AfiiO IX—2.a EPOCA--NUM. 362
AfiiO IX—2.a EPOCA--NUM. 362

SABADO 10 DE MARZO DE 1894

SGLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN: Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR ! DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Ï ADMINISTRACION:

Juan Marqués 7 Arbona.

¿ Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EsrAiíA: 0’50 pesetas al raes. •> Francia- 0’75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

literatura y pasatiempos
EL SEÑOR DE LIJA
Yo, aunque me esté mal el decirlo—y crean ustedes que mucho peor me está una americana que acabo de poner de nuevo en servicio activo,—me tengo por ciudadano; pero es el caso que el señor de Lija, mi vecino, me dijo ayer: «¡Qué ha de ser usted un ciudadano! ¿Cuándo se lia batido usted en las calles? ¿Cuán¬
do lia luchado usted en las barricadas?» Y en esto dice verdad el señor de Lija.
Yo no me lie batido nunca; lo único qué he hecho ha sido batir agua y harina de linaza para hacer alguna cataplasma, cuando no he tenido á mano quien en¬ tendiera de menjurjes ni emplastos.
Mi vecino es capaz de negarnos hasta la categoría de personas á los que no hemos gastado morrión de miliciano. ¡Como si nosotros tuviéramos la culpa
de no haber nacido antes!
Para él no queda ya nada bueno; los hombres de la nueva generación son unos «mequetrefes» sin entusiasmos, sin ideales, sin creencias: todo lo grande y digmo de respeto se desvaneció con la humareda del último cañonazo dispara¬ do en las calles de Madrid en aquellos felicísimos tiempos en que se armaba la de Líos es Cristo por un «quítame allá esas pajas.»
¡Aquellos sí que eran hombres! Pero hoy... ¡si no se hace más que charlar! Mucho de aquí, según dice el señor de Lija, llevándose el índice ála boca; lo de¬ más... me río yo. ¿Cuándo había de to¬ lerarse entonces lo que ahora se tolera?
En fin, que mi vecino no puede ave¬ nirse con esta santa paz de que disfruta¬ mos, y le irrita el ver que no se levantan barricadas en las calles siquiera un par
de veces al mes. Y tan extremado es en
sus pesimismos, que ni aun talento quie¬
re reconocer en los hombres del día, y
sostiene que no tenemos ya ni hombres de ciencia, ni escritores, ni artistas...; nada, en suma, que pueda compararse con aquello. Creo que alguna vez hasta lia afirmado que los perros de hoy no
son tan fieles como los de mediados del
siglo, y que la carne de ahora nutre mu¬ cho menos que la que se comía en tiem¬ pos de Narváez.
«Todo está desmoralizado.» «Esto es
un caos.» «Caminamos hacia la barba¬ rie.» Tales son las frases eternas en los
labios del señor de Lija, unos labios que parecen dos rodillos de papel secante, en uso desde los tiempos deNarváez. «Pero, entonces, ¿qué han hecho ustedes, que á tan mal traer nos han traído?» «¿Noso-

tros? ¡Ah! Nosotros hemos luchado en
las barricadas.» Y no tiene mi vecino
otra cosa que exponer, convencido como está de que toda la ciencia moderna no
vale un comino al lado de un morrión
ennegrecido por el humo de la pólvora. Don León de Lija y Asperón, así se
llama el exmiliciauo, es un hombre su¬
mamente feo, pero con una fealdad en extremo simpática. Por su esbeltez pare¬ ce un sapo, un cangrejo por la gallardía de sus movimientos, y una momia por
la rigidez de su rostro, que parece con¬ servado en vinagre desde los tiempos... de Narváez. Sale de casa bufando, y bu¬ fando vuelve á ella: todo le molesta, el
ruido, las gentes, la luz...; y en todo en¬ cuentra motivos de protesta. «Ese mal¬ dito entarugado, que sólo sirve para que le atropellen á uno los coches sin sentir¬ lo; esos tranvías que van á todo correr, esos mangueros que no hacen más que llenar las calles de charcos y mal gastar agua... ¡Ah! ¡Entonces hubiera querido yo verlos,- á ver si regaban así!»
El señor de Lija se mantiene célibe.
De esperar era que ya no se ocupara en
otra cosa que en renegar de todo lo exis¬ tente, y que lanzara el último gruñido sin haber experimentado las emociones del amor; pero es el caso que nuestro hombre está enamorado, y que antes de mucho inclinará el cuello á la coyunda matrimonial, que antojáseme ha de ser para él un nudo corredizo.
A' Hará cosa de un mes, entró una no¬ che el señor de Lija en el café Oriental, y sentóse en una mesa inmediata á otra ocupada por dos señoras. Al dejarse caer sobre el diván, aplastó las sombrillas de las damas, y éstas exclamaron á dúo: «¡Qué animal!» Mi vecino, sin darse por ofendido, excusóse cortesmente..., es
decir, con la cortesía de que puede ser capaz un lobo, y pidió un refresco. Su¬
daba tinta el bueno de D. León. Eran las
señoras aquéllas, doña bárbara, una mujer bárbaramente gorda y fea y su hija Angela, un demonio con mangas verdes y vestido colorado.
La «niña», que tiene ya sus treinta años y repique, cenaba; y, á juzgar por la rapidez con que iba dejando desiertos los platos, su estómago debía de ser un
abismo sin fondo. En menos de un cuar¬
to de hora se engulló una ración de ter¬ nera, otra de solomillo con guisantes, otra de jamón, medio pollo, un fian, un kilo de uvas, y una docena de meloco¬ tones-...; sí que esto no es de extrañar,
contando con una boca como la suya,
por la cual puede pasar, holgadamente, un queso de bola.
Angelito,, así la llama siempre su ma¬

má, tiene algo de camello por la talla y y por lo cargada de espalda; algo de elefante por el desarrollo de la nariz y de los colmillos, y algo de liebre por la forma y movilidad de sus orejas, que oscilan cadenciosamente cuando la niña habla; sus ojos, del tamaño de huevos de gallina, están pugnando por escaparse de las órbitas, y por su falta de expresión, parecen hallarse com¬ pletamente hueros; de sus dientes, no hablemos: aquellos incisivos son ocho hermosas cucharas de boj.
Ante la fealdad de Angelina, sintió D. León extraños cosquilieos en el alma, y al oirla hablar se estremeció de placer: la voz de carraca de la niña tuvo para él
celestiales armonías.
No era corto de genio el señor de Lija, y pronto entabló conversación con las señoras, no tardando en saber por doña Bárbara, que hablaba más que siete y
cuya voz de trueno hacía bailar á los platillos y las cucharillas danzas diabó¬
licas sobre la mesa, la historia de aque¬
lla familia. El esposo de doña Bárbara había sido miliciano; desengañado de que la política es una farsa, habíase con¬ sagrado á la vida de la familia, y muy especialmente al culto del fogón: él era quien preparaba siempre la comida, y en esto no tenía rival, merced á las lec¬ ciones y á los arañazos y bofetadas de la amantísima esposa. Angelita había tenido muchos pretendientes; pero doña Bárbara no consideró á ninguno digno de la niña... ó tan camello como la niña; y, finalmente, ésta tocaba admirable¬ mente la trompa, se pasaba el día ente¬ ro comiendo, y se volvía loca por la sal¬
sa verde.
«Y por las mangas verdes» debió pen¬ sar el señor de Lija. Ello es que mi veci¬ no quedó prendado de aquella estimable familia, y hace pocos días me anunció su próximo enlace con Angelita. No obs¬ tante la diferencia de opiniones que nos separa, estimo al señor de Lija, siquiera por lo mucho que sus rarezas me dis¬ traen, y he tratado de disuadirle de su propósito: nada he conseguido. Pues bien; yo hago un llamamiento á los pa¬ rientes, amigos y conocidos del señor de Lija, y aun á todas las almas generosas, para que me ayuden en esta humanita¬
ria obra de salvar á mi vecino de la ca¬
tástrofe que le amenaza. Porqué, no lo duden ustedes: á pesar de haber sido miliciano y luchado en las barricadas, si
se casa, doña Bárbara hace con el una
barbaridad y lo tritura el mejor día, el suegro lo guisa, y Angelita... ¡ay! -An¬ gelí ta se lo come en salsa verde.
L. Cob.

LA ZAGALA
¿Dónde vá la zagaleja, Dónde vá de madrugada La de esbelto y gentil talle Tan donosa y tan galana? ¿No ves llorar la pradera Lágrimas de la alborada. Qué pintándose en tu traje Semejan lluvia de plata, Y qué tu rosada tez
Brilla al lucero del alba?
—Voy al otero cercano A tejer una guirnalda, Que el oloroso jazmín
Y las rosas nacaradas
Por esa vega florida Con riqueza se derraman, Cuyos sencillos perfumes
Trae el céfiro en sus alas. —No vayas, no, tan segura,
Que espinas tienen las zarzas
Como las rosas las tienen
Por quien ciego las arranca: No vayas, no, tan segura, No vayas, gentil zagala.
Del alma los hondos ecos A una niña así le hablaban.
—Del lugar el jardinero (Fué sigmiendo la aldeana)
Con esmero lo conserva
Limpio de toda cizaña,
Y sus trillados senderos Con cuidado me señala Todas las véces que voy
A tejer frescas guirnaldas; lr á mí no me pone miedo
Relente de la mañana,
Me son fieles compañeros Los astros de la alborada, Y* evito muy cautelosa
Todo roce coa las zarzas.
—No vayas, uo, tan segura, El eco le replicaba.; Que muy picantes avispas
También cria la cabaña
Y clavan cruel aguijón Al cuitado que las daña. Mientras chupan dulce miel De flores de edad temprana: No vayas, no. tan segura, No vayas, gentil zagala.
Ya por el‘oriente Apolo
Mostraba su faz dorada Y en el rostro de la niña
Brillante luz reflejaba; Ya pintados pajarillos Dejaban oir sus galas
Probando del fresco arroyo
Sus muy cristalinas aguas. Que al murmullo de la selva.

