AfïO V.-NUM. 222.
AfïO V.-NUM. 222.

5 OCTUBRE DE 1889.

PERIÓDICO SEMANAL LITERARIO Y DE INTERESES MATERIALES,

PUNTOS DE SUSCRICIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICION:

En Sóller: Redacción y Administración-San Bartolomé-17. En Francia: D. Guillermo Colom-Quai de la Republique-13-Cette (Herault). En América: D. Miguel Morell-Ponce (Puerto-Rico.)

0‘50 pesetas cada mes en toda España. 0‘75 id. id; id. en el Extrangero y en América (Unión Postal)
PAGO ADELANTADO.

Anuncios y comunicados á precios convencionales. Los comunicados deberán llevar firma. No se devuelven los originales.

SXJ3VE A.K.I O
Sección literaria: Uno de tantos por L.—Pasatiem¬ po por Jnanito—Sección científica: Observacio¬ nes sobre la antigüedad del hombre en la tierra, y sus primeros pasos en las Baleares por D. José Itullan Pbro.—Sección Biográfica: D. Miguel Marqués por D. Miguel S. Oliver.—Actualidades. Crónica local. —Registro civil.— Sección comer¬ cial.—Sección religiosa.—Folletin: El martirio de la gloria, por don Enrique Perez Escrich.—
Anuncios.
SECCION LITERARIA.
UNO DE TANTOS
Nadie lelia conocido ingenio en Amé¬
rica. ni olivos en Andalucía, ni tío en
Indias; no juega nunca á la lotería, ni nunca de luto se le lia visto, siquiera para justificar la muerte de algaín pa¬
riente rico.
Viste, sin embargo) á la última moda, pasea en coche ó á caballo, asiste á las
primeras' funciones, tiene palco en to¬
dos los teatros y en la Plaza, de toros, y es abonado además á todo espectáculo gratis.
Sus envidiosos, y no pocos se cuentan en el número, devánanse los sesos por
averiguar en dónde encontró la mina, la vieja caprichosa y millonada, el in¬ glés filantrópico, el Pactólo aquél de ori¬ gen ignorado.
Los días se suceden, y Juan los pone á contribución regular con el mismo éxito provechoso para sus gustos y ne¬
cesidades.
Yo os descifraré el enigma, y al des¬ cifrarlo, os resolveré un problema.
Juan es un comunista práctico y de buenas costumbres, un pariente en es¬
cala más universal—como que compren¬ de todos los ramos del bien sávoir viere
humano—del clásico parásito convida¬ do á todos Tos festines de la antigua Ro¬ ma. gracias ásu carácter jovial, á su co¬ nocimiento de los manjares, y á la acer¬ tada alabanza que de los exquisitos vi¬
nos hacía.
Por regla general, todo el que alcanza una posición se la merece; juzga el vul¬ go por las apariencias, y so engaña; y hasta es injusto cuando murmura:
—¿En dónde ha ganado ese g-eneral la faja, aquel ministro la cartera, esotro
su inmensa riqueza?

Pues todo tiene su razón de ser y su
lógica, que ,de otro modo no habría mor¬ tal sin faja, sin cartera y sin millones.
Ese Juan que veis tan elegantemente vestido y tan solicitado, gana las bata¬ llas de la vida á costa de sacrificios y de sabios movimientos estratégicamente
combinados.
En las altas horas de la noche descan¬
sa en la chaise longue, ó en el sofá del club, al que pertenece como socio de mé¬ rito, el mérito de no haber pagado ja¬ más un recibo, y el mérito deque el mismo conserje considerase como una
falta de consideración el recordárselo.
Su conversación viva y animada entre¬ tiene al círculo; la noche en que falta se
sienten aburridos los concurrentes.
Al despuntar el alba, se retira al mis¬ terioso sotabanco que le'sirve de mora¬ da, lugar ignorado basta de sus más ín¬ timos amigos. ARí tiene un mal catre de tijera en que descansa y una desven¬ cijada cómoda de pintorreado pino en que guarda su necesario equipaje.
El mismo cose, zurce y limpia las bo¬ tas y la ropa; es un artista para disimu¬
lar un remiendo, la calvicie de una tela,
la imperfección de una prenda interior. Llega la hora del almuerzo y Juan
consulta el turno correspondiente, por¬
que tiene siete cocineros. —Comida que pago, dice, indigestión
segura; es un principio higiénico á que nunca falto. En cambio, añade, quiero
como á la vida á las personas que me convidan á comer. Llamo á la una mi
tienes, á la otra mi martes, etc.
Después del almuerzo hace algunas visitas, luego pasea en el caballo ó en el coche de alguna persona amiga, y en
seguida á ponerse el frac y la corbata blanca parala gran campaña, la campa¬
ña de la noche.
La opípara comida le espera con su acompañamiento de mujeres hermosas, de luces y de flores; y tras la comida, los teatros, en el palco do la familia co¬ nocida, y tras los teatros, las soirées, en donde , tal vez, dirige el cotillón y es el
niño mimado de las damas.
Con todo el mundo habla cariñosa¬
mente y de todo el mundo habla bien; su boca se abre únicamente para la ga¬ lantería y el elogio. De esta manera le califica de simpático, de buen chico, de perfecto caballero.
¿Tiene ó ha tenido amores? Se ignora;
es la reserva andando.

Si es ó no favorecido á lo hombre de
mundo, él sólo se lo sabe, mas la porte¬
ra, que limpia el mísero cuchitril noc¬
turno, tiene sumo cuidado de que no se
empolven ni caigan en el suelo ciertos
retratos con tiernas dedicatorias, ciertos
ramos de marchitas flores conservadas
con religioso cuidado, ciertos paquetitos de cartas, atados con cintas de color de
rosa.
La edad de oro de Juan fué aquella en que se encontró poseedor de una onza de Carlos III, el monarca de feliz recor¬ dación y de las efigies apetecidas. El asombro de sus amigos no tuvo límites;
los efectos de esta encantadora moneda
fueron maravillosos.
Tomaban varias personas café, hela¬
dos ó chocolate en Viena ó en el Suizo
y llegaba el momento de pagar. Como de costumbre entre españoles,
disputábanse todos el honor de hacerlo, echando con presteza mano al bolsillo.
Juan era el primero en exhibir su mo¬ neda. La curiosidad era grande—¡A ver! decía uno:—¡Es una pelucona! exclama¬ ba otro.—¡Qué hermosa es!... ¡No la cam¬ bies, que ya liay pocas de éstas!
La moneda corría do mano en mano;
era inspeccionada con deleite, la sona¬
ban con fruición sobre la marmórea me¬
sa, era leida la inscripción con religiosa ternura. Por fin su propietario la alar¬ gaba con cierto desdén al mozo.
—Todo está pagado, decia este; y Juan embolsaba el encantado objeto.
¿Iba con varios amigos al teatro? Se adelantaba á la taquilla, pedia entradas para todos (era muy generoso) y ade¬ lantaba la onza con la punta de los
dedos.
—No hay cambio, objetaba el cobra¬ dor; y entre tanto hacía el pago otro
que tenia moneda suelta.
Y lo mismo ocurría al tomar un coche
de alquiler ó una ligera cena. Tantas veces va el cántaro á la fuen¬
te... Esto ocurrió con el juego del retrato del buen rey Carlos.
Ocurrióle á un maldiciente el llamará
Juan el liombre-onza. y éste, que lo supo,
no volvió á usar de la acostumbrada
vista panorámica.
Algún tiempo después se indagaba acerca del paradero de la moneda.
—De seguro que era alquilada, indicó
el consabido maldiciente.
Recuerdo el dia en que descubrí la punta del velo de vida tan accidentada.

