AÑO X—2.a EPOCA-NUM. 447
AÑO X—2.a EPOCA-NUM. 447

SABADO 26 DE OCTUBRE DE ¡895

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Bico.)

Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

!.

vi .:

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: Juan Marqués y Aibona.

4f

REDACCIÓN Y ADMINISTRACION:
Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EspaSa: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia: 0’76 francos id. id. (PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.)
Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidarla de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
LA CASA VACÍA
Víctor Duramé y su mujer acababan
de cenar. En el fondo de la habitación
dormía en una cuna un niño que quince
días antes había sido bautizado con el nombre de Carlos.
Víctor y Teresa se habían casado un año antes, y Duramé al morir su padre, heredó un pedazo de tierra y la casita en que vivían.
Se oyó el llanto del niño y Teresa se acercó á la cuna; tomó en brazos al pequeñuelo y le dió de mamar.
Tras de un prolongado silencio se oye¬ ron pasos fuera de la casa; la puerta se abrió bruscamente y entró un hombre; un caballero que llevaba un lio en bra¬
zos. Se detuvo en el centro de la reducida
habitación, y examinó con rápida mira¬ da á los dos esposos y al niño.
—¿Sois los Duramé'?—preguntó. Víctor, algo inquieto, vaciló antes de contestar; pero Teresa respondió sin de¬
tenerse.
—Sí, señor; nosotros somos. El desconocido se acercó á ella y dejó
sobre sus rodillas un bulto cubierto con
una sábana.
—Desdobladlo—dijo el hombre son¬
riendo—es un niño, un muchacho como
el vuestro: con éste tendréis dos, si lo aceptáis.
Teresa permaneció inmóvil y callada, pero como el desconocido insistiese, desdobló la sábana y apareció un niño que se puso á llorar al sentir el frío. Te¬ resa, maquinalmente, se aplicó la criatu¬ ra al otro pecho y el rapazuelo chupó
con afán.
El hombre exclamó con voz triste:
—¡Ya lo véis! Se va acostumbrando: ¡olvida á su madre!
El desconocido calló, y durante algu¬ nos minutos contempló aquella escena con los ojos humedecidos.
—Seré breve—dijo al fin—porque no tengo tiempo que perder. He sabido que sois pobres, jóvenes, honrados y tra¬ bajadores, y por eso os he buscado. Te¬ néis un hijo, ¿queréis el mío? He aquí
las condiciones: todos los trimestres, á partir desde hoy. iréis áFecamp y cobra¬ réis trescientos francos que os entregará el notario Mr. Loisel; llevaréis siempre el pequeñuelo, ¿lo entendéis?, siempre con él; porque si no lo lleváis, no os entre¬ garán ni un céntimo. Le educaréis como al vuestro, los enviaréis juntos á la es¬ cuela. y más tarde á un colegio; si os conviene, en este caso, el mismo monsieur Loisel pagará todos los gastos, y

por último, cuando llegue á la mayor
edad, se le enviarán veinte mil francos
para que se establezca. En cuanto á mí, no volveréis á verme jamás. ¿Estáis con¬
formes?... Ahí va un trimestre antici¬
pado. Y puso el dinero sobre la mesa. La vista de las monedas de oro dejó
aturdidos á los esposos. Duramé bal¬
buceó:
—Conforme, caballero, conforme, y
Teresa también... Cuidaremos mucho al
niño... Teresa es robusta... Partid tran¬
quilo. El desconocido se inclinó sobre su hijo
y le besó con ternura. —Le llamaréis Marcelo—dijo al incor¬
porarse.
Y sin añadir una palabra más se alejó precipitadamente.
Cuando transcurrió el primer trimes¬ tre, los Duramé dejaron un día á su
Carlitos al cuidado de una vecina. Tere¬
sa cogió á Marcelo en brazos, y ambos esposos se pusieron en camino para Fecamp, ansiosos de ver el resultado de su
visita.
Mr. Loisel les acogió muy afectuoso, examinó detenidamente al niño, hizo muchas preguntas respecto á su salud, y por último, les entregó tres billetes de
cien francos.
Víctor firmó un recibo y se guardó el
dinero.
* **
Los esposos Duramé fueron prospe¬ rando, y sus tierras, mejor cultivadas, dieron mayores cosechas. Los dos chicuelos iban creciendo gordos, fuertes,
mofletudos. Teresa atendía lo mismo al
uno que al otro, pero quizás cuidaba más á Marcelo, que representaba el bienestar de su familia, todo un porvenir tran¬ quilo y sin necesidades.
Pero un día...
Victor estaba llenando un saco de pa¬
tatas cuando se oyeron gritos desgarra¬
dores en la cocina. Duramé corrió en¬
contrando á Teresa, que se agitaba para salir de debajo de la alacena, que se le
había caído encima.
Victor levantó á su mujer y puso en pie el mueble; pero entre los platos rotos vió una cosa informe; se bajó para exa¬ minarla y... ¡que horror!... Era el pobre
Marcelo con la cabeza destrozada y muerto en medio de un charco de
sangre.
Duramé retrocedió mudo de espanto, y con los ojos desmesuradamente abier¬
tos.
Sus labios, agitados por un temblor
nerv i oso, m u r m u ra ro n:
—¡Desdichados!... ¡Tolo lo liemos per¬
dido!.

Teresa lloraba en un rincón, pensando en su renta, en su bienestar eclipsado, en sus economías evaporadas... ¡Deudas
tal vez el día de mañana!
Teresa se levantó apresuradamente. —Voy á buscar quien se encargue de
enterrar este cadáver—exclamó.
Y se dirigió hacia la puerta. Victor corrió tras ella y la detuvo, co¬ giéndola por un brazo. —Espera, espera un instante... Creo que tengo una idea. Detúvose Teresa, asaltándole tal vez el mismo pensamiento de su marido; De pie y en un rincón hablaron en voz baja los dos esposos.
Cuando el mozo de labranza volvió de
sus faenas, encontró á Teresa arrodillada
junto á la cuna y llorando, con la cabe¬
za entre las manos.
—¿Qué ocurre?—preguntó el gañán. Victor suspiró. —¡Mi hijo!... ¡Mi pobre hijo, muerto!... ¡Maldita sea la alacena, que le ha des¬ trozado la cabeza!... ¡Cuando podía ha¬ berse caído encima del otro!... ¡Del ex¬ traño!... ¡De Marcelo!... Al día siguiente, Víctor fué á la alcal¬ dia y presentó, por escrito, la declara¬ ción de la muerte de su hijo legítimo,
Cárlos Pedro Duramé, de edad de diez
meses.
Los esposos continuaron sus viajes trimestrales á Fecamp. La primera vez que vieron al notario, después de la muerte de Marcelo, Teresa pellizcó al chicuelo, que se puso á llorar desespera¬ damente, y Mr. Loisel, aburrido, los des¬ pachó á toda prisa para que se marcha¬
ran cuanto antes.
Durante muchos meses, cuando cual¬ quier vecino iba á visitar á Duramé se llevaban precipitadamente á Marcelo— así llamaban á su hijo—á otra habita¬ ción, cuya puerta cerraban con llave.
Nadie notó aquella sustitución de cria¬
tura.
Los Duramé siguieron viviendo ricos y felices; mejoraron y aumentaron las tierras; triplicaron el número de anima¬ les para la labranza y el acarreo de fru¬ tos y Victor llegó á ser uno de los ma¬ yores hacendados de la comarca.
En cuanto Marcelo tuvo edad para ello
lo llevaron al Instituto del Havre. Mar¬
celo estudió con provecho, y cuando ob¬ tuvo el título de bachiller regresó á Fro-
bervilíe al lado de los Duramé.
Era un gallardo mozo, y Victor y Te¬ resa le miraban con éxtasis. El por el: contrario, les dispensaba una benevo¬ lencia algo desdeñosa. Los consideraba como una buena gente, como unos tos¬ cos campesinos, que lo habían criado, y á los que todavía llamaba, por costum-