Con el suyo acompañaban; Cuando al cercado llegó Del jardin la tierna aldeana, Dónde con grato placer El jardinero la aguarda.
Insiste de nuevo el eco,
El eco triste del alma;
Y esa vez también las flores
Como el eco susurraban:
—No toques las flores, niña, Mira que te saldrán caras,
Y con sonrisa la niña
De los ecos no cuidaba:
Coje con tiento una flor Y quédase ensangrentada.

Enmudécese aquel eco Y se languidece el alma, Y solo ayes lastimeros
La rehácia niña exhala,
Que anegada en mar de lágrimas
Inconsolable exclamaba:
Feliz, mil veces feliz, La inocente que se guarda Y sometida obedece
Los dulces ecos del alma!
Sirva á otras de escarmiento
El plañir de la zagala.

Palma 1870.

D. Vidal,

PER UN ÁLBUM

Mira dins tanca verda,
Joyos infant q’un aucellet encalca; Corra, Pateny, 1’agafa, á’streñye’l vá; Mes ay! FauGell esperonetja y s’alca, Deyxantlo trist y ab plomes dins la má.
M’lian dií quieras tan bella,
Mon ideal, la font ahont vol beure
Mon cor qu’el dol ab llàgrimes nodrí; Per ço. poruch, no V ha venguda á veure Qui es sols en eyxa terra pelegrí.

Lo pelegrí s’ alluñya Sens respirar dins lo plaer que exhalas. Perqué fore mes trist qu’el bé no hagut, Endurse’n, com les plomes d’unes ales,
Recorts d’ un bé perdut.

Barcelona 1874.

J. Alcover.

<7) -FOJL SAETÍ »T
Trss personas distintas y un sol# trajo verdadero.
Avergonzado Adolfo por el fracaso su¬ frido, y comprendiendo, al ver bailar á Melina. que habían querido burlarse de
él, se decidió á abandonar el baile, aun¬
que no era más que la una menos cuar¬ to, y según lo convenido con sus amigos
aun podia permanecer un cuarto de
hora. Salió del salón, detúvose un mo¬
mento en otra pieza, cogió un helado en forma de pera, que casi se tragó de gol¬ pe, bebió un vaso de horchata para ha¬ cerle pasar, y bajó la escalera diciendo:
—No volveré á un baile sin un frac Lecho para mí.
—Ah. bravo, lié aquí un mozo de pa¬
labra!—esclamó Anatolio al ver llegar á
Adolfo.
—Aun faltan diez minutos para la
hora,—dijo Grenouillet.—¿No te has di¬
vertido en el baile, Adolfo? —Sí. sí... es decir, no mucho... este
diablo de frac me ha causado algun disgusto; incesantemente oía murmurar á mi oido: «¡Yá metido en un saco, se le
vá á caer el frac al bailar!» Esto me in¬

comodaba; además los guantes no esta¬ —Quién sabe?.. Ah, Dios mió!... ¡Esta

ban tan limpios como yo creia, y no sí que es buena!

brillaban en medio de aquellos señores —Qué ocurre?

vestidos á la última moda.

—Que no me entra tu pantalón... ¡y

—Al menos te habrás atracado de pas¬ yo que no había pensado en ello!... es

telillos?

demasiado estrecho para mí...

—Sí, he comido de lo que había.

—Sin embargo, me sienta muy bien.

—Muy bien, y habrá cena?—preguntó —Por eso no me sirve á mí: tú eres un

Grenouillet frotándose las manos.

huso y yo soy grueso... Ay!., ya he me¬

El grueso Anatolio sonrió maliciosa¬ tido las piernas... pero lo demás no po¬

mente, como diciendo: «Si hay. no será drá entrar.

para tí.»

—Haz lo posible.

—Vamos, Adolfo, desnúdate en segui¬ —Mi posible es precisamente lo que no

da... para que me ponga yo ese soberbio puede entrar. Uf... qué trabajo! ¡Oánas-

traje. Ya verás qué bien

me

sienta... y

tos, él ha de entrar.
.

llevaré guantes nuevos... y como el frac

—Suelta la hevilla.

solo es agradable cuando se sabe llevar...

—Ya la he soltado... La cuestión es

El pobre dependiente de comercio se abotonarlo... Ah!., al fin!., ya está!., y

desnudó en breve espacio, mientras que no sin trabajo.,. Después de todo, disi¬

el grueso Anatolio, que ya se había des¬ mula bastante el vientre, y aunque in¬

pojado de su ropa exterior, saltó sobre comoda por el momento, después pres¬

el pantalón, diciendo:

tará.

—¿Permitís que me vista en vuestra —Llevas pantalón ajustado.

casa, señores? Así despacharé más pron¬ —Afortunadamente soy bien formado.

to que si \\~oy á mi cuarto.

—Pareces un acróbata vestido de luto.

—Canastos! puedes vestirte en la esca¬ —Esto no disgustará á las señoras...

lera si así te agrada.

Quiero fascinar una docena al menos.

—Ah. Grenouillet! qué dices? y la de¬ —Gracias al pantalón?

cencia?

—Quizás! Venga ahora lo demás. El

—No.creo que á esta-hora pase mucha chaleco de Grenouillet me sienta bien...

gente por la escalera.

tiene buen cuerpo... La corbata... aten-

damos á la corbata... porque en ella se conoce á las personas de buen gusto. Vestris decía: «No se sabe cuántas cosas
hay en un minuet;» y yo digo: «Nadie sospecha cuántas cosas se ven en el nu¬
do de una corbata.»
—Concluye de hacer el tuyo... dijo Gréuouillet;—se pasa tu hora, y ya sa¬ bes que has de estar aquí á las tres... no te concedo ni cinco minutos de próroga.
Anatolio no contestó, pero mientras se miraba en el espejito eóíoéadoencima
de la chimenea, sacó desdeñosamente la
lengua, lo que por fortuna no vió Grc-
nouiilet.
Anatolio se puso el frac y empezó á pavonearse por la habitación, haciendo de pronto una mueca, porque el panta¬ lón le oprimia la parte posterior. Pero Grenouillet le empujó hácia la escalera,
diciéndole:
—Marcha, número 2. y recuerda que te espera el número 3.
—Me esperará mucho tiempo—se dijo el grueso Biróri. bajando rápidamente la escalera...—¡Pobre Grenoillet. que cree que voy á dejar el baile á la hora de la cena!.,, sí, en seguida!... Se inco¬ modará, gritará, pero le taparé la boca con una trufa que procuraré deslizarme en el bolsillo!... Con tai que haya trufas

en la cena!... Oh, si habrá! la señora Gi¬
rasol debe hacer las cosas en regla, y sa¬ bido es que una cena sin trufas es una mujer hermosa sin protuberancias.
El número 2, con el vientre compri¬ mido por el pantalón, llegó en pocos momentos á casa de la propietaria, en¬ trando en el baile, que se encontraba en todo su esplendor. Anatolio no era tími¬ do, cruzó los salones pavoneándose y se
acercó á saludar á la señora Girasol, di¬
rigiéndola graciosa sonrisa. La dueña
de la casa le dijo:¡ —-Ah! al fin llega V... qué tarde!...
¡cuánto se nacen desear ahora los jó¬
venes!
•—Señora, juro á V. quo no ha sido
culpa mía.
—Y el Sr. Grenouillet?... supongo que habrá venido con V.
—Sí señora, está pagando al cochero, que no tenia suelto para devolver... esas gentes nunca llevan dinero suelto...
—Supongo que bailará usted, señor
Birón?
—Ahí señora, adoro el baile: si fuese
propietario no haría otra cosa.
—Sea enhorabuena. Eso me hace per¬ donarle su tardanza... Mire usted, allá
abajo está una joven vestida de color de rosa que ya hace rato que no ha bailado'

2
'PflUrr- ^—— Tv^n-y líV—

—■—

SÓLLER

Editorial.

puesto que linda la finca El Setter con fruto perseverante de los aplicados para frecuente por desgracia, de tener que re¬ Por conquista y Un caballero particular la plaza de Estiradors y con el camino que ilustrar á los ignorantes y estimulará, petirles la invitación, y hasta suplicarles en 1859, El niño, Entre mi mujer y el

conduce á la Alquería del Conde por el los perezosos.

su asistencia.

negro; en 1861, Un lesoro escondido; eu

DE ACTUALIDAD

Torrentó d' en Creueta, por una parte, y con la calle de Moragues por otra; pero sin otras aperturas ha de tardarse mucho

