ANO X--2.» EPOCA-NUM 411
ANO X--2.» EPOCA-NUM 411

SABADO i 6 DE FEBRERO DE *895

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóllkk: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.a—‘General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.) Méjico: D. Damián Canals—Constitucióu-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: Juan Marqués y Aliona.

4f

REDACCION Ï ADMINISTRACIÓN:
Callo de San Bartolomé s.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

Espa&a: 0’60 pesetas al mes. \\

{PAGO Francia-0’76 francos id. id.

ADELANTADO

América: 0’20 pesos id. id.)

Números sueltos—0*10 pesotas. Id. atrasados 0'20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen slu firma, seudónimo, inicial/ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
ARMADANS Y ESPANOLS
Segunda parte
i do Noviembre de 1490
III
Fuera polvo, los hacheros; Sostened aquel blandón:
De Ánnadans mañana luzca Entre todos el blasón.
Sobre la negra bayeta A. entender el paño voy. Que con oro en terciopelo Mano que es polvo bordó.
Veinte y cuatro antorchas brillen I)e ia losa en derredor; Que á doble cadáver, siempre
Doble funeral tocó.
Pobres amos... ¡qué desiertos Están sus salones hoy!
Nosotros su pan comemos.
Y ellos en la tumba ¡ó Dios!
Y los dos en una noche!...
Veintiún mes, fray Gil. cumplió.
Y mi llanto no ha acabado...
—Ni tampoco mi pavor. Oh qué noche!... las vidrieras
Retemblaban con horror.
Las lámparas se estinguían, Daba las tres el reloj.
El guardián sólo velaba. No se sabe que pasó. En la escena en que uno el vivo
Y los muertos eran dos.
Un fuerte rumor de pasos
A un estreñí o resonó, Cual si á los que abajo duermen
Revivir hiciera Dios.
Veinte nobles enlutados Del féretro en derredor
Se plantaron para darles
A los muertos el adiós.
Al descubrir á la dama
Suena un grito de dolor,
Y encima de ella sus manos
Tiende el lúgubre escuadrón. En su sueño parecía
Nuestra Virgen de Asunción. Y en su herida y blanca vesta Santa mártir que bajó.
Al otro ataúd llegaban,
Pendían todos sin voz,
El guardián se turba «Basta, Que la aurora ya asomó.»
Y ambos féretros se hundieron,
Más antes, el del señor,
Y al descenderle, ligero Era su peso por Dios.
—Oh! no más. que los cabellos
Se me erizan de pavor...
Y qué pensáis?—Que terribles Del Señor los juicios son.
—Lo que es ella, que suplique Por su escudero al Señor; Era un ángel ya en la tierra, ¿Y podrá no serlo hof ?
É!, empero... y era bueno...
Morir de tal muerte, ó Dios! Por él gastar mis rodillas
Y apagar vereis mi voz.
—Oh! no falta á vuestros amos

Por acá muy buen patrón: Si tal vela yo alcanzara
Bien durmiera sin temor.
Desde que las llaves suenan, Y el templo en sombras quedó, Dos rodillas vienen siempre
A esta losa á dar calor.
Y á deshora se han oido
Roncos ayes de dolor,
Y la noche solo sabe
Cuando cesa su oración.
—Y quién es?... me pasmo.—Tanto
No os sabré decirlo yo:
Aquí es fray Pablo; en el siglo Hombre, dicen, fué de pró.
Despejóse ha veinte meses
Un remoto corredor, Dó resuenan solamente
Sus pisadas y su voz; Dó el guardián no más penetra
Del misterio sabedor.
Largas ñoras con él habla,
Pero de él á nadie habló.
Si no es santo, hereje fuera Que en el coro nunca entró, Ni celebra, ni entre todos Come el pan de bendición.
Una noche por el claustro, De la luna al resplandor Vi asomar su negra barba, Que no era de fraile, no.
Y no hay quien no se trocara Con fray Pablo, ante el Señor...
Más el túmulo está listo,
Tarde es ya, buen hombre, adiós. Y uno marchó pensativo,
Y otro las puertas cerró; Pero sola aquella losa Largo tiempo no quedó.
IV.
Las campanas por la noche Doblaron con triste arrullo;
Nebuloso estaba el día
La mañana de difuntos.
El suelo de San Francisco
Sembrado se vé de túmulos, Y á la roja luz de antorchas Brillan sus opacos muros.
El altar tan solo adornan
De sedas y tren desnudo Seis cirios y un paño negro Con osarios por dibujos.
Pero los que abuelos cuentan, Y por herencia un sepulcro, Sobre él vierten á porfía. En vez de espiación, su lujo.
Cubren las losas con andas,
Las andas con paños lucios, Los paños con cien colores De blasones y de escudos;
Y los cercan á intervalos
Gruesos blandones de luto, Y criados con libreas.
Cual blandones, alli mudos.
Llegando con recios pasos
Van los nobles uno á uno, Todos con ropa ge negro
Y espadín de negro puño.
Y en ancho círculo en torno
Por familias forman grupos; Las damas sentadas antes,
Y ellos en pié por su turno.
En rincones estrechados
Arremolinase el vulgo,

Con cerillas por antorchas, Y con lágrimas por luto.
Ya al compás de graves cantos Empiezan coloquios rnútuos:
Como reina de un torneo, Doña Unisa en medio estuvo.
«Guillermo, hermano, decía, Vuelta á un caballero adusto,
En los Armadans observa
Qué sonrisas y qué orgullo.
Hoy lia un año al verme sola,
Presos vosotros ú ocultos,
De mi esposo abandonada. Bien gozaron de su triunfo.
Si Español les fué terrible,
A Desmas vean con susto:
No les cedas nunca el paso,
No te olvides de los tuyos.»
Dies irte, dies illa Se entonaba en aquel punto Y al par de las tristes notas
Elevábase un murmullo.
Guillen Desmas, y Armadans
Primo hermano del difunto.
Tras un encontrón hablaban; El coloquio fué sañudo.
—Caballero á fe que estáis Descortés.—Vos importuno. —Vuestras hachas ¿por quién arden Qué os recuerdan?—De los tuyos
La vileza.—Os buscaré...
—En el lecho; no lo dudo. —Aquí infame, aquí; tan lejos No estará ya tu sepulcro.
Dos espadas, cien relumbran, Entre el choque y el tumulto,
NU inultum remanebit
Sigue el himno de difuntos.
Y los cánticos del coro,
Y los gritos del concurso, Lúgubres, siniestros ambos,
Entre sí luchan confusos.
Juste Jadex uUionis...
Más ya las iras del mundo
De las iras celestiales
Sofocaban el anuncio.
Salvanse los sacerdotes
Con sus cálices augustos, Las mujeres se desmayan. En las puertas hierve el vulgo:
Y los nobles en dos bandos,
Todos el hierro desnudo,
Desde el encorvado anciano
Al doncel imberbe y rubio.
Arráncanse las bayetas, Desplómanse ya los túmulos:
Los criados con hacheros
Arman sus brazos nervudos.
Ya se agitan infernales
Las antorchas sobre el grupo,
Ya tendidas por el suelo Dan reflejos moribundos.
Cual en sangre tiñe el ara. Cual se escuda con un busto,
Cuales ruedan abrazados
Sobre el paterno sepulcro. Un tropel confuso había
De víctimas y verdugos. De matronas desmayadas. O interpuestas por escudo,
De frailes piedad! clamando, O apartando moribundos. Y entre un bosque de armas denso Algún Crucifijo augusto.
Y un rumor bajo las losas

