Aíüo X~2.a EPOCA-NUM 425
Aíüo X~2.a EPOCA-NUM 425
F
Q niA)Ti

j ti

SÁBADO 25 DE MAYO DE 1895
itP pithp.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.*—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Vico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f REDACCION Y ADMINISTMCIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

$ Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 0’75 francos id. id. j PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—OTO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

LITERATURAY PASATIEMPOS
EL SEOEETO DEL P. KLENTU
Eran ya más de las diea de la noche, y Naloy no había vuelto á casa.
Su madre, la vieja Oraska, dormitaba en la silla junto al hogar casi apagado,
mientras el P. Klentu leía en su bre¬
viario.
De vez en cuando la anciana se des¬
pierta. mira con ligero aire de sorpresa á uno y otro lado, y pregunta:
—¿No lia venido? —No, madre,—responde el sacerdote
con breve voz.
Así transcurre largo espacio, durante el cual Oraska se anima y se duerme su¬ cesivamente, y el P. Klentu hace esfuer¬ zos para recoger el más leve sonido que pueda anunciarle la llegada de su her¬ mano Naloy.
Después de mucho tiempo se 0}re á lo lejos el aullido de un perro; la vieja se
despierta, y levantándose de la silla dice:
— Es Fadrí...
—Parece que sí, madre. —Tengo miedo, hijo mío; Fadrí no ladra de ese modo... ¿Habrá sucedido al¬ go á tu hermano? —No, madre; Naloy viene esta noche un poco más tarde que de costumbre... es natural; como está para casarse, y Clody es tan buena... Bajaré á abrir la
puerta.
El sacerdote se ilevanta, y con fingida calma baja á abrir-, alumbrándose con una turbia luz de una vda de sebo; en
la escalera se detiene al escuchar, muy
próximo, otro aullido del perro. —¿Qué será, Señor?—exclama con
voz balbuciente.—Naloy no canta como otras noche# y Fadrí -aúlla como nunca...
Abre la [tuerta; una ráfaga >de aire le apaga la miserable lunecilla, y queda sumido en profunda obscuridad. Un ins¬ tantedespués siente'que el perro le roza las piernas; enciende nuevamente la luz. y ve á Fadrí tendido á su lado mirándo¬ le con terrible fijeza... El pobre animal
tenía una ancha herida en el costado de¬
recho, de que manaba sangre en abun¬
dancia...
El P. Klentu lanza un triste suspiro, sube con precipitación la escalera, y en¬ cuentra a Oraska llena de angustia.
—Madre,—dice,—no es Naloy; iré á buscarle á la casa de Clody.
—Klentu.— replica la anciana sollo¬ zando.—¿lia ocurrido una desgracia...?
—No sé, madre; lo veré pronta...; pro¬ cure V. estar tranquila.
Y sale en busca de su hermano.
II
Precedido de Fadrí, que apenas puede

arrastrarse, el sacerdote, escudriñando el campo á favor de la tenue claridad de aquella noche de otoño, camina hacia el caserío donde vive la prometida de su
hermano.
Poco más de quince minutos habrían transcurrido, cuando el perro, haciéndo un supremo esfuerzo, se aproximó á la izquierda del camino, en cuyo lugar había un foso poco profundo...
¡Allí pudo describrir el P. Klentu el cadáver de su hermano! Naloy yacía en el suelo con las ropas ensangrentadas.
Klentu se arrojó sobre él y lloró largo
rato. Cuando se rehizo, examinó aque¬
llos queridos restos... Naloy tenía clava¬ do un cuchillo en el corazón, y hundida la frente con golpesqueen ella 1cdieron.
¿Quién fué el asesino? Allí había se¬ ñales de lucha, pero el cuchillo era el de Naloy. El P. Klentu intentó arrastrar el cadáver fuera del foso, pero no pudo conseguirlo... Entonces se puso de rodi¬ llas y comenzó á orar, suspirando con
breves intervalos.
La noche avanzaba silenciosa envuel¬
ta en sus sombras melancólicas, llenan¬
do con olas de negra tristeza el ancho espacio, permitiendo apenas que el vago brillar de algunas estrellas de quebrados reflejos diese forma sobre el obscuro fondo del fatídico cuadro á las figuras.
Klentu, arrodillado, con la mirada fija en el cielo, los brazos-caídos y las manos cruzadas, oraba en silencio: ol cadáver de Naloy. rígido, yerto, horrorizaba: y
Fadrí, luchando con los estertores de la
agonía, aullaba de vez en cuando...
IÍI
¿Qué podía hacer el juez? Es verdad que nadie ponía en duda !a honradez del joven sacerdote; que pen¬ sar en que él fué el asesino de Naloy- era un desvarío; pero se le había encontrado junto al cadáver, estaba manchado de sangre, daba respuestas incoherentes; Naloy, por otra parte, nunca había te¬ nido enemigos... ¡Ah! Hubo un tiempo en que Klentu amó á Clody, y Clody no respondió á aquel amor, y Klentu apagó sus sentimientos y se hizo sacerdote, y en breve tendría que unir en indisolu¬ ble lazo á Clody y á Naloy... Sin embargo, Naloy había dicho á su prometida, cuando de ella se separó por última vez, que llevaba mucho dinero, y el dinero no había parecido... Conjeturas, todo conjeturas: pero en¬ tretanto se daba el triste espectáculo de estar preso el cura de la aldea por fra¬
tricida.
Dos días después de descubierto el cri¬ men, Jaime Murr. el hijo del colono Dick, quiso visitar al desgraciado Klentu.
Cuando se vió en el calabozo frente á

frente con el sacerdote, con voz temero¬
sa le preguntó: —Padre, ¿es verdad que no revela
nunca el confesor lo que oye en el tri¬
bunal de la Penitencia?
—Sí, Jaime; se guarda secreto invio¬
lable.
—¿Aunque en ello le vaya la vida? —Aunque en ello le vaya la vida.
—Pues bien, Padre Klentu; como no hay en la aldea más sacerdote que usted, quiero confesarme con Y. ¿Puedo ha¬
cerlo?
—Sí, hijo mío. Dios sabe que es men¬
tira cuanto se dice de mi crimen... pue¬ do oirte...
Cuando terminó la confesión, Jaime
dijo: —Aunque en ello le vaya la vida, no
puede delatarme... —¡Jaime! ¡Jaime!—replicó con voz
ahogada el sacerdote—huye de aquí, porque también soy hombre... y...
—¡Y tiene que guardar secreto, Padre Klentu... aunque en ello le raya la vida!
¡Y Jaime salió con la frente levantada y el semblante tranquilo, en tanto que el malaventurado hermano de Naloy quedaba sumido en profundo dolor!
IV
Tres meses después, cuando el Padre Klentu había perdido toda esperanza humana, y una tristeza infinita domina¬
ba á los moradores de la aldea, horrori¬
zados ante el pensamiento de ver morir á su párroco como mueren los crimina¬ les más empedernidos Clody, vestida de negro, pálida, llorosa, apoyada en el brazo de su madre, se dirigía ála tumba de Naloy.
Poco antes de llegar se detuvieron
asustadas...
Un hombre arañaba con furia la tierra
que cubría el cadáver, al mismo tiempo que gritaba;
—¡Naloy! ¡Naloy! ¡Tu hermano lío puede delatarme!... ¡Le va en ello la vi¬ da, pero callará! ¡Naloy, con las diez li¬ bras que te dió mi padre he aprendido que no se revelan los secretos de la con¬ fesión..., aunque á Klentu le cueste la
vida!
Y aquel hombre seguía arañando la
tierra con frenesí de loco.
—¡Jaime!—gritó espantada Clody, así que le hubo reconocido.
Y Jaime al oirse llamar, y al ver á las dos mujeres cerca de sí, corrió precipi¬ tadamente hacia la prisión donde Klentu esperaba su última hora... y al correr gritaba en el paroxismo de la demencia:
—¡Padre Klentu. Padre Klentu... aun¬ que le cueste la vida!... Hay que guar¬ dar el secreto!... ¡No ha de decir quién es el asesino de Nalo}’!

V

Dios, en su justicia misericordiosa, aceptó el sacrificio de su ministro: pero no permitió que el crimen quedara im¬ pune ni la inocencia ofendida.
El Padre Klentu fué por muchos años el alivio y sostén de los feligreses de Topplitza, en Hungría, y Clody la ma¬ dre de todos los desgraciados de la co¬

marca.

J. Huertas.

aaB»©<

SALUD Á LOS VALIENTES!

A LOS SOLDADOS QUE VAN Á CUBA 1 DEFENDER LA INTEGRIDAD DE LA PÁTRIA.

