‘- 2[5 de segundo.»
Como comprenderán nuestros lectores,
tenemos particular satisfacción en poder trasladar á nuestras columnas párrafos
-en los que, como en el que hemos tras¬ crito, se pone de relieve el mérito de un
paisano nuestro; y seguros estamos de que el triunfo del Sr. Ferrer servirá de
estímulo á otros muchos jóvenes en
quienes va desarrollándose la afición á la clase de sport en que ha logrado nues¬
tro paisano distinguirse en Palma.
Felicitamos cordialmente al nuevo

el vasto salón de la Sociedad recreativa
«La Unión»; estuvo éste extraordina¬
riamente concurrido. Los verdaderos afi¬
cionados pudieron pasar una velada agradabilísima, de las que, por desgra¬
cia. no tenemos ocasión de pasar muy
amenudo. Quedaron satisfechos y lo de¬ mostraron aplaudiendo calurosamente
todos, los números del programa, que
fueron ejecutados por el Sr. Cela con verdadero arte. Creemos que el célebre concertista quedó igualmente satisfecho de la benévola acogida que le dispensó el escogido público.
Mañana, y lo mismo el lunes, festivi¬ dad de San Pedro, por la tarde y por la noche, dará el Sr. Cela conciertos con su violín parlante en el salón-teatro de la
«Defensora Sollerense». Así se ha anun¬
ciado ya, y nosotros damos la noticia para que nuestros lectores, si acaso á alguno no hayan llegado los anuncios que con profusión se han repartido, pue¬ dan estar enterados y aprovechar la ocasión que se les presenta de pasar un rato agradable.
Ha sido trasladado á la Comandancia
de Marina de la provincia, nuestro dis¬ tinguido amigo D. Manuel Fuster Fer¬ nandez Cortés, Ayundante que ha sido de este distrito desde el pasado mes de
Enero. Para sustituirlo ha sido nombra¬
do el Teniente de Navio D. Pedro
Costa y Llobera, quien procedente de Cartagena os esperado en breve.
Interinamente se encargó ayer de la Ayudantía de esta el Asesor de la mis¬ ma D. Francisco de Paula Fons y Salva, cesando por consiguiente en el desempe¬

seis, la sección de la calle que corres¬ ponde á la fachada de su casa; que que¬ da prohibido de la manera mas absoluta tener cerdos dentro de la población á
menos de diez metros de distancia de
las casas más próximas; y por último,
que el vecindario deberá mantener, así
en el casco de la población como en las afueras, el mayor aseo en las casas y corrales y en la vía pública.
Dicho bando empezará á regir el dia cuatro del próximo Julio, y los infracto¬ res serán castigados con todo el rigor de la Ley.
La semana que fine hoy ha sido bas¬ tante lluviosa. En casi todos los dias, ó más bien en casi todas las noches, des¬ pués de relámpagos y truenos, que sue¬ len ser el aviso de todas las tempestades de verano, han descargado chubascos, al gunos bastante fuertes, como el de esta madrugada. No solo han quitado el pol¬ vo de las carreteras las lluvias caídas, sinó que han sido suficientes para regar los campos, y para refrescar la tempera¬ tura hasta el extremo de que hanse vis¬ to precisados á buscar de nuevo la man¬ ta los que las habían quitado ya de la
cama.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 25 de Junio 1896.
Convocada en segunda convocatoria, celebró la Qorporación municipal la se¬
sión ordinaria de esta semana á las nue¬
ve de la noche del expresado dia, bajo la

Se acordó adquirir por el precio de ochenta pesetas un bajo proporcionado
por el maestro D. Eladio Gofii con des¬
tino á la Banda municipal, y que se pa¬ gara con cargo á imprevistos.
Y se levantó la sesión.

Dia 20.—De Barcelona, en 2 dias, laúd Aurora, de 68 ton., pat. D. G. Ca-
sasnovas, con 8 mar. y lastre. Dia 21.—De Palma, en 1 dia laúd San
José, de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre.

