SEMANARIO INDEPENDIENTE
SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCION:
Sóli/ku: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. PizáyC.®—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Hico.) Méjico: D. Damian Canals—Constituci0n-19-Sa.il Juan Bautista (Tabasco.)

HÉtDOR i DIRECTOR-PROPIETARIO: *

REDACCIÓN T ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

t Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EspaítA: 0’60 pesetas al mes. \\ Francia- 0’75 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0 20 pesos id. id.) Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se Lace solidaria de los escritos que so publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los quo tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
¡MI HERMANA NO ESTÁ1
I
No es raro en Madrid, sobre todo en las casas de vecindad, el considerar el descansillo de la escalera como prolon¬
gación ó suplemento de las habitacio¬ nes, del que cada vecino puede usar, á
condición, sin embargo, de no molestar
á nadie.
Uno de estos tramos, mesetas ó des¬
cansos (que por todos estos nombres se conocen}, debía servir de cuadro á algu¬
nas escenas bastante originales para que
la pluma, falta del pincel, deje de reco¬
gerlas.
Siguiendo la costumbre admitida, una joven que vivía sola con una hermanita,
se instaló, sentada en una silla, en el pa¬
sillo de entrada tí su cuarto, ya porque
el calor era sofocante, ya porque no la conviniese que su hermana, que era un diablillo, desarreglase los muebles del modesto y limpísimo interior.
El día en que da principio esta histo¬ ria, Matilde agitaba su aguja con una
aetividad extraordinaria.
¿Provenía esta actividad únicamente de la urgencia de terminar un trabajo á hora fija'? No. Correspondía también a cierta actividad del pensamiento, la cual
se revelaba en las frecuentes miradas di¬ rigidas al fondo de la escalera con una
expresión á. la vez febril y maliciosa. —¡Aún no! Luisa, á quien dirigía estas palabras,
debía comprender sin duda su significa¬ do, porque se sonreía, y su hermana
admitir la comunidad de ideas ó senti¬
mientos que esta sonrisa demostraba cuando no reprendía á la indiscreta.
Puesta de centinela con la cabeza fue¬
ra del pasamano, y en puntillas, gritó
de pronto: —¡Ahí viene D. Jacinto! ¡Yete, vete
corriendo!
Matilde se disponía á recoger. —¿No oyes? ¡Que viene!... —Ya lo sé. Bu#no... No tengas cui¬
dado.
Apenas desapareció la joven, se pre¬ sentó un sujeto como de treinta años,
con todas las trazas de un hortera en
domingo y el cual surtía do lienzo á la
modista.
—Buenos días, Luisa, dijo. —Buenos días, St\\ Jacinto, contestó
la pequeña. ¡Caramba! ¡qué elegante! No sabía yo que era día festivo.
—Siempre es fiesta cuando se espera el placer de ver á Matilde.

—Y para eso se molesta usted en su¬
bir basta un cuarto piso.
—¡Qué menos puedo hacer!
—Pues está usted en desgracia, señor

Jacinto.
—¿Por qué? —Porque mi
casa.

hermana

no está en

—¡Ah! Y al mismo tiempo se pintó en su rostro la más viva decepción. No era para menos. El pobre enamo¬ rado tenía muy poca suerte. En tres se¬ manas había venido viente veces y sólo
dos ó tres había acertado.

Si esto hubiera sido obra de la casua-

lidad aún podía soportarse; pero Jacinto suponía lo peor: que todo aquello no era más que un subterfugio para no recibir¬ le, porque desde hace ocho días no deja¬
ba un solo momento de acechar desde la

calle sin ver salir al objeto de sus pensa¬
mientos.

Matilde estaba muy lejos de despre¬ ciar á aquel joven. Por el contrario, le

era simpático y hasta se sentía conmo¬ vida por su rara perseverancia; pero nuestro hortera, si no parecía radical¬
mente refractario á los buenos senti¬

mientos, pecaba en cambio en cuestio¬ nes de forma: era muy mal educado, y

esto perjudicaba su excelente natural. He ahí por qué aunque su lenguaje
tosco y sus maneras vulgares le disgus¬ taban, este disgusto no alcanzaba sin embargo,1 á hacerle aborrecible, antes engendraba en su alma cierta género de
melancólica tristeza.

Muchas veces se la oía murmurar, si¬

guiendo á Jacinto con la mirada y como

respondiendo á reflexiones íntimas:

—¡Es lástima! Como se ve, todo el crimen de Jacin¬

to, ó por mejor decir, toda su desgracia, consistía menos en expresarse torpemen¬ te que en confundir á la virtuosa obrera con aquellas cuya conquista es fácil.
Para poner término á estas visitas, so¬ bre todo á las inaceptables declaraciones del pretendiente, Matilde había dicho á
Luisa:

—Cuando se presente Jacinto dile que

no estoy. Y como la chica se maravillase de se¬

mejantes rigores, su hermana mayor, á título de explicación y para justificar los desdenes de que los defectos esencia¬
les de Jacinto eran causa, añadió una

larga enumeración de los obstáculos que se oponían á una inteligencia entre
ambos.

¡Oh!—dijo Luisa—no me voy á acor¬
dar de nada de eso.

—lr liarás bien. Maldita la falta que

hace que ocupes tu memoria en tales

cosas.

—¡Um!... pensó la chica. Si note gus- • —¡Hola! Con que tu hermana, que yo tase que yo las repitiese, maldito si tu tenía por la mujer más encantadora,

me las dirías...

quiere...

Matilde merecía esta critica. Hay siem¬

—Mi hermana no quiere nada, in¬

pre algo de malicia y cálculo en el fondo terrumpió Luisa. Desea únicamente más

de las disposiciones más puras.
II

respeto, más ternura para la mujer que ha de querer á usted.

Como nada le costaba defenderse,
Luisa no perdía ocasión de usurpar á su hermana el privilegio de dar unas cala¬ bazas, de las cuales había oido hablar
vagamente.
—¡Mi hermana no está! costestaba in¬
variablemente al hortera.
Pero, puesta á charlar, declaraba uno
á uno los defectos de Jacinto, declara¬
ción que éste traducía así:
—Matilde sólo se enamora de los de¬
pendientes de bazar, no de los de tienda; de los que tienen mucho dinero, no de los que juran y maldicen por nada, ni de los que andan mal vestidos.
Un pretendiente menos enamorado hu¬ biera enviado á paseo á la modista por muy guapa que fuese; Jacinto quiso corregirse.
¡Ruda necesidad! Pero se prometia un
resultado feliz.
Desde entonces renunció á las malas
compañías, á las actitudes inconvenien¬ tes, á las palabrotas; pidió dinero ade¬ lantado al amo y se vistió más decente¬
mente.
III
Con todas estas innovaciones y mejo¬ ras, Dios sabe á que costa realizadas,

—¿Sin lo cual... nada?
—Ni esto, como usted dice, y Luisa hi¬
zo sonar un diente con la uña.
—¡Sopla! exclamó Jacinto, asombrado de la facilidad con que se sorprendía de lo que acababa de oir. ¡Es decir que be ofendido á Matilde! ¡Es decir que me quiere; pero que no me perdonarájamás! ¡Ay, amigo Menéndez! ¡Qué pie de pali¬ za te espera si resulta que debo á tus consejos la desgracia de toda mi vida!
El amigo que acababa de nombrar, era de los que creen que con audacia se triunfa de todo, y Jacinto, no contento con lo que había hecho, trataba aún de echárselas de Tenorio, pues no arriesga¬ ba prenda en punto á un desenlace ad¬ mitido por las bLlenas costumbres.
Aturdimiento y ligereza no eran de¬ fectos fundamentales en aquel joven, y á esto se debo la reaparición de sus honestas intenciones, cuyo presentimien¬ to había inspirado á Matilde la ingenio¬
sa estratagema á que hemos asistido. Jacinto salió sin más explicación. No
tardó en volver; pero de esta vez prece¬ dido de una petición en forma, con esti¬ lo excelente, y en la cual no faltaba el
juramento de hacerse querer para ser querido.

persuadido Jacinto de que todo iba á Luisa no tuvo más remedio que parla¬ marchar como una seda, se presentó en mentar.

casa do la modistilla, sonriente, hecho un brazo de mar y contoneándose con aire de coquetería.

Engreída con su victoria, Matilde oyó á su pretendiente en el mismo tramo de
la escalera donde antes se mostrara con

Lo de siempre.

él tan rigorosa.

—¿Puedo ver á la señorita Matilde?

IV

—¡No está! objetó de nuevo la esclava Jacinto y Matilde se casaron y Luisa

de una consigna inexorable.

filé madrina de la boda. Auxiliar inteli¬

—¡Oh! rugió el pretendiente incapaz de moderarse por más tiempo. ¡Esto ya no. se puede aguantar! Seguro estoy de

gente, aspiraba á velar eternamente por la felicidad de su hermana; pero Jacinto
no lo consintió.

que esa mujer no me querrá nunca. Ya

Estaba advertido y sabía que á la me¬

no me queda más que morir. ¡Adiós, nor veleidad, á la menor señal de des¬

Luisa, adiós! Ni tú ni tu hermana vol¬
vereis á verme.
—¡No, no se vaya usted, Jacinto; no se vaya usted! replicó Luisa aterrada.

contento, la chica no tendría necesidad
de nuevas instrucciones pára decir ante la puerta al villano despreciador de sus
deberes.

—¡Cómo!...

