AÑO X—2.» EPOCA--NUM. 448
AÑO X—2.» EPOCA--NUM. 448
r

SABADO 2 DE NOVIEMBRE DE Í88S

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Oolom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Pico.) Méjico: D. Damian Oanals—Constitúción-19-San Juau Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: Juan Marqués y Arbona.

4f*

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:
Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EspaSa.: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 075 francos id. id. {PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidarla de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
LAS DOS CORONAS
HISTORIA KÍPIDA
Huérfanos habían quedado Gustavo y Elisa; él era el menor de los hijos de los difuntos condes; ella la mayor, y entre una y otro habían existido ocho ó diez vástagos, cacoquinios y raquíticos que poco á poco fueron desapareciendo del
mundo de los vivos.
En el momento en que empieza nues¬
tra relación, Elisa cuenta 23 años de edad, Gustavo, 12.
La jóven, absoluta dueña de su perso¬ na y de sus bienes, entregóse con frene¬ sí á los ostentosos placeres de la alta so¬ ciedad, y el pobre muchacho allá queda¬ ba, sólo, solo en la lujosa «villa», en poder y bajo el mercenario cuidado de la dama de compañía y de la pasiva vigilancia de sus rutinarios profesores.
Pero no, no he dicho bien; Gustavo no estaba completamente solo, tenía una amiga, una rapaza como él, de 11 años, vivaracha, morena, tostada por el sol, con dos ojazos negros, expresivos y acariciadores, con unos labios gruesos y muy rojos, con una soberbia trenza de negrísimos cabellos, que se le encrespa¬ ba naturalmente sobre el cráneo. Marta, la hija del jardinero. ¡Qué contraste más extraño presentaban los dos muchachos!
Gustavo, triste siempre, melancólico, pálido, mejor aún, con un color blanco quebrado, sucio, amarilloso; con los ojos
velados, circundados de manchas violá¬
ceas; con la boca plegada y como deseosa
de dar cuenta de vagas amarguras que
encerraba aquel pechito huesoso y hun¬
dido.
Marta, alborozada como una mañana
de primavera, vendiendo salud y alegria, protegiendo á su débil amiguíto, llenán¬ dole de cuidados y prodigándole conti¬ nuas atenciones. Siempre que podían, y sin darse cuenta del por qué, por esa
misteriosa atracción de las almas, ó por
esa disposición a la unión de los cuerpos cuyos organismos son simpáticos, los
dos muchachos corrían á unirse.
En ella dominaba algo así como e\\ compasivo cariño del fuerte al débil, co¬ mo protección afectuosa, como incons¬ ciente altruismo; en él, el deseo de po¬ seer algo de lo que le pedía con ansiosos gritos el corazón, de gozar algo de lo que le faltaba dentro de las charoladas paredes de su rica vivienda.
Desde la terraza de la villa se oían las
vibrantes carcajadas de Marta, ó su gᬠrrulo parloteo; ó sus cánticos sencillos,

lanzados entre las enramadas ó dentro
de los kioscos tapizados de enredaderas. En aquellos momentos el huérfano de¬
bía de ser feliz; se transformaba; brilla¬ ban sus pupilas; por sus venas circulaba más de prisa la sangre; sus descarnadas mejillas se teñían de rosa.
* **
La angulosa figura de la joven mar¬ chita, vieja de alma y seca ya la fuente de su sentimiento, la antipática figura de la dama de compañía apareció una tarde, saliendo detrás de una gran cor¬ riente de clemátidas y sorprendiendo á los dos amiguitos en sus más dulces in¬ timidades. La actitud en que halló á los muchachos hizo amarillar de indigna¬ ción su semblante y llenar de reflejos acerados sus ojos grises.
Marta, sentada en un tapiz de grama, sostenía sobre su regazo la cabeza de su pequeño amo; Gustavo cerraba dulce¬ mente los párpados, asoporado por el monótono berceau que canturreaba á me¬ dia voz la muchachuela, cuyos labios ro¬ zaban, como suaves y tibias alas de in¬ quieta mariposa, la pálida y tersa frente de su amiguito.
La dama de compañía elevó su áspera voz, diciendo con cierto temblor en los
blanquecinos labios: —Señorito Gustavo, ¿qué es esto? Es
una verdadera vergüenza lo que está us¬
ted haciendo... Dormirse sobre el mu-
griendo delantal de la hija de uno de sus últimos criados... Lo pondré en conoci¬ miento de la señorita Elisa. Ahora, síga¬ me usted... Y á tí ya te arreglaremos: desde hoy no atravesarás el sotillo de groselleros que os separa del jardín.,.
Gustavo, despertado tan desagradable¬ mente, con la cabeza baja, encogido y estremeciéndose, siguió á la dama. Mar¬ ta ocultó su rostro entre las manos ¿Tra¬ taba de cubrir turbaciones, lágrimas, palideces ó llamaradas de ira?
Pero la señorita Elisa nada supo de la escena ocurrida en el jardín: tenía que asistir á la recepción que había en casa de un encumbrado personaje y... claro, no podía ocuparse de estas menudencias domésticas. Al dia siguiente... al día si¬ guiente Gustavo estaba en la cama enfer¬ mo, muy enfermo. Los médicos dijeron que se moría de una meningitis, cosa que Elisa no quería creer... y los médicos acertaron; ¿no habían de acertar? ¡si los malos vatinicios siempre salen ciertos!
*
Quince días después de la muerte de Gustavo, un elegante tandean se detenía á la puerta del cementerio donde se ele¬ vaba el fastuoso panteón de los condes. Del aristocrático carruaje descendió Eli¬ sa acompañada de una amiga y de la da-

ma; estirada y fría la hermana del pobre
huérfano iba ha hacer á los restos de és¬
te una visita de cumplimiento. Rodeado de una costosa verja, som¬
breado por sauces y cipreses, adornado con macizos de azaleas y pensamientos, de miosotis y morados tulipanes, alzába¬ se sobre ancho zócalo de jaspe negro ve¬ teado de blanco el monumento funerario,
en cuyos octógonos se leían, en letras de
oro, sentencias de santos doctores y ver¬
sículos de los profetas: en los pináculos y acróteras, en los luctuosos jarrones que le flanqueaban y sobré el frontis que coronaba la entrada de la tumba, se veían coronas magníficas, encerradas en artísticas cajas, tributo de la vanidad.
Sobre las gradas, en las que estaban inscritos los nombres de los que en el sarcófago descansaban se destacaba una inmensa corona de finísimas plumas... desrizada por la lluvia que el día ante¬ rior había caído. Un peldaño más abajo, posada sobre el mismo nombre de Gus¬
tavo, estaba otra corona hecha de rosas
y pensamientos, pensamientos y rosas frescas y olientes porque la lluvia las
había vivificado.
Elisa y sus acompañantes, á los qne se había unido un guarda del cemente¬ rio, penetraron dentro del espacio enver¬ jado. Al distinguir la joven condesa la
corona de flores naturales, frunció el ce¬
ño, mordióse el labio, y volviendo hácia el guarda, preguntó con altanería:
—¿Quién ha colocado aquí esa corona? —Señora... pues una pobrecita niña, que estuvo rezando y llorando un largo rato, pegada su carita morena á los hier¬ ros, la trajo y me suplicó que la colocara
donde está.
No creí obrar mal al complacerla... y, señora, lo confieso, me impresionó el dolor verdadero de la rapaza; ¡se ve tan poco de esto en este sitio! Perdóneme si
hice mal.
—La hija del jardinero—murmuró la dama de compañía.
El ceño de Elisa se frunció mucho
más; inclinóse, cogió con nerviosa mano la corona de flores, y la arrojó con dis¬ plicencia y enfado lejos de sí; la corona cayó sobre un macizo de miosotis, que se abrieron para recibirla, y allí quedó ocultada por las azuladas florecillas.
En su lugar colocó la corona de plu¬ mas, de plumas desrizadas que valían muchos duros, pero que no tenían perfu¬ mes, ni... habían sido regadas con lᬠgrimas.
Evaristo Rodríguez de Bedia.

PROMETENSA.
Ran de casa Ts cans udolan, L’ óliba sent que’rn regira, Ha entrat la rata-penada Y’m volteja esferaida...
¿A quí cercau tais missatges
Ab s’esborronant vesita?
La Mort, segons diu el poble,
S’arribada axí’ns avisa.

