AÑO IX—2.a EPOCA-NUM. 360
AÑO IX—2.a EPOCA-NUM. 360

SABADO 24 DE FEBRERO DE 1894

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóllkr: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.1—General Pavía-7-Arocibo (Puerto-Rico.) Míjioo: D. Damian Canals—Constitución-19-Sau Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

>¡r Calle áe San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EspaíYa: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 075 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.)
Númei-os sueltos—0'10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
AMOR DE PADRE
Por la noche, cuando vuelvo de la ofi¬
cina, Pablo conoce inmediatamente mis
pa*o* en la antecámara y sin darme tiempo á que deje el sombrero y el bas¬ tón. se me sube por las piernas y se cuelga de mis hombros, lanzando ale¬ gres gritos que anuncian mi llegada:— ¡Aqhí está papá!.. Buenos dias, papá!
Es un diablillo de cinco años, delica¬
do, muy crecido, y tan travieso, que trae
la casa continuamente revuelta.
La habitación no basta para contener el desorden de sus juguetes. Por un lado yac# un polichinela, boca arriba y-son¬ riendo aún, á pesar de la ancha herida que le abre el cráneo; por otro lado se ve un montón de vagones destrozados, como si hubieran chocado dos trenes; más allá, un borrego de tres patas des¬ punta la hierba imaginaria del suelo...
Desde la mitad de la escalera le oigo ya restallar su látigo sobreseí caballo de cartón, bombardeara! enemigo, condu¬ cir al asalto á sus soldados de plomo y gritar: «¡Victoria!»
Pero cuando las travesuras de Pablo
han traspasado ciertos límites, cuando su eondueta ha merecido algún repro¬ che. el mismo peso que tiene sobre su conciencia modera sus ímpetus; en vez
de saltar á mi cuello, se acerca á mí con
timidez, con inquietud, y se contenta eon presentarme su frente para que la
bese.
Entonces adopto yo un tono severo para pedirle cuenta de sus hechos; le
llamo «señorito Pablo», le hablo de us¬
ted, y salpicando mi reprimenda de terri¬ bles frases, le predigo que, de no ser bueno, nunca llegará á ser un hombre.
El me escucha inmóvil, confuso, y
eon los ojos bajos, y á vece*, apenado profundamente su pobre corazoncito, amarga* lágrimas inundan »us pupilas.
Entonces hacemos las paces, porque
en aquel momento psicológico estoy más apurado que él, y falta muy poco para que sea yo el que pida perdón.
**#
Pero la anterior semana el asunto fué
mucho más grave. El «señorito Pablo» se reconocía tan culpable, que ni aun vi¬ no á mi encuentro, permaneciendo en
un rincón del comedor vergonzoso y temblando como un criminal que aguar¬ da su sentencia.
—Espero—dijo mi mujer duramente— que por esta vez lo corregirás.
Alicia se empeña en que yo tengo la culpa de que Pablo lo rompa todo.
—¿Qué sucede?—pregunté.
—Mira—exclamó ella abriendo la

puerta de mi gabinete—mira. Miré y vi en «fecto que á la izquierda de la chi¬ menea había un vacío. D@ dos jarrones japoneses que adornaban la cornisa,
faltaba uno.
—¿Y el otro? —Roto en mil pedazos. Aquello me exasperó. Yo apreciaba aquellos vasos como un niño ama un juguete largo tiempo deseado. Durante un mes, habían despertado mi codicia desde el escaparate de un anticuario, y al fin los había adquirido, á fuerza de economizar para reunir el subido precio que por ellos pedían. —¡Eres un bribón!—exclamé furioso. —No te quiero, ¡vete! Le prohibí la entrada en mi despacho para siempre, y sin recordar qusyo mis¬
mo había sido otro Pablo, declaré que
los niños eran inaguantables, torpes y el castigo de las familias.
Nos sentamos á la mesa. Como hacia
falta un castigo ejemplar, decidí que Pablo se quedara sin postrey que se acostase inmediatamente después de
comer.
El niño, muy digno, no lloró ni dijo una sola palabra. La comida fué triste, pues generalmente Pablo la alegraba con su graciosa charla, y aquella vez se vengó con su silencio, resaltando noso¬ tros má* castigados por él.
Al llegar á los postres, Pablo dijo he-
róicamente á su madre.
—Mamá, bájame. No tengo hambre, quiero dormir.
La madre lo bajó de la mesa y lo puso en mis brazos. Yo lo oprimí contra mi
pecho, un poco turbado y reteniéndome para no perdonar demasiado pronto. Después Alicia se lo llevó á acostar.
No tuve valor para acabar la comida sin él y me fui al salón. Allí, en medio del humo del cigarro, me puse á pensar
en los niños.
¿No los castigamos á veces con dema¬
siada crueldad? No tienen la edad de la
razón, y ya los quisiéramos impecables, más sensatos que nosotros mismos. ¡Ay!
¿Es que nosotros somos tan cuerdos? Esta reflexión me trajo á la memoria una pregunta que un día me dirigió mi hijo: —Dime, ¿quién es quién riñe á los papás? Tenía mucha pena por haber dejado á mi hijo sin sus postres; así es que en cuanto mi mujer se puso á bordar aban¬ doné el salón subrepticiamente, abrí sin ruido el armario del comedor y cogí un gran cucurucho de confituras que ocul¬ té como pude bajo la bata. Cuando llegué á la alcobita de Pablo vi con desesperación que estaba ya dor¬ mido. Me incliné para besarlo dulce¬ mente, y ¡cosa extraña! sus mejillas *e pegaban á mis labios.

¡Como que las tenía embadurnadas de
dulce! La madre había tenido la misma idea
que yo. ¡Oh, las mujeres!... A
A media noche, Pablo tuvo una pesa¬
dilla, y sentándoss en la cama nos lla¬ mó con voz ahogada. Nos levantamos precipitadamente corriendo hacia él; nos miró con la vista extraviada, y después,
echándose de lado, se volvió á dormir.
Pero, hasta el amanecer, su sueño fué agitado.
—Eso es el efecto de la emoción de
ayer—me dijo Alicia. Por la mañana se despertó más pronto
que de costumbre, triste y pálido; su ca¬ beza ardía, su pulso latía violentamen¬ te. Muy inquieto, mandé llamar al mé¬
dico.
Este, después de examinarlo, recetó, y apurado por nuestras preguntas, aca¬ bó por confesar que no podía decir nada hasta la segunda visita.
—Sin embargo—añadió—espero que no será de cuidado. Tratad de que se le levante y si véis que juega y vuelve á estar aleg're y turbulento, como de cos¬ tumbre, no me llaméis, porque será se¬ ñal deque está curado. Un niño que salta y juega está bueno.
En cuanto se marchó el doctor, me despedí de Pablo, que me parecía muy abatido, y recomendando á la madre que me avisara inmediatamente si ocurría algo grave, me marché lleno de
ansiedad.
Siempre me acordé de aquel día. Me fué imposible trabajar ni un minuto, y cada vez que el portero me anunciaba á alguien, figurábame que me buscaban á
causa del niño, dándome el corazón una terrible sacudida.
A cuantas personas entraban en mi oficina para hablar de asuntos da la ad¬ ministración, les daba parte de mi pena, les refería la aventura del jarrón, mi có¬ lera, el castigo demasiado severo, sin duda, la entereza del chiquitín... Me trataba de estúpido, me acusaba de ha¬ ber sido un Nerón y de tener la culpa de
su enfermedad.
Negros presentimientos me invadían. Veía á Pablo enfermo, con una pneumo¬ nía, ó una meningitis, ¡qué se yo! So¬ ñaba en las largas noches, pasadas á su lado, en las lágrimas que corren silen¬ ciosas cerca de la cabecera, y oía, á tra¬
vés del ruido de la cucharilla removien¬
do la repugnante medicina, los tristes gemidos del pequeñuelo...
No tuve paciencia para esperar más y
salí de la oficina antes de la hora.
Al pasar por delante del bazar en don¬ de me detengo para comprar juguetes á Pablo, me cargué los bolsillos de òiòelots, y volví á correr como un loco.

