ANO VIII—2.a EPOCA-NUM. 348
ANO VIII—2.a EPOCA-NUM. 348

SABADO 2 DE DICIEMBRE DE 1893

Q QvrJ\\T J

iJT

t?"D
i i i n.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN: Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-6-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Kico.)
JIéjico: 4). Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

•J’ Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\ Francia- 076 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0 20 pesos id. id.) Números sueltos—OTO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria do los escritos que se publiquen siu firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

PASATIEMPOS LITERATURA Y

ñas sillas, una cómoda de nogal y enci¬ pente de su clase para pasar á un mun¬ ma de ésta un escaparate, que encerra¬ do que le es enteramente desconocido.

ba una imágen de la Virgen de los Do¬ Sentiría que usted se agraviara por lo

en terreno neutral lores.. En la pared, encima del sofá, ha¬ que le digo; pero piénselo usted y me

bía los retratos del tío Jerónimo y su dará la razón.

A eso de las diez y media de la maña¬
na de un día del mes de Septiembre,
pasaba metido en una tartana, por un
camino lleno de baches, un caballero como de cincuenta y cuatro años, vesti¬ do con una elegancia que se apreciaba sin embargo del mucho polvo que le¬ vantaba el viento. Llamábase don Gre¬
gorio Fresco, era capitalista y tenía un hijo único llamado Alfredo, que conta¬
ba veinticuatro años de edad.
Don Gregorio parecía estar de mal hu¬
mor y decía, hablando entre dientes: —¡Ob, hijos, hijos, y en qué conflictos
ponéis á vuestros padres! Heme aquí, á
mí, don Gregorio Fresco, que ocupo una
posición distinguida dentro de la buena
sociedad, dirigiéndome, metido en una mala tartana, á visitar á un patán, á un
rústico, cuya mano eallosa que sin duda
habrá estado revolviendo estiércol ó al¬
guna cosa peor, tendré que estrechar, y todo porque á mi señor hijo le ha dado el capricho de introducir en la familia á
una aldeana sin educación, que rae lla¬
mará padre y hermanas á mis hijas, y
cometerá cada grosería... No quiero
pensar en esto, porque se me exalta la bilis... ¡No quedará poco contento el tío
Jerónimo! ¡Como que si mi hijo y su
hija se casan podrá decir que le ha caído
la gorda!
Llegó, diciendo esto, á la puerta de una casa, bajó de la tartana y dijo á un muchacho que estaba allí cerca:
—Oye, arrapiezo, ¿está en casa el tío
Jerónimo?
—Sí, señor; contestó el muchacho, por
ahí anda.
—Pues corre dile que está aquí don

difunta esposa, de tamaño natural y pin¬ Don Gregorio estaba como quien ve tados al óleo. Entre los dos retratos es-, visiones; era aquella una negativa que

taban colocados una carabina, uucuchi¬ no se esperaba, y menos fundada en tes

llo de monte y una canana. Eran las armas con las que el tio Jerónimo se ha¬
bía batido cien veces durante la guerra

razones expuestas por Jerónimo. Cono¬ cía que éste tenía razón, que era de buen sentido lo que decía, y sin embargo, él,

de la independencia.

que se había opuesto á aquel casamien¬

Los arrimaderos de la sala eran de to, sentíase herido en su amor propio,

azulejos y las paredes estaban blanquea¬ porque el tío Jerónimo no lo aceptaba das con cal, contrastando con las vigas batiendo palmas.

del techo ennegrecidas por el tiempo. El conjunto tenía un aspecto que podemos calificar de venerable, porque se adivi¬ naba que por aquella sala habían pasa¬ do seis ó siete generaciones de una mis¬
ma familia.

—No objetaré lo que usted dice, con¬ testó; pero debo insistir, porque Alfredo está loco, y si vuelvo á casa con una negativa es capaz de desesperarse.
—Esto sentiría yo, y mucho, dijo Je¬ rónimo, y no crea usted que me encuen¬

Don Gregorio se sentó en el sofá y el tre en mejor situación que usted, porque

tío Jerónimo en lina sálte.

Teresa también está encalabrinada. Yo

Hubo un momento de silencio, que
interrumpió don Gregorio diciendo: —Tengo un hijo á quien usted conoce
seguramente...
—Supongo que sí, contestó Jerónimo, si se refiere [usted á un joven llamado don Alfredo que pasó algunas semanas en el pueblo.
—El mismo es, dijo don Gregorio, y
vamos al caso. Ha de saber usted que
Alfredo está enamorado de una hija de usted que se llama Teresa, desea casarse con ella y en consecuencia...
—No prosiga usted, interrumpió Jeró¬ nimo, los dos somos ya viejos y no po¬ demos alucinarnos; lo que usted iba á decir es imposible; mi hija no está edu¬ cada para señora, y por consiguiente, no sería feliz casándose con su hijo de
usted.

no veo á este asunto más que una solu¬ ción. salvo el mejor parecer de usted. Que se casen y vengan á vivir conmigo.
—¿Quiere usted que Alfredo sea la¬ brador? exclamó don Gregorio.
—Por supuesto, contestó Jerónimo, del mismo modo que usted se propone que Teresa sea señora, con 1a diferencia de que lo que yo propongo sería mucho más ventajoso para nuestros hijos. Us¬ ted dirá: yo propongo que Teresa mejo¬ re de condición, y en subir no hay en¬ gaño. y aquí está el error; porque la su¬ bida tiene sus peligros, y uno no sabe si al llegar á la cima será víctima del vértigo. Usted replicará: es que yo no quiero que mi hijo descienda. Está bien; pues vamos á ver lo que corresponde en este caso. No me parece difícil encon¬ trar un término medio. Compre usted á

Don Gregorio quedó suspenso al oir su hijo una hacienda, que viva en ella

una contestación que no se esperaba, y y la explote. Teresa le dará consejos y

dijo:

yo también, y prosperará. No será Al¬

Gregorio Fresco.

—No comprendo á usted, porque mi fredo un labrador, será un hacendado, y

El muchacho entró en la casa, y á po¬
co compareció un sujeto como de sesen¬ ta años, alto, robusto, de semblante afa¬ ble en el que se notaba mucha decisión. Vestía de labrador, y por ser domingo llevaba el traje de los días festivos.
—Buenos días, don Gregorio, dijo:
¿como va de salud?

hijo... —Es un buen muchacho, interrumpió
Jerónimo, demasiado bueno tal vez,
concedo que ama á Teresa, todo lo que usted quiera; pero esto duraría poco, á lo sumo lo que se lia dado en llamar
luna de miel. No nos hagamos ilusio¬
nes; dentro de la familia de usted mi

en el pueblo la primera persona. Usted y sus hijas pasarán en 1a hacienda algunas temporadas, en contacto con ustedes Teresa aprenderá poco á poco á ser se¬ ñora, y de este modo sortearemos todos los peligros. Ahora usted piénselo, y en su lugar y tiempo me dirá lo que le pa¬
rece.

—Bien, á Dios g’racias, contestó don hija sería una nota desafinada, estaría —Lo pensaré, contestó don Gregorio,

Gregorio.

constantemente en ridículo, y todo lo á quien so había hecho simpático el tío

—Pues entre usted, dijo el tío Jeróni¬ que ella hiciera, aún lo más natural, Jerónimo: lo que usted acaba de decir es

mo. tomará usted algo.

sería objeto de burlas, lo cual daría por muy razonable, y voy á hablar á usted

Don Gregorio entró en la casa, y dijo: resultado que su marido se arrepintiese con toda franqueza. Por razones muy di¬

—Hemos de hablar de un asunto muy de haberse casado con ella. Créame us¬ ferentes á las que usted lia expuesto me

importante.

ted, don Gregorio, yo aprecio mucho la opuse al principio á ese casamiento.