¡De qualque cosa afretures! ¿Que ’m demanes? ¿que desitjas? ¿Sufragis y remembrances?
No ’t mancarán mentres visca.
M. Aguiló y Fuster.
gaas>tcr2iu.M.
LA CORONA DE SEMPREVIVES

¡Sants del Cel! á dina sa cambra Ma Mare está á P agonía; Si T panteix se li detura Resa ab la veu enfosquida!
Salt del llit á corre-cuyta, —¿Que teniu, Mareta mia?... —«No t’ esglayes, fill, coratge;
»Deu nostro Señor me crida.
»Dáume ’l Santchrist, que ’m dó forces »L’ estona de despedirme. »Y encén devant de la Verge
»La candela benehida.»
—¡No será! Mare, á la terra
Vostres fills vos necessitan!
—«L’hora de partir s’ acosta. »Sens remey la Mort arriba...
»Beguém, fill meu, l’amarch calze »Que ’l Senyor ara’ns envía;
x>Nostre voler cal sotsmetre
»A la voluntat divina.
»Surt d’esta valí tenebrosa
»Per anar á millor vida,
»La que ací ab la mort s’ apaga
»Allá eterna ressucita.
»No plores, no adoloresques »Mes encara la partida »Que ’n el Cel hem de trabarnos, »Lo cor y la fe m' lio diuen:
»Mes com raorta ’t seré mare
»Vull seguir essent t’ amiga; »Comparteix ab mi tes penes »Com fins ara comparties.
»Cada volta que m’ anyoris »Pensa que ta mare ’t mira, »Ton cor en lo seu esplaya, »¡Pobre de tu si Y oblidas!
Petrificat á 1’ espona
Sos darrers mots recullia,
Com sa mirada darrera
Que ’n mi va romandre tiesa.
Estrenyent sa ma gelada
Vatx sentirla convulsiva,
Y esglayat... va despertarme Mon crit de ¡Jesús, María!

Muda y trista la Riera Besa T marge del fossar,
Desolada torrentera
Que ni sois la primavera Fa alegrar.
Com á correntia mirava
De les llàgrimes de dol Avuy que la contemplava, Mentres, boyrós. s’aclucava
L’ull del sol.
Y allá, tirada y rompuda,
Una corona hi he vist
D’aquexa flor que may rauda Y sols té essencia volguda
Pe’l cor trist.
Era una ofrena piadosa Consagrada pe ’ls recorts,
Com una baula amorosa Per enllassar misteriosa
Vi us y morts.
¡Corona de semprevives,
Símbol d’ afecte inmortal, Dins les aigües fugitives...
Llansada per mans esquives
Al foadal!
Jo he pensat: tot es mu dansa;
Passa la trista corrent,
Passa ’l plor y Panyoransa, Y se pert la recordansa
Pe’l torrent...
Tota flor qu’al mon brotona,
Fins Y eterna del recort, Es floreta d’ una estona:
¿Y pensas ferte’n corona.
Fill de mort?
He alsat al cel la mirada; Y allá, en la fonda blavor, Coronavan la vespxada Flors sens fí de l’estelada, Semprevives de claror!

No viu ta mort, Mare meua. Mes ja 'b est somni 1’ he vista. ¿Perque axí me comparexes
Fentme sanchnar la ferida?

Miguel Costa y Llobera.

POR UN PIOJO.....
Y Pepita Ordóñez, creyendo encontrar ocasión propicia, entregó con mucha diplomacia á su prima el rojo billetito triangular de Mercedes Pineda. Tomolo
Teresa con cierta sonrisa de condescen¬
dencia, y al notar el diablito montado en un velocípedo que servía de timbre, dijo con mucha sorna:
—¡Mujer, qué monada!... ¡Poner al diablo por timbre de una carta!...
—\\Pues vaya una burla tonta!—repli¬ có Pepita. Si querrás que ponga un hiso¬ po y un bonete...
—Entre poner un hisopo y poner un diablo, se pueden poner mil cosas que no choquen á nadie, respondió grave¬
mente Teresa.
Una sonrisa maliciosa entreabrió sus labios al terminar la carta: hízose cargo
del conflicto en que las dos invitaciones ponían á Pepita, y comprendió al punto el mal humor de ésta, sus invectivas contra la Congregación y sus repulgos ortográficos. Comprendió también el
ataque que le esperaba á ella misma, y poniéndose desde luego en guardia, se echó á reir á carcajadas.

—¡Me borro, me borro, me borro!— decía imitando los ridículos aspavientos de su prima.
—¿Pues qué hay?... —¡Ahí es nada!... Una señorita que convida para un baile y escribe ¡port-
bonJieur! continuó Teresa mostrando
esta palabra escrita en el billete. Te digo que Mercedes disparata en castellano cuando escribe en francés, y desbarra
en francés cuando escribe en castellano.
Pepita Ordóñez arrebató la carta á su prima y se puso á buscar en ella la mal¬ hadada palabra.
—Sí, sí, mira, mira,—prosiguió Tere¬ sa triunfante. Port-bonheur, en vez de
Porte-Bonhear!... Bonita manera de to¬
mar el rábano por las hojas... Port, es puerto, hija; y Porte, lleva... Eso es peor en Mercedes, que en Rosita Pifia escribir
narangas...
Y riéndose á carcajadas, g’ritaba en
medio de su risa:
—Nada, nada; me borro de la Con¬
gregación de Merceditas, y no seré yo quien vaya allí en busca de compadre...
—¿Pero de veras no vasá venir?—excla¬ mó Pepi ta dispuesta á comenzar la batalla.
—¿Pero no ves que escribe port-bonheurl... Cómo he de poner yo los pies en
esa casa?..,

—Pues harás una grandísima grosería
desairando una invitación que nos hacen.
—Bah!— replicó Teresa cambiando de
tono. No los matará el sentimiento: la
misma falta hago yo allí, que los perros
en Misa.
—En eso no vas descaminada,—repu¬ so incisivamente Pepita; pero nos pones á mamá y á mí en el compromiso deque crean las gentes que te dejamos siem¬ pre en casa, como á la puerca cenicienta.
Teresa miró á su prima, y se echó á reir con cierta amarga socarronería; pe¬
ro corno á fuer de buena andaluza era
gudsona, y sobre tener cierto maligno gustito en hacer rabiar á su prima, sa¬ bia por otra parte que sólo tomándolas á broma podían eludirse las despóticas exigencias de Pepita, abrió mucho los ojos, infló los carrillos y dejó escapar con gran solemnidad otro burlón.
—¡Port-bonhenre!
—¡Cuidado que estás tonta, y necia, y pedante, con la palabreja!—gritó fuera de sí Pepita. ¿Si querrás saber francés mejor que Mercedes?... ¿Te lo ha ense¬ ñado el Padre Rodríguez ó Rosita Pifia?...
—¡Port-bon/ienrl—volvió á repetir Te¬ resa entornando los ojos y echando bo¬
canadas de viento.

—Si se tratase de capas pluviales ó de zurcir medias de clérigo, ya po¬ drían darte lecciones; pero lo que es de
eso...
—\\Port-bonheure\\—tornó á decir Te¬ resa... Como quien dice, puerto de felici¬ dad. ..Pues mira que estaría bonita la princesa de Metternich con un puerto colgado al brazo con sus barquitos y
todo...
Pepita Ordóñez no pudo sufrir más tiempo que se burlasen de su querida Mercedes y de su colega la princesa de Metternich, reina ya un poco averiada del gran mundo parisiense, y gritó pálida
de ira:
—Lo que tú tienes es una envidia que te come porque te encuentras á nuestro lado siempre en segunda fila...
Teresa sintió en la punta de la lengua el hormigueo de las grandes desver¬ güenzas: contúvose sin embargo, y lan¬ zó á la cara de Pepita, á guisa de pro¬ yectil, otra burlón.
—¡Port-bonliewr\\
—Y si no vienes á casa de Mercedes,
sé yo muy bien por lo que es: por los escrúpulos de beata mal intencionada, de santita hipócrita, aduladora del P. Ro¬ dríguez... Por la Comunión de mañana,
Teresa miró cara á cara á su prima, y

dijo acentuando mucho las sílabas con
burlona firmeza:
—¡Justo, justo, justito!... —¿Lo ve V.? ¿Lo ve V.?—gritó la otra;
estas son las santitas... Nosotras las pe¬
cadoras vamos á un baile, y luego á re¬
cibir á Dios como si tal cosa; porque claro está, no hacemos allí mal nin¬
guno... Pero estos ángeles, estas santas canonizadas, no pueden, no se atreven... ¡Que pecadazos no cometerán ellas,
cuando tales miedos les entran!
—¡Figúrate tú! replicó con sorna Te¬
resa .
—Si no es menester que me lo figure; si yo lo sé; si conozco tus gazmoñerías mal intencionadas para ponerme á mí en ridículo, para echarla tú de niña ha¬ cendosa y recogida, y que me digan á mí la mesilla del turrón, porque ando en todas partes...
Así llamaban en efecto á Pepita, á causa de hallarse siempre en todas las fiestas, así divinas como profanas, á la manera que en las romerías andaluzas
no faltan nunca los vendedores de ave¬
llanas y turrón, con sus raesitas ambu¬ lantes. Teresa, que ignoraba el apodo, se echó á reir muy de veras, diciendo con mucha gracia:
—Pues tiene chiste el nombrecito...

