AÑO VIH-2.a EPOCA-4JÜM. 304
AÑO VIH-2.a EPOCA-4JÜM. 304

SÁBADO 28 DE ENERO DE Í893

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóllhr: Administración.

„

,TT

.

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant SAmary-5-Cette (Herault.)

Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arccibo (Puerto-ltico.)

D. Damian Canals—Constitución-19-Sau Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR YfDIRECTOR-PROPIETARIO:’ *

REDACCION Y ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Aliona.

f Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’60 pesetas al mes. % Francia- 0’76 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—OTO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente so hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
EL TERROR DE LOS MDTOQS
i
En el año 1853, el Sr. Caraveco era un
digno empleado con seis mil reales en la provincia X. Nunca había discutido sobre política, y elogiaba á todos los go¬ biernos; su preocupación única consis¬ tía en mantener á su mujer y á sus seis hijos, de nómina á nómina, sin solución de continuidad. Trabajador concienzu¬ do, no tenia ambiciones y se juzgaba
feliz.
Pero un dia le llamó su jefe y dijole
entristecido:
—¿Sabe Y., Sr. Caraveco, que ha cam¬ biado la situación política?
—Si, señor.
—¿Y que ahora tenemos de presidente del gobierno y ministro del ramo al
conde San Luis?
—¡Ah! ¡excelente persona! —Pues esa excelente persona le deja á usted cesaute, mi buen amigo. Yea us¬ ted la comunicación... y créame que lo
siento en el alma.
El Sr. Caraveco abrió los ojos y la bo¬ ca, palideció y dejó caer el sombrero.
—¡Cesante!—murmuró cuanto pudo. —¿Pero el señor ministro ignorará que tengo mujer y seis hijos? —Eso, asegúrelo usted. —Pues lo sabrá, si, lo sabrá... ¡iré á
Madrid!
Y el Sr. Caraveco, consternado pero resuelto, salió de la oficina. En su casa,
recogió las migajas de su hucha, besó á su media docena de vástagos y ocupó un asiento en la diligencia que salía para la corte.
II
El Sr. Caraveco había estado en Ma¬
drid durante cuatro ó cinco años de su
juventud, pero no conocía á ninguna persona política de valimiento.
Esto le inquietaba poco, pues confiaba en su buena causa, y que un ministro
honrado no había de condenarle á la
miseria.
—Lo malo es que estos señores nece¬ sitan memoria, mucha memoria, y no todos gozan de la que han menestersolía repetirse.
Nuestro hombre pidió una audiencia al conde do S. Luis, y la obtuvo.
—¿Quién es V. y que desea?—le pre¬ guntó el conde.
—Sr., soy Caraveco; empleado cesante con mujer, seis hijos y buenos informes. Deseo mi reposición, si vuestra excelen¬ cia se digna.
—Procuraré complacerle... ya veremos si es posible,—contestó el ministro,—se-

gün fórmula consagrada.—Deje Y. la nota, y si no le ocurre otra cosa...
—¡Oh! nada más, señor ministro; beso
las manos á Y. E.
Y Caraveco salió muy satisfecho y per¬ suadido de que al día siguiente recibiría la credencial; mientras el conde suma¬ ba la fisonomía y la solicitud del cesan¬
te, con el centenar de otros tantos pre¬
tendientes faltos de valiosos padrinos. Pero transcurrieron cuarenta y ocho
horas, y ¡nada para el Sr. Caraveco! Es¬ te le halló explicación muy fácil.
—La picara memoria... eso es. Por consiguiente, nuestro hombre se trasladó al patio del ministerio de la Gobernación, y allí estuvo de centinela hasta que llego el coche del presidente. Apenas se detuvo aquél, corrió Carave¬ co, y anticipándose, abrió con una ma¬ no la portezuela, y con la otra se quitó el sombrero. El conde, al bajar, le pre¬ guin tó: —¿Quién es usted? ¿Qué quiere? —Señor, soy Caraveco, empleado ce¬ sante. con mujer y seis hijos... —¡Ah! sí, ya recuerdo: pero he dicho á Y. que haré lo posible. —Mil gracias, excelencia. El conde pasó sonríéndoso, y el cesan¬ te se alejó con esperanza y paciencia pa¬ ra otro par de días. Pero no culpemos á Caraveco de la
rebelde memoria del ministro, y como esta era el único escollo, pues su volun¬ tad estaba bien vista y expresada, aquel
fué á encontrarlo algunas noches después en la escalera de su propia casa, y con la misma actitud humilde le dijo salu¬
dándole:
—Señor, soy Caraveco, empleado ce¬ sante, con mujer y seis hijos...
—¿Otra vez?—exclamó el conde reco¬
nociéndole.—No necesita usted moles¬
tarse más, señor...
—...Caraveco... Caraveco... Cara...
—¡Bien, bien, le tendré presente!—re¬ plicó el ministro apretando el paso.
Mucho sentía nuestro cesante que per¬
sistiera el único estorbo para su felici¬ dad; pero ¿había de renunciará destruir¬ lo, si le iba en ello el pan de su familia, larga y menuda?
En aquellos días el conde cayó enfer¬ mo de un enfriamiento, que á nadie preocupó por lo leve, pero cada mañana le llevaban al lecho con los periódicos una tarjeta concebida así:

Estas tarjetas ayudaron á sudar al con¬ de y á restablecerse.
Mas cuando salió de nuevo, halló en
la puerta al cesante que le felicitaba, y no pudo contener su enojo.
—Señor mió: agradezco tantas aten¬
ciones; pero siento decirle terminante¬ mente que nunca me será posible colo¬
carlo.
Y mientras el ministro partía en su coche, el pobre Caraveco murmuraba.
—¿Qué oigo? El señor conde tiene ya buena memoria, mas ahora le falta vo¬
luntad... ¡Yo la conquistaré con pacien¬
cia!
Y puede decirse que entonces fué cuando comenzó su campaña Caraveco.
Si el ministro iba á la iglesia, allí es¬
taba nuestro hombre colocado entre
aquél y el altar, é inevitablemente visi¬ ble. Si iba al teatro, al entrar y al salir,
murmuraban á su oido:
—Señor, Caraveco, cesante, con mu¬ jer y seis hijos...
En el,Congreso y en el Senado, siem¬ pre encontraba al eterno Caraveco, pri¬ meramente en la puerta y luego en la tribuna de orden, celebrando con palmas los elogios dirigidos al Gobierno. >
El conde de San Luis había agotado todos los medios para librarse del impor¬ tuno: ni el desdén ni la burla, ni el en¬
fado ni la amenaza, fueron eficaces. Era
impotente contra aquel hombre fantas¬ ma, siempre humilde, respetuoso, supli¬ cante ¿Qué había de hacer? ¿De qué de¬ lito podría acusarle?
Pero es lo cierto que el conde no po¬ día apartar ya de su imaginación al ce¬ sante, y que á veces le preocupaba más el fastidio del próximo encuentro inelu¬ dible, que un negocio de Estado. Llegó á repetir á solas maquyialnicnte aquel nombre que le ponía nervioso, y aun al acostarse, miraba debajo de la cama, in¬ seguro de que el cesante no se hubiera escondido allí para dirigirle su plegaria.
Por último, desesperado, aburrido el
conde tomó resolución heroica.
Aquel día al bajar de su coche en el ministerio, en vez de increpar duramen¬ te á Caraveco, le dijo:
—¡Sígame usted!... ¡Venga usted á mi despacho!
El cesante obedeció temeroso, y poco
después se hallaba enfrente del ministro, que ocupaba su poltrona.
—¿De qué sueldo gozaba usted?
—Señor de seis mil reales.
—Bueno, pues tome usted esta cre¬ dencial de dioz mil reales para las islas Canarias. Pero le advierto y le juro que si dentro de veinticuatro horas está us¬
ted aún en Madrid, le meto en la cárcel.
Lo mismo le ocurrirá si se atreve á vol¬
ver. Puede usted marcharse.

Caraveco, aturdido, confuso, emocio¬ nado, no respondió palabra, recogió su credencial y escapóse como una saeta.
El ministro supo por la policía que aquella misma tarde había salido Cara¬
veco de Madrid.
Y entonces respiró.
III
Once años después de este verídico su¬ ceso, era Narvaezjefe del gabinete y don
Luis González Brabo ministro de la Go¬
bernación. Un día vióse este compclido con urgencia á remover varios emplea¬ dos para colocar otros, y á fin de no dar «palos de ciego.» esto es, sobre los ami¬ gos de sus amigos, pidió el libro regis¬
tro de recomendaciones.
—Vamos—dijo al jefe del personal— ¿cuáles son, entre los más antiguos, los
menos acorazados?
Del exámen resultó que el más débil poseía las conchas de un caimán.
Solo uno aparecía huérfano do toda
defensa.
—Y á este Sr. Caraveco, ¿nadie le lia
recomendado?—preguntó el ministro. —No, señor... y si á Y. E. lo parece... —Si. hombre sí, desde luego.
'
■ Fuese el jefe del personal, y González *Brabo quedó buscándole explicación al fenómeno do que aquel empleado hubie¬ ra permanecido ouce años en su puesto.
Con efecto, desde 1853 á 18G4 habían sido ministros de la Gobernación los se¬ ñores Santa Cruz (D. Antonio y D. Fran¬
cisco), Huelbes, Escosura, Ríos Rosas, Nocedal, Armero, Bermúdez de Castro, Ventura Diaz, Fernández de la Hoz, Po¬ sada Herrera, Calderón Colla ntes, el marqués de la Vega de Armijo, Rodrí¬ guez Vaamonde, el marqués do Miraflores, Cánovas del Castillo y don Ale¬ jandro Mon. ¿Como es que ninguno se había visto en la triste precisión de sa¬
crificar al inofensivo Sr. Caraveco?
El gran estadista y hombre de mundo,
más curioso cada vez, inclinóse sobre el
libro y entonces distinguió algunas pa¬ labras medio borrosas escritas con lápiz, de puño y letra del conde do San Luis,
á continuación del nombre de Caraveco.
Estas palabras decían: —¡Ay de quien le toque! Apenas las hubo leído González Bra¬ bo, oprimió el timbre con fuerza y es¬
cribió también al margen:
—¡¿Yo seré yo!
Pedro de Novo Colson.
CANT ESLAV.
Aprop de la mar s‘ estava
Una doncella inocent

