ANO V.-NUM. 232.
ANO V.-NUM. 232.

34 DICIEMBRE DE 1889.

PERIÓDICO SEMANAL LITERARIO T DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCIUCIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICIÓN:

En Sóller: Redacción y Administración-San Bartolomé-17. En Francia: D. Guillermo Colo.m-Q.uai de la Repiiblique-13-Cette (Herault). En América: D. Miguel Morell-Ponce (Puerto-Rico.)

O‘50 pesetas cada mes en toda España. 0*75 id. id. id. en el Extrangero y en América (Unión Postal)
PAGO ADELANTADO.

Anuncios y comunicados á precios convencionales. Los comunicados deberán llevar firma. No se devuelven los originales.

SUMARIO
'Sección literaria: El lenguaje de los ojos, por L.— Los usureros clor D. Enrique Sepúlveda.—Un voto (poesia) per D. Pedro j. Morell Alcover.— Pasatiempo por varios.—Sección científica: Ob¬ servaciones sobre la antigüedad del hombre so¬ bre la tierra y sus primeros pasos en las Balea¬ res, por <D. José Bullan Pbro.—Seccción Biblio¬ gráfica: Versos y poesías por D. Camilo Pou, por
D. Juan B. Enséñat.—Actualidades.—Crónica
local:—Registro civil.—Sección comercial.—Sec¬ ción religiosa.— Folletín: El martirio dé la glo¬ ria, por O. Enrique Perez Escricli.—Anuncios.
SECCION LITERARIA.
EL LENGUAJE DE LOS OJOS
Si los ojos son el reflejo del alma., las
miradas son átomos de la vida. Una mirada lleva envuelta una canti¬
dad mayor ó menor de existencia, según su fuerza y su intensidad.
Asi hay miradas de amor y de odio, de .felicidad y tristeza, de triunfo y de des¬ pecho-. de confianza y de desengaño, de lealtad y de traición; hay miradas, en fin. para responder á todas las pasiones.
El amor, antes de recurrir al lenguaje hablado, usa el lenguaje de las miradas,
que es más vago, pero más elocuente y
expresivo.
En la mirada del hombre que ama, se
lee un. himno dirigido á la mujer queri¬
da; la pasión asoma á los ojos con toda su fuerza, sin perder nada con la ine¬ xacta y fría relación de la frase. \_
En una de esas miradas se encierra to¬ da una historia del corazón; historia
dulce unas veces, agitada otras, triste
■en muchas ocasiones.
Hay en primer lugar una mirada tí¬ mida, respetuosa y tierna, que dice á la mujer: Yo te amaria si tu me lo perMi-
Meras.
Este es el primer paso del cariño. Luego hay otra mirada más fija, más sostenida, que podemos traducir por es¬ tas palabras: No puedo dejar de amarte. Por último, aparece la mirada indes¬
criptible, llena de luz y de vida, que gri¬
ta con resolución: Yo te amo.
Al llegar aqui nuevas pasiones secón-
funden con el amor, de la manera que
los arroyos mezclan sus aguas con el
.caudaloso rio.
Entonces viene la mirada de celos.,
que dice: ¿Qué significa esto?
La mirada de reconvención que excla¬ ma: ¡Ydecías que me amatas!
La mirada de despecho que repite sin
cesar: ¡Seré capaz de olvidarte!

La mirada de disgust© que dice clara¬ mente: Estoy incomodado contigo.
La mirada de desconfianza que indica: A mi no me gusta usted.
La mirada de agravio que se traduce: ¿Trata usted de Mirlarse de mdd
Entre todas las miradas que el hombre enamorado puede dirigirá la mujer que¬ rida, la más dulce, la más tierna, es la que murmura á nuestro oído: ¡Cuánto tejimo\\
¡Si! ¡Sí! ¡Todo ese mundo de amor y de ternura, de abnegación y de alegria, de cólera y de dolor, puede encerrarse ¡en una mirada!... ¡En uno de esos relám¬ pagos que salen de unos ojos!...
L.
LOS USUREROS
La usura es tan antigua como el hom¬ bre. tan vieja como el dinero, tan impla¬ cable como la necesidad, tan tentadora
como el vicio.
Es, pues, un hecho probado que los usureros se remontan á los primeros orí¬ genes del mundo, y que los hay fósiles en conjunta pareja con los mastodontes y otros roedores.
Todo el que ha leido novelas en folle¬ tín ha tropezado seguramente con un hombre ñaco, de nariz corva, de ojos pe¬ queños ocultos bajo dos tapaderas de cristal verde, de cráneo pelado y bruñi¬
do. siniestramente cubierto por un gorro
de seda negra, rojiza,cuya borla ó pitón se parece á un cuerno.
Era ese el usurero clásico; el hombre... de fuera que habitaba en un antro lóbre¬ go, en el fondo de un patio infecto, ó
entresuelo sin luz.
Era descuidado y torpe ese industrial, porque hasta cierto punto llevaba en la ropa la enseña de su profesión.
Hoy las cosas han mejorado. Por algo tenemos casas de préstamos, tranvías y luz eléctrica divisible. El usurero que sabe el oficio y se res¬ peta, es hoy un ciudadano de maneras irreprochables; viste con elegancia, al¬ muerza en Fornos y merienda en Lhardy; juega fuerte donde se permite; tiene caballos de carrera, carruajes de lujo pa¬ ra pasear en el parque, y vive en la inti ¬ midad más ingeniosa con los jóvenes á quienes desuella. ¿Es este motivo bastante para quererle mal?,Seamos justos. No tengamos dos pe¬ sos y dos medidas. Todos los años se publican bandos de policia contra los perros, á los cuales se reparte equitativamente la morcilla m u

nicipal. Nunca he visto que se persiga á los usureros que muerden sin ladrar y exterminan con preferencia álos hijos
de familia.
Pues bien, si yo mandase, daría una
orden concebida en estos términos:
Articulo l.°—Se concede una prima de tanto al usurero que pruebe con pa¬
peles auténticos que ha suprimido á un hijo pródigo.
Articulo 2.°—La misma primase otor¬ gará al deudor que pruebe que ha arrui-
nádo á un lisurero.
La reciprocidad seria una gran venta¬ ja, porque redundaria en servicio de la
sociedad.
De la usura á la avaricia no liay mas
que un paso.
Y ya que he hablado del usurero, quie¬ ro apuntar una definición del avaro que
vi el otro dia en un álbum:
—El avaro es el hombre que vive co¬ mo un pordiosero... por temor de llegar
á serlo.
Enrique Sepúlveda.
UN VOTO
A mi querido abuelo D. Antonio Alcover.
I.
¡Cuan grato es ver en el ardiente estío, Desde la cumbre que la mar domina, Correr pausadamente el claro rio Hasta perderse en la región vecina! ¡Ay! cuando Febo en su postrer desvio
La cresta de los montes ilumina,
De los pájaros canto los amores Que celebran las fuentes y las flores.
II.
Y siento al cefirillo sosegado Que se duerme en las ramas de los
pinos; Yeo al ave que busca el nido amado Con dulces voces y sonoros trinos; Al pastor que conduce su ganado Por estrechos senderos y caminos; Y que goza cantando su tonada Que repite á lo lejos la cañada.
jll. Mas á veces también miro espantado En el invierno frío y riguroso, Cuando el orbe en tinieblas sepultadlo Busca en la calma plácido reposo;
Desde las manos del Eterno airado
Cruzar el cielo lampo explendoroso, Asustando á los tímidos querubes Que j uguetean en flotantes nubes.
IV.
Con creciente terror siento el rugido
Del furioso huracán en la ancha sierra

