AÑO IX—2.a EPOCA-NUM 401
AÑO IX—2.a EPOCA-NUM 401

VIERNES 7 DE DICIEMBRE DE 1894

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóiput: Administración. Francia: D. (Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Oette (Herault.) Antillas: ftres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.) Méjico: D. Damián Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\ Francia- 0’76 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente so hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. Do los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
¡POR AMOR AL ARTE!
¿Será posible lo que me han dicho?... Esto preguntaba todo alarmado y como el que prevee alguna desgracia, el joven
Andrés Palomares á su hermana Filo¬
mena.
—¿Qué te han dicho, Andrés? —¡Qué Claudio Alvarez ha pedido á papá tu mano! —No veo en ello nada que pueda oca¬ sionar tu asombro* ni que motive esos aspavientos. Supongo que tal determi¬
nación merecerá tus más ardientes feli¬
citaciones; á no ser que tú conozcas algu¬ na secreta causa que te haga reprobar el paso dado. Habla, Andrés, habla y sepa¬
mos de una vez lo peor... Así contestaba Filomena á las excla¬
maciones de su hermano, esperando con la ansiedad natural, la explicación de
tales asombros...
Pero Andrés, en vez de contestar, se había levantado apresuradamente y con
mal humor reconcentrado, volvió la es¬
palda á su encantadora hermana, que tranquila y confortablemente permane¬
cía sentada cerca de su costurero.
—Me lo temía, murmuraba Andrés, todos son lo misino, todos vienen á pa¬
rar en esto; pero él... él... que ese Clau¬ dio se sacritique de ese modo... y todo por una muchacha...
—Haz el favor, dijo Filomena, de ha¬ blar en tono que se pueda oir. Si te de¬ cides por insultarme hazlo de modo que se te entienda. Te repito que sí, que
Claudio y yo pensamos casarnos, y que
en este asunto creo que más bien eran de esperar tus aplausos que tus censu¬ ras. No sé qué defectos puedas achacar
á mi novio. Yo no le conozco más que
uno, y éste es la íntima amistad que centigo tiene...
Andrés se volvió hacia su hermana
con el semblante descompuesto, y la dijo:
—¿Sabes lo que vas á hacer?... No comprendes que destrozas su porvenir?
—No comprendo semejante cosa; á no ser que el peligro de su porvenir se en¬ cuentre en la adquisición de un cuñado tan brusco como tú... ¿quieres, por Dios, explicarte?
—¡Explicarme! ¿Qué explicación cabe aquí?... Su casamiento será un fracaso... úgnifica su despedida del arte, y le acarreará la deshonra... la vergüenza!
—¡Ave María Purísima! exclamó fuera de si la pobre Filomena, ante aquella
salida de su buen hermano.—Veo que te
explicas por fin; Andrés, si tu intención era ofenderme, ya lo has conseguido.

Y la pobre niña se dirigió apresurada¬ mente á la puerta de la habitación.
Andrés la siguió y cariñosamente pu¬
so una mano sobre sus hombros.
—No te vayas, ni te enfades conmigo, la dijo, no he tenido intención de ofen¬
derte.
Nada tengo que decir contra ti ni contra tu novio; pero ese casamiento, créeme, Filomena, será desastroso para
vosotros dos!
La joven se detuvo y dijo á su her¬
mano:
—Así debiste proceder desde el princi¬ pio. Dime, pues, en qué fundas tus horripilantes presunciones, y dímelo con los menos insultos posibles.
—Filomena, óyeme: Claudio está ya
casado... no me mires de ese modo...
está casado, pero.su esposa no está re¬ conocida por las leyes; está casado con
su Arte.
—Bueno, pues en ese caso, yo estoy conforme con su bigamia... se apresuró
á decir Filomena.
—No puedes estar conforme, no es posible servir á dos esposas como tampo¬
co lo es el servir á dos amos. Escúcha¬
me, Filomena. Yo be estudiado música, como tú sabes, y lie tenido algunos éxi¬ tos como compositor. Pero Claudio tiene más talento en el dedo meñique, que yo
podré tener jamás en todo mi ser; él es un genio, no una moderna parodia del genio, sino la personificación de la mu¬ sa inspirada, es un Beethoven y un Wagner. Los dos estudiamos juntos en el Conservatorio, y por esto yo le co¬ nozco mejor que nadie. ¡Oh!—exclamó Andrés, paseando por la habitación co¬
mo un loco—él tiene el verdadero genio,
la verdadera inspiración, esa energía que sólo alcanza un hombreen cada cen¬ turia... y su suerte se halla en tus ma¬ nos!... Por Dios, Filomena, por caridad, no le destroces ese porvenir con el casa¬
miento!...
—Verdaderamente no te comprendo— contestó Filomena—¿quieres decir que yo voy á prohibir á Claudio que com¬ ponga, ó que le voy á cerrar el piano? ¡Por caridad! A qué invocar ahora esta virtud si no es para recomendar aquella
que empieza por uno mismo? Tendré caridad, si. Andrés, la practicaré empe¬ zando por casarme con Claudio!
—Sí, y el Arte morirá ese día; contestó
el hermano amargamente. ¿No com¬
prendes cuál será el resultado de esta locura? Ni tú ni él poseéis grandes me¬ dios de.fortuna, y un hombre puede es¬
cribir una Sinfonía Coral ó un Parsifal
y morirse de hambre, en tanto que se enriquece el autor de música para zar¬
zuelas de perro chico. Claudio prostituirá

su arte por ti, Filomena; y él... él que lleva dentro de sí el Fuego Sacro, tendrá que descender al trabajo común, barato y vulgar para ganar el diario sustento, y tú serás la responsable de lo que en ello perderá la humanidad. Aun cuando
tuvierais abundantes medios, el casa¬
miento sería un mal. La domesticidad
extirpa en nosotros cuanto nuestra na¬ turaleza tiene de espiritual.
—Siempre has sido tan original, An¬ drés; fíjate y considera el asunto bajo un punto de vista práctico. Para nada me interpondré yo entre Claudio y el Arte. El me ha dicho que puedo hacerle feliz siendo su mujer, ¿por qué me he de negar á ello si mi deseo es también el suyo? Claudio tendrá, como tantos otros, ocasiones en que necesite más dinero para atender á sus necesidades; en ese caso puede componer esos trabajos lige¬ ros que según tú dices enriquecen á los demás; y cuando ya tenga bastante ó crea que puede pasarse sin ello, entonces se dedicará también á ese género tan elevado y tan poco atendido que tú tan¬ to ensalzas. Ya ves cómo nada se pierde, y que su genio no corre peligro algu¬
no...
—Desgraciadamente eso no es posible. En el momento que se descuide un po¬ co, sus energías desaparecerán para no volver más y entonces no habrá reme¬ dio. Filomena, ya que mi petición en nombre del Arte ninguna mella hace en tí, yo te pido que consideres el asunto por amor á Claudio, á ese que dices quie¬ res hacer feliz. Expondré ante tu vista
dos cuadros. En el uno verás á Claudio
ganando silenciosa y lentamente una fama que quizás no llegue á alcanzar mientras viva, pero que después en la posteridad será imperecedera, conmo¬ viendo con sus inspiradas armonías las almas de miles de generaciones. Tú se¬ rás siempre su amiga más querida, y la posteridad te consagrará á ti también imperecedero recuerdo, cuando sepa el sacrificio que hiciste por el Arte y por su sacerdote. En el otro, considera á ese mismo hombre agobiado y gastado por el trabajo diario para atender á las pe¬
rentorias necesidades de una casa, aco¬
sado por la pobreza y la escasez, sin energías y sin ánimo, y por último, desesperado porque su conciencia le dice que lia empeñado su talento y que deli¬ beradamente ha arrojado por la ventana su brillante porvenir y su futura gran¬ deza. ¡Y entonces ie reprochará á ti co¬
mo la sola causa del funesto fracaso de-
tanta esperanza! Tú puedes elegir el cuadro más de tu agrado. La elección te pertenece. Si realmente amas á Claudio, si no eres una egoista sin corazón, de-

