ASO IX—2.a EPOCA-NUM. 361
ASO IX—2.a EPOCA-NUM. 361

SABADO 3 DE MARZO DE 1894

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
H&ancia: D. Guillermo Colom—Quai Commmidant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.‘—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.) Méjico: D. Damian. Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FI1MD0R Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: Juan Marqués y Avbona.

4f

REDACCIÓN I ADMMACIÓI:
Calla da San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Balearas.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\ Francia- 075 francos id. id. ( PAGO ADELANTAD©
América: O’20 pesos id. id.) Números sueltos—O'10 pesetas. Id. atrasados O’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin Arma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
LA BURLA DE RUBENS
Esto pasaba á principios del siglo
xvm.
Pedro Pablo Rúbeos, ese gran pintor, eximio en los colores y en los magnífi¬
cos efectos, no llenaba aún el mundo con la fama de su nombre; vivía en Pa
rís, en una modesta posada, situada no muy lejos del palacio de su protectora
María de Médicis,
A veces estaba rico y vivía á lo gran señor, y ¡i menudo sin un cuarto. Lo cierto es que pagaba muy mal á su po¬
sadero.
Este, muy poco sensible al honor de alojar al primer pintor de la época, y profesando por las artes ese supremo desdén que caracteriza, á lo.s comercian¬ tes, mortificaba mucho á su alojado.
Un día que estaba de mal humor llegó
hasta amenazarlo con echarlo á la calle
gomo un vagabundo, si no le pagaba al
instante. Esta mañana Rubens volvía del Loure,
pero no poieía ni un maravedí. ¿Qué hacer? El posadero no estaba absolutamente
dispuesto á escuchar las razones que el inquilino, estrechado, no habida dejado
de darle.
Necesitaba dinero sin tardanza.
El artista, empujado hasta las últimas trincheras, descolgó de su pared un pe¬ queño cuadro, escribió un billete á una persoua conocida suya pidiéndole mil doscientas libras por el cuadro, y despa¬
chó un comisionado á la dirección indi¬
cada.
Veinte minutos después volvió el emi¬ sario, diciendo que la persona no quería
dar sinó ochocientas libras.
El pintor, indignado de que le rega¬ teasen su obra, rompió la tela, la hizo pedazos y la pisoteó.
—Un Rubens por ochocientas libras—
exclamó—08 una vergüenza.
El posadero-, incapaz de comprender porqué rehusaba tantos escudes, y cu¬ yas esperanzas de ser pagado al momento
se desvanecieron súbitamente al ver el
arranque de su alojado, se encolerizó. —Es una locura—dijo—el rehusar
ochocientas libras por un pésimo borrón
sobre una tela.
Y puesto que era así, ordenó á su in¬ quilino que se fuese al momento ó que
le pagase. Este dió vuelta melancólicamente á
sus bolsillos vacíos.
Exasperado el dueño de la posada, iba
á echarlo á la calle, cuando Rubens,

falto ya de expediente, le declaró bajo su palabra que seria pagado totalmente
dentro de ocho dias.
Habiendo dicho eso, sin esperarla res¬ puesta de su intratable huésped, corrió á su cuarto y se encerró.
Durante los ocho dias fijados por él,
Rubens salió poco.
Apenas se le veía bajar una vez por día. Y cada vez que salía, tenía cuidado de llevarse la llave de la puerta de su
cuarto.
Al concluir el plazo que le había de¬ clarado bajo su honor que su huésped sería, pagado, bajó llevando en la mano una pequeña maleta.
Divisando al posadero le dijo: —He cumplido mi promesa. Encon¬ traréis en mi alojamiento, sobre la mesa, todo el oro que os debo. Señor posadero,
buenas tardes.
Y llevando la mano á su fieltro, el
grande artista salió de la posada que ha¬ bía llegado á ser tan poco hospitalaria, como un gran señor que acababa de
mostrarse generoso.
Sin tardanza, el posadero subió de cuatro en cuatro la escalera que condu¬
cía al cuarto de Rubens.
La puerta del alojamiento estaba
abierta.
También apercibió, antes de entrar, piezas de oro y plata revueltas sobra la mesa. Había cuádruplos luises, dobles
luises, escudos, medios que se ostenta¬ ban brillantes y tentadores en cantida¬ des que parecían más que suficientes.
La mirada del hombre se iluminó; y sonriéndose interiormente, penetró en el cuarto para poner á salvo ese dinero que no esperaba ya conseguir.
Apenas había puesto la mano sobre la mesa, cuando retrocedió desconcertado.
La superficie de la mesa estaba com¬ pletamente pintada.
Todas las piezas de oro y plata, tan admirablemente engañadoras, eran obras del pincel del maestro.
Arrebatado de cólera, nuestro hombre
corrió á los armarios que servían de guardarropa. Los vestidos que el artista no había llevado, vendidos por él, po¬ drían indemnizarlo, en parte, de lo que
debía.
Las perchas se encontraban felizmente bien surtidas: justillos de terciopelo y de raso de varios colores, capas, sombre¬ ros de fieltro con plumas, botas, espa¬ das; nada faltaba.
Se acercó para descolgar un hermoso justillo color cereza, y entonces se con¬ venció de que todo ese guardarropa tan rico, más rico de lo que él sospechaba, estaba todo pintado.
La ilusión era completa.

¡Bondad del cielo! Ese embadurnados
ese hambriento se había burlado de él.
Y, sin embargo, el gran Rubens, com¬ prometido bajo su palabra de houor, había cumplido y su deuda estaba pa¬ gada regiamente.
El buen hombre hubiera querido arrancar inmediatamente esas pinturas burlonas, cuyo aspecto constituía, se¬ gún él, un engaño.
¡Qué desgracia! ¡Las pinturas estaban ejecutadas sobre las mismas murallas!
Hubiera sido preciso demoler la casa. El remedio habría sido peor que el mal.
La mesa engañosa lo indignaba más todavía; así es que la hizo llevar inme¬
diatamente al granero.
La aventura corrió por toda la ciudad y todos compadecieron al posadero bur¬
lado.
En poco tiempo el famoso cuarto ad¬ quirió cierta celebridad. Algunos viaje¬
ros tuvieron á honor el ocupar ese apo¬
sento doblemente ilustrado por el pin¬
tor.
El posadero, por supuesto, no com¬ prendía esa manía y repetía á todo el mundo que no había sido pagado.
Cierto día, un inglés, entusiasta ad¬ mirador del eminente artista, preguntó al hotelero si no quería cederle por bue¬ nos escudos sonantes todas esas pinturas.
—Hace mucho tiempo—contestó el pobre hombre—que siesos mamarrachos
no hubiesen estado hechos sobre Las
paredes, los habría relegado al granero. Además—agregó—poseo en un desvan una mesa del mismo géuero; si os co-ii-
viene, tomadla.
El inglés, después de haber visto «le trompe Poeib del artista de buen humor, anunció que iba á hacerla llevar inme¬ diatamente, y que en pago le remitiría en buen oro de Francia tantas piezas
como hubiese sobre la mesa.
Como es natural, el posadero aceptó el trato y guardó esos escudos tan bené¬
volamente ofrecidos. Y la mesa de los
escudos «despejó» su granero. ¿Sospecharía él, al fin, que Rubens
había cumplido su palabra y pagado con creces la hospitalidad hiriente que
él le había dado?
¿Pensó, sin duda, en los intereses de los intereses que se habría ganado espe¬ rando un poco más?
P. Iribarren.
HISTORIA DE UN GUERRERO W
Entre el lujo y la opulencia, Prendas de mi estirpe altiva,
(1) Leida por su autora en el Ateneo Balear
en 1869.