El deseo de obtener una medalla ó un
diploma de honor, la satisfacción de verse distinguido públicamente, aumentará

Claro está que á las exposiciones loca¬ les de cada pueblo, verificadas en dias de fiestas concurridas, deberían seguirse

1864, Pan y toros, zarzuela que señala
realmente el apogeo de su inspiración y
de su talento dramático,

Publicado el anuncio de venta de so¬ tiempo para la completa enagenación las atenciones del cultivo y, de esa com¬ las generales en la Capital, acompaña¬ Después de una larga temporada en

bres para ensanche de la población en de la finca, y estas aperturas no se ha¬ petencia honrosa, nacerá el perfecciona¬ das de certámenes en el manejo de ins¬ la que se dedicó muy activamente á las
M Setter. no ha de estar demás el lia— rán ó tardarán mucho en hacerse si han miento y el aumento de producción, trumentos ó máquinas agrarias, entre tareas de la Sociedad de Conciertos, de

mar de nuevo la atención del Ayunta¬ de pagar los Sres. Fortuñy por los edifi¬ constitutivos del verdadero progreso.

los trabajadores, donde estos luciesen su cuya orquesta fué el primer director

miento acerca de la necesidad imperiosa cios que les estorban tanto como se les ¿e adquirir algunos, los que sean me- mxije, que es, según se dice, no algo
aester para la construcción de un vasto mas, que algo mas sabemos están dis¬

Las exposiciones, empero, deben regir¬ se por reglamentos especiales que obliguenal Jurado á examinar la procedencia

habilidad, y de concursos literario-agrícolas, fincas modelos, ganadería, etc.; pues el único medio de promover la

empezó á trabajar para los bufos, qué
estaban conquistando rápidamente los favores del público.

-edificio exclusivamente destinado á es¬ puestos á pagarlo, pues no dejan de del género expuesto y adjudicarle el pre¬ emulación, el deseo de prosperar, es A esta época corresponden: El lobin¬

cuelas.

? comprender que en circunstancias pare¬ mio bajo el punto de vista del verdadero poner en movimiento los elementos són, El hombre es débil. El tributo de las

Repetidas veces liemos hablado de. cidas debe salirse de lo normal, sinó progreso del arte, de cultivo esmerado y constitutivos del verdadero progreso, cien doncellas y Sueños de oro; figurando

este ensanche, y sin embargo esta es la macho más de lo que valen en realidad. perseverante: no de fertilidad natural crsar costumbres agrícolas, centros de por último, en temporadas posteriores á

hora en que hayamos logrado conocer

Si el Ayuntamiento declarara de utili¬ del terreno, como sucede á menudo, al instrucción saludable, y separar al tra¬ 1864, Los comediantes de antaño, El bar-

.cerca de una mejora tan necesaria y de dad pública la apertura del ensanche, y presentarse ejemplares fenomenales que bajador, de la taberna, del café, del ca¬ berilio de Lavapies, La vuelta al mundo-

tanta trascendencia la opinión de La Cor¬ mediante contrato privado con los seño¬ no se reproduceu ni pueden reproducir¬ sino y de otros puntos, donde solo im¬ Chorizos y polacos, Juan de Urbina; Los

poración municipal. Su silencio, y mas res Fortuñy se encargara del pago de la se á voluntad del mismo cultivador que pera la escuela del vicio y donde nada se fusileros, De Jetafe al Paraíso, El señor

que éste su pasividad, su dolce far expropiación forzosa, y si después de ignora las causas del fenómeno. Tornar le enseña que no sea para su ruina, Luis el Numbón y algunas otras.

rúente, hace sospechar si idea tan plau¬ este paso procediera inmediatamente á uua criba y escoger los granos más gra¬ cuando lo que necesita es descanso y Fuera del terreno musical, Barbieri

sible no ha merecido la aprobación de la urbanización de las nuevas vias, no nados y gruesos en un montón de trigo, medios suaves de ganarse el pan: la ley prestó también señalados servicios á su

os sucesores de aquellos ediles que la cabe dudar de que los solares quedarían no prueba que el expositor de tal géne¬ del trabajo es ineludible.

patufci en el campo de las letras.

concibieron y no cejaron hasta tener vendido» todos en muy breve plazo, ro haya realizado ninguna mejora en el completo y vigente el plano de ensanche . pues que pura la construcción de casas cultivo de cereales; y mucho menos lo

José Rullán, Pazo.

Fué en 1866 uno de los fundadores de
la Sociedad de bibliófilos españoles; diez

en la parte Este de la población. De seguro se nos contestará que es
éste un negocie particular de los propiearios de ■'■El Setter, y que por lo mismo ■no debe en él inmiscuirse para nada el Ayuntamiento; pero con esto no podenos nosotros quedar conformes, pues.0 que si bien es verdad lo primero, -también lo es que encierra al propio

espaciosas, ventiladas y céntricas, serian probará el exponer géneros adquiridos solicitados por cuantos, viviendo en Amé¬ en el mercado, escogiendo de ellos lo

rica ó en Francia, piensan retirarse en el- mejor; las exposiciones jamás deben de¬

pueblo que les vió nacer para pasar una generar en farsa: siempre deben expre¬

vejez tranquila rodeados de las comodi¬ sar la verdad.

dades que su nueva posición les permi¬

La falta de examen bajo el concepto

ta. De la mayor y más rápida venta, y expresado, mata el entusiasmo de los

consiguientemente del aumento de inte¬ expositores laboriosos y amantes del

reses, como dei menor precio de las ex¬ progreso, al verse postergados á la aris¬

Sección Biográfica.
BARBIERI
D. Francisco Asenjo y Barbieri, hijo

años más tarde publicó, con el pseudó¬ nimo de José Ibero Divas y Canfranc, anagrama perfecto de Francisco Asenjo Barbieri, un libro curiosísimo titulado
Ultimos amores de Lope de Vega Carpió, revelados por él en cuarenta y ocho cartas
inéditas y en varias poesías, y suyo es
también un estudio sobre Las casta¬
ñuelas, verdaderamente delicioso.

tiempo una utilidad general, y bajo el punto de vista de la pública convenienia, debía el Ayuntamiento, en el ejerci¬ cio del mas sagrado de sus deberes, pro¬ tejer la empresa y alentar á los que

propiaciones citadas, saldrían en extre¬ mo beneficiosos ios propietarios de El Setter; pues bien, compensando estos beneficios con otros, los solares y terre¬ no anexo que hemos indicado podrían

tocracia agrícola que, limitándose á es¬ coger lo mejor entre todos los productos naturales ó espontáneos de sus numero¬ sas fincas, presenta un número limitado de ejemplares, cuya vista deslumbra con

de D. José y D.a Petra, nació en Madrid el 5 de Agosto de 1823.
Pasó su infancia entra la corta y un
pueblo de la Mancha, llamado Santav Cruz de la Zarza, donde fué huésped en

Estaba condecorado el maestro con la
gran cruz de Isabel la Católiea. y perte¬
necía á la Real Academia de San Fer¬
nando desde 1873 y á la Real Academia Española desde 1881.

intentaron llevarla á cabo, para que no
- i ss mayaran en mitad del camino.
Todavía es tiempo. La buena voluntad de los propietarios e El Setter se estrellará siempre ante a tenacidad de otros propietarios que, urovechando la ocasión que se les pro¬

resultar al Municipio, sinó gratuitos, á muy reducido precio, lo cual junto con lu parte que para construcción del edifi¬
cio se obtendría del Gobiorno, baria que
el Ayuntamiento con poco capital, re¬ lativamente, hubiera lleuado una ne¬
cesidad imprescindible, aumentado las

brillo de falso oropel; pues ningún eo.merciaute admitiría los géneros restan¬ tes en el almacén, á la mitad de precio á que puede pagarse lo expuesto. Y no es este el fruto que deben dar las exposi¬ ciones. cuando su objeto es estimular al agricultor á que trabaje en busca del

un convento de Trinitarios Descalzos.
Cuando tuvo edad de elegir carrera optó por la de Medicina; pero no tardó en abandonar tales estudios, pues no pudo vencer la repugnancia que le ins¬ piraron las operaciones de disección.
Pensó después en ser ingeniero, pero

Su recepción en este alto Cuerpo veri¬
ficóse el 19 de Marzo de 1892, y contestó á su discurso eu nombre de la Acade¬
mia, el Sr. Menéndez y Pelayo.
Señalóse la entrada de Barbieri en la
Academia de la Lengua por uua circuns¬
tancia nueva allí: á los ocho días de elé-

nta y sabiendo que sin la venta de su s óspectivas propiedades no podrá efec¬ tuarse jamás Lu unión del ensanche con \_* actual población, quieren también nacer su negocio. Por otra parte, al favo¬ recerse aquellos á si mismos, favorecen al Municipio, que con la apertura del

comodidades del tránsito, el ornato pú¬ blico y las condiciones higiénicas de una parte de la población, y llevado á cabo al propio tiempo una obra caritativa, pues que con la construcción de casas en el ensanche han de quedar más hol¬ gadas en las existentes hoy las familias

mejoramiento de sus cultivos, para que
sus cosechas sean solicitadas con au¬
mento de precio y ensanche de mercado, por su bondad intríuseca y baratura re¬ lativa, por cuyo motivo los géneros ex¬ puestos deben ir acompañados de la correspondiente tarjeta de tasa y medi¬

tampoco acertó aquella vez con el cami-'
no de su verdadera vocación.
Vivía entonces en el Teatro de la Cruz, del que era alcalde á la sazón su abuelo materno D. José Barbieri. y allí fué don¬
de. poco á poco, durante las representa¬ ciones que dió una compañía de ópera

gido el ilustre maestro, y al dar las gra¬ cias á sus nuevos compañeros por la hon¬ ra que se le dispensaba, remitió, perfec¬ tamente escrito y copiado, el discurso de
recepción, y esto explica el poco tiempo que medio entre su elección y su in¬
greso.