muéstralo rehusando cargarte con él, y Claudio te lo agradecerá algún día!...
Filomena había vuelto á su silla y se cubría el rostro con arabas manos.
Así permaneció largo rato, indecisa y sin saber qué partido adoptar. Por últi¬ mo, levantó la cabeza y con voz entre¬ cortada por los sollozos, dijo á su her¬
mano:
—¿Estás cierto de lo que dices? ¿Me aseguras que será mejor para él, y que
realmente será más feliz evitando yo nuestro casamiento?...
—No lo dudes. Estoy seguro. ¡Valor Filomena, por amor á Claudio, yo te lo suplico, yo te pido este sacrificio!
Y Andrés, al decir esto, permanecía ante su hermana en actitud de apasiona¬ da súplica.
Los dos hermanos callaron, y en la habitación no se dejaba oir otro ruido que el tic-tac producido por el reloj que
había sobre la chimenea.
Filomena se levantó, y pugnando por contener sus lágrimas que á raudale# querían brotar de sus bellísimos ojos, dijo á su hermano Andrés:
—«Sea como tú quieres»—y se dirigió
á la mesa escritorio.
El Imparcial. Enero 188... «Esta mañana ha tenido lugar en la capilla de San Antonio de la parroquia de... el casamiento del ilustre composi¬ tor D. Claudio Oliveros con la simpática señorita doña Rafaela del Mar; desea¬
mos á los recién casados felicidades sin
cuento.»
La Revista de Teatros. Diciembre, 189... «Las dos últimas obritas que en el teatro de Variedades han presentado los señores D. Juan Ruiz y D. Claudio Oli¬ veros están proporcionando á la empre¬ sa pingües ganancias. El público no se cansa de oir una y otra noche las inspi¬ radas y alegres producciones del maes¬ tro Oliveros que hoy es uno de nuestros primeros compositores cómicos.»
La infeliz Filomena fue víctima del
exagerado amor al Arte de su hermano
Andrés.
Y el compositor Claudio continuó bri¬ llantemente su carrera artística, culti¬ vando la nota cómica como la más prác¬ tica para su bolsillo, y dedicando los ratos de ocio al cultivo de aquella otra sentimental, elevada y puramente hono¬ rífica que le reserva gran cantidad de gloria póstuma.
Y también le queda algún tiempo para

disfrutar de los goces de la familia, sin los sobresaltos, miserias y desalientos que el iluso Andrés temía...
X.
i mis*a^aa
Á MARIA
Traducción mallorquina <i« S. Buenaventura,
Un brot de verde olivera
La coloma va portar
Que demunt l’aygo nadava
Del diluvi universal.
Ab tant de ploure y mes ploure Los del Arca retgirats S’ alegría recobraren A la vista d’ aquell ram.
Al desert feta de bronzo Un ast mostrava una serp
Perque si cap serp picava Quaicú del poble de Deu Just mirant la serp de bronzo Qu’estava á tothom patent Per innefable prodigi Tot d’ una bo romangués.
Yos sou ld coloma cándido; Tot lo mon se va alegrar
Àb vostro brot de olivera
Qu’es vida, gaubansu y pau.
Vos teniu en vostros brassos
La salud per tot malalt ¡Ditxós qui de co’us invoca! ¡Ay de qui no’us vol mirar!

OCHO DE DICIEMBRE.

¡K/EDEUSTCIÓlsri

CANT© ÉPICO

¡Cuan sentido es el canto á la victoria
Que el pecho lanza tras la lid reñida, Ante el plácido altar, donde flamea. De gualda y rojo, vencedora insignia!

¡Cuan hermosa, la lumbre de los cielos,
Tras negra noche, en que rugiendo de ira,Horrible tempestad entronizara 6u breve imperio sobre polvo y rainal

Hoy, es un dia do inmarcesibles lauros
¿Quien no sieute el placer y la alegría, Dentro el pecho estallar y desbordarse
En anchas olas de sonoro enritmia?

Atrás el paganismo, atras sus dioses, Infame encarnación de la mentira, La noble juventud de nuestro tiempo Con acento viril, potente grita.
Baldón á las impuras meretrices De rostro de jazmín, alma de víbora. Escoria del placer,y torpe engendro, Amasado en el cieno de la orgía.
No más Circos, donde corra á mares, La sangre del hermano, entre las risas De un pueblo abyecto, indómito y salvaje, Sediento de matanza y de conquistas.
Sí: paso á la verdad, paso á la idea De las nuevas edades en que brillan, Confundidos en vículo sublime, Amores que se sienten y eternizan.
Nosotros somos las ©dade3 nuevas;
Nosotros somos su legión invicta, ¡Redención! es el grito do combate Que llevamos grabado en la divisa.
Soldados do una virgen casta y pura, Nuestra fe se acrecienta en esta liza, Si es inmensa y gigante nuestra empresa, Más inmensa y gigante es quien la inspira.

Hoy, es un día de inmarcesibles lauros.
¿Donde bailar otros de tan alta estima?
Imposible hallar otros, solo nacen En loa puros vergeles de María

Mabón.

Maxujbl Thotjs
Capellán del 8.° de Artillería.-

ilO)

FOMjWMW

del Gobernador, que juntamente con don Rufino tenía montado en la punta de las

«St\\ D. Recaredo. etc.

imagen de tití Rosa vestida de mamelu¬ la Condesa, exclamó tapándose los

«Me consta positivamente que el Go¬ co tornaba á revolotear en su imagina¬ oídos:

LA GORRION A
Mientras tanto, D. Recaredo había

narices.—Bastantes Amadeistas penemos
por acá, para que venga Y. á colgarnos los del tiempo del rey que rabió.
—Pues justamente por eso plagiaba yo la frase del orador romano,—replicó

bernador de esta ciudad está dispuesto á prenderá la señora Condesa de Santa María, si vuelven á repetirse en su casa
los escándalos anti-dinásticos del martes
de carnaval. Como Y. es la persona de

ción. como un geniecillo maléfico: vol¬ vió á todos la espalda para conjurar me¬ jor su importuna influencia, y se puso á sacar un ojo con la uña, a un mofletudo niño que aparecía pintado en la pantalla

—Quieren ustedes callarse y no atur-
dirme?...
—Quién lia escrito esa carta?—añadió con voz formidable, dirigiéndose á don
Recaredo.

ado dos posos al frente, y bajando algo
>s bríos de su acento, al notar el enea-
otado rostro de la Condesa, repitió de

vivamente I). Recaredo...—Porque lo
mismo que el Amadeista Catilina ame¬ nazó á Roma, el Amadeista Gobernador

confianza de dicha señora.
Aquí D. Recaredo hizo un profundísi¬ mo saludo, que desmontó de su nariz los

de la chimenea.
—¿Lo ve V., ti tita?... ¿Lo ve V.?—es¬ talló al fin la de Peralta, accionando con

—Pues un amigo de la paz y de la dinastía,—respondió el eantor de Mateo,
mostrando la firma.

uevo su culto grito de guerra:
—¡Catilina está á las puertas de
loma!...
La Condesa, que era poco erudita, y o había salido aún del estado de cxal-
ición en que la dejó D. Rufino, replicó
roscamente:
—¿Pero que no lia de abrir V. la boca -ara decir dos palabras, sin que suelte res nombres raros?... ¿Quién es esa Ca¬ nfina. y qué tengo yo que ver con que

(Car(lingo, como se diría en el siglo oc¬ tavo), amenaza al palacio de Santa
María.
La de Peralta no pudo contener una extraña sonrisa, que cubrió con el aba¬ nico: Ritita dió con el codo á Candidito.
y todos exclamaron al misino tiempo con gran interés:
—¿Pues qué sucede?... —¿Qué sucede?—repitió D. Recaredo con voz pavorosa, sacando lentamente

espejuelos, y dijo casi conmovido:
—En lo cual tengo mi mayor honra... Y volviéndose á poner los lentes, pro¬
siguió: ...Como Y. es la persona de confianza
de dicha señora, podrá comunicarle este aviso, para quitarle las ganasde organi¬ zar conspiraciones. Creo que la señora Condesa no volverá á tener semejante atrevimiento; pero, por si acaso reincide, sepa que ya está avisada y aténgase lue¬

el abanico. ¡Lo que nosotras decíamos! Ritita se levantó erguida, como una
Némcsis ofreciendo venganzas, y ex¬ clamó:
—¡Titita!... Es menester dar otro bai¬ le, y tirarle á la cara al Gobernador una esquela de convite...
—¡Eso es! ¡eso es!... Convidarlo á él
misino.
—Y bailar el minué delante de sus
narices.

—¿Pero quién es ese amigo de la paz, que tal gresca levanta en mi casa?
D. Recaredo se puso un dedo en fe punta de la nariz, y dijo abriendo mu¬ cho los ojos:
—Sospecho... ¿qué digo sospecho?... Juraría que este tiro viene de...
—¿De quién? —¡Del mismo Gardingo!—concluyó D. Recaredo. creyéndose en el siglo oc¬
tavo.

