AfiO IX—2.a EPOCA--NUM 400
AfiO IX—2.a EPOCA--NUM 400
r
ch) ti

i Ti

SÁBADO I. DE DICIEMBRE DE 1894
"CPT?
iPí n,

SEMANARIO INDEPENDIENTE

--

-

■

■

“

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Oolom—Quai Commandant Samary-5-Cotte (Herault.) Antillas: Srea. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-llico.) MíJico: D. Dajmian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUMADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: Juan Marqués y Arbona.

4f

REDACCIÓN Y ADMINISTRA®:
Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España.: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 0’75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO
Amírica: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS Para que nada faltara, él, el autor es¬

IV

s
LA PRIMERA ACTRÍZ
I
Nunca se había dado’él por entendido de aquellas.manifestaciones de amor tan palpables. Llegaba siempre á la hora del ensayo con el mismo aire de indife¬ rencia; paseaba una mirada corta dftsde el primer actor al último traspunte y únicamente se animaban aquellas fac¬ ciones duras y frÍAs, como de barro, cuando veía á cada cual en su puesto y
se sucedían las escenas sin necesidad de
nuevas observaciones á I03 actores.
Entre todos quien mejor se sabia el papel era la primera actriz.
Lo estudiaba con gusto, lo interpreta¬ ba con verdadero talento, y había pues¬
to toda su alma en él con la esperanza de ver una sonrisa de satisfacción en los
labios del autor. ¡Con qué placer se pa¬ saba las horas muertas oyéndole leer la obra, consultándole hasta los más insig¬ nificantes detalles, hasta mintiendo du¬ das respecto al sonido de tal ó cual fra¬ se! ¡Con qué éxtasis de satisfacción le miraba cuando al acabar de decir alguna estrofa valiente, el autor sin poderse contener le gritaba desde un extremo del escenrio ¡Bravo!... ¡Asi se declama! Al es¬ cuchar aquella voz que basta entonces era el único premio á sus afanes, se conside¬ raba feliz, completamente feliz... Lo era, porque estaba enamorada, porque le qaería; no sabía por qué, no sabía cómo, pero aquel sentimiento se le había meti¬ do en el alma, como el fuego en un pa¬ jar, arrasándolo todo.
Y ella no ignoraba que al autor le era completamente indiferente; al contrario, tocaba la realidad del desengaño siem¬ pre que quería, y no conseguía con sus tentativas más que avivar el fuego de su pasión.
Pero ya vencería. ¡No había de ven¬
cer!

taba entre bastidores, rodeado de las pri¬ meras partes y acosado por los amigos.
¡Qué satisfacción sentía la protagonis¬
ta!... Ni Farnesio antes de dar una bata¬
lla. «Después de decir mi papel como yo sé decirlo—pensaba,—después del parla¬ mento del final del acto segundo, des¬ pués de agotar todos mis recursos y to¬ dos mis efectos, me queda todavía el g*olpe supremo; el grito desgarrador del último acto. ¡Qué grito!... Un tratado de estética para los actores; una estocada secreta que me reservo para subyugar al público, después de tenerle dominado, y postrarle á mis piés aplaudiendo con la locura de un hipnótico furioso. No es mucho que me quiera entonces; lo me¬ nos que en aquel momento puede hacer,
es adorarme.
III
Se levantó el telón, y el público que oyó con religioso silencio las primeras escenas rompió al final del acto su ad¬ miración en tempestad de aplausos. ¡Tal y como había soñado! .
En el segundo acto el entusiasmo del público fué todavía mayor.
Todo marchaba perfectamente. Al em¬ pezar el acto tercero reinaba en la sala un silencio sepulcral; al apuntador no se le oía ni desde las primeras filas; los ac¬ tores estaban todos en su papel. La aten¬ ción la absorbía por lo pronto el galán jóven que tenía un parlamento larguí¬
simo, una tirada de versos colosal como
los del teatro antiguo. La primera actriz esperaba allí, detrás de un guerrero de madera podrida el momento de salir á escena. Tenía miedo; no sabía por qué, pero tenía miedo. Es decir, saberlo... si lo sabía. No era porque arriesgaba sus lauros escénicos, cosa á que estaba tan acostumbrada, lo que la hacía temblar era que arriesgaba un mundo, una ilu¬ sión, su amor, ¡quién sabe si la vida!....
Se asomó al escenario. La escena esta¬
ba á obscuras... Era el momento culmi¬

Por allí iba; ascendía por aquellos pel¬ daños de yeso negruzco que tenía que subir para llegar á su cuarto, más horri¬ bles para ella que los del cadalso para el criminal. Tuvo que apoyarse en las pa¬ redes, porque se le doblaban las piernas
como si fueran de cartón: diríase que es¬ taba ébria. Le zumbaban todavía en los
oídos aquellos silbidos del público que la habían obligado á retirarse del palco es¬ cénico y esperaba llena de angustia una grita mucho más terrible, por lo mismo que había de ser más silenciosa, tal vez
muda: la de él, la del autor. Cuando llegó se dejó caer en el divan;
dejó desbordar los sollozos mal conteni¬ dos en un mar de lágrimas que le que¬ maban la piel, y presa de un temblor nervioso que imprimió en su cara la pa¬ lidez de la muerte, pensó en sus espe¬ ranzas perdidas para siempre, mientras
oía, como en medio de un sueño de fie¬ bre la voz del autor, que en el cuarto inmediato les decía á los amigos:—No puede ser; la obra es buena, y lo he pro¬
bado en los dos actos primeros, como el filósofo el movimiento. La culpa es de ella, no mía. Me ha hundido, quizás in¬ voluntariamente, pero me ha hundido. ¡Y parecía que tenía interés!... ¡Bah! ¡Cómica al fin!...
Y todo el mundo le daba razón.
Ernesto Gil.
EL TRETSE DE NOVEMBRE
-A.TSTI'VS] R3ARI
DE LA NORT DE HA BOMA ESPDSA r ANTONIA OELABERT
POESÍA ÍNTIMA
¡Set anys fa avuy!... lliça la térra reya
Com riu lo mes d‘ Abril.
Masélls de fruyta els arbres celebravan
L‘ estiu de Sant Martí.
iLos dolses hores de la diada aquella May mes podré sentir!

¡Precisamente era ella la que había de nante; aquel en que al dirigirse á ella el

salvar la obra, la que había de hacer que galan había de dar, según indicaba el

el público se levantase de sus asientos libro, un grito horrible; más ó menos

pidiendo estrepitosamente el nombre del artístico, según el talento del actor; pero

autor! Gon seguridad qué él qwe en los kun grito de horror al fin. Se preparó con¬

ensayos ya empezaba á demostrarle mar¬ veniente; afianzó los pies, tosió por lo

cada simpatía, la noche del estreno, loco bajo para preparar la garganta; accionó

de gratitud, acabaría por echarse á sus con los ademanes más trágicos del hor¬

pies, diciéndole que la adoraba!

ror, mordió el pañuelo de encaje, se llevó

Imatge vera n‘ eran de la gloria
D' un etern Paradís.
A mon costat m‘ esposa, que tenía Lo cor de xerafí,
Dantme proves d‘ amor, com les que da va
A sos hermosos lilis:
Tres nins ja grans, plens d‘ alegría y vida Jugant dins lo jardí;
Una nina corn ells cantant broydava Son mocador petit;

II

las manos al rostro... y salió de su gar¬

Y dues mes menudes, d' ulls hermosos

Llegó por fin la noche del esiremo. El teatro estaba lleno completamente de un público elegante, que le daba un frío aspecto, verdaderamente extraordinario; parecía la sala una mujer coqueta con

ganta una voz destemplada y chillona, un grito afónico que resultó un graznido inarmónico, apagado, ridículo. El públi¬ co rió y silbó, y la trajedia acabó como
un sainete.

Y boca de rubí, Demunt la falda do sos joves dides
Xupavan lo dols pit...
Va t‘ aquí la familia qu' amorosa Componía el moa niu;
Per qui jo traballava ab alegría

traje nuevo.

Mirautla prop de mí...

La vetlada arribá... Yo 1' anyorava Per veure corre mils
D' estols p‘ el firmament, llum misteriosa D' aquella negra nit.
Pensava que la ditxa que m' omplia, Ja may tendría fí:
Mes ¡abl que 1‘ homo cuant mes bé se troba Mes corre gros perill.
Allá, tart, en les hores del silenci, Prop de la mitja-nit,
De ventura y de plers ma curta vida Por sempre va finir...
Mos filis dormían ab aquella forsa Que solen dormí ‘ls nins;
Les nines mes menudes reposaran Dins sos bressols petit»;
Pilaran les estrelles... Parexian
Los animes fugint; Mentrea quejo ma bona esposa... ¡mortal
Besava dins son Hit...