CULTOS SAGRADOS

Dia 21—De Palma, en 5 horas, vapor Lidio, de 405 ton., cap. D. Pedro Aulet, con 25 mar. y efectos.
Dia 22.—De Barcelona, en 10 horas,

En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia 28, á las siete y media, comunión de las Hijas de la Purísima; á las nueve y media se cantarán horas menores y ofi¬ cio solemne dedicado á Santa Rita, á in¬
tención de devota persona, con sermón
por D. Antonio Caparó Pbro.; por la tarde después de vísperas el ejercicio mensual de las Hijas de María con plᬠtica y al anochecer completas solemnes en preparación á la fiesta de San Pedro
Apóstol.

vapor Cataluña, de 662 ton., cap. don R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Dia 26.—De Barcelona, en 1 dia, laúd Virgen Dolorosa, de 51 ton., pat. don Antonio Socias, con 7 mar. y lastre.
Dia 26.—De Cette, en 20 horas, va¬ por Lidio, de 405 ton., cap. I). Pedro Aulet, con 25 mar. pas. y efectos.
Dia 27.—De Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone- -
ladas, cap. D. G. Mora, con 15 marine¬
ros y efectos.

Dia 29—Festividad del príncipe délos

embarcaciones despachadas

apóstoles. A las 9 y media horas me¬ nores cantadas y misa solemne con ser¬ món que pronunciará D. José Pastor,

Dia 21.—Para Palma, laúd San José, de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre.

Vicario. Por la tarde, después de víspe¬ ras, la devoción del Sagrado Corazón de Jesús con exposición, y al anochecer

Dia 21.—Para Barcelona vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. Pedro Aulet, con 23
mar. y efectos.

completas en preparación de la fiesta á San Marcial, Obispo.
Dia 30, festividad de dicho Santo, á las nueve y media horas y la misa ma¬

Dia 21.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 15 mar., pas. y efectos.
Dia 22—Para Barcelona, vapor Cata¬

yor con sermón que dirá D. Antonio luña, de 662 ton., cap. D. R. Terrasa,

Caparó, Pbro.

con 30 mar. y efectos.

En el oratorio de la Casa de Caridad.
—Fiesta de San Vicente de Paul.—Hoy al anochecer se cantarán completas con

Dia 26.—Para Palma, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. Pedro Aulet, con 25 mar. y efectos.

música.

campeón sollerense.
Hace unos dias fueron detenidos en

ño de dicho cargo el mencionado señor
Fuster.
Sentimos la separación de éste, y con

presidencia del Sr. Alcalde, D. Juan Joy, y con asistencia de los Sres. Conce¬ jales D. Martín Marqués, D. Lorenzo

Mañana, dia 28, á las nueve y media de la misma, horas y misa mayor con sermón que dirá D. Antonio Alcover

ML CIAS

Punta Beca por fuerzas de Marina seis nosotros la sentirán de seguro cuantas Mayo!, D. Miguel Arbona y D. Jaime Pbro. A las seis de la tarde se cantará

individuos que tripulaban una embarca¬ ción, como presuntos reos de contraban¬ do. Fueron presentados á la Comandan¬ cia de esta provincia y desde allí en el dia de ayer conducidos á este pueblo por
fuerza de la Guardia civil, que los entre¬
gó á la Ayudantía de Marina, la que está instruyendo la correspondiente su¬
maria.
El martes por la noche salió la Banda Sollerense con objeto de obsequiar por
medio de serenatas á infinidad de perso¬
nas distinguidas de la población, de nom¬ bre Juan, por ser el dia siguiente el de su Santo. Empezó á tocar frente á la -casa del Alcalde, Sr. Joy; fué luego á la del Juez Municipal, Sr. Canals; después á la del profesor de instrucción prima¬ ria, Sr. Torrens; después á la del Te¬
niente de Alcalde, Sr. Marqués, para
•obsequiar á su hija Juanita, y así con¬
tinuó hasta altas horas de la noche, rei¬ nando en toda la velada el mayor orden.

personas hayan tenido ocasión de tratar al oficial pundonoroso y cumplido caba¬ llero á quien podemos considerar paisa¬ no nuestro, siendo como es el propie¬ tario de Can Bureta y de la extensa finca Bis Monts Reais, de este término; y al mismo tiempo nos alegramos de que sea su sustituto persona tan ilustrada, fina y atenta como el Sr. Costa, ma¬ llorquín también, hijo-de Pollensa, cuya distinguida familia tiene aquí estensas
relaciones.
Por medio de un bando que ha publi¬ cado la Alcaldía de este pueblo, se hace saber al vecindario que, exigiendo la estación calurosa medidas especiales de policía y de higiene, á fin de evitar mo¬ lestias y peligros al vecindario, queda terminantemente prohibido remover, ex¬ traer y transportar dentro de la pobla¬ ción, materias fecales, orines, estiércoles y basuras desde las cinco de la mañana hasta las once de la noche; que cada ve¬