"fBt**- **cmn—uarnar«r

-- - ^ \_

“

SÓLLER

Sección Científica
Influencia de los micro-organismos
atmosféricos en la '■'VIDA.—El profesor 4e la Universidad de Kieff Sr. Kijanizin
231..°°liapublicadoenlaRevistaArchivesd&
JHologie los-resultados de sus prolonga¬ dos estudios prácticos acerca de la vida en el aire esterilizado, los cuales tienen no pequeño interés, aunque de ellos no se puedan deducir aún consecuencias
-indiscutibles.
El Sr. Kijanizin se ha valido de diver¬ sos animales pequeños, encerrándolos en ■ aparatos ‘construidos ad Koc, donde no jodian respirar más que aire esteriliza¬ do y no tomaban más que alimentos
también esterilizados. Hasta tal punto llevó la esterilización del aire, que una
placa de gelatina expuesta á la corrien¬ do de entrada del aire en los recipientes ■■‘■no dió señal alguna de la existencia de
colonias de microbios durante todo el
tiempo de los ensayos. Los animalillos se pesaron antes y después de las expe■■■ riendas,. y se-analizaron sus secreciones: 4uego, como comprobación, se repitie¬ ron los experimentos en aire, tal y como
■se encuentra en su estado normal.
I)e estos experimentos lia resultado: Que se disminuye notablemente
¿la asimilación de las materias azoadas
cuando, tanto el aire como los alimen¬
tos, se hallan -perfectamente purgados nie microbios. De lo cual parece dedu¬ cirse que éstos favorecen la descomposi¬ ción de las materias azoadas que entran ■ en los intestinos, y esto se'demostraría más palpablemente si fuese posible ex. pulsar-de los intestinos todos los micro¬ organismos mientras dura la experien¬
cia.
Que pierden peso los animales so¬ metidos al ensayo con mucha más rapi¬ dez que en estado ordinario, mientras “.•que aumenta por manera extraordina¬ ria la secreción de nitrógeno y ácido
-carbónico.
Que, en la mayor parte de los ex¬ perimentos, los animales han muerto, vunas veces después de breves minutos, y otras al cabo de algunas horas ó algu¬
nos días de haber comenzado el ensayo.
El autor de los relatados experimen¬
tos, con laudable modestia manifiesta
•que, aunque ha puesto extraordinario '•cuidado en sus trabajos, no se atreve á
-deducir de-ellos la necesidad de los mi¬
cro-organismos fiel aire para la vida animal. Respetamos y alabamos la mo¬ destia del Sr. Kijanizin; pero hemos de -confesar,‘en gracia de la verdad, que millares de hipótesis'existen en el cam¬ po de kvcjencia cuyas pruebas son har¬ to más efímeras que las que corroboran
la necesidad de microbios en el ambien¬
te para la vida orgánica.
* • *t“ ■
La TEMPERATURA DEL ARCO VOLTAICO.—
Sabido es que los estudios hechos acerca *-de la temperatura del arco voltaico se
han fundado en la temperatura de la ^ebullición del carbono. Como, por otra parte, la temperatura de la ebullición de •un cuerpo aumenta con la presión á que ~ae halle sometido, todo inclinaba á creer
-que, haciendo-crecer la presión del me¬ dio en que se produjese el arco eléctrico, -crecería asimismo la temperatura de 'ebullición del carbono, y por lo tanto la
incandescencia del carbón sería más vi-
-va, y la luz más poderosa. Estas mismas
razones daban fundamento para sospe¬
char que por el contrario, disminuyendo -la presión del medio, ó sea en un vacío parcial, se podría conseguir más pronto
la ebullición referida.
Todas estas conjeturas han sido des-hechas por las experiencias del Sr. Wil-
son ante la Sociedad Real de Londres.
Este físico produce ei arco voltaico en un -recipiente cerrado y dispuesto para po'der .inyectar en él nitrógeno á la presión -que se desee. En todas sus numerosas ^experiencias verificadas en estas condi¬ ciones,ha podido observar que el brillo
del arco disminuía á medida que .aumen¬
taba la presión en el recipiente, hasta tal punto que, á las veinte atmósferas, el urco bajaba al rojo sombra.
El Sr. Wilson deduce que la teoría
actual de la ebullición del carbono para
explicar la temperatura del arco eléctri¬ co es falsa, y que, para él, dicha tempe¬
ratura no se halla determinada nada más
que por las condiciones de enfriamien¬ to en que se encuentra el arco: con esta -hipótesis tiene explicación fácil el que, creciendo la presión en el medio donde luce el arco, disminuya su brillo, porque
la velocidad de enfriamiento aumenta
con la presión.
C. de D.

Actualidades
LA SEMANA.
El Consejo del Banco de París y de los Países B;ijos ha acordado ya entregar la segunda partida de 25 millones de francos al Gobierno español, aun cuan¬ do el plazo señalado en el contrato para tal entrega no expira hasta el dia 10 del próximo Diciembre. Esta premura en la aceptación de lo propuesto ha sido muy
comentada en los círculos mercantiles y
dado ocasión á que se hagan resaltar
nuevamente las condiciones de la nego¬
ciación. Cuantos deseaban que los bene¬ ficios de ésta fueran á parar á manos de españoles, repiten ó amplian los ar¬ gumentos invocados para censurarla. Desde luego califican de excesivas las garantías otorgadas ai mencionado ins¬ tituto de crédito. Nada menos que tres, dicen, ha exigido el Banco de París para hacer tan pequeños anticipos: la del Te¬
soro de Cuba, la del Tesoro de la Penín¬
sula y la pignoraticia y real de los bi¬ lletes hipotecarios, que gozan ya por si
mismos del afianzamiento de la Hacien¬
da de Ultramar y del Estado español. Tal alarde de desconfianza, á juicio de las personas aludidas, destruye de raíz las ventajas que haya podido obtener nues¬ tro crédito, y los capitalistas no creerán que los billetes hipotecarios de Cuba constituyen una colocación tan segura como provechosa. Además, añaden los descontentos, en breve será preciso ha¬ cer una emisión de valores españoles para consolidar la deuda flotante y cu¬
brir los últimos déficits de los presu¬
puestos. y es de temer que los capitalis¬ tas sigan el ejemplo del Banco de París y de los Países Bajos y exijan garantías muy sólidas ó la hipoteca de la renta más saneada y productiva del Estado español, máxime no tratándose de un empréstito de 75 millones, sino de uno de 500 ó más. Lo que no se cuidan de de¬ mostrar por lo común los que asi dis¬ curren es si los capitalistas españoles, que tan, codiciosos y exigentes se mos¬ traban por los tristes años de 1874 y 1875, no habrían sido más exigentes que los extranjeros agrupados en derredor del flamante Banco de París y de los Países Bajos. Bien es verdad que. aun en tal caso, hubiera habido la ventaja de que los beneficios hubiesen ido á pa¬ rar á manos de españoles y no á las de extraños, y no se hubiera mermado real¬ mente el capital de la Nación, al pasar el dinero de los contribuyentes á poder de los hombres de negocios.
* **
Otra vez ha vuelto á ponerse sobre el tapete la cuestión de los tratados de co¬
mercio. Los librecambistas franceses, y
sobre todo los industriales y negocian¬ tes que fian su fortuna al cambio con ios mercados extranjeros, parecen deci¬ didos á renovar la campaña contra el régimen aduanero actual, aun cuando éste baya dado al fin el resultado que sus autores perseguían: el de aumentar ó sostener las exportaciones y disminuir las importaciones, á fin de que el desni¬
vel de la balanza económica no fuera
mermando la riqueza de la República. Algunos Ministros de ésta se manifies¬ tan inclinados á preparar una revisión de tarifas, si lo exige con apremio la opinión, y de ser fundadas ciertas indi¬ caciones procedentes de la embajada es¬ pañola en París, se trata acaso, de obte¬ ner la accesión de España á la alianza ruso-francesa á cambio de algúna conce¬ sión aduanera, que probablemente no
sabrían recabar en buenas condiciones
nuestros negociadores.
Ese movimiento de la nación vecina
ha repercutido en España, y una comi¬
sión de la Junta directiva de la Cámara
de Comercio de Madrid, que fué recibida el día 19 por el Ministro de Hacienda, después de protestar porque los quesos extranjeros de alto precio no pagan en
Madrid los mismos derechos de consu¬
mos que los quesos baratos de la Penín¬ sula, expuso al Sr. Navarro Reverter algunas consideraciones acerca de la ne¬ cesidad de negociar nuevos tratados de
comercio. El Ministro, reconociendo la
importancia y alcance de la cuestión, aseguró que no tomará ninguna deci¬ sión sobre el asunto sin oir la opinión
de la mencionada Cámara de Comercio,
y manifestó explícitamente su deseo de llegar á un acuerdo con aquellas nacio¬ nes con las cuales no nos ligan hoy tra¬ tados de comercio, afirmando que la si¬ tuación actual y los modi vivendi no son convenientes para los intereses genera¬ les del país por la inseguridad que pro¬ ducen en todo tráfico. Claro es que, lle¬ gado ese caso, el Sr. Navarro Reverter
no ha de tener en cuenta solamente las