Hacia muchos días que se echaba de me¬ nos la presencia de Juan, y una feliz casualidad me hizo dar con su pequeño
nido.
El pobre hombre estaba enfermo, y en¬ tre conmovido y avergonzado me estre¬
chó la mano,
—Sic transit gloria mundi, querido, dijome con voz balbuciente; conozco que mi reino ha terminado.
Y ai decir esto me mostró una barba
blanca, que hasta entonces había per¬ manecido oculta bajo la»acción de los
cosméticos.
—Aqui me tienes, añadió, más valien¬ te que todos los guerreros históricos, que éstos al fin hicieron conquistas con la ayuda de miles de soldados, y yo he ganado batallas más difíciles sin un solo hombre, es decir, sin un solo duro. Te puedo asegurar que á nadie he molesta¬ do en cuestiones de dinero y que toda mi ciencia ha consistido en la practica de un teoría político-social. El dinero amigo mió, no existe; es una preocupa¬ ción del espíritu: no hay más que cámbio de necesidades y una prudente dis¬
tribución de atenciones.
Juan exhaló un tristísimo suspiro y
continuó.
—Mientras haya hombres que tengan
amontonadas en sus casas cientos de ca¬
jas de vegueros, paguen cordons blens, mantengan en sus cuadras caballos sang, se abonen á los teatros y den raouts y chocolates, cualquiera caballero pobre puede buscarse honradamente la vida; porque está al alcance de todos los in¬ genios... ¡Cuesta tan poco un frac y tan poco una camisa con corbata blanca!
Callóse el liéroe, que tal me pareeió en aquellos momentos; y de él me des¬ pedí lleno de admiración y de asombro.
L.
PASATIEMPO.
PROBLEMA ORTOGRÁFICO
¿Donde tienen la II los melocotones?
Pepito.
La solución en el número próximo.
Solución al pasatiempo del Minero anterior
Charada: Ba-ca-la-o.
Acertijo-. El lluevo.

FOiiiiETiar.

La mujer propia, la que lleva el nom¬

bre del marido, la que le dalos hijosdegú-

EL MARTIRIO DE LA GLORIA tirnos, que con el tiempo deben heredarle, según el duque no importaba que nó se

amara, con tal de que estuviera coloca¬

Dedicado desde su juventud á la carre¬
ra diplomática, había desempeñado va¬
rias veces el delicado carg-o de embaja¬

da al mismo nivel social del marido.
El amor, según él, podia comprar¬ se cuando uno es rico; la mujer propia

dor de España en Londres, París, Viena y San Petersbnrg'O, se hallaba relacionado

con todas las cortes europeas, tenia una

fortuna fabulosa y pertenecía á esa anti¬

gua raza aristocrática que no admite
mezcla en su sangre ni concesiones en

sus enlaces.

•

es para procrear, para asegurar la raza. Uno de los adornos que él creía de mas precio en la casa de un noble, era el cin¬ turón de honor de los tiempos de feuda¬ lismo. No veia otro modo de castigar el
delito de infidelidad de liria esposa no¬
ble que con la muerte; las mezclas de

Desde tiempo inmemorial todos los duques de Monte-escueto se habían casa¬ do con mujeres de su clase. Los reyes eransiempre .no solamente sus padres sinó los encargados de buscarles sus
compañeras para conservar puro su an¬ tiguo aboleng’o.
El duque era un hombre especial y tenia un criterio exclusivo para apreciar los afectos del alma, aceptaba todas las

clases le repugnaban y echaba de' inénos aquellos tiempos en que el paño burdo y la estameña vivían separados del raso y el terciopelo.
El duque recordaba con marcado des¬ precio á Ricardo el inglés y á Pedro el Grande el moscovita, porque se liabian
casado con dos plebeyas.
Después de estos ligeros antecedentes, vamos á presentar en escena al noble

locuras que se cometieran por una que¬ rida hermosa, pero no comprendía que
un noble de raza se casara por amor con
una muchacha plebeya, aunque fuera

duque de Monte-escueto. Oárlos Luis era un viejo excesivamen¬
te limpio, á quien como él decia á pesar
de sus sesenta años, no le faltaba ni un

inteligente como Débora, casta como Su¬ pelo ni un diente.

sana hacendosa como Ruth y bella como

Su ayuda de cámara era un inglés ca~

Elena.

¡ liado como un poste y exacto en el cunir

plimiento de sus deberes como un cro¬
nómetro de mar; nunca retardaba un minuto sus obligaciones.
Serian las once de la mañana. El ayu¬ da de cámara acababa do afeitar á su
señor como todos los dias, y el duque después de limpiarse las dientes, opera¬ ción en la que invertia media hora, du¬ rante cuyo tiempo el ayuda de cámara le leía la parte política de dos ó tres pe¬ riódicos ingleses, se levantó y preguntó por su hijo.
El ayuda de cámara le contestó con
un laconismo verdaderamente británico:
—El señor conde almuerza lioy con el señor duque.
—Me alegTO, hace dos dias que no le veo y tengo que darle una gran noticia.
Y el duque se encaminó hacia el co¬
medor.
Octavio de pié junto á la chimenea, leia un periódico.
Al oir las pisadas de su padre dejó el periódico y le salió al encuentro y am¬
bos se sentaron á la mesa.
Un criado les sirvió una bandeja con
ostras,
Octavio estaba mas pálido, mas taci¬ turno que de costumbre.
El duque había observado este cambio en la fisonomia de su hijo, pero atribu¬

yéndola al cansancio que deja una noche de placer, nada le dijo.
Cuando el duque se hubo engullido la décima ostra levantó un poco la ca¬ beza que tenia inclinada sobre el plato y dijo;
—Querido Octavio, anoche estuve en palacio y la señora te hizo el honor de preguntarme por tí.
La señora entre los cortesanos es la
reina.
—Se lamenta con justicia, de que vas poco por palacio, además dice que tiene que hablarte de un asunto importante: procura ir mañana á verla.
—Iré.
—¿Que tienes?... ¿Te falta dinero? —No, padre mió, con la renta que me
has señalado basta y sobra para mis ne¬
cesidades.
—Es que los viciosa tu edad consumen mucho dinero y yo deseo que no carez¬
cas de nada.
—Primeramente no tengo vicios.
—Haces mal, porque los vicios, que¬ rido Octavio, proporcionan muy buenos ratos,—añadió el duque riéndose.
Y después dejó de reirse y se quedó mirando á su hijo.
Octavio parecía estar triste, ó por me¬
jor decir, disgustado.

SÓLLER.

yendo linas rocas para dar lugar á la del brazo, como un aventurero; perfec¬ subyuga los absortos sentidos, con el

SECCION CIENTIFICA.

formación de otras, y sepultar en ellas á los seres vivientes qúeántes embellecían la naturaleza; ora aprisionado en la pi-

cionó sus estudios; obtuvo después de
difíciles y serios ejercicios una de las dos plazas vacantes en aquel Conserva¬

suave é invisible cetro de la inspira¬
ción. Miguel S. Oliver.

OBSERVACIONES

rósfera, como en inmenso condensador, torio; aprendió armonía con el eminente

SOBRE

rota la costra sólida, alumbraba la faz Bazin; conoció de cerca á las notabilida¬

M

AIÍG1DÁD

DEL

HOMBRE I LA TIERRA

del planeta con la siniestra luz de nu¬ merosos volcanes y hacía saltar acá y

des artísticas de Europa; se sintió influi¬ do por aquel ambiente excepcional; asis¬

ACTUALIDADES.