No es el eco de una estrofa, No es la nota de un cantar;
Es el clarín de la guerra
Que vibra en la inmensidad; Es la voz fuerte y tonante De aquel pueblo sin igual Que cruzó todo el planeta
Con alientos de titán,
Llevando en pos la victoria, La luz, la inmortalidad.
II
A ese grito de la Patria
No hay pecho que no responda
Donde quiera se ice al viento La ilustre enseña española. Que otra vez llegó el instante De emular antiguas glorias. De aplastar al que insensato
Desde Cuba nos provoca
Y arrancar quiere ¡oh delirio!
De la ibérica corona
Esa perla codiciada, Esa hermosísima joya, Que tantas vidas nos cuesta Y es de España orgullo y honra.
Precisa advertir al mundo.
Por si hay alguien que lo ignora. Que España, en los riesgos firme, Que España, en sus trances sola, Más se eleva y se engrandece Porque «se basta y se sobra» Para volver por sus fueros. Si hay quien pérfido la acosa, Y sin dar tregua al acero Verterá su sangre toda ¡Por el nombre de su estirpe,
Por el brillo de su historia!
III
¡A la guerra! Ese es el grito
Que retumba sin cesar,
Que veloz rasga el espacio, Que conduce el vendaval.
Que los horizontes cruza, Que cruza un mar y otro mar.
¡Y allá ván los batallones,
Los soldados allá ván!
¡De la Pátria el llamamiento, Los arranca de su hogar,
De la sombra de una madre
Que suspira con afán. Del regazo de una esposa Que se muere de pesar. De los hijos que sollozan
Presintiendo su orfandad!
Vedlos: ¡qué erguidos! ¡qué bravos

Se disponen á lavar
De sus venas con el rico
Generoso manantial,
Esa sombra aborrecible
De traidora iniquidad Con que piensa el hijo espúreo Deprimir y amancillar Nuestros límpidos blasones, Nuestro prestigio inmortal De abnegación, de amor pátrio, De honor, de fidelidad!
¡Allá van los batallones! ¡Los soldados allá van! Serenos marchan y alegres,
Resueltos, sin vacilar.
¿Que un girón de sus entrañas,
Se dejan ellos detrás,
Con todo un mundo de anhelos, De ternuras y de afán?
—¡Son soldados españoles! ¡Esto importa! ¡Nada másl
Pero, en tanto, un rumor triste,
Quejumbroso, funeral, Repercusión de un presagio Del cariño popular.
Recorre las multitudes:
¿Quién salte si volverán*....
IV
Zarpó el buque. Ya su quilla Rasga las azules ondas; Lejos, muy lejos se quedan
Las silueta de la costa.
Acompañan á la nave Que ráuda surca las olas Dejos de amargos gemidos, Dejos de arrullos que flotan
Sobre el aire que murmura
Lamentaciones muy hondas; Dejos también de plegarias De almas dolientes que lloran, Y de vítores y aplausos, Y de cántigas sonoras, Inspiradas por la musa Sin rival de nuestras glorias,
Pero los llantos ¿qué valen? Pero los ayes ¿qué importan Cuando la Pátria, ofendida, Tañe la bélica trompa, Y arenga altiva á sus hijos
Con la voz de sus victorias.
Y les dice que hay menguados Que la insultan y desdoran,
Y atrevidos y procaces
La hostilizan y sonrojan?
V.
Torne la calma á los pechos Que palpitan agitados; Truéquense en dulce esperanza Temores y sobresaltos. Volverán pronto sonrientes Y arrogantes los soldados. Tras las sangrientas jornadas De la guerra y sus estragos,
Ciñendo en sus nobles frentes
De Guzmanes y Pizarros, El laurel que no marchitan Las tormentas ni los años; El laurel del vencimiento, Merecido y conquistado
En homéricas hazañas
Y en esfuerzos sobrehumanos
Que nunca, jamás, los muertos Ni los vivos igualaron!!
J. Aquenzá.
Puerto-Rico, 2 de Mayo de 1895.

(15) (FOL·L·IETÍM
SIMÓN VERDE
que se complacía en entretenerse con él. hacerle preguntas, é informarse de los pormenores de su existencia.
—Señor Simón,—le dijo una noche
cuando vino á recibir las comisiones pa¬
ra la mañana siguiente:—¿cuánto gana
usted al dia?
—No tengo ganancia fija, señora. Pe¬
ro un dia con otro vendré á sacar sobre
una peseta, contestó Simón. —¿Una peseta nada más?—exclamó
con su acento italiano, y haciendo aspa¬ vientos la Fornarina.—¡Oh pobre señor Simón!!! ¡Oh existencia miserable! ¿V. vi¬ virá desesperado, buen hombre?
—¡Yo! no señora, que vivo muy con¬ tento. á Dios gracias.
—¡Con una peseta!!!
—Y nunca me falte.
—Pero no le puede dar á V. para vivir. —¿Que no? ¡vaya! y para otras muchas
cosas, señora.
—¡Oh! ¿cuáles son? estoy curiosa. —Pues, señora, sepa su inercé que con una peseta mantengo mis obliga¬ ciones, pago una deuda, empresto á ga¬
nancias, v echo en una alcancía.

—¡Olí! Y. se burla de mí. —No señora, y sino atienda su mereé. Sostengo á mi y á mi casa, que son mis obligaciones; mantengo á mi madre, con lo que pago una deuda; empresto, pues crio á mi hija, que me lo pagará cuando sea yo viejo y no pueda trabajar; y echo en una alcancía porque nunca le niego una limosna á un pobre, más que sea un cacho del pan que estoy comiendo. La Fornarina se quedó un momento pensativa, y dirigiéndose al Coronel, le dijo:
—¡Ha dicho bien; sí, sí, ha dicho bien!
¡Y pensar que tantas pingües rentas se gastan, sin hacer lo que con una peseta
hace .este buen hombre!
—Estás inspirada, respondió soltando una carcajada el gran Coronel. Escribe una égloga, compón la música, y cánta¬ la para solaz de los Fidos, Atilintas y Malibeos, pero déjame á mí de esas ne¬
cias candideces.
—No eres un hombre, eres un cañón; repuso encolerizada la Fornarina.
—¡Y de á veinte y cuatro! añadió Si¬
món mentalmente.
El Coronel, á quien este denuesto, le¬ jos de herir, lisonjeó, dijo con la sonrisa con que Júpiter en forma de toro favo¬ recía á la ninfa Europa:

—Vamos, diva Don na, sabes que todo en tí me hace gracia; el cayado de pas¬
tora. como la corona de Reina. Eres tan
graciosa para un fregado como para un
barrido.
—Pues á mi nada en tí me la hace, ni
tus cumplidos, que huelen á tabaco, ni tus bigotes, que huelen á almizcle, re¬ puso la Fornarina; y dirigiéndose á Si¬ món, le preguntó: con qué tennis una hija?
—Sí tengo; pero una hija como las ñores del día, una hija de la que no me¬ rezco ser padre. ¡Si la viera su mereé,
diría lo misino con dos bocas que tu¬
viese!
— ¡Oh! ¡Yo quiero verla! exclamó la Fornarina con súbito entusiasmo: ¿sabe
coser?
—¡Vaya! contestó Simón, sabe de to¬ do; tiene unas manos que se deben en¬
garzar en oro. —Pues traédmela, señor Simón, traéd¬
mela, que deseo conocerla, y quiero dar¬ la costura. ¡Ah! todos mis vestidos se han desgarrado en este campo, que tiene muchas zarzas y espinos.
Simón Verde, á quien costaba un no¬ table esfuerzo tener que decir que rio, y que no vió ningún inconveniente en que su hija fuese allá, consintió en ello,

y trajo á Agueda, la que desde luego agradó á la Fornarina. que le regaló el primer día un abanico muy rico de nᬠcar, pero despalmado, y un hermoso zarcillo de oro privado de su hermano gemelo.
Había, pues, entrado una pequeña era de bonanza para Simón Verde, que se
mostraba en sumo eficaz en el servicio
del terrible Coronel Titán.
Pero á quien no agradaban estas nue¬
vas relaciones era á Julián.
Una tarde en que se había ausentado el Alcalde y en que. como de costumbre,
estaba Simón en Sevilla, se hablaban los
novios por una apartada reja del corral, que daba al campo.
—Agueda, la decía Julián; ¿á qué tie¬ nes tú que salir de tu casa, en la que estás arrecogida como moza recatada, é irte á la de esas gentes forasteras? Dígote. que ella con sus perifollos y sus dijes, que parece que están jurando en falso; y él con su aire finchado y altanero, me parecen gente de historia. Y ten pre¬ sente que dice el refrán, que «para trato, los peores, los pretendidos señores.»
—Voy, repuso Agueda, porque me lo dijo mi padre, y que estoy ganando allí unos cuartos para echarle encima un va¬ cio nciio de ropa; ¡que bien lo necesita el

pobrecito mío! ¡Y tuviera que ver, Ju¬ lián, que fuese esto en contra del recato de la más pintada! respondió ella.
—En ir me das un pesar, Agueda. —Hombre, lo siento; pero ¿qué bago? ¿qué disculpa le doy á mi padre, para decirle que no quiero ir? —Cuando quieren las mujeres, sacan
razones de los centros de la tierra.
—¿Con que... es decir, que por una manía tuya, se nos había de seguir un perjuicio muy grande? Déjame siquiera que junte para unos sajones para mi pa¬ dre, y un refajo para mi mae Ana.
—Cuando nos casemos no les faltarán.
—¡Tómate esa. y vuelve por otra! De aquí allá, parnpanitos habrá, esas no son más que entretenedoras, Julián: en¬
tonces como eutonces. y ahora como ahora. No es regular que después de los perjuicios que nos lia hecho tu padre, vengas tú á hacernos uno más, einpestilJándote en no dejarme ir al palacio.
Julián calló, dolorosamente afectado,
al oir evocar á Agueda el recuerdo de la conducta de su padre hacia Simón Verde.
—Agueda, dijo, dia vendrá... —Bien, dejémosle venir sin atrope¬
llarlo.
—¿Y me querrás siempre, Agueda? —Julián, esa pregunta me ofende.

