SEMANARIO INDEPENDIENTE
SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guülerrho Colom—Quai Commandant Sflmary-5-Cctto (Horault.) Antillas: Sres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arocibo (Puerto-Rico.) Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-Sau Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: *

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

f Calle de San Bartolomé n.° 17

SOLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia: O’75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
DAVID EL PROFETA
1644.
K03IA28CE.
¡Qué perezosas caminan! ¡Qué perezosas y lentas
Las lioras de raudo vuelo.
Para quien ansioso espera! Su pecho late de prisa,
Le consume la impaciencia, Y el reposo de sus miembros Más que el cansancio molesta.
¡Y cómo quisiera entónces
Con mano calenturienta
Del reloj del viejo Tiempo
Volcar la invisible arena!
Entónces la fantasía, Fatal nido de quimeras. . •De imaginarios peligros Fabrica medrosa tela:
O ya lúgubres recuerdos Que el corazón atormentan. Del sepulcro en que yacían
Obstinada desentierra.
Así al menos sucedía
En cierta pobre vivienda Aislada al pié de un monte, De espeso bosque á la vera.
Choza podría llamarse Si no la cubriesen tejas. Ni. en vez de ramaje, fuesen Sus muros de toscas piedras.
Bajo la frondosa parra
Tendida sobre su puerta. Como escudo en que se clavan Del sol las ardientes flechas,
U n a jó ven cu m pesi n a De buen talle y tez morena, De mejillas sonrosadas Y poblada cabellera.
Revolviendo está sin duda
Melancólicas ideas,
Fon la vista siempre fija ■
De so casita en la senda.
Empaña sus negros ojos
El vapor de la tristeza.
Sus ojos que encanto fueron
De los mozos de su aldea.
Parece haber olvidado
Que lleva al lodo una. rueca.
El burdo hilo no tuerce
Y el huso parado queda.
¿Qué pesar su pecho aflija? ¿Por qué escucha tan atenta? Ella escucha, y á su oido Rumor de pasos no llega.
El silencio de la noche
En aquel desierto reina, Y soledad y silencio Pocos pesares consuelan.
De su esposo la tardanza Un acongoja, la impacienta-, No sabiendo porqué causa H a p ro 1 o n ga. d o s u a u se n d a.
Ha. pasado ya la hora En que es costumbre que vuelva A sus tranquilos hogares
. Y abrazar su compañera. Pe hermosa noche de mayo
Las rutilantes estrellas
Hace tiempo que en el cielo
TamLlorosas centellean.
¡Y él no ha vuelto! Los minutos

En cuartos de hora se truecan,
Y esperando de regreso La infeliz se desespera...
¿Qué peligro habrá corrido? ¿Será que siniestra nueva
En su lecho solitario
La deje transida y yerta? Porque, ¡ay Dios! su imperio ejerce
La Discordia turbulenta
En nuestra isla, que un tiempo De la paz asilo era.
El arcabuz alevoso,
Sin aguardar las tinieblas, En las calles y en las plazas Su tremendo rayo suelta:
La noble espada, que adorno Prestaba al par que defensa,
De la agresora venganza En instrumento se trueca:
El puñal del foragido
Al pasagero saltea, Que el hambre tal vez le obliga Aunque el rencor no le impela:
Y entre tanto su cuchilla
Esgrime la ley severa, Sin que horribles escarmientos Tantos crímenes contengan.
¡Y él no ha vuelto! ¿Y ella? Sola
En su casita desierta,
A peligros imprevistos, Sin poder valerse expuesta!
También lo estaba una tarde,
En que tranquila y contenta Aguardaba sin recelo
I)e su marido la vuelta,
Y hete aquí que de improviso
Un mancebo se le acerpa,
Cual si por arte de magia Brotase de aquellas breñas.
Era de fornidos miembros,
Robusto como un atleta, Frente erguida, faz tostada, Negras y largas melenas:
Sus facciones revelaban
Un valor á toda prueba, De su pecho la energía; Y de sus puños la fuerza.
Cual si fuese un conocido
La saluda con llaneza,
Sin que la voz ni el semblante De funesto augurio sean.
Ella su rostro no inmuta.
Con llaneza le contesta.
Más ¡ay! que su corazón Dentro del pecho le tiembla.
Ha conocido al mancebo,
O cuando rnénos sospecha Que es uno á quien por apodo Llaman David el profeta.
Lugareño más amigo De armar bailes y pendencias, Que de encallecer sus manos Con la azada ó con la esteva.
Las cuerdas do una guitarra
Con tal soltura rasguea.
Que ni el harpa del Salmista Más aplausos obtuviera.
Su fuerza admiran los mozos
Y las mozas su destreza.
Su prestigio les domina. Las cautiva su presencia
Creído está de que entiende
El curso de las estrellas.
Los presagios de las aves, Las virtudes de las yerbas:
Curar pretende los males
Con sus extrañas recetas,

O ya las lluvias predice, Ya predice las cosechas.
Y cuando una entre diez veces
Por fortuna suya acierta, Más y más crece la fama De su profètica ciencia.
Más ¡ay! que el audaz mancebo Que en la plática se empeña, No es ya tan sólo un culpable De juveniles flaquezas;
Es un temible bandido
Con un corazón de fiera, Que harto claro le denuncia
El arcabuz en su diestra.
De seguro pertenece A las cuadrillas dispersas Que por miedo á la Justicia Vagan por montes y selvas.
Y la jóven lo comprende, Y que está sola recuerda, Y ve que en amor lascivo Aquellos ojos llamean.
¡Sola y en tan duro trance! ¡Sola entre arbustos y peñas! Si no obra el cielo un milagro ¿Quién habrá que la proteja?
Sus mejillas palidecen, Solo un momento le queda Para escoger humillada Entre la puierte y la frenta.
Al requiebro han sucedido Los amagos de violencia; ¡Rayos del eielo!... De pronto Aparece allí una perra:
Hermosa perra de caza Que al bandido haciendo fiestas Ladra, y silvos no lejanos A guisa de eco resuenan.
¡Mi señor David murmura, ¡Maldita mi suerte sea! Y taladrando á la joven
Con su mirada siniestra:
«Volveré, le dice, á verte.»
Y ella: «Antes que á verme vuelvas, Plegue al cielo poderoso Que de mala muerte materas.»
Con el arcabuz al hombro
Y en po,s de él la hermosa perra, Desparece el foragido
Por escabrosa vereda.
¿Por qué misteriosa causa Sp memoria le despierta Este penoso recuerdo
Cue tenaz se clava en ella?
¿Por qué su espíritu sigue Contemplando aquella escena
Que fantásticos actores De nuevo le representan?
¿Por qué de incierto peligro La medrosa contingencia De peligros ya pasados
Renueva borradas huellas?
La graciosa campesina,
Absorbida en sus ideas
Sigue, en tanto que la luna Sobre ella sus luces riela;
Más oye rumor de pasos; ¡Lorenzo! exclama ligera.
Y con varonil acento
Le responden: ¡Magdalena!
Cual súbito desvanece
Un rayo de sol la niebla. Del foragido la imágen Aquella voz ahuyenta.
*
El carbonero Lorenzo
De fuerte mulo se apea,

Y ella en sus amantes brazos
Le recibe placentera.
Un casto beso en albricias
A darle va; pero apénas
Se encuentran las dos miradas
Lanza un grito de sorpresa. —¿Qué es esto, Lorenzo mió?
¿Qué grave daño te aqueja? ¿Por qué te has tardado tanto?
—Para ver cosas horrendas.
—¡Poca es tu prisa! y bien sabes Que ansiosa aguardo tu vuelta, —Impaciente la justicia Sobrada prisa demuestra.
—¿Y qué cosas, dime, has visto? —Tales son, que por no verlas
Otra vez, daria cuanto
He sacado de la venta.
—Algo cruel te ha sucedido. —¿A mí? nada.—¿Y esta pena?
—Si mis manos son callosas,
Mi corazón no es de piedra.
A la ciudad ayer tarde Regresó micer Armella,
El más duro, el más terrible
De los jueces de la Audiencia. —¡Excomulgado! ¡maldito!
Era antes de la cuaresma,
Y estaba yo cuando el preste Le maldecía en la iglesia.
Mis cabellos se erizaban
Al oir los anatemas,
Con las campanas doblando
Y sin luces en las velas.
—¡4y del que en sus garras cae!
El alma tiene más negra
Que el carbón que hoy he vendido Aun mercader de bayetas.
Con los caballos forzados
Regresaba á la ligera
De Muro, donde la sangre
Ha corrido con largueza.
Más enconados que nunca Los dos bandos se detestan,
Y hay que plantar sendas cruces
En los sitios dó se encuentran:
Que un homicidio produce Cada aislada pendencia.
Y si en cuadrillas se agrupan
Es batalla la reyerta
De Muro eu las cercanías
Los canavalls, según cuentan,
A los del bando contrario
Atacaron de sorpresa.
Ruda fué la acometida, Pavorosa la refriega: Los canamunts ya llevaban
Lo mejor de la pelea.
Y no es extraño, tenían
Un valiente á su cabeza.
¿Quién á luchar con tal hombre
Brazo á brazo se atreviera?
Pero una bala traidora
¡Ay Dios! su muslo atraviesa.
Del caballo le derriba.
Y á los suyos desalienta.
Como liebres asustadas
Los canamunis se dispersan, Y al juez Armella el herido Los vencedores entregan.
Tendido sobre una al barda,
A fuer de cazada fiera.
Medio muerto por la sangre Que de la herrida chorren,
A la ciudad ayer tarde Consigo le trajo Armella, Y en seguida por morada