aspiraciones de I03 que importan artícu¬ tos días. Nos referimos á la colocación

los manufacturados solamente y -que ha en la iglesia delUorazón de Jesús, de la

de atender también en la medida de lo inmensa campana la Savoyarde, cuyo

posible las pretensiones de los exporta¬ peso es de 25.000 kilógramos y que des¬

dores, que sirven de conducto, no para de lo alto de Montmartre recordará con

disminuir, sino para aumentar el crédi- su potente voz á los fieles católicos sus

to.y la riqueza de la Nación.

deberes religiosos.

* **
La Comisión arancelaria de Cuba y de
Puerto-Rico continúa celebrando sesio¬
nes y discutiendo ponencias. En los de¬ bates siguen luchando los dos grupos

Esa inmensa Jengua de bronce puede
figurar con justicia entre las campanas célebres de Moscou y de Toledo.
¡Es un consuelo ver como aun queda un resto de fé entre el torbellino agitado
de la vida moderna!

en que se hallan divididos los miembros de aquélla: el de los que defienden los intereses de algunas importantes clases de productores de la Península y el de los que desean facilitar la venta de las producciones de las Antillas y abaratar
en éstas la vida. Como los acuerdos de la

¡Dichosos los que créen!
* **
Le Jour es un periódico á la moda y genuinamente parisién. Ultimamente ha levantado, una polvareda enorme con la publicación de las cartas íntimas que

Comisión no tienen fuerza de obligar, el general de Galliffet escribió hace unos

juzgamos innecesario dar cuenta de '15 años al presunto jefe del Estado Gam-

ellos.

betta.

* **
Parece ser que el Ministro de Hacien¬ da está preparando un nuevo decreto acerca de la investigación de los bienes
desamortizados del Estado, de los censos
y de otros ramos que dependen de la Dirección de Propiedades. Será enco¬ mendada la investigación á funcionarios competentes. En breve aparecerá en la Gaceta el decreto organizando el nuevo

Hoy, el mismo diario, dá principio á la publicación de las memorias de Rochefort que, más que del insigne revolu¬
cionario serán la historia desnuda de
atavíos encubridores de los hombres cé¬
lebres que han vivido en el último me¬ dio siglo.
Si Rochefort quiere contarnos todo cuanto sabe y ha visto, desde que era un humilde empleado del Ayuntamiento
hasta su entrada triunfal en París de

cuerpo. Madrid 21 Octubre de 1895.

vuelta de Londres, el folletín de Le Jour
será necesariamente un manantial de

B. de T. y T.

discusiones, de polémicas acerbas y
acaso de duelos.

La carrera del ilustre escritor no tiene

CRÓNICA PARISIÉN
¡Todo júbilo es hoy la grande Francia! pudiéramos decir, parodiando al poeta, para comenzar nuestra crónica decenal.
Y, en efecto, motivos tienen los fran¬
ceses para estar contentos y aun casi pa¬ ra enorgullecerse de su prevista victoria, que viene á engrandecer aun más el im¬ perio colonial de nuestra nación her¬
mana.
Po.it nubila phebus; aquel anhelo que hacía agonizar de intranquilidad el co¬ razón de los buenos patriotas, ha cesado desde el momento en que los cablegra¬
mas anunciaron al mundo entero que la bandera tricolor ondeaba victoriosa
en el palacio real de Tunanarive. Las luchas entre hovas y franceses
han tenido satisfactorio fin; alegrémo¬

precedentes y acaso, acaso pudiera com¬ parársela con otro que allá en el primer tercio del siglo actual dió bastante rui¬ do y, que hoy está casi olvidado. Alu¬
dimos al labrador Paul-Louis Courier.
Todo cambia, todo se tergiversa; es la ley de la vida.
***
El progreso de la velocipedía es tan rápido, sus conquistas van tan aprisa, que para emplear una frase apropiada podemos decir que marchan á paso de
bicicleta.
En efecto, hace tres ó cuatro años, un desencadenamiento general de perio¬ distas y hombres de mundo, una ven¬
tisca de discusiones científicas intenta¬
ban evitar lo inevitable; pero todos los detractores han sido arrollados por el vertiginoso neumático.
La decadencia de la raza latina era la

nos como de cosa propia y felicitemos á los valientes soldados que manda el ge¬
neral Duchesne.
Cuanto á los resultados ulteriores de
la empresa, anexión ó protectorado, po¬ co importan hoy por hoy, toda vez que lo esencial era poseer netamente la fuer¬ za moral que reconoce el vencido en el
vencedor.
Lo más importante era demostrar al mundo que los soldados franceses saben hacer respetar sus derechos sobre los malgaches y otras castas en el islote del
Océano Indico.
Y eso, se ha conseguido en Mada¬
gascar.
¡Gloria, pués, al ejército francés!
* **
Como nuestro propósito estaba fijado al empezar nuestras crónicas hace ya
más de seis meses, nunca tuvo en ellas
una plaza por mínima que sea la políti¬ ca parcial ó interesada, y sí alguna vez de asuntos políticos hemos hablado, lo hemos hecho así como de pasada y en el sentido más general que pueda imagi¬
narse.
Las bellas artes y la literatura; los su¬ cesos del día que tengan un interés ver¬ dadero; los sports higiénicos y agrada¬ bles; la vida del teatro y del boulevard; todo eso ha sido y será el tema preferido de nuestras crónicas parisienses.
En el relato de la vida parisién nos ha guiado siempre un sentimiento de leal¬ tad y de franqueza que ha servido para suplir nuestra escasa inteligencia, y la más palpable demostración de ello pu¬ dieran darla los 457 periódicos de Espay América que se dignan honrar nues¬ tro nombre con la publicación de tan
humildes artículos como nosotros les
enviamos.
¿Qué hacer para seguir mereciendo
sus favores? Continuar nuestro camino,
seguir nuestro lema de lealtad y honra¬ dez periodística y procurar introducir cuantas mejoras nos pueda sugerir nuestra pobre imaginación.
A todos enviamos nuestro más pro¬
fundo agradecimiento y rogamosátodos
nos indiquen aquellas mejoras qi&, sien¬
do factibles, puedan interesar á sus lec¬
tores.