Que como mar cerúleo embravecido Arrolla á los colosos de la tierra, Y por ningún obstáculo vencido
Al tormentoso Océano mueve guerra, Y retiemblan del mundo los cimientos
A impulso de los fuertes elementos.
V.
Si insensible pudiera'el alma mia Contemplar un hermoso panorama Sin que la ardiente y pura fantasia ¡Ay! me abrasase en inspirada llama; Sin que el núraen feliz de la poesia Me transportase al ideal que él ama, Salte en pedazos el laúd sonoro Que con eterno afan pulso y adoro.
Pedro J. Morell Alcover.
Sóller.—Diciembre—89

PASATIEMPO.

ROMPE-CABEZAS

.alo.

.

rab

.

.

a

v

;*

.

.

esd .

.

dia

.

.

art

.

Sustituir los puntos con letras, (jomodo que resulten seis palabras castellanas
y las dos columnas de puntos los apelli¬
dos de dos célebres novelistas.

E. L. E.

GEROGLÍFICO
Clavel, m Nardo.
Rosa j> Tulipán. Jacinto. - Amapola.
Girasol, n Geráneo.

y

Quiebras.

Disgustos,

Enfermedades. g Prisión.

Muerte.

<3 Naufragio.

Riñas.

Incendio.

M. Chico y Compañía.

Cuestión aritmética.

Sustituir los puntos con números, que sumados horizontal y verticalmente, den siempre un total de 16.
Mister Trio/. Las soluciones en el número próximo.
Solución á la charada del número anterior
Con-sue-lo.

FOiiliJETiar.
EL MARTIRIO DE LA GLORIA
la reclama, que pertenece á los especta¬
dores.
Ángela codiciaba la oscuridad, el si¬ lencio, y se veia obligada á vivir en me¬
dio de la luz y el ruido. Por aquel tiempo, uno de los poetas
más' notables de Madrid terminó una
■obra dramática de la que se venia ocu¬ pando ventajosamente la prensa.
La lectura de esta obra fué un aconte¬
cimiento literario. La empresa reunió á toda la compañía y el autor á una doce¬ na de amigos, la mayor parte de ellos notabilidades literarias y académicos de
la lengua. Se leyó el drama en el clásico salón ci¬
lio del Teatro Español; aquel saloncillo, templo del arte, que tantas eminencias han pisado, en donde el ingenio, la gra¬ cia y el talento tuvieron por espacio de mucho tiempo su nido predilecto.
Angela no podía faltar á la lectura, puesto que la obra era de dama, como se dice en el lenguaje de bastidores pa-

ra designar la importancia del protago¬
nista.
El autor era un gran maestro en los efectos teatrales; figuraba en primera linea entre los poetas dramáticos y tenia reconocida habilidad para sacar partido de los actores escribiéndoles jfdrd ellos. .
El papel destinado á Angela, es decir, de la'protagonista de la obra, había pro¬
curado reunir todos los recursos artísti¬
cos que poseíala gran actriz; era una de esas creaciones que se destacan del fondo de la obra, era un papel lleno de
efectos dramáticos, de color, de anima¬
ción. de vida, lo que se llama un aria coreada. Escenas de incomparable ter¬ nura, situaciones dramáticas, rasgos de gracia, de coqueteria, de abandono, gri¬
tos de dolor, todo ese claro oscuro que formaba la base de la gran reputación artística de Angela.
Siempre que el papel de la dama salia á escena, la acción dramática recobraba
una gran animación y los que oian la lectura no podían ménos de decirse por lo bajo:
— ¡Como estará Angela en ese papel!
Ángela escuchaba la lectura del drama vf
escrito expreso mente para ella aproban-

do con un ligero movimiento de cabeza,
paro sin pronunciar ni una sola palabra. En otro tiempo aquel papel la hubiera
enloquecido de alegría, pero la pobre ac¬ triz había cambiado mucho, y además, ¿que podia importarle una obra de re¬ pertorio, cuando estaba firmemente re¬
suelta á retirarse del teatro si su hija
moría?
Cuando el actor vive del arte, y por
el arte, añadir un título á su repertorio lo considera de alta importancia, por¬ que el repertorio es la piedra angular
sobre la cual descansa el edificio de su
reputación; pero la pobre Angela había perdido el entusiasmo, trabajaba como trabaja una máquina sin voluntad pro¬ pia, sin entusiasmo y por no dejar á la empresa sin su primera dama al princi¬ pio de la temporada, puesto que co¬
menzaba el mes de diciembre.
Cuando el poeta concluyó la lectura del último verso de su drama, un grito de entusiasmo, de aprobación universal
resonó en derredor suyo.
Comenzaron los abrazos, los parabie¬ nes, las enhorabuenas anticipadas. El empresario loco de alegría y viéndolo todo bajo el halagüeño prisma de la ga-

nancia, se frotaba las manos pensando que aquella obra le llenaría dos meses el
teatro, tiempo suficiente para preparar con calina otro par de dramas.
El autor, á pesar de la explosión de entusiasmo que á los oyentes había pro¬ ducido su obra, como era hombre muy práctico en el oficio, oia con cierta reser¬ va los augurios, vaticinios y cálculos fa¬ bulosos de sus admiradores y mientras les daba las gracias recurriendo al reper¬ torio de sus mas encantadoras sonrisas, se decid para su capote:
—Después de todo, lo que importa es que la noche que se estrene mi obra trai¬
gan los morenos buen vino.
Sabido es que los morenos son los es¬ pectadores que acuden la noche del estre¬ no y deciden el éxito de la obra.
Cuando el autor se vió un poco desa¬ hogado de los quede rodeaban para feli¬ citarle. se dirijió hacia donde estaba la
primera actriz, y la dijo: —Vamos á ver, Angela, ¿está V. con¬
tenta con su papel? —Si yo fuera-escritora de talento á la
vez que primera actriz no podría escri¬ birme un papel más á mi gusto. Es un

SÓLLER

SECCION CIENTÍFICA.

molino, las armas de bronce y de hierro, los restos de cerámica y los huesos calci¬

nados, son restos de una civilización

OBSERVACIONES
SOBRE

particular; mas n© intermediaria de la
nuestra. Las costumbres imprimen un sello particular á les pueblos por el cual

U AKÜIMB BEL HOMBRE I LA TIER1 se distinguen unos de otros; y tan sola¬
mente cuando aquellas nos sean conoci¬

Y SUS PRIMEROS PASOS EN LAS BALEARES das podremos formar j uicio de su estado

de civilización. ¿Trataremos de bárbaros

Sea ó no esto parto de una imagina- á nuestros mayores porque no conocie¬

■ cion exaltada, no de otra manera podían ron el vapor ni la electricidad en las

asistir echo mil mallorquines á la bata¬ múltiples aplicaciones que se les ha da¬

lla de Canoas entre romanos y cartagi¬ do en nuestros dias? neses. y dar la victoria á estos, median¬ De aquellos edificios restan solamen¬

te los certeros disparos de la honda; pe¬ te las paredes, muchas de ellas infor¬

ro estos hechos son de hoy y nada condu¬ mes; nada se conserva en ellos, que no

cen á ilustrar.nuestro tema.