Nací, teniendo cautiva
La ventura á mi existencia.
¡Qué imprudencia!
Mecido en dorada cuna,
Crecí, sin pensar que un dia Llegaria
En que toda mi fortuna Por mi mal se agotaría.
Pisaba régios salones, Vestia lujosos trajes, Tenía joyas y pajes
Y rendia corazones.
¡Qué ilusiones Forjaba mi mente bella!..... Vivía para el amor.
Y el dolor
En mi no dejaba huella Del placer en el hervor.
Eran lujosos mis trenes, Y siempre en pós de la orgía Con arrogancia ceñía
Rica corona en mis sienes. Con desdenes,
Rechacé siempre al mendigo Que infeliz me demandaba;
É ignoraba Todo el rigor del castigo Que el cielo me reservaba.
Me lancé de los primeros En los campos de batalla,
En donde la furia estalla De mil valieutes guerreros.
Los aceros
En mi cota se embotaban, Que era mía la victoria,
Y con gloria,
Mis hechos de armas narraban Los anales de la historia.
En el combate sangriento, Y en pós de nuevas proezas,
Vi caer muchas cabezas
Bajo mi brazo violento. ¡Qué contento
Rebosaba el alma mia.
Al escuchar los gemidos
Doloridos
Que indicaban la agonía
De los valientes vencidos!
Erguida entonces la frente,
Con ademán altanero, Sin dar treguas á mi acero Acometía al valiente;
Que insolente
Y en su bravura fiado
Intrépido se mostraba, Y peleaba
Cual enemigo esforzado Hasta que la muerte hallaba.
Y en mi carrera gloriosa, Siempre cogiendo laureles,

Derrotando á los infieles Pasé mi edad venturosa.
Y amorosa
Süfria penas en tanto Una angelical criatura!....
Mi locura Hizo derramara llanto
por una pasión perjura.
Que era el campo mi inorada Teniendo el cielo por techo. Los cadáveres por lecho, Por compañera mi espada.
Y mi amada,
Cual arcángel desconsuelo A solas con su pasión,
Su oración
Dirigía triste al cielo por mi eterna salvación.
Dios me hizo oir su querella
Y corrí loco á sus brazos:
El bendijo nuestros lazos
Y unió su estrella á mi estrella. La centella
De mi amor cruzó fugaz Por el campo del dolor
Y en su amor Voló á buscar dulce paz A la mansión del Señor.
Entonces desesperado Presa de angustias’mortales, En impuras bacanales Viví, maldiciendo al hado,
Mi pasado Quise ahogar entre el bullicio,.,,, El ©rimen me remordia;
Y corría
Por la pendiente del vicio Y olvidar no conseguía,
Hoy, solo, errante y hambriento, Ageno el mundo á mi afan, pido un pedazo de pan Que á mi cuerpo de sustento.
Ya no siento
De la triste vida humana, Glorias, ni goces, ni amores-,
Ya las flores
No se abren por la mañana De mi invierno en los rigores.
Una limosna, Señor!....
¿No veis que estoy sucumbiendo Y voy corriendo.... corriendo,
A la tumba de mPamor. Ya el dolor
Con mi vida acabará
Pues mi pecho está vacío, Seco y frío!....
¿Dónde el manantial está De las lágrimas, Dios mió!...
Juanita Ginard y Ferriír.

(8)

FOIiïiETiHï

—Sin duda, señora, no habrán encon¬ trado carruaje.

te ¡«solas distintas j un solo taje («Tafee.

—Dios mió! viven á dos pasos... los jóvenes bien pueden venir á pié.
—Verdad es... eso lie hecho yo, se¬

aire penetraba por debajo del frac, que ñora.

no le ajustaba al cuerpo, formando am¬ A las doce y media entró en el baile

pollas en la espalda que no producían el la vaporosa Melina acompañada por su

mejor efecto. Varios jóvenes de los que marido. Cubierta la joven de crespones,

no bailaban, limitándose á ver bailará encajes y flores, parecía una sílfide, una

los demás, habían dicho ya:

hija del aire. La señora Girasol se apre¬

—Mirad el frac de ese señor que le suró á abrazarla, diciéndola:

forma ampollas cuando baila.

—Al fin llegas... ah! ¡qué feo es venir

—Eso no es un frac, es un saco.

tan tarde!..

—Probablemente espera engordar.

—No es tarde, mamá; Arturo decía

—No le pediré yo las señas de su sastre. que era demasiado temprano.

Después del rigodón, se arriesgó Adol¬ —Qué amable es tu marido! ¿Acaso se

fo en una polka y después en una ma- trata con ceremonia á una. madre?

zurka. Pero ya liabia oido muchas ve- —Pero mamá, preciso es conformarse

ees murmurar á su oido:

con los usos del gran mundo... Ah! ya

—Allá va el saco que baila... es diver¬ estoy litigada!

tido mirarle.

—Fatigada! ¿pero si acabas de llegar

Adolfo fingia no oir, pero se encon¬ y no has bailado aun?

traba mal y se vengaba arrojándose so¬ —No importa... no sé si bailaré.

bre los pastelillos y bebiendo una copa —Bonito seria! Todos esos jóvenes te

de ponche ó de refresco siempre que pa¬ esperan [con impaciencia, ardiendo en

saban por delante de él la bandeja.

deseos de bailar contigo... Ah! Melina!

La señora Girasol se le había acerca¬ no me darás ese disgusto. Doy un baile

do muchas veces, diciéndole:

para tí y no has de bailar! ¿que cree¬

—Pero no vienen sus amigos? qué sig¬ ría u?..

nifica eso?

—Mamá, en el mundo elegante, cada

cual hace lo que le parece sin cuidarse de lo que creerán los demás.
En aquel momento, el elegante Artu¬ ro, que acababa de dar una vuelta por el salón y de pasar revista á la sociedad, se acercó á su esposa y la dijo:
—Querida amiga, si viene á invitarte á bailar aquel jóven que está metido en un saco, espero que te negarás... no quiero que bailes con él, ¿lo entiendes? no quiero!
—Pero de quién me hablas? —De aquel que está al lado de la ven¬ tana... paréceme que desea ocultarse de¬ trás de las cortinas, y baria bien. ¿De
dónde diablos ha sacado eso tu mamá?
—Creo que es un inquilino suyo. —Y por qué no invita también al por¬
tero?
—Ay, amigo mió! ¡de qué manera tratas á los inquilinos de mamá!
—Les aprecio mucho cuando pagan corriente, pero cuando se visten como aquel jóven, creo que se les debe dejar
en su casa.
La señora Girasol, que no hacia mas que ir y venir por el salón, vigilando para que hiciesen bailar á las jóvenes que no tenían mucha suerte y liacian tapicería por largo rato, acababa de pa¬ sar al lado de Adolfo, quien la dijo':

—Señora, ¿puedo permitirme invitar á su señora hija para un rigodón?
—Seguramente, amigo mió, me causa mucho placer, porque deseo que baile... tengo mucho interés en que baile... se siente ya fatigada, pero una vezlanzada, creo que no sentirá cansancio. Puede V. ir; si se escusa con la fatiga, insiste V.; no se desaliente.
Animado por las palabras de la ma¬
má. Adolfo se acercó á la señora Del val,
é inclinándose profundamente delante
de ella, murmuró:
—¿Se digna V. aceptarme, señora, pa¬ ra el primer rigodón?;
Tal vez habría aceptado la linda Melina. porque el jóven tenia aspecto tan dulce, tan tímido, que prevenia en su favor; pero estaba á su lado su marido, quien le dirigió una mirada muy espresiva, y contestó:
—Caballero, muchas gracias; estoy fatigada aun y no bailaré ahora.
—Ah. señora! seria una desgracia... su mamá tiene empeño en que baile... y yo seria tan feliz...
—Mi esposa se ha negado, señor mió —dijo Arturo con acento fuerte y seco— y creo que debe bastar á V. Paréceme cosa muy rara que insista... Si desea V. otras razones además de su negativa, yo se las daré.

—No, señor, no merece la pena.
Adolfo se alejó de espaldas y encontró á la señora Girasol, á quien dijo triste¬
mente:
—Se ha negado. Creo que su marido no quiere que baile.
La señora Girasol se apresuró á acer¬ carse á su hija, diciéndola:
—¿Por qué no has querido bailar con mi inquilino Adolfo Durará?., es un
muchacho muy guapo...
—Señora, he prohibido á mi esposa que baile con ese jóven que lleva guan¬ tes súcios y un frac que no le siento, bien. Estoy seguro de que se le hade
caer cuando baile.
—Dios mío, yerno, eres demasiado exigente en cuestión de trajes... los guantes pueden ensuciarse pronto. Ese jóven viste de negro; su frac tiene brillo de nuevo; qué mas puede desearse?
—Apostaría á que no han hecho para
él ese frac.
—Y tú, Melina, quiero que bailes ó me disgustaría mucho.
—Tranquilícese V., señora; voy á b;úlar con mi esposa para que vea su in¬ quilino que no ha querido bailar con él.
—¡Ah, qué malo eres, yerno, qué ma¬ lo eres!.. No importa, haz que baile mi hija y me darás gusto.