Le dió la cárcel funesta.
—¡Qué triste suerte le aguarda!
—No, tal suerte no je espera. —El verdugo hará su oficio. —Ya ha llenado su tarea.
—¡Cómo! ¿Qué dices?—Hoy mismo-, Hora de vísperas era, Cuando el pobre moribundo
Escuchaba su sentencia..
—De prisa va la Justicia. —Los crímenes la espolean, Y no es mala, no, la prisa, Si corriendo no tropieza.
Han temido que la muerte Les robara aquella presa, Y diferir no han querido Un acto que al pueblo aterra.
Lo mismo que el carnicero Hace en una res ya muerta,
Esta misma tarde ha hecho
Del verdugo la fiereza. —¡Horror! ¿Y muerto no había?
—No se, respiraba apénas.
Era una masa de carne Echada en una carreta.
Así pasear la he visto. ¿Por qué he querido yo verla,
Si mirándola lloraba
Como débil mujerznela? ¡Y es que fué mi camarada!
Yo era mozo y tú soltera:
Con él estuve en los bailes. Con él hablé en la taberna.
¡Qué jóven, si tan amigo No hubiese sido de huelgas! ¡Si con los vicios no hubiese Envilecido sus prendas!
—Y ¿quién era el desdichado,. Cuya muerte así lamentas? —Un mancebo á quien solian Llamar David el Profeta.
¡Justicia del cielo! exclama, Asombrada Magdalena; Pero luego se reprime. Y mordiéndose la lengua,
Entristecida murirt ura.
Mientras qué por su alma reza: «Así cual yo le perdono. Dios su perdón le conceda.»
Tomás Aguiló-. •
LO INFINITO
(Traducción de Giacomo Leopardi.)
Siempre cara me fué la yerma altará Y esta selva feraz que á trechos cierra
El último horizonte á la mirada.
Aquí sentado, interminable observo Otro espacio tras este; y sobrehumano Silencio y profundísimo reposo Finjo en mi pensamiento, y casi tiembla Cobarde el corazón. Mg.s cuando el viento Oigo silbar en las vecinas ramas, Aquel silencio y las alternas voces Voy comparando, y en lo eterno pienso-, En la época ya muerta, en la presente Viva, agitada, turbulenta. En esta Inmensidad se aliog’u el pensamiento Siéndome en este mar dulce el naufragio-.
Juan O-Neille.

P) ^©MiETÍBÍ
VALERIA
—¡Dios mío! señorita, ¿V. por aquí á estas horas y con tal tiempo?
—Sí. querida mía; tengo mucha nece¬
sidad de hablaros.
—¡A mi! ¿será posible que pueda ser¬
virle en algo? —De veras que sí; os diré al punto lo
que me trae. Vuestro marido es uno de los principales huelguistas, ¿no es ver¬
dad?
—No quisiera engañar á nadie, y me¬
nos á V.. señorita. Es verdad lo que di¬
ce; Mateo se lía puesto á la cabeza de todo ese movimiento, y más diré: que le envkm dinero de Inglaterra, y que los trabajadores le obedecen como á un dios. Crea V., y no miento, que me da mucha
pena ver á mi marido metido en tales honduras, porque estoy en que ese mal¬ dito neg’ocio no acabara bien. Desde que Mateo fué á ver en 1867 la Exposición de París, la cosa no anda conforme debiera.
Allí trabó amistad con otros de su oficio
que le calentaron los cascos, lo hicieron completamente suyo, y ahora dándose aquí tono de cabecilla, no es más que

ttn instrumento de esos villanos de
París.
—Mi buena María-Josefa, escuchad¬ me: mereceis mi confianza, y vengo á pediros un gran favor. Esta huelga, que por un» parte en nada aprovechará á
los trabajadores, por otra está perjudi¬ cando á mi padre, porque tiene muchos compromisos, y no podrá cumplirlos con grave daño suyo en el día prefijado si se prolonga esta situación. A este fin convendría que volviese á continuarse el trabajo en mal hora interrumpido. Vuestro marido podría, si quisiese, dar un buen consejo á los trabajadores, y vos, querida mía, podríais también dar¬
lo á vuestro esposo.
—¿Cree V. que me escuchará, seño¬
rita?
—El os ama. ¿no es así? —Es verdad, me quiere mucho, á pe¬ sar de que á veces se deja llevar de los
malos hábitos de la taberna. Y de que es
tal como digo, bien me lo demostró ha¬ ce pocos días cuando tuve este otro pe¬ dazo de mis entrañas y estuve á punto
de morirme.
—¡Ea. pues! María-Josefa, es preciso que uséis de toda vuestra influencia con
vuestro marido; decidle que yo, Valeria HugUenin, le suplico que presente á mi

padre proposiciones aceptables y que
induzca á sus camaradas á volver al
trabajo. Va en ello nuestra fortuna, y
nuestro honor tal vez... ¿me compren¬ déis?
María-Josefa clavó en Valeria una mi¬
rada inteligente y agradecida, y dijo: —Sí, señorita, la comprendo bien, y
prometo hacer de mi parte todo lo que pueda. No be olvidado sus bondades, y Mateo sabe muy bien cuánto hizo V.por
mí en mi última enfermedad. No sere¬
mos ingratos. —Cuento, pues, con vos,—dijo Vale¬
ria apretándole la mano;—ahora os dejo. —Voy á acompañarla, señorita, es
muy tarde... Mire V., pronto será media
noche.
—No, no quiero dejéis solo á vuestro hijito... Mirad, se despierta y llora...
Valeria salió rápidamente. Al acercar¬ se á la puerta del jardín, parecióle oír pasos á su espalda, é instintivamente sintió miedo y apresuró el paso. En el momento de abrir la puerto, hirióla en el costado derecho una fuerte pedrada. Un hombre, y que no era otro que Víc¬ tor, posó cerca de ella murmurando:
—¡Esto os enseñará á mezclaros en los negocios ajenos!
Valeria penetró aceleradamente en el

jardín, cerró la puerta, y se dirigió á su aposento no sin gran trabajo.
VI.
A la mañana siguiente Valeria tenía una fuerte calentura y agudos dolores que le clavaron en el lecho. Su padre
iba y venía, presa de viva inquietud, y
ella le dijo simplemente: —No es cosa de cuidado; es una indis¬
posición debida al cambio de tempera¬
tura.
—Quiero que el médico te vea. Llamaron al médico, quien acudió pronto. Valeria guardó con él la misma reserva, y viéndola con tal opresión y sufrimiento, creyó que la amenazaba una fluxión de pecho. Pidió el auxilio de una Hermana enfermera y ordenó aplicasen sanguijuelas al costado de la
doliente.
Vino, en efecto, una simpática Her¬ mana de la Esperanza y quedó sola en compañía de Valeria, que abrumada por el mal, mostró con ella la docilidad
de un niño de corta edad,
—Pero, mi buena señorita, le decía; ¿no me dirá V. lo que le ha sucedido?
Aquí cerca del pecho tiene V. una
terrible contusión, como de un fuerte
golpe. ¿Lo sabe el doctor? —Querida hermana, respondió Vale-

ria con voz ahogada; por favor, no me bable más de esto. Cuídeme V.; yo me
abandono en sus manos; ¡pero en nom¬
bre del cielo guarde V. silencio!
—Pero en fin...
—¿Quiere V. saberlo? Pues bien: un obrero, ébrio tal vez, me ha lanzado una
piedra... No quiero le persigan; déjenlo en paz, que yo le perdono de todo cora¬ zón... No quiero que esto añada nuevo tormento á mi buen padre...
La religiosa comprendió aquel silem ció y perdón cristianos: bastábale mirar su crucifijo para explicárselos; y desde luego fué discreta cómplice de Valeria, Apesar de sus inteligentes cuidados, la
fiebre aumentó, motivando en la casa
una viva inquietud. El Sr. Hug’uenin pasaba al lado de su hija todos los mo¬ mentos que le permitían sus quehaceres,
Valeria dormitaba frecuentemente, y
siempre, al dispertar, fijaba sus ojos en los de su padre, preguntándole:
—¿Y la huelga? —No sabes pensar en otra cosa, pobre hija mía; procura distraerte de tan enojoso asunto.
Al cuarto día la calentura cedió un
poco, Valeria dormía apaciblemente y no se despertó hasta el medio día. Aca¬
baba de entrar su padre* ella le alargó