Dilatábase profundo, Cual si para odiar, los muertos Renacieran del sepulcro:
Y por cima de sus nietos
Cien fantasmas iracundos
Vagaban, entre un fragor De caballos y de escudos,
Y temblaban en sus nichos
Las efigies; y los justos Que allí yacían, temblando Contemplaban á Dios Sumo.
¿Por qué han caído las armas? ¿Por qué callan tan de súbito? Un novicio por la mano El guardián allí condujo:
• «Mostraos, fray Pablo» y sale De bastv capilla al punto Un rostro pálido y noble Bajo negra barba oculto.
«Armadans!...» á un grito claman, Y el silencio fué profundo; Con los ojos preguntaban Si se abrían los sepulcros.
Vuelve. Jacobo, á la tumba
Vuelve, decían los suyos;
Rogaremos por tu alma Después de vengarte al mundo.
Y él firme se adelantaba,
Y ellos huían confusos:
Oh! tocadme les deeia, Mi calor no es de difunto.
A ella sola hirió la muerte:
Bien el cielo lo dispuso, Que el reo llore en la tierra Y al empíreo suba el justo.
En los brazos del guardián Al despertar en el túmulo, A otra vida abrí los ojos, Y otra ya de hoy más no busco.
Y la que era mi mortaja Será mi hábito futuro; Armadans ya muerto queda En un claustro por sepulcro.
Daos las manos... no creía
Que otra vez me viera el mundo: Todos sois amigos caros: A unos y otros debo mucho.—
«Armadans, grita una voz,
Hora sí. serás difunto.»
Y sobre él una arma lanza
Que se embota en mármol duro.
El novicio á Dios se postra: Rompe diques el tumulto. Salta el hierro, y con la sangre Es el suelo ya purpúreo.
Aquel que por cinco heridas Aun alienta moribundo,
Es Francisco de Armadans:
Seis ya duermen de los suyos.
Desmas aquel, cuyo cuello Atraviesa filo agudo; Llora, Unisa. que á consorte Y á hermano perdió tu orgullo.
Puigdorfila sin cabeza. Martín Pax cortado el puño,
Entreabiertas las entrañas
San-Juan espira convulso.
Del altar se eleva un canto.
Un campeón se postra súbito;
Vuelven todos la cabeza.
Ven de Dios el cuerpo augusto.
Y unos caen cual de un rayo;
Otros quedan como bustos Fijos en acto guerrero. El pecho sin fuego alguno.

Quien se defiende, á las armas Deja el corazón desnudo; Quien acomete, en ios aires
Suspende el golpe seguro; Aquel cuya herida mana
No devuelve el daño crudo: Entre cada combatiente Misterioso corre un muro.
Sobre muertos y blasones La Hostia santa sigue el triunfo: Los aceros que se rinden
Nunca más se ven desnudos.
V.
1495.
Y el tiempo del sacro suelo. Lavó la sangrienta huella,
Y en sus arcos reinó bella
Otra vez la paz del cielo, Y de luz m¡i postrer rayo
Por los vidrios de colores Sobre el ámbito mil flores Derrama cual sol en mayo:
De vivos iris colora
La efigie de mármol yerta. Que imitando á virgen muerta Iíecien túmulo decora,
Y la calva prematura De un fraile allí prosternado,
Y la frente de un soldado Reclinada en la armadura.
Las lámparas tras el día Con más fúnebres reflejos Alumbraban desde lejos... Y ellos fijos todavía.
El guerrero en fin despierta. Coge al otro por la mano, Con vigor la estrella insano, Le inclina á la tumba yerta.
«O hermano de mi dolor!... También tú, también la amaste:
Nombre de esposo alcanzaste,
Yo sólo el de matador.
Déjame llorar á mi Que en seis años «o lie llorado: También de ella he «ido ainado;
No te ha amado nunca así.
Por qué al indo no quisiste
En sil féretro dormir?
Sabes que es dulce el morir. Que el vivir sin ella es triste?
Noble Jacobo ¿qué digo?... Ah! perdona ¿tu asesino. —No; de tí salud me vino, Español, sé ya mi amigo.
Un abrazo... Bien: el suelo
Ora si queda bendito; Nuestro nombre en sangre escrito Ora unido graba el cielo.
De nuestro encono tenaz,
Cual esperaba, se siente
Ella víctima inocente, Y su tumba altar de paz
Vendrá al lado de ios dos, Yo al dormir en la ceniza.
Tú al espirar en la liza Desangrado por tu Dios.
José M.a Qüadrado.

(2) FOL·L£TÍH
SIMÓN VERDE
y aristocráticamente poético; y sobre to¬
do este concierto terrestre, la alta torre de la iglesia ^esparcía dulce y solemne¬ mente las campanadas de la oración y el campesino que conserva su íe. pura co¬ mo la atmósfera que respira, descubríase la cabeza y rezaba.
Venía de Sevilla por la vereda ya
mencionada un hombre montado en su
burra, dejándola seguir su acompasado paso, sin hacer otra eos,a que decirle de
cuando en cuando:
—¡Arre, Papalina', que parece que vas pisando huevos: mira que Aguedilla te vá á reñir si llegamos tarde.
Este hombre tendría corno de treinta
y ocho á cuarenta años, y vestía muy
bien al estilo andaluz: su cara era her¬
mosa y regular, su mirada tenía una gran mezcla de sencillez de corazón v ¿le alegre chuscada, y su risa era tan jo¬ vial, corno franca y bondadosa. Era viu¬ do hacía muchos años, y vivía con su madre y con una niña, que le había que
dado de su matrimonio. Puesto así por
I'Cl §qerte entre la ancianidad y la niñez,

sostenía á cada cual con una mano, y
dedicaba á ambas con entera abnega¬ ción su vida, así como también les ha¬
bía dado todos los afectos de su corazón.
Había nacido en una lindísima hacienda
que lindaba con el pueblo, y de la que su padre fuera capataz; llamábase esta hacienda Simón Verde, y este nombre le bahía sido puesto por apodo á nuestro buen campesino, según la costumbre de los pueblos de campo.
Ganábase la vida llevando cada día á
Sevilla una carga de loque le salía, la que vendía pregonándola por las calles; y al mismo tiempo bacía de ordinario, lle¬ vando y trayendo encargos, cuyo modo de vivir, unido á su genio alegre y bon¬ dadoso. á su graciosa verbosidad y á su complacencia, habíanle hecho conocido y querido de todos; y no había nadie en el pueblo, ni aun en los inmediatos, que al encontrarse con él, no le apostrofase con cordialidad y benevolencia.
—¡Hola! Simón Verde, ¿fuiste á Gibraleon por las naranjas de tu huerta que has vendido hoy? (1)

(1) Pregonan en Sevilla las naranjas como de Gibralcón, aunque na lo sean, por ser estas las de
más fama:

De G ib raleón...

¡Qué ricas que son.! Tal es el grito de los vendedores.

(N. del E.)

Tal fué la pregunta que le hizo el Al¬ calde, que con el medidor estaba senta¬ do á la puerta de la humilde venta; cuando á ella llegó el gánete borriqueño.
—Si señor: ¿y qué había de hacer? Sí pregonaba naranjas de Gelves, nadie me las había de haber tomado; y si no. voy á darle á su mercó una prueba. Antaño merqué una carga de bellotas; y para no
mentir, señor Alcalde, me valían náa.
—Por lo visto te engañaron, no es
eso?
—No seño:*, sino que se las tomé, para hacerle favor, á un serrano, á quien le precisaba volverse á la sierra.
—¡Tus cosas, Simón Verde, tus cosas! dijo el medidor.
—Y ¿qué quiere V.? Yo no puedo ver apuros, me descoyunto: todo el que se queja, :ne mete el corazón en un puño; y el que llora, me desalienta. Pero vol¬ vamos á mi cuento, que no hay cuento desgraciado, como el que lo cuente sea porfiado. Como iba diciendo, me puse á pregonarlas, y en todo el día de Dios vendí ni una siquiera; se venía la tarde, y yo estaba con la carga completa sin saber qué hacer; ó más bien como el que vendía la suegra—que la daba de balde.
—cuando se me vino á las mientes pre¬
gonar bellotas de Cádiz...

El auditorio soltó una unánime car¬
cajada. —¡Cristiano! exclamó el Alcalde,.¿pues
acaso no sabes que Cádiz no es más que piedras sobre rocas?
—De sobra que lo sé. y que allí no hay más arbolado ni más matas que cla¬ veles en tiestos. Pues por lo mismo lo hice, señor. Y asina fué que llamó tanto la atención, que en un verbo gracia me las quitaron de las manos.
— ¿Y tu trigo. Simón, está bueno?
preguntó el medidor.
—¡Qué lia de estar bueno! Yo no pude rodear de sembrarlo á su tiempo, y el trigo tardío es un v@nturón que salga bueno. Y así siempre se le ha dicho: «¿Dónde vas. tardío?—en basca del tem¬ prano. —Ni en paja ni en grano.\\> Otoño es el lig itimo tiempo de la siembra. «En Octubre echa pan y cubre.»
—Eso es la pura verdad, y dice el re¬ frán; al que siembra en Abril, su madre no le había de parir: y al que siembra en Mayo, ni parirle ni criarlo. Pero no ten¬ gas cuidado, Simón, que has de cojer; el año es de buen paño; un tiempo está liacien lo para el trigo, que ni mandado hacer para que caiga de su peso y no se violente. Febrero se portó como un ge¬
neral.

