.«..ÑO X—2.a EPOCA-NUM 414
.«..ÑO X—2.a EPOCA-NUM 414
r

SÁBADO 9 DE MARZO DE 1895

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-liico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitucióu-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDIDOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Ï ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbcna.

Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EsrAítA: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 0’75 trancos id. id. PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id. 1 Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’30 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos qua se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
POLIFEMO

graciado sacerdote que había tenido la imprevisión de acercarse á él!
Este hombre pavoroso tenía un sobri¬
no de ocho ó diez años, como nosotros.

¡Desdichado! No podíamos verle en el

El coronel Toledano, por mal nombre paseo sin sentir hacia él compasión infi¬

Polifemo, era un hombre feroz que gas¬ nita. Andando el tiempo he visto á un taba levita larga, pantalón de cuadros y domador de fieras introducir un cordero

sombrero de copa, de alas anchurosas y en la jaula del león. Tal impresión-me

reviradas. Estatura gigantesca, paso rí¬ produjo, como la de Gasparito Toledano

gido, imponente, enormes bigotes blan¬ paseando con su tío. No entendíamos

cos. voz de trueno y corazón de bronce. Pero aún más que esto, infundía pavor y grima la mirada torva, sedienta de sangre, de su ojo único. El coronel era tuerto. En la guerra de Africa había da¬

como aquel infeliz muchacho podía conservar el apetito y desempeñar regu¬
larmente sus funciones vitales, como no
enfermaba del corazón ó moría consu¬
mido por una fiebre lenta. Si trascurrían

do muerte á muchísimos moros, y se algunos días sin que pareciese por el

había gozado en arrancarleslas entrañas parque, la misma duda terrible agitaba

aún palpitantes. Esto creíamos al menos nuestros corazones. «¿Se lo habrá me¬ ciegamente todos los chicos que al salir rendado ya?» Y cuando al cabo le liallá—
de la escuela íbamos á jugar al parque j hamos sano y salvo en cualquier sitio,

de San Francisco, en la noble y lieróica experimentábamos á la par sorpresa y

ciudad de Lancia.

$

consuelo. Pero estábamos seguros de

Por allí paseaba también metódica¬
mente, los días claros, de doce á dos de
la tarde, el implacable guerrero. Desde muy lejoscolumbrábamosentre losárboles su arrogante figura, que infundía el espanto en nuestros infantiles corazones; y cuando no, escuchábamos su voz fra¬ gorosa. resonando cutre el follaje como

que un día ú otro concluiría por ser víc¬ tima de algún capricho sanguinario de
Polifemo.
Lo raro del caso era que Gasparito no ofrecía en su rostro vivaracho aquellos signos de terror y abatimiento que de¬ bían de ser los únicos en él impresos.
Al contrario, brillaba constantemente

un torrente que se despeña. El coronel era sordo también, y no podía hablar sino á gritos.
—Voy á comunicarle á Vd. un secreto —deda á cualquiera que le acompañase en el paseo.—Mi sobrina Jacinta no quiere casarse con el chico de Navarrete.
Y de este secreto se enteraban cuantos
se hallasen á doscientos pasos en re¬ dondo.
Paseaba generalmente solo; pero cuan¬ do algún amigo »e acercaba, hallábalo propicio. Quizá aceptase de buen grado la compañía por tener ocasión de abrir el odre donde guardaba aprisionada su voz p.oteute. Lo cierto os que en cuanto tenía interlocutor, el parque de San
Francisco se estremecía: no era ya un
paseo público; entraba en los dominios exclusivos del coronel. El gorjeo de los pájaros, el susurro del viento y el dulce murmurar de las fuentes, todo callaba. No se oía más que el grito imperativo, autoritario, severo, del guerrero de Africa. De tal modo, que el clérigo que le acompañaba (á tal hora, sólo algunos clérigos acostumbraban á pasear por el parque), parecía estar allí únicamente para abrir, ahora uno, después otro, to¬ dos los registros que la voz del coronel poseía. ¡Cuántas veces, oyendo aquellos gritos terribles, fragorosos, viendo su ademan airado y su ojo encendido, pen¬ samos que iba á arrojarse sobre el des-

en sus ojos una alegrin cordial que nos dejaba estupefactos. Cuando iba con su tio marchaba con la mayor soltura, son¬
riente. feliz, brincando unas veces, otras
compasa (lamen te, llegando su audacia ó
su inocencia basta á hacernos muecas á
espaldas de él. Nos causaba el mismo efecto angustioso que si le viésemos bai¬
lar sobre la flecha de la torre de la cate¬
dral. «¡GaspaarU El aire vibraba y trans¬ mitía aquel bramido á los cipreses del paseo. A nadie dq los que allí estábamos nos quedaba el color entero. Solo Gaspa¬
rito atendía como si se llamara una si¬
rena. «¿Qué quiere usted, tío?» Y venía hacia él ejecutando algún paso compli¬
cado de baile.
Además de este sobrino, el monstruo
era poseedor de un perro que debía de vivir en la misma infelicidad, aunque tampoco lo parecía. Era un hermoso da¬ nés de color azulado, grande, suelto, vigoroso, que respondía por el nombre de Muley. en recuerdo sin duda de al¬ gún moro infeliz sacrificado por su amo. El Muley. corno Gasparito, vivía en po¬ der de Polifemo lo mismo que en el re¬ gazo de una odalisca. Gracioso, jugmeton. campechano, incapaz de falsía, era. sin ofender á nadie, el perro menos es¬ pantadizo y más tratable de cuantos he
conocido en mi vida.
Con estas partes no es milagro que to¬ dos los chicos estuviésemos prendados

de él. Siempre que era posible hacerlo, sin peligro de que el coronel lo advirtie¬ se, nos disputábamos el honor de rega¬ larle con pan, bizcocho, queso y las go¬ losinas que nuestras mamás nos daban para merendar. El Muley lo aceptaba todo con no fingido regocijo y nos daba muestras inequívocas de simpatía y re¬
conocimiento. Más á fin de que se vea
hasta qué punto eran nobles y desinte¬
resados los sentimientos de este memo¬
rable can, y para que sirva de ejemplo siempre á perros y hombres, diré que no mostraba más afecto á quien más le re¬ galaba. Solía jugar con nosotros algu¬ nas veces (en provincia y en aquel tiem¬ po entre los niños no existían clases so¬ ciales), un pobrecito hospiciano llamado Andrés, que nada podía darle, porque nada tenía. Pues bien; las preferencias de Muley estaban por él; los rabotazos más vivos, las carocas más subidas y vehementes á él se consagraban, en me¬ noscabo de los demás. ¡Qué ejemplo pa¬ ra cualquier diputado de la mayoría!
¿Adivinaba el Muley que aquel niño desvalido, casi siempre silencioso y tris¬
te. necesitaba más de su cariño que no¬
sotros? Lo ignoro; pero así parecía. Por su parte Andresito había llegado á con¬ cebir una verdadera pasión por este ani¬ mal. Cuando nos hallábamos jugado en lo más alto del parque al marro ó á las chapas y se presentaba por allí de im¬ proviso el Muley, ya so sabía, llama aparte á Andresito y se entretenía con él largo rato, como si tuviese que comuni¬ carle algún secreto. La silueta colosal de
Polifemo se columbraba allá entre los
árboles.
Pero estas entrevistas rápidas y llenas de zozobra fueron sabiéndole á poco al hospiciano. Como un verdadero enamo¬ rado, ansiaba disfrutar de la presencia de su ídolo largo rato y á solas. Por eso
una tarde, con osadía increíble, se llevó
á presencia nuestra el perro hasta el Hospicio, como en Lancia se denomina la Inclusa, y no volvió basta el cabo de
una hora. Venia radiante de dicha. El
Muley parecía también satisfechísimo. Por fortuna, el coronel aún no se había ido del paseo ni advirtió la deserción de
su perro.
Repitiéronse una tarde y otra tales es¬ capatorias. La amistad de Andresito y Muley se iba consolidando. Andresito no hubiera vacilado en dar su vida por el Muley. Si la ocasión se presentase, segu¬ ro estoy de que éste no sería menos.
Pero aún no estaba contento el hospi¬ ciano. En su mente germinó la idea do llevarse el Muley á dormir con él á la Inclusa. Como ayudante que era del co¬ cinero, dormia en uno de los corredores,