— Pues venga usted, contestó Jeró¬ distinción de que es objeto mi bija; pero —Ya lo presumía, repuso Jerónimo,

nimo.

como padre, tengo el deber de velar por porque es natural; sin embargo, las ra¬

Y condujo á don Gregorio á una sala, ella, y abrigo te convicción de que Te¬ zones que usted tenía para oponerse, en en la que había un sofá de enea, algo- resa seria desgraciada, saliendo do re¬ el fondo eran las mismas que acabo de

exponer, aunque presentadas de otro modo. Tanto usted como yo nos funda¬ mos en 1a diferencia de educación; sólo que usted decía: Si se casan, esa mu¬ chacha nos pondrá en ridículo; en tanto que yo pensaba: Si se efectuase el casa¬ miento, á Teresa la harían desgraciada poniéndola en ridículo. ¿Es esto ó no?
—En efecto es así, contestó don Gre¬ gorio. Me gustan la franqueza y el buen
sentido de usted.
—Así me educaron mis padres, repu¬ so Jerónimo. No rae pesa ser labrador, ni á nadie envidio; y mientras haya sa¬ lud y tranquilidad, lo mismo se vive aquí que en un palacio. Ahora usted
dirá.
—Lo que digo, contestó con jovialidad don Gregorio, es que están dando tes doce, y que me convido á comer con
ustedes.
—Pues vanaos á la mesa, dijo Jeróni¬ mo levantándose, que ya debe estar dis¬
puesta.
Y comieron juntos, en compañía de tes hijas de Jerónimo, que eran tres, in¬
cluso Teresa.
Después de comer y sin que don Gre¬ gorio lo advirtiera, Jerónimo refirió á Teresa lo ocurrido, añadiendo:
—Ahora, tú dirás. —No ignora usted, contestó Teresa,
que amo á Alfredo, y si acepta tes con¬ diciones que usted ha dictado, seré feliz.
—Pues anda, dijo Jerónimo, procu¬ raré que quedes á sotes con don Gre¬ gorio.
Y" en efecto, éste y Teresa tuvieron una larga conversación.
La joven conoció que iba á sufrir un examen, se propuso sacar nota de sobre¬ saliente y se salió con la suya, porque don Gregorio dijo:
—Está tan bien educada como mis hi¬
jas; todo queda reducido á un baño ex¬
terior.
Y se llevó á cabo el casamiento.
Las hijas de don Gregorio encontra¬ ron ridicula á la novia, porque se casó
vestida de labradora.
Terminada la ceremonia, el tío Jeró¬
nimo dijo á Alfredo: —Ya es tuya: yo te enseñé á ser lo
que soy; enséñala tú á ser lo que eres, ó aprende tú á ser lo que ella es. Unica¬ mente así podréis ser felices. Por esto os
he colocado en terreno neutral. X.
si~—
AVE MARIA
Amorós vos contemplava
lo Deu Pare Creador,
inentres del Fill Redemptor

per Mare.vos aclamava. Vent la^flama que brollava y del vostro cor¡surtía, del^cel P Angel lie lis envía per donarvos l’embaixada. Devant Deu gracia heu trobada: que Deu vos salve, Maria!
La serp verinosa, impura, nostra mare Eva al tentar, tot lo mon va captivar fentli perdre la ventura. Vostre amor sant. Verge pura, va redimir sa desgracia:
mirant Deu tanta eficacia
vos fea la corredemptora, y de sos tresors Senyora, tvobtxntvosTj)lena\_de gracia.
La senyera alsau, Regina; voa segueix inm^ns estol:, devant camijiaRo sol, te lluna ¡devalidi mina, vostra coron$4¿-Lamina de l’auba’l mantell, hermós. Los àngels, al veurervós, ab arpes d’.or vos regalan, cántichs d‘amor que inolt valen perque’l Senyor es ab Vos.
Lo pecador que’s veu pobre, malalt, trist ó assedegat, al dir vostre nom sagrat son perdut esperit cobra. Per gracia vostra, li sobra l’ardiment, amor, fe y vida: bàlsam sou que sa ferida curan, coïn á dolça Mare; á Vos ve, de Vos s’ ampara, puis que Vos sou benehida.
Rica flor, gayarda planta, florida los jorns d’Abril,
escullida entre cent mil
per ser de Deu Mare Santa. Espill de gràcies qu’ encanta l’Esperit qu’habita en vos y vos contempla amorós; puis vestiu gales tan bones, que d'entre totes les dones
benehit lo fruit naix de Vos.
Siau sens fi benehida Mare del mes pur amor,
áncora del pecador,
arca santa, font de vida. A vostre mantell unida, de ma esperança fas us; nien tres mon cor bat confús
abrigan me Vos, Senyora, mostraume’l Fill que’us adora
del vostre ventre Jesús.
M.a lGN.a Cortés.
NOTA.—Esta poesia fou premiada en lo certa¬
men de la «Juventud Artística* en 18S6.

(«r FOL·L·ET'ÍM
DETRAS DE LA CALAVERA
IY
Después entraron las esplicaciones: don Martin, que ya conocía los detalles de la vida de Luis, supo que aquella pobre Marcelina era en quein Valeria había depositado, primero su confianza, luego su hijo; que el orgullo de éste cambiaida en Mendez el apellido de la madre, que era Mendo, que la casualidad hizo
que encontrase en Madrid el breviario
que el sacerdote acababa de perder al bajar á la estación del Norte, y que unos cuantos borrones de tinta, lanzados al acaso, completaron el resto, haciéndole aparecer loco, gracias á las afirmaciones del célebre alienista: Luis supo, á su vez, las relaciones de amistad que ba¬ ldan unido al sacerdote con su padre, y
la muerte de este en los Estados Unidos.
En aquel momento, cuando la rela¬ ción de tan inesperados sucesos tenia en su poder á los tres personajes de esta escena, apareció en el aposento el doctor Perez.
A.1 ruido que hizo este al aproximarse, Luis volvió la cabeza hacia la puerta,

Acordándose de que aquel hombre,
inconsciente ó no, era la causa de tes
desventuras de su padre, y de las suyas
propias; que había hecho de Enrique Losada un desesperado, de Valeria una víctima, y de él un loco, no pudo conte¬ nerse, y lanzándose hacia el doctor lo mismo que un día no lejano en la plaza del pueblo, trató de estrangularle, lo que hubiera conseguido, privando á la
ciencia de una de sus antorchas más
opacas, sin la oportuna intervención del
sacerdote y de su sobrina. —¿Vamos, dudarán Yds. ahora de su
locura*?—preguntó el doctor, luego que
se vió libre.
—Atienda Vd. á su juicio y no se cui¬ de del de los demás, aquí tiene usted al hijo de Valeria,—dijo el sacerdote, pre¬
sentando al jóven.
CONCLUSIÓN.
Un año después de los sucesos narra¬ dos, Dolores y Luis vivían en la aldea en compañía de D. Martin, el cual esta¬ ba esperando que el niño Enrique, hijo de los primeros, llegase á una edad con¬ veniente, para instruirle en los augustos misterios de 1a religión, según el Padre
Ripalda. El doctor Perez, á su vez, quería, aún

desde la misma lactancia, enseñarle filo¬
sofía y algunos principios elementales de Medicina, ya que á él le habían dado una pensión bastante regular para que renunciase á toda clase de ejercicios prácticos y teóricos de la ciencia de
curar.
La señora Eduvigis cobró con creces los dos muses de hospedaje que la debía su pupilo Luis; aún vive: sigue trinando contra el gobierno de hoy por que el de entonces no le concedió á su esposo el pase para los Inválidos, y en cada cuar¬ to de hora habla y refiere á tes personas que están al alcance de su voz los episo¬ dios de Luchana, Arlaban y Mendi¬ go rría.
Post scriptum.
El telégrafo acaba de participarnos
una nueva fatal: el doctor Perez el céle¬
bre alienista de los Estados-Unidos, á fuerza de no tener en su vida ningún
loco á quien curar, ha decidido ser el médico de sí mismo, lo cual quiere de¬ cir quo ha perdido la razón: se cree en un manicomio, y sin duda para acredi¬ tar su sistema, no hace más que decir que quiere que lo reconozca el célebre
doctor Perez.
Es el primer médico de quien secuenta

que reclame su asistencia, y quiera pa¬ garse á sí propio.
Pedilo Escamilla.
SALOMÉ
El boudrir no puede ser más chic. Los cuadros de Van-Diek. Rubens y Velázquez; las preciosas duques¿tas, forra¬ das de pe'luche azul pálido, como la tela de burato de los tapices; los centenares de diminutos bibelots, que cubren dos
hermosas rinconeras tunecinas; los bor¬
dados almohadones que descansan en
mullida alfombra de Persia, todo lo que adorna tan linda estancia, revela la ma¬
no de una mujer distinguida. En medio de aquel mélange, graciosamente desor¬ denado. parece flotar el espíritu de una
liada encantadora.
Reina en el gabinete una semi-oscuridad que invita al arrobamiento, y el ambiente se halla impregnado de un suave perfume desprendido de las gar¬ denias que ocupan varios tibores de por¬
celana.
En un piano abierto se vé un wals de Chopín, el músico del alma; sobre un