En el portal de mi casa tropecé, sin excusarme, con gentes que subían; subí los escalones de cuatro en cuatro; llegué ante mi puerta, jadeante, sudoroso, y allí, sin valor para seguir adelante, me puse á escuchar.
Escuchaba si oía á Pablo jugar, char¬ lar, diablear, en fin... Pero no, nada, un silencio completo reinaba en mi casa; un silencio que me heló la sangre en las
venas.
Abrí y llegó mi mujer. —¡Y bien!... ¿Y el niño?... ¿La verdad?
Alicia me miró con aire extraño, que
no comprendí entonces, y después me dijo:
—¡Ha roto el otro jarrón! —¿Dónde está? ¿Dónde está?
Lo encontré en el salón, escondido de¬ trás de una butaca; lo cogí en brazos, lo besé con frenesí, y á través de mis lᬠgrimas, que ya no podía retener, le gri¬
té en la misma cara:
—¿Has roto el segundo jarrón, queri¬ do mío? Toma, monín, toma juguetes; registra mis bolsillos; para tí, ¡todo esto para tí!
Y como mi mujer me miraba estupe¬ facta, yo le dije, aliviado de mi pena, feliz, completamente feliz.
—Acabaré por creer que la tranquili¬ dad de los podres consiste en tener ni¬ ños que alboroten mucho y que rompan
todo cuanto encuentren á mano.
Enrique Malín
PER Ló ÁLBUM
DE NA FRANCISCA D. DE GITARCH
Obre, Francisca, aquex llibre
de dibuxos y cançons,
d’un ver amich presentalla
fruit de la amistad de molts.
No t’avanirá tenirne
ramell de tant gays colors, puis fá temps que ta bellesa flors trapitja anant p’el mon.
Si preñas 1’ art y les lletres sabrás quant val aquex dó; y si ’ls cors agrahits preuas
hi trobaràs mes valor.
Les paraules amoroses fujen com lo flayre dolç, mes, lo pinçtíll y la ploma estampan per sempre ’ls mots.
Cada instant de ta alegría será per tú mes gojós. si ’l pler que ’t dona 1’ afecte aquí te ’l renovan tots.
¡May vinga á tú malhauransa!, mes, si plorasses un jorn, pensa que ’ls que aquí signaren mitj partexen tos dolors.

¿Hi ha res que valga en la vida com T amistat y 1’ amor? Ditxós qui pot dir:—«¡M’ estiman!» ¡Si tot lo demés es pols!
JüSEPH L. PONS Y GaI/LARZÁ. 1875.
EL BORRACHO
Le veis?... la frente abrasada.
¡Cómo devorando está, Con su estúpida mirada, La botella ya agotada Y el vaso apurado yá!
Se lia trastornado su mente
Con la embriaguez que le abruma Corre el sudor por su frente, Y agitaase torpemente
Sus lábios llenos de espuma. Vedle, vedle. En ira extrema,
Maldiciones lanza en pos.
Su aliento agitado quema, Su torpe lengua blasfema
Insulta el nombre de Dios.
Para él, nada hay sagrado. Todo gérmen de virtud Su embriaguez ha sofocado...
Ni el recuerdo ha conservado
De su santa juventud! Sueños de amor y de gloria,
Religión, pátria, amistad, Todo muere en su memoria; Todo es palabra irrisoria Para su nécia impiedad!
¿Le veis? inmundo beodo, Tan cobarde como vil, Se espanta y lo teme todo, Y se arrastra por el lodo Como asqueroso reptil.
Eu tan miserable estado.
¡Cuán precoz en su vejez! ¡Cuán pronto se vé agobiado, Entorpecido, estenuado Por su constante embriaguez!
Vedle, vedle en su agonía. ¡Como sufre en su impiedad! Es que el infierno le guía
Hácia la noche sombría
De espantosa eternidad!
Su muerta razón no alcanza
Ni un solo punto de fé,
Ni una sombra de esperanza... Cuanto mas su muerte avanza,
Mas lejos de Dios se vé. Y baja á la humilde fosa
Como un ser irracional,
Sin que caigan en su losa. Ni una bendición piadosa Ni una lágrima filial.
Porque ese mónstruo sin nombre Que tal vicio arrastra en pos. Aunque la blasfemia asombre,
Hace dudar si es el hombre La sábia hechura de Dios.
Juan B. Enseñat.

FÒliïiETÍM
Tres personas distintas y un solo traje verdadero.
trajes, una gran ceremorMa y un baile,
contestó: —Ah, sí mamá! de buena gana me
casaría, porque debe ser cosa muy diver¬
tida!
La mamá hubiese podido contestar: —No siempre. Pero en vez de contestarla esto, la mi¬ ró fijamente, diciéndola: —Tienes inclinación á álguien?
—Inclinación? no... todos me son in¬ diferentes.
—Tanto mejor; en ese caso déjame elegirte marido.
—Pero deseo que sea joven y guapo.
—Oh! no es necesario decirlo!
—Y además que sea moreno, mamá; me gustan más les morenos que los ru¬
bios. —Haces bien en decírmelo. Descuida.
Tú eres muy bonita... muy fina... estás bien educacadá y tienes un magnífico dote, con el cual hasta podrías prescin¬

dir de educación. Deseo encontrarte uno
que cuando te lleve del brazo haga de¬ cir: Mirad qué bella pareja!
—Oh! mamá! es necesario que lo di¬ gan; en ese caso pasearé mucho con mi
marido.
A los pocos dias dijo á su hija la seño¬
ra Girasol:
—Qué te parece Arturo Delval? —Muy bien... es moreno... —Todo lo más moreno posible... Tie¬ ne veintisiete años y buena fortuna, aunque no tan buena como la tuya;
veinticinco mil francos de renta y mag¬
níficas esperanzas. Procede de buena fa¬ milia, es casi noble y le han prometido que algun dia será auditor.
—Qué es eso de auditor, mamá? —Hija mi a, auditor... espera... audi¬ tor es uno que escucha lo que dicen. —Es buen empleo? ¿Acaso no escucha todo el mundo lo que se dice? —Sí, pero el auditor escucha lo que se dice en.el Consejo de Estado. —En el Consejo ’de Estado! ah! eso es
diferente. Y me llevará mi marido á es¬
cuchar con él?
—No creo que sea esa la costumbre, hija mia... pero en fin, la grandeza y

honores de tu marido reflejarán sobre
tí... te recibirán en los círculos más dis¬
tinguidos... —Basta, mamá, me casaré con el se¬
ñor Delval.
Seis semanas después de esta conver¬
sación, se celebraba el matrimonio de la señorita Molina Girasol con el Sr. Artu¬
ro Delval. Dos años después de aquel
acontecimiento, la mamá daba el baile
á que había invitado á sus tr«s inquili¬
nos de la calle Kambuteau.
Al perder su título de señorita, Melina había permanecido tan delicada, tan débil y vaporosa como antes de casarse, y hasta se aseguraba que bostezaba más aun que de soltera. Sin embargo, su marido era guapo mozo, seguia escru¬ pulosamente las modas y amaba á su esposa tanto como con venia á un ele¬ gante. Solamente que había renuncia¬ do á ser auditor y se había contentado con asociarse á un agente de cambio, lo cual le permitía ir diariamente al bos¬ que y ocuparse mucho de sus caballos.
La sociedad de Arturo era natural¬
mente mas distinguida que la de la viu¬ da del comerciante en maderas; pero cuando vestían unos y otros trajes ele¬

gantes, se confundían bien. El baile es¬ taba brillante y abundaba en mujeres
bonitas, cuando entró modestamente
Adolfo, dominado por cierta timidez que le inspiraba aquella brillante reunión y aquellos salones espléndidamente ilu¬ minados; su ancho frac contribuía á aumentar su apuro. La señora Girasol se apresuró á salir, á su encuentro:
— Buenas noches. Sr. Durard.
--Señora, tengo el honor... —¿Dónde están vuestros amigos, los Sras. Birón y Grenouillet?
—Vienen detrás de mi... están bus¬
ca mío un carruaje. —Ah! ahora se ha adoptado la cos¬
tumbre de venir muy tarde á los bailes... ¿Creerá usted que aun no han llegado mis hijos?
—Sin duda buscan carruaje, señora. —Teniéndolo propio, no necesitan
buscarle. No, es cuestión de moda... no
quieren llegar antes de media noche... os cosa que no tiene sentido común.
Adolfo se limitó á inclinarse, dicién¬
dose:
—¡Y Grenouillet que no llegará hasta las tres de la madrugada!
—Baila usted, verdad. Sr. Durard?

—Sí señora... lo bailo todo... me gus¬ ta mucho el baile.
—Sea enhorabuena! no es usted como
esos jóvenes que prefieren los naipes, que solamente piensan enjugar.
—Oh, señora, no hay peligTO de que juegue yo!..
—Pues bien, invite usted á una seño¬
ra; no faltan parejas... ¡Dios mió, cuán¬ to me impacienta la tardanza de mis hijos!...
—Señora, serán los carruajes... Afortunadamente para el dependiente de comercio, la señora Girasol se había
alejado ya y no oyó la contestación. Ac¬
cediendo á los deseos de la casera, Adol¬
fo se apresuró á invitar á una señora. Aceptó ésta y se colocaron para bailar,
mirándose Adolfo los guantes, que no
estaban tan limpios como él creia y que no hacían el mejor efecto en medio de
una reunión donde todos llevaban gua li¬
tes frescos. Afortunadamente para él su pareja era una joven que se ocupaba más de su traje que de su caballero, y
solamente atendía á una cosa que no se
tenia en su puesto y á cada momento
amenazaba caerle sobre la nariz.
Guando empezó á bailar Adolfo, el

Editorial.

rencia no fué muy numerosa, pero si es¬ to á la mala estrella que parece influye cogida; socios de veras viéronse única¬ en los destinos de nuestra querida na¬

mente, de aquellos patriota psara quienes ción. Es materia prima en nuestra indus¬