—Verdad es. pero Mayo se lia metido á caniculero con sus solanos; ¡maldito
aire! Si supiese el agujero de donde sa¬ le. lo tapaba con cal y canto.
—Pues yo te digo, Simón, que el año ha de ser de los de las vacas gordas del rey Faraón; y no lia de ser e! del ham¬ bre. ni del pan á peseta, dijo el medidor.
—Ni permita su Divina Magostad, ex¬ clamó Simón Verde, que vamos á otra Doña Paca (1). pues:
Del año de Doña Paca
nos tenernos que acordar: que estaba la pura y limpia
en el canasto del pan.
—Simón, te merco tu pegujar en yer¬ ba. y doy dos mil reales, dijo el Alcalde.
—Señor, si me tiene más de costo, re¬
plicó Simón Verde. Después de algunos debates—en los
que el medidor por adulación sostuvo al Alcalde.—quedó el pegujar vendido en
tres mil reales. Era este un trato ruinoso
para Simón Verde. —¡Eli! ya vendió V. el pegujar. y se
puedo reir si el levante se lleva su parte como de costumbre tiene, dijo el ventero
(1) Nombro que le pnsi->r«»n al año l-M?, que fae tan escásj do grano; cax-mus que Pana deriva, de puco. Citir esta época cuando la historia es an¬ terior, es un anacronisme i'nsígnifú&u^c

2

SOLLER

Necrología
£ PEDRO A. MAKOTÉS ï MIRÓ Pbro.
In memoria eterna erit justas.
Doloroso es verse, en la necesidad de
despedir á un amigo querido para el otro mundo y pesado el compromiso de escribir después su necrología, penas, que se acrecientan á medida que al fina¬ do le adornaban virtudes y méritos tan notorios del publico, como los que so¬ bresalían en la persona de D. Pedro An¬ tonio Marqués y Miró Pbro.. fallecido á las tres de la madrugada del din 12 d*l corriente; pero el deber se impone y pre¬ ciso es cumplirlo; pues, aunque el justo no necesita elogios, porque los lleva siempre en sus obras, y. como dice el Sagrado Texto, vivirá eternamente, no debemos olvidar que,~si los hechos dejan de confiarse á k Historia, ha de faltar
después á los venideros la memoria de modelos que imitar en los casos compro¬
metidos de la vida, que se presentan con demasiada frecuencia, y para ellos escri¬
bimos.
Hijo de los consortes Juan y Anto¬ nia, (1) ambos de familia solariega y dis¬ tinguida, nació en 6 de Septiembre de
1813.
Aunque favorecido por la primogeni-
tura, desde su más tierna edad se con¬
sagró á la práctica de Las virtudes, y. como signo de que Diosle había esco¬ gido para su ministro, puede conside¬ rarse el que.nunca se le vio en otra parte que en su casa, la escuela y el templo.
No se opusieron sus padres á que sa¬ tisfaciese las aspiraciones que, desde niño, había manifestado; pero sí halló jrran resistencia en la atmósfera políticovolteriana de que la revolución francesa había inficionado á nuestra España, has¬ ta el punto de arrasar los conventos,
-asesinar á frailes inocentes, cerrarlos
seminarios y prohibir á los obispos la ordenación de sacerdotes: en aquellos dias de desolación, la virtud, ¡rara los gobernantes, parecía crimen.
Durante los años de 1835, 36 y 37 en que el Seminario Conciliar permaneció abierto, con notable aprovechamiento estudió filosofía con el sabio y distin¬ guido franciscano D. Joaquin Vidal, catedral ico de dicho establecimiento; pero, una vez cerrado el Seminario y perseguido el clero, tuvo que continuar privadamente los estudios eclesiásticos'.
fiara evitar mayores males obedecían los obispos la orden gubernamental de no conferir órdenes in sácris y Marqués veía pasar sus mejores (lias sin que le fuese dado llenar sus aspiraciones y cu 1845, con heroica intrepidez, resuelve pasar á Italia para obtener el orden sa¬ cro. El tiempo, en su viaje de ida v vuelta, fué muy tormentoso y en más de tina ocasión estuvo á punto de naufra¬ gar. viéndose forzado el buque en que navegaba, después de salir de Barcelo¬ na el dia 2 de Febrero, para Génova. á recalar en Palamós, liosas. Cadaqués, et¬ cétera, y. por último, después de. cor¬ rer largo temporal, á los ocho dias de su
salida volvieron de arribada á Barcelo¬
na.'En fin. emprendido otra vez el viaje el dia 12. el 19 llegaron á Genova.
Como para ordenarse en Italia necesi¬ tase autorización pontificia, fué á Roma, donde permaneció durante un mes y, obtenido un breve de Gregorio XVI. fe¬ cha 4 de Abril, en que se le concedia la más ámplia dispensa para ordenarse, regresó á Génova donde entró de oyente en el Colegio para re plisar sus estudios ínterin se preparaba para la ordenación.
El dia 22 del citado Abril recibió la
primera tonsura y sucesivamente todos los órdenes; y en 20 de Septiembre, des¬ pués de riguroso examen, con título pa¬ trimonial, él y D. Bartolomé Anticli, de Binisalem. compañero de viaje, recibie¬
ron el orden sacerdotal.
^Satisfechas sus aspiraciones, el 6 de
(I) Croemos lugar oportuno este piuai hacer una observación histórica que lia de contribuir, de al¬ guna manera, á desvanecer una preocupación ca¬ lumniosa que pesa sobre el apellido Miró, do la fa¬ milia Can Gaspd, de la cual procedía la madre del Sr. Marqués. Las personas que tengan á mano la Historia de Sóller pueden consultar osla cuestión que dilucidamos en el Tomo I, pag. 602. A las que no dispongan de este libro, les diremos: Que esta familia es la úuica de Sóller, que sepamos, que pueda ostentar su rey do armas, expediente que po¬ see dicha familia, y que nosotros descubrimos en 1864, hurgando noticias históricas, entro los pape¬ les de la indicada familia. En dicho expediente se le dá el título de caballero y se le autoriza pura po¬ ner escudo de armas en todos los objetos de su per¬
tenencia. Dicho documento se extendió á linos del
siglo pasado y. aparte de otras cosas muy notables, consta: que el sacerdote Miró que murió mártir, defendiendo la casa del Señor, en la Victoria de 1561, pertenecía á esta familia, como igualmente otras personas que se distinguieron por sus virtudes, hechos que no pueden compaginarse en manera al guna con dicha preocupación.