¡aya ido á Roma?...
—Pero si no es Catalina, señora,—
ontestó D. Recaredo con la mayor nansedumbre... Es Catilina... Ca-ti... titi!... li-na... hombre feroz, revolucio-
íario, Amadeísta, corno quien dice, del iempo de Cicerón, que levantó una mi-
icia nacional...

del bolsillo una carta abierta.—Cuando
recibí su recado de Y. mandándome
llamar á toda prisa, me preparaba yo á venir con la misma, para dar á Y. caen
ta de este documento...
-Son Recaredo desplegó la carta con gran solemnidad, calóse los quevedos majestuosamente, y dijo:

go á las resultas.» »Un amigo de la paz y de la dinastía.» ¡Conticuere omites!... Callaron todos:
D. Recaredo pálido y sobrecogido, corno el artillero novel que por vez primeradispara un cañonazo, miró á todos los circunstantes, que parecían abrumados cada cual por el peso de un pensamien¬

—¡Así.verá con que personas trata! —Y el miedo que nos dan sus ame¬
nazas.
—¡No hay remedio, tita, otro baile! —¡Otro baile!... ¡otro baile! Y tal algazara armaron las dos primi¬ tas, el primito y D. Recaredo. que puesto de pie extendía las manos re¬

—Pero, hombre de Dios, ¿hablar; Y. claro alguna vez en su vida?..
¿Quién os Gardingo?
—¡El Gobernador, señora, el Gober¬ nador!—replicó prontamente D. Recai/e-
do, tornando al siglo décimo nono.
—Para mi es eso evidente,—opjínó
Candidito.

—¡Pues mire Y!—exclamó la condesa —Oigan ustedes el anónimo que he to distinto... Una intempestiva ganado pitiendo el verso de Dante—lo vo gra¬ —Apostaría las narices, sin mied^ de

:on furia, acordándose de las amenazas recibido por la mañana.

reir acometió entonces á Blanquita: la dando pace, pace, pace—que sofocada quedarme chata,—dijo Ritita.

2

SOLLER

Variedades

ridional del Mulhacen hasta Trevélez, como en todo lo que tiene interés fijo,
sirviendo de comunicación entre el pue¬ no se sienten las consecuencias de altas

blo y las minas de la vertiente Norte.

y bajas hasta el día en que se realizan.

EN SIERRA NEVADA

Un poco más allá, ó sea una hora an¬

De modo que, como no porque se ha¬

tes de llegar al pico del Mulhacen, se ga un justiprecio excesivamente eleva¬

'Impresiones de un viajero aleman.)

bordea al lado derecho la pequeña La¬ do de un prédio, se presenta el -colono á guna ie la Caldera, de forma circular. A ofrecer más rentas, ni exige tampoco

VI ,
Al principio se sigue el mismo sende¬ ro que conduce al cortijo, que. entre païéntesis, es una excelente construcción debida á la sociedad exploradora de aquelas minas. Sigue el sendero en dirección de éstas, y cuando se lia subido por él durante dos horas, se llega á una al ti—

pesar de su exposición al Sud y de lo ardiente del sol, el hielo de este lago, cuya altitud está estimada por Boissier en 3081 m. se liquida hasta muy tarde,
á fines de verano. Precisamente, un poco más adelante, antes de subir al último
cono del Mulhacen, pueden verse otras tres pequeñas lagunas más que se en¬
cuentran en la tercera semicuenca exis¬

rebaja porque el justiprecio sea bajo, pues no es el valor la base para fijar la renta, sino que es la renta la base para fijar el valor; resulta de aquí, que al dueño pueden tenerle sin cuidado todas esas rebajas; mientras llueva, haya bue¬ nas recolecciones, y el arrendatario vaya adelante y pague puntualmente las ter¬
cias.

•o d de casi 2500 metros y muy cerca del sitio donde generalmente empieza la nieve en los años regulares. Déjase este sendero al lado izquierdo y se sube á la meseta mas alta situada al pié del ven¬ tisquero.
Aquí todas las rocas son de granito fo¬ licular y liay hermosas muestras de hier¬ ro casi puro. Crecen basta este paraje muchas especies vejetales, que aunque sean idénticas á las plantas alpinas, al¬

tente al N. ü. del Mulhacen, la más gran¬
de de ellas se conoce bajo el nombre de Laguna larga.
Como no era mi intención subir al
Mulhacen en aquel día, y lo avanzado de la tarde aconsejaba la vuelta al albergue, regresé al cortijo en pocas horas apresu¬ rando el paso, aun á riesgo de algún traspiés, sobre todo cuando cerró la no¬ che. A las nueve, estaba ya de retorno y encontré á mi improvisada patrona algo

Tampoco pierde gran cosa el propie¬ tario que ha de vender: pues de todos modos lio tenemos noticia de que hasta el presente haya habido nadie capaz de hacer el milagro de vender una finca, por lo que se llama su justo valor, mientras no haya tenido la suerte de eucontrar quien estuviese dispuesto á pagársela.
Para vender una finca, no basta saber
lo que vale; precisa también bailar quien

canzan un tamaño y una riqueza mas alarmada con mi tardanza y entretenida la compre; y dígase lo que se quiera, no

grande que en los Alpes, gracias á. la
dulzura del clima mas meridional de la
Sierra. Vénse ejemplares notables de l)i-

en preparar un guiso de garbanzos y patatas, que resultó ser el clásico cocido
de la tierra. A fin de hacerlo sustancioso

puede el que vende sacar más dinero del que dá por ella el que compra. Así es que en las compra-ve utas rige siem¬

giliilis purpúrea. Nepeta granatensis. le habia agregado un pollo que resultó pre un precio convencional, influyendo Aconitim napellus y de la Arenariapun- tan duro como el Peñón de San Francis¬ notablemente en el aumento ó disminu¬

gens, hermosa planta espinosa que es la co. y desde luego ménos blando que el mas visible por su tamaño. Mas arriba corazón de la patrona, que no había te¬ aun, la Saxífraga stellaris. el Senecio, nido valor para degollarlo, encargando tournefortii y el Polysticham lonchüis el hacerlo á su marido. Este fenómeno

ción del mismo las liquidaciones forzo¬ sas por parte del vendedor, y el deseo, el capricho, ó la necesidad, por parte del comprador. Y suceda lo que quiera,

hallan también abrigo entre las hendi¬ duras de las rocas. Sin embargo, llegan¬
do á la última meseta, 2800 metros, y

raro entre las cortijeras de.estes salvajes montañas, me hizo recordar aquella fra¬ se del inmortal Cervantes, donde se atri¬

siempre habrá ventas que la necesidad obliga, y compras que el capricho ó la moda empujan; y entre éstas y aquéllas,

cuando el verano es muy benigno como en este año, toda la superficie libre de
las nieves se cubre de bellas, flores pero
estas son de tamaño pigmeo: son las fio-

buye el mérito de la bondad á toda persoua obesa; y como tenía á la vístala mole colosal de la patrona, no pude me¬
nos de encontrar hasta cierto punto, en

ha de haber forzosamente notable desn i vel.
Resulta, pues, de todo lo dicho, que los propietarios poco beneficio obtienen

ves que viven cerca de los hielos como el su individuo, la explicación de su exce¬ de que los justiprecios sean elevados, y

Plantago nivalts, el Pan une alus gracilis siva sensibilidad.

que éstos no influyen gran cosa en las

y el Ranuncuius acctoscllifolias.
Atravesando esta meseta en la direc-
-ción de Noroeste basta la extremidad del
"Ventisquero, no hay dificultad ninguna para subir á la roca que forma la Mo¬
ral na.
Encima de la Moraina y solamente en aquellos montes, el inteligente explora¬ dor de los Alpes y los Pirineos, el ing-lés Charles Packe,—descubrió el Ranúnculusglaciglis, planta que aunque no cre¬ ce siempre en las mas grandes alturas,

Cuando dije á tan respetable porción del bello sexo, que me condimentase una sopa según mis instrucciones, me inter¬ rumpió diciendo me iba á preparar unas con ajo y aceite que me sabrían d gloria, y aquí de mis apuros para hacerla com¬ prender que no llegaban mis aspiracio¬ nes golosas á tanta altura; tanto hubie¬ ra costado convencer á una campesina sajona de que la choucrouté no era el mejor de los manjares, ó discutir con un cosaco sobre las cualidades anti-gastro-v'

transacciones, pues mejor es en estos ca¬ sos hallar un buen comprador que un
buen tasador.

Los justiprecios, pues, sólo influyen y

son necesarios en las liquidaciones de

familia, y entonces ¿conviene que sean

elevados y teóricos como hasta el pre¬

sente?