cojín, cerca de una otomana, un libro de Becquer, el poeta del amor.
Una mujer, hermosa como todo lo quo la rodea, descorre el portier y entra con paso apresurado. Tez morena, expre¬ sión triste, ojos castaños, muy entorna¬ dos; boca entreabierta, como para dar paso á un suspiro; undoso y abundante pelo castaño claro, caído en desorden so¬ bre altiva frente; tales son los rasgos más característicos del rostro de esta mujer, que ofrece más de un contraste. Su mira¬ da es de niña, su porte altanero. Su son¬ risa parece á veces una caricia, otras un
insulto?
Se llama Salomé Agramonte. Criolla de la Habana, hija de padres ricos, pasó á vivir á Madrid con su madre viuda,
que derrochó una fortuna en desenfre¬ nado lujo. La hija juró no ser pobre y se casó con el duque de Begoña, ban¬ quero, rico en capital, rico en años, po¬ bre en delicadeza. El rindió vasallaje á 1a hermosura; ella al dinero. ¡Se herma¬
nan tan fácilmente estas dos fuerzas!
Salomé vivía relativamente feliz. Se
consagraba al mundo en soirées, en tea¬ tros, en comidas, en carreras, en mil
espectáculos y fiestas que no le dejaban tiempo para pensar en la soledad de su espíritu.

275
SÓLLER

Editorial.

¿Y hasta cuando ha de consentir, dócil, embargo, este dará ricas cosechas, y en los grandes centros de población, ab¬ muy variable; bastante elevada en los el hombre que su semejante se le im¬ aquél, apesar de su cuajada floración, sorbe los capitales, y, tenazeu su empe¬ pasteles comunes, es muy pequeña eu

ponga, sacrifique su albedrío, insulte ,<e mantendrá estéril é infecundo.

ño de producir mucho y barato, apura los finos.

RETROCESO

su dignidad? ¿Hasta cuando?

El éxito desgraciado de algunos culti¬ los medios de ofrecer muchos y variados Los panaderos también comienzan á

Pues..., hasta que obrando con com¬ vos de plantas exóticas, emprendidas, producto* al mercado; y con este afán asarlo para obtener pan de lujo.

No serán pocos los lectores del Sóller que, al recibir el ,presente número, lo abrirán antes de ojear la sección litera¬
ria, con el fin de ver si en el artículo
editorial ó en la crónica se nombra á los
candidatos vencidos en la lucha electo¬
ral del domingo último; y no todos ten¬ drán, de seguro, la misma intención.

pleta racionabilidad deje de ser esclavo; hasta que conozca perfectamente sus de¬ beres y sus derechos-; hasta que la ins¬ trucción le haya colocado al nivel de los demás ó le haga superior á los que hoy le exigen y á él se imponen. La ignorancia ha de ser precisamente tímida: el que no vé camina atientas y jamás podrá correr,
por mucho que se esfuerce, como el que

si cabe decirlo, con verdadero atolon¬
dramiento, reconoce por causa principal, la falta de conocimientos climatológicos
de la localidad, en los iniciadores de
tales empresas. A partir de la base indi¬ cada, no habrían perjudicado sus pro¬ pios intereses, ni hecho perder la fé de las gentes sencillas en la posibilidad de mejorar nuestra situación agrícola, de¬

se ahoga á sí misma y promueve un conflicto en los intereses de su rezagada hermana la agricultura. ¿Y qué otra co¬ sa puede suceder en el actual estado de cosas? Para aquélla todo son escuelas y talleres de práctica, certámenes, museos y privilegios: para esta, completo aisla¬ miento y abandono; sus reclamaciones son gritos perdidos en el caótico torbe¬

La manera de incorporar el jabón á la pasta es el siguiente: se le disuelve en muy poca agua; la solución *e bate con aceite de clavel ú otro cualquiera de bue¬ na calidad y cuando la mezcla lia subi¬ do bastante, se incorpora en la pasta. El pan que contiene jabón no difiere del que no lo contiene. La pasta es más es¬ ponjosa y por consiguiente más ligera.

Los amigos, allegados y hasta los mis¬ vá alumbrado por radiante luz;y para que sacreditando la planta, cuya introduc¬ llino de la política y do interés privado. Su reacción es ácida como la del pan mísimos no elegidos mirarán con avidez desaparezca la timidez ha de desaparecer ción, en ciertos terrenos, era un pro¬ Si el exceso de tanto favoritismo algún normal. Es imposible descubrir la pre¬

si aparece su nombre en letras de molde, la ignorancia, ó lo que es lo mismo ha greso.

día resulta un trastorno social, culpa¬ sencia del jabón y de los ácidos grasos

porgue es grande su deseo de que no se dé mayor publicidad de la que tiene ya •hoy á su derrota, y tiene la seguridad

de abrir el pueblo los ojos, quitándose de una vez la túpida venda que los cu¬
bre. Entonces sí tendremos fé en que se

Entre los muchos ejemplos que po¬ dríamos citar apuntamos uno muy re¬
ciente. Cuando la enfermedad del na¬

bles serán de ello las personas que, pu-
diendo, no procuraron el equilibrio y consiguiente paralelismo de la enseñan¬

por los métodos habituales.

-alguno de ellos (juzgando, por supues¬ cumplan las promesas de los que, al ranjo en Sóller hubo convertido los be¬ za entre las clases dedicadas á la explo¬

Escritura luminosa

to, nuestras intenciones y sentimientos darse cuenta del triste papel que acaban llísimos huertos de esta localidad en tación de las tres mencionadas clases de

por lo» suyos propios), de que lo hemos ule íiaeer con fruición; y los que por los qu® triunfaron se interesan lo mirarán también, pero por gozarse todavía más
en la victoria, en sus deseos vehementí¬
simos de que Se humille con la publici¬ dad, de que se continuo mortificando á los que en el palenque lucharon en su
contra.
¡Pequeneces y miserias el temor délos unos y el deseo de los otros! Porencima, muy por encima, de todas ellas está
•nuestra nobilísima misión, y por esto mismo ni puede satisfacermos la derro¬ ta ni hemos de participar del entusiasmo
de los que pelearon el domingo en ban¬ dos opuesto* con encarnizamiento, con saña, pasando por encima de todas las consideraciones personales y hasta del espíritu de la ley, para sembrar enemis¬ tades, rencillas y disgustos por doquier.
Desde lo alto de nuestra imparcialidad no nos es dable fijarnos en los detalles, cu las miniaturas que harán reir ó ra¬ biar á los interesados, según sea; vimos, ■el, la agitación de las masas, observamos
los esfuerzos de los combatientes para
conseguir la victoria, y al notar que pa¬ ra alcanzarla, se han esgrimido armas de tan mala ley como presiones, calum¬ nias, amenazas y demás, no podemos me¬ nos que censurar la osadía de aquellos y la sumisión de los electores, lamentando
al propio tiempo el marcado retroceso de la cultura de este pueblo que acusan la audacia de dos-primeros y la vergon¬ zosa humillación-de estos.
Comprendemos que un amigo, aun haciendo el sacrificio de sus opiniones ó de sus intereses (que es mucho sacrifi¬ cio! quiera favorecer á otro que le pide ■su apoyo para la consecución de algo que le interesa, como comprendemos que suplique á sus amigos el que para conseguir algo que le interesa necesita su protección; lo que no comprendernos, lo que no puede cabernos en la mollera es que haya quien se avenga á ser vícti¬ ma de la ambición ó del egoísmo de los que, con tal de satisfacer sus deseos, no

de desempeñar, juran será esta la última vez, porque solo así podrán adquirir la energía que se necesita y que hoy les falta para contestar con argumentos á las despóticas exigencias de los que se creen á tollos superiores.
A los caciques debe contestarles el elector afirmativamente siempre, lo mis¬ mo á los del uno queá los del otro ban¬ do. y hasta si les quiere contentar mas ha de salirios al encuen tro; de todos debe tomar candidaturas; á todos ha de pro¬ meter y á todos lia de engañar, si im¬ porta, por supuesto sin que sospechen los unos de los otros, y debe votar luego la candidatura que le parezca, la que crea
mas conveniente, la que conceptúe mas acertada, según sean sus convicciones en el asunto que se ventile. Más si alguna
vez sucede, como el domingo último, que la osadía llegue al extremo de no fiarse en su palabra y semienta compañarle cogi¬
do del brazo hasta las urnas, entonces ha
de encararse con el osado, no ha de hacer
ea.-o do romper sus buenas relaciones, si existen, y ha de tener sangre fría su¬ ficiente para decirle allí mismo, en pú¬ blico.... las verdades del barquero.
Mientras asi no se haga no se extirpa¬ rá la funesta plag'a de los caciques en los pueblos, y en cambio si así se hiciera, veríamos muy en breve realizados lo» hermosos deseos de un amigo nuestro,
que anhela ver aquí lo que en Francia en todas las elecciones, esto es: que los que se presentan candidatos del pueblo todo lo esperan y al público se dirigen exponiéndole *us aspiraciones y sus ideales, su credo, su programa comple¬
to. De esta manera se entabla la lucha,
y el pueblo, libre, apoya al que más fé !e inspira, á aquel cuyo programa más le satisface; siempre impulsado hácia él por la persuasión, jamás arrastrada su voluntad por salvajes amenazas.
Y así debe hacerse; sinó estaremos
siempre á lo mismo, y no movernos he¬ mos dicho ya que equivale á marchar en
retroceso.