■2

SÓLLER

Editorial.

delito y pidió la absolución del procesa¬ director de nuestro colega Sóller, don para el público ignorados, como el de paso que en otro los términos quedan do y la imposición de costas al quere- Juan Marqués Arbona, en la querella los periódicos, que acabamos de publi¬ completamente invertidos ó sucede todo

llante=;l.0 Considerando, que los hechos que se le seguía por injurias á instan¬ car, el de nuestro defensor D. Luis Cas¬ lo contrarío. El olivo en una comarca

-:¡ ¡AB SUELTOS ü

que como abusivos se mencionan en el cias del fiel del fielato del Peni d'en tellà y los de los Sres. Magistrados que da el aceite muy fino, en otra lo da bas¬

suelto sobre que versa la querella no Valls de aquella villa.

componían el Tribunal; y lo mismo las to, con la particularidad de que en esta,

.•son afirmados sino atribuidos hipotéti¬

Felicitamos á nuestro compañero por melifluas frases que solo nosotros cono¬ la aceituna, conocida por cenrosa, ma¬

Era lo que esperábamos, lo que tenía¬ camente á los guardas del fielato de tan halagüeño resultado.»

cemos que las sinceras manifestaciones dura perfectamente y es comestible sin

mos por seguro si había de hacérsenos Coosumos del Pont d' en Valls, con re¬

justicia. Tándem dona causa triumphat. Al pié de los-extractos de la acusación
y de la defensa, hubiera estado muy en su lugar continuar la sentencia, lo «omprendemos, y con ello hubiera que¬ dado completo el trabajo, colmados los deseos de nuestros lectores, que habrán 'tenido que buscar en otros periódicos, ó

ferencia á noticias de un tercero que no
se dan como ciertas, y tal hipótesis, aunque ofensiva para dichos guardas, no constituye la imputación de un deli¬ to, elemento esencial del que define co¬ mo calumnia el art. 467 del Código Penal=2.° Considerando además que dicho
suelto se refiere exclusivamente á los

-aguardar una semana mas, el final de guardas del fielato, los cuales en mane¬

aquellos puntos-suspensivos á que equi¬ valía el párrafo último de la reseña del

ra alguna pueden ser confundidos con el Fiel, puesto que tienen denominación

juicio oral, y á nosotros evitado el tener y prestan servicios distintos; y que en

que machacar de nuevo sobre el mismo ■consecuencia aun cuando las frases pu¬

tema, .que tememos acabe por ser pesado. blicadas fueran constitutivas de calum¬

Pero no recibimos noticias oficiales has¬ nia. no pudo estimarse comprendido en

El Católico Balear.
«El director del semanario Sóller.
D. Juan Marqués, ha sido absuelto de la querella que contra él se había inter¬ puesto y que el martes último tuvo lugar el juicio público eu la Audiencia, siendo su defensor el distinguido abo¬ gado D. Luis Castellà.
Felicitamos á nuestro compañero en la prensa, Sr. Marqués, por el justo y sa¬ tisfactorio fallo emitido por los señores
Magistrados que constituían el Tri¬
bunal.»
El Noticiero Balear-. «Nos considerarnos en el deber de fe¬

que conoce el público, en nuestro cora¬ necesidad de adobarla y en aquella su¬

zón quedarán grabados con indelebles cede lo contrarío.

caracteres, y éste eternamente recono¬

De estas anomalías no hay que atri¬

cido.

buir la causa á variedad de la planta,

porque 110 existe en ella: el cambio

de lugar en dichas plantas lleva con¬

Sección Científica sigo el do las cualidades del fruto: hay, pues, que buscar la causa en

ciertas leyes á cuyo detalle solo debe y

ENSIÑÁNZA agkícola

puede descender la monografía, si hade

g’uiar con acierto al que se proponga

III

dedicarse á un cultivo especial. La na¬

turaleza, tan simple en su conjunto, se Si las necesidades de nuestras escuelas se complica hasta lo infinito cuando se elementales y superiores, respecto ála en- < la quiere estudiar en cada una de sus señanza de la agricultura, son grandes, relaciones con el todo.

ta.por la noche, en prensa ya y tirada en aparte nuestra edición anterior, y enton¬ ces fuá ya tarde para reproducir el do-

ella el Fiel D. Raimundo Ripoll y Ripoll =3.° Considerando que en virtud de lo espuesto debe estimarse responsable de

licitar á nuestro amigo y compañero en la prensa D. Juan Marqués, director del semanario Sóller por haber sido absuel¬

por lo deficiente de los medios de que disponen, como liemos visto en el arti¬
culo anterior, no lo son menos las que

¿Contamos en Mallorca con monogra¬ fías, con libros, que desciendan á estas
minuciosidades en el cultivo de cada una

TAim en toque á continuación publicamos; las costas á D. Raimundo Ripoll por ser

esta es la causa'ünica de haber demora- ¡ temeraria su querella=Fallamos: que

fio la publicación hasta hoy, y sabe Dios debemos absolver y absolvemos á don

^cuanto nos pesa; al contrario de lo que
creerán sin duda nuestros adversarios,

Juan Marqués y Arbona.. imponiendo

las costas al querellante D. Raimundo

para quiehes.probablemente existirá so¬ lo en nosotros él goce de saborear el

Ripoll y Ripoll. Y asi por esta nuestra sentencia definitivamente juzgando lo

•triunfo, en satisfacción de venganzas pronunciamos mandamos y firmamosm

mezquinas que estamos muy lejos de Casildo ZavalazziEduardo de Angulo—:

•sentir. Asi dice la sentencia:

Sotero Bonifaz—Juan Alcover. U.or»

«En la ciudad de Palma de Mallorca á «veintidós de Febrero de mil ochocientos
¡noventa y cuatro. Vista en juicio oral y público por esta Audiencia Provincial

Claro está (y nadie creería de seguro lo contrario, si lo dijéramos) que rebosa la alegría de nuestro corazón, y que ha¬
biendo de resultar la víctima uuo de I03

la causa instruida en el Juzgadlo del distrito de la Lonja, en virtud de quere¬ lla do calumnia interpuesta por D. Rai¬ mundo Ripoll y Ripoll contra D. Juan

dos, el querellante ó el procesado, no sentimos sea el primero. Nada mas justo: el Sr. Ripoll quiso considerarse agravia¬ do Cuando ni siquiera se le había aludi¬

Marqués y Arbona, hijo de Guillermo y do. y á pesar de las satisfacciones que

de Rosa Maria, natural y vecino de Só¬ con posterioridad le dimos verbalmente

ller, de treinta y un años de edad, ca¬ y por escrito en aclaración del hecho,

gado, periodista y sin antecedentes pe¬ capaces de convencer al mas obcecado,

nales: en la que ha sido ponente el Ma¬ mota propio 6 inspirado por algún espi-

gistrado D. CasildoZavalarrPrimero, re¬ ritu-santo de los que tal vez hoy en vez

sultando probado que en el número 306, de ayudarle al pago de costas se llamen

correspondiente al día 11 de Febrero de andana, entabló una querella que había

1893, del semanario que con el título de Sóller se,publica en la villa del mis¬

de perjudicar á nuestro Director, y por ende á esta publicación; éste, á pesar de

mo nombre, se insertó el siguiente suel¬ haberse portado caballerosamente con

to: «En son, do queja acudió un hombre el Fiel ofendido después de publicada la

á esta Redacción dias pasados: Dijo que: noticia que se quiso creer calumniosa (y

los guardas de Consumos que prestan cuya calumnia no quiso sin embargo

sus servicios en el fielato del Pont cV en probar la Alcaldia), en el acto mismo de

Valls, á,pesar doYuci litarles el Municipio conciliación y después, ha tenido que

leña.para la calefacción, no dejan tronco incomodarse y gastar en viajes á la capi¬ en-todas aquellas inmediaciones, y que: tal; ha sufrido secuestro de ejemplares en

tales troneos no arden luego en el fiela¬ la Administración y embargo minucioso

to, sino que van á parar al hogar de , de cuanto posee; se ha visto obligado á

sus casas respectivas. Dijo ademas el nombrar depositario y nuevo adminis¬

hombre, que en dicho fielato tienen los trador de sus intereses, y, en 1111a palabra,

mencionados empleados una verdadera ha ido donde el capricho ó la malicia de

manada de gallinas, cuya manutención aquél ha querido llevarle. Pues bien, si

corre de cuenta de las tiendas de Sóller, hasta el presente ha sido nuestro Director

pues que de todos los carros que traen el blanco de antiguas cuanto infundadas

granos y legumbres so quedan un pu¬ venganzas, la víctima.inocente, ¿no es

ñado algo mayor del que se necesita justo que se truequen los papeles, y que,

para cerciorarse, en cumplimiento de su yaque el Tribunal ha dado una nueva

to do la querella de que dimos cuenta sienten los propietarios en su aplicación

dias pasados.»