invocación de los biciclófagos: ¿Dónde vamos á parar?, exclamaban; ¡«La torre Eiffel y la bicicleta! ¡El fin del mundo»!
Ocasión hemos tenido de citar aquí las sabias opiniones de periódico tan respe¬
table como Le Monde Medical, que con¬
sidera como el más higiénico ejercicio y el menos perjudicial las moderadas escursiones ciclistas, y no creemos opor¬
tuno insistir inútilmente sobre lo que ya
está plenamente demostrado.
El último concurso de Vincennes,
cuyo premio de 10,000 francos concedido por el Ayuntamiento de París y ganado por el corredor Morin, ha sido la solem¬ ne consagración de tan agradable gé¬ nero de sport.
¡Viva, pués, la bicicleta!, y como el movimiento se demuestra andando, pedalemos, pedalemos á pesar de las opi¬ niones erróneas de aquellos que todo lo critican por sistema.
**#
Dejando aparte las alarmantes y aun no justificadas noticias que circulan so¬ bre la grave enfermedad de León XIII, digamos cuatro palabras acerca de la
vida teatral en los últimos diez dias:
Les cómplices. en NouveauUs, y Louis XVII en el Odeón; he ahí las novedades
de la decena.
La primera es una comedia en tres actos, en la que Grosclandey Donnay han hecho un verdadero derroche de ingenio y de chispeantes escenas, muy aplau¬ didas por el público.
La segunda, es un enigma en un ac¬ to, original de Paul Ginesty y de Char¬ les Sansón, que no por ser pequeña en dimensiones deja de ser grande en mé¬
ritos literarios.
***
Algo debiéramos decir de literatura; pero acusaremos recibo solamente de dos obritas recibidas de España: Los Amantes de Tolosa. por Menendez Orra y los Bocetos vulgares de Yalera García.
De ambas hableremos en nuestras
próximas crónicas, pués esta se acaba para bién de nuestros lectores.
París 20 de Octubre de 1895.
Antonio Ambrqa.

* **

Un espectáculo que no sucede con frecuencia en París, ha tenido lugar es¬

Conocimientos útiles
floricultura
Los floricultores de las inmediaciones de París poseen la habilidad, rara en el mundo, de conseguir que durante el año no falten flores en los mercados de la capital.
El arte de hacer que florezcan en cual¬ quier estación, lo mismo las lilas que las rosas, les produce sumas importantes, y por eso procuran que el secreto no tras¬ cienda y la competencia les arruine.
Los dos principales procedimientos que emplean son el calor y la violencia,
forzando el brote de la flor.
El calentamiento activa y adelanta la
salida fie Ja flor con el concurso délas
calorías, y el forzado violenta á las plan¬ tas para que florezcan.
Entre las que con más empeño se cul¬ tivan de ese modo, están las lilas. Hasta ahora se usa el medio ideado á princi¬ pios de siglo por un tal Mathieu, horti¬
cultor de Belleville.
La operación del forzado, que se basa en procedimientos de poda especiales y en calentamientos graduados, dura pró¬
ximamente un mes, obteniéndose de seis á diez cosechas de flores anuales.
En los Estados Unidos ciertos horticul¬
tores han pretendido llevar más allá el progreso, combinando aparatos que per¬ mitan el forzado de las plantas automᬠticamente. Son una especie de inverna¬ dores montados sobre ruedas que circu¬ lan por rails.
Las vías hállanse colocadas en los ex¬
tremos de los macizos de flores, y sobre •ellas pasa el invernadero dando el calor graduado á las plantas.
En cada sección de terreno detiénese
el invernadero por espacio de algunas
semanas, se cierra herméticamente el
aparato á fin de evitar que entre el aire, y se calientan con método las plantas ó la tierra para que germine.
De este modo han conseguido en Nor¬
te América obtener hasta once cosechas
de flores determinadas y producir en ciertos terrenos ejemplares hermosísi¬ mos de flores que solo se dan unas en Asia y otras en Europa.
Los americanos pretenden, empleando la electricidad, conseguir que cada quin¬ ce días las plantas arrojen su producto, pero esto es dificilísimo, si no imposible.
Lo que ocurre con el «forzado», extra¬ ordinario, es que la planta mucre rápi¬ damente como todo lo que vive muy de¬ prisa.
Cañerías de papel
Estas se emplean en Inglaterra coa muy buen resultado parp conducir el gas del alumbrado, especialmente por largas
canalizaciones subterráneas. Se fabrican estos tubos arrollando
buen papel fuerte de celulosa al rededor de un cilindro cuyo diámetro es igual ai del tubo que se desea obtener, sumer¬ giendo cada rollo en asfalto fundido, y obteniendo así un tubo completamente impermeable al aire y al agua, y que resiste á fuertes presiones y á todas las
causas del deterioro. Se unen estos tubos
mediante manguitos exteriores también de papel empregnado de alfalfo.
Los nuevos conductos resultan, según parece, ligeros inrompibles y baratos, y por estar hechos de materia mala con¬ ductora del calor, protegen mejor que
los metálicos á los fluidos contra la tem¬ peratura exterior.
Inútil es añadir que de ser ciertos es¬ tos resultados los conductos del papel serían inapreciables para resistir á los
efectos de la electricidad subterránea y
no sufrirían corrosión alguna como las
canalizaciones metálicas.
La. cría de gallinas
Muchos son los labradores que actual¬ mente tantean la cría de gallinas y no pocos los que en lugar de soñados bene¬ ficios, recogen buena cosecha de desen¬
gaños. Para evitar en lo posible esto, me creo
hoyen la obligación aunque no se me agradezca, de recordarles los más ele¬ mentales principios que nunca debe ol¬
vidar el buen avicultor.
El primero es una limpieza nimia del gallinero, suelo, paredes y maderas; todo ha de ser objeto del asiduo cuidado del que á tul industria se dedica: el suelo se
ha de barrer lo menos cada dos días* las
paredes se han de blanquear cada mes con cal viva, lo mismo que las maderas todas. El gallinero debe estar dispuesto

SOL L ER

de manera que las aberturas puedan ambiente frió y por las mañanas casi he¬ obras suspendidas con muy buen acuerdo, dias, ó poco menos, después de haberse soltero, con D.a María Colom y Casta-

cerrarse perfectamente á fin de desin¬ lado. Esta transición tan brusca es oca¬ en nuestro concepto, para continuarlas tomado.

ñer, soltera.

festarlo de vez en cuando, quemando dentro de él azufre, teniendo antes la
precaución de hacer salir las gallinas, no dejándolas entrar hasta que se haya ventilado. El agua que se les suministra ha de ser bien limpia, corriente ó que pueda cambiarse diariamente.
Las gallinas no deben aglomerarse en grandes aposentos; es preferible tener muchos con pocas gallinas cada uno, para evitar la propagación de las epide¬ mias, tan temibles en esta clase de in¬

sionada á muchas enfermedades del pecho ó de las vías respiratorias.
La gente para precaverse ha adoptado
los abrigos.
Por la Comandancia de Marina de es¬
ta provincia se publica en el periódico
oficial la relación nominal filiada de los
individuos de la inscripción marítima que cumplen veinte años de edad duran¬ te el próximo de 1896 y á quienes corres¬

en la primavera, habiéndose construido durante esta semana un tejado provisio¬ nal para resguardarlas de la intemperie.
La Sociedad recreativa La Unión ce¬
lebró ayer mañana Junta General, la primera que se ha reunido en el nuevo y espacioso salón con que ha sido ampliado el local que desde hace algunos años ocupa dicha Sociedad.
Según tenemos entendido, dicha Jun¬

jVaya unas actualidades que publica¬ rá el Sólleiil En fiu... paciencia.
Y ya que jamás habíamos encontrado, como ahora, para la publicación oportu¬ na de unos datos oficiales tan públicos como deben ser los acuerdos del Ayun¬ tamiento y las opiniones de los minorias, tan serios obstáculos, sepa de una vez el público, á quien nos debemos, que no es nuestra la culpa.