grandes herbazales, y los propietarios buscaban en el comercio y en la indus¬
tria los recursos necesarios para comer
y cubrir la injusta tributación que toda¬ vía pesaba sobre ellos, como si continua¬ sen produciendo, se levantaron multitud de redentores que desde la prensa y en reuniones, proponían medios de ocupar, hasta con ventaja, las tierras casi ya baldías, por cultivo de plantas aromáti¬ cas, sacarinas, etc. Al fin hubo quien logró inducir á los incauto* á que plan¬ taran la cañamiel, emprendiendo mu¬
chos el cultivo, desconociendo el clima

riqueza social. La escuela, pues, debe ser el puesto
donde el labrador empiece á formar el gusto, á tomar aficción por los conoci¬
mientos científicos, á conocer y mane¬
jar instrumentos que en su día serán el apoyo de sus prácticas razonables y el consejero fiel.para no dejarse deslum¬ brar por falsas teorías propagadas por la ciencia de gabinete, más funestas to¬ davía en sus aplicaciones y resultados que las trivialidades del empirismo.
José Rullán, pbro.

y sin advertir que el consejo era intere¬ sado. Algunos amigos consultaron nues¬ tro parecer sobre el particular y contes¬ tárnosles con franqueza que dudábamos del éxito, aunque nada podíamos afir¬ mar por desconocer el clima. A uno de tantos le aconsejamos, que, por vía de ensayo, plantase una sola mata y la cuidase con esmero, dejando un termó¬
metro de mínima cerca de ella. Termi¬
nado el invierno, dicha mata desmostró
en su vegetación que no se hallaba bien donde la temperatura descendía más abajo de cero, como indicaba el instru¬
mento.
De los muchos cañaverales que se
plantaron, tan solamente los situados en alturas expuestas al sol y libres de es¬ carchas, sacaron penacho sin abrir la
flor, los demás crecieron desmedrado?.
Los especuladores que al vender la se¬ milla á muy buen precio, ofrecían comI rar todas las cosechas, no quisieron en¬ sayar quisiera la extracción del azúcar, y los cultivadores, después de g’astarse un buen capital en abonar y preparar
los terrenos, destinaron sus cañas al ver¬
deo, con vencidos de que para otra cosa no servían y abandonaron el cultivo.
Estos hechos, por la frecuencia con que se presentan, son la pesadilla de nuestros agricultores, y hasta de muchos propietarios instruidos en las teorías agrícolas, sin que ninguno fije su aten¬ ción en averiguar la causa del mal y
buscar los medios de combatirlo, cuando

Conocimientos útiles
Conservación de los frutos.
Para la conservación de los frutos
arrancados de la planta hay que tener
en cuenta varias circunstancias.
Eu primer lugar, eonviene que no se
renueve mucho la atmósfera para que se conserve en ella el ácido carbónico que
de lo* frutos se desprende. Este ácido se opone á las fermentaciones, y si está en gran abundancia puede llegar á impe¬
dirlas del todo.
La temperatura más á propósito para
la conservación de los frutos parece ser
entre 6." y 8.° centígrados. Si fuera in¬ feriora o° los frutos podrán helarse; en¬ tre o° y 6.° no se verifican los fenóme¬ nos propios de la maduración. Más allá
de uno i 8.° ó 10° los frutos maduran con
demasiada prontitud. La humedad no debe ver excesiva; la
atmósfera que rodea á los frutos debe ser más bien seca que húmeda. Un ex¬
ceso tic humedad determina el enmohe-
cimiento de los frutos, porque entonces las criptógamas que lo producen se ha¬ llan en las condiciones á propósito para su desarrollo; en cambio, si la atmósfe¬
ra es demasiado seca, se arrugan y va¬

En una revista científica de Parville
leo lo siguiente: «Se han imaginado muchas recetas de
tintas simpáticas, pero no es conocida la de producir tinta luminosa, visible
solamente en la oscuridad. Y como este
puede tener sus aplicaciones, creo con¬ veniente revelar el secreto, que es de lo
más sencillo del munido.
Ya se sabe que el fosfuro de calcio es
luminoso.
Basta incorporarlo en polvo á un poco
de barniz de aceite de linaza.
Después de ponerlo al sol puede utili¬ zarse, y se verá que la escritura es fos¬
forescente.
Puede también obtenerse composicio¬ nes laminosas calcinando juntos carbo¬ nato de cal y azufre y añadiendo á la mezcla 2 por 100 de peróxido de thañganesa, con lo cual se consigue una fosfo¬
rescencia amarillenta.
Para que sea verde se sustituye la manganesa con carbonato de sosa. Para lograrla azul se pone @1 2 por 100 de mu sal de bismuto. Del mismo modo puede usarse esa tinta para la imprenta, po¬ diendo leerse en la oscuridad el perió¬ dico que se halle impreso con talés com¬ posiciones.
Crónica Balear
(OJEADA. A LA PRBKSA ©B MSTA PROVINCIA’)
A las diez de la mañana del sábado
de la pasada semana fondeó en la bahía de Palma una escuadra inglesa, com¬ puesta de cinco grandes buques, salu¬ dando inmediatamente la plaza y reci¬ biendo de esta igual honor.
Componen dicha escuadra los buques siguientes:
Almirante «Royal Sovering», de 14.150
toneladas, 9.000 caballos de fuerza. 14
cañones y 779 tripulantes.

vacilan en sacrificarle, y que sin resis¬ tencia alguna vaya á donde quieran es¬

—osESSa^

es tan fácil y hacedero; antes al contra¬ cían á causa de la consiguiente evapora¬

«Empres of India», de 14.150 tonela¬

rio, la ignorancia, léjos de animar y ción. Cuando la humedad que los fruto? das, 9.000 caballos de fuerza, 14 cañones

tos llevarle, sumiso y cabizbajo, como va la res al matadero; que se quieran ob¬

Sección Científica

enardecer á los actores en deseos de despiden se acumula alrededor de éstos, y 770 tripulantes.

practicar nuevos experimentos, dá pᬠno tarda en ser un obstáculo que se

«Rodney», de 10.300 toneladas y 7.500

tener favores á la fuerza, coartando la

bulo á la natural desconfianza de perso¬ opone á su conservación. Para eliminar¬ caballos de fuerza, 10 cañones y 523

sacratísima libertad de quien ha de otor¬ garlos, y hasta insultando su dignidad

LA METEOROLOGÍA AGRICOLA

nas inespertas para renegar de la cien¬ la, es preferible emplear la ¡cal á acudir tripulantes.

cia y burlarse hasta del nombre del á la ventilación abriendo puertas y ven¬

«Inmortulité», de 5.000 toneladas..

,.y su decoro, que ya mas no puede ha¬

EN LAS

progreso. Esto debería convencer á los tanas. El mejor medio es emplear frag¬ 5.500 caballos de fuerza, 12 cañones y

cerse para rebajarle, y que no obstante

Escttslas de primera enseñanza

gobiernos de que, por mucho que se mentos de cal viva, que se apodera del 504 tripulantes.

ni se rebele ni se sienta ofendido, sinó

haga, el campesino permanecerá reacio vapor acuoso para hidratarse y conver¬ «Narcissús», de 5.000 toneladas, 5.500

■que. amedrentado ante las amenazas del

I

á todo espíritu de innovación, miéntras tirse en cal apagada.

caballos de fuerza, 12 cañones y 529 tri¬

cacique, se preste con estoica resignación ¿ servir de grúa para elevarle.