al lado del cuarto de éste, en un jergón fementido de hoja de maiz. Una tarde condujo el perro al Hospicio y no volvió. ¡Qué noche deliciosa para el desgraciado
niño! No había sentido en su vida otras
caricias que las del Muley. Los maestros primero, el cocinero después, le habían hallado siempre con el látigo en la ma¬
no. Durmieron abrazados como dos no¬
vios. Allá al amanecer el niño sintió el
escozor de un palo que el cocinero le había dado en la espalda la tarde ante¬ rior, Le despojó de la camisa:
—Mira, Muley—dijo en voz baja mos¬
trándole el cardenal.
El perro, más compasivo que el hom¬
bre, lamió su carne amoratada.
Luego que abrieron las puertas lo sol¬ tó. El Muley corrió á casa de su dueño; pero á la tarde ya estaba en el parque dispuesto á seguir á Andresito. Volvie¬ ron á dormir juntos aquella noche, y la siguiente, y la otra también. Pero la di¬
cha es breve en este mundo. Andresito
era demasiado feliz y caminaba inocen¬
temente al borde de una sima.
Una tarde, hallándonos todos en apre¬
tado grupo jugando á los botones, oímos detrás dos formidables estampidos.
—¡Alto! ¡Alto!
Todas las cabezas se volvieron como
movidas por un solo resorte. Frente á nosotros se alzaba la talla ciclópea del
coronel Toledano.
—¿Quién de vosotros es el pilluelo que secuestra mi perro todas las noches, va¬
mos á ver?
Silencio sepulcral en la asamblea. El terror nos tiene clavados al suelo, rígi¬ dos, como si fuéramos de palo.
Otra vez sonó la trompeta del juicio
final.
—¿Quién es el secuestrador? ¿Quién es el bandido? ¿Quién es el miserable?...
El ojo ardiente de Polifemo nos devo¬ raba uno en pos de otro. El Muley, que le acompañaba, nos miraba también con los suyos, leales, inocentes, y movía el rabo vertiginosamente en señal de in¬ quietud.
Entonces Andresito, más pálido que la cera, adelantó un paso y dijo:
—No culpe á nadie, señor. Yo he sido.
—¿Como?
—Que lie sido yo—repitió el chico en
voz más alta.
—¡Hola! ¡Has sido tú!—dijo el coronel sonriendo ferozmente.—¿Y tú no sabes á quien pertenece este ¡ierro?
Andresito permaneció mudo. —¿No sabes de quién es?—volvió á preguntar á grandes gritos.
—Si. señor.
—¿Como?... Habla más alto. Y se ponía la mano en la oreja para reforzar su pabellón.

—Que si señor. —¿De quién es, vamos á ver?
—Del señor Polifemo.
Cerré los ojos. Creo que mis compañe¬
ros debieron hacer otro tanto. Cuando
los abrí, pensé que Andresillo estaría ya
borrado del libro de los vivos. No fué
así por fortuna. El coronel le miraba fi¬ jamente, con más curiosidad que cólera.
—¿Y por qué te lo llevas? —Porque es mi amigo y me quiere— dijo el niño con voz firme. El coronel volvió á mirarle fijamente. —Está bien— dijo al cabo—¡Pues cui¬ dado con que otra vez te lo lleves! Si lo haces ten por seguro que te arranco las orejas. Y giró majestuosamente sobre los ta¬ lones. Pero antes de dar un paso se llevó
la mano al chaleco, sacó una moneda de
medio duro, y dijo volviéndose: —Toma, guardátelo para dulces.—
¡Pero cuidado con que vuelvas á secues¬ trar el perro! ¡Cuidado!
Y se alejó. A los cuatro ó cinco pasos
ocurriósele volver la cabeza. Andresito
había dejado caer la moneda al suelo y sollozaba, tapándose la cara con las ma¬ nos. El coronel se volvió rápidamente.
—¿Estás llorando? ¿Por qué? No llores, hijo mío.
—Porque lo quiero mucho... Porque es el único que me quiere en el mundogimió Andrés.
—¿Pues de quién eres hijo?—preguntó el coronel sorprendido.
—Soy de la Inclusa. —¿Cómo?—gritó Polifemo. —Soy hospiciano.
Entonces vimos al coronel denudarse.
Abalanzóse al niño, le separó las manos de la cara, le enjugó las lágrimas con su pañuelo, le abrazó, le besó, repitiendo con agitación:
— ¡Perdona, hijo mió. perdona! No hagas caso de lo que te lie dicho... Llé¬ vate el perro cuando se te antoje... Tenlo contigo el tiempo que quieras, ¿sa¬ bes?... Todo el tiempo que quieras...
Y después que le hubo serenado con estas y otras razones, proferidas con un registro de voz que nosotros no sospe¬
chábamos en él, so fué de nuevo al pa¬
seo volviéndose repetidas veces para gritar:
—Puedes llevártelo cuando quieras, ¿sabes lojo mío?... Cuando quieras...
Dios me perdone, pero juraría haber visto una lágrima en el ojo sangriento
de Polifemo.
Andresillo se alejaba corriendo, segui¬ do de su amigo, que ladraba de gozo.
A. Palacio Valdés.

(5) FOJLSjETÍIV
SIMÓN VERDE
agudo timbre de las voces de las niñas. —Va el picaro al nido del escala-mata (1). que es un pájaro muy chiquito, se come sus huevecilkis y en su lugar pone los suyo?. Después que la pobre escalamata saca los huevos, abren los poli líe¬ los su gran pico, pues son muy comilo¬ nes. y la pobre pajarita, que cree que son sus hijos, se mata para poder criar los voraces cuneros.—Dice padre', añadió Agueda, que otro pájaro hay muy pica¬ ro y de mucho sentido, que es el alcara-
bán. Las zorras le persiguen mucho pa¬ ra comérselo, porque les gusta más que un confite. Un día le dijo el alearabáii á la zorra que su carne no tenía todo su
sabor, si antes de comerla no se decía: alcardbán comí. Así lo hizo la zorra
cuando después le cogió. El alcarabán aprovechó la ocasión de que abriese la boca la zorra para decir alcarabán comí. y se voló diciendo: ¡á otro que no á mí!
--Mira—dijo una de las oyentas al ver posada sobre una rosa una palomita
(1) Coronilla.

blanca y oir revolotear un moscón;— cate aquí una polomita blanca, que lle¬ va los recados á María; y un moscón, que es el que se los lleva al diablo.
Corrieron siguiendo la dirección del
vuelo del moscón diciendo á la par: —Moscón, (lile al diablo que se vaya
con los moros de Berbería, y que no
aporte por acá.
—Moscón, (lile al diablo que sepa para
su gobierno que está en la iglesia San Miguel, que es quien con él se las sube barajar.
—Moscón, dijo á su vez Mariquilla Albóndiga, (lile al diablo que mi mae Ana me lía puesto una cruz de retama macho al cuello para librarme de él y de la a recipela (la erisipela).
—Y á la palomita blanca,¿qué recado le das María, Mariquilla? preguntó Agueda.
Mariquilla se acercó andando de pun¬ tillas. y hablando muy quedo para no ahuyentarla, dijo:
—Palomita, que le des .muchas memo¬ rias á María.
—¡Qué tontuna! eso no. —¿Pues qué? —Se dice: palomita, di le á la Señora de nuestra parte, como en las letanías se lo dice: \\ora por obis! Y como la mariposa hubiese atendido-

al encargo y á esa súplica, que nada de cía y tanto significaba, á palabras tan incorrectas, y á aquella fe tan pura y sencilla, elevóse al impulso de sus blan¬ cas alas, y se perdió en el éter como un Suave perfume, ó como un dulce sonido.
Las niñas que eran pobres, comieron todas allá, y á la caída de la tarde dijo
la mayor:
—Ea. ya el sol se va. —Y yo también me voy. que va ven¬ drá pae, dijo la Albóndiga. —Y yo. añadió la tercera. —¡Y yo... y yo! con Dios, mae Ana, repitieron todas. Y el alegre coro se fué cantando, al observar la luna que parecía mirarlas:
Luna lunera,
cascabelera,
mete la mano
en la faltriquera;
saca un ochavo
para pajuela.
Una de las muchas luces del siglo— ¡los fósforos!—ha quitado su oportuni¬ dad y sentido á esta infantil plegaria á la luna; y pronto, solo en estas hojas quedará el recuerdo del referido coro á Diana, tan desentonada, pero tan gra¬ ciosamente ejecutado. ¡Pueda perdónár-