Abans tots ells aquest caliu de vida ïtebian mitx partit;
Ara som jo tot sol qui la mesura D' amor los ha d‘ omplir.
«Un sol Deu y un amor.» Bé lio diu T adagi:
Els dos son infinits.
Encara que difunta, ella es ma esposa; Som jo lo seu marit.
DescT el cel ella ‘m dona d' amor proves; Jo n' hi don desd' aquí:
Y veitx que desqu' es morta, més m' estima. També jo més T estim.
¿Que son sèt anys d‘ ausencia dins la terra, Ni dèu, ni cent¡ ni mil?
Un minut, un moment que passa y vola
Com foch-follet d‘ estiu.
Poch temps m' en resta ja. La Eé cristiana M' umpl d' esperansa el pit
Y em diu qu' al Cel recobraré ma esposa Que may podrá morir.

¡Paresía nit de Gol! ¡Mon cor estava
Sorprès, nuhat y trist; Y do dins éll sortirne no podían
Ni jaméchs ni suspire!
¿Porque la pona no ‘m mata aquell vespre Dovant son eos tranquil?
¿Ni vessaren cap llágrime ardorosa
Mos ulls esmortabits?...

Any 1SS7.

P. de A. Penya,

SUSPIRO (Traducción de Silvio Pellico)

¡Sót anys fa avuy!... Y Encara d‘ aquella hora
Tench lo record ben viu...
Encara d' aquell ángel sense vida
Sent la fredor dins mí.
Y sa mirada veitx, sempre animada, Sa cara que ‘m sonriu;
Y de sa veu sonora 1' armonía Encara esticb sentint...
Incrèdul jo, certs dies pens qu‘ es viva Y la cerch, y la crid,
Y m' en vaitx fora casa, mes mirades Estencb per cent oamins;
Veitx molta gent, y moltes dones belles Plenes d' encant y etcís;
Més, cap ne trob qu' arripia á la seua ombra Per bé que trescb y mir.
Y corr, y corr com un beneyt sens' eyma Per llochs enfora, fins
Qu' un altre volta 'm torna 1‘ anyoransa
jM voltant de mos fills...
Cansat m' adorm: y els vespres dins ma cambra La veitx cuant la somihi;
Y conversam els dos dels infans nostroa...
Llavors puch dir que visch.
La tenebrosa nit vida me dona.
¡Ay! de qu' acab may fris; Perque ab ella la fosca es torna el dia,
Y el dia per mi es nit.
Sovint me parla: «Cerca esposa nova Que cuidi els nins» me diu...
¿A mos infants donarlos maro esterna?...
¡Ja may! Primer morir.
Mon amor posseyeix, si bé se mira, La condició dels pins,
Qu' una volta arrancats d' allá ahont nasqueren May tornan á reverdir.
El sant amor que ‘s juran dos esposos,
Si es ver no deu finir:
Y el que jo sant dins lo meu cor per ella No pot osser partit.
Mos infants T han mester, per poder creixer, Sensér, que may s' arainv;
Perque los manca aquell amor de mare Que es lo conhort dels fills.

Tuus sum ego
Ps. CXYIII, 91

Amor es suspiro De un.altna doliente Que sola se siente, Que anhela otro amor; Dolor es suspiro Del alma afligida,
Para ella la vida
No tiene valor;
La dulce esperanza
Del alma que sueña En dicha halagüeña, Suspiro es también. Temor es suspiro Del alma que herida Quizá vé perdida.
La sombra del bien.
Temor y esperanza,
Dolor y contento,
Suspiros que al viento
Exhalan su voz.
El gozo anhelado, La pena más fuerte, La vida, la muerte, Suspiro es veloz.
Y en acto tan breve
¡Oh Dios en quien creo!
Me has dado el deseo
Que vengas á mí. Me has dado una chispa De luz refulgente.
Me has dado una mente
Que sube hasta tí.

León Carnicer.

■

■

—t».. --*aeC^=~* -«■—

-

—

>9)

FOI/IiETiN

evitando así que el excesivo calor hicie¬
se inútil el remedio.

Rióse grandemente de la ocurrencia la

LA GORRION A
de allí á poco tomó su cabeza el aspecto un mapa-mundi, en que hubiera podido estudiar á su sabor las facultades del alma, cualquiera de esos discípulos de Gall, que miden á los hombres por las
protuberancias del cráneo, como podrían
calar por sus vetas á un melón ó á una calabaza. El problema tomó entonces á

dorada juventud confiada á su vigilan¬
cia, viendo de continuo la peluca de don
Recaredo pendiente de una percha, como una cabellera ensangrentada adornando el wigwam de un Piel-Roja. Mas don Recaredo, firme en su propósito, llegó á creerlo, sobre higiénico, prudentísimo, cuando hojeando un día el Diccionario de la Conversación, leyó allí la muerte de Esquilo. Paseaba el gran trágico por la orilla del mar, las manos á la espalda

sus ojos tintes más pavorosos, que si y al aire la pelada cabeza, que supo con-

viera decretar al Gobierno el desestanco ccbir el Agamemnon y las liiiménides...

de la sal y del tabaeo... ¿Cómo exponer¬ Un águila, que había arrebatado á una

se á una pulmonía descubriéndose en la tortuga entre las garras, se cernía en el

calle á todos los vientos? ¿Cómo renun¬ espacio, buscando una roca contra que

ciar á aquel salado cortesano, digno del estrellar su presa para devorarla luego:

Versalles de Luis XIV, que mataba el parecióle la blanca calva del poeta un

sombrero por el ala, y era una manifes¬ picacho de marmol, y dejóle caer encima

tación casi gimnástica, de la exquisita la tortuga, acabando con esta tragedia

finura del que lo hacía?... D. Recaredo la vida del que con tantas otras había

se expuso á perder los pocos pelos que le

maravillado á la culta
.

Atenas. 1). Reca¬

quedaban á fuerza de cavilar, y murmu¬ redo, al leer esto, dió una gran palmada

rando al fin el—¡Eareka!—anunciador en el libro, y dijo, con la expresión de

de los grandes descubrimientos, resolvió susto del que acaba de correr un grave

ponerse para recorrer las calles una pe¬ riesgo.

luca, que se apresuraría á dejar con el —¡Anda!... para que te vayas por ésas sombrero no bien entrase bajo techado, calles de Dios con la calavera al aire!...

El dia menos pensado viene un pajarito y—¡paff!—te aplasta con una tortuga... Y que no he visto yo en la Giralda cer¬ nícalos capaces de cargar con un vapor del muelle!... La virgen de los Reyes me ha protegido... ella me inspiró la idea de la peluca!
¡Pobre D. Recaredo! Aún nos parece ver su redonda carita, flanqueada por dos estrechas patillas grises, que encer¬ raban como dos paréntesis á una frase, sus ojitos tiernos, su encarnada nariz difamadora injusta de sus sobrios gus¬
tos, y su boca- hendida y siempre en mo¬ vimiento, como una válvula do seguri¬ dad que le permitiese desprenderse del exceso de plenitud de Diccionario de la Conversación, que se albergaba en su cráneo!... Y, sin embargo, D. Recaredo
ya no existe!... La tierra se tragó al can¬ tor de Mateo, sin que su nombre se es¬ cribiese en el Parnaso: la tumba sepultó para siempre al probo empleado en Ren¬ tas Estancadas, sin que el Estado recom¬ pensase su honradez depositando sobre su tumba un montoncito de sal y un ci¬ garro del estanco!
Sirva de disculpa esta doble ingrati¬ tud á la pesada complacencia con que
nos hornos detenido al hablar de D. Re¬
caredo. Pero ¿que lector será tan intole¬

rante, que no nos permita esta prueba militarito, aquellos Luises Gonzaga á

de cariño, al insigne vate que tantas ve¬ quienes el cruel D. Rufino acababa de

ces provocó nuestra risa? Cuando los arrancar la vestidura mística, y contes¬

años comienzan á hacer largo el de¬ tó secamente:

sierto del pasado, experimentase un tris¬ —Bien. Candidito.

te placer al recordar á las personas que

Acercóse entonces el húsar á las tres

nos marcan, como las señales que deja jóvenes, saludándolas con llaneza de

atrás el caminante, el sendero recorrido primos, y á poco hablaba en secreto con

en este valle de lágrimas... Cuando la Ritita á espaldas de todos: ella hacía mo¬

vista no descubre en torno sino horrores hínos de enfado, él gestos de protesta;

y miserias, deleitase el ániiúo detenién¬ ella se apoyó en su abanico como en su

dose, triste á la vez que risueño, ante clava el Hércules Farnesio, él le qui¬

esos tipos que reúnen á la sencillez más so quitar una plumita de pavo real

honrada, las más inofensivas ridicule¬ que traía en la boca á guisa de ci¬

ces.,.

garro; ella le pegó con el abanico,

él se echó á reir; ella sacó una carta, él
V
la fué á coger.,. En el mismo momento

La de Peralta y Ritita clavaron ansio¬ volvió la cara Blanquita; pero ya Ritita

sas los ojos en el rostro de la Condesa al y Candidito miraban extasiados un cua¬

entrar en el gabinete, y se miraron cons¬ dro bordado en sedas de colores que peiu

ternadas al notar la tempestad que se re¬ día de la pared. Era un cuadro muy cu¬

flejaba en la cara, redonda como la luna rioso: habíalo bordado la Condesa el año

llena, de la ilustre señora; indudable¬ treinta, y representaba á una negra,

mente se había llevado I). Rufino entre fumando en su pipa. Ritita decía á Can-1

sus garras las promesas del baile de Pi¬ didito:

ñata, que con tanta habilidad habían —¡Mira... mira cómo humea!

arrancado ellas á la Condesa. El húsar —¿Vas á aprender á bordar, Cándido?

se acercó á ésta, y estrechándole con fa¬ —preguntó Blanquita con malicia,

miliaridad la mano, le dijo;

—Si tú me enseñas, primita, me com¬

—¿Qué tal. ti a Rosa?

prometo á bordarte unas babuchas,—re¬

—Recordóle á la Condesa el apuesto * plicó' el alférez.

