ANO V.-NÚM. 220.
ANO V.-NÚM. 220.

23 SETIEMBRE DE 1889.

SOLLER rN/'Sx T Til—\\

PERIÓDICO SEMANAL LITERARIO Y DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICIÓN:

En Sóller: Redacción y Administración-San Bartolomé-17. En Francia: D. Guillermo Colom-Quai de la Republiqué-13-Cette (Herault) En América: D. Miguel Morell-Ponce (Puerto-Rico.)

0‘50 pesetas cada mes en toda España. 0‘75 id. id. id. en el Extranjero y en América (Unión Postal)
PAGO ADELANTADO.

Anuncios y comunicados á precios convencionales. Los comunicados deberán llevar firma. No se devuelven los originales.

SUMARIO
Sección literaria: El marido de la viuda por L.— Nocturno (poesia) por P. A. Romell.—Conato de venganza (soneto) por D. Manuel del Palacio.— Pasatiempo por Jacinto.—Sección Biográfica: D. Andrés Mellado.—Higiene: Condiciones que deben reunir las viviendas para que sean salubres
(conclusión) port). É. Estada.—Actualidades.—
Crónica local.—Registro civil.—Sección comer¬ cial.—Sección religiosa.—Eolletin: El martirio de la gloria, por don Enrique Perez Escrich.—
Anuncios.
SECCION LITERARIA.
EL MARIDO DE LA VIUDA
Mi amigo Pascasio era un soltero muy
decente.
Pagaba todas las noches su café con leche, y daba los domingos propina al
mozo.
Cansado de la vida de calavera, resol¬
vió tornar estado, y se unió á la viuda de Camama, señora muy apreciable y de prendas.
La viuda de Camama se llamaba Enri¬
queta y se habia casado con don Ramón
Camama, fabricante de fósforos al por
mayor, con establecimiento público fue¬ ra de la puerta de Toledo.
La fortuna del marido, que murió el año pasado del cólera, pasó íntegra á la viuda, que boy se halla al frente de la
fábrica.
Un mes lia transcurrido desde que
mi amigo Pascasio tomó posesión de la
viuda.
Una noche le encontré en el café Im¬
perial. —Dichosos los ojos que te vén, chico.
Con que te lias casado... —¡Ay, si!
—Hombre, lo dices con un tono..,
—Si el demonio te tienta algun dia,
cásate primero con el caballo de la plaza Mayor que con una viuda.
—¿Tan mal te vá con tu mujer? —¡Óyeme y espelúznate! Pedí una copita, me espeluzné y me dispuse á oir á Pascasio.

—Mi vida es como un fósforo,—empe¬ zó diciendo,—que mientras no se roza con nada, se conserva incólume. Asi conservaba yo mis ilusiones, hasta que
me rocé en la calle del Gato con esa
viudita. La vi, la seguí, la amé, y hoy
me consumo como el fósforo... Se verifi¬
có la boda, y desde aquel día mi mujer se ha empeñado en atormentarme por activa y por pasiva. Cuando nos pone¬ mos á la mesa y en alas de mi pasión le doy una aceituna, se acuerda del que pudre, y me dice:
—¡Si vieras que amable era Camama! Nunca probaba bocado sin que yo parti¬ cipara de él.
Cuando vamos al teatro, procuro dis¬ traerla con el argumento del drama, pero todo en vano. Y lo peor es que no siente la muerte de su marido, sino que se acuerda de él por atormentar á tu in¬ feliz amigo.
Estábamos la otra noche en el paraíso
del Teatro Real.
Acababa la tiple de ponerse muy tier¬ na con su hijo (cantaban Lucrecia), cuando el duque don Alfonso se decide á dar á éste el jicarazo, en prueba de
sus celos.
En tan oportuno momento me acerco á^mi esposa y le digo:
—Ese marido sí que ama de veras. —Nadie ama como me amó Camama, —me contestó mi esposa, dejándome pe¬ gado al asiento.
Por las tardes acostumbramos á pa¬
sear por el campo. Si hace buen día, nos sentamos so¬
bre la yerba contemplando el sol allá arriba, el canal á la izquierda y el ro¬
mántico Carabanchel cortando el hori¬
zonte sobre nuestras cabezas.
En tan poética contemplación le dije: —Esposa mía, te juro delante de ese cielo y de estas yerbas que nadie te tfma
como yo. —Lo mismo me decía Camama en el
mismo sitio, mirando el mismo sol y el
mismo Carabanchel.
Ya comprenderás que entre dos espo¬

