|Hf|o X-2.» EPOCA-NUM 434
|Hf|o X-2.» EPOCA-NUM 434
i

SABADO Í7 DE JULIO DE i 895

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

SóLLER: Administración.

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) !

Antillas: ñres. Pizd y C.ft—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.)

1

Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDIDOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: *

REDACCION Y ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbona.

* Calle de Sau Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
Estaña: O'S0 pesetas al mes. \\ Francia 0’7ó francos id. id. (PAGO ADELANTAIS0 América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—OTO pesotas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria do los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS pezaba entonces el viaje. ¡Había tanto progresos de la obra, concluyendo por —Indudablemente—la dije con cierto siblemente contrariado. ¿No vamos á lá

tiempo!

entrar con infinita perfección el dedo orgullo,—pensaba Ud. en mí. EsUd. una misma estación?.

LA MR ti MR COPENLA

Mi compañera de viaje ensayó abro¬ grueso en su correspondiente dedil, y mujer perfecta.

—Mucho lo siento, pero me quedo en

char el botón. El guante no le estaba vino enseguida el recorrido final para —¿De verás? ¿Me conoce Ud. lo bas¬ la inmediata.

muy holgado, y por más que se esforza¬ entrar con los botones.

tante para juzgarme?

—Reflexioné. No era asi el programa

Llegué á la estación minutos antes de ba, la joven no conseguía su objeto.

No hubo dificultad para el primero. —Si, señora—le dije;—me basta con que me había formado; pero todo podía

salir el tren.

Aquella linda frente sufría grandes y Después fué necesario reflexionar.

verla.

arreglarse. Los que me esperaban en San

Apenas tuve tiempo de sacar billete, repentinas transformaciones. Ya apare¬ Curiosísima expresión se dibujó en su —¿Cuánto tiempo va Ud á emplear en Sebastián no perdían mucho por aguar¬

entregarlo al mozo y dejarme embutir cía una leve arruguilla entre las artísti¬ semblante. Un ligero movimiento de abrocharme Un guante?

dar día tnás ó menos. Dejé mi asiento y

por éste en el primer coche que vino á cas cejas, ya se mostraba lisa y despeja¬ cabeza indicó que algún obstáculo se —Lo conseguiría muy pronto—le con¬ cogí mi maleta.

mano.

da cual si su dueño hubiera resuelto la presentaba.

testó—deshaciendo lo hecho, si yo tuvie¬ Todo lo arreglará un telegrama, dijé

Enseguida los empleados cierran las dificultad del problema.

De la mano derecha iba la inquieta ra una horquilla. Si Ud. rae la diera se¬ con un movimiento de alegría. Ñopucdb

portezuelas, el jefe de estación manda Me encanta una mujer cuidadosa, pul¬ mirada hacia la izquierda...

ría el hombre más feliz, digo, termina¬ yo consentir que se quede Ud. sola en

tocar la campana y el maquinista da cra y esmerada hasta en los menores

Nuevo movimiento de cabeza.

ría mi obra en un periquete.

una estación tan retirada del pueblo

i vapor. Silba la locomotora y el tren em¬ detalles. Y una mujer que se desespera

¿Iría á soltar otra vez los botones del

—¿Y si se me descompone el peinado? como esta.

prende su majestuosa marcha entre nu¬ ante un obstinado botón de un guante, guante abrochado?

—Merece la pena hacer la prueba, se¬ ¡Pero si yo viro aquí! exclamaba con

bes de blanquísima humarada; cambio de saludos entre los que se marchan y los que despiden, el estrépito de las pla¬ taformas y el ronco sonido do las cóme¬ las que anuncian á los guarda agujas el momento do franquear el paso.
Fuera ya de agujas el tren, los viaje¬ ros se tranquilizan, cada cual ocupa su asiento y se recurre al libro, al periódico ó á la escrupulosa inspección de los
compañeros de viaje.
En el departamento que me cupo en suerte, sólo había una linda señora, jo¬
ven y simpática. —Agradable compañera, me dije, de
seguro que viene hasta San Sebastian. No puede ser de otro modo. Tengo yo
muy buena sombra.
-^Varaos hasta San Sebastián, repetí
en voz alta, más bien como resultado de
mis interiores reflexiones, que como
frase á ella dirigida, pero que podía ser también un medio plausible de entablar
conversación.
Pero desgraciadamente, ella no pare¬

era precisamente mi ideal, la mujer que
me convenia.
De un momento á otro tendría que
recurrir á mi pidiéndome auxilio...
Pero no recurría.
Una sonrisa repentina, m» sonrisa alegre iluminó aquel bello rostro.
¡Tenía esperanzas! Por supuesto, que con la otra mano enguantada no habla medio de triunfar. ¿Qué habría ideado?
Con otra sonrisa nacida indudable¬
mente de su toquilla distracción, desa¬ brochó tranquilamente todos los botones del guante derecho; y acto seguido se lo quitó.
Entonces con toda calma y como
quién se goza en su triunfo, emprendió
la tarea de abrochar el otro.
Si el temor á lo extravagante y extra¬ ño del procedimiento no me hubiera de¬ tenido, la beso y abrazo en aquel ins¬ tante como si se tratara de una chiquilla.
Apesar del interés del artículo quedestaba leyendo, dejé el periódico y fijé
mis ansiosas miradas en ella.

En efecto. Llegó hasta desabrochar uno de ellos; pero en aquel instante, sin poderse contqper, soltó la carcajada. Yo tampoco pude resistir más y á su risa
uní la mía.
Alzó la vista, mostrándose por el pron¬ to indignada; luego pareció tomarlo á broma, y concluyó por dar á su rostro el aspecto más agradable y encantador. Entonces continuó riendo con ondulado,
larga y bulliciosa risa.
—Debí habérselo advertido á Vd.—me
atreví á decir;—tenía la seguridad de que acabaría la operación por deshacer
todo lo hecho.
—¿Pero qué iba á hacer? preguntó. —¿Y para qué estoy yo aquí?—con¬
testé.
—Sí; ¡pero Ud. no entiende de esto! Abandoné mi sitio y me coloqué á su
lado.
—No existe—le dije—empezando por la causa del mal, que era el botón del guan¬ te izquierdo, no existe hombre tan bue¬ no que deje de encontrar una mujer de¬ masiado buena para él...

ñora.
Aunque la proposición no era muy de su agrado, se quitó y me dió la hor¬ quilla.
Enseguida abroché los guantes y me guardé en el bolsillo aquel diminuto pedazo de acero*.
—Devuélvame Ud. mi horquilla, dijo
extendiendo la mano.
—¿Pues cuál va á ser, entonces, mi re¬ compensa?
—La satisfacción de haber hecho una
buena obra, contestó vivamente. —No basta.
—Pues aunque no baste. La horquilla tiene Ud. que devolvérmela.
—Bueno. Se la devolveré, cuando lle¬
guemos.
—¿Cuando lleguemos dónde? —A sa.n Sebastián. La horquilla será la prenda de nuestra futura amistad. —¡Pero si yo no voy hasta allí?
Debió conocerme la contrariedad aun¬
que procuré disimular. —Bien, la dije. Si no va Ud. á San
Sebastián, irá á cualquier pueblecito de

miradas algo extrañas, y sobre todo burlonas, de aquellos lindos y picarescos ojos azules.
—Lo supongo, señora, la dije con cierto desdén, pués no puede ser otra la causa que la obligue á quedarse.
—Tampoco estaré sola, continuó di¬
ciendo... si lo estuviera...
—¡Ah si lo estuviera usted!...
—Pero no estaré. Habrán venido á es¬
perarme...
—¿Quién?-interrumpí con vehemencia. —¡Mi marido! —No pudo contestar. El tren entraba en la estación. La señora se alomaba á
la ventanilla.
—¡Qué mal irte ha tratado ueted’-le dijó. —Ahí esta Joaquín, me contestó, y... ahora que recuerdo, no me ha devuelto usted mi horquilla. —Ni la devolveré jamás, dije con ade¬
mán resuelto,
—¡Oh! es usted muy... Pero ya Joaquín estaba en la venta¬
nilla...
No quiero ni presentarlo á k>s lecto¬

cía dispuesta A la charla. Acomodada

La mano era dé lo más precioso que yo

Una mirada de extrañeza de mi com- los que están próximos y tendremos que res, porque tendría qne tratarle con ver¬

cerca de la ventanilla, aunque sin pres¬ había visto: pequeñita, regordeta, dis¬ pnñcrajnterrumpió mi discurso.

encontrarnos con frecuencia. Yo estaré' dadera saña.

tar atención á los desolados campos que
atravesábamos, procuraba distraerse y ocultarse á Ja vez de mis miradas, con el

minuyendo hasta acabar en punta, blanquísima y con sonrosadas uñas.
Consiguió mi vecina abrochar el

—Ni existe—dije continuando—mano alguna tan pequeña que no encuentre un guante demasiado chico para ella.

auxilio de un interminable periódico.

guante gozándose en su pronto y com¬

—No es cierto—exclamó;—vea Ud. co¬

No era esto muy de mi agrado. Pero pleto éxito; sonriendo satisfecha, como mo muevo los dedos con holgura.

no por ello perdía la esperanza de que el héroe que gana importante y decisiva —Me pardee que está Ud. engañada.

algún suceso vendría á cambiar el as¬ batalla, cuando contemplaba su gentil —¡Pues mire usted!...

pecto do las cosas.

manceba, correctamente enguantada y —Ya miro, y no los veo moverse. Qui¬

Y como lo esperaba ocurrió.

con los botones perfectamente abro¬ zás pudiera apreciarlo por el tacto; si

La señora soltó el periódico y púsose á chados.