(

SÓLLER

i

Sección Científica

ratos de observación. Los campesinos
tardaron cerca de un cuarto de hora en

llegar adonde nos-encontrábamos. pues,

ASCENSIONES EN GLOBO

debido á lo repentino de nuestra llegada nadie se había podido enterar con la

antelación necesaria para acudir á pres¬

Por desgracia, las ascensiones aerostᬠtarnos aifxilio.

ticas no dan todos aquellos'resultados Preguntamos dónde nos hallába¬ ^■científicos que en un principio se soña¬ mos, y supimos con asombro que en

ron; inas no por eso dejan de tener inte¬ rés las que se-realizan por hombres de ciencia, y muy especialmente por los que trabajan en el manoseado problema de

Thys, cerca de Mezieres, á 240 kilóme¬ tros de París: como era nada más que la una y cuarto, nos convencimos de que
Amblamos andado en dos horas 240 kiló¬

-da navegación aérea. Pudiera ser que no metros, ó sea que habíamos marchado
se hubiese encontrado aún el camino que á la enorme velocidad de 120 kilómetros

•*condocenal hombre á dominar la atmósfe- por hora.
> ra. Vamos A reseñar'dos ascensiones que

C. de D.

nos muestran bien á las claras que el glo¬

bo lanzado á la atmósfera se halla someti¬

ólo ¿ fuerzas, colosales'-unas y desconoci■das-óaro tomadas en cuenta otras, que-le

Ecos regionales

privan de toda seguridad. El Dr. Trabert, buce, poeo tiempo lia
publicado una nota acerca del viaje aéreo realizado por él y-obteniente Muller, Chocolousek, ayudante del Instituto Meteo¬ rológico, y el físico Lampa. El globo sa¬
lió con viento moderado del S. SE., á las
cinco y'cincuenta minutos, del Instituto Aeronáutico del Prater; siguió al princi¬ pio la dirección O. NO., y más tarde la N\\, pasando por las estaciones de Mutel-
Axich, Lau Grussbaeh á eso de las seis y
treinta minutos, con un recorrido de 75
kilómetros en una hora. Su altura máxi¬
ma fué de 1.230 metros. El doctor Tra¬
bert practicó durante la ascensión obser¬ vaciones de temperatura por medio de un termómetro giratorio, el cual se man¬ tuvo en movimiento por espacio de una
hora, deteniéndose de minuto en minu-
!'to para observar la temperatura del ter¬ mómetro seco y del mojado. La tensión ‘del vapor iba disminuyendo con mucha '"regularidad, creciéndola humedad rela¬
tiva. Las.nubes estuvieron durante todo
•el viaje muy por encima del globo. La otra ascensión, que contiene ma¬
yores enseñanzas, se verificó en París. A las once y media de la mañana, de la
.Fábrica del Gas de la Villete se elevó el
aglobo Plonner, cuyo volumen era de 1.300 metros cúbicos, llevando en la barquilla á los Sres. La Valette, Serpollet.y Archdeaeon. que descendieron á tierra, á latina -y cuarenta y cinco mi¬ nutos de la tardecen Thys. cerca de Me¬ cieres, después de un recorrido de 2-10 kilómetros en dos horas y cuarto. Oiga¬ mos á los mismos viajeros:
«A los cinco minutos de haber partido, y.á la altura de unos 400 metros sola¬ mente, habíamos perdido de vista la tierra; nos remontamos, á 1.400 metros, sin lograr subir sobre la espesísima ca¬ pa de nubes que nos ocultó el sol du¬ rante todo el viaje.
•En la atmósfera existen por precisión ■grandes trastornos, porque experimen¬
tábamos de cuaudo eu cuando oscila¬
ciones y vaivenes en sentido vertical, tan repentinos como extraordinarios en ron globo. La barquilla sufre violentísinnas sacudidas, siendo causa de que fre¬ cuentemente nos falte apoyo para los pies.
Kn las dos horas de viaje, sólo dos veces hemos visto la tierra, pero por tan corto tiempo, que no nos ha sido posi¬ ble averiguar dónde nos encontrábamos. Una violenta ráfaga descendente nos t precipitó sobre un pueblo pequeño, por encima del cual pasarnos á poco más de diez metros de altura, pero con tan ver¬ tiginosa velocidad, que no nos hubiera sido posible interrogar á los campesi¬ nos, aun suponiendo que no hubiéramos ido ocupados en arrojar lastre para de¬ tener tan rápido y peligroso descenso. Treinta segundos después nos hallába¬ mos ya á unos 300 metros de altura y oculto* entre las nubes: el globo iba .perdiendo fuerza ascensional, y á los
■Gres cuartos de hora de la salida ya no
■ nos quedaba lastre. Queriendo terminar el viaje, abrimos
■la válvula y bajamos; pero, por desgra¬ cia nuestra, sobre un bosque, para sal¬ var-el cual fué preeiso desprendernos de muestras provisiones de boca.
A pesar del último lastre arrojado, muestra sonda pasa rozando con lasti¬
mas de los árboles con una velocidad
•que espan-ba: pasamos sobre el bosque <en un abrir y cerrar de ojos, abriendo de nuevo'la válvula para acelerar la ba¬ jada, cuyo resultado nos preocupa hon¬
damente. Echamos el ancla en la ver¬
tiente de una colina y, con no pequeño •asombro nuestro, vemos detenerse al

LA EPIZOOTIA DEL CERDO ES MALLORCA
Tanto interesa á Mallorca todo lo con¬
cerniente á la enfermedad del cerdo, tantas reses sucumben víctimas de ella,
y tan cuantiosas pérdidas en dinero causa cada año, que será siempre tarca patriótica, mientras no se halle remedio probado, allegar antecedentes y reunir materiales propios para ilustrar esta controvertida materia. Respondiendo á tal propósito voy á dar un sencillo ex¬
tracto de las ideas más substanciales de
un dictamen que no ha visto la luz pú¬ blica, escrito por el diligente y estudio¬
so veterinario D. Gabriel Martorell.
La asoladora epidemia de la raza por¬ cina apareció en los pueblos de Muro y
La Puebla durante el otoño de 1862, y se
extendió con tal rapidez que á los pocos
años había invadido toda la isla. Con
objeto de estudiarla se trasladó el señor Martorell á diferentes pueblos, cuyas
autoridades locales tenían orden del Go¬
bernador para prestarle auxilio en sus tareas; más no pudo observar caso algu¬ no, porque los dueños de los cerdos en¬ fermos los ocultaban, en parte para en¬ tregar clandestinamente al consumo su carne, y en parte para substraerse á las medidas de policía que se les habrían impuesto. Pero en 1878 pudo, por últi¬
mo, observar diferentes reses atacadas,
diagnosticarlas y someterlas á trata¬ miento curativo; y con fecha -18 abril del año siguiente presentó, á la Real Academia de Medicina de esta capital, una Memoria explicativa de sus trabajos é investigaeiotres.
Hé aquí las conclusiones en los térmi¬ nos que las resume su autor: 1.a La epi¬
zootia era de carácter tífico, calificándo¬
la de tifus del cerdo;—2.a Contagiosa para los individuos de la misma especie y aun para las de otras especies, con ex¬ clusión del hombre;—3.a En las formas agudas, de curso rápido, todo trata¬ miento resultaba ineficaz, por descom¬ ponerse la sangre, y por la desorganiza¬ ción que á los primeros síntomas del mal se presentaba en órganos importantes de la economía;—4.a En las formas cróni¬ cas eran también poco menos que inefi¬ caces los remedios;—5.a Que debía ais¬ larse en seguida las reses enfermas, pro¬ ceder á la desinfección de las pocilgas, y seguir una higiene rigorosa en comi¬ das, bebidas, locales, etc.;—y 6.a Que las carnes de cerdos enfermos y muertos debían ser quemadas ó enterradas á gran profundidad, con prohibición ab¬ soluta de dedicarlas al consumo público como al' privado.
En 12 de septiembre de 1883. y por ór-
den del Gobernador civil, se trasladó al
pueblo de Andraitx en compañía del veterinario D. Julián Mut para dictami¬ nar sobre una enfermedad que se había presentado con caracteres alarmantes en el ganado moreno. Las autopsias que se hicieron, el examen al microscopio déla sangre y tejidos, y el ensayo de varios
tratamientos curativos, confirmaron el
carácter tífico de la dolencia, igual al
observado en 1878. salvo su menor in¬
tensidad, y demostraron también su ín¬ dole parasitaria. En el dictamen emitido
manifestó el Sr. Martorell la convenien¬
cia de nombrar una Comisión de veteri¬
narios que estudiara el virus y su culti¬ vo y atenuación, ensayara diferentes medicaciones y observara el efecto de las inoculaciones como medio preventivo. Al mismo tiempo indicó la necesidad de que dicha Comisión pudiese disponer de los instrumentos y demás material en
tales casos necesarios. Inmediato resultado del anterior in¬