á mejorar sus fincas; pues no faltan hon¬

Y al día siguiente añade el mismo pe¬ rosas excepciones, hombres de talento

riódico:

que por medio del estudio, de la expe¬

«Al felicitar á nuestro compañero don riencia y de la notable baja sentida en

Juan Marques y Arbona, Director del Só¬ la renta de sus fincas, han llegado á

ller, por la sentencia absolutoria con convencerse de que algo deben hacer

toda clase de pronunciamiento favora¬ para auxiliar á la naturaleza y resolver

ble, felicitarnos al Tribunal de derecho, por este medio, de una manera favora¬

felicitamos al Sr. Castellà defensor deh ble los problemas que la misma, civiliza¬

procesado y nos felicitamos como perio¬ ción va planteando, respecto á cultivos

distas.

y comercio, con motivo de la desaparión

Escarmienten los monterillas que de distancias á que dan lugar el vapor

creen no hay más Ley que su capricho y la electricidad; pues no todo es atraso

y que la prensa solo puede levantar la é ignorancia supina en nuestros hacen¬

voz para aplaudir sus desmanes, y escar¬ dados.

mienten también los que sumisos aca¬ La primera necesidad que sienten los

tan hasta los menores déseos de esos genios emprendedores al resolverse á

mandarines de pueblo que por arte de cuidar de sus fincas, mejorar las tierras

birli hirióque llegan á empuñar la vara y emprender nuevas obras de replan¬

municipal para doblarla ante el podero¬ tío, es la falta de libros especiales, mo¬

so y romperla sobre la cabeza del que nografías, de la planta objeto de sus

creen débil.

desvelos, que les indiquen el proce¬

Querellas tan sin fundamento, no dimiento minucioso que debe seguirse

prosperan porque 110 pueden prosperar.» desde la elección y preparación del ter¬

El Liberal Palmesano:
«Don Juan Marqués y Arbona direc¬
tor del semanario Sóller lia sido ab¬
suelto por el tribunal constituido en la Audiencia do la querella que por inju¬ rias se le seguía á consecuencia de la publicación de cierto suelto en el ante¬ dicho periódico.
Nos alegramos del éxito de este asun¬ to y por él enviamos á nuestro compa¬
ñero la más sincera felicitación.»
La República:
«Absolución de «El Sóller»—Ha sido
absuelto nuestro colega de Sóller de la querella interpuesta contra su Director que la Audiencia ha juzgado temeraria, y en consecuencia se han impuesto las costas al querellante.
Felicitamos de veras á nuestro com¬
pañero por el resultado obtenido.» La Última Hora:

reno. formación de semillero y trasplan¬ te, hasta la más hábil poda, para no tener que lamentar desaciertos siempre fatales á los intereses del propietario; porque sabido es que ni los dicciona¬ rios, ni los tratados de agricultura más extensos, satisfacen sus aspiraciones, de¬ ficiencia que nada tiene de extraño, por una causa muy sencilla y natural, como
vamos á indicar.
Aunque las obras destinadas á ilustrar á los agricultores en la tarea de su labor sean escritas por eminentes naturalistas y prácticos en la materia, no es posible que sus escritos desciendan á particula¬ ridades genuinas del terreno, clima, cla¬ se de cultivos apropiados á los mismos y reglas especiales para cada uno de ellos con las excepciones propias de cada loca¬ lidad. Sus preceptos se dirigen á la ma¬ yoría y por precisión deben ser genera¬ les. De ahí procede que, al consultar

de las plantas que constituyen nuestra riqueza pública?
No los conocemos: luego es preciso formarlos. Sólo así llegarán los propie¬ tarios á poder dirigir los plantíos y cul¬ tivos de sus fincas con acierto y sin ex¬ posición alguna de sus intereses, porque no tendrán que practicar más que loque otros han practicado con éxito seguro.
Se nos dirá que la producción de tales libros es difícil: que son contadas las personas que después de haber estudia¬ do la teoría de la vegetación de una planta en general, tengan la paciencia de comparar aquella sobre el mismo terreno con tenaz perseverancia y dis¬ pongan de criterio científico para dis¬ tinguir las causas del éxito ó del fracaso experimentado en sus observaciones, para deducir principios fijos, establecer la práctica. Todo lo dicho es verdad,
pero lo difícil no es imposible. La falta está en dar mas importancia á la forma, á la literatura, al bien decir, que al fon¬ do de las cuestiones, á la realidad: se busca el recreo del oido y se abandona la ilustración de la inteligencia. Por esto los prácticos, al verse postergados, dejan de anotar sus observaciones, guar¬ dándolas para sí mismos, sin encomen¬ darlas al papel siquiera, cuando se les presenta la ocasión propicia de prestar un servicio notable á la agricultura; la falta de estímulo engendra la decaden¬ cia y el retroceso.
Con lo dicho creemos haber demos¬
trado la necesidad de organizar exposi¬ ciones, certámenes y concursos agrícolas, verdaderas fiestas del campo, donde se excita la emulación entre los sábios,
entre los propietarios y entre los traba¬ jadores de la localidad.
Gran brecha se abriría en la ignoran¬ cia y gran vía en el progreso agrícola, detenido por la -tesacidad de la rutina, si la Excelentísima Diputación arreglara las cosas de manera que en todos las

deber, de las especies que entran por di¬ cho fielato. Dijo además otras cosas

prueba de su rectitud y justicia, haciendo que prevaleciera la razón, no sintamos

«Por sentencia de 22 de Febrero dic¬
tada por la Audiencia provincial, don

varias obras sobre 1111 mismo tema, nos
hallamos en que dicen lo mismo en di¬

pueblos de la Isla se celebrasen fiestas agrícolas bajo alguno de los in licados

que no conviene referir hoy.—Si la no¬ nosotros ni sienta quien de impar¬ Juan Marqués y Arbona, Director del ferente forma, y, si discrepan, cosa fácil conceptos. Entonces veríamos pedir in¬

ticia es cierta. se cometen abusos que cial se precie, que acabe por ser dicha periódico El Sóller, ha sido absuelto de y natural, dan lugar á mayor confusión, novaciones á los mismos gañanes que

debe la autoridad reprimir y castigar, y
para que llegue á su noticia y pueda
hacerlo le damos traslado, toda vez que
quien nos la dió dice que está dispuesto

víctima el que sin piedad quiso y trabajó para que aquel lo fuera?
Cumplió el Sóller su deber, como lo ha cumplido siempre desde que apare¬

la querella sobre calumnia contra el mismo interpuesta por D. Raimundo Ripoll y Ripoll, al que se le imponen to¬
das las costas.

porque, aun cuando el libro consultadotonga el carácter de práctico, se amolda
á las localidades conocidas ó estudiadas
por el escritor y siempre de un modo

tanto les repugnan ahora, esmerándose en el manejo de los instruméritos per¬ feccionados, con la esperanza de vencer en honrosa lucha á sus compañeros de

á sosteñer lo dicho y hasta á presentar testigos si es necesario.—Ya lo sabe V. pues, señor Santandreu.»—2.° Resul¬ tando igualmente probado que en la fe¬

ció en el estadio de la prensa, y -se ha querido ahogar su voz, aplastarle, qui¬ tarle de en medio para que no estorbe á las lechuzas municipales, enemigas

Damos á nuestro amigo y compañero nuestra más cumplida enhorabuena, de¬ seando continué su campaña en benefi¬ cio de los intereses públicos de Sóller.»

general. Además debemos tener presente que,
no por ser muy extensa la región habi¬ table de una planta y abrazar muchos

trabajo. La sociedad exigrn que de vez en cuan¬
do se rompa la monotonía de la vida doméstica, haciendo que sus individuos

cha en que se publicó dicho suelto don eternas do la luz; no nos estraña: á pre¬

Y no continuamos las cartas particu¬ grados de latitud en la zona climatoló¬ se mezclen y confundan en el expansivo