Aquí po¬

dríamos llenar muchas cuartillas de

puntos suspensivos, y que cada cual á su gusto los sustituyera por los nombres de los herederos y mayorazgos de cuan¬

parece no poder existir sino en contacto con los ventisqueros. Aquí crecen tam¬ bién dos especies de Linaria: la Linaria origanifolia y la Linariaglacialis, espe¬

mímicas de las bujías de sebo. Por últi¬ mo, después de mucho razonar, y evi¬ tando por mi parte herir el amor propio culinario de la hija de la montaña, del

tiosas haciendas, hoy arruinados por haber pagado las legitimas en efectivo, tomando por base esas absurdas é infun¬
dadas evaluaciones. Verdaderos márti¬

cies rarísimas que no se encuentran ni país del ajo y del aceite, pude decidirla res de su fortuna; abrumados bajo el

en los Alpes ni en los Pirineos; bien que la mas pequeña y acaso la mas hermosa, la Linaria alpina, abunda mucho en aquellas otras cordilleras.
Dirigiéndose desde la Moraina al ven¬ tisquero, bien pronto comprende el tu¬ rista experimentado que tiene ante sus

por fin, mal de su grado, á prepararme unas sopas que le inspirarían sin duda igual repugnancia que excitarían en un europeo las migas mascadas por los sal¬ vajes de Madagascar.
Eran en realidad unas sopas bastante malas; pero mi apetito era peor: y es que

peso de su cuantiosa hacienda, contem¬ plan roja su faz por el orgullo y la ver¬ güenza, deshacerse en girones entre las garras de la usura, lo que quizá repre¬ senta hechos gloriosos de sus antepa¬
sados.
¿Y tanta ruina, tanto desastre se evi¬

ojos, si bien en proporciones reducidas, á pesar de haber hecho tanto ejercicio taría con sólo capitalizar las fincas á más

■un ventisquero con todas las condiciones
•características de estas masas de hiedo.
No solo se encuentra allí el hielo azula¬

por tan saludables montañas, no rne ha¬ bía aún repuosto de la dañina acción de las aguas de Granada.

alto interés? nos preguntará alguien entre incrédulo y burlón. Claro que sí: y á la vista está. En cualquier liquidación

do, sino también las hendiduras ó pe¬ queñas quebradas, las listas de lodo y

Dr. Máximo Hhrttixg.

ó inventario, hemos visto valuarlo todo
por su justo valor. Las joyas y alhajas,

los pequeños remolinos, donde el agua

por ejemplo, se las tasa, no por el valor

filtrada constituye los arroyados. Este

que dió un dia el capricho ó la moda,

ventisquero tiene en los años fríos una extensión de casi 600 metros de largo y

Ecos regionales

sino por el que les dá su peso en oro ó plata, esto es, por el precio que por ellas

y 500 de ancho, y sus partes mas altas

diera cualquier platero. De modo que

están á mas de 2921 metros sobre el mar,
no siendo la altitud de las partes bajas
inferior á2859 metros. En el año actual,
sus dimensiones lian quedado bastante reducidas, y por eso no presenta su as¬

CRISIS AGRARIA.
II
Alguien habrá que, asustado al ver la

aquellos objetos representan dinero, y el que se los adjudique, no puede sufrir perjuicio alguno, pues siempre tiene se¬ guro, por io menos, su equivalencia en efectivo. Igual criterio se sigue en todo

pecto mas grandioso. Para pasar sobre estraña teoría por nosotros apuntada, la lo demás, exceptuando las fincas, y es¬

él no es necesario servirse do cuerdas; tachará de absurda é inverosímil, y tem¬ pecialmente los predios. ¿Por qué ésto

pero como la parte superior toma un de¬ blará ante la enorme baja que propone¬ ha de tener sobre aquéllo tan irritante

clive rápido á fines del verano cuando ya mos sufra en capital la propiedad, cre¬ privilegio? A seguir en todo igual pro¬

han desaparecido las nieves, para llegar yendo ver en lontananza la escuálida fi¬ cedimiento las divisiones serían más

til hielo puro y liso, seria demasiado tra¬ gura de la miseria, dispuesta á tragar¬ justas, y el heredero resultaría serlo el

bajoso pasar sin hacer escalones en el se en babilónico festín á todos los pro¬ elegido por la voluntad del testador, y

hielo con un instrumento á propósito. pietarios juntos, sazonados con la pican¬ no se trocarían los papeles como sucede

En el mes de Junio hay menos dificul¬ te salsa de nuestro diabólico sistema. á menudo. Y si la división fuera por

tad: pero en todo caso, y como las rocas Alarmados, y al parecer con razón, no partes iguales, como generalmente se

■que hay debajo del Veleta constituyen ven el aumento positivo que esta baja hace hoy, (cosa que nosotros aplaudimos un verdadero precipicio, el viajero debe nominal les proporcionaría en lo porve¬ porque destierra odiosas primadas)

tornar el lado oriental, desde donde, su¬ nir; ni ven tampoco en el pasado, que desaparecerían muchas dificultades que

biendo por las peñas pizarrosas, llegará esos utópicos absurdos é irracionales hacen á veces imposible una distribución

pronto á la cresta, encontrándose enton¬ precios fijados á sus propiedades, lian equitativa, especialmente en las peque¬

ces á unos 400 metros al E. del Picacho sido la carcoma que lia minado poso á ñas haciendas. Y aquel á quien se le

y á una altura de casi 3340 metros, ó sea poco el edificio de su fortuna y su posi¬ adjudicase su parte en terrenos, sabria

á unos 147 metros bajo la cúspide.

ción social.

la riqueza que realmente tiene, y no

Desde dicha cresta, el pico del Mulha-

Desvanecer estos fantásticos temores, haría las cuentas galanas.

cen es visible, precisamente hácia el O. es lo que debemos en primer lugar; y Dígase al que tiene, por ejemplo, mil Desde allá se ven muy bien las innume¬ para poder más plenamente probar los duros de renta, que su capital no as¬

rables ondulaciones del terreno, por el beneficios que de nuestro sistema se se¬ ciende más allá de diez y seis mil, y

que hay que seguir caminando durante guirían, y para que las razones que pen¬ tendrá ya la mitad del camino andado,

dos ó tres horas para llegar al pico. Al samos aducir no tengan contrapeso al¬ para emprender en su casa una buena

hacer esta marcha, que resulta ser fati¬ guno que les quite valor y fuerza, es administración: establecerá economías

gosa en grado sumo,—debe seguirse la natural que empecemos por demostrar basta hoy desconocidas; pondrá á sus

vertiente meridional de la cresta que que nadie con él sale perjudicado.

hijos en aptitud de ganarse la vida, y

juntaambascumbresgigantes.A la mitad Poco provecho saca el que no cuenta aquellos mil duros, que antes no le bas¬

déla senda que las une, se cruza ésta con desprenderse de sus fincas con que se le taban para sostener la posición con el

otro camino de herradura que sube dan¬ diga que valen cinco ó que valen cin¬ lujo que reclama una hacienda de cien

do vueltas á las estribaciones del barran¬ cuenta, con tal que no se le alteren los mil, le serán no solo suficientes para

co del centro, y sigue por el flanco me¬ réditos que le producen; pues en esto, vivir en la modesta medianía que diez y