globo, casi instantáneamente, no obs¬
tante el formidable empuje del viento. Aun después de sujeto, el globo subía y bajaba, chocando no pocas veces contra la tiente, con tal violencia, que en dos ocasiones volcó la barquilla, no obstante lo cual nos encontramos sanos y salvos

forme fué resolver en un principio la Diputación provincial que se abriese un concurso para premiar con 1000 pesetas la Memoria que mejor tratase los medios curativos de la enfermedad porcina, si bien comprendió muy pronto la proba¬
ble esterilidad del concurso, el cual fué

sin apenas deterioros en nuestros apa¬ ■anulado, nombrándose en su lugar la

aconsejada Comisión, que la compusie¬
ron los Sres. Martorell y Mut. Reclamaron desde luego los dos comi¬
sionados varios instrumentos, y especial¬ mente un microscopio de gran potencia indispensable para caracterizar los parᬠsitos, y para el exámen de los tejidos sanos y enfermos. Y mientras tanto de¬
dicáronse á cultivos de virus de cerdos
enfermos y muertos, y á ensayos de ino¬ culaciones con otros virus atenuadosque se pidieron á Mr. Pasteur. Todo esto tu¬ vo que hacerse empíricamente por no ser posible todavía el examen microscó¬ pico de los virus emplearlos.
En mayo de 1884 inocularon el virus de un cerdo muerto epizoótico á tre« co¬ nejos y dos palomos: estos no experi¬ mentaron alteración en su salud, y aquellos murieron del 2.° al 3.° día. De uno de los conejos muertos se inocularon otros dos, y luego otro par, no obser¬ vándose en ninguno de los cuatro alte¬
raciones en su salud.
En junio siguiente emprendieron un nuevo cultivo en larga serie de conejos,
los cuales iban muriendo á los dos ó tres
días al principio, y más tardíamente luego. De un conejo muerto, procedente de la 5.a inoculación, se introdujo una gota de sangre en el muslo izquierdo de un cerdo, y al propio tiempo se inocu¬ laron con la misma dos conejos. Otro cerdo y dos conejos fueron inoculados del mismo modo de un conejo del 6.° cul¬ tivo; y dos cerdos y otros tantos conejos de uno del 7.°. Los conejos-murieron co¬ mo antes se ha dicho; y los cerdos, tris¬ tes, inapetentes y calenturientos durante dos días, se restablecieron pronto, que¬ dándoles tan solo un pequeño tumor en el sitio de la picadura que tardó bastan¬ te tiempo en resolverse.
Un mes después, con sangre de un
cerdo de tifus, en La Puebla fueron ino¬
culados dos conejos, los cuatro cerdos más arriba indicados, y otros dos cerdos que no habían sufrido preparación al¬ guna. Estos y los conejos murieron, pero los cuatro cerdos, que ya habían
recibido virus cultivado á través del or¬
ganismo de los conejos, siguieron go¬ zando de perfecta salud.
A los dos meses de esta reinoculación
dos de los cuatro cerdos fueron traslada¬
dos á son Bruy y los otros dos á Pontiró. y no obstante que la epizootia causaba en estos predios numerosas víctimas, no
se notó en su salud la menor alteración.
Posteriormente se dedicaron una de las
hembras á la cria con excelente resulta¬
do, y los dos machos y la otra hembra al cebo con igual éxito, salvo esta últi¬ ma que murió á consecuencia de la cas¬
tración.
Recibido de París un tubo con virus
de rovgct cultivado por Mr. Pasteur, se inocularon, con arreglo á las instruccio¬ nes del mismo y oomo medio preventi¬ vo; 2 conejos y 30 cerdos de los predios son Suñer, son Busquets y can Verd. No habiéndose observado alteración alguna se procedió á los 14 días, según instruc¬ ción, á reinocular unos y otros con virus menos atenuados procedentes también de Francia; y al mismo tiempo, y de motu propio, los experimentadores ino¬ cularon con el último caldo dos conejos y diez cerdos. Ni los inoculados ni los
reinoculados ofrecieron novedad, ni uno
ni otro virus produjeron efecto.
Se escribió entonces á Mr. Pasteur re¬
firiéndole los hechos que acabamos de relatar, y en vista de la carta volvió á
remitir otros dos tubos de virus, el del
n.° 1 más «atenuado que el del n.°2. aunque sin dar explicaciones sobre las
causas de la nulidad de acción en los dos
anteriores. Con el n.° 1, en Abril de 1885
se inocularon, y se reinocularon 14 dias después con el n.° 2, catorce cerdos del Sr. Verdera,«cinco del Sr. Ripoll y 13 del
Sr. Vernier. También esta vez los resul¬
tados fueron nulos.
Con el fin de apreciar el grado de im¬ punidad alcanzado para contraer la epi¬ zootia reinante por los 72 cerdos inocu¬ lados con los virus atenuados y remiti¬ dos de Francia, se resolvió ponerlos por algun tiempo en contacto con roses que padecían dicho mal. Al efecto se entre¬ garon á diversos propietarios, y los re¬ sultados fueron los que expresa los cua¬ dros siguientes:
Primeras inoculaciones

Propietarios

Cerdos Cerdos Cerdos
entregados enfermos muertos

Marqués de la Bastida. 8
Servera D. Antonio.. 6
Llompart D. Antonio.. 4 Colono de son Campos. 7
id. de son Snñer.. Id. de canM... Id
Id. de son Busquets.;

4

2

2

3

1

42

40

13

5

Segundas inoculaciones

Propietar ios

'Cerdos «Cerdos -Cerdos
entregados enfermos muertos

más, el precio de este ácido es relativa¬ mente barato, pues el kilo no vale más de cuatro francos y con tres kilos se

Eres. Meta

14

„ Ripoll...

5

„ temer-.. .. .. 13

7

í

puede saturar una barrica de agua.

“ 3

* 1

En las fábricas y en las minas deben,
: en previsión de accidentes frecuentes en
demasía, tener siempre provisión hecha,

IL

lí

8

y-en las casas no estará demás tener un frasco grande preparado.

Según manifestación del Sr. Verdera

los 7 cerdos suyos perdidos no perecie¬ ron en su concepto de la enfermedad
reinante.

•Tales son los datos y noticias consig¬
nadas en la Memoria del Sr. Martorell

presentada á la Diputación provincial, y cuyas conclusiones se resumen como

sigue. El mal d' os porcs es de naturaleza tifódica y de índole parasitaria; las ino-culaciones. en la forma aguda y rápida

de la enfermedad, han sido completa¬

mente nulas, en la forma crónica poco

eficaces; y debe seguirse una higiene ri¬

gurosa en la alimentación y limpieza y en la desinfección de las pocilgas, ais¬
lando los cerdos acometidos, enterrando

á gran profundidad los muertos ó inci¬ nerándolos por cremación. Termina, por último, la Memoria aconsejando que una nueva Comisión prosiga los estudios de

la epizootia hasta conseguir resultados

concluyentes y decisivos.