Y SUS PRIMEROS PASOS EN LAS BALEARES allá inmensos surtidores de agua hir- tió como profesor á grandiosos aconte¬

Los astros., en todos-ios tiempos, han
ocupado vivamente la atención de dos
-sabios: sus órbitas, sus distancias, la
materia.do su eomposicion, y hasta su habitabilidad,' han sido constante objeto
de. pacientes investigaciones de las cua¬ les ha llegado á formarse un cuerpo de doctrina, medio poderoso para .fijar la
posición de cada uno de ellos, su orto y su ocaso, sus conjunciones,y eclipses, hoy tan exactamente determinadas en las tablas astronómicas. Sin embargo;
al paso,que todos fijaban sus.miradas en la región celeste, arrobados en la con¬ templación de tanta grandiosidad, po¬ cos se dignaban bajar la vista al suelo para interrogarle acerca de su proceden¬ cia, y de las vicisitudes y esfuerzos por medio de los cuales ha llegado á ser, de
simple cosmos, sólida yfencantadora mo¬ rada del sér privilegiado. Satisfechos los
hombres con saborear los frutos que, á beneficio del fecundante riego del sudor
de su frente, les daba la madre tierra, na¬
da les importaba el origen de la diversi¬ dad de caracteres presentados pollas ro¬ cas con que construían sus palacios, ni de las tierras que producían tanta variedad de plantas. Cuando algún desmonte po¬
nia á la vista esos admi rabíes-fósiles ani¬
males y vejetales, buscados ahora-con
tanto atan, y objeto de profundos esta¬ dios, con decir que eran debidos á jue, gos.de la naturaleza, daban,por resuelta toda la dificultad. Si del origen del hom¬ bre se trataba, reconocían que era obra de las manos del Creador, importándoles
,poco.el recuento de los años trascurridos desde que,.por primera vez abrió sus ojos para contemplar y gozar las delicias del paraíso. Moisés inspirado por Dios, fué

viente y de rocas eruptivas que en bre¬ ves momentos cambiaban el aspecto del suelo; ó empujando de abajo arriba, cual gigante cansado de sostener inso¬ portable peso, hacia emerjir del centro
de tantos océanos, dilatados continentes, largas cordilleras de montes tan pronto
sepultados en las agitadas aguas, como vueltos á levantar para testigo de nue¬ vos cataclismos, ó centinelas avanzados y dispuestos á defender la tierra firme
de las desoladoras invasiones del mar: ora cansado de tanto movimiento y pa¬
ra complacerse á la vista de sus estra¬ gos, paseaba tranquilo su mirada por la vasta soledad, y á sus influjos germina¬ ba la semilla esparcida por la mano del Omnipotente y brotaban del suelo re¬ vuelto, nuevas plantas y animales que, con su exliuberante vida, formaban en¬
cantadores oásis, envueltos de nuevo en
escombros cuando placía á la divina Providencia; ora, Sometido á leyes más benignas, vivifica el globo para nuestra felicidad, y, solamente cuando nos olvi¬ damos de Dios, despiértanos de nuestro letargo con extremecimientos capaces
de aterrar los ánimos más esforzados, viendo extenderse la desolación en las
tempestades ó sintiendo bambolear la tierra debajo de nuestros piés con el fu¬
nesto terremoto.
José Rullan, Pbro.
(continuará.)
SECCIÓN BIOGRÁFICA
D. MIGUEL MARQUÉS
Desde que abrimos esta sección, he¬

cimientos musicales como el estremo de
Fausto de Gounod; en fin, recibió la pre¬
sión de aquellas altas admósferas y res¬ piró el aire de aquellas cumbres de la inspiración y del talento. Allí ¿salió del estrecho repertorio tradicional en Espa¬ ña, conoció la música verdaderamente
sinfónica y no las fantasías sobre moti¬ vos de tal ó cual ópera italiana, instru¬ mentadas por cualquier advenedizo; comprendió que lo dramático debe oirse cantado en el Teatro y que la orquesta
tiene efectos totales, propios, que se sa¬ tisfacen por medio de la música instru¬ mental escrita ad hoc y no por esas amal¬
gamas y baturrillos eternamente dulzo¬ nes; y volvió á Madrid con estos pertre¬ chos y con la generosa ambición de adap¬ tarlos al alcance de nuestro'púhlico, po¬
co ó nada conocedor de tantas y tan ca¬
pitales bellezas. Otra vez en España con¬ tinuó perfeccionando el estudio del vio¬ lín con Monasterio y de la composición con Arrieta. Su talento de compositor se reveló súbitamente, siendo Marqués uno de los profesores de la Sociedad de Con¬ ciertos. En el del 2 de Mayo de 1869, se extrenó con éxito halagador una sinfo¬ nía en cuatro tiempos [si b) bajo el más secreto anónimo. Al llamar el público
con tenaz insistencia á su autor, salió
de entre los violines segundos la figura
simpática y nerviosa de nuestro paisano,
sobrecogido por su primer triunfo. Desde entonces no se ha agotado un
solo momento su fecundidad. No pode¬
mos seguir punto por punto todos los extremos de sus composiciones, recibi¬ das siempre con el mismo agrado y ex¬ tendidas siempre con el mayor interés. Sus siguientes sinfonías, sus overturas
y sus polonesas, jllenan las páginas más
hermosas de la Benemérita Sociedad de

Distribución de premios en Paris
Como estaba anunciado, el domingo
último se verificó en Paris la solemne fiesta de la distribución de premios á los
expositores. A la una de la tarde los Campos Elí¬
seos y cuantas avenidas conducen al Pa¬
lacio de la Industria se hallaban obstrui¬
dos por un gentio inmenso y por milla¬ res de carruajes.
Numerosas tropas cubrían la carrera
desde el Palacio del Eliseo ‘hasta el de la
Industria, indicando el trayecto que ha¬ bía de recorrer el presidente de la repú¬
blica para dirigirse aí local en que se ha
celebrado la fiesta.
A la una y media salió Mr. Carnot de su morada presidencial en lujoso carrua¬ je, yendo acompañado por los jefes y oficiales de su cuarto militar y escoltado por un escuadrón de caballería.
Encaminóse la comitiva por la avenida Marigny, los Campos Elíseos, la plaza de la Concordia y la carrera de la Reina, para penetrar en el recinto de la Expo¬ sición por la puerta núm. XII.
En el trayecto el presidente ha sido ob¬ jeto de las manifestaciones de simpatía más cariñosas y los aplausos se han su¬ cedido sin interrupción, patentizándose una vez mas que Mr. Carnot sabe des¬ empeñar dignamente sus elevadas fun¬
ciones.
Las salvas de artillería con cañones
colocados enría isla de los Cisnes anun¬
ciaron á las dos que el presidente había llegado á la entrada del recinto de la Exposición.
Alli aguardaban para recibir al jefe del Estado, el presidente del Consejo de ministros, el ministro de Comercio, In¬

