m Vl!l"2.a SPOCA-NÚM. 337
m Vl!l"2.a SPOCA-NÚM. 337
r

SABADO 16 DE SEPTIEMBRE DE 1893

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juau Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: *

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

A Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

Estaña: 0’50 pesetas al mes. \\

Francia- 0'75 francos América: 0 20 pesos

id.
id.

id. ¡PAGO ADELANTADO
id. )

Números sueltos—O'IO pesetas. Id. atrasados 0'20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin Arma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores

LITERATURA Y PASATIEMPOS
LA TUMBA
La estadística nos ha dado á conocer
la cifra de la ¡población y las rentas y el
comercio de todas las naciones. Se sabe á punto fijo lo que se consu¬
me en Francia, y hasta se ha calculado la cautidad de agua que pasa durante una hora por uno de los arcos del Puen¬
te Nuevo. Una de las estadísticas más interesan¬
tes seria la que nos demostrara las satis¬ facciones y regocijos que el hombre
puede encontrar en la vida.
Se conoce el término medio de la exis¬
tencia humana, y no estaría de más consignar el término medio de su feli¬
cidad.
¿Cuáles son los verdaderos goces del hombre? Después de la ternura de la madre, vienen el amor de la esposa y la alegría de verse reproducido en los hijos.
El que vive de su trabajo, ama á su mujer y á sus descendientes lo mismo que el que vive de sus rentas, pues la suma de felicidad es igual para todos.
El enemigo más temible de la socie¬
dad es el fastidio, el cual es el resultado
déla plenitud de la falta de pesares.
El fastidió es la enfermedad de los
que. pudiendo disfrutar de todo, nada
absolutamente desean.
Habíame sugerido estas reflexiones el relato que días atrás me hizo un hom¬ bre, joven todavía y muy conocido en
París. M. Edmundo de L... Huérfano desde niño, recibió al ser
mayor de edad una fortuna de millón y medio de francos, con laque se presentó
en París.
Para saber lo que fué de aquella fortuna habría que preguntárselo al cajero de
uno de los círculos más elegantes de la capital, á los divanes de los restaurants de moda, á los tratantes en caballos, y, sobre todo, al juego.
Edmundo no tardó en -convencerse de
que se arruinaba á toda prisa; pero no podía ya retroceder ni disminuir el lujo de que se había rodeado.
Reunió n uestro hombre los restos de su
fortuna y colocó en el fondo de su caja una pistola cargada que cubrió con los billetes de Banco y el oro que le que¬
daba. -
—Cuando no haya más que la pistola —dijo pura sí—ya sabré lo que debo
hacer.
Cierto día. no quedaba en la caja más
que el arma fatal. Edmundo tomó sus últimas determi¬

naciones, empleó el importe de sus mue¬ bles y de varios objetos de valor en el pago de algunas deudas insignificantes y se dispuso á morir.
Pero una idea le contuvo de pronto. —¡No he pensado en mi tumba!—ex¬
clamó.
Yr se asomó á la ventana.
La fosa común le causaba espanto y sentía no haberse acordado jamás de su
última morada.
—¡No!—repuso después de haber me¬
ditado durante unos instantes. — No
quiero que se diga que no he podido te¬ ner ni siquiera una tumba.
Edmundo salió á la callé y no se le
volvió á ver más en el barrio donde ha¬
bía vivido.
Presentóse en el taller de un empresa¬
rio de construcciones para ferro-carriles,, donde fué admitido, puesto que era un buen dibujante y manejaba á la perfec¬ ción la escuadra^ y el compás.
Si una idea fija no hubiese fortalecido su espíritu, no habría soportado aque¬ lla vida de trabajo y de privaciones.
Acostumbrado á derramar el oro á
manos llenas, conoció al fin su valor, y. al término de cada semana, cuando ha¬ bía economizado diez francos, pensaba
con deleite que se iba abreviando el tiempo de la terrible prueba á que se
había sometido.
Nadie podía sospechar que aquel hom¬ bre trabajase para adquirir una tumba.
Al fin logró comprar el terreno que le ofrecía el término de sus penalidades.
Pero tenía que ganar lo necesario pa¬ ra la mano de obra y para la lápida mortuoria, y siguió trabajando con ver¬
dadero ensañamiento.
Edmundo iba dos veces por semana al cementerio á visitar su propiedad. Hizo
cavar la fosa, mandó sembrar un sauce
y dibujó un monumento en extremo sencillo, que se comprometió á pagar á plazos á un marmolista.
Eli medio de sus ocupaciones habíale parecido muy corto el tiempo. El traba¬ jo había hecho uno de sus milagros, y Edmundo no se aburría, porque su exis¬ tencia tenía un objetivo, y comparando
su estado anterior con la laboriosa vida
que por capricho había adoptado, acabó por preferir su situación presente.
La tumba estaba terminada y sólo de¬ bía pagar Edmundo el último plazo pa¬
ra tener dereeho á ser enterrado como
un verdadero propietario.
En sus matinales visitas al cemente¬
rio. había notado á veces la presencia de una joven vestida de luto que iba á coloear flores sobre una modesta sepul¬
tura.
Cierto día le regaló la joven dos matas

de pensamientos, que Edmundo sembró en su terreno con inexplicable satisfac¬
ción. Edmundo señaló el día de sus funera¬
les y se despidió de la muchacha. —¿Se va usted de París?—le preguntó
la jóven—¿Y puede usted separarse del que viene usted aquí á llorar?
—Si yo no lloro á nadie,—contestó Edmundo poniéndose encarnado.
—¿Pues á que viene al cementerio?
—A ver mi turaba.
—¡Su tumba!—dijo la desconocida con sorpresa.—¡Vaya una idea! He deseado siempre una buena sepultura para mi madre, que está ahí enterrada, pero no he pensado jamás en la mía.
—¡Que quiere usted señorita! No pue¬ do soportar la idea de verme confundido
con la multitud en la fosa común.
—¡Devuélvame usted mis pensamien¬ tos!—repuso la jóven con acento desde¬
ñoso.
—¿Me desprecia usted?—preguntó Ed¬
mundo.
—Es usted un egoísta y un cobarde— repuso la desconocida—¡Es un crimen renunciar á la lucha en plena juventud! Si ha sido usted rico, procure usted vol¬ ver á serlo y lo conseguirá si cu ello se empeña.
Edmundo regresó á su casa emocio¬ nado y pensativo; y á los pocos dias de aquella conversación, la madre de la jo¬ ven fué sepultada en la tumba de Ed¬ mundo, que desde entonces quedó con¬ vertida en panteón de familia, porque
Edmundo se había casado con la desco¬
nocida del cementerio.
Había dado al fin con la felicidad.
Una tarde, al regresar á su domicilio,
encontró Edmundo á uno de slis anti¬
guos compañeros, el cual le dijo: —¿Pero qué es de tu vida? Hace cua¬
tro años que te busco por todas partes para pagarte los cincuenta mil francos que una noche te quedé á deber en el
Círculo... —Había renunciado á ese crédito,
porque sabia que estabas arruinado. —Sí, pero he adquirido una herencia
importante y quiero cumplir contigo cual corresponde á un hombre honrado.
Dame las señas de tu casa.
Cuando aquella misma noche recibió
Edmundo los cincuenta mil francos,
dijo á su mujer:
—Toma este dinero y compra una ca¬
sita de campo con un bonito jardín don¬ de puedan jugar nuestros hijos.
Si se quisiera deducir de esta historia otra moraleja que la que en sí mis¬
ma encierra, añadiría:
—¡Trabajemos sin descanso para la¬ brar nuestra tumba, ya sea de piedra... ya de gloria!
Aureli ano Scholl.

UN BON ATLOT
III
Diuhen que som ximple, Que visch á n’els Llims, Que mols que 'm saludan
Se rihuen de mí.
¿Que hi puch fer jo? Mentres Ningú m’ ais el dit; Que rigan, que xarren; Res hi tendí que dir.
Si vull colea cosa
Jo mateix m’enjiny. Per tot trob sortida;
De tot fás camí: NiTn sobra vivesa,
Ni ’m manca esperit. Fas feyna una mica, Just lo mes precis.
Si aquell que governa Me diu «Paga aquí»; Pach, y fora apremis
Sumaris ni escrits. Com no duch «urolla
De passar'per nyich. Si puch fer bona obra May se perd per mi.
Maldement me costi Passar males nits.
De tots els qui’m tractan Som un bon amich; À lo que’m demanan Sempre dich que sí.
Per axo m' estiman
Tant com jo 'ls estim.
¡Quin pler! ¡Quina gloria! ¡Qu’alegre qu’ estich! ¡Que tench de ventura! ¡Que ditxós que visch!....
Sols aquella cosa Que sent aqui dins Bota devegades
Y em fer á íT el viu.
P. de A. Penya.
(Se continuará.)
CAPULLOS
Traducciones del mallorquín.
AMOR.
(de m. obrador.)
De almibarados amantes
Verás siempre el mundo lleno.
Que amor su dominio extiende Doquiera palpite un pecho.