Necesidad de su enseñanza.

desde jóven y en las mismas escuelas,

También es conveniente evitar el con¬ pulantes.

no se le acostumbre á observar los fenó¬ tacto de la luz solar, ya que ésta favore¬

Quejas, y mas que quejas resoluciones

La necesidad de vulgarizar la ciencia menos de la naturaleza relacionados con ce las fermentaciones, y por consiguien¬

Están transportándose á la batería que

enérgicas, tomadas en un arranque nu¬ meteorológica en el campo es de todos sus prácticas ordinarias, y deje de con¬ te puede determinar la descomposición acaba de construirse en las inmediacio¬

bil ísimo del que se vé mancillado y conocida. Sin un cúmulo de observacio¬ fiarlo todo á la influencia de la luna y de los frutos.

nes de la Torre d'en Pan, las cureñas

quiere reviudicarse, hemos oído ya desde nes sobre la presión atmosférica, la tem¬ de los demás astros, base única de la

Los frutos se conservan mejor si se para los cañones de 18 toneladas que

entonces, con promesas y juramentos peratura y humedad del aire ambiente y ciencia empírica que despóticamente tiene cuidado de envolverlos en papel de deben artillarla.

deque tal humillación no lia de sufrir¬ sus corrientes, de la cantidad de agua reina en los campos.

seda ¡inmediatamente de arrancados, ó

se ya mas; las hablamos oido otras ve¬ caída en cada predio, etc., es absoluta¬

La ciencia en su agigantado progreso si se ponen en serrín de madera.

Está vacante la Secretaría del Ayun¬

ces, cada vez que determinados candi¬ mente imposible fijar el clima de un ha puesto la resolución de los problemas Resulta todo esto de experimentos he¬ tamiento de Son Servera, dotada con el

datos de los de la elección que nos ocu¬ pueblo y mucho menos el de un terre¬ más intrincados al alcance de las inteli¬ chos en Gcisenheim, que han sido da¬ haber anual de 999 pesetas.

pa han salido á la calle para entablar no; sin esta base nada puede edificarse gencias más limitadas y ha reducido» dos á conocer hace poco por el señor

lucha, que es como si dijéramos para para innovar su agricultura. La ciencia prácticas sencillas y hasta triviales los Schribaux.

La Compañía de los Ferro-carriles de

sembrar, como el domingo último, en¬ misma al tratar de resolver importantes medios de conocer la naturaleza de las

Los fenómenos que en la maduración Mallorca ha solicitado que sea declara¬

conos y sinsabores, y no obstante no se cuestiones de Higiene y de Geografía tierras; y de fijar el clima y habitació® de los frutos fuera de la planta so veri¬ da de utilidad pública la construcción

ha corregido el mal; los fuertes después física, especialmente la formación y propia de cada planta; pero el atraso de fican, son de diversa naturaleza. Duran¬ do las tres primeras secciones del ramal

de la tormenta se han vuelto otra vez curso de las tempestades, con sobrada las geutes del campo, mantenido por la te ella hay frutos que ganan en azúcar de ferro-carril de Santa María á Aiana-

débiles al verla de nuevo amenazadora frecuencia esperimentadas en ciertas re¬ indolencia y preocupación de la genera¬ en cantidad absoluta á causa de la trans¬ cor, que comprenden desde Santa María

sobre sil zenit, y por fas ó por nefas se giones de la tierra, se halla desprovista lidad de los propietarios, acaba por ha¬ formación en glucosa de parte de la fé¬ á Montuiri. El Sr. Gobernador de la pro¬

ha vuelto á las andadas cometiéndose y de factores indispensables para sus fa¬ cer infructuosas las bellas conquistas cula que contienen; pero otros hay que vincia ha señalado un plazo de treinta

tolerándose los abusos de siempre. Por llos, á caLisa de que tales observaciones del saber humano, en detrimento de la el aumento de glucosa sólo puede ser días para admitirse reclamaciones.

esto no nos alegramos de tales promesas, sólo se practican en los institutos de se¬ sociedad. De ahí el ningún resultado de relativo por la evaporación de parte del

pues que no tenemos fé en que se cum¬ gunda enseñanza y establecimientos las publicaciones periódicas científicas; agua. Ocurre lo primero en las peras y En el arsenal de Cartagena lia obteni¬

plan; al contrario, deploramos la falta profesionales, observatorios demasiado y de tantos libros en donde se exponen manzanas, por ejemplo, y lo segundo do el título de segundo maquinista don

de energía de los que en el solemne mo- aislados para darse la mano y auxiliar¬ con la mayor claridad, las prácticas con¬ con las uvas.

José Cabrinetti, el cual en calidad de

momento en que mas debieran recordar¬ se mútuamente.

ducentes á un buen sistema del cultivo

ayudante de máquina se halló en la ca¬

las las olvidan, máxime cuando de ella No basta que una planta se dé bien en y al mayor rendimiento de las tierras: hemos de deducir nuestro retroceso, que un campo y fructifique en abundancia donde falta la fé, no puede haber pro¬

Pastslsría con jabón

tástrofe ocurrida en Cetto á bordo del
vapor María hará poco más do un año,

á retroceso equivale estar parados, pen¬ para deducir que, situada esta misma, greso . sar hoy lo mismo que antaño, sin correc¬ en un lugar inmediato, dará iguales re¬ No sucede lo mismo con respecto al co¬

quedando herido de resultas de la explo¬ Mr. Crispo acaba de dar á conocer á sión.

ciones, sin enmiendas, á pesar de las sultados, aunque disponga de idéntico mercio y á la industria, en especial esta la asociación belga de químicos el uso

lecciones de la esperiencia, cuando el terreno. En el fondo de un valle vejeta- última que, afanosa hasta el delirio, que los pasteleros hacen del jabón, con

Las obras llevadas á efecto por admi¬

espíritu de progreso que anima á los rá pujante y frondoso un almendro: mu¬ aprovecha hasta las mas pequeñas in¬ objeto de obtener pastas ligeras y con nistración, ordenadas por la Comisión

pueblos todo lo impulsa hácia la perfec¬ cho más quizás, que en los altosanos y dicaciones para perfeccionarysus máqui¬ esa masa especial, tan estimada de los Provincial, durante el mes de Octubre

ción.

laderas que forman la cañada; y sin nas y procedimientos, retine los brazos aficionados. La proporción de jabóu es último importaron 1.242'84 pesetas, in-

■vertidas en la siguiente forma: en el edi¬ ficio de Ia Dipotación provincial 225’41 pesetas; en la casa de Misericordia; 60’01
pesetas; en el Hospital, 72271 pesetas;
en el teatro, 10'37 pesetas y en la Inclu¬
sa 22431 pesetas.

ñor Obispo, que publicó el Boletín oficial eclesiástico de esta Diócesis; mas, como
deseamos sea del público conocido, sub¬ sanamos la falta publicándolo hoy, aun¬
que con retraso. Es el siguiente:
Pesetas

Para mañana se proyecta otro concier¬ to en Palma á beneficio de los soldados
^ue resulten heridos en la campaña de .

Cura-párroco y clero de Sóller.
Fi eles de id. en diferentes cues¬
taciones .......

51‘00
96‘50

Melilla-

Total. . „ . 147f50

Según noticias de un colega de la ca-,
pital, el local escogido ei el de la socie¬
dad «La Constancia».

Y eomo no está cerrada la lista, lla¬
mamos la atención de nuestros lectores

acerca de una suscripción abierta con un

]S¡os dicen de Manacor que él domingo fin tan patriótico y humanitario; tendre¬

tuvo lugar en el real colegio de la Pure- mos particular satisfacción en poder con¬

■2,-i, establecido en aquella villa, el repar¬ tinuar la lista de los donantes en los nú¬

to anual de premios á las al timbas que meros sucesivos, y en que la suma de se distinguieron en el próximo pasado 147‘50 pesetas se eleve á la respetable

curso.
El acto fué presidido por el señor cu¬
ra-párroco y la superiora del colegio,
asistiendo distinguidas familias, que ce¬
lebraron las superiores condiciones que ofrece á la juventud semejante estable¬

cantidad que puede dedicar este pueblo
á las necesidades do la guerra y socorro
de los heridos en la misma, dados el
amor pátrio y los caritativos sentimien¬
tos de todos los sollerenses.

cimiento docente. Obtuvieron diplomas de honor las se¬

En la noche del sábado último una

ñoritas doña Magdalena Morey Cerda y charanga, fracción de la Sociedad Filar¬

doña Magdalena Vidal Muntaner.

mónica, salió con objeto de obsequiar á

Felicitamos á las alimañas por las bri¬ varias Catalinas por medio de serenatas.

llantes notas obtenidas y á los directores

Nada hay de malo en ello y celebra¬

del colegio por su reputación en el me- ■ mos la ocurrencia; pero esta tiene su

do de dedicarse á la enseñanza.

contra: hasta altas horas de la noche di¬

En el concierto celebrado el domingo en los salones de La Protectora, el pro¬ ducto de la bandeja ascendió á 376 pe¬ setas, cantidad que se supone será to¬
davía aumentada con otros donativos
que ofrecerá la indicada sociedad.

vertiéronse en la población los aficionados y divertieron á los pacíficos durmientes, aunque no lo fueran, para después mar¬
char á la huerta en donde continuaron
divertiendo á aquellos hasta la madruga¬ da, lo cual no deja de ser muy censu¬
rable.