selos la luna! Nosotros no nos sentimos
con fuerza y valor para ello. Las pajuelas, descoloridas y lánguidas
sultanas, recostadas en sus muelles di¬
vanes de yesca, á las que solo animaban los esfuerzos unidos del hierro y de la piedra, aquellas pálidas vestales del fue¬ go doméstico, se han visto arrebatar su reinado por un ejército de pigmeos y efí¬ meros republicanos fósforos, que con su gorro encarnado, é íntimamente unidos
en sociedades secretas, merced á su sans-
famips, se han introducido por todas partes. Pero nosotros—que somos pala¬ ciegos de la desgracia.—guardamos fi¬
delidad á las destronadas sultanas que.
según la tradición de los niños, estaba á cargo de la luna proporcionar en las ca¬ sas. De esta tradición se desprende que los niños—que saben mucho y enmien¬ dan la gramática Con gran tino.—hicie¬ ron el descubrimiento de que la luz de las pajuelas no era la roja luz del sol.
sino la amarilla luz de la luna.
Aconsejamos á los sabios que tornen algunas veces informes do los niños so¬ bre problemas que no alcanzan; pues los, niños saben muchos misterios que ellos ignoran. ¿Quién se los dice? Ellos
lo callan. No sabernos si será un niño al
que sonríen dormido, si será un pajarí-

to, pajarito que sus padres calumnian, haciéndole pasar á sus ojos por acusa¬ dor;—pero los niños no le creen, y en eso llevan los calumniadores su castigo. —¿Si será el aura cuando los besa? ¿si serán las flores cuando los acarician? ¿si será el agua, cuando á los golpes que le;
están dando mientras desnudos en ella
se bañan, salpica sus rostros de líquidos brillantes? ¿O si tendrán algo de divino en su mirada, que estiende su alcance á
lo desconocido mientras son inocentes?
Ello es. que saben cosas que nadie les enseña, y que la razón matemática no explica; cosas con las que simpatiza el poeta, que conserva con el bello don de Dios—la poesía creyente.—la inocencia del sentir; pero de que se burla y moteja el hombre positivo, que en este suelo no quiere flores, ni nada inútil ni sin obje¬ to. sino que exije que todo él se are, y después de arado se siembre de... ¡pa¬
tatas!
Volvamos á la narración, puesto que nos echan en cara nuestras digresiones. ¡A narrar, á narrar! ¡al arado y á sembrar patatas! Las digresiones están de más; que también en literatura hay hombres positivos. ¡Digresiones! ¡pues no es na¬ da! La prosa se escandaliza; la narración
se indigna; el verso grita ¡usurpación!;

2
■■■T——

-

’

SÓLLER

Sección Científica donársele.-en compensación, los desper¬ fectos que causa en huertos y jardines y

dos despilfarros de granos hechos en las

ros PÍJAB0S Y .EL AGffilCULTOBi sementeras. En resumen: el gorrión
ejerce una acción muy notable en los

insectos nocivos á toda clase de plantas,

VI.

como se ha demostrado prácticamente

CONIRROSTROS

en las ciudades vecinas de Nueva York,

Los pájaros que tienen -el ’pico corto, robusto,' recto, alg© cónico y sin diente ni escotadura, forman la familia de los conirrostros, formado de cono y rostro. Está formada por muchas especies y ‘re¬ meros. que se distinguen por sus cos¬ tumbres y régimen de vida. En Mallor¬ ca conocemos los siguientes:
G É N K lio—A LO N Dtt A.
A lauda urvensis—Alondra de los cam¬
pos.—'Ferróla.
A latida turna ría.—T e r re r u el o. - Terro-
‘1(1. Terrolot.
Alando, cristata.—Cochevís, alondra
moñuda, cogujada. —Cucuyada. Todas estas especies tieneíi alas largas
y puntiagudas, cola ahorquillada por la desigualdad de las timoneras, tarsos al¬ tos y guarnecidos de escamas, costum¬ bres familiares, y su carne es muy deli¬ cada. Su régimen de vida es granívoro, .pero no dejan de consumir muchísimos insectos, gusanos, larvas, huevos de hormiga y de langosta, alimentándose también de muchas semillas perjudicia¬ les á la agricultura. El beneficio que producen es mucho mayor que el per¬ juicio que causan.
Género—Pauo.
De este tenemos los:

donde se ha fomentado la cría del pája¬
ro de la controversia, lo mismo que en el Palatinudo y en Escocia, dónde, des^
pues de haber establecido premios para la destrucción del gorrión, tuvieron que instituir nuevos premios para su repro¬
ducción, atendiendo á lo mucho que iban sufriendo las cosechas á medida
que desaparecían los malditos gorriones.
S UB-CÍ É X E RO—Pl XZÓN.
Fringilla caleps. —Pinzón—Piusa. Frígida monlif.'ring illa. — Pinzón.—
Pinsà real.
Los dos son conocidos por un mismo nombre. El primero es sedentario y abundante, y el segundo es de paso. Su régimen es granívoro, pero no dejan de hacer gran consumo de insectos, en es¬ pecié 1 durante la cría; aunque comen trigo y cebada, dan preferencia al caña¬ món y á las semillas de amapolas, de espino blanco, etc. que nada favorecen al agricultor.
»Sub-género—Pardillos.
Linaria can nabina.—Pa rd i 1 lo.—Pas¬
serell.
Gomo el jilguero es también buscado por su disposición á la domesticidad y por la melodía de su canto. Con esta inocente avecilla practican algunos afi¬
cionados el acto de crueldad más horro¬

Paras major.—Carbonera. Paras ater.—Pequeña carbonera. Paras cerúleas.—Favo azul, herre¬
rillo.
Paras palastris.—Monja.
Todas estas aves son conocidas, entre

roso, quemándole los ojos para que, pri¬ vada de la vista, cante de día y de no¬ che. Su régimen de vida difiere poco del
que guarda el jilguero, alimentándose de los mismos granos, cuando cae en la
ca utividad.

nosotros, con el nombre de ferrericos.

SUB-GÉN E U O—PICO C R UZ A DO.

Son de pequeña talla, con el pico corto

Viene á criar en esta Isla en número

y cubierto de plumas en la base, osten¬ muy corto y se marcha después, el

tan colores vistosos, son muy vivas, sal¬

íoxia cure ¿rastra. — Pico tuerto.—

tan siempre de rama en rama, trepan por las paredes y por los troncos de los árboles para sacar de las resquebrajadu¬ ras gusanos, larvas, insectos y huevos. Bajo estos conceptos son muy útiles; pe¬

Trenca pinyons. Es granívoro y suele vivir en los
montes entre pinares.donde se alimen¬ ta, de preferencia, con el piñón del pino
marítimo. También hace consumo de

ro en cambio pican lasjyemas de los ár¬ insectos.

boles y cazan las’.ubejas de .que hacen

G é n e no—Esto r ni no .

gran consumo. Género-emberiza.
Emberiza miliaria.—Triguero.—Sol¬
iera. Emberiza cirlas. — Verderón.— Ver¬
derol.
Emberiza grillas.—Verdecillo. — Ga-
farró.
Todos estos pájaros abundan, y, aun¬

En esta provincia conocemos el SI ara a.s v alga ri <—Est.< > r n i n o.—Estarn ell.
Nos visita en invierno llegando en bandadas que á veces Obscurecen el sol. sin que el balcón pueda hacer presa en ellos, tal es la táctica con que se defien¬ den del enemigo. Como vuelan muy al¬ to. á su llegada, suelen pasar sin ver nuestra tierra, no parando hasta el

que de régimen granívoro, consumen,
además de malas semillas, muchísimos
insectos, sobre todo en tiempo de la cría.
Género-Gorrión.
Fringilla domestica.-Gorrión .-Garrió.

Africa. Al pasar comen cuanto les viene bien, tal es el hambre que les acosa. En su régimen natural hacen gran consu¬
mo de limazas, insectos y gusanos.
G ÉNERO-CüEHVO.

Sus especies son numerosas y sella¬ Conocido de todos es el

ban diseminadas en todo el globo. Es el gorrión el ave cosmopolita. De tem¬ peramento árdiente, á pesar de la guerra

Con as corax—C u er vo— Corp. Es discutible si el cuervo puede ó no contarse entre las aves útiles al agricul¬

que se le hace, se multiplica de un modo
extraordinario. Bufón le califica de es¬
túpido, glotón y merodeador; evalúa el

tor, pues aunque limpia los campos de carnes en putrefacción, cuando no las
halla frescas, come ratones é insectos si

consumo de un gorrión en cinco kilo¬ gramos de trigo cada año.
No discutiremos la exactitud de seme¬
jantes cálculos y calificativos, á todas luces exagerados, pero convenimos en

la necesidad se impone; como es omní¬ voro, hinca el pico en todo, sean frutas, cereales, leguminosas, etc., sin que se libren de su astucia y glotonería los tiernos corderinos, los pollitos de las

que es el animal más atrevido y turbu¬ aves de corral, nidadas de perdices, lento entre todos los pájaros; y que la huevos, etc. En cautividad se domestica

voracidad que le distingue le lleva natu¬ fácilmente é imita la voz humana: sabi¬

ralmente á causar grandes extragos en los insectos de que necesariamente ha de alimentarse durante la temporada, no
corta, en que no haílu granos ni frutas

do es el opas et oleum perdida con que se desquitó del desprecio que hizo César, el cuervo á quien sil amo, con muchísimo trabajo y repitiendo dicha frase en su

que comer.

enfado, había enseñado á decir: Ave rex.