—¡Vete, bribón, vete! No haces falta

—Escuche usted. Yo hablé de usted en casa... Mi hermana no está.

ayer con mi hermana y me lia dicho

una cosa quo ya se me había olvidado: «Jacinto lia sufrido un cambio ventajoso

Alfredo Seguin.

y no soy yo sola á notar este cambio.»

—¡Ahí ¡Oh!

—«...Pero...» y esto sí que es grave,

Jacinto! «yo permaneceré sorda á las

pretensiones de un hombre que promete

todo, menos casarse.»

EL ULTIMO PENSAMIENTO BE WEBER.
Vírgenes escuchad; aquel que era. Orgullo de la patria de Beethoven, Cantó cual cisne por la vez postrera Inspirado, infeliz, artista y joven .
Su fin presiente, y trémula su mano Como las rosas que arrebata el viento, Esparce melancólico en el piano El último y divino pensamiento.
«Cuan triste es ver pasar nuestra existencia Como el aroma de la flor querida; En un rayo de luz volar la esencia, Ar en un golpe de tós volar la vida.»
«¿Porqué ha do durar solo una hora La inspiración que en mi cerebro arde, Nacida con los rayos de la aurora Y muerta con los rayos de la tarde?»
«Adiós mujeres, flores y sonrisas, Adiós sonidos, músicas suaves; Ecos que se despiertan con las brisas, Voces que se adormecen con las aves.»
«Ciñeme, muerte, jai tu mustia palma, Nacer para morir fué mi delito, Y ya siento en los poros de mi alma Eso frió sutil de lo infinito »
Dice, y á Dios su espíritu ha entregado; Y como vaga en el altar perdido El incienso fugaz, sobre el teclado Queda vagando el huérfano sonido.
Vírgenes escuchad; aquel que era Orgullo do la patria de Beethoven, Cantó cual cisne por la vez postrera Inspirado, infeliz, artista y joven,
X.
LA PAGA
La setmana ir es finida,
P hora baxa n‘ es aprop: axecáuvos cullidores,
que demá de festa es jorn.
Totes passa n, totes passan, per devant del pagador;
totes contan les monedes
y les dringan ab renou.
Na Layeta cuant hi passa sent cridar qir arrera tora: pagador no vol pagarla y *n román ab greu tristor.
Totes plegan, totes fujeii,
totes cantan á Pentorn:
na Layeta qiP es molt bella, va á quexarse ab lo Senyor.
—¿Perqué paga no me donan
si bé cnllit de sol á sol?
Qué ‘m dirá raa pobre mare, si en malfet be caigut jó?
—No íP has paga, diu lo Compte, perque altre paga te don: demá tú serás Comptesa, tú darás la paga á tots.
Joseph Lluis Pons t Gallarza.

¡7)
DETRAS DE LA CALAVERA
tisfactoria: la luz de la luna, penetrando por la ventana, iluminaba el libro por el lomo, donde so veian aún algunas se¬
ñalo;* del oro de los adornos sentado á
fuego por el encuadernador. Sin embargo, era muy raro que bri¬
llase de noche aquel oro tan horrado y deslucido por el uso, cuando de]día ape¬
nas daba señales de su existencia sobre
la pasta. Esta explicación debía bastar al que
no encontraba otra más razonada, y Luis volvió á dormirse.
Aquella noche soñó algo confuso, de¬ sordenado y extraño, en que figuraba el breviario con sus dorados reflejos noc¬
turnos. V
Luis, entregado á sus lecciones y tra¬ bajos ordinarios, no volvió á pensar en el libro que había pasado desde la cómo¬ da á su mesa de despacho. Esta trasla¬ ción era obra de la señora Eduvigis, la
cual había calculado acertadamente que
el sitio natural de un libro, donde no

hay estantería, es una mesa, más bien que una cómoda, por lo mismo que un par de calcetines se guardan más bien
en una cómoda, que en una mesa.
Un día Luis abrió el breviario maqui¬ nalmente por una página donde comen¬ zaba el Miserere, que como sabe ó no sa¬ be el lector, es uno de los salmos peni¬
tenciales.
Miserere mel Deus...
En aquel momento, el cilindro inte¬ rior del tintero de Luis, que era de pre¬ sión atmosférica, se desprendió del asa que le sujetaba, y cayendo de golpe so¬ bre la tinta, el aire comprimido le hizo saltar sobre la página por la que estaba abierto el libro cayendo algunos peque¬ ños borrones sobre el espacio blanco que había encima de las letras del primer versículo, en esta forma:
Miserere mei Deus secundum magnam, misericordiam t uam.
Di secundum muMitudineni miseraíio-
nem Imritm, dele i/iiq uiíatem meam.
La casualidad á veces hace cosas tan
raras, que parece guiada por la mano de la Providencia: aquellos borrones,
que parecían puntos, guardaban cierta uniformidad que llamaba, desde luego,
la atención.
Luis, que al pronto iba á borrarlos, se

fijó en esta extraña circunstancia; estu¬
vo más de un cuarto de hora examinán¬
dolo todo detenidamente, prestando á aquel caso una rara atención, que á la verdad no merecía, por que, en resúmen, ¿significaban algo aquellos borrones de tinta, lanzados por la casualidad?
Pero lejos de abandonar aquel entrete¬ nimiento. Luis cogió una pluma y una cuartilla de papel, y se puso á copiar las letras marcadas por los borrones, en el orden en que lo estaban, resultando lo siguiente:
serrdeuecdaaataJal.
Esto no era una palabra que corres¬ pondiese á ningún idioma; pero las co¬ sas que nada significan son las que tie¬ nen el privilegio da llamar la atención
de los honbres soñadores.
VI
Cinco horas habían pasado desde que la señora Eduvigis le había subido la comida: eran ya las once de la noche; acababa de cerrar la puerta de la calle, y como no le había visto salir, según acostumbraba, quiso antes de acostarse ver si se le ocurría alguna cosa ó si estaba
enfermo.
Abrió con el picaporte, que estaba puesto por la parte de fuera, y entró en
la sala.

Al apercibirse de lo que pasaba, no pudo reprimir una exclamación de sor¬ presa: la comida estaba intacta, lo mis¬ mo que la habla dejado sobre el velador: el joven permanecía sentado junto á la
mesa con el breviario abierto, la cuartilla
de papel delante, y la pluma en la mano, como le había dejado la señora Eduvigis
cinco horas antes.
¡Cinco horas en la misma posición y
sin comer?
Esto la parecía á la señora Eduvigis superior á todo lo que se había hecho en Arlaban, Hernani, y Mendigorría, du¬ rante la guerra civil, según la relación
de su marido.
La buena mujer le llamó dos veces por su nombre, viendo que no se había apercibido de su presencia; después, to¬ do lo más respetuosamente que pudo, le tocó en el hombro, haciéndole volver la
cabeza.
—¿Pero no come Vd. boy?—le pregun¬ tó la señora Eduvigris, señalándole el
velador.
—¡Bab! ¿Quién se acuerda de comer? —contestó aquél, completamente dis¬
traído.
—¿Acaso está Vd. enfermo? —¿Quién se acuerda de estar en¬
fermo?

—Pero es necesario que Vd. se alimen¬
te, que...
Luis ya no la hizo caso, y volvió á en¬ tregarse á sus meditaciones, sin que le llamasen la atención la palabras de la portera, que predicaba en desierto.
Aún permaneció como cosa de cinco minutos dirigiéndole toda clase de vi¬ ciosas observaciones, pero viendo que el joven no la hacia caso, dió media vuel¬ ta, salió de la habitación, y Santiguán¬
dose tres veces, exclamó:
—¡Dios mió! ¡si estará loco!
CAPÍTULO IV.
Serrdeuecdaaatalal
I
Luis era uno de esos hombres que to¬ do lo conceden á la casualidad; creía que el acaso está presidido por una di¬ vinidad, y que esta no liace las cosas á medías; que en el mundo todo tiene su razón de sér, y que lo que es, es por al¬ go y para algo; que en la vida humana no hay nada que huelgue, nada que no
esté combinado con alguna cosa; nada que no tenga su lado homólogo y cor¬ respondiente, que la piedra se ha 'aecho para el álveo y el álveo para la piedra, y que por consecuencia en la extraña reu-

SÓLLER

He aquí á la letra la cédula de citación: ce medio siglo, reputado como el mejor cortes mediovales que animaban con el aire huyan de nuestras calles, mien¬ «Sr. Juez Municipal.—Raimundo Ri¬ de los poetas nacidos en la tierra de Lope, sus cantos las tristezas de los castillos y tras el espíritu de reforma quede ahoga¬

Un paso desacertado dol Sr. Santandreu-
A fuer de imparciales, no podemos

poll y Ripoll, vecino de esta villa, según cédula personal n.° 211 fecha 6 de Enero
próximo pasado, desea celebrar juicio de
consiliación contra Don Juan Marques y

de Calderón y de Tirso.
* *=
Don José Zorrilla, gran lector y admi¬
rador entusiasta de Chateaubriand en sus

las penalidades de la guerra. Después de aquella horrible tragedia, el poeta, en su poema Miramar, vertió en armonio¬
sas estrofas la melancolía de su alma

do bajo este fardo de leyes estratégicas, inútiles como los fusiles de chispa y dignas tan solo de un perfecto olvido.
Y no quiero cansaros más, porque

míenos de censurar hoy al mismo funcio- Arbona, director propietario del sema¬ primeros años, fué siempre un místico conmovida por la locura de la hermosa mucha ha sido vuestra paciencia en es¬