sos hay momentos de espasión. de aban¬ dono, de mútua confianza, imposible de
describir. Pues hasta en esos momentos se acuer¬
da la viuda de mi antecesor.
Le dije el otro día: —¿Me das un brazo?
Y contestó:
—Así me los pedía Camama. Y mi amigo Pascasio terminó dicien¬
do:
—¡No te cases con viuda...cásate pri¬
mero con la Cibeles! L
NOCTURNO
Yo miro, en noche serena, Sobre la plateada espuma Cruzar cual ligera pluma El barco del pescador; Y oig’o al compás de los remos
Y al murmullo de las aves
Que esparcen los auras suaves,
Su cantilena de amor.
Veo en el bosque sombrío
Pasar sonoros raudales
De tersos, puros cristales, Que en el mar van á morir; Y al arrullo de palomas Y de tiernos ruiseñores,
Adormecerse las flores Para mañana lucir.
Entonces cojo mi lira Que en armónicos acentos Llénalos delgados vientos De peregrina canción; ¡Entonces sí que inspirada
Se siente la mente mia Con la dulce melodia
Que sale del corazón!
P. A Romell
Sóller.—Setiembre—89

GONATO DE VENGANZA
Quisiera... pero no; por más que impía Provoques mi furor, puedes calmarte; Te ensalzára de fijo al calumniarte,
Y al decir la verdad me humiliaria.
Ya que no conseguí con ser tan mia Hicieses de mi fé punto y aparte, Jamás, ni en lengua, volveré á tomarte,
Que siempre algo de tí me quedariá.
Y piensa que á mi voz ¡cuántos desve¬
los!
En tu pecho do anidan las traiciones, Luto sembrar pudiera y llanto y celos;
Mas ¿quién á tu cariño abre prisiones? La dicha que cayó desde los cielos No se debe buscar por los rincones.
Manuel del Palacio.
PASATIEMPO.
ACERTIJO
De padres negros nací
Siendo rubio como el oro;
No soy judio, ni moro, Ni á hablar jamás aprendí; Sin embargo, existe en mí Un poder tan especial, Que doy esencia al metal, Robo á la flor la fragancia, Y soy de suma importancia Para el arte en general.
Jacinto
La solución en el número próximo.
Solución al pasatiempo del penúltimo número
7 33 232 32 7 3 222 77
3 Solución al del número anterior
Lla-ma-ra-da.

EL MARTIRIO DE LA GLORIA
Angela siempre en acecho comprendió que su bija sentía una verdadera pasión por el conde y esto le causaba profunda
pena.
María iba perdiendo su alegre carác¬ ter y los hermosos colores de su sem¬ blante. La tristeza y la meditación reem¬ plazaron á esa encantadora viveza tan proverbial en ella.
El amor comprimido minaba su cuer¬ po buscando un refugio en el virginal
santuario de su alma.
El conde aprovechaba todos momen¬
tos, todas las circunstancias para cam¬
biar en voz baja algunas palabras con María, y la pobre niña sólo al ver que se le acercaba Octavio, se ponía á tem¬
blar.
Angela lo observaba todo, y como
una madre no retrocede ante nada cuan¬
do se trata de la felicidad dé su bija, una noche le dijo en voz baja al conde.
—Tengo necesidad de hablar á V sin testigos.
—Me tiene Y. á sus órdenes señora,— contestó el conde en el mismo tono.

—El caso es que no sé en dónde po¬
dríamos vernos.
—Iré á donde Y. me mande.
Angela vaciló un momento y lueg*o dijo con resolución:
—Espero á V. mañana en mi casa, á
las tres de la tarde.
—Iré contestó el conde inclinándose.
Angela volvió á tomar parte en la conversación general con más viveza, con más verbosidad que nunca; parecía como si quisiera olvidar que acababa de darle cita á un hombre por la primera
vez en su vida.
Al dia siguiente á las dos de la tarde Angela le dijo á su hija:
—Va á venir el conde.
María se estremeció.
—Es preciso que yo le hable, puesto que tu no te decides á olvidarle.
María se cubrió el rostro con las ma¬
nos.
—Conviene que no te vea; te ruego, hija mia, que te encierres en tu cuarto
de estudio mientras el conde permanez¬
ca en casa. Dios querrá que tu madre pueda hacer algo por tí.
María se encerró en su habitación.
Angela di ó orden á la doncella que cuamfò viniera el conde de Valaez le