Por carta que tenemos á la vista, sa- . Que no se diga que no gozamos en es¬

beinos que nuestro amigo el profundo y ta de libertad: los perros de presa y los

correcto maestro compositor don Barto¬ lomé Torres, obtuvo el primer premio señalado á la misa compuesta sobre him¬ nos eucarísticos. en el Congreso Eucarístico que se está celebrando en Va¬
lencia.

que se empeñan en no dejar dormir al vecindario, por lo menos, tiénenla y gózanla completísima.
Y muchos otros que no nombramos; lo cual significa que ó bien no tenemos

El triunfo es mayor, y por él nos feli¬ Alcalde ó que el que tenemos es... como

citamos al felicitar á nuestro compatrio¬ si no existiera.

ta, por cuanto todo el Congreso, incluso ¡Y después se ofenden porque decimos los señores del palacio arzobispal, según la verdad!

dicola carta, creía que la composición era

del maestro Espi, célebre compositor va¬
lenciano.
Mil parabienes á nuestro querido amigo.

Al propio tiempo que los colegios de
señoritas que nombramos en nuestro pe¬ núltimo número, al dar cuenta de que se
dedicaban á la confección de hilas y ven¬

dajes para los soldados españoles heri¬

Crónica Local

dos en la campaña de Melilla, lo hizo el de MM. Escolápias de esta villa, habien¬

do dejado de continuarse en aquel suelto

En la maftana del domingo último ve¬ rificáronse en la secretaría del¡ Sindicato de Riegos de esta villa, sita en la casa que forma esquina á las calles del Mar y Rectoría, las anunciadas elecciones para
renovación de una parte de la Junta de dicho Sindicato. Fueron reñidas, tanto
como se esperaba, ó un poquito mas, pues que los candidatos puede decirse que jugaron el todo por el todo, no per¬
donando medios tanto unos como otros

el nombre por error de caja, del cual no nos hemos dado cuenta hasta hoy.
Nos apresuramos á salvar la omisión pues queremos quede en su lugar la ver¬ dad y que tenga cada cual la gloria que por sus obras merece. Actos caritativos
como el que nos ocupa merecen ser co¬
nocidos, pues que honran sobremanera á quien los practica, y pueden despertar
en los demás el deseo de imitarlos.

para conseguir su objeto. Resultaron elegidos por una mayoría
muy respetable, más de lo que se creyó
al principio al ver la actividad desplega¬
da por ciertas entidades locales, los si¬

El domingo último llegaron telegráfi¬ camente noticias á ésta de que el jóven D. Juan Rullan y Oliver, estudiante en Barcelona, primogénito de nuestro par¬ ticular y distinguido amigo D. Pedro An¬

guientes:

tonio Rullan y Colom, que desde unos

Primera Sección

pocos dias antes sentíase indispuesto á

Síndico.—D. Amador Enseñat y Bor¬ causa de un ántrax ó pústula maligna en

ras.

la cara, se había agravado. En la impo¬

Suplente.—D. Andrés Oliver y Ber¬ sibilidad de dirigirse á la ciudad condal

nat.

en el vapor por via de Alcudia, tuvo

Segunda Sección

nuestro amigo y demás familia que re¬

Síndico.—D. Miguel Lanuza y Ros- signarse á pedir y recibir noticias por

selló.

telégrafo, con la impaciencia, ó mejor

Suplente.—D. Pedro Antonio Rullan aun con el desespero, de unos padres

y Arbona.

amantes que lejos del hijo amado no

Tercera Sección

pueden prestarle los insustituibles con¬

/D. José Serra y Aulet. Síndicos..' D. Ramón Mayol y Man-
l tañer.

suelos del amor paternal. Al dia siguien¬ te supieron que habíase agravado toda¬ vía mas hasta ser preciso administrarle

/D. Antonio Juan Alcover
j Suplentes, y Castañer. VD. Pablo Miró y Ozonas. El Sindicato de Riegos de esta villa necesita, como el Municipio, grandes y trascendentales reformas; animados del espíritu de hacerlas suponemos á los nuevamente elegidos, así es que celebra¬ ntes la elección, y, al felicitarles por ella, les deseamos todo el acierto que para realizarlas con absoluta imparcialidad
se necesita.

la Extrema-Unción, y al dia siguiente, ó sea el martes, que los cuidados, las consultas y en una palabra todos los
auxilios de la ciencia Rabian resultado
ineficaces para salvarlo, pues que dejó
de existir á las cuatro de la tarde.
Nos hacemos cargo y tomamos parte en el dolor inmenso que embarga en estos momentos al Sr. Rufián, á sil señora es¬ posa y demás familia; el jóven que en la primavera hermosa de su vida baja al sepulcro, era hijo sumiso, hermano ca¬

riñoso, estudiante aprovechado, joven do

Involuntariamente dejamos de publi-
car en nuestro numero anterior el resul¬
tado de la suscripción abierta por el se¬ ñor Cura-párroco de esta villa á tenor de lo dispuesto en la circular del E. é I. se¬

talento y clara inteligencia, esperanza de la familia y quizás gloria futura de la
industria sollerense, á la que se dedicaba
con fé y entusiasmo. Descanse en paz el jóven Rullan, y

envíe el cielo á los que le lloran la cris¬ tiana resignación que necesitan para que llegue á cicatrizarse la profunda herida que deja abierta en su corazón tan irre¬ parable pérdida.
Por mas que se fundiera, á los poco* diaa de haber caído, la nieve que dijimos
el sábado cubría los vecinos montes, con¬ tinua el frió como la semana pasada, y
muy particularmente por las mañanas. En la huerta durante las pocas noches que ha estado el cielo despejado, el re¬ lente se ha convertido en escarcha; pero ha sido pocas veces, pues que la semana que fine hoy ha sido lluviosa, y densas nubes han impedido la caída del rocío
durante casi todas las noches en que no ha llovido.
Hoy ha amanecido sereno, y un sol esplendente alegra la naturaleza ai vi¬
vificarla.
De seguro que si mañana es tan her¬ moso como hoy el dia, pocas familias dejarán de salir á pasear por las afueras
durante la tarde.
Llamamos la atención de nuestros lecto¬
res acerca de la novelita que empieza hoy en el folletín del Sóller, titulada Salomó, debida á la pluma de una queri¬ da paisana nuestra y colaboradora á este semanario, que oculta detrás dePpseiulonimo de Koloshj sil verdadero nombre, al propio tiempo que agradecemos á esta la atención que nuestra modesta publica¬
ción la merece.
De seguro que la producción literaria de la señorita.... Koloslcy ha de ser leída con avidez, como todas las que se digne publicar en lo sucesivo; por esto, y aun á riesgo de ser tachados de descoutentadizos, nos atrevemos á suplicarla no nos haga esperar la siguiente tanto tiempo como nos ha hecho esperar la que empe¬ zamos á publicar hoy.
La cantidad de 205‘88 pesetas impor¬ tan las obras que se han ejecutado por administración municipal desde el dia 20 al 25 del pasado Noviembre, ambos in¬ clusive, consistentes en la construcción
do aceras en la calle de la Rectoría, re¬ pasar los pisos de varias calles, del camino de Can Rodado y del que desde Biniaraix conduce á Fornalutx, repicar la escalera del Convento y trasportar piedras en el Plá d‘ en Bielda y camino
del Hurtará.
Ha continuado el temporal en el mar durante la semana que fine hoy, por cuya razón el vapor León de Oro, que llegó á esta el miércoles, día de itinerario, no pudo salir para Ciudadela hasta ayer por la mañana.
Hoy á la hora de entrar en prensa es¬ te número era esperado, teniendo apron¬ tada variada carga para Barcelona, para cuyo puerto saldrá después de efectuadas las operaciones do descarga y carga en
este.
Una mejora sumamente útil y necesa¬ ria aunque insignificante en sí, ha lleva¬ do á cabo el Ayuntamiento, pero á la ca¬ llada, y nosotros nada hemos dicho para respetar ei secreto con que se ha obra¬ do para realizarla.
Nuestros lectores recordarán, de segu¬ ro, que nos empeñamos tiempo há en de¬ mostrar que el marco de la acera de la calle del Príncipe, muy liso y muy res¬ baladizo, necesitaba repicar para evitar caídas, y que algunos concejales se em¬ peñaron en que no se hiciera, aun com¬ prendiendo lo justo de nuestra petición porque.... lo pedia el Sóller. Pues bien, ahora, es decir hace algunas semanas, se ha hecho porque el Sóller ya no lo pe¬ dia, pero muy en secreto, sin haberse ni siquiera acordado en sesión, á menos que no lo estuviera de antiguo.
¡Y que victoria han alcanzado los con¬ cejales que tenían el empeño de marrasl
Pero, gracias á Dios, se ha hecho y á pesar de todo lo aplaudimos; no obstante, esperamos de nuestros lectores guarda¬
rán secreto acerca do la noticia que con
gran reserva les comunicamos.
La concurrencia que asistió el domin¬ go al teatro de la Defensora Sollerense,
fué bastante, aunque no tanta como es¬ perábamos dado las obras que se había
anunciado iban á ponerse en escena.
La interpretación de alguna de ellas, particularmente del drama, dejó bastan¬