Ud. me lo permite...

contemplar con infantil sorpresa el

Yo también sonreía de placer, porque

—¿Va Ud. á tomarse la molestia de

guante de su mano izquierda.

esperaba lo que en breve iba á ocurrir. . abrocharme los guantes? preguntó la

Yo, que también me había encastilla¬ Los blanquísimos dientes de mi sim¬ jóven.

do tras mi periódico, procuraba expiar pática viajera, sé déjáÉ&n ver radiantes —Sin molestia alguna—le dije—y em¬

sus movimientos por cima del papel.

entre sus entreábiertbijabios. mientras pecé mi tarea.

Los ojos de mi vecinitu expresaban la con toda complacencia; §c colocaba otra —Es particular que no se me ocurriera

duda y la dificultad. Pronto pude averi¬ . voz el guante derecho. ¡Con cuánto es¬ cosa tan sencilla, pues mientras me qui¬

guar lo que sucedía: un botón del guan¬ mero se verificaba la operación!

taba un guante para abrochar el otro,

te se había soltado.

Un pequeño esfuerzo para entrar las resultaría siempre...

Nunca he querido pasar por intruso dedos; síguele un estironcito; después ni pecar de precipitado. Quise ofrecer¬ viene el socorrido repaso de suavización;

—Lo que era de esperar—le interrumpí. —De seguro estaba yo pensando en

me, pero lo juzgué prematuro. Casi em- luego se detenía para recrearse en los otra cosa...

un mes y si me va bien, quizá me esté
dos.
—Pues celebraré, contestó ella, que le vaya bien y disfrute lo más posible de la temporada, y sobre todo que encuentre muchas ocasiones de abrochar guantes... pero ¡el tren se detiene!
—Déjelo Ud. que se detenga, señora;
todavía tenemos centenares de kilóme¬
tros que recorrer y que á raí me parece¬ rán muy cortos. ¡Gracias á Dios que no vamos en exprés!
—No comprendo lo que quiere usted
decir.
—Digo, que por mi parte no tengo gran prisa en llegar...
—Pues yo sí, contestó mi linda veci¬ na. riendo y ruborizándose, y sentiría mucho pasarme de estación.
Dicho esto, dobló su periódico y tomó
la sombrilla.
—¿Pero va Ud. á dejarme? exclamé vi-

La señora me hizo una reverencia
muy política. Joaquín desde fuera sólo pudo obser¬
var un ligero movimiento de cabeza*,
Yo vi más. Mucho más.
Yo vi unos ojos que lanzaban rayos unos dientes blanquísimos y remenu-dos, y cuantas perfecciones pudo colo¬
car Dios cu el rostro de sus más bellos
serafines. También oí una voz que era casi un murmullo acariciador, que me decía:
¡Deseo le vaya bien en San Sebastián!
En este murunillo había sentimiento,
deseo, pesar...
Pero Joaquín esperaba.
Ya no contesté.
No hice más que sacar mi horquilla y
enseñársela con aire ronfántico.. . . > .
¡Y mi soñada conquista desapareció...! ¡Para que se fíe usted de las aparien¬
cias...! Ü. IÍ.

(2i) FOliUQTÍHT
SIMÓN VERDE
vaha en los brazos con una soltura, co¬
mo sí jamás hubiese hecho otra cosa, una criatura recién nacida, que lucía
tina envoltura de tul de ilusión, con sus
encajes de algodón y su viso de seda, aunque de una rosa pariente demasiado cercano del encarnado, su capillito con encaje para dos. y su brevetíu de raso blanco y plata. Seguíala un joven airoso y bien parecido, con su rica capa do pa¬ ño azul y vueltas de terciopelo carmesí.
—¡Agueda, hija, ya has salido á la
calle! exclamó Simón Verde cuando la vió.
—Esta mañana fui á misa de parida, padre. Y no había de salir sin traerle á
mi madre Ana á mi niña. Madre abuela
—prosiguió poniendo á la criatura en brazos de la anciana;—aquí tiene V. á mi hija. Es un lucero, un sol, un serafín.
Brillaba en sus bellos ojos la santa alegría de madre, y en sus mejillas se dibujaban más encantadores que nunca, los dos hoyuelos que habían vuelto á su
rostro con su lozanía.
-•-¡Lo que pesa! se diría que tiene tres

meses, dijo la pobre ciega, que hacía el solo elogio que podía hacer de su biz¬ nieta. ¡Dios la bendiga! añadió. ¿Y có¬
mo se llama?

— Ana.

—Hija, ese es nombre de abuela. —¡Pues por lo mismo! para que llegue á serlo, y tenga nietos que la quieran tanto como la quieren á V. los suyos. —Julián, dijo Simón, ¿por qué has consentido que salga esa niña á la callé á los ocho días de parida? eso es un gi-
Uüierio.

~Pae Simón, porque mientras viva yo, no ha de hacer Agueda más que su

gusto.

— ¿Esas tenemos? Pero mira, hombre,

dices bien, al fin y á la por partida ha¬

cen las que se visten por la cabeza lo

que en ellas se les meto. Conqiffe así. en

dejándolas, se quita uno do predicaren

desierto. Oye, ¿y tu. Miniño, por qué no

entras?—prosiguió Simón dirigiéndose

á éste, que había venido con Julián, y

se había quedado afuera del emparrado.

—No seas corto en tu vida, sino para

dar.

"

—Es que viene á pedir, dijo Julián, y me trae á mí de padrino.

—¿Pedir? no será ni carne ni peso... que le sobran, dijo Simón.

—Pues ambas cosas son, repuso JuMán soltando la risa, pues viene á pedir á Maricota, que como no tiene padre, toca pedírsela á V.
—Mi niñoy dijo Simón, si otra hija tu¬ viera te la diera porque te estimo. Pero como con una-hija no se pueden tener dos yernos, no hay que hablar de eso.
En cuanto á Maricota, aunque parece in el liza de la Torre d'el Oro. en lo forni¬
da, está naciendo ahora, y tú, Mi niño. eres talludito. ¿Cuántos años tienes?
Mi niño se rascó la oreja y no cdn-
testó.
—¡Capaz eres de no saberlo! Porque
tú, Mi niño, eres de lo más cerrado de
sentido que se vé, perdona la franqueza, que no lo digo por ofenderte,
—Voy á preguntárselo á mi madre, dijo el pretendiente dando algunas zan¬ cajadas en retirada.
—Aguarda, aguarda, que yo lo sabré, le gritó Simón Verde; Cuando el percan¬ ce primero que me puso en manos de la justicia, tenías tú viente y cuatro años, porque en aquel sorteo ya no en¬ traste en quinta. Manguilla Albóndiga tenía entonces siete, y mi Agnedilia tre¬ ce. De esto hay nueve años; por manera que tienes ahora la edad de Cristo, y Maricota tiene diez y seis; esto está es

proporcionaó. Para trabajar estás en la flor, pero para novio de Maricota eres viejo. Mi niño.
Mi niño, que nunca había pensado en su edad, se quedó tan asombrado de ba¬ ilarse viejo, y tan hecho estatua, que en su abierta boca se coló una avispa.
—Anda. Mi niño, prosiguió Simón Verde, cásate con una viuda, que es lo que te pega, qne quien adama á la viu¬ da, la vida tiene segura. A mí no me entras por el ojo.
—¿Y quién es quien se va á casar. V. ó la novia que él pide? sonó desde lo inte¬
rior de la casa una voz reda y clara. —¡Vaya cotí la niña! que estaba escon¬
dida. pero con más oidos que una lie¬
bre, exclamó Simón Verde. ¿Con que es¬ tán Vds. en un sentir? ¿Lo que quiere
decir que la pechecilla estaba enamora¬
da? ¡Habráse visto! ¡y yo que nada sa¬ bía! Dice el refrán, «que por más que te
afanes, no has de saber de tu casa los
desmanes.»
—Padre, dijo Agueda riéndose, de¬ biera V, haber caído, porque Mi niño, desde que la quiere, está más en babia que nunca, y ella está tan en Belén, que
se le va á olvidar hasta el modo de
andar.
—Verdad es que debería haber caído,

dijo Simón Verde riéndose. Pero es por aquello de que en el barrio de Santa Justa, Dios los cria y ellos se juntan. También recuerdo que oía de noche, co¬
mo entre sueños, una voz como del ca¬
ñón gordo del órgano de la iglesia, que cantaba siempre la misma copla:
¿La mujer chiquitita para que es buen a?
Para echarla en la olla
por berengena,
Quién se había de figurar que venía eso dirigió á la zarangullona de Mari¬ cota. que se corno las naranjas verdós? Pero para que lo sepas, te advierto* Mi niño, que Maricota no tiene más que lo encapillado, y para eso las naguas le están cortas, y el monillo ajustado.
—De eso no se cuide V., Pue Simón,
dijo Julián, que es cuenta de Agueda, que será la madrina de la novia, puesto que yo soy el padrino del novio.
—¡Pues á ello, y sin tomar resuello!
Mi niño, cásate.
¡Oásate!... y tendrás mujer; si bonita, que guardar; si fea, que aborrecer; si rica, que contemplar; si pobre, qne mantener. ¡Cásate!... y tendíais mujer,