Después de la cría se reúne en gran¬ y César había contestado, que bastantes des bandadas y busca el poblado, espe¬ saludadores tenía en su casa.

cialmente para dormir, armando tal al¬

Tenuirrostros.

garabía en las altas arboledas de paseos

De esta familia conocemos el

y jardines, que llega á ser un huésped Upupa.—Abubilla moñuda —Paput.

molesto.

De pico largo, delgado y recto, sin

Nuestros hortelanos le persiguen á diente ni escotadura, y de régimen in¬

muerte, porque les malparan los plante¬ sectívoro, es la abubilla apropiada para

les. destruyen las flores, picotean las limpiar la tierra de toda clase de insectos,

frutas maduras y devoran las espigas por cuyo motivo debe ser considerada

del trigo primerizo; más. en cambio, co¬ corno una de las aves más útiles al agri¬

mo liemos dicho arriba, hacen un con¬ cultor.

sumo de insectos, cuya destrucción rin¬

Orden de las trepadoras.

de un beneficio centuplicado, si lo com¬ Se dividen estas aves en zigodáctilas y

paramos con los perjuicios de sus tra¬ sindáctilas. Las primeras tienen el dedo

vesuras.

externo versátil ó dirigido hacia atrás;

El hombre, con todos sus esfuerzos, las segundas lo tienen unido al del me¬

gastos y cuidados, nunca conseguirá dio hasta la penúltima falange.

limpiar un campo de insectos dañinos De las zigodáctilas tenemos el

como lo hace el gorrión. Si éste, para

Cacadas canoras—Cuclillo— Cucuy.

alimentarse, destruye veinte gusanos Esdepicocorto.de mandíbula supe¬

por liora, como asegura Mr. Bradley. rior ligeramente encorvada, de régimen

agrónomo inglés, ¿qué trabajo no ten¬ insectívoro, de canto desapacible, emi¬

dría que imponerse el hombre para lle¬ gradora y muy rara en nuestros campos.

var á cabo tamaña tarea?

De las sindáctilas es conocido el

Cuando el gorrión no destruyera más Merops apiaster— A boj a r u co—Beyaról.

insectos que los que consuma para ali¬ Es emigradora, insectívora y causa
mentar sus polladas, bien pudiera per¬ grandes estragos en las colmenas, ca¬

zando las abejas, de cuyas picaduras se escapa por tener el pico largo y la piel muy dura.
Para conclusión de nuestro abreviado
estudio de las aves mallorquínas, mejor diríamos, de propiedad internacional, por ser en su mayor parte emigradoras y no constituir objeto de cria particular,
continuaremos una de las costumbres
del cuclillo,respecto de su cría, que, pol¬
lo extraño, merece ser conocida de nuestros agricultores.
«Originalisimo es en los cuclillos su modo de criar los polluelos, como quie¬ ra que, ni anidan, ni empollan. Llega¬ da la época de la puesta verificanla en tierra, cogen el huevo con el pico y lo introducen en la parte superior del esó¬ fago para llevarlo á un nido extraño de currucas, mirlos, tordos, petirrojos, re¬ yezuelos ú otras especies insectívoras (porque insectívoros son también los cuclillos). La madre propia anda vigi¬
lando en derredor si le cuidan bien el
huevo, pues de la contrario se lo lleva á otro nido en donde mejor se lo incuben. Crecidito que está el pequeñuelo se in¬ genia para deshacerse de sus hermanitos, introduciéndose debajo de uno de ellos hasta cargárselo sobre las espaldas, y. acercándose al borde del nido le pre¬ cipita, repitiendo esta cruel operación hasta quedarse solo. Si, empero, le salen
vanas las tentativas, vive en buena ar¬
monía con sus hermanos adoptivos has¬ ta que sabe volar, que entonces se mar¬ cha con su madre que siempre le anduvo vigilando (1)
José Rullan Puro.
Actualidades
PUEETO-KICO I FILIPINAS
{De La Última llora.)
Con motivo de los artículos que lleva¬ mos publicados con el mismo título que encabeza estas líneas, hemos recibido varias cartas de suscriptores, amigos y desconocidos, di rigiéndonos algun as pre¬ guntas sobre la cuestión monetaria de Puerto-Rico y Filipinas, oponiendo cier¬ tos reparos n la solicitada operación del canje y hasta enviándonos—como lia hecho un apreciable suscritor de Inca— un proyecto tan completo como inocente para llevar á cabo dicha operación.
No todo lo que se nos ha escrito mere¬ ce respuesta; pero sí algunos extremos,
de los cuales iremos haciéndonos cargo
á medida que nuestros trabajos nos lo permitan.
Concedemos el primer lugar al escrito de un señor A. T. quién, con enérgico lenguaje, nos taclia de ser parciales en esta cuestión, puesto que sólo nos ocu¬ pamos en ensalzar las ventajas del canje de la moneda mejicana y no decimos na¬ da de la fundadísima oposición que hacan los agricultores de Puerto-Rico en razón del inmenso perjuicio que el canje les produciría.
Nada tan fácil como convencer al se¬
ñor A. T. de que si no hemos hablado de la decantada oposición de los agricul¬ tores puerto-rriqueños es porque, en rigor. no reviste la importancia que se le ha dado, ni mucho menos la que el se¬
ñor A. T. le concede.
Véase, en efecto, lo que escribe La Reforma Agrícola, órgano oficial déla Asociación de agricultores de la isla de
Puerto-Rico, en uno de los últimos nú¬
meros, que por casualidad lia llegado á nuestro poder:
«¡El canje! ¡siempre el canje! E-Je fu¬ nesto asunto nos producirá al fin sinsa¬ bores impensados.
Los agricultores han manifestado que no les conviene el canje y de esta opi¬ nión contraria al canje se ha abusado,
llevándola á su extremo, del cual esta¬
mos muy lejos de encontrarnos. El presidente de la Asociación de
agricultores dirigió, por acuerdo del Con¬ sejo. un cablegrama al señor ministro (de Ultramar, en que decía: «Canje ac¬ tuales momentos sería funesto.» ¿Esesto decir que los agricultores jamás querrán el canje? Esto nadie lo lia dicho, y si al¬ gún deslumbrado, por espejismos, lo hubiere pensado, ó lo dijera, su opinión
no cambiaría el rumbo natural de las
cosas.
Como los agricultores, especialmente los de café, tenían próxima la cosecha cuando se inició con tanta urgencia é imperio el canje, vieron cernerse la rui¬ na sobre su existencia, porque todos los gastos realizados, el material adquirido y los compromisos contraídos con las
(1) Compendio do la ya citada Historia natural
del Sr. Monlau.

casas y comercios refaccionistas estaban hechos y calculados según el valor de la plata mejicana, de modo que si de pron¬ to se realiza el canje hubieran vendido el fruto á 8 ó 10 pesos menos por quin¬ tal, y la importancia que esto tiene sólo ellos lo saben, y decimos que sólo ellos, porque es muy común, general y cor¬ riente la idea de que los hacendados de café ganan el oro y el moro; que cada quintal les cuesta una insignificancia el producirlo y lo venden luego por una suma escandalosa; todo esto no es más
que desconocimiento del estado de cosas en el país, y como ahora no es ocasión de tratar de esto, seguiremos hablando del canje.
Hasta la venta del café, el hacendado de este fruto no podía aceptar el canje, pero vendido el fruto si el estado mone¬ tario de la provincia cambia, liada ten¬ drá que objetar, porque como sus nue¬ vos gastos y compromisos serán ya calculados á razón y tipo de la nueva moneda, luego venderá sus frutos según esta misma moneda y, antes como aho¬ ra. la diferencia entre gastos y produc¬ tos será la misma, de modo que si el ca¬ fé sube, ganará, y si baja, perderá.
He aquí por qué el Consejo de la Aso¬ ciación de agricultores rechazó el canje sin ser anticanjista, es decir, pidió su aplazamiento en atención casi exclusiva de los hacendados de café que hubieran salido realmente muy perjudicados.
Pasado como está próximo á pasar es¬ te período crítico, la situación cambia para los agricultores, y como las demás clases sociales están muy perjudicadas con la plata mejicana, por el alza de los giros y alto valor de las cosas, resulta que el estado incierto del comercio y el
descontento de las demás clases ha de