SÓLLER

lección Científica
CULTIVO JD1 SETAS
Tan solo es objeto de cultivo serio en Francia el Psalliota campesIris, siguienUc con corta diferencia las prácticas mis¬ ivas conoeida-s en tiempo de Luis XIV y descritas explícitamente por Tournefort. Desde principios de este siglo empezó á ' cultivársele en gran escala, en los alrefiledores de París, en cuevas ó sótanos, y -sobre todo en las galerías subterráneas de las canteras abandonadas y de las ca¬
tacumbas.
Esas canteras son generalmente de caliza grosera eocena, ó de yeso también eoceno, y en el pueblo de Issy hay seis
de creta blanca llamada de Mandón. De¬
dica use al cultivo de las setas 28 pueblos /del departamento del Sena; pero adquie¬ re sobretodo gran desarrollo al sur de
París á corta distancia de las fortifica-
■ciones, como en Arcueil, Malakoff. Ivry, 'Chati 1 Ion-so us-Bagueux, Gentilly. Mon'4.rouge, Bagneux y hasta en París mis¬ mo. Tal desarrollo ha adquirido que se
•calcula en 25 millones de francos el va¬
lor anual de su cosecha.
Condiciones adecuadas para el cultivo son ambiente húmedo, templado y algo -obscuro, y tierra rica en substancias en •deseo m posición.
•Primero se hace fermentar el estiércol
fresco, después se mezcla bien con tierra dina, y luego se forman con él monto¬
nes de 80 centímetros de ancho y otros ■'tantos de alto. La longitud es indiferen¬ te. Entre montón y montón queda el -espacio necesario para maniobrar con holgura. De todos modos se pone gran
-esmero en formar los montones, exten¬
diendo el estiércol por capas sucesivas que el operario comprime con sus manos y rodillas, dando al conjunto forma alo¬ mada ó arqueada.
Cuando ki'temperatura llega, á 18°. la cual se observa por medio de un termó¬
metro colocado dentro del montón, se
pasa á sembrar. Si fuere más alta, se
'Orea el-montón abriendo en él con un
.palo varios agujeros, y se la hace des¬
cender á los citados 18.°
Para la plantación se emplea el mice¬ lio ó blanco de hongo, masa formada •por filamentos entrecruzados, que simu¬ lan una raíz, aunque morfológicamente mo tenga tal carácter. Ha de ser blanco .puro. y no despedir olor de moho. Se le obtiene de otros montones en plena ac¬ tividad de producción; pero como poco á poco mengua su poder productor, y por otra parte contiene á menudo fila¬ mentos de otro hongo (Clitocyle candícasis) que determina la enfermedad lla¬ mada chanci por los franceses, ó bacte¬ rias que causan otra enfermedad por nombre goutte, es preciso renovarlo de
vez en cuando. Esto suele hacerse cada
tres años, mediante un blanco ó micelio que cientos especialistas cultivan á pro¬ pósito, también en los alrededores de
París.-sobre lechos constituidos por ca¬
pas alternantes de sirles ó cagarrutas de ganado menor (cabras y ovejas) y gran¬ zas y cascabillos de trigo, el todo cubier¬ to por una sencilla capa de tierra. Y á pesar de esto no se halla siempre este
micelio nuevo exento de las enfermeda¬
des goutte y chanci. Si el micelio no es fresco, sino que
está desecado, conviene tenerle algun tiempo en sitio húmedo y de buen tem¬ ple, con lo cual se dispone á entrar me¬ jor en vegetación. Divídesele en manojitos de 10 centímetros de largo con ancho y grueso proporcionados, y se les planta en dos líneas paralelas, una á 20 ó 23 centímetros del suelo, y la otra á igual distancia de la anterior. De ma¬ nojo á monojo se deja un espacio de 20 centímetros, y los da la segunda línea alternan con los de la primera.
A los doce ó quince días todo el mon¬ tón está ya invadido por el blanco que so ha multiplicado; y entonces se le cu¬ bre con una capa de 2 ó 3. centímetros de tierra fina lijeramente humedecida, que se comprime con un instrumento plano. Mayor espesor de tierra impediría el nacimiento de las setas, y si fuere
menor no evitaría el contacto del aire,
el estiércol se desecaría, y el blanco que¬
daría indefenso.
Quince ó veinte días después han na¬ cido ya hongos, y á medida que adquie¬
ren cabal desarrollo se les recolecta cor¬ tándolos, no arrancándolos, á fin de no dañar el blanco. Si se van cubriendo los
espacios vacíos con tierra, si se mantie¬ ne siempre algo húmedo el montón para que no se deseque regándole por medio de pulverizador que no remueva la tier¬
ra, y si en el agua se disuelve ó diluye algún líquido fertilizante, abonos quí¬

micos, guano, etc., no es difícil obtener hongos comestibles durante todo el año.
Desde el año pasado, merced á los
estudios de Mr. Julien Constantin. se
obtiene el blanco de hongo, en toda es¬ tación y á voluntad, fértil, puro, y sin
enfermedades sembrando directamente
los esporos de la seta en un medio ferti¬
lizado. Aun no se conocen lo* detalles
del novísimo procedimiento, pero como el ilustre criptogamista de la Escuela Normal superior trabaja subvencionado por el Consejo General del Sena, se cree que no se tardará en darlos á conocer al público.
Además, sobre el Psalliota campes tris vive parásito otro hongo, el Mycogona perniciosa, y le hace enfermar. Esta en¬
fermedad. conocida con el nombre de
&,Óle. es muy grave, y se calcula que en
los alrededores de París ocasiona cada
año á los cultivadores de setas comesti¬
bles una pérdida que excede de un mi¬
llón de francos. Los setas enfermas se
deforman, adquieren olor acre y son impropias para el consumo. Reina casi
exclusivamente en los cultivos en can¬
tera. sin que apenas se presente en los que se efectúan al aire libre. La atmós¬ fera, las paredes de las galerías subter¬ ráneas. y sobre todo las tierras que cu¬ bren el estiércol (llamadas degollares) y las sabandijas y pequeños animales que
en el local moran son los vehículos ordi¬
narios de los esporos del Mycogona. Una temperatura de 20 á 30 grados favorece su propagación. En las canteras nuevas casi nunca se observa, pero á medida que transcurren años se inficionan, yá veces hay que abandonarlas temporal¬
mente.
Para combatir con éxito la mole pueden adoptarse, según inonsieur Coiutantin.
dos métodos eficaces de desinfección: ó
quemar azufre en el local, ó pulverizar las paredes con una disolución á 2‘50 por 100 de lysol. Puede desinfectarse también la tierra que cubre el estiércol, pero es preferible renovarla á cada cul¬
tivo.
Otros dos hongos parásitos (vert-de-gris y pla.tre) son también dañinos; y se ha podido observar que. en ciertas condi¬ ciones, el estiércol es su agente de pro¬ pagación.
P. la T. M.
Sección Biográfica.
DON VISENTE ROJO 1 PUERTAS
El bizarro capitán de Estado Mayor con cuyo nombre encabezamos estas lí¬ neas, nació en Madrid el 2 de Septiem¬ bre de 1881 y cuenta actualmente 15
años de servicios en el cuerpo en que sirve.
Filé herido gravemente hace pocos días en la acción del Cristo (Isla de Cuba).
A cuantos le conocen, si bien causó
profundo sentimiento su desgracia, no extrañó que fuese herido frente al ene¬ migo, pues de antemano sabían que al
marchar á Cuba no sería para permane¬
cer pasivo y esquivar el peligro, sino que había de renovar, en cuanto se le presentase ocasión para ello, las pruebas de arrojo y valentía que constituyen su
carácter.
En su hoja de servicios se consignan hechos meritorios y heróicos, entre ellos el que realizó durante las maniobras de
Monzón.
En aquella ocasión y mientras el cuar¬ tel general de Martínez Campos vadeaba el Cinca, la corriente, bastante impetuo¬ sa, arrastró al caballo que montaba el
teniente de caballería don Juan O'Don-
noli, hijo del duque de Tctuán y ayu¬ dante de campo entonces del general en jefe.
Rojo estaba cerca, y sin medir el peli¬ gro á que se exponía desciñóse la faja y echóse al agua, logrando salvar de una muerte cierta al citado oficial, recibien¬ do por ello los plácemes de los generales Martínez Campos, Blanco y de cuantos tuvieron conocimiento de su arriesgada
acción.
Más tarde fué recompensado por este
hecho con la cruz blanca del Mérito Mi¬
litar pensionada hasta su ascenso á ge¬ neral y con la gran cruz de Carlos III.
Al tener noticia de la agresión de que nuestras tropas habían sido objeto por parte de los riffeños, pidió y obtuvo pa¬ sar á Melilla con el cuartel general. Es¬ casa gloria alcanzaron allí nuestros sol¬ dados, pues aquella expedición puede
considerarse más que como una campa¬
ña guerrera, como una acción diplomᬠtica en que las armas representaron pa¬ lie! secundario. De varias misiones estu¬