te que desear, notándose falta de ensa¬ yos; en las demás estuvieron los artistas un poquito mas acertados, no mucho, sin
duda por la misma causa. Las producciones de D. Miguel Eche-
garay y de D. Mariano PinaDomiuguez fueron del agrado del público, que aplau¬ dió los chistes y finas ocurrencias de los autores y salió satisfecho.
La Empresa no atendió todas nuestras súplicas.
Para mañana se ha anunciado el dra¬
ma Los amantes de Teruel y la pieza Los
corridos. Deseamos ver lleno el teatro.
EN EL AYUNTAMIENTO.
Celebró el Ayuntamiento por seguuda
convocatoria su sesión ordinaria en la
noche del sábado, bajo la presidencia del Alcalde accidental, Sr. Santandreu, y con asistencia de los concejales seño¬ res Colom, Rullan y Bisbal, Rufián y Frontera y Pizá.
Fué leída y aprobada el acta de la an¬
terior. Se dió cuenta do una R. O. circular
del Ministerio de la Guerra, en la que se dictan varias disposiciones referentes á la entrega en caja de los mozos alistados
para el reemplazo del año actual, que ha de tener lugar el segundo sábado del mes de Diciembre, según lo prevenido en el art. 136 de la ley de 11 do Julio de 1885, reformado por R. D. do Goberna¬
ción de 18 Noviembre de 1888. Enterado
el Ayuntamiento acordó nombrar comi¬ sionado para la entrega de los mozos do este pueblo al Sr. Secretario, quien irá provisto de los documentos que se inte¬ resan en la citada ley.
Se enteró también de una circular de
la Delegación de Hacienda de esta pro¬ vincia en la que se indica que los que deseen hacer donativos para los gastos que ocasionen las operaciones militares del Campo de Melilla, pueden entregar¬ los en la sucursal del Banco do España,
en la Tesorería de Hacienda de esta
provincia y en las administraciones deMahón y de Ibiza.
Dióse lectura á una instancia presen¬
tada por varios vecinos, habitantes en la Huerta de abijo de este término, pi¬ diendo se construya provisionalmente un puente de madera, para el tránsito de personas, en el mismo punto en que existia el que ha sido derribado á conse¬
cuencia de la reforma de la carretera del
Puerto, ínterin se construya el nuevo puente. Acordóse pasara dicha instancia al Ingeniero encargado de la citada car¬
retera.
Acordóse pasara á la Comisión de Obras una instancia suscrita por ei vocino D. Pablo Miró y Ozonas, en súplica de que se le permita ensanchar el por¬ tal que dá á la calle de San Jaime en la casa de su propiedad, situada en la calle
de San Nicolás. Por último se acordaron varios pagos. Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia 3, por la tarde, después de vísperas
se continuará la novena de la Purísima
y al anochecer se hará el ejercicio dedi¬ cado al Sagrado Corazón de Jesús.
Dia 8 se empezará la oración de cua¬
renta horas dedicadas al misterio de la
Purísima Concepción. Será la exposisión á las seis de la mañana; á las siete y me¬ dia habrá comunión general; á las nue¬ vo y media se cantarán horas menores y la misa mayor con música, partitura de Eslava, y sermón por D. Miguel Costa y Llobera Pbro., y por la tarde los actos
de coro.
Dia 9, exposición á la misma hora y luego oficio matinal solemne; á las nueve y media se cantarán horas y misa mayor y por la tarde los actos de coro.
Ovil
Nacimientos.
Varones 2.—Hembras 4.—Total 6.
Matrimonios.
Dia 28.—D. José Palou y Moret, sol¬ tero, Huerta de Abajo, con D.a Francis¬

ca Coll y Frontera, soltera, Huerta de Abajo.
Dia 29.—D. Guillermo Ramón y Gordiola, soltero, de Lloseta, con D.a Fran¬ cisca Timoner y Rullan, soltera, Las Argilas.
Defunciones. Dia 24 de Noviembre.—D. Bernardo
Gamundí y Creus, de 73 años, viudo,
Manzana 44. Dia l.o de Diciembre.—D.‘ Catalina
M.a Trias y Mayol, do 65 años, casada,
cali© de Ozonas.
n.iiilETa.gKESanrn'
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 25 Noviembre.—De Palma en 5
horas, vapor Isleño, de 314 ton., capitán D. G. Pujol, con 23 mar., pas. y efectos.
Dia 28.—De Cette, en 1 dia, laúd Es¬ peranza, de 38 ton., pat. D. G. Castañer, con 6 mar., y lastre.
Dia 29.—De Barcelona, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar., pas. y efectos.
Dia 2 Diciembre.—De Palma, en 2 dias, laúd San José, de 19 ton., pat. don P. Juan Pujol, con 6 mar. y lastre.
Dia 2.—De Lanouvelle, en 2 dias, laud Esperanza, de 32 ton., pat. D. Juan Vicens, con 6 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 25 Noviembre.—Para Cette, vapor
Isleño, de 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 23 mar., pas. y efectos.
Dia 27.—Para Lanouvello, laud Es¬ peranza, de 32 ton., pat., D. Juan Vicens, con 6 mar. y frutos.
Día 27.—Para Lanouvelle, laud Na¬ ranjera, de 21 ton., pat. D. Simón Ar¬ bona, con 5 mar. y frutos.
Día 29.—Para Cindadela, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar. pas. y efectos.
Dia 2 Diciembre.—Para Cartagena, Balandra San Francisco, de 59 ton., pa¬ trón D. Qnofre Bosch., con 6 mar. y
carbón.
Dia 2.—Para Palma, laud San José, de 19 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre,

ÚJLTIMA.

Cierre de la Balsa de tata, liaj dia 2 í las 12‘dí
Palma 2, á las 3 tarde.

Banco de España. .

#

4 p § interior. .

fin.

4 p § exterior. .

fin.

4 p § amortizable .

Cubas

Coloniales. .

Cambios.

París 8 días vista. .

Londres 30 días vista » •

00‘00 65‘52 75’62 75‘60 108*25 oo’oo
#65
31T 4

P.

EMPRESA DE DILIGENCIAS
DE SÓLLER
Debiendo proeederse á la venta del
estiércol de los establos que esta empre¬
sa posee en Sófier, la Junta Administra¬ tiva ha acordado que sea á pública su¬ basta por el término de un año, á contar
desde el l.° de Enero á 31 Diciembre de
1894, la que tendrá lugar el próximo do¬ mingo 3 de Diciembre á las 4 de la tar¬ de en el local que ocupan las cocheras, en la calle del Mar; advirtiendo que, en dicha subasta, lo mismo podrán intere¬ sarse los que son socios que los que no
lo son. Sóller 11 de Noviembre de 1893.—El
Presidente, Bartolomé Canals.

MERCADO DE INCA

Precios corrientes el 50 de Noviembre.