...canche puede facilitar al público ma- ■ pobres que en las mismas viven amon¬
ores comodidades, contribuir al ornato tonadas.
n i la población, y adquiere calles espu¬ Fíjese en nuestra indicación el Ayun¬

da, excluyendo del concurso á todos los expositores que no sean verdaderos co¬
secheros ó fabricantes.

italiana, sintió nacer en su espíritu, con fuerza avasalladora, su afición á la mú¬
sica.

Ha muerto Barbieri después de cum¬ plir setenta años, sin haber perdido has¬
ta su última hora ni la claridad de su.

mosas, do cuarenta y cincuenta palmos tamiento, que es de gran actualidad, y

Enhorabuena que los géneros expues¬

Púsose á estudiar solfeo en seguida; talento, ni el atractivo de su carácter,

••■ia latitud, y una plaza mucho mas es- estudíela con igual imparcialidad y con tos lo sean en envases elegantes, con entró en el Conservatorio en 1837, y en ni su entusiasmo artístico. Y con él

>adosa todavía, que gratiiitamaute le igual elevación de miras que la hace¬ simetría y adornos lujosos que llamen 1840 dedicóse al estudio de la composi¬ desaparece una verdadera gloria na¬

■,¡Aaa los hermanos Fórtuñy con la úui- . mos, en bien de los intereses morales y la atención y exciten la curiosidad de ción con Carnicer.

cional.

a condición de que ha do destinarla á materiales de Sóller.

los visitantes: esto dá interés al grupo y

Desgracias de familia colocáronle en¬

vuolico ..jardin.. Luego, si beneficia el

aumenta la belleza del conjunto: que si tonces en situación muy precaria, hasta

Municipio sin quedar en nada perjudi¬ cad ¿no es justo que contribuya en ; io de su parte para que puedan bene-

Sección Científica

belleza estética debe reinar en toda casa
de campo, mayor la exige una exposi¬
ción.

el punto de que el futuro maestro, glo¬ ria del arte español, tuvo que aceptar una plaza de clarinéte en un batallón de

LA UNIÓN OBRERA D3 SÓLLER

iciar á su vez ios que á su beneficio contribuyen? Amor con amor se paga.
Pero hay mas todavía: La adquisición do solares para la construcción de un

EITSlSANZA ageícola

No sería tampoco fuera de propósito exigir al expositor algunas explicacio¬ nes por escrito, en estilo sencillo y hasta en lenguaje vulgar, de la variedad á

milicianos con el enorm-e sueldo de tres reales diarios.
Las primeras composiciones de Bar¬
bieri datan de 1842: canciones, roman¬

Son de La Voz del Pueblo las siguien¬
tes líneas:
«Satisfactorias á cual más son las no¬
ticias que nos llegan de la Unión Obre¬

■ ocal destinado á la enseñanza, os de .
IV. .cuna necesidad como liemos dicho re¬

que perteneciese la fruta, verdura, le¬ zas y barcarolas de todas clases, cuyo ra de Sóller, importantísima Sucursal gumbre ó cereal presentado, terrenos éxito, casi nulo, fué superando poco de la «Unión Obrera Balear.»

petidas veces, y ha manifestado también

Vista la necesidad de instruir á los que haya ocupado, clase y número de después por el que consiguieron algu¬ A la marcha próspera y floreciente

á ia Corporación municipal el Sr. Itia- campesinos y la falta de medios de que •>ector en cada una de sus visitas á las ’ disponíamos para llevar á cabo una em¬ escuelas de esta localidad. Para esta presa tan difícil y escabrosa, hemos exa¬ dase de construcción puede contarse minado los recursos de que podríamos desde luego con la ayuda del Gobierno; echar mano para levantar á la agricul¬ o modo que poniendo el Municipio los tura al nivel de sus hermanas la indus¬
solares y una parte no muy crecida de tria y el comercio, que tanto se le han

riegos semanales ó quincenales que nos pasos dobles muy alegres y mar¬ haya‘recibido la planta, si no es de se¬ ciales. cano, y, siéndolo, las épocas en que La desgracia, sin embargo, persig-ue haya recibido el riego del cielo; mejor si aún al joven músico durante algunos estas noticias venían expuesta» en una años, y. aunque logra librarse del sermemoria con amplias explicacioaes ó . vicio de las armas, gracias al genéroso
detalles de cuanto se hubiese observado proceder de un hombre de corazón, lla¬

hay que añadir el nuevo triunfo que
acaba de obtener con la concesión de
tres Bibliotecas de que ya ha sido porta
dor «El León de Oro»
Como nuestros lectores recordarán, á
raiz de haber solicitado aquella Sucursal la concesión de una «Biblioteca» Popu¬

lo que importara la construcción, podría adelantado. Demostrado queda que la durante la vida de la planta.

mado D. José María Ibarrola, pasa lue¬ lar al Ministerio de Fomento, tuvimos

tener un edificio capaz para una escuela escuela elemental y superior tienen esa

Idénticas exigencias deberían tenerse go, «n variados y tristes trances, larga que intervenir en un debate suscitado

de párvulos, con sus correspondientes misión civilizadora, mediante la ense¬ con los expositores de vino, aceite, al¬ serie de zozobras y decepciones, siendo por nuestro estimable colega «El Sóller»

jardines, y para una de las dos de pri¬ ñanza metódica y razonada en los pa¬ cohol y demás géneros elaborados con sucesivamente corista de ópera, parti¬ acerca de la oportunidad de la petición;

mera enseñanza de niños, instaladas seos escolares, que la convierten en in¬ primeras materias procedentes del culti- quino y director de orquestas baratas, confirmándose á los pocos dias nuestros

hoy en edificios que, como todos saben, tuitiva y práctica. También lo queda la tivo de los campos, mientras la confec¬ hasta que, harto de rodar, como suele augurios con la concesión solicitada.

en capacidad y en condiciones higiéni¬ necesidad de establecer fiestas populares, ción no constituyese un privilegio ó se¬ decirse, de teatro en teatro y de provin- • Con motivo de pasar á la Corte D. Jai¬

cas dejan bastante que desear.

certámenes del trabajo, donde se vea el creto.

' cia en provincia, vuelve á Madrid en me Guardiola, se celebró en la «Unión

Lindantes con los jardines del colegio fruto de la referida enseñanza.

Estos datos puestos en letra clara so¬ 1846, decidido á no moverse de la corte. Obrera de Sóller» una sesión extraordi¬

de MM. Escolá.pias por el O., por el S. con Réstanos apuntar ahora algunas ideas bre el género expuesto y al alcance del Su actividad es prodigiosa: estudia, naria de despedida en obsequio á dicho

la continuación de la calle de San Bar¬ sobre los medios de llevar á cabo este lector, serían una base firme para juzgar compone y da á conocer obras suyas, Sr. á la que asistió escogida concurran-

tolomé y p&r el E. con la calle trasver¬ progreso, mediante las exposiciones, cer¬ de si había ó no verdadero progreso en sin cesar, y pronto empieza á ser cono¬ cia de obreros, ávidos de escuchar la

sal, quedan, propiedad de Al Setter, nue¬ támenes y concursos agrícolas.

el cultivo.

cido su nombre.

palabra siempre desinteresada del señor

ve solares y una porción de terreno en Exposiciones.—Ningún pueblo de Ma¬ Eu suma: Una exposición debe ser un Su primera obra dramática, escrita Guardiola, y al mismo tiempo rogarle

el fondo de los mismos que, todo junto, llorca carece de medios para llevar á muestrario-indicador para el comercian¬ sobre un libreto italiano, ll buon tempo- se sirviera recomendar el pronto envío

forman un cuadrilátero de unos 130 por cabo una exposición agrícola. En todos te, al cual pueda recurir para calcular re, no llegó á representarse, después de de la Biblioteca concedida por la in¬

180 palmos. Ifcte creemos es el lugar in¬ hay frutos, hortalizas, cereales y legum¬ sus negocios con seguridad, tomando haber hecho sufrir á su autor desventu¬ fluencia del Exorno. Sr. D. Segismundo

dicado para la construcción del edificio bres con mayor ó menor abundancia: nota de los cosecheros, de los géneros, ras y contrariedades sin cuento.