J. M.

—msi-O-inw ii

Fabrioabión de espárragos
Los agricultores,y principalmente los Üe Aranjuez, tierra afamada por sus es¬ párragos, no deben echar en saco roto di procedimiento que los hortelanos austríacos siguen para criar unos es¬ párragos que son deleíte de los gourmek y que en conserva se exportan al mundo
■entero.
La manera de conseguirlos no puede
ser más sencilla. Cuando sai© el brote lo encierran en
una botella, clavando ésta en el suelo
con el cuello hacia bajo. El espárrago crece blanco, tierno y esponjoso; cuan¬
do toca en el fondo de la botella se incli¬
na hasia abojosin detener su crecimiento, engorda, y asi llega alienar por completo la transparente vasija. El hortelano rom¬ pe entonces la botella y saca de ella un espárrago de dimensiones extraordina¬ rias y de lo más sabroso y tierno que puede imaginarse.

Conocimientos útiles

Una cama fresca

Descubrimiento importante para curar quemaduras.
Basta leer las noticias diarias de la
prensa para convencerse de que los ac¬ cidentes ocurridos á causa del fuego son los más frecuentes y á menudo morta¬ les, ya por la falta de cuidados inmedia¬ tos á las víctimas de ellos, ya á causa de
su insuficiencia.
¿Debe renunciarse á la esperanza de combatir eficazmente los peligros que resultan de las quemaduras, ó por lo menos á suprimir los intolerables dolo¬ res que producen?
La ciencia ha resuelto problemas más arduos, y actualmente parece poseer el medio de hacerlo con el que se refiere á la curación de esos terribles accidentes, según resulta de un informe que acaba de ver la luz pública en París.
El «descubridor» del remedio es el
doctor Thierry, que ha obtenido exce¬ lentes resultados eu el hospital de la Ca¬
ridad tratando esta clase de enfermos
que eran confiados á sus cuidados. Mr. Thierry, al explicar su procedi¬
miento, ha dado prueba de la mayor modestia, importándole muy poco la opinión que hubiera podido alegar, haciendo ver que era el producto de una serie de experiencias y profundos
estudios.
La casualidad—dice—es la que me ha ayudado. Siendo interno en los hospita¬ les, este doctor se ocupaba de operacio¬ nes quirúrgicas, y se servía del ácido pícrico como antiséptico; con este moti¬ vo tenía que hacer uso de él muy á me¬ nudo. teniendo las manos casi siempre impregnadas.
Cierto día que encendía un cigarro le cayó el fósforo encendido en los dedos. Las personas á quienes sobreviene este accidente no ignoran que ocasiona un dolor muy vivo y Mr. Thierry no expe¬ rimentó ninguno. Algún tiempo des¬ pués. al cerrar con lacre una carta, le cayó una gota de lacre encendido en la mano, y tampoco sintió dolor alguno, y apenas conserva la ligera huella de la quemadura.
Desde entonces se dedieó á practicar ensayos en los enfermos que le eran con¬ fiados. La experiencia personal le había demostrado que el ácido pícrico comu¬ nicaba á la epidermis cierta inmunidad contra las quemaduras, y la aplicación del tratamiento que estableció después de esa observación, dió los más brillan¬
tes resultados, y consiste en tratar las quemaduras con soluciones de ácido pícrico; los tejidos á su contacto aumen¬ tan su densidad y se reconcentran, lo cual constituye una acción opuesta á la que produce el fuego.
El único inconveniente que presenta el tratamiento es el que da á la piel un ligero color amarillo, pero es fácil ha¬ cerle desaparecer lavándola con una di¬
solución de ácido bórico. Este ácido ha¬
ce desaparecer los efectos de aquel. Merced á la aplicación de la solución
de ácido pícrico, las ampollas que se for¬ man generalmente en las quemaduras, no llegan á formarse y se pueden curar en cuatro ó cinco días por completo.
Por lo expuesto se ve cuán interesante es el descubrimiento del doctor Thierry y lo fácil que resulta su aplicación; ade¬

Para los pobres enfermos la cama es un tormento en esta época de calor. El colehón se calienta, la presión del cuer¬ po forma valles y montañas que luego no se adaptan á nuevas posturas, la piel acaba por ulcerarse cuando la enferme¬ dad es larga y el paciente tiene que per¬
manecer casi inmóvil.
Imaginóse para remediar estos males el colchón de goma lleno de agua; pero sobre ser carísimo y pesado en exceso,
tiene otros muchos inconvenientes que
han impedido la generalización de su
uso.
Ahora se ha pensado en cosa más práctica y eficaz y rancho más barata.
En un baño de las dimensiones nece¬
sarias y de unos cuarenta centímetros de fondo y lleno de agua hasta diez ó doce
centímetros del borde, se extiende una
sábana de goma ó de tela impermeable todo lo delgada y manejable que es po¬ sible y lo bastante grande para que cuelguen fuera del baño veinticinco Ò treinta centímetros de tela por cada lado. La tela impermeable se deja suelta con el fin de que ceda sin trabajo á todos los movimientos del enfermo; su único objeto es preservar á éste de la hu¬
medad.
Sobre la tela impermeable se ponen varias sábanas que ocupen el mismo es¬ pacio que ol baño y se apoye?) algo por los lados, cabeza y piés on las paredes de éste; asi se consigno doblar el volu¬ men del cuerpo del enfermo; disminuir en una mitad su peso específico é impe¬ dir qoe se sumerja más de ocho ó diez
centímetros.
Sobre esta base de tela impermeable y
de sábanas se hace la cama en la forma ordinaria, con otras sábanas, mantas,
almohadas, etc; pero por supuesto, sin
colchón. El colchón acuático formado de esta
manera es tan cómodo que el enfermo no siente presión alguna, y está exacta¬ mente como un pato en el agua. Tiene además «esta cama la ventaja de que el agua que la sirve de colchón se renueva, se aumenta ó se disminuye, sin molestar para nada al paeiente, y se puede usar de agua templada en invierno, de fría en verano, para conservar una tempera¬ tura agradable ó para los efectos de la
curación en el tratamiento de enferme¬ dades determinadas.
Crónica Balear
(OJEADA Á LA PRENSA DR ESTA PROVINCIA)
En el primer tren ascendente salieron de Palma el domingo por la mañana pa¬ ra Alcudia, con objeto de tomar el vapor que hace escala en aquel puerto, 53 in¬ dividuos de tropa ó sea 8 sargentos, 8 cabos y 37 soldados mallorquines que
voluntariamente van á Cuba á defender
la bandera española. Muchas personas acudieron á despedir
ese puñado de resueltos patriotas.
Desde el cuartel hasta la estación les
acompañó la música del Regional con
banda de tambores y cornetas.

SOLLEfi

'
Al partir el tren, un ¡viva España! se Barcelona se han hedió en virtud de aquella á otra, propiedad de D. Andrés do por Single del Romaní un falucho car¬ responso en sufragio de las Hijas de Ma¬

«onfundió con el silbido de la locomoto¬ concurso los siguientes nombramientos Arbona, equidistante de las barriadas de gado de tabaco de contrabando, sin tri¬ ría fallecidas en este año.

ra; la música tocó un alegre paso-doble y pertenecientes á esta provincia:

Can Pellos y Can Barona, frente á la pulación.

Dia l.° Octubre se dará principio al

más de una lágrima rodó por las meji¬ Para la escuela de Alcudia, D. Este¬ quinta de Da Margarita Morell.

Ha sirio 'conducido á este puerto en mes del Santo Rosario, rezándose la pri¬

llas de los espectadores.

ban Eorcadell.

donde continua incomunicado y vigilado mera parte durante la misa primera, á

Para la de San Juan, don Wenceslao

El precio mayor alcanzado hasta hoy en Felanitx por la uva de la actual cose¬ cha. ha sido de seis reales quintal para la negra y siete para la blanca.
No es en verdad exagerado su valor, -con mayor razón si se tiene en cuenta lo exiguo de la cantidad que se reooje este
año.

Más.
Para la de Calviá, D.a Catalina Fio!. Para la de la Soledad (Palma), doña Francisca Oliver. Para la de Santa Maria, D.a Margari¬ ta Triay. Para la de Salinas (Santañy), DA An¬
tonia Creus.

Tres vecinos de la parroquia de-San Agustin de Ibiza que salieron de pesca en un pequeño falucho sufrieron el tras¬

Para la de Moscari (Selva), Da Cata¬
lina Abrines.
Para la de Rauda (Algaida), D.» Mar¬

torno consiguiente al vuelco de la .em¬ garita Busquets.

barcación debido á la impericia délos;

tripulantes ó á la fuerza del viento. De,

los tres, ¡cosa singular! pereció el único que sabía nadar, por haber fiado su sal¬

Crónica Local

vación dirigiéndose á la costa y haberle

faltado las fuerzas cuando ya casi toca¬ ba la orilla. Los otros pudieron salvarse gracias á los auxilios que les prestara un marinero que vió el peligro en que
-estaban.