4i a rio público que no ha mucho tiempo nario «Soller» que se publica en este romántico. Su juventud, pasada en las emperatriz que perdió á la vez su coro¬ cucharme y muy benévolos os habéis

aplaudimos; la pluma que algunas se¬
manas atrás encomió un proceder en
.nuestro concepto digno de toda alaban¬

pueblo, por creer calumnioso á su per¬ sona el suelto publicado en dicho perió¬
dico, del sábado último dia 11 del actual

viejas ciudades castellanas, pictóricas de recuerdos caballerescos, fué una juven¬ tud de todo en todo reñida con los rigo¬

na, su esposo y su razón. En la última etapa de su vida Zorrilla
ha sufrido duras privaciones hasta el

mostrado conmigo. Tuve noticia de que se proyectábala
manifestación que presenciamos, y sin

za, sostenida por la mima mano ha de criticar otro proceder á aquel diametral¬ mente opuesto. Lo contrario seria no

referente á supuestos abusos cometidos por los empleados de consumos, de los
cuales se cuenta el demandante, que

rismos del vivir á que su padre, hombre de severos principios, intentó someterle. Obedeciendo y dando gusto al buen cor¬

punto d« verse en el caso de aceptar pensiones que no le fueron concedidas sin esfuerzo ni oposición.

más título á mi favor que mi espontáneo asentimiento, he comparecido á esta reunión amigable, reveladora del buen

obrar en justicia, juzgar con pasión, prestan sus servicios en el fielato del regidor autor de sus dias, Zorrilla hu¬ Enmedio de estas amarguras y priva¬ espíritu que os anima, y respiro satisfe¬

mostrar parcialidad.

Pont d‘ en Yalls.—Por tanto.—A V. su¬ biera muerto de presidente de una Au-! ciones, aquel eterno bohemio y pródigo cho el ambiente de sinceridad y noble

Y de si tenemos ó no razón para lla¬ mar desacertado ái paso del Alcalde ac¬ cidental, Sr. Santandreu, de que vamos á ocuparnos, juzgarán nuestros lectores

plica se sirva señalar hora y dia para tener efecto dicho acto, gracia y justicia
que no duda alcanzar de la rectitud de
Y.—Sóller 16 de Febrero de 1893.—Rai¬

diencia territorial cuando no del Supre¬ mo. Habría pasado menos vicisitudes y
devorado menos amarguras; sus añ03
maduros hubieran trascurrido en la

insaciable, continuaba alegrando los co¬ razones con sus poesías llenas de fluidez y armonía y exuberantes de imagina¬ ción. Heine lo dijo hermosamente:—Es¬

entusiasmo que nos rodea.
Elevemos, señores, nuestras copas en honor del Sr. Estada, brindemos á su sa¬ lud y pongamos en el camino de su

-después de habernos oido.
Publicamos en nuestro número ante¬
rior una noticia que nos había comuni¬
cado persona fidedigna, un empleado del Estado que, por el cargo que desem¬ peña, tiene no solamente ocasión do haberla adquirido, sinó que además el
deber de comunicarla una vez conven¬
cido de la certeza de la misma. Y la pu¬
blicamos, no con el deseo de mortificar á nadie, sinó que en cumplimiento de nuestro deber, á fin de que la autoridad
municipal, ya que se trataba de empica¬ dos del Municipio, conociéndola, pudie¬ ra reprimir el abuso caso de que hubie¬ ra existido, y castigar ó vindicar á sus dependientes según que hubieran resul¬ tado culpables ó calumniados.
Lo regular, lo lógico, era que el se¬ ñor Santandreu, mota propio, sin ins¬
tigaciones de nadie, tratara de a\\eriguar si era ó no cierta la noticia; anas todavía: era su deber, y así debió
de comprenderlo de primera intención,
«cuando á las once y media de la maña¬
na del domingo último llamó á nuestro director para hacerle varias preguntas,
muy pertinentes por cierto, á las cuales
contestó éste sin ambajes, diciendo al
Sr. Alcalde la verdad de todo.
Supo, pues, el Sr. Santandreu quien ■-era la persona que habia comunicado
á esta Redacción la noticia, y dió orden
para que dicha persona se presentara
.ante su autoridad, lo que hizo sin
subterfugios de ningún género pocos momentos después. Habíanse reunido casualmente en el salón de la Alcaldia
el Juez municipal 1). Juan Joy, el Se¬ cretario del Ayuntamiento, el Fiel de Consumos del fielato del Pont d'cn Valls
y no recordamos si también algunos concejales del Ayuntamiento, que había
estado hasta entonces reunido, y ante
las indicadas personas oyó el Sr. Alcalde
la ratificación de lo que momentos an¬ tes le había manifestado el Sr. Marqués;
oyó do boca del mismísimo I). Bartolo¬ mé Colom, quoes la persona aludida, que
,cl en efecto había comunicado la noti¬
cia publicada en la crónica local de
muestro número anterior.
Mas claro... agua.
A ninguno de los presentes pudo ca¬ ber ya la menor duda de la verdad de lo manifestado por nuestro director, y asi '¿o demostró dias después el Sr. Alcalde,
pues solo al Sr. Colom llamó repetidas veces, suponemos que para seguir ha¬
ciendo averiguaciones. En diferentes
interpelaciones del Alcalde, que ha oido siempre tercera persona, pues que el
Sr. Santandreu las ha hecho siempre
acompañado, bien del concejal Sr. Rol¬ lan y Bisbal, bien de D. Juan Joy, ha oido siempre igual confesión del inter¬ pelado*. que es en efecto cierta la noticia publicada y en corroboración hasta á
una de dichas entrevistas fué el Sr. Co¬
lom acompañado de testigos, que oyó el
.Sr. Santandreu.
¿Quedó éste convencido ya con lo ma¬ nifestado por dichos testigos? ¿Cree a los empleados del fielato del Pont d' en Valls culpables ó calumniados?
Hé aquí lo que no liemos podido ave¬ riguar. Lo cierto es que la entrevista en que fueron preguntados dichos testigos tuvo lugar en la noche del martes y
que de ninguna resolución tomada por
el Sr. Alcalde tenemos noticia, ni de que
haya continuado haciendo más indaga¬ ciones, ni de que se haya obligado al Sr. Colom á dar más pruebas, ni siquie¬ ra de que se le hayan hecho más pre¬ guntas. Al contrario, tenemos motivos más que suficientes para creer que la
cuestión que nació oficial ha pasado ya al terreno puramente personal, al terre¬
no á que suelen ir á parar en Sóller, por desgracia, todas las cuestiones, todos los
asuntos.

mundo Ripoll y Ripoll.» Sigue la providencia del Juez, seña¬
lando hora, que no eremos necesario re¬ producir.
De modo que el Sr. Ripoll, sabiendo quien nos enteró de la noticia «calum¬ niosa para su persona», (lo cual no prue¬ ba que lo sea «pera los empleados del
Pont d( en Valls») se hace el desentendi¬
do y cita á nuestro director á concilia¬ ción. ¿Y que ha de conciliar el Sr. Ripoll con el director dol Sóller, si este ignora, como ignora esta Redacción, hasta si la
noticia es cierta?
Pero no debemos ocuparnos hoy del juicio do conciliación; tiempo para ello tendremos probablemente otro dia. Nues¬ tro objeto se limita á probar, y quizás lo hayamos conseguido con solo hacer la historia de lo sucedido, que el Sr. San¬ ta ud re u ha dado un paso desacertado. Resumamos, sinó:
¿Podía olvidar, por mucha que fuera su confianza en los empleados denun¬ ciados, que el que se confesó autor de la noticia habia añadido al darla que está dispuesto á sostenerla y á presentar tes¬ tigos si fuere necesario? ¿Debía dejar sin anotar las diligencias que practicara, y sin que constaran por escrito las decla¬ raciones de dichos testigos?¿Podía dejar de tener en cuenta que el peón camine¬ ro y guarda jurado Sr. Colom ejerce las funciones de su cargo en el trozo de carretera que comprende el Pont d* en Valls, y puede por lo mismo haber no¬ tado faltas y descubierto abusos en los empleados de Consumos, que, no solo la Alcaldía, sinó que hasta el mismísimo Fiel podria ignorar? ¿Debía consentir su propia postergación, por uno de los depen¬ dientes del Municipio que representa, permitiéndole practicar diligencias acer¬ ca de un asunto que, por su índole espe¬
cial, es de su inmediata incumbencia?
¿Debía de haber cejado hasta conseguir
sacar en claro la verdad toda, en su de¬ ber de administrar justicia?
Pues bien, todo lo dicho y algo más que callamos y que no obstante es pro¬ bable no quede oculto á la penetración del leetor. viene á probarnos lo dicho al principio, y además: que si tiene el Sr. Santandreu los consejeros, los ins¬ piradores que ha creído ver el público detrás la cortina, no será este paso el último que tengamos que censurarle.
Sección Biográfica.
DON JOSÉ ZORRILLA
Murió, como dijimos en uno de los Relieves de nuestro número 304, á las dos y cincuenta minutos de la ma¬ drugada del dia 22 de Enero, en su mo¬ desta casa de Madrid. Popular su nom¬ bre, como pocos; vulgarizados por él mismo, en libros diversos, los hechos más notables de su vida, es difícil em¬ presa la de trazar una biografía suya que ofrezca novedad. Pero con solo re¬ cordar sus trabajos literarios, orgullo del idioma; no más que citando los títu¬ los de su» obras mejores, habremos cum¬ plido la misión de historiar, por lo que á Zorrilla toca, la vida de los españoles ilustres que van desapareciendo.
No ha muchos días trazamos la sem¬
blanza del último tribuno, de Martos; hoy hemos de hablar del último poeta, del que
durante once lustros ha sido cultista fer¬
voroso de la fe y de la patria. Unos tras otros van muriendo los que con su pala¬ bra, sus hechos ó sus escritos lian con¬ tribuido á la regeneración de nuestro nacional modo de ser y de sentir. Dijérase que los muertos atraen á los vivos y que al ser enterrado el insigne cincela¬

