AÑO VI—2.a ÉPOCA--NÚM.
AÑO VI—2.a ÉPOCA--NÚM.

19 SEPTIEMBRE DE 1891.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS BE SUSCRIPCIÓN:
■Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Colóm—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Pico.) Méjico: D. Banaian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

REDACCIÓN I ADMISTRACIÓN:
Oa.ll© ele San Bartolomé-17
Sóller (Mallorca.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\ Francia- 075 francos id. id. Ç PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—0*10 pesetas. Id. atrasados 0'20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

NUESTRO PROGRAMA
Al suspender, en Diciembre de 18S9, la publicación de este perió¬ dico por circunstancias agenas á nuestra voluntad, pudimos apuntar con orgullosa satisfacción impor¬ tantes beneficios y reformas obteni¬ dos por el pueblo de Sóller, merced
á nuestra iniciativa ó á nuestro a-
poyo.
Sin nuestras campañas ¿cuando
«e hubieran realizado la concesión
de la línea telegráfica, la constitu¬ ción del Banco, el servicio de vapor •entre nuestro puerto y los de Bar¬ celona y Cindadela, el rápido incre¬ mento de la Defensora Sollerense, la construcción del Teatro, la crea¬ ción de la escuela del Puerto, la re¬ forma de los principales cultivos, la imposición de derechos de con¬ sumo, en sustitución del sistema de reparto, tan ocasionado á irri¬ tantes parcialidades, eternas que¬ jas, apremios y embargos.?
Al reanudar nuestras tareas, nin¬
guna necesidad tenemos de formu¬ lar nuevo programa. Bastará recor¬ dar aquellas provechosas campañas, para formarse exacta idea de nues¬ tros actuales propósitos.
Hoy, como ayer, aspiramos á contribuir, en la medida de nuestras fuerzas, al fomento de la buena ad¬ ministración municipal, la agricultu¬ ra y el comercio, la moralidad y el ahorro, la instrucción y el bienestar de nuestra población, sin dejar de mirar por la salud pública, prodi¬ gando los avisos que en todas épo¬ cas reclama la higiene, celosa vigi¬ lante del tesoro mas preeiado de los pueblos.
El vacío dejado por nuestra sus¬ pensión fue prueba evidente de la imprescindible necesidad que siente Sóller de una publicación periódica que sea eco de sus aspiraciones, que defienda sus intereses, que lo tenga en activa y constante correspon¬ dencia con los remotos paises don¬ de tantos hijos suyos extienden su genio comercial y agrícola.
Al volver á llenar este vacío, no se nos oculta lo grave y espinoso de la misión, á causa de las preocu¬ paciones que hay que vencer, los principios que debatir y las pasio¬ nes que aplacar. Y para sustraernos á la influencia ele toda pasión y
mantenernos en un terreno neutral
siempre que se ventilen asuntos ex¬ puestos á moverlas, pondremos su¬ mo cuidado en que esta publicación sea, en sn parte editorial, un perió¬ dico de noticias y conocimientos útiles, absolutamente ageno á todo espíritu de partido ó de escuela.
Mas como no han de quedar sin discusión las ideas, sin censura las faltas, sin denuncia los abusos, sin correctivo las torpezas, sin oprobio las infamias, tendremos abierta á

nuestros colaboradores accidenta- ¡ serie de interesantes narraciones, les una Tribuna Pública donde pue¬ que indudablemente saborearán con dan debatir libremente las cuestio- ] delicia nuestros suscriptores, pues lies que al país interesen, sin que el en ellas campean el estilo ameno y
pertenecer á tal escuela ó partido el sentimiento delicado de que nues¬ sea motivo de exclusión ó preferen¬ tro compatricio ha hecho gala en cia de nuestra parte, y sin mas ve¬ tantas obras de este género. to que el respeto debido á la reli¬ Además de este suplemento se¬ gión católica y las elementales re¬ manal, regalaremos valiosas primas

glas de comedimiento y decoro que deben presidir á toda discusión sé-
ria.
Tendremos, además, un Buzón donde el público pueda depositar á
todas lloras las cartas ó notas en

que se designarán en tiempo opor¬ tuno, á nuestros abonados que satis¬ fagan anticipadamente el importe de la suscripción de un año.
A partir del o de Octubre próxi¬ mo, el SóllEr reaparecerá todos los

que se le ocurra emitir un proyecto, sábados, siempre que alguno de denunciar un hecho punible, formu¬ ellos no sea di a festivo, en cuyo ca¬ lar una queja ó una pregunta, hacer so saldrá el viernes.

una simple observación, etc., etc; y El periódico constará de cuatro de cuanto allí recojamos, publica¬ páginas del tamaño de este pros¬ remos ó señalaremos en la sección pecto, á cuatro columnas, de nutri¬

correspondiente lo que á nuestro juicio lo merezca.
La [Redacción únicamente asume
la responsabilidad de los escritos que se publiquen sin firma, seudó¬ nimo, inicial ó signo determinado. De los que tal lleven, serán respon¬
sables sus autores.
ISTo devolveremos los originales que se nos remitan, aunque no se in¬
serten ni mencionen en nuestras co¬
lumnas.
Yo llenaríamos mas que la mitad de nuestro antiguo programa, si á la parte materialmente útil no aña¬ diésemos la amena y de interés moral á que el lector tiene derecho. Al efecto nos hemos impuesto con¬
siderables sacrificios para asegurar¬ nos la colaboración efectiva de es¬
critores tan reputados como D. An¬ tonio Sánchez Perez, D. Mariano de