seis mil duros permiten, sino que quizá le quede todavía algun ahorro para me¬ jorar aquella finca que tan buenos ren¬ dimientos le proporciona, y de la cual pende el bienestar de su familia: y sí las circunstancias le ponen en el caso de venderla, no ha de ser óbice para que le salga al paso un comprador, que, ya por la buena posición topográfica de la fin¬ ca. ya por cualquier otro motivo, le ofrezca y dé por ella diez veces su valor.
K. W.
Sección Biográfica.
EL P. SEPERINO
A las once y media de la mañana del 29 del pasado mes, falleció en Madrid el virtuoso y sabio cardenal fray Zeferino
González.
Sus sufrimientos lian sido horribles.
La mayor parte del tiempo, desde que entró en el período agónico, lo pasó con los ojos cerrados, orando.
La noticia del fallecimiento del sabio
purpurado fué comunicada inmediata¬ mente á S. M. y al gobierno, mientras estaban en Consejo.
Nació el ilustre purpurado en Villoría, partido judicial de Laviana, provincia de Oviedo, el 28 de Enero de 1831.
A los trece años de edad ingresó en el Colegio de misioneros dominicos, de Ocaña, en donde profesó antes del tiem¬ po exigido, á causa de un error de fecha contenido en su partida de bautismo.
Aún no había terminado sus estudios,
cuando se embarcó en la fragata «Fama Cubana», que debia conducirle á Filipi¬ nas, en compañía de otros religiosos de su edad, destinados á las misiones en aquellas islas. La fragata se incendió en alta mar, y todos hubiesen perecido si otro buque, que hacía la misma trave¬
sía, no los hubiera socorrido.
El clima de Filipinas y la fatiga de un estudio constante quebrantaron la salud del padre González, que pidió per¬ miso á sus superiores para trasladarse al Tonking; súplica que le fué negada en
vista de sus dolencias.
Terminada su carrera, explicó filoso¬ fía durante cinco años, y por espacio de ocho tuvo á su cargo la cátedra de teo¬ logía escribiendo al mismo tiempo su
obra «Estudios sobre la filosofía deSunto
Tomás», que es una de las obras más notables que se lian escrito en este siglo. Algunos otros escritos de importancia dedicó á Filipinas fray Zeferino; y des¬ pués de haber desempeñado cargos im¬ portantes en el convento de Manila, re¬ gresó á España, por motivos de salud,
en 1865. Insertó brillantes artículos sobre la
Filosofía de la historia, Economía polí¬ tica, Filosofía alemana y escolástica, en el periódico La Cruzada y en la revista
Tj(l Ciudad de Dios. Publicó en latín su «Filosofía elemen¬
tal», obra que empezó en Filipinas y que concluyó en España, y que después fué vertida al castellano por su mismo
autor.
Para poder admirar los conocimientos del escritor, y como modelo del bien de¬ cir, hay que leer su colección de artícu¬ los titulada «Estudios religiosos, filosó¬ ficos, científicos y sociales».
Las obras del sabio filósofo han sido
traducidas y declaradas de texto paralas escuelas de Francia, Bélgica, Italia, Ale¬ mania., Polonia y Rusia.
A su vuelta do Filipinas, la Universi¬ dad libre de España le ofreció una cáte¬ dra; la Academia de ciencias morales y políticas le llamó á su seno por unanidad, y el Papa Pío IX pronunció publi¬ camente un caluroso elogio de este in¬ signe prelado español.
Durante el tiempo que desempeñó el rectorado del colegio de Ocaña, mejoró la enseñanza y enriqueció dicho centro con gabinetes de física, historia natural y nuevas cátedras de lengua orientales y europeas, que acreditaron las dotes de gobierno del ilustre dominico.
La modestia del padre González de todos era conocida, y la demostró publi¬
camente renunciando las mitras de As-
torga y Málaga, y buscando el apoyo de influyentes personajes para que no se
turbasen sus meditaciones con el peso de dicho cargo.
En 1875 fué preconizado obispo de Córdoba, diócesis en que introdujo sa¬ bias y útilísimas reformas, y acreditó su
caridad con motivo de las inundaciones
del Guadalquivir. Más tarde, fray Zeferino obtuvo el ca¬
pelo cardenalicio, y fué nombrado ar¬ zobispo de Sevilla, cargo que abandonó

al poco tiempo á causa de su delicada
salud. Antes de esto había renunciado la Silla
metropolitana de Toledo. Elegido socio correspondiente de la
Academia de la Historia, lo fué en con¬ cepto de numerario en 21 de Enero de 1873. y como sucesor de don Pedro Feli¬ pe Monlau por la de ciencias morales y políticas, siendo su recepción como aca¬ démico el 3 de Junio de 1883, en cuyo día leyó un magnífico discurso en de¬ fensa de la siguiente tesis: «La causa
principal originaria, ya que no la única, del malestar que esteriliza y de¬ tiene la marcha de la sociedad por los caminos del bien, es esa gran negación de Dios, la cual es principio generador
del mal en todas sus formas.»
En su paso por el arzobispado de To¬ ledo, que fué brevísimo, y en su vuelta á la silla metropolitana de Sevilla, la en¬ fermedad que padecía, y que ya hacía grandes estragos en su preciosa existen¬ cia, obligóle á retirarse de la vida oficial para atender al cuidado de su salud; ocupación que, con la de orar constante¬ mente, le ha embargado hasta su últi¬
ma hora.
Conocimientos útiles
Tintas que se coloran por el calor
Las personas que saben dibujar bien pueden entretenerse haciendo estas tin¬ tas, que causan agradable sorpresa á muchas personas que se sirven parala producción del calor de las chimeneas.
Con estas tintas se puede dibujar á la tinta china un paisaje de invierno, cu¬ bierto todo de nieve, alumbrado por los rayos de la luna. Al efecto, se debe pa¬ sar sobre las diversas partes del dibujo que se quiere ver verde una solución de
cloruro de cobalto. Para las amarillas una solución de cloruro de cobre y para
el azul de cielo ó de agua el acetado de
cobalto.
Se dejará secar suficientemente esta pintara, cuyas diversas tintas no se ha¬ rán sensibles mientras el dibujo no se aproxime al fuego.
Los colores desaparecen á la tempera¬ tura ordinaria y reaparecen por el calor todas las veces que se deseen.
Particularidades del liquen
El liquen es notable por su longevi¬ dad, pues se cree que puede llegar á los
cien años. Crece con lentitud casi in¬
creíble y le basta para vivir una dosis pequeñísima de alimentos. En el tiempo seco se detiene su desarrollo y vuelve á vegetar en la época de las lluvias. Es la única planta que presenta esta particu¬ laridad. Goza también de otra propiedad curiosa; no se desarrolla más que en los sitios en que el aire es puro; por esto no
se le encuentra nunca en las ciudades
ni en los sitios cuya atmósfera está car¬ gada de polvo, humo y otras impurezas.
La germinación á gran velocidad
Uno de los prodigios que ios faquires de la ludia practican con más frecuen¬ cia es el de coger una simiente y en pre¬ sencia de los admiradores creyentes ha¬ cerla germinar y crecer en poquísimas
horas con sólo la fuerza de la mirada y
liada escaso número de pases magné¬
ticos.
Como muchos de los prodigios opera¬ dos por los faquires, éste tiene explica¬
ción sin necesidad de acudir á lo sobre¬ natural.
¿Cuál es el secreto? Los faquires, se¬ gún se cree, eligen siempre una simien¬ te bien tierna de una planta de creci¬ miento rápido, como por ejemplo la ca¬ labaza. La plantan en tierra cogida de un hormiguero, y sólo con esto realizan el milagro. El prodigio no lo hace el fa¬ quir, sino la tierra de hormiguero, gra¬
cias á la cantidad considerable que en¬ cierra de ácido fórmico, ó sea el ácido
que segregan las hormigas. Se ha hecho el experimento de coger
pepitas de naranja, regarlas con una di¬ solución de ácido fórmico al 1 por 5.000, y en pocas horas, ocho ó diez todo lo más, han germinado, cuando de ordina¬
rio necesitan de ocho á doce días para
brotar, con una temperatura de 25 á 30 grados. El ácido, disolviendo rápida- ^ mente el tegumento de la simiente, fa¬ cilita la penetración de los líquidos nu¬
tritivos.
¡Diez horas en vez de doce dias! No

a

J ——

*

—L

SÓLLèR

pueden pedir más los aficionados á ga¬ nar tiempo. Después do todo, es natural que en estos tiempos de electricidad se piense en sacar del mundo vegetal de sus lentos costumbres. La germinación á gran velocidad es por ahora la última palabra del progreso.

El Excmo. señor Obispo de esta dióce sis, ha dispuesto que el día 9 del cor¬ riente se publique en la Santa Iglesia
Catedral la Bula de la Santa Cruzada y
que se haga lo propio el día 16 en todas las iglesias parroquiales, terminando en dichos días respectivamente el año de la predicación anterior.

Principios fundamentales de apicultura
Leemos en La Progrés apicole del mes
de Junio último:
Todos los principales apicultores del mundo, los sabios profesores y los auto¬ res de obras apícolas, dicen de consuno:
No empecéis la apicultura con enjam¬ bres pequeños, sino con numerosos.
No tengáis más que colmenas bien pobladas.
Reunid las colonias débiles.
No tengáis sino buenas reinas en vuestras colmenas; de ellas depende la prosperidad de las colonias.
Alimentad vuestros enjambres en tiem¬ po de escasez; es una buna especulación.
Instruios autes que todo y cesarán vuestras quejas.
El mayor enemigo de las abejas, es el apicultor ignorante.

Ha visto un colega en una estadística general de administración de justicia que el juzgado que tramitó más asuntos
durante el año 1893 fué el de la Catedral
de Palma, que despachó 638. Los juzgados municipales, los de pri¬
mera inctancia y la Audiencia territo¬ rial de la provincia de Baleares, trami¬ taron 1,683, 1,239 y 91 respectivamente.
En vista de que los vinos producidos por la última cosecha en esta isla son ge¬ neralmente de alta graduación alcohó¬ lica, la empresa de consumos ha modifi¬
cado su anterior acuerdo sobre las reba¬
jas que concede á los expendedores de aquel caldo; y en su consecuencia, á
contar desde el l.° del actual disfrutan
del 20 por 100 de baja los vinos que no excedan de 13 grados y del 10 por 100 los que no pasen de 15.