Parlant axis á n‘ el vent
QiP entre sos cabells jugava:
—Si consol me vols donar, Digam á mi, fada bella, ¿Quina cosa n‘ es aquella Molt mes ampie que la mar?
¿Quin lióme en el mon hi ha Desde la plana á la serra Que axí s‘ estimi en la terra Com estim al meu germá?
Y en tot el mon ó á n‘ el cel
(Sens fer á P amor agravis) ¿Que hi ha mes dolç á n‘ els llabis Que la dolçor de la mel?
Mentres la jove innocent Aprop del mar axó deya, Un peix petit son cap treya Sobre 1‘ ona íesponguent:
—Jó consol té pucli donar, Pilis per dirte Deu m‘ envia
Qu‘ es el cel, doncella mia, Molt mes ampie que la mar.
Que si bé el sabs estimá, (Si es que el teu cor no 1* anyori) Un estimat que t‘ adori Es mes volgut qu‘ un germá.
Y may duptes ni recel Tengas, doncella estimada, Puis qu‘ una pura besada, N'cs mes dolça que la mel.
Y tot-duna qu‘ axó ha dit,
Entre las onas iradas
Joguiné y pegant couadas Ya fugi aquell peix petit.
FrancesTic Casasnqvas M'm.
LA FICCIÓN Y LA VERDAD
Soneto
Aviva mi pasión ver cada día De inventados amores una histeria, En que siempre consigue la victoria Del generoso amante la porfía.
Y luego vuela audaz mi fantasia, Y esperanzas vislumbra de alta gloria; Mas pronto reconoce que ilusoria, Cual la fábula aquella, es mi alegria.
Del ageno pesor el fin preveo: Y al envidiar *1 fausto desenlace, La llama de mi pecho se enardece. .
Falaz el drama irrita mi deseo, Y á la triste verdad mas dura la hace La ficción que mis penas escarnece.
T. Aguiló.

« W4&JuIjWÏÏ'ÍN
DETRAS DE LA CALAVERA
favorecidos juegan al peón y al salto, y tienen miedo á los fantasmas que las no¬ drizas hacen figurar en sus cuentos.
Marcelina le enseñó á leer, escribir y contar: no pudiendo pagar bu pensión en un colegio, se limitó á darle lo que
ella tenia.
A los doce años Luis empezó á darse
cuenta de su situación.
Yeia á aquella pobre mujer trabajar asiduamente dia y noche en su mísera guardilla y comer pan duro, que costaba más barato, mientras que el niño le co¬
mía blando: la veia remendar sus ya destrozados vestidos, mientras que el
niño llevaba trajes nuevos; le veia pri¬
varse hasta de lo más necesario para
comprar algún juguete que le había
llamado la atención el dia antes.
Por la noche, cuando se acababa el aceite de su lámpara, Marcelina seguia trabajando, trabajaba siempre, hacia media, que la pagaban en una tienda á seis reales, el par, teniendo que comprar
el hilo.

Cuando la rendía la fatiga, durante las largas noches de invierno, frotaba
sus ojos con agua fría, y si esto no bas¬ taba para despejarle el sueño, trabajaba de pié y paseando.
Sólo al amanecer se recostaba en un
escuálido jergón: el niño tenia colchón de lana y una buena manta.
IV Un dia Luis lloró mucho: lloró todo
aquel dia y toda la noche: se acostó ni¬ ño y se levantó hombre: pidió permiso para galir á su madre adoptiva, y volvió á las pocas horas dieiéndola:
—Madre; desde mañana voy átrabajar á una imprenta; me lian dicho que con aplicación y buena voluntad aprenderé el oficio en pocos meses; por de pronto, me dan un real todos los domingos... es muy poco, lo conozco, pero yo me apli¬ caré y usted no tendrá necesidad de tra¬ bajar para mantenerme.
Marcelina lloró también de tristeza
por la situación en que la desgracia los colocaba; de alegría, al ver que germi¬
naban en el corazón del niño los senti¬
mientos que había sembrado en él. Efectivamente; al año Luis ganaba
diez y seis reales como cajista: el dia en que cobró su primera semana, linbo fiesta en la casa; una de esas tranquilas

fiestas dél hogar del pobre, que es á una orgía desordenada lo que la oración es á la maldición, lo que la calma es á la tempestad...
Y para que nada faltase en aquella fiesta, y para que tuviese una especie de consagración, lució una vela de cera de¬ lante de una imágen de la Virgen; en aquellos tiempos, la religión tomaba parte aún en las alegrías de los pobres.
V
El señor Marcelo fué invitado también
á aquella manifestación del trabajo y de la piedad filial.
Este señor Marcelo era un hombre de
sesenta años, organista de un convento de monjas; lina de esas cabezas blancas
que no han sobresalido nunca, á pesar de tener bajo el escaso cabello y bajo la epidermis todos los más recónditos se¬ cretos déla armonía y del contrapugttoi el señor Marcelo soñaba con Pórpora y se desayunaba con Pergaleso: tenia en la punta de los dedos las obras de Haydo, y sabia la historia de la música desde la conversión del ut, en do, hasta el Sta¬
bal de Rossini y el Miserere de Andrevi. El órgano era su amigo; conocía todos
sus registros como todos los aposentos de su casa; no por eso desdeñaba el pia¬ no. del cual decía que era un hijo bas-

tardo de aquél. Se envanecía de que eu las vísperas solemnes de las grandes funciones, iban muchos maestros á oírle,
y era verdad.
El señor Marcelo hacia un año que
vivia en una bohardilla contigua á la de Marcelina; comprendió desde luego que allí había una hermana en el tra¬ bajo, y no vaciló en ofrecerle sus servi¬
cios de buen vecino.
La amistad del señor Marcelo abrió un
nuevo horizonte á la fogosa imagina¬ ción de Luis; para él existia en el mundo una cosa de que basta entonces nohabia
tenido noticia: la música.
La música es un buen lecho de reposo
para el obrero que lia pasado todo el dia trabajando: su voz habla de una manera elocuente para consolar las penas y au¬ mentar las alegrías.
Luis quiso conocer los divinos giros de aquel idioma que hería por primera vez sus oidos; quiso aprender para hacer hablar con el tiempo á esa cosa de forma original, que tiene algo de las catedra¬ les; metal, como sus campanas; madera, como sus retablos; marfil, como sus cru¬ cifijos de talla: esc aér, animado á veces,
cuya voz acompaña á la de los sacerdo¬ tes, que unas veces truena como la tem¬ pestad, y otras llora como el niño re-

cien nacido.
Nadie mejor que Marcelo podia ini¬
ciarle en los secretos del arte; Luis ni aun tuvo necesidad de decírselo, porque
una noche* sin prévio aviso, Marcelo trazó sobre un papel cinco líneas hori¬
zontales diciendo:
«La figura que forman estas cinco lí¬ neas se llama pentagrama, y la distancia que media entre una y otra, espacios: las notas adquieren su valor de sonido, según el punto que ocupan en la escala, y su valor de duración, según el compás.»
VI
Aquella fué la primera lección otorga¬ da por Marcelo sin ser solicitada por Luis: uno y otro se habían compren¬
dido.
Marcelina asistía con gusto á aquellas
conferencias nocturnas: el obrero se iba
trasformando poco á poco en músico: el organista hizo trasladar su modesto piano á la habitación de sus vecinos, porque al cabo estaba allí más tiempo que en la suya, y no era cosa de privar á aquella pobre mujer de la satisfacción de ver los adelantos de su hijo adoptivo.
A la vuelta de cinco años, esto es,
cuando Luis tenia diez y ocho, era ya un buen cajista y un músico consumado.
Su jornal liabia contribuido á que rei-

Editorial. i Sr. íibMm y su primor paso en la Alcaldía.

cidas en el pliego en cuestión; sabía que éstas habían imposibilitado la subasta y
privado por consiguiente al público de la mejora; no se le ocultó de seguro la re¬
chifla general que ha merecido tal pro¬

En 1837 se encontró en la defensa de Madrid cuando en Setiembre se presenteron las hueste# carlistas, mandadas
por D. Ramón Cabrera y el pretendiente. En 1839 en las operaciones y sitio de

cuya muerte ha sido tan generalmente sentida como fué en vida querido y res¬ petado.
í-m