SOL LER

Sección Científica

las cuales sólo pueden apreciarse como incondicionales de aquel país, inspirado tigio, paisano ó militar, que entendiera podría darse á mis informes interpreta realidades por el que desconoce las leyes siempre por la sana y conciliadora polí¬ en la política, fomento y administración ciones opuestas a mi modo de ser.»

de la óptica. Por si esto resulta algo abetruso para
I FR08LEIAIEL MOLIMIENTO CCM!NliO, alguno, vamos á concretar y sensibi¬
lizar más el razonamiento. Oon un tor¬

tica que el conde de Galarza predicara
en su célebre manifiesto como presiden¬ te del Casino Español de la Habana, hasta la fecha, no puede señalarse en

de la isla, podría prestar señaladísimos servicios en las actuales circunstancias.
Con lo que cuentan

Operación contradictoria. —¿Era usted opuesto á la recogida de.
billetes?

(ConUrivaclán.)
Esta sola razón, bien comprendida, debiera ser suficiente para que nadie in¬
tentase el absurdo de buscar efecto -sin
eaiísa; más corno el que se halla obceca¬ do por -mía-idea halagadora ai o suele coi¬

mo cuyo cilindro tenga tres centímetros de"radio, y sesenta centímetros el ma¬ nubrio. es decir, en que sea veinte veces
mayor éste que aquél, puede subir un hombre un bloque de dos mil kilos, en el supuesto de que sin él pudiese elevar ciento; ó, en otros términos, sube veinte

ese lapso -de tiempo un solo acto de la vida pública del Sr. Guardiola que deje de inspirarse en el patriotismo más acen¬ drado, siempre al servicio de la Capsa nacional en Cuba; en la brecha siempre.
Candidato para el gobierno del Banco

»E1 tiempo es un factor importantísi¬ mo con que cuenta la insurrección, y para España debo serlo también, reali¬ zando en seis meses lo que con calma se efectuaría en seis años; y ya que el sa¬ crificio y el esfuerzo se imponen, efec¬

—«Claro está que sí; pues á nin*ón
hombre familiarizado con los negocios
\\\\l se le puede ocurrir semejante acto en
aqu^ país en miseria, depauperado como
Tener una deuda de 36.000.000 sin iüte”
Se' reses é insiguiéndose por sí sola, no

las razones opuestas á ella, debido á que ■ no las piensa y medita con serenidad y
-¿detenimiento, vamos á-combatir esa idea
en su misma bese. Si en una palanca
•<qne telina por 'brazo de potencia diez metros y per;brazo de resistencia uno, se aplica sobre el extremo do aquél la ■presión de una tonelada, se pueden le¬
vantar diez colocadas.eii el extremo de
de éste: es decir, con la presión de una tonelada y una palanca de "brazos desi¬ guales se consigue levantar diez. Colo¬ qúese ahora otra palanca idéntica á la untorior. y formando ángulo con ella, de manera que las diez toneladas levan¬ tadas caigan sobre el extremo del brazo de la potencia de la nueva palanca, con lo cual se conseguirá que en el otro ex¬ tremo se eleven cien toneladas, puesto

veces más peso con el torno que sin él, lo cual parece demostrar que efectiva¬ mente las máquinas multiplican la fuer¬ za. Digo que lo parece y no lo es; por¬ que, si bietv.es cierto que se levanta veinte veces más peso, en cambio anda veinte veces más camino la potencia y tarda veinte veces más tiempo; por ma¬ nera que. si el bloque que queremos su¬ bir lo partimos en veinte fragmentos iguales y se sube uno por uno con una polea fija, cu el tiempo empleado en su¬ bir el bloque con el torno, y con el mis¬ mo gasto de fuerza, habremos consegui¬ do subir los veinte fragmentos. ¿Qué *;s.
pues, lo que se gana con el torno? ¿Es, por ventura, un aparato inútil? No es pequeña ganancia y utilidad el poder subir de una sola vez y sin necesidad de

Español en circunstancias muy críticas, la intriga del cacique logró una vez más abrir las puertas del favor con la ganzúa
de la influencia.
D. Jaime Guardiola representa hoy la casa naviera de Yea Murguía, Is oriega y Compañía, con idéntico prestigio y provecho honroso con que representó en
Europa, on fecha no lejana, al primée es¬
tablecimiento báncario de la isla de Cuba.
Al menos hoy encontrará quien haga justicia á sus excepcionales dotes de hacendista; recompensa merecida á su actividad provechosa y premio digno á
sus sacrificios.
Su voto en las cuestiones de actuali¬
dad que venimos estudiando, es de pri¬

túense pronto y de una vez. »Factor muy importante lo es también
la administración; y del inmejorable efecto con que allí son acogidas tan difí¬ ciles campañas, puede acreditarlo la del Sr. Beránger, quien dejó allí, durante su mando como general de aquel apostade¬ ro, imperecedera memoria, enviando á presidio conspicuos personajes.
»Si el general Beránger hubiera teni¬ do imitadores, ciertamente la administra¬ ción cubana se hubiera regenerado, aun cuando no aplaudiesen tan sana gestión ciertos figurones de la alta política, am¬ paradores de toda legalidad, con su ra¬
zón y cuenta.
LA GUERRA ECONÓMICA

le puede ocurrir á ningún deudor roe,"
gerla con oro, y pagar por este oro abru
madores intereses.
«Aumentar la emisión á 100 millones para con ellos dar facilidades al comer ció y á la agricultura, y por su parteel Gobierno darles aplicación, esto era ]0 que aconsejaba el buen sentido en aque¬
lla ocasión.
Política «yankee.»
»L1 tratado con los Estados Unidos efectuóse con grandes ventajas sobre España. Mr. Foster conocía mejor las ne¬
cesidades de Cuba que los mismos cubanos, no soló por haber tratado en otra ocasión, sino porque envió, antes de ve¬
nir á España, á tratar con el Gobierno

que. si una sube diez, diez subirán cien¬ to. Un poco más de paciencia y algo su¬ perior el esfuerzo de la imaginación, y tendremos terminada, por lo menos en su idea madre y fundamental la i¡iteretanllsïirià máquina del movimiento con¬ tinuo. Añádasébsólo otra palanca igual á Tas anteriores, formando ángulo con tillas, de tal suerte que entre las tres re¬ sulte un triángulo, y que las cien tone¬ ladas subidas por la segunda palanca graviten sobre el extremo del brazo de potencia de la tercera; por razones idén¬ ticas ya sabidas, la resistencia vencida
con ésta sería de mil toneladas. Como
■se ve. aquí va multiplicándose par diez
el numeró de toneladas elevadas, á me¬
dida (pie se añaden y combinan palan¬ cas. Ahora sólo resta hacer que las mil toneladas subidas por la tercera palanca actúen sobre el brazo de potencia de la primera, con !o erial se conseguirá le¬ vantar un millón de toneladas; porque

dividir en partes objetos muy pesados, que á veces el fraccionarlos equivale á destruirlos. Por manera que las máqui¬
nas no vienen á ser otra cosa que me¬
dio* aptos para la conveniente aplica¬ ción de las fuerzas y la transmisión y
modificación de sus efectos.
Esto so ve claramente en las máquinas más complicadas, como las de vapor, por ejemplo. Quiérese utilizar la energía
almacenada en los restos fósiles de vege¬
taciones pasadas, y antes de conseguirlo
do la, manera conveniente lian trans¬
currido siglos y siglos; luego, un hom¬ bre extraordinario apunta la idea, y
otros muchos la, van desenvolviendo
progresivamente, hasta llegar á darle forma adecuada al fin que se pretende, que es el de transformar en su mayor parte el movimiento latente cu el carbón
en movimiento visible cu la rotación de
los volantes de las máquinas, rífe una lá-
brica ó dé las ruedas de un tren. Para

mer orden, y el lector podrá convencerse
de nuestra aseveración á poco que se
fijo en los interesantes pormenores que con benevolencia exquisita hubo de su¬ ministramos en la interview que con él
acabamos de -celebrar. Habla el señor Guardiola:
LA INSURRECCIÓN EN CUBA
Antecedentes
«Viene preparándose desde hace más de cuatro años, en cuyo tiempo no luí, ce¬ sado la activa y cautelosa propaganda en Cuba, pública y á la faz del día en Cayo Hueso, Tampa, Jacksonville y
Nueva York. Las manifestaciones de
Holguín; el desembarco de armas en Puerto Príncipe; el grito en las Lajas
(Villas), eran abortos de lo que se inten¬ taba, y avisos previos que los Gobiernos
no debieron descuidar.