Defunciones
Dia 28.—D. Ramón Arbona y Llobe¬ ra, de 69 años, casado, calle de la Al¬
quería del Conde.
Dia 29.—D. Joaquín Joy y Seguí, de 60 años, casado, Manzana 54.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas

dustrias. Cada gallinero ha de tener ponde pasar al servicio de la armada y ta fué convocada con objeto de dar cuen¬ La Compañía Trasatlántica ha parti¬ Dia 26 Octubre.—De Andraitx, en 1

anexo un parque proporcionado al nú¬ deben ser eliminados del sorteo de quin¬ ta el presidente de la Sociedad, D. Jai¬ cipado telegráficamente á su represen¬ dia, laúd San José, de 19 ton., pat. don

mero de gallinas que el mismo albergue,
á lo menos 400 metros cuadrados por
cada cían cabezas; estos parques deben
contener árboles con mucha sombra,
hierba y tierra labrada ó removida, siendo muy conveniente alternarla para enterrar las deyecciones de las aves.

tas para el reemplazo del ejército.
Se ha establecido ya el servicio de carruajes desde la estación de Santa Ma¬ ría á Sansellas, mejora inapreciable para aquellos vecinos que hoy pueden utilizar

me Colem y Pons, de lo recaudado é in¬
vertido en las obras de reforma del edi¬
ficio, toda vez que en dicho cargo había de cesar por tener que ausentarse de este pueblo, pues que debía salir ya en la tarde del mismo dia en el vapor León de

tante en este pueblo D. Jerónimo Esta¬ des que el dia 8 saldrá para las Antillas el magnifico vapor «Alfonso XII», y que para dicho punto admite carga y pasa¬ jeros.
Damos la noticia por lo que pueda

Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre. Dia 28.—De Barcelona, en 10 horas,
vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. G. Pu¬
jol, con 25 mar., la balija, pas. y efectos. Dia 29.—De Cette y Barcelona, en 10
horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬

Siempre que se les limite la limpieza ó la via férrea.

Oro para América.

convenir conocerla á nuestros paisanos ladas, cap. D. G. Mora, con 15 mar. y

el espacio de que pueden disponer, se

que hayan de embarcarse ó expedir mer¬ efectos.

corre peligro inminente de sufrir gran¬ des pérdidas.
Lo mejor es, á ser posible, dar á esta

En cumplimiento de una disposición del
alcalde de Felanitx fueron cerradas el lu¬
nes algunas casas de aquella ciudad que

Tenemos la satisfacción de poder pu¬ blicar hoy la noticia de que el amigo que tuvo la desgracia de caerse desde una

caderías á aquellas apartadas islas. Por el olor á aceite hirviendo que salía

Dia 30.—De Cette, en 2 dias, laúd Aurora, de 67 ton. pat. D. G. Casasnovas, con 7 mar. y carbón.

clase de volatería entera libertad, no
cerrando más que los espacios que se quieran tener á salvo d« sus uñas y de su pico.
La alimentación ha de sér sana y
abundante; granos y Verduras cocidas, bien desmenuzadas y sazonadas con salvado son los manjares que les son mejor; las harinas y.productos similares del comercio, pueden proporcionar más

ofrecían sospechas de dedicarse á comer¬ cios ilícitos y ofensivos á la moral.
Leemos que la ropa blanca que so ha de entregar al batallón provisional de Cuba se está construyendo en Palma
en el establecimiento de D. Juan Mun¬
taner, hallándose ocupadas en esta labor más de cien mujeres.

ventana del piso superior en el edificio de la Defensora Sollerense en la noche del dia de la fiesta social, y de euyo des¬ graciado accidente tienen noticia nues¬ tros lectores, sigue en estado satisfacto¬ rio, tanto, que más creemos no ha podido adelantar en la mejoría que ya en los pri¬ meros dias se inició, y de la que dimos
cuenta.

de diferentes casas de la calle de la Luna
por la costumbre de todos los años, sin
necesidad de otro anuncio tuvo noticias
el público que habíase empezado la ven¬ ta de buñuelos de los llamados de viento, que solo durante la presente temporada
se hacen, que de otra clase en todo el año pueden verse.
Vendíanse á 0'40 pesetas la libra de

Dia 30.—De Palma, en 1 dia, laúd La Esperanza, de 41, ton., pat. D. Gui¬ llermo Castañer, con 6 mar. y frutos, de
arribada forzosa.
Dia 31.—De Lanouvelle, en 2 dias, laúd Tomasa, de 36 ton., pat. D. Jaime Frau, con 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 28 Octubre.—Para Alcudia, laúd

disgustos.

En la zapatería del señor Garau se construye el calzado guajiro para dicha fuerza, habiéndose hecho una entrega

Del periodo de convalecencia en que está deseamos salga en breve, completa¬
mente restablecido.

400 gramos.
A causa del temporal reinante en el

San José, de 19 ton., pat. D. Pedro Juan Pujol, con 6 mar. y Cemento.
Dia 28. —Para Barcelona, pailebot

Crónica Balear

de mil pares y el rayadillo ó listilla para
el vestuario se fabrica por los herederos
de Vicente Juan.

La fiesta religiosa de ayer, celebróse

mar no pudo salir a}^, conforme tenia anunciado, el vapor León de Oro, viéndo¬ se por el contrario obligado por temor á

Dolores, de 41 ton., pat. D. Francisco Riera, con 5 mar. y efectos.
Dia 28—Para Barcelona, vapor Lulio,

(OJMA.UA 1 LA PRENSA »E ESTA PROVINCIA) \_\_
En el periódico oficial ha publicado el Gobernador de esta provincia una circu¬
lar sobre intrusiones en las facultades

En la noche del día 22, en las inme¬ diaciones del pueblo de San Luis, (Me¬
norca) un carretero que trasportaba al¬ coholes, al intentar encender una cerilla

en nuestra parroquial con gran concur¬ rencia de fieles, particularmente los mai¬ tines por la tarde.
Al cementerio acudió también extraor¬
dinario gentío, con objeto de rezar en la

averías á reforzar las amarras.
A la hora de entrar en prensa este número hemos sabido que se ha dado or¬
en al pasaje para que estuviese á bordo mañana á las cuatro de la madrugada,

de 405 ton., cap. D. G. Pujol, con 27 mar., pas., la balija y efectos.
Dia 29.—Para Agde, laúd 2.o Reme¬ dio, de 36 ton., pat. D, Juan Pons, con 6 mar. y frutas.

de Medicina, Farmacia y Veterinaria, fundándose en los repetidos abusos que con perjuicio de la salud pública vienen cometiéndose en esta provincia, y con
este motivo recuerda á los alcaldes y
subdelegados de aquellas facultades, la obligación que tienen de denunciar los referidos abusos y cumplir las disposi¬ ciones sanitarias que se han dictado so¬ bre el ejercicio legal de dichas profesiones incluso el de practicantes, matronas y cirujanos dentistas.
Por lo que se refiere á venta de subs¬ tancias medicamentosas, hace observar
que está absolutament# prohibido por la ley de sanidad y ordenanzas de farmacia,
la venta de todo remedio secreto, espe¬ cial, ó preservativo de composición ig¬ norada, sea cual fuere su denominación,
y que solo los farmacéuticos autorizados con arreglo á las leyes podrán expender en sus boticas medicamentos simples ó compuestos; impidiendo, por tanto, en

se inflamaron los líquidos incendiando el carruaje, de cuyas resultas se encuentra el carretero en gravísimo estado, descon¬ fiándose de poderle salvar. Han resulta¬ do también con algunas quemaduras un individuo que le acompañaba y la caba¬ llería que conducía dicho carro, quedan¬ do éste deshecho y carbonizado.
El joven sacerdote menorquíu, D. Gre¬ gorio Pons y Florit, después de sufridos los correspondientes exámenes, ha ingre¬ sado en el Cuerpo Castrense y ha sido nombrado capellán del Regional que guarnece Mahón.
En la mañana del jueves se suicidó, colgándose de un árbol, en el predio Son Suñeret, cercano á la estación del
ferro-carril de Palma un recluta del ac¬
tual remplazo, natural de Inca. El juzgado se constituyó en el lugar
del suceso.
Se supone que ha llevado al suicidio á

capilla del Santo Cristo de la Salud y sobre las tumbas de deudos y amigos; pero la llovizna impidió, ya desde los primeras horas, que se adornaran las tumbas con vistosas coronas, cintas é inscripciones, como es costumbre, y obli¬ gó á muchos á regresar mucho antes de que fuera su deseo. El (fiero parroquial asistió procesionalmente y cantó respon¬ sos sobre las tumbas cuyos dueños te¬
níanlo solicitado.
Esta mañana á los oficios de difuntos
la asistencia ha sido también numerosa,
tanto, que en la plaza de la Constitución y calles inmediatas durante toda la ma¬
ñana se ha notado el movimiento que
suele observarse solo en los dias festivos. ¿Y como no? El pueblo conserva la fé
que heredó de sus mayores^ y no creemos exista vecino que no deba un recuerdo, una lágrima, á la memoria de seres que¬ ridos que dejaron de existir y consi¬ guientemente una oración en sufragio
de sus almas.

mes tampoco ha sido posible efectuar la salida en la tarde de hoy como primera¬ mente se dijo por haber amainado á pe¬ nas el fuerte viento N. que sopla hace algunos dias y menos aun el espantoso oleaje que viene á estrellarse en estas
costas.
Durante Im semana que fine hoy ha lovido copiosamente en toda esta comar¬ ca hasta el punto que creemos quedan ya satisfechos los agricultures que tanto por ei agua del cielo suspiraban al ver
reducirse la actual cosecha á causa de
a sequía. Los torrentes que cruzan este valle
dan esperimentado fuerte avenida, lo mismo qite las fuentes, sin excepción, lo cual prueba que las lluvias han regado lo mismo que ésta las comarcas vecinas.
La temperatura ha refrescado, pudiendo decir que es la que verdaderamente corresponde á la estación en que nos en¬
contramos.