vo encargado el capitán Rojo, saliendo airoso de todas ellas, y prestó buenos
servicios en las oficinas, demostrando su talento y excepcionales circunstancias
en los ingratos trabajos de bufete, reco¬ nociendo sus méritos cuantos periodistas
estuvieron en Melilla. Recientemente solicitó marchar á Cu¬
ba. y el general Martínez Campos, que sabe cuánto vale, lo llevó consigo.
El Sr. Rojo además de su reconoci¬ do valor, talento y actividad, es de la madera de que se hacen los generales que ganan sus grados en el campo de batalla, y no es difícil augurarle que, jóven aún, á no sobrevenirle alguna desgracia irreparable, verá lucir los do¬ rados entorchados en sus bocamangas.
Es muy conocido en Barcelona, donde cuenta con buenos y sinceros amigos, por haber desempeñado varias veces destinos en el Estado Mayor de aquella región.
El capitán Rojo salió de la Academia con el número uno en su promoción, y
además de la.s condecoraciones citadas
puede ostentar en su pecho la cruz roja del Mérito Militar pensionada, que se le concedió por sus servicios en la campa¬ ña de Melilla y la cruz blanca sencilla.
Mucho celebraremos que salga pronto y bien librado de la herida que recibió
en la acción del Cristo.
Variedades
La telegrafía sin hilos
Todos los verdaderamente amantes
del progreso verán con gusto segura¬ mente lo que sobre el mencionado ade¬ lanto en la telegrafía leemos en una re¬
vista francesa.
La telegrafía sin hilos, dice, de que ya nos hemos ocupado en otro número apropósito de la comunicación entre los trenes en marcha y las estaciones, conti¬ nua llamando la atención y excitando la sagacidad de los investigadores, y con justa razón porque tal sistema de comu¬ nicación ofrecería ventajas inapreciables principalmente para las comunicaciones con las embarcaciones entre si y con la
costa.
Según la Scheveiz-erische Bauzeieung, la cuestión ha dado un paso más hacia
la solución satisfactoria á consecuencia
de experiencias muy interesantes ejecu¬
tadas sobre las indicaciones de Mr. Ra-
temen. director de 1* AllgemeineElektricitats Gesellschaft. entre Berlín y Post-
dam sobre el Van osee.
Se sumergieron bajo el agua, á unos 400 metros de distancia, dos grandes placas metálicas unidas cada cual á uno de los palos de una batería de acumu¬
ladores.
Por medio de un conmutador y de un interruptor de construcción especial se enviaron á las placas corrientes in¬ terrumpidas á razón de unas 200 por se¬ gundo.
A muchos kilométros de esta estación
se colocaron también bajo el agua otras dos placas metálicas separadas una de otra de unos 50 metros y unidas á un aparato telefónico.
Entonces las ondas eléctricas trans¬
mitidas por el primer sistema de placas se percibieron distintamente en el telé¬
fono basta la distancia de 5 kilómetros
con una corriente de 2'5 amperes sola¬
mente.
Se ensayó luego con el misino resul¬
tado una comunicación telefónica entre
la estación y una cholupa eléctrica, que se llevó sucesivamente á diver¬ sos puntos del lago.
Estos primeros resultados son bastan¬ te concluyentes y es probable que em¬ pleando corrientes más intensas será fᬠcil el comunicarse á mayores distancias.
Como hemos dicho al principio este procedimiento presentaría ventajas con¬ siderables para la marina y permitiría
abandonar definitivamente las señales
ópticas en las cuales la transmisión de¬ pende y se halla siempre á merced de las
circunstancias atmosféricas.
Como siempre el genio humano ro¬
bando secretos á la naturaleza y presen¬
tando nuevas aplicaciones en su pro¬
vecho.
Hormigas agricultoras
La Reme Universelle contiene un in¬ teresante artículo relativo á las observa¬
ciones hechas por Alfredo Mceller sobre las hormigas.
Según éste, se halla demostrado que ciertas hormigas atacan á las plantas y cortan las hojas para arrastrarlas peno¬

samente hasta lugares seguros. Las tales hormigas sujetan la hoja con las mandíbulas y así descienden por el tron¬ co del árbol hasta el suelo. No la dejan caer por temor á que otra hormiga se la robe haciendo inútil el trabajo empleado
en cortarla.
Con esas hojas forman una capa en
derredor de sus nidos. La masa espon¬
josa hállase aislada por completo de las paredes del hormiguero. Cuando se la examina cuidadosamente, se nota que es un amasijo de filamentos de un hon¬ go especial que tiene por objeto servir
de alimento á la colonia.
Aquel campo constituye una especie de jardín realmente cultivado. Las hor¬ migas cuídanlo mueho; porque asegura su alimentación regular.
Estos animalitos agricultores ocúpanse sólo en prepararlas capas destinadas á la producción del hongo nutritivo que
necesitan.
Como para que los hongos se desarro¬ llen es preciso contribuir á ello emplean¬ do ciertos elementos orgánicos, las hor¬ migas, imitando á los labradores inteli¬ gentes, cortan multitud de hojas y las trituran, formando luego bolitas tiernas que esparcen, mezclándolas, por la fie¬
ra destinada al cultivo.
También Urblial cita un pájaro ameri¬ cano que roba trigo á fin de sembrarlo en un campo apartadísimo de las llanu¬ ras, y en tiempo oportuno recoge la co¬ secha, cortando las espigas para ocultar el grano en sitios difíciles de descubrir.
De ese modo conserva el único alimento
que le gusta lodo el invierno.

fotocopia, no parecen naturales, porque la vista nunca sigue el curso de cada gota desde que la percibe hasta el mo¬ mento en que llega á tierra.
Es mucho más curiosa la fotografía instantánea, porque apareciendo en ésta cada gota brillantemente iluminada ó inmóvil en su curso, resulta una serie de puntos brillantes prestando un efecto muy hermoso.
Sin embargo de esto, todavía no hay en la copia instantánea mucha naturali¬ dad, porque la vista no descompone el
movimiento.
A fin de obtener un retrato de la llu¬
via con fidelidad de parecido, urge re¬ cordar que el campo de la visión es limi¬ tado cuando la vista permanece inmó¬
vil.
Lo que se ve en la lluvia iluminada por el sol, es cu realidad, un rastro lu¬ minoso; pero que no se prolonga más allá del campo visual.
La mirada que recorre el horizonte, al
descender la lluvia, va descubriendo su¬
cesivamente rastros muy cortos, sin en¬
laces entre sí.
Y para reproducir estas líneas cruza¬ das, que forman las sombras y el campo en un cuadro ó dibujo, y lograr el pare¬
cido exacto de la lluvia, debe usarse un
obturador cuya lentitud sea de más de 1-5 de segundo; entonces aparecerá el retrato como surcado de hebras de igual longitud, representando cada cual el trayecto de una gota de lluvia durante el tiempo en que el objetivo ha perma¬ necido abierto, ó, lo que es lo mismo, una perfecta imagen de la lluvia natu¬
ral.

Los árboles mayores.

El ciprés de Veracruz. La edad de este árbol singular se remonta según varios naturalistas á los tiempos bíblicos. Las
historias del Nuevo Mundo afirman que
á su sombra acampó el valeroso ejército de Heruán-Cortés de 400 hombres, que conquistó el grande imperio de México. El baobab del Cabo Verde que cuenta
más de 4.000 años de existencia. El cas¬
taño de los 100 caballos en la falda del
monte Etna (Sicilia) así llamado por haberse guarecido debajo de su copa Juana do Aragón con los 100 caballeros que le acompañaban, cuenta unos 1000
años de existencia. El Plátano de Luci-
mo de Murcia en Licia, se le supone la
vida de 2000 años, su tronco- tiene de
circunferencia 188 pies, y por fin el ce¬ dro de California que tiene 150 metros
de altura.
La vida celular.
Sobre tan importante materia ha he¬
cho el sabio francés M. Juan Chatin in¬
vestigaciones valiosas. Examinando el desenvolvimiento y la
estructura del tejido conjuntivo de los moluscos, ha observado que en el estado inicial, la célula conjuntiva se presenta bajo la forma de un elemento poliédrico, de pequeñísimas dimensiones, con un protoplasma homogéneo y un núcleo
voluminoso.
Este último goza durante mucho tiem¬ po de verdadera preeminencia, que poco á poco va desapareciendo, cpn creci¬ miento y diferenciación del protoplasma. Al par que esto sucede, la célula reviste los caracteres mortográficos más varia¬ dos: puede afectar las formas esferoidal, fusiforme, ramificada, extrelluda, etcé¬ tera. Las cuales guardan correlación con sus diferentes adaptaciones funcionales, adaptaciones que aún se afirman más en los numerosos productos que se origi¬ nan por virtud de su actividad formati¬ va (grasas, pigmentom, etc.)
El sabio Chantín nos hace en sus in¬
teresantes y nuevos trabajos asistir á
todas las manifestaciones de una vida
celular, metódicamente observada y es¬ tudiada, durante sus diferentes perío¬
dos.