condujera hasta el gabinete. Luego cogió un libro y esperó. Cuando el timbre de la puerta anun¬
ció la visita, Angela dirigió una mirada al reloj: eran las tres en punto.
Luég’o se dijo hablando consiga) misma:
—Esta escena de la vida real es de las
mas difíciles que bé representado en mi
vida: allá veremos.
El conde se presentó en la puerta. An¬ gela le envió una sonrisa y le tendió
una mano.
Aquella mujer era aun muy hermosa. El conde estrechó la mano de Angela y
se sentó en una butaca.
—Amigo mió,—le dijo la actriz con alegre entonación,—puede Y. alabarse de ser él único hombre á quien be pedido una cita; si esto se supiera en el mundo de los maldicientes, mi reputación de mujer honrada se derrumbaría como un castillo de naipes.
—De sobra sé yo, señora, que no es la mujer sinó la madre la que me cita.—
contestó Octavio inclinándose.—Teng-o
además formado un concepto muy ven¬ tajoso de la dueña de esta casa para pen;sar nada que ni remotamente pueda
| ofenderla.
—Gracias Octavio; las palabras de us!té me ahorran la fraseologia de una eno¬

josa introducción, así es que comienzo por decirle secamente que le he citado para hablartode mi hija.
—Lo sospeché, señora, desde el pri¬ mer momento y le agradezco con toda
el alma esta cita.
—No soy hipócrita ni he de emplear ro¬ deos para decir lo que quiero; V. me co¬ noce, y esto bastará para disculpar á
una madre. María le ama á V. con toda
su alma; este amor me quita el sueño, me atormenta, me mata, porque leo en el corazón de mi hija como puede leerse
en un libro. Si Y. no fuera el conde de
Valaoz, el heredero del duque de Monteescueto; si Y. perteneciera á una familia mas humilde yo le diria: «Octavio, cáse¬ se V con mi hija; es un ángel que ha sentido por Y. el primer amor, es una
pobre sensitiva que se conmueve ante la presencia del hombre que ha desper¬ tado su alma del sueño en que dormia;» pero eso es imposible: entre Y. y mi hija existe una valla social que no puede sal¬ tarse y previendo [el peligro me ciño á decirle á V.; «Amigo mió, ¿quiere usté unirse á una madre para salvar á una
hija?»
N
Octavio miró á aquella mujer que le
hablaba con la sonrisa en los labios y

SÓLLER.

celosos, pero de la democracia. Hay al¬ Pero dejémonos de divagaciones y

mas superiores y espíritus transigentes anudemos e-1 hilo de esta incoherente

para-quienes es todo uno y lo mismo.

semblanza.

Ni lo admitimos, ni lo negamos noso¬ Ya en la Universidad, contrajo Mella¬

B. ANDRÉS MELLADO

tros; nos contentamos con celebrar que do relaciones amistosas con Revilla, la vocación de nuestro biografiado, lejíos Sánchez de Castro, Blanco Asenjo, el

de resolverse en la primera dirección, .se marqués de Monesterio y otros jóvenes

Por sus mereci mientos propios, y por haya resuelto en la segunda. La lectura de los que más se distinguían en las au-

su proyecto de ley sobre laño reelección de obras prañuaas contribuyó no poco á Jas de la Central algunos años antes del

«de concejales, lia ido el Sr. Mellado al ello.

memorable y crítico 1868.

Ayuntamiento de Madrid, y ocupa en la actualidad uno de los puestos que tie¬ nen dentro de la política y de la admi¬
nistración, mayor importancia; pero no • cade negar que entre' ios títulos que tal

Al -sentirse con menos fe y con más

La revolución le arrastró en su co¬

ansia de explorar los horizontes, Mellado, rriente.y le llevó, como á casi toda la

atento á las indicaciones fie la concien¬ juventud de aquellos dias, á extremos

cia que se sublevaba ante la posibilidad de pensamiento poco en armonía con

de no entregarse sino con reservas á sns. sus condiciones de carácter.