-se refiera á despojos de los pueblos que

Nosotros al comtepnlar el prodigioso fueron sus herederos, transformándolos,

número de edificios que todavía nos en¬ á veces, para sus usos; y no es lícito señan sus fundamentos próximosá desa- concluir de ahí que fueron bárbaros sus

, parecer, y al considerar fe'l número constructores, porque no admiramos en todavía mayor de los que desaparecieron sus viviendas los ricos muebles de que

para servir de material de construcción, atestamos nuestras casas.

á los pobladores que durante dos ó tres ¿Qué restará de nuestra molicie, de

mil años se han sucedido en nuestra pa¬ nuestra decantada cultura, dentro de
tria, vemos un pueblo numerosísimo, dos mil años si el cristianismo no se en¬

robusto, no degradado por el vicio y la carga de conservar nuestra sociedad, la

molicie, ocupado en levantar edificios cual por cierto no lleva camino de que¬

para su albergue, para sus templos, para rer entregarse en sus brazos?

sus sepulcros, para sus fortificaciones, y —Quedarán débiles señales de esos tú¬

para recuerdo de sús hazañas; pues pa¬ neles, de esos istmos cortados, de esos

ra todo esto pueden haber servido las prolongados muelles y pedazos de tierra •construcciones cuyas ruinas admiramos. robados al mar que, comparados con los

Aquellos restos ya informes trasladan Talayots. ofrecerán á los venideros las

nuestros pensamiento á unas edades en mismas dificultades que nos ofrecen es¬

-que las Baleares pudieron estar mucho tos al interrogarles sobre su origen y

más pobladas de lo que están ahora, • aunque los habitantes viviesen aislados
en sus comarcas, y libres de esos cercos de muralla que nos asfixian: por esto, nos resistimos á atribuir á dichos pobla¬

objeto. Los que pretenden ver en aquellas
obras los primeros destellos de la civi¬
lización. nacida del desenvolvimiento
transformista del hombre-mono, han me¬

dores el concepto de gentes inciviliza¬ ditado poco el pésimo servicio hecho á das. ¡Gentes incivilizadas!—El hombre la hu manidad, al presentarle teorías que

incivilizado-se contenta con retirarse en provocan desenlaces á cuyo término se

lina cueva, en levantar una choza, en nos podrá medir á todos con la misma

guarecerse debajo de la copuda encina, vara. y no se afana en abrir canteras y partir El hombre construye sus habitaciones

-rocas para levantar tan colosales edifi¬
cios.
Al contemplar esos bloques, ora infor¬ mes. ora cortados á escuadra, la inteli¬

arregladamente á los medios de que dis¬
pone y á las necesidades que le fuerzan á seguir un órden contrario á veces, á
sus deseos y á sus concepciones. Para

gencia se hiela de confusión y salta la convencernos de ello hagamos una pe¬

-siguiente \_pregnnta:

queña digresión á la Geologia.

—¿De qué medios se valieron los cons¬ tructores de los Talayots, para arrancar
¿aquellas moles, trasportarías, levantar¬
las y dejarlas ¿lineadas, en la posición

José Rullan, Pbro. (Se continuará.)

«que todavía conservan después de tantas
¿vicisitudes?
Sin máquinas que suponen conoci¬

SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA

mientos impropios del hombre salvaje,

aio era posible llevar á cabo trabajos ^que requieren una suma considerable de

VERSOS y POESIAS POR CAMILO POU

fuerzas ¡localizadas, Imposible de acu¬

mular sin el auxilio de la mecánica. ¡Con cuanta facilidad la imaginación se tras¬ lada á la edad de las pirámides, para con¬

Con frecuencia he aconsejado á los li¬ breros y autores, que se cuiden de hacer cortar las hojas de los libros destinados

cluir que nuestros Talayots pertenecen
á la raza semítica!
Las obras de los Talayots son rudas, ásenos dirá: comparadas con las nuestras
llevan el sello de una civilización inci¬
piente: no hallamos en ellas restos de los utensilios indispensables á la vida social y los que hallamos pertenecen á
edades relativamente modernas.
La civilización, la reconocemos en el
cultivo de la inteligencia, en las con¬ quistas sobre la naturaleza, en la eleva¬ ción del alma á su Creador, en un culto
puro dirigido á la divinidad, y nada de todo esto podemos negar absolutamen¬
te á los aiitore# de semejantes construc¬

á la crítica. Por faltado esta precaución,
se quedan muchas obras esperando un turno que nunca les llega, en las me¬ sas de los revisteros, Pero aunque el
ejemplar de Versos y Poesías que he recibido para su examen, estaba sin cor¬ tar, no ha sido objeto de pretirición nin¬
guna, merced á la consideración que el autor, me merece y á la curiosidad que
yo sentia yo.* conocer su obra. Cada vez qué veo despuntar un poeta
novel, le sigo con interés. Me parece
que nunca se presta atención bastante al que <lá los primeros pasos en la ca¬ rrera literaria, pues si bien es una ca¬
lamidad el alentar á esos versificadores

ciones.