S ÓLLEB

Sección Científica
PASA CUSAS EL INSOMNIO
Con el título de Los progresos (lela me¬ dicina, un periódico de París dá cuenta
ile una curiosa Memoria sobre el insom¬
nio y su curación, que lia sido muy bien acogida en la Sociedad de Fisiología por
las atinadas consideraciones que con¬ tiene.
Estos trabajos, dignos de vulgarizarse para consuelo de la multitud de perso¬ nas que duermen mal, tienen la ventaja de proscribir las medicinas de que tanto consumo hacen los que padecen de in¬
somnio.
Para el doctor de cuyo escrito me ocu¬
po, el sueñoy el insomnio son. ante todo,
estados de alma que sólo encierran pro¬
blemas de mecánica.
•Comienza estableciendo que el insom¬ nio es debido á un estado de excitación extraordinaria de las células del cerebro,
proviniente de dos causas inversas; de
la extrema congestión ó de la anemia
excesiva.
Siempre que da,presión déla sangre en
las arterias es demasiado alta ó muy baja,
se produce en nosotros un profundo ■enervamiento que nos impide cerrar los
ojos. El abuso del té, del café y del alcohol;
las emociones violentas y todo lo que es¬ timula demasiado el sistema nervioso,
ocasiona insomnios por el exceso de fuerza aportada á la máquina humana.
El insomnio en los que padecen de inanición, los convalecientes de tifoidea, los anémicos, los cloróticos, los víctimas
numerosos de la neurastenia, los enfer¬
mos del corazón en el último período,
proviene de la baja presión y de que la máquina humana no tiene la energía
necesaria.
Para curarse basta con adoptar los si¬ guientes métodos:
Cuando el manómetro indique una
presión muy alta, gastad el exceso de vuestra energía nerviosa en un ejercicio
físico ó en un trabajo intelectual. El uso de la bicicleta ó un paseo de tres cuartos de hora, sin cansarse, después de la úl¬ tima comida del día. es suficiente. Luego acostaos y el sueño acudirá á reconfor¬
tar vuestras fuerzas.
El trabajo intelectual, sobre todo por la mañana, ocasiona gran alivio, mien¬ tras que por la noche produce vigilia á
consecuencia de la excitación cerebral
que se mantiene de una manera prolon¬ gada.
Los pobres de espíritu, los que tienen agotado el sistema nervioso, deben dor¬ mir con la cabeza baja, alimentarse con
abundancia, recurrir á los recursos físi¬
cos que eleven la presión y den fuerza, á las duchas, al masaje, á las inyeccio¬ nes hipodérmicas de agua salada, á las fricciones secas con guantes de crines y á la máquina eléctrica estática.
La mayor parte de los deprimidos que experimenten pronta reacción no nece¬ sitan apelar á procedimientos tan enér¬ gicos: la más ligera excitación física, la luz de una bugía ó el sonido de una voz bastan para restablecer el equilibrio en el cerebro. De ahí que muchas personas débiles no puedan conciliar el sueño si «o dejan encendida cerca de ellas una lamparilla.
Pero la curación no es completa hasta que no se somete á los enfermos á una regla, á lo que pudiera calificarse de me-
todización del sueño.
El doctor cita como ejemplo una ob¬
servación sencillísima de la cual saca
partido. Por espacio de quince días—dice—po¬
ned en las siete de la mañana el reloj despertador, y en cuanto suene lanzaos
de la cama. Al cabo de seis dias, aunque retraséis un cuarto de hora el reloj, á
la-s siete en punto os despertareis sin es¬ perar á que suene el timbre. La costum¬ bre producirá el efecto de un reloj inma¬ terial é interior más exacto que el otro.
Lo mismo que se hace para despertar puede emplearse al acostarse: el sueño aeude á una hora fija si se acostumbra á
la naturaleza.
Despertaos temprano, id á la cama siempre á la misma hora, no leáis, apa¬ gad la luz, y dormiréis como los niños.
En los casos en que el insomnio no proviene de un dolor vivo ó de una meningitis que irrite el cerebro, se susti¬ tuyen las drogas somníferas por senci¬
llos recursos mecánicos. Tal es la con¬
clusión del médico francés.
X.

Actualidades

Rubinstein ha figurado en primera lí¬ nea entredós pianistas de nuestra época,

y fué también un notable compositor.

La boda imperial

En el número de sus obras hay que citar las óperas «Dimitri Donskoy», «El

Telegrafían de San Petersburgo di¬ ciendo que se ha celebrado el casamien¬
to del Czar de Rusia con el ceremonial

cazador de Siberia», «La venganza», «Tomás el loco», «Feramors», «Nerón» y «Los Macabeos», su oratorio «El Paraíso

de costumbre, pero con gran sencillez á perdido» y sus ove^turas, sus cuartetos

causa del duelo de la corte imperial.
La novia, ricamente ataviada con ves¬

y sus admirables sonatas para piano. Descanse en paz el ilustre artista y

tido blanco de larga cola, manto de bro-' cado de oro. forrado de armiño y con la

feliz él que deja de su paso por do imperecedero recuerdo.

el

mun¬

corona imperial, salió del palacio del

gran duque Sergio á las once de la ma¬ ñana, acompañada por gran comitiva de carruajes de gala, y llevando á sus lados los padrinos de boda.
Según el rito ortodoxo, el emperador llegó momentos antes á la capilla de pa¬
lacio dando el brazo á su madre la Cza¬
rina viuda, y seguido de su madrina, la duquesa de Sajonia Coburgo Gotha.
Precedía al emperador y su comitiva el gran duque Demetrio, el más jóven de la familia imperial, que solo cuenta tres años, y es hijo del gran duque Pablo,
tio del Czar.
La novia penetró en la capilla del bra¬ zo de su hermano el gran duque de Hesse y del Rhín, y seguida de su padri¬ no el gran duque Miguel Nicolaiewitch, tio también del emperador.
Llevaban la larga cola de su manto cuatro gentiles-hombres y el gran cham¬
belán.
En el centro de la capilla había una
mesa en forma de altar, donde estaba el
libro de los Santos Evangelios y las imᬠgenes sagradas.
Los contrayentes y los príncipes de la
familia se colocaron delante de la mesa
santa.
Detrás de ellos, cuatro pajes de honor, que han de ser solteros forzosamente, y están encargados de tener suspendidas sobre la cabeza de los contrayentes las coronas de oro que figuran la ceremonia.
Los encargados de éste servicio eran los grandes duques Miguel, Cirilo, Boris y Andrés Wladimiro, hermano el pri¬ mero y primos los tres restantes del em¬ perador.
Comenzó la ceremonia por la bendi¬ ción y cambio de los anillos nupciales. Después bebieron en una misma copa tres veces el vino que les ofreció el me¬ tropolitano, en nombre • del Padre, del Hijo y del Espíritu-Santo.
Después, precedidos por el celebrante y seguidos de los pajes de honor dieron
tres vueltas á la mesa en nombre tam¬