bre, papá y mamá, pero á cuyo lado no creía permanecer mucho tiempo. Soñaba en alguien, á quien en voz baja llamaba su verdadero padre, y en una familia que encontraría en alguna parte y cuan¬ do menos io pensara, sintiendo, en su
orgullo, instintos aristocráticos.
Un día vió Marcelo un coche que se
detenía frente á la puerta de hierro de la finca. Un hombre bajó del vehículo y se dirigió hacia la casa.
Los esposos Duramé se pusieron de pie al verlo.
—¿Qué es eso?—dijo alegremente el recien llegado.—¿No me reconocen us¬
tedes?
Y sin esperar la respuesta se dirigió al joven, á quien desde ei primer instante contemplaba con cierta emoción.
—¿Eres tú, Marcelo? Este, sorprendido, respondió: —Sí... yo soy, señor... señor...
—Mr. de Berville, tu...
Un grito le interrumpió. Era Víctor, que juraba.
—¡Dios de Dios!... ¡Es el padre!... ¡Co¬ mo si lo viera; es el padre!
Y se puso á temblar, al mismo tiempo que sus ojos se abrían con espanto.
Teresa murmuró:
. —¡El padre, el padre! Y después, apostrofando al recién lle¬
gado: —¿Qué venís á buscar aquí? ¿Qué pre¬
tendéis de nosotros? ¿No nos dijisteis: «¡No me volveréis á ver jamás!» Por qué
habéis vuelto?
El hombre contestó sencillamente:
—Vengo á buscar á mi hijo Marcelo, y creo que Marcelo no se negará á se¬ guirme.
Marcelo se quedó inmóvil presa de
timidez extraordinaria. Había soñado
una escena más dramática, un recono¬
cimiento como los que se ven en las co¬
medias.
Pasados los primeros momentos de sorpresa, arrojóse en brazos de Mr. de Berville, gritando:
—¡Padre mió! Al fin os encuentro. —¡Bien, bien!—dijo Berville con voz emocionada. Veo que reconoces; aprieta, hijo mío, y prepárate para marcharnos. Teresa se lanzó entre los dos, excla¬
mando:
—¡Marcharse!... ¡Llevárselo así! ¡A nuestro Marcelo ¡A nuestro... hijp!
—Vuestro hijo! Decid el mío...—re¬ plicó Berville con aire de felicidad, con¬ templando á aquel guapo mozo, que vi¬ viría á su laclo y del cual haría un hom¬ bre de provecho.
—¡Vuestro hijo! No... No quiero que se vaya... Voy á contar...
Víctor la hizo callar con una mirada
furibunda y se apresuró á exclamar.

—No digo que no... no digo que no. ¿pero quien nos prueba que es usted su padre?
Berville atribuyó esta resistencia a sentimiento que les había de causar el separarse de Marcelo; sacó del bolsillo un legajo de papeles.
—Tome usted buen hombre, tome us¬ ted; aquí están los recibos de los trimes¬ tres que habéis cobrado.
—Vamos, vamos pronto—dijo Bervi¬ lle—deja aquí toda tu ropa, que no hace falta; ponte el sombrero y basta...
El jóvén obedeció. —¡Ahí Vuestro hijo, vuestro pobre Carlos, ¿murió?—dijo Berville con tono
afectuoso.
—Si... si, murió nuestro hijo...—res¬ pondió Victor con voz ronca.
El falso Marcelo presentó la frente á su padre para que se la besara.
—Adiós, papá Duramé. Después abrazó á su madre, se apoyó en el brazo de Mr. Berville y se alejó
con él.
Los dos campesinos se quedaron corno petrificados. Teresa sollozaba, Víctor,
con la ferocidad retratada en el sem¬
blante, escuchaba el rodar del carruaje, que se alejaba rápidamente.
De pronto vió sobre ia mesa un sobre.
Le abrió, encontrando dentro cinco bi¬ lletes de mil francos.
—Oye, Teresa—esclamó—aquí hay di¬
nero.
Teresa no respondió. Victor sintió que los ojos se le llena¬ ban de lágrimas... y dejó caer los bille¬
tes de banco.
Y los dos, en la casa desierta, vacía para siempre, lloraron con amargura las
terribles consecuencias del crimen que habían cometido.
Mauricio Lealanb,
PENSAMIENTOS
Nada debe inspirarnos un orgullo más legítimo como el odio con que los hom¬ bres superiores nos persiguen. No odian sino á quienes creen superiores á ellos.
Talleyrand.
Más Estados lian perecido por la de¬ pravación de las costumbres, que por la violación de las leyes.
Montesquien.
(Solución á la charada del número 445.)
Po-rra-zo

de su padre y acompañándolo en persoga menzó á inspirarle Teresa ese amargo

al depósito general del cementerio, se¬ sentimiento, hostil hasta la crueldad,

POR UN PIOJO

gún la voluntad expresada en el testa¬ que suele degenerar en despotismo, y mento. El Gobierno vió en esto un acto nace en el corazón del hombre mezqui¬

vestido de paisano, y que si el Gobierno de rebeldía política, por parte de aquella no cuando en sus relaciones con un su¬

manifestaba deseos de tributar á su ca¬ huérfana que contaba á la sazón trece bordinado, tiene la superioridad mate¬

dáver los honores que por su grado le años, y contra toda justicia y todo dere¬ rial y la inferioridad moral. Teresa com¬

correspondían, adelantase el entierro y cho. la privó de la orfandad que le cor¬ prendió al punto la causa de la muta¬

depositaran su cuerpo en la capilla del respondía, dejándola en la miseria.

ción de su prima, y con ese refinado tac¬

Campo-santo. «Porque ni aun después

Tendióle entonces los brazos la viuda, to de las personas discretas á la vez que

de muerto, decía la cláusula, quiero re¬ y en ellos se refugió la huérfana, cap- i desgraciadas, comenzó á evitar toda

cibir nada de traidores.»

tándose de tal modo sus simpatías y su 1 ocasión de hacer sombra á Pepita, hu¬

Teresa era digna hija de aquel hom¬ cariño, que á los dos meses publicaba yendo para ello de la sociedad elegante

bre que llevaba en su blasón una barra doña Angustias por todas partes las vir¬ que ella frecuentaba, y buscando su

de acero con este lema:—Me rompo., 'pero tudes de Teresa, diciendo con su bonda¬ centro entre las amigas y beatas de me¬

no me doblo—y entonces se. reveló por dosa necedad.

dio pelo de las asociaciones piadosas, á

vez primera su carácter, enervado hasta —¡Pero que alhajita de niña!... ¡Y qué que la llevaban su acendrada caridad y

aquel momento por la- prosperidad, que talento tiene!... Ella sola arregla los vi ¬ su religiosidad profunda.

no es madre, sino madrastra del alma; sillos de mi casa...

Era una de estas asociaciones la de las

porque así como es necesaria la presión Pepita, por su parte, acogió ála prima Hijas de María, vulgarmente conocida

para hacer estallar la pólvora, así es con el entusiasmo con que acoge una con el nombre de las Señoritas del Ro¬ también necesario el infortunio, para niña el regalo de una muñeca grande: pero. y acopaba en ella preferentemente

poner de manifiesto ciertas grandes cua¬ pensó además la reina de salón, encon¬ la atención de Teresa, todo lo que al lidades que se ocultan en muchos cora¬ trar en ella una dama de honor que pu¬ cuidado de los pobres socorridos se refe¬

zones. Cuando los hipócritas compañeros diera llevar siempre á la cola, para con¬ ría. En el caritativo taller de la Congre¬

del general difunto, acudieron á tribu¬ fiarle el abanico y el pañuelo mientras gación, que dió origen al nombre del

tarle en muerte los honores que le ha¬ ella valsaba. Pero bien pronto pudo con¬ Ropero, era Teresa la oficiala más asidua

bían arrancado en vida, la indignación vencerse de que así en lo físico cornp.cn en coser las ropas destinadas á los po¬

secó las lágrimas de dolor en los ojos de lo moral, sobraban á la dama de honor bres, y Pepita, que gustaba de figurar

la huérfana, y ella sola se opuso á todos, cualidades bastantes para arrebatarle á así en lo divino como en lo profano,

hadado sacar stcreíauj.euto el cuerpo > ella su corona de reina, y entonces co- . acudía también tijera en ristre, con el

cargo de cortar camisas que parecían pantalones, pantalones con honores de chaquetas, y gabanes que al decir de Teresa, presentando un ejemplar de aquel género híbrido, podían servir muy bien para fundas de almohada.
Al oir Pepita Ordóñez la burlona pre¬ gunta de su prima, volvió bruscamente la cabeza y dijo con rabiosa ironía:
—¡Si será menester cortar los gabanes por los patrones de la Moda elegante?...
Y si te parece, que los cosa la modista y les ponga entredoses de guipare, y golpes de pasamanería...
Teresa fijó en Pepita sus grandes ojos negros, y comprendiendo que no estaba la Magdalena para tafetanes y mucho menos para gabanes, se puso á combinar en silencio los informes pedazos del ga¬
bán rameado.
—Y te digo,—añadió Pepita Ordóñez, cada vez más encolerizada, que estoy ya de gabanes y de camisas y de chaquetas y de Señoritas del Ropero, hasta la pun¬
ta de los cabellos...
Y al decir esto, se retiraba la señorita con bastante precaución de las puntas de sus papillotes.
—¡Yo no sé en qué piensa esa Presi¬ denta!... ¡Lo que allí pasa, no pasa en ninguna parte!... Mira... mira...