de pacotilla, que todo lo llenan de ripios

Las hachas de piedra, las ruedas de y plagios, es un crimen contribuir á

que se malogre un talento por falta de
estímulo.
Las poesías de D, Camilo Pou son su¬ jetivas, casi todas amorosas; abundan en delicados pensamientos y se distinguen por la elegancia de su forma. £1 autor consigue siempre dar buena cadencia al verso, y se muestra igualmente hábil en todos los géneros de composición.
Así hallamos romances como el titulado
Cada movimiento tuyo; sonetos como Inmortal y A Dios; cantares como Si ¿o que por ti he sufrido y Me preguntas que
me falta; redondillas "como las que em¬
piezan con el verso En un cuadro un buen pintor; quintillas como las tituladas A una Wtrgen y A Laura', composiciones todas cuya versificación es perfecta. Entre los pensamientos delicados y profundos que encierra el tomo, merecen citarse el que ha puesto el autor en el álbum de su hermana ¡Emilia y los que se hallan
en las estrofas:
No jures para que crea que toda tu alma es mia,
Jura, jura que me quieres,
Si juras por tu salud, me temo que estés enferma,
No jures: los juramentos son nubes que el cielo lleva. Pero á qué citar.versos, cuando me falta espacio para reproducir aunque no sea más que la quinta esencia de la co¬
lección? Esta es obra de un verdadero
poeta. Pero su autor no ha pulsado en ella mas que una cuerda de su lira: la amorosa. Fáltale mucho para desarro¬ llar completamente su Pensamiento, que el mismo expone en la primara página
de su libro, diciendo que Es la corriente indómita que arrolla Aun lo más fuerte que á su paso encuentra. Ola gigante que imponente muge. El grito de dolor que nunca cesa. El rebelde huracán que cuando mata, Su saña vil en el cadáver ceba.
Que no desaliente al Sr . Pou el espec¬ táculo de las sociedades modernas, que embrutecidas en el positivismo, solo bus¬ can los goces materiales que el oro fa¬
cilita.
Todo poeta tiene una sagrada misión que cumplir, y falta á su alto destino si no la cumple.
Cuando es desdeñada la filosofia y ri¬ diculizado el arte; cuando pierden su fuerza los resortes morales; cuando se sume á los pueblos en sueños de oro para dejarlos dispertar en la miseria; cuando loa impostores de la financia se enriquecen con lo ageno, mediante la complicidad de sus compadres; cuando el
Becerro de oro es la única divinidad á que
se rinde culto, hace falta que alguien enaltezca el arte y abra paso ála filoso¬ fía; que vigorice los resortes morales y despierte al pueblo de su funesto letar¬ go; que desenmascare á esos impostores cuyos proyectos entusiasman á la avari¬ cia; que hunda al Becerro de oro en el cieno en que se revuelven los que le
rinden exclusivo culto.
Los agiotistas ignoran que el ideal nunca renuncia á su parte en este mun¬ do. Tomad todo el papel que se fabrica y hacedlo circular en billetes de banco, en acciones, en letras de cambio; podéis conseguirlo, si se os antoja, pero no se¬ rá sin que dejeis unas [cuantas cuarti¬ llas puras de toda mácula industrial, en las cuales el filósofo y el poeta escriban un pensamiento libre, una estrofa senti¬
mental, una idea honrada. La compensa-

ción es mínima, pero basta para reden¬
ción. La cotización de vuestros valores
comerciales representa la materia, y como tal se transforma y muere. El pen¬ samiento que flota en un pedazo de pa¬
pel es todo lo que no sois vosotros, todo lo que^nunca podréis poner en coman¬ dita: es la justicia, es la belleza ideal,
es la vida del alma!
Juan B. Ensbnat.
ACTUALIDADES.
La revolución del Brasil
Interview en Lisboa del corresponsal de El Imparcial con el conde de En
A la bondad del conde de París debía
larga y expresiva carta de presentación para el conde de Eu, á quien tuvo la ga¬ lantería de presentarme el ministro del
Brasil en Lisboa, barón Aguiar de An-
drade.
La figura del conde de Eu es bien co¬ nocida en España, donde tiene muchos amigos. Estudió en nuestra academia militar de Segovia, y con nuestro ejérci¬ to hizo la campaña de Africa.
Me recibió con llaneza verdaderamen¬ te afectuosa. Entramos en una habita¬
ción reservada y empezó la conversa¬
ción.
Violentábame interrogarle sobre las
causas de la revolución del Brasil, pues
báse dicho que, el conde de Eu lia sido en mucha parte culpable de los sucesos.
El principe aprovechó la oportunidad de mi visita para demostrar la injusticia de tal ¿acusación y para hacer la única exposición clara que lie visto de las cau¬ sas que impusieron la república en el
Brasil.
La abolición de la esclavitud
El conde de Eu me dijo lo siguiente, que reproduzco con la mavor exactitud:
Los republicanos del Brasil no son ex¬ cesivamente numerosos; pero han apro¬ vechado muy hábilmente las circuns¬
tancias.
Principiaron su obra promoviendo en todo el imperio una agitación realmente
formidable en favor déla inmediata abo¬ lición de la esclavitud.
El gobierno era débil; no comprendió lo ficticio de aquella agitación; acabó por ceder y promulgóse la abolición in-
me diata,
Aquella medida, ejecutada con impru¬ dente precipitación apartó de la causa imperialista á todos los propietarios te¬
rritoriales, á todos los labradores, ácasi
todos los comerciantes que se resintieron del alza del precio del café; es decir, per¬ dimos de un golpe al nervio de los ele¬ mentos conservadores del pais, pues los republicanos cuidaron de reclamar en todas partes que la abolición inmediata debíase á la iniciativa y á las órdenes de la familia imperial.
Indisciplina militar Mientras tanto la cuestión del ejército iba llegando á crisis en extremo peligro¬ sa. Las tolerancias del gobierno, aconse¬ jado por el miedo, habían envalentona¬
do á los militares hasta la insolencia.
En los frecuentes conflictos entre el go¬
bierno y los militares, el gobierno había cedido siempre después de ensayar resis¬ tencias que hacían más visible suderrota. Llégase al extremo de que el grave caso de insubordinación del capitán Maldona¬ do. quedó impune. Un periodista es ase¬ sinado en las calles por varios oficiales

traje que me está perfectamente, me ha
tomado V. tríen la medida .
Sin embargo. Angela, permítame us¬ ted que.la diga valiéndome de los dere¬ chos que me concede nuestra ¡[antigua y buena amistad, que do todas mis obras ■ esta es la que Y. ha escuchado con más
indiferencia. En otras lecturas Y. siem¬
pre al terminar solia decirme de un mo¬
do inimitable: «Permítame Yd. que en testimonio de agradecimiento le dé un -abrazo á mi autor por el papel que me
ha escrito;» yo esperaba hoy ese abrazo á que Y. me tiene tan mal acostumbra¬ dlo y él abrazo no ha venido.
Angela se sonrió dulcemente y abraizó al autor diciéndole en voz baja.
—¡Ay. amigo mió., cómo cambian los tiempos!.... ¡mi pobre hija se muere!....
Y Angela enjugándose las lágrimas,
uiñadió:
—Eíi fin. ya procuraré llegar á la al¬ tura del hermoso y simpático papel que
Y. ha tenido la bondad de escribirme,
pero si asi no sucede, no me guarde ren¬ cor., amigo mió, y compadezca á esta po¬
bre madre.
Sabido es que el tiempo .no se detiene ¡por nada.

Llegó el mes de diciembre y comenza¬ ron los ensayos de la obra nueva.
El invierno, duro, seco, desapacible; los bruscos cambios de temperatura tan peculiares como funestos de Madrid co¬ menzaron á producir sus terribles efec¬ tos en las naturalezas débiles y en las
en fcrm edades eró n i ca s.
Las heladas eran terribles: María no
podia salir de casa, pasaba la mayor parte del tiempo en la cama, se levan¬ taba durante algunas horas para sentar¬ se junto á la chimenea procurando que la habitación tuviese un temple prima¬ veral. que no bajara nunca de 18.° Reau-
mur.
Verdaderamente daba lástima ver aque¬
lla pobre niña, cuyo hermoso y espiri¬ tual semblante iba poco á poco dema¬ crándose, cuyos ojos se iban agrandando y adquiriendo una expresión de profun¬ da melancolía, cuya voz débil como un gemido penetraba en el alma arrancan¬ do una lágrima á los ojos.
La muerte imprime en las fisonomías lineas tan características, tan tristes,
que al verlas, al estudiarlas, se contrista el espirita.
El martirio de Angela viendo apagar

aquella adorada luz de su alma,[solo po¬ dia soportarlo una madre, porque es in¬ calculable apreciar hasta donde llegan los .grados de heroísmo, la fuerza, la
resistencia de una madre cuando se tra¬

ta de sufrir por su hijo. Angela era incansable, sólo unos mús¬
culos de acero, una voluntad de bronce

y una paciencia de mártir reunidas y

apoyándose mutuamente, podían sos¬

tener aquel cuerpo, porque aquella po¬

bre madre ya no abrigaba la menor es¬

peranza de salvar á su hija.