Magraner. Fué leída y quedó aprobada el acta de
la sesión anterior.
Entrando luego en el despacho ordi¬ nario, se leyó, acordándose que pasara á informe de la Comisión de Obras, una
instancia de Antonio Yallcaneras Rosse¬
lló pidiendo permiso y señalamiento de línea para edificar una casa en la plaza de América, ensanche del Noguera. Leí¬ da otra instancia de José Lladó Pizá, pidiendo, en nombre de Juan Busquets, permiso y señalamiento de línea para construir una casa en el punto extremo de la calle del Mar, se acordó pasara á informe del Sr. Ingeniero encargado de
la carretera de Palma á este puerto. Enterado de una instancia de Vicente
Bernat Ferrer pidiendo certificación de otra instancia presentada al Ayunta¬ miento por Juan Bnjosa y Serra en con¬ cepto de apoderado de D.a Bárbara Morey, la Corporación, estimando que no procedia librar á un particular, sin moti¬

un rosario solemne con música.

Nacimientos.

Varones 2.—Hembras 1.—Total 3.

Ninguno.

Matrimonios. Defunciones

Dia 20. — D. Juan Arbona Simonet, de 62 años, casado, calle de Cocheras.
Dia 20.—D. Juan Garau Oliver, de 67 años, casado, Manzana 53.
Dia 25.—Antonia Alemañy Fronte¬ ra, de 7 años, plazuela de Eloy.

-i Mjnaea-Q.r.mi —

MOVIMIENTO DEL PUERTO

Embarcaciones fondeadas
Dia 20.—De Barcelona, en 2 dias,

La Junta de Gobierno de esta Socie¬ dad ha señalado los dias del 10 al 15 del
próximo Julio de 10 á 12 de la mañana para el cobro del 32.° dividendo pasivo de 2‘50 pesetas por acción en el local que ocupan las oficinas de esta Compa¬ ñía, calle de Buen Año, 6.
Sóller 26 de Junio de 1896.—El Pre¬
sidente, Jaime Colom.—P. A. de la Jun¬ ta de G., Mateo Colom, Srio.
—r—s¿>—
B&llUgtt. Un hermoso perro
perdiguero, extraviado, fué recogido dias pasados en la Huerta, y será entregado á quien acredite ser su dueño.
Dará razón el Sr. Alcalde de este
pueblo.

21

AGRICULTURA

que al fermentar perjudica la planta; y cuídese de separar las raíces descubiertas, si están jun¬ tas, y de extenderlas en direcciones opuestas y algo inclinadas abajo. Asi la planta araigará mejor y adquirirá más estabilidad para resistir
á los vientos uracanados.
Riégúense bien los naranjos antes de terminar
el relleno de los hoyos, con lo cual la tierra se sienta sobre las raíces y éstas continúan desde
luego sus funciones sin resentirse. En adelante sea el riego prudente y oportuno, porque el exce¬ so perjudica más que la falta, durante el arraigo.
Cuanto más jóvenes sean los naranjos tanto más seguro será el prendimiento y pronto el desarrollo. Al año de recibir el injerto pueden
trasplantarse ya con buen éxito, y, á más tar¬ dar, sea el tercero, porque después fructifican y repugnan más el trasplante á causa del mayor
volumen de sus raíces.
No se admitan naranjos que amarilleen, apun¬
ten la flor ó alarguen la brotada, porque los
primeros están enfermos y los otros tienen la sávia en perfecto desarrollo. El llevar fruto, te¬
ner el tronco escarzoso, grueso y tortuoso, son indicios inequívocos de vejez, achaque funesto y de mal precedente para una vida larga y ro¬ busta. Sépase también, si es posible, la clase de fruto que han de dar, si son injertados, para no tener que reinjertarlos con pérdida de tiempo y de capital: los descuidos en esta materia son á veces, la ruina del agricultor.
y