más envidiable comodidad; no ha¬ bría vagado errante por España y Amé¬ rica, hoy luchando con editores, siempre con el público y las escaseces compañe¬ ras de la gloria, pero tampoco iría su nombre unido á peregrinas creaciones encanto del espíritu, regocijo del cora¬ zón. Juez, fiscal, magistrado, político, gobernante, sus dias liabríause deslizado sin transiciones bruscas, pero en cambio no existirían Pon Juan Tenorio, Marga¬ rita la Tornera, Traidor, inconfeso y mártir, A buen juez mejor testigo, Gra¬ nada y tantas otras maravillosas pro¬ ducciones poéticas, deleite de cuantos en español hablan y españolamente sienten y piensan.
Porque la nota característica de Zorri¬ lla filé el españolismo. La edad inedia inspiróle primorosos cuentos y leyendas primorosas; la política de capa y espada hizole aspirar á querer reverdecer, en honor suyo, los lauros de Rojas y Mo¬ reno. «Todo por la patria» era su divisa; y todo por la fe y por el amor.
Por esto dijo en una de sus poesías
más celebradas:
«Cristiano y e«pañol, con fe y slu miedo canto mi religión, mi patria canto.»
Y por esto, por su nota religiosa, él. que junto al cuerpo aún caliente de
Larra recibió su bautismo de inmortali¬
dad. escribió con amargura intensa:
«Nací como una planta maldecida al bordo de la tumba do uu malvado.»'
Zorrilla fué durante treinta años ol
autor favorito de todos los públicos. Sus leyendas, sus versos amorosos, sus
narraciones, sus dramas históricos, lo¬
graron éxitos inmensos. Los editores se disputaban los originales del poeta de
moda. Dominaba el secreto de la belleza
de la forma. Escribía música, y música seductora, sin saberlo; ó sabiéndolo, que bien se le alcanzaba cuan mágico domi¬ nio ejercían sus rimas, galanas siempre, siempre conmovedoras é impregnadas siempre de ternura, sentimiento y ga¬
llardía.
No ha habido en este siglo autor más popular en España. Sus Cantos del Tro¬
vador se encuentran cu las más humildes
bibliotecas; no hay nadie en España que no haya, visto su Don Juan Tenorio, ese drama que ha enriquecido á uu editor, y que vendió el poeta por una cantidad miserable. ¿Quién no se sabe de memo¬ ria alguna estrofa de su Canto d Maria ó de su original composición El reloj?
No hay teatro ni teatrito de España en que no se haya puesto en escena El za¬ patero y el rey, Sancho Garcia y Traidor, inconfeso y mártir, la mejor obra dra¬
mática de Zorrilla.
En Barcelona fueron editados sus Ecos
de la montaña y La leyenda del Cid. Te¬ nía Zorrilla profundo cariño á esta ciu¬ dad. en la que había vivido largas tem¬ poradas. querido y agasajado del pueblo. Aqui se comenzó la publicación do una edición completa de sus obras, que. des¬ graciadamente, se terminó con el primer
tomo.
Hace algunos años dio á luz sus Re¬ cuerdos del tiempo viejo, narración llena de sinceridad y que refleja el carácter de toda una época. En sus últimas poesías: Pe Murcia al cielo, Granada mia y A es¬ cape y al vuelo, todavía hay frescura de juventud y destellos de gran poeta.
En el acto de ser coronado en Grana¬
da, decía:
Por doquier que errar me hicieron
mi inconstancia ó mis pesares,
fui leyendas y cantares derramando en español.
Y doquiera comprendieron que mi fe y mis poesías, hijas ya de nuevos días,
anunciaban nuevo sol.
Y así fué, cantor errabundo, enmedio

ta vid enterrada por la nieve y cuyo vi¬ no alegra allá á lo lejos á tantos hom¬ bres, no recuerda al poeta pobre y aque¬ jado de frío que lleva el calor á las almas
y enriquece los corazones.
* **
España pagó á Zorrilla su deuda de gratitud coronándole públicamente en Granada. Valladolid, su natal ciudad, honróse nombrándole cronista provin¬ cial; pretexto para darle una pensión con que atender á sus necesidades. Dos ilustres damas, la duquesa de Medinace¬ li y la condesa de Guaqui, de cuyos pa¬ lacios fué huésped obligado, diéronle pruebas de su admiración encargándose de pagarle la penisón de 30.000 reales que para él fué pedida á las Cortes y que su¬ frió algún retraso por haber aparecido algunas bolas negras en la votación del
proyecto concediendo la pensión. Recientemente, El Liberal abrióle sus
columnas y en ellas han aparecido las estrofas postreras del último de los tro¬ vadores: reflejos pálidos del sol ponien¬ te; reminiscencias de un genio gastado por los sinsabores más que por los años.
Ha muerto el hombre, y á sus despo¬ jos fuéron rendidos honores que á pocos es dado alcanzar; el poeta vive y vivirá perdurablemente. Mientras el idioma
nuestro exista, Zorrilla será justamente
enaltecido.

honrosa existencia el recuerdo de esta
manifestación simpática.
Don Jaime Moray
Señores: Como Presidente de la socie¬
dad La Protectora, que tengo el honor de representar, doy gracias á todos los reunidos y en particular á los de la Co¬ misión organizadora, por habernos hon¬ rado, unos, con su asistencia y otros, «aceptando ese salón, para solemnizar el banquete, que en honor del activo é in¬ teligente ingeniero D. Ensebio Estada,
se está celebrando.
Con mucha satisfacción vería que esta clase de actos se repitieran y se solem¬ nizaran en ese local, edificado con los ahorros obten i-dos por 1200 asociados, en
su mayor parte trabajadores, dispues¬ tos siempre á cederlo á los que deseen premiar al talento puesto á la disposi¬
ció de todas las reformas encaminadas á
mejorar las condiciones de su pais. y que reclama el progreso y la higiene pública.
Por lo manifestado, brindo por el bienestar y prosperidad de esta Sociedad y para que no cese el honorable Sr. Es¬ tada, hasta conseguir la pronta realiza¬ ción de las mejoras que han de dar atrac¬ tivo, belleza, movimiento y vida, á núestro querido pais. He dicho.

Ecos regionales.

Relieves
. Reformas importantos

BANQCETE ñ “ü PROTECTORA,,-LOS BRINDIS.
Dr. Blanes
Señores: Si bien es cierto que en la ciudad de Palma se produeen á veces entusiasmos infundados, y se comete el
error de incensar á la impostura, con¬ suela ver que en cierto modo se reparan aquellos ultrajes al buen senlí loy se honra como se debe á la verdad y al ta¬
lento.
Nada hay de más culto, ni más agra¬ dable que las manifestaciones de adhe¬ sión y simpatía tributadas por una so¬ ciedad á aquellos individuos de su seno, quienes en el terreno del sentimiento ó de la inteligencia algo representan, algo
valen.
Mucho puede esperarse de un pueblo que sabe acatar las indicaciones del sa¬ ber y del patriotismo, de un pueblo que sabe distinguir y apreciar el verdadero
mérito entre la balumba de nulidades
aspirantes, engendros de la mentira, enemigos eternos de la paz pública y del
progreso. El mundo marcha sin mirar hacia
atrás, y cu su carrera lleva consigo pue¬ blos. sociedades y hombres. Las épocas nefandas del favor y la violencia pasa¬ ron ya. y saludamos por fin la aurora del nuevo día en que, cada cual será hi¬ jo de sus obras.
Mucho se ha caminado en el sentido
de cristianizar á las sociedades; el vapor, la electricidad, la pólvora, la imprenta
han acelerado este movimiento civiliza¬
dor. El talento de los hombres y las vir¬ tudes cristianas, hé aquí el resorte que nos mueve y nos obliga á seguir ade¬
lante.
Con todo, señores, pueblos hay que en
razón de su aislamiento, ó bien por
efecto de mal entendidas conveniencias
nacionales, ven coartadas sus legítimas aspiraciones de progreso y llevan una vida enteca y desdichada. Ayudan á sostener las cargas del Estado, dan la sangre de sus hijos y no se les concede
ni el derecho de vivir en orden á las
leyes saludables de la Higiene.