Algunas veces solia decirse:

—Tal vez si viniera Octavio...,, podría

efectuarse un milagro

pero ni viene

ni escribe.

Y dejando asomar una sonrisa triste á
sus labios, añadía:

—Es de otra raza que nosotros. Angela atormentada por su dolor juz¬ gaba mal á Octavio. Su profunda pena la tornaba injusta, pues una noche, y tal vez cuando ménos se lejesperaba, al terminar el primer acto, Octavio se pre¬
sentó en el cuarto de la actriz.

Angela al verle lanzó un grito de esos que nopuedenjexplicarse con la palabra;

brotaba del fondo de su alma, parecía
reasumir en una sola exclamación la
alegría, el asombro, el agradecimiento y la esperanza.
Angela al ver á Octavio, sin que le
detuvieran consideraciones sociales, sin
ocuparse de las personas que se hallaban en su cuarto, despreciando el qué dirán de los desocupados y los comentarios de
la maledicencia, corrió hácia el conde,
le abrazó con ternura y le besó repetidas
veces en la frente.
Esta escena inesperada y extraña co¬ nociendo el carácter de la actriz, causó
un verdadero asombro á todos los que
la presenciaban. —¡Ah. bendito sea V.!.... ¡bendito!....
¡bendito!.... exclamó Angela llorando
de gozo.
Y comprendiendo la sorpresa de sus amigos añadió:
—Señores, ruego á Vds me dispensen
este rapto de alegría que me ha causado la presencia del conde de Valaoz; viene desde Paris á salvar á mi pobre hija, creo que llega tarde pero si la salva, ¡oh! si la salva, entónces pasaré la vida
adorándole, colocaré su nombre en el

SOL·LEft

3

sin que se persiga á los asesinos. Detié- preguntándole á qué hora quería embar¬ y á esta petición accedieron los hermanos Teatro.—Escasamente concurrido el

nese á un cadete por escandalizar en las calles con una mujer pública y la guar¬ nición sé.amotina obligando á capitular al gobernador. Se constituye un club militar que coloca en sus puertas carte¬ les sediciosos, y asi aumenta dia por dia el desbordamiento del militarismo.
La milicia Nacional

carse para Europa. El emperador contes¬ tó que á las dos de la tarde. En esta in¬ teligencia quedamos, tanto que,'siendo
sábado, la condesa de Eu habló de oir
misa al día siguiente en la capilla impe¬ rial, situada en el edificio contiguo al
palacio.
Pero á las tres de la mañana nos hi¬

Canetti no solo sin hacerse rogar sinó
que con gusto, pues veian seguro no au¬ mentaría la concurrencia, dado el mal
cariz del tiempo, y era poco lo que tenían recaudado para trabajar toda la tarde, con el traje sencillísimo del gimnasta, al
aire libre.

sábado y algo mas animado el domingo
vióse el teatro de la Defensora Soliéronse.
Los dramas que se pusieron en escena tanto en uno como en otro de dichos dias
fueron admirablemente interpretados por
toda la compañía, que recogió merecidos aplausos, y muy particularmente la seño¬

El único medio de contrarrestarlo era cieron levantar á toda prisa, y nos lleva¬

Varias personas, mediante tarjeta, ha¬ rita Ciar, que sabe hacerse cargo siem¬

restablecer la milicia nacional, que en ron al arsenal entre doble fila de solda¬ bian salido de la plaza, y estas no fueron pre del papel que representa, desempe¬ el Brasil ha sido siempre elemento con¬ dos, nos hicieron embarcar á bordo del á por el dinero que habian satisfecho á ñándolo con la maestría de una verdade¬

servador, pues la corona nombra á los oficiales. El gobierno resuelve crear un
batallón de milicia en Rio Janeiro, don¬
de, cómo capital del imperio, convenia tener esa garantia de orden. Llegóse hasta nombrar la oficialidad; pero aun¬
que la reconstitución de la milicia iba á

Parnahiba, diciendo que no querían ex¬
ponernos á las iras populares. La verdad es que tenían miedo fundadísimo si el emperador se embarcaba en pleno día, ó si se presentaba en las calles, que el
pueblo le habría aclamado, pues el mo¬ vimiento no iba contra él, y el mismo

la entrada; hé aqui explicado el porqué habiendo pagado á todo el que acudió á cobrar, todavía quedaron en el cajón de la ventanilla unas 20 pesetas; pero estas
personas esperan les servirán dichas sa¬ lidas para la próxima función.

ra actriz, siendo solo simple aficionada, según dicen. En la pieza final del domin¬ go, á pesar de estar escrita en dialecto valenciano, fué también muy aplaudida,
lo mismo que el Sr. Manera y demás que
en aquella tomaron parte.

limitarse á ese batallón, los republica¬ ejército quedó sorprendido por la repú¬

Para mañana está anunciado No hay

nos, sin embargo, propalaron en el ejér¬ blica. cito la voz de que el gobierno estaba re¬ —¿Tan inesperado fué el carácter re¬

mal que por bien no venga, y la pieza
Desgracia.—El jueves de esta semana Echar la llave.

suelto á reconstituir la milicia en todo publicano del movimiento?—interrum¬ bajaba las escaleras que separan la Plaza

g*obiern,elimperioconelpropósitodecontra¬píyo.

rrestar y caso necesario licenciar el ejér¬ —Tanto—repuso el conde de Eu,—que

cito. Los militares dieron crédito á la pocos días antes, un antiguo ayudante

noticia, y viendo en peligro su omnipo¬ mío, que tomó parte en la insurrección,

tencia decidieron sublevarse.

escribió una carta cariñosísima hacien¬

El jefe de la revolución

do protestas de adhesión á mi persona.

Faltábales jefe y lo hallaron en el ge¬ La noche antes del pronunciamiento,

neral Diodoro Fonseca, hombre de vo¬ el emperador fué á Rio Janeiro á asistir

luntad y espirita débiles, que ya otra á una conferencia científica.

vez liabia capitaneado un conato de se¬ Nosotros habíamosjhecho invitaciones dición militar. Es este hombre una edi¬ para una fiesta que dábamos el día 16 en
ción brasileña del San Arnaud francés. honor de los marinos chilenos.