dicina más barata ni más abundante en
la naturaleza. El remedio indieado por
el escrupuloso genovés era el agua del mar, de la que bebió el doctor inmedia¬ tamente un buen trago sin manifestar repugnancia alguna, ni hácia el gusto del agua salada ni por el cambio de pa¬ peles que suponía el ser recetado por un
enfermo.
El resultado fué inmediato y prodi¬ gioso: ¡un verdadero milagro! según asegura el Dr. Lafitte, quien, para re¬ compensar el beneficio que acababa de recibir de su compañero de viaje, se de¬
dicó con insistente ahinco á vencer su
repugnancia y hacerle beber el soberano remedio. Predicando con el ejemplo, lo¬ gró convencer al genovés de que el agua
del mar no es tan mala de beber como
se cree y de que «todo es hasta acostum¬
brarse.» Desde los comienzos del trata¬
miento, ni el doctor ni el genovés vol¬ vieron á esperimeutar el menor síntoma de mareo y si un apetito tan voraz que permitió al joven desquitarse del ham¬ bre sufrida por él en su primer viajo. El Dr. Lafitte ha repetido el experimento en su viaje de regreso á Chile, en su propia persona y en la de los viajeros mareados, y de sus estudios prácticos ha deducido: que para que el remedio sea infalible, es preciso beber el agua del mar inmedia¬ tamente al comenzar el viaje, y mejor antes de embarcarse, si es posible.
Es, pues, humanitaria la tarea de aconsejar á los viajeros por mar que be¬ ban agua salada en el mismo muelle...
con cuidado de no «caer de cabeza cu el
«botiquín», como aconteció á cierto doc¬ tor que abusaba de la hidroterapia á bordo de un buque de guerra.

gravitar de forma más ó menos directa sobre la agricultura y llegará uninstan-

Para preservar del moho

te en que el canje sea un bien para to¬ dos, y ya se hace sentir la necesidad de que la operación monetaria se haga por¬ que los negocios con el exterior y en el íuterior tienden á paralizarse, y esta quie¬

Un práctico declara haber encontrado la receta por excelencia de una pintura que preserva del moho. La fórmula es nueva y lo* mecánicos deben alegrarse
de conocerla.

tud fundada en la iucertidumbre y el te¬

Consiste en calentar aceite de lino, ó

mor del cambio de los valores, nos per¬
judica á todos». Con lo transcrito queda demostrado

resina adicionada de un ácido grosose¬
cante, (por ejemplo, el ácido linólcicó)
con óxido de cobre, hasta la disolución

que los agricultores de Puerto-Rico se declaran partidarios del canje para cuan¬

total del compuesto metálico.
Este aceite, extendido sobre una su¬

do esté vendido el fruto de la última co¬

secha. A estas horas debe de estarlo ya.

perficie de hierro lisa, deposita una pe¬ lícula delgada de cobre encima del

puesto que, como es sabido, la cosecha hierro, resultado una capa muy resis¬

principal, la de café, termina en Enero y tente al aire, y bajo la cual el moho, que

seguidamente pasan á manos del córner-^ ciante exportador las partidas no vendi¬ das ya en ñor. quedando el cosechero

es un verdadero azote para
nas, no puede formarse.

las

máqui¬

libre de sus existencias. Por lo tanto

—

puede asegurarse que, hoy por hoy. el canje no reviste gravedad para los agri¬ cultores de la pequeña Antilla y podría decretarse sin temor á los perjuicios de que tanto se ha hablado inútilmente.
Lo que gustosos trasladamos al señor A. T. para que se caga enterando... y con¬
venciendo.

Crónica Balear
(OJEAIJA A LA PKKNSA l)K KSTA I'KOVINCIA)
Según la memoria leída en junta ge¬
neral ordinaria de señores accionistas

del Crédito Balear, el día 3 del mes cor¬

Conocimientos útiles
El agua del mar como remedio contra
el mareo
El doctor Lafitte, en una carta dirigi¬ da desde Santiago de Chile á la revista francesa «El Progreso Médico», refiere un hecho que acredita al agua del mal¬
como remedio infalible contra el mareo.

riente, los beneficios líquidos obtenidos por dicha sociedad durante el año últi¬ mo asciende á pesetas 433,537*71, que unidas á las 7.474*30 que resultaron so¬ brantes en el ejercicio anterior, forman
un total de 441,012*01 pesetas. De esta suma dedica use 434,735 pese¬
tas ai pago de un dividendo activo de 35 pesetas por acción, á cuenta del cual se satisfacieron 15 en Septiembre últi¬ mo, y el resto se destina á formar cupo con las utilidades del ejercicio en curso.

El hecho es el siguiente: Un jóveu ita¬
liano embarcóse en Genova con rumbo á
Chile, y de tal modo y tan violenta y
continuamente sufría del mareo, que no
le fué posible retener alimento alguno durante la travesía y se vió obligado á
desembarcar en Rio Janeiro para no
morirse de hambre. Algo repuesto, vol¬ vió á embarcarse y otra vez el mareo volvió á mortificarle impidiéndole pro¬ longar esta segunda etapa de su viaje
más allá de Montevideo. Nuevo descan¬
so y nueva etapa cortada cruelmente por el mareo en Armós (Estrecho de Maga¬ llanes), hasta que. por fin, pudo llegar á Valparaíso tan estenuado. que apenas si conservaba de su individuo algo más
que la piel y los huesos. De vuelta á su patria nuestro viajero, que lo era en compañía del doctor Lafitte, comunicó á éste sus desventurasdurante su viaje de ida á tiempo que daba señales evi¬ dentes de que el de vuelta no llevaba trazas de ser más feliz que el primero, y añadió. «Yo bien sé un remedio para mi mal; pero es tan repugnante que
nunca me decido á tomarlo.» El doctor,
que comenzaba á sentir, á sil vez. los efectos de un terrible mareo y el temor dé correr igual suerte que el genovés, preguntó, decidido á todo, cuál era el remedio, y supo que no podía darse me¬

Habiendo terminado el plazo señalado por las disposiciones vigentes para la aprobación por las juntas municipales de las cuestas justificadas del ejercicio de 1803 á 1804. y siendo niuy pocos los Ayuntamientos de estas islas que las hayan remitido al Gobierno de provincia,
el Sr. Gobernador lia acordado conceder
á los morosos un plazo de 15 días para cumplir este servicio, y, terminado que
sea. tomará sin más aviso medidas de
rigor contra los alcaldes.
El Excroo. é limo, obispo de esta dió¬ cesis ha dirigido una circular al clero fi¬ jando el periodo de tiempo comprendi¬ do desde la dominica segunda de Cua¬ resma hasta la tercera posterior á la Pascua ambas inclusive, para cumplir con el precepto de la confesión y comu¬
nión.

El número de mozos del reemplazo del año anterior que han redimido su suer¬
te á metálico son:

En Mallorca

75

En Mahóti

44

Total

119

que á 1,500 pesetas uno suman 178.500 pesetas, pero como de dicho número de

redimidos había que eliminar once que tienen número mayor que el 1141, que es del cupo que en definitiva se exige á la provincia, resultarán: 108 redimidos y un ingreso para el Tesoro de 162,000 pesetas.
El día 9 de Abril próximo á las doce del día, en el salón de sesiones de la Ex¬ celentísima Diputación provincial se ce¬ lebrará subasta pública para contratar la construcción y entrega á pié de obra de las puertas y balcones de madera, con inclusión del herraje, vidrios y rejas, comprendidos en el proyecto de reforma y terminación de la fachada del teatro Principal de Palma.
Será desechada toda proposición que contenga una cantidad mayor de 2,813’92 pesetas, que es el tipo máximo señalado.
Se ha recibido un aparato sistema Roux destinado á la inoculación del sue¬ ro antitóxico de caballo, para ol servicio del Hospital provincial.
El jueves 14 del actual quedarán abier¬ tas al servicio público las paradas de ca¬
ballos sementales del Estado, en Palma.
Manacor y La Puebla y en los mismos locales que el año anterior.
Las horas de cubrición serán de ocho á diez de la mañana todos los días labo¬
rables. debiendo advertir que al ser pre¬ sentadas las yeguas al fin' expresado es indispensable la presentación de la cé¬ dula personal del dueño de la misma.
Anteayer á las tres de la tarde termi¬ naron las operaciones de entrega délos quintos á los diferentes cuerpos que guarnecen estas islas.
La distribución queda hecha del modo siguiente:
254 mozos al Regional número 1. 469 al Regional número 2. 32 al escuadrón regional. 52 á la compañía de ingenieros de Ma¬ lí ón y á la comisión topográfica.
16L al batallón de artillería.
22 á la compañía de obreros de admi¬
nistración militar.
10 á la brigada sanitaria.
1006 en total, faltando 135 reclutas que no se presentaron á la saca.
Ayer por la tarde á las cuatro nuestro
Exorno. Prelado confirió tonsura y me¬
nores en la iglesia del Seminario Conci¬ liar y boy á las ocho ha conferido en la mencionada iglesia las órdenes del Diaconado y Presbiterado, habiendo autori¬
zado á las familias de los ordenandos
para asistir.
Crónica Local
Con la mayor satisfacción hemos de participar á nuestros lectores que el lla¬ mamiento hecho á nuestros compatriotas en nuestro número anterior para impedir vaya á parar á manos extrañas él vapor León de Oro, ha obteuido una contesta¬
ción muchísimo mas satisfactoria de ía
que esperábamos, y esto que ya creíamos lo sería mucho laque se obtuviese. En los pocos dias que han mediado, las listas de suscripción se han visto llenas de nombres, el número de acciones suscritas se eleva á una cifra considerable, y el entusiasmo que ha despertado la idea entre nuestros paisanos interesados hace concebir la halagüeña esperanza de que muy en breve estará completo el número de las que se calcula son necesarias para competir con cualquiera otro comprador del vapor que se presente y para formar el fondo de reserva que se ci ca necesario para hacer frente á todas las necesida¬
des de la futura Sociedad.
Este interés, este entusiasmo, honra muchísimo á nuestros paisanos, pues que á través del mismo se descubre algo más elevado y más noble todavía que el lucro, que la conveniencia particular de los que han de enviar ó han de recibir gé¬
neros.
¡Bendita mil veces la hora en que se nos ocurrió la idea de tomar la pluma!
*:•
Sabemos que se ha designado en este pueblo la casa de nuestro distinguido amigo D. Guillermo Castañar y Bernat, calle de San Jaime, y en Francia la de D. Guillermo Colom, Quai Commandant
Samary-5-Cette (Iíérault), para la sus¬ cripción de acciones. A una ú otra de
dichas casas podrán, pues, dirigirse los qne deseen formar parte de la nueva so¬ ciedad; lo que nos apresuramos á hacer