Almendrón. . . ptas. Trigo
Candeal
Cebada del país . . .
Id. forastera. ....
Avena del país. . . .
Id. forastera
Garbanzos . . , . .
Maiz
Habichuelas blancas. . Id. negras
Frijoles ......
Habas para cocer. . . Id. ordinarias ....
Id. para ganados. . . Higos pasos
Cerdos cebados. . . .

00-00 42 19-00 70 19‘50 » 10-00 »
9-50 » 8-50 » 7-50 » 26-00 » 14-00 » 22-50 » 22-50 » 30*00 » 21-00 » 20-50 » 16‘50 » 00-00 » 12-50 »

kg.
lit,
» » » » » » » » » » » » »
qq. a.h!l

SÓLLER
METEOROLOGÍA

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ BULLAN PBRQ— CALLE DE S. PEDRO

OBSERVATORIO DEL PARO DÉ «PUNTA BROSSA»

E—
TERMÓMETROS

MMA TARDE VIENTO Atmósfera Plrio.

Manan Tarde Mañana Tarde Ter.

Ter'

Dirección! Fuerza

Bar. del Bar..

*g £
í» fin

K
p
X

B*

1
X

Seco. Hdo Seco
a

íld. M.a Bar. Mil.8 Bar. Mil.- Trd. M.a Trd. Maña, Tarde Milis,

G.«

G.os

'
OBSERVACIONES

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Plvio,

t) Mañana,

Tarde.

Termó¬ metro
del

Baró-

Termó¬ metro Baró¬
del metro

Dirección

Anemó¬ metro. n.° de vueltas

!

w

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Baró¬

Baró¬

metro. Milí¬ metro. Milí¬

Grados metros Grados metros

Mna.

durante
Tdc. las 24 horas.

M.a Tarde Milis.

OBSERVACIONES

24 10 3 9 5 8-0 5*8 9*2 7*0 10 749 10 751 N. N. T s Ll. c.

5 Nieve.

*25 9 2 10 3 5*2 4’2 10*0 8*0 10 758 10 758 O. O. 7> » D. D.

26 10 2 12 4 6*8 6*0 12’4 10*4 10 756 10 754 O. NO. » » D. D.

27 13 7 13 9 irs 10*2 12*8 11*2 10 755 10 755 NO. NO. » » C. C.

28 13 8 13 9 12'4 9*4 ll’O 9*4 11 762 11 758 O. S. s » D. Ll. 13

29 12 5 15 10 12*0 11*2 14*2 9*4 11 760 11 757, s. N. » s D. Ll. 48
30 16 10 14 10 13*8 12*0 15*2 10*0 12 748 13 749 N. N. s s Ll. Ll. 19

24 12-0 5*4 10-3 3‘2 14-8 748-0 13-5 750‘8 NE. NE. 101.750 Ll. c. 14

25 11‘0 3‘0 12-8 6‘8 12-4 759-0 13-4 750-0 N. N. 47.640 D. D.

26 L2‘8 4‘2 15‘3 9‘0 13-2 758-4 14-1 755-5 SO. NO. 18.845 D. D.

27 16-3 8-0 14‘4 8-9 1.3*6 756-0 14*0 756-0 0. O. 32.715 C. C.

Tempestad 28 15-2 8-8 14‘9 72 14*0 763-0 14‘0 763-0 NE. NE. 39.915 c. Ll. 47

del 0. al E,

29 14*9 4-5 16‘5 10‘9 13*8 761‘5 14‘8 757*8 NE. N. 30.660 c. Ll. 52

30 14-7 8‘9 15‘5 8‘0 14‘2 748-0 14‘2 747-0 N. N. 40.510 Ll. Ll. 50

NOTA. Cuando la casilla de la fuerza do los vientos está
ciales: D. que indica despejado y O. cubierto.—Las horas de

on blanco indica que observación son: á las

la corriente era apenas 9 de la mañana y á las 3

perceptible, la S. do la tarde.—Los

indica que es termómetros

suave, la F. fuerte, están á la sombra.

la

T.

tempestuoso y

la

TT.

uracana-do.—El

estado

del ■cielo,

en

la

casilla Atmósfera,

se señala

por las

un¬

OTRA. En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa, «dos instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobro el nivel dol mar.

Sección de Anuncios
Los anuncios que se inserten en esta seeción pagarán.- un céntimo de peseta por palabra, siempre que ol tipo de letra no esceda del cuerpo 20;—2 céntimos, siendo e1 20 al 32;—5 céntimos del 32 al 48; y del 48 arriba á precios convencionales.

DE
JOSÉ FERRÁ

ÍGRAN

IiüWA-S©
depósito central en
miNonas-ii CASA FUNDADA EN 18S8

palma

Sillerías tapizadas y de rejilla del pais y extranjeras. ♦ Transparentes, alfombras, telas y pasamanerías para

jr T cortinajes, camas torneadas de dos cabeceras con su so-

^ mier de muelles, á pesetas 32‘50

X

^ Regirán los mismos precios que en la Casa Central, ^

♦ evitando á los clientes los gastos y molestias que oca- #

X siona el trasporte.

▼

PRECIO FIJÓ VER1UD

W

J. Jnmt pulían9 ilion
FALLECIÓ El BARCELONA EL DIA 2fi NOVIEMBRE ÚLTIMO, Á LAS CUATRO DE LA TARDE
A LA EDAD DE 23 AÑOS
(E. P. D.)
SUS DESCONSOLADOS PADRES Y DEMÁS FAMILIA
participan al público tan infausta nueva, y ai pro¬ pio tiempo que el próximo lunes dia 4 del actual se celebrará en la parroquial iglesia de esta villa en sufagio del alma del finado, un oficio, con turno de misas en dicha iglesia y en la de San Francis¬ co, y en los oratorios del Hospital, Escolápias y
Cementerio.
Se advierte que el duelo se despide en la iglesia.
(No se invita particularmente)

SERVICIO QUINCENAL
por uno de los vapores de la

II

Ha publicado basta la fecha, los siguientes tomos:
I

m/fif a «i

wm w is\\i

DE
MÍOS CáMlITlS

POESÍAS

SITUADO ES LA FÁBRICA DE TEJIDOS-

POR

p. jJuAN ^LLCOVER Y JAASPONS.

II

ATOO^rOSTB
POR
p. p ABRIEL JAa\\J RA.
III

El viernes 8 del actual á lasjonce de la mañana saldrá del puer¬ to de Sóller para los de Cette y Marsella el vapor ISLEÑO, admi¬
tiendo carga y pasajeros para dichos puntos.
Se despacha nn casa de D. Ramón Coll, calle del Mar, SÓLLER.
NOTA.—El despacho de carga debe quedar cerrado el dia antes
de la salida.

FÜIiláS

POR
p. jJoSÉ puis pONS Y pALLARvZA,
Que los amantes de la buena li¬ teratura regional encontrarán de venta al precio de P25 pesetas
tomo en la tienda de artículos de escritorio
LA SINCERIDAD
CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17
(SÓIJUER.

CALENDARIOS
Y
AGENDAS DE BUFETE
PARA 1894
Se han recibido y puesto en
venta en el establecimiento LA
SINCERIDAD, calle de San Bar¬ tolomé n.° 17.—SÓLLER.

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ €OLL CIBERA j PORT-BOU (Frontera franco-española) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasldrdo y reexpedición de naranjas, frutas frescos y pescados.

L'el 10 al 15 del comente mes
saldrá del puerto de Palma para el de Marsella la p olacra goleta
admitiendo carga y pasajeros para dicho punto.
Se advierte también que si se reúne suficiente carga en Sóller, liará escala en este puerto.
Para mas informes podrán diri¬ girse:
En Sóller: á su patrón Damian
Yicens. En Palma: á los Sres. Salom y
Rullan.
Tanto se alquila
como se vende la casa n.° 1 de la
calle del Puente, en Sóller. Informarán en Palma, calle de la
Concepción 38. En Sóller, en esta imprenta.

OE LOS Sres. ALBERTÍ, FRONTERA Y C.a
CALLE DE LAS ALMAS

Abierto todos los (lias, menos los festivos, desde las 6 á las 12 (lela
mañana y desde las 2 á las 6 y me¬
dia de la tarde.
*•
Tarifa de precios: 1 baño solo. ... 4 Reales.

11

18

25

9 „

32 „ ....

„

Existen pilas expresas para los

baños compuestos y de sulfúrelo

cuyos precios varían según su clase.

Gratis para los pbres ele solem¬

nidad que por prescripción faculta¬

tiva necesiten tomarlos.

SOLLEE.—Imp. de «La Sinceridad-*