Con satisfacción, pues que se trata de un paisano y distinguido amigo nuestro consignamos que en los' importantes ta¬ lleres de D. Juan Oliver (Maneu) y ante

un inspector delegado del Lloyd inglés,

El Exemo. Sr. 'D. Antonio Maura, ex¬ que habia llegado á este puerto el lunes

ministro y Diputado á Cortes por esta en el vapor Lulio, marchándose á Palma

circunscripción, fué objeto el sábado por pocas horas después, se verificaron las

la tarde de delicado obsequio que le, pruebas de resistencia de una de las cal¬

ofreció la comisión que ha entendido en deras que para el vapor Bellver acaban

el espediente del derribo de las murallas de Palma. Consistió el obsequio en un

de construirse en dichos talleres, lasque
resultaron brillantísimas.

•banquete dado en el restaurant de Cas

Català al que concurrieron, además de

Por el éxito obtenido enviamos al se¬

los individuos de la mentada comisión, ~ ñor Oliver cordial felicitación.

los senadores Sres. Ripoll y Salas, los Diputados Sres. Alcover y Guasp, el In¬ geniero Sr. Estada, alma del proyecto, y otras personas de distinción.

En la noche del domingo último tocó en la Alquería del Conde, frente á la ta¬ berna de Can Papa la banda del Centro

En Campos ocurrió el jueves último una desgracia que llevó la consternación
4- muchas familias.
En el lagar de la casa de D. Jaime Ferrer se ocupaban éste y varios opera¬ rios en estrujar la uva, cuando una de las tablas se partió por el centro, cayén¬ dose el señor Ferrer en dicho lagar.
Las más activas gestiones puestas en práctica por los que con él estaban, no bastaron para sacarle con vida, y eso -que obraron con actividad.
El pueblo tomó parte en el dolor que ^esta desgracia produjo, por tratarse de persona muy apreciada en aquel vecin¬
dario.

Filarmónico, lo q.ne atrajo á aquel sitio
numerosa concurrencia.
Hasta las once y media duró la sere¬ nata, siendo al fioal obsequiados los mú¬
sicos mediante refresco.
El lunes de esta semana bajo la pre¬ sidencia del Alcalde, Sr. Joy, se reunió la Junta Municipal de Sanidad de esta villa, con el fin de tomarlas medidas que se crean necesarias para impedir una in¬ vasión colérica, ya que por noticias ofi¬
ciales se sabe existe dicha enfermedad
en Argel. Además de las que se habían dictado

**

ya piara el interior de la población sobre

Según el parte que de ki antedicha policía é higiene, se acordó en dicha se¬

desgracia ha remitido al Gobierno de sión respecto á la Sanidad Marítima dar

provincia ia Guardia civil de aquel pues¬ un voto de confianza al Director de la de

to, resulta que fueron dos los individuos ' «que cayeron en el referido lagar, del

este puerto, D. Andrés Pastor y

Oliver,

-cual se les sacó ya cadáveres.

para que obre según sil criterio y las

circunstancias le aconsejen, en armonía

El Sr. Gobernador civil de la provin¬ cia, en cumplimiento de lo que previene la ley orgánica, ha acordado convocar á la Exorna. Diputación provincial para el día 30 del presente mes, á las doce de la
mañana, á fin de celebrar sesión extra¬
ordinaria—en el palacio de la misma— con objeto de tratar sobre asuntos rela¬
cionados con el actual estado sanitario y
acordar las resoluciones procedentes.

siempre con lo dispuesto en la legisla¬ ción vigente, para salvar á este pueblo del terrible azote que le amenaza, siendo población marítima y siendo Argel el punto del cual parten continuamente fa¬ luchos cargados de tabaco de contraban¬ do, muchos con destino á estas costas.
Extraordinaria concurrencia atrajo el domingo último á nuestra parroquial la

Se está de nuevo construyendo el puente que hay sobre el torrente «Gros» en la carretera de Llummayor é inine-
diacionss del Coli d’eu Eebassa, lo cual
■será otra mejora de verdadero interés, por su imperiosa necesidad, que la isla deberá al ingeniero jefe de obras públi¬
cas D. Ensebio Estada.

palabra elocuente de D. Bernardo Matas Pbro. y la solemnidad de la fiesta, de la oración de cuarenta horas, suntuosa, y brillante como la que mas de las que en la isla se celebran, que la numerosa asociación de Hijas de María dedica to¬
dos los años á su Santísima Madre.
Los actos religiosos que dicha fiesta
han constituido en los tres dias en que

Dias pasados se declaró un incendio en la fábrica 4e tejidos que posee en la calle
-de Tireta, en la villa de Inca, D. Vicen¬
te Cánaves.
La Guardia civil de aquel puesto con su capitán á la cabeza acudió á prestar los oportunos auxilios, logrando con ayuda de algunos vecinos extinguir el fuego á las pocas horas de iniciado.
El suceso fué casual, según se cree, quemándose por valor de unas 2,200 pe¬
setas.

ha estado expuesto el Santísimo Sacra¬ mento, sin excepción han resultado bri¬ llantísimos, contribuyendo á ello lo mis¬ mo el orador sagrado que la música de capilla, el clero parroquial que el orga¬ nista Sr. Albertí, pues qu# todos hau puesto cuanto ha estado de su parte para el mayor esplendor de aquella.
Después de una corta temporada de permanencia en este pueblo al lado de su anciana y querida madre, salió el lu¬

Por el Gobierno civil de esta provin¬ cia y á consecuencia de haberse declara¬ do nulas las elecciones de concejales ve¬ rificadas en Mayo último en Santa Eu¬ genia, se convoca á elecciones parciales de concejales del Ayuntamiento del ci¬ tado pueblo para el día 13 del próximo

nes para París nuestro colaborador y particular amigo D. Juan B. Enseñat, prometiéndonos estar aquí de regreso muy en breve con objeto de pasar todo
el invierno entre nosotros.
De lo que uos alegraremos tanto como de que haya tenido un feliz viajo.

mes de Octubre, disponiéndose que se

designen los interventores el dia 6 y se La escuela de niños de la Huerta, que

Nuestro distinguido paisado y estima¬ do amigo D. Francisco Enseñat y Morell, que prestaba sus servicios en la Coman¬ dancia de Marina de esta provincia ha sido destinado con el cargo de segundo comandante á la fragata Victoria.
Por cuya distinción le felicitamos cor¬
dialmente.
Un carretón que el lunes bajaba cor¬ riendo por la calle del Cementerio, volcó, y una señora que en él iba sacó del per¬ cance un brazo dislocado y algunas con¬
tusiones. Lo sentimos.
El lañes despidiéronse de nosotros al embarcarse para Barcelona, nuestros amigos de la infancia D. Gabriel Llinás, y señora, y boy Jo han hecho D. Antonio Joy y señora.
Uno y otro de estos matrimonios des¬ pués de permanecer una temporada en este pueblo dirígense á Puerto-Rico, en donde tienen sus intereses y extensas
relaciones.
Otros muchos amigos, como dijimos ya el sábado último, se embarcarán igual¬ mente en el vapor «Pió IX», que hará escala en Palma el próximo lunes, mien¬ tras que un número bastante crecido
fueron á embarcarse en Barcelona.
A todos deseamos un feliz viaje, mu¬ cha suerte y que regresen pronto con salud y la satisfacción de ver satisfechos sus deseos,
La Sociedad «Defeusora Sollerense» acordó en la sesión ordinaria del presen¬ te mes continuar celebrando este año el aniversario de sil instalación en el edi¬
ficio de su propiedad por medio de una
solemne fiesta. Al efecto se nombró una
comisión organizadora.
Para la celebración de dicha fiesta so
señaló el domingo dia 13 de Octubre próximo, y á juzgar por los preparativos que se hacen será, como todos los años,
lucida en extremo.
Estrañarán sin duda nuestros lectores
que no publiquemos hoy, como de cos¬ tumbre, copia del acta de la sesión que celebró el Ayuntamiento en la noche del jueves último. En honor de la verdad de¬ bemos decir que culpa nuestra no ha sido el dejar de continuarla en el pre¬ sente número, pués que la hemos pedido como cada semana y se nos ha contesta¬ do que hasta más tarde no sería posible
facilitárnosla.
En vista de esta contestación y espi¬ rando ya el tiempo, hemos resuelto cerrar
la edición sin incluir en la misma la
sección de referencia, pero con ánimos, eso si, de continuarla en el próximo nú¬ mero si para entonces dicha copia se nos
facilita.
El martes de esta semana estuvo en
este puerto el vaporcito Salvador de la Compañía Arrendataria. Entró por la mañana, después de haber recorrido el canal de Ibiza y la costa de Poniente, y sin apenas darnos tiempo para saludar á su capitán, el antiguo Ayudante de Marina de este puerto, D. JoséSuch, por la tarde volvió á salir para continuar su servicio de inspección por toda esta costa.
A la hora en que cerramos esta edi¬ ción dícennos que ha entrado de nuevo.
Sabemos que la Junta Directiva de la
Unión Obrera de Sóller ha convocado
para mañana, dia 29, a las nueve de la noche, á Junta General extraordinaria,
con el fin de tratar de la instalación de
escuelas y academias según previenen los Estatutos por que dicha Sociedad se rige, y al mismo tiempo proceder al nom¬
bramiento de la «Comisión de Instruc¬
ción» para el régimen y fomento de las
mismas. Deseamos á la Junta General acierto
en sus resoluciones, de las que procura¬
remos tener á nuestros lectores al cor¬ riente.

por dichas fuerzas aprehensoras.