CULTIVO DEL NARANJO
X.
Labores.
Cuando las hortalizas ocupan el terreno re¬ cientemente plantado de naranjos bastarán los abonos y labores que á aquellas se destinan; de lo contrario, deben repetirse las cavas cada vez que el suelo se ponga duro. El coste de esta íáena que. generalmente se hace con azada, y no con arado, por llevar gravísimos inconvenien¬ tes, ha reducido á dos las cavas que se dan á nuestros huertos: una en primavera, para espon¬ jar la tierra, y otra en otoño, para 'facilitar pa¬ so al calórico y á las filtraciones de la ' lluvia: no falta quien sólo da una, la de otoño, que es una pésima economía.
Antiguamente se profundizaban las cavas todo lo posible y extirpaban con sumo cuidado las raíces existentes en la capa laborable, á fin de que la planta profundizase más y más, no fuese tan sensible á la sequía y adquiriese ma¬ yor desarrollo. La experiencia ha hecho com¬ prender á muchos jóvenes hortelanos que sus ma¬ yores se hallaban en un error, obligando al na¬ ranjo á mantener sus raíces en una zona á donde apenas llegaban los efectos de los abonos y de las mismas labores; por esto, al dar las cavas, respe¬ tan hasta las capilares ó barbadas, disminuyendo la profundidad á medida que se acercan al tro ico y aumentándola á medida que se separan de él.
En tesis general, deben cavarse los naranjo* lo

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
más profundo posible, sin perjudicar ni menos
tocar á las raíces. En esto nunca se pecará por exceso, con tal que la tierra esté en buena sazón, sin cuyo requisito nunca será permitido entraren
un huerto.
La frecuencia de escardas economiza abonos y
riegos; y, donde las aguas escasean, bastará para obtener naranjos de secano.
Una cava al principio de cada estación, consti¬ tuirá un buen sistema de cultivo; y si no hay peligro'de perjudicar las raíces ni las jamas, po¬
drán darse con arado estas labores.
En el reino de Valencia, generalmente no se cavan los huertos á no ser con motivo del riego: recogida la cosecha, estercolan, labran ó cavan los huertos y cuando las plantas reclaman el agua se la dan á manta ó por tablares; cuando hay sazón vuelven á labrar y repiten el riego y la cava todo el estío, cuando sea necesario. De este modo riegan y cavan los huertos, dos, tres y hasta cuatro veces durante la estación ca¬ lurosa; en lo demás las tierras permanecen sin
labrar: es un buen sistema si añadiesen una cava
de primavera para limpiar el suelo de yerbas y favorecer la me teorización. Como respetan mucho las raíces obligándolas á desarrollarse en la capa laborable y abonan más que nosotros, no es ex¬ traño qüe sus huertos produzcan más y se presen¬ ten más lozanos que los nuestros. Esto demuestra que la agricultura, en cada región, reclama cier¬ tas modificaciones que no pueden señalarse en los tratados generales: el agricultor ha de poner siempre algo de su propia cosecha: la ley del trabajo se impone en todas partes.

4

Los aatruckíS que ee inserten en esta sección parirán: Hasta tres in«eideres á razón de C05 pesetas la ¡línea; hásta cinco inserciones á Tazón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
de que se componga, será de 0‘50 ■pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, .yflos grabados, -se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y él ancho será el de una eolumna ordina¬ ria del periódico.

Sección

^OLLEH

de

Anuncios

Los anuneios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho in una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 pías., y asi en igual proporción.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuneios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pesatas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que so compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
suscrlptores disfrutarán no» rebaja de n« «5 sor
ciento.

TIENDA NUEVA DE SAN JOSE
DE

JAIME II* HTÚM. I4.--PALIA.
Hallará el publico los surtidos más completos y económicos en lienzos todo de un ancho para sábanas, tiras bordadas, variedad infinita en tohallas, colchas blancas y de color, brillantes, y géneros de punto, géneros de algodón de todas clases y anchos, todo cuanto se desea para equipos de novios.
ESPECIALIDAD EN GÉNEROS BLANCOS
JUá CASA QUE VENDE Á PRECIOS MAS BARATOS

COLON, 34
P&LM& BE M&LLBRÜA

SERVICIO DECENAL
ENTRE

PARA COSER DE VARIOS SISTEMAS

por el magnifico y veloz vapor

¡¡NOVEDAD!!
Máquina» WERTHEIM TRIPLES para coser, bordar y zurcir.
TELOCIPEDOS y accesorios para los mismos
VENTA Á PLAZOS Y AL CONTADO
Casa BANQUÉ,--Colon, 34,—PALMA

LEÓN DE ORO
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mea. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.

Encargado

en

Sóller:

AMADOR

SASTRE,

Buen Año, 9 Ooislpataáos.

EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y
Comp.a, Paseo de la Aduana, 25.

EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-

C. PEREZ,-FOTÓGRAFO

mandant Samary-5.