Octubre partió de Génova y el 19, des¬ pués de recorrer larga tormenta, tuvo la
dicha de abrazar, en Palma, á sus que¬
ridos padres, después de nueve meses de estar separado de ellos.
Desgraciadamente durante el viaje de Marqués las ideas clerofóbicas no ha¬ bía u perdido nada de su ardor, mejor diremos, se hallaban en su período álgi¬ do, y, constantemente vigilado por los revolucionarios, se le denunció y se le prohibió bajo severas penas el uso libre de sus facultades, yeso que á todas horas (lo recordamos muy bien aunque enton¬ ces todavía niños) se nos atronaba los oidos con desaforados gritos de viva la
libertad
Después de pasar algunos dias en compañía de sus padres trasladó su re¬ sidencia á Palma, hospedándose en casa del Sr. Marqués del Reguer. donde vivió hasta que, á fuerza de instancias por parte de la autoridad eclesiástica y de las influencias puestas en movimiento por nuestro querido tío D. Joaquin Mir, Presidente que fué del convento de San Cayetano y muy relacionado con la no¬ bleza y hasta con algunas familias de
la situación, se le autorizó para que pa¬
sase á Biniali á ejercer su ministerio
sacerdotal en calidad de maestro de es¬
cuela de que carecía el pueblo, llenando con esto dos necesidades de aquella po¬
blación.
Tres años permaneció en Biniali; apre¬
ciado de todos, dando instrucción á
aquellos campesinos, basta que, en 31 de Enero de 1851, algo calmados los fu¬ rores políticos, fué nombrado vicario coadjutor de la parroquia de Alaró, don¬ de trabajó con el mayor celo, siendo querido de todos por su instrucción y ca¬ rácter bondadoso, afable y caritativo, hasta que, en 31 de Enero de 1859, con
sentimiento de todo el vecindario, fué
trasladado con igual cargo á su filial de Sóller, pudiendo entonces habitar al lado de su querida familia que á su vez le
a maba entrañablemen te.
Los ancianos recordarán todavía el
celo con que desempeñaba el ministe¬ rio de la predicación y del confesona¬ rio, y sn puntualidad en la asisten¬
cia á los actos de coro, cuando no se
lo impedía el cargo de vicario, cuyos servicios le fueron de algun modo remu¬ nerados por el Diocesano, en 1863. con¬
firiéndole el economato de un beneficio
cu ia misma parroquia. Ninguna fatiga arredraba al celoso
levita. Con la mayor puntualida.'J y has¬ ta con .satisfacción, por comisión del se¬ ñor Obispo, en 1854, dejó las comodida¬ des de su propia casa para pasar al pue¬ blo de Orient á prestar los servicios espirituales á sus moradores, durante una larga temporada en que la sufra¬ gánea careció de Vicario.
fiero donde acrisoló Marqués su fervor y espíritu eclesiástico, despreciando los peligros de su propia vida para atender á la salud espiritual del prójimo, fué en la desoladora epidemia del cólera morbo que, en 1865. azotó á esta población. ¡Qué horrores no presenció Marqués en aquellos dias en que la muerte se cernía sobre el dorado valle; en aquellos dias en que el salas prima lex se practicaba instintivamente, atropellando hasta las leyes do la caridad evangélica. ¡Qué fati¬ gas no arrostró al lado de sus amigos y compañeros de vicaría D. José Castañer y D. Lorenzo Rollan, para que no faltara el consuelo espiritual á los mori¬
bundos. á veces abandonados por su
propia familia! Parece imposible que un físico bastante endeble pudiese resistir el trabajo de administrar cinc nenia y cuatro viáticos en una semana, sinpedir auxilio d nadie, como queda consignado en la historia de aquella horrorosa calami¬ dad (1)
En esos comprometidos trances, en esos dias de luto y de llanto, es donde se prueba la verdadera caridad, el celo religioso, el patriotismo de las personas verdaderamente virtuosas y en los cua¬ les Marqués practicó actos de verdadero heroísmo, que la historia no pudo reco¬ ger por no haber más testigo que el mo¬ desto sacerdote á quien ofendían toda clase de elogios.
Todo, empero, tiene su término en esta vida mortal; y el físico más robusto y el temperamento más ardiente y las fuerzas más'hercúleas, acaban por des¬
fallecer, desobedeciendo al ánimo más varonil, á la voluntad más eficaz y al celo más acendrado. Esto debía aconte¬
cer y aconteció á nuestro amigo. Los trabajos y fatigas de veintidós años de vicario, amargos sinsabores por reveses de fortuna acaecidos en su familia, y el peso de sesenta años de edad, acabaron
(1) Los que quieran conocer los detalles de tan
lamentables sucesos lean la Historia de Sóller To¬
mo I, pág. 672 y siguientes.

por crearle dolencias que le imposibili¬ taban el cumplimiento de sus deberes en el oficio y. antes que faltar á ello, pidió la exoneración de su cargo, que le fué
concedida en 30 de Noviembre de 1873,
con la justa y merecida frase de: «com¬ placiéndome en reconocer el celo y apro¬ vechamiento espiritual con que ha servi¬
do dicho cargo.»
Sin embargo de su exoneración, el Sr. Marqués no dejó de servir el confe¬ sonario, visitar á los enfermos y asistir
á los actos de coro, destinando los demás
ratos desocupados, al rezo, á la lectura espiritual y al esparcimiento con su fa¬ milia, de la cual era poco menos que adorado, basta que sus dolencias le pos¬
traron en el lecho del dolor.
Pobre, pero rico en méritos y virtudes, víctima de larga y penosa enfermedad sufrida con la resignación propia del justo, ha sucumbido el Sr. Marqués, á
la edad de 82 años, cabalmente en el
que cumplía el cincuentenario de su or¬ denación de presbítero, fecha ó bodas de oro que nuestro clero parroquial y va¬ rios amigos, se habían propuesto cele¬ brar en Septiembre próximo, con nota¬ ble esplendidez, á pesar de la resistencia que á ello, por modestia, había opuesto
el finado.
La muy lucida procesión que acom¬ pañó su viático y la gran concurrencia á su entierro y funerales, son un elo¬ cuente testimonio del aprecio en que el finado era tenido por todos, un acto de
reconocimiento á sus virtudes y un mo¬
tivo de consuelo para su apreciable fa¬
milia. sumida en el más acerbo dolor
por la irreparable pérdida de un segan¬ do padre, del cual, además de los medios de subsistir, había recibido siempre bue¬ nos consejos y el más acendrado cariño.
José Rullan Pbro.
Ecos regionales
QUADRADO Y EL ARCHIVO HISTÓRICO
Son de La Almudaina las siguientes líneas y con ellas estamos tan confor¬ mes que las hacemos nuestras al repro¬
ducirlas en las columnas del Sóller:
«Con la misma sorpresa que á nosotros nos produjo, creemos que recibirán nues¬ tros lectoras la noticia de haber sido ju¬ bilado por Real orden de 22 de Enero
último, el honorable Jefe del Archivo General Histórico del Reino de Mallorca,
I). José María Quadra do. que no había solicitado su jubilación, ni la esperaba,
ni, mucho menos, la temía. ¿Debemos añadir nosotros que con
esta medida extemporánea, lo que real¬ mente queda jubilado es el Archivo His¬
tórico. es la misma historia de Mallorca?
Quadrado ha si.lo alg*o más que el jefe y director de aquel inestimable tanto como poco estimado depósito de códices y do¬
cumentos: ha sido el archivo mismo, su
creador, su organizador constante, la inteligencia que lo ha clasificado é in¬ terpretado, merced á una labor de más de cincuenta y tres años, asidua y fe¬
cunda como pocas.
Sil vida literaria (exceptuando el tiem¬ po que consagró en Madrid á las campa¬ ñas periodísticas y en dos terceras partes de la Península á los Recuerdos y Belle¬ zas) es la misma vida del Archivo. Cuan¬ do no tenía más que carácter provincial, allá por 1839 ó 40. fué llamado á regirlo y definitivamente lo ha regido desde 1843
hasta la fecha.
❖ **
Acaso Menéndez y Felnyo presintió algo de esta futura contingencia, cuando allá por junio de 1893, escribía:
«...El celo palcográfico después de ha«berle hecho cubrirse con el polvo de los «archivos de media España, acabó por «llevarle como á su propio y natural
«centro, ul retiro cenobítico del Archivo
«General de Palma por él organizado y «sabiamente dirigido durante cerca de «medio siglo. El Archivo de Mallorca y «la persona de Quadrado han llegado á «compenetrarse y á ser una misma cosa,
«como lo fueron el Archivo de la Corona
« le Aragón y don Próspero de Bofarull. «¡Memorables ejemplos de lo que puede «y alcanza el entusiasmo regional cuan«do cae en varón erudito 3r juicioso, y de «lo que medran y adelantan, aun con «exiguos recursos oficiales, las institu«ciones confiadas á su cuidado, y no á «los de un personal abigarrado y tran«seunte que suele mirar los Archivos «como lugares de destierro y peniten-
«cia!»
* **
Sí; el Estado y el mundo oficial, á des¬ pecho de sus protestas y de sus forma¬ lismos, son en el fondo refractarios á la