Mil parejas se reúnen De mozas y de mozuelos, Y miraditas, y diálogos, Y el Cura, y doblar el cuello;
Bodas, parabienes, dichas; Después la cuna, recuerdos, Nietos, y pulso que tiembla Y el Amor ¿qué. ha sido?.... Un sueño.
RARA EL ALBUM »K UN SIÍ#
(de m. obrador.)
¿Has visto el verde sándalo Que herido sin piedad, Por tierra, astillas hecho,
El hacha hace rodar?
¿Has visto su venganza?
Su aroma sin rival Perfuma la herramienta
Que hiérele tenaz.
Asi tu alma inocente, Si á Dios quiere agradar,
Imite al bello sándalo Que vuelve bien por mal.
LOS VELOS
(de t. aguiló.)
De blanca muselina
Velo sutil de ñores.
Cuando á casarte vayas,
Tu frente adornará;
Y, si la muerte un día Hiere á tu amado esposo,
Negro mantón de lana
Tu frente enlutará.
Los tintoreros tiñen
De negro un velo blanco;
Mas el mantón que es negro-, No vuelve blanco ya.
LIMOSNA
(de t, aguiló.)
¿Ves ese galante jóven Que se va tan satisfecho? Le lie pedido una limosna,
Y lia contestado riendo:
«¡Qué Dios ni Santa María! Eso, como tú, es ya viejo: Toma ese duro de plata, Que á mí me sobra dinero.»
Preferiría á este duro
(¡Me está abrasando los dedos!)
Que se me diera por Dios Un pedazo de pan seco.
León Carnickr.

I36) ¡FOIjL·KTÏ'V
DETRAS DE LA CALAVERA
-^Escúchame y lo sabrás todo: ha ha¬ bido en todo ello algunas circunstan¬ cias casuales que parecen hechas expre¬ samente para la realización del caso.
—Vamos, habla; ¿no vez que la impa¬
ciencia me devora?
—Pues bien; ya sabes tú que en época no muy lejana, mi tutor, contra mi vo¬ luntad, dispuso de mi mano en favor de un joven medico, llamado...
—¿Y qué, ese lienzo y esos pinceles han sido traídos aquí por el médico?— preguntó Enrique con sarcasmo, creyen¬
do descubrir la hilaza de una mentira torpe y descarada.
—¡Precisamente!—dijo Valeria con la
mayor naturalidad.
—¿Es decir que desde hoy los pintores llevarán instrumentos quirúrgicos, ya que. según parece, los médicos les ro¬
ban los chismes del oficio?
—¿Desde cuándo te atreves á dudar de mi palabra?—exclamó Valeria con una indignación naturalmente expresada.

—Desde que te propones engañarme, burlarte de mi bondad, que tomas por candidez, ya que no por estulticie.
—¡Enrique! —Basta, señora; no emplee Vd. recur¬

nos lienzos para la godería que posee el opulento banquero florentino Vicenzo
Albaui...»
El gacetillero se extendía aún en elo¬ gios sobre el artista, pero Enrique no

sos melo-dramáticos, que no pueden quiso leer más; ya se explicaba la pre¬

convencerme de lo que no es.

sencia en su casa de aquel lienzo y de

—¡Por Dios. Enrique, no dudes de lo que voy á decirte!
—Es que no quiero oir nada; me bas¬

aquellos pinceles, sin duda olvido invo¬ luntario del afamado artista, que había vuelto de Roma para quitarle la tran¬

ta cen lo que adivino... mejor dicho, con lo que sé.
Y Enrique se dirigió á su habitación en busca de su sombrero y su gaban. saliendo á poco, sin atender á las sú¬ plicas de Valeria, ni querer escuchar
sus palabras.
III

quilidad y el honor. Loco, frenético, salió del café sin pro¬
bar siquiera lo que había pedido; volvió á vagar por las calles, vacilando entre matar á su mujer ó á Pablo.
IV
Un marido necesita á veces una gran
dosis de credulidad para oir la explica¬

Harto de dar vueltas por Madrid, en¬ tró en un café para tomar algo que le refrescase: mientras le servían, fijóse
maquinalmente en un periódico que ha-
1 i i encima de la mesa: allí había leído

ción de ciertos hechos que se relacionan con su estado, por más que el relato sea una reproducción exacta de la verdad.
Para referir lo que pasó aquella tarde
en la habitación de Valeria, durante la

un nombre que le quemó las pupilas: ausencia de Enrique, necesitamos vol¬

asió con mano febril aquel papel, y leyó ver á hablar un poco del médico Juan

lo siguiente:

Perez. al que hemos abandonado por

«Anteayer llegó á esta córte el distin¬ exigirlo así el órden de la narración.

guido y aventajado pintor de historia El desengaño en su amistad, tanto

D. Pablo... después .de un año de estan¬ como la pérdida total de su fortuna, in¬

cia en Roma, donde ha ganado tanta fluyó de tal modo en el ánimo del co-
honra como provecho, pintando algu- | merdunte, que fué perdiendo poco á

poco la salud, víctima de una melanco¬ lía que le condujo al sepulcro á los- dos
meses.
Fueron inútiles cuantas pesquisas se practicaron para inquirir el paradero del ladrón; su fuga debió estar tan bien dispuesta, qué no dejó señal tii huella más que la repentina y prematura muer¬
te de su bienhechor.
Juan Perez soportó aquel doble golpe con resignación cristiana, con la resig¬ nación del hombre que nada tiene que oponer á la desgracia, más que el tra¬ bajo.
Juan se dedicó de lleno á los enfermos
que reclamaban sus auxilios, que no eran muchos, pero con los cuales iba
comiendo.
Al cabo de un año el dolor, algo más aplacado, le permitió enamorarse de una muchacha, de cuyas prendas no es del
caso hablar.
Petra y Juan se amaban con ese amor tranquilo y sosegado de ciertos caracte¬ res, que no pondrá una ¡listóla en la
mano de sus amantes, ni la liará engu¬
llirse una caja de fósforos, ni la condu¬ cirá á la orilla de ningún rio. ni á la barandilla de un elevado pretil ó via¬ ducto;. amor envidiable que no ejerce ninguna influencia perniciosa sobre el

estómago, cuyos caprichos son tan poco
costosos como inocentes, amor, en fin, que yo deseo á mis lectoras y lectores.
No obstante, Petra tuvo un antojo que era preciso satisfacer, antojo que podia costar mucho dinero para reali¬ zarlo en regla, pero que Juan se propor¬ cionó casi de balde: quiso tener el retra¬ to de su amante de medio cuerpo y ta¬
maño natural. Juan Perez se estremeció
á la idea de que su amada le exigiese aquel favor en mármol ó bronce, á lo
que su bolsillo no hubiera podido hacer frente; por su fortuna se contentó con
una pintura al óleo.-
Hizo la casualidad protectora de los amantes, que Juan Perez estuviese en¬
tonces prestando su asistencia facul¬
tativa á un artista que al entrar en con¬
valecencia le manifestó que no podia pagarle por falta de recursos, lo cual
pudo haber dicho al principio de la en-
ferdad; ello es que no lo hizo, y que Juan, al tener conocimiento del capri¬ cho de Petra, pensó en que podia co¬
brarle al pintor el importe de sus visi¬ tas, encargándole el retrato.
El artista no puso ningún impedi¬
mento; sólo sí dijo que no podía sufra¬
gar los gastos de. lienzo, pinceles y co¬
lores.