.Moret.

municipal, puesto que podria tener sali¬ sólo falta agrupar el personal ilustrado, bondad, precio, etc., y una escuela prác¬

La carrera teatral de Barbieri empieza

El Sr. Guardiola escuchó con su bene¬

da á dos calles y recibir luz y ventila¬ en cada uno de ellos, y poner en mo¬ tica para los amantes del saber, donde, en Variedades, con la zarzuela Gloria y volencia acostumbrada las frases de los

ción directa por tres fachadas y si se vimiento los elementos organizadores. sin trabajo, puedan instruirse, estudian¬ peluca, á la que siguieron Tramoya y obreros, aceptando el encargo que le ha¬

quisiera por las cuatro, ó por ocho si la Fórmense sindicatos ó juntas sucursa¬ do las diferentes formas de cultivo se¬ Escenas de Chumben; y Jugar con fuego cían, de cuyo cumplimiento basta diga¬

construcción se hiciera de modo que les de la Cámara Agrícola, eu todas las guidas por los expositores, sin verse proporcionaba más tarde al j'óven maes¬ mos que, en vez de uua han recibido ya

quedara en el centro un vasto jardin. poblaciones de importancia, y escójanse precisados á pedir explicaciones difíciles tro el primero de sus más ruidosos tres preciosas bibliotecas: «La Popular»;

A estas condiciones higiénicas hay que para ello las personas más amantes del de obtener y que. sin el medio indicado, triunfos.

la de «Obras Públicas»; y la de «Indus¬

añadir otra no despreciable tratándose progreso, que no faltan en «ingún pue¬ les rebajaría el bufan concepto de peritos A partir de aquel estrenó; ya la fortu¬ tria, Agricultura y Comercio». Estas dos

de un edificio de esta índole, y es su ais¬ blo. Haya más desprendimiento eu ios en la materia que acaso disfrutasen.

na sonríe con frecuencia á Barbieri, que últimas concedidas por las recomenda¬

lamiento completo, rodeado como que¬ propietarios, puesto que son los más in¬ Si después de poner en práctica las in¬ dió al teatro en 1852 Gracias á Dios que ciones del Sr. Guardiola.

daria por calles anchas y estensos teresados eu salir del estado precario de dicaciones arriba expresadas, el Jurado está puesta la mesa, El marqués de Cara- Agradecidos deben de estar los obre¬

nuertos.

sus intereses, de cada día disminuidos tuviese independencia y fuerza de vo¬ vaca y Galanteos en Fenecía; en 1854. ros sollerenses á la fina deferencia de tan

Pues bien, en la adquisición de estos por la concurrencia y depreciación de luntad bastante para no dejarse influir Aventuras de un cantante y Los diaman¬ cumplido protector y no descansar has¬

solares podria también beneficiar el sus productos, debido á la rutinaria de la política y de la amistad ó compa¬ tes de la corona; eu 1855, Mis dos muje¬ ta que «El Sóller» vuelva sobre su afir¬

Municipio, si el Ayuntamiento practi¬ práctica de confiarlo todo al tiempo y al drazgo, en la distribución de los pre¬ res. Los dos ciegos, El vizconde, El sar¬ mación de que las aspiraciones de la

cara sus gestiones en el sentido de pro¬ azar. Ofrézcanse premios que estimulen mios, las exposiciones surtirían su efec¬ gento Federico y El diablo en el poder, «Unión Obrera» de aquel pueblo, tienen

tejer á su vez á quienes sin su protección la vanidad entre los ricos y el interés y to, abundarían los expositores y. lejos obra que ya se representó en el Teatro cumplido efecto abriendo su Salón de

dejan de hacer negocio.

la emulación entre los pobres, y veráse de retraerse, se apresurarían á respon¬ de la Zarzuela, recién construido á la Lectura al público en general, para qne

de El ensanche se abrirá, no cabe duda, entonces reunido en un mismo local el der ai llamamiento, no viniendo el caso, sazón; en 1857, El relámpago; en 1858, i se vea que, cuanto se hace en favor

S Ó L^L E R

a

aquella Sociedad es pana beneficio del De estos, 45 lo han sido en Faírúa y

pueblo todo.

50 en Mahón.

Nuestras enhorabuenas más Cumpli¬ Han ingresado pues para el Tesoro

das á los Sr. Moret, Guardiola y Estades,. 142.500 pesetas ó sean 28.500 duros.

respectivamente á cada cual por el con¬ curso que han prestado á tan valiosa

Para el servicio de correos entre Pal¬

adquisición, y á nuestros amig-os los ma y el continente, se presentaron en
obreros les reiteramos nuestra adhesión Madrid tres proposiciones.

de siempre.»

Una de los Sres. Moll y Corominas en

Nuestra mas cordial enhorabuena en¬ combinación con La Menorquina ofre¬

viamos también nosotros á los mencio- ■ ciendo hacer dos viajes semanales á

nados señores por la eficaz protección
-que se han dignado dispensar al obrero
sollerense. al propio tiempo que felicita¬ mos á la Unión Obrera de Sóller por ha¬ ber visto con creces satisfechos sus más
•vivos deseos.

Barcelona y otro quincenal á cualquiera de los puertos de Valencia ó Alicante tocando en Ibiza, por 93,000 pesetas
anuales.
Otro de la Isleña Marítima compro¬
metiéndose á los itinerarios por 90,000

Y esta misma felicitación, tan espon¬ pesetas anuales. tánea y tan íntima, enviamos á dicha ¥ otra de la misma Isleña Marítima

Sociedad ya en nuestro número 331. de comprometiéndose á preitar el servicio 5 de Agosto último, al dar cuenta de ha¬ actual por 100,000 pesetas.

berle sido concedida la «Biblioteca Po¬

pular» por el Ministerio de Fomento, después de haber aplaudido los buenos deseos de la Asociación precisamente en el suelto mismo que suscitó el debate
de que habla La Voz del Pueblo. ¿Sobre cual afirmación hemos de vol¬
ver, pues, caro colega, según aconseja á
los obreros de Sóller?

Según una relación de destinos va¬
cantes que han de ser provistos por la Jún'ta Calificadora de militares aspiran¬ tes á dichos destinos, se hallan en aquel Caso las plazas de oficial de la Secre¬ taría del Ayuntamiento de Villa-Carlos dotada con 780 pesetas anuales, escri¬ biente de la del Juzgado con 480, peón

Dijimos en el suelto de referencia que en nuestro concepto «el paso, que cele¬ bramos de veras, es algo prematuro»
basándonos en la falta de lectores, lo

caminero, con 600, recaudador deposita¬ rio con el premio correspondiente y 7.500 pesetas de fianza y ayudante de la escuela pública do niños de Felanitx,

cual equivalia «á empezar una casa por con 460 pesetas.

el tejado» pues que «por donde deberían empezar las sociedades obreras de la lo¬ calidad es por la creación de escuelas nocturnas, y no como las demás que co¬ nocemos, sino que de aquellas en donde se enseña á la perfección, además de lec¬ tura, escritura, aritmética, etc., dibujo
y toda clase de artes y oficios.» Cuando esto escribíamos ignorábamos

A principios de la próxima semana es esperado en el puerto de Palma el bu¬ que de guerra Trieste, en el cual viaja de incógnito S. A. L y R. la Archidu¬ quesa de Austria, con el título de conde¬ sa de Sppon.
Según se dice, propóneSe visitar las
ciudades de Palma. Mahón é Ibiza.

lo que dice ahora La Voz del Pueblo, esto es: que el salón de lectura de la Unión Obrera de Sóller haya de abrirse

El Excmo. Sr. Ministro de Fomento
en telegrama de 1.* del que corre ha fe¬

de la Cruz sinó que en lo mas elevado
del cerro de Santa Catalina.

EN EL AYUNTAMIENTO.

El dengue, mal epidémico que parece ha tomado ya carta de naturaleza entre
nosotros, continúa haciendo estragos en
este pueblo, siendo lo peor el que mu¬ chos de los atacados, si bien resisten á la enfermedad, quedan sumamente débi¬ les y sucumben luego á otra cualquiera que sigue á aquella, siendo lo más co¬ mún los resfriados que acaban en pulmo¬ nías, bronquitis, etc.
Por la nota de defunciones que en otro
lugar publicamos podrán convencerse
nuestros lectores ausentes de la amarga
Verdad de lo que llevamos dicho.

Bajo la presidencia del Alcalde acci¬ dental D. Francisco Pastor, y con asis¬ tencia de los concejales D. Juan Colom, D. Andrés Oliver, D. Miguel Forteza, y D. Domingo Rullan, se declaró abierta la sesión el sábado último, por segunda
convocatoria.
Fué leída y aprobada el acta de la an¬
terior.
Ss dió cuonta de ún oficio de la Al¬
caldía de Palma indicando que no ha¬
biendo reunido número suficiente de co¬
misionados convocados para rectificar el presupuesto de la cárcel de este partido correspondiente al año económico de

Procedentes de la isla de Puerto-Rico 1894 á 95 con arreglo á lo mandado por

llegaron á esta el martes D. Damian el Excmo. Sr. Ministro de Gracia y Jus¬

Canals y D. Guillermo Colom y el jueves ticia, se reuniría en segunda convocato¬ en el León de Oro D. Antonio Joy y su ria. Dióse por enterado. esposa D.a María Joy, todos ellos des¬ Se enteró igualmente de una instan¬

pués de prolongada ausencia y con el ob¬ cia suscrita por D. Juan Marqués y

jeto de pasar al lado de sus familias de Borrás, pidiendo en nombre propio y en

ésta una larga temporada.

el de varios vecinos de la calle dol Ce¬

Dárnosles la bienvenida.

menterio, se les eviten los perjuicios que

les irrogan las aguas procedentes de la D.& María Francisca Cabot y Mayol, fábrica de tejidos de los Sres. Albertí

madre de nuestro estimado amigo don y CompA desdo que se construyó la mina Bartolomé Canal», y D.a Francisca en dicha calle, pues que se Ven privados

Frontera y Ensefiat, esposa del con¬ de poder utilizar el agua de los pozos

cejal D. Cristóbal Pizá y Olirer y enclavados en sus respectivas propieda¬ madre de nuestros particulares amigos des, de la que 110 pueden prescindir aten¬

D. Pedro Antonio y D. Juan Pizá, han to á la gran distancia que les separa de pasado á mejor vida durante la semana las fuentes públicas. Acordóse pasara á

que fine hoy.

la Comisión de Obras.