El sábado, domingo, lunes, martes y miér¬
coles de esta semana se ha verificado en

Palma el sorteo de los 2.365 mozos del

reemplazo de este año, y nosotros á con¬ tinuación publicamos los nombres de los de este pueblo, con expresión del número que les tocó en el expresado sorteo. Son:

Antonio Rullan y Arbona.

1667

Bartolomé Darder y Vicens.

2097

Jorge Ferrá y Oliver.

22

Cristóbal Trias y Casasnovas.

1861

Pedro Antonio Castañer y Alcover 1389

Pedro Antonio Alcover y Bisbal. 1066

Pablo Oliver y Ferrer.

2222

Bernardo Pomar y Aguiló.

835

Alfonso Bauza y Castañer.

1106

Antonio Arbona y Morey.

154

Antonio Bujosa y Mayol.

579

Jacinto Arbona y .Vicens.

1940

Rafael Magraner y Mayol.

2039

Martin Morell y Rallan.

1730

Antonio Soler y Vicens.

654

Gabriel Pastor y Gomila.

697

Damian Seguí y Castañer.

667

Miguel Alcover y Castañer.

2050

Juan Bisbal y Deyá.

1899

Bartolomé Sastre y Mayol. Onofre Colom y Llabrés.

2071 801

Jaime Pons y Oliver.

350

José Enseñat y Colom.

463

Miguel Castañer y Mayol.

1867

Marcos Ant.o Juan Colom y Pasto 1110

Víctor Damian Pastor y San Juan 1936

Pedro Ant.o Casasnovas y Colon José Pizá y Vicens. Jaime Enseñat y Joy. José Barceló y Vicens. Guillermo Valls y Valls. José Soler y Morey. Antonio Vicens y Magraner. (1 o Pablo Casasnovas y Vicens. Gabriel Garau y Serra. Jaime Fontanet y Mayol. Miguel Buenaventura y Seguí. Bartolomé Suau y Ballester. Pedro Juan Coll y Miquel. Jaime Biscafé y Pons. Miguel Aguiló y Pomar. Antonio Colom y Planas. Miguel Mayol y Bernat. Antonio Vicens y Sastre. Juan Adrover y Planas. Miguel Coll y Mayol. Miguel Miró y Mayol. Jaime Rosselló y Barceló. Juan Bernat y Frontera. Juan Bennasar y Marqués. Antonio Canals y Vidal. Antonio Vicens y Magraner. (2.°) Antonio Lúeas Frontera y Bauza Juan Oliver y Sampol. Miguel Joy y Castañer. Bartolomé Rullan y Mir. Pedro Juan Mora y Alcover. Antonio Serra y Albertí. Antonio Marroig y Alcover. Jaime Puig y Estades. Juan Enseñat y Morell. Pablo Ozonas y Busquets. Pedro Juan Martí y Oliver. Raimundo Oliver y Miró. Bernardo Pastor y Ballester. Antonio Coll y Mayol. Francisco Oliver y Coll. Guillermo Ooll y Mayol. Damian Bennasar y Joy. Pablo Ripoll y Colom. Juan Marqués y Rullan.
Miguel Valentin Puig y Enseña Juan Mayol y Oliver.

1731 1742
52 899 420 1372 270 1766 1397 1220 2148 419 1870 780 393
90 480 2246
1304 2143 2046
921 421 2098 1412 325 1541 1213 1297 176 1155 760 1837 1575 410 886 307 1262 1469 172 363 111 647 1013 2224 1235 686

Antonio Morey y Castañer. Gabriel Roca y Rosselló.

H 1669

Jaime Casasnovas y Escales.

701

Pedro José Colomar y Orell.

332

Onofre Carbonell y Rosselló.

1820

Juan Rosselló y Morro.

605

Ramón Das y Casasnovas.

1325

Gabriel Salom y Expósito.

1211

Andrés Coll y Mayol.

282

Antonio Arbona y Polis.

1701

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Hoy, al
anochecer se cantarán completas en pre¬ paración de la fiesta del Arcángel San

las nueve la segunda y al anochecer la tercera con exposición del sagrado Co¬
pón.
Un la iglesia de San Francisco.—Hoy,
al anochecer se cantarán solemnes com¬
pletas. Mañana, domingo, fiesta de Ntra. Se¬
ñora de los Dolores. A las 9 y media tercia y la misa mayor con sermón por don Bartolomé Pons Pbro.; por la tarde reu¬ nión para los Terciarios con plática por
D. Ramón Colom Pbro.
Dia 3, al anochecer solemnes comple¬ tas eli preparación á la fiesta de San Francisco.
Dia 4, fiesta que, en honor de su Se¬ ráfico Padre y fundador, celebran los Hermanos Terciarios; á las 7 y media co¬ munión general. A las 9 y media tercia y la misa mayor con sermón por el Doc¬ tor D. José Pastor, Vicario. Al anoche¬ cer después de rezado el Santísimo rosa¬ rio con exposición del sagrado Copón, se verificará la tierna devoción del glo¬
rioso tránsito del Serafín de Asís con
plática por D. Antonio Alcover Pbro.

Registro OI vil
Nacimientos.
Varones 2.-—Hembras 1.—Total 3.
Matrimonios.
Dia 24.—D. José Coll y Bisbal, viuda, con D.a Antonia Castañer y Rullan, sol¬
tera.
Dia 26.—I). Lucas Morell y Castañer, soltero, con D.a Margarita Arbona y Rullan, soltera.
Dia 26.--D. Lorenzo Barceló y Ral¬ lan, soltero, con D.a María Mayol y Ar¬ bola, soltera.
Defunciones
Dia 27.—Isabel M a Arbona y Casta¬ ñer, de 8 meses, calle del Cementerio.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
EMB A nc AGIO N ES FONDEAD AS
Dia 16.—-De Barcelona, en 10 horas, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. G. Pu¬ jol, con 27 mar., la balija, pas. y efectos.
Dia 27.—De Cette y Barcelona, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. Gui¬ llermo Mora, con 15 mar. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 23—Para Barcelona, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. G. Pujol, con 27 mar., pas., la balija y efectos.
Dia 25.—Para Palma, laúd San Bar¬ tolomé, de 32. ton., pat. D. G. Valent, con 5 mar., y lastre.
Dia 26.—Para Palma, laúd San Anto¬ nio, de 13 ton., pat. D. Antonio Balines, con 5 mar., y lastre.
Dia 27.—Para Gandía, laúd María, de
70 ton., pat. D. Juan Ferrer, con 6 ma¬
rineros, y efectos.

SÜSCRIPCIQN VOLUNTARIA

para recaudar fondos con el fin de ele¬
var un monumento á la memoria del
ilustre hijo de este pueblo
‘B. JUAN MARQUÉS Y MARQUÉS.

Péselas

Suma anterior. .
D. Baltasar Marqués y Marqués. p Bartolomé Joy, » Antonio Rullan y Joy.
Sres. Miró hermanos.
I). Bartolomé Suau y Morell. » Bernardo Mayol y Simonet.
Sras. hermanas Suau.
D. Ramón Frontera y Pons. » Juan Rullan y Frau.

3335 300 100 50 50 10 20 50 50 50

Suma.

4015

haga el escrutinio general el dia 17.

por espacio de ocho años ha ocupado uua Por fuerzas de la Arrendataria y del Miguel.

casa en la barriada de Can Peños, por Escampavía ha sido apresado esta maña¬ Mañana, dia 29, á las 9 y media de la

Por el rectorado de la universidad de querer habitarla su dueño se ha trasladado na en la costa de levante y sitio conoci¬ misma se cantará misa- conventual con

¡’X.

i***-

'**’

■S O L L- tL J. «.