Y Pepita Ordóñez, haciendo un esfuer¬
zo, como si tocara un reptil, tiró en las faldas de Teresa el sobre rasgado de las
Hijas de María. Teresa leyó el sobrescri¬ to después de registrarlo por dentro y
por fuera, y dijo con mucha calma:
—Será el aviso de la Comunión de
mañana. ¿Y qué tiene?... ¿Te parece temprano?...
—¡Si no es eso, hija!—exclamó Pepita
hincando con tal furia la uña en el pa¬
pel, que le hizo un agujero. ¡Mira! ¿No ves que dice Narangast
—¡Vaya mujer!—exclamó Teresa rien¬ do. ¿Quién le va á pedir perfiles ortogrᬠficos á la pobre Rosita Pifia?...
—Pues si no sabe escribir, que en¬
cargue cebollinos en vez de redactar
cartas... ¡Una secretaria que escribe Narangas! ¡Vamos, y me borro de la Con¬ gregación!,.. ¡me borro!...
—Pues ya puedes borrarte también de la tertulia de Mercedes Pineda.—replicó
vivamente Teresa; porque en tres ren¬
glones que te escribió el otro día, le cogí dos faltas garrafales.
—¡No es cierto!—gritó sulfurada Pepi¬ ta. Mercedes habla muy bien francés, y por eso se equivoca cuando escribe en castellano, lo cual es muy distinto... Y si no, aquí tienes una carta suya: léela, que te interesa...

SÓLLEB

2

ate&j

Actualidades
LA SEMANA.
El movimiento político continúa pa¬ ralizado casi por completo, á pesar de haber regresado á Madrid el Sr. Cánovas ■del Castillo, el Sr. Sagasta y casi todos los prohombres del partido conservador y del liberal. Lósale éste, en conferencia celebrada con su jefe, lian discutido la ' conveniencia de emprender una campa¬ ña activa contra el Gabinete y han reco¬ nocido que no disponen de elementos para influir en la opinión en tanto que los periódicos populares ó independien¬ tes persistan en su propósito de apoyar
id Gobierno en la lucha con los filibus¬
teros y atender á los intereses generales del país antes que á los egoísmos de las -agrupaciones y de los que no tienen otro oficio que el de especular con la llamada política. El Ministerio continúa adoptan¬ do medidas, preparando barcos y torpe¬ ólos y enviando á Cuba elementos para da guerra. Se lia ultimado el empréstito, llamado por eufemismo operación de te¬ sorería, porque son aquí muchos los que juzgan solución el descubrir una pala¬ bra con que disfrazar su pensamiento, juzgando que los interesados lian de -cerrar los ojos ante la realidad y no han -«le ver la defraudación, por ejemplo, en cuanto se les bable de irregularidades.
Según las noticias facilitadas á los pe¬
riodistas en el Ministerio de Ultramar,
la operación de crédito lia tenido por objeto adquirir 75 millones de francos *en oro, ó 3 millones de libras esterlinas: 35 aceptados desde luego, otros 25 que deberá aceptar el Banco de Paris y de 4os Países Bajos dentro de quince días, y
-los otros 25 dentro del mes de Diciembre.
La primera partida se entregará al Te¬
soro de Ultramar del l.° al 10 de No¬
viembre, y la segunda y tercera, caso de aceptación, del 1.° al 10 de Diciembre y -del 10 al 20 de Febrero próximo, respec¬
tivamente.
i-La operación se hace por virtud de pagarés, expedidos por el Ministro de
Ultramar-A la orden del Director del Te¬
soro público, que. competentemente au¬ torizado por el Ministro de Hacienda, los endosará al Banco de París y de los Vuises-Bajos ó álos participes, pues en la operación toman parte banqueros bel¬ gas, ingleses y-alemanes, quienes acep¬ tan todo lo que firme el Banco de París ^y de los-Países Bajos.
Los pagarés, cuyo'pago se domiciliará -en la Delegación de Hacienda de París ó Londres, son á seis meses fecha, renova¬ bles por otro3 seis, descontado al interés del 5 por 100 anual y con el 1¡2 por 100
* de comisión.
En garantía de los pagarés, deposita¬ rá en España ó en-Francia el Ministro de Ultramar billetes hipotecarios de la -isla de Cuba, -emisión de 1890, al tipo de -80 por 100 de su valor, según resulte de
la cotización media en la Bolsa de París
de la quincena .precedente á su eu-
trega.
Pura reembolso de 'los pagarés, el Banco de -París .y de los Países Bajos
venderá, de acuerdo con el Gobierno, de
los billetes hipotecarios de la isla de Cu¬ ba dados en garantía los necesarios á -un tipo que no será inferior á 390 francos sin cupóu.
-De los fondos procedentes de las ven¬
tas, mientras uo reciban su definitivo destino, abonará el Banco de París y de
los Países Bajos uu interés que no baja¬ rá del tipo del descuento del Banco de
Francia.
La operación fué firmada el día 8 por los Ministros de Ultramar y de Hacien¬ da y el Gobernador del Banco. Sr. Con¬ de de Tejada de Valdosera, competente¬ mente autorizado por el Consejo de ad¬ ministración, que, como todos los accio¬ nistas del primer instituto de crédito español, se manifiesta muy complacido del proceder y de la actitud del Sr. Con¬ de durante la negociación del emprés¬
tito.
En tanto que el Gobierno, al buscar dinero en el extranjero, da por sentado que España está empobrecida y no pue¬ de gozar de independencia económica,
se lia iniciado un movimiento comercial
que tal vez contribuya de una manera positiva á aumentar el capital de la Na¬
ción. Por efecto de la anormalidad délas últimas estaciones, de las excesivas llu¬
vias de primavera y de la prolongada sequía del estío, la cosecha de vino será en Francia este año muy escasa. Se cal¬ cula que no excederá de 31 millones y
medio de hectolitros, siendo así que eu
j883, es decir en la época eu que mayo¬

res eran los estragos de la filoxera, se
cosecharon 23 millones de hectolitros.
Las consecuencias inmediatas de esa
escasez lian sido que los vinicultores franceses manifiesten el deseo de adqui¬ rir vinos españoles, para atender á su ■clientela; que en los mercados de la Re¬ pública se vendan los caldos de la Pe¬ nínsula en cuanto se presenten en ellos, y que se baya iniciado el movimiento de importación por el cual venían claman¬
do nuestros arruinados viticultores. Los
precios son poco remu aeradores hasta ahora, pero su firmeza indica que los exportadores españoles pueden mostrar¬ se exigentes y obtener utilidades déla venta, si proceden con discreción y no manifiestan impaciencia por dar salida
á sus vinos. De lo contrario, surtirían el mercado francés sin beneficio considera¬
ble para España.
Madrid 14 Octubre de 1895.
B. de T. y T.
Ecos de Ultramar
Santiago de los Caballeros 17 de Sep¬
tiembre de 1895.
Sr. Director del Sóller:
Muy Sr. mió y distinguido amigo: Po¬ cos dias después de haber encaminado
mis últimas cuartillas, nos decía á bordo
del vapor americano New-York, en muy mal hablado inglés, un camarero: leván¬ tense Vdes., señoritos, vamos á llegar.
En efecto, ya habíamos penetrado en la espléndida bahía de «Samaná».
Al momento yo y mi compañero señor Bonetti, hicimos las maletas y cuando subimos á cubierta el vapor daba íondo frente á un caserío de mal aspecto, aun¬ que situado en lugar muy pintoresco. Aquel caserío era «Sánchez» y allí íba¬
mos nosotros.
En un bote súcio, lentamente impul¬ sado por dos remeros, medio desnudos, que vogaban sin compás ni precisión y de muy mala gana, desembarcamos mi compañero y yo. pagando por este de¬
sembarco la modesta suma de cinco
pesos cada uno.
Una vez en tierra, fuimos conducidos á
una casa que le daban el nombre de Hotel, único en la población, del cual
me acordaré toda mi vida.
Ya que en estas líneas he hecho mensión á mi compañero Bonetti, que hace cuatro meses me acompaña, voy á per¬ mitirme el gusto de presentárselo de paso; finesto j¿ovinetto di bolle esperanzo, es un suizo muy simpático, modesto, recojido, de maneras sencillas sin afec'tación y de verbosidad asombrosa, á su lado se pasan momentos muy gratos so¬
bre todo-si se le ocurre ensalzar la tierra
de María Santísima, y hacer alguno de los cuentos de Manolilo Gasquez de Sevi¬ lla. Habla seis idiomas con la propiedad del suyo propio y se hace entender en mallorquín que lia aprendido conmigo, á cambio de las primeras lecciones de aleman; hace algunos años que la im¬ portante casa Rigaiiyi de París, le confió .para estos ..países sil representación, y hoy lleva á cabo su segunda escursión, que probablemente liaremos juntos, de la cual le tengo ofrecida á Yd. detallada
reseña.
Llegamos, pues, á Sánchez, después de haber conseguido salir de la capital de la República en donde viví mortifica¬ do por insoportables latas referentes á
los asuntos de Cuba. Todos los domini¬
canos simpatizan con la revolución cu¬ bana y en cuanto dan con un español
del otro lado del charco como ellos dicen
se regocijan soberanamente en mani¬ festarle las bolas que diariamente por aquí circulan.
Los periódicos dominicanos, èmalos todos del Neto-York Heraldo di ríase que se publican para la Manigua; dá gracia leer sus noticias que las consagran to¬ das, hasta el artículo de fondo, ála Guer¬ ra Santa de Cuba, cuyo epígrafe usan siempre al tratar de esa guerra fratri¬
cida.
He aquí algunas extracciones de los
últimos números de «El Triunfo» «Las
Albricias», el «Listín Diario», etc., etc.
«Ayer fueron pasados á machete más de mil españoles».
«Ha sido tomada por los cubanos San¬ tiago de Cuba».
«Grandés espediciones han salido de Costa-Rica y México para incorporarse á los cubanos y acabar con el ejército es¬ pañol».
«Pronto será reconocida por las poten das del continente como beligerante la República Cubana».
«Ha sido muerto en la última acción
el General Martínez Campos» y á ren¬ glón seguido añaden: «no podemos ase¬