Raimundo Ripoll y Ripoll era empleado dicar la paz y á difundir la luz vino lares de los amigos íntimos del Sóller gica, propia para la misma, prospera en goce de placeres inocentes y comunes á

del Municipio de SóLler y prestaba sus Cristo, y sufrió muerte afrentosa. Pero, que, estando ausentes, vivían intranqui¬ todas las localidades y terrenos en esta todas las clases y estados. Las fiestas

servicios, como Fiel, en el fielato del lo liemos dicho yo: al final toda buena los por la denuncia y han esperianenta- comprendidos. Antes de proceder á una ' populares, cívico religiosas, en las cua¬

Pont d'en Valls—3.° Resultando que causa triunfa, y la nuestra por esta mis¬ do con la noticia del fallo absolutorio la plantación hay que descender al estu¬ les el pobre se considera feliz y olvida

previo acto de conciliación, sin avenen¬ ma razón no podia quedar hollada por alegría que esperimenta el que vé libre dio do muchas particularidades, como sus privaciones y fatigas, confundién¬

cia, en veinte y siete de Febrero del año el despotismo.

de un peligro que la amenazaba á una las corrientes y sus clases, montes que dose breves horas con sus mismos amos,

último, á nombre de D. Raimundo

De esperar es que será provechosa la persona querida, ni la infinidad de feli¬ las desvían, máxima y mínima del ca¬ se imponen. Por esto les pueblos asisten

Ripoll y Ripoll, estimándose calumnioso •el suelto transcrito se interpuso quere¬ dla contra el que resultara autor ó res¬ ponsable del mismo suelto=4.° Resul¬ tando asi mismo probado por decla¬ mación de D. Juan Marqués y Arboua
Director del semanario Sóller que es el autor del suelto mencionados».0 Re¬
sultando que dirigido el procedimiento contra el nombrado D. Juan Marqués,
confirmado el auto de conclusión del

lección, y que escarmentarán en cabeza agena todos los que tengan idénticos pensamientos y se encuentren en el mis¬ mo caso que el Sr. Ripoll y sus inspira¬ dores, si es que los haya tenido como de público se afirma.
ANTE TODO AGRADECIDOS

citaciones verbales que desde que se lanzó aquella á la publicidad hornos re¬ cibido, para que no se crea jactancia é
innoble deseo de zaherir ó de humillar
al que, sin que jamás le hayamos dado motivo, se empeñó en ser nuestro ad¬ versario, á lo que en todo caso no sería otra cosa que la expresión de nuestra mas sincera gratitud.
Con recopilar las frases halagüeñas para nosotros que dictó á nuestros cole¬

lor local, terrenos, su fondo, exposición, insectos y parásitos que atacan la plan¬ ta, y otras muchas circunstancias que sólo en una monografía pueden expre¬
sarse.
Idéntica observación debemos hacer
respecto á los cuidados que cada planta
reclama en su cultivo, cuidados que no
pueden prodigarse sin prévio conoci¬ miento de las exigencias del vegetal en
sus relaciones con la localidad.

á ellas con tanta avidez y son tanto más anheladas cuanto mayor novedad pre¬ sentan ea sus programas, sin que jamás falten recursos para realizarlas. La ha¬ bilidad del legislador está en saber diri¬ gir esas tendencias que desgraciadamen¬ te suelen degenerar en -vicio cuando, á tan poca costa, pueden contribuir aci¬ mentar la virtud, sin la cual no hay ni puede haber progreso verdadero.

sumario y abierto el juicio oral, la

Fieles á nuestra promesa hecha tiem¬ gas de Palma su compañerismo y la

Si notamos tanta variedad en las cua¬

José Rullán, Patio.

representación del querellante en sus po liá, de que procuraríamos tener al justicia de nuestra causa, al dar á sus lidades del fruto de un árbol cultivado

conclusiones, que sostuvo como definiti¬ corriente á nuestros lectores de cuanto lectores la noticia del fallo de la quere¬ en diferentes puntos de un mismo pue¬

vas, calificó .las frases y conceptos del se relacionara con la querella á todas lla que se había visto en juicio oral y blo, causas particulares han ,de influir espresado suelto de delito de calumnia luces temeraria, y por tal considerada público, nada hacemos que pueda mor¬ en este cambio tan pronto para el au¬

Ecos regionales

previsto.y penado en los artículos 467, por el Tribunal que debió juzgarla, se¬ tificar ni ofender siquiera á persona al¬ mento de precio como para su deprecia¬

468, 476 y 477 dol Código Penal, y de gún la sentencia que en otro lugar pu¬ guna; publicando lo que es puramente ción. El naranjo y el olivo, por ejemplo, INCENDIO EN U CASA CONSISTORIAL BE PALM

autor á D. Juan Marqués y Arbona, sin blicamos, no podemos pasar sin trasmi¬ del dominio privado, y á cuya publica¬ nos presentan anomalías muy palpables

circunstancias modificativas, pidiendo tir las impresiones, sino de todos, de la ción nada nos obliga, ni aun el deber de en confirmación de lo indicado y que

Todos los periódicos de Palma dedica¬

que se le imponga la pena de dos meses mayor parte á lo menos de nuestros co¬ manifestarnos agradecidos, sería ya cosa pueden notarse también en muchas otras ron algunas columnas el jueves último

y un dia de arresto mayor, la multa de legas diarios que se publican en la ca¬ distinta, y esto es lo que precisamente plantas. En igual altura, terreno y cul¬ .á narrar con todos sus detalles el des¬

quinientas pesetas y las costas. Y que la pital de esta provincia. Tales son.:

queremos evitar.

tivo, en un punto, hollamos al naranjo graciado accidente que llenó de cons¬

defensa de D. Juan Marqués negó que

El Isleño-.

Téngase, no obstante, por seguro que engalanado con un fruto de piel fina, ternación á los pacíficos habitantes de

la publicación de dicho suelto constituya «Ha recaído fallo absolutorio para el los nombres de·esos amigos, que quedarán aspecto agradable y gusto exquisito, al la capital, y sobre todo á los verdaderos

S O L^L E R

à

amantes de las glorias de esta región. Deseosos de enterar á nuestros lectores, cortamos de uno de dichos colegas las siguientes líneas:
Los primeros momentos
A las ocho y treinticinco minutos de la noche del miércoles de esta semana, sobresaltaron el ánimo de los tranquilos habitantes de esta ciudad los primeros
toques de alarma de incendio dados por
la tradicional campana llamada d' en Fi¬
guera y continuados después por la de
la parroquia de Santa Eulalia, indicio seguro de que el fuego se había decla¬
rado en su jurisdicción. En efecto; á los pocos momentos cor¬
ría de boca en boca y con la consiguien¬ te estupefacción., la triste nueva de que
loque efectivamente estaba ardiendo era
nuSstra Casa Consistorial. En seguida acudimos al sitio del su¬
ceso y, por desgracia, pudimos ver comprobada con nuestros ojos la verdad de tal afirmación: ¡¡¡el ala derecha del edificio municipal, actualmente en re¬ paración, estaba siendo pasto de las
llamas.!!]
Auxilios y disposiciones
Enteradas las autoridades, personᬠronse al momento al lugar del incendio y los bomberos empezaron á maniobrar con un celo y actividad pasmosas, á pe¬ sar de la consiguiente confusión que en casos tales suele producirse.
Al mismo tiempo recibíase el refuerzo de una brigada de marina (que, como siempre, supo trabajar con fe) con sus correspondientes herramientas y bom¬ billo, como también tres compañías del Regimiento Regional que se lucieron en el abastecimiento de agua para todas las mangas. Fuerzas de Guardia civil y Ca¬ rabineros prestaban también sus servi¬ cios con espontánea solicitud.
Mientras tanto inmensa muchedumbre
se agolpaba en las avenidas de las calles de Palacio, Maura, Juanot Colom y plaza
de Santa Eulalia, las cuales estaban to¬ madas militarmente.
En la plaza de Cort, las autoridades civiles yjmilitares, en' crecidísimo nú¬ mero, estaban dictando las disposiciones inás oportunas para la extinción del vo¬
raz elemento.
Extinción dol incendio—Origen del mis¬ mo y estragos cansados
Gracias á la actividad desplegada y á lo acertado de las medidas adoptadas pa¬ ra combatir el incendio, éste quedaba3 dominado por completo á poco más de
las once.
Entonces con nuestra presencia y por los datos y versiones que llegaban de los distintos departamentos del Con¬ sistorio, pudimos hacernos cargo de los estragos que el incendio había causado y dónde había tenido su origen.
La opinión general, y también la más verosímil, era que el fuego se había ori¬ ginado en el primer piso del ala derecha de referencia, quedando interiormente toda destruida. Eu ella quedó compren¬ dido el negociado de Obras y Aguas que,
como el rico artesonado, inútil es repe¬ tir que fueron pasto de las llamas. Bas¬
tantes cuadros, por fortuna de poca im¬ portancia, quedaron también destruidos.
El fuego empezaba á comunicarse al Archivo municipal, pero afortunada¬ mente pudo cortarse, salvándose—según declaración de los bibliotecarios-ios prin¬ cipales códices. Si tuviéramos que ano¬
tar todos los efectos destruidos bien por
el fuego ó por el agua, sería nuestra ta¬
rea interminable.
Impresiones
Las principales que recogimos fueron las de que se creían salvados la fachada
y el alero.
También nos consta que el edificio Municipal está asegurado por 300.000
duros entre dos sociedades diferentes.
Las pérdidas calcúlanse en 20 ó 23.000 duros, teniendo en cuenta que las obras de reparación, hoy destruidas, ascendían
ya á ocho ó nueve mil. Todos convienen en que los estragos
hubieran sido mucho mayores si el fue¬
go llega á comunicarse á la carpintería
existente en el centro y en la parte su¬ perior del edificio.
Tributo ds gracias
Debemos rendirlo sincero y afectuoso á todas las autoridades, así civil como
militar, por el celo demostrado anoche para que no pereciese un monumento tan glorioso para Mallorca como lo es
la Casa Consistorial. Por tanto, al señor Gobernador civil, al Sr. General gober¬ nador, al Sr. Comandante de Marina, al Sr. Presidente de la Cruz Roja, al señor
Alcalde accidental y señores Concejales, a los señores Jefes y Oficiales de todas