Crónica Balear

(OJKADA Á LA PRKNSA DE KSTA Í'UOVINCU)

La Intervención de Hacienda de esta
provincia lia publicado en el Boletín Oficial números 4.416 y 4.417 la liqui¬ dación que lia formado á los Ayunta¬ mientos, en virtud de lo dispuesto en la ley de moratorias, con expresión de lo que cada uno resulta debe al Estado en
fin de Marzo último.
Comprende dicha liquidación dos pe¬ ríodos, á saber, débitos de época ante¬ rior á 1." de Julio de 1878. y débitos des¬ de esa fecha á 30 de Junio 1894, que to¬ talizados son los siguientes:

AYUNTAMIENTOS

TO'XVA.TLíISS Pesen.s Cis.

Alcudia

120*00

Alayor

36*50

Algaida
A lar ó

150*23 8(55*21

Bínisalem

1,120*42

Bullóla

3,528*36

Campanet. ...... Capdepera
Establiments

90*50 305*50
185 * 25

Felanitx

1,511*90

Ferrerias

5.449*21

Formentera

8.782*75

Ibiza

302.623*98

Inca

8.667*50

La Puebla

826*33

Lloseta

1.525*00

Llubí

17*00

Llum mayor Mahón

4,297*56 90.562*74

Manacor

259.177*07

Muro

2.531*79

Marratxí

4.870*44

Mercadal

136*50

Pollensa

51,868.48

Petra

1.821*00

Puigpu-ñent
Sta. Eulalia

197*00
421*00

Sansellas

46.594*69

Sta. Eugenia
Sta. María

1.429*81 254*12

San Juan Bautista . . . 25.271*46

San José

4.363*32

San Antonio

362*12

Selva

17,739*56

Son Servera

20*00

Sóller

177*70

Yalldemosa

9*40

Fotografía de la lluvia.
Para observar debidamente el espectᬠculo de la lluvia es necesario dirigir la mirada á un fondo oscuro, á un bosque, por ejemplo, de este modo se la ve caer entre el objetivo y el sombrío follaje, reflejando cada tinta la luz solar con
notable intensidad.
E.-$as distintas exposiciones pueden ha¬ cerse. á saber: de tiempo ó instantánea.
Por la primera se obtiene una imagen, en la cual cada gota de lluvia deja á su paso un rastro luminoso, rastros en que
se notan más ó menos inclinaciones, se¬ gún sea la fuerza y resistencia del vien¬
to; pero que examinados después en la

845,716,50 Estos débitos, en más de cuatro quin¬
tos proceden del impuesto do consumos, por cuyo solo concepto Ibiza adeuda 285,404*86 pesetas, Manacor 255,444,45,
Mahón 77.437*11, Pollensa 51.729*95, Sansellas 37.542*67 San Juan Bautista
22,050*09 y Selva 10,866*00 que son las partidas más importantes.
En dicha relación de débitos figura además la Diputación provincial por 12,367*79 pesetas, de las cuales 12,000 corresponden á la consignación para Archivo y Biblioteca.
El domingo debió salir para Roma el señor don Gaspar Vidal, canónigo doc-

SÓLLER

toral, para la terminación del proceso siastas que tomaron parte en el simulacro guida familia la expresión de nuestro

Se dió cuenta de una instancia pre¬

Dia 24.—Para Palma, polacra goleta’

de canonización de la Beata Catalina de la batalla que los empleados encarga¬ mas sentido pósame.

sentada por D. Antonio Caparé y CoL Síifide Isabelita, de 93 ton., pat. D. Da¬

Tomás, el cual, según noticias verídicas, dos de la parte decorativa é iluminación,

pidiendo permiso para reformar una ven¬ mián Vicens, con 7 mar. y efectos.

está ya muyjadelantado. Pronto, pues, veremos figurar proba¬
blemente en el catálogo de los santos á nuestra indita paisana la humilde al¬ deana de Valldemosa y después austera religiosa del convento de Santa Magda¬

han contribuido con su acertada direc¬
ción unos, con su celo é inteligencia otros y con sus esfuerzos y sacrificios todos, á que la fiesta que nos ocupa, sino lo que debiera ser dadas nuestras pre¬

Anteayer fué capturado por el sar¬ gento de la guardia civil Sr. Lizana y una pareja á sus órdenes un sujeto autor
del robo de un cordero el dia 13 del pa¬
sado mes y de un reloj y siete pesetas el

tana de la planta baja de su casa sita en
la calle de Isabel II n.° 1. Enterado el
Ayuntamiento acordó pasara al Inge¬
niero encargado de la carretera de Palma á este puerto.

REMITIDO
Lyón 13 de Mayo de 1895.

lena, en Palma, en donde falleció el 5 de tensiones de cultura, haya sido por lo dia 13 del actual, habiendo abierto la Entró el concejal Sr. Rullan y Bisbal.

Sr. Dr. del Sóller.

Abril de 1574.
La Comisión Provincial ha informado
favorablemente el proyecto de trazado de las secciones 4.a y 5.a del ramal de ferro-carril que se intenta construir de
Santa María á Manacor, trazado que
comprende desde Montuiri á Felanitx,
haciendo constar que habiéndose cum¬ plido los trámites prevenidos por el re¬ glamento para la ejecución de la ley de expropiación forzosa, se acordó expresar al Sr. Gobernador que procede sea dicho proyecto declarado de utilidad pública.
Por algunos predios de la comarca de
levante, en el término de Palma, ha
empezado el arranque de muchos haba¬ res que quedaron perjudicados por los últimos aguaceros, por haber sido ata¬ cados por la roya, á causa del exceso de
humedad.
Los rendimientos que habrán dado es¬
tos habares serán muy escasos, por
cuanto estando enferma la planta no
pudo cuajar bien todo el fruto ni madu¬
rar convenientemente el que ya había cuajado.
Empieza, pues, el período de mermas de la ‘presente cosecha, y quiera Dios que las que haya no pasen de ahí.
La feria del domingo en Felanitx, que
fué la primera de este año se vió su¬
mamente concurrida acudiendo gran
número de gente forastera y délos pue¬ blos vecinos, llegando á momentos estar intransitables las calles más impor¬
tantes.
Las compras verificadas fueron de poca importancia proporcionalmente al número de asistentes á la feria pero más considerables de lo que suponían algu¬ nos, pues la actual situación es en ex¬ tremo violenta en esta población.
Durante estos días de fiesta no ha ha¬
bido que lamentar ningún abuso ni
-desgracia.
El ensanche de la carretera de Sóller
llega ya hasta la casa denominada Sa Torre des rellotge, algo más arriba de
Can Míanos, habiendo sido demolida la cerca de las tierras ó propiedades ocupa¬
das y derribados los almendros, muchos de ellos muy corpulentos y lozanos, que quedaron enclavados en las zonas ex¬
propiadas. La construcción del piso no ha empe¬
zado todavía en el trozo de que nos ocu¬
pamos. aun cuando ha comenzado el acarreo y transporto de tierras y piedras para la nueva vía, que será levantada
considerablemente sobre el nivel que antes tenía en el repetido trozo.
Crónica Local
Ya ha pasado la fiesta popular de la Victoria, que, sin salir del mismo molde,
se ha celebrado con igual esplendor que
en los años anteriores. La concurren¬ cia de forasteros ha sido mucha y ha
reinado en todas partes orden y alegria, por lo que la satisfacción de los vecinos,