gurar la muerte de este General», pero la deseamos mucho, debieran añadir.
En el número de anteayer decía «El Triunfo», periódico separatista que, re¬ dactado por cubanos, se edita en la Capi¬ tal de esta República:
«Somos cubanos americanos, y jamás españoles, si supiéramos que por nues¬ tras venas circula alguna sangre de esa raza, con gusto la extraeríamos».
Como se conoce que el gachó autor de estas frases es guineo par sang, ó pol¬
lo menos oriundo de las montañas del
Congo. Un solo periódico ve la luz en Santo
Domingo consagrado al honor de Espa¬ ña; el «Heraldo Español» es el único que aquí sin temor defiende los intereses de nuestra Nación, y combate enérgica¬
mente á estos cínicos desnaturalizados
que descaradamente hablan de nuestra madre patria; la redacción del colega la componen honrados valientes é ilustra¬ dos asturianos dignos de todo encomio.
Como antes he dicho, llegamos por fin á Sánchez, y al dia siguiente nos dispu¬
simos á continuar nuestra escursión liá-
cia Santiago de los Caballeros, ciudad situada en el interior de la isla; toma¬ mos al efecto el tren que nos condujo hasta La Vega; este trozo de ferro-carril, que es el único que hasta hoy hay en el pais, es de último órden y viajar en él cuesta muy caro; pero aun asi, con sus defectos, debimos echarlo de menos al encontrarnos en La Vega sin cargadores suficientes para llevar nuestros mues¬ trarios y equipajes, compuestos de do¬ cena y media de baules con un peso total de 1200 kilogramos.
Después de dos días de activas gestio¬
nes encouIranios ínulas y peones para
nuestros bagajes y dos débiles rocines para nuestras personas; no podíamos continuar de otra manera nuestro viaje, por falta de caminos carreteros, pues estos no son conocidos en el pais ni aun en las partes llanas completamente.
A las seis de la mañana emprendimos nuestra marcha y á las tres de la tarde, después de haber atravesado mares de lodo, y de haber calado hasta nuestras ropas menores dos fuertes aguaceros,
hacíamos nuestra entrada triunfal en
Santiago, desfigurados por la capa de fango que cubría nuestros cuerpos, en¬ corvados sobre lo cabalgadura por su excelente pasito, éramos en aquel mo¬ mento gran asunto que pudo el artista aprovechar para un magnífico cuadro. Al apearnos no podíamos dar un paso.
¡Qué cómodos y que felices son estos viajes por América! Sobre todo muy hi¬ giénicos, si no fuese por el tabardillo ó
el espasmo.
Hasta luego, querido Director, voy á ver si la impresión que me causan estos comerciantes, mitiga los sinsabores del viaje; hasta la otra, pues.
Mateo Frontera.
—
Variedades
La fabricación de botellas en Francia
Según un periódico francés, en Fran¬
cia se fabrican más de 200 millones de
botellas al año, que se emplean del mo¬ do siguiente:
Para aguas minerales, 40 millones; para licores y jarabes de todas clases, 60; y para vinos y aguardientes, coñac,
etc., 100.
Está calculado que la duración media
de una botella es de diez años. En la fa¬
bricación se rompen el cuatro por cien¬ to, otro tanto en manos de los comer¬ ciantes. y el veinte por ciento en las fa¬ milias. por más que esta última propor¬ ción parece algo escasa; pero sirviendo
de base este cálculo, deben existir en Francia 2.000 millones de botellas.
A primera vista este número parece fabuloso, y si se tiene en cuenta que el tamaño de las botellas es. por término
medio, de 32 centímetros de alto, si se colocasen todas unas encima de otras al¬ canzarían un largo de 640,000 kilóme¬
tros, y podría dar dieciséis veces la vuel¬
ta á la tierra. Si se dividen estos 2.000 millones por
12, que de electores hay aproximada¬
mente en Francia, le vendrán á tocar á
166 por barba. Pura hacer este cálculo hay que tener
presente que cerca de un tercio de los vinos, aguas minerales y licores, se ex¬ portan, lo cuál reduce á un centenar lo que corresponde á cada elector.
Agua en la luna
Aprovechando las condiciones atmos¬

féricas especiales de Arequipa, el profe¬ sor Pickering ha podido realizar nume¬ rosas é importantes observaciones enca¬
minadas á aclarar la cuestión de si con¬
tiene ó no agua nuestro satélite. Dicho profesor ha señalado, además
de los barrancos y torrenteras ya cono¬ cidos, treinta y cinco más estrechos que
afirma son cauces de otros tantos rios
por su completa semejanza con los le¬ chos de las corrientes de agua terrestre.
Todos ellos son mucho más anchos por
un extremo que por el otro, y en todos él extremo de mayor anchura termina en una especie de golfo.
La mayoría de estos cauces miden solo unas cuantas millas de longitud y algu¬ nos centenares de pies de anchura en sus partes más anchas, siendo, por lo tanto, muy difícil su observación, sobre todo cuanto su profundidad no es muy grande.
El mayor de estos rios, y por conse¬ cuencia, el que ha podido ser mejor ob¬ servado. nace en el monte Hadley, en los Apeninos; corre del O. al N., y mide más 65 millas de longitud total.
No hay razón alguna para asegurar que estos cauces contengau agua en la actualidad; pero el profesor Pickering trata de demostrar la probabilidad de la
existencia de cierta humedad en la su¬
perficie de la luna. En diferentes puntos del satélite se
observan manchas oscuras, ya en los cráteres, ya en derredor de las grietas ó en las regiones que se ha convenido en
llamar mares.
En los cráteres del centro del hemisferio
visible, estas manchas son más sombrías
precisamente después del plenilunio, es decir, cuando las sombras son imposi¬ bles en dicha región; y. por el contrario,
resultan invisibles cuando las sombras
se determinan mejor. Estos aspectos no tienen otra explica¬
ción que la presencia del agua en el
fondo de tales cavidades ó de un terreno
inundado y helado en parte. Admitiendo que se tratase de una ve¬
getación, podrían ser comprendidos mu¬ chos hechos inexplicables hasta ahora; pero para poder asegurar esto último
faltan muchas observaciones.
El llamado mar de la tranquilidad se
halla enteramente cubierto de estas
manchas variables, cuyos cambios, se¬ gún el profesor Pickering. se pueden observar con cualquier anteojo, y aun á veces á simple vista.
Roma, puerto áe mar
Es un asunto serio y formal, pues ván á empezar inmediatamente los trabajos para realizar tan importante obra.
El puerto estará en Ostia; los muelles y docks dentro del mar, uniéndose á la tierra firme por medio de un puente de i.330 metros de longitud.
El tablero superior del puente servirá para el tráfico á pié y á caballo; el infe¬ rior para el ferro-carril.
En la playa se levantarán 49 grandes edificios-almacenes y algunos faros.
Se cultivará todo el terreno que rodea á Ostia con objete de extirpar -el palu¬
dismo.
La estación que de Roma conducirá al puerto de Ostia se levantará en uno de los extremos del puente que se llamará
de Garibaldi, necesitándose solamente
19 minutos para hacer el viaje de ida y
vuelta.
Eu la misma estación de Roma se eri-
gira un grandioso hotel. La obra costará 50 millones de pesetas,
teniendo la sociedad explotadora por 70 años la propiedad del puerto de Ostia.
Junto á éste se abrirán otros dos puer¬
tos militares, quedando así Roma y Ostia protegidos por la parte del mar en caso
de una guerra.
£1 inventor de las cerillas
Acaba de morir en Saint-Lothoire, en
el Jura (Francia), á la edad de 84 años, desconocido, un hombre que hizo ganar
al tesoro francés una renta de 300 mi¬ llones. además de haber creado una in¬
dustria que ha facilitado la subsistencia
á infinidad de familias. Trátase de un humilde médico rural, llamado Sauria,
quien, siendo estudiante en Dole, in¬
ventó las cerillas.
Ha muerto pobre, por no haber sacado privilegio de invención de las cerillas por falta de dinero; asi es que su inven¬ to no le produjo ni un céntimo, habien¬ do enriquecido á tantos.
Todo el premio que su patria concedió á este hombre, que le facilitó materia para obtener una renta de 300 millones
de francos anuales para su presupuesto,