público para conocimiento de nuestros lectores así presentes en este pueblo co¬
ausentes del mismo.

las noches numerosa y selecta concurren¬
cia.

* **
Una noticia ha circulado estos días, y
la recogemos y lanzamos á la publicidad sin perjuicio de rectificarla ó ratificarla, según sea. Dícese que se ha pensado en facilitar un pasaje anual gratis á Barce¬
lona ó á Gette á los señores accionistas
que tengan inscritas á su nombre cinco ó
mas acciones.
Ventaja será esta, si la noticia se con¬ firma, que de seguro tendrán muy en
cuenta al suscribirse los muchos sollo*

Según verán nuestros lectores en el extracto de la sesión del Ayuntamiento, que publicamos hoy, por dimisión do don Antonio Pons y Gispert de los cargos de Alcalde y concejal, ha sido designado D. Francisco Pastor y Morell para el
primero, y para cubrir la vacante de tercer Teniente D. Jaime Antonio Mayol y Busquets.
Felicitamos á los nuevos Alcalde y
tercer Teniente, y les deseamos acierto en el desempeño de dichos cargos.

renses que anualmente emigran á Fran¬ cia ó viajan por la península.
*

Al objeto de dejar ultimados los preli¬ minares y resuelta tai vez definitivamen¬
te la constitución de la nueva Sociedad

marítima, para el domingo próximo, día 17 de los corrientes, á las tres de la tar¬

de, piénsase invitar al público á una reunión que tendrá lugar en el vasto sa¬ lón de espectáculos de la Defensora So-
llerense.

Prometimos tener al corriente á nues¬

tros lectores de cuanto sepamos respecto del asunto que consideramos de impor¬

tancia suma para este pueblo, y
dicho estamos.

á lo

Según noticias, el domingo último un hombre que vive separado de su consor¬ te, fué á encontrarla en la casa de un tio
suyo, situada en la calle de Isabel II, y, navaja en mano, amenazóla de muerte. La familia, espantada, dió conocimiento al sargento de la guardia civil, Sr. Lizana, quien mandó sin pérdida de mo¬ mento una pareja á la mencionada casa, y no encontrando ya en ella al individuo denunciado fué en su busca, dando con él
pocos momentos después en el casino de la Defensora Sollerense. Se le practicó acto seguido un reconocimiento, que no dió resultado; más, suponiendo el Sr. Lizana que tendría el detenido escondida el arma y que una vez reconocido, deján¬ dole libre, la recuperaria, dispuso asi se hiciera y se le practicara por la noche un segundo reconocimiento que dió por resultado el ocuparle una navaja de mue¬ lle que según informes tiene, abierta, una longitud de más de 40 centímetros.
La guardia civil puso al detenido á disposición d,el Juzgado municipal, y á este hizo también entrega de la navaja
de referencia.

Según noticias fidedignas, el lunes, dia
25 del actual, saldrá de este puerto para los de Barcelona y Cette el acreditado y veloz vapor Isleño. Para dichos puntos admite pasajeros y carga.
Siendo así están de enhorabuena los
que en Francia so dedican al negocio de la naranja, como lo están los propietarios de este pueblo, y para conocimiento de unos y otros damos la noticia.
En la noche del jueves pasaron una velada entretenida y grata los socios del casino La Unión, pues que en el local que dicha sociedad ocupa dió exclusiva¬ mente para ellos una función de prestidigitación el célebre ilusionista francés
Mr. Roubert.
Fué muy aplaudido en todos los jue¬ gos así de ilusión como de cálculo que ejecutó, y los concurrentes sin excepción se hacían lenguas de la inteligencia, ha¬ bilidad y soltura del jóven que tan agra¬ dable rato les había proporcionado.
La mejor prueba de lo satisfecha que quedó la selecta concurrencia fué la ban¬ deja, que, según se dijo, llegó á contener una suma que dejó á la vez satisfecho á
Mr. Roubert.
D. Bartolomé Marqués y Marqués, padre de nuestro estimado amigo el jó¬ ven tonsurado don José Marqués y Alcover, falleció ayer mañana víctima de una pulmonía fulminante que le ha
retenido solo breves días en la cama.
En sufragio del alma del finado se
rezó anoche el rosario en la casa mor¬
tuoria y se han celebrado esta mañana en la iglesia parroquial solemnes hon¬ ras fúnebres, á las que ha asistido nu¬
merosísima concurrencia.
Descanse en paz y reciba nuestro ami¬ go y distinguida familia sentido pósame.

Por no haber recibido á la hora de
entrar en prensa este número el estado de las observaciones meteorológicas del observatorio del Faro de «Punta Grosso», que publicamos semanalmente, nos ve¬ mos privados de hacerlo hoy.
Procuraremos subsanar esta falta en
el número próximo.

Por haberse casado en segundas nup¬ cias un viudo que lo era hacia solo ocho dias, se le ha obsequiado con una cencer¬ rada que ha durado varias noches, pri¬
vando á los vecinos de las calles de Mo-
ragues, del P. Buró y adyacentes de con¬ ciliar el sueño hasta hora muy avanzada.
Y viva la libertad.

A cansa del temporal reinante en la costa de Cataluña, tuvo que retrasar su salida de Barcelona el vapor correo Is¬ leño hasta la madrugada del lunes, ga¬ nando nuestro puerto d las dos de la
tarde. Procedióse inmediatamente á las
operaciones (le descarga y carga y quedó despachado la noche misma del indicado día para Barcelona; más, desencadenóse
á la hora de salida un viento huracana¬
do que no solo se la impidió sino que obligó á que se reforzaran las amarras, en tér¬

Después de un frió intensísimo que se dejaba sentir hacia algunos dias, el mar¬
tes de esta semana amaneció estando cu¬
biertos de nieve hasta su base los veci¬
nos montes. El frió continuó algunos dias, estando nublado el cielo, hasta ayer en que, despejado, invitó un sol es¬ plendente á los desocupados á salir por las afueras con objeto de disfrutar de las bellezas de la campiña y de la benigni¬ dad de la temperatura.

minos, que á no ser por las activas y acertadas disposiciones del capitán señor Piña, el vapor se hubiera estrellado con¬
tra la escollera del muelle. A las once
estaba amarrado el buque como requeria, y, amainado que hubo el vendaba!, pudo salir á las siete y inedia de la mañana siguiente, habiendo llegado á las cuatro

No siendo suficiente el contador de
gas que se colocó eu la Casa Consisto¬ rial, al hacer la instalación, para las ne¬
cesidades de las oficinas más la ilumina¬
ción de la fachada en los dias de fiesta, ha sido cambiado esta semana por otro mucho mayor.

de la tarde sin novedad, á pesar de la pe¬

ligrosa travesía que tuvo.