las armas que tan brillantemente esta¬ ban representados en aquel incidente, y á todos los que directa ó indirectamente contribuyeron á la extinción del terrible incendio, especialmente al elemento práctico y trabajador tan magnífica¬
mente simboliírado en los sufridos bom¬
beros, los intrépidos marinos y los or¬ denancistas soldados, les damos en nombre de Palma agradecida, las más expresivas gracias.

ducción del correo entre esta isla y la Península en buques de vapor.
El diputado provincial D. Elviro Saris cede el puesto que ocupó en la Diputa¬ ción provincial á su hermano D. Nar¬
ciso.
Al efecto, este señor se presentará can¬ didato para la Diputación de Ibiza optan¬ do al puesto que el actual representante de aquella isla, D. Elviro, dejará vacan¬ te por renuncia fundada en motivos de
salud.

Crónica Balear

(O JBADA 1 LA. PRENSA DE ESTA PROVINCIA)

Crónica Local

La Junta Directiva del «Círculo Ma-. En la mañana del lunes fué conducido

llorquin» ha acordado organizar ¿la Sec¬ al cementerio el cadáver de un hombre, ción Literaria prevenida en el art. 3.° de vecino de Alaró, que había fallecido en

su Reglamento, con objeto de reunir los el Hospital en la madrugada del mismo

elementos literarios con que cuenta di¬ dia, víctima de una desgracia.

cha sociedad, á fin de darles animación

Vivia el infeliz en este pueblo, traba¬

y vida activa. La lista para los señores socios que deseen formar parte de dicha
sección, estará abierta hasta el 6 del ines
actual.

jando en la carretera del puerto en cons¬
trucción, y fué el domingo con el objeto mas bien de pasar el rato que de pescar,
al punto de la brava costa conocido por

Por Real orden se ha confirmado la
suspensión impuesta por el Leñor Go¬ bernador de la provincia á los Conceja¬ les del Ayuntamiento de Arta D. Anto¬ nio Casellas Esteve y D. Jaitne Fuster Miró, pasando el tanto de culpa á los
Tribunales.

El Single. Sitados él, un hermano y un compañero á la orilla del mar, oyeron el ruido de una gruesa piedra que rodaba hacia donde estaban, la que había sido arrancada é impelida por un cerdo que hozaba en lo alto, y se retiraron cuanto pudieron; pero la piedra se hizo pedazos

en uno de los saltos, y uno de ellos fué

Sobre las cuatro de la tarde del lunes á dar en la frente del desgraciado, cau¬

y á unos cincuenta pasos do la casa
cuartel de la Guardia civil deSanta Mar¬
garita. en el corral de una casa trabaja¬ ban varios hombres concluyendo una pared, y habiendo abierto una zanja de unos 5 palmos de profundidad.se des¬ plomó el terraplén, quedando enterrado
uno de ellos. Inmediatamente acudie¬
ron allí el cabo de la expresada fuerza y algunos guardias, juntamente con otros vecinos; pero á pesar de los esfuerzos

sándole profunda herida y lanzándole al propio tiempo al mar.
Arrojóse para salvarlo sil hermano y después de supremos pero inútiles es¬ fuerzos faltáronle las fuerzas; hubiera perecido sin duda si el compañero no hu¬ biera tenido igual arrojo y mas fortuna, logrando después de mucho trabajo sa¬ car á ambos. En grave estado fué con¬ ducido al puerto el primero, y luego, des¬

que hicieron, no lograron sacarlo con vida. Presentóse en dicho lugar la auto¬ ridad judicial, haciéndose cargo del ca¬ dáver que fué conducido al cementerio
de dicha localidad.

pués de practicada la primera cura por el jóven médico D. Pedro Sorra, al Hos¬ pital, en donde falleció en la madrugada siguiente, como hemos dicho.
Descanse en paz, y reciba su familia

El Sr. Delegado del Gobierno en Ma- el consuelo que necesita.

hón ha prohibido en los Teatros de acuerdo con el limo. Sr. Obispo de la Diócesis, la representación del drama sacro «Pasión y Muerte de Nuestro Se¬
ñor Jesuscristo.»

Después de prolongada ausencia y restablecido completamente de salud, sa¬ lió el martes para San Juan de Puerto Rico, nuestro distinguido amigo D. An¬ tonio Mayol y Simonet.

La Junta central de derechos pasivos

Deseárnosle un feliz viaje.

á los profesores de enseñanza pública ha acordado que sean devueltas á I).a Cata¬

Leemos en los periódicos de Palma:

lina Colom, viuda del maestro que fué de la escuela de Deyá D. Simón Garcés Bachero las cantidades que se habían
descontado á éste desde el año 1887 con
destino al fondo de derechos pasivos, pues al morir no contaba dicho profesor con los años de servicio que dan derecho á jubilación y también á viudedad y
lio rían dad.

«Han sido declarados cesantes por
supresión los directores temporeros de Sanidad da los puertos de Felanitx, Só¬ ller y Alcudia, y los auxiliares de los de Ibiza y Ciudadela.»
Es claro, habrán tocado á hacer econo¬ mías, y no podía quedar excluido este pueblo; con esto se habrá salvado el pais.... como siempre.

Una empresa de Valencia ha escrito

Sentimos verdaderamente se haya

al Sr. Alcalde de Mahóti manifestándole tomado una resolución que tanto viene

su propósito de construir en aquella po¬ á perjudicar á nuestro partícula)* y que¬ blación una Plaza de Toros para dar rido amigo D. Andrés Pastor.
corridas en forma, á cuyo efecto pide al

Ayuntamiento le ceda el terreno ade¬ cuado para llevar á cabo dicha construc¬
ción.