menos á gusto de muchos de los vecinos, y de los forasteros que con su visita han
venido á honrarnos estos días.
La exposición de labores que se cele¬ bró en el colegio de MM. Escolápias, en nuestro penúltimo número anunciada, resultó un acontecimiento digno del cole¬ gio en que tuvo lugar y de la festividad á que dió realce, según se desprende de lo que acerca de la misma, y en especial del solemne acto de apertura, dice en su número de ayer nuestro estimado colega palmesano El Católico Balear, los fuegos artificiales, aunque poco variados, entre¬ tuvieron agradablemente á la extraordi¬ naria concurrencia que llenaba la plaza; la comida de novillos poco animada, y á no haber sido por lo afortunado y traba¬ jador que estuvo el diestro Moreno, hu¬ biera resultado un verdadero fracaso; la
procesión, lucida aunque no numerosa, y en ella, como todos los años, fue llevada en triunfo adornada con flores y con cin¬ tas que sostenían las Valentas donas de Can Tamañxj, la histórica tranca con la que defendieron las hermanas Casasñovas su honra, su vida y su casa en 1561, asistiendo infinidad de niños vestidos de
payeses y de moros, de ángeles, de reinas y representando otros los personajes que más se distinguieron en el glorioso hecho de armas que anualmente eu estos dias conmemora Sóller, estando presidida por la figura de la Virgen de la Victo¬ ria, á la que daba escolta una compañía de payeses armados y á la que saludaron con una descarga á la salida del templo y á la entrada ou el mismo; la misa de campaña fué un acto solemne que pre¬ senció con silencio y compostura un pú¬ blico numeroso; el simulacro en el puer¬ to fué como siempre, y atrajo un gentío inmenso que bajó en más de quinientos carruajes, habiendo bajado á pié muchas
personas además; la entrada en la pobla¬
ción de las tropas victoriosas fué lo me¬
jor de la fiesta, siendo indescriptibles la animación y el entusiasmo con que ésta
terminó.
De feria no hablamos, ni debe usarse este nombre al tratar de la fiesta popu¬
lar conmemorativa del glorioso 11 de
Mayo de 1561, que deseamos á todos
nuestros lectores vean celebrar en muchos
años con salud y alegría.
Han echado de menos algunos de nues¬
tros lectores el anuncio de los días en que
ha de salir de este puerto el vapor León
de Oro, y se líos ha suplicado no dejemos de publicarlo, pues que les interesa co¬ nocerlo. En contestación podemos decir únicamente que el vapor está limpiando
sus fondos en Marsella, y que á su re¬
greso, cuando se acuerde el itinerario, es probable publique la compañía el anun¬
cio de referencia. De todos modos pro¬ curaremos tenerles al corriente de cuan¬
to sepamos respecto de este particular.
El lunes, camino del puerto, chocó con otro un carruaje que bajaba corriendo y

puerta del domicilio en que verificó el último de dichos robos con llave, gaiazua
ú otra herramienta.
Dicho individuo, que fué puesto á dis¬ posición del Juzgado, es natural de Caimari, y á la hora en que escribimos con¬ tinua detenido eu el depósito municipal de esta villa, del que saldrá únicamente para ser conducido á Palma.
Celebramos vayan cayendo en la ra¬ tonera esos pájaros que tan enamorados están de lo ajeno, y aplaudimos el celo que manifiesta tener la benemérita ca¬ zándolos á pesar del misterio de que sue¬
len rodear sus fechorías.
Por medio de pregón anunció la Al¬ caldia anteayer que á partir del próximo lunes, dia 27 del actual, quedará inter¬ rumpido el tránsito de carruajes por la carretera de Palma, y disponiendo vayan á dar la vuelta por Deyá y Valldemosa todos los que tengan necesidad de ir á la capital ú otros pueblos del llano de la isla, lo mismo que los que de dichos pun¬ tos hayan de venir.
El objeto de la interrupción es que habiendo ocurrido dos veces ya despren¬ dimientos de peñascos desde lo alto de la Sierra de Alfaida, como saben nuestros lectores, quieren los Sres. ingenieros Jefe de Obras públicas en esta provincia y en¬ cargado de esta carretera, destruir, á ser posible, la causa de tales desprendimien¬ tos ó remediar cuanto se pueda el mal, con el fin de evitar desgracias ante todo y los consiguientes perjuicios al Estado después.
Es probable que por medio de la dina¬ mita se hagan volar todos los bloques de piedra que amenazan desplomarse, y se proceda seguidamente á la recomposición de los trozos que hayan sufrido desper¬ fectos con dicha operación.
Aplaudimos la idea. Vale más prevevenir que lamentar.
Cosa impropia de la época en que nos hallamos, solo se siente calor permane¬ ciendo al sol, pues que I03 fuertes aguace¬
ros de estos días han refrescado la tem¬
peratura hasta el punto de que han tenido que buscar de nuevo las lanas los que creyéndolas ya innecesarias las habían arrojado.
Los hortelanos y particularmente los que se dedican al cultivo de tomates,
muóstranse descontentos con tales lluvias
pues creen les habrán perdido la próxima
cosecha.
Quiera Dios se equivoquen.
Ayer, entrando en el puerto de arri¬ bada forzosa la polacra goleta Silfule Isabelita, tiró do una cuerda uno de los tripulantes del buque con fuerza y como resultó estar atada en falso cayó aquel de bruces sobre unas pipas que había sobre cubierta y quedó con la cara com¬ pletamente desfigurada.
Sentimos la desgracia y nos alegrare¬ mos no tenga mayores consecuencias.

Se dió cuenta de una instancia por medio de la cual solicita D. Guillermo
Castañer y Bernat permiso para hacer varias operaciones en la casa de su di¬ funto hermano Damian, sita en la calle de Cocheras. Enterado el Ayuntamiento acordó pasara á la Comisión de Obras.
Se enteró del dictamen emitido por
esta Comisión acerca de lo que solicitó D. Bartolomé Colom y Castañer, y de conformidad con el expresado clictámen acordó el Ayuntamiento conceder al in¬ teresado el permiso objeto de su instan¬
cia.
Se dió lectura á otro dictámen emitido
por la propia Comisión respecto de lo que
tenía solicitado D. Guillermo Rullan y
Estades, y conforme el Ayuntamiento con aquel, acordó resolver como en el
mismo se propone.
Entró el concejal Sr. Mayol. Manifestó el concejal Sr. Oliver era conveniente premiar el mérito de la ex¬ posición de labores y ramo de literatura que acababa de celebrarse en el colegio de MM. Escolápias de esta localidad y propuso así se hiciera, en lo que se ma¬ nifestó conformo la Corporación munici¬ pal y acordó nombrar una comisión com¬ puesta de los Sres. proponente, Frontera y Presidente que indique la clase de ob¬ sequio que se ha de hacer á dichas Ma¬ dres por siis desvelos y laboriosidad de que es prueba el acto solemue de que se
ía hecho mérito.
. Encontrándose en mal estado el piso de una parte de la calle de San Guiller¬ mo, del lugar de Biniaraix, acordóse su reparación.
Acordóse igualmente la construcción de una acera en la plaza del mencionado lugar.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la i</les¡a Parroquial.—Mañana, dia 26, fiesta de conclusión del mes de Maria; á las 7 y media comunión general, á las nueve y media horas menores y misa solemne con música y sermón por
D. Bartolomé Coll Pbro. Por la tarde
después do vísperas se continuará el sep¬ tenario de Jesucristo crucificado, y al anochecer la devoción del mes de Mayo.
Ovil
Nacimientos. Varones 5. — Hembras 1.—Total 6.
Matrimonios.
Dia 20.—D. Juan Rullan y Arbona, viudo, con D.a Francisca Simó y Casasnovas, soltera.
Dia 21.— D. Sebastián M.a Oliver y
Ferrer, soltero, con D.a Ana Arbona y Morell, soltera.
Defunciones
Dia 23.—D.a Catalina Santos Mayol y Muntaner, de 15 años, soltera, calle
del Mar.

Muy Sr. mió y distinguido amigo: Como casi siempre que á Vd. me diri¬ jo y desde Francia á Vd. se dirijen sus amigos y corresponsales del periódico do su digna dirección por medio de cartas destinadas á la publicidad, he de comu¬ nicar hoy á los lectores del semanario, por más que lo sienta, tristes noticias; á ello me obliga el deber de compañerismo. Comprendo que cuando es uno feliz solo saboree los goces de que su dicha le col¬ ma, pero en la adversidad y más cuando le persigue ésta lejos de sus patrios lares,
deben tomar parte en sus penas, deben unir á las suyas sus lágrimas cuantos se
precian de ser sus amigos. No suele sin ceder así, por desgracia, en el mundo; es más general el que se acerquen á los á quienes sonríe la suerte los muchos que eu tales casos se disputan su amistad, mientras que dejan aislados y solos con sus amargos recuerdos á aquellos á quie¬ nes la fortuna ha vuelto las espaldas; pero de esta regla general es una excep¬ ción, y con satisfacción lo digo, la nume¬
rosa colonia sollerense en Francia. En
cuanto un paisano es víctima de la des¬ gracia, apenas se tienen noticias de que sufre uno la pérdida do un ser querido, cuando de cerca y de lejos acuden todos al lado de los que lloran para enjugar sus lágrimas y procurar con su presen¬ cia y frases de consuelo cicatrizar la
herida abierta en su corazón atribulado
al mismo tiempo que unen á las suyas sus preces para el eterno descanso del alma del que dejó de existir.
Esto mismo, qu® sucede cuantas veces ocurre una defunción, se ha repetido úl¬ timamente en tres ocasiones distintas,
pero muy próximas la una de la otra. El 28 del pasado mes después de una larga y penosísima enfermedad falleció en esta ciudad nuestro muy querido amigo don Damián Canals, joven aun, pues solo contaba 44 años de edad, dejando sumi¬ da en el más amargo desconsuelo á sil esposa y en la orfandad á tres hijas, de tierna edad todas ellas; el día 9 del mes actual descargó el golpe fatal la Parca despiadada en una preciosa niña de siete años, la amable y simpática Antonia M. Miró, hija de nuestro querido amigo D. Jaime, residente en Vienne (Isere), y
por último dos dias después fué la víctima
otra tierna criatura hija del no menos es¬ timado amigo D. Sebastian Bauza, de Valence (Drome), hermosa niña de unos diez y ocho meses de edad, que era el encanto de sus atribulados padres y de¬
más familia.
Y conociendo los lectores del Sóller
la costumbre antigua y arraigada de de¬ jar los negocios para cumplir la obra de misericordia de consolar á los tristes, que
con tanta espontaneidad y amor sigue la colonia sollerense, y sabiendo por otra parte que tanto la viuda del finado Ca¬ nals como los angustiados padres de las angelicales niñas que dejaron este valle de lágrimas antes de probar el amargor

de los verdaderos patriotas, ha sido mu¬
cha y mayor es todavía la que sentimos
nosotros de poderlo asi consignar hoy.