Las reformas que por ios nuevos pre¬ supuestos van a introducirse enría ad¬ ministración de justicia, tienen verdadera importancia.
En virtud de ellas, resultan mejora¬ dos los sueldos de los magistrados y ucees, asignándose á los de término 8.000 pesetas anuales.
Se aumentará hasta 510 el número de
Juzgados. Para Madrid y Barcelona se nombrarán más jueces, además de las que actúan ahora.
Los jueces de primera instancia ins¬ truirán los pleitos, pero p«ara dictar sen¬ tencia se reunirán los tres de los juzga¬ dos más próximos entre sí, formando uu tribunal colegiado.
Además, en el nuevo proyecto se re¬ ducen bastante las tramitaciones, se su¬ primen Audiencias de lo criminal y se crean algunos tribunales.
El delito de hurto se clasifica en la ca¬
tegoría de falta. Se reduce á siete el número de magis¬
trados que compondrán cada una de las Salas del Tribunal Supremo.
Se suprime el tribunal de lo Conten¬
cioso.
Se establece una inspección del perso¬ nal de la administración de justicia.
El proyecto termina pidiendo á las
Cortes la autorización necesaria para
plantear inmediatamente dichas refor¬
mas.
Contra el vino español
A El Imparcial, de Madrid, telegrafía
con fecha II del corriente su correspon¬
sal en Paris lo siguiente:
«El embajador de España en esta capi¬ tal ha comprendido que la proposición presentada ayer por 80 diputados tiene excepcional importancia, aun cuando solamente revele el empeño de ciertos representantes del país por asegurar la
reelección.
El Sr. León y Castillo, que desde ha¬ ce tres dias inició sus gestiones en de¬
fensa de los intereses de los vinicultores
españoles, conferenciará mañana á las

Ha sido citado á conciliación nuestro dor déla palabra, el hombre que hablan¬ de sus desgracias y de sus peregrinacio¬

Esta es L verdad, señores, es la verdad once con el Presidente del Consejo de

director para esta mañana á las once ¿y por quien? por uno do los empleados del Municipio, por el mismo Fiel que oyó el domingo último, en el salón de la Alcal¬
día, la confesión del Sr. Colom.

do hizo brillar los esplendores del pa¬ trio lenguaje, llamó á su lado al autor de tantas filigranas literarias, al evoca¬ dor de legendarias grandesas, aljquepor dicha del nombre español está, desde ha¬

nes nunca dejó de ser poeta y español. Uno de los episodios más hermosos en
la vida de Zorrilla fué su estancia en Alé-
jico, en la efímera corte del emperador
Maximiliano, como esos bardos de las

pura que debieran de tener siempre pre¬ sente ios que tienen la hora de repre¬
sentarnos ante el Gobierno Nacional.
Nada representamos, ni somos, como ciudad, nada valemos mientras el sol y

ministros y jefe del departamento del
Interior, Mr. Ribot.
Se cree que el gobierno combatirá la
proposición en cuestión, y que no será!
aprobada.

(SÓLLER

Algunos' periódicos han iniciado ya que media más de un metro de diámetro.

Las diversiones carnavalescas ani¬ siguientes, anterior y actual, la abun¬ co á las personas de uno y otro sexo que

una enérgica campaña contra los exi¬ gentes viticultores de esta república. La Liberté califica hoy de deliriiun tremens proteccionista la pretensión de modifi¬ car el actual modas vivendi con España.
El sensato periódico termina sus ob¬ servaciones con la siguiente:
«A tal proposición sería preferible la prohibición de importar vinos extran¬ jeros, obligando á todo ciudadano fran¬
cés á consumir anualmente cuatro liectóiitros de vino del Mediodía.»
Banquetes republicanos
Once fueron, los banquetes con que fue festejado en Madrid el aniversario de la República; un banquete por dis¬ trito y además el de los jefes de la unión republicana, en Fornos.
En previsión de que llegase á repro¬
ducirse el escándalo del dia 10, tomó el
gobernador las precauciones consiguien¬ tes, reforzando los retenes en las pre¬

Otro ejemplar igual fué embarcado en el Lidio para Barcelona.
Dichas ensaimadas fueron fabricadas en la ciudad de Felanitx.
Causaban el asombro de cuantos las veian.
Según noticias, el miércoles de esta semana quedó abierta al servicio públi¬
co la instalación telefónica de Andraitx.
Ha obtenido la plaza de profesor de Aritmética y Geometria propias del dibu¬ jante en nuestra Escuela de Bellas Ar¬ tes D. José Font.y Marimon hijo del se¬
ñor director de la Escuela Normal de
maestros, joven estudioso, como lo de¬ muestra el haber ganado este destino mediante ejercicios de oposición.
Se están haciendo los trabajos para unir el semáforo de Bajolí, en la costa N. O. de Cindadela, con la red telefónica
de la isla de Menorca.

máronse extraordinariamente á última
hora. Los bailes de máscara ya no po¬
dían estar mas concurridos que lo estu¬ vieron en la noche del domingo, tanto,
que durante las primeras horas era im¬ posible bailar, tan apiñados llegaron á
estar los concurrentes.
El martes salieron en estudiantina
algunos músicos de la banda de la Socie¬ dad Filarmónica, y éstos animaron á otras personas de humor que también se disfrazaron y recorrieron pacificamente la población.
Censuró no obstante el público, y con razón, el que se permitiera á uno de los disfrazados el vestir de cura y hacer
burla de ciertas ceremonias del culto ca¬
tólico, no obstante de estar prohibido por medio de diferentes Reales órdenes el uso de semejantes trajes.
Aparte de lo dicho, nada vimos que
mereciera censura.

dancia de original, mañana, á las diez
de la misma debe celebrar Junta Gene¬ ral de señores accionista la sociedad anónima El Gas, en el domicilio que
ocupa, calle de Cocheras n.° 9.
'
^#
Las obras de la fábrica del gas avan¬
zan con suma rapidez, habiendo quedado terminada la chimeneya el martes de esta semana; las demás lo quedarán tam¬ bién muy en breve. Probablemente en los primeros dias de Marzo podrá ha¬ cerse la inauguración del nuevo alum¬
brado.
EN EL AYUNTAMIENTO.
El sábado próximo pasado celebró la sesión ordinaria el Ayuntamiento, bajo la presidencia del Alcalde accidental Sr. Santandreu y con asistencia de los

lo hayan solicitado, admitiéndose á la profesión á tolos los qu 3 hubiesen cumpli¬
do el año de noviciado.
Me^lstro Civil
Nacimientos.
Varones 3.—Hembras 1.—Total 4.
Matrimonios.
Dia 7.—D. Antonio Rullan y Casasnovas, soltero, Can Doy, con D.a Anto¬ nia Maria Frau y Qiiver, soltera, Las Ma ijadas.
Dia 7.—D. Rafael Marcas y Mayol, soltero, calle del Príncipe, con D.a Mar¬ garita Rullan y Vives, soltera, calle del
Cementerio.
Dia 9.—D. Bartolomé Yicens y Ar¬ bona, soltero, con D.a Francisca Morell y Alcover, soltera
Dia 11.—D. Juan Forteza y Piña, soltero, calle de la Luna, con D.a María Magdalena Forteza y Pifia, soltera, calle
del Viento.

venciones.
En Fornos, presidieron la comida los señores Pi y Margall y Salmerón; no hubo brindis, pero suplidos fueron por
animada é interesante conversación
acerca de la conducta que deben seguir los republicanos.
En el popular teatro de Madrid, calle de la Primavera, el banquete de los coa¬ licionistas del distrito del Hospital tomó proporciones de meeting, en el cual ha¬ blaron con mucho fuego y entusiasmo, Cantando las excelencias de la repúbli¬ ca, los señores Pedregal, por los centra¬ listas; Moya (don Ambrosio), por los fe¬ derales, y Esquerdo, por los zorrillistas.
Se tomó por unanimidad el acuerdo de pedir á la Junta Central procure que todos los comités de provincias costeen
una bandera con el lema «Viva la auto¬
nomía municipal.» Los republicanos se muestran general¬
mente satisfechos del espíritu que pre¬ dominó en los banquetes, diciendo que con ellos quedó consolidada la unión de los buenos republicanos.
Los monárquicos, en cambio, hacen observar que la mayoría de los brindis reflejan los resentimientos latentes y mal disimulados que trabajan á los partida¬ rios de la república; citando como ejem¬ plo las palabras de un orador del ban¬ quete celebrado en el distrito de la Lati¬ na, el cual dijo que prefería el señor Zo¬ rrilla y el señor Pi al filósofo señor Sal¬
merón.
El Imparcial dice que en dichas reu¬ niones se ha evidenciado que las agru¬ paciones partidarias de la República reclutan sus prosélitos en las clases medias, con preferencia á las populares, resultando tan burguesas como la ma¬ yoría de los liberales conservadores.
Crónica Balear
(ojeaba á la prensa de esta provincia)
Empiezan á sentirse los efectos de la sequía en nuestros campos, y si el tiem¬ po no nos favorece pronto con una llu¬ via, es de temer que sufra grandes per¬ juicios la cosecha de granos.
La Junta Provincial del censo electo¬
ral de Baleares, ha acordado solicitar de la Central la autorización indispensa¬
ble para anticipar la sesión pública que debe celebrar para la proclamación de candidatos y designación de los Inter¬ ventores que deben formar parte de las mesas en la próxima elección de Diputa¬ dos á Cortes, el tiempo necesario á fin de que puedan comunicarse oportuna¬
mente á las demás Islas de este Archi¬
piélago, y obtenida dicha autorización, la Junta provincial del Censo electoral
de estas Islas se reunirá con el espresa-
do objeto el jueves 23 del corriente á las 8 de la mañana en el salón de actos púpúblicos de la Excma. Diputación Pro¬
vincial.