Habló á continuación D. Juan Aleo-
ver. con la efusión elocuente,* sentida y vibrante á que nos tiene acostumbrados, dejando brotar un discurso tan lleno de brillantez y donosura, como de amargo

ceder al porta-voz de la Corporación, al Guardamino, asistiendo con su compa¬ En cl IItimo párrafo del artículo edi¬ árbitro de la voluntad de la mayoría, al ñía á la toma de las casas «Fuerte de

Ecos regionales.

y exactísimo descontento.
Hablaron también nuestro compañero

torial d3 nuestro número del sábado omnipotente que quiso oscuridad per Ramales»; el 8 de Mayo y el 11 del mis¬
próximo pasado dijimos que el primer omnia sme ida smculorum y á los que mo, al coronamiento á viva fuerza de la

BANQUETE EN «LA PROTECTORA»

D. Miguel S. Oliver, el ilustrado Dr. don Pedro Blanes, El Presidente de La Pro¬

teniente de alcalde del Ayuntamiento siempre han contestado amen; y claro Estacada de Guardamino, por lo que ob¬

tectora D. Jaime Morey y por último,

de este pueblo, hoy encargado acciden¬ está que sabiendo todo esto y no que¬ tuvo sobre el campo de batalla el grado No por vivir lejos de la capital hemos don Eusebio.

talmente de la Alcaldía, D. Pedro José riendo sor el continuador de aquellas de eapitán de ejército; el 14 de Septiem¬ de permanecer indiferentes. Se trata de

Santandreu y Ferrá, viene en son de terquedades que no bastaron razones bre en la acción de Urdas y el 25 de Di¬ reformas en nuestra isla querida, se tra¬

paz, sin agravios que vengar y animado para torcer, había de ser este asunto ciembre en la de Epilve.

ta de honrar á un mallorquín ilustre qu®

de los mejores deseos; más, como hubie¬ su primera ocupación, y no había de En 1840 en el sitio y rendición del por su saber, por sus trabajos y por su

Relieves

ra resultado demasiado largo nuestro escrito si nos hubiéramos detenido on
jnás esplicacioncs, prometimos darlas

cejar basta dejarlo completamente re¬
suelto.
¿Lo habrá conseguí ido?

fuerte de Segura y en las operaciones del Norte y Cataluña.
En 1847 formó parte del ejército ex¬

amor al país se ha hecho acreedor á las
consideraciones de todos los mallor¬
quines, y el Sóller, el último de los

Muerte de D. José Zorrilla.

hoy.

Por de pronto tiene dado el primer pedicionario de Portugal al mando del periódicos de que se compone la pren¬

La historia del ir. Santandreu es bien paso, y este por si solo casi le asegura el teniente general don Manuel Concha y sa balear, ya que por la distancia A las dos y cincuenta minutos de la ¡

corta, tanto, que podríamos referirla en éxito. La modificación de varias cláusu¬ asistió al frente de sus tres compañías no pudo unir sus aplausos á los de los madrugada del día 23 del actual falleció

-do» palabras si este fuera nuestro objeto, las del pliego de condiciones, fué lo que al sitio y bloqueo de Oporto.

comensales del banquete que se dió en en Madrid el insigne poeta D. José Zo¬

pues que empezó su vida pública en hizo creer que nadie se atrevería á tomar

En los sucesos del 22 de Junio del 66 los salones de «La, Protectora» el domin¬ rrilla.

l.° de Julio de 1891. Ocupado siempre parte en la subasta, pero sobre todo una: mandaba el primer regimiento de inge¬ go último en honor de D. Eusebio Es¬ Pocas horas antes de morir cayó en )

en asuntos particulares, jamás supo de el precio del gas. Díjose al principio que nieros á las órdenes del capitán general tada, no puede menos de dedicar un es¬ profundo sueño, que liizo concebir lison'los generales de la localidad más de lo sería obligación del concesionario cos¬ duque de Tetuán y por su mérito en pacio en sus columnas á esa fiesta fami¬ j eras esptranzas á la familia. Cuando

que sabe todo ciudadano obediente y tear todo el material del alusibrado pú¬ ellos fué promovido á brigadier de in¬ liar cuyo objeto sintetiza las aspiraciones despertó, dijo:—Me siento bastante bien, i

humilde que á ningún cargo aspira, po¬ blico y su conservación además, y que fantería.

délosliombresde valía, de losamantes del y voy á ver si trabajo un rato en el poe-

diendo servir solo como de punto depar¬
tida para la concepción de halagüeñas -esperanzas la franqueza de su carácter
y la rectitud de sus intenciones, cualida-
-des ambas que no ignora el público po¬
see el Sr. Santandreu, y que raras veces,
concurriendo en una misma pérsona, de¬
jan aquellas frustradas. Conociéndolas "y apreciándolas en lo
que valen no pudimos menos de defen¬
derlas, tomando la defensa de la perso¬

este debería pasar á ser propiedad del Municipio una vez terminado el contra¬ to; dando á aquel en compensación las garantías de veinte y cinco años de du¬ ración del contrato y el precio del gas á tres céntimos de peseta por luz y hora. El Ayuntamiento no se avino, poniendo
entre otras trabas menos importantes,
la de que quería pagar el gas á dos cén¬ timos y medio, que costeara el concesio¬
nario el material del alumbrado público

En 1869 y 1870, como brigadier direc¬ tor-subinspector de su cuerpo en Ara¬ gón, combatió la insurrección republi¬
cana de Zaragoza. En 1872 fué nombrado comandante
general de ingenieros en el ejército de operaciones del Norte y se encontró en
todas las que tuvieron lugar.
Nombrado en 1873 comandante gene¬
ral de las columnas de Guipúzcoa, diri¬ gió las operaciones llevadas á cabo en

progreso de estas islas, del pueblo entero. No queremos privar á nuestros lecto¬
res del gusto de saborear cuanto en ob¬ sequio del Sr. Estada y en pró de las ideas por él vertidas en el folleto que publicó con el título de La ciudad de Palma, se dijo en el banquete por los señores que usaron de la palabra; ten¬ drán pero que hacerlo á pequeños sorbos,
dadas las condiciones de nuestra publi¬
cación. lo cual liará más duradero dicho

ma. (Uno dedicado á Segó vi a que lie- ; vaha bastante adelantado.)
Volvió á dormirse, soñando en voz
alta que escribía una carta al cardenal Monescillo y otra á Mr. Pasteur censu¬
rando su método antirrábico «porque so¬
lo se salva con él el 2 por 100 de los ataca¬ dos». Gradualmente fué apagándose la voz; despertando de nuevo su mameu- f.
te debilitado.
Pidió un poco de leche, habiéndola

na con ellas dotada, cuando quisieron hacerla blanco de sus intencionados
tiros aquellos que suelen sacrificar sin

y que pasara éste á su propiedad al cabo
de diez años, término que fijó de dura¬
ción al mencionado contrato. Tratóse

dicha provincia, y asistió el 6 de Febre¬
ro al encuentro del Puerto de Atigarre-
ta; el 16 de Abril á la acción de Azcárate

gusto, empezando,hoy por dar cuenta del banquete y continuaremos en otros
números consecutivos transcribiendo los

con avidez, pero con mucha debilidad.
A las diez de la noche comenzó su
n
agonía.

escrúpulos y sin remordimientos la fa¬ ina, las consideraciones sociales, los in¬
tereses y cuanto de más sagrado tiene

entonces ya, como ninguno de nuestros lectores ignora, de hacer ver á los que habían tomado semejante acuerdo lo

y Peñas de Valerdi. y posteriormente á
otras varias, siendo ascendido en 26 de
Mayo á mariscal de campo por sus ser¬

brillantes discursos que, íntegros ó ex¬ tractados, ha publicado nuestro colega palmesano La Almudaina en su edición

El médico de cabecera advirtió, .á las
dos y media, á los parientes y amigos
que velaban en derredor del lecho, que ¡

el prójimo si asi lo juzgan conveniente absurdo de sus pretensiones; en vano, vicios, y nombrado en 30 de Octubre go¬ del martes de esta semana.

se acercaba la muerte.

ía para satisfacción de sus caprichos ó pero, se les dijo que se pedia nn imposi¬ bernador militar de la provincia de Viz¬ El aspecto que ofrecía el domingo úl¬ Pedida inmediatamente la Extremaun¬

para apagar su sed de venganzas, si así ble; en vano personas peritas aconsejᬠcaya y comandante general de las fuer¬ timo, poco antes de las dos de la tarde, ción, el sacerdote encargado de admi¬

lo consideran necesario para su encum¬ ronles que todo lo más que podrían ha¬ zas que operaban en la misma.

el vasto salón de La Protectora, era por nistrar este sacramento llegó tarde.

bramiento ó para la consecución de sus cer sería escoger entre pagar el material

Bien recuerdan los bilbaínos, que to¬ todo extremo animado.