&
J». ■

SÓLLER

Editorial.
LQBEN20 JOY EN CIALIT'OS
Aunque 4a misión del Sóller sea la de promover toda1"clase de mejoras mo¬ rales y materiales que puedan contri¬
buir .xib verdadero ;progreso y engran¬
decimiento de nuestra querida patria,
no por esto queda'fuera de su órbita de acción el ocuparse de sus hijos que, vi¬ viendo en lejanas tierras, se distinguen
por-su abnegación y desprendimiento. - tm-oátrandp -todo género de sacrificios, pura mejorar la situación moral y eco¬ nómica de sus semejantes: los actos no¬

productoras que atravesaría esa carrete¬ ra, se comprenden á la primera ojeada las ventajas que reportaría su realiza¬ ción, tanto para aquellas mismas como para los Centros comerciales de Ponce, Arecibo y este Capital á donde afluirían los productos en oferta de competencia.
Tendríamos mucho gusto en ver que prosperasen los proyectos del señor Joy, en la seguridad de que todos participa¬ ríamos de los beneficios que reportarían
á la Provicia.»
De otro acto, no tan importante y trascendental como el precedente, pero no menos noble, del Sr. Joy. debernos
ocuparnos hoy también, cual es el haber apadrinarlo á 1). Nicolás Vidal y Más. natural de Llummayor. en la celebra¬

y al por menor. Y no se puede salir de este dilema: comprad poco y pagareis caro, comprad mucho y obtendréis más
barato.
Comprendo, respondí, y no obstante convenid en que todo esto está muy mal. En justicia, si debe existir una di¬ ferencia de tratamiento ¿no es el peque¬ ño consumidor, que es el que tan solo dispone de recursos limitadísimos, el que debería beneficiar de los précios ventajosos? Y sucede lo contrario. Las leyes económicas, el ofrecimiento y la
demanda, me diréis, son causa de todo.
¿Y son estas leyes inexorables? ¿no se puede poner remedio á la situación?
El remedio existe contestó mi vecino;
está al alcance de cada cual. Las leyes

ble. y sería lo de nunca acabar si tuvié¬ ramos que citar todos los „easos de esta
naturaleza, escogidos de entre mil que
pudiéramos referir. Queda, pues, sufi¬
cientemente demostrado con la olocuente claridad de los números uno délos be¬ neficios. uno de los medios 4e acción de
la asociación, y consiguientemente las ventajas de esta. El asunto es interesan¬ te: se trata de la vida barata ó por lo menos lo menos cara posible y no debe¬ mos cejar hasta conseguir este resulta¬
do práctico en bien de la humanidad
que trabaja.»
Crónica Balear

Física y Química, 22:\\Historia natural y

Agricultura, 23.

y

El próximo 22 comenzará el ingenie¬
ro Jefe de este distrito minero á practi¬
carla demarcación de la nflna de lignito
nominada San Narciso, sita en los tér¬
minos municipales cíe Alaró y Binisalem
—
Mañana dia 17, qelebra Manacor su acreditada feria. Se organizarán en el volódromo brillantes carreras de velocí¬ pedos, en las que según se dice tomarán parte los más celebrados ciclistas de la península y de la isla.
La empresa tiene aprontadas 800pese¬ tas para un handicap ó record si se pre¬ sentan para disputarlo los campeones
franceses invitados.

bles de los hijos honran á la madre y el orillo de tan ricas preseas no se eclipsa
ñor la distancia.
Tal acontece con nuestro querido ami¬ go D. Lorenzo Joy, fundador de la colo¬ nia. mejor dicho, del pueblo de Oialitos,
en Puerto-Rico.
No hace mucho tiempo hicimos men¬

ción de la primera misa que dijo el 13 de Junio último. Este joven, que el se¬ ñor Joy recibió en su casa, como ha re¬
cibido a muchos otros mallorquines, pa¬ ra iniciarles en el comercio, manifestó
vivos deseos de seguir la carrera ecle¬ siástica con preferencia á la comercial que había empezado. En resumen, los

económicas no pueden ser cambiadas por nuestra simple voluntad; ellas tie¬
nen la fuerza de la costumbre. Se dirá y
se hará lo que se quiera, ol grande con¬ sumidor será siempre aventajado. En el interés del pequeño está obtener las ven¬ tajas del grande. ¿Y como? Vos y yo so¬ mos dos parroquianos sin importancia y

(ojeada á la prensa de esta provin-cia)
En el vapor Bellver llegó á Palma en
la mañana de lunes el ExCmo. é limo, se¬
ñor Arzobispo de Valencia D. Ciríaco María Sancha y Hervas. y en el último

Por las noticias la fiesta promete ser variada.
La Compañía de Ferro-carriles de Ma¬ llorca organizará un tren extraordina¬ rio para que con facilidad puedan los pueblos que están sobre la línea dirigid
se á Manacor.

ción de las mejoras introducidas en di¬ deseos del joven secundados por su amo, aislados siempre compraremos caro, tren descendente llegó el domingo por

cho pueblo por iniciativa de nuestro se vieron realizados después de dos años porque compraremos poco; si al contra¬ via de Alcudia el limo. Sr. Obispo de

ilustre patricio; del premio que su finca, y medio de mantenerle en el seminario, rio. nos asociamos para comprar juntos, Menorca, D. Juan Comas y Vidal.

obtuvo en concurso público, por sus siendo tul la resonancia del suceso en haciendo de los dos un solo parroquia¬

Las Autoridades eclesiásticas, civiles

Crónica Local

perfeccionamientos de cultivo, y hoy de¬ aquella comarca que acudieron más de no. habremos constituido una unidad y militares y un gentío inmenso fué al bemos ocuparnos de otra mejora en tres mil personas á Cialitos, deseosas de de un doble poder de adquisición y de muelle á esperar á S. E. I. En los co¬

'UN CHIMEN EN SÓLLEE

proyecto que no sólo influirá en bien de presenciar e! acto imponente de oir la esa manera tendremos más fuerza para ches preparados al efecto dirigióse pri¬

Oialitos, para el mayor desarrollo de su primera misa al nuevo sacerdote, al cual obtener una reducción. sfi á nosotros se meramente á la catedral, juntamente

Extraño no podrá menos de parecer

riqueza, si que también de muchos otros pueblos, cuando se hallen unidos con la Capital por la nueva carretera á que nos
referimos.
Para que se vea que no exageramos
en los justos elogios tributados á nues¬ tro compatricio, copiaremos lo que es¬ cribe una ilustrada publicación, La Cor¬ respondencia de Puerto Rico; dice así:

felicitamos de veras y le quedamos agradecidos por la fina atención que
tuvo con nosotros de invitarnos con tar¬
jeta á tan solemne a»cto. Terminaremos felicitando al Sr. Joy
por su noble comportamiento con el ve¬
cindario de Cialitos y con cuantas per¬ sonas tienen la fortuna de gozar de su
trato y fina correspondencia.

unen diez, veinte, ciento, llegaremos por ese medio á ser un gran consumi¬ dor y obtendremos los precios más re¬ ducidos. Es sobre este principio que es¬ tán basadas las sociedades cooperativas
de consumo.
La idea de la cooperación, de la aso¬ ciación. para contrarrestar la carestía ocasionada por los intermediarios, para

con los Obispos de esta Diócesis y de Menorca, las Autoridades y las comisio¬ nes del Cabildo, del Auatamiento, etc.
Una vez en ella oraron breve rato diri¬
giéndose luego al palacio episcopal.
En el Boletín OJícial se publica el si¬ guiente artículo decretado por las Cortes y sancionado por la Reina Regente.

á nuestros lectores ausentes el título con
que encabezamos estas líneas, y la eosa no es para menos, acostumbrados como
están á ver como nos ocupamos todos los días en asuntos de toda clase menos dé la á que muy á pesar nuestro hemos de de¬
dicar hoy algún espacio en nuestras co¬ lumnas. Este morigerado pueblo, tran¬

«Proyecto importante
Hace algunos dias que teníamos en cartera los datos y noticias de un im¬ portantísimo proyecto de carretera, que hizo el obsequio de remitirnos el rico y progresista propietario de Cialitos y an¬ tiguo amigo nuestro señor don Lorenzo joy. y por urgentes y perentorias ocu¬ paciones no habíamos podido prestarle
antes de ahora la atención que merece.
No hemos de traer aquí á colación lo

Tribuna Pública
La vida á bajo precio
Algunos amigos nuestros, socios fun¬ dadores de la sociedad cooperativa y de
socorros mutuos Artesana Soliereuse,
creyendo de gran utilidad á los fines

dar al comprador ul detall las ve-n tanjas del comprador al por mayor, es bien clara y al alcance de todo el mundo. In¬ glaterra, el pais clásico del individualis¬
mo. cuenta numerosas asociaciones coo¬
perativas. Habrá unos cincuenta años varios obreros tejedores se entendieron con el fin de sustraerse á las exigencias de los detallistas, y empezaron por im¬ ponerse un sacrificio de veinte céntimos por semana. Eran tan. solo 28. después
fueron 40. Cuatro años más tarde tenían