da composición y variada materia, con secciones permanentes de Lite¬ ratura y pasatiempos, Tribuna publica, Correspondencias nacionales y extran¬ jeras, Conocimientos útiles, Actualida¬ des, Noticias varias, Crónica Balear, Crónica local, Sesiones del Ayunta¬ miento, Buzón, Bey¿siró civil, Sección comercial, Sección religiosa, Sección meteorológica, etc., etc. y además el Folletín suplementario en la forma
que se ha indicado: secciones todas de nuestro servicio especial.
Tales son los principales puntos
de nuestro programa, para cuyo
cumplimiento contamos sobre todo con el apoyo de nuestros cultos
compatriotas y con nuestra fé en el
porvenir del pueblo cuyo nombre
nos sirve de enseña y por cuya pros¬
peridad venimos á librar nuevas
batallas.

Cavia, D. José Ortega Manilla, don

Salvador Rueda, D. Federico Urre-

La Dirección.

cha, D. Eduardo del Palacio, don

Luis Tabeada, D. Luis Royo Villa¬ Sóller 19 Septiembre de 1891

no va, D. Manuel Matoses, D. José

Zalionero, D. Alfonso Perez Nieva,

D. José de Roure, D. José Laserna,

D. Juan Perez Zúñiga, D. Antonio

Peña y Goñi, D. Eduardo Lustonó

CONDICIONES

D. Angel del Palacio, D. Manuel

PARA

Paso, D. Pedro Bofill, D. Julio Nombela, y otros no menos cono¬

SUSCRIPCIÓN Y ANUNCIOS

cidos, de quienes publicaremos artí¬

culos inéditos, algunos de estos con La Administración del Sóller

ilustraciones del popular Mecachis. (servirá con su reconocida puntuali¬ En vez del folletín, que constitu¬ dad todas las suscripciones hasta
ye el complemento obligado de todo el día expresado en los recibos co¬

periódico, intercalaremos en cada rrespondientes.

número, á guisa de suplemento, CUA¬
TRO PLANTAS DE NOVELA Ú otro tra-
bajo análogo encuadernable, exclu¬ sivamente escrito para el Sóller.
Recordando el éxito obtenido

Si el suscriptor se dá de baja an¬ tes de dicho día, no podrá reclamar la devolución de cantidad alguna.
Se admiten suscripciones en los
puntos siguientes: Administración

por la novela de D. Juan B. Ense-
ñat, que en nuestra primera época publicamos, hemos pedido otra obra al autor de Conelia, quien nos ha pro¬ metido para dentro de poco tiem¬

del Sóller, calle de San Bartolomé
n.° 17, Sólíer (Baleares).—D. Gui¬
llermo Colom, quai Commandant
Samary n.° 5, Cette (Herault).—Se¬ ñores Pizá y C.a, calle del General

po una extensa novela basada en al¬ Pavía n.° 7, Árecibo (Puerto-Rico). gunos hechos históricos y en las —D. Darman Canals, calle de la costumbres sollerenses del siglo XY. Constitución n.° 19, San Juan Bau¬ Interin la termina, publicaremos en tista (Tabasco). nuestro Folletín suplementario una Las suscripciones contarán desde

l.° de mes, dejando de servirse á
su terminación si no se han renova¬ do antes. Se entenderá renovada
cuando la Administración haya re¬ cibido su importe ó aviso de que és¬ te se halla en poder de alguno de sus Agentes.
Todo pedido de suscripción de¬ berá ir acompañado del importe de la misma en libranza del giro mútuo, mandat-poste, ó letra de fácil cobro, y el suscriptor recibirá por
el correo inmediato el talón-recibo
correspondiente. Los precios de suscripción fija¬
dos para la segunda época de esta publicación son: 0’50 pesetas al mes en toda España; 0’75 francos iden en Francia y 0’20 pesos idem en América, moneda corriente en aquel pais.
No se servirá suscripción algu¬ na á quien esté en descubierto por alguna cantidad con esta Adminis¬
tración.
El suscriptor por un año tendrá derecho á las primas ofrecidas á los
abonados.
Todo suscriptor disfrutará una rebaja de un 25 por 100 sobre ta¬ rifa, por los anuncios y comuni¬ cados propios que inserte en el pe¬
riódico. Los anuncios ordinarios á que se
refiere la tarifa se insertarán en la
cuarta plana, á menos de que á la Administración le convenga inser¬ tarlos en preferente lugar.
Los anuncios pagarán: 1 céntimo de peseta por palabra, siempre que el tipo de letra no exceda del cuer¬ po 20;—2 céntimos, siendo del 20 al 32;—5 céntimos del 32 al 48;—y del 48 arriba á precios convencio¬
nales.
Los anuncios por un semestre ob¬ tendrán una rebaja de un 25 por 100, y de un 50 por 100 siendo por
un año.
Los anuncios mortuorios del an¬
cho de una columna pagarán una peseta; los de doble ancho pagarán dos pesetas y sucesivamente en igual proporción.
Los comunicados se insertarán á razón de 15 céntimos línea.
Se admitirán reclamos y anun¬
cios en las páginas 1.a, 2.a y 3.a, á precios convencionales.
Pagos adelantados.
La Administración.
Sóller 19 Septiembre 1891
lmp, de «La Sinceridad»