fué un estanco, cuando pasados muchos años se inutilizó por la edad para ejercer la carrera de Medicina y se moria de
hambre. Cuando se le dió esta «recom¬
pensa», tenia ya 74 años, y hacia más de medio siglo que todo el mundo, pero principalmente Europa, se aprovechaba
de su invención.
La Patti wagnerista
La Patti se ha dedicado á cantar tro¬
zos de Wagner con el ardor de una «bayrouthista» convencida.
Y con efecto, interrogada por un ami¬ go, la inimitable diva ha declarado que comulga con los admiradores más apa¬ sionados de Wagner.
—«Mi ópera favorita—dijo—es una que no he cantado nunca en público: «Lohengrin». Considero el papel de Elsa como el más hermoso y más ideal que
se ha concebido.
»Admiro á Wagner más que á ningún
otro compositor del mundo. Pero tengo miedo de estropearme la voz cantando su música en público; en mi casa la can¬ to sin embargo á diario para mi intenso deleite personal
»E1 miedo á estropearme la voz es lo que me ha hecho dejar la música de Wagner para el final de mi carrera ar¬
tística.»
—«¿Piensa Yd. cantar alguna ópera entera?»—preguntó el amigo.
—«Sí; cantaré la parte de «Elsa» la última temporada en que pise las tablas. Me parece que debo cerrar mi carrera con la música más sublime que jamás ha concebido la inspiración humana.»
Están por lo tanto de enhorabuena los wagneristas. Tienen una adepta insig¬ ne. dispuesta á despedirse del público cantando «Lohengrin».
La Patti, según ha indicado, piensa retirarse ya del teatro.
Crónica Balear
(OJEADA A LA PRENSA DE ESTA PROVINCIA)
UN NUEVO BATALLÓN
En el Diario oficial del Ministerio de la Guerra, correspondiente al sábado 19 del actual se publica el llamamiento de 85.000 hombres del cupo del año actual
á las filas, su distribución á los cuerpos,
y el conting-ente que deben aprontar los regimientos que aun no tienen repre¬ sentación en Cuba, para completar los 24.000 hombres que el ines próximo lian de trasladarse á aquella isla.
Por lo que hoce al contingente de las Baleares y Canarias se dispone lo si¬ guiente:
«Se organiza un nuevo batallón que
se denominará «Provisional de Cuba»
con fuerzas de estas islas y de las deCa.
n arias. El teniente coronel será sorteado entre
los que de esta clase sirven en los dos regimientos regionales de Baleares. Los
dos batallones de Cazadores de Canarias
darán, igualmente por sorteo, un co¬
mandante. Por el ministerio déla Guer¬ ra se nombrará el otro comandante, dos
capitanes, el subalterno abanderado, dos médicos, el capellán y el maestro arme¬ ro. El resto de la plana mayor, ó sean el sargento y el cabo de cornetas, lo da¬ rán por sorteo, el primero los cuerpos de las Baleares y el segundo los de Cana¬
rias.
El batallón constará de seis compañías
como todos los demás. Al efecto, los cua¬
tro batallones de los regimientos regio¬ nales de las Baleares números 1 y 2 or¬ ganizarán cada uno una compañía, cuya fuerza será la siguiente: un capitán, cuatro subalternos, cinco sargentos. 10
cabos, cuatro cornetas, cuatro soldados
de primera y 144 soldados de segunda, las dos compañías procedentes de Cana¬ rias, y 143 las cuatro procedentes de las
Baleares.
Para esta organización se preferirán
ios voluntarios.
Los que falten hasta el completo de 100 hombres por compañía, se designa¬ rán por sorteo entre los soldados que ac¬ tualmente pertenecen al batallón respec¬ tivo y el resto, ó sea 47 ó 48 por compa¬ ñía. serán reclutas del cupo de Cuba de) reemplazo actual.
El sorteo de tropa tendrá efecto el 25 del actual y de él serán excluidos ios menores de 18 años, los músicos y los
tambores.»
El Gremio de Zapateros de Palma en Junta general celebrada el día 18, acordó participar al público que se ve en la ru-

IMñnrin r

J

SÓLLER

da necesidad de aumentar el precio de 1 sidencia del Alcalde de dicha villa. El

todas las clases de calzado á causa del
considerable aumento que han sufrido los materiales que se emplean en su con¬
fección.
El aumento será á proporción del de los materiales y mientras duren las anor¬ males circunstancias que viene atrave¬
sando dicha industria.

tipo mínimo señalado para el arrenda¬ miento es de 1.001 pesetas.
Si no se presentaren licitadores á esta primera subasta, se efectuará la segun¬ da el día 27 del mismo mes de Noviem¬
bre, bajo el mismo tipo y condiciones.
Por medio de pregón anunció la Al¬

Dos niños de 4 y 7 años respectivamen¬ te que jugaban á orillas del mar, el lunes, en Porto Colon, tuvieron la desgracia de caerse al agua pereciendo arabos.
Su familia al notar que hada largo rato que faltaban los niños, fueron á bus¬ carlos y los encontraron ya cadáveres
flotando uno asido del otro sobre la su¬
perficie del mar.

caldía de este pueblo el miércoles último que según R. O. de 18 del mes actual son
llamados al servicio de las armas 85.000
hombres, de los cuales corresponden á
esta Zona 2125. De ellos serán destina¬
dos á Cuba los á quienes han correspon¬
dido en el último sorteo los números
hasta el 550 inclusive; á Puerto-Rico y Filipinas los 50 siguientes hasta el 600,

El Excmo. Prelado ha dispuesto dos tandas de ejercicios espirituales para el clero en el Santuario de N.a Sra. de Lluch, señalando los días 3 y 17 del próximo mes de Noviembre respectivamente.
En la primera tanda asistirán los Pa¬

también inclusive, y á Palma los res¬
tantes.
Los mozos destinados á Ultramar de¬
bían ingresar hoy; el ingreso de los que han de quedar en Palma deberá efectuar¬
se el dia 30 del mes actual hasta el nú¬

dres de la Congregación de los Sagrados mero 1363, y el dia 4 de Noviembre

Corazones, y además de los diez y seis, próximo los restantes hasta el número

sacerdotes que lo han solicitado expontá- 2125, ambos inclusive.

neamente, dos de Esporlas, uno de Lioseta. cuatro de Pollensa y dos de Muro.
En la segunda ocho de Pollensa, ocho de Inca, seis de Sóller, uno de Biniali, dos de La Puebla, cuatro de Binisalem
y uno de Caimari.

Añadióse en dicho pregón que los que quisieren redimir su suerte en metálico podrán hacerlo hasta el dia 21 de No¬ viembre próximo.
Nosotros lo reproducimos, seguros de que no todos los vecinos lo oyeron y

Para las atenciones del Hospital Militar están enterados, para conocimiento de las de la plaza de Palma durante el mes de No¬ personas á quienes pueda convenir.

viembre, se necesitan gallinas, pollos, le¬ che,huevos, vino, garbanzos, tocino, man¬

Dícennos que algunos jóvenes, socios

teca, arroz, pasta para sopa, aceite y car¬ de la Unión Obrera de Sóller, piensan

bón. Las personas que quieran intere¬ dar baile de sociedad en el salón de la

sarse en el suministro de estas especies, pueden presentarse en el expresado esta¬ blecimiento el día 30 del presente mes á
las once de la mañana con muestras de
las que deseen vender y formular las co¬ rrespondientes proposiciones. „

misma todos los domingos á excepción de los primeros de cada mes, por haber
■de celebrarse en dicho dia la Junta Ge¬
neral reglamentaria. Con objeto de que pueda terminarse
temprano la diversión, empezará á las

Terminado ei proyecto de carretera de siete y media.

tercer orden de Santa Margarita á Inca por Llubí, prolongación de la de Artá á Anteanoche, precedidos de faroles y Santa Margarita hasta Inca, á fin de de una bandera nacional, tocaudo entu¬

discutir si ha de mantenerse ó variarse
la clasificación de tercer orden que el plan general de carreteras atribuye á la de que se trata, el señor Gobernador abre una información durante el plazo de 30 días á contar desde el jueves para que los pueblos y particulares interesa¬ dos puedan presentar las observaciones que tengan por conveniente acerca de ios puntos antes expresados, á cuyo fin estará el proyecto expuesto al público en
la secretaría del Gobierno civil durante

siasta paso-doble la banda del Centro Fi¬ larmónico, algunos jóvenes, mozos del último reemplazo, recorrieron las calles de esta población, llevando todos ellos sujeto al sombrero un eartelón con el número que en el sorteo respectivamente habíales correspondido, número que no indicaba por cierto ser de los pocos que de dicho reemplazo quedan como excedentes de cupo: todo lo contrario, algunos vi¬ mos tan bajos que creemos erau de los á

las horas de oficina.

quienes corresponde ir á Ultramar.