A las dos y 45 minutos, don José Zo¬

fines, mezquinos ó elevados, que todos de fondos municipales y tener el gas á los años felicitaban á su invicto gene¬ Cerca de docientas personas del meo¬ rrilla, que yacía sumido en profundo

caben en tales hombres é igual impor¬ dos céntimos y medio ó que lo costeara ral, los heróicos esfuerzos que llevó á llo de la sociedad de Palma, todo el nú¬ sopor, despertóse diciendo:

tancia tienen para ellos los unes que los el concesionario pagando el Municipio el cabo para resistir el sitio durante ciento cleo que piensa, trabaja y siente anhelos —¡Cómo lie dormido!

otros. No pudo ver nuestra imparciali¬ fluido á tres céntimos; no hubo medio veinticinco dias y el bombardeo durante de un mejor porvenir, ae juntaba en ín¬ Y después, como abarcando en rápida

dad con buenos ojos, decimos, semejante de convencerles; á todo tranco quisieron setenta, sin municiones ni víveres, ni tima comunión para ofrecer, de un mo¬ ojeada la labor entera de su larga vida,

juego, y porque sentimos que alSr. San¬ salirse con la suya.

otro auxilio que el entusiasmo y la de¬ do espontáneo, el testimonio de su gra¬ exclamó:

tandreu, ageno, y hasta diremos desco¬ Pues bien, el Sr. Santandreu. no solo cisión de cuantos liberales encerraba la titud y su respeto al hombre modesto

—¡Cuánto be escrito!

nocedor, de ciertas pretensiones, terque¬
dades y luchas puramente personales de unos pocos, se le pusiera en berlina por

ha resucitado el acuerdo, sinó que, al
proponerse llevar á cabo la mejora que
encierra, se ha avenido á la modifica¬

villa.
Y así como entonces estaba decidido á
resistir y entreg’ar su vida antes que

y notable cuyas ideas aplauden con jus¬ ticia proj ios y extraños.
Tres larguísimas mesas paralelas se

Estas fueron sus últimas palabras.
Al morir estaban á su lado su esposa y
su pariente el distinguido poeta don

conveniencia de estos, escribimos el ar- ción del pliego en la forma propuesta al rendirse, así algunos meses después, habían colocado en el salón, uniéndose Emilio Ferrari y el médico doctor Forns. tícu lo que, bajo el título del cual son re- principio: costeando de fondos municipa¬ desempeñando la capitanía general de la del centro con la mesa presidencial El Gobierno se ocupó eu el concejillo

,petición las palabras que acabamos de les el material y payando el gas á dos Valencia, se negó resueltamente á se¬ en forma de T.

celebrado en la misma tarde, en acordar

subrayar, viÓ la luz pública en esta céntimos y medio de peseta por luz y cundar al general Martínez Campos Al ocupar don Ensebio Estada su si¬ los honores que lian de ser tributados al
misma sección de nuestro número 290, hora; y claro está que cediendo en esta cuando le ofrecía el mando de las tropas tio de honor, resonó un prolongado y cadáver de clon José Zorrilla.

- correspondiente al 22 de Octubre último, para censurar amargamente la forma con que se había propuesto al Sr. San-

forma y eliminando al concesionario de limpia y conservación de los faroles, y de infinidad de obligaciones por el estilo,

sublevadas en Sagú uto para hacer la restauración, porque consideraba que por encima de sus ideas monárquicas y

estrepitoso aplauso.
A su derecha tomaron asiento los se¬
ñores D. Jacinto Feliu, I). Mateo Bosch,

Entiende el Gobierno que debe aso¬ ciarse al duelo producido por la muerte del eximio poeta, considerándole una

'tandreu, por ignorancia ó por malicia,
para llenar la vacante de primer Tenien¬
te. en 25 de Agosto, y sobre todo el que

y no habiendo éste de ceder al Munici¬ pio al cabo do un determinado número
de años dicho material, son muy secun¬

de sus sentimientos alfonsinos estaban
los deberes de la disciplina militar y las leyes del honor y de su bandera, que le

don Manuel Guasp, D. Sebastián Domenge, D. Enrique Sureda, el Sr. Waring, D. Juan Alcover y D. Pedro Estel-

gloria nacional.
Se mandó buscar antecedentes de lo ■ ¿I/
que se hizo cuando la muerte y entierro §

•á pesar de facilitar la ley y una Iíeal darias la mayor ó menor duración del exigían fidelidad al gobierno de la re¬ rich; y á la izquierda I). Jaime Morey, de Quintana.

orden aclaratoria medios para llevar á contrato y algunas otras cosas que hu¬ pública que le había confiado aquel D. Juan Palou y Coll, I). Joaquín Quet-

1

cabo la elección, se hubiera dejado como bieran podido antes mantener alejado puesto.

glas, D. El viro Sans, Sr. Pers, 1). Ale¬

estaba el asunto y al Sr. Santandreu re¬ al único licitador que se cree probable Cuando fué ministro de la Guerra en jandro Rosselló, D. Gabriel Maura, don

Accidente ferroviario

legado al olvido.

en esta población.

la anterior situación liberal, distinguió¬ Joaquín Botia y D. Antonio Mestres.

Pero por desgracia, como sucede casi Luego el primer paso del Sr. Santan¬ se por la entereza con que en uu solo En la mesa central, junto á la presi¬ De Nueva-York dan cuenta de un ac¬

siempre, (lo cual prueba que pocos de
nuestros lectores saben leer) se dió á
muestras palabra* una interpretación bien diferente, y aquel artículo que ha¬ bía tenido por único objeto la defensa que juzgamos merecían la buena fé, las pocas ó la carencia absoluta de preten¬
siones, las rectas intenciones y la afabi¬
lidad y franco carácter del Sr. Santan¬ dreu, defensa á la que quizás fué debido su nombramiento definitivo de primer
Teniente bocho en la sesión ordinaria
del 3 de Diciembre siguiente, lejos de engendrar gratitud, por parte de deudos y allegados del defendido, dió por con¬ secuencia enemistades y odios, que ex-
trañarramtos si no tuviéramos la costum¬
bre, antigua ya, de recogerlos de donde hemos antes sembrado favores y atencio¬ nes hasta donde nos ha permitido el
cumplimiento de nuestro deber. Volvamos pero á nuestro tema. Entre los diferentes acuerdos que han
quedado sin cumplir, cuéntase el de

dreu en la Alcaldía prueba lo que diji¬ mos el sábado y hemos repetido al prin¬ cipio de este artículo: que está animado de los mejores déseos.
Le hemos felicitado ya por ello; asi es que hoy, para terminar, agregaremos tan solo que ¡Dios se los conserve!
Sección Biográfica.
EL CrSÍTEBAL CASTILLO
La muerte que le respetó en cien co«nbates ha venido á sorprenderlo traidora¬
mente.. Entre la noticia de su enferme¬
dad y la de su fallecimiento ha mediado un paréntesis de breves horas.
La impresión producida por esta pér¬ dida irreparable ha sido profunda. Mili¬
tar valeroso, de acrisolada lealtad y res¬ peto fiel á los poderes constituidos, no

día supo separar del ejército á todos los sargentos, considerados entonces como
factor esencialísimo de las sublevaciones
militares.
Desempeñó las capitanías generales de Granada, Valencia, Aragón, Castilla la Nueva, Cuba y Navarra; Presidente de
la Junta consultiva de Guerra y coman¬
dante general del real cuerpo de guar¬ dias alabarderos, y poseía la cruz de San Fernando, por la pacificación de Portu¬ gal y el sitio de Zaragoza; la del Cristo de Portugal; Encomienda de Carlos III; grandes cruces de Isabel la Católica, Mé¬ rito militar y San Hermenegildo y me¬ dallas de Bilbao y Guerra civil.
Cuando pasó á la escala de reserva fué nombrado presidente de la sección de Guerra y Marina del Consejo de Estado, puesto del que tuvo «la gloria» el último gobierno conservador de desposeerlo.
***
Las últimas disposiciones del noble conde de Bilbao responden á la modes¬

dencia. tenían asientos reservados los
representantes de los periódicos locales, habiendo concurrido los señoras: Gela¬
bert, por El Isleño; Aleñar, por El Libe¬ ral Palmesano; Polis, por Las Baleares; Ferrer, por El Diario de Palma; Rossicli, por La República; Rotger, por El Noti¬ ciero Balear y Carbonell por La Almu¬
daina.
La Comisión organizadora del banque¬ te invitó á la nombrada por la Junta di¬ rectiva de La Protectora, compuesta de los señores Pizá, Vila, Mateu y Carbo¬ nell, ocupando juntos un sitio en la me¬ sa de la izquierda.
El menú, servido por el restaurant de Cas Caíala, fué como sigue:
Sopas: Consommé doré—Paella, arroz
á la valenciana Entradas: Pastelillos á
la Perigord—Ternera sauce champig-
nons—Bacalao á la maitre d* hotel—
Asado: Pavas asadas—Ensalada—Hela¬
dos: Naranja—Pifia—Vinos: Champagne —Jerez—Manzanilla—Vino de pasto—

cidente ferroviario ocurrido en la línea ■
de Cleveland, Colombios y San Luis. Un tren de mercancías compuesto de
vagónos cargados de latas' de petróleo )
chocó con el expreso cerca de la estación|
de Alton, siendo terrible la sacudida pa¬ ra los viajeros.
El fuego de la máquina al caer sobre los vagones de mercancías inflamó el
petróleo, produciendo espantosas de¬ tonaciones y levantando una inmensa llamarada que corría por la vía como un rio de fueg’o, sembrando horrible pánico entre los viajeros.
Los que resultaron ilesos corrieron á
auxiliar ¿ los heridos, no sin verse ro¬
deado* por las llamas que ocasionaban nuevas víctimas, aumentando el pánico ocasionado por el siniestro.
Hasta ahora van retirados 10 cadáve¬
res de viajeros, 20 heridos con quemadu ras graves y 100 más con heridas y con¬ tusiones de menos gravedad.