lo volcó, quedándole destrozada la má¬
quina ó freno.
En el volcado iban varias personas que

Se han repartido con profusión los programas de una función «acróbata, gimnasta, musical, cómica y mímica»

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Eu B A RC ACION ES FO N 0 E AI) .AS

de los desengaños, gozan de generales
simpatías en los pueblos de su respectiva residencia y del aprecio de la colonia so-

El programa que pblicamos en nues¬ sacaron del percance todas ellas con¬ que se anuncia para mañana á las cuatro

Dia 20 Mayo.—De Barcelona, en 10 llerense, huelga decir si estuvieron con¬

tro penúltimo número ha sido cumplido tusiones, algunas de importancia.

de la tarde y que dará la compañía Cari horas, vapor Lidio, de 414 ton., cap. don curridos los entierros, y si se depositaron

en todas sus portes, y con esto queda

Creernos se ha aplicado al conductor en la plaza de toros de esta villa.

P. Aulet, con 27 mar., la balija, pasaje en los féretros muchas y vistosísimas co¬

todo dicho; lio obstante, hemos de aña¬
dir que lo mismo las autoridades civil y eclesiástica que la comisión de festejos, y de esta en especial los Sres. Árboua,

del carro causante del daño la corres¬
pondiente multa.
Después de larga y penosísima enfer¬

Según dichos programas, mañana á
las diez de la misma recorrerá las calles
la compañía al son de la música y vis¬ tiendo los artistas vistosos trajes.

y efectos. Dia 21.—De Barcelona, en 2 dias, ba¬
landra Juanito, de 42 ton., pat. 1). Jai¬ me Col!, con 4 mar. y efectos, de arri¬
bada.

ronas.
Sé, esto sí, y estoy facultado para ha¬ cerlo público, que la desconsolada viuda del Sr. Canals, D. Jaime Miró y don

Fortesa y Mora, y lo mismo el Sr. Garau que tuvo á su cargo el sermón histórico de la Victoria, que la orquesta que el do¬
mingo interpretó admirablemente, bajo la inteligente dirección de D. Antonio

medad dejó de existir la bella, amable y
encantadora señorita D.a Catalina Mayol
y Muntaner, en la madrugada del jueves, dejando sumidos en el mas amargo des¬ consuelo á su madre y demás familia,

A la plaza de toros, pues; ya que te¬ nemos pocos espectáculos conviene apro¬
vechar la ocasión.
¡Y por 30 céntimos!

Dia 23.—De Palma, en 1 dia, laúd San José, de Í9 ton., pat. D. Pedro José
Pujol, 30ii.6 mar. y lastre.
Dia 24.—De Marsella, en 2 dias, po¬
lacra goleta Síifide Isabelita, de 93 tone¬ ladas, pat. D. Damian Vicens, con 7 ma¬

Sebastian Bauza, á los que envio desde las columnas del Sóller la expresión de mi más sentido pésame, quedan altamen¬ te reconocidos á las pruebas de simpatía que han recibido, y agradecen en el alma

Enseñat, la bella partitura de Mercadan- como es de suponer poseyendo la finada

rineros y efectos, de arribada.

la deferencia, las atenciones de que han

te, y que la banda que amenizó las vela¬
das del sábado, domingo y lunes, la pro¬ cesión, la misa de campaña y todos los
actos de la fiesta tocando con afinación
y ajuste bajo la competente batuta de

apreciables dotes y bajando al sepulcro á los 15 años de edad, florida primavera
de la vida. Con cruz alzada fué conducido el ca¬
dáver á su última morada, por la tarde

EN EL AYUNTAMIENTO
Convocado en segunda convocatoria celebró el Ayuntamiento su sesión ordi¬ naria de esta semana, en la noche del

E \\I B AUC AGI0 NES DESL> ACU AD AS
Dia 20 Mayo. — Para Barcelona, vapor Lulio, de 414 ton., cap. D. P. Aulet, con 27 mar., la balija, pas. y efectos.
Dia 21.—Para Gandía, laúd San Bar¬ tolomé, de 32 ton., pat. D. G. Valent,

sido objeto por parte de los muchos pai¬ sanos que, lejos de Sóller, como ellos se ven forzados á vivir temporalmente.
Y Vd., señor Director, reciba gracias anticipadas por el favor de la inserción

su director D. Eladio Gofli escogidas del mismo dia y en la mañana siguiente jueves, bajo la presidencia del Alcalde con 5 mar. y lastre.

que le pide y espera merecer su afectísi¬

piezas del repertorio con que cuenta, entre las que merecen especial mención
la conjura y final del tercer acío de

se celebraron en la iglesia parroquial so¬ lemnes funerales por el eterno descanso del alma de la finada, á los que asistió

Sr. Pastor y con asistencia de los seño¬ res Frontera, Morell, Canals, Oliver, Forteza, Arbona, Castañer y Pizá.

Dia 22.—Para Andraitx, balandra Juanito, de 42 ton., pat. D. Jaime Coll, con 4 mar. y efectos.
Dia 24.—Para Palma, laúd San José,

mo amigo y S. S. q. b. s. in.
Antonio Mayol,

la ópera Hernán i y el aria de Chiesa numerosa concurrencia.

Fué leída y quedó aprobada el acta de de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con

por Estradela, y lo mismo los entu¬

Reciba D.a Santos Muntaner y distin¬ la sesión anterior.

6 mar. y lastre.

Los anuncios que se inserten en esta sección pagarán: llasta tres in'•serciones á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
razón de 0'03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
de que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el anchoasen! el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

«OLLER

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por'una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporción.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda.
Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compougan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los suscrlptores disfrutarán una rebaja de un 25 por 100.

EL RENOVADOR ALBRAND

£

I

I Aparate para pulverizar los líquidos, claros ó espesos, destinado á combatir el mildciv, la an-

f tmenosis, el Mariis rol y otras enfermedades de la viña, así como la peronospora de las patatas, be-
rengenas, tomates, alcachoeas, etc. El uso del henovador se lia generalizado contra todas las enfermedades debidas á cualquier parásito, criptogama ó insecto que ataque los árboles frutales
I y requiera la pulverización de algún líquido específico. Véndense más de C.000 Renovadores cada año. Es considerado como el más sencillo, sólido,

I práctico y expeditivo de todos los aparatos de este género. Ha obtenido grandes Diplomas de Honor
y Primeros premios en todas las Exposiciones donde se ha presentado.

I bis de forma elegante, muy ligero; el operador lo lleva á la espalda, como una mochila de sol¬
dado, sugeto por medio de correas. Su capacidad es de 14, 16, 20 ó 25 litros. Sin embargo, no

I hay que 'llenarlos del todo, á fin do dejar el hueco de un par de litros para la presión del aire. So compone de una bomba de aire comprimido puesta en movimiento por un volante al cual

* va adaptada una varilla terminada por un puño que baja á la altura de la mano del operador.
jL Basta un simple movimiento de bajo arriba para hacer funcionar el pistón de la bomba; movi-

m y
.X

miento que no exige esfuerzo ni fatiga. La bomba, sumamente sencilla, no está expuesta á des-
arreglo ninguno; únicamente sirve para aspirar y comprimir el aire en el recipiente, proporcionaudo de este modo la presión necesaria para la salida y dispersión del líquido, que es agitado

♦

I ‘l ca^a

de pistón por el simple paso del aire.

Muchas disoluciones requieren un agitador eficaz. Este llena todas las condiciones que requiere

la constante homogeneidad del líquido.

A la derecha del recipiente, hacia ahajo, hay una llave do paso á la cual se adapta un tubo

de goma provisto de una lanza que termina por el pulverizador que reduce los líquidos á una

lluvia de finísimas gotas. Merced al funcionamiento de un desatascado!* instantáneo muy ingenioso

este pulverizador no puede obstruirse nunca, lo cual permite servirse de disoluciones espesas, lo

mismo que de disoluciones claras, sin que sea de temer ninguna interrupción en el trabajo.