verdadera cuitara, á la cual imponen su protectorado ó su tutela. Un ministro
verdaderamente ilustrado desarrolla una
iniciativa feliz, encaminando todos sus esfuerzos al progreso científico ó litera¬
rio de la nación como fin esencial y único de la reforma.
Y á la vuelta de pocos años ese fin, ese alto fin de conservar por ejemplo, la historia y el alma de las generaciones pasadas, se convierte en medio de colo¬ car á unos cuantos chicos apreciables que sin vocación, sin aficiones conocidas y profundas, entran en el cuerpo de Ar¬ chivos—como podrían entraren Estan¬ cadas—para desempeñar á guisa de ofi-
cionistas adocenados funciones de expe¬
diente y balduque y para comentar, entre
los venerandos códices, los lances en la
última corrida... que es la única afición que nos queda á los españoles, no obstan¬ te la hipocresía refinada con que simu¬ lamos y encarecemos muchas otras.
Ese vicio colectivo de la administra¬
ción pública, esteriliza la obra indivi¬ dual de los iniciadores y reformistas ilustres que han pasado por el Gobier¬ no. Trata de crearse un organismo Ínter ligante, docto, entusiasta por la obra técnica que debe desarrollar; y su ¡trí¬
mera hornada se recluta efectivamente
entre hombres que dejan surco y nom¬ bradla, entre los Hartzemhusch. Durán. Rosell, Canalejas. Gayangos. Bofarull. Mariano Aguiló. Quadrado... Vienen después la reglamentación y la rutina y aquel catálogo de nombres beneméritos y gloriosos, redúcese á un escalafón
anónimo, á una burocracia como otra
cualquiera, cuyas escalas hay que movi¬ lizar á menudo! Hé aquí la iniciativa malograda por un espíritu bnrgaés que
convierte al Estado en el más temible y
poderoso de los filisteos.
'Y❖*
Pronto será entregado al público el pri¬ mer fascículo del infolio boy en prensa, que debe contener \\os Indices del Archivo General. La jubilación ha sorprendido al Sr. Quadrado en el momento en que con mano más diligente y segura, ponía la cúpula á su obra de paleógrafo, va¬ ciando en aquel volumen, así el estracto
de los fondos del Archivo, como también
doctísimo prefacio histórico-crítico acer¬ ca de ellos, para* secundar el generoso acuerdo de la Diputación Provincial.
De la misma manera sorprendió su ju¬
bilación al Director de la Biblioteca Uni¬
versitaria de Barcelona. D. Mariano Agui¬ ló. en (d momento ele entregará la estam¬
pa el Romancero catalán. No creemos no¬ sotros queeste motivo, tan débil y peque¬ ño ante la entereza de ánimo y el patrio¬ tismo del Sr. Quadrado. interrumpa la obra comenzada, que. cuando menos en las naciones extranjeras, prácticas y... pecuniariamente ricas. (Francia. Ale¬ mania. Inglaterra) será recibida como
un acontecimiento de la más alta esti¬
ma. Convencidos estamos, por el contra¬ rio de que no cejará en su tarea hasta verla terminada, dedicándole aquella perseverante actividad de toda su vida, de la cual puede justamente decirse: milla dies sine linea. Una jubilación bu¬ rocrática no significa la muerte para la cultura pátria, como un nombramiento oficial no significa el nacimiento á la gloria.
* *
En breve se cumplirá un año del desgraciado incendio de la Casa Consisto¬ rial. El Archivo estuvo en peligro inmi¬ nente; creyóse en los primeros instantes perdido sin remisión; y aún después del siniestro inspiró serio cuidado la suerte de alguna parte de la documentación que fué salvada del peligro precipitada¬ mente y sufrió las inclemencias de la humedad y el desorden.
Los primeros telegramas á la prensa de Madrid y Barcelona fueron alarman¬ tes y esta alarma por la pérdida del Ar¬ chivo. la reflejó más que nadie... la prensa de París, Le Fígaro, el Journal des D'bats, Le Temps... que natural¬ mente. se preocupan algo más de esos papelotes viejos que de la actitud del Sr. Puigcerver.
El Sr. Quadrado dio cuenta del hecho, cumpliendo su sagrado deber de custo¬ dio de aquella riqueza,, al Ministerio de Fomento, asi en apremiantes telegra¬
mas como en sentidos oficios, donde ex¬
presaba toda la turbación y pesadumbre de su espíritu ante la inminente catás¬ trofe. Esperó, con la ansiedad que es de suponer, las instrucciones del centro di¬ rectivo. los auxilios que acaso fueran indispensables, las medidas de preven¬ ción oportunas é indicadas; y ¡hay que decirlo con vergüenza! el Ministerio no ha acusado recibo todavia de aquellas
comunicaciones ni se ba dado por ente¬
rado. doce meses después, de que uno
de los Archivos nacionales tuvo que ser

arrojado por las ventanas de la Casa Con¬
sistorial.
Este es, en cuanto á sus funciones tu¬ telares de la cultura y de la instrucción pública, el Estado que acaba do jubilar
al autor de Forenses y ciudadanos... pa¬ ra eso. para que corran lasfescalas.
AMfc#
Industrias mallorquínas
LA FÁBEICA ¡DE GAS LE SÓLLSE
Prometimos el sábado último trans¬
cribir las frases halagüeñas que nuestro
estimado colega palmesano La Última
Hora dedicó dias pasados á la fábrica del gas de esta localidad, y en cumpli¬ miento de nuestra promesa lié aquí, in¬ tegro, el artículo de Redacción quevió la luz pública el día 6 del actual en las columnas del mencionado periódico:
«El éxito brillante que ha tenido la ins¬ talación de la fábrica de gas en Sóller debería mover á las grandes poblaciones de la Isla, como Inca, Manacor y Fela¬ nitx. á procurarse un medio de progreso tan poderoso como indispensable para el
establecimiento de industrias de que se hallan tan necesitados, dada la crisis
agrícola que atraviesan y que no pre¬ senta solución alguna favorable en el horizonte político social.
El pueblo de Sóller perdió también y en pocos años, el único medio que tenía de vivir de la agricultura. Con la enfer¬ medad de sus naranjales perdió una ren¬
ta ó entrada de ciento setenta mil duros
anuales que. al par que le daba medios de subsistir desahogadamente, le man¬
tenía en la fama de rico, viéndose repen¬
tinamente sumido cu la indigencia; y sin embargo, sus moradores no.hubieron de mendigar un mísero jornal en las po¬ blaciones del llano, porque desde luego se entregaron en cuerpo y alma á la in¬
dustria textil.
Otro contratiempo hubieron de expe¬ rimentar, pocos años después, con la
decadencia de su nueva industria, sin
que sus huertos hubiesen mejorado de su enfermedad; pero, constantes en la
lucha de la vida, iniciándose en el co¬
mercio para ellos completamente desco¬ nocido, marchan unos á las. Americas.; mientras otros, por carecer de alas para tan largo vuelo, se trasladan á Francia, creando la industria de los higos pasos que tanta riqueza está dando en la Isla, y especulando con todo género de frutos y de vino, han formado una colonia temporera donde hallan cómodo medio de vivir y mantener á sus familias.
Por otra parte, los fabricantes de teji¬
dos á mano, viendo sus industrias en el
último descrédito, adoptan el telar me¬ cánico movido por el vapor y logran que
sus manufacturas sean solicitadas en
todos los mercados; pero no contentos
los sollerenses con la industria aristo¬
crática, si se nos permite la frase, pien¬ san en establecer la proletaria y crean la fuerza del gas para facilitar el desarrollo
de toda clase de industrias á las peque¬
ñas fortunas y el pensamiento está ya dando pingües resultados.
La instalación upabas cuenta año y medio de vida y ya da fuerza á nueve
motores: dos dedicados á telaros mecá¬
nicos, dos á la fabricación de chocolate, dos á elevar agua, uno á conservas, uno á pastelería y otro á cerrajería. Con este nuevo elemento de progreso las peque¬
ñas industrias han hallado el apoyo que les faltaba para prosperar, y se van
creando otras nuevas, y se crearán otras y otras que prometen hacer de Sóller la población más importante de Mallorca.
Y esto que prescindimos del ornato y comodidades que á las familias propor¬ ciona el fluido del gas en el alumbrado público y particular, en la cocina, cale¬
facción. etc.
Claro está que se ha tenido que vencer la rehacía y vigorosa resistencia (Je preo¬ cupaciones, mejor diremos costumbres sociales, que bien halladas con sus prác¬ ticas. en todas partes resisten al progre¬ so, pero que al fin empiezan por desmo¬
ronarse y acaban por caer en el des¬ crédito, al empuje de la evidencia de la mayor economía que la men¬ cionada fuerza proporciono. Así es que. en un principio, eran muy conta¬ das las personas que tuviesen fé en el éxito de la sociedad que se intentaba formar y que se formó sobreponiéndose
á mil contrariedades, vencidas todas por la Junta de Gobierno; inas ahora, alla¬
nado el camino y en funcionamiento
normal la nueva industrie, los resulta¬
dos no pueden ser más lisóngeros y bas¬ tan por si solos para convencer á los
más pesimistas. El balance de la sociedad (que teñe-

SÓLLER

ratos á la vista junto con la memoria leí¬ muerto ahogado, se llamaba Cristóbal llanamente de la candidez de un mucha¬ contribuiría á la variedad y al buen espontáneo en verificar un acto tan bené¬

da en la Junta General de accionistas) Bennasar Bagur. Los otros dos tripulan¬ cho falto de juicio, condujéronle, seduci¬ gusto.