Su .trascendencia
»Tan intensa como la que en Oriente se libra, aun cuando más profunda y más trascendental, es la guerra económica.
»La de las armas se terminará con
mayores ó menores sacrificios; no yco horizontes para que se atenúe aquella
violenta situación.
»Desde 1879 á 1880 lia venido acen¬
tuándose de una manera agravante la de aquel privilegiado país. Múltiples son las cansas, que sería interminable apun¬
tar. La falta de mercados con la excesiva
producción azucarera, contribuyen pode¬ rosamente á su malestar; la prohibición
absoluta de nuestros aranceles en la
madre patria, contribuyen de igual modo á la falta de establecimientos de crédito, donde tanto se usa y tan necesario es.
«Debacle» bancaria

personas muy competentes que sobre el terreno estudiaron aquellos, para des¬
¿ pués ultimar con el Sr. Fabié, que
desconocía en absoluto. El trust por xn
parte monopolizó el producto en tales términos, que al firmarse el tratado rospondió el mercado con una tuerte baja
en sus precios. Verdad es que á ello con¬ tribuyó poderosamente el exceso do pro¬ ducción en el mundo productor azucare¬
ro; pero no es menos verdad que sólo
tiene un mercado Cuba, y al que forzosa¬ mente hay que sucumbir, porqué el Esta¬ do contribuye por su parte á mantener¬
le cerrados los pequeños, olvidando «|
refrán francés que dice: petit el petit f,át
V oiseau son nid.
Injusticia notoria
¿Cree usted que España puede con
sumir mucho?

si por la acción de una se han elevado

mil, por la de mil se levantará un millón;

y como este millón de toneladas puede

actuar sobre el origen, con ellas se po¬

dría elevar mil millones, y asi sucesiva¬

mente

Eu resumen: la fuerza inicial

sale multiplicada por diez de la primera

palanca; actuando ésta sobre la segun¬

da. resulta multiplicada por ciento, y de

una manera análoga sale multiplicada

de las palancas restantes; de suerte que,

con hacer (lo cual es sencillo) que el efecto

de la ultima sirva de causa en la prime¬

ra, habremos obtenido una máquina en

rayos órganos so multiplica por manera
prodigiosa la fl^rzn. Y no hay para qu4
decir que una máquina donde se multi¬

plique la energía á ella aplicada, resuel¬

ve de plano el problema del movimiento

llegar á ver la emergí i solar petrificada joCuaudo la intentona de Holguín me mi los antros de la tierra, arrastrando encontraba en la Habana, y por la ínti¬

con asombrosa velocidad larga cadena ma amistad que me dispensaba el malo¬

de pesados carruajes á través de valles y grado general Arias, pude informarme

montañas, es preciso disponer de com¬ de cuanto ocurrió en aquellos tristes días:

plicado mecanismo, capaz de tnúisfor-j Holguín, desprovisto de tropas; el Teso¬

mar Cou venien teniente la fuerza con-' ro exhausto, y el general, careciendo de

dcrisáda en la hulla; á este mecanismo so le llama locomotora, y su único fin es transformar los.efectos déla fuerza, no

todo recurso, reunió en la Habana un pe¬ queño cuerpo de ejército (unos 1.500

producirla ni multiplicarla.' El calor del hombres.)

hogar pasa á la caldera, donde se trans¬

Patrióticos ofrecimientos

forma en tensión dtqvajtor; éste, después)
de pasar por la caja distribuidora, llega
al cuerpo de bomba, donde su tensión se
transforma en movimiento de vaivén

»Dos personajes merecieron en aquel
momento el bien de la Patria. L1 señor
D. Cosme Herrera, que ofreció su es¬

del embolo, el cual, mediante bielas y. cuadra generosa y gratuitamente al ge-:

manivelas aplicadas á los ejes de las ñera!, y el señor Puga, que le ofreció su

ruedas, queda transformado en movi¬ incondicional concurso, como Goberna¬

»Desde la citada fecha Iremos visto
desaparecer de la Habana un sinnúmero de Bancos y Sociedades de crédito, entre ellos la Caja de Ahorros, Banco Barbón Banco industrial, Banco de San José, j Banco de Santa Catalina, sin enumerar gran número de casas extranjeras y na¬ cionales que corrieron la misma suerte, cuyo movimiento de fondos era realmente
sorprendente; de igual manera ha ocur¬ rido en todas las plazas comerciales de la isla, Matanzas, Cárdenas, Cuba, Cignfliegos, Sagua y Caibaríén, donde cada una de ellas facilitaba al productor cu¬ bano millones de duros. Hoy todo ha desaparecido, y sólo encuentra aquel he¬

—«Si hoy se consume poco, es porque
el azúcar está considerado como artículo
de lujo por los excesivos recargos; pero si estuviera al alcance del proletario, claro está que en breve tiempo sería un factor importante. Déle usted un quintal de azúcar número 14, granulado, casi blan-
co, á un pobre por tres pesos, y verá us¬
ted cómo lo compra.
»Creo que es una injusticia notoria y sangrienta que en España se consideren como artículos de lujo los productos de nuestras colonias, siendo, como son, pro¬
vincias españolas, y que contribuya en
poco ó en mucho á agravar la .situación
de los que son sangre de nuestra sangre.

roico productor migajas que la usura le

¿Quién pagará el pato?

contin uo.
He aquí expuesto en líneas generales, y con la mayor sencillez posible, el fun¬ damento de las máquinas de movimien¬ to continuo, que con tan diversas formas y tan raros detalles presentan los ilusos inventores de aquel imposible científico, ó sea los nuevos creadores de energia.
Un soplo ligero basta para echar por tierra tan ridículo castillo de naipes, le¬ vantado con candidez sin igual. Cierto que con la primera -palanea se podían
elevar diez toneladas colocando una sola
en el brazo de la poteneja; pero, bn cam¬ bio, esta tonelada tenía que recorrer diez veces m-ás espacio que las otras

miento rotatorio de las últimas, y este
se transforma en movimiento de trasla¬
ción de los carruajes. ¿A qué queda en¬
tonces reducido el fin de los diversos ór¬
ganos de una locomotora? Ni más ni
menos que á transformar conveniente¬
mente el efecto de la fuerza existente en
el carbón; ni uno solo se destina á pro¬ ducir fuerza ó multiplicarla.
Idéntico razonamiento pudiera hacer¬ se acerca do cualquiera o’ra máquina. Resulta, pues, claro como luz meridia¬ na. a priori y o posteriori, que las ma¬ quinas no dan fuerza ni la multiplican, y por consiguiente que el movimiento continuo, tal y como lo pretenden obte¬

dor del Banco Español de la isla, de Cuba.
Desarrollo alarmants
^Estando en Cayo Hueso, de paso para;
Europa, me encontré con Martí, quien en aquellos dias había hecho una colecta de diez mil duros, y desde Tampa comuni¬ qué al general mis impresiones, en vista
de lo que allí ocurría.
»E1 Gobierno no ignoraba ni podía ignorar el alarmante desarrollo de la conspiración insurgente para reprimirla; como debió reprimirse en sus comienzos.
A lo que tiran

facilita.
Los bancos actuales.
»E1 Banco de Comercio, digno del mayér encomio, ha hecho cuanto ha podido, y quizá más de lo que ha podido para auxiliar ¡i la agricultura, y ciertamente merece el bien de lo patria.
»E1 Banco Español podría y debiera, porque elementos poderosos - tiene en su seno, cooperar con su poderosa ayuda; pero por cansas que no debo exponer, no responde ai fin para que fué croado.
Constituido en mandatario del Gobierno
para sus cobranzas, vive penosa vida,

»No preocupa gran cosa á aquellos ha¬
bitantes la cuestión de la Deuda. Hale,
ya algunos años dijo mi amigo el conde Galarza en el Senado, que todos sabía¬ mos quién lo pagaría, y, claro es que España, en tiempo más ó menos remoíb, la convertirá, porqué Cuba ni puede ni po¬
drá .pagarla jam^, dado el «urso que si
giien los acontecimientos.
Sin esperanza.
»E1 presupuesto r eal de la Grán Auti¬ llo es de 20 millones, porque nada so adelante con que se consigne la cifra do 25 si no se cubre. De ésto, 12 ó más se-

diez; y como para medir el trabajo y la ner ciertos visionarios, es un absurdo.