Considerando la junta Directiva de la Defensora Sollerense insuficientes los
días señalados para que los aspirantes á

Ha sido nombrado presidente del Gre¬ mio de fabricantes de cerillas de Espa¬ ña, nuestro paisano y particular amigo D. Ricardo Rjca. por lo cual le felici¬
tamos.

la plaza de conserje de ésta presentaran sus solicitudes en la Secretaria, resolvió prolongar hasta el domiago de Ramos, día 18 del actual, á las diez de la maña¬ na, el plazo concedido. De esta manera

alcanzará la noticia mayor publicidad,

El señor Gobernador civil de esta pro¬ la necesaria para que puedan quedar en¬ vincia conmina con un correctivo á terados los socios á quienes pueda conve¬

veinte y dos alcaldes de otros tantos nir solicitar la plaza. pueblos de esta provincia si dentro de El sábado próximo publicaremos el

quinto día no han remitido á los seño¬ anuncio oficial, que hemos extractado. res coroneles del regimiento infantería

reserva de las Baleares número 1 y de
la Zona de reclutamiento de estas islas
las relaciones á que se refiere la regla 6.a de la Real orden de 16 de Septiembre del
año último sobre revista anual de los

Entre las personas conocidas que han bajado al sepulcro durante la semana que fine hoy, se cuentan el anciano don José Marqués y Cas tañer, padre de nues¬

iudividos del ejército.

tros estimados amigos D. Martin, don

Juan y D. Miguel Marqués y Marqués,

En el parque de artillería de la plaza
de Palma existen destinados á la venta 5.830.174 cartuchos, 15.961 fusiles y 1293 carabinas. El día 28 del mes actual es el señalado para que presenten sus
proposiciones los que deseen comprarlos.

y el jóven compañero D. Pedro Anto¬ nio Marroig y Alcover, vocal de la Jun¬ ta Directiva de la Defensora Sollerense.
La conducción del cadáver de éste al
Cementerio filé un acto solemne, en el
que estuvo bien representada la sociedad

El viernes salieron para Barcelona con
dirección á Madrid D. Juan Esteva y D. José Valerio la, vocales de la Junta de Gobierno de la Isleña Mar itima, con
objeto de hacer proposiciones en el con¬ curso que ha de celebrarse para la con-

á que pertenecía, y las honras fúnebres que se celebraron en la Parroquial en sufragio del alma de uno y otro fueron igualmente Incidas y extraordinaria¬
mente concurridas.
Reciban ambas el galardón de los

Justos y las respectivas familias de los finados nuestro mas sentido pésame.
En la mañana del jueves, á cosa de las doce llegó á este puerto procedente de los de Cette y Barcelona el vapor León de Oro, y á causa del prolongado trabajo de descarga de los muchos -efec¬ tos que traía, no pudo salir para Ciuda¬ dela hasta la madrugada de ayer. Esta mañana ha llegado de nuevo para salir al anochecer, teniendo preparada carga y despachado algun pasaje.
* **
De Palma debe salir esta noche á las
diez, según noticias, para Marsella con escala en este puerto el vapor Cataluña-, de modo que mañana saldrá para aquel, admitiendo carga y pasajeros.
EN EL AYUNTAMIENTO.
Bajo la presidencia del Alcalde acci¬ dental D. Jorge Frontera, y con asisten¬ cia de los concejales Sres. D. Andrés Olivor, D. Antonio Arbóna, D. Domingo Rultan y D. Cristóbal Pizá se declaró
abierta la sesión ordinaria que se celebró por segunda convocatoria el sábado úl¬
timo.
Fué leída y aprobada el acta de la
anterior.
Entró el concejal D. Jaime Antonio Mayol.
Se dió cuenta de una circular del Go¬
bierno civil de esta provincia referente á la formación del presupuesto municipal ordinario del próximo año económico de 1894 á95 y de los documentos que se han de acompañar al mismo. Acordóse su cumplimiento.
Se enteró de un oficio de la Alcaldia de Palma por medio del cual se indica
haber señalado el dia 22 del pasado mes á las doce de la mañana para rectificar el presupuesto de la cárcel de este parti¬ do para el año de 1894 á 95 con arreglo á lo mandado por el Excmo. Sr. Ministro de Gracia y Justicia.
Acordóse la reconstrucción de una
porción de muro de contensión del ca¬ mino nombrado de Sa Figuera, en el punto nombrado Es Puig, de este térmi¬ no, á fin de no perjudicar el tránsito pú¬
blico. Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Hoy, al anochecer se dará principio á la novena
dedicada al Patriarca San José.
Mañana, dia 4, por la tarde y después de la novena, se hará el devoto ejercicio del Via-eruc's y al anochecer el ejercicio mensual dedicado al Sagrado Corazón de
Jesús.
Dia 8, á las siete de la mañana, du¬ rante una misa rezada, se hará la devo¬
ción mensual dedicada á la Purísima
Concepción de María.
Registro Ovil
Nacimientos.
Varones 4.—Hembras 6.—Total 10.
Matrimonios.
Din 28 Febrero.—D. Antonio Serra y
Castafler, viudo, Manzana 68, con doña Magdalena Arbona y Ramos, soltera,
calle de San Pedro.
Defunciones.
Día 25 Febrero.—D. José Pizá y Verd, de 70 años, viudo, calle de Jesús.
Dia 25.—-D. Cristóbal Vida! y Guasp, de 3 L años, casado, de Alaró.
Diá 26.—D. Jaime Marcús y Fran, de 79 años, calle del Mar.
Dia 27.—D.a Catalina Morell y Soler, de 65 años, viuda, calle de San Pedro.
Dia 27.—D. José Marqués y Castañer, de 80 años, viudo, calle de Isabel II.
Din 27.—D.a Esperanza Jordáy Sampo!, de 90 años, viuda, calle de la Al¬ quería del Conde.
Dia 28.—Guillermo Deyá y Oliver, de
5 años, Manzana 38. Dia l.o Marzo.—D. Pedro Antonio
Marroig y Alcover, de 31 años, casado,
calle del Puente.
Din l.o.—D. Bernardo Ripoll y Relian, de 50 años, viudo, caile de Moragues.

Dia 3.—D.a Francisca Pascual y So¬ das, de 45 años, casada, calle del Mar 57.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 25 Febrero.—De Palma, en 3 dias bergantín Joven Antonio, de 227 tone¬ ladas, pat. D. Miguel Darder, con 10 mar. y lastre.
Dia 25.—De Palma, en 2 dias, paile¬ bot San José, de 53 ton., pat. D. Barto¬ lomé Ensefiat, con 7 mar. y efectos.
Dia 27.—De Marsella, en 3 dias, ja¬ beque Corazón de Jesús, de 42 ton., pa¬ trón D. Jaime Mayol, con 6 mar. y lastre.
Dia l.o Marzo.—De Cette y Barcelo¬ na, vapor León de Oro, do 278 toneladas, cap. D. G. Mora, con 18 mar., pasaje y
efectos.
Embarcaciones despachadas
Dia 27 Febrero.—Para Agde, laúd 2.o Remedio, de 35 ton., pat. D. Juan Pons, con 6 mar. y frutas.
Dia 27.—Para Gandía, laúd Anrora, do 67 ton., pat. D. Miguel Socias, con 8
mar. y lastre. Dia 27.—Para Valencia, pailebot San
José, de 53 ton., pat, D. Bartolomé Easeñat, con 7 mar, y efectos.
Dia 27.—Para Palma, laúd Constante, de 40 ton., pat. D. Jaime Rimis, con 4 mar. y lastre.
Dia 23.—Para Marsella, jabeque Co¬ razón de Jesús, de 42 ton., pat. D. Jai¬ me Mayol, con 6 mar. y frutas.
Dia l.° Marzo.—Para Gandía, laúd
Esperanza, de 32 ton., pat. D. Juan Vi¬ cens, con 5 mar, y lastre,
Dia l.o—Para Ciudadela, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar., pasaje y efectos.

Sr. Director del Sóller:
Muy Sr. mío y de mi mayor consideración: Bipero merecer de su bondad se servirá dar cabida en las columnas de su periódico al siguiente.
COMUNICADO. Al leer en el extracto de la sesión celebrada por nuestro Ayuntamiento la noche del 3 de los corrien¬ tes que publicó el último número de su semanario, que al debatirse la instancia que tuve ol gusto de presentar á dicha Corporación referente á la alinea¬ ción á que debía sugetar la construcción de mi casa de la calle de la Alquería del Conde de esta villa, al señor Concejal honor Juan Canals y Estades, al hacer la historia, supongo que en un grandilocuen¬ te discurso, modelo de verdadera oratoria, como todos los que pronuncian sus castizos labios afirmó
que al manifestarme—no se quien—la resolución del municipio de variar ó corregir, como se quiera, la vigente alineación en parte de dicha callo de la Al¬ quería del Conde, me mostré no solo satisfecho sinó hasta contento exigiendo únicamente el que se marchara lo mas de prisa posible pues que me con¬ venía no tener suspendidas las obras por mucho tiempo, sentí vivamente no ocupar un sillón en nuestro Consistorio, por haber podido así tener el gusto de dar inmediatamente y de palabra al ex-alcalde D. Juan Canaís, la merecida respuesta. Hoy que me veo precisado á dirijirme al público solle¬ rense, desde las columnas de su periódico, y como creo además que las palabras de los señores conce¬ jales no deben hacer fé y que las del honor Juan Canals y Estades no han de tener mas validez que las mias, ó las de cualquier otra persona honrada me limitaré á decir á mis lectores que yo ni ahora ni nunca he estado conforme en sugetar la construcción
de dicha mi casa á la última alineación ó sea á la que
se refería el Sr. concejal honor Juan Canals en sus afirmaciones, cosa que fácilmente comprenderán mis conciudadanos con solo decirles que la nueva alineación me irroga grandes perjuicios y que desdo
últimos de Junio de 1891 hasta la fecha vengo sos¬ teniendo mis derechos, en contra, ante nuestra
Corporación municipal y ante las autoridades su¬ periores.
Doy á Y., señor Director, las mas ospresivas gracias por la atención y me repito de Y. su afectí¬
simo. S. S.
Q. B. S. M.
Gabriel Ekinés.
Sóller 13 Ethrero do 1894.

tTMIMA MOM

Palma 3, á las 3 tarde.