Experimento extraordinario
Dentro pocos dias se efectuará en Nue¬ va York uno de los experimentos más extraordinarios de este siglo; el célebre Dr. Gibbons pretende devolver la vida á
los muertos, ó al menos á los condena¬
dos á muerte por la electricidad. Por las noticias que publicamos hace
pocos días en esta misma sección respec¬ to á una solicitud firmada por millares de habitantes de Nueva York, dirigida al ministro de Justicia americano, rogán¬ dole permitiera que el Dr. Gibbons pro¬ base sus teorías en el cadáver de un eje¬ cutado; nuestros lectores conocen ya la teoría de Gibbons, parecida en mucho á la del Dr. Arsonval. Según el primero,
los individuos condenados á la pena ca¬
pital por una descarga eléctrica no mue¬ ren instantáneamente. No quedan más que simplemente insensibilizados, es el cuchillo de los médicos que hacen la au¬ topsia el que los mata. Puédese reani¬ marlos si se quiere. El Dr. Gibbons afir¬
ma haber resucitado así animales á los
cuales había hecho sufrir una descarga eléctrica de 1.500 y hasta de 2.000 volts. Su manera de operar consiste en la in¬ yección de una materia, que el doctor no dice cual es, en las arterias del paciente, comunicándole una especie de respira¬
ción artificial.
Pretende practicar su primer ensayo
en el cadáver del asesino Cárlos H. Wíl-
son, que debe ser ejecutado dentro po¬ cos días, quien será perdonado si el doc¬
tor Gibbons le devuelve la vida.
Concíbese el interés que el reo Wilson otorga al experimento. Y el mundo en¬ tero espera con una. curiosidad apasio¬
nada el resultado de una tentativa que
si fuese coronada por el éxito demostra¬ ría que pueden ser llamados otra vez á la vida las personas muertas aparente¬ mente por un rayo ó por una descarga
eléctrica.

bién de la Santísima Trinidad.
La ceremonia terminó por la bendición nupcial y una corta alocución que el metropolitano dirigió á los desposados.
Después se entonó un solemne TeDeum en acción de gracias y mientras los emperadores abrazaban á todos sus parientes, y besaban las imágenes le un Crucifijo y de la Virgen, la cepilla de música dejaba oir las más bellas com¬ posiciones, propias de tan solemne acto.
Cuando todos los personajes presentes
felicitaron á los soberanos, Nicolás II dió
el brazo á su esposa y trasladóse toda la comitiva á las habitaciones de palacio, donde había preparada una comida de
familia.
Muerte de Rubinstein

Las reliquias de San ¡Fortunato
El alcalde entregó á una comisión
del cabildo catedral de Madrid las re¬
liquias de San Fortunato, halladas en la capilla del Ayuntamiento.
Forman estas reliquias la mayor parte de la osamenta de aquel venerable sier¬ vo de Dios, agrupada en buen orden dentro de una urna de caoba, rematada
en el escudo tallado de la villa.
La calavera está completa y con dien¬ tes, de los cuales faltan muy pocos. Or¬ nan estos sagrados huesos algunas rosas y flores hechas con tela, que por lo bien conservadas que se hallan acusan tener no larga antigüedad. La urna parece ser, á lo mas, de principios del siglo.
Las reliquias tienen como auténtica
la carta de donación del cardenal Porto-

El telégrafo nos comunicó hace dias la
triste noticia del íallecimiento del céle¬
bre pianista Rubinstein. Nació Rubinstein en Vechrotyzez, al¬
dea situada en la frontera de Moldavia,
en 1820.

carrero á la villa.
La urna ha sido depositada en la capi¬ lla del Cristo de Burgos de la catedral
de Madrid.
Matadero clandestino

Siendo niño fué á Moscou con su fa¬

milia, y recibió, primero de su padre y luego de Alejandro AVillonig, las prime¬ ras lecciones de piano.
A la edad de ocho años se hizo oir en
público con ruidoso éxito, y dos años después siguió á Willonig á París, don¬ de las lecciones de Listz ejercieron gran
influencia en sus estudios musicales.

El inspector de la zona, de Pozas, don Ricardo Domínguez, dió cuenta al juz¬ gado de guardia de que por indicios que había podido recoger tenía la vehemente sospecha de que en un solar de Vallehermoso, situado al final de la calle de
Galileo, existía un matadero clandes¬
tino.

Después de haber permanecido diez y ocho nieses en la capital de Francia, em¬ prendió su primer viaje artístico, que duró cerca de tres años, y durante el cual recorrió Inglaterra, los Países Ba¬ jos, Alemania y Suecia.
Después pasó á Berlín, donde estudió composición bajo la dirección de Delin, y donde tocó varias veces ante la corte.
Más tarde dió lecciones de piano en Viena y en Presburgo, y en 1848 regre¬
só á Rusia. Dió varios conciertos en San
Petersburgo, obteniendo por sus gran¬ des méritos lo protección de la princesa Elena, que le nombró artista de cámara.
Posteriormente fué nombrado director
de la sociedad musical rusa y del Con¬ servatorio creado hace algunos años en San Petersburgo.

El juez de guardia, Sr. Rodríguez de Llera, y el escribano Sr. Navarro, se
trasladaron al indicado sitio, donde pu¬ dieron confirmar la exactitud de las sos¬
pechas del inspector. Tres sujetos apodados los LecLierines,
que habitaban en el citado solar, tenían establecido en unos cobertizos que allí existen un matadero completo, destina¬ do, no sólo á proveer de carne á algunas tablajerías, sino á la fabricación de em¬
butidos hechos con la carne de toda cla¬
ses de animales.
El juzgado encontró gran cantidad de ésta recién sacrificada y cortada en me¬ nudos pedazos como para embutidos.
Reservada sin duda para la primera
matanza, había también una muía de
gran alzada llena de costras y matadu¬

ras y con las patas hinchadas, ejemplo perfecto de la clase de carne que aquellos
industriales acostumbraban á servir al
público.
El juez se incautó de un sello como el que usan los veterinarios del Ayunta¬ miento para acreditar que las carnes han
sido reconocidas y se encuentran en
buen estado.
También se encontraron cuchillos,
sierras y una puntilla. Dos de los Lecherines fueron detenidos,
logrando fugarse el tercero de los her¬
manos.
Estreno de «María-Rosa»
El estreno del drama de D. Angel Guimerá escrito en catalán y vertido al castellano por D. José Echegaray se ve¬ rificó en el teatro de la Princesa, de Ma¬
drid, en la noche del sábado último.
El primer acto de Maria-Rosa promete una obra en que la vida de cierta clase obrera, con sus virtudes y sus vicios, sus pasiones y sus costumbres está estu¬ diada y reproducida con la exactitud, la perspicacia, la naturalidad y el vigor de un Emilio Zola; en el segundo acto
el autor se desvía de esta dirección, y
cayendo en las falsedades de un roman¬ ticismo fuera de lugar, plantea una tesis psico-fisiológica demasiado abstrusa y completamente imposible de encarnar en aquellos personajes; en el último
acto la obra va derecha al melodrama
espeluznante y con los recursos artifi¬ ciosos de este género dramático se de¬ senlaza y concluye.
Extraordinarios fueron la expectación y el interés que despertó el primer acto, maravillosamente compuesto, armónico y proporcionado en su conjunto, arran¬ cado á la realidad viva y palpitante en todos sus detalles, y embellecido por el arte justo y sobrio en la gradación de afectos y contrastes hasta llegar á la emoción intensamente estética; pero la decepción fué grande y dolorosa en el acto siguiente, sin que en el tercero, aunque superior al segando, lograra reconquistar el autor el terreno perdido.
En los dos últimos actos hay, sin em¬ bargo, situaciones de excepcional méri¬ to. felicísimos rasgos de intuición y asi¬ milación artísticas y toques y pinceladas de observación experimental dignos del ilustre autor catalán y de su padrino y traductor nuestro eminente Echegaray, que con tanto cariño y fidelidad y maes¬ tría tantas ha puesto en hermosa prosa
castellana el último drama de Guimerá.
Este, llamado por el público, no se presentó, porque, según dijo el Sr. Calvo, había salido para Barcelona, donde, por cierto, debe de haberse estrenado tam¬
bién anoche Mciria-Rosa en catalán.
Echegaray, que fué asi mismo llamado al final de la obra, no se encontraba en
el teatro.
La interpretación excelente en conjun¬ to, y sobresaliente en alto grado por parte de María Guerrero, que hizo de su papel de María-Rosa una verdadera crea¬ ción. En la escena española se doctoró la señorita Guerrero de primera actriz.
La señora Domínguez, Ricardo Calvo,
Carsi—tan excelente cómico como siem¬
pre,—Diaz de Mendoza—admirablemen¬ te caracterizado y dentro del personaje, —Guerra, Diaz y Mendiguchía. que eran los demás intérpretes, compartieron las ovaciones con la protagonista.
En el teatro, lleno, lo que se llama el «todo Madrid.» y la opinión general, por no decir unánime, señalando á MariaRosa, si no el preeminente puesto á que la destinaban ios entusiastas elogios de que venía precedida, uno de las más con¬ siderables entre las producciones de nuestro teatro contemporáneo.
«
Ecos regionales
CRISIS AG-RARIA.
I
La crisis por que atraviesan los diver¬ sos ramos de la riqueza pública, hacen que el malestar se deje sentir de un mo¬
do bastante ostensible en todas las cla¬ ses de la Sociedad. Las acomodadas, las
que poseen pingües haciendas, se que¬ jan (y tal vez las que con mas razón) de que los réditos son casi nulos en rela¬ ción al inmenso capital que.representan; pues teniendo una fortuna justipreciada en centenares de miles de duros, no pue¬ den ni hasta vivir en una desahogada
medianía.
La clase media, ó sean los pequeños capitalistas, escamados con los frecuen¬ tes desastres financieros, no .saben en qué invertir sus ahorros á fin de que les
produzcan lo indispensable para la vida.