»Ent.iendo que el ideal de los insurrec¬ marchando, aunque con pas» lento, á su destinan al pago de intereses: quedan

fuerza entran como factores indispensa¬

tos cubanos es vencer, no en combates liquidación.

ocho (mal contados) para todas las aten¬

bles la masa y el espacio, tendremos que con dicha palanca no se ha aumentado en nada ni el trabajo ni la fuerza; por¬ que suponiendo que se hubiesen elevado
las diez toneladas á un decímetro de al¬
tura. y por consiguiente que la tonelada que bacía de potencia hubiese recorrido diez decímetros, tendríamos la igualdad siguiente, cuyos miembros representan el trabajo y fuerza, puesto que es en un mismo tiempo, aplicados á la palanca y el trabajo y fuerza realizados con ella: 1 tonelada por 10 decímetros igual 10 to¬ neladas por 1 decímetro: esta igual¬ dad es evidente, y sólo se distingue el

(Se concluirá.)
—
Actualidades
Interview con el Excmo. señor
D. JAIME GUARDIOLA
(Del « Mea sajero An tillan orí) Conoce y domina como pocos las com¬ plejas cuestiones de la política antillana; y muy singularmente en las de índole económica, todos le reconocen severa

ni toma de ciudades, sino desangrando la Patria con los inmensos gastos de una guerra dificilísima.
»Creo que ésta será prolongada, te¬
niendo en cuenta que una pequeña par¬
tida es suficiente para traer en jaque un cuerpo de ejército.
División territorial militar
>>Opino, dado el conocimiento adquirido en la pasada insurrección, que dubiera dividirse el país en tres departamentos: Cuba, Puerto Príncipe y Villas; y desde Cárdenas á Pinar del Rio, el tercero.

Su gestión
—¿Podría regenerarse el Banco?
— «Tiene muchos medios á su alcance
siempre que el Gobierno coopere; pero para ello opino que debiera sufrir una radical organización.
»E1 Sr. Galbis es persona de vastos conocimientos y tiene gran iniciativa, y creo que si tuviese libertad de acción, él regeneraría el establecimiento con gran benefició para el país; pero tropezará con grandes dificultades de origen, don¬ de naufragarán sus iniciativas.»

ciones do la Isla, pero con los gastos de la actual guerra seguramente la cifrado
intereses asciende á una cantidad sor
préndente. Eu este caso, ¿cómo va á os¬ tar el país para un aumento de presu¬
puesto?
»Si en tiempo de paz, si con una peo- ] ducción monstruosa de 200 millones de
toneladas de azúcar dejaba un déficit crecido, ¿qué resultará en tiempo de guerra, cuando todo se paraliza y l(,s capitales (los pocos que hay) liuyen?
¿Que se puedo esperar.

primer miembro del segundo en que los autoridad é indiscutible competencia.

Tres cuerpos de ejército, y que cada uno —¿Cree usted que su gestión en los

Lo milagroso.

números que miden los factores, masa y espació se han invertido; pero sabido e3 que el orden de los factores no altera el producto.
Lo propio que con la primera palanca sucede con la segunda y tercera; de syierte que aquella fuerza que se iba multiplicando no era más que una ilu¬ sión, algo así como la multiplicación de las imágenes en los espejos próximos,

Ha luchado durante muchos años el
señor Guardiola con la perseverancia de de tul convencido y el entusiasmo de un verdadero patriota, por la regeneración de la isla de Cuba, sacrificando á ese ideal nobilísimo, su posición opulenta.
Desde que á raíz de la paz del Zanjón lo vemos presidiendo en el comité juris¬ diccional de las Villas á ¡os españoles

respondiera de sus actos y de su territo¬
rio al Gobierno de la nación.
«Creo que Polavieja realizaría buena campaña en Occidente, AVeyler en el Centro y cualquiera otro de los muchos que han hecho en Cuba sil carrera y co¬ nocen perfectamente el país, en el resto.
»Un Gobernador superior civil de re¬ conocida competencia y acrisolado pres¬

círculos financieros de Europa, así como
en la corte, es eficaz? —«Permítame usted que silencie estos
puntos, porque habiendo yo desempeña¬ do cierto puesto en representación de ese establecimiento en Europa, no me sea dalo contestar á sus preguntas; por¬ que al hacerlo, ciñéndome á la más es¬ tricta expresión de hechos históricos,

»E.s realmente milagroso que un pub
que se viene liquidando desde 1870, W1
continuo descenso, en cuyo período he¬
mos visto desaparecer tantas y
fortunas, lejos de aminorar su produc¬ ción, la veamos en pocos años casi du¬ plicada, á pesar del periodo agonice Dignos de admiración son aquellos ha¬
bitantes que no han desin ayudó Ai »l‘n

SOLLER

en los Momentos más nefastos por que atraviesa un país.»
POLÍTICA CUBANA

del mí mero prefino las que nos sea po¬ sible y cuya oportunidad no haya total¬ mente pasado.

minado el acto objeto de la convocato¬
ria, levantándose la sesión.
*

suspendido del cargo de concejales de este Ayuntamiento á D. Francisco Pas¬
tor y Morell y D. Jorge Frontera y Ma¬

Soluciones.
-—¿Qué opina usted de la política cu¬

Según verán nuestros lectores en el lugar correspondiente, en la sesión ex¬ traordinaria del martes fueron elegidos definitivamente Alcalde y Tenientes del

Sesión ordinaria del dia 25
Convocado en segunda convocatoria se reunió el Ayuntamiento en la )noche

bana?

Ayuntamiento de este pueblo nuestros» del expresado dia bajo la presidencia

— »Lo primero y antes que todo deb& ^distinguidos amigos I). Juan Joy. don

atender á la subsistencia y al bienestar

Martín Marqués, D. Lorenzo Mayol y D. Amador Castañer, respectivamente.

del Alcalde D. Juan Joy, y siendo asis¬ tentes los concejales Sres. D. Martín

material de un país, y después mejorar Les felicitamos.

Marqués, D, Lorenzo Mayol, J). Amador

yol, en el que cesarán inmediatamente. Igualmente se enteró de dos oficios de
la Administración de Hacienda do esta
provincia de 11 del actual, por los que indica haber aprobado los repartimientos
de la contribución territorial sobre las
riquezas rústica, colonia, pecuaria y ur¬

sus ideales políticos, y á ello hubiera prestado mi preferente atención.
»Dado el avance prodigioso de nues¬ tras vías de comunicación, creo que ha cesado el motivo de la colonia con las Antillas. Tanto ó menos se tarda hoy
para ir á Cuba como se tardaba para ir a Canarias, y siempre fueron aquéllas
provincias españolas. Si los españoles de las Antillas son nuestros hermanos, de¬ ben sei lo legítimos, sin distingos ni reser¬
vas. Disfrutar de todos nuestros dere¬ chos como de nuestros deberes con la
pátria; de nuestras glorias como de nuestras adversidades; así lo he procla¬ mado siempre, y seguiré, en mi muy mo¬ desta esfera, dando calor á este ideal que impone el deber de España y lo demanda la justicia, y seguro estoy que no hay una sola provincia española que se nie¬ gue á recibir en el seno de la familia na¬ cional á nuestros hermanos de aquellas islas, que con sus besos acaricia el mar Caribe, y que las olas del Cantábrico y
Mediterráneo deben acariciar también
cómo hijas.predilectas de la madre gene¬ rosa y magnánima que llevó á ellas la
civilización.
Crónica Local

En la víspera de San Jaime fueron obsequiados per medio de serenatas por una orquesta de aficionados varios veci¬
nos de dicho nombre.
Probablemente el dia l.° del próximo Agosto se inaugurará oficialmente la linea telefónica municipal que se está tendiendo entre esta población y el
Puerto,
Según nos manifiesta persona que
debe estar enterada, mañana es el últi¬
mo dia que tocará la Banda Soliéronse en la Plaza, y según nos manifiesta otra persona que también debe saberlo, el último dia fué el pasado domingo, ci¬ tando como prueba el que no tocó yá el
dia de San Jaime.
¿Cual dejos dos se equivocará? Lo di¬ remos el sábado próximo.
Ayer vimos á un hombre echando pestes contra el guardia municipal que, por no estar en ninguna parte nunca, decía, es causa de que infrinja quien quiera lo dispuesto en las Ordenanzas municipales vigentes. Al preguntarle el
motivo de su cólera'contestónos que desde la ventana de una casa de la calle
del Pastor le habían echado encima toda
el agua sucia que contenia un barreño, mojándole completamente, por lo que-se había visto obligado á mudarse toda la
ropa.
Nos suplicódiéramos traslado de esta noticia al Sr. Alcalde y así lo hacemos con la seguridad de que ha de tenerla en
cuenta.