En la quinta semana do la actual Cuaresma, nuestro Excmo. é limo. Pre¬ lado se propone celebrar órdenes gene¬ rales mayores y menores. Los que quie¬ ran ser promovidos presentarán sus ins¬
tancias documentadas en la Secretaría de Cámara hasta el 23 del actual y se¬
rán examinados el 27; todo con arreglo
al edicto inserto en el Boletín oficial
eclesiástico del dia 8 de Ag*osto de 1891.
Reunida la Junta Provincial de Sani¬
dad, á instancias del digno Gobernador
do esta Provincia Sr. Guzman. acordó
extremar la vigilancia para las proce¬ dencias de los puertos de la vecina Re¬ pública, en vista de las tristes noticias que nos comunica el telégrafo.
Pasar una circular en idéntico sentido al Sr. Comandante de Marina, Jefe de
Carabineros y Comandantes da Marina de los puertos de la Isla, para que -vigi¬ len con el mayor celo posible las proce-
d e n c i a s d eláCo n ti nen t e.
Y por último autorizar al señor Guz¬ man para que tome cuantas medidas crea conducentes á fin de que el terrible azote del Ganges invada nuestra isla.
tía sido detenido en San Lorenzo por
la guardia civil del puesto de Manacor, un individuo del primero de esto?, pue¬
blos. acusado del delito de autor de pas¬
quines contra el Sr. Vicario del mismo.
Durante la madrugada del viérnes de la pasada semana se hizo á la mar con rumbo á Valencia el cañonero Alsedo, el cual va.á incorporarse á la sección de guarda costas de aquella provincia ma¬
rítima.
Crónica Local
La oración de cuarenta horas, que los devotos del Sagrado Corazón de Je¬ sús lian dedicado á su gloria en los tres últimos dias de carnaval, ha resultado en extremo lucida. El templo, adornado con artística sencillez, sin las galas acceso¬ rias que en otras funciones religiosas aparecen, presentaba un aspecto grave y magestuoso.
Todos los actos de coro fueron so¬
lemnes, y como pocas veces se nota, atestados estaban los concurrentes, par¬ ticularmente por la noche, tan crecido era el número de las personas que asis¬ tieron para escuchar los sermones del triduo que predicó el elocuente orador sagrado D. Damián Vidal Pbro.
Para la clasificación y declaración de soldados del actual reemplazo, y revisión de las exenciones de los tres anteriores, reunióse el Ayuntamiento en la mañana del domingo último, siendo el número de ios primeros el de 85.
La noticia que dimos en nuestro nú¬ mero anterior, referente al informe de la

En la mañana del lunes dió úna tre¬
menda mordedura un mulo á un vecino
de Fornalutx. Según dijeron quería sa¬ car al animal del establo para abrevarlo, y en el momento do entrar hizole el ma¬ cho tan soberana como desagradable caricia, que le produjo en lina pierna grave herida.
A la hora de entrar en prensa el pre¬ sente número hemos sabido que el en¬ fermo sigue relativamente bien.

concejales Sres. Pons (D. Nicolás), Rul¬ lan y Bisbal, Rullan y Miró, Trias, Pizá, Rullan y Frontera, Colom, y Bernat.
Fué leída y aprobada el acta de la
anterior.
Se dio cuenta de dos instancias pre¬
sentadas por D. Jaime Colom y Munta¬ ner y D. Jaime Marqués y Rullan, pi¬ diendo permiso para hacer varias obras .en los inmuebles que en ellas se indican, sitos en la calle de San Antonio y en el camino vé final que conduce á Deyá res¬

Sabemos que los concejales del Ayun¬ tamiento D. Jaime Rullan y Bisbal, don Jaime Rullan y Miró, D. Domingo Rul¬

pectivamente, habiéndose retirado del salón antes de resolver acerca de la pri¬
mera de dichas instancias el señor Colom

lan y Frontera y D. Cristóbal Pizá y Olíver, piensan suscribir una proposición, que presentarán esta noche á la aproba clón de la Corporación de que forman parte, á fin de qne puedan los habitantes

por ser hermano del solicitante. Acor¬ dóse pasaran á la Comisión de Obras.
Se dió cuenta del dictamen emitido
en la instancia presentada por D. Nico¬ lás Bernat y Mayol, en solicitud de abrir

del puerto tener agua buena y abundan¬ un portal para cochera en su casa, sita

te durante el próximo verano.

en la plaza de E Miradors n.° G. Manifes-

Trátase de canalizar por la carrete¬ ' tóse conforme el Ayuntamiento y acordó

ra, no la fuente de S'~ Ugel á partir des¬ conceder el permiso con arreglo al dicta¬

men de referencia.

de la plaza de la Constitución, sino que

una nueva fuente que, según dicen, ma¬

Se dió cuenta también de que el plie¬

na en una noria de El Rafal, propiedad go de condiciones facultativas y econó¬

de nuestro amigo D. Pedro J. Arbona y micas para la subasta del suministro de

Morell, y al efecto fueron á verla dichos concejales el martes de esta semana. Después de practicados los estudios nece¬ sarios para saber en que punto de la car¬
retera del Puorto está el nivel de dicha

gas para el alumbrado público de esta villa fué aprobado por la Junta Munici¬ pal. Acordóse proceder á dicha subasta el dia que señale el Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación, con sugeción á lo

fuente, súpose que podria esta manar en las inmediaciones de Can Pellos, mas ha¬ cia la población, y que podria seguir en
línea recta la canalización hasta la men¬

dispuesto en el Real decreto de 4 de Enero de 1883, y se designó al Regidor Síndico para la constitución de la mesa en la forma prevenida en el art. 8 de la

cionada fuente, desde Can Pavona, toda vez que los propietarios dejaiáa pasar gratuitamente la tubería por sus fincas

citada soberana disposición. Para que proceda á la distribución
de los faroles del alumbrado público,

respectivas.

arregladamente á lo consignado en la

Entra también en la proposición de referencia el que en Can Pellos, frente al camino del Camp de sa Má y en el Puer¬ to, haya grifos que manen constante¬
mente.

condición 2.a del referido pliego de con¬ diciones, acordóse nombrar una comisión del seno del Ayuntamiento, asesorada por el Maestro de Obras D. Gaspar Reinés, con facultades para poder aumentar

Nos ocuparemos de la mejora con mas
extensión otro dia.

el número de'dichos faroles si así lo cree
conveniente. Designáronse los Sres. don

Jaime Rallan y Bisbal, D. Jaime Rallan

En la mañana del miércoles llegó á este puerto, procedente del de Barcelona el vapor León de Oro. Trajo variada carga y pasajeros, entre los cuales con¬ tábanse el propietario del predio El Port, D. Guillermo Moragues. y su simpática
señora.
En cumplimiento de recientes dispo¬ siciones sanitarias, con motivo de la apa¬ rición del cólera en Marsella, fué some¬ tido á rigurosa inspección el pasaje y fumigados los equipajes y la carga.

y Miró, D. Domingo Rallan, D. Nicolás Pons y D. Cristóbal Pizá.
Acordóse la adquisición de quince ludrias de barro, tamaño regular, para remate de las columnas ó pilastras exis¬ tentes en la calle del Príncipe.
Acordóse satisfacer á D. Lino Pini¬
nos 20 pesetas por la suscripción al Bo¬ letín de Administración local pertenecien¬ te al corriente año económico, y 90‘95 pesetas por modelación impresa suminis¬ trada durante el citado ejercicio.
Y se levantó la sesión.

Algunos vecinos, amantes de las co¬ modidades y del ornato público, que no pueden ver indifentes el asqueroso as¬
pecto que ofrece la calle del Príncipe en la parte del muro de la iglesia, conver¬ tida en meadero público, se han acercado

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, después de vísperas, se continuará el

Defunciones.
Dia 4.—D. Amador Enseñat y Palou, de 82 años, casado, calle de S. Pedro
número 14.
Dia 5.—D. Amador Coll y Canals, de 52 años, casado, Manzana 56 n.° 6.
Dia 8.—D. Antonio Ros y Barceló, de 68 años, viudo, M.a 24 n.° 61.
Dia 8.—D. Juan Bernat y Castañer, de 33 años, soltero, calle de la Trinidad
número 5.
Dia 8.—D.a Margarita Mayol y Pas¬ tor, de 50 años, viuda, calle del Mirto
número 3.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 6.—De Oette en 2 dias laúd Es¬
peranza, de 38 ton. pat. D. Gabriel Cas.
tafior, con 6 mar. y carbón. Dia 7.—De Palma en 2 dias balan¬
dra San José de 19 ton. patrón D. Pedro Pamier con 5 mar. y efectos.
Dia 14.—De Lanouvelle en 3 dias
laúd Esperanza, de 32 ton. pat. D. Juan Yicens, con 5 mar. y lastre.
Dia 15.—De Agde en 5 dias laúd 2.° Remedio de 36 ton. pat. D. Juan Pons, con 6 mar. y lastre.
Dias 8 y 15 de Barcelona y 10 y 17 de Ciudadela vapor León de Oro de 278 ton. cap. D. Francisco Arguimbau, con 19 mar. pasaje y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Día 6.—Para Lanouvelle laúd Na¬
ranjera de 21 ton. pat. D. Francisco Ar¬ bona con 5. mar. y frutos.
Dia 10.—Para Cette laúd Esperanza, de 38 ton. pat. D. Gabriel Castañer con 6 mar. y frutos.
Dia 13.—Para Alicante laúd Inter¬
nacional, de 27 ton. pat. D. Juan Yicens, con 5 mar. y lastre.
Dia 15.—Para Nouvelle laúd Espe¬ ranza, de 32 ton. pat. D. Juan Vicens, con 5 mar. y frutos.
Dia 16.—Para Agde laúd 2.° Reme¬ dio, de 36 ton. pat. D. Juan Pons, con 6 mar. y frutos.
Dia 17.—Para Torrevieja balandra San José, de 27 ton. pat. D. Pedro Pa¬ mier, con 5 mar. y carbón.
Dias 8 y 15 para Ciudadela y 10 y 17 para Barcelona vapor León de Oro de 278 ton. cap. D. Francisco Arguimbau, con 19 mar. pasaje y efectos.
SSIi &A®
La Junta de Gobierno de esta sociedad lia señalado los dias 15.16.17.19, 20, 21.
22 y 23 del actual para el pago del duo¬ décimo dividendo pasivo de 2í50 pesetas por acción en el local que ocupan las oficinas de esta Compañía, calle de Co¬
cheras núm. 9.
Acordó también anunciar para conoci¬
miento de los señores accionistas, que
pasado dicho plazo se les exigirá el 6 por 100 de demora, según previene el
artículo 9.° de los Estatutos por que se
rige la Compañía y demás á que haya lugar, por los dividendos exigfidos 3r 110
satisfechos. Sóller 11 de Febrero 1893.—El Presi¬
dente, José Rullan.—P. A. de la J. de G., Francisco Serra, Srio.