EX-ABRÜPTQ

los buenos resultados de la empresa les tria, ese carbón especial de gas, que no

halagan mas bien para que ésta subsista pueden facilitarnos nuestras provincias

Asi hemos de calificar al siguiente
suelto deseosos de no ofender ásu autor,
fl corresponsal en este pueblo de La Aléwdaim; pero quizás, si no le ofende¬
mos, no le favorezcamos mucho con solo
copiar á la letra su escrito, y esto es lo menos que podemos hacer en nuestra
defensa.

y progrese en bien del ornato, comodidad :y eulta apariencia de la población, que para el reembolso de pingües ganancias.
Abrió el Sr. Presidente la sesión y ex¬
puso en breves palabras en nombre pro¬ pio y en el de la Junta de Gobierno su satisfacción y sus esperanzas, añadiendo que la electricidad, según el dictamen

septentrionales. De Francia ó de Ingla¬ terra hemos de proveernos; y esto os bastará para que comprendáis la gran¬ dísima desventaja cou que hemos ad¬ quirido los carbones, pues bien conoci¬ da tendréis el alza reinante desde larga fecha en los cambios con el extrangevo. La diferencia pues en estos ha produci¬

Para los lectores de La Almudaina de ingenieros electricistas, lejos de ser do como es natural otra baja en el bene¬

tendrá razón el Corresponsal; para los enemiga del gas. es y no puede dejar de ficio.

nuestros la tendríamos sin duda nosotros ser su aliada, puesto que el porvenir de

Por tanto: unid, señores, á la cantidad

si contestáramos en la forma con venien¬ aquella es obscuro sin el auxilio de este de Ptas. 1265\\31 que os presentamos co¬

te á lo qne nos pareciera del suelto en cuestión; luego para que se vea quien la tiene de verdad, por si acaso, ya que ha querido empezarla, desea continuar po¬ lémica-nuestro amigo, lo indispensable es que conozcan los que han de juzgar¬ nos la causa que la motiva:
«Vana quimera la del semanario El Sóller al pretender que los Concejales ¡que forman actualmente el municipio
en vez de disentir sin ton ni son. cual si

fluido como fuerza motriz para produ¬
cirla.
El señor Secretario dió lectura á la si¬
tuación de la Sociedad en 31 de Diciem¬
bre último, que en otro lugar de este número publicamos, y, seguidamente, á la Memoria, que también publicamos, ¡piles que se acordó no repartirla impresa á los señores accionistas, después de ha¬ berse convenido pasaran las ganancias al feudo de reserva y en no repartir por

mo ganancias, los intereses satisfechos y la diferencia en cambios y tendréis el resultado que en ocasión normal os hu¬ biera rendido vuestra fábrica en el pri¬
mer semestre de su funcionamiento.
Atendiendo la Junta de Gobierno á
las circunstancias anormales por que ha alrevesado la Compañía y en demostra¬ ción de lo mucho que para su prosperi¬ dad está dispuesta á llevar á cabo, re¬ nuncia á su favor el 10 p. § que por dis¬

estuvieran en familia, no lo hagan de la lo mismo dividendo activo, cosa muy posición del art. 37 de los Estatutos le

manera como lo hacen los .perfectos y en su lugar puesto que se continua co¬ corresponde sobre los beneficios lí-

reputados oradores capaces deconvencer brando aun los pasivos. De este modo q uidos.

al Universo con sus atildados y ampu¬ podrán hacerse cargo los que por ocu¬

Además liemos de notificaros que los

losos discursos. Nosotros, y dispense el ■apreciable periódico, sustentamos ideas opuestas & las suyas. Suspirarnos, y con nosotros la gran masa del pueblo, por una buena y -franca administración; anhelamos, después, una estricta impar¬ cialidad y recto criterio en los asuntos de Gobierno y para ello contamos, y de ahí nuestra vanagloria, con que, sino todas, la gran mayoría al menos de las personas que componen el municipio tienen tanta ilustración y tan vastos co¬ nocimientos como cualesquiera otros que hayan podido franquear antes de
ahora, los umbrales del Consistorio.
Bueno fuera, á qué negarlo, que en las peroraciones resultaran conceptos claros y .precisos, que se aguzara más el ingenio en algunas ocasiones, si nece¬ sario fuese; pero entre esto que sería muy hermoso y bello.y el hablar poco y mesurado unido empero á una buena figparchaadministrativa, optamos por esto
último. Y todo lo demás, créanos El Sá-
Uer. todo lo demás es agua de cerrajas.» No nos hemos de esforzar en probar
al Corresponsal de La Almudaina que en su escrito abundan las inexactitudes, ni nos liemos de ofender por las asercio¬ nes calumniosas que contiene hasta el extremo de entablarle querella, aunque

paciones ó por su ausencia no pudieron
asistir. Dice así:
Sisnorbs accionistas: Un precepto re¬ glamentario ha obligado á esta Junta á convocaros, y, en verdad, le es suma¬ mente grato presentarse por tal motivo
ante vosotros, no porque pueda halaga¬
ros con un resultado brillante obtenido
durante el finido año de 1893, sino por
ver otorgada vuestra aprobación ¿ te ges¬
tión administrativa desarrollada en dicho
ejercicio. Un año há y en ocasión igual á la
presente, os decíamos, señores accionis¬ tas, que la Sociedad El Gas de Sóller no tendia únicamente al fin lucrativo; hoy podernos decir, sin temor á error, qne uüestra Compañía ha alcanzado .ya la más
hermosa de sus victorias. Eu efecto:
La instalación de la fábrica de gas en
este pueblo, y la inauguración del alum¬ brado público y particular, por medio de este fluido, demostraron con creces á los extraños que Sóller es amante de los adelantos; y la satisfacción y entusiasmo que entonces todos sentimos fué una valiosa recompensa.para vuestros admi¬ nistradores. digna de las contrariedades sufridas y desvelos desplegados, en el primer año de su gestión.
Obtenido el primer éxito, (que si bien es de ninguna importancia en el terreno

señores Tenedor de libros, Depositario y Secretario, individuos de la Junta, á pesar de que sus cargos son por su na¬ turaleza retribuí bles, renuncian gene¬ rosamente á toila remuneración por to¬ do el tiempo que lian desempeñado sus cargos, que es desde la fundación de la
Sociedad.
Por último, esta Junta atendiendo á
la poca importancia del beneficio líquido resultante, os propone destinarlo por
entero al fondo de reserva. Servios, pues,
aprobar su proposición que considera en bien de la Compañía.
Después de todo lo apuntado huelga cuanto pudiéramos añadir respecto al buen resultado que esperamos, con fun¬ damento, para el presente ejercicio: sal¬ dadas dentro pocos meses las cuentas deudoras y eliminados en consecuencia por completo los intereses á pagar; nor¬
malizada la situación de los cambios
con el extrangero. porque hemos de creer, señores, que no ha de ser aquella eterna, y con el creciente, favor del pue¬
blo de Sóller, entrará nuestra Sociedad
en una senda franca y alcanzará el de¬ sarrollo é importancia naturales á su
carácter.
El capital de los accionistas de El Gas no será improductivo.
Asi lo cree vuestra Junta de Gobierno.

por menos nos hayamos sentado no há del positivismo, lo ha considerado esta

Sóller 17 Febrero de 1894.—El Presi¬

mucho en el banquillo de les acusados; Junta siempre primordial), resta seño¬ dente. José Bullan.—El Vicia-Presidente,

tinas y otras saltan á la vista, por cuya
razón, sin necesidad de señalarlas, en
ellas no podrán menos de fijarse nuestros

res, á la Compañía, entre otros, un se¬ gundo fin esencial: el beneficio para los
accionistas.

Miguel Lanuza.—Vocales.—Jaime Qrell. —J. Marqués Arbona.—Miguel Coll.— Miguel Arbona.—Guillermo Bullan.—

habitifeles lectores que no han olvidado

Ha entrado, pues, ya nuestra sociedad Francisco Serra Srio.»