Una vez el aparato lleno del líquido que quiera emplearse, el operador se lo carga á la espalda

y da siete pistonazos á la bomba para la presión necesaria; abre luego la llave colocada á la de¬

recha del recipiente y dirige la lanza sobre los troncos ó las hojas destinadas á la aspersión. Du¬

rante los cinco ó seis minutos que dura la presión, no hay necesidad de reaccionar la bomba. Un

pistonazo de vez en cuando hasta para mantener esta presión. La persona que hace funcionar este

aparato, puede moverse con todo desembarazo, y como lleva una mano completamente libre, puede

ocuparla en apartar obstáculos; asi el trabajo resulta más'fácil y expedito.

I Con este aparato, un hombre puede fácilmente y casi sin fatiga irrigar 4 hectáreas al dia, si la hectárea comprende unos 4.500 pies. 150 litros de una disolución cualquiera bastan para irrigar

I 2.000 plantas por encima y por debajo. Para mantener limpio el aparato, basta pasarle agua por la noche, después de cada operación.

t Untense con aceite ó con grasa sin sal los bordes de los cueros del pistó i de la bomba, antes de proceder á la operación del dia, á fin do qm los frotes sean mas suaves. Tenemos á disposición de nuestros clientes una grasa especial que evita las ovulaciones; precio 1 franco la caja.
Ï Terminadas las operaciones del año. se untará de grasa todo el aparato para que no se oxide, y se colocará en sitio que no sea húmedo.

Para limpiar las válvulas, so destornillarán las dos tuercas del tubo agitador que baja dentro

del recipiente, se secarán bien las válvulas sin untarlas de grasa y volverán á. colocarse en su sitio.

La varilla que va articulada al volante de la bomba ha do ir con el puño vuelto hacia el

aparato.

PRECIO DE LOS APARATOS COMPLETOS

Renovador completo n.° 1 de colore rojo, pulimentado y laminado, de una capacidad de 11 litros: 60 francos

Id.

id.

n.° 2 de id. id.

id.

id.

de una

id.

de 16 id. 65 id.

Id.

id.

n.° 3 do id. id.

id.

id.

de una

id.

de 18 id. 70 id.

Id.

id.

n.° 4 de id. id.

id.

id.

de una

id. de 20 id. 75 id.

COMPAÑIA TRASATLÁNTICA DE BARCELONA
Servicio fijo y periódico por los vapores de esta compañía
MES DE MAYO DEL ANO 1895
Línea áe las Antillas, Ñew-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor CA¬ TALUÑA, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 20.—De Santander, vapor ALFONSO XIII, para Puerto-Rico, Habana y
Veracruz.
El 30.—De Cádiz, vapor BUENOS AIRES, para las Palmas, Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
Servicio comercial de Puerto-Rico.—El 3 de Santander y el 4 de La Corufía, vapor SANTO DOMINGO, para San Juan de Puerto-Rico y Habana, y con tras¬ bordo para los litorales de Puerto-Rico, Cuba, Méjico, Costa firme y Pacífico.
Línea de Filipinas.—El 24 de Barcelona, vapor ISLA DE LUZON, para Port-Saind, Aden, Colombo, Singapore y Manila.
Línea de Buenos Aires.—El 2 de Barcelona, y el 7 de Cádiz, vapor CIUDAD DE SANTANDER, para Santa Cruz de Tenerife, Montevideo y Buenos Aires.
Línea de Marruecos.—El 18 de Barcelona, vapor MOGADOR, para Málaga, Ceuta, Cádiz, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.
Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz
los lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á Cádiz los martes, jueves y sábados.
En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino. Al tomar los pasajes se abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará a los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete. Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta. Para más informes, en Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo
Estades.
El magnífico y veloz vapor ISLEÑO saldrá del puerto de Barcelona p«ra
Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde. De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 do la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN*. EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo. EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón Coll- Calle del Mar n.« 50.

Para el caso do desperfectos, tenemos piezas de cambio, cuyo pre ño varía entre 10 céntimos y
9 francos.

LA SOLLERENSE

;

ÚNICO REPRESENTANTE DE LA CASA CONSTRUCTORA EN BALEARES:

'

©E

)

J. MARQUÉS ARBONA, SAN BARTOLOMÉ 17—SÓLLER.

I
PLAZA BE PALACIO, 1B-BARCEL0IA

ERA y PORT-BOÜ (Frontera iraní

DEPÓSITO
de azulejos, mosaicos y de toda
ciase de artículos de alfarería
DE
Pedro Noguera Pizá
La favorable acogida que ha dispensado el público sollerense á este establecimiento, debido sin duda á lo bien surtido que está y á los reducidos precios que ri¬ gen en el mismo, ha obligado á
su dueño á abrir otro de la mis¬
ma índole, en punto más céntrico
ele esta población, lo que tiene el gusto de participar á sus nume¬ rosos parroquianos.
En lo sucesivo podrán dirigirse lo mismo al antiguo estableci¬
miento CALLE DE MORAGUES
que al nuevo PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN.—SÓLLER.
Desea venderse una
•casa con dos portales señalados am¬ bos con el n.° 11 y un corral mayor en extensión que el solar en qne está
edificada dicha casa. Está situada en la calle del Viento.
Dará cuantos informes se pidan D. Juan Joy y Pizá, Chocolate¬
ría, calle de Buen Año.—SÓLLER.

Por tener que au-
sentarse su dueño, desea vender dos casas y porción de tierra huerto contigua á las mismas, situadas en
las inmediaciones de la calle de la
Romaguera.
Dará más informes el dueño ex¬
presado, D. Guillermo Cardell, que
vive en una de las casas que se anuncian.
DILIGENCIA
SÓLLER Á PALMA Y VICE-VERSA
Se ha establecido un nuevo ser¬
vicio entre este pueblo y la capital, cuyos despachos estarán:
En Sóller, en la fonda de Pas¬ tor, calle del Príncipe n.° 18.
En Palma, en la fonda Solleren¬ se de Jaime Serra (a) Mayol, plaza
del Aceite.
Las salidas de este pueblo se efec¬
tuarán todos los dias laborables á
las cuatro y media de la mañana, y á las dos y media de la tarde los do¬ mingos, y de Palma los lunes á las cuatro y media de la mañana y los
restantes dias á las dos de la tarde.
Los lunes por la mañana no sal¬ drá carruaje de ésta, ni de Palma los domingos por la tarde.

]L9 UMItOT

DE
lET'XJasriDA.IDA. E32ST 1SSS Poetas.

Capital
Reseñas
Primas í cobrar.

10.000.000*00
7.650.000*00
69.244.813*00

Total de garantía
Recaudación del año 1802

86.894.813*00
14.444.791*60

Siniestros pagados el año 1802. . . 7.846.023*25 Siniestros pagados desde su fundación. 176.000.000*00

SUB-DIRECTOR EN MALLORCA:

i iin-iffl i ira mi.

AGENTE EN SÓLLER:

ACADEMIA MERCANTIL
DIRIGIDA POR
TENEDOR DE LIBROS COLEGIADO
Enseñanza teórico-práctica de Caligrafía, Cálculo mercantil, Tene¬ duría de libros, Clases especiales de Legislación mercantil, Geogra¬ fía comercial y Economía política y Francés.
Lección diaria y á horas conve¬
nidas.
Calle del Príncipe (Borne)- 13-SÓLLER

El dueño de este establecimiento, Aduanas, transportes, comisión,

ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se lia hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por cubiertos, con

consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, fruías frescas y pescados.
1 TALLE

gran rebaja en los precios.

Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la

mm mmmm.
Calle de los Olmos n.° 148—Palma.
SUCURSAL EUST SCbXjIXEK,

protección que de estos isleños re¬ i ES CASA DE MIGUEL ESTADES, CEIS1

cibe.

I

I Hay en existencia ménsulas, guarda-polvos para

i fachadas, lozas para balcones (ñolas), panteones y

M AYAGU EZ.-(Puerto-Rico).

| demás clases de trabajos del ramo, á precios redil-
! «idísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos
I que se encarguen.

Almacén

de

calzado

de todas

Hay también existencia de piedras mármoles de
todas clases.

clases y objetos de peletería.

CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLEK

Importaciones directas de los

principales mercados del mundo,

V©H(1© á voluntad de

renovados quincenalmente. Fábricas de curtidos y de calza¬
do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas

su dueño, una casa y corral con el
derecho de medio cuarto de hora de
agua de la fuente de la Alquería

en toda la Provincia.

del Conde, sita en esta villa, calle

VENTAS AL POR MAYOR de Batac-h n.° 17. La persona que

jPer vendrer bey ha una desee adquirirla puede avistarse pessa de térra, bun oliva y garro- con el notario Sr. Llambias quien

veral, coneguda per “Can Tabalét,, y situada demunt “Can Payas,,.
Té cuatre corteradas d’ estensió,
póch mes ó menos.—Donarán mes informes en aquesta imprenta.

les enterará de su dueño, titula¬ ción, y de las condiciones de la
venta.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»