Por la delegación de Hacienda de esta provincia se hace saber á los contratis¬ tas de obras públicas: Herederos de don Juan Cifre, D. Monserrate Figuerola, D. Manuel Lete, D. Antonio Porcel, don Juan Sastre, I). Vicente Mandilego y D. José Sastre que pueden presentarse desde luego á hacer efectivas las canti¬ dades que les corresponden por libra¬ mientos expedidos á su favor hasta fin de .Diciembre, los cuales en conjunto ascienden á pesetas 16.522‘92.
La tripulación del vapor Bellver fué obsequiada el martes por uno de los car¬ gadores, con una fenomenal ensaimada

Comisión provincial en el recurso de alzada interpuesto por D. Juan Canals y Estades, quedo|couíirmada. y atendida por
el Sr. Gobernador la solicitud de nuestro
amigo, admitiéndole la dimisión del car¬ go de Alcalde, que no habían querido admitirle en esta los que se titulan sus amigos.
La razón siempre triunfa, y como la causa que lia obligado al Sr. Canals á de¬ jar la presidencia del Ayuntamiento no podia ser ya ni mas justa ni mas aten¬ dible, ha encontrado, como era natural, quien la ha tenido en cuenta.
Felicitamos por ello á nuestro amigo.

á esta Redacción en súplica de que pro¬ pongamos la construcción de un elegante kiosco destinado á este fin, donde antes estuvo la torre de la Plaza, que podría estar constantemente lavado por el agua que sobra en la pila destinada á abreva¬ dero, en el ensanche de la susodicha calle.
Y nosotros que vemos la necesidad y
tendríamos una satisfacción en ver rea¬
lizada tan útil mejora, no podemos menos de dar á aquella traslado, seguros de
verla atendida.
Según anuncio que se publicó en nuestro penúltimo número y que nos ha privado de reproducir en los números

quinario de San Joaquín y luego después el devoto ejercicio del Via-crucis, y al
anochecer se hará la devoción mensual
del Patriarca S. José.
Dia 24, á las 7 do la mañana, du¬ rante una misa rezada tendrá lugar el ejercicio del Apóstol San Bartolomé, y al anochecer se dará principio al quina¬ rio del Dulce Nombre de Jesús.
En la iglesia de San Francisco.— Mañana por la tarde, después de ter¬ minadas las funciones en la parroquia, se rezará una parte del Santísimo Rosa¬ rio; reunión para los terciarios con plᬠtica por D. José Pastor, terminada la
cual se vestirá el cordón de San Francis¬

triiTIMA MOMA

Cierre de la Bolsa do Barcelona, taj dia 18 á las 12‘M

Palma 18, á las 3 tarde.'

Banco de España. .

349£50

4 p g interior. .

fin. 68T5

4 p g exterior. .

fin.

73£23

4 p g amortizable .

76’50

Cubas

,

107TJ0

Coloniales. .

40’20

Cambios.

París 8 días vista. . . Londres 30 días vista

17’30 OO’OO

P.

4

SÓLLER

ADMINISTRACIÓN DE SÓLLER
Calle- de San Bartolomé n.° 17.
»—«o——
Prospecto de! sorteo que se ha de cele¬
brar en Madrid el dia 24 de Febrero
de 1893.

Ha de constar de dos series de 28.000
billetes cada una al precio de 30 pesetas ■el billete, divididos en décimos á tres pe¬ setas, y distribuyéndose 588.000 pesetas en 1.389 premios para cada serie, de la manera siguiente:

Premios

Pesetas

r. .

.de ...

.

1

...

de ...

.

80.000 40.000

1

...

de ...

.

12 . . . de 2.500. .

1.073

.

.

de

300. .

99 aproximaciones de 300 pesetas cada una, para
los 99 números restan¬

tes de la centena del

premio primero . . . 99 id. de 300 id. para los
99 números restantes

de la centena del pre-
mió segundo. . . . 99 id. de 300 id. para los
99 números restantes

de la centena del premió tercero ....

2 id. de 2.000 pesetas ca¬
da una, para los núme¬
ros anterior y poste¬ rior al del premio pri-

mero

......

2 id. de 1.500 id. para el
premio segundo. . .

1.389

20.000 30.000 321.900
29.700
29.700
29.700
4.000 3.000 588.000

Perro-Carriles de Mallorca.
icio de trenes que regirá desde 1.a
de Octubre i892 al 51 de Marzo 1895.
De Palma á Manacor y la Puebla, á las 7’50 ma¬ ñana, 2’15 y 3‘30 (mixto) tarde
De Manacor á Palma, á las 3 (mixto), 7 mañana y 5’ 15 tarde.
De La Puebla á Palma, á las 7‘25 m. y 5‘25 tarde. De Manacor á La Puebla, á las 7 mañana y
5 15 tarde.
De la Puebla á Manacor á las 7'25 mañana, 245 y 5’25 (mixto) tarde.
Tren periódico, dias de meneado en Inca:
De Inca á Palma, á la 1 tarde.
CORREOS
Salidas de Palma.
Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde
via de Alcudia.
Para Valencia, jueves 4 tarde. Para Ibiza y Alicante, domingo S mañana. Para Mahon, lunes 4 tarde y miércoles 4 tardo via
de Alcudia.
SALIDAS DE SÓLLER Los domingos á las 2 de la mañana y los demás
dias á las 4.
Llegadas á Palma.
De Barcelona, jueves 11 mañana vía de Alcudia y sábado 6 mañana directo.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Alicante éIbiza, miércoles 8 mañana. De Mabón, jueves 6 mañana y lunes 10 mañana.
LLEGADAS Á SÓLLER
Todos los dias á las G de la tarde.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

DUROS

—Desembolsado 100

CO‘00

ÍLa Solidez: Valornominal 10 ElGas:Valornominal20—De¬ sembolsado 6*00
Compañía de Navegación de Sóller:
Valor nominal 100—Desem¬ bolsado 99
Compartía de Diligencias: Va¬

00-00 00‘00

lor nominal 40. — Desem-

\\ bolsudo 40

. . . . 16‘00

/ Crédito Balear

111‘50

| Cambio Mallorquín

62‘00

v i Fomento Agrícola , ...... 53-00 ¡2 ) Ferro-carriles de Mallorca . ... 63‘00

< \\ Alumbrado por Gas

108‘00

* / Salinas de Ibiza

195‘ÜO

[ Sociedad General Mallorquina . . 68‘00

\\La Isleña Marítima

50’00

/ 4 p:§ perpótuo interior
£ i 4 Po exterior
2 ] 4 p§ amortizable

6775
OO’OO
76*30

< ] Billetes hipotecarios ^ f Banco de España

de Cuba.

.

.

10G‘60
349‘50

V Tabacos

nominal. 147’00

/4 pg perpétno interior . . . fin
4 pS; perpétno exterior . . . id.
O 1 4 pg amortizable fA < Billetes hipotecarios de Cuba
P$ j Banco Hispano-Colonial. . . fin.
« Ferro-carriles del Norte. . . id.
V Francos

67’95 73-01 OO’OO 10675 40’15 37’50 OO'OO

MERCADO DE INCA

Precios corrientes el 16 de Febrero, pts.

Almendrón ....
Trigfc
Candeal
Cebada del pais . .
Id. forastera. . .
Avena del pais. .
Id. forastera. . .
Garbanzos . . , Maiz
Habichuelas blancas. Id. neg-ras ...
Frijoles
Habas para cocer. Id. ordinarias . .
Id. para ganados. . Higos pasos. . . .
Cerdos cebados. . .

00-00 42 kg
16-00 70 lit

17‘00 » »

10‘50 »

10-00 »

10‘00 » »

9-50 »

00-00 » »

12-00 » »

20-00 » »

24-00 » »

00-00

»

19‘00 » »

16-00

13‘00

»

. 00‘00 . oo-oo

» qq » a>

METEOROLOGIA

0B2EEVAT0EI0 DE D. JOSÉ BULLAN PBEO—CALLE DE S. PEDRO

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA GROBSA»

TERMOMETROS

VIENTO Atmosfera Pino.

TERMÓMETROS.

MAÑANA '

TARDE

VIENTO

Admdsfera Filio.

a.i Tarde Manía

Taré Ter

Ter

Direcció» Fuerza

del Bar dol Bar.

jlíilo. mUtí iTu Seco.