el primer escritor que describió ágran•• des rasgos la creación universal, la for¬
mación de la tierra, la aparición, del
hombre en ella y los sucesos más culmi¬
nantes acaecidos desde aquellos memo¬
rables dias hasta su época. El pueblo
.judío, primero,, y la Iglesia Católica des¬ pués, en las Sagradas Escrituras, expli¬
caron el-verdadero origen del mundo y
del hombre, cuya exactitud ha tenido que confesar la ciencia, apesar de,su or¬ gullo en declararseíndependiente y has¬ ta antagonista de .la Revelación.
Tan luego como el hombre se .olvidó de Dios .para entregarse al goce de las pasiones, levantándoles templos y alta¬
res, la mitologia se encargó de trastor¬ narlos verdaderos principios de la cien¬

mos procurado publicar, tomándolas de autorizados jperiodicos é ilustradas revis¬ tas, biografías de los personajes que por
su superior talento han sabido elevarse á grande altura del nivel ordinario, dando siempre preferencia á los que es¬ to han hecho en la época actual. Seria, pues, una grave falta si dejara de publi¬ car el Sóller la biografía del célebre ar¬
tista cayo nombre encabeza estas lineas, pues además de brillar en el cielo del ar¬ te con los resplandores con que brillan en nuestro zenit las estrellas de primera
magnitud, es nuestro paisano que nos
reverbera la luz de su gloria.
Mallorca agradecida aprovechó.la cor¬
ta permanencia de Marqués en Palma, y en la noche del dia 18 del pasado mes le

Conciertos, una de las colectividades á
que más debe nuestro buen nombre y
nuestra cultura, fuera de la nación. Em¬
pero, se hace preciso mencionar el ex¬ tremo de su tercera gran sinfonía, que
le mereció un triunfo de los «que nunca
se olvidan» seguin la frase del Sr. Peña
y Goñi. La Junta directiva de aquella sociedad, acordó costearle la publicación á grande orquesta de su preciosa parti¬ tura ó entregarle la suma que suponía la edición, si lo prefiriese. Marqués obtó
por lo primero, sin titubear un instante. Las ¡Sinfoníasy las Polonesas, he aquí
el legítimo timbre de gloria de Marqués. Apláudalo quien quiera porsus populares zarzuelas y por sus dramas líricos. Pro¬
dúzcanle mucho dinero El Anillo de

dustrias y colonias, otros varios minis¬ tros, el comisario general y los directo¬ res de la Exposición.
Al penetrar Mr. Carnot en el inmenso salón oyéronse los acordes de la Marsellesa y la animación del cuadro fué in¬
descriptible. Abiertas las puertas desde
la una de la tarde, la nave central ofre¬
cía un aspecto deslumbrador. Hermosísi¬ mas damas luciendo elegantes y costosos toilettes, brillantes uniformes cubiertos
de condecoraciones y entre ellos las no¬ tas negras del severo frac, bajo aquellas elevadisimas bóvedas y en aquel espa¬ ciosísimo recinto, constituían un con¬
junto jig*antesco y un cuadro lleno de vida, cuyo recuerdo será imperecedero para los millares de personas que se ha¬

cia cosmogónica, presentándonos ridi¬ culas "creaciones, dignas solamente de
ser admitidas en medio de una sociedad
degradada por el vicio, y envilecida por .el mas abyecto sensualismo. Cum¬ ple advertir, sin embargo, que todavía
no flevé sus aberraciones hasta el ab¬
surdo en que han incurrido algunos pretendidos sabios de nuestros dias, al querernos describir aquellos hechos des¬ de la cátedra de una presuntuosa igno¬
rancia.
Ebcarácter práctico dado á la filosofía por los eminentes sabios cristianos del

obsequió dando en su honor una velada musical, de la que dimos cuenta en la
crónica balear de nuestro número ante¬
rior. Con motivo de dicha fiesta la pren¬
sa de la capital dedicó al que de ella era objeto largos artículos y merecidos elo¬ gios. y uno de ellos fué el que tomamos
de La Almudaina, viéndonos forzados á
suprimir su bien escrito prefacio por no prolongar demasiado esta sección en perjuicio de las demas.
De padres sollerenses nació Marqués en Palma el dia 20 de Mayo de 1844.
«La primera inclinación de nuestro

Hierro y El Reloj de Lucerna. Los ver¬ daderos aficionados, los que tengan el sentimiento y no la sensación momen¬ tánea de la música, los que conozcan
más ó menos profundamente la historia del arte, no tendrán necesidad de apor¬ tar el contingente de las producciones teatrales de Marqués para reforzar el pe¬ destal de su reputación. Sólidamente
queda cimentado con aquellas obras, sin necesitar de aditamentos más superfi¬ ciales y débiles, que profundos y dura¬
deros.

llaban en el local.
Acogido el presidente de la república con nutridos aplausos, se dirigió á la tribuna que le estaba reservada. A sus lados se colocaron los presidentes de las Cámaras, los ministros, los miembros
del cuerpo diplomático, los senadores, diputados, concejales, el gran canciller de la Legión de Honor, el gobernador militar de Paris, representantes de las corporaciones administrativas y comisio¬ nes del ejército y de la marina.
Detrás del presidente se situaron los individuos de la embajada marroquí.

siglo XVII vino con el tiempo á deslin¬ dar ios campos de la ciencia. La Física

paisano, dice el autor del artículo que en su mayor parte transcribimos, y cu¬

Marqués ha logrado españolizar, en el buen sentido artístico de la palabra los

A la izquierda déla tribuna presiden¬
cial había otra destinada á los comisa¬

•■^experimental fijó la-sutribnciones de cada uno de los ramos que antes la abruma¬

yo nombri para que sea conocido como
debe serlo de nuestros lectores ponemos

motivos de la sinfonía antigua. Ha in¬ troducido un modernismo agradable en

rios generales extranjeros, á los miem¬
bros de los comités técnicos, á los de las

ban con su complexidad, y se deslinda¬ al pié del mismo, se manifestó exclusiva las formas tradicionalmente clásicas, sin comisiones especiales, á los jurados de

ron esa multitud de ciencias, cuyos nom¬
bres forman ya un catálogo todavía no concluido, y difícil de retener en la me¬
moria. De .¿hí los adelantos científicos
de que tanto nos gloriamos sin mentar
á nuestros bienhechores.

hacia el violín. Y ella fué laque insensi¬ blemente le condujo á superiores estu¬ dios. á gustar con honda intensidad la
buena música, á formarse un gusto am¬
plio y esquisito, á penetrar, en una pa¬ labra, en la difícil y lenta iniciación de

romper sus vastas proporciones y ha unido la elegancia de la educación fran¬ cesa á los inagotables recursos armóni¬
cos que naturalmente le proporciona su conocimiento de la masa orquestal; en suma, ha hecho claras é inteligibles

clase y á los individuos de los comités de la Exposición. El anfiteatro estaba reservado á los expositores que han ob¬
tenido recompensas.
Un toque de cornetas anunció que iba
á comenzar el desfile.