Dia 30.—Para Cette, laúd La Espe¬ ranza, de 41 tou., pat. D. G. Castañer, con 6 mar. y frutas.
Dia l.o Noviembre.—Para Barcelona
y Cette, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora, con 15 mar. y
efectos.
Dia 2.—Para Lanouvelle, laúd Espe¬ ranza, de 32 ton., pat. D. Juan Vicens, con 5 mar. y frutos.
SUSCRIPCIÓN VOLUNTARIA
para recaudar fondos con el fin de ele¬
var un monumento á la memoria del
ilustre hijo de este pueblo
D. JUAN MARQUÉS Y MARQUÉS.
Pesetas
Suma anterior. . . 4295
D. Antonio Eineñat y Caparó. . 25 » Guillermo Castañer y Bernat. 10

absoluto, que se ejerza esa venta por los ese infeliz la idea de tener que ir á Cuba

Suma

4330

que abusivamente y careciendo de títulos y condiciones para ello, comercian y es¬

dejando aquí seres queridos.

peculan con la humanidad doliente, ha¬

Después de haber permanecido poco
más de un año entre nosotros, embárcase

CULTOS SAGRADOS

Nota.—Las personas que quieran contribuir con algún donativo, por insignificantejque sea, ála obra en proyecto, podrán dirigirsa á D. Antonio Ale-

ciendo crea con su charlatanerismo en la
bondad y eficacia de ciertas pócimas.

Crónica Local

para Puerto-Rico nuestro particular y querido amigo D. Jaime Colom y Pous,

mnñy, á D. Antonio Marqués, á D. José Miró ó al
En la iglesia Parroquial.—Hoy al ano¬ Director de este periódico.

á quien deseamos un feliz viaje.

checer se cantarán completas en prepa¬

——

Dice un colega que se proyectan gran¬

El jueves de esta semana, que filé el

Ai despedirse de nosotros ayer, su ración de la fiesta de los Cofrades de las

des festejos para despedir á los soldados dia en que más se ha dejado sentir el plicóuos hiciéramos público, para cono¬ Benditas Almas del Purgatorio.

CUANDO LAS FUERZAS FALTAN

expedicionarios que van á Cuba á pelear por la integridad de la patria.
En Mahón durante la noche del sába¬

frío desde que, á causa de las lluvias, ha refrescado la temperatara, una jó ven que tiene su domicilio en la calle del Capitán Angeláis quiso encender la lumbre para

cimiento de sus numerosos amigos que deja en este pueblo, que, á causa de la
premura del tiempo, no ha podido des pedirse personalmente de cada uno de

Mañana, dia 3, fiesta de dicha Cofra¬ día, con comunión general á las siete y media; á las nueve y media horas meno¬ res y misa solemne con sermón por el

Entonces la Rola Astier es el mejor reconfortante. He aquí lo que dice de ella el célebre doctor Duprez:
«Con el nombre de alimentos de ahorro

do empezó á llover, continuando sin cesar calentarse, llevando en brazos á una cria¬ ellós, conforme eran sus deseos, y que Rdo. Sr. Cura-párroco. Después de la ó de dinamóforos, la fisiología admite

todo el domingo, soplando al propio tura de muy tierna edad, y al efecto

tiempo fuerte viento N. E. que acrecentó cogió un puñado de virutas, á las que

su fuerza por la tarde.

prendió fuego. Sin saber cómo fueron

Las lluvias han caído en abundancia presa de las llamas los vestidos de la
en toda la isla, y en la zona de Mahóíf jóven, y hubieran perecido abrasadas

pueden calificarse de torrenciales porque ella y la criatura si á los gritos de la

por la tarde las corrientes que descen¬ primera no hubieran acudido su madre y

dían de la carretera de Cindadela y que algunos vecinos, quienes en el mismo

desaguan en la Colársega arrastraban instante y no sin grandes esfuerzos pu¬

por lo mismo les rogáramos eu su nombre tengan como despedida particular ésta que á todos á la vez dirige desde las co¬ lumnas de este periódico.
Cumplimos con gusto el encargo deseamos haber sido intérpretes fieles de los deseos de nuestro amigo.
Dejamos de publicar hoy, como verán

misa mayor será trasladada procesionalmente la devota figura de la Sangre, des¬ de el oratorio del Hospital á la parro¬ quia y por la tarde después do vísperas se dará principio al Quincenario con sermón por 1). Juan Serra, continuándo¬ se al anochecer de los dias siguientes; al anochecer el ejercicio del Sagrado Cora¬ zón de Jesús con exposición.

cierta categoría de substancias, que sin
suministrar á la economía elementos de
efectiva importancia para la combustión vital, la confieren sin embargo, una re¬ sistencia enérgica, ahorrando los mate¬ riales nutritivos empleados; obrando, pa¬ ra emplear una defiuición célebre, «como las cenizas sobre las ascuas». ¡Y bien! la Kola Astier es el dinamóforo-tipo, el
nutrimiento conservador menos dudoso
que existe. Excita el sistema nervioso

ramas y frutos.

dieron apagar las encendidas ropas.

nuestros lectores, la copia dei acta de la Dia 8, á las seis y tres cuartos de la sin irritarlo; electriza la fibra muscular,

Es, pues, de creer que los campos y sementeras están bien sazonados y les
seráu beneficiosas las lluvias de que tanto necesitaban. .

A pesar de la actividad coa que fué socorrida la desgraciada jóven no pudo evitarse el que le quedaran fuertes que¬ maduras, para cuya cura tuvo que lla¬

sesión del Ayuntamiento, que es antigua
costumbre nuestra transcribir semanal¬
mente.
Conste, pero, que es muy á pesar núes

mañana, durante una misa rezada, la
devoción de dicho dia á la Purísima Con¬
cepción.
sr& &e<SHBSss»

disciplina las funciones del corazón y de los pulmones, impide cualquier disnéa y organiza de una manera maravillosa la resistencia del trípode vital (corazón, pulmones y cerebro) al desgaste y can¬

marse al facultativo D. Jaime Antonio tro, muy contra nuestra voluntad; la he

sancio que lo colocan en constante esta¬

A ochenta y cuatro ascendía el lunes,
el número de mozos de la isla de Mahón
que han redimido su suerte á metálico.
Decididamente y sin previa prepara¬

Mayol. Sentimos el desgraciado accidente.
A causa de lo avanzado de la estación
y para evitar las molestias y perjuicios

mos pedido al Sr. Secretario y nos ha contestado que él no podía facilitárnosla pues que se lo había prohibido el Sr. Al calde; hemos acudido á éste y nos ha contestado que no estaba conforme se

Ite&istr© Ovil
Nacimientos. Varones 0.—Hembras 0.—Total o.

do de inminencia mórbida
La Kola granulada Astier contiene
por cada cucharada de las de cafó, diez centigramos de cafeína, así como las más ricas proporciones de teobromina, tanino y rojo de Kola, revelados por el análisis

ción hemos pasado desde una temperatu¬ ra de verano á otra de invierno, pues de
tal debe calificarse la que reina desde

que á los trabajadores y á las obras de
reconstrucción de la torre-campanario de nuestra iglesia parroquial habían de

publicaran dichas copias hasta tanto fue ran aprobadas por el Ayuntamiento las
actas de las cuales lo sean. De modo

Matrimonios.
Dia 30.—D. Bartolomé Estades y Albertí, soltero, con D.a María Magdalena

químico en las nueces de sterculia de la
mejor calidad».
Pedidla en todas las farmacias.

anoche. A un calor molesto, pegajoso y causar las aguas pluviales durante todo que en lo sucesivo no nos quedará otro Bauzá y Miró, soltera.

s—

en ocasiones sofocante, ha sucedido un el próximo invierno, han sido dichas remedio que publicarlos acuerdos quince Dia 31.—D. Antonio Mayol y Vicens,

Les aumncios que se inserten en esta sección pagarán.- llasta tres in-

- tercicces á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á

rason de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.