Agradecemos á los Sres. No riega y

0.a de Cádiz, propietarios de los astille¬

El día 17 del actual, á las once de la ros de Vea Murguia, la atenta invitación

mañana, en la Alcaldía de Fornalutx se al lanzamiento del buque de combate Em¬

efectuará la tercera subasta, por haber perador Carlos V. con que nos han ob¬ quedado desiertas las dos primeras, para sequiado.

arrendar ios pastos del monte público

denominado La Bassa, siendo e! tipo mínimo de subasta el de 901 pesetas
anuales.

Por medio de pregón anunció la Al¬ caldía ayer que el día 22 del mes actual
terminará la cobranza voluntaria de las

El arrendamiento durará dos años fo¬ cédulas personales del corriente año

restales, terminando el contrato el día 30 económico, por lo que, deseosa de no

de Septiembre de 1896.

irrogar perjuicios á los vecinos, se pre¬

viene á los que no hayan adquirido el La elocuente palabra del joven orador expresado documento lo hagan antes del

sagrado D. Bartolomé Pons Pbro., en¬ dia citado, pues de lo contrario incurri¬

cargado de los sermones cuaresmales es¬ rán en las penas que marca la Ley, tete año, atrae á la iglesia parroquial todas í niéndo que adquirirlas por triplicado.

Damos á nuestros lectores la voz de
alerta, para su gobierno.
Acaba de ver la luz pública en Palma un nuevo semanario que lleva por título El Intruso, es bilingüe, y se propone, se¬ gún el lema que ostenta, meterse en to¬ das partes se le llame ó no.
Deseárnosle larga vida, le agradecemos la visita y dejamos con él establecido el
cambio.
EN EL AYUNTAMIENTO
Celebró su sesión ordinaria la Corpo¬ ración municipal, convocada en segunda convocatoria, en la noche del jueves,
bajo la presidencia del Alcalde acciden¬ tal D. Jorge Frontera y con asistencia de los concejales Sres. Pastor, Morell,
Oliver, Forteza, Canals, Rallan, Arbona, Castañer, Rullan (D. Domingo) y Pizá.
Dióse lectura al acta de la sesión an¬
terior y fué aprobada. Pidió la palabra el concejal Sr. Canals
y una vez concedida interrogó al señor Presidente para que manifestase con qué autorización tenia la presidencia y por qué estaba encargado de la Alcaldia, contestándole que por ausencia del Al¬ calde y estar enfermo el primer Tenien te, cuya contestación pidió el primero se
hiciese constar en acta.
Hecha la consignación precedente se
dió cuenta de una circular del Sr. Ad¬
ministrador de Hacienda de esta provin¬ cia que dispone la formación del padrón de cédulas personales correspondiente al próximo año económico de 1895 á 96. Enterado el Ayuntamiento acordó su cumplimiento.
Se enteró después de un oficio de la propia Administración llamando la aten¬ ción acerca de la citada circular y pidien¬ do se le remita desde luego certificado en que conste el recargo municipal que se haya acordado imponer sobre las es presadas cédulas en el próximo ejercicio, y acordóse no gravarlas con recargo al¬ guno, remitiéndose negativo el certifica¬
do de referencia.
Se dió cuenta de una instancia de don
Antouio Pons y Gispert mediante la cual dimite los cargos de Alcalde y con¬ cejal del Ayuntamiento por impedirle el
mal estado de su salud continuar desem¬
peñándolos, conforme acredita la certifi cación facultativa que acompañó. Ente¬ rado el Ayuntamiento y toda vez qne se justifica por el recurrente la imposibili¬ dad de seguir por más tiempo en el de¬ sempeño de los espresados cargos, acor¬ dó por unanimidad acceder á la petición
del solicitante.
Vacante el cargo de Alcalde del Ayun¬ tamiento con motivo de la expresada di¬ misión, se procedió á cubrir aquella en la forma que se dispone en el art.° 52 de la Ley Municipal vigente, quedando de¬ signado para el referido cargo el conce¬ jal D. Francisco Pastor y Morell, por ser el que, de los señores que componen actualmente la Corporación, obtuvo ma¬ yor número de votos. Pasó en seguida á ocupar la Presidencia y recibió las insig¬
nias de su cargo.
Quedando vacante el cargo de tercer Teniente de Alcalde |á consecuencia de la designación antedicha, se procedió á cubrir aquella en igual forma que la an¬ terior, y quedó designado para dicho cargo el concejal D. Jaime Antouio Ma¬ yol y Busquets por ser el segundo de los señores que componen actualmente el Ayuntamiento que obtuvo mayor núme¬
ro de votos.
Habiéndose propuesto D.a Antonia Juliá y Verger abrir lina escuela de ni¬ ñas en el caserío de este puerto, ofrécese á realizar la idea'si se le hacen iguales concesiones que se hicieron á la que se estableció en el propio punto, en cuyo caso dejará de percibir, al efectuar la nueva instalación, la gratificación que tiene señalada por la escuela que dirige
actualmente en la Huerta de arriba.
Considerando el Ayuntamiento ventajosa dicha proposición acordó por unanimi¬ dad aceptar el ofrecimiento de dicha pro¬
fesora.
Por último procedióse á la distribución de fondos prevenida en el art.° 155 de
la Ley Municipal vigente, y se acordó
verificar varios pagos. Y se levantó la sesión.

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, á las 7 y media comunión para las Ma¬ dres Cristianas; por la tarde después de
vísperas se continuará la novena de San José, via-erneis y al anochecer el ejerci¬
cio de las Madres Cristianas.
Dia 16, á las 6 y tres cuartos de la
mañana, durante una misa, el ejercicio
de N.a Sra. del Carmen.

Registro Civil
Nacimientos.
Varones 3.—Hembras 2.—Total 5.
231.° Matrimonios.
Ninguno,
Defunciones
Dia 3. —Antonio José Escales y Oli ver, de 2 años, calle de San Jaime.
Dia 4.—Ignacio José Pomar y Forteza, de 2 meses, plaza de la Constitución.
Dia 5.—D.a Lucia Marqués y Orte¬ gas, de 75 años, viuda, Manzana 62.
Dia 7.—D.a María Muntaner y Oliver, de 47 años, casada, M.a 70.
Dia 8.—D. Bartolomé Marqués y Mar¬ qués, de 70 años, casado, calle de San
Pedro.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
E M B A UC ACION ES FON DE ADAS
Dia 2.—De Marsella, en 3 dias, jabe¬ que Corazón de Jesús, de 42 ton., patrón D. Jaime Mayol, con 6 mar. y lastre.
Dia 4.—De Cette, en 2 dias, laúd San José, de 38 ton., pat. D. Cristóbal Vi¬ cens, con 6 mar. y carbón.
Dia 4.—De Barcelona, en 9 horas, va¬ por Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Piña,
con 24 mar., la balija, pas. y efectos.
15 M B Alte ACIQ N ES l) ESP AC H A D X S
Dia 5.—Para Marsella, jabeque Cora¬ zón de Jesús, de 42 ton., pat. D. Jaime Mayol, con 6 mar. y frutas.
Dia 9.—Para Aygues-mortes, laúd San José, de 38 ton., pat. D. Cristóbal Vi¬ cens, con 5 mar. y frutas.
Dia 25—Para Barcelona, vapor Isle¬ ño, de 314 ton., cap. I). R. Piño, con 24 mar., la balija, pas, y efectos.
imm •0«niiTii
COMPAÑIA DE NAVEGACION
DE SÓLLER
Por acuerdo de !a Junta de Gobierno se convoca á los Sres. Accionistas de
esta Sociedad para la Junta General ex¬ traordinaria quo tendrá lugar el jueves dia 14 de Marzo próximo, á las 8 de la
noche, en las oficinas de esta Compañía, á fin de tratar y resolver:
Sobre la supresión de los artícu¬ los 20 y 21 de los Estatutos por que se rige la Compañía y ratificación en su caso de lo acordado sobre el particular
en la Junta General ordinaria de 26 de
Agosto último.
Sobre la conveniencia de proce¬ der al aumento ó disminución del capital
social, fusión de la Compañía con cual¬ quiera otra ó liquidación y disolución de la misma y sobre la manera de proceder eu la ejecución del acuerdo que recaiga sobre cualquiera de dichos particulares.
Sobre las reformas que deben
acordarse en cuanto á los Estatutos para
ponerlos en armonía con los demás acuer¬ dos que recaigan.
Sóller 26 de Febrero de 1895.—P. A.
de la J. de G., El Naviero Director, Je¬
rónimo Estades.
——
DEFENSORA SOLLERENSE
No habiéndose presentado al cobro do las cantidades que acreditan algunos so¬ cios por las subvenciones emitidas ¡para construcción del edificio social, que se acordó amortizar, la Junta Directiva de esta sociedad, según acuerdo del dia 3 del actual, resolvió llamar á dichos señores subvencionistas por segunda y última vez. participándoles que el pago de las espresadas subvenciones estará de nuevo abierto en la Secretaría de la Asociación, los dias 10 y 17 del corriente mes, de
diez á doce de la mañana. Sóller 8 de Marzo de 1895.—El Pre¬
sidente, Jaime Ripoll Pons.—P. A. de la J. D., Miguel Colom Srio.

tjjLTIMA BOBA

Palma 9, á las 3 tarde.