La Geología se encargó de describir los secretos de la armonía. Aún así, tu¬ aquellas formas, sin despojarlas de su Abrieron la marcha cuatro hugieres

los grandiosos cataclismos acaecidos en vo que tropezar con serias y casi inven¬ majestad y riqueza.

del Ayuntamiento.

unestro planeta desde su primitivo es¬ cibles dificultades, Por mas deseos que

Éste es el lugar distinguido y prefe¬

Seguían los individuos de las secciones

tado de nebulosa hasta su perfecta con¬ su honradísima familia tuviese, no po¬ rente que ocupará Marqués en los ana¬ extranjeras por el orden alfabético de és¬

solidación. Luchando desde luego entre dia subvenir á los cuantiosos dispendios les del arte español. Y si por la exquisi- tas, llevando cada una su corespondiente las encontradas opiniones, áe plato/listas que supone una educación musical en ta factura es notable, no lo será menos estandarte.

y neptunianos, poco adelantó en el cami¬ toda regla. Sólo en las capitales, solo en por su abundancia. La lista de sus obras El de la española era de raso y osten¬ no emprendido; mas, auxiliada después los grandes centros de la cultura artís¬ basta á galardonarle el título de fecun¬ taba los colores nacionales. En la cara

por la Paleontología, y la Estratigrafía, tica es posible alcanzar lo que satisface do con no traspasar todavía la plenitud anterior se leia en letras doradas: «Espa-

pudoa.djudicar á unos los terrenos depri- la vocación ardiente y única. Ni tenía de su talento. Esto es lo que no debe ol¬ ña-1889.» En la posterior aparecía bor¬ mera'cousolidación y los “sedimentarios en su ciudad natal elementos para desa- vidar Mallorca, su patria. El mérito de dado el escudo de las armas de España.

á los otros, restableciendo la paz entre 5 rrollarla ni podía aspirar á otra cosaque

los contendientes.

| convertiren no muy lucrativa profesión

■Libre de discordias de familia y auxi¬ liada por la teoría dél calórico, clasificó

j|

el arte que esclavizaba todas sus poten-
cias. Marqués puede decir con orgullo,

los terrenos en su formación por eras, I y nosotros repetimos con satisfacción,

Marqués, no es ese mérito egoista de los hombres que reciben personalmente to¬ do el provecho de su valía. No es tampo¬ co la gloria efímera del cantante, rey de una noche, cuyo brillo se apaga

Aparecieron después, entre otros com¬
patriotas, los Sres. López Ros, Berruete, Jordana, Navarro, Huertas y Gasel.
Llamaron especialmente la atención
los estandartes de Bélgica, Inglaterra y

periodos, épocas y edades, haciéndonos ; que no uno, sino una verdadera lista de -asistir-en espíritu, al gran dioso espectᬠ¡ protectores encontró siempre dispuestos

con el de la voz que atesora en su gar¬ ganta. No es el triunfo relativo de la in¬

Marruecos, y un grupo de soldados de
los Estados-Unidos,

culo de las evoluciones producidas en la y decididos á allanarle la senda emprenmateria por aquel poderoso agente, que I dida. Sus cariñosos tíos D. Bartolomé y

terpretación, que solo vive al calor de prestados impulsos. Es el mérito real del

Al llegar los estandartes enfrente de
la Presidencia se inclinaron en homena¬

¡todo'lo transformaba, | Veamos sino, co¬ don Antonio García. D. Miguel Lio ra¬
mo. ora obrando combinaciones qu-ími- pa rt, D. Juan y D. Francisco Marqués,

>cas con las aguas subterráneas, daba B-. Antonio y D. Bartolomé Pastor, fue¬

1 ligará la formación de los preciosos me¬ ron otros tantos Mecenas para el oscuro tales tan condiciadospor el hombre; ora principiante, que con la dolorosa y mo-

reduciendo á vapor las grandiosas ma¬ I desta incertidumbre de su porvenir, re-

sas de agua que forman los actuales ma¬ ! cibía tan señalados beneficios, temeroso

les, .condensadas de nuevo, las precipi¬ de que el éxito no los justificara.

taba con ímpetu sobre la tierra, destru¬

Marchó á París con su violín debajo

talento creador que no usufructúa, sino
que posee. Al compás de sus obras laten de emoción ó de entusiasmo, las gene¬ raciones que le sobreviven; asoman lᬠgrimas á los ojos y se remueven en la imaginación fugaces recuerdos y vagas melancolías. Mueve á través del tiempo y del espacio, hombres de otros lugares y de otras épocas y domina las almas y

je á Mr. Carnot, y se agruparon cerca de la tribuna, constituyendo una vistosísi¬ ma decoración, qué por la variedad y brillantez de los colores producía efectos verdaderamente mágicos, al mismo tiem¬ po que los coros y las músicas anima¬
ban con sus acordes el grandioso espec¬
táculo.
Cerraron el desfile los nueve grupos

SÓLLER.

3

franceses con las banderas de Argelia, Túnez y demás colonias.
Una vez terminado aquel, hablaron MM. Carnot y Tirard y pronunciaron discursos aplaudidísimos. El presidente de la república se congratuló por el re¬ sultado de la Exposición Universal, y el del ministerio, en una oración extensa,
45231..aadescribiólosesplendoresdelcertámen,
hizo un resumen numérico de los pre¬
mios concedidos y dió las gracias en nombre de Francia, á los colaboradores nacionales y extranjeros.
Mr. Berger leyó después la lista délas principales recompensas, y se dió por
terminado el acto.
La Unión Hispano-americana
A las diez de la mañana del dia 29 ce¬ lebróse en Barcelona, en el salón de Congresos del palacio de las Ciencias la reunión promovida por el Fomento del
trabajo nacional para confirmar la idea de la Unión Hispano americana.
Entre los concurrentes, que eran mu¬
chos y muy distinguidos, habia artistas, literatos, comerciantes y políticos.
Presidía el Sr. Sadó, presidente del
Fomento.
El secretario dió cuenta de multitud
de adhesiones de sociedades, academias y particulares.
El salón estaba adornado con bande¬
ras de todas las repúblicas hispano-americanas, y en el centro la española.
En apoyo de la idea pronunciaron elo¬ cuentes y entusiastas disc ursos los Sres. Puig y Valls, Espinós, Vallés y Ribot,
Estruch, Pasarell, Oliva, Coll, Sallarás
j Roca. Todos fueron muy aplaudidos. Las conclusiones leídas y aprobadas
fueron cinco, á saber. Adherirse á la idea de la unión his¬
pano-americana.
Nombrar una comisión para que, relacionándose con el comité internacio¬
nal de París, estudie y realice cuanto tienda á desarrollar la producción y el comercio en las repúblicashispano-ame-
ricanas, como creación de Museos mer¬ cantiles é industriales, celebración de
tratados especiales, establecimiento de cables, líneas de navegación y Bancos, uniformidad de pesos, medidas, mone¬
das, etc.
Excitar al gobierno español á que gestione la adopción de una legislación común mercantil sobre privilegios de invención, marcas de fábrica y propie¬
dad intelectual.
Dirigirse á los representantes di¬ plomáticos de las repúblicas hispano¬ americanas en solicitud de que comuni¬ quen estos acuerdos á sus respectivos gobiernos.
Nombrar al Sr. Navarro Reverter
presidente honorario de la comisión y felicitarle telegráficamente por su ini¬
ciativa.
Después de aprobadas las conclusiones fué elegida la comisión, que se compo¬
ne de los señores Sadó, Parellada, Cor¬ net, Sert, La Riva, Puig y Saladrigas,
Tabernes, Luanco, Puig y Valls, Vidal, Porcar, Sallarés y Cata de la Torre.
Se acordó que fuera presidente el Sr. Sadó, quien dió gracias á la concurren¬ cia, y se levantó la sesión á la una de la tarde, en medio del mayor entusias¬
mo.
Lo primero que se hará, según verídi¬ cas noticias, es fundar un Banco hispano-americano para hacer los cambios directos y evitar la intervención de la banca inglesa, que hoy los absorbe todos. Al decir de los principales comerciantes,
sólo con esto se facilitará muchísimo el
comercio hispano-americano, ahora sub¬ yugado por el inglés, ese «judío coloso del mundo,» según frase del Sr. Vallés y Ribot.
Créese que la Unión Hispano-Americana impedirá el éxito de los trabajos dé¬ los Estados-Unidos para realizar, exclu¬ sivamente en provecho propio, la máxi¬ ma de Monroe: «América para los ame¬
ricanos.»
CROMICA LOCAL.
/Adelante!—Si el Ayuntamiento de es¬ te pueblo desde algún tiempo tiene el don de desacierto cuando se trata de ejecutar obras de alguna importancia, como por ejemplo el puente de Biniaraix, el reloj de la -Gasa de la Villa, la albóndiga, et¬
cétera. etc., en cambio de tanto en cuan¬ to introduce algunas reformas que mere¬ cen el aplauso de sus administrados.
Tai vez minea se habían tomado tan¬
tos acuerdos de reconocida importancia en tan poco tiempo como desde algunos meses á esta parte, lo cual prueba que la Corporación que preside el Sr. Joy quie¬ re dejar de su paso por el Consistorio grata memoria.
Tiene solicitado la habilitación de esta