Ladrillos de oorcho
Acaba de establecerse en Bone una
fábrica en la cual se emplea el corcho para la fabricación de varios objetos, y cutre ellos y principalmente la de ladri¬
llos con destino á las construcciones.
Las ventajas de estos materiales sobre
los ladrillos de tierra cocida son nume¬
rosas é importantes. El ladrillo de cor¬ cho pesa cinco veces menos que el de arcilla, es muy poco conductor del calor y aísla completamente el sonido. Su re¬ sistencia á la carga es de un kilogramo por centímetro cuadrado en los ladrillos de corcho y cemento.
Crónica Balear
(OJKADA i. LA l’RKNSA BK KSTA PROVINCIA)
Se hallan vacantes y han de proveerse entre militares aspirantes á destinos civi¬ les, cuatro plazas de vigilantes de segun¬ da de los establecimientos penalesde esta provincia, dotadas con un haber de 700 á 900 pesetas; una plaza de conserje de
los edificios militares de Alcudia con 3
reales diarios; una de oficial escribiente del Ayuntamiento de San José, con el haber anual de 545 pesetas; una de al¬ guacil-pregonero y otra de cartero mu¬ nicipal del citado Ayuntamiento, dota¬ das con 540 y 150 pesetas respectiva¬
mente.

En vista de no estar habilitadle la tri¬
buna del Ayuntamiento de Palma, en la
cual se llevaban á efecto los sorteos de
quintas para el servicio militar, se ha resuelto que para efectuar e! sorteo de los mozos del aetual reemplazo, se habilite el palco escénico del Teatro-Circo Balear en donde tendrán lugar dicho sorteo el
día 8 del corriente mes.
La Comisión permanente de la Dipu¬ tación provicial se reunió el lunes á las doce en sesión extraordinaria con objeto de proceder á la adjudicación de las nuevas acciones del teatro Principal, cuya emisión se acordó días atrás á pro¬ puesta de nuestro amigo el diputado se¬
ñor Martínez.
Habíase señalado como precio de coti¬ zación para cada una de las treinta que constituyen esta nueva serie la cantidad de 750 pesetas, las cuales ofrecían á este tipo para la corporación un producto total de pesetas 22,500.
La subasta ha producido 23.118, con arreglo al siguiente detalle:
Adjudicáronse: 1 por 850 pesetas.—3
por 800.—1 por 785.—1 por 775.—3 por 773.—1 por 772.—6 por 765.—5 por 76010. —5 por 760.—2 por 756.—1 por 755.
Esta sesión fué presidida por D. José Socías, y á ella asistieron los diputados señores Martínez, Estela, Puigdorfila y y Sainpol.
Crónica Local

El vapor «Lidio» fué portador el mar¬
tes de los restos mortales de D. Juan
Ballester Montenegro, que acaba de fa¬
llecer en Madrid. En el tren de las 2’15 de la tarde fué
conducido el cadáver á Muro, en cuyo cementerio fué enterrado.
Los tres buques de guerra que el mar¬ tes por la mañana fondearon en la bahía de Palma son los siguientes:
Crucero «Naya de», de 3,300 toneladas,
3,000 caballos de fuerza, monta 20 caño¬
nes, lo tripulan 520 individuos y va mandado por el comandante Mr. Aníoine y enarbola la insignia del viceal¬ mirante Mr. De-Meigret.
Crucero «Pielly», de 1,800 tonela las. 1.200 caballos, 15 cañones y350 tripulan¬
tes. Lo manda el comandante Mr. Des¬
cara ps.
Crucero «Rigneer de Genouilly». de 1,500 toneladas, 1,250 caballos, tí caño¬ nes y 275 tripulantes, va mandado por
Mr. Testard.
Dichos buques, que enarbolan el pa¬ bellón francés, proceden de Argelia, y debían permanecer en la bahía de Palma según noticias, hasta el jueves, saliendo después para Orán, Portvendres, Córce¬ ga y Tolón.
Por acuerdo de la Exorna. Diputación quedó el martes resuelta definitivamen¬
te la instalación del alumbrado eléctrico
en la Casa de Misericordia, palacio de la Diputación y demás edificios provincia¬ les, habiéndose -votado el presupuestó necesario para llevar á efecto el acuerdo.
Aplaudimos como se merece dicha mejora.

Llegó á este puerto, con la correspon¬ dencia, el lunes de esta semana y hora la de itinerario, el vapor correo Isleño, y al anochecer del mismo día salió para Bar¬ celona, también con la balija.
No embarcó, según se nos ha asegura¬ do, todo el pasaje que vino de Palma, á causa, tal vez, de ser solo aquel dia y no tener por lo mismo competencia, pues que el León de Oro, que en la noche del sábado había llegado de Cette á Barcelo¬ na con retraso, por temporal, no pudo practicar al dia siguiente, pdV ser festi¬ vo, las operaciones de carga y descarga, y tuvo que hacerlo el lunes, saliendo al anochecer para este puerto.
Y decimos que no embarcó el Isleño todo el pasaje palmesano porque algunos pasajeros que habían llegado de Palma á este fin, deseosos de aprovechar la gran baratura que en los precios tiene por costumbre hacer, al ver que se había intentado aumentarlos, sin otra razón que la supuesta, consintieron en retra¬ sar el viaje un dia y se embarcaron el
lunes en el León de Oro. Así á lo menos se nos ha informado.
l)e lo cual se deduce que si en efecto desapareciera el León de Oro, quedarían confirmados nuestros temores, que son los
de todos los sollerenses que raciocinan.
Con fecha 15 del pasado mes fué
nombrado Administrador de la aduana
de Foz, provincia de Lugo, el que desde
hace cinco años lo era de la de este pue¬
blo, nuestro particular y estimado amigo D. Abelardo Faura Laborda, quien sal-

drá para el indicado punto el próximo
lunes.
Sentimos en el alma la separación del compañero querido, empleado afable y pundonoroso, cuyo carácter franco no tardó en conquistarle en el pueblo generales simpatías.
Al despedirle, teniendo por seguro no ha de olvidarse fácilmente del pueblo en que deja caras afecciones, rogárnosle se
acuerde de tanto en cuanto de nuestra
publicación y honre sus columnas como basta hoy enviándonos algunos de los trabajos á que nuestros lectores mues¬ tran predilección por más que hayan ig¬ norado siempre el nombre de su modes¬
to autor.
El próximo domingo, dia 9 de los cor¬ rientes, á las cuatro de la tarde, se ve¬ rificará en la sociedad recreativa y de socorros mútuos Defensora Sollerense la elección para renovar una mitad de la Junta Directiva, á tenor de lo que pre¬ vienen los artículos 42 y 43 del Regla¬ mento General por que se rige dicha aso¬
ciación.
Los cargos que toca renovar este año son los de Vice-Presidente y Vice-Secretario, y dos vocales además.
De esperar es que en un asunto tan
delicado, como lo es la elección de per¬ sonas que deben figurar ni frente y diri¬ gir la marcha de la Sociedad, se intere¬ sarán los socios todos, á los que desea¬ mos el mayor acierto.
El notario de esta villa, D. José Llambias, ha trasladado su domicilio á la calle del Viento y casa conocida por Ca’ s Vicari Gil, inmediata á la del ex¬ notario Marqués.
Las obras que por administración mu¬ nicipal se han ejecutado desde el 26 al 30 de Noviembre último, ambos inclusi¬ ves, importan la cantidad de 250’19 pe¬
setas. Consisten dichas obras en construc¬
ción de un muro de contensión en el ca¬
mino de las Argi'as; en reparación del piso de los caminos de la Alborada y de Rocafort y de las calles de la Luna y de la Victoria; en algunos trabajos hechos
en la fuente de la calle de Rullan y en
construcción de un pujado en las inme¬ diaciones del puente de Can Pantinat.
El domingo último estuvo algo mas animado el teatro de la Defensora Solle¬ rense que lo había estado el anterior, pero nó lo que debiera estarlo para que no saliera perdiendo la Empresa. La in¬ terpretación que se dió á Un drama nue¬ vo fué bastante aceptable, y divirtió y fLié aplaudida la chistosa pieza final No¬ ticia, fresca.
Para mañana so anuncia la comedia
cómica Pipo, ó El conde de Montecresta, la aplaudida moraleja en un acto El cuarto mandamiento, y el chispeante ju¬ guete cómico La casa de campo.
El director de la banda de música'de
este pueblo D. Eladio Goñi, cuyas exce¬ lentes dotes y amor al arte dió á conocer al público desde los primeros dias, ha or¬ ganizado con el personal de la banda una orquesta que, á pesar de los pocos ensayos que ha tenido, toca ya con suma precisión y ajuste. Dicha orquesta, según tenemos entendido, debutará mañana en el teatro de la Defensora Sollerense, to¬ cando la sinfonía con que dará principio la función y en los entreactos.
Digna de aplauso es la idea que ha te¬ nido y realizado el Sr. Goñi, y de seguro
no se los escasearán los verdaderos afi¬
cionados al divino arte, que, obrando así, tendrá de seguro siempre de su lado.
Para tranquilidad de las familias de los pasajeros que se embarcaron el mar¬ tes en el León de Oro, con destino á Cet¬ te, debemos publicar la noticia de que, si bien dicho vapor salió de Barcelona, no ha corrido el temporal reinante en el golfo de León, sino que, junto con otros barcos de esta matrícula, refugióse ayer en el puerto de Rosas.