Acompañamos á nuestros amigos en su justo dolor, y al pedir á Dios descan¬ so eterno para el alma de las finadas,

Entraron los concejales Sres. Mayol y
Morell.
Se dió cuenta de una carta del Sr. Al¬

pedírnosle igualmente se digne cicatri¬ zar con el bálsamo de la resignación, la profunda herida que en los corazones de los que las lloran deja abierta tan irre¬

calde de Esporlas en la que, después de enterar al Ayuntamiento de que se de¬ sea elevar á S. M. una solicitud pidiendo
se declare carretera del Estado el cami¬

Dia 7.—D.a María Deyá y Rullan, dé 52 años, casada, Manzana 38.
Dia 7.—Da Maria Francisca Cabot y Mayol, de 83 años, viuda, calle de Ca¬
nals.
Dia 7.—Da Francisca Frontera y Éú-
señat, de 64 años, casada, calle de San
Pedro.
Dia 7.—D. Miguel Mayol y Canals-, de 55 años, casado, Alquería del Conde.
Dia 9.—D. Mateo Canals y Mayol* de 74 años, casado, Manzana 49.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fonüsadas
Dia 2.—De Palma, en 2 dias, bergaft-
tin J. Temerario, de 94 ton., pat. D. B.
Yicens, con 7 mar. y frutas. Dia 3.—De Marsella, en 4 dias, laúd
San José, de 38 ton., pat. D. Cristóbal
Yicens, con 7 mar. y lastre.
Dia 4.—De Palma, vapor Cataluña, de 662 ton., cap. D. G. Pujol, con 27 mari¬ neros, pasaje y efectos.
Dia 5.—De Cette, en 4 dias, laúd Es¬ peranza, de 41 ton., pat. D. G. Castañer, con 6 mar. y lastre.
Dia 5.—De Cette en 4 dias, laúd San Bartolomé) de 32 ton», pat. D. Miguel Cardell, con 5 mar. y lastre.
Dias 3 de Cindadela y 8 de Cette y Barcelona, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora, Con 18 mar. pa¬ saje y efectos.
Embarcaciones despachadas
Dia 4.—Para Marsella, Vapor Catalu¬ ña, de 662 ton., cap. D. G. Pújol, con 27 mar., pasaje y efectos.
Dia 6.—Para Marsella, bergantín Jóven temerario, de 94 ton., pat. D. B. Yi¬

ai público en general; siendo así, será licitado al Sr. Gobernador civil de esta parable pérdida.

no Vecinal que desde dicho pueblo con¬ cens, con 7 mar. y frutas.

también general el beneficio, que de lo contrario «no podria sacarse de la biblio¬ teca todo el fruto que desea se saque el Gobierno que le concede y la Sociedad que la solicita», según añadimos al final.
Y de que no sea esto verdad aun no
nos ha convencido nuestro estimado
compañero, con su debate y todo.
—J8SEE>-^>-< TTa II ■
Crónica Balear
{OJKADA Á LA PRBÍT8A BB tfSTA PROVINCIA)
El viernes, de la pasada semana so ce¬ lebraron en la parroquial de Marratxí los funerales por el eterno descanso del que fué muy noble Sr, D. Pedro Yerí.
Fu.é de notar el carácter tradicional al

provincia por el resultado satisfactorio de sus gestiones para conseguir el pago de las atenciones de primera enseñanza.
Se halla vacante- la plaza de médico municipal de Santañy, dotada con el ha¬ ber anual de 600 pesetas.
Para proveerla deben los aspirantes presentar sus solicitudes documentadas, en la Secretaría de dicho Ayuntamiento en el plazo de treinta dias á contar des¬
de el martes de esta semana.
El Ayuntamiento de Andraitx ha ex¬ puesto al público un plano de urbaniza¬
ción de la finca «Pía de Son Prim», lin¬ dante con la carretera de Palma y torren¬
te de la Coma Mayor.
En el Boletín Oficial del martes de es¬ ta semana, se insertó un telegrama del

Una prueba evidente de las excelen¬ cias del motor á gas legítimo Otto, es la aceptación que merece al público. En este pueblo quedan instalados ya al¬ gunos hasta la fecha, como saben nues¬ tros lectores; pues bien, en breve se instalará otro que ha adquirido esta se¬
mana el conocido industrial D. José
Forteza y Cortés. Del motor y de la nueva industria á
que piensa dedicarlo el Sr. Forteza, nos ocuparemos con mas detención otro dia.
Según carta particular que nos escri¬
be D. Juan Bauzá residente en Saint
Etienne (Francia) y que no insertamos
íntegra por no permitírnoslo el poco es¬ pacio de que podemos disponer, falleció en aquella ciudad el dia 25 del pasado

duce al de Sauta María por S’ Esgleyeta, se le suplica se sirva nombrar una
comisión de su seno, si cree conveniente
esta mejora, para que se reúna el dia y en el punto que se señale con las comi¬ siones qne nombren los demás pueblos limítrofes, al objeto de tratar y resolver
este asunto. Acordóse nombrar al espre-
sado objeto á los Sres. D. Juan Colom y
D. Andrés Oliver.
Acordóse la construcción de una acera
en la calle de la Alquería del Conde en
el tramo que media entre el Pontet y Can
Bala.
Por último procedióse á la distribu¬ ción de fondos prevenida en el art. 155 de la Ley Municipal vigente, acordándo¬
se verificar varios pagos. Y se levantó la sesión.

Dia 7.—Para la Habana, bergantín Jóven Antonio, de 227 ton., cap. D. Mi¬ guel Cardell, Con 11 mar. y cemento.
Día 8.—Para Cette, laúd San Barfcñ lomé, de 32 ton., pat. D. Miguel Cardell-, con 5 mar. y frutas.
Dia 8.—Para Cette, laúd Esperanza, de 41 ton.) pat. D. G. Castañer, con 6 mar. y frutas.
Dia 9.—Para Alicante, laúd San José) de 38 ton., p*t. D. Cristóbal Yicens, con 6 mar. y lastre.
Dias 3 para Cette y Barcelona, y 8 para Cindadela, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora) con 18 mar.* pasaje y efectos.
tfjLTlMA IlffiSl

par que eminentemente cristiano de Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación mes, víctima de una afección pulmonar

aquellos sufragios. Entre la numerosísi¬ ma masa de colonos, vecinos, amigos y agradecidos del ilustre finado, su dis¬ tinguida familia asistió á todas las exe¬
quias. ya en la procesión fúnebre desde la casa señorial de Son Veri á la iglesia,
ya en la Misa mayor. Se cantó la partitura no menos inspi¬
rada que sencilla del Maestro Florit, realzada pero por numerosas y escogi¬
das voces.

dando cuenta de haberse terminado sa¬ tisfactoriamente la cuestión de Melilla,
siendo la indemnización fijada de veinte millones de pesetas.
Crónica Local
El domingo último á cosa de las diez

que le retuvo once dias en cama, nuestro paisano y amigo D. Miguel Bernat y Coll, joven de 26 años de edad, que go¬
zaba lo mismo entre la colonia sollerense
que entre cuantas personas le trataron de generales simpatías.
Sus amigos residentes en Saint EÜen-
ne y poblaciones inmediatas fueron á rendirle el último tributo, por lo que re-
sultarou lucidas las honras fúnebres que

i

»■

«i

CULTOS SAGRADOS

En la iglesia Parroquial.—Mañana, á las siete y media habrá comunión ge¬ neral para las Madres Cristianas.
Por la tarde después de la novena de¬ dicada al Patriarca S. José, el ejercicio del Via-crucis, y al anochecer el de las
Madres Cristianas.

Palma 10/ á las 3 tarde.

Banco de España» . 4 p § interior. < 4 p § exterior. .

4 p g amortizable .

Cubas.

.

*

Coloniales. .

•

,

íin.

fin.

.

*

•

6

»

*

372‘50 08‘8O 78c72 77’85
Í09‘20 .40’50

Cambios.