Banco de España. .

4 p § interior. .

íin.

4 p 9) exterior. .

fin.

4 p § amortizable .

Cubas

Coloniales. .

Cambios.

373*00 68*30 77‘95 77’85
109*00
®0’00

París 8 días vista. . Londres 30 días vista ,
■< > ■ • ■ X

23”30

.

OO’OO

P.

Se alquila una casa
en calle muy céntrica de esta po¬
blación con ó sin mobiliario.
Es muy espaciosa y reúne muy
cómodas condiciones.
Informarán en esta imprenta.

4

SÓLLER

METEOROLOGÍA

-OBSERVATORIO BE D. JOSÉ 'ROLLAN FBRO.—CALLE BE S. FEBEO

OBSERVATORIO BEL FARO BE «TUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS

¡ISAM TARDE VIENTO

Ti Masm üTEl| mTm y E •M

rde Mar ana
! 5‘ Seco. lo.

Ta Je
Seco ”1

Ter.

Ter-

del Bar. del Bar.

Ba<r. Mil. ^ ;Bar. Mil.8

G.o»

G.°3

Dirección

Fuerza

Atmósfera Plrio.
1
i
Maña. Tarde Milis.

OBSERVACIONES

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Pino.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

g Man ina.
y

TaiJe.

metro del
Baró¬

Baró¬ metro metro. del
Baró¬

Baró¬ metro

Dirección

metro. n.° de vueltas
durante

Mua. | Tde. M.a Tarde Milis. Máxi¬ ma.

Mini-
ma.

Máxi¬ ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las 24 horas.

OBSERVACIONES

23 12 9 14 10 12’0 10’0 14*0 11’6 12 756 13 755 S. 0. » » d. c.

24 14 .'.3 15 6 8’0 6’0 13’0 iro 12 756 12 756 0. 0. » » D. D.

*25 14 4 16 12 lO’O 13!0 15’0 130 12 756 12 756 0. 0. » » I). D.
m 15 5 17 ..7 10*0 8‘0 16’6 12*0 12 760 12 760 0. 0. » » 1). D.

*27 16 7 19 8 9'8 8’0 18'0 J 4*0 12 75® 12 758 s. N. » » D. D.

-

28 18 6 18 8 io-o 8’4 16’0 14’0 12 757 13 756 0. N. » » I). 1).

I 1 16 6 17 '8 10’O 8'0 15’4 13’0 12 758 13 759 0. N. t>

»

D.

■
D. i

...

r

23 13-8 24 15-0 25 15-5 26 1(5*0 27 18-5 28 18-5
1 18*0

8-0 15‘0 9-0 12*5 757*0 13-0 757‘0 NE. NE. 4*2 15‘4 8-4 12*5 757*2 13'4 756*5 NE. 0. 6*3 16*0 9*0 12*0 756*0 15-0 757*4 NO. N. G‘2 18*5 11-0 14‘0 762*0 16*0 761*0 SO. SO. 9*5 18*0 13*0 15*0 760*0 17*0 759*0 SO, 0. 8*0 17-9 10-0 15*5 757*6 16*0 757*6 N. NE. 7-0 17*5 10*0 14*5 760-0 15*0 760*2 N. N.

51.950 D. 23.270 D. 15.171 D.
7.663 D. 19.55$ D. 18.120 D. 19.345 D.

D. D. D. D. D. D.
D. 1

NOTA. Cuando la casilla de !a fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente ora apenas perceptible, la S. indica que es suave, la F. fuerte, la T. tempestuoso y la TJ. uracanado.—El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las ini¬ ciales: D. que indica despejado y C. cubierto.—Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—Los termómetros están á la sombra.
OTEA. Fu el observactorio del «Faro de la Punta Crossa,» los instrumentos están á 101 metros-020 milímetros sobro el nivel del mar.

Btisanche cte «la El ®oller,i“on. Los dueños de esta finca, participan al público que, resueltos á llevar á cabo por cuenta propia el ensanche de la población; se ha empezado ya la venta de solares, y que ésta conti-
52341 hasta la completa enagenación de los que en el plano se han señalado, por los precios y mediante las condiciones siguientes: Los solares marcados con los números del 1 al 22, ambos inclusive, se venderán por ia cantidad de 500 duros cada uno, é igual precio tienen señalado los del 27 al 42,
.aReí 48 al 56 y del 87 al 95, también inclusives.

Se venderán á razón de 400 duros uno, los solares marcados con los números del 56 al 86 ambos inclusive.

No tienen precio alguno señalado, siendo por lo tanto convencional éste, los solares números 23, 24, 25 y 26; 43, 44, 45, 46 y 47; 96, 97, 98, 99 y 100.

Los solares regulares tendrán una longitud de 100 palmos por 30 de latitud; sin embargo, podrán ser agrandados longitudinalmente á voluntad del "comprador, y Coñven-

cionalmente, siempre que quede terreno libre en el fondo de los mismos.

Los solares del precio de 400 duros tendrán lina rebaja de 2’07 reales por cada palmo que les falte para el completo de los 30 por 100 que se ha indicado.

6/ En los solares del precio de 500 duros que sean irregulares se compesarán en rebaja ó aumento, según falten ó sobren palmos, á razón de 3?04 reales palmo.

Las rectificaciones que tengan que hacerse en el plano, se enmendarán sobre el terreno.

Al comprador que adquiera 20 solares de á 500 duros y pague su total importe al contado, se le hará una rebaja de 1000 duros.

91 La venta de solares se hará lo mismo al contado que á plazos, siendo estos anuales y de 50 duros como cantidad mínima. Las cantidades no satisfechas devengarán el in¬

terés del 5 p§, quedando en garantía de estas el solar y edificio que sobre el mismo se construya.

Los que deseen adquirir uno ó más solares podrán dirigirse al honor Jaime Colom y Arbona, que vive en la propia casa de El Seller, calle de Moragues n.° 3.—SÓLLER.

NOTA.—Quedará abierto el ensanche, por de pronto, en la plaza de Estiradors, y la calle trasversal en el camino que desde dicha plaza conduce á la Alquería del Conde, por

el Tórrenlo d’en Creueta, y se trabaja para conseguir las mas posibles de las aperturas señaladas en el plano para empalme del ensanche con la población; no obstante, con objeto

de que pueda empezarse la construcción do edificios Ínterin se facilite la circulación, tendrán los compradores paso libre para personas, caballerías y carruajes por la casa del propietario.

Atlverteneias importantes

Su la imposibilidad de componer tipográficamente un plano exacto de la futura población,

conviene manifestar para conocimiento de los que en éste se fijen, que es solo aproximado;

se publica con el exclusivo objeto de que puedan formarse una idea de la dirección de las

calles y de la forma de los solares aquellos á quienes pueda interesar.

Los filetes gruesos —— indican las futuras calles, los finos

los solares, los puntilla¬

dos

las calles y caminos boy existentes, y las cañas

algunos límites, que no todos

por no ser posible, de la finca El Seller.

El ancho de las calles continuación de la de San Bartolomé y trasversal, miden de ancho

10 metros; las continuación d© las de tóan Jaime y del Pastor 8 metros.

Para gobierno de las personas que, estando ausentes, quieran comprar algún solar, publi-

taremos el número de los que se hayan vendido.

8. 7.

MOTA.-Quedan vendidos los
solares números 21 y 22.
SOLLER.—Imp, de «La Sinceridad»