Artículo primero. Se incluye en el plan general de carreteras del Estado
una de tercer orden en la isla de For¬
mentera que partiendo del embarcadero
de La Sabina termina en el faro de For¬ mentera.
La Excma. Diputación Provincial ha
circulado órdenes á los Directores de los establecimientos de Beneficencia, enca¬
reciéndoles el mayor celo en el examen de los víveres que se sumistran con des¬

quilo siempre en medio de su gran acti¬ vidad comercial é industrial, había sido desde tiempos inmemoriales lo que se dice vulgarmente una balsa de aceite, y asi continuó hasta que la miseria entró
en otros pueblos del llano de Mallorca y empujó hacia acá una avalancha de tra¬
bajadores, que en buen hora hubieran lle¬
gado siendo trabajadores de verdad, pací¬ ficos y honrados, pero que desgraciada¬ mente, salvo contadas excepciones, son

que son y representan para Pimrto-Rico
bis carreteras en el interior de la Isla,
que es donde radican muchas de las principales fuentes de producción del ¡país y donde se pierden infinidad de productos menos importantes que el ca¬ fé. ciertamente, pero que serían valiosos para el agricultor si contase con fáciles y cómodas vías de comunicación para
buscarles mercado remunerado:'. Esto lo
sabe todo el mundo y el Gobierno así lo comprende también, haciendo figurar en los presupuestos generales de la pro¬ vincia, crecidas sumas destinadas al sos¬
tenimiento y creación de carreteras, ten¬ dencia regeneradora que es atendida con predilecto interés por nuestro ilustrado

que persiguen la publicación del siguien¬ te artículo. traducido por uno dé ellos de La Repeche, de Tolosa, nos la supli¬ can, y á cuya petición accedemos gus¬
tosos deseando contribuir con cuanto es¬
té á nuestro alcance á la realización de
la hermosa idea de ver implantada en este pueblo la gran mejora que es uno de los principales objetos de dicha aso¬
ciación. Dice así:
«En estos tiempos, de calor asfixiante,
me sucede á menudo antes de empren¬
der el respetable número de escalones que conducen á mi habitación, entrar en la tienda de la esquina para comprar dos limones. ¿Porque dos limones y no uno ó tres? Es muy sencillo. Esos limo¬

700 francos en caja. Hoy dia tienen es¬ tablecida cooperativa de producción ocupándose en agricultura é industria,
sin olvidar la instrucción. En 1887 as¬
cendían los asociados á 11.084. las ven¬
tas anuales eran de 6 millones y los be¬ neficios 720.000 francos (el 12 p.§). En 1888 había en el pais 140,0 sociedades cooperativas comprendiendo 912.000 miembros, disponiendo de un capital de 287 millones que negociaron por 813 millonos distribuyéndose 78 millones de beneficios. Aquí, en Francia, las asocia¬ ciones cooperativas no se han desarro¬ llado como en Inglaterra. En 1886 tan solo había 600 de ellas, comprendiendo
un total de asociados de 200.000 miem¬

tino á los asilados en los citados esta¬ blecimientos.
Medida de prudencia que merece nuestro aplauso.
El martes pasaron la tarde visitando el hermoso palacio de Rtixa y su histó¬
rico museo el .Exorno, é Iltno. Sr. Arzo¬
bispo de Valencia, Sr. Sancha, acompa¬ ñado de los Obispos de Mallorca y Me¬
norca.
Noticioso el ilustre propietario de tan hermosa finca Sr. Conde de Montenegro de que se hallaban camino de su finca huéspedes tan distinguidos, se personó en dicha finca haciéndoles los honores
como él sabe hacerlo.

la liez, la escoria de toda la isla, contán¬ dose entre ellos algunos licenciados de presidio. Desde entonces solo de raterías, do disputas, de amenazas de muerte, etc. se oye hablar, y sabe Dios donde iremos
á parar avanzando por este camino si quien puede y debe no trata de poner re¬ medio muy en breve ai mal que nos lia venido encima.
Lugar del crimen y primsra3 diligencias.
A cosa de la seis do la mafiana del hi¬
ñes cundió la noticia do que en el reco¬ do que forma el camino del Fossaret fronte al algibe de Can Mupl, vacia el

Gobernador General, quien, de paso sea dicho, y para honra suya, viene demos¬ trando con hechos, que ha comprendi¬
do faltaban á Puerto-Rico las iniciativas
y desvelos de la primera autoridad, pa¬ ra encauzar por buen camino los dife¬
rentes ramos de la Administración pu¬
blica, que, desgraciadamente, vieron co¬ mo cuestión secundaria algunos de sus
antecesores.
;KL proyecto de referencia, que secom.pone de estudio, planos y presupuesto, ha sido enviado al diputado por el dis¬ trito de Utuado nuestro amigo don 'Francisco Martín Sánchez, que estamos seguros lo apoyará con todas sus ener¬ gías é inclinará á sus compañeros para que también le ofrezcan su apoyo, lo¬ grando que sea admitido y declarado dentro del plan general de carreteras.
11 recorrido total de la vía en proyec¬ to. será desde Juana-Diaz á Manatí con
una extensión de 79 kilómetros, atrave¬
sando por el barrio de Hato-puerco, que¬ brada Achiote, y por las jurisdicciones de Barros, Cíales y Cialitos, hasta Ma¬ natí. Partiendo de Juana-Diaz por la ri¬ bera Oeste del río Jacaguas, á media la¬ dera de la Cuenca, se pueden construir
fácilmente 17 kilómetros hasta el barrio
de Hato-puerco y finca de don Félix Olivieri, siguiendo de ahí á la Cuchilla ó
cumbre divisoria de Juana-Diaz, Barros

nes son inseparables: se venden á razón
de diez céntimos cada uno y me gano de esta manera cinco céntimos compran¬ do un par.
Si queréis saber porque compro los limones, es porque su jugo esprimido en un vaso de agua dá una bebida muy refrescante y que por su ácido neutrali¬ za el efecto de los microbios, y esta úl¬ tima consideración no es despreciable porque, al decir de los sabios, un vaso de agua contiene á miles de ellos.
En la tienda suelo encontrar alguna vez á la cocinera de mi propietario, escelente mujer, digna de su amo, tam¬ bién buen sujeto y padre de una nume¬
rosa familia. Una tarde estaba aguar¬
dando que despachasen á la referida do¬
méstica cuando al hacerle la cuenta de
los diferentes artículos que había com¬ prado entendí bien claramente «diez li¬
mones cincuenta céntimos.» Poco tiem¬
po después pagaba yo de la misma cesta quince céntimos por dos limones; como comprendereis causóme mal efecto y re¬ solví no ser por más tiempo parroquiano de un tendero que me hacia pagar más caros los limones que á los demás. Quise, no obstante, poner la cosa en claro.
En el restaurant tengo por vecino de mesa á un funcionario muy versado en economía doméstica; le sometí la cuesrtión y la respuesta fué tan clara y tan

bros. negociaron por 80 millones de francos distribuyéndose por término medio un 5 p. % de beneficios
Vuestra mujer vá á la plaza y entre otras cosas compra un kilog. de patatas; las pagará más caras que sí compra un quintal; si compra 100 quintales resulta¬ rán aun á mas bajo precio. Comprar un quintal es ya mucho para un jornalero y comprar 100 quintales no hay que pensar en ello: lié aquí pues vuestra mujer reducida á pagar el precio máxi¬
mo. Y el remedio de hacerlo de otra ma¬
nera? Es siempre el mismo; es comprar al por mayor, asociándose en coopera¬ ción. Mandad por ejemplo al represen¬ tante de una sociedad que vaya al de¬ partamento de la Dordogne en donde se cosechan más de 4 millones de quintales de patatas cada año; que se dirija á un productor y que le diga: «vengo á ofrece¬
ros el consumo de docientas familias de
que se compone la sociedad, vengo á compraros un wagón. No hay duda, estad seguros de que os hará precios ex¬ cepcionales y os concederá, si queréis, si
teneis de ello necesidad, el crédito nece¬ sario.
Hay mas todavía: id á la estación del ferro-carril y espedid un quintal de pa¬ tatas; se os lo tasará á razón de 18'25 francos la tonelada. Volved después de algunos instantes; esta vez no es un

cadáver de un hombre, bañado en san¬

En la última quincena de Octubre gre, con algunas heridas de arma blanca

próximo tendrán lugar en esta Audien¬ cia exámenes generales de aspirantes á Procuradores que reúnan las condieioseñaladas en los números primero, ter¬ cero y cuarto del artículo 873 de la ley provisional sobre organización del Po¬ der judicial.

en la barba, pecho y vientre. No tardó en presentarse en el indicado sitio el
sargento de la Guardia civil, comandante de este puesto, con tres guardias á sus órdenes, y al propio tiempo quedó cons¬ tituido el Juzgado para proceder a! le¬ vantamiento del cadáver, identificación

Son muchísimos los propietarios de del mismo y demás formalidades que la

carruajes de lujo que van á darse de ba¬ ley prescribe.

ja. por no pagar la nueva contribución.