París 8 días vista. . • i

2T05

Fué una verdadera sorpresa para la. de la mañana llegó á este puerto el va¬ se celebraron en sufragio de su alma el

Dia 36, á las seis y tres cuartos de la Londres 30 días vista * *

30’49

concurrencia una nota saliente, una voz por Cataluña, y, pasajeros en el mismo, dia 27. Presidian el duelo, dice la carta, mañana, la devoción á Na SA dal Car¬

P.

potente, sonora y atildada que engarzó en viaje de recreo, vinieron el Sr. Go¬ los hermanos del difunto, Antonio y Ra¬ men, y al anochecer sermóu de Na S.a de

en la secuencia deíP. Florit la estrofa
Confutatis de la de Réquiem de Yerdi; era la voz del señor Uetam, quien tribu¬ tó un postrer obsequio como artista al benemérito procer cuya memoria vivirá luengos días en el corazón de sus ami¬ gos y de los pobres. R. I. P.
La Comisión provincial ha acordado el reintegro de las cantidades por la Di¬ putación provincial en la suscripción abierta para reunir fondos con motivo
de la guerra de Melilla, Los donantes deberán presentape para
el cobro de los recibos que les fueron expedidos.
La Comisión provincial acordó mani¬ festar de oficio al Ayuntamiento su pe¬ sar por el incendio ocurrido en el pala¬ cio municipal y abonarle dos mil qui¬ nientas pesetas: mil, para que las desti¬ ne á reparación de objetos artísticos de¬ teriorados por la catástrofe, y mil qui¬ nientas para los gastos que ocasione la nueva ordenación y arreglo del Archivo
general histórico de Mallorca.
Merece nuestro aplauso el generoso proceder de la Diputación provincial.
A 95 asciende el número de soldados
del reemplazo anterior que entró en filas el dia 8. que han redimido su suerte á

bernador civil de la provincia, D. Pedro món, acompañados de sus primos Miguel los Dolores. Martínez, los Sres. Salom y Rullan, don y Bartolomé Coll y Bartolomé Bernat, Miguel Roca y varios otros señores cu¬ residentes en aquella población, y de

yos nombres sentimos ignorar. Fué re¬ Juan Bauzá y Juan Palou que habían cibida nuestra primera autoridad civil ido desde Yalence, siguiendo después

Registro Civil

por una comisión del Ayuntamiento que infinidad de amigos y conocidos del ma¬

componían los Sres. Alcalde D. Antonio logrado Bernat, en su mayor parte pai¬

Pons, concejales Sres. D. Juan Golom y sanos cuyos nombres sería prolijo con¬

D. Jaime Antonio Mayol y Secretario tinuar, por cuya razón no lo hacemos por

D. Miguel Lanuza; asistieron á la misa mas que la carta los indique.

de doce, y marchó poco después con sus Reciba el alma del finado el galardón

distinguidos compañeros á Palma por de los Jnstos y su afligida familia la re¬

Deyá y Validem osa.

signación y consuelo que necesita.

Según hemos leído en los periódicos

de la capital fué grato á los excursionis¬

Por defunción de D. Rafael Forteza,

tas tan hermoso como variado viaje, de encargado en Palma del cambio de las

lo que nos alegramos.

obligaciones de El Gas, lo estará en

-adelante la conocida casa comercial de

Nacimientos.
Varones 1.—-Hembras 2.—Total 3.
Matrimonios.
Dia 8.—D. José Bauzá y Colom, viu¬ do, Plazuela de Eloy, con D»a Juana Ma¬ ría Colom y Frontera, soltera, Plazuela de Eloy.
Dia 8.—D. Miguel Casasuovas y Ma¬ graner, soltero, calle de Batach, con doña Antonia Marqués y Borrás, soltera, Man¬
zana 72.
Defunciones.

Por la tarde del mismo dia fué un Álzamora hermanos, situada en la calle

Dia 5.—D. Bartolomé Morell Gamun-

verdadero y animado paseo la carretera de San Miguel.

di, de 60 años, casado, calle de Mora¬

del Puerto.

Entre los telegramas que se encuen¬ gas.

Muchas familias salieron á tomar el tran detenidos en la estación de Palma

Dia 5.—Da Magdalena Pons y Mar-

sol, y aprovechando la agradable tempe¬ ■ ■ por falta de dirección, figura uno que si . quós, de 65 años, casada, Manzana 43.

ratura y buen piso del camino, á pié lle¬ bien no espresa las señas del domicilio

Dia 5.—D. Salvador Rullan y Miquel,

garon hasta el muelle para presenciar el del interesado, va dirigido á Miguel de 76 años, viudo, Manzana 57.

espectáculo, siempre agradable, de la Coll.

Dia 6.—^Francisca Rullan y Castañer,

salida del vapor.

Y como conocemos en esta á Varios de de 1 mes, calle de la Rectoría.

A cosa de las cinco salió el Cataluña este nombro, lo hacemos público por si

Dia 7.—=-Da Rosa Ferrer y Frontera,

con rumbo á Marsella, llevándose alguna pudiera ser uro de ellos el dueño. carga y mucho pasaje, y á despedirlo fué

de 78 años, viuda, calle de Isabel II.
Dia 7.—Da María Mayol y Vicens,

WL CIA®
La Junta de Gobierna de esta Sa¬ ciedad ha señalado los dias 15, 16, 3 7,
18, 19, 20, 21 y 22 del actual, de diez á, doce de lá mañana* para el pago del 25A dividendo pasivo de 2‘50 pesetas por ac¬ oi ó 11* en el local que ocupan las oficinas
de esta Compañía, calle de Buen Año
aim. 6. Sóller 7 Marzo de 1894.—El Pre¬
sidente, José Rullan.—P. A. de la J. do G., Francisco Serra, Srio.
DEFENSORA SOLLERENSE
Debiendo proveerse, según acuerdo dé
la Junta Directiva, la plaza de Conserje
de esta sociedad, vacante por renuncia del que la desempeñaba, se hace público para conocimiento de los socios á quienes pueda convenir solicitar dicha plaza, arregladamente á las condiciones que es-> tárt de manifiesto en la Secretaría, en donde deberán presentar sus instancias
antes de las diez de la mañana del do->
mingo dia 18 de Marzo próximo.
Sóller 28 de Febrero de 1894.-7-EÍ
Presidente, Jaime Ripoll.—P. A. de la J. D., Miguel Colom, Srio.

metálico.

la multitud no solo al camino del favo

de 75 años, soltera, calle de la Rectoría,

SÓLLER

Térias de Mallorca
ÁBS2L. —Domingo, 23, Sta. Maria.— HAYO, Domingo, .7, Sineu. (Fira de
Maig), Miércoles, .10, .Inca (Dijous bó).
J$1 Jueves, 11, es el dia de la Ascensión,
Domingo, 14, Sóller y Felanitx.—-Id., 21,'
Skmsellas.—Id., .23, Manacor y Binisalem.—JULIO, Martes, 18, Felanitx.— Màrt'es, 25, Manacor.—AGOSTO, Do¬ mingo, 13, Sineu.—Lúnes, 28, Felanitx, —SEPTIEMBRE, Domingo, 17, Mana¬ cor.—Id., 24, Felanitx,—OCTUBRE.— Domingo, l.°, Llummayor—Lúnes, 2, id., ,(firó).~Domingo, 8 y 15, Llumma¬ yor.—Id.,. 22, Inca y Felanitx.-—Id., 29,
Inca.—NOVIEMBRE, Domingo, 5, In¬
ca.—Viernes, 10, La Puebla.—Sábado, ,11, Alcudia.—Domingo, 12, .Pollensa y Muro.—Jueves, 10, Inca, (Dijous bó).— Domingos, .19 y 26, Binisalem.
Mercados de .Mallorca
Los lúnes, en Manacor: los màrtes, en

Montuiri: los miércoles, en Sineu: los
jueves, en Inca: los sábados, en Palma:
los domingos, en Binisalem, Pollensa y
Sansellas.—En Inca siendo fiesta mayor el dia de mercado, se traslada al miérco¬ les anterior, lo mismo que el del Jueves
Santo. Además los jueves anteriores, intermedios y posteriores á las ferias no se celebra mercado. En Binisalem hay mercado de ganado lanar el martes de
la semana santa.
Porro-Carriles de Mallorca.
Servicio de trenes que regirá desde 1.°
de Abril de ¡SOI
De Palma á Manacor y la Puebla, á Tas 7'ó0 ma¬ ñana, 2’15 y 3‘4Ü■(mixto) tarde
De Manacor á Palma, á las 3 (mixto), 7 mañana y 5’80 tarde.
De La Puebla á Palma, á las 7‘25 m. y 5‘40 tarde. De Manacor á La Puebla, á las 7 mañana y
5'80 tarde. De la Puebla á Manacor á las 7’25 mañana, 2*80.
y o 40 (mixto) tarde. Tren periódico, dias de mercado en Inca:
De Inca á Palma, á la 1 tarde.

CORREOS
Salidas de Palma.
Todos los martes para Barcelona á las cinco de la
tarde.
Todos los jueves para Valencia á las cinco de la
tarde.
Todos los viernes para Barcelona á las cinco de
la tarde.
Todos los domingos para Ibiza y Alicante á las ocho de la mañana, y á las siete cincuenta para
Barcelona.
Todos los miércoles á las dos quince de la tar¬ de para Malión (Vía de Alcudia)
Todos los sábados á las cinco de la tarde tam¬
bién para Mahóu. Salidas de Barcelona.—Todos los lunes y,jueves á
las cinco de la tarde.
Salidas de Valencia.—Todos los viernes á las tres de la tarde.
Salidas de Alicante para Ibiza y Palma.—Todos
los martes á las doce de la mañana.
Salidas de Ibiza.—Para Alicante todos los domin¬
gos por la tarde.—Para Palma: todos los miércoles á la madrugada.
Salidas de Mu-hón.—Para Barcelona todos los do¬
mingos á las ocho de la mañana (Vía de Alcudia).
Todos los miércoles á las cinco dé la tarde para Palma.
SALIDAS DE SÓLLER
Los domingos a las 2 de la mañana y los demás
dias á las 4.
LLEGADAS Á SÓLLER
Todos los dias á las 6 de la tarde.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

DUROS

'La Solidez: Valor nominal 100

—Desembolsado 100

OO’OO

Si El Gas: Valor nominal 20—De-

g\\ sembolsado 1P50...