sustituir el alumbrado actual por el de fió jamás á las contiendas de la política tia de toda su vida. Cumpliendo su vo¬ Rom—Licores—Café—Cigarros habanos.

gas, respecto del cual nada puede decir¬ los éxitos de su carrera.

luntad, se le hizo un entierro humildí¬ Aunque la comida se resintió de lo que

El cable español de África.

se-al Sr. Santandreu, toda vez que, con

Por oso es más sensible su muerte.

simo, no se invitó á nadie ni se fijó de suelen resentirse al tratarse de un nú¬

ó sin intención, dejó de asistir á algu¬

Son bien raros en nuestra historia antemano hora para el entierro.

mero tan alto de comensales, reinó du¬

Al salir el 19 del actual de Chafarinas

nas sesiones en que de este acuerdo se contemporánea estos ejemplos, dignos Estaba amortajado sobre el suelo, con rante toda ella cordialísima animación. el vapor Sevilla, rompió el cable de

trató después de tomado; por lo mismo, de imitación, para que no se vea con un hábito de carmelita. En la liabita-

Al final recibió el Sr. Estada, como Africa, dejando incomunicada aquella

en que no se le haya dado el debido pena cómo desaparecen.

eió# han velado el cadáver frailes de obsequio de su amigo D. Bartolomé Pie- plaza con Melilla.

cumplimiento no tuvo más parte que su

***

esa «rden.

ras, cuatro cajas de cigarros, que quiso Según opinión de los prácticos, el si¬

falta de asistencia, y consiguientemente

Su historia militar es brillantísima.

La reina había manifestado su termi¬ distribuir á los concurrentes.

niestro fué debido á que habiendo o! cita¬

■el no haber emitido su parecer cuando Don Ignacio María del Castillo y Gil nante deseo de que, no obstante hallarse Al servirse el champagne, inició los do buque fondeado frente á la caseta de

reunióse el Ayuntamiento con el exclu¬ de la Torre, conde de Bilbao, nació en la corte en Madrid, se le hicieran los brindis en nombre de la Comisión orga¬ amarre, al levar anclas éstas suspendie¬

sivo objeto de enmendar la plana á la la ciudad de Jalapa (Méjico) el 9 de Fe¬ homres fúnebres correspondientes á su nizadora y como Presidente de ella, el ron el cable llevándole mar adentro.

comisión que tuvo ¿ su cargo la redac¬ brero de 1817, é ingresó en el ejército co¬ categoría; pero no pudo cumplirse la inteligente Secretario de la Real Acade¬ El jefe de telégrafos, auxiliado por un

ción del pliego de condiciones parala mo soldado alumno de ingenieros en 4 de decisión de S. M., porque la última del mia de medicina, D. Domingo Escafí, sargento de marina, un colador, un or¬

subasta del nuevo alumbrado.

Agosto de 1835, ascendiendo á alférez finado ha sido que no se le tributen con breves y certeras palabras, cuya denanza de telégrafos, varios marineros)

Sabía el fer. Santandreu, como todo el en 21 de Agosto de 1837 y á teniente del honores de ningún género.

discreción y oportunidad aplaudieron y un paisano, salió al mar alcanzando

mundo, de oidas, las reformas introdu¬ cuerpo en 11 de Diciembre de 1838.

Descanse en paz el bizarro soldado todos los presentes.

cabo después de penosos esfuerzas.

S OLLER

8

No pudiendo llevarlo á la costa, prin¬ cipiaron los trabajos desde la plaza, consiguiendo en la mañana siguiente em¬ palmar el cable con la caseta.
A las doce y cuarenta y cinco minutos de la tarde, quedó, por fin, restablecida
la comunicación con Melilla.
Es digno de toda clase de clogdos el
jefe de telégrafos, Sr. Medina, que desde
el 19 por la mañana, basta el 20 por la tarde, no descansó basta dejar remedia¬
da la averia.

comparable arrojo su vida para librar la de sus compañeros cu la explosión
ocurrida el día 3 de Noviembre último á
bordo de dicho buque.
El sábado último fondeó en el puerto de Andraitx un falucho de pesca condu¬ ciendo á su bordo el cadáver de uno de
sus tripulantes. La fuerza de carabineros de aquel pun¬
to se hizo cargo del mencionado cadáver basta que la autoridad judicial se incau¬
tó de! mismo.

nos los facilita nuestro amigo el activo corresponsal de La Almudaina en este pueblo, íntimo del sab¿p Doctor modelo de abnegación y esclavo siempre de«u deber, cuya muerte han sentido cuantos tuvieron la dicha de tratarle, y no que¬
remos despreciarlos, seguros lian de leerlos con gusto nuestros lectores.
«Nació el Sr. Cañellas en Santa Ma¬
ría (dice el Corresponsal) el año 1819 de
una familia bastante acomodada, hizo sus
primeros estudios en el pueblo, tomó el

EN EL AYUNTAMIENTO.
Bajo la presidencia del Sr. Santandreu, Alcalde accidental, y con asistencia de los concejales Sres. Rullan y Bisbal, Pizá, Pons, Trias, y Bernat, se celebró
la sesión ordinaria el sábado último por
segunda convocatoria. Filé leida y aprobada el acta de la
anterior. Se dió cuenta de una circular del
Gobierno civil de esta provincia en que

Las personas que tengan la buena voluntad de dar alguna limosna con des¬ tino al mencionado fin, podrán depositar¬ la en uno de los mencionados pantos*
donde se continuará el nombre del donan¬
te para publicarlo, si asi lo desea. Es de esperar que las familias so
apresurarán á poner á sus hijos bajo la protección de la Santa, contribuyemelo con alguna limosma en honor de la mis¬ ma, ahora que la infancia se halla moles¬ tada por tantas enfermedades conta¬

El nuevo cardenal español,
Procedente de Roma Ilegal el sábado á Sevilla en el tren expreso el guardia no¬ ble de Su Santidad encargado por León XIII de entregar al arzobispo de Sevilla, D. Benito Sanz Forés, el capelo cardena¬
licio, La solemne ceremonia de la entrega

Se lian colocado eatacas ti lado de la
nueva carretera que desde la estación
del Ferro-carril de Manacor lia de em¬
palmar con la que conduce á Felanitx y Santañy.
El Ministerio Fiscal lia presentado el
escrito de conclusiones en la causa ins¬
truida por el Ju2gado de Manacor con¬ tra Rosa Canet, acusándola de haber

bachillerato en la Universidad de Va¬ se da cuenta de la toma de posesión dol

lencia y allá por los años de 1840 pasó á nuevo Gobernador D. Victoriano Guz-

continuar sus estudios en Francia, ma¬ man y cese de D. Alejandro Rosselló que triculándose en la entonces famosa Uni¬ desempeñaba #1 cargo interinamente. Se

versidad de Montpeller. ganando al po¬ dió el Ayuntamiento por enterado.

co tiempo una plaza pensionada de alum¬

También se enteró de una circular

no interno; luego de graduado de Doctor de la Administración de Contribuciones

y revalidado en Barcelona, vino á ej ercer la de esta provincia en que se dispone se profesión"en «ste pueblo protegido por su proceda á la renovación de la mitad de

padre político el Dr. Puig, y por espacio, las Juntas periciales en el corriente mes,

giosas. Todas las lismosnas que se recojan
serán depositadas mensualmento en la caja de ahorros de la sucursal del Crédi¬ to Balear, de la cual so ha tomado ya una libreta á nombre de dicha comisión, y depositado el importe que arroja la sus¬ cripción que hoy empezamos á publicar y seguiremos publicando.
Lista de suscripción con destino á levantar

se verificó á las doce de la mañana en el causado la muerte por medio de una de 49 años, día por día, lia estado ejer¬ en cumplimiento de lo dispuesto en los salón del Trono del palacio arzobispal. sustancia corrosiva á una hijastra suya., ciéndola con una fé y abnegación nada artículos 31, 32, 35 y 43 del Reglamento

un templo á Santa Rila, m la huerta.
Ptas.