Seco lid. I

Bar. Mil.8 Bar. Mil.»

G.os

G.os

Mafia. Tarde Milis.

OBSERVACIONES

Tennó- L...

Termó¬

Anemó¬

Dias. Nañana.

Jarde.

metro
del ,
Baró¬

Baró¬ metro.

metro del
Baró¬

Baró¬ metro

Dire xión metro. n.o de vueltas durante

Máxi¬
ma.

Mí ni-
ma.

Máxi¬
ma.

m7Tí Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬
ma. Grados metros Grados metros

las 24 horas.

M.a Tarde

OBSERVACIONES

10’0 84 I4’0 414 12 760 13 759 s. N- » » D. D.

8’8 7’8 154 13*8 13 759 14 758 s. s.

» D. D.

7'2 64 15'2 12*0 13 758 14 758 s. N. » » I). U.

124 10’0 15’6 13*0 13 758 15 757, 0. o. » » D. D.

9‘0 7\\8 15*0 134 13 755 15 755 s. N. » » D. I).

15*8 13’0 18’8 13*8 14 754 15 754 0. S. s F D. D.

s! 17'0 j 13-8 16‘0 14’0 15 1 753 16 7e4| O. N.j s

D. C.

10 13-7 7‘6 16‘7 10-7 13*0 761-4 14*6 759-8 0. 0. 26.289 d. D. 11 16-8 8‘0 17‘0 12*0 14‘0 760-8 15-2 760-0 0. 0. 21.065 i). D. 12 17‘0 9-3 17*3 13-0 14*8 760*0 16-1 759-0 0. 0. 13.685 D. ü. 13 17-3 8‘0 17-9 11-9 14*2 760-0 15-6 756-0 NB. NE. 19.698 D. i). 14 17-9 7-3 16-2 15‘0 14-8 757-0 16-0 756‘5 N. N. 10.067 1). D. 15 17-9 7-7 21-3 14-9 15-3 754*9 17-2 754-9 SE. SE. 18.765 D. I).
i 16|21—2 7-5 19-4 12-0 j 16-0 754*0 15‘0 754-0 SE. SE. 24.130 D. D.

■JÏOTA. Cuando la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la E. fuerte, la T. tempestuoso y la U. uraennado.—El estado dol eiolo, ea 1* casilla Atmósfera, se señala por las inicia¬
les: D. que indica despejado y C. cubierto.—Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—Los termómetros están á la sombra.
OTRA. En el observatorio del «Faro de la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros G20 milímetros sobre el nivel del mar.

Sección de Anuncios

Los anuncios que se inserten en esta sección pagarán: un céntimo do peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no esceda del cuerpo 20; —2 céntimos, siendo e* 20 al 32;—5 céntimos del 32 til 48; y del 18 arriba á precios convencionales.

h

COGNAC FINO DE MOGUER

yW.

si '■‘tuA... v'

-

tk.'i

tfrit

S¡¡»>
y-

DE
F. WMMM H €IIMI^-~AWi^AMJ€ÍA.

BBsár*
IES BE FEBRERO DEL AÍÜO 1893

COMPETENCIA cón las mayores marcas extranjeras; absoluta pureza y elabo¬
ración esmerada.
PRECIOS,—Una caja con 12 botellas, marca 3 castillos, 36 pesetas.—Una caja 12 botellas 2 castillos 30 pesetas.
Por litros sin emvase: un litro, marca 3 castillos, 3 pesetas.—Un litro, marca
2 cuartillo! 2‘50.
Para muestras y pedidos dirigirse á I). Juan Campins, calle Comercio núm. 3.-^
Inca de Mallorca

Línea de las Antillas, N&w-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor CIU¬
DAD DE SANTANDER, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
El 20.—De Santander, vapor REINA MARÍA CRISTINA, para Puerto-Rico,
Habana y Veracruz.
El 28.—De Cádiz, vapor BUENOS-AIRES, para las Palmas, Puerto-Rico, Ha¬ bana y Veracruz.
Línea de Filipinas.—El 3 de Barcelona, vapor ISLA DE MINDANAO, para
Port-Said, Aden, Colombo, Singapore y Manila.
Línea de Buenos Aires.—El 2 de Barcelona, y el 7 de Cádiz, vapor CIUDAD DE CADIZ, para Santa Cruz de Tenerife, Montevideo y Buenos Aires.
Línea de Marruecos.—El 18 de Barcelona, vapor B. IGLESIAS, para Málaga, Ceuta, Cádiz, Tánger, Carache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.
Servicio de Tánger.—El vapor JOAQUIN DEL PIÉLAGO, saldrá de Cádiz
los lunes, miércoles y viernes para Tánger, Algeciras y Gibraltar retornando á Cádiz los martes, jueves y sábados.
En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino.
Al tomar los pasajes se abonará ol de Sóller á Barcelona. También se abonará á los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete.
Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta.
Para más informes, en Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo
Estades.

DAMIAN FRONTERA MAYAG ÜEZ (Puerto-Rico).

I lli
PROFESOR VETERINARIO

COilPÁilÁ DI NAVEGACION

La Columna

Nuevo y rápido servicio entre Baroelona, Sóller, Giudadela, y vice-versa.

«EM ADIAOEI
de

EL MAGNÍFICO Y VELOZ VAPOR PEDRO J. GELABERT ï OLIVER

LEON DE ORO
Clasificado recientemente 100. A. I. mas * por el Lloyd: con un andar de 12 millas constantes, y cxpléndido lujo, continuará el siguiente itinerario entre
los nombrados puertos:
Salida de Barcelona para Soller:
todos los martes á las 7 de la tarde.
Salida de Soller para Cindadela: to¬
dos los miércoles á las 9 de la mañana.
Salida de Cindadela para Soller: to¬
dos los viernes á las 8 de la mañana.
Salida de Sóller para Barcelona:
todos los viernes á las 7 de la tarde.

Frutos coloniales, conservas de todas clases.—Granos, harinas cereales.—Que¬ sos, galletas fantasía,—Thés, cafés, dul¬
ces y chocolates.—Frutas al natural, en almíbar glasadas, cristalizadas, jaleas y
otras clases de artículos.
Yen tas al por mayor y menor.
Todos los productos de esta casa son de primera calidad y garantidos.
ÚNICO DEPÓSITO EN INCA
del café filipino de Matías López, tostado y molido á SEIS reales los 460 gramos. Calle de la Fortuna, l.^Inca de Ma¬
llorca.

Se desea vender ro.
drigones (aspresj de diferentes cla¬ ses y tamaños, para la alineación de
parras.
En esta imprenta indicarán el domicilio del vendedor á quien le convenga saberlo.
Se venden tanto j un-
tas como separadas dos porciones de tierra del predio Son Fons, en la ca¬
rretera de Sóller á Palma. Dichas
porciones son de 20 y de 30 cuarteradas respectivamente.
En esta imprenta darán mas in¬
formes.

Almacén de calzado de todas clases y
•objetos de peletería. Importaciones directas de los princi¬
pales mercados del mundo, renovadas quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calzado ven¬ tajosamente conocidas, por la excelen¬ cia de sus manufacturas, en toda la Pro¬
vincia. Ventas al por mayor.
EL PROFESOR DE PIANO
!>. Matías Menemlez
participa al público que, á ruego de varias personas, ha abierto clases de solfeo, piano y demás instrumen¬ tos de música, y dará lecciones to¬ dos los martes, jueves y sábados,
de 4 á 6 de la tarde, en su domicilio CALLE DE ISABEL II N,° 47.—SÓLLER.

Participa á quien pueda intere¬ sar saberlo que, dado el aumento que ha sufrido el precio del hierro sueco de primera calidad que usa para las herraduras, debido á lo anormal de las circunstancias, se ha visto obligado, nftiy á pesar suyo, á aumentar también los precios de la herradura, que en lo sucesivo
serán los siguientes:
Granado caballar, herradura nueva
Casco grande . . . P25 Pts.
Id. mediano. . . P00 “
Id. pequeño. . . 0‘75 “
G-anado mular, herradura nueva Casco grande . . . 0‘75 Pts.
Id. mediano. . . 0:60 “
Id. pequeño. . . (U50 “
G-anado asnal
Herradura nueva. . (V50 “
Herradura levantada á mitad de
los precios indicados.

EN BARCELONA:
Sres. Molí \\¡ Corominas.-Plaza Palacio B.
EN SOLLER:
D. Jerónimo Estades.-Luna-12,
EN CIUDADELA:
D. Lorenzo Arguimbau.
La Sollerenso
DK
COLL
CERBERE Y PORT-BOU (tontera fraiico-espafiola)
Adiranas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

ISBIIá “F0Q0IIÏÏ,,
Don Francisco Pastor, que vive en la calle del Príncipe n.° 20, ten¬ drá de hoy adelante una sucursal de la Bodega “Fogoneu,, y por con¬ siguiente expenderá vinos embotella¬ dos de dicha bodega que con tanto éxito viene trabajando en la Capital.
Los vinos están trabajados según el sistema Coupage française y por consiguiente colados, filtrados y es¬ tero! iza dos según el procedimiento
del sabio Mr. Pasteur.
Dicho vino se sirve á domicilio
al precio de (U35 pesetas botella sin envase el Fogoneu y 0‘45 id. ídem
id. el Binisalem,

Y
II
AMERICANOS,
Quedan ya unos pocos en ven¬
ta en el establecimiento
LA SINCERIDAD.—SÓLLER.
SOLLER.—laap. de «La Sinceridad.»