A algunos pasos del cadáver veíase

No podia suceder otra cosa en vista de salpicado de sangre el camino hasta la

una Ley tan absurda como tablece aquel impuesto.

es la que es¬

*casita inmediata,
ba el interfecto

que
en

era la que habita¬ unión de un primo

Por una Real orden fechado l.° del mes corriente se han restablecido en los
institutos provinciales la clases de gim¬ nástica. obligándose la asistencia á ellas de los'alumnos que cursen sus estudios

suyo, y en dicha casa veíanse manchas
mayores, señal evidente de que allí se había cometido la primera agresión.
Si bien al principio pareció todo en¬
vuelto en las sombras del misterio, una

oficialmente en dichos centros de ins¬ vez conocidos algunos antecedentes, rióse

trucción.
En épocas determinadas harán los alumnos excursiones campestres y ejer¬ cicios higiénicos, que contribuirán á fa¬
cilitar su desarrollo físico.

claro ya el asunto. Averiguó el sargento
de la Guardia civil que trabajaba en la finca el Noguera el primo del interfecto,
sobre el cual recayeron sospechas ya desde el primer momento, y allí filé para

En una charca formada en Santa Mar¬
garita á consecuencia de los últimos aguaceros, el domingo pereció ahogada
una niña de corta edad.

indagar algo que pudiera hacer luz. Pre¬ guntó á la dueña y contestó ésta que aquella misma mañana había dado aviso
de que no contaran eon él para el traba¬

y Cíales con distancia de 11 kilómetros, completa como era de desear. Vosotros quintal, son cien quintales, es un wa¬

jo, pues que había reñido con su

para continuar á Cialitos 16 kilómetros. juzgareis:

gón, lo que queréis espedir y el precio Los días que han de verificarse los y se marchaba del pueblo.

Cíales 22 y 13 á Manatí donde termina. Vuestro caso, me respondió, es el de de transporte habrá bajado á 1U60 fran¬ exámenes extraordinarios de las asig¬

•—¿Y le has hecho mucho daño0 le

En todo el trayecto no hay que salvar todo el mundo. Para el tendero vos sois cos la tonelada, porque habréis espedido naturas del Bachiller en el Instituto de preguntó la dueña del Noguera.

muy costosas dificultades, pues lo más importante es el paso de la quebrada Achiote y un viaducto en el Río-grande. Los desniveles más importantes no exce¬ derían del 5 al6 por 100, fáciles de salvar cómodamente con toda clase de vehícu¬
los y se calcula el valor total de ¡a obra
en la suma de 992.000 pesos.

un pequeño parroquiano y vuestro pro¬ pietario con su numerosa familia con¬ sume mucho; es loque decimos un buen
consumidor. Se le hacen remesas espe¬ ciales. En todos los ramos de comercio,
observadlo bien, encontrareis el mismo
fenómeno: los grandes consumidores pagan menos caro que los pequeños, es

un wagón completo, porque de peque¬ ño os habréis vuelto un gran consumi¬ dor, un buen parroquiano y habréis be¬
neficiado de una reducción de 6‘25 fran¬
cos por tonelada ó de 33'25 francos por wagón. Son los gastos d® viaje y algo
más.
La ventaja que hay de comprar y de

segunda enseñanza de la Baleares son los siguientes:
Latin y Castellano primer curso, dia 16; id. id. segundo, dia 18; Retórica y Poética, 19; Geografía. 20; Historia de España. 21; id. Universal, 22; Psicolo¬ gía, Lógica y Etica,, 23; Francés primer curso y segundo. 20; Aritmética y Alge¬

—No fuera tanto, contestó Seguí con acento compungido; no lo quisiera para
mi.
Telegrafió seguidamente el sargento al Gobernador civil y al primer Jefe tío la provincia, y mandó una pareja á La
Puebla de donde era natural el que su*

Dada la importancia de las regiones en cierta manera la venta al por mayor transportar al por mayor es incontesta¬ bra. 20; Geometría y Trigonometría, 21; ponía ya había sido el agresor.

SÓLLER

El interfecto y su primo
Llamábase el primero Bernardino Oladera (á) Molí, joven de 19 años, alto y robusto, natural de Búger, de oficio jor¬ nalero y residente en este puebLo desde hacia unos siete ú ocho meses. El segun¬
do, como se ha dicho ya, llamábase An¬ tonio Seguí Cladera, de 23 años de edad, sencillo y apocado, natural de la La Pue¬ bla, jornalero también y residente en es¬ ta desde hacia más de un año; fué de los primeros que vinieron para trabajar en la apertura de zanjas para la canaliza¬
ción del gas.
Este habia alquilado la casita cono¬
cida, más que por el nombre de su ac¬ tual dueño, por el de Cals saboH Cabra, y en ella vivia en compañía de su primo, que tenia confiado á su cuidado por los padres de éste, pues era algo ligero de
cascos, vicioso, pendenciero y demás por el estilo, cuando era todo lo contrario el Seguí: juicioso, formal, pundonoroso, trabajador y enemigo de bullas y cues¬ tiones. El primero sacaba una navaja á
cualquiera en cuanto se le contradecía; á
éste no se le habia visto usar arma al¬
guna en su vida.
Antecedentes
Cuantas faltas cometia Bernardino, procuraba Antonio quedaran cubiertas ante el público; así es que repetidas ve¬ ces se le habia visto pagar de sus esca¬ sos ahorros deudas contraídas por aquel
y arreglar embrollos que quizás en más
de una ocasión le hubieran ocasionado
algún mal resultado. Jamás habia podi¬ do el Seguí sacar á Bernardino un cénti¬
mo para ayudarle á pagar el alquiler, pues que ese en la noche misma del •sábado solia quedar sin blanca, malgas¬ tando el jornal de toda la semana; y no solo esto, sino que además se habia per¬ mitido vender prendas de Antonio con
igual objeto, siendo la última un reloj dispertador, que fué causa de una riña en la noche del domingo. No obstante de cubrir sus faltas en público, como hemos dicho, reprendíale en privado, deseoso de ¡apartarle del mal camino que seguia; pero
el díscolo Bernardino se ensoberbecía
cada dia más, hasta no tolerar ya las
•amonestaciones y consejos de Antonio. Por la venta del reloj mencionado dió es¬ te á aquel la consiguiente reprimenda en la calle de Real; pero se ensañó con él el Bernardino y cogiendo una piedra fué á pegar á su primo, quien se abalanzó con¬ tra él y pudo quitarle dicha piedra, hi¬
riéndole oa la misma en la cabeza.
La reverta tuvo lugar á cosa de las ocho, y dos ó tres horas después se en¬
contraron de nuevo ambos frente á la
taberna Sa Cova. Pidió Bernardino la
llave de la casa á Antonio y éste le contestó negativamente, añadiendo que hasta que le ayudara á pagar el alquiler no le quería en su compañía. Entonces fuá cuando amenazó aquel á éste que no pasaría de aquella noche sin matarle y
que le haría derramar toda su sangre. Amedrentado Antonio con tal prome¬
sa y temiendo lo esperase eamino de su casa para cumplirla, pidió á un zapatero amigo suyo hospitalidad y fué á dormir en su compañía. Bernardino fué á la ca¬ sa donde vivía, y si bien esta estaba cerrada, por olvido de poner la tranca de la puerta cedió fácilmente ésta y pu¬ do pasar a 11 i el resto de la noche, se su¬
pone.
Se comprende que Bernardino no ha¬ bia olvidado su promesa de la víspera,
pues que madrugó mucho, contra cos¬ tumbre, se mudó la ropa, hizo un lio de toda la que tenia, zapatos . y sombrero, y lo llevó á Can Siré, suplicando se lo guardaran breves momentos; volviendo luego á casa para esperar á Antonio, convencido sin duda de que no tardaria en ir, pues que no habia de dirigirse al trabajo sin el azadón que alli tenia y vestido con la ropa de los dias festivos, En efecto, poco después llegó Antonio, quien por prevención habia tomado lina cuchilla del zapatero en cuya casa ha¬ bía pernoctado, y al entrar en la casa fué embestido por Bernardino, haciendo él
entonces uso de la herramienta para su
defensa, según declaración.
Al ver el mal que habia hecho, aun¬ que contra sil voluntad, dirigióse Anto-
touio calle de Real abajo y sin duda pa¬
ra dar él mismo conocimiento del hecho
á la Autoridad pidió á un vecino donde vivia el Alcalde; como le contestara que en las afueras del pueblo, le preguntó