La ausencia de nuestro amigo el ilus¬ trado filólogo Mr. Máximo Hertting, nos ha privado hasta hoy de continuar la sé-
rie de artículos que con el título de «Sie¬ rra Nevada» empezamos á publicar en nuestras columnas tiempo há; y al rea¬ nudar el trabajo vémonos precisados á dejar sin publicación el artículo V. por haber extraviado los originales el autor.
Continuamos el VI. y sucesivos, pro¬ metiendo á nuestros lectores la publica¬ ción del que queda por nosotros ignorado si acaso dá dicho señor con las traspa¬
peladas cuartillas.
Por medio de atenta circular se nos
participa que algunos carpinteros y eba¬
nistas de Palma han formado una aso¬
ciación, al igual de la que formaron hace algunos meses algunos de Sóller, cuyo
bazar tienen instalado en la calle de la Luna.
El de los de Palma está situado en la
calle de San Miguel n.° 125, y según al¬ gunos de nuestros colegas de la capital que de dicho establecimiento se han ocu¬ pado, sorprende la baratura de los pre¬ cios y la buena construcción de las di¬ versas clases de muebles que fabrican y venden aquellos entendidos industriales.
Agradecemos al Sr. Presidente la atención que le hemos merecido, y de¬ seamos á la nueva Sociedad pingües be¬
neficios.
EN EL AYUNTAMIENTO
Celebró su sesión ordinaria de la pre¬
sento semana anoche, convocado en se¬ gunda convocatoria, bajo la presidencia del Alcalde accidental D. Jorge Fronte¬ ra y estando presentes los concejales don José Morell, D. Domingo Rullan, don Andrés Oliver, D. Miguel Forteza, don Miguel Coll, D. Juan Canals y D. Jaime
Rallan.
Al declararse abierta la sesióu, se dió lectura al acta de la anterior, y fué apro¬
bada. Se dió cuenta de una instancia presen¬
tada por D. Jaime Llaneras y Garau, mediante la cual pide permiso para dar mayor latitud al edificio de su propiedad sito en el caserío de este puerto, hacia la porción de terreno que tiene contigua al mismo en que existe una casita destina¬
da actualmente á cuarto. Acordóse pasa¬ ra dicha solicitud á la Comisión de Obras
para que informe. Se enteró de una instancia presentada
por D. José Forteza y Aguiló, por medio de la cual solicita permiso para enlucir
á caras vistas la fachada de su casa sita
en la calle de Bauza n.° 2, y acordó pa¬ sara al Ingeniero encargado de la carre¬ tera de Palma á este puerto.
Habiendo observado que el acopio de leña que están haciendo los muchachos para las hogueras que es costumbre en¬ cender en la víspera de San Antonio, perjudica las vías públicas, pues que se transporta á los depósitos por medio de arrastre, y á fia de evitar dichos perjui¬ cios, acordóse prohibirlo, é interesar al propio tiempo del Jefe de la Guardia Civil de este puesto se sirva desplegar la mayor vigilancia posible al objeto de evitar se sustraiga dicha leña sin el ex¬ preso consentimiento del dueño de la
misma.
Por último se procedió á la distribu¬ ción de fondos prevenida etr el art. 155 de la Ley Municipal vigente, y se acordó
verificar varios pagos. Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Dia 9. Se
continuarán las cuarenta horas dedicadas
á la Purísima Concepción de María, siendo la exposición á las seis de la ma¬ ñana con misa matinal; á las nueve y media horas menores y misa solemne con sermón por D. Bartolomé Pons Pres¬ bítero. Por la tarde los actos decoro, pro¬ cesión, Te-Deum y la reserva.
Dia 12.—Al anochecer, completas. Dia 13.- -Fiesta á Santa Lucia, con horas menores á las nueve y media y

misa solemne con sermón que dirá don
Antonio Rullan.
Registro Ovil
Nacimientos.
Varones 2.—Hembras 3.—Total 5.
Matrimonios.
Dia 6.—D. Miguel Ramón Alcover, soltero, con D.a Margarita Canals y So¬ ler, soltera.
Defunciones
Dia 30 Noviembre.—D.ft Encarnación
Ramón y March, de 69 años, viuda, calle
de Vives.
Dia 30.—D. Mateo Arbona y Enseñat, de 55 años, viudo, Manzana 70.
Dial.0 Diciembre.— D. Miguel Ber¬ nat y Bernat, de 30 años, viudo, calle
del Mar.
Dia l.o—D.a Margarita Mayol y Vi¬ cens, de 84 años, viuda, calle del Real.
Dia 2.—D.a Margarita Oliver y Coll, de 79 años, viuda, calle de Isabel II.
Dia 4.—D. Salvador Alemañy y Oli¬ ver, de 80 años, casado, calle de Isa¬
bel II.
Dia 5.—D.a Rosa Ozonas Busquets, de 16 años, soltera, calle de Balitx.
MOVIMEINTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 2.—De la Nouvelle, en 2 dias, laúd Esperanza, de 32 ton., pat. D. Juan Vicens, con 7 mar. y lastre.
Dia 2. —De la Nouvelle, en 2 dias, laúd Naranjera, de 21 ton., pat. D. Si¬ món Arbona, con 5 mar. y lastre.
Dia 3.—De Barcelona, en 9 horas, va¬ por Isleño, de 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 24 mar., la balija, pas. y efectos.
Dia 4.—De Barcelona, en 9 horas, va¬
por León de Oro, de 278 ton., cap. don
G. Mora, con 18 mar., pas. y efectos. Dia 6.—De Gette, en 3 dias, laúd Es¬
peranza, de 41 ton., pat. D. G. Casta-
ñer, con 6 mar. y lastre. Dia 6.—De Palma en I dia, laúd San
José, de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre.
Embarcaciones despachadas
Dia 3—Para Barcelona, vapor Isleño, de 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 23 mar., la balija, pas. y efectos.
Dia 4.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 18 mar., pas. y efectos.
Dia 4.—Para la Nouvelle, laúd Na¬ ranjera, de 21 ton., pat. D. Simón Arbo¬ na, con 5 mar. y frutas.
Dia 6.—Para Palma, laúd San José, de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre.
REMITIDO
Sr. Director del Sóller:
Muy Sr. nuestro: Deseamos inserte es¬ tas cuatro líneas en su ilustrado periódico anticipándole las mas espresivas gracias.
Todos los vecinos de las calles de Ta-
mañy y de Jesús, dan las más espresivas gracias al Sr. Alcalde y demás conceja¬ les por la gran reparación que se ha he
cho á dichas calles.
Sóller 7 Diciembre 1894.
Por dichos vecinos,
Damian Bauza

SÓLLER
METEOROLOGIA

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ BULLAN PBRO.-CAL·LE DE S. PEDRO

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS

S! g g

rde Man
ü*
5’ Seco.

Tarde Seco

ISAM ! TARDE VIENTO Atmósfera Plrio.

Ter.

Ter.

del Bar. del

I Bar. Mil.» Bar.

G.08

G.03

Bar. Mil»

Dirección M.a Til

Fuerza M» Til Maña. Tarde Milis.

OBSERVACIONES

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Plvio.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

S
so*
C/2

Mafi ana.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Ja rde.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

metro Baró¬ metro Baró¬

del metro. del metro

Baró¬

Baró¬

metro. Milí¬ metro. Milí¬

Grados metros Grados metros

Dire xión

metro. n.0 de vueltas

durante

Tí Mna-

M.a las
24 "horas.

Tarde Milis.

OBSERVACIONES

130112
1113
2114
3 13
4¡ 14
5114
6 16 n

8 12*0 7*0 13*0 10*2 13 757 13 754 0. s. » s Ll. c.