Por lo que solo al patriotismo de los

jóvenes soldados creemos puede atribuir¬

Crónica Local

se aquel entusiasmo y aquella fiesta.

El domingo por .la noche fueron obse¬ quiadas muchas jóvenes de este pueblo por medio de serenatas, por ser al dia
siguiente la festividad de Santa Úrsula
y 11.000 Vírgenes mártires. La Banda
Soliéronse tocó únicamente frente á la
casa del Alcalde, Sr. Joy, en obsequio á su hija Catalina, y la del Centro Filar¬ mónico, que había tocado ya antes, conti¬
nuó en otras muchas hasta una hora bas¬

Como continuación á la noticia que dimos en nuestro anterior número refe¬
rente á la vista del recurso deducido por
D. Andrés Oliver y Joy contra una re¬ solución del Ayuntamiento de esta villa, podemos decir que el fallo ha sido abso¬ lutorio para el nombrado señor y conde¬ nado el Ayuntamiento al pago de las
costas.
Más como suponemos que en las ac¬ tuales circunstancias el Ayuntamiento

tante avanzada de la noche.
Una muchacha de ocho ó nueve años
de edad, que vive en compañía de una tía avecindada en este pueblo, huyó de
la casa de ésta el lunes de esta semaua
y emprendió viaje á pié con dirección á
Palma. Por el camino encontró un carro

no querrá usar del derecho do apelación que tiene, sinó que proferirá resignarse al pago á que ha sido condenado, lamen¬ tamos nosotros, como vecinos contri¬
buyentes, el que en ei recurso de refe¬ rencia haya recaído el fallo de que aca¬
bamos de dar cuenta.

y movido á compasión el conductor la hizo subir, y en dicho vehículo llegó al punto de su destino.
El Sargento de la Guardia civil, señor

Ayer mañana un joven que iba al oficio matinal que en la parroquia se ce¬
lebra todos los dias durante la novena
dedicada á las Benditas Almas del Pur¬

Lizana, que estaba en Palma el martes, enteróse de que había sido encontrada
una niña extraviada vecina de este pue¬
blo, y personóse acto seguido en el cuar¬ telillo en donde estaba ésta detenida,

gatorio, distinguiéndolas apenas á causa de la oscuridad, encontró debajo del bu¬ zón de correos dos cartas, que llevaban escrita la dirección y tenían pegado el sello correspondiente. Supuso que á al¬

hízose de ella cargo, le costeó la co¬ mida y el pasaje, y la condujo á este pueblo, entregándola ya por la noche del mismo dia á su tia, que continuaba ig¬
norando todavía el paradero de la mu¬
chacha.
El Ayuntamiento de Fornalutx acordó arrendar en pública subasta por el tér¬ mino dei año forestal, en curso, los pas¬ tos del monte denominado «La Bassa»; habiendo sido el acuerdo aprobado por el señor Gobernador, dicha subasta ten¬ drá efecto el dia 17 de Noviembre próxi¬ mo á las once de la mañana bajo la pre¬

guien creyendo haberlas echado dentro habíanle caído fuera, y las echó él.
A lo cual debióse sin duda el ’que di¬ chas cartas no se hayan extraviado, y consiguientemente el que quien las envió ó quien debía recibirlas no haya censu¬
rado las malas administraciones espa¬ ñolas.
48‘75 pesetas es la cantidad que se ha invertido en obras ejecutadas por admi¬ nistración municipal durante ios dias comprendidos entre el 14 y ei 19 del ac¬ tual, ambos inclusive.
Se ha reparado el empedrado en la

plaza de la Constitución, el camino del Rost, la línea telefónica y un tramo frente al Matadero, y se ha medido ma¬ chacado y se ha picado piedra, en el tor¬ rente Mayor.
Esta mañana encaramábase á la rueda
de un carro que estaba parado en la calle de Isabel II un niño de muy corta edad, y en el mismo instante, sin que nadie fuera la causa, ha dado dos pasos la caballería que á aquel estaba engancha¬ da; ha caído por delante el niño y la misma rueda le ha pasado por encima de una pierna.
Llamado acto seguido el médico señor Pastor ha reconocido al infeliz, y ha de¬ clarado no tenía éste ruptura alguna y
si solo una fuerte contusión en dicha
pierna, cosa que no se esplica, puesto que la criatura es muy tierna y el carro, sino del todo cargado, llevaba bastante peso.
Sentimos el percance.
Según telegrama que acaba de recibir la casa consignataria del vapor León de Oro, si bien ha llegado éste á Barcelona en la tarde de hoy, á causa de las lluvias no podrá efectuarse la descarga, por cuya razón llegará á este puerto el mar¬ tes de la semana próxima por la mañana.
Agradecemos la atención que con no¬ sotros ha tenido D. Jaime Valls, dueño de la Tienda Nueva, y Sastrería situadas en la calle de Canals de esta villa, al par¬ ticiparnos por medio de elegante esquela haber recibido los géneros para la pre¬ sente temporada de invierno.
Como es conocida de antiguo en el pueblo la Botiga Nova, y ha logrado acre¬ ditarse ya por sus obras el joven sastre 1). Guillermo Valls, nos limitamos á lo dicho, que recomendaciones no las nece¬
sitan nuestras ni la una ni el otro.
EN EL AYUNTAMIENTO
Celebró su sesión ordinaria la Corpo¬ ración municipal, convocada en segunda convocatoria, eu la noche del jueves,
bajo la presidencia dei Alcalde D. Juan Joy y estando presentes los concejales
Síes. D. Martín Marqués, D. Lorenzo
Mayol, D. Amador Castañer, D. Miguel Forteza, D. Antonio Arbona, D. Fran¬ cisco Pastor, D. Jaime Antonio Mayol, D. Jorge Frontera, D. Jaime Magraner, D. Miguel Arbona, D. Guillermo Canals, D. Andrés Oliver, y D. José Morell.
Fué leida y aprobada el acta de la se
sión anterior.
Acto seguido se dió cuenta de tres instancias presentadas por D. Antonio Casasnovas y Magraner como encargado de D. Miguel Forteza y Aguiló, D. José Lladó y Pizá y D. Jaime Biscafré y Vi¬ cens con fechas 16 y 24 del actual por las que piden permiso para construir
edificios lindantes con la carretera de
este puerto. Enterado el Ayuntamiento acordó pasaran al Ingeniero encargado
de la citada carretera. Se enteró también de dos instancias
presentadas por D. Antonio Colom y Riutort así en nombre propio como eu el de otros vecinos del camino de Can Doy y D. Antonio Palou y Pastor con fechas 18 y 24 del actual, por las que piden permiso para hacer obras eu los puntos que en ellas se indican sitos en el pago de Biniaraix y en la calle de la Rectoria respectivamente, y acordó pasaran á la
Comisión de Obras.
Leyóse el dictamen emitido por la ci¬
tada Comisión en la instancia presenta¬
da por D. Guillermo Miró y Vich con fecha 29 de Junio último por la que pide se modifique la rasante del camino nom¬ brado de Deyá en el trayecto en que está comprendida su casa, por cuanto los perjuicios que se le irroga el actual es¬ tado del mismo, y conforme el Ayunta¬
miento con el indicado dictamen se sir¬
vió resolver como en el mismo se pro¬
pone.
Después se acordó asignar 35 pesetas anuales al encargado de la limpieza del lavadero de Biniaraix, que percibirá á
contar desde el dia l.° de Noviembre
próximo.
Atento al mal estado en que se en¬
cuentran los pisos do las calles de San Jaime, Batach, Tamañy y Jesús, acordóse su reconstrucción por medio de una aco¬ ra á cada lado de los mismos y tenisco
en el centro.