Y por último, las clases trabajadoras, que son en las que se refleja el .malestar
de los de arriba, harto demuestran su descontento con esas ruidosas manifes¬
taciones, cuyo tétrico estampido resuena aun en las Capitales de Francia y Cata¬ luña, aunque á Dios gracias, no ha tur¬ bado todavía el reposo del pueblo balear.
Urge, pues, procurar remedio al mal, y antes que el estruendo de la dinamita turbe la tranquilidad de nuestras ciuda¬
des, llenando de humo denso y sangrien¬ tos despojos la limpia atmósfera que res¬
piramos; sacudamos nuestro letargo, busquemos remedios humanos á nues¬ tros males, ó por mejor decir, busque¬ mos el mal, y apliquémosle oportuno
remedio.
Huyamos de utópicos proyectos y ge-
remiacas lamentaciones, y veamos si es
posible encontrar un modo práctico de explotar los ricos veceros que tenemos
y que entre nosotros se pierden. Y si para la curación de esta llaga, para la estirpación de este eáncer, hay que su¬
frir ¿olorosa amputación, no temamos la lanceta del cirujano, si de ella pende
la salud. Temblemos ante la enfermedad cuyos resultados son los padecimientos y la muerte; pero, afrontemos con valor los remedios, que aunque dolorosos á veces, tras ellos está la salud y la vida.
¿Pero donde tenemos esa riqueza por explotar hoy que todo está tan explota¬ do? ¿Cual es la amputación que debemos sufrir para recobrar la salud perdida, hoy que hemos sufrido tantas y estamos cada día peor? Esto es lo que nos propo¬ nemos tratar en este artículo, ó artícu¬ los (que no sabemos todavía lo que sal¬ drá), y en la exposición de medios y
remedios fundados en las razones que
nuestra insuficiencia nos sugiera, tal vez encuentre algo que corregir ó am¬ pliar; y quiera Dios que veamos tan im¬
portante materia tratada por plumas de mejor temple’que la nuestra. Y si nues¬ tros pensamientos resultan débiles ó
confusos, por cortedad natural en la ig¬ norancia, verlos quisiéramos explicados ó modificados por quien con más copia de datos ó más elocuencia, supiera llevar
el convencimiento al ánimo de todos los
que pueden traer su grano do arena al
mejoramiento de nuestra pequeña Pa¬
tria.
Pero si nos aventaja cualquiera en co¬ nocimientos y autoridad, no nos aventa¬ jará tal vez en buenos deseos; asíes que, por ellos animados, y aprovechando la favorable acojida que hemos merecido en las columnas de La Última Hora (1L* nos aventuramos á ser los primeros tratar asunto tan importante y en cierto modo escepcional.
Creemos qué á la vista de todos está, que si esceptuamos la laboriosa Catalu¬
ña, España es un país más agrícola que industrial; y lo mismo podemos decir de nuestra querida Mallorca, por cuya pros¬ peridad y bienestar suspiramos. Y tén¬ gase en cuenta que de Mallorca única¬ mente tratamos; así es que nuestras
razones tienen un alcance puramente local, pues no conocemos lo bastante el modo de ser de otras poblaciones agrí¬ colas, para aventurarnos á tratar de
ellas.
En Mallorca, pues, la agricultura es el abundante venero de riqueza que hay que explotar. Su fértil campo, su apaci¬ ble clima, el carácter sóbrio y trabaja¬ dor de nuestros payeses, hacen que se salven aquí muchas cosechas que fraca¬ san en otros puntos. Y, sin embargo: «las tierras no dan réditos,» es la voz general de los terratenientes, y, por cierto que ra¬ zón no les falta. Las tierras, pues, deben producir más, ó de lo contrario, sus due¬
ños no pueden atender, no solo á las mejoras que reclaman, sino ni hasta á su indispensable conservación y cultivo.
Precisa ante todo, que los rendimien¬ tos que proporcionen los terrenos, sean suficientes para atender con holgura á
su buen cultivo, y permitan introducir en ellos prudentes y continuas mejoras;
y hasta en casos extremos, tomar dinero á rédito para cumplir debidamente estas atenciones, y que los productos de las mismas, después de satisfechos los inte¬ reses, dejen todavía un módico pero pru¬ dente beneficio á los propietarios. Esto
parecerá absurdo sólo el apuntarlo. Ya se vé. ¿Como es posible sin ir precipita¬
damente á la bancarrota, tomar dinero,
aunque sea al cinco por ciento, para ex¬ plotar terrenos, cuyo producto si llega al cuatro, son considerados como una
lotería? Sin embargo, que este absurdo
sea una realidad lo consideramos suma¬
mente fácil, y convencidos estamos que
sí llegase á serlo veríamos á la Agri¬
cultura levantarse del abandono en que
yace, y aumentarían en proporción in¬
calculable la exportación y el consumo,
(1) Lo tomamos de este periódico.

S»OLLÉR

&

y por ende la producción, única riqueza pago de las atenciones de las escuelas de la longitud total del diámetro; dicha Con la mucha concurrencia que asis¬ Pedro Antonio Rullan, D. José Morell,

verdadera y positiva. Pero ¿como obrar ese milagro? Para nosotros es bien sen¬
cillo.
De momento no es posible, y somos los primeros en confesarlo, aumentar en un doble, por ejemplo, los productos. No está en nuestras manos, ni depende de nuestra voluntad hacer que los frutos y cereales alcancen mayor precio, ó que una hectárea de terreno produzca mu¬

provinciales de Bellas Artes.
En el vapor «Isleño», que salió para Barcelona, se embarcaron unos treinta marineros de la matrícula de Andráitx, los cuales pasan á la isla de Cuba con objeto de dedicarse á la tarea de la zafra.
La Diputación Provincial tiene acor¬ dado dirigir una atenta y razonada ex¬

torre central podría ser el campanario, y de este modo con un solo desembolso algo mayor que el que se ha presupuestado para una reforma se tendrían á la vez
las dos.
Medite la Junta de Fábrica si es ó no
descabellada nuestra idea, que creemos ha do merecer la aprobación de una bue¬ na parte del público sollerense.

tió al teatro de la Defensora Sollerense el penúltimo domingo, concibió de seguro la Empresa halagüeñas esperanzas; estas debieron, pero, desvanecerse el domingo último, pues que ya dió el público prue¬ bas de su proverbial retraimiento, y no hubo mas que lo que hemos dado en lla¬
mar una media entrada.
Y no es que no se esfuercen los artis¬

D. Jaime Antonio Mayol, D. Miguel
Coll, D. Juan Canals, D. Antonio Arbona, D. Miguel Forteza y D. Cristóbal
Pizá.
Se dió lectura al acta de la anterior, que fué aprobada.
Se dió cuenta de úna circular del Go¬
bierno civil de esta provincia que pre¬
viene la forma como se ha de satisfacer

chas más fanegas de trigo de las que posición pidiendo al ministro de Gracia

tas, presentando obras escogidas; pero... el sueldo á los empleados municipales. Se

actualmente produce, (aunque esto tal y Justicia Sr. Maura, la reposición del El lunes de esta semana inauguró sus ni esto vale.

dió por enterado el Ayuntamiento y acor¬

vez pueda conseguirse). Pero puesto que Juzg-ado de la Lonja.

viajes semanales á Oette el vapor «León Para mañana se ha anunciado el dra¬ dó su cumplimiento.

no podemos elevar al doble los rendi¬ mientos, podemos reducir á la mitad el capital, y ya tendremos mucho mayor interés. Esto á primera vista, parecerá una Pero Grullada, pero meditémoslo despacio, y veremos que es una medida más que conveniente, indispensable, para que vengan después los beneficios positivos que todos anhelamos.
Fundar en sólidas razones esta al pa¬
recer paradoja, y demostrar que los per¬ juicios que esta medida ocasionaria á los terratenientes son poco menosque nulos, ó por mejor decir, nulos del todo, al paso que los beneficios son por lo importan¬ tes de cálculo imposible, es á lo que pen¬ samos dirigir nuestros esfuerzos, procu¬
rando tratar esta materia con la eleva¬
ción de miras que corresponde á todo asunto sério; y al bién general del País, pospondremos siempre insignificantes intereses particulares.
K. W.