El arzobispo ocupaba el trono, rodea¬
do del cabildo catedral, los capellanes
reales, numerosos beneficiados y clero
parroquial. El maestro de ceremonias anunció al
guardia romano, y éste, que lucia vis¬
toso uniforme, entró, enseguida, entre¬
gando al arzobispo el solideo como pri¬
mera insignia cardenalicia. Luego pronunció un discurso encare¬
ciendo ios méritos del prelado y de la
sede sevillana.
Al discurso del guardia noble con¬ testó el Sr. Sauz dando gracias.
Acto seguido el deán felicitó en nom¬ bre del cabildo al arzobispo, que contes¬
tó con un elocuentísimo discurso.
En la noebe del dia siguiente hubo en
el palacio arzobispal una gran recepción para la que se había hecho muchos pre¬ parativos y extendido numerosas invi¬
taciones.

niña de poco* años, y calificando el he¬ cho do asesinato pide que se imponga á la procesada la última pena.
En la sección do Fomento de esta pro¬ vincia se recibió el miércoles el título de
abogado expedido á favor de nuestro querido y distinguíalo compañero en la prensa don Miguel S. Oliver.
La secretaría de cámara episcopal avi¬ sa á los señores sacerdotes cuyas licen¬
cias ministeriales hubiesen terminado ó
terminaren basta el 15 del próximo Fe¬ brero. quo deben presentarse á sínodo para la renovación de las mismas el día
7 do dicho mes.
En la última sesión celebrada por la Diputación provincial, se acordó, á pro¬ puesta de D. El viro Sanz, elevar una
instancia al Excmo. señor Ministro de

comunes. Desempeñó durante largos años el cargo de médico titular y del Hospicio, habiendo desempeñado tam¬
bién en distintas ocasiones el de Direc¬
tor de Sanidad dei puerto, hasta que en 1887, cuando se hizo nueva creación del Cuerpo do Sanidad marítima, hizo renuncia de la titular, obteniendo en
propiedad el empleo de Secretario de la
Dirección del puerto; posteriormente, y con motivo de economías, fue suprimida la Secretaría y trasladado ála plaza de Di¬ rector del puerto de Bermeo, cargo que no aceptó por impedírselo su avanzada edad y 110 querer separarse de su nume¬
rosa clientela. Jamás conoció la pereza,
activo é incansable en grado sumo, á to¬
das horas estaba dispuesto á acudir don¬ de le llamaran sus deberes profesionales. Nada entusiasta por la política no quiso

de Territorial de 30 de Septiembre de 1885, y que se le remitan las propuestas en terna de los vocales y suplentes cuya elección es de su competencia. Acordóse proceder á la elección de los que corres¬ ponde al Ayuntamiento elegir, desig¬ nando para vocales á D. José Canals y Crespí, D. Antonio Arbona y Colora, D. Antonio Palou y Pastor y D. Barto¬ lomé Colom y Morell, y para suplentes á D. Antonio Frontera y Borràs y D. Ga¬ briel Martí y Ballester.
Procedió después á la formación de la propuesta en terna de los que corres¬ ponde elegir á la espresada dependencia.
Fue leida una instancia presentada por D. Pedro Antonio Ripoll y Estades en que reclama ser incluido como mayor contribuyente en la lista electoral de compromisarios para Senadores que se

José Rullan.

..

Vicente, Garcés.

.

Guillermo Alcover Morell.' .

Joaquín Bujosa Mayol

.

Margarita Morell, viuda do

Mayol.

.

Sebastian Alcover.

.

Antonia Arbona.

.

Isabel M.a Alcover.

.

María Alcover Oliver.

.

Rosa Oliver Vicens.

.

Catalina Castañer.

.

Gabriel Oliver Miquel.

,

Una, devota persona.

.

Una devota persona.

.

Guillermo Coll.

.

roo IODO IODO
roo
25D0 IDO IDO 0‘25 roo IDO IDO IDO
IODO 5D0 IDO

Total.

6 9'25

Durante la ceremonia y durante los la G-uorra demostrándole la importancia figurar en partido alguno y solamente al halla expuesta al público á efectos de re¬

tres dias consecutivos, repicaron las cam¬ que tiené esta capitanía general, para final de su vida paso á formar parte del clamación, atento á que satisface anual¬

panas de la Giralda.

el caso que resultara cierta la noticia de comité liberal dinástico de esto pueblo.» mente al Tesoro la suma de 223‘09 pese¬

Ovil

quo se trataba de suprimirla.

tas por las fincas quo posee en este tér¬

Crónica Balear
(OJEADA 1 LA PKTÍWSA DS ESTA PROVINCIA)
Se ha constituido una empresa edi¬ torial para dar á la estampa los cantos de Mallorca, con objeto de recopilar composiciones de autores mallorquines ó de estas islas y darlas ála publicidad, no solo con objeto de popularizarlas, sino con el más importante designio de coadyuvar, en la parte que sen, áformar opinión, carácter ó escuela musical pro¬ pia de nuestro país, en el cual tanto abundan los cantos populares y tanto prospera la afición y el atractivo hacia
la música. El «Album música!» será una obra de
lujo, y constará de unas cincuenta pági¬ nas de gran tamaño, en papel superior, ilustrada con grabados.
Su precio por suscripción será de 7‘50 pesetas.—Fuera de suscripción 10*00.
Contendrá el «Album» tres cantos de
la «Colección popular de Noguera, «Cant deis Lleuradors», de Torres y otras com¬ posiciones. «Angel del Cel« de Binimelis «Lo que diu una Canco,» de Cabellas.
«Canco de Brécol», de Llorens. «Auba-
da». de Tortell 7 «Xln si d‘ Amore», de J. Sancho7. «Patria» de M.a Sabater.
«Scherzo», de Massot. «Gavota», de To¬ rrens. «Sonatina», de P. Montaner. «Cántich» de Albertí.
El señor Zavaleta, concesionario de la
red telefónica montada en la capital, ofreció á la comisión organizadora del banquete que se dió en honor del inge¬ niero señor Estada, instalar en el edifi¬
cio de «La Procteetora» un micrófono
para que se pudiera utilizar durante la celebración del banquete ó para los efec¬
tos inherentes al mismo.
Según relación publicada en el perió¬ dico oficial do la provincia correspon¬
diente al sábado último, lia de proveerse
por concurso de ascenso la escuela va¬
cante elemental de niños de Manacor, dotada con el haber anual de 1.375 pe¬
setas.
El alcalde de Llummayor lia dispuesto el cierre de las escuelas públicas de aquella localidad, á causa de haber ocurrido algunas defunciones de dif¬
teria.
Ha sido premiado con la cruz de pri¬
mera clase del Mérito naval don Anto¬
nio Ruiz Sabater, maquinista del vapor

Según reciente disposición de Hacien¬ da, deben considerarse nulas las reden¬ ciones de las cargas piadosas que hayan sido hechas por las oficinas de Hacienda en el concepto equivocado de haberlas considerado como censos, pues dichas redenciones, según lo dispuesto en la ley convenio de 24 dé Junio de 1867,
deben hacerse ante el diocesano.

—

~oo

i

Crónica Local

En la reunión general ordinaria de se¬ ñores accionistas del Banco de Sóller, cele¬ brada el domingo último en el domicilio que ocupa dicha Sociedad, filé nombrado por unanimidad vocal de la Junta de Go¬
bierno de la misma D. Pedro Juan Mora y
Arbona, para llenar la vacante que dejó el malogrado D. Francisco Pomar y Miró, fallecido el 28 de Agosto último, y ree¬ legidos vocales D. Damián Crespí y Borràs, D. llamón Marqués y Mayol y D. Juan Rallan y Colom, y suplentes D. Jaime Rullan y Miró y D. Miguel Forteza y Pomar.
Felicitamos á los favorecidos.

La muerte despiadada durante la se mana que fine koy ha cortado el hilo de dos existencias para nosotros muy que¬ ridas: la del apuesto y simpático I). Lo¬ renzo Alcover y Mayol, que ha sucum¬ bido después de larga y penosísima enfermedad, y la del anciano doctor en Medicina y Cirujía D. Pedro Lucas Cafíellas y Ripoll, víctima de aguda pulmo¬ nía que le ha tenido postrado pocos dias.
Fallecieron ambos el martes, y como
podia esperarse, dados el aprecio de que
gozaron y las vastas relaciones de sus familias respectivas, estuvo concurridí¬ simo por la noche el acto de rezar el rosario y conducción del cadáver á su última morada, y las solemnes honras fúnebres que en sufragio de sus almas se
celebraron en la mañana siguiente en
nuestra parroquial. Descanso eterno pedimos al Señor
para estos, y resignación y consuelo para las familias de ambos amigos, á las cpie acompañamos en el sentimiento.
* **
No tenemos á mano datos biográficos del Sr. Alcover, á pesar de haberlos ofre¬ cido abundantes su accidentada vida, á
pesar de haber vivido muchísimo en po¬

El vapor León de Oro trajo el miér¬ coles da esta semana, entre otras muchas
cosas para la fábrica del gas, los ladri¬ llos para la chimenea, y el miércoles próximo deben venir los operarios que
lian de construirla.

Quéjanse algunos vecinos de la calle de las Almas del mal estado del piso de la misma, y que, debido á la tierra arci¬ llosa que lo forma, pénese intransitable
dicha calle en cuanto llueve un poco.
Los de la Alquería del Conde qué¬ janse también de que hace algunos meses está rota una dé las piedras que cubren la acequia, en las inmediaciones de Can Caixal, con grave riesgo do romperse 1111a pierna cualquier transeúnte.
De esperar es que la autoridad local disponga se remedien estos males, que
tan fácil remedio tienen.

Con motivo de haber sido segregado del 5.° Tercio, á que antes pertenecía la
Comandancia de la Guardia Civil de esta
provincia, ha desaparecido de los cuellos de las prendas de vestir el n.° 5 que usa¬ ban los individuos, sustituyéndolo las iniciales C. B. entrelazadas que indi¬ can Comandancia de Baleares. Asi pudi¬ mos yá observarlo el domingo último al
ver estrenar dichas cifras á la fuerza que
compone-el puesto de esta villa.
Las obras que se han ejecutado por administración municipal, desde el dia 9 al 21 del actual, ambos inclusive, ascien¬ den á la suma de 322‘83 pesetas, y con¬
sisten en la construcción de muros en
los caminos de la Alborada, Biniaraix, Cementerio y Argilas y reparación del piso de los denominados de Fornalutx, Can Rodado y el Barranch, de este tér¬
mino.