El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas

de que se componga, será de 0‘50 pesetas.

I>as lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬

rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬

ria del periódico.

,

Sección

i

SOLLÈTi

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán.- freí ancho de
una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporción. En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬
tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
lúos suseriptoreg tfisfrutarrin una rebaja üe un 35 por
ciento.

m-

Calle de Colén, frente & !n calle de la® Monj a® AJLMA
no DE
Grandes existencias en el ramo de Pañería y Sastrería
INVIERNO DE 1895 Á 96
CAPAS A 18 PESETAS

200 trajes confeccionados desde 20 pesetas á
125 uno.
600 capas madrileñas desde 18 id á 175 id. 200 trajes para niño desde 9 id. á 40 id. 1000 capotes de abrigo de Cazador de los
llamados de Argel, á precios baratísi¬
mos.
Todo recien confeccionado con la elegan¬ cia y esmero que tiene acreditado el Esta¬ blecimiento, primero en su clase en PALMA y al nivel de los mejores del Continente.

Aftas novedades para la medida, en géneros del país y extranjeros. Se confeccionan trajes para ¡os alumnos del Colegio de ios Padres Agustinos, á precios baratísimos.

DE
RAFAEL GALVE «ILLAN
LUNA, 23, Y VICTORIA, 2

Desea venderse una
casa espaciosa y de excelentes con¬ diciones, para almacén, taller, so¬ ciedad, etc. Está situada en la ca¬
lle de la Victoria de esta villa.
Para mas informes dirijirse á D. Pedro J. Colom, plaza de la
Constitución.—S OLLER.

'•aillos, hpMa y ti

SASTRERÍA
El dueño de dicho establecimiento participa á sus numerosos parro¬ quianos y al público en general, haber abierto un nuevo despacho (en el primer piso de la casa en que tiene establecido su comercio) destinado á SASTRERÍA, en donde encontrará el público un esme¬ rado servicio y un rico surtido de géneros para la próxima estación, pncliendo asegurar un buen gusto en el corte por desempeñar el cargo de cortador D. Félix Pujol, ex cortador de la casa Baudilio Puigvert, de
Palma.
CAMISERÍA
También se encarga esta casa del corte y confección de camisas para caballero, para lo cual se han recibido un surtirlo de madapolanes, re¬ tortas hilo, irlandas, percales, etc., etc.
Infestante Queda montada también una sección completa en LENCERÍA, ha¬ biéndose recibido una remesa de telas de hilo, hilo y algodón, mantelería, telas especiales para sábanas de una pieza, etc,, etc. Piezas Madapolán, especial para mi marca, 20 metros, á 6 pesetas una. 500 Refajos punto blanco con cenefa color.
Id. id. clase superior, á 10 reales uno. Id. id. id. segunda, á 8 id. id. Franelas (merino algodón), rico surtido, á 3 reales cana. Percales variadq surtido, desde 2 reales cana.
Yutes desde 7 reales cana.
Pañuelos hilo blancos, con cenefa y cuadros, á 13 reales docena. Cutíes 4|4 y 9¡4, colores sólidos garantidos.
PAÑOLERÍA
1000 pañuelos 7¡4, clases de 7 y 8 pesetas, á 4, 5 y 6 pesetas. 500 id. 9¡4, sin competencia.
¡Yerlo para creerlo!
le eesfafilliis» Liáa,-20fey ¥ietom,-2,
NOTA.—Se han recibido todos los géneros de la presente estación.
#■ Titila negra Siglo XIX#Tinta comunic|tiva#Tinta violeta#
#T!nta. carmin#Tinta para sellármete., etc.# ihm laay en venta en el establecimiento h&
ilHOIUMB-Sam Bartolomé-I7-S0LLER.

Naranjos y limone-
ros. Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Rullan y Esta¬ des, Huerto del Convento.— Sóller.

Desea venderse una
pieza de tierra huerto naranjal y otros frutales, situadas en la bar¬ riada de la Alquería del Conde y
lindante con la misma calle de Ozo¬
nas, en la que tiene algunos so¬
lares. Tiene existente una casa rús¬
tica con una fachada de más de 9
metros, y es de extensión la finca
de 40 áreas ó sea 225 destres apro¬ ximadamente.
Para facilitar al que quiera com¬ prar esta finca la operación, lo
mismo se aviene su dueño á co¬
brar al contado el total importe de aquella que una mitad sola¬ mente y la otra á plazos, según
convenio.
Para mas informes diríjanse á la imprenta de este periódico.

UMTOM

FÍSCE8A DE

ieidi

ÍT’TJZSriDA.DA. H33ST 1828 Pesetas.

Capital
Reservas
Primas á cobrar

10,000,000*00
7,650.000*00
69.244.813^00

Total De garantía

86,894.610*00
<cn

el ano 1892. . . 7.846.023*25
Siniestros pagados desde so fundación, 176.000.000*00
SUB-DIRLCTOR EN MALLORCA:
1. Ï1M-ÏÍIEN1LLÜCH 7-PALMA.
AGENTE EN SÓLLER:
Oasfillas Jmaft. if

VAPOR DIRECTO
Para Puerto-Rico, Habana y Matanzas con escalas en Canarias, saldrá de este puerto el dia 6 de Noviembre el nuevo y grandioso vapor de acero clasi¬ ficado en 100 A. I. del Lloyd,

Admite carga á flete y pasajeros para dichos puntos.
PARA MAS INFORMES DIRIJIRSE
á los Representantes De la Compañía Sres. MARTINEZ y PLANAS, San Juan 20, PALMA
ó á su Consignatario, D, BERNARDO ESTELA, Marina, 64.

imm SE LA HABRA IMPORTANTE

á
PLAZA BE PALACIO, 10—BARGELOIA
—■**&#& &&*—
El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses) la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por cubiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.
LA. SOLLERENSE

Todos los solares que en el ensanche
del Seller existen á la derecha en la pro¬
yectada calle continuación de la del Fastor y plaza de Estiradors hacia la barria¬ da Ca ‘s Maño, se ceden en la forma y condiciones siguientes:
Los que según el plano tengan su fa¬
chada en la calle antes mencionada po¬
drán adquirirse mediante la obligación
de satisfacer un censo de 6 duros anua¬
les por plazo indefinido; y los de la mis¬ ma manzana, cuyas fachadas estén en la ancha vía que quedó abierta yá, podrán ser adquiridos mediante la de im censo
de Jó duros anuales.
Lo censos de 6 y 10 duros indicados son redimibles al 3 por 100 sin plazo fijo, pudiendo los que los adquieran, lle¬ gar ál tipo de redención entregando, cuando les parezca, cantidades que no deben ser interiores al censo que satis¬
fagan. Las condiciones de detalles y formali-
zación del compromiso se tratarán por
los interesados directamente con el pro¬
pietario, calle de Moragues n.° 1.

DE
J’O&É COM*

§ LA m

CERRERA y PORT-BOU (Frontera franco-española) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito

Establecimiento comercial é industrial
DE
J. MARQUÉS ARBOLA
CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17

El magnífico y veloz vapor ISLEÑO saldrá del puerto de Barcelona para
•Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde. De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 de la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN:
EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos ele Santo Domingo. EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón Coll—Calle del Mar n o 50.

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Almaçén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados
ni
Dalle de los Olmos n.° 148—-Palma.
SUCURSAL. E3ST SÓLLER
Eli CASA DE MIGUEL ESTADES, CEMENTERIO 10
Hay en existencia ménsulas, guarda polvos para fachadas, lozas para balcones (fiólas), panteones y demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬ cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos
que se encarguen.
Hay también existencia de piedras mármoles do
todiis clases
CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLER-

Eli la sección de librería, de dieho establecimiento, además de toda cla¬ se de libros de primera enseñanza,
de texto en las escuelas de esta loca¬
lidad, hay en venta:
HISTORIA DE SuLLKR en sus re¬
laciones con la general de Mallorca, por D. José Rullán Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y
FORNALUTX, capitulo adicional á la Historia de Sóller, por D. José
Rullán Pbro.
POESIAS, por D. Juan Alcover y Maspons.
SOLLER.—Imp. de-«La Sifioericlad»