por el Juez, á lo'que contestóle que fuera á la plaza donde probablemente encon¬ traría al Municipal quien le enteraría de cuanto quisiera respecto de esto. Asi lo hizo, y no encontrando al mencionado guardia fuése al Noguera conforme he¬
mos dicho.
La autopsia El martes, á cosa de las diez de la mañana, practicaron los facultativos
D. Juan Marqués y Frontera y D. Jaime Antonio Mayol y Busquets, la autopsia al cadáver, declarando tener diez heridas de arma blanca, algunas de ellas profun¬ dos rasguños y dos mortales. Las prime¬ ras en la mandíbula inferior, brazos, pierna derecha y cadera izquierda, y es¬ tas en el vientre y pecho. Esta última atravesóle la arteria pulmonar, causán¬
dole la muerte casi instantáneamente.
Mucho podríamos esteudcrnos, cen¬
surando cual merece serlo el abandono
con que tiene la Municipalidad el Cemen¬ terio, en el que no existe para casos como
este no solo una sala decente con lavabos
y demás necesario, sinó que ni siquiera una mala mesa en donde depositar el ca¬ dáver que ha do ser examinado; pero dejárnoslo para otro día pues que hemos de ocuparnos también algo de la yerba (ó avena) que quiso tener allí el Ayun¬ tamiento y lo ha conseguido, como no podía menos de suceder.
El Sr. Escolano
El Juez de instrucción del partido de Palma D. José Escolano de la Peña,
acompañado del escribano D. Sebastian G-azá, se personó en esta tan luego tuvo telegráficamente conocimiento del hecho, en la tarde del lunes, para continuar las diligencias sumarias que había oportu¬ namente empezado el Juzgado Munici¬ pal, actuando dicho señor hasta hora muy avanzada de la noche. Estuvo en esta hasta la tarde del dia siguiente que salió para Palma por Deyá y Vallde-
mosa.
Captura 7 confesión
Antonio Seguí fué capturado en La Puebla por una pareja de aquel puesto, antes de llegar allí la que había ido desde esta en sil busca, á la que le fué entrega¬
do por aquella según orden telegráfica del primer Jefe de esta Comandancia.
Conducido en el tren á Palma y luego á
esta villa, quedo á disposición del Juzga¬
do á las siete de la noche del martes, sien¬ do encerrado cu el cuarto de corrección de
la Gasa Consistorial. Tómesele la declara¬
ción indagatoria en la mañana siguiente, y en ella estuvo ya convicto y confeso, saliendo poco después en carruaje hacia el Noguera acompañado de la Guardia civil y del Juzgado en busca de la men¬ cionada herramienta, para que sobre el
terreno indicara el sitio donde la había
arrojado. A pesar de haberse ocupado en su busca varias personas bastante tiem¬ po, no fué hallada.
E11 la mañana del jueves filé condu¬
cido á Palma el agresor.
A la autoridad municipal
No tratamos de hacerle cargo alguno hoy; pero si suplicárnosle encarecidamen¬ te en bien de esta pacífica y culta pobla¬ ción, que, á fin de que no se reproduzca el triste espectáculo del que, á disgusto de todos los vecinos, acaba de ser teatro, ú otros de menor cuantía que le amenazan,
tome enérgicas medidas, encaminadas á
librar al manso rebaño que tiene á su cuidado de los lobos disfrazados con pie¬ les de oveja, que viven en el mismo con fundidos con estas. Que obligue sin pér¬
dida de momento á todos los forasteros á
proveerse de la correspondiente fé de buena conducta, y que se espulse á quien
no quiera ó no pueda presentarla. Esta disposición urge muchísimo,
pues que, acabándose la temporada en que abundan en los campos frutas y hor¬ talizas, prevemos han de oirse á todas
horas noticias de las que quitan la tran¬
quilidad á cualquier vecino. Y requiere
no solo un bando para que comparezcan
voluntariamente todos los que temporal¬ mente se encuentran en el pueblo,, sinó que algo mas que obligue á estos, á los dueños de fondas y hospederías, á los propietarios de casas, á los agricultores, comerciantes, industriales y demás que tengan trabajadores á sus órdenes, y en una palabra al público en general, á pre¬ sentarse ó hacer que presenten relaciones detalladas con todos los datos que del
espresado personal convenga á la Alcal¬
día conocer.'

No dudamos ver atendida nuestra sú¬
plica y confiando en ello damos por ter¬ minada la reseña que tanto sentimos ha¬ bernos visto precisados á hacer.
Varias noticias, compuestas ya, quedarou sin publicación en la crónica de nuestra edición anterior, por falta de es¬ pacio, y era una de ellas lamentar la prematura muerte de nuestro particular amigo D. Pedro Antonio Suau, acaecida el día 6 de los corrientes, después de larga y penosísima enfermedad. En bus¬ ca de su perdida salud abandonó la isla de Puerto-Rico para venir á respirar los aires puros de su país natal; pero era tarde ya, pues que ni estos, ni la tierna solicitud y esmerado cuidado de perso¬ nas queridas, ni los esfuerzos de la cien¬ cia. ni nada, en fin, logró arrebatar á la
muerte su presa.
*
De otra pérdida sensible é irreparable dábamos cuenta también; de la de doña Catalina Pastor y Morell, esposa de don José Canals y madre política de nues¬ tros distinguidos amigos D. Martín Mar¬ qués y D. Francisco Casasnovas, que
falleció el día 2 del actual, entrado en
prensa ya nuestro penúltimo número. Descanso eterno deseamos al uno y á
la otra, y. aunque cou algun retraso, en¬
viamos desde estas columnas á las res¬
pectivas familias de los finados nuestro más sentido pésame.
Amenizó la velada del domingo en la Alquería del Conde, la banda de la Socie¬
dad Filarmónica, con motivo de la fies¬
ta que los vecinos de aquella barriada celebraron en dicho dia; en las noches citada y anterior hubo también baile al estilo del pais, y en la del lunes una cu¬
caña. El catafalco habíase levantado
frente al portal mayor del oratorio, el baile tuvo lugar en la plazuela de Bul¬ lan y la cucaña en las inmediaciones de Can Papa.
En lo diclio y en pasear por las calles, adornados con cintas y flores, dos be¬ cerros, el sábado, consistió dicha fiesta, que estuvo concurridísima, particular¬ mente durante la tarde y noche del do¬ mingo.
Dias calurosos como el domingo y al¬ gunos mas, casi todos, de esta semana,
no abundan hasta en los veranos más
pesados, no habiendo sido suficiente pa¬ ra refrescar la temperatura los fuertes aguaceros del sábado y martes. El cielo ha estado cubierto por densas nubes, que parecía iban á aplastarnos, y lia soplado un viento cálido, del Sur, que al entrar en nuestros pulmones nos asfixiaba.
Si así quiere despedirse el actual ve¬ rano, no cabe duda de que se ha pro¬ puesto dejar recuerdos.
Continua desatendido el servicio de
portero de la estación telegráfica muni¬ cipal desde las doce hasta las dos de la
tarde.
Impórtanos muy poco, lo mismo que al público, el quesea uno ú otro emplea¬ do el que lo tenga á su cargo; lo que si interesa es que se repartan al momento los telegramas que se reciben.
Esta es ya la segunda amonestación.
Ha estado una corta temporada en esta, y so fué ayer para volver dentro breves dias, el eminente publicista don José Maria Quadrado. autor de los En¬ sayos religiosos, políticos y literarios que acaba de publicar la casa editorial de Amengual y Muntaner de Palma.
Ha llegado á nuestra noticia que en
la finca CursFerré, propiedad de nuestro amigo D. Lorenzo Frontera, báse des¬
cubierto estos dias una fuente caudalosa
qué pasa á unos veinte palmos de pro¬
fundidad.
Iremos y daremos mas pormenores
otro dia.
EN EL AYUNTAMIENTO.
Bajo la presidencia del Alcalde «acci¬ dental, Sr. Santandreu, y con asisten¬ cia de los concejales Sres. Polis (don Juan), Colom, Rufián y Miró, Pons (don Nicolás) Mayol, Bernat, Rallan y Fron¬ tera y Pizá, celebró el Ayuntamiento la sesión ordinaria, por segunda convoca¬ toria, en la noche del sábado.
Fué leída y aprobada el acta de la
anterior. Se dió cuenta de la instrucción para
la imposición, administración y cobran¬ za del impuesto sobre carruajes de lujo. xLcordó el Ayuntamiento no imponer re¬ cargo alguno sobre el citado impuesto,

no obstante de estar autorizado para 1 po de una misa, se practicará el ejercicio

ello, según el artículo 4.° de la vigente dedicado al Patriarca S. José.

Ley de Presupuestos.

Dkt 23, empezarán las cuarenta-ho¬

Se dió lectura á dos instancias pre¬ ras que las Hijas de María dedican á su

sentadas por D. Vicente Arbona y Bau¬ excelsa Madre, siendo la exposición á las

za y D. Gabriel Enseñat y Mir, supli¬ Seis de la mañana y acto seguido misa

cando so les autorice para hacer obras solemne; á las nueve y media tercia can¬

en los inmuebles que en ellas se indican tada y la misa mayor. ¡Por la tarde vis-

sitos en las calles del Pastor y de Rufián peras, y al anochecer completas con mú¬

respectivamente. Acordóse pasaran á la sica, plática por el P. José Auba y la

Comión de Obras.

coronilla de las doce estrellas.