El Banco de Sóller nos ha honrado

remitiéndonos un ejemplar de la Memoria leida en la Junta General de accionistas,

para darles cuenta de las operaciones verificadas durante el año último y del
estado de las cuentas en 31 de Diciem¬

bre, según balance. Agradecemos la atención.

^
■<*

Hace algunas semanas que no se ha recibido en esta Redacción El Isleño, y como suponemos obedece á un descuido de la Administración de dicho diario, se lo advertimos por si le place tenerlo en cuenta y honrarnos con el cambio como

mino municipal, procedentes de la heren¬ cia de su difunto padre, según la escritu¬ ra de división que acompañó á la instan¬ cia. El Ayuntamiento, enterado de ambos documentos y resultando de los datos que obran en la Secretaría, que los bienes
adjudicados al recurrente de la citada
herencia, según la escriptura mentada, contribuyen al Tesoro en el corriente año ecónomico con la suma indicada, acordó acceder á la petición del Sr. Ri¬ poll y que al efecto se rectificara aquella, publicándose después como definitiva, conforme se dispone en la ley electoral de ocho de Febrero de 1877, prévia ex¬ posición al público para los efectos cor¬ respondientes.
Se dió cuenta de que durante el tiem¬ po que estuvo espuesto.al público á efec¬
tos de reclamación la rectificación del
empadronamiento de los habitantes de este distrito, ninguna se presentó, y en su vista acordó al Ayuntamiento dispen¬ sarle su aprobación.
También se dió cuenta dol dictamen
emitido por la comisión de Obras en la instancia que presentó D.a Margarita Suau y Morell, con fecha 13 del actual, por la que pedia permiso para modificar una ventana en la planta baja de sil casa,
sita en la calle de San Antonio núm. 10,
y conforme el Ayuntamiento con el indi¬
cado dictamen acordó conceder el permi¬ so con arreglo al mismo.
A fin de dar mayor latitud á lina
parte del camino que desde Biniaraix
conduce al pueblo de Fornalutx, se acor¬ dó, de común acuerdo con el propietario, reconstruir una porción del muro de sos¬
tenimiento de la finca nombrada Can
Perapau.
Y se levantó la sesión.
EL TEMPLO DE SANTA RITA.
La comisión nombrada en la junta de vecinos de la huerta, de cuyo acto di¬ mos cuenta en su día, para que abriese uua suscrición con objeto de allegar re¬ cursos para adquirir terrenos y edificar un templo en honor de Santa Rita, des¬ pués de vencer varias dificultades, ha em¬
pezado sus trabajos de propaganda y abierto á dicho objeto tres listas de sus¬ cripción: una en casa de D/José Rallan
Pbro. calle do S, Pedro, otra en casa de D. Vicente Garcés, maestro de la escuela de niños de la huerta, y otra en esta im¬

Nacimientos.
Varones 2.—Hembra^ 2.—Total 4.
Matrimonios.
Dia 23.—D. Domingo Rullan y Rul¬ lan, soltero, Isabel II, con- D.a Maria Bauza y Bernat, soltera, Predio la Bleda,
Dia 28.—D. José Forteza y Aguiló soltero, calle del Mar, conD.aPauk For¬ teza y Aguiló, soltera, Manzana 32.
Dia 28.—D. Salvador Coll y Pons, soltero, Lloseta, con D.a Antonia Ber¬ nat y Blijosa, soltera, Manzana 55.
Defunciones.
Dia 17.—D. Antonio Colom Mar¬
qués de 71 años, casado, Ozonas-14.
Dia 17.—D. Bartolomé Roselló Mar¬
torell, de 30 años, casado, Vuelta Piquera-25.
Dia 19.—D.a Margarita Roselló Riutort, de 30 años, soltera, Casa Caridad.
Dia 20.—-Carmen Francisca Atienza
Casasnovas, de 4 meses, Manzana 56 nú¬
mero 22.
Dia 21.—D.a Margarita Pons y Bernat, de 44 años, soltera, M.a 24.
Dia 24.—D. Pedro Lucas Cañellas y
Ripoll, de 74 años, viudo, Victoria 5.
Dia 24.—D. Lorenzo Alcover y M«r
yol, de 44 años, soltero, San Bartolomé
28.
Dia 24.—D.a Catalina. Devá y Canals de 31 años, casada, M.íl 5.
Dia 25—D.a Antonia Marroig y Vi¬
cens, de 20 años, soltera, M.a 67.
Dia 25.—D. Pedro Antonio Noguera
y castañer, de 84 años, viudo, M> 36
BAMCO DE SOLLER
La Junta de Gobierno de esta Socie¬ dad ha acordado señalar los dias treinta
y uno del corriente mes, primero, tres y
cuatro del próximo Febrero, de tres á
cinco do la tarde, y todos los martes y
viernes sucesivo*, de nueve á doce de la mañana, pana el pago del dividendo ac¬ tivo de diez pesetas por acción, fijado en la reunión general ordinaria del dia de
ayer.
Lo que se anuncia para conocimiento
de los señores accionistas.
Sóller 23 de Enero de 1893.—El Di¬ rector Gerente, D. Morell Pons.

«Marín», por haber expuesto con in¬ cos años; pero del Sr. Cañellas si, pues hasta aquí.

prenta.

SÜL'LER

DMINISTRACIÓN DE SÓLLER
Calle de San Bartolomé n.° 17.

Prospecto del sorteo que se ha de cele¬
brar en Madrid el dia 30 de Enero de 1893.

Ha de constar de dos series de 28.000

billetes cada ima al precio de 30 pesetas •el billete, divididos en décimos á tres pe¬
setas, y distribuyéndose 588.000 pesetas en 1.389 premios para cada serie, déla
>manera siguiente:

Premios

Pesetas

de

80.000

de

40.000

de

20.000

12 ... de 2.500. .

1.073 ... de

300. .

99 aproximaciones de 300

pesetas cada una, para
los 99 números restan¬

tes de la centena del

premio primero . . . 99 id. de 300 id. para los
99 números restantes

de la centena del pre¬
mio segundo. . . . 99 id. de 300 id. para los
99 números restantes

de la centena del pre¬ mio tercero

2 id. de 2.000 pesetas ca¬
da una, para los núme¬
ros anterior y poste¬
rior al del premio pri¬

mero

2 id. de 1.500 id. para el premio segundo. . .

1.389

30.000 321.900
29.700
29.700
29.700
4.000 3.000 588.000

Perro-Carriles de Mallorca.
Servicio de trenes que regirà desde /.°
de Octubre i892 al 31 de Marzo 1S9o.
De Palma á Manao*r y la Puebla, á las 7'50 ma¬ ñana, 2’15 y 3‘30 (mixto) tarde
*De Manacor á Palma, á las 3 (mixto), 7 mañana y 5’15 tarde.
De La Puebla á Palma, á las 7‘25 m. y 5‘26 tarde. Do Manacor á La Puebla, á las 7 mañana y
5'16 tarde.
De la Puebla á Manacor á las 7’25 mañana, 2*45 y 6’25 (mixto) tarde.
Tren periódico, dias de meneado en Inca:
Do Inca á Palma, á la 1 tarde.
CORREOS
Salidas de Palma.
Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tardo
via de Alcudia.
Para Valencia, jueves 4 tarde. Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Mabon, lunes 4 tarde y miércoles 4 tardo via
de Alcudia.
SALIDAS DE SÓLLER
Los domingos á lns 2 de la mañana y los demás
dias á las 4.
Llegadas d Palma.
Do Barcelona, jueves 11 mañana vía de Alcudia y sábado 6 mañana directo.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Alicante éIbiza, miércoles 8 mañana. De Malión, jueves 0 mañana y lunes 1Q mañana.
LLEGADAS Á SÓLLER
Todos los dias á las Ó de la tarde.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

DUROS

La Solidéz: Valor nominal 100

—Desembolsado 100

60'QO

El Gas: Valor nominal 20—De¬

sembolsado 5’50

. 00‘00

Compañía de Navegación de Sóller:
Valor nominal 100—Desem¬

bolsado 99

00*00

Compañía de Diligencias: Va¬

lor nominal 40. — Desem¬

bolsado 40

, . . . . 16*00

/ Crédito Balear

111*50

! Cambio Mallorquín

61*25

Fomento Agrícola

51*00

Ferro-carriles de Mallorca .... 63*00

Alumbrado por Gas. ....... 108*00

Salinas de Ibiza

203*00

Sociedad General Mallorquina . . 67*00

\\La Isleña Marítima

50’00

4 p§ perpétuo interior

67‘45

4 p§ exterior

OO’OO

4 p§ amortizable

76*10

Billetes hipotecarios de Cuba. . . 106‘00

Banco de España

350'00

Tabacos

nominal. OO’OO

/4pg perpétuo interior ... fin . 67’tf5

4 f 4 pg perpétuo exterior . . . id. . 72’3g

o \\ 4 p§ amortizable

OO’OO

£] < Billetes hipotecarios de Cuba . . . 106’5o
5 i Banco Hispano-Colonial. . . fin. . 38'60

n f Ferro-carriles del Norte. . . id. . 34-05

V Francos

18*40

MERCADO DE INCA

Precios corrientes el 28 de Enero. ptfi.