- distinción le dan granjeado figura muy primeros fines, dejó el seminario de MᬠEn compañía de Revilla y otros de sus particularmente el de notable periodista. laga,, y, á favor de un modesto empleo, íntimos fundó El Amigo del Pueblo, pe¬ Este era el que sobresalía basta en sus se fué á Madrid, donde emprendió los riódico cuyo titulo recordaba á Marat, y

trabajos de legislador: éste, el que había estudios de'Derecho y fie Filosofía, que que, sin embargo, estaba escrito con un

hecho grato su nombre, patente su rec¬ se adaptaban perfectamente á sus natu¬ optimismo j uvenil de lo más sincero y

ta voluntad y notorias sus aptitudes an¬ rales inclinaciones.

■candoroso.

te Ios-ojos dé la opinión; -éste, en fin, el Su deudo El Solitaria, que le estimaba El Amigo del Pueblo se refundió en La
que leba conquistado la confianza pú¬ en mucho, le sirvió de guia en las nue¬ Igualdad, y Mellado fué, con Paul y An-

blica,- -tan grande y- tana 'unánime, que vas empresas, aconsejándole .en todo, gulo., Garcia López y otros republicanos ningún reparo, ninguna objeción pro¬ señalándotelos-libros á que debía conce¬ exaltados, redactor del nuevo periódico.

dujo entre los partidos ni entre las di¬ der preferencia, é iniciándole en esos A bien que sus escritos, por la brillantez

versas clases-sociales la'noticia de-su gustos y conocimientos generales, que y cultura de la forma cuanto por la fir¬

nombramiento.

si entonces parecían supérfluos á mu¬ meza y tranquilidad del fondo, se dife¬

Y cuenta que el --cargo de • alcalde de chas personas relativamente ilustradas, renciaban no poco de aquellos otros ar¬ Madrid, en circunstancias como las pre¬ han llegado en el trascurso de pocos tículos incendiarios con qua La Igualdad

sentes, tenía significación bastante para años á constituir el núcleo y la base de en su primera época tocaba á rebato ca¬

suscitar dudasy recelosun cuanto á la : la cultura moderna.

da dia.

; -capacidad é idoneidad- de cualquier otro

A tal influencia obedece el culto á la

Su inclinación á la templanza señaló¬

o lev do.

formo, la corrección y pureza del estilo, se al firmar, como representante del dia¬

Andr s Mellado es todavía muy joven, el poder de la argumentación y el sabor rio referido, la famosa daclaracion de la

si, aunque lo parezca más por el aspecto - exterior, que no revela ciertamente las
fatigas propias de una existencia que lia '-oon.sumido -sus-veinte años mejores en

clásico del concepto por que se han dis¬ tinguido y distinguirán siempre todos
los escritos de Mellado.
Más diremos. A eso se debe su repu¬

prensa. La excomunión del Directorio hízole
dejar la redacción y retirarse por algun tiempo á la ciudad nativa.

• una labor intelectual continua.

tación de consumado publicista, y no Volvió á Madrid y á La Igualdad al

Nadie, creería juzgando por las apa¬ pequeña parte de la trasformacion que, cambiar ésta de empresa, y desde enton¬ riencias, que el hombre correcto, distin¬ en "lo tocante á los trabajos políticos, ha ces el periódico, en cuya propiedad tomó

guido y elegante en quien parecen coin¬ cidir las prendas del hijodalgo y las del
,.gentúman, es un obrero déla prensa que
ha pasado más de la mitad de su vida
amarrado al duro banco de la-redacción,

experimentado desde haee algunos años la prensa española.
Era antes cosa corriente que el escri¬ tor político .no tenia necesidad para rea¬
lizar su misión,y aun si se quiere para

parte, fué más templado é hizo política más sensata en bien de la República.
En 1873 se encargó de la dirección y
apoyó la tendencia gubernamental 4de
Castelar, no obstante el grave quebranto

angustiado por la premura de las tareas mecánicas de la imprenta, haciendo de la noche día, y en constante estado fe¬ bril agravado por la necesidad de armo¬ nizar criterios ajenos para conseguir la unidad del número cuotidiano, y por la