-aun lo que hemos dicho y defendido, y en este vasto é inseguro occéano de la

Nada liemos de añadir mas que pláce¬

ven hoy-lo que se nos imputa. ¿De dónde sacara el que nosotros pre¬
tendamos que los concejales hagan «co¬

vida mercantil por el que navegará con¬ fundida con tantas otras, expuestas á los rigores de la fortuna, solicitando sus

mes para la Sociedad que se instaló cou
el exclusivo fin de llevar á cabo tan útil
como necesaria mejora, y para la Junta

mo los psrfectos y rap litados oradores halagos y luchando continuamente por de Gobierno que, á pesar del trabajo y

capaces de convencer al Universo con arribar al seguro puerto del éxito com¬ constancia, disgustos y sacrificios que

■sus atildados y ampulosos discursos»?

pleto. A él procurarán conducirla sus lleva consigo toda empresa, de este gé¬

¿Cual es su intención al afirmar que gobernantes.

nero en sus primeros años, tan bien sabe

no suspiramos por una buena y franca En consecuencia, á la Junta de Go¬ cumplir su cometido. Conformes estamos administración ni anhelamos una estric¬ bierno quédale para hoy y las sucesivas también en que el mal tiempo ha pasado

ta imparcialidad y recto criterio?

reuniones generales ordinarias, como ya, y por lo mismo en que el capital de

Á1 «augurar nuestro amigo que sus¬ obje-to primario, el daros cuenta ded re¬ los accionistas no ha de ser improduc¬

tenta ideas opuestas á las nuestras, .ha sultado económico de la Compañía.

tivo; pues que si en pocos meses (y los

dicho todo esto, y además que aprueba el Atended, pues, un momento y juzga¬ primeros de la instalación), venciendo

que se discuta sin ton ni son. Esto con¬ reis nuestras gestiones con verdadero dificultades, caminando por entre una

tradice con lo que añade mas adelante conocimiento de causa, pues sabemos densa niebla de oposición, pagando cre¬ al decir que las personas que compo¬ que el beneficio alcanzado en el pasado cidos intereses, siendo por «1 estado de

nen el municipio (suponemos habrá ejercicio no es tan brillante que escuse los cambios mayor el valor de las pri¬

querido decir el Ayuntamiento, lo que palabra* y demando solamente cifras.

meras materias, y produciendo poco, se

no es igual) tienen tan vasta ilustración No ciega á esta Corporación apasiona¬ ha ganado 1265‘31 pesetas, cabe esperar

y... etc., etc., cosa que tejos de negar miento de ninguna clase: quizás pudie¬ para en adelante, que habrán desapare¬

hemos asegurado una y mil veces; pre¬ rais en nuestro lugar haber alcanzado cido los desembolsos por intereses y

cisamente,por esto no deberia aprobar mejor resultado, por concurrir en voso¬ aumentado la producción, que quedará

una discusión familiar, en laque hablan tros más inteligencia y práctica ¿en el normalizado todo y en circulación las

muchos á la vez y en la que se cruzan pa¬ negocio; pero afirmamos con toda la obligaciones al portador emitidas, un

labras, muchas, y hasta proposiciones, fuerza de una convicción bien arraigada, crecido interés del capital invertido.

que hemos de dejar en el tintero al ha¬ que nuestros desaciertos, si los halla¬ Y lo esperamos en efecto, congratu¬ cer el extracto de la sesión, por no ridi¬ reis. no son hijos de falta de entusias¬ lándonos ya de antemano por éxito tan

culizar á nuestros representantes que mo y buena voluntad en pró de la Com¬ lisonjero.

las profieren ó sustentan.

pañía.

Ignoramos que entenderá el Corres¬ Como os deciamos el pasado año,

ponsal por buena y franca administra¬ nuestra Sociedad adolece de defecto

EL JUICIO ORAL

ción; lo raro es que la comprenda qui¬ tando á la ¿sesión su carácter solemne., que es lo que quisiéramos se la diera, aun cuando no se pronunciaran atilda¬ dos y ampulosos discursos, y lo único por qué hemos abogado hasta el presen¬ te, respecto de este particular.

grave en la forma de hacer efectivo su
capital. Era impasible, como sabéis bien, Suponemos á nuestros lectores intere¬ hacer gas, ni aun hoy misino, sugetán- sados en conocer los pormenores de la donos á las cantidades que teneis apor¬ acusación y defensa de nuestro director tadas á la masa social; y por tanto, des¬ en la querella por calumnia que se le ha
pués de diferentes tentativas, no nos cu-; seguido por el suelto... do marras, y po otro recurso que tomar á préstamo sobre todo el fallo dictado por el tribu¬ las cantidades necesarias. Calculad nal de derecho después de vista la causa

pues, señores, los intereses que lian te¬ en juicio oral, y conceptuamos muy jus¬

EN «EL G-AS

nido que abonarse por las cantidades re¬ tos sus deseos habiéndoles dado cuenta

cibidas á rédito y conoceréis la primera de como había obrado la autoridad local

A las diez de la mañana del domingo y la más importante de las bajas sufridas después de nuestra hipotética denuncia

i'íltemo se reunió en Junta General, con¬ por el beneficio líquido que en circuns¬ de abasos, de la conciliación (?), del se¬

forme se había anunciado con la debida tancias normales se hubiera obtenido.

cuestro, del embargo, y demás con que

anticipación, la sociedad anónima cuyo Ha tenido nuestra Sociedad, como es¬ han gozado quizás el ofendido y sus es¬

título encabeza estas lineas. La concur¬ pañola que es, que pagar también tribu¬ píritus-santos, si los tiene.

Y no obstante de considerar justos sus deséos, no los hubiéramos satisfecho á
buen seguro si nuestro colega palmesa¬
no El Noticiero Balear no hubiera tenido
representación en el juicio, por la razón de que la nuestra no pudo tomar apunte alguno estando, como estaba, en el ban¬ quillo de los acusados, y de memoria era imposible retener cuanto se dijo en contra primero y luego en pró. Vale mas así: hecha por nosotros la reseña quizás hubiera parecido'exageración ó parciali¬ dad una pincelada que se hubiera recar¬ gado; hecha por nuestro colega habrá de verse en ella, cuando menos, mayor im¬ parcialidad. Hé aquí lo que bajo el título i\\e Por la Prensa dijo anteayer el men¬ cionado periódico:
<El Noticiero fué el único periódico de Palma que recogió ayer en la Au¬ diencia información directa del juicio que se seguía contra un compañero en la prensa, por supuesta calumnia infe¬ rida por la publicación de un suelto en nuestro querido colega el Sóller.
Y conste que no en son de jactancia, que fuera ridículo, consignamos el he¬ cho de haber sido los únicos que asisti¬ mos al histórico palacio de la Almudai¬ na; lo consignamos porque entendemos que por compañerismo y por propio in¬ terés, la prensa toda debió seguir paso á paso las incidencias de un proceso que
tan íntimamente la afecta.
El suelto que originó la querella que ha llevado al banquillo de los acusados al Director del Sóller, D. Juan Marqués y Arbona, es uno de esos sueltos que se inspiran en un sentido altamente moralizador, y cuyo fondo lo informa el de¬ seo de que las autoridades sepan á qué atenerse respecto álo*rumores que, con¬ densándose, van formando una atmósfe¬
ra densa alrededor de actos, que, como decía el Sr. Castellà, defensor del proce¬
sado, por ser de la Amilustración Públi¬ ca que es la Administración de todos, todos á la vez venirnos obligados á con¬
tribuir en la medida de nuestras fuerzas
á que no queden envueltos en la sombra
del misterio.
La falta de costumbre en el pueblo donde un valiente semanario, mirando hacia adelante, lucha contra la política de campanario y contra los monterillas ignorantes y soberbios, tropieza á menu¬
do con la denuncia, á todas luces teme¬
raria, encaminada á crear obstáculos y dificultades á la misión de la prensa.
Para evitar prosperen tales hechos, es por lo que creernos tiene la prensa de Palma deber de ponerse al lado de la de tos pueblos, si se vé envuelta en un pro¬ ceso por faltas'cometidas por medio de la prensa, cuando ya no lo tuviera- por rudimentarios deberes de compañerismo.
La sala
Se reunió á las doce y media. I). Juan Cerdo, sostuvo la acusación en nombra del querellante, Raimundo Ripoll, fiel de consumo* del resguardo de Sóller; defendió al procesado D. Luis Castellà y actuó como Relator, D. Juan
Alcover.
Acusación
Sostiene su escrito de conclusiones y de acuerdo con la defensa renuncia á la
prueba documental.
Traza el retrato moral del ofendido,
del que dice que, como hombre de honor y de limpia historia que acredita su hoja de hechos como guardia civil, en cuyo Instituto obtuvo el empleo de sargento, se vió obligado á querellar al autor de un suelto calumnioso.J
Y no me esforzaré, añade, en demos¬ trarlo, puesto que la calumnia se des¬ prende de la sola lectura como ha teni¬
do ocasión de escuchar la sala.
Se dice en el suelto que se dejaba sin
leña los alrededores del fielato del Pont
d'en Valls y que se tomaban puñados de granos de todos los carros que tran¬ sitaban por la carretera de Palma á Só¬ ller, y se añade que la leña iba á parará los hogares de los guardas y el grano servía para comida á las gallinas que los mismos guardas tenían en el fielato, lo
cual es también falso.
Está tan patente la calumnia, que ape¬ sar de conocer lo mucho que vale5lailus¬ trada defensa del procesado, anhelo oir los argumentos que ha de emplear para
desvanecerla.
Hechos punibles como los que delata el Sóller, constituyen una calumnia, y cuantos argumentos se empleen en de¬ mostrar lo contrario, ««¡¿estrellarán ante la razón, por más que los vista con los primores de estilo y belleza de frase que
*on la característica de todos los traba¬
jos del Sr. Cartellá. Hace responsable en primer término
del suelto como autor y como Director, á D. Juan Marqués y Arbona. y «©chaza puedan servirle de excusa las razones