Almendrón . . .
Trigo
Candeal ....
Cebada del pais .
Id. forastera. . .
Avena del pais. .
Id. forastera. . .
Garbanzos . . ,
Maiz
Habichuelas blancas
Id. negras . . .
Frijoles . , . .
Habas para cocer. Id. ordinarias . .
Id. para ganados. Higos pasos. . .
Cerdos cebados. .

00*00 19*00 19*00

42 kg\\
70 lit.

»

»

10*50 » »

9*50 »

9*00 » »

7*50

»

18*00

»

14*00 » »

21*00 » »

22*00 » »

00*00 » »

18*00 »

17*00

»

13*00

s>

00*00 00*00

» qq. » a>

METEOROLOGÍA

0BSISVAT8EI0 DE D. JOSÉ BÜLLÁH 3?EE0.—CALLE DE S. DEDEO

OBSERVATORIO DEL DAR0 DE «PUNTA 3R0SSA»

TERMOMETROS

K g I Ti

M

O

M

p

Mam TARDE

Ter.

Tor

dol Bar. dol Bar.

Dar. Mil.* Bar. MU.*

a.o>

G.os

| VIENTO Atmósfera Flrio.
Trd. M,a Trd. Mana. Tarde Milis.

OBSERVACIONES

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Ádnidéra Flrio.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

o Mañana.

Tarde,

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬

del

metro. del

metro

metro. n.° de vueltas

g

✓—-

Boro-

Baró-

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

M.a Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬
ma. Orados metro» Grados metros

durante

Tde

las 24 horas.

M.a Tarde Milis.

OBSERVACIONES

f 20 9 5 11 7 8*0 6*0 10'2 8*4 10 758 10 768 o. o.

10 4 11 7 7*0 (YO 10*8 8*8 10 761 Í0 761 o. N.
li'2 11 7 12 9 9*8 8*0 12*0 lO’O 11 762 11 761 o. o.

123 12 8 12 9 10’Q 8*8 1F8 9’8 11 760 12 759 o. N.

lo i 12 7 13 8 8*6 7*8113*0

10 759 13 760 o. N.

13 4 13 5 5’6 4*2! 12*8

12 761 13 759 o. O.

12 4 12 5 5*0 4'6¡12'6¡ 10'6|1111 758 13 756¡

N.

c. D. D. D. D. D. C. D. 1). D. 1). I). D. 1).

20 10*6 5*5 13*5 7*0 9*9 759*0 11*5 760*4 NO. NO. 45.685 D. D.
21 13*5 5*0 13*8 8-0 10*9 763*3 12-0 763*0 NO. NO. 27.495 D. D.
•22 13*9 6*4 13*4 8-0 11*2 763*0 12-2 762*4 NO. NO. 32.870 D. I). 23 13*4 7*9 12*8 8-0 11*0 761*4 13*3 760*0 NO. NO. 48.730 D. D. '24 13*0 7*0 15*0 10*0 12*0 761*0 13-5 762*0 NO. NO. 29.340 D. D. *25 15*0 7*0 15*3 10*2 1*2*7 762*5 14*1 760*9 O. O. 11.355 I). I).
| 26 15*2 6*6 14*8 9*2 12*9 758*7 14*1 757*5 O. O. 21.340 D. D.

NOTA. Cuando la casilla de la fuerza do los vientos está en bhmco indica que la corriente ora apenas perceptible, la S. indica que ea suave, la E. fuerte, la T. tempestuoso y la TJ. uraennado.—El catado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las inicia¬ les: D. que indica despejado y O. cubierto.—Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—Los termómetros están á la sombra.
OTRA. En el obsorvactorio dol «Faro de la Punta Grossa, • los instrumentos ostán á 101 metros G20 milímetros sobre el nivel del mar.

ección de Anuncios

Loa ammoíos q\\us m inserten en esta sección pagarán- na céntimo de peseta por palabra, siempre que el tipo do letra 110 escoda del cuerpo 20;—2 céntimos, siendo e' 20 al 32;—5 céntimos del 32 al 18; y del 48 arriba á prccioB convencionales.

EllMANNO SCHILLING, Honda de San Pedro 8,
I\\Tu^vo motor OTTO
único legítimo, con distribución á válvula é inñamación por tubo.

Servicio fijo

El nuevo motor OTEO á

E11 estos motores se ha su¬
primido el repartidor eícctlián¬ dose la entrada (le gas y aire por válvulas.

válvula es el más sencillo
y más económico de cuan¬ tos se conocen, reuniendo la circunstancia de que to¬ das sus piezas están á la vista

Sin ruido, sin calor y sin
humo.
El único motor que 110 está sujeto Á reparaciones.

y por lo tanto se hace mas
fácil el cuidado del motor
hasta por la persona mas inesperta.
Careciendo el motor
OTTO modelo DV, de la
distribución de corredera, es

Las llamas del repartidor están reemplazadas por infla¬ mación por un tubito candente.

el único práctico en las po¬ blaciones donde no hay talleres de cerrajería mecᬠnica bien montados, ade¬ más de que el motor OTTO
á válvula no necesita nunca

La distribución á válvula, la inflamación por tubo y el
regulador de péndulo están pri¬
vilegiados.

de reparaciones, sin embar¬
go la casa dispone de per¬ sonal muy experto para cualquier caso que se pre¬
sentase.

lotor «Otto» es el
) para bombas de
agua.

La casa facilita planos é instrucciones gratis para el montage y cuidado de
sus motores.

Para mas informes diri¬

girse á la Sucursal Gasmo-

Modelo D'V.

toren-Fabrik-Deutz,—Ronda

de San Pedro n.° 8, Bar¬

celona, ó á su representante en Sóller, D. Juan Marqués y Árbona, calle de San Bartolomé n.° 17.

U
H
Don Francisco Pastor, que vive i la calle del Príncipe n.° 20, tenvi de hoy qji adelante nna sucursal ■ la Bodega “Fogoneu,, y por con¬ fuiente expenderá vinos embotella¬ os de dicha bodega que con tanto i": -:ito viene trabajando en la Capital. Los vinos están trabajados según
sistema Coupage française y por nsiguiente colados, filtrados y esrelizados según el procedimiento
-I sabio Mr. Past-eur.
Dicho vino se sirve á domicilio

al precio cte 0^35 pesetas botella sin envase el Fogoneu y 0;45 id. ídem
id. el Binisalem.
La Sol! erense
DE
«ro&É come C1BERE Y PORT-BOIÍ (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y 'pescados.

Y
AMERICANOS.
Se han recibido y puesto en ven¬
ta en el establecimiento
LA SINCERIDAD.—SÓLLER.

COMPAÑIA TRASATLÁNTICA DE BARCELONA
MES DE ENERO DEL AÑO 1893
Línea ¿9 las Antillas, New-York y Veracruz.—El 10, de Cádiz, vapor CA. TALUÑA, para Puerto-Rico, Habana y Veracruz.
L1 20.—De Santander, vapor ALFONSO XIII, para Puerto-Rico, Habana y y Veracruz.
El 30.—De Ctidiz, vapor ALFONSO XII, para las Palmas, Puerto-Rico, Ha. baña y Veracruz.
Línea de Filipinas.—El 6 de Barcelona, vapor SANTO DOMINGO, para Port-Said, Aden, Colombo, Singapore y Manila.
Línea de Buenos Aires.—El 2 de Barcelona, y el 7 de Cádiz, vapor CIUDAD DE CADIZ, para Santa Cruz de Tenerife, Montevideo y Buenos Aires.
Línea de Marruecos.—El 18 de Barcelona, vapor B. IGLESIAS, para Málaga, Ceuta, Cádiz, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca, Mazagán y Mogador.
Servicio de Tánger.—De Cádiz para Tánger: lunes, miércoles y viernes, y vice¬ versa los martes, jueves y sábados, vapor TANGER.
En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino. Al tomar los pasajes so abonará el de Sóller á Barcelona. También se abonará á los cargadores de esta Isla, una bonificación de 10 p§ sobre el importe del flete. Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta. Para más informes, en Sóller, el representante de la Compañía, D. Jerónimo
Estades.

DAMIAN FRONTERA
MAYÁGÜEZ (Puerto-meo)
Almacén de calzado de todas clases y
objetos de peletería. Importaciones directas de los princi¬
pales mercados del mundo, renovadas quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calzado ven¬ tajosamente conocidas, por la excelen¬ cia de sus manufacturas, en toda la Pro¬
vincia.
Ventas al por mayor.
EL PROFESOR DE PIANO
©. Matías Menendez
participa al público que, á ruego de varias personas, ha abierto clases de solfeo, piano y demás instrumen¬ tos de música, y dará lecciones to¬ dos los martes, jueves y sábados,
de 4 á 6 de la tarde, en su domicilio CALLE DE ISABEL II N.° 47.—SÓLLER.

La Columna
«RAM ALMACEN
de
filio i un i oum
Frutos coloniales, conservas de todas clases.—Granos, harinas cereales.—Que¬
sos, galletas fantasía.—Thés, cafés, dul¬
ces y chocolates.—Frutas al natural, en almíbar glasadas, cristalizadas, jaleas y
otras clases de artículos. Ventas al por mayor y menor.
Todos los productos de esta casa son de primera calidad y garantidos.
ÚNICO DEPÓSITO EN INCA del café filipino de Matías López, tostado
y molido á SEIS reales los 460 gramos. Calle de la Fortuna, l.^Inca de Ma¬
llorca.
SOLLEB.—Imp. de «La Sinceridad.»