Manifestó el Sr. Presidente que en
vista de la ineptitud que desde tiempo
viene observando con el Fiel del fielato
de consumos de este puerto, se veia en el caso de proponer su destitución, á la que se opuso el Sr. Mayol y Busquets fundándose en que antes de tomar se¬ mejante resolución era necesario depu¬ rar bien los hechos que se atribuyen á dicho empleado y una vez comprobada
su certeza entonces sería procedente su
separación é insistiendo el Sr. Presiden¬ te con lo manifestado y después de una ámplia y detenida discusión se pasó á
votación nominal votando en pró de la proposición de dicho Presidente los se¬ ñores Marqués, Mayol y Alcover, Arbo¬
na (M.), Magraner, Castañer, Morell y Presidente, y en contra los Sres. Canals, Forteza, Arbona (A.), Oliver, Mayol y Busquets, Pastor y Frontera.
Habiendo resultado empate en la vo¬ tación precedente el Sr. Presidente indi¬ có que teniendo carácter de urgente el asunto de que se trata, en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 105 de la ley municipal vigente, se procediese á repe¬ tir la citada votación, indicando el señor Mayol y Busquets que no consideraba tal urgencia y por lo tanto no procedía el repetirse dicha votación hasta la se¬ sión próxima como se ordena en el citado artículo y discutido detenidamente lo in¬ dicado por ambos señores se pasó á vota¬ ción nominal votando en pró de lo espuesto por el Sr. Presidente los señores Marqués, Arbona (M.), Mayol (L.), Ma¬ graner, Castañer, Morell y Presidente y en contra los Sres. Canals, .Forteza, Ar¬
bona (A.), Oliver, Mayol y Busquetsf
Pastor y Frontera. Resultando igualmente empate en la
votación del incidente que precede se repitió la votación y obtenido el mismo
resultado el Sr. Presidente en uso de las
atribuciones que le confiere el párrafo 3.° del art. 105 ya citado decidió el mis¬ mo á favor de su proposición.
Dicidido el empate que ha motivado la primera votación, en cumplimiento de lo dispuesto en el citado artículo se pro¬ cedió á repetir la misma, la que dió igual resultado y en vista de lo cual el señor
Presidente decidió también el citado
empate á favor de su proposición, que¬
dando en virtud de dicha decisión desti¬
tuido D. Bartolomé Marqués y Pons del cargo de Fiel del Fielato ya mencionado.
Terminado lo cual indicó el Sr. Presi¬
dente que se había de proceder á la pro¬ visión de la citada plaza, para la que proponía á D. Juan Coll y Frontera contestando el Sr. Mayol y Busquets que
antes de hacer dicho nombramiento era
necesario enterarse de las circunstancias
de la persona propuesta y mayormente
cuando no era conocido de los individuos
de la Corporación puesto que no es de este pueblo, y mientras fuese posible los cargos de la Administración de Consu¬ mos se habían de confiar á personas de la localidad, por lo que proponía se apla¬ zase por ocho dias más el nombramiento de que se trata, por si se puede encon¬ trar un individuo de aquí que reúna los requisitos indispensables para poder de¬ sempeñar el citado destino, é insistiendo
ei Sr. Presidente en lo manifestado y
después de una larga y detenida discu¬ sión, se procedió á votación nominal, votando en pró de lo propuesto por el Sr. Presidente los señores Marqués, Ar¬ bona (M.), Mayol (L.), Magraner, Casta¬ ñer, Morell y Presidente y en contra los Sres. Canals, Forteza, Arbona (A.), Oli¬ ver, Mayol y Busquets, Pastor y Fron¬
tera.
Habiendo resultado empate en la vo¬ tación que precede y considerando el Sr. Presidente de carácter urgente el nombramiento de que se trata dispuso que se repitiera dicha votación con lo que no se mostró conforme el Sr. Mayol y Busquets por cuanto no reconocía tal urgencia, y discutido ampliamente el asunto se pasó á votación nominal, vo¬ tando en pró de lomanifestado por el Sr. Presidente los Sros. Marqués, Ar¬
bona (M.), Mayol (L.), Magraner, Casta¬ ñer, Morell y Presidente y en contra los Sres. Canals, Forteza, Arbona (A.), Oli¬
ver, Mayol y Busquets, Pastor y Fron¬
tera.
Resultando también empate en la vo¬ tación del precedente incidente, repitióse la votación y obtenido el propio resulta¬ do el Sr. Presidente decidió el mismo á
favor de su proposición,

Decidido el empate que ha motivado la segunda votación se procedió á repotir la misma, la que dió idéntico resulta¬ do, y en vista de ello el Sr. Presidente decidió igualmente el citado empate á favor de su proposición, quedando en virtud de la decisión de que se trata nombrando D. Juan Coll y Frontera Fiel del fielato de consumos del puerto
de esta villa.
No pudiendo D. Sebastián Bibiloni y Cañellas, inspector de carnes y de viveres de esta localidad desempeñar los ci¬ tados cargos á consecuencia del mal es. tado de su salud, acordóse su destitución y anunciar la vacante de los mismos con arreglo á las disposiciones vigentes, la que se publicará en el Boletín Oficial do la provincia, señalando al efecto un plazo do 30 dias para que durante el cual pue¬ dan solicitarse las citadas plazas.
Siendo exiguo el haber que hay asig¬ nado para las expresadas plazas, acordó¬
se aumentar aquel hasta la suma de 667 pesetas que percibirá anualmente el que
desempeñe dichos cargos con la condi¬ ción pero que además de las obligaciones que le imponen los mismos lia de cum¬ plir también los demás servicios que se le confien procedentes de la administra¬ ción municipal.
Encontrándose en un pésimo estado el piso del camino nombrado de la Taulera de este término, acordóse su inme¬ diata reparación.
Luego compareció D. Jaime Valls y Pifia y dijo: que concedia licencia á sil hijo D. Francisco Valls y Valls para que pueda sustituir en el ejército activo á su otro hijo y hermano respective D. Gui¬ llermo Valls y Valls, recluta del actual reemplazo, destinado á la isla de Cuba.
Por último se acordó verificar vanos
pagos. Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—-Mañana, dia 27, á las siete y media de la misma comunión general para las Hijas de Ma¬ ría, á las nueve y media la segunda pau¬ te del Santo Rosario con exposición del Sagrado Copón, tercia cantada y la misa mayor con sermón por el Ildo. Cura-pár¬ roco, á honra de la Purísima Concep¬ ción, á intención de devota persona; por
la tarde se continuará la novena de las
Benditas Almas del Purgatorio y al ano¬ checer el ejercicio mensual de las Hijas
de la Purísima.
Dia 31, al anochecer solemnes comple¬ tas en preparación de la festividad de
todos los Santos.
Dia l.° Noviembre, fiesta del Misterio
del dia con horas menores á las nueve y
media y luego misa solemne con sermón por el Rdo. Sr. Cura-párroco, por la tar¬ de los actos de coro y al anochecer mai¬
tines de difuntos.

f&eg£Í$ti*o Ovil
Nacimientos.
Varones 4.—Hembras 2.—Total 6.
Matrimonios.
Dia 26.—D. Miguel Coll y Bisbal, sol¬ tero, con D.a María Mayol y Alcover,
soltera.
Dia 26.—D. Antonio Castañer y Oli¬ ver, soltero, con D.a Margarita Busquets y Canals, soltera.
Dia 26.—D. José Buenaventura Ma¬
graner y Borrás, soltero, con D.a Cata¬ lina M.a Deyá y Canals, soltera.
Defunciones
Dia 21.—D.a María Arbona y Morell, de 64 años, casada, calle de Real.
Dia 21.—Miguel Ramón Canals, de 1 mes, Manzana 78.

MOVIMIENTO DEL PUERTO

E u B A11C ACION ES FONO E A D AS
Dia 20.—De Lanouvelle, en 2 dias, laúd Esperanza, de 32 ton., pat. D. Juan Vicens, con 5 mar. y lastre.
Dia 21.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Lulio, de 405 ton., cap. I). G. Pu¬
jol, con 25 mar., la balija, pas. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 20.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 15 mar. y efectos.
Dia 21—Para Barcelona, vapor Lulio, ele 405 ton., cap. D. G. Pujol, con 27 mar., pas., la balija y efectos.

—•«'■í

yixybj*—-

SOL·LE Te

Loa aamaeSos que se inserten en esta sección pagarán.- Hasta tres in¬ serciones á razón de 0‘05 pesetas ia línea; hasta cinco inserciones á raaon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón do 0'02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
de que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las líneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el anchoasen! el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán.- Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporción.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los snscrfptores dlsfrntarüu una rebaja de uu 25 per ciento.