Acordóse igualmente pasara á dicha Comisión una instancia presentada por D. «losé Fortuny y Moragues, asi en nombre propio como en el de sus herma¬ nos D. Ramón, D. Ignacio, D. Salvador, I).a María Margarita y D.a María de la Asunción, pidiendo se le autorice para
la construcción de edificios en la finca
nombrada El Sellé, arregladamente al plano de nueva barriada perteneciente á la parte Oriental do esta población, pre¬ vio señalamiento de las correspondien¬

En la iglesia de San Francisco.—Ma¬ ñana, 17, festividad de N.a S,a do los Dolores, á las 9 y media se cantará ter¬ cia, y acto continuo la misa mayor con sermón que dirá D. Antonio Caparé
Pbro. Por la tarde se concluirá el septe¬ nario, con sermón por el mencionado orador; y después por ser el dia de la Impresión de las llagas de Ntro. P. San Francisco se dará la absolución general
que podrán ganar todos los terciarios.

tes alineación y rasante. Basado en que son muchos los incon¬
venientes que se presentan en la práctica

Ovil

para que pueda subsistir vigente la ali¬

neación de las calles de Buen Año, de

Nacimientos.

San Bartolomé' y de San Jaime marcada en el plano de nueva barriada en la

Varones 1.—Hembras 1.—Total 2.

parte Oriental de esta población, atento á los graves perjuicios qne con ella se
ocasiona á la zona de caserío que com¬
prende las mismas, y en que su variación
en nada ha de afectar á la citada barria¬
da, caso do que sea un hecho su realiza¬ ción, acordóse que rija ele nuevo la ali¬ neación fijada en los planos que de las citadas calles estuvo en vigor hasta el dia 2 de Mayo de 1891, en quo filó apro¬ bado definitivamente el plano de la ex¬ presada barriada, y que esta reformase
anuncie al público á efectos de reclama¬ ción por el término que señala la actual legislación, insertándose el anuncio en el Boletín Oficial de la provincia.
Se dió lectura á un oficio del Sr. Go¬
bernador civil de estajjprovincia con el

Matrimonios.
Dia 12.—D. Jaime Mayol y Castañer, soltero, Manzana .54, con D.a Mar¬ garita Vicens y Puig, soltera, calle de
Serra.
Dia 14.—D. Gabriel Segura y Eor- • teza, soltero, calle de San Jaime, con D.a María Valls y Bonnin, soltera, calle
de San Jaime.
Dia 14.—D. Bartolomé Ferrer y
Trias, soltero, Alquería del Conde, con D.a Mana Magdalena Colom y Oiiver, soltera, en las Argilas,
Dia 16.—D. Simón Ballester y Castañer, soltero, calle de la Palma, con do¬ ña Margarita Vicens y Lladó, soltera,
calle de San Jaime.

que se acompañé, para que el Ayunta¬ miento informe, la instancia que le diri¬

Defunciones.

gió D. Andrés Oliver y Joy en alzada del acuerdo en que se desestimó el re¬ curso producido por este contra las obras efectuadas por D. Salvador Coll y Peña en la calle de Buen Año, separándos de la alineación marcada en el plano vigente. Además del informe que en di¬ cho oficio.se interesa, dispuso el Sr. Go¬ bernador se suspendan las obras de que se trata, Ínterin se extienda aquel y re¬
suelva éste definitivamente. Acordóse informar en el sentido mismo en que es¬
tuvo basado el acuerdo en que se deses¬ timó la instancia del Sr. Oliver, que co¬ nocen ya nuestros lectores, y como dicho informe es muy extenso, demasiado pa¬ ra publicarlo, dado el espacio de que po¬ demos disponer, nos abstenemos de ha¬
cerlo.
Acordóse adquirir cien postes para la linea telegráfica municipal de esta
villa.
Acordóse la construcción de una mi¬
na en la calle del Cementerio, á fin de evitar qne las aguas pluviales perjudi¬ quen el piso de la misma y pueda tran¬
sitarse por ella en los dias de lluvia.
Acordóse que el muchacho Andrés Alcover y Ripoll ingrese como pobre en
la escuela comercial establecida en esta villa.
Manifestó la Comisión de Obras que,
asesorada por D. Gaspar Reines y acom¬ pañada del Notario J). Francisco Ferrer,

Dia 10.—D. Antonio Ripoll y Marroig, de 52 años, casado, Manzana 48.
Dia 11.—D. Pantaleón González Váz¬
quez, de 57 años, presbítero, calle del
Pastor.
Dia 12.—Matías Noguera y Colom,
de 2 años, calle de la Trinidad. Dia 13.—Isabel M.a Alcover y Aleo-
ver, de 2 años, M.a 72
Dia 14.—María Mayol, y Castañar,
de 19 meses, M.a 43.
—
MOVIMIENTO DEL PUERTO
E M BAUCAC10NES FONOEADAS
Día 11.—De Torrevieja, en 3 días,
laúd Rosita, de 20 ton., pat. D. Antonio Carmona, con 5 mar. y lastre.
Dia 13.—De Palma, en 1 dia, laúd San Antonio, de 9 ton., pat. D. Cristóbal Vidal, con 4 mar. y lastre.
Dia 15.—De Palma, en 1 dia, jabe que Corazón de Jesús, de 42 ton., patrón. D. Jaime Mayol, con 6 mar. y efectos, (d e arribada).
Dias 13 de Barcelona y 15 de Cinda¬ dela, vapor León de Oro, de 278 ton., ca¬ pitán D. Francisco Arguimbau, con 19 mar., pasaje y efectos.
E M B ARC ACIONES D ESP AC IIAD AS

en cumplimiento de lo acordado en la se¬ sión del dia 29 de Julio último, se habia
constituido el dia 4 del actual en la ca¬
sa núm. 21 de la calle de la Alquería del Conde, propia de D. Gabriel Reinés y Enseñat, y que después de haber he¬
cho constar en acta el citado funciona¬
rio el estado en que se encontraba dicho edificio, para lo que habia sido requeri¬ do, se procedió por el expresado Maestro
de Obras al señalamiento de la línea á
que ha de sujetarse la reconstrucción de la repetida casa, arregladamente al pla¬ no vigente de aquella calle, por medio de puntos de martillo, cuya circunstancia so consignó también en el acta de referen¬ cia. Se dió por enterado el Ayuntamiento.
Y se levantó la sesión.

Dia 12.—Para Santa Pola, laúd San
José, de 38 ton., pat D. Cristóbal Vi* cens, con 5 mar. y carbón.
Dia 13.—Para Alicante, laúd Virgen Dolorosa, de 51 ton., pat. D. Antonio Sccias, con 7 mar. y lastre.
Dia 13.—Para Palma, laúd San An¬
tonio, de 9 ton., pat. D. Cristóbal Vidal con 4 mar. y lastre.
Dia 14.—Para Malgrat, laúd Rosita de 20 tou., pat. D. Antonio Carmona, con 5 mar. y algarrobas.
Dia 15.—Para Marsella, jabeque, Corazón de Jesús, de 42 ton., pat. don Jaime Mayol, con 6 mar. y efectos.
Dias 13 para Ciudadela y 15 para Barcelona, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. Francisco Arguimbau, con 19 mar., pasaje y efectos.

CULTOS SAGRADOS

En la iglesia Parroquial.—Dia 19, á las seis y media de la mañana, al tiem¬

4

SÓLLER

Bibliografía
ENSAYOS ¡RELIGIOSOS, POLITICOS Y LITERARIOS
POR
D. JOSÉ MAMA CUADRADO
CON UNA INTRODUCCIÓN
por
J. MARCELINO MENENBEZ Y PELAÏ0
La colección completa constará de ■cinco á siete tomos en 8.° prolongado de más de 400 páginas en buen papel, es¬ merada impresión, encuadernados en
pasta y dorados al fuego.
Se reparte un tomo cada tres meses.
PRBOIO:
.4 pesetas tomo, por suscripción. Tomos sueltos, 5 pesetas.

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN: En Palma: En casa de los editores Amengual y Muntaner. En Sóller: Imprenta y librería «La Sinceridad», San Bartolomé, 17.
KL C¡-A$
La Junta de Gobierno de esta So¬
ciedad ha señalado los dias 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, y 22 del actual de diez á dcce de la mañana para el pago del 19.° dividendo pasivo de 2‘50 pesetas por ac¬ ción en el local que ocupan las oficinas de esta Compañía, calle de Buen Año
nám. 6.
Sóller 7 Septiembre de 1893.—El presidente, José Bullan.—P. A. de la J. de G., Francisco Serra, Srio.