GOTO

►-i ) Compañía de Navegación de Sóller:

. Valor nominal 100—Desem-

g j bolsado 99

00‘00

% í Compañía de Diligencias: Va-

lor nominal 40.—Desem¬

bolsado 40

.

.

.

.

00400

Crédito Balear

104‘00

Cambio Mallorquín

GOTO

Fomento Agrícola

62*00

Ferro-carriles de Mallorca . . . . 57*50

^ N Alumbrado por Gas

103*00

Salinas de Ibiza

200*00

Sociedad General Mallorquina . . 74*00

’.La Isleña Marítima

49’00

/4 p§ perpétuo interior

68'75

o í 4 Po exterior,. 3)4 p§ amortizable

OO’OO 77*75

< i Billetes hipotecarios de Cuba. . . 109’35

s f Banco de España

373’00

\\ Tabacos

nominal. 167’00

/ 4 p§ perpétuo interior. . . fin 1 68’70
< ( 4 pg perpétuo exterior ... id. . 78’65

4 pg amortizable

OO’OO

Billetes hipotecarios de Cuba. . . 109’37

Banco Hispano-Colonial . . fin. . OO’OO

Ferro-carriles del Norte. . . id. . 27’20

Francos

21’00

MERCADO DE INCA

Precios corrientes el 8 de Marzo.

Almendrón. . . ptas.

Trigo

•

Candeal ....

,

#

Cebada del pais . , ,
Id. forastera. . . * #

Avena del pais. .
Id. forastera. - . • •

Garbanzos . . , Maiz

Habichuelas blancas. .

Id. negras . . .
Frijoles . , . . »
Habas para cocer. • Id. ordinarias . . , ,

Id. para ganados. . • Higos pasos. . .
Cerdos cebados. . .

00*00 17*00 17*50 10*50 10*00
9*50 9*00 22*00 12*00 24'00 20*00 22*00 19*00 17*00 15*00 00*00 00*00

42 kla. 70 lit,

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

» qfl. » a>

METEOROLOGÍA

Q£.SEB¥ATOEIS "DE V. T0SÉ BULLÍS PISO.—0ALL1 DB 3. PEDES

OBSERVATORIO DEL FABO DE «PUNTA GBOSSA»

TERMOMETROS
■
Mj-Saii Tarde Mañaua Tarde

- IV
£

s

L;*

£b

P X

S Soco. ííá Seco I lli

MSftA TARDE VIENTO Almosiera i’lvio.

| Ter.

Ter¬

9'ÍTCceiéo. Fuerza

HA Bar. uel Bar.

a. i 'id Bar. Mil

Bar. Mi!.8

G.0J

G>

Id Tii Mana. larde Miíiu

OBSERVACIONES

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

Plvio.J AMENTO

Atmosfera

V Mañana.

Tarde.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

Dirección metro Baró- metro Baró¬

del me-tro. •del

metro

metro. n.0 . de vueltas

i

X

— -

Buró-

Baró-

—s

durante

ila. Tá 11.a E—« Milis. Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las

24 horas.

¿A- o

OBSERVACIONES
:

2 15 3 i4 4 10 5 17 6 11 7! 12 8i 13

5 16 9 10'8 9'0 13‘8 12’0

5 1.6 9 1.20 10'4 14’0 120

5 1.4 8 uro 42’0 13*0 ll'O

6 14 8 120 iro &í) 7'0

3 13 9 130 10*81

8'2

3 16 12 I4'0 í 120 j

1:2 0

5 18 10 i2‘0[10,o] l tí'O i:ro

759

758 0. 0. » » o. c.

756

75

0. N. » » o. D.

759

758 0. s. » » d. D.

758 11 759 0. s. » T i). Ll. 4

¡760
755

758 0. 8. » » i). D. 756 0. N. » » d. D.

756j

755 0. O.

» D. D.

Nieve.

2 16*7 6*0 16*2 10*0 14*9 760*5 15*0 760*0 N. N. 9.374 d. C. 3 16*4 6*4 16*3 8*8 14*0 761*8 15*5 761*8 O. O. 15.445 D. D. 4 16*3 6*2 18*0 11*5 15*0 761*4 16*5 760*8 *0. O. 17.375 D. D. 5 18*2 7*0 15*2 9*2 14*8 760*2 14*5 760*1 NE. NE. 39.505 C. Ll. 6 C 15*3 3*5 14*2 7*3 13*0 761*0 14*5 760*0 NO. NO. 34.225 D. D. 7 14*2 5*0 17*0 8*8 13*5 755*2 15*0 755*2 SO. NO. 21.790 D. D. 8 17*0 9*8 18*0 9*1 14*0 756*5 15*0 756*4 N. N. 10.410 B. D.

Nieve.

NOTA. Guando la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la P. fuerte, la T. tempestuoso y la TJ. uracanado.—El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las irá-

‘

‘,t

'

‘

‘

cíalos; Ü. que indica despejado y G

ierto. —Lti-- lloras de observación son: á ¡as 9 de la mañana y á 'laassá8-adeé-lIaa:ta' rd'e —Los termómetros están á la sombra.

OTRA. En el observactorio dol «Paro de la Punta Grossa,» los instrumentos están álQl metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

ección de Anuncios
Los anuncios que se inserten en esta sección pagarán.- un «íntimo de peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no esceda del cuerpo 20;—2 céntimos, siendo e1 20 al 32;—5 céntimos del 32 al 48; y del 48 arriba á precios convencionales.

é im hmïm 11 ímtwi
el aliés, y el© Man®
A LA EDAD DE 64 ANOS
(E. P. D.)
Sü AFLIGIDO ESPOSO, HIJOS, HIJAS, HIJOS POLITICOS, HERMANO, PRIMOS, PRIMAS,
SOBRINOS, SOBRINAS Y DEMÁS PARIENTES
a/jvarüajtar d cOn. ten iñámete /mapa, (a j/t/i/'/aiji ja Jt/va te/ur jitajAnte d fa finada ah jud
araatanAd.

DE

GRAN

L·lJJÏA-j0O
DEPÓSi m O CENTRAL EN
MIÑ0NAS-1I
CASA FUNDADA EN 1858

PALMAf
# ♦

^ Sillerías tapizadas y de rejilla del pais y extranjeras.

Transparentes, alfombras, telas y pasamanerías para ^

cortinajes, camas torneadas de dos cabeceras con su so- 4>

mier de muelles, á pesetas 32‘50

^

Regirán los misinos precios que en la Casa Central, j*

evitando á los clientes los gastos y molestias que oca- T

siona el trasporte.

X

and

FIJO VfiRDAB

JA UMléW

ST>XJisroA.X3A. 333NT 1SSS

Primas á cobrar

Pesetas.
lylim
7.¡S50.000'00
69.244.813‘OQ

Total de garantía. . . . M.8M.M3‘00

tendaciüü deí año 1892. . . 14,444.791*60

Siniestros pagados el ano 1892.

,ífi.023‘25

Siniestros pagados desde sa fundación. 176.000^00

SUBDIRECTOR EN MALLORCA:

yOME-lOil"”0

CE' PPAARPAUERLA CSUINLTOMEDZECLLAA
IGLESIA.
flIRIOS DESDE UNA ONZA
w Á CINCO LIBRAS DE

Establecimiento comercial é industrial
DE
i. MARQUÉS ARB0NA
CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N." 17

PESO, Y ANTORCHAS GRAN¬ En la sección de librería, de dicho

DES Y PEQUEÑAS.

establecimiento, además de toda clase de

Migiá (Hitar Sfebm
Calis do la Rseíoria n.° 21
HÚSjÍjMWí.

libros de primera enseñanza, de texto en las escuelas de esta localidad, hay en
venta:
í HISTORIA DE SÓLLER en sus re-

1 aciones con la general de Mallorca, por
D. José Pallan Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y
FORNALUTX, capítulo adicional á la Historia de Sóller, por D. José Rallan
Pbro.
LA ESCUELA POPULAR, método razonado para la ampliación de la pri¬ mera enseñanza y preparación para el ingreso á la segunda, por D. Francisco Sabor y Montagut.
DOS Y DOS FAN CÜATPE, ó sia primera tanda de veritats ditas á n‘ es
vesins de sa populosa ciutat de Sl Illol,

per un tal Y amo A Tofol de sa Llana (molt conegut á ca-seua.)
POESÍAS por D. Juan Alcover y Maspons.
Se alquila una casa
en calle muy céntrica de esta po¬
blación con ó sin mobiliario.
Es muy espaciosa y reúne muy
cómodas condiciones.
Informarán en esta imprenta.
S OLLER.—Imp. de «La Sinceridad'!