Demuestra su debilidad de carácter el

Imposibilidad de restauración

siguiente hecho:

Después de esta historia de la revolu¬

Cuando estalló la sublevación Fonse¬ ción, hecha por el conde de Eu, habla¬ ca estaba en cama bastante enfermo. mos sobre probabilidades de la restaura¬

Los conjurados fueron á notificarle que ción. Puesto en claro el punto, hasta aho¬ habian resuelto alzarse aquella madru¬ ra oscuro, de por qué se había procla¬

gada. Fonseca obedeciendo á la intima¬ mado la república siendo el emperador

ción, tuvo que levantarse y ponerse al tan popular, restaba sondear las inten¬

frente del movimiento. Los revoluciona¬ ciones de la familia imperial. No me cos¬

rios buscaron en él un jefe fácil de do¬ tó gran trabajo, pues el conde de Eu,

minar y manejar. Como empieza

con la mayor franqueza, me dijo: —La restauración es muy difícil. El

Creo que Fonseca no calculó el alcance Brasil está demasiada distante de Euro¬

que luego tuvo la sublevación. La mayo¬ pa. Haría falta, además, un hombre del ría de los militares sublevados tampoco ejército que lo pronunciara en nuestro

pensaron nunca en derribar el imperio. favor. Todo eso es muy difícil.

Pruébalo que en las primeras horas los No quise insistir más, temiendo ser
insurrectos se limitaron á gritar: «¡Mue¬ indiscreto. Además, la conversación ha¬

ra el gobierno!» Los mismos republica¬ bía sido demasiado larga, y la empera¬ nos no se atrevieron á gritar al princi¬ triz acababa de entrar en ía habitación

pio más que «¡viva la libertad!» Pero donde nos hallábamos. más tarde grupos de estudiantes comen¬ —Monseñor, no sé como agradecerle

zaron á gritar «¡viva la república!» y los la amabilidad de V. A.—dije levantán¬

oficiales jóvenes pasearon en la punta dome.

de las espadas y de las lanzas gorros fri¬ El conde me dió un apretón de manos

gios, pues la generación naciente es re¬ verdaderamente domocrático, y hablan¬ publicana por la educación recibida en do del coronel de Solis, su ayudante en las Academias y Universidades de profe¬ la guerra de Africa, de quien acababa el

sores que en su mayoría son republica¬ príncipe de recibir carta, llegamos has¬

nos.

Como acala

ta la puerta.—Mantel Alhama.

Entonces el resto de los sublevados,

enardecidos por la impunidad y exaspe¬

CRONICA LOCAL.

rados por las tentativas de resistencia del gobierno, adoptaron el grito de ¡Vi¬

va la república! que se hizo general.
El Ministro de la Guerra, al tener no¬
ticia de lo que en un principio se creyó simple sedición militar, se dirigió al cuartel general, arengó á las tropas que

Funciones religiosas.—Han abundado esta semana, destacando en primer termi¬
no la solemne oración de cuarenta-horas
que se han celebrado en la parroquial en

allí había y trató de que reprimiesen el j honor de la Purísima Concepción de

movimiento.

Nuestra Señora.

Las tropas, fuese por espíritu de com¬ pañerismo, fuese por la repugnancia que siempre ha habido en el Brasil á verter
sangre, se negaron.
Mientras tanto, el jefe del gobierno y

El templo adornado con sus mejores galas y profusamente iluminado presen¬ taba un aspecto magestuoso. En la ma¬
ñana del domingo cantóse con acompaña¬

demás ministros habian ido llegando al miento de piano la célebre partitura de

cuartel general, donde quedaron prisio¬ Paccini, y ocupó la cátedra del Espíritu neros por las mismas tropas que allí Santo el elocuente orador sagrado don

había.

Antonio Salva.

El último fué el ministro de Marina,
que al llegar se encontró con grupos de sublevados que le intimaron se rin¬
diera.
El ministro contestó: ¡Jamás! Y sacando un revólver hizo fuego. Le

Ayer, también en la parroquial, se ce¬
lebró fiesta en honor de Santa Lucia már¬
tir; hoy se ha celebrado en honor del mis¬ terio de la Concepción en el oratorio del Hospital y mañana se celebrará en ho¬

de la iglesia, en el vecino pueblo de For¬ nalutx, una mujer que iba á por agua á la fuente, y resbaló cayendo de manera que resultó tener dislocada una pierna.
Casualmente se encontraba allí el fa¬
cultativo D. Jaime A. Mayol, quien acu¬ dió en el acto, practicando á la infeliz la primera cura.
¿Y los aficionados?—Cuando no tenía¬
mos teatro todos lo eran en este pueblo, lamentándose de la falta de espectáculos que nos hicieran pasar agradablemente las largas veladas del invierno; hoy que lo tenemos, á duras penas puede reunir¬
se el número suficiente de abonados para mantener abierto el coliseo durante la
corta temporada de carnaval. Cuatro funciones ha tenido que dar
fuera de abono la compañía que dirige el S. Garriga por falta de abonados con que empezar la primera decena, á pesar
de haberse anunciado mucho iba á abrir¬
se, y esto que la compañía en general na¬ da deja que desear y que se han rebaja¬ do los precios del abono.
¿Cual será la causa? ¿que se ha hecho
la afición? A última hora hemos sabido que ma¬
ñana, gracias al celo que han desplegado unos pocos entusiastas y á haberse invi¬ tado particularmente á quien se ha creído debía abonarse, empiezan las funciones
de abono.
De lo que nos alegramos.
Espectáculos gratis.—Según nos han asegurado, se preparan algunos para las próximas fiestas de Navidad. Varios afi¬ cionados han empezado ya los ensayos, en este pueblo y en el de Fornalutx, pa¬ ra representar al aire libre el juguete bí¬ blico titulado La Adorado deis Magos.
No faltará concurrencia.
Concesión,—La Dirección general ha concedido dispensa de defecto físico á nuestra paisana y amiga la Profesora D.a Paula Buenaventura Enseñat y Olíver, para el ejercicio del Magisterio pú¬
blico.
La felicitamos por ello y sentimos solo que esta concesión no haya llegado mas á tiempo para que la Srita. Enseñat hu¬ biese podido tomar parte en las oposicio¬ nes por las que debía proveerse la escue¬ la públca de Biniaraix.

Sesión del Ayuntamiento.-—El dia 12 la celebró por segunda convocatoria presi¬
diéndola el Sr. Alcalde y asistiendo á ella los concejales Sres Arbona, Ense¬ ñat, Ripoll y Umbert.
Dióse cuenta de una circular del señor
Gobernador por la que indica que el dia 14 del actual tendrá lugar la entrega de
los mozos en Caja. Dióse cuenta también de una R. O. y
circular expedidas por el ministerio de Fomento y Dirección general de Contri¬ buciones referentes al pago de obligacio¬ nes de primera enseñanza y cédulas per¬ sonales que quedaron sin expender el 30 de Noviembre pasado, respectivamen¬
te.
Acordóse pasaran á la comisión de Obras é Ingeniero encargado de la carre¬ tera de Deyá dos instancias por las que solicitan permiso para hacer obras en la calle de san Jaime y predio Son Ange-
lats, respectivamente.
Aprobóse el dictamen emitido por la propia Comisión en las obras solicitadas verificar por varios vecinos en las calles de la Romaguera y del Pastor.
Se aprobaron también las cuentas de la inversión de las 400 pesetas señaladas por la Exma. Diputación provincial para
la reedificación del camino vecinal nom¬
brado de Biniaraix, de este término, y de la de igual suma destinada por este Ayuntamiento ai propio objeto, autori¬
zando al efecto á D. Nicolás Muntaner
para que pueda percibir de la Depositaría de fondos provinciales la indicada sub¬
vención.
Se acordaron varios pagos. Y se levantó la sesión.
REGISTRO CIVIL.
NACIMIENTOS.
0 varones y 3 hembras. Total 3 MATRIMONIOS.
D. Jaime Coll y Pons con D.a Juana Maria Adrover y Planas.
DEFUNCIONES.
Dia 10 falleció D. Pedro Juan Mayol y Vicens de 73 años, casado.
Dia 11 D. Bartolomé Frontera y Co¬ lom de 79 años de edad, viudo.
Dia 11 D.a Angela Pizá y Trias, de
14 años.
Dia 11 D.a Antonia Miquel y Oliver de 68 años, casada.
Dia 12 D. Juan Bautista Bauzáy Mo¬ rell de 81 años, viudo.