alegadas por éste al manifestar qne ins¬ piró el suelto eu las noticias que le pro¬ porcionó en forma de denuncia de los hechos el peón caminero y guarda jura¬
do Bartolomé Colom.
Para probar su aserto lee varias sen¬ tencias del Supremo, en las cuales se sustenta el principio de qne lo punible en la calumnia es la propalacióu por cual¬ quier medio se lleve á cabo.
Niega también pueda librar de res¬ ponsabilidad al procesado lo dicho por éste en la indagatoria de que no estuvo en su ánimo el inferir ofensa á nadie y al efecto lee otra sentencia del Supremo.
Entrando en el campo de las suposi¬ ciones y tomando por base las lacónicas conclusiones de la defensa, dice que és¬ ta mantendrá que el procesado no qui¬ so aludir al fiel que mantiene la quere¬ lla, pero que tales hipótesis caerán por su propio peso, puesto que el procesado ha tenido varias ocasiones para mani¬ festarlo y una solemne, que fué la del acto de conciliación. Es, pues, insosteni¬ ble, con razón, sostener que el suelto no
hace referencia al fiel.
Para probarlo dice el acusador que en¬ tre guardas y fiel no hay diferencia,por¬ que todos guardan, y añade que al final del suelto habla de empleados y que en el fielato no hay más empleado que el fiel y
dos mozos.
Lee varios párrafos de unos artículos publicados en el Sóller, después del suelto de autos, para probar que el pro¬ cesado no desistía] en su actitud hostil contra el fiel, lo cual permítanos el seSr. Cerdo le digamos que no nos con¬
venció.
Termina el acusador pidiendo para el procesado con arreglo á los artículos 477 y 468 del Código Penal dos meses y un (lia de prisión y 500 pesetas de multa á más de las accesorias y pago de las
costas.
La defensa
El Sr. Castellà pidió la absolución, con condena de costas para el querellante, por considerar temeraria la querella.
Los trabajos deimaginación, disculpa¬
bles cuando se trata de la defensa, no
pueden admitirse cuando se emplean en una acusación que va djrigida contraía honra de un procesado.
Mi digno compañero se ha valido para
su acusación de una serie de sofismas y
truncando el pensamiento y la frase ha conseguido hacer decir á mi defendido cosas que ni dijo ni pensó á buen segu¬
ro decir.
Procuraré satisfacer 3a curiosidad del
acusador y destruir el fundamento de la querella, cosa que no ha de serme difí¬ cil, pues en el presente caso no eviste ni
uno solo de los elementos de la ca¬
lumnia.
¿Que es la calumnia? Es la falsa imputación de un delito de los que dan lugar á procesamiento de
oficio.
Pues bien. Ante todo debe babor eu ¡a
imputación del delito afirmación. ¿La hay en el suelto que es la base de
este proceso? No, señores de la sala.
En el suelto se dice: si es cierta la noti¬
cia se cometen abusos que la autor¿dad debiera perseguir y castigar.
Este es el lenguaje, señores, que siempre se emplea en la prensa para de¬
nunciar los abusos (te la Administración.
Pública, eu la que está en el deber de in¬ tervenir el periodista, puesto que se tra¬
ta (tela administración de todos.
¿Qué quiere mi digno compañero que sostiene la acusación? ¿Que se baga una Ley especial, imponiendo un lenguaje nuevo para la prensa de Sóller?
Demostrado que no hay afirmación, la admitiremos hipotéticamente para de¬ mostrar que, aun en este caso, faltaria el segundo elemento indispensable que es el de que la calumnia se refiera al que¬
rellante.
Pasemos por alto lo mantenido por la acusación, de que no existe diferencia entre guardas y fiel; con hojear el Re¬ glamento de Consumos verá bien clara¬
mente determinados en sn articulado
los deberes del fiel y de los guardas, las atribuciones del fiel y de los guardas, el sueldo del fiel y de los guardas.
En el suelto denunciado se habla de
los guardas, se delatan abusos de los guardas, no del fiel, y tan es así que cu
un artículo p$r el Sóller publicado, y qué
ha leído la acusación lia suspendido la lectura en un párrafo que termina «abu¬ sos que podia ignorar la Alcaldía y bas¬
ta el mismo fiel.»
Vean, pues, los señores de la. Sala cuan lejos del ánimo de mi defendido estaba
aludir al fiel en el suelto, al suponer que
hasta el indicado fiel podia ignorar los abusos que se denunciaban.
El torcer elemento necesario para que
exista calumnia es que la imputación,

SÓLLER

5

sea delito de los que dan origen á la 1 aquella ciudad, se ven en la precisión de

La sociedad Defensora Sollerense por á cada uno de los Ayuntamientos del

Por último acordóse verificar varios

formación de cansa. Pues bien, está de¬ mostrado que la calumnia, caso de ha¬ berla, en modo algmno se dirig-ia contra el fiel, pero es más, es que yo niego que exista la calumnia contra los guardas á
quien claramente alude el suelto. Y para probar la exactitud de mi aser¬
to os diré que el hecho fué denunciado

exportar á los pueblos vecinos algunas partidas de pescado, para facilitar de esta manera su despacho.
Leemos que días pasados una conoci¬ da persona de la capital recibió un anó¬ nimo, en el que se le hacían horribles amenazas sin ó giraba una letra de cin¬

medio de anuncio que no nos es posible publicar hoy por falta de espacio, parti¬ cipa á los socios que se halla vacant© la plaza de Conserje de la misma y que, de¬ biendo proveerse, los aspirantes podrán presentar sus solicitudes en la Secreta¬ ría de la asociación hasta el domingo día

partido de Palma para atender á las obligaciones de la cárcel del mismo, cor¬ respondiente al próximo año económico
de 1893 á 94. La cantidad que corres¬
ponde satisfacer á este pueblo es la de
8Q7‘30 pesetas. Fué leída una circular de la Inspec¬

pagos. Y se levantó la sesión. —7CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Al

ano¬

por Bartolomé Colom ante el Juez mu¬ co mil pesetas á favor de un penado de 4 de Marzo próximo, á las cinco de la ción de primera enseñanza de esta pro¬ checer de hoy se dará principio al quina¬

nicipal, y éste no vió delito alguno, pues Alcalá de Henares, lo mismo que si de’ tarde.

vincia de 9 del actual, interesando se rio dedicado á S. Juan Bautista.

de haberlo visto hubiera desde luego ello daba conocimiento á la Autoridad.

Las condiciones mediante las cuales adquieran por este Ayuntamiento las Mañana, dia 25, á las siete y media de

procedido ¿ formar causa, ni lo vió el
Alcalde de Sóller, ni el Gobernador civil,
ni el propio Fiscal de la Audiencia, que lee los periódicos, y no lo vieron porque
no existía el delito.
Los guardas al recoger leña de los al¬ rededores del fielato se limitaban ápedir con poca delicadeza lo mismo que hacen los carabineros; piden lo que se les dá con poco gusto, piden con poco rubor sodal. que no puede exigirsele al que cobra seis reales diarios. Respecto á to¬ mar alijo más del grano que necesitaban para sus apreciaciones, ese algo pueden ser unos granos más y es ridículo pen¬
sar sea esto un hurto, cuando se comete
delante del propietario y éste no se queja.
Se estendió el distinguido letrado en
varias consideraciones sobre la mucha

A pesar de esto, lo participó á nuestro
Gobernador Civil, el cual con un celo
que le honra, dió principio á pesquisas, que dieron por resultado el conocimien¬ to del autor, que es natural de Alaró-, que juntamente con lo* documentos de la trama, fué. puesto á disposición del Juzgado, ordenando su prisión provi¬
sional.
El número de órdenes sacerdotales
concedidas el viernes y sábado últimos, por el prelado de la Diócesis en la igle¬
sia del Socorro de Palma, son las si¬ guientes:
AL presbiterado 2.—Al diaconado 17—
AL subdiaconado 15.—A menores y sub-
diaconado 1.—A menores 18.—A meno¬
res y tonsura 3.—A primera tonsura 21.
—Total 78.

ha de llenarse la vacante están de ma¬ nifiesto en la mencionada oficina social.
La influenza ha entrado en este pue¬
blo, y al igual de en Palma y demas pue¬ blos de la isla, ó quizás en mayor escala, está causando estragos. Gracias que vie¬ ne con «arácter benigno, pero así y todo es capaz de dejar recuerdos amargos co¬ mo los dejó en 1889 y 1890.
Por de pronto sigue cansando inva¬ siones, y pocas serán las familias que no tengan ó hayan tenido algun atacado.
Un vecino de Alaró, maestro albañil, según informes, que había venido con el objeto da ver si podia convenirle trasla¬ dar á este pueblo su residencia para de¬

banderas y escudos necesarios para las escuelas públicas de este distrito que se han de colocar en el frontispicio de las mismas en el plazo de seis meses, con¬ forme se ordena por la Dirección del ramo. Quedó enterado.
Dióse igualmente lectura á un oficio del Sr. Gobernador civil de esta provin¬ cia en que indica haber dejado sin curso por improcedente, y que devuelve al Ayuntamiento, la instancia dirigida al
Exorno. Sr. Ministro de Fomento en so¬
licitud de que sea anulada la resolución d©l Ingeniero encargado de la carretera
de Pahua á este puerto, referente á las obras que llevaba á cabo D. Jaime Oli¬ ver y Mayol en la casa de su propiedad, de la calle de Isabel II, carretera del

la mañana habrá comunión general para las Hijas de María; por la tarde, después del sermón, el Via-crucis y al anochecer el ejercicio mensual de las Hijas de la
Purísima.
üegistaro Civil
Nacimientos. Varones 0.—Hembras 1.—Total 1.
Matrimonios.
Ninguno.
Defunciones.
Dia 18.—D.a Magdalena Pons y Pas¬ tor, de 63 años, casada, calle de Isabel II.
Dia 19.—José Gas tañer y Canals, de
2 meses, calle de Isabel II.