Aduana para la importación de toda cla¬ importante casa de consignación y comi¬

se de artículos excepto coloniales, y es sión de.D. Zacarías Assailly, que es la casi seguro atenderá el Gobierno su pe¬ tercera en su género en la capital de Fran¬

tición; tiene solicitado una vicaria y es¬ cia. Merced á su vieja reputación, á sus

cuela de niños en el Puerto y obtuvo la vastos almacenes y á sus tres sucursales

promesa de que antes de fin de año le se¬ en Paris, vende fácilmente todos los dias

rá concedida; tiene solicitado la instala¬ las enormes cantidades de género que ción de una linea telefónica que una la recibe; pero aun puede estender y desa¬

estación telegráfica de Palma con la Ca¬ rrollar su negocio y para ello cuenta al¬

sa Consistorial, y no tardará según tene¬ go el Sr. Enseñat con los productos de

mos entendido, en tener autorización y España, que admitirá al 5 por ciento de

recibir el material; y, amen de otras obras comisión única.

de utilidad como aceras, minas, la fuente

No faltará seguramente en este pueblo

del Pontet, etc., es muy probable sea esta quien haga al Sr. Enseñat algun envio. población la primera de la isla que se ilu¬ Nosotros deseamos á este y á los que

mine eléctricamente.

aprovechen la ocasión que les presenta

En vista de esto los amantes del pro¬ pingües resultados en sus negocios.

greso, los verdaderos patriotas, no pue¬

den menos de aplaudir el celo que desple¬

gan sus representantes, hasta ahora inac¬

Visita.—El miércoles próximo pasado

tivos; y nosotros haciéndonos intérpretes llegó á este pueblo el ilustre abogado,

de su satisfacción hacemos públicos sus presidente de la Ecxma. Diputación Pro¬

aplausos para que sirvan de estimulo á vincial, D. Mariano Canals, acompa¬

los á quienes van dirigidos para conti¬ ñándole su distinguida familia.

nuar mejorando en vez de dormirse sobre Hospedóse en la casa-rectoria, y¡fué ob¬

los laureles conquistados.

sequiado en la noche |del mencionado dia

con una brillante serenata, correspon¬

diendo élá la vez con un espléndido re¬

Naufragio.—Entrado ya en prensa fresco.

nuestro número anterior, llegó á nosotros

Dárnosles la bienvenida, deseando sea

la noticia del naufragio del bote San larga su permanencia entre nosotros

Juan, del que se ha ocupado esta sema¬

na la prensa de la capital. Dicho bote, tripulado por cuatro hom¬

Confección de higos.—Esta semana han

bres, venia cargado de madera y carrizo,
y al llegar al punto llamado devant Silla un golpe de mar le hizo dar la vuelta, lle¬ nándolo de agua y llevándose la carga,
provisiones y hasta los remos; de modo que quedaron los tripulantes sin medios
para poder dirigirse al puerto. En vano dirigían miradas y hacían señas; ni veian á nadie ni eran de nadie vistos, y el vien¬

empezado en esta algunos comerciantes la confección de cajones de higos y, según parece, tienen ánimos de hacerlo en mayor escala que en años anteriores si se man¬ tienen en los mercados de los pueblos del llano de la isla los precios actuales.
Este trabajo, que durante algunas se¬
manas ocupa en este pueblo infinidad de
brazos, debería fomentarse, y sería sufi¬

to los alejaba por momentos de la costa ciente para ello una buena inteligencia en dirección á poniente. Habían ya atra¬ entre los que á dicho negocio se dedican, vesado la bahía hasta frente del faro de los cuales, tal como hoy lo hacen, tienen

Punta Grossa, cuando los torreros don que sostener dos competencias á cual mas Jaime Servera y D. Miguel Amengual, ruinosas: para comprar caro la una y la y la esposa del primero, los divisaron. otra para vender barato después en sus Entonces procuraron llamar la atención establecimientos comerciales de la veci¬ de los vecinos del Puerto gritando y agi¬ na República.
tando pañuelos al mismo tiempo que uno jCuan diferente seria si uno solo se en¬ de ellos bajaba á dar aviso hasta él cap cargara de las compras y, mediante la de sa pared, punto en que por ser el mas ! comisión consiguiente se encargara de la
próximo al Puerto podían oirse mejor sus | confección! palabras, y salió inmediatamente la lan¬ | Y lo peor es que todos están confor-

cha de auxilio, que tuvo ya que ir hasta I mes y nos darán la razón ai leer estas
frente al torrent d' en Corell para soco¬ líneas, y ninguno se siente con valor pa¬ rrer á los náufragos que fueron salvados ra realizar en provecho propio tan con¬ sí, pero que hubieran de seguro perecido veniente mejora.

á no haber sido vistos por los menciona¬

dos torreros del faro de Punta Grossa.

Agradecemos la atención.—Hemos re¬

cibido el Catálogo ilustrado de los Gran¬

Nombramiento.—En virtud del último
concurso á las plazas vacantes en el cuerpo de Sanidad Marítima y á su ins¬ tancia, ha sido nombrado Director de es¬ te Puerto nuestro particular amigo y compañero D. Andrés Pastor y Oliver
escódente del Cuerpo, y á quien por su antigüedad y número del escalafón, de
derecho le correspondía. El dia l.o del presente tomó posesión
del destino.
Felicitárnosle cordialmente.

des Almacenes de El Siglo, correspon¬ diente á la temporada de invierno de
1889 á 90.
En los 400 figurines y grabados que contiene, resulta el gusto y la baratura de los géneros que cada uno representa, así como, en general, los precios de los demás artículos que detalla.
Recomendamos á nuestros suscritores, que no lo reciban y deseen obtenerlo gratis y franco, lo pidan á la dirección de los citados Almacenes, Rambla de los Estudios, b, Barcelona.