contestaron con una descarga y cayó he¬ nor de dicho Misterio en la iglesia de

Consignatario del Niny.—Sabemos que

rido de tres ó cuatro balazos, creo que S. Francisco, como podrán ver nuestros nuestro director D. Juan Marqués Ar-

ninguno grave.

lectores en la sección de cultos del pre¬ bona presentó el dia 2 del actual la di¬

SECCION COMERCIAL

Indecisión del emperador

Preso el

la resistencia era

imposible. El emperador se hallaba en Petrópolis. Inmediatamente que supo lo
ocurrido marchó á Rio Janeiro y se en¬

cerró en el palacio. Aquello era ponerse en mano de los sublevados. Yo era de

sente número.
* ❖❖
En Fornalutx.—Según dijeron, fué so¬ lemnísima la fiesta que en aquella filial celebróse el domingo. Consistió en comu¬
nión general, y misa mayor con música

misión del cargo de consignatario en es¬ ta del vapor Niny, y que la casa armado¬ ra de dicho vapor ha nombrado á nues¬
tro amigo D. Andrés Aguiló para reem¬ plazarlo.
Lo que nos apresuramos á consignar

MOVIMIENTO DEL PUERTO
EMBARCACIONES FONDEADAS.
Dia 6.—De Ciudadela vapor Ciudade-
la de 255 ton. cap. D. Juan Amengual

opinión de quedarnos en Petrópolis y for¬ y sermón por D. Juan Calafat Pbro., por para conocimiento del público.

con 18 mar. 3 pas. y efectos.

mar allí el centro de resistencia: pero la mañana; por la tarde rezóse la corona,

Diá 11.—De Ibiza laúd Corazón de

cuando me enteré de que el ejército casi
todo había secundado el movimiento y
que el telégrafo estaba en poder de los
sublevados, me sometí. Creo, sin embar¬
go, que el emperador ignoraba toda la
gravedad de los sucesos, porque al llegar al palacio de Rio Janeiro mandó llamar al senador Silveira para encargarle la

pronunció una plática el mencionado pre¬ dicador y se cantó el Te-Deum, y al ano¬ checer cantaron las Hijas de Maria con
acompañamiento de armonium la coroni¬
lla de las doce estrellas y la letanía.
Los antedichos actos fueron en extre¬
mo concurridos, llenando los fieles de bo¬

Pinsanos premiados.—Hemos leido con
verdadera satisfacción en el Boletín Mer¬
cantil de Puerto-Rico, y nos complace¬ mos en hacerlo público, que por la exce¬ lente calidad de los cafés presentados en la Exposición Universal de Paris por las

Jesús, de 42 ton. pat. Juan Pons con 6 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 6.—Para Barcelona vapor Ciuda¬ dela de 255 ton. cap. D. Juan Amengual con 16 mar. 3 pas. y efectos.

formación del nuevo ministerio. Silvei¬
ra, comprendiendo que Fonseca era due¬
ño de la situación, le escribió para po¬ nerse de acuerdo con él. Fonseca le con¬
testó en una carta, diciendo: «Es tarde.
Hemos resuelto ya proclamar la repúbli¬
ca.
Prisión y viaje
A las tres de la tarde, las tropas cer¬
caron el palacio, y un grupo de oficiales se presentó al emperador y le comunicó los acuerdos de la junta revolucionaria,

te en bote el templo en alguno de ellos.
Función aguada.—La que se había anunciado tendría lugar en la plaza de toros en la tarde del domingo próximo
pasado, no pudo efectuarse á causa de la lluvia qué comenzó á caer ála hora de empezar la función y cuando ya un públi¬
co numeroso había entrado en la Plaza. Reclamó e^te la devolución del dinero,

casas sollerenses que giran bajo la razón social de Canals Coll y C.a y Suau y C.a de Lares, y Joy y Mayol, de Cíales, de la que es socio nuestro agente en di¬ cho pueblo D. Lorenzo Joy Colom, han obtenido medallas de oro la primera y de
plata las dos últimas. Por lo que enviamos á dichos paisanos
nuestra mas cordial felicitación.

Dia 9.—Para Ibiza vapor Niny de
126 ton. cap. D. José Escandell con 13 mar. y efectos.
DiaflO.—ParaPollensalaud Maria de
70 ton. pat. Juan Casasnovas con 7 mar.
y lastre. Dia 11.—Para Ciudadela vapor Ciu¬
dadela de 225 ton. cap. D. Juan Amen-
gual con 18 mar y efectos.

SÓLLER.

Ferro-Carriles de Mallorca.

€01HM.

SECCION RELIGIOSA

CULTOS SAGRADOS.

SERVICIO DE TRENES

SALIDAS DE PALMA.

que regirá desde 15 de Octubre de 1889 al 31 de Marzo de 189q

Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Malion, lunes 5 tarde y miércoles 2 tarde, via Alcudia.

De Palma á Manacor y La Puebla.—7'30 Para Barcelona, mártes 5 tarde y sábado

" mañana, 2 y 3’] 5 (mixto) tarde.

2 tarde, via Alcudia.

De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 ma- Para Valencia, juéves o tarde.

Láana y 5 tarde.

Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2

De Manacor á La Puebla.— 7’30 mañana de la mañana y los demás días á las 4.

¿y 5 tarde.

LLEGADAS Á PALMA.

De La Puebla á Manacor.—.7’ 55 mañana

De Valencia, lunes 7 mañana.

'-2’3© y o’lO (mixto) tarde.

De Malión, lunes 10 mañana via Alcudia y

De La Puebla á Palma.—7’55 mañana juéves 7 mañana.

y 5’ J O (mixto) tarde.

De Ibiz#, y Alicante, miércoles 10 mañana

Tren periódico', 'dias de mercado en Inca— De Barcelona, juéves 10 mañana, via Al¬

■De Inca á Palma—-1 tarde.

cudia y sábado 7 mañana.

Llegadas á Sóller—Todos los días á las 6 í de la noche.