fico como el de que se trata y que al

acusa un beneficio líquido, durante el ejercicio de 1894, de Ptas. 6849'25 é in¬ funde la esperanza de rendimientos mu¬ cho más importantes en los ejercicios sucesivos, toda vez que sigue siendo notable el aumento progresivo que se
observa-en el consumo del fluido.
Como complemento de sus operacio¬
nes, la sociedad «El Gas», para no ser
gravosa á los accionistas, coa muy buen acuerdo ha creado obligaciones al por¬ tador que, con justa razón son muy bien recibidas y estimadas en el comercio, por ser tal vez las más garantidas de to¬
das las que tenemos en la Isla; pues, ade¬ más de que el pasivo de la Sociedad es in¬ significante. como se deduce del balan¬ ce, y la emisión es solamente de veinte mil duros sin queso haya puesto toda en circulación, tiene una hipoteca de más
de treinta mil con la marcha firme de una industria de cada dia en mayor desarrollo.
Este ejemplo debería preocupar y es¬ timular á los pueblos de Mallorca, en vez de dedicarse á política infructuosa y de pasar el tiempo en lamentaciones tras el Gobierno que nada ó muy poco puede hacer para remediar sus niales.»
Crónica Balear
(OJKA.IMV A. I,A l’HKXSA. DU TCSTA PROVINCIA)
Dice un periódico mahoués que des¬ pués de nlgunos días de estar parados los pescadores á causa del mal tiempo, el lunes cogió una sola délas barcas unos doscientos bonitos que se vendie¬ ron al precio de cuarenta y cinco cénti¬ mos de peseta los cuatrocientos gramos.
En el vapor correo del miércoles salió para Barcelona un dependiente de esta Exorna. Diputación provincial con obje¬ to de recoger el antidiftérico ofrecido á la corporación por el doctor Berrán.
Hoy. sábado, tendremos, pues, suero
Roux.
Durante ki navegación del vapor «Ca¬ bo Prior» que entró el miércoles en el puerto do Palma conduciendo un carga¬ mento de trigo para la «Sociedad Gene¬ ral Mallorquina» sufrió un temporal muy duro, durante el cual perdió á un hombre de su tripulación, habiéndose hallado en grave peligro de perecer el
contramaestre.
Se encuentran en el lazareto sucio de
Maltón purgando cuarenta el vapor austrohúngaro «Dorotea» y el italiano «Cáffaro». los cuales proceden de Sebas¬ topol y Constantinopla, con cargamento de trigo el primero, y el segundo de Buenos-Adres y escalas. Amibos destina¬
dos á Barcelona.
Se prepara una carrera en velocípedo, en la cual turnará parte solamente uno
de nuestros más conocidos biciclistas, la cual consistirá en dar la vuelta dos veces
sin desmontar ni detenerse en parte al¬ guna, saliéndose Palma en dirección á Valldemosa. Deyá, Sóllcr y Palma, y

tes y el patrón pudieron lograr la quilla
del falucho «San Sebastian» permane¬ ciendo en ella más de dos horas, hasta
ser avistados y recogidos por otra em¬
barcación de pesca.
El telégrafo nos anunció dias pasados haber sido nombrado canónigo de la Santa Catedral el provisor eclesiástico D. Enrique Reig, que ocupó el primer lugar en la terna formada como resulta¬ do de los últimos ejercicios de oposición celebrados para proveer la canongía va¬ cante por la muerte del señor Gili.
A bordo del vapor que fondeó el jue¬ ves en el puerto de Alcudia, llegó una
colonia de alumnos de la clase de Histo¬ ria natural de la Universidad de Barce¬
lona con su profesor don Odón de Buen con objeto de visitar las cuevas de Arta y del Dracli y recorrer los predios de Raxa y Miramar.
Crónica Local
Por más que lo sintamos, algunas malas noticias hemos de estampar en la crónica local de esta semana, y en primer térmi¬ no habrán de figurar las defunciones.
En la madrugada del martes, á las tres, el fúnebre doblar de las campanas anunció al vecindario que un sacerdote había dejado de existir, y efectivamente, D. Pedro Antonio Marqués y Miró, el tio querido de nuestro estimado Director, después de una peregrinación de 82 años por este valle de lágrimas, desprendién¬
dose de su envoltura mortal, voló á re¬
coger el premio de sus trabajos, do sus sufrimientos, de sus virtudes, dejando á su familia y á cuantos intimamente le
tratábamos, sumidos en el mayor descon¬
suelo. Al anochecer del mismo dia se rezó en
la casa mortuoria el rosario, verificán¬ dose seguidamente la conducción del ca¬ dáver á su última morada y en la maña¬ na siguiente se celebró en la iglesia par¬ roquial el funeral en sufragio del alma
del finado.
Descanse en paz, y derrame el cielo en el corazón de los que le Lloran el bál¬ samo de la resignación.
* *#
Derrámelo igualmente en el de nues¬ tros distinguidos amigos el médico don Jaime Antonio Mayol y Busquets y fa¬ milia, y D. Damián O redi y Castaíler y familia, inconsolables también, el prime¬ ro por la pérdida de su anciana madre, D.a Magdalena Busquets, que víctima de una breve pero aguda enfermedad falle¬
ció en Fornalutx el miércoles de esta
semana, y el segundo por la de su que¬ rida hija Isabel, la primogénita, agracia¬ da jó ven encanto de toda la familia, tier¬ no capullo tronchado apenas empezara á despedir los suaves efluvios de su inteli¬ gencia y de su bondad, que era la única y legítima esperanza en que cifraba su

do por promesas halagadoras, á casa del segundo, y una vez en ella, después de otras cosas que se resiste nuestra pluma á publicar, infirieron al desgraciado al¬ gunas quemaduras, que si bien no han
resultado de tanta consideración como
en un principio se dijo, no por esto qui¬ tan al hecho la gravedad de que se con¬ sideró revestido ya desde que empezó á
circular la noticia.
Nos abstenemos do dar más detalles, toda vez que de lo sucedido tienen cono¬
cimiento el Jefe de esta Sección de Ca¬
rabineros, quien á su vez dió parte á sus superiores, y la Autoridad judicial.
El martes vino á esta para pasar al¬ gunos dias al lado de su familia y para dirigir linos ejercicios espirituales en el
oratorio de las Hermanas de la Caridad
nuestro paisano y amigo el M. I. señor D. José Oliver, Arcediano de la Cate¬
dral.
El miércoles de esta semana embarcá¬
ronse en el vapor correo de Valencia los aprovechadísimos jóvenes estudiantes, as¬ pirantes al sacerdocio, D. Jaime Ripoll y
Deyá y D. Jaime Casasnoras y Escalas, quienes movidos por intensa vocación re¬ ligiosa, deben ingresar en la orden de la, Compañía de Jesus, haciendo el novicia¬
do en el convento de Gandía.
Deseamos á nuestros amigos el galar¬ dón que anhelan.
Digno de aplauso es la idea que ha te¬ nido nuestro amigo D. Juan Torrens y Calafat profesor de instrucción primaria, de dar enseñanza gratuita á seis jóvenes pobres tan luego abra al público la es¬ cuela que tiene resuelto abrir muy en breve en este pueblo.
Los verdaderos amantes del progreso,
todos aquellos que están, como nosotros, convencidos de que si ha de llegar á ser
verdaderamente culta la sociedad solle-
rense ha de ser mañana, cuando la for¬ me una generación educada é instruida desde la infancia y sin distinción de cla¬ ses ni categorías, se alegrarán y aplau¬
dirán con nosotros la acertada resolución del Sr. Torrens.
¡Quiera Dios pueda llevarla sin obstá¬
culo á feliz término!
Según noticias que se nos lian facilita¬
do en las oficinas de la «Compañía de Navegación de Sóller» el vapor León de Oro ha salido hoy del puerto de' Cette para el de Barcelona y esta; de modo que es muy probable esté aquí en la ma¬ ñana del martes, pues que no podrá pro¬ ceder mañana, por ser día festivo, á las operaciones de carga y descarga.
Damos la noticia para que la conoz¬ can las personas á quienes pueda inte¬
resar.
Según hornos leído en el extracto de la última sesión del Ayuntamiento, ha di¬