En la madrugada del martes falleció en Palma D. José Capó Arias, maestro compositor de música, profesor de este arte que fué durante muchos años del Círculo Mallorquín y director de la¿ capi¬
lla de música de la catedral.
El señor Capó era muy conocido y es¬ timado en la capital y en el continente, no solo como particular] sinó también
corno músico.
Una enojosa dolencia le tenía? rendido
desde hacía muchos años.
El entierro del cadáver del maestro,
efectuado el mismo dia por la tarde, fué muy lucido, concurriendo á él no solo
los maestros de música de Palma sinó
también una multitud notable de ami¬
gos particulares suyos, que los tenía en gran número.
La Banda Palmesana que fué organi¬ zada y dirigida por él antes de *er ata¬ cado por la enfermedad que le ha con¬

de Oro» y con éxito lisonjero, según se
nos aseguró. Y al decir con éxito lisonjero podemos
referirnos únicamente al número de pa¬
sajeros y á la mucha carga que se llevó, jamás á la travesía que tuvo, pues sabe¬ mos que corrió el temporal que contiuua todavía en el canal de Baleares y en tedo el Mediterráneo, temporal que ha obliga¬ do á muchas embarcaciones y entre ellas á varias de esta matrícula, á refugiarse en Barcelona, Rosas, Cadaqués, etc., y á otras á arribar al puerto de donde habían
salido.
Anoche debió salir de Cette dicho va¬
por, para estar en esta de regreso el lu¬
nes.
Según verán nuestros lectores en el anuncio que publicamos hoy, ha retrasa¬ do una hora la salida de este puerto; de modo que en lo sucesivo saldrá á las nue¬

ma, siempre aplaudido, de D. Manuel Tamayo y Baus, Un drama nuevo, y la chistosa pieza final Noticia fresca-, vere¬ mos si, después de todo, el público se queda al lado de la lumbre, y es la Em¬ presa la única que verdaderamente se quedará fresca.
En los dias comprendidos entre el 19 y 24 del mes finido ayer, y éstos inclusive, se han invertido en obras ejecutadas por administración municipal 169‘06 pesetas.
Son dichas obras: construcción de un
muro de contensión en el camino de las
Argilas; apertura de hoyos en las fincas inmediatas al Cementerio con objeto de
conocer las condiciones del subsuelo de
las mismas antes de proceder á la expro¬ piación para el ensanche de la fosa co¬ mún, y reparación del camino de Roca¬ fort, de este término.

Enteróse igualmente de una instancia presentada por D. Miguel Vallcaneras y Gost en solicitud de permiso para enlu¬
cir la fachada de la casa n.° 44 de la calle
de Isabel II, y acordó pasara al Ingeniero encargado de la carretera de Palma á
este puerto. A fiu de fomentar en lo posible el pro-
greso de la banda de música de esta loca¬ lidad, puesto que por si sola no cuenta ella con elementos para poder conseguir
el grado de perfección que debiera y que se ha propuesto darla su director, acordó el Ayuntamiento adquirir para el servi¬ cio de dicha banda cuatro saxofones, un fiscoruo, una flauta y un flautín, cuyo importe de 410 pesetas se satisfará con cargo al capítulo de imprevistos.
Por último se(( acordó ,verificar varios
pagos. Y se levantó la sesión.

ducido al sepulcro, le acompañó tam¬
bién tocando una marcha fúnebre.

Crónica Balear

Descanse en paz.

(OJEADA. A LA l’RKNSA DK ÏÏSTA X’ROV1NCIA.)

Por el Gobierno Civil se previene á los Alcaldes que no han remitido la memo¬
ria sobre el estado sanitario de sus res-

Los buques que componen la segunda -pectivos términos municipales, que se tie¬

división de la escuadra del Canal que, ne dispuesto verifiquen, se les impondrá

procedente de'.Mahón, llegó enjla(maña¬ el máximum de la multa si en el térmi¬

no del jueves á Palma, son los siguien¬ no de ocho días no dejan cumplido este

tes:

servicio.

Acorazado «Empress of India», de U.150 toneladas, 14 cañones y 794 pla¬
zas, al mando del comandante monsieur
Adolphs J. B. Clair, enarbolando la in¬ signia del vice-almirante Mr. Dale.
Acorazado «Repulse», de 14,150 tone¬ ladas, 16 cañones y 586 plazas: coman¬ dante Mr. Buyo Dalun,
Crucero de primera clase «Endymion», de 7,350 toneladas, 12 cañones y 586 pla¬

Según leemos en un periódico de Ha¬ bón la empresa que tiene á su cargo la
recaudación de consumos, ha acordado
rebajar el 50 por 100 sobre los derechos que devengan á su introducción en la referida capital los alcoholes, teniendo además en proyecto otras rebajas.
De estas empresas si que entran pocas
en libra.

ve de la noche, lo cual dará lugar á que puedan estar los pasajeros una hora más
al lado de sus familias.
Quejábanse dias pasados los consumi¬ dores de gas del mal olor, humo y poca luz del fluido, y se quejaban con razón. Verdaderamente el gas que salió de la
fábrica no reunia las condiciones de lim¬
pieza que debía, ni su potencia lumíni¬ ca era la á que se nos tiene acostumbra¬ dos; por esto sin duda fué tan notable la falta, que á nadie pasó desapercibida, y alarmó á las trabajadoras de las fábricas hasta el extremo de costar trabajo en una de estas el lograr hacerlas continuar trabajando hasta la hora reglamentaria.
Se hicieron pruebas en la fábrica á presencia del Sr. Presidente de la Socie¬ dad El Gas, y resultó ser el fluido im¬

En la sección de Ecos regionales verán nuestros^lecteres el primer artículo de la serie que nos proponemos publicar sobre la crisis agraria de Mallorca, cuyo trabajo, firmado con las iniciales K. W., es debi¬ do á un apreciable amigo nuestro, cuya
modestia le ha llevado á ocultar hasta
las de su nombre y apellido verdaderos. Su fondo, estilo y corrección de len¬
guaje, le abonan de escritor, por cuyo motivo no debía ocultarse tanto, pues la materia de que trata es interesantísima, y mayormente cuando la trata bajo un aspecto nuevo, estudiando la verdadera causa de una crisis que ha puesto á la agricultura mallorquina al borde del pre¬ cipicio.
Recomendamos su lectura á nuestros
abonados.

«tfüS -n-r—■*
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia 2, después de vísperas, se continuará la novena de la Purísima, con sermón, y seguirá al anochecer de los demás dias;
al anochecer del mismo dia habrá el
ejercicio del Sagrado Corazón de Jesús.
Dia 7. Se empezará la solemne oración
de las cuarenta-horas dedicadas al miste¬
rio de la Purísima Concepción, siendo la exposición á las seis de la mañana, luego después oficio matinal; á las nueve y media horas y la misa mayor. Por la tarde vísperas y al anochecer se conclui¬
rá la novena.
Dia 8. Exposición á la misma hora que el día anterior; á las siete y media comunión general, á las nueve y media horas y misa mayor solemne con música y sermón por D. Francisco Rayó, y por
la tarde los actos de coro.

zas: comandante Mr. C. J. Barloso.
Aviso á vapor «Speedy», de 180 tone¬ ladas, 12 cañones y 80 plazas: coman¬
dante Mr. Elliot.
La Diputación provincial lia publica¬ do anuncio de subasta parala emisión de 30 acciones del teatro Principal, á quinientas pesetas [nominales cada una.
La subasta se verificará el 3 de Di¬
ciembre próximo á las doce del dia al tipo de 750 pesetas.
Dichas acciones tendrán iguales dere¬ chos que las antiguas; y el objeto de su emisión no es otro que el de aplicar su importe á la terminación de la fachada
del teatro.
Dice un colega que á bordo del vapor «Cataluña» se embarcó el martes para el continente la oficialidad y tripulación del yacht adquirido hace poco por S. A. R. el archiduque Luís Salvador, encargán¬ dose de este buque la del «Nixe». nau¬ fragado recientemente en aguas de Ar¬ gel.
El presidente del tribunal de las opo¬ siciones para proveerlas plazas de maes¬ tras de las escuelas públicas vacantes en esta provincia, hace presente que las se¬ ñoras profesoras que fueron admitidas para las oposiciones dentro del plazo legal, deben presentarse para sufrir el examen correspondiente en el edificio
del Instituto Balear el día 10 de Diciem¬
bre próximo á las diez de la mañana. Lo mismo sé hace presente á los seño¬
res profesores, que se presentarán en el mismo edificio en igual día á las tres de
la tarde.
Con la sesión del viernes de la pasada semana, dió fin á sus tareas del presente período la Diputación provincial.
Ha sido esta una época de fecundas iniciativas y de trascendentales acuer¬ dos, debiéndose notar para honra de la corporación que los tomara, que no obs¬ tante de ser estos muchos y muy impor¬ tantes tomáronse todos por absoluta una¬
nimidad.
Bien, muy bien, por la Diputación provincial.