Perro-Carriles de Mallorca.
Servicio de trenes que regirá desde 4.° de Abril de 4S9.~>
De Palma á Manacor y la Puebla, á las 7*50 ma¬ ñana, 2' 15 y 3'4ó (mixto) tarde
De Manacor á Palma, á las 3 (mixto), 7 mañana y 5’30 tarde.
De La Puebla á Palma, á las 7‘25 m. y 5‘40 tarde. De Manacor á La Puebla, á las 7 mañana y 5*3Ó tarde. De la Puebla á Manacor á las 7’2á mañana, 2’30
y b’40 (mixto) tarde. Tren periódico, dias de mercado en Inca: De Inca á Palma, á la 1 tarde.
CORREOS
Salidas de Idalma. Para Barcelona, martes 4 tarde y domingo 7 y
media de la mañana via de Alcudia.
Para Valencia, jueves 4 tarde. Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Mahon, lunes 4 tarde y miércoles 2 tarde via
de Alcudia.
SALIDAS DE SÓLLEB Los domingos á las 2 de la mañana y los demás
dias á las 4.
Llegadas d Palma.
De Barcelona, jueves 10 mañana vía de Alcudia y sábado 7 mañana directo.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Alicante é Ibiza, miércoles 10 mañana. De Mahón, jueves 7 mañana y lunes 10 mañana.
LLEGADAS Á SÓLLER
Todos los días á las tí de la tarde.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

DUROS

/La Solidéz: Yalor nominal 100 m / —Desembolsado 100

Si El Gas: Valor nominal 20—De-

ü\\ sembolsado 9*50

.

S J Compañía de Navegación de Sóller:
gj\\ Valor nominal 100—Desem-

g I bolsado 99 .......... ¿ f Compañía de Diligencias: V á-

>\\ lor nominal 40. — Desem-

\\ bolsado 40

,. . ..

60’00 00*00
00‘00
16‘00

/ Crédito Balear

110*50

í Cambio Mallorquín

62*00

\\ Fomento Agrícola

62*00

¿i) Ferro-carriles de Mallorca .... 58*50

< \\ Alumbrado por Gas
^ I Salinas de Ibiza

105*00
200*00

f Sociedad General Mallorquina . . 76*00

\\La Isleña Marítima

49’00

(4p§ perpétuo interior 4 p§ exterior 4 pg amortizable

69’*2076*95
77’75

Billetes hipotecarios de Cuba. . . 108’35

~ / Banco de España

358*00

V Tabacos

nominal. 170’00

14 pg perpétuo interior ... fin . 69’43

^ | 4 p§
o \\ 4 p§

perpétuo exterior amortizable

...

id.

.

76’g2 OO’OO

w < Billetes hipotecaxáos de Cuba . . . 108’50

U 1 Banco Hispano-Colonial. . . fin. . 41*9^ «f Ferro-carriles del Norte. . . id. . 3475

V Francos

19*60

MERCADO DE INCA

Precios corrientes el U de Septiembre.

Almendrón. . . ptas. Trigo
Candeal
Cebada del pais . . .
Id. forastera. ....
Averia del pais. . . .
Id. forastera. ....
Garbanzos . . , . .
Maiz
Habichuelas blancas. .
Id. negras
Frijoles ......
Habas para cocer. . . Id. ordinarias ....
Id. para ganados. . . Higos pasos
Cerdos cebados. . . .

56*00 42 kg*.
18*50 70 üt.
19‘00 »

9350 » »

9*00 » »

8*50

»

7*50 » »

24*50 » »

13*50 » »

23*50 » »

00*00 » »

32*00 » »

21*00

»

17*50

»

15350 » »

9*50 00*00

» qq. » a>

METEOBOLOGÍA

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ BULLAN PBRO.—CALLE DE S. PEDRO .

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS

MAM TARDE VIENTí3 Atmósfera Plvio.

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Admdsfera Plvio.

Maíian

%F

¡-

*a

Ta rile Maí ana Tarde

lo. lid. j Í*U & Seco.

Seco

K

a

Ter.

Ter

Bar. del Bar. del
Bar. Mil.* Bar. Mil.»

G.°<

G.«s

Dirección

Fin rza M.a Trd.

Mafia.

Tarde Milis.

OBSERVACIONES

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

g Mañana.

Ta rde.

Dire ;ción metro Baró¬ metro Baró¬ del metro. del metro

metro. n.° de vueltas

Máxi¬
ma.

Míni-
ina.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Baró¬

Baró¬

metro. Milí¬ metro. Milí¬

Grados metros Grados metros

Moa» Tá

durante las
24 horas.

1.a Tarde Milis.

OBSERVACIONES

8 29 *22 29 25 26-8 25’0 28*0 26-0 25 755 25 755 o. 9 29 21 29 21 26*0 25’2 23'8 22'0 25 755 24 753 0. 10 26 16 28 24 25’O 22-0 26’0 22'4 23 754 23 754 s. 11 29 19 31 21 29*0 26'0 24*8 22*2 24 752 24 751 s. 12 22 19 22 19 22’0 19-0 23'0 20‘0 23 751 24 751 0. 13 27118 27 24 20’6 23*8126*0 23*0 24 755 24 754 0.
14126 ¡20 32 24 20’0 ¡24*0 ¡32*0, 24*0 24 i 7571 >4| 754 0.

0. » N. » O. » E. S O. T 8. » S. »

» D. s C. » D. F I). » Ll. » D. F C.

c. Ll. 10 I). C.
c. 27 I). D. i

8 30*2 9 31*0 10 31*2 ll 28*3 12 28*3 13 29*5 14 28*6

21*0 22*0 16*9 19*2 15*7 18*5 19*2

31*2 31*2 28*4 28*3 28*4 28*0 30*4

23*6 16*0 22*5 15*4 18*3 22*0 22*5

27*0 26*8 26*0 26*2 25*7 25*5 25*8

759*4 28*2 754*6 27*0 754*6 27*0 752*4 26‘0 752*6 26*1 757*0 26*0 758*8 26*3

758*0 0. 754*0 0. 754*0 0. 751*0 s. 752*6 NE. 756*6 NE. 758*6 NE.

0. NE. NE.
O. O. NE. NE.

9.627 i). 21.368 c. 19.155 D. 35.135 C. 62.130 LL 10.865 C. 34.365 D.

D.

Ll.

i

i).

Ll. 3*5

d. 29*5

d.

D.

ícmpesian oei u. ai n.
Tempestad del 0. al E.
*

ÏTOTA. Cuando la casilla de la fuerza do los vientos está en blanco indica que la corriente era «ponas perceptible, la S. indica que es suave, la P. fuerte, la T. tempestuoso y la U. uracanado.—El estado del ciclo, en la casilla Atmósfera, se señala por las inicia' es: D. que indica despejado y O. cubierto.—Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tardo.—Los termómetros están á la sombra.
OTRA. En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros 020 milímetros sobro el nivel del mar.

Sección de Anuncios
I.os anuncios que so inserten en esta sección pagarán: un céntimo de peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no escoda del cuerpo 20;—2 céntimos, siendo e1 20 al 32;—5 céntimos del 32 al 48; y del 48 arriba á precios convencionales.

X

X
♦ ♦
X
i♦ GRAN
!

JOSÉ FERRA
LVM-SO
DEPÓSITO CENTRAL EN
MIRON AS-II CASA FUNDADA EN 1858

EL FOTÓGRAFO CELESTINO PEREZ, conocido del público soliéronse,
estará en esta todos los meses y desde el dia 13 al 17 tendrá abierta su galería. Horas de trabajo: desde las cuatro de la tarde en adelante. Fonda de Viuda de A. Rosselló acalle de Castañer.—SÓLLER.
PALMA i

♦

—

Sillerías tapizadas y de rejilla del pais y extranjeras.

j Transparentes, alfombras, telas y pasamanerías para ♦
T cortinajes, camas torneadas de dos cabeceras con su so- ▼

▲ mier de muelles, á pesetas 32‘50

•4 Begirán los mismos precios que en la Casa Central, ^
♦ evitando á los clientes los gastos y molestias que oca-

2 siona el trasporte.

▼

PRECIO FIJO VERO A»

j¡ SE CURAN JUANETES (GALINDONS), uñeros, callos y demás duri-
\\ [ cias de los pies.
Y no se exige retribución al(I guna hasta después de la com-
< ¡ pleta curación de dichas do¬
lencias.
Las curas se harán en el do-
\\i micilio de los pacientes, ó bien
en la Hospedería de la Viuda de Antonio Bosselló. (Ca‘ s
Pantinadó) calle de Castañer. - SÓLLER.

DAMIAN FRONTERA MAYAGÜEZ (Puerto-Rico)
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovadas quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
Ventas al por mayor.

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ €OLL CERRERA y PORT-BOU (Frontera franco-española
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad.»