Las obras que se han ejecutado en este pueblo por administración municipal en los dias comprendidos entre ei 4 y ei 9 del actual, ambos inclusive, han impor¬ tado la cantidad de 413H4 pesetas.
Consisten dichas obras en la construc¬
ción de una acera en la calle de la Unión, en sacar piedras del torrente y picarlas con destino á dicha obra, en construcción
de un muro de contensión en el camino
de las Árgilas y en reparar el piso de la! calle del Mar y otras varias y de los ca¬ minos del Barranch, del Dragona y del Camp de sa Má.
EN EL AYUNTAMIENTO
Bajo la presidencia del ¿Alcalde acci¬ dental D. Jorge Frontera y estando pre¬ sente los concejales Sres. Pastor, Morell, Oliver, Forteza, Canals, Coll, Arbona, Rullan y Bisbal, y Oastañer, declaróse
abierta la sesión ordinaria de esta sema¬
na, que se celebró en la noche del jueves.
Dióse lectura al acta de la sesión an¬
terior, y fué aprobada.
Se dió cuenta de una instancia presen¬
tada por D. Pedro Antonio Rullan y Co¬ lom de fecha 12 del actual por lo que dimite los cargos de primer Teniente de Alcalde y concejal del Ayuntamiento á
causa del mal estado de su salud. Ente¬
rado el Ayuntamiento y después de ha¬ ber salido del salón el concejal Sr. Pas¬ tor, pariente del solicitante dentro del cuarto grado á tenor de lo prevenido en el art. 106 de la Ley Municipal vigente, se puso á discusión el asunto, y como á juicio déla Corporación lio son bastantes los motivos que alega el recurrente para poderse eximir de los espresados cargos, acordó por unanimidad no acceder á la petición del instante.
Dióse lectura á una instancia presen¬
tada por D. Sebastián Mojer y Sastre en solicitud de que se le expida certificación del plano y solicitud presentada por el
mismo á nombse ele D.a María Vicens y
Puig para la construcción de lina casa en la barriada de este puerto y del dicta¬ men emitido por la Comisión de Obras
en la instancia de referencia. Enterado
el Ayuntamiento acordó acceder á lo so¬ licitado por el instante, menos en lo que se refiere al plano, por cuanto á la soli¬ citud de referencia no se acompañó pla¬ no alguno sino únicamente un croquis trazado con lápiz y por lo imperfecto é incompleto que era se prescindió absolu¬
tamente de él al constituirse la Comisión
de Obras sobre el terreno para informar acerca de la obra que se solicita en el escri to'ya.’ repetí do.
Se enteró de una instancia presentada por D. Guillermo Alcover y otros por la que piden se contruya un lavadero pú¬ blico en la barriada de Can Pellos, sita en la Huerta de abajo de este término,
por cuanto una vez terminada la reforma

mismo tiempo se le dieran por el mismo las más sinceras gracias.
Por ultimo acordóse verificar varios pagos.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En ¡a iglesia Parroquial.—Dia 19, á las siete de la mañana, durante una mi¬ sa, se celebrará la devoción mensual al
Patriarca S. José.
-O-

Nacimientos.
Varones 1.—Hembras 5.—Total 6.
Matrimonios.
Dia Í6.—D. Damiau Ensefíaty Mayol soltero, con D.a María Estades y Castañer, soltera.
Defunciones

Dia 8.—Miguel Puig y Magraner, de
2 años, calle de la Romaguera. Dia 9.—D.a María Ferrer y Ballester,
de 53 años, casada, calle de San Pedro.
Dia 10. —D. Antonio Juan Bernat y
Ripoll, de 69 años, casado, calle de la
Luna.
Dia 10.—D.a María Frontera y Miró, de 72 años, viuda, callo do San Anttf*
nio.
Dia 12.—D. Pedro Antonio Marqués,
y Miró Pbro., de 82 años, calle de San
Bartolomé.
Dia 13.—D. José Marqués y Casasnovas, de 03 años, casado, calle de Real.
Dia 15.—D.a Isabel María Orell y Al¬ cover, de 16 años, soltera, calle de Serra.

■■■ i —BCBggEE^

1

•

MOVIMIENTO DEL PUERTO

Embarcaciones fondeadas
Dia í 1.—De Barcelona, en 9 horas, va¬ por Isleño, de 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 23 mar., la balija, pas. y efectos.
Dia 14.—De Cette, en 3 dias. laúd Esperanza, de 41 ton., pat. D. G. Castañer, con 6 mar. y carbón.
Dia 14.—He Palma, en 1 dia, laúd San José, de 19 ton., pat. D. Pedro José Pujol, con 6 mar. y lastre.
lí.UBARCACrO NES D ESP ACH AD AS
Dia 11.—Para Barcelona, vapor Isle¬ ño, de 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 23 mar., la balija, pas. y efectos.
Dia 13.—Para Palma, pailebot Los Amigos, de 28 tou., pat. D. Francisco Serra, con 4 mar. y efectos.
Dia 15.—Para Palma, pailebot Comer¬ cio, de 35 ton., pat. D. Juan Mercadal, con 4 mar. y lastre.
Dia 15.—Para Palma, laúd San José, de 19 ton., pat. D. Pedro José Pujol, con 6 mar. y lastre.

volviendo á emprender la misma ruta y desgraciado padre su futura dicha, acae¬ mitido los cargos do primer teniente de que ha de sufrir la carretera de este

nuevo regreso á dicha capital. Parece que este ¿o¿ir de forcé ha llama¬
do todo ei interés de los velocipedistas mallorquines que esperan con ansia el
resultado.

Uno de los acuerdos tornados por la Comisión provincial en la última de sus sesiones, es expresar al decano de los A literatos mallorquines, al eximio escritor D. José Ma ría Quadrado el sentimiento

con que ha visto aquella corporación la orden por la que se le jubila riel cargo de jefe del Archivo general histórico del
Reino de Mallorca.

Merece nuestro aplauso este acuerdo y creemos que con él se interpretan los " sentimientos generales de Mallorca.

v

—

Las tres paradas de caballos sementa¬

les que anualmente suelen abrirse en

esta provincia, lo estarán este año del

10 al 15 de Marzo próximo en Palma y

Manacor con un caballo cada una yen

la Puebla con dos.

Dice un colega que el laúd «San Sebas¬ tián», de la matrícula de Alcudia, al en¬
contrarse á unos 200 metros de la orilla
en el punto llamado la Torre Mayor, zozobró, salvándose el patrón Jaime * Reinés y dos marineros, pero ignórase el paradero del otro á pesar de los auxi¬ lios que intentaron prestarle tan pronto é como se supo el triste suceso.
El tripulante que se supone habrá

cida en la madrugada de ayer después do larga y penosísima enfermedad.
Lo mismo el dia del fallecimiento co¬
mo el del funeral de la Sra. Busquets, fué tocio Sóller á Fornalutx, y lo mismo ayer que esta mañana en que falleció y
se han celebrado los funerales de la se¬ ñorita’Orell ha desfilado todo Sóller por
la calle de Serra, prueba evidente de las generales simpatías de que gozan y del aprecio en que se tiene en esta localidad lo mismo á la una que á la otra de dichas
familias. Sírvales esto de consuelo en medio
de la honda pena que les aflige, y reci¬ ban una y otra la espresión de nuestro más sentido pésame.
Con la correspondencia, pasaje y un poco de carga llegó el lunes por la ma¬ ñana el vapor Isleño, saliendo de nuevo con la balija para Barcelona á la hora
de itinerario.
.Entre los pasajeros que desembarca¬ ron en este puerto figuraba el diputado provincial D. Pedro Martínez, quien sa¬ lió poco después para la capital.
De un hecho tan punible como repug¬ nante se ha ocupado estos días la públi¬ ca opinión en este pueblo. Según parece, un paisano y un carabinero domiciliado éste en la calle de la Luna, abusando vi-

Alcalde y concejal del Ayuntamiento, nuestro estimado amigo D. Pedro Anto¬ nio Rallan, fundado en motivos de salud.
El Sr. Rullan estaba encargado de la Alcaldía desde que se ausentó en uso de
licencia D. Antonio Po.is. Sentimos la resolución de nuestro ami¬
go, y con nosotros la sentirán igualmen¬ te los partidarios de La buena adminis¬ tración, de la imparcialidad y de la jus¬
ticia.
La animación va en aumento en cada
uno de los bailes que se dan, tanto en la Defensora Soliéronse como en el Teatro Rullan, sobro todo en los que se dan en días festivos. El domingo último fué tan¬ ta la concurrencia que en ocasiones solo podía bailarse con gran dificultad. Las
máscaras no abundan mucho hasta el
presente, ni han llamado tampoco la aten¬ ción las que han concurrido por la ele¬ gancia y la novedad en los trajes que
han exhibido.
Veremos si en adelante se sigue la moda de un mismo traje para todas las
máscaras ó si nos condenan éstas á ma¬
marracho perpetuo.
¿No seria acertado que destinara la empresa de bailes un premio á la másca¬ ra que vistiera mejor, más decente y más elegante al mismo tiempo?
Piénsese, que sin duda alguna esto

puerto no podrá utilizarse para el lava¬ do la acequia que atraviesa por el espresado sitio, y se acordó pasara á la Comi¬
sión de Obras.
Puestos de manifiesto los documentos
referentes al proyecto de apertura de calle que desde la de Isabel II conduzca al Noguera, que quedaron sobre la mesa
en la sesión anterior para su examen,
verificado éste y después de una amplia y detenida discusión, acordó aprobar el ci¬ tado proyecto y que se exponga al público por el tiempo y para los efectos que se or¬ denan en las disposiciones vigentes. A! propio tiempo se acordó á propuesta del concejal Sr. O.iver se hiciera constar en acta el agradecimiento de la Corporación hacia los Sres. Aguiló Cetra, promovedo¬ res del proyecto de referencia, por el gran beneficio que ha de reportar la rea¬ lización de tan colosal empresa á los in¬
intereses generales de esta localidad. Después manifestó el concejal señor
Forteza que D. Juan Torrens y Calafat profesor de instrucción primaria se ha propuesto abrir en breve una escuela en la que se compromete á admitir gratis seis alumnos pobres, designados por la Corporación municipal Se dió por ence¬ rado el Ayuntamiento y se acordó á pro¬ puesta del concejal Sr. Oliver se hiciera constar en acta el agradecimiento hacia el Sr. Torrens por su desprendimiento