LA DEFENSORA DE SÓLLER
DE
RAFAEL GALVE MILLAN
LUNA, 23, Y VICTORIA, 2

Desea venderse una
casa espaciosa y de excelentes con¬ diciones, para almacén, taller, so¬ ciedad, etc. Está situada en la ca¬
lle de la Victoria de esta villa.
Para mas informes dirijirse á D. Pedro J. Colom, plaza de la
Constitución.—LOLLER.

Firillrá, Is,rindo y S.*

SASTRERÍA
El dueño de dicho establecimiento participa á sus numerosos parro¬ quianos y al público en general, haber abierto un nuevo despacho (en el primer piso de la casa en que tiene establecido su comercio) destinado á SASTRERÍA, en donde encontrará el público un esme¬ rado servicio y un rico surtido de géneros para la próxima estación, pudiendo asegurar un buen gusto en el corte por desempeñar el cargo de
cortador D. Félix Pujol, ex-cortador de la casa Baudilio Puígvert, de
Palma.
CAMISERÍA
También se encarga esta casa del corte y confección de camisas para caballero, para lo cual se han recibido un surtido de madapolanes, re¬ tortas hilo, irlandas, percales, etc., etc.
Interesante
Queda montada también una sección completa en LENCERÍA, ha¬
biéndose recibido una remesa de telas de hilo, hilo y algodón, mantelería, telas especiales para sábanas de una pieza, etc., etc.
Piezas Madapolán, especial para mi marca, 20 metros, á 6 pesetas una. 500 Refajos punto blanco con cenefa color.
Id. id. clase superior, á 10 reales uno. Id. id. id. segunda, á 8 id. id. Franelas (merino algodón), rico surtido, á 3 reales cana. Percales variado surtido, desde 2 reales cana.
Yutes desde 7 reales cana.
Pañuelos hilo blancos, con cenefa y cuadros, á 13 reales docena.
Cutíes 4¡4 y 9¡4, colores sólidos garantidos.
PAÑOLERÍA
1000 pañuelos 7 ¡4, clases de 7 y 8 pesetas, á 4, 5 y 6 pesetas. 500 id. 9|4, sin competencia.
¡Yerlo para creerlo!

Naranjos y limone-
ros. Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Rullan y Esta¬ des, Huerto del Convento.—Sóller.

VAPOR DIRECTO
Para Puerto-Rico, Habana y Matanzas con escalas en Canarias, saldrá de este puerto el dia 3 de Noviembre el nuevo y grandioso vapor de acero clasi¬ ficado en 100 A. I. del Lloyd,

Desea venderse una

pieza de tierra huerto naranjal y otros frutales, situadas en la bar¬ riada de la Alquería del Conde y
lindante con la misma calle de Ozo¬
nas, en la que tiene algunos so¬
lares. Tiene existente una casa rús¬
tica con una fachada de más de 9
metros, y es de extensión la finca
de 40 áreas ó sea 225 destres apro¬ ximadamente.

Admite carga á flete y pasajeros para dichos puntos.
PARA MAS INFORMES DIRIJIRSE
á los Representantes Re la Compañía Sres. MARTINEZ y PLANAS, San Juan 20, PALIA.
ó á su Consignatario, D. BERNARDO ESTELA, Marina, 64.
“Mutual Reserve Fund Life AssociaMón',JJ
SOCIEDAD COOPERATIVA DE SEGUROSMÚTUOS SOBRELA VIRA

Para facilitar al que quiera com¬ prar esta finca la operación, lo
mismo se aviene su dueño á co¬
brar al contado el total importe de aquella que una mitad sola¬ mente y la otra á plazos, según
convenio.
Para mas informes diríjanse á la imprenta de este periódico.
JLt9 UMMIM

LA MAS PODEROSA DEL MUNDO
Cada 1000 pesetas de Seguros pueden obtenerse en menos de 5 céntimos de peseta diarios, según la edad del asociado.
Participación del “Fondo de Reserva„ á los diez años de obtener la póliza vigente.
Fondo de reserva según el último balance ptas. 18,254,130,65
Pídanse Prospectos y dótenles al Agente en PALMA
SEBASTIÁN BAHÓK

mXJl-TIDAIDA. BIST 1828 P?SetaS.

FONOLLAR, 8-2.o-Ú BROSSA 37 Y 39.

NOTA.—Se han recibido todos los géneros de la presente estación.
SERVICIO DECENAL
ENTRE
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Salidas de Sóller para Barcelona los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette, los dias 1, 11 y 21 de id. id. -Salidas de Cette para Barcelona, los dias 5, 15 y 25 de id. id. -Salidas de Barcelona para Sóller, los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y
¡CompA Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—I). Guillermo Colom, Quai Com-
pnanclant Samary-5.
♦Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicativa#Tinta violeta# ♦Tinta carmin#Tinta para sellármete., etc.#
JLsa hay ©si vente ©11 ©1 establecimiento 1*A
IIMIEIMB-San Bartolomé-I7-S01XER.
DE
mu í mu
HJ
El magnífico y veloz vapor ISLETO saldrá del puerto de Barcelona para
Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde. De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 de la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN: EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo. EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón dolí—Calle del Mar n.o 50.

Capital
Reseñas.

10.000.000‘00

.

,

7.650.000^0

69.244.813^ Primas á cobrar. ........

Total de garantía. ...... 86.894.813^0
Rocaudacion dei ano!892. .... 14.444.791^60

Siniestros pagados el ano 1892. . . 7.846.023% Siniestros pagados desde su fundación. 176.000.000í00
SUB-DIRECTOR EN MALLORCA:

. ilPi-1011 MCE 7-PALMAl

AGENTE EN SÓLLER:

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Aimacón de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
i©ii mmmmm
Calle de los Olmos n.° 148—-Palma.
SUCURSAL BIST SÓLLER
EN CASA DE MIGDEL ESTADES, CEMENTERIO 10
Hay en existencia ménsulas, guarda-polvos para
fachadas, lozas para balcones (ñolas), panteones y demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬ cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos
que se encarguen.
Hay también existencia de piedras mármoles de
todas clase».
CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLER
LA SOLLERENSE
DE
sMMÉ COI2I4 CERRERA j PORT-ROU (Frontera franco-española) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

F0IMII LA lálllá
DE
MUSCO CARCÁSONA y Henuno
PLAZA BE PALACIO, H--BMCELÍA
El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por cubiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.
IMPORTANTE
Todos los solares que en el ensanche
del Seller existen á la derecha en la pro¬
yectada calle continuación de la del Pas¬ tor y plaza de Estiradors hácia la barria¬ da Ca ‘s Maño, se ceden en la. forma y condiciones siguientes:
Los que según el plano tengan su fa¬
chada en la calle antes mencionada po¬
drán adquirirse mediante la obligación
de satisfacer un censo de 6 duros anua¬
les por plazo indefinido; y los de la mis¬ ma manzana, cuyas fachadas estén en la ancha vía que quedó abierta yá, podrán ser adquiridos mediante la de un censo
de i ó duros anuales.
Lo censos de 6 y 10 duros indicados
son redimibles al 3 por 100 sin plazo fijo, pudiendo los que los adquieran, liegar al tipo de redención entregando, cuando les parezca, cantidades que no deben ser interiores al censo que satis¬ fagan.
Las condiciones de detalles y formalización del compromiso se tratarán pol¬
los interesados directamente con el pro¬
pietario, calle de Moragues n.° 1.

DEPÓSITO
de azulejos, mosaicos y de toda
clase de artículos de alfarería
DE
Pedro Noguera Pisa
La favorable acogida que ha dispensado el público sollerense á este establecimiento, debido sin duda á lo bien surtido que está y á los reducidos precios que ri¬ gen en el mismo, ha obligado á
su dueño á abrir otro de la mis¬
ma índole, en punto más céntrico de esta población, lo que tiene el gusto de participar á sus nume¬ rosos parroquianos.
En lo sucesivo podrán dirigirse lo mismo al. antiguo estableci¬
miento CALLE DE MORAGUES
que al nuevo PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN
SOIíIíEII.
M ilIOIIlMB
Establecimiento comercial é industrial
DE
J. MARQUÉS ARB0NA
CÁLLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17
En la sección de librería, de dicho establecimiento, además de toda cla¬ se de libros de primera enseñanza,
de texto en las escuelas de esta loca¬
lidad, hay en venta:
HISTORIA DE SoLLER en sus re¬
laciones con la general de Mallorca, por D. José Rullán Pbro.
INUNDACION DE SÓLLER Y FORNALUTX, capítulo adicional á la Historia de Sóller, por D. José
Rullán Pbro.
LA ESCUELA POPULAR, méto¬
do razonado para la ampliación de la primera enseñanza y preparación para el ingreso á la segunda, por don Francisco Saltor y Montagut.
CONCHA Y CATALINA, novela de costumbres sollerenses, por don
JuanBi Enseñat.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»