7 8*0 6'4 14*4!12*0 12 7 o 12 754 0. 0. » » D. Ll. 12

11 13*0 10*0 14*0 10*0 12 755 12 755 0. 0. » s C. D.

10 12*0 9*2

13 754 12 753 0. 0. » » 1). D.

10 13*0 12*0 ¡14*0112’0 11122 / o4 13 754 s. 0. » » Ll. Ll. 8

10 ll’OÍ 10*0! 15'0| 13*2 13 755 13 754 N. N. » » D. D.

12 14*01

¡14 751 14 750 s. 0. » » Ll. Ll. 14

30 14-4 8-0 13*4 9*0 14*5 754*0 14-8 753*5 N, N. 41.870 LL Ll. 20

1 15*0 7-0 14-9 9*5 14*0 753-5 14-2 753*3 N. N. 55.625 O. C.

2 15-0 9-2 15-0 io-o 14-2 756-0 15*0 754*0 NE. NE. 59.685 C. D.

3 15-0 8-5 15*2 9*5 14-5 753-7 15*0 753-5 N. N. 58.490 D. 1).

4 15-3 7-2 16-0 9*0 15-0 752-4 15-0 753-4 SO. SO. 69.885 Ll. Ll. 33

I
|

5 16-0 6 19‘0

8-3 18*0 10*5 14-0 753-4 15 «5 750*5 SO. SO. 16.895

.C.

11 D* 9-'2 15*0 9*5 15-0 751-0 15*0 751*0 so. NE. 75.760 Ll. Ll.

7

NOTA. Cuantío la casilla do la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la F, fuerte, la T. tempestuoso .y la U. uraoanado.—El estado del cielo, en la casilla Atmosfera, se señala por las ini¬
ciales: D. que indica despejado y C. cubierto.—Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—Los termómetros están á la sombra. • OTRA. En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

ección de Anuncios
Los anuncios qne se inserten en esta sección pagarán: dos céntimos de peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no esceda del cuerpo 20;—4 céntimos, siendo e1 20 al 32;—10 céntimos del 32 al 48; y del 48 arriba á precios convencionales.

lll quid

Servicio fijo y periódico por los vapores de esta compañía
MES DE DICIEMBRE DEL AflO 1894

Línea de las Antillas, New-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor CA¬ TALUÑA, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 20.—De Santander, vapor ALFONSO XII, para Puerto-Rico, Habana y
Veracruz.

El 30.—De Cádiz, vapor BUENOS AIRES, para las Palmas, Puerto-Rico, Ha¬

bana y Veracruz.

Servicio comercial de Puerto-Rico.—El 5 de Santander y el 7 de Vigo, vapor

SAN AGUSTIN, para San Juan de Puerto-Rico y Habana, y con trasbordo para

ios litorales de Puerto-Rico, Cuba, Méjico, Costa firme y Pacífico.

Linea da filipinas.—El 7 de Barcelona, vapor LEON VIII, para Port-Saind,

Aden, Colombo, Singapore y Manila.

Línea de Buenos Aires.—El 2 de Barcelona, y el 7 de Cádiz, vapor CIUDAD

DE CADIZ, para Santa Cruz do Tenerife, Montevideo y Buenos Aires.

Línea de Marruecos.—El 18 do Barcelona, vapor RABAT, para Málaga, Ceuta,

Cádiz, Tánger, Laracbe, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.

Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz

ios lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á

Cádiz los martes, jueves y sábados.

En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino.

Al tomar los pasajes se abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará

á los cargadores do esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete.

Rebajas á familias y por pasajes do ida y vuelta.

Para más informes, en Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo

Estades.

117

ÍG ¿íifc.A&fc

♦

^0%

❖

I

?»

4»

«I»

♦>

4»

I

*

♦

DE

❖ ❖

ARNALDO CASELLAS

♦ ❖

❖

❖

❖

Sucursal de Francisco Castellet

♦

❖ ❖

JLÍUWA,-l f--fSéliíiMB.

❖ ❖

❖

♦♦♦

❖

♦

I

El dueño de dicho establecimiento «i»

<$> participa á sus numerosos parroquia¬

Vistos los excelentes resultados que

produjo el Montepío Nacional de Barce¬ lona en el afio 1893, no cabe la menor

duda de que los mozos comprendidos en
el alistamiento del corriente año se apre¬

surarán á suscribirse á él, en la seguri¬

dad de que no han de obtener mayores

ventajas en ninguna otra sociedad ni
aun en la asociación que tienen proyec¬ tado verificar algunos de los mentados

mozos.

Para toda clase de informes y para

suscripciones dirigirse al Agente único en Sóller D. Miguel Lanuza, calle de

Isabel II.

4

I0im DiL vmmm
1)S
J4MKÉ MIA
Plaza de Palacio, 3—BARCELONA

Se sirve á la carta y á domicilio.
Este establecimiento está situado

en uno de los mejores sitios de la

capital, junto á la Bolsa, próximo

á los muelles, á los ferro-carriles,

Aduanas y Parques.

23

T’e)

(S’X"

ENSAYOS

RELIGIOSOS, POLÍTICOS Y LITERARIOS

p
Ar
A

Don José M.* Quadrado
Ediíión completa de sus artículos, estudios y opúsculos, publicados é inéditos, con u»a extensa introducción de más de 6o páginas
POR
DON MARCELINO MENENDEZ Y PELAYO

\_

Constará de cinco á si'ete tomos en 8.' prolongado, de más de

400 páginas encuadernados en pasta, con el título dorado al fuego.

Podrá obtenerse por el precio de

4 Pías, tomo, p'or snscripción.^Tomos sueltos, 5 Pías.

Se suscribe en casa de los Sres. aAMENGUAL F MUNTANER,

editores, Cadena, a.—Taima de ¿Mallorca.

%tg

4?
tvY/.
Gp Gp

*>^4*

^

OS ¿el IAMB02AI0 para @1 AIO 1895

El dueño de este establecimiento,

ex-dependiente de la fonda del Uni¬

verso, participa á los señores viaje¬

ros de toda la isla de Mallorca y en

especial á los sollerenses, la gran

restauración que se ha hecho al ho¬

tel, en el que encontrarán en lo su¬

cesivo un esmerado servicio, lo mis¬

mo á la carta que por cubiertos, con

gran rebaja en los precios.

Con el mismo trato y en las mis¬

mas habitaciones que se pagaba 5 y

6 pesetas, se pagará en adelante so¬

lamente 4, agradecida la casa á la

protección que de estos isleños re¬

cibe.

13

Se fian recibido y puesto en venta en el establecimiento de
LA SINCERIDAD.-Caüe de San Bartolomé, 17—SOLLER.
El magnífico y veloz vapor EL ISLEÑO saldrá del puerto do Barcelona para
Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde. De Sóller para Barcelona, todos los lunes á los 8 do la noche. Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN: EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo. EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón Coll—Calle del Mar n.« 50.

GRAN DEPÓSITO DE GITANO
DE LA ACREDITADA FÁBRICA
HAINT^GOBAM
COMPOSICION GARANTIZADAS

| ❖
♦?« ♦ ❖ ❖

nos y al público en general, haber re¬ cibido un nuevo y variado surtido de
BATERÍA DE COCINA

❖
❖H
Y<*
❖

SA© encontrará ©m venta en la ©rogfiiería y Ferretería ale
ARNALDO CASELLAS calle de la luna n.° 17 SÓLLER.

4

❖

Y

❖

icos parí cok

♦ ♦

GRAN TALLER DE PIEDRAS DE SÀNTÀNÏ

DE

♦

t ❖
á precios ❖

de

acreditadas

fábricas

y

❖

JOSfe BMlilIl
Calle de los Olmos n.° 143—Palma.

♦

SUCURSAL E1ST SÓLLBR

fon pon rebaja k $mm
el vapor
LEÓN DE ORO

❖ ♦ ♦ ♦

reducidos.
El guisar por medio de! cok resulta mas de la mitad

❖ EN CASA DE MIGUEL ESTADES, CIMENTERIO 10.

t❖

Hay en existencia ménsulas, guarda-polvos para

♦ fachadas, lozas para balconea (fiólas), panteones y demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬

♦ mas barato que con el carbón de encina.

4» cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos que se encarguen.

♦

Hay también existencia do piedras mármoles de
todas clases.

saldrá de este puerto para los de Barcelona y
Cette todos los lunes á las nuçve de la noche.
Admite carga y pasaje. DESPACHO: Oficinas de la Compañía.—Luna,
12.—SÓLLER.

❖❖❖❖❖❖❖❖❖❖❖❖❖❖ CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLER.

SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»