La Junta de Gobierno de esta Socie¬ dad ha acordado señalar los dias 10 al 28 del corriente ambos inclusive, de 10
á 12 de la mañana, para el pago del di¬
videndo activo do 2‘50 pesetas por ac-
c óii, : cordado repartir en la reunión ge¬
neral de accionistas del dia de ayer. Sóller 4 Febrero de 1895.—El Presi¬
dente, José Rullan.—P. A. do la J. de G., Francisco Serra, Silo.
Aprobado por este Ayuntamiento en sesión de ayer el proyecto de abertura de calle que desde la calle de Isabel II conduce al Noguera y urbanización de esta finca, se anuncia al público que esta¬
rá de manifiesto en la Secretaría de esta
Corporación, á efectos de reclamación, por espacio de veinte dias á contar desde
la inserción de este anuncio en el Boletín
Oficial de la provincia.
Sóller 15 de Febrero de 1895.—El
Alcalde accidental, Jorge Frontera.—* P. A. del A.—Miguel Lnnuza, Brío.

4

SOLLER

METEOROLOGÍA

OBSEBVATOKIO BE D. JOSÉ ETJLIÁN DEBO,—CÁLLE DE S. PEDSO

0BSEEVÁT0EI0 DEL FABO DE «PTOTA Q-EOSSA»

TERMÓMETROS

MAM TARDE

Masía
o .K mÍ
B 5 5*

Tarde Mañana Tarde Vi e Seca. ífe Seco 8<L

Ter.

Ter,

j ■del Bar. del Bar.

Bar.

Mil.*

Bar. i
|

Mil»

G.os '

G.os

MÍ VIENTO Átmósfera
Direceidfi Fuerza ^1 i
Ma Tii M.a Trd. Mafia.; Tarde Milis.

OBSERVACIONES

TEIIMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

MENTO

Atmosfera ! Pira.

Termó¬

Termó¬

Artemo*

o Man ana.

rde.

Di ición metro Baró¬ metro Baró¬ del metro. del metro

reí

metro. u.’° de vueltas

s
a»

Baró¬

Baró¬

durante

lina. ife i,* Tarde lilis. Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬ metro. Mili- metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las 24 horas.

OBSERVACIONES

8 14 10 46 11 ■14'8 •12-0 14’0 10'0 14 744 14 744 E. 0. T » c. LL. 2

8

7-2

10‘2 13*5 743*0 14-0 746-6 so. SO. 57.920 c. LL 2

i 9 10 7 13 8 ÍO’O 84 12'0 :10’0 14 755 13 755 0. 0. » » o. 1).
¡1° 13 7 13 10 11'6 106 12'0 10'0 12 747, 14 747 s. 0. » s Ll. C. 20
111 17 8 17 15 170 L4'0 16‘8 ICO 13 747 13 746 s. 0. s » c. D.

9

OH

7-0 12-0 755-7 14-0 756-0 so. so. 65.690 D, D.

10

7-2

10*5 12*5 746-0 130 746-6 so. NO. 39.521 Ll. C. 10'5

11

6-2

11 ‘6 13-0 745-7 13*5 746-4 so. so. 37.820 C. C.

L2 17 7 18 15 140 12‘0 16'0 14’§, 13 747! 14 759 0. s. » » D. D.

12

9-0

12-2 14*0 746-4 16-0 747-2 so. so. 20.170 D. D.

j 113 16 8 18 0 134 12*0 13'8 11*0 14 753 14 755 s. 0. » » o. D.

13

7-0

114 14 7 1-7 10 -12'0 9'8 15'© i ro| 13 7551 14 7531 s. s. » s D. I).

l.-'L V'

14

5*2

8-8 13*2 754-4 14-5 755-5 N. 7-0 12*8 755*0 15-0 754*0 S.

N. 13.490 I). I). s. 11.714 C. D.

NOTA. Cuando la casilla de la fuerza do los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la F„ fuerte, la T. tempestuoso y la U. uraeanado.—El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las ¡ri¬ cial es: D. que indica despejado y C. cubierto.—Las horas do observación son: á las 9 de la mañana y á las £> de la tarde.—Los termómetros están á la sombra.
OTEA. En el observactorio del «Faro do la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros020 milímetros sobre el nivel del mar.

Sección de Anuncios
Los anuncios que se inserten en esta sección payarán: dos céntimos-de peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no escoda -del cuerpo 20; -4 céntimos, siendo e1 20 al 32; —10 céntimos del 32 al 48; y del 48 arriba á pgecios convencionales.

EX-¥ICAB10

SUS AFLIGIDOS HERMANO Y HERMANA POLÍTICOS, SOBRINOS,
SOBRINOS POLÍTICOS Y DEMÁS PARIENTES
participan á sus amigos y conocidos tan sensible pérdida y ruéganles tengan al finado presente en
sus oraciones.
lllÉÉllllWllÉÉlllillÉÉllÉlll

JTOSX2 HÏ2RRA Plaza de Palacio, 3—BARCELONA

Se sirve á la carta y á domicilio.

ilíiSlA THASATliSTICA BE BARCELONA

Este establecimiento está situado
en uno de los mejores sitios de la capital, junto á la Bolsa, próximo á los muelles, á los ferro-carriles, Aduanas y Parques.

El magnífico y veloz vapor ISLEÑO saldrá del puerto de Barcelona para
Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde. De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 de la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN:
EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo.

Servicia lijo y periódico por los vapores de esta compañía MES DE FEBRERO DEL AÑO 1895

DI'.
iwhuNA J

EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón Coll- Calle del Mar n o 50.

Línsa de las Antillas, ITaw-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor REI¬
NA MARÍA CRISTINA, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 20.—-Do Santander, vapor CATALUÑA, para Puerto-Rico, Habana y
Veracruz.
El 28.—De Cádiz, vapor BUENOS AIRES, para las Palmas, Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
Servido comercial de Puerto-üüico.—El 5 de Santander y el 7 de Vigo, vapor
SAN AGUSTIN, para San Juan de Puerto-Rico y Habana, y con trasbordo para
los litorales de Puerto-Rico, Cuba, Méjico, Costa firme y Pacífico.
Línea de Filipinas.—El l.° de Barcelona, vapor ISLA DE LUZÓN, para Port-
Saind, Aden, Colombo, Singapore y Manila. Linca de Buenos Airss.—El 2 do Barcelona, y el G de Cádiz, vapor ANTONIO
LOPEZ para Santa Cruz do Tenerife, Montevideo y Buenos Aires. Línea de Marruecos.—El 18 de Barcelona, vapor RABAT, para Málaga, Ceuta,
Cádiz, Tánger, Laracbe, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.
Servicio de Tánger.—El vapor .JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz
ios lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á Cádiz los martes, jueves y sábados. , En Sóller se admite el despacho do carga y pasajeros hasta su destino.
Al tomar los pasajes se abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará a los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete.
Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta.
Para más informes, cu Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo Estades.

PLAZA DE PALACIO, 10—BARC£L0(A

ii» tiwiéw

El dueño de este establecimiento,

ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬

m'UüSriDZVIDA. H¡Kr lene
""
P»?etiis.

ros de toda la isla de Mallorca y en

especial á los sollerenses, la gran Reservas

restauración que se ha hecho al ho¬ Primas á cobrar

tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por cubiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y

Total de garantía. .
del año 1892.
ros pagados el año
desde su

>4.813*00

14.444.701*60

.

.

/.

itín. 176.000.000*00

SUB-DIRECTOR EN MALLORCA:

G pesetas, se pagará en adelante so¬

Il-UflUbi

lamente 4, agradecida la casa á la ]
protección que de estos isleños re- i

AGENTE EN SÓLLER:

cibe.

Amato CasaUas.-líttRa, 17

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
SÓLLER.—Imp. do «La Sinceridad’