distancia que media entre el Pont d' en Valls y Sóller (tres kilómetros) y lo difí¬ cil que era itrasportar una cantidad de leña que fuera superior á una arroba.
Terminó penetrando en la entraña del proceso, analizando su génesis que dijo ser la política de pueblo y de las autori¬ dades arbitrarias, que intentan siempre ahogar la voz de la prensa.
Si la querella ¡prosperase, bien podia suprimirse el semanario Sóller, al que debe en gran parte el pueblo que le dió
nombre, su desarrollo y progreso.
Terminó con un elocuente párrafo asegurando que la primera víctima de la querella era el propio querellante, al cual, ya que no podia remediar los daños que había causado, por ser esta temera¬
ria se le condenase con las costas.
*

Se encuentra atacado de pleuresía, el Exorno. Sr. Capitán General de estas islas Si*. Araoz, y habiéndose agravado fué preciso sacramentarle dias pasados.
Deseárnosle pronto alivio.
El martes fué encontrada ya cadáver una mujer, dentro del pozo dopin predio
situado en la marina de Felanitx.
Según nuestras noticias y con refe¬ rencia á las declaraciones prestadas por sus hijos, salió de mañana con un cán¬ taro en dirección del pozo, previniendo á estos que si tardaba en volver, que fuesen á buscarla. Y en efecto, viendo que era muy tarde y no regresaba, fue¬ ron por ella, y al llegar junto al brocal del pozo hallaron las ropas allí junto y dentro el cuerpo exánime de la infeliz.

dicarse á la construcción de casas en el
ensanche, después de hablar con el arren¬ datario de El Setter, ds quien era amigo, pidióle por dormir aquella noche en su casa, y concedido fué á acostarse con ánimos de regresar á su casa á la maña¬ na siguiente. A altas horas de la noche fué acometido por repentina enfermedad,
que le obligó á llamar á los dueños de la casa, quienes despertaron azorados á los gritos de ¡yo muero! ¡favor! y llamaron á algunos vecinos, quienes en breves mo¬ mentos pusieron en alarma á todo el
barrio.
Llamado el facultativo Sr. Mayol, acu¬ dió al momento para prestar al paciente sus auxilios, consiguiendo al poco dejarle aliviado y á los vecinos repuestos del

Estado; y que se atenga en el caso pre- I Dia 29.—D. Bartolomé Colom y Puig,

sen te y en los demás que se presenten en de 82 años,

lo sucesivo, á las disposiciones vigentes Dia 22.—D.a Isabel M.a Castañar y

sobre construcciones sujetas á nueva ali¬ Oliver, de 88 años, calle de Calíais.

neación. Acordóse que el maestro de

Dia 23.—D. Narciso Magro Villes, de

Obras D. Gaspar Reinés examine las 38 años, casado, calle del Cementerio,

de referencia y emita su dictamen, cu

vista del cual se tomará después la reso¬

lución que proceda.

MOVIMIENTO DEL PUERTO

Acordóse pasara al Ingeniero encar¬ gado da la carretera de Palma á esta

Embarcaciones fondeadas

puerto y á la Comisión de Oblas, res¬ Dia 17.—De Lanouvelle, en 3 dias,

pectivamente, las instancias presentadas laúd Esperanza, de 32 ton., pat. D. Juan

por D. Bartolomé Canals y Cabot y doña Vicens, con 6 mar. y lastre.

María Deyá y Bernat por medio de las Dia 18.—De Torre vieja, en 2 dias,

cuales solicitan permiso' para hacer obras balandra San José, de 22 ton., pat, don

en los inmuebles de su propiedad sitos Pedro Pandes, con 7 mar. y efectos.

en la calle de Isabel II y en la manzana

Dia 19.—De Agde, en 3 dias, laúd

**
Esperarnos con ansiedad el fallo, el cual deseamos vivamente que sea abso¬ lutorio para nuestro amigo y compañe¬ ro en la prensa D. Juan Marqués y Ár-

Se presume que la miseria en que vivía la indujo á tomar una determina¬ ción tan terrible y tan en discordia con los mandamientos de Ja Ley de Dios.

susto. A estas horas continúa en cama el
enfermo, si bien ya fuera de peligro y
relativamente bien.

15 n o 20.
Se dió cuenta y fué aprobado el dictámen emitido por dicho Ingeniero en las instancias que presentaron, y de las

2.o Remedio, de 36 ton., pat. D. Juan Pons, con 6 mar. y lastre.
Dias 18 de Cette y Barcelona y 20 de Ciudadela, vapor León de Oro, de 278

bona.»

cuales se dió cuenta, D.a Francisca Lia¬ ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar. pas. y

Agradecemos con toda el alma á El Noticiero Balear su interés y sus buenos deseos, y sentimos no poder continuar al pié de la reseña el fallo, que ignora¬ mos á la hora de entrar en prensa el pre¬ sente número; no obstante, daremos
cuenta en cuanto lo conozcamos para
satisfacer los deseos del compañero y de la mayoría de nuestros lectores.

Viniendo obligados los Ayuntamien¬ tos de estas islas dentro del presente mes á satisfacer el importe del tercer trimes¬ tre de sus respectivos cupos de consu¬ mos, sal y alcoholes, la Delegación de Hacienda, por medio del periódico ofi¬ cial les jucuerda el expresado deber, y al propio tiempo conmina á los señores alcaldes y concejales con la responsabi¬ lidad subsidiaria á que se refiere el artí¬ culo 58 de la vigente ley de presupues¬

Después de algunos dias de permane¬ cer detenido en este puerto el vapor León de Oro por causa del mi tiempo reinan¬ te, en la mañana de ayer salió para Bar¬ celona, á cuyo puerto llegó sin novedad, según telegrama del capitán, que nos ha facilitado esta mañana la casa consigna¬ taria, depositado á las 5l20 de la tarde.
A la hora de llegada á Barcelona del vapor León de Oro ninguno de los vapo¬

do y Miró y D. Antonio Yallcaneras y Rosselló, acordándose conceder á estos el permiso solicitado con las salvedades que constan en el es presado dictamen.
Acordóse aprobar las cuentas munici¬ pales de este distrito pertenecientes á los periodos ordinario y de ampliación, del ejercicio económico ds 1892 á 93, y exponerlas al público por espacio de quince dias para los efectos correspon¬

efectos. Embarcaciones despachadas
Dias 18 para Ciudadela y 20 para Barcelona y Cette, vapor León de Oro, do 278 ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar. pas. y efectos.
IJMIMA MORA

*

Crónica Balear
(OJEADA Á LA PRENSA DJB ESTA PROVINCIA)
ISO se había visto en muchos años tan hermosa floración de almendros como
en el presente, en Felanitx. Desde que empezó se ha visto, contra lo ordinario, favorecida por unos días expléndidos de temperatura apropósito para que pudiera desarrollarse el fruto de la mejor mane¬ ra. Los labradores se prometen una bue¬ na cosedla, y es indudable que la logra¬ rán si algún incidente de última hora no
viene á estorbar la buena marcha que

tos, si por su morosidad ó negligencia no se realizan en tiempo oportuno lo* ingresos de que se trata.
—
Crónica Local
Entre los sueltos que quedaron redac¬ tados el sábado último y cuyo original n© pasó ya á las cajas, por exceso, había uno que sentimos no publicar, pues que
dábamos cuanta de haber fallecido en
Palma pocos días antes la anciana madre de nuestro estimado amigo, D. Matías Menendez, profesor de música y director

res correos de las Baleares habia salido, ni de Palma ni de ninguno de los puertos
dei continente.
¿Que dirán á esto los detractores del vapor?.

La cantidad da 115‘55 pesetas

ha

invertido en obras ejecutadas por admi¬

nistración municipal desde el dia 12 al

17 del actual, ambos inclusiva.

Consisten dichas obras en colocar re¬

jas an las cloacas de la calle del Cemen¬ terio, y en reparar los pisos de los cami¬ nos de Can Llorens y de las Argüas.

dientes.
Acordóse nombrar sereno de esta villa,
en propiedad, al que desempeña interina¬ mente este cargo, Juan Magraner y Ar¬ bona, teniendo en cuenta sus méritos y servicios, y en atención á que no se ha presentado el electo Miguel Bota Torrandell dentro el plazo que señalan las disposiciones vigentes.
Propuso el Sr. Mayol y fué acordado sin oposición la terminación y modifica¬ ción de un pretil construido sobre el
muro de contensión del camino de For¬
nalutx en el punto conocido por Sa Ca¬ seta, de este término.

Palma 24, á, las 3 tard®.

Banco de España. .

. 370*00

4 p § interior. .

fin.