Banco de España. .

386*50

4 p § interior. .

fin. 73*65

4 p § exterior. .

fin. 83’40

4 p £¡ amortizable . , , 82*35

Cubas

107*00

Coloniales. .

,

,

OO’OO

Cambios.

París 8 días vista. . # Londres 30 días vista ,

7’50
,
00;00
,
P.

4

SOLLER

Sección de Anuncios

Los anuncios que se inserten en esta sección pagarán: dos céntimos de peseta, por palabra, siempre que el tipo de letra no esceda del cuerpo 20; —4 céntimos, siendo e1 20 al 32;—10 céntimos del 32 al 48; y del 4S arriba á precios convencionales.

ECONÓMICOS Y DE LUJO.

DEVOCIONARIOS

D

»

ii kaite

m

Y

0 BEL

Multitud de certificados médicos acreditan que el mejor depurativo del mundo es el JARABE DTJHRINGh Las Escrófulas, Herpes, Reuma, Tumores, diátesis Escrofulosa y Tuberculosa y todas las enfermedades que dependan de un vicio dé la sangre desaparecen con el uso de estas especialidades.
El Lupus.—El terrible enemigo que tanto miedo nos infundía por la poca seguridad que teníamos en los tratamientos usados para su curación, se lia rendido á discreción ante la acción de estos específicos, pudiendo asegurar de una manera cierta y positiva su curación.
La Sífilis.—El terrible azote de Venus pierde su virulencia á la primera botella tomada del JARABE y con este y con el VASELINADO se curan los sifilomas más inveterados. Ulceras.—Las atónicas y corrosivas por rebeldes y antiguas que sean en cualquier sitio que estén localizadas desaparecen con el uso de ambos específicos y siguiendo las instrucciones que damos
en el VASELINADO.
Leucorrea.—Vulgarmente flujos blancos desaparece con el uso del JARABE, pues cura las inflamaciones de la matriz que es la causa que las produce.
Pedid siempre el DEPURATIVO y VASELINADO DUHRING.—De venta en las principales farmacias y droguerías. —Representantes en España: GARCIA y FORIVIIGÓS (Clínica) ALCOY, y en SÓLLER Don JAIME CASTAÑER, Galle de la Luna n.° 39.

Jj> UMTOM

♦♦♦ ♦♦♦

«§► ♦♦♦ ^ ^

IF'LTISnDAIDA EJ3ST 1SSS

"

'

1

1

Píelas.

♦

jüjlllí!
ilcservas

lO.OÜO.OOO'OO

❖
<4s>

<nn

❖

Primas á cobrar

69.244.813H)0

LA CATALANA

COMPAÑIA TRASATLÁNTICA BE BARCELONA
Servicio fijo y periódico por los vapores de esta compañía

Total 'le- garaíilía

8(iM8i3(00

Recíiieitfii del ano 1892

lUiíi/HPGO ❖

♦

Siniestros pagados el ano 1892. . . 7.846.023^25 oí*

Siniestros pagados desde su fundación. I/G.OOOMOO 4*
SUR-DIRECTOR EN MALLORCA:

1, «Mffl 1 Itffi 1-PALMA.

DE
ARNALDO CASELLAS Sucursal de Francisco Castellet
SiUWA,-lV-SélilL<S:R.

MES DE MARZO DEL AÑO 1805

AGENTE EN SÓLLER:

ESI dueño de ti lela© establecimiento ^

Línea de las Antillas, New-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor AL¬
FONSO XIII, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.

♦♦♦ participa ú mm nsmj|erosost pairoquiá ♦

El 20.—De Santander, vapor CIUDAD DE SANTANDER, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 30,—De Cádiz, vapor ALFONSO XII, para las Palmas, Puerto-Rico, Ha¬

* ai©® y alfp&blieo en ¡general, liafeer re
❖ eibfcío mi bueil' surtido de

bana y Veracruz.

♦

Servicio comercial de Puerto-Rico.—El 5 de Santander y el 7 de Vigo, vapor

Galle de los Olmos n.° 148—Palma.

♦*

SAN IGNACIO, para San Juan de Puerto-Rico y Habana, y con trasbordo para SUCURSAL EUST ¡SÓILXTEBL

HORNILLOS PARA COK

lo.s litorales de Puerto-Rico, Cuba, Méjico, Costa firme y Pacífico.
Línea de Filipinas.—El l.° y el 29 de Barcelona, vapor P. DE SATRÚSTE- EN CASA DE MIGUEL .ESTADES, CEMENTERIO 10.

de acreditadas fábricas, y á precio® re ♦♦♦

GUI, para Port-Saind, Aden, Colombo, Singapore y Manila. Línea de Buenos Aires.—El 2 de Barcelona, y el 7 de Cádiz, vapor SANTO

Hay en existencia ménsulas, guarda-polvos para
lachadas, lozas para balcones (fiólas), panteones y

dneldo®.

DOMINGO, para Sauta Cruz ele Tenerife, Montevideo y Buenos Aires. Línea de Marruecos.—El 18 de Barcelona, vapor RABAT, para Malaga, Ceuta,
Cádiz, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.
Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUÍN DEL PIELAGO,¡saldrá de Cádiz
los lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algerinas y Gibraltar retornando á

demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬

cidísimas, y se hacen además cualesquiera ttabajos

que se encarguen.

V

9 Hay también existencia do piedras mármoles de
tuda* clases.

# CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLER l

JPara mayo®8 comodidad del público,

en el mismo establecimiento

expen¬

de carbón de coIa al precio de €I6Ü#

Cádiz los martes, jueves y sábados. En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino.

FOIDiDÏrüilÜÜÍ

$ ♦>1

reale® lo® 4# Mío®»

&

Al tomar los pasajes se abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará

DH

4$»

Á los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete. Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta. Para más informes, en Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo
Estades.

JOSÉ illM
Plaza ds Palacio, 3—BARCELONA

❖ El guisar por medio del cok resulta mas de Sa $ mas barato que con ei Garbón de encina.
I

Mi
Y rm

Se sirve á la carta y á domicilio.
Este establecimiento está situado
en uno de los mejores sitios de la capital, junto á la Bolsa, próximo á los muelles, á los ferro-carriles, Aduanas y Parques.

CAFE SUPERIOR
A IB REALES EL KILOGRAMO

El magnífico y veloz vapor ISLEÑO saldrá del puerto de Barcelona para
Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde. De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 de la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN: EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo. EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio.
EN SÓLLER.—D. Ramón Coll—Calle del Mar n.o 50,
GRAN DEPÓSITO DE GUANO
DE LA ACREDITADA FABRICA
SAINT-GOBAIN
€031PO§IClél ©AIMOTAHA
Se encontrará en venta en la dro
guería, ferretería, quincallería y per
fumería ele AUNALDO CASELLAS
Calle de la Luna it,0 1T--SW1ÍLER

El dueño de este establecimiento, ex-depencliente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se lia hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por cubiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.
He fénde á voluntad de
su dueño, una casa y corral con el
derecho de medio cuarto de hora de
agua de la fuente de la Alquería del Conde, sita en esta villa, calle
de Batacli n.° 17. La persona que
desee adquirirla puede avistarse con el notario Sr. Llambias quien les enterará de su dueño, titula¬ ción, y de las condiciones de la
venta.

De venta en casa de
PEDRO A, PIZÁ OLIVEFj
calle del Pastor.—SOLLER.
“Mutual Reserve Fimd Life Associatión,,
SOCIEDAD COOPERATIVA DE SEGUROS MÚTÜOS SOBRELA VIDA
LA MAS PODEROSA DEL MUNDO
Cada 1000 pesetas de Seguros pueden obtenerse en menos de 5 céntimos de peseta diarios, según la edad del asociado.
Participación del “Fondo de Reservaá los diez años de obtener la póliza vigente.
Fondo de reserva según el último balance pías. 18,254,130,65
Fiel axis© Prospectos y detalles al Agente en PALMA
sbbastiAw Mlél
FONOLLAR, 5-2.o-Ó BROSSA 37 Y 39'.
<^Tinta negra Siglo XiX#Tinta comunicativa^Tinta violeta# #Tinta carmin#Tinta para sellármete., etc.#
ILa Ifiity en venía en el establecimiento M
SÏ»CI1ÏD*B-San Bariolomé-17-SÓLLER.
SÓLLER.—-Imp. de «La Sinceridad»