UNA SÚPLICA

EN EL AYUNTAMIENTO

Ron tantas y tan justas lás quejas que de mi año á está*' parte van llegando á
esta Redacción, sobre los destrozos que causan las cabras en los olivares y huer¬
tos cireunvecinos á estos, en casi todo el

Sesión extraordinaria del dia 23.
Convocado el Ayuntamiento en se¬ gunda convocatoria para el martes de esta semana por la mañana, reuniéron¬

término de Sóller, que al fin nos han se bajo la presidencia del Alcalde acci¬

movido á llamar la atención de quien
puede y debe poner eòtò á tanto abuso. Enhorabuena que las famibas pobres
se ingenien la vida alimentando catiras

dental. IVJuan Joy, los concejales seño¬ res 1). Lorenzo Mayol, D. Jaime Magra¬ ner. D. Miguel Arbona, D. Miguel For¬

para servir la leche á domicilio; pero teza, don Martiu Marqués, don José esto no debe ser en perjuicio de tantos Morell. 1). Antonio Arbona y D. Amador

propietarios (píese ven cada dia asedia¬ Castañer, y en el momento de abrir la

dos por estos animales hambrientos que en todo hincan el diente para satisfacer

sesión el concejal Sr. Forteza presentó

la imperiosa necesidad de la vida á que un pliego al Sr. Presidente quien ordenó

no pueden atender los explotadores de ¡ ai Secretario diera lectura al mismo y

la industria lechera, por carecer de re¬ como se trataba de una protesta contra

cursos.
Los casos que podríamos enumerar de i
destrozos hechos en hortalizas, trigos,

el acto que iba á celebrarse manifestó dicho Presidente que no quería admitir¬

habares y sobre todo en árboles jóvenes la. pidiendo el interesado que se hiciera

y hasta en los viejos, llenarían colum¬ constar en acta la negativa de aquel, co¬

21.°Castañer, D. Jaime A. Mayol, D. Mi¬
guel Forteza, D. Antonio Arbona, don Jaime Magraner, D. Miguel Arbona, D. Guillermo Canals, y D. Andrés Olí-
ver. Al declararse abierta la sesión so
dió lectura á las actas de las dos ante¬
riores y pidió en seguida el concejal se¬ ñor Mayol y Busquets la palabra y des¬ pués de haberla obtenido interrogó al Sr. Presidente para que se sirviera ma¬ nifestar si se había negado á que se con¬ signaran en el acta do la sesión anterior las dos protestas á que hace referencia la misma, quien le contestó que se opuso á la consignación de ellas, como consta ya en el acta expresada, en vista délo cual y apoyándose el Sr. Mayol en lo que se dispone en la legislación munici¬ pal vigente, pidió se hicieran constar literalmente en acta las protestas de re¬ ferencia y accedido á ello fueron aproba¬
das las actas de las sesiones de quq se ha hecho mérito.
Acto seguido se procedió á la trans¬ cripción de las protestas mentadas sien¬ do el contenido de la presentada por el concejal D. Miguel Forteza el que á
la letra dice así:
«Los que suscriben, concejales del Ayuntamiento de esta villa, enérgica¬ mente protestan de nulidad la sesión ex¬ traordinaria, por segunda convocatoria que vá á celebrarse hoy fundándose:
En que no puede ser válida la segunda convocatoria de una sesión ex¬ traordinaria hecha once dias después de la primera y después de celebradas se¬
siones ordinarias; pues á tenor del artí¬
culo 104 de la ley municipal vigente hau
de mediar solo dos dias entro las dos
citaciones, y
Teniendo por objeto esta sosión extraordinaria la nueva votación para la constitución definitiva de los cargos de Alcalde y Tenientes de este Ayunta¬ miento según se expresa en las papeletas de citación y estando legalmente consti¬ tuido este Ayuntamiento por el resultado de la sesión del dia 8 del actual, debe considerarse el acto que intenta celebrarso contrario á las leyes y no destruye

bana de este pueblo correspondientes al
actual año económico.
Después se dió cuenta d© una comurticación del Jefe de la caja de reclutas des
la Zona de reclutamiento de las Baleares
del 12 del actual con la que acompaña
un cargo de 52‘65 pesetas por los socor¬ ros, raciones de pan y demás facilitados al mozo Pedro Ramón Bauza y Bisbal durante su observación en la misma, y
acordó el Ayuntamiento su pago.
Luego se dió cuenta de un oficio del Director del cuerpo de Telégrafos de esta provincia de 13 del actual por el que traslada el que le ha dirigido el Exce¬ lentísimo Sr. Director general del Cuer¬ po de Comunicaciones, autorizando á este Ayuntamiento para que con entera sujeción á las bases del Real decreto de 11 de Noviembre de 1890 y Reglamento do 2 de Enero siguiente, establezca en dicha localidad por 25 años una línea telefónica particular desde la Casa Con¬
sistorial á la Casa de Sanidad sita en
este puerto, debiendo pagar un canon anual de 25 pesetas por cada circuito que establezca abonándolo por trimostres adelantados de año natural y en la forma que previene la R. O. de 26 de Junio de 1891, y terminado que sea el montaje de
dicha línea se dará cuenta á la citada
Dirección á fin de disponer lo que proce¬ da. Se dió por enterado el Ayuntamiento acordando su cumplimiento.
Leyóse un oficio del Sr. Gobernador civil de esta provincia de 16 del actual por el que indica haber nombrado Dele¬ gado de sil autoridad á D. Víctor García Corredor para que pase á esta villa y haga tengan cumplido efecto las órdenes que tiene comunicadas á esta Alcaldía respecto á la constitución legal de este Ayuntamiento. Se dió también por ente¬
rado éste.
Al propio tiempo se enteró de un ofi¬ cio de la Excma. Comisión provincial de 17 del actual por el que ordena se pro¬ ceda á la instrucción del oportuno expe¬ diente de prófugo del mozo Gabriel Reinés y Albertí del reemplazo de 1893 del cupo de esta villa número 137 por no

nas enteras y si los nuevos industriales cabrerizos tuviesen que indemnizar los males causados por sus hambrientas ma¬
nadas, no bastarían algunos miles de

mo también solicitó juntamente con el concejal Sr. Arbona T). Antonio) permi¬ so para retirarse ambos del salón, á lo

esta afirmación la providencia guberna¬
tiva declarando nula la sesión del dia
citado, por cuanto no es de la competen¬

haber ingresado en ol distrito de PuertoRico después de haber sido circulado por toda la isla por- disposición del Excelen¬

duros.

que no quiso acceder el citado Sr, Pre¬ cia del Sr. Gobernador la declaración de tísimo Sr. Capitán general de aquél dis¬

Urge. pues, que nuestras autoridades sidente, el cual declarando abierta la se¬

pongan término á tanto abuso, que bas¬ tante trabajada se baila nuestra agricul¬
tura para (pie se le agregue la nueva calamidad de tmter que alimentar tanta

sión expuso que como se había expresa¬ do en las papeletas de convocatoria la misma tenía por objeto el proceder á la

cabra, qué ni siquiera lleva pastor, pues-' votación definitiva de los cargos de Al¬

toqúese hallan dirigidas por mucha¬ chos malcriados, ignorantes y perversos.
<pie solo cuidan de jugar, desgajando
ramas para dar á los animales, habién¬ dolos que van provistos de destral para

calde y Tenientes de este Ayuntamiento
por haber sido anulada por ef Sr. Gober¬
nador civil de esta provincia la que con
este fin se verificó en la sesión del dia 8

validez ó nulidad de la constitución délos
Ayuntamientos según la Real orden de
20 de Febrero de 1891.—Sóller 23 de
Julio de 1895.—Antonio Arbona, Mi¬ guel Forteza, Jaime A. Mayol, Andrés Oliver, Guillermo Canals».
Y el de la presentada por el concejal D. Antonio Arbona es como sigue:

trito, y acordó su debido cumplimiento.
Se dió cuenta de un oficio del Sr. Go¬
bernador civil de esta provincia de 20 del que rige por el que comunica haber sido suspendido en el cargo de concejal de este Ayuntamiento D. José Serra y Aulet, en ol que cesará inmediatamente. Se dió por enterado el Ayuntamiento.

mayor comodidad. Esto es insufrible.
Se nos dirá, tal voz, que no be llegado ninguna queja concreta, extendida en
papel sellado, á nuestra Corporación mu¬ nicipal. y que por esto no se lia ocupado de tan interesante materia; y así com¬
prendemos que ha sucedido, aunque nos consta que han llegado á oídos de casi todos los individuos del Ayuntamiento
Esto de que tanto se lamentan nues¬ tros colonos es materia que pertenece á las ordenaciones municipales y. en nom¬ bre de los agraviados pedirnos á nuestro Ayuntamiento que tenga la bondad de ocuparse de un rumo de tanta necesi¬ dad para el bien de nuestra agricultura.
No nos detendremos en formular re¬
glas para remediar tanto mal. pues en¬ tidades cuenta la Corporación capaces para resolver el modo y manera de que la propiedad no se vea invadida por ani¬
males tan dañinos como la cúbra.
Por nuestra parte quedan satisfechas las súplicas de las muchísimas personas que nos han pedido nos ocupásemos dé tan grave materia; falta ahora que nues¬
tro Ayuntamiento disponga lo conve¬ niente para que colonos y ganaderos no se vean en un conflicto, y asi esperamos

del que rige, según oficio de la citada autoridad de 12 del propio mes, al que
ordenó se diera lectura como igualmen¬ te al del 15 de dicho mes que también tiene relación con el acto que iba á rea¬
lizarse.
En seguida de leídas las dos comuni¬ caciones de referencia y en cumplimien¬ to de lo ordenado por la citada, autori¬ dad superior en las mismas, dispuso el

«Los que suscriben, concejales del Ayuntamiento de-Sóller, enérgicamente protestamos de la violencia que con no¬

sotros se ejerce obligándonos á permane¬
cer en el salón de sesiones de dicho

Ayuntamiento contra nuestra voluntad,

para tomar parte en un acto que reputa¬

mos contrario á la ley.