68*25

4 p § exterior. .

fin. 78*00

4 p § amortizabl© . .

77’70

Cubas

, , 108*85

Coloniales. .

•

OO’OO

Camilos.

París 8 días vista. . . Londres 30 días vista ,

22’60

0

OO’OO

P.

hoy celebramos.

que fuá d® la banda de la Sociedad PL larmónica de esta, y enviábamos á éste y

EN EL AYUNTAMIENTO.

La Sociedad General Mallorquina ha rebajado en una peseta los 100 kilos de
harina.
Menos mal que disminuya el precio dei pan cuando sube por las nubes el áe
la carne.
En la última sesión que celebró la So¬ ciedad La Protectora, se acordó que ios fondos recaudados para socorrer al ejér¬ cito expedicionario de Melilki, fuesen entregados al señor Presidente de la Cruz Roja.
De los 42.509 hombres que por Real
decreto han sido llamados al servicio
militar, correspondiente al último reem¬ plazo, se rebajan 718 que se destinan al ejército regional de esta provincia.
Después de las últimas lluvias, se es¬ tán recomponiendo con piedra picada los trozos más estropeados de las carre¬ teras del Estado, lográndose con esto, al par que comodidad para los viajantes, dar ocupación á los que carecen de ella.

distinguida familia sentido pésame. Aun cuando, por el tiempo trascurri¬
do, parecerá estemporáuéá la noticia, participamos á nuestro amigo que toma¬ mos parte en su dolor y deseamos al al¬ ma de la que fué modelo de madres, des¬
canso eterno.
En los dias 10 y 17 del actual, por la tarde, nuestro Exci.no. é limo. Prelado confirió la primera clerical tonsura y or¬ denes menores y mayores, en la iglesia de Na Sr.a del Socorro á muchos jóvenes estudiantes, entre los cuales se cuentan nuestros paisanos y amigos D, Antonio Alcover y Colom, I). Juan B. Bauzá y Castañer y D. José Marqués y Colom, siendo elevado el primero al diaconado y obteniendo estos últimos la primera ton¬
sura.
Se efectuaron, también dias pasados, exámenes de primer grado de bachiller, en el Instituto Balear, y en ellos fué aprobado el joven estudiante D. José

Por segunda convocatoria celebró su sesión ordinaria el Ayuntamiento en la noche del sábado último. Bajo la presi¬ dencia del Alcald®, Sr. Pon?, y con asis¬ tencia de los concejales Sres. Pastor, Colom, Oliver, Eorteza, Arbona, Casta¬ ñar, Bullan (D. Domingo) y Pizá, so de^
claró abierta.
Fué leída y aprobada el acta de la
anterior.
Entró el concejal Sr. Mayol. Se dió lectura al Reglamento provi¬ sional para la administración, investiga¬ ción y cobranza da la contribución sobre los edificios y solares, de 24 de Enero último. Enteróse el Ayuntamiento y en
vista de las dificultades que se presentan
para que pueda cumplirse lo que se or¬ dena dentro del plazo fijado, acordó que el Sr. Presidente haga las gestiones ne¬ cesarias en la Delegación de Hacienda do esta provincia en averiguación de
como ha ds llevarse á cabo el servicio
que el indicado Reglamento interesa.

Situación de EL GAS en 31 Diciembre 1893

(Jija existencia
Gastos de instalación Mobiliario Fábrica Tubería
Instalaciones da particulares
Carbones Deudores varios. . Accionis tas Cuantas transitorias

Acffv©

Suma el activo. . .

54.689*02
16.000*'00
9 $8*81
77.618*06 52.800*24
23.337‘24
9.531 ‘78 22.196*26 96.390‘ 00 17.206T4
370.737655

Capital
Acreedores varios
Obligaciones al portador
Suma el pasivo Beneficio por liquidar

■ . 200.00# 0,0
69.472*24
100.000;00
369.472*24 1.265*31

A los pescadores de Felanitx les favo¬
rece la suerte hace muchos días. La pes¬
ca se les presenta tan abundante que, por demás abastecido el mercado de

Canals y Morell, hijo de nuestro amigo D. Juan Canals y Estades.
A todos les felicitamos cordialmente.

Se enteró de una circular del Gobier-
no Ciuil de esta provincia, de 13 del ac¬ tual, en la que se continúa el reparto de

Suma igual al activo

370.737*55

Sóller 31 de Diciembre de 1893.—El Presidente, José Rullan. — El
Vice - Presidente, Miguel La miza.—El Secretario, Francisco Serra.

4

SÓLLER

lirias de Mallorca
ABRIL. —Domingo, 23, Sta. María.—
fiATO, Domingo, 7, Sineu. (Eira de
«aig}, Miércoles, 10; Inca (Dijous bó).
M Jueves, 11, es el día de la Ascensión, Domingo, 14, Sóller y Felanitx.—Id., 21, ftansellas.—Id., 23, Manacor y Binisa¬ lem.—JULIO, Martes, 18, Felanitx.— Mártes, 25, Manacor.—AGOSTO, Do¬ mingo, 13, Sineu.—Lunes, 28, Felanitx, —SEPTIEMBRE, Domingo, 17, Manacor.—Id., 24, Felanitx,—OCTUBRE.— Domingo, l.°, Llummayor.—Lúnes, 2,
id., (firó).^Domingo, 8 y 15, Llumma¬ yor.—Id., 22, Inca y Felanitx.—Id., 29, Inca.—NOVIEMBRE, Domingo, 5, In¬ ca.—Viernes, 10, La Puebla.—Sábado,
11, Alcudia.—Domingo, 12, Pollensa y Muro.—Jueves, 16, Inca, (Dijous bó).— Domingos, 19 y 26, Binisalem.
Mercados de Mallorca
'Los lúnes, en Manacor: los mártes, en

Montuiri: los miércoles, en Sineu: los
jueves, en Inca: los sábados, en Palma: los domingos, en Binisalem, Pollensa y
Sansellas.—En Inca siendo fiesta mayor el dia de mercado, se traslada al miérco¬ les anterior, lo mismo que el del Jueves
Santo. Además los jueves anteriores, intermedios y posteriores á las ferias no se celebra mercado. En Binisalem hay mercado de ganado lanar el mártes de
la semana santa.
Perro-Carriles de Mallorca.
Servicio de trenes que regirá desde /.°
de Abril de i89b
De Palma á Manacor y la Puebla, á las 7*50 ma¬ ñana, 2’15 y 8‘40 (mixto) tarde
De Manacor á Palma, á las 3 (mixto), 7 mañana y 5’30 tarde.
De La Puebla á Palma, á las 7‘25 m. y 5‘40 tarde. De Manacor á La Puebla, á las 7 mañana y
5’30 tarde. De la Puebla á Manacor á las 7'25 mañana, 2’30
y.5’40 (mixto) tarde. Tren periódico, dias de mercado en Inca:
De Inca á Palma, á la 1 tarde.

CORREOS
Salidas de Palma.
Todos los martes para Barcelona á las cinco de la
tarde.
Todos los jueves para Valencia á las cinco déla
tarde.
Todos los viernes para Barcelona á las cinco de
la tarde.
Todos los domingos para Ibiza y Alicante á las ocbo de la mañana, y á las siete cincuenta para
Barcelona.
Todos los miércoles á las dos quince de la tar¬ de para Mahón (Vía de Alcudia)
Todos los sábados á las cinco de la tarde tam¬ bién para Mahón.
Salidas áe Barcelona—Todos los lunes y jueves á
las cinco de la tarde.
Salidas de Valencia— Todos los viernes á las tres
de la tarde.
Salidas de Alicante para Ibiza y Pahua.—Todos
los martes á las doce de la mañana. Salidas de Ibiza.—Para Alicante todos los domin¬
gos por la tarde.—Para Palma: todos ios miércoles á la madrugada.
Salidas de Mahón —Para Barcelona todos los do¬ mingos á las ocho de la mañana (Vía de Alcudia).
Todos los miércoles á las cinco de la tarde para Palma.
SALIDAS DE SOLLER
Los domingos á las 2 de la mañana y los demás
dias á las 4.
LLEGADAS Á SÓLLER Todos los dias á las 6 de la tarde.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

DUROS

—Desembolsado 100

OO’OO

El Gas: Valor nominal 20—De¬

ÍLa Solidez: Valor nominal 10 sembolsado 1P50 Compañía de Navegación de Sóller: Valor nominal 100—Desem¬ bolsado 99 Compañía de Diligencias: A alor nominal 40. — Desem¬

004 00 00‘00

00-00 bolsado 40 ......... .

/Crédito Balear

110*00

([

Cambio Mallorquín
Fomento Agricola

62400
62*00

¡g) Ferro-carriles de Mallorca. . . . 61*00

< \\ Alumbrado por Gas ^ i Salinas de Ibiza

106*50
190400

í Sociedad General Mallorquina . . 79*00

\\La Isleña Marítima

52’25

( 4 p§ perpétuo interior

68T5

p i 4 pg exterior

77460

3 ] 4 p§ amortizable

77’70

§) Billetes hipotecarios de Cuba. . . OO’OO

** [ Banco de España

373‘50

\\ Tabacos

nominal. OO’OO

4 pg perpétuo interior . fin 4 pg perpetuo exterior . id. i 4 pg amortizable Billetes hipotecarios de Cuba. . Banco Hispano-Colonial . . fin.
Ferro-carriles del Norte. . . id.
Francos

67’90 77’60 OO’OO 108’62 00’oo 27’30 22’80

MERCADO DE INCA

Precios corrientes el 22 de Febrero.