Crónica Local
Conforme tí lo prometido en la circular que publicamos, suscrita á nombre de la Junta de Fábrica de la iglesia parro¬ quial por D, Miguel Bennasser, cura párroco de este pueblo, una comisión compuesta de varios señores que forman parte de dicha Junta salió en los prime¬ ros dias de esta semana con objeto de recoger los donativos con qne han que¬ rido contribuir los invitados, que lo son según hemos oido, todas los cabezas de
familia.
No conocemos el resultado de la cues¬
tación, pero de esperar es que sea satis¬ factorio, lo suficiente sino para comple¬
tar la obra magna que se proyecta, para
dejarla á lo menos muy adelantada.
$ **
Si por ser nuestra, no hubiera de ser desechada una proposición, la haríamos; sin embargo, la haremos, pues no podemos resistir al deseo, y se tenga ó no en cuen¬ ta, conocerá el público nuestra opinión.
Aplaudimos hace algunas semanas, la idea de reconstruir la hoy ruinosa torrecampanario, y nos gustó el plano de la nueva, que vimos expuesto en el cancel de la puerta principal de la iglesia; pero como comprendemos también la necesi¬ dad de dar una forma mas artística, al mismo tiempo que mayor solidez á la pe¬ sada fachada de dicha iglesia, tiempo há, cuando de tal mejora se habló, fuimos partidarios de la construcción de unas torres, y continuamos todavía siéndolo; más, persuadidos de que no es posible adosar en cada uno de los ángulos de
dicha fachada una torre circular, de un diámetro tal que pudiera contener cual¬ quiera de ellas, á una elevación pru¬ dencial, las campanas existentes, nos inclinamos á pensar sería mas conve¬ niente se construyera una sola torre, muy elevada, en el centro de la fachada,
y se completara ésta¡luego con otras dos

puro; más como los operarios aseguraron no había habido descuido, se examinó luego la cal de los purificadores, y re¬
sultó ser de malísima calidad. Cambia¬
da por otra mejor, continua saliendo el gas limpio como antes.
Paro sea por fas, sea por nefas, qué¬ jase el público con razón, y esto no favo¬ rece á la Empresa.

Anteayer, á cosa de las once de la ma¬ ñana, prendió el hollín de la chimenea de la estufa, en la casa habitación de nues¬ tro distinguido amigo D. Pedro Antonio Ripoll. Acudieron el guardia municipal y algunos vecinos, quienes no tuvieron que hacer mas que humedecer el papel de las paredes y el cielo-raso de la ha¬ bitación, pues que si bien el tubo de hier¬

Leemos en uno de nuestros colegas de ro se había calentado hasta el rojo, di¬

Palma-,

chos papel y cielo-raso eran lo único en

«Por impertinencia de un carabinero' toda la casa que podia propagar el incen¬

se detuvo esta mañana (luues) á las once, por espacio de una media hora, la dili¬ gencia de Sóller que traía veinte y cinco

dio.
Sentimos el percance, tanto como nos alegramos no tuviera mas consecuencias

sacas de correspondencia, pues á toda que las mencionadas.

costa quería pasar registro á dichas sa¬ cas, á pesar de habérsele exhibido el pase oficial de que iba provisto el conductor y de no aprobar su conducta los demás em¬ pleados de consumos.
Hubo de acudirso á la Administración
de Correos de donde partió un cartero con orden de hacer que continuara su camino la diligencia, lo que se verificó á pesar de la imposición del escrupuloso
carabinero.»
Este individuo debe ser uno de tantos

Estamos ya en pleno invierno.
Durante toda la semana ha permane¬
cido cubierto nuestro zenit y la tempera¬ tura ha bajado rápida y notablemente.
Sin ver caer nieve en el valle se vé cu¬
bierto completamente el Puig-Mayor. Hoy ha amanecido despejado pero po¬
co después se ha cubierto de nuevo el horizonte y á la hora en que escribimos llovizna, siendo probable continué llo¬
viendo toda la noche.

que se muestran satisfechos de que se haga tarde el reparto de la correspon¬ dencia que se recibe en la isla por este puerto.
Contestando ai comunicado que vió la luz en nuestro anterior número, referen¬ te á dos perros de presa que acometieron á un muchacho, la penúltima semana,
hemos recibido otro comunicado que no
solo confirma lo dicho por nosotros, sino que añade aun más, que es como si dijé¬ ramos que lo adereza con sal y pimienta.
Por no prolongar una discusión que creemos habría de acabar por ser pesada y enojosa para la mayor parte de nues¬ tros lectores, hemos resuelto dar carpe¬ tazo al escrito de referencia, con lo cual creemos obrar sin perjudicar á tercero, toda vez que entendemos es la Redacción

Algunos vecinos de los muchos que se ven forzados á transitar por el camino que desde la plaza de Estiradors conduce á la Alquería del Conde, nos ruegan su¬ pliquemos al Ayuntamiento se sirva dis¬ poner se remedie el mal estado del piso del mencionado camino, verdadero loda¬ zal, del que se hace muy difícil salir una vez dentro, por lo menos desde la men¬ cionada plaza hasta donde se ha abierto la calle transversal, en el Setter, que une
dicho camino con la calle de la Luna.
Atendido por nosotros el ruego, damos de él traslado á la Corporación popular para su conocimiento y efectos consi¬ guientes.
EN EL AYUNTAMIENTO

la que más interés debería tener en sacar

Celebró la sesión ordinaria de esta

Beglsíro Ovil
Nacimientos.
Varones 0.—Hembras 1.—Total 1.
Matrimonios.
Dia 29.—D. Pablo Pons y Ferrer, soltero, con D.a María Coloma Ignacio,
soltera.
Dia 29.—D. José Rullan y Ripoll, soltero, con D.a Magdalena Mayol y Col!4
soltera.
Defunciones
Ninguna.
——«sBtügS>®<Sfflns»»—
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fonoe idas
Dia 25.—De Palma, en un dia, laúd San José, de 19 ton., pat. D. Pedro Juan Pujol, con 6 mar. y lastre.
Dia 26.—De Barcelona, en 9 horas, va¬
por León de Oro, de 278 ton., cap. don
G. Mora, con 18 mar., pas. y efectos. Dia 26.—De Barcelona, en 9 horas, va¬
por Isleño, de 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 24 mar., pas. y efectos.
Dia 29.—De Cette, en 2 dias, paile¬ bot Providencia, de 80 ton., pat. D. An¬ tonio Magraner, con 7 mar. y carbón,
E MD A RC ACIO NES DUSPACH ADAS
Dia 24 Noviembre.—Para Alcudia, balandra Luisito, de40 ton., pat. D. An¬ tonio Masot, con 5 mar. y lastre.
Dia 26.—Para Palma, laúd San José,, de 19 ton., pat, D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre.
Dia 26.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 18 mar., pas. y efectos.
Dia 19—Para Barcelona, vapor Isleño, de 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 23 mar., la balija, pas. y efectos.

ÁXTIMA HORA

Palma l.°, á las 3 tarde.

Banco de España. . .

391*00

4 p § interior. .

fin. 73*43

4 p§ exterior. .

fin. 81’60

4 p § amortizabie . . . 80*85

Cubas

.

109*70

Coloniales. .

*

oo’oo

Cambios.

Se ha publicado una Real órden recor- pequeñas en los lados. El portal mayor á luz dicha contestación.

semana la Corporación Municipal en París 8 días vista. . .

- dando á los Gobernadores de varias pro¬ de la iglesia podría estar en la base de la

Dispense, pués, el autor del escrito y la noche del jueves, bajo la presiden¬ Londres 30 días vista

vincias, entre ellos al de Baleares, que torre central, cpie estaría unida á no se ofenda por ello.

cia de D. Antonio Pons, Alcalde, y es¬

12;00
.
28’U
Á

exijan á las Corporaciones populares el las de las laterales, formando un pórtico

tando presentes los concejales Sres. don

SOLLER
METEOROLOGÍA

OBSERVATORIO DE D, JOSÉ KULLÁH PESO—CALLE DE S. PERRO

OBSERVATORIO DEL FASO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS

Plvio.j IKHA TARDE VIENTO Atmósfera

Manan Tarde Mariana

Tarde Ter.

Ter

Dirección Fuerza

del Bar. del Bar.

1

Trd.J Sceo. ». Seco Hd. 1.a o & g K

e

p X

3* 8

tí

Bar. Mil.8 Bar. Mil.8

'

G.09

G.08

M.a Trd. Maña. Tarde Milis.

OBSERVACIONES

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

¡ Atmósfera Plvie.

'

*

Termo-

Termó-

Anemo-

ü Mañana,

Tarde.

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬

del

metro .

del

metro

metro, n.» de vueltas

Máxi-
ma.

s
Mini-
ma.

^
Máxi-
ma.

Míni-
ma.

Baro-

Bar ó-

metro. Mili- metro. Mili-

Grados metros Grados metros

Mna-

Tde.

durante

Ia las
24 horas.

Tarde Milis.