Cal le Nueva, 87—SÓLLER

FOIESA Si LA IA1IIA Naranjos y limone-

El acreditado vapor

Retratos en todos tamaños.
Precios, desde 3 pesetas la
media docena.

DE
FMÍISCO CARCA® y lesm&aa
PLAZA JE PALACIO, 10-BARCEL0IA

ros. Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Rullan y Esta¬

Saldrá del puerto de PALMA para los de
SÓLLER, BARCELONA Y CETTE
«todas las semanas con arreglo al siguiente

Venta. Se vende tanto en
junto como en porciones el huer¬ to llamado “La Planesa,, sito en
esta villa.
Para informes dirigirse á don Guillermo Bernat (Fiol)

El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el qne encontrarán en lo su¬

des, Huerto del Convento.—Sóller.
LA SUCIEDAD
Establecimiento comercial é industrial
DE
J. MARQUÈS ARRONA

ITINERARIO

De 'Palma para Sóller » Sóller para Barcelena

Todos los domingos á las 8 mañana. » los domingos á las 7 tarde.

» Barcelona para Cette

» los lunes por la tarde.

»cette DIRECTO PARA SOLLER yPalmi>- * ios j“eve9 á ia 1 tariie-

» Sóller para Palma

» los viernes por la tarde.

COKSiaKJtTARIOSi

EN SÓLLER.—D. Ramón Coll—Calle del Mar n.° 50.
NE CETTE.—D. Bartolomé Tous.

«

♦Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicativa^Tinta violeta^ ♦Tinta carmin^Tinta para sellármete., ete.m
La hay en venta en el establecimiento L&
I1HCEKI»AB-San Bartolomé-I7-S0LLER.

DAMIAN FRONTESA MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por ci uiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.
VENTA DE SOLARES
en el “Noguera,,

CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17
En la sección de librería, de dicho establecimiento, además de toda cla¬ se de libros de primera enseñanza,
de texto en las escuelas de esta loca¬
lidad, hay en venta:
HISTORIA DE SuLLER en sus re¬
laciones con la general de Mallorca, por D. José Rullán Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y
FORNALUTX, capítulo adicional á la Historia de Sóller, por D. José
Rullán Pbro.

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬

SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social

10.000,000 Francos

Reservas

8.705,000

„

Primas á cobrar. . . .

74.287,038

„

Total

92.992,038

Capitales asegurados . . 15.127.713,242 „

Sienestros pagados . . .

194.000,000 „

SEGURO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22

y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬ tana, 16, Palma.-—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

¿OSÉ BMMHJkSMM
Calle de los Olmos n.° 148—Palma.
SUCURSAL. £jXT SÓXjLEJR.
EN CASA DE MIGUEL ESTADES, CEMENTERIO 10
Hay en existencia ménsulas, guarda-polvos para fachadas, lozas para balcones (ñolas), panteones y demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬ cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos
que se encarguen.
Hay también existencia de piedras mármoles de
todas clases.
CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLER
Aviso al público, se
suplica á todos los interesados que tengan documentos ó títulos de cualquier clase en la Notaría de D. Francisco Ferrer, se sirvan recojerlos á la mayor brevedad si quieren evitarse perjuicios. Pueden avistarse con D. Jaime Marqués
calle del Pastor n.° 12.

Ultimados ya todos los trabajos preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios variarán entre docientos y quinientos duros según el sitio que escojan.
Los que deseen adquirirlos pue¬ den dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime Rullan y Bisbal (Ros).
LASOLLERENSE
DE
JOSÉ €OLL CERBERA. y PORT-BOU (Frontera franco-espaoola) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

LA ESCUELA POPULAR, méto¬
do razonado para la ampliación de la primera enseñanza y preparación para el ingreso á la segunda, por don
Francisco Saltor y Montagut. DOS Y DOS FAN CUATRE, ó sia
primera tanda de veritats ditas á n’es vesins de sa populosa ciutat de S Illot, per un tal P amo ’n Tòfol de sa Llana (molt conegut á ca-seua.)
CONCHA Y CATALINA, novela de costumbres sollerenses, por don
Juan B. Enseñat.
POESIAS, por D. Juan Alcover y Maspons.
AYGO-FORTS, colección de artí¬
culos en mallorquín, por I). Gabriel
Maura.
POESIAS CATALANAS, por don José L. Pons y Gallarza.
S0LLER.—Imp. de «La Sinceridad»