Almendrón. . . ptas. Trigo
Candeal
Cebada del pais . . .
Id. forastera
Avena del pais. . . .
Id. forastera
Garbanzos . . , . .
Maíz
Habichuelas blancas. .
Id. negras .....
Frijoles . , . . . .
Habas para cocer. . . Id. ordinarias . . . .
Id. para ganados. . . Higos pasos. . . . .
Cerdos cebados. . . .

00*00 17*00
17‘50
10‘50
10*00
9*50
9*00
23‘00 12*00
24*00
20*00 23400 19*00 17*00
14400 00400
11*50

42 Lls
70 jjt'
»

»»
»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

» qq. » a>

METEOROLOGÍA

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ BULLAN PBRO.—CALLE LE S. PEDRO

OBSERVATORIO DEL PARO LE «PUNTA GROSSA»

TERMOMETROS

Manan Tarde Mañana Tai

K
Ïp M

?* X

5' Seco. Hilo. Seco

1 TARDE I

¡Ter T'er

f

¡ del Bar. del Bar.

Bar. Mil.» Bar. -Mil.»

O.»*

G.°»

¡ Atmósfera Divio.
OBSERVACIONES
Malla. Tarde Milis.

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

AMENTO

Atmosfera Pifio.

—^

c Mañana.

Termo-

Termó-

Anemo-

Tarde.

Dirección ructro Baró¬ metro Baró¬

del

metro. del

metro

metro. n.° de vueltas

!

?

—-

—- s

-——

- —-—7^

Baro-

Baró-

durante

Mua. Tde. ¡4.a Tarde Milis. Máxima.

Mí ni-
iría.

Máxi-
ina.

Míni- metro. Mili- metro. Milima. Grado» metro» Grados metros

las 24 horas.

16 13 17 13 18 14 19 13 20 10 21 11 22 12

4 13 7 1G ’0 9’0 14’0 4 15 12'0 9-0 14*0 4 13 9 14*0 12’0 12’0 7 12 7 10’0 8*2 iro 0 12 9 10*0 7’0 10*4
3 12 10 12’0 10’0 12’0
8 13 10 12’0¡ iO’O 12’0 10’4|12

c. i).

i). D.

D. Ll.

6

Ll. C. 14

I). Ll.

4

C. Ll.

6

Ll. Ll. 36

16 16*1 6*0 18*8 8*8 14*0 758*6 15*0 759*0 N. N. 9.940 D. D.

•

17 16*0 6*4 16*0 9*2 14*0 761*0 15*5 759*3 SO. NO. 14.290 D. D.

18 16*0 7*0 15*7 8*0 14*0 752*6 .13*0 750*5 so. N. 26.780 C. Ll. 9

19 16*1 5*6 12*8 6*6 13*8 751*0 13*7 752*2 NE. NE. 87.890 c. c.

20 13*0 4*3 12*2 6‘7 13*0 753*8 13*0 752*0 NE. E. 54.210 c. c.

21 12*2 6*0 12*1 7*0 12*2 752*0 12*2 752*0 E. E. 48.250 Ll. c. P5

22 12-1 7*0 12*5 8*0 12*2 753*2 12*4 753*5 E. E. 59.200 Ll. Ll. 3

NOTA. Cuando la casilla de

¡rza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible,

cíalos: D. que indica despejado y O. cubierto.—Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—Los termómetros están á la sombra.

OTRA. En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa,» los Instrumentos están ¿ 101 metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

OBSERVACIONES

Sección de Anuncios
Log anuncios que se inserten en esta sección pagarán: un céntimo de peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no esceda del euerpo 20;—2 eóntimos, siendo e1 20 al 32;—5 céntimos del 32 al 48; y del 48 arriba á precios convencionales.

Establecimiento comercial é industrial

DE

i. MARQUÉS ARB0NA

COMPAÑÍA DE NAVEGACIÓN DE SÓLLER
, Hmto y rápido mtvíoíq entre Cindadela, Sillir Barce¬
lona, Gette y viee-versa

COMPAÑIA TRASATLANTICA DE RARCELONA

CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.« 17
En la sección de librería, de dicho establecimiento, además de toda clase de libros de primera enseñanza, de texto en las escuelas de esta localidad, hay en
venta:

EL MAGNÍFICO Y VELOZ VAPOR
saldrá en lo sucesivo del puerto
de Ciudadela para Sóller, Barcelona y Cette los dias 9, 19 y 29 de cada mes. Del de Sóller para Barcelona y Cette, los dias 10, 20 y 30 de id. id. Del de Barcelona para Cette, los dias 1, 11 y 21 de id. id. Del de Cette para Barcelona, Sóller y Ciudadela, los dias 5, 15 y 25 de id. Del de Barcelona para Sóller y Ciudadela, los dias 6, 16 y 26. de id. id. Del de Sóller para Cindadela, los dias 7, 17 y 27 de id. id.
ADVERTENCIA.—En los meses de mas de 30 dias, la salida de Bar¬
celona para Cette será el dia 31, en vez del l.° como se ha expresado.
COM§iraifAMCM;
EN CETTE.-D. Guillermo Colom, Quai Commandant Samary-5. EN BARCEL0NA.-Sre3. Molí y Corominas, Plaza de Palacio
letra B,
EN SÓLLER.-D. Jerónimo Estades, calle de la Luna n.° 12. EN CIUDADELA.-D. Bartolomé Fio!, calle de Isabel II.

Servicio fijo y periódica por ios vapores de esta compañía
MES DE FEBRERO DEL AÑO 1894
Línea de las Antillas, New-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor CA¬ TALUÑA, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 20.—De Santander, vapor REINA MARIA CRISTINA, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 28.—De Cádiz, vapor CIUDAD DE SANTANDER, para las Palmas, Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
Línea de Filipinas.—El 2 de Barcelona, vapor ISLA DE LUZON, para PortSaind, Aden, Colombo Singapore y Manila.
Línea de Buenos Aires.—El 2 de Barcelona, y el 7 de Cádiz, vapor ANTONIO LOPEZ, para Santa Cruz cío Tenerife, Montevideo y Buenos Aires.
Línea de Marruecos.—El 18 de Barcelona, vapor RABAT, para Málaga, Ceuta, Cádiz, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.
Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz
los lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á Cádiz los martes, jueves y sábados.
En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino. Al tomar los pasajes se abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará k los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 pg sobre el importe del flete. Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta. Para más informes, en Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo
Estades.

HISTORIA DE SÓLLER en sus re¬
laciones con ia general de Mallorca, por
D. José Rufián Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y
FORNALUTX, capítulo adicional á la Historia de Sóller, por D. José Rallan
Pbro.
LA ESCUELA POPULAR, método razonado para la ampliación de la pri¬
mera enseñanza y preparación para el ingreso á la segunda, por D. Francisco
Saltor y Montagut. DOS Y DOS FAN CUATRE, ó sia
primera tanda de veritats ditas á n‘ es
vesins de sa populosa ciutat de Sl Illot,
per un tal V amo 4u Tofol de sa Llana (molt conegut á ca-seua.)
POESÍAS por D. Juan Alcover y
Maspons.
AYGO-FORTS, colección de artí¬ culos en mallorquín, por D. Gabriel
Maura.
POESÍAS CATALANAS, por don José L. Pons y Gallarza.

DAMIAN FRONTERA
MAYAGÜEZ (Puerto-Mico)
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del inundo, renovadas quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
Ventas al por mayor

TIENDA HUEVA
ilál BABATUBA
Especialidad en
lanas para ves¬ tidos señora á 4 reales cana.
Lanas para tra¬
jes caballero á 2 „ palmo.
precios en Dármelos 1
jkuiUlUUj
Canals, 8.

lili
DE
BAiOe OáliIIIfIB
SITUADO EN LA FÁBRIGA BE TEJIDOS
DE LOS Sres. ALBERTI, FRONTERA Y C.a
CALLE LE LAS ALMAS
Abierto todos los dias, menos los festivos, desde las 6 á las 12 de la mañana y desde las 2 á las 6 y me¬
dia de la tarde.

Tarifa de precios:

1 baño solo. ... 4 Reales.

3 „

11 .... .

„

5 „

18 „ ....

„

7 „

25 „ ....

„

9 „

32 „ ....

„

Existen pilas expresas para los

baños compuestos y de sulfureto

cuyos precios varían según su clase.

Gratis para los pobres do solem¬

nidad que por prescripción faculta¬

tiva necesiten tomarlos.

LA SOLLERENSE
DE
CERBERA y PORT-BOU (Frontera franco-e
Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas
frescas y pescados.
SOLLBR.—Imp. de «La Sinceridad'5