OBSERVACIONES

23 16 7 20 10 9*4 8*0 16*0 10*0 14 757 14 756 0. s. » » D. D.

24 16 7 19 10 11’4 1-0‘0 15*0 ll’O 15 756 14 755 s. 0- » » D. D.

25 16 8 15 11 14’0 ÍO'O 15*0 12’2 13 754 13 752 0. o. » » D. D.

26 15 9 46 11 13'0 10*4 16*0 12*0J 13 753 13 754 s. o. » » C. C.

27 14 9 16 12 13'0 12’0 16'0 12*0 14 754 14 755 0. s. » » Ll. C. 3

I?? 28 13 8 15 10 I2’4 16^ [15*0 10*2 13 754 !2

s.

29 .13 4 13 :7 8-0 -6’4 132 10*0 14 754j 13 | /o5| 0.

s. » » Ll. c.
0. » i » D. i o.

2

23 19-3 24 19-4 25 18-5 26 18-8 27 17*5 28 17-0 29 12-8

9-5 19*4 11*8 18*0 758-0 18-0 756-0 NE. NE. 26.050 c. D.

9‘8 18*4 13-0 17-0 756-0 18-0 754-7 NE. NE. 35.020 c. D.

9*7 18-8 12-5 17-0 753*6 17-0 752-0 NE. NE. 27.270 c. C.

7-5 17*5 9*0 15-5 754-0 16 0 754*0 S.

S. 18.870 c. Ll.

8-5 17-0 9-8 15-0 755-5 15-2 755-0 0.

0. 87.090 Ll. C.

5‘0 12-8 5*0 14*0

6-5 14*0 756*0 13-8 754*8 NO. NO. 7-0 14-5 756*0 14-5 757-0 NO. NO.

1 43.551 | Ll.
38.141 c.

C. c.

2 3?5 1’5
|Nieve en la montaña

'NOTA. Cuando la casilla de la fuerza do los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la F. fuerte, la T. tempestuoso y la U. uracanado.—El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las ini

diales: D. que OTRA.

indica despejado y C. cubierto.—Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y a las 3 de la tarde.
En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobre

Lelonsitveerlmdóeml emtraors.

están

á

la

sombra.

Sección de Anuncios
Los anuncios que se inserten en esta sección pagarán; dos céntimos de peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no esceda del cuerpo 20;—4 céntimos, siendo e1 20 al 32;—10 céntimos del 32 al 48; y del 48 arriba á precios convencionales.

Jttíiij

Vistos los excelentes resultados que

produjo el Montepío Nacional de Barce¬

lona en el año 1893, no cabe la menor

duda de que los mozos comprendidos en

el alistamiento del corriente arlo se apre¬

surarán á susbribirse á él, en la seguri¬

TRASATLÁNTICA DE

BARCELONA

dad de que no han de obtener mayores
ventajas en ninguna otra sociedad ni
aun en la asociación que tienen proyec¬ tado verificar algunos de los mentados
mozos.

TL U® 1-SO
SEUS lEPègïTQ OKXTRáXf 1» FALMA
MIÑONAS-11

Servicio fijo y periódico por los vapores de esta compañía

Para toda clase de informes y para
suscripciones dirigirse al Agente único

CASA FUNDADA EN 1858

MES DE DICIEMBRE DEL AÑO 1894

en Sóller D. Miguel Lanuza, calle de
Isabel II.

Linea de las Antillas, Hew-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor CA¬ TALUÑA, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.

foiM mi. infuso

®

Sillerías tapizadas y de rejilla del

El 20.—De Santander, vapor ALFONSO XII, para Puerto-Rico, Habana y
Veracruz.
El 30.—De Cádiz, vapor BUENOS AIRES, para las Palmas, Puerto-Rico, Ha¬ bana y Veracruz.
'Servicio comercial de Puerto-Rico.—El 5 de Santander y el 7 de Vigo, vapor

H DE
mué mu

© pais y extranjeras.

Piaza de Palacio, 3—BARCELONA

Transparentes, alfombras, telas y

Se sirve á la carta y á domicilio. H pasamanerías para cortinajes, camas

SAN AGUSTIN, para San Juan de Puerto-Rico y Habana, y con trasbordo para

Este establecimiento está situado

f torneadas de dos cabeceras con su so- los litorales de Puerto-Rico, Cuba, Méjico, Costa firme y Pacífico.

en uno de los mejores sitios de la

% mier de muelles, á pesetas 32‘50 ! Línea de Filipinas.—El 7 de Barcelona, vapor LEON VIII, pára Port-Saind, capital, junto á la Bolsa, próximo

Aden, Colombo, Singapore y Manila.

# á los muelles, á los ferro-carriles,

Línea de Buenos Aires.—El 2 de Barcelona, y el 7 de Cádiz, vapor CIUDAD Aduanas y Parques.

Regirán los mismos precios que en '

DE CADIZ, para Santa Cruz de Tenerife, Montevideo y Buenos Aires. Línea de Marruecos.—El 18 de Barcelona, vapor RABAT, paraMálaga, Ceuta,
Cádiz, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.

BE LA láSIIá © la Casa Central, evitando á los clien-b

DE

@ tes los gastos y molestias que oca- ¡

Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz
los lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á

Hermano £ siona el trasporte.

:

Cádiz los martes, jueves y sábados.

PLAZA BE PALACIO, 10—BIRCELOSA

2

PRECIO FIJO VERDAD

En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino.

Al tomar los pasajes se abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará El dueño de este establecimiento,

á los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete. ex-dependiente de la fonda del Uni¬

Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta.

verso, participa á los señores viaje¬

Para más informes, en Sóller, el representante do la Compañía, D. Jerónimo ros de toda la isla de Mallorca y en

Estades.

especial á los sollerenses, la gran

restauración que se ha hecho al ho¬

tel, en el que encontrarán en lo su¬

cesivo un esmerado servicio, lo mis¬

YA
♦

<5=3

/a

—»

-

\_

\_

V
•#>

mo á la carta que por cubiertos, con

& gran rebaja en los precios.

El magnífico y veloz vapor EL ISLEÑO saldrá del puerto de Barcelona para

♦
❖ t
❖ ❖ ❖ ♦

ARNALDO CASELLAS

f
♦ ❖ ❖ ❖ ♦

Con el mismo trato y en las mis¬
mas habitaciones que se pagaba 5 y C pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.

Sóller todos los domingos á las 7 de la tarde.
De Sóller para Barcelona, todos los lunes á las 8 de la noche.
Admite carga y pasajeros á precios reducidos. INFORMARÁN:
EN PALMA.—«Isleña Marítima»—Pórticos de Santo Domingo. EN BARCELONA.—Sres. Sureda y Robirosa—Plaza de Palacio. EN SÓLLER.—D. Ramón Coll—Calle del Mar n.° 50.

\_

♦

♦ ♦

Sucursal de Francisco Castellet

I

❖

GRAN DERÓSITO DE GUANO

IdUBíA,-!7--¡SéldLlllS.

❖

♦

♦♦♦♦

DE LA ACREDITADA KÁBHICA

tt

❖
El dueño de diclio establecimiento ❖

SAINT-GOBAIN

❖t

participa á sus numerosos parroquia¬

♦ ♦

INCOMPOSICION GARANTIZADAS

*

♦ ❖
♦ ❖ ♦ **¿*

nos y al público en general, haber re¬ cibido un nuevo y variado surtido de
BATERÍA DE COCINA

♦ w
*$ ®
❖ ❖♦ ♦
f❖

^
encotttÉanrá ©n venta en la ®i*egtiei*ía y ferretería <le
ARNALDO CASELLAS calle de la lusa ».• 17 SÓLLER,

♦
%
#

♦ ♦ ❖ *

HORNILLOS ECONÓMICOS PIRA COK
de acreditadas fábricas y á precios

4»
♦
t❖

I!;
<1011 BIIMS&E
Calle de los Olmos n.° 148—Palma.
SUCURSAL H33ST SÓI-.IXEIR,

❖ ❖ ♦ ❖
Y

reducidos.
El guisar por medio del cok resulta mas de la mitad mas barato que con el carbón de encina.

4* EN

MIGUEL ESTADES, CEMENTERIO 10.

❖f
♦

Hay en existencia ménsulas, guarda-polvos para fachadas, lozas para balcones (fiólas), panteones y demás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬

❖ cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos que se encarguen.

♦ Hay también existencia de piedras mármoles de todas clases.

CALLE DEL CEMENTERIO, 10.-SÓLLEE.

ton gran rdtoja k fiurn
el vapor
LEÓN DE ORO
saldrá de este puerto para los de Barcelona y Cette todos los lunes á las nueve de la noche.
Admite carga y pasaje. DESPACHO: Oficinas de la Compañía.—Luna,
12.—SÓLLER,
S0LLÉEI,—Imp. de «La Sinceridad»