Defunción.—Nuestro corresponsal en

Marsella nos participa por medio de car¬

Sesión del Ayuntamiento.—La celebró

ta que la abundancia de material nos en la noche del dia 3 por segunda convo¬

priva de insertar, que el dia 23 del pasa¬ catoria, presidióla el Sr. Alcalde y asis¬ do Setiembre falleció en’el pueblo de Sis- tieron á ella los concejales Sres. Arbona,

teron (Basses Alpes) victima de aguda
pulmonia que la tuvo postrada algunos dias en cama, nuestra paisana D.a Cata¬ lina Coll y Miquel, esposa de nues¬
tro amigo 1). Juan Rullan, y que fué en¬
terrada con la solemnidad que acostum¬

Rullan, Ripoll, Umbert Garau, y Colom. Aprobóse el acta de la anterior.
Se dio cuenta de una circular del
Sr. Gobernador civil de esta provincia recordando el cumplimiento del R. decre¬ to sobre amojonamiento de los términos

bra dar á este acto la colonia española en Francia cuando despide para siempre á uno de sus compañeros de emigración

municipales.
Se dió cuenta de un oficio de la Admi¬
nistración de Contribuciones en que indi-

tan lejos de su querida patria.

j ca que la superioridad ha concedido pró-

Comprendemos que el dolor rebosa del I roga hasta el dia 30 de Noviembre pró¬

corazón del esposo de la finada y que no ximo para la adquisición de cédulas per¬

ha sido menor la pena que ha esperimen- sonales.

tado su familia de por acá al recibir la

Acordó pasará á la comisión de Obras

fatal noticia, por lo que pedimos al cielo la instancia de un vecino por la que soli¬

al mismo tiempo que la eterna gloria pa¬ cita hacer obras en la casa de su propie¬

ra aquella, resignación para los que la llo¬ dad sita en la calle de la Luna n.o 12

ran.

Enteróse de un oficio del Sr. Goberna¬

dor civil de esta provincia por el que se

sirve aprobar el proyecta de- la casa ha¬

Comisiones en frutos.—En la sección bitación del sepulturero de este cemente¬

correspondiente de este número publica¬ rio y en su vista acordóse proceder á la

mos un anuncio sobre el cual y por el subasta de este edificio y á la del ensanche

interés que para ellos puede tener llama¬ del propio cementerio (cuyo proyecto fué

mos la atención de los agricultores y co¬ aprobado (oportunamente) el dia 20 del

merciantes, de este pueblo.

actual á las diez y á las once de la maña¬

Nuestro particular amigo y colabora¬ na respectivamente, con arreglo á lo dis¬

dor á este periódico, D. Juan B. Enseñat. puesto en el R. D. de 4 de Enero de mil

acaba de comprar en Paris la antigua é ochocientos ochenta y tres,

A propuesta de la Junta Municipal de
Sanidad se acordó autorizar la matanza
de cerdos para el dia de hoy y que se puedan extraer en las horas ordinarias del dia estiércoles y orines, debiendo pe¬ ro tener en cuenta lo que sobre el parti¬ cular se dispone en el articulo 7 del Ban¬ do de Polieia publicado en 5 de Julio de mil ochocientos ochenta y siete.
Acordóse adquirir un retrato de su M. la Reina Regente para su exposición
en el salón de sesiones.
Nombróse á D. Agustín Abia Gutié¬ rrez dependiente de Consumos en susti¬ tución de Salvador Rafael Climas que di¬
mitió el cargo.
Autorizó á los vecinos de la plazoleta del Sargento Soler para que coloquen en
ella un farol á sus costas corriendo lo
demás á cuentajdel Municipio. Se procedió á la distribución de fondos,
acordándose varios pagos. Y se levantó la sesión.

REGISTRO CIVIL.
NACIMIENTOS.
0 varones y 1 hembras. Total 1
MATRIMONIOS.
D. Juan Bauzá y Bauzá con B.a Ma¬ ría Mayol y Simonet.
DEFUNCIONES.
Dia 29 falleció D. Bartolomé Colom y
Colom de 12 años de edad, Dia 29 José Pastor Manegat de ca¬
torce dias. Dia 5 Octubre D. Guillermo Catalá
Ramon de 69 años, viudo.

SECCION COMERCIAL.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
EMBARCACIONES FONDEADAS.
Dia 28.—De Barcelona vapor Niny de 126 ton. cap. D. José Escandell con 13 mar. 1 pas. y efectos.
Dia 29.—De Palma laúd San José
de 22 ton. pat. Gaspar Pujol con 7 ma¬ rineros y lastre
Día 3 Octubre.—De Ibiza vapor Niny de 126 ton. cap. D. José Escandell con 13 mar. 1 pas. y ganado.
Dia 4.—De Gandia laúd Naranjera de 21 ton. pat. Francisco Arbonacon 5 ma¬
rineros cebollas y patatas. Dia 4.—De Sevilla laúd S. José de
38 ton. pat. Juan Vicens con 6 marine¬ ros y trigo.
Dia 4.—De Sevilla laúd Cármen de
47 ton. pat. Jaime Miró con 5 marineros y trigo.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 28.—Para Ibiza vapor Niny de 126 ton. cap. José Escandell con 13 ma¬ rineros y efectos.
Dia 30.—Para Cartagena laúd san Juan de 38 ton. pat. Juan Castañer con 6 mar. y carbón.
Dia 3 Octubre.—Para Barcelona va¬
por Niny de 126 ton. cap. D. José Escan dell con 13 mar. 1 pas. y efectos.

CAMBIOS.

Marsella

Cette.

......

Demás plazas francesas .

3'00 bei0 2'90 “
2‘75 u

MERCADO DE INCA

Precios corrientes el 3 de Octubre Pts. Cs.

Almendrón. .
Trigo. .
Candeal .
Cebada del país. .
Id. forastera .
Avena del pais. .
Id. forastera . Garbanzos. .
Maiz. Habichuelas confi¬
tes.
Id. blancas. .
Fríjoles .
Habas para cocer. Id. ordinarias.
Id. para ganados .
Cerdos cebados. .

72’50 los 42 kg.
15‘00 los 701.

15‘50 »

»

8‘00 »

»

7’50

»

»

6‘50

»

»

6’00

»

00

»

»

00*00

»

»

00
00
00(00
15‘00
13,50
12’00
"
10‘25

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»
» 10 kg

SÓLLER.

Ferro-Carriles de Mallorca.

CORREOS.

SECCION RELIGIOSA

CULTOS SAGRADOS.

SERVICIO BE'TRENES
me regirá desde 1° de Abril á M Octubre
de 1889
De Palma á Manacor y La Puebla.-—7‘30 • -mañana, 2 y 4 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 ma¬
ñana y 5'45 tarde. De Manacor á La Puebla.—*7’30 mañana
y 5‘45 -tarde. De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana
- 2’30 y 5’55 (mixto) tárde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana
-y 5’55 (mixto) tarde. Tren periódico’, dias de mercado-en Mea—
> De Inca á Palma-—1 tarde.

SALIDAS DE PALMA.
Para Ibiza y Alicante, domingo¡8 mañana. Para Mabon, lunes 5 tarde y miércoles 2 tarde, via Alcudia. Para Barcelona, martes 5 tarde y sábado 2 tarde, via Alcudia. Para Valencia, juéves 5 tarde. Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.
LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Malión, lunes 10 mañana via Alcudia y juéves 7 mañana. De Ibiza y Alicante, miércoles 10 mañana De Barcelona, juéves 10 mañana, via Al¬ cudia y sábado 7 mañana. Llegadas á Sóller.—Todos los días -á las 6
de la noche.

SANTORAL DE LA SEMANA.
6 Domingo XVII.—Vuestra Señora del Rosario y s. Bruno conf. y fund.
Jubileo del Sto. Rosario.
7 Lunes.—S. Mareos p. y conf. y san¬
ta Osita mártir.
8 Martes.—Stas. Erigida vd, y Repo¬ sada virgen mártir.
9 Miércoles.—S. Dionisio Are op.agita obispo y mártir.
Plenilunio á l h. 8’ m. en Aries.—Buen tiempo.
El barómetro sube sobre los 775 mm.
10 Jueves.—SS. Francisco de Borja y
Luis Beltrán confesor.
Cumpleaños de S. M. la Reina ahucia.
11 Viernes.—S. Nicasio ob. y mr. y
s. Fermin obispo. 12 Sábado Nuestra Sra. del Pilar de
Zaragoza y s. Serafín confesor.