SANTORAL DE LA SEMANA.
15 Domingo III de Acimentó.—S. En¬ sebio obispo.
Menguante á 2 h. 33’ t. en Virgo.—Baja Id colum¬
na barométrica hasta 7¿5 mm,
16 Lunes.—S. Valentín conf. y santa Adelaida emperatriz.
17 Martes.—S. Francisco carmelita y confesor.
18 Miércoles.—Nuestra, Señora de la
Esperanza ó de la O. Témpora.
19 Jueves.—SS. Nemesio Fausto mrs.
20 Viernes.—Sto. Domingo de Silos ab. y confesor.
lémpora 21 Sábado.—Sto. Tomás apóstol.
Témpora.— Ordenes. Solen Capricornio á 2. h. 27’ t.—Invierno.

En la iglesia de S. Francisco de Asís, hoy al anochecer se cantarán solemnes completas en preparación de la festividad fpíe los terciarios y devotos de Purísima
dedican al inefable misterio de su Con¬
cepción inmaculada. Mañana á las 9 y media después de Tercia, la misa mayor con exposición, en la que se cantará fa. del maestro Aulí, ocupando la cátedra del Espíritu-Santo D. Ramon Colom pres¬
bítero, Por la tarde la Coronilla de las doce
estrellas, sermón por D. José Pastor vi¬ cario, estación y bendición con el Santísi¬
mo Sacramento.
Los Terciarios que habiendo confesa¬
do y comulgado asistan á los actos de la tarde podrán ganar indulgencia plenaria.

Una de vein-

ZAPATERÍA

* te y dos años

DE

;y leche de 15 dias desea criatura para lactar en casa de los padres de

Antonio Martínez y Cánaves

"esta.

Premiado en la Exposición de París de

Informarán en esta imprenta.

1878 con medalla de bronce, en la de ¡as

Ferias *y Fiestas populares de Palma de

1881 con medalla de oro, en la XII ge¬

-drama en un prólogo y dos actos, en verso, nera! de Burdeos de 1882 con medalla de

POR

bronce y en la Universal de Barcelona de

. D. Bartolomé Singala.

1888.

Véndese en esta imprenta al precio de ¡

LA MAS ALTA RECOMPENSA

ÏÚ pesetas ejemplar.

IrttSes j^Fiitalesu

En el vivero del honor Antonio j

Serra (Font) hay algarrobos, palme- ¡

ras, limoneros y naranjos comunes ;

;:y mandarines, para vender: se da- j
-rán á precios muy acomodados. Di- ¡

MEDALLA DE ORO.

■rigírse al mismo advero junto á Can j

Domingo, carretera de Palma.

Se confecciona calzado de todas clases
á la medida para caballeros, señoras y

| Se

desea

niños,
vender Para pies imperfectos y para el co¬

"Una finca rustica consistente en una mercio de América.

porción de tierra olivar con casa en
olla edificada, de cabida unos tres

Materiales de las mejores fábricas tan¬
to nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia y economía.

cuartones, denominada Ca L’ Abad,
radicada en el pago del mismo nom- j

Calle de Bauzá núm. 13 -SÓLLER.

liÈTi fil* diré del término de la villa de For- j
malutx.

Los que deseen adquirirla pue- ] sistema nuevo de OTTO únicos legítimos

den avistarse con el notario de esta j

Bioss Spitz y Gomp.a

'villa D. José Llambias, calle del j

BARCBLiONA

| Hospicio nüm. 10 quien les facilita-

Este nuevo Motor accionado por Ben¬
cina se recomienda á los industriales en

-rá cuantos datos deseen.
'

i poblaciones que no estén provistas de

.

Illenc Torrens

fábrica de gas, por su seguridad absoluta, su solidez, por su marcha silenciosa, y

AGOTAS COMPRADAS DE HIERRO TORREIS.)
Recomendado eficazmente contra la
mnemia, clorosis, debilidad, empobreci¬

últimamente por su poco consumo.
Para detalles y prospectos ABELAR¬ DO OPTRA único y esclusivo represen¬
tante en estas Islas

miento de la sangre, falta de apetito, etc.,
etcétera.

Cali 2 toados, Palma*

COIFiflA BE NAVEGACION DE CIUDADELA
VIAJES REGULARES ENTRE SÓLLER Y BARCELONA

El magnífico y veloz vapor

CIUDAD DE CIUDADELA

recientemente construido en los astilleros de Glasgow, clasificado ÍW A. I. Lloid y adquirido por esta compañía, que el dia 4 de Agosto inau¬ guró sus viajes quincenales entre Sóller y Barcelona y vico-versa; á pe¬ tición del pueblo de Sóller, en lo sucesivo efectuará sus viajen sem&nale» y fijos entre estos dos puertos..
SALIDAS DE BARCELONA

Todos los sábados á las cinco de la tarde. SALIDAS DE SÓLLER

Todos los lunes á las cinco de la tarde.
PRECIOS DE PASftlf:

Primera clase .. 2*2 pesetas

Segunda „

15 .

..

„

Tercera

„

.

.

7

„

CONSIGNATARIOS:

En Barcelona. Sra. Viuda Orfila, Oert y Compañía.
En Sóller D. Jerónimo Estades.

NOTAS.—Esta Compañía en combinación con la compañía ÏTaissïnef, la que lince el servicio semanal entre el puerto de Barcelona y Marsella, despacha pa¬ sajes y mercancías directos hasta dicho puerto de Marsella.
En los precios que anteceden no va comprendido el impuesto para el Tesoro del 15 por 100 el cual irá á cargo de los pasajeros.
Se ruega á los señores cargadores que despachen sus mercancías antes de las doce de los dias de salida y á los señores pasajeros que tomen sus pasajes antes de
la misma hora.
Se despachan pasajes de ida y vuelta duraderos por espacio de un año con el
quince por ciento de rebaja.

COMPAÑIA TRASATLÁNTICA

Servicio periódico entre la península y las Antillas pardos magnífi¬

cos vapores de esta Compañía.

Y

Salidas de Barcelona los diás 5 y 25 de cada mes para Puerto-Rico

ínlcmirios (¡ara lo liten»■ k fUiM

y Habana. Los vapores que salen los dias 25 admiten carga para Ponce, Mayagüez, Santiago de Cuba, Gibara y J^uevitas.

pondrá impreso el ún los que se

número que En las dos espediciones se admite carga y pasajeros para Pogreso y Veracruz (Méjico.)

indique el comprador.

El vapor mes actual.

saldrá de Barcelona el dia 25 del

íi® limitáis. eiÉ ¡venta en la tienda de artículos
•£ie e&critfrfio de «f• Marqués Arísena.

Èn Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino. Al tomar los pasajes se abonará el pasaje de Sóller á Barcelona* Tapir

San Bartolomé 17.-Sóller.

bien se abonará á los cargadores de cubicación dos fletes de Sóller á
Barcelona.

Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta.
Informará en Sóller el representante de esta Compañía D. Jeróni¬
mo Estades.

Consignatarios de buques, comisionistas!

y negociantes cíe calzado al por mayor.j

SAI AUAI

PUEHTO-RXCO. *

Imp. de J. MarquésArbona.—-SÓLLER.