:

Rechazamos la responsabilidad que

Sr. Presidente se procediera á la vota¬ pudiera atribuírsenos por haber interve¬

ción de los cargos expresados, al que de nido forzosamente y por no incurrir en

momento le fué presentado por el conce¬ •desobediencia grave, en una votación

jal Sr. Arbona (D. Antonio) otro pliego y ordenada la lectura de este resultó que el dicho Arbona y el concejal señor Forteza protestaban de la obligación que se les imponía de permanecer en el sa¬ lón de sesiones contra su voluntad, de¬
clarando qué emitirían su voto en blan¬ co. y como se negó también el Sr. Pre¬
sidente á admitir la citada protesta, pi¬
dieron los interesados se hiciera constar

para nueva elección do cargos de esto Ayuntamiento; nos reservamos las ac¬ ciones y derechos que por la violencia de quo somos objeto pudiéramos ejerci¬ tar, y declaramos que emitimos nuestro
voto en blanco.—Sóller 23 de Julio ele
1895. —Miguel-Forteza, Antonio Arbona. Verificadas las transcripciones indica¬
das ordenó el Sr. Presidente que se pro¬

en acta la negativa de aquel.

cediese al despacho ordinario y se dió

Se enteró también de un oficio del se¬
ñor Alcalie de Palma, de ayer, por el (pie indica haberse señalado el dia 27 del actual á las 11 de la mañana para la reunión que se celebrará en la Casa Con¬ sistorial de dicha ciudad para resolver lo conveniente respecto al proyecto de construcción de una capilla en el edificio Cárcel do Audiencia y de partido y acor¬
dar la forma de pago. Se dió cuenta de una circular de la
Administración de Hacienda de esta pro¬
vincia de 12 del actual, inserta en el Bo¬ letín Oficial n.° 4412 por la que ordena que antes de l.° do Agosto próximo se
le reinita certificación del recargo muni¬ cipal que acuerde imponer el Ayunta¬ miento sobre los carruajes de lujo en el
corriente año económico. Enterado el
Ayuntamiento acordó manifestar á dicha dependencia que toda vez que no existen
en esta localidad vehículos de la clase

se hará.

Hecho constar lo cual se dió principio cuenta de un oficio de la Subsecretaría indicada no viene al caso de tomar reso

Deseosos de dar á conocer á nuestros
lectores las opiniones que respecto á la
latente cuestión do Cuba sustenta nues¬

á la votación de que se trata resultando elegidos Alcalde I). Juan Joy y Pizá. primer Teniente D. Martin Marqués y

tro distinguido paisano y estimado ami¬ Marqués, segundó Teniente- D. Lorenzo

go D. Jaime 8. Guardiola, y de publicar al Mayol y Alcover, y Tercer Teniente don

propio tiempo los acuerdos tomados por el Ayuntamiento en las dos últimas se-’1 sisones, vémonos precisados á retirar dos

Amador Castañer y Ballester, cada uno de ellos por siete votos, habiendo salido

secciones completas que teníamos com¬ en cada votación dos papeletas cu blanco.

puestas para el presente número y á de¬ Recibidas por el Alcalde definitiva¬

jar en el tintero muchas noticias locales mente elegido las insignias de su cargó

que deberían figurar en la crónica de
esta semana.

y dado posesión por el mismo de los

Dispénsennoslo nuestros lectores; pro¬ . cargos (Je Teniente también definitivos

curaremos, no obstante, incluir en la á ios concejales electos, se dió. por ter-

del Ministerio de la Gobernación de 1.° ilición alguna referente al particular.

del actual comunicando haber sido con¬
firmado D. Andrés Pastor y Oliver en
el destino de Director Médico interino

Leyóse una instancia presentada por D. Gabriel Rosselló y Capó con fecha de hoy por la que pide se le declare vecino

de la Sanidad de este puerto con el ha¬ ber anual de 1250 pesetas que es el asig¬ nado á dicha plaza en el presupuesto vigente. Se dió por enterado el Ayunta¬
miento. Se enteró también de un oficio del

de esta población por cuanto hace dos años y medio que reside en la misma. Enterado el Ayuntamiento y teniendo en cuenta lo que sobre el particular dis¬ pone la ley municipal vigente, acordó acceder á la petición del instante y que

Sr. Gobernador civil de esta provincia de se diera conocimiento de esta resolución

6 del, actual por el que comunica haber , al Ayuntamiento de Buger en cuya po¬

blación se halla avecindado el solicitante
á fiu de que sea baja en el padrón de la
misma.
Acordóse pasara á la Comisión de Obras una instancia presentada por don Cayetano Pomar y Segura con fecha de ayer, por la que pide permiso para abrir
una ventana en la casa de su consorte
sita en la callo de, Batach n.° 1, en la
parte del frontis que linda con la calle
de la Luna.
Teniendo en cuenta la necesidad de
organizar la Junta Municipal del cor¬ riente año con arreglo á los artículos 64 y siguientes de la ley municipal vigente, se acordó dividir los contribuyentes en seis secciones y que la primera se com¬ ponga de los de las manzanas 1.a á 9.a, la segunda de los de las 10.a á 20.a, la tercera de los de las 21.a á 30.a, la cuar¬ ta de los de las 31.a á 43.a, la quinta de los de las 44.a á 56, y la última de los de las restantes , asignando á la 1.a, 2.a, 3.a y 4.a tres individuos de dicha Junta á cada una y dos á cada una (lo las remanentes, y que se publique este acuerdo á los efectos legales.
Be dió lectura á un pliego presentado por el concejal Sr. Mayol y Busquets el que contenía una protesta suscrita por él y otros concejales referente á estar inca¬ pacitado el señor Presidente para de¬ sempeñar los cargos de concejal de esto Ayuntamiento, por cuanto sostiene conéste una contienda pendiente de fallo.
Por último so procedió á la distribu¬ ción de fondos prevenida en el art. 155 de la ley municipal vigente y se acordó
verificar varios pagos. Y se le levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia 28, á las siete y media comunión goneral para las Hijas de María, á las nue¬ ve y media horas menores y misa solem¬ ne con sermón por el Rdo. Cura-párroco en honor de la Purísima Concepción, á intención do devota persona y al anoche¬ cer el ejercicio y visita mensual á la Virgen María.
En la iglesia de San Francisco.—Ma¬ ñana domingo, á las 5 y media de la tar¬
de los Terciarios tendrán su reunión
mensual con plática, en preparación al jubileo de la Poreiúncula..
El jueves, l.° de ¿Agosto, por la tarde primeras vísperas, y al anochor comple¬ tas en preparación á la fiesta de N.a S.a de los Angeles.
El viernes, dia 2, á las siete de la ma¬ ñana, misa de comunión general; á las nueve y media, se cantará tercia y la misa mayor con sermón. Por la tarde vísperas y visita solemne.
En el oratorio del Hospital.—Mañana á las cinco de la tarde se dará principio á la devoción de los seis domingos dedi¬ cados á San Luis Gonzaga, con plática, la que se continuará en los domingos si¬ guientes á la misma hora.
l&eg^istro Civil
Nacimientos.
Varones 1.—Hembras 0.—Total 1.
M ATM MOMOS.
Dia 27.— D. Juan Ripoll y Trias, sol¬ tero, con D> Margarita Colom y Vicens,
soltera. Defunciones
Ninguna.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
En II A ac ACIONES FON DE A D AS
Dia 20.—De Cette, en 3 días, laúd San Bartolomé, de 32 ton., pal. D. G. Va¬ lent, con 5 mar. y carbón.
Dia 22.— De Barcelona, en 10 horas, vapor Isleño de 314 ton., cap. D. R. Pi¬ lla, con 26 mar., la balija, pas, y efectos.
Dia 23.—De Palma, en 2 dias, latid S. José, de 19 ton., pat. D. Pedro Juan Pujol, con 6 mar. y lastre.
Dia 24.—De Palma, en 1 dia, latid Porto-Píj de 13 ton., pat. D. Antonio Balines, con 5 mar. y lastre.
Dia 25.—De Torrevieja, en 3 dias,
laud San José, de 20 ton., pat. X). Juan Pandes, con 5 mar. y efectos.
RMBAUOACIONES DESPACHADAS
Dia 21—thira Barcelona y Cette, vapor León de Oro, de 278 ton., pat. D. G. Mo¬ ra, con 16 mar. y efectos.
Dia 22.—Para Barcelona, vapor Isle¬ ño, de 314 ton., cap. D. Pedro Aulet, con 26 mar,' pas., la balija y efectos.
Dia 23.—Para Palma, laud San José, de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre.
Dia 25.—Para Palma, latid Porto-Pí,
de 13 ton., pat. D. Antonio Balines, coa 5 mar. y lastre.