Hoy al anochecer se cantarán com¬
pletas. Mañana se celebrará la festividad de
Ntra. Sra. del Rosario. A las 9 y media expuesto el santísimo se rezará una par¬ te del Santo Rosario, enseguida la misa mayor con sermón por D. Ramon Colom Pbro. y por la tarde después de vísperas la procesión.
Al anochecer el ejercicio mensual del
Sagrado Corazón de Jesús con exposi¬
ción del Santísimo.
Dia 8 á las 6 y media el ejercicio men¬ sual de la Purísima Concepción de la
Virgen.

Sección de Anuncios.

ZAPATERÍA

;/drama en un prólogo y dos actos, en verso,
POR
0. Bartolomé Síngala.
Véndese en esta imprenta al precio de pesetas ejemplar.
TIMBA IÜIVA
GRAN BARATURA
Para el sábado, domingo y lunes próximo de Pañería, Lanería y Pa¬ ñolería de todas clases géneros de al¬ godón y de hilo con gran rebaja da precios que seguirá toda la semana.

DE
Antonio Martínez y Cánaves
Premiado en la Exposición de París de 1878 con medalla de bronce, en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 con medalla de oro, en la XII ge¬
neral deBurdeos de 1882 con medalla de
bronce y en la Universal de Barcelona de
1888. ‘
LA .MAS ALTA RECOMPENSA

COMPAÑIA DE MEMOS DE CDADELA
VIAJES REG ULABES ENTRE SÓLLER Y BARCELONA
El magnífico y veloz vapor
CIUDAD DE CIUDADELA

ZACARIAS ASSAILLY

¡ recientemente construido en los astilleros ele Glasgow, clasificado 100
A. I. Lloidy adquirido por esta compañía, que el dia 4 de Agosto inau¬

rJ- 23. Enssñat sucesor
casa fundada en 1867

MEDALLA DE ORO.

guró sus viajes quincenales entre Sóller y Barcelona y vice-versa; á pe¬ tición del pueblo de Sóller, en lo sucesivo efectuará sus viajes semanales
y fijos entre estos dos puertos.

"71—RUE DES JÍALLES—J^ARÍS COMISIÓN Y CONSIGNACIÓN

Se confecciona calzado de todas clases

¡ á la medida para caballeros, señoras y

Primores en frutas y legumbres. 1 niños.

—Frutos secos.—Especialidad en productos deE spaña.
Dirección telegráfica: Zacharie.—Taris

Para pies imperfectos y para el co¬
mercio de América.
Materiales de las mejores fábricas tan¬
to nacionales como extrangeras.

SALIDAS DE BARCELONA Tocios los sábados á las seis de la tarde.
SALIDAS DE SÓLLER Todos los lunes á las seis de la tarde.
PRECIOS DE PASAJE:

Blilíb M ílb di

Prontitud, elegancia y economía.
Calle de Bauzá núm. 13.-SÓLLER.

Primera clase . 22 pesetas Segunda „ 15 . , . „

FINAS Y ORDINARIAS

Tercera

„

.

.

7

„

Las vende á precios convenció -

CONSIGNA TARTOS:

'nales Sebastian Alcover y Morell.—Ca¬

En Barcelona. Sra. Viuda Orilla, Cert y Compañía.

rretera del Puerto.-n.° 30.— Sóller.

En Sóller E). Jerónimo Estades.

Para grandes pedidos debe avi¬

Frutos del p>a,is

sarse con anticipación.
Cajones de litaos tanto
de las llamadas cantinas como de
las bordissót blancas, las tiene para vender en grandes y pequeños pe¬ didos y á precios convencionales
RAFAEL PONS Y FERRER (á) SENO

Couiislones, Consignaciones y despa¬ cho de Buques
DE
jJoSÉ pSCANDELL Y j^ERRER IBIZA (Baleares)

NOTAS.—Esta Compañía en combinación con la compañía Fraissinet, la que lmce el servicio semanal entre el puerto de Barcelona y Marsella, despacha pa¬ sajes y mercancías directos hasta dicho puerto de [Marsella.
En los precios que anteceden no va comprendido el impuesto para el Tesoro del 15 por 100 el cual irá á cargo de los pasajeros.
Se ruega á los señores cargadores que despachen sus mercancías antes de las doce de los dias de salida y á los señores pasajeros que tomen sus pasajes antes de
la misma hora.
Se despachan pasajes de ida y vuelta duraderos por espacio de un año con el
quince por ciento de rebaja.

OsLlle cAs las R,ooas.-40
BEÍllSALEl.

de I:1 y 2.a enseñanza PELETERIA 33.—PALMA.

COMPAÑÍA TRASATLÁNTICA

CALIZOS!
Los tiene para vender de varias cla¬ sses y tamaños, D. Bernardo (a) Poteta, en la Huerta (Barriada d<0 Can Gruida.)
"TUS í CAS ï í El»
• sistema nuevo de 0TT0 únicos legítimos
Bloss Spitz y Comp.51
SA.T^0HÏI\_.02STA.
Este nuevo Motor accionado por Ben-

En este establecimiento de enseñanza,
montado según los adelantos modernos, se admiten para el próximo curso, alum¬ nos pensionistas de todos los pueblos de
la isla.

Servicio periódico entre la península y las Antillas por los magnífi¬
cos vapores de esta Compañía. Salidas de Barcelona los dias 5 y 25 de cada mes para Puerto-Rico
y Habana. Los vapores que salen los dias 25 admiten carga para Ponce,

Hay además establecida una sección I Mayagüez, Santiago de Cuba, Gibara y Nuevitas-.

para huéspedes, estudiantes de cualquier

En las dos espediciones se admite carga y pasajeros para Pogreso y

•carrera en la que por 30 pesetas mensua¬ ¡ Veracruz (Méjico.)

les se facilita buena y saludable comida, dormitorio y ropas limpia, cuidando ade¬

El vapor AMTtMIO LOFEl saldrá de Barcelona el dia

más un señor sacerdote de su educación 2 5 de Octubre próximo.

y de que asistan á clase con la lección sa¬

En Sóller se admite el despacho de carga y pasajeros hasta su destino.

bida y puntualidad, cosa que no se en¬ cuentra en casas particulares.

Al tomar los pasajes se abonará el pasaje de Sóller á Barcelona. Tam¬ bién se abonará á los cargadores de cubicación los fletes de Sóller á

-cimi se recomienda á los industriales en

Barcelona.

poblaciones que no estén provistas de fábrica de gas, por su seguridad absoluta, su solidez, por su marcha silenciosa, y
últimamente por su poco consumo.

Hierro Torrens
(COTAS COSGESTRADAS BE BURO T0RR1S.)

Rebajas á familias y por pasajes de ida y vuelta.
Informará en Sóller el representante de esta Compañía D. Jeróni¬
mo Estades.

Para detalles y prospectos ABELAR¬ DO OLTRA único y esclusivo represen¬
tante en estas Islas’

..Cali 2

Palma.

Recomendado eficazmente contra la
anemia, clorosis, debilidad, empobreci¬ miento de la sangre, falta de apetito, etc.,
etcétera.

Imp. de J. Marqués Arbona.—SÓLLER.