Los am a neios que se inserten en esta sección pagarán.- Hasta tres inf iereics-es á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á .'.•Baon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El valo r mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas ie que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lín eas, de cualquiera tipo sea la letra,'y los grabados, se conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el aüchoserá el de una columna ordina¬
ria del periódico.

ección de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán.- Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporción.
En la tercera plana los precios son doblesry triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0'05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los suscriptores disfrutarán una rebaja de un 85 por
eieuto.

SERVICIO DECENAL DEPÓSITO

DE

ENTRE

de azulejos, mosaicos y de toda

clase de artículos de alfarería

DE

Am
ípor el magnifico y veloz vapor

LEÓN DE ORO

Salidas de Sóller para Barcelona los dias 10, 20 y último de cada mes.

Salidas de Barcelona para Cette, los dias 1, 11 y 21 de id. id.

Salidas de Cette para Barcelona, los dias 5, 15 y 25 de id. id.

Salidas de Barcelona para Sóller, los dias G, 16 y 26 de id. id.

EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del

Príncipe n.° 24.

Yf%

j EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y

jCompA Paseo de la Aduana, 25.

EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-

\\mandant Saniary-5.

Pedro Noguera Pizá
La favorable acogida que ha dispensado el público sollerense á este establecimiento, debido sin duda á lo bien surtido que está y á los reducidos precios que ri¬ gen en el mismo, ha obligado á
su dueño á abrir otro de la mis¬
ma índole, en punto más céntrico de esta población, lo que tiene el gusto de participar á sus nume¬ rosos parroquianos.
En lo sucesivo podrán dirigirse lo mismo al antiguo estableci¬
miento CALLE DE MORÀGUES
que al nuevo PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN
> Ij 3Eí 12 3B o

El magnífico y veloz vapor ISLEÑO saldrá del puerto de Barcelona para
Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde.
De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 de la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos.
INFORMARÁN:
EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo. EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón Coll—Calle del Mar n.o 50.

ENSAYOS

1

RELIGIOSOS, POLÍTICOS I LITERARIOS

Don José M\_a Quadrado
tdiíión completa de sus artículos, estudios y opúsculos, publicados é inéditos, con una extensa introducción de más de 6o páginas
POR
DON MARCELINO MENENDEZ Y PELAYO

Paftería. iíostrerfa

íbAóUM | Henoano
PLAZA IE PALACIO, 10-BARCELOHA

\\ Constará de cinco á siete tomos en 8.” prolongado, de más de 400 páginas encuadernados en pasta, con el titulo dorado al' fuego. Podrá obtenerse por el precio de

4 Ptas. tomo, por snscripción.^Tomos sueltos, 5 Pías.

Se suscribe en casa de los Sres. oAMENGUAL Y MUNTANER,

§

editares, Cadena?2.—‘Palma de (Mallorca.

*a

LORENZO ALOU
Rectoría-20-SOLLEB

Merceria, Paquetería, Lanería, Xencería, Pañolería
Camisería.

G-éneros do punto y especialidad en articules
del País
y del Extranjero

El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la Tienda Nueva, suplica al público en general pase por este comercio, donde ha de encontrar un rico surtido de géne¬ ros para la próxima Temporada de Invierno, á precios baratísi¬ mos, siendo artículos recibidos de las principales fábricas del País y Extrangero.
En la Sección do Sastrería se encontrarán trajes para con¬ feccionar, á precios reducidísimos, siendo de corte superior.
TRAJES A /PEDIDA,
Prontitud, Elegancia y Economía
2l»JI@§tóa48"lisiIia do t& Urna fia

#Tinía negra Siglo XIX#Tinta comunicativa#Tiíita violeta-#

#Tinta carmín#Tinta para sellármete., etc. <►

JLffi hay esa venta esa ©1 establecimiento LA

fflu

MüfJ-San Baríolomé-I7~SOLLER.

DE LA ACREDITADA FABRICA
SAINT-GOB AI N
C@lP0SMél
Se encontrará en venta en la dro
guería, ferretería, quincallería y per
fumería de ARNALDO CASELLAS
Call© d© te Ijiraa. ii.° iy—(BOljljEÍ#

El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
mos de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho-
., en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis-
o á la carta que por cubiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones qite se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re-
’.be.
~
importante"^

Todos los solares que en el ensanche
del Setter existen á la derecha en la pro¬
yectada calle continuación de la del Pas¬ tor y plaza de Estiradors hacia la barria¬ da Ca ls Maño, se ceden en la forma y condiciones siguientes:
Los que según el plano tengan sil fa¬
chada en la calle antes mencionada po¬
drán adquirirse mediante la obligación
de satisfacer un censo de 6 duros anua¬
les por plazo indefinido; y los de la mis¬ ma manzana, cuyas fachadas estén en la ancha vía que quedó abierta yá, podrán ser adquiridos mediante la de un censo
de 10 duros anuales.
Lo censos de 6 y 10 duros indicados son redimibles al 3 por 100 sin plazo fijo, pudiendo los que los adquieran, lle¬ gar al tipo de redención entregando, cuando les parezca, cantidades que no deben ser interiores al censo que satis¬ fagan.
Las condiciones de detalles y formali¬ zado!! del compromiso se tratarán por
los interesados directamente con el pro¬
pietario, calle de Moragues n.° 1.

1/ U0ÍIOM

FRANCESA BE SEGUROS CONTRA
iEPUaSTDA-OA H33ST 1828
"
Pesetas.

Capital
Reseñas
Primas á cobrar.

,,,

*. .

.

,

7.050.000^00.

69.244.81^00

..... 86.894,813^0 14.444.791^0
Siniestros, pagados el ano 1892. . . 7.846.023^5 Siniestros pagados desde su tiindacióiL 176,000.000^0
SUB-DI RECTOR EN MALLORCA:
1-11DE Lfifí 7-PALMA.
AGENTE EN SÓLLER:

^

“Mutual Reserve Fund Life Associattón„
SOCIEDAD COOPERATIVA DE SEGUROS MÚTÜOS SOBRELA VIDA
LA MAS PODEROSA DEL MUNDO

Cada 1000 pesetas de Seguros pueden obtenerse en menos de 5 céntimos de peseta diarios, según la edad del asociado.
Participación del “Fondo de Reserva„ á los diez años de obtener la póliza vigente.
Fondo de reserva según el último balance ptas. 18,254,130,65
EFTcLstns© Prospectos y de-ta-lles a.1 Agente en 'F’jíLXjM.A.
mASTlll MAMÓSE
FONOLLAR, 8-2.o-Ó BROSSA 37 Y 39.

U SmrOIMDAD

llllálll
Calle de los Olmos n.° 148—Palma.
SUCURSAL. EEHST SÓLLER
EN CASA 8E MIGUEL ESTADES, CEMENTERIO 10

Establecimiento comercial é industrial
DE
J. MARQUÉS ARBOLA
CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17

Hay en existencia ménsulas, guarda polvos para fachadas, lozas para balcones (fiólas), panteones y demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬ cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos
que se encarguen.
Hay también existencia de piedras mármoles de
todas clases.
CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLE11
LA SOLLERENSE
DE
mnm coi^íl CERBEPuV y PORT-BOU (Frontera franco-espalíola)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados ..
IVIAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
drincipales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

En la sección de librería, de dicho establecimiento, además de toda cla¬
se de libros do primera enseñanza,
de texto en las escuelas de esta loca¬
lidad, hay en venta:
HISTORIA DE SuLLEE en sus re¬
laciones con la general de Mallorca, por D. José Rullán Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y
FORNALUTX, capítulo adicional á la Historia de Sóller, por D. José
Rullán Pbro.
DOS Y DOS FAN GUATEE, ó sin
primera tanda de veritats ditas á rúes vesins de sa populosa ciutat de $’ lllol, per un tal T amo ’n Tòfol de sa Llana (molt conegut á ca-seua.)
LA ESCUELA POPULAR, méto¬
do razonado para la ampliación de la primera enseñanza y preparación
para el ingreso á la segunda, por don
Francisco Saitor y Montagut. CONCHA Y CATALINA, novela
de costumbres sollerenses, por don
Juan B. Enseñad.
AYGrÓ-FORTS, colección do artí¬
culos en mallorquín, por I). Gabriel
Maura.
POESIAS, por D. Juan Alcover y Maspons.
POESIAS CATALANAS, por don
José L. Pons v Gallarza.
S 0LLE3J.—Imp. de «La Sinceridad!