SOLLEFl

Les anímelos que se Inserten en esto sección pagarán.- Hasta tres in¬ serciones á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones a
rasó» de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0'02 pesetas. 11 valor mínimo do un anuncio, sea cual fuero el ntunero de líneas
de que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera Upo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el anclio,será ci de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán- Del ancho de una ‘columna 1'50 ptas., del do dos 3 ptas , y asi en igual proporción.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda.
Anuncios Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón do 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de O'IO ptas. la líuca del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
los susrriittorcs disfrutarán una rebaja (le un 25 por
ciento.

DEPÓSITO

♦>

de azulejos, mosaicos y de toda ❖

RELOJ t clase de artículos de alfarería

DE

❖

Pedro

Noguera

Pisé

♦ ♦

"g-cxT<g/íáyao--iya~—

ÉMPAffi mmiTICl DE BARCELONA
Servicio fijo y periódico por ios vapores de esta compañía
ÍES DE JULIO DEL Afio 1895

La favorable acogida que ha

dispensado el. público sollerense á ♦

% este establecimiento, debido sin
duda á lo bien surtido que está

❖

y á los reducidos precios que ri¬

gen en el mismo, ha obligado á
su dueño á abrir otro de la mis¬

w

Calle de la Luna n.° ©
AL LADO
DE LA

Línea áo las Antillas, Hew-Y-ork y Voracmz.—Ei 10, de Cádiz, vapor -LEÓN XIII, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 20.—De Santander, vapor CIUDAD DE CADIZ, para Puerto-Rico, Haba¬

ma índole, en punto más céntrico de esta población, lo que tiene el gusto de participar á sus nume¬
rosos parroquianos.

w €*

CONFUIR

na y Veracruz. El oí).—De Cádiz, vapor CIUDAD DE CADIZ, para las Palmas, Puerto-Rico,
-Habana y Veracruz.
Linea de Filipinas.—El 2G de Barcelona, vapor P. DE SATRÚSTEGUI,
para P-ort-Saind, Adon, Colombo, Singapore y Manila.

En lo sucesivo podrán dirigirse lo mismo al antiguo estableci¬
miento CALLE DE MORAGUES
que al nuevo PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN

❖ ❖ ❖

CH1M

LICORES CONSERVAS

linea de Marruecos.—El 13 de Barcelona, vapor RABAT, para Málaga,

'Ceuta, Cádiz, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.

❖

Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz
•Jos lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á

t DILIGENCIA ♦♦♦

Cádiz los martes, jueves y sábados.

En Bóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su de-stino. Al tomar los pasajes se abonará ol de Sóller á Barcelona. También se abonará

SÓLLER Á PALMA Y VICE-VERSA

4 los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete.

Rebajas á familias y po”

■in-nia «- .mioito

&
Se ha establecido un nuevo ser¬

Para más informes, en
Estades.

X vicio entro este pueblo y la capital,
cuyos despachos estarán:

En Sóller, en la fonda de Pas¬ ♦I*

El dueño de esta relojería participa á sus parroquia^ nos y al públ co en general haber recibido de las mejores casas del País y del Extrangero un completo y variado surtido de relojes de oro, plata, nikel y negros, de bolsillo, para señora y caballero, y u« va-
riadísimo surtido de cadenas de los metales expresa-
desde 50 céntimos hasta 250 pesetas «ira.
En el mismo establecimiento hay además gran exis-

tor, calle del Príncipe n.° 18.

<$► tencia de relojes de pared, reguladores y de sobre*

En Palma, calle do San Miguel

mesa, con despertador y con música, todas úílos á

DE

n.° 36, Tienda de sillas de Mateo
Palmer.

Y

précios módicos.

Las salidas de este pueblo se efec¬ 4»
tuarán todos los dias laborables á 4%>

LUNA-9-SÓLLER.

El magnífico y veloz vapor ISLETO saldrá del puerto dq Barcelona para
Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde. De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 de la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN: EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo, EN BARCELONA.—Sres. Súrcela y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón Coll—Calle del Mar n.o 50.
CENAL
ENTRE
Mili!, BARCELONA, CETTE
el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Salidas do Sóller para Barcelona los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette, los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona, los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller, los dias (i, 16 y 26 de id. id.
/ EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del
Príncipe ■ n.° 24.
EN BARCELONA.—Síes. Rosich Caries 3
CompA Paseo do la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com
mandant Samary-5.
GRAN DEPÓSITO DE GUANO
DE LA ACREDITADA FÁBRICA
SAINT-GOBAIN
COMPOSICIÓN CíABIMM®!
Se encontrará en venta en la dro
guería, ferretería, quincallería y per
fumería de ARNALDO CASELLAS
Calle de la lama m«°

las cuatro y media de la mañana, y á las dos y media de la tarde los do¬ mingos, y de Palma los lunes á las cuatro y media de la mañana y los
restantes dias á las dos de la tarde.
Los lunes por la mañana no sal¬ drá carruaje de ésta, ni de Palma los domingos por la tarde.
m BE LA
mm&m
mil RE PALÍCIO, 11-8 JEl
El dueño de este establecimiento, ex--dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de.Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por cubiertos, con gran rebaja en Iob precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que so pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelanto so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re-
1/ UMI@M
isaa Pesetas.
A o $ 5<A¡)
,,. irniim
lí i..
1C Sil lliíSCH. SUB-DIRECT0R EN MALLORCA:
8. llE-ia 1 Lili mui
AGENTE EN SÓLLER:
jkaaM® l¡
Desea venderse un
carro de labor usado, ligero, ele¬ gante y bien construido con el eje
todo de hierro.
Darán informes de quien es su dueño en esta imprenta.

LA URBANA ~~

COMPAÑÍA ANÓNIMA DE SEGUROS Á PRIMA FIJA CONTRA EL INCENDIO, EL RAYO Y LAS EXPLOSIONES DEL
GAS Y DE LOS APARATOS DE VAPOR.
-«s£HaxxiriE5=—

Esta Compañía cuenta 55 años de existencia. Es la más antigua de las de su clase en España.' Posee en capital social, fondos de reserva y primas á recibir
SESENTA Y CUATRO MILLONES DE PESETAS

Satisface al contado el importe de los siniestros on la Dirección á

que corresponde la póliza, ó en

á elección del asegurado.

r^iri-r^nss unsrr

;óx-.x./niFr

EÜMÓH eohht CALLE I>EL MAB N-° 50■

Por tener que au-
sentarse su dueño, desea vender dos
casas y porción de tierra huerto contigua á las mismas, situadas en
las inmediaciones ele la calle de la
Romaguera.
Dará más informes el dueño ex¬
presado, D. Gu lie ano Cardell, que
vive en una de las casas que se anuncian.

Venta. Desea venderse una
casa que reúne excelentes condi¬ ciones en cuanto á comodidad, luz, ventilación y hermosas vistas. Está situada en la calle del Principo (Borne).
Darán más informes c?i la im¬
prenta de este periódico.
láTsolléreñsk

Se desea alquilar
una espaciosa casa consistente en im vastísimo salón en la planta
bfija y otro de iguales dimensio¬
nes on el primero y único piso.
Tiene hermosas vistas y reúne
excelentes condiciones, de luz y
ventilación, para café, casino, es¬
cuela, etc.
Para mas informes diríjanse• á. su propietario D. Bartolomé Bul¬ lan (Reís) que tiene su domicilio en la calle de Vives, junto al mis¬ mo edificio que desea alquilar.

Desea

venders

«Vi U

una

casa con dos portales señalados am¬

bos con el n.0 11 y un corral mayor

en extensión que el solar en que está

edificada dicha casa. Está situada en

la calle del Viento.

Dará cuantos informes se pidan

D. Juan Joy y Pizá, Chocolate¬
ría, calle de Buen Año.--SÓLLER.

DE
JOS®
CUBERA j FORMOU (Frontera ImM.piél
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas. Jenlas frescas y pescados.
MAYAGOEZ.-CPuerto-Rica).
Almacén c]e calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
SOL·LFR.—Imp. ele «La Sinceridad»