derribar un gobierno, de cuidar la fra¬ se ni de guardar á la gramática, para
cuánto menos á la literatura, las consi¬
deraciones debidas. Lo principal consisrtia en argumentar recio y escribir duro. Con esto se lograba el efecto deseado, se

dél periódico, á quien volvieron la espal¬ da los exaltados y los intrasigentes.
Cuando en 1874 no hubo posibilidad de continuar manteniendo tal política,
dejó la dirección y se retiró á su casa. Entró en El Imparcial en 1875, y fué

refracción constante, mortífera é impla¬ convencia á los lectores, que eran casi bien pronto distinguido por el inolvida¬

cable de las luces -de gas ó de petróleo. -siempre unos mismos, y se aprovechaba ble Gasset, cuya perspicacia para cono¬

Conserva la frescura de epidermis, la el tiempo que hubiera exigido un ma¬ cer el mérito de las personas corria pa¬

placidez de facciones, la abundancia de jor pulimento de la expresión en discur¬

cabello y la viveza de mirada, de que, sivas y bien .macizas amplificaciones

•-ni aun las gentes acomodadas y ociosas, doctrinales. Para los literatos de oficio

suelen gézar en cuanto llegan á la edad >ó para los adscritos á otras secciones

madura.

menos importantes del periódico, la ga¬

rejas con su singular intuición de perio¬ dista, y con lo esforzado de su ánimo
para todo género de iniciativas fecun¬ das. Ya por entonces desempeñó Mella¬ do algunas veces la dirección de aquel

La personalidad intelectual, y casi nos •atrevemos á añadir que la moral,-está en
perfecto acuerdo con la física. A nadie mejor que á Mellado es aplica¬
ble aquella sentencia escolástica dq/ot-

lanura del lenguaje y la impedimenta de las metáforas floridas; .para el redac¬ tor de editoriales (por entonces se inven¬
to este barbafismòj, para el radactor de
editoriales, ]a-severidad, el mal humor,

importante órgano de publicidad, contra quien se babian estrellado las iras pri¬
merizas de los restauradores.
Al determinarse la disidencia que dió por resultado la creación de El Liberal

i-titermi re, maviter vn modo.

la tiesura,y i a aspereza.

en 1879, Mellado no quiso abandonar el

Bajo su apariencia reposada v apaci¬ Hubo algunos insignes periodistas periódico en que había puesto todo su
ble, oculta un soberano vigor espiritual, ■ que supieron rebelarse contra tales usos, cariño, y al poco tiempo fué encargado

no de otra suerte que guardan ciertos y de cuyos nombres no hacemos men¬ de su dirección, al frente de la cual ha

seres, en quienes la selección ha perfec- ción por muy autorizados motivos; pero permanecido durante un período de diez
'Cionedo á través de muchas generacio¬ no cabe negar que por los carriles seña¬ años.

nes e-1 desenvolvimiento de una raza, las lados marchaba la prensa antes de 1868.

Todos sabemos con cuánto celo y

fuerzas de Hércules y la resistencia de

Fué Mellado uno de los que, en la la¬ cuánta gloria desempeñó este cargo.

Atlante, dentro de una forma exenta de bor cuotidiana—más eficaz que la irre¬ Claro lo demuestran la importancia acre¬

toda rudeza y de una musculatura en gular para servir de ejemplo—iniciaron cida del periódico y la reputación con¬

■ que no hay nada saliente ni excesivo.

la reacción del buen gusto que hoy se solidada del eminente periodista.

Tal resulta de su- estilo como publicis¬ biálla. á Dios gracias, generalmente ex¬

Se sentó por primera vez en las Cór-

ta; de su 'palabra como orador; de su tendida.

tes el año de 1881, elegido por un dis¬

conversación como hambre de mundo.

Adóse pronto que el editorial, bella y trito portorriqueño. Con igual represen¬

Su característica es (Asentido de la pro¬ literariamente hecho, sabia mejor al tación vino á las de 1884, y tiene en las

porción , admirablemente desarrollado, público, llegaba más pronto á su enten¬ actuales la de la circunscripción de Mᬠgracias á un gusto exquisito, á una su¬ dimiento y dejaba por medio de una fra¬ laga, por la cual casi unánimemente

perior intuición del arte y á un perfecto se vibrante, de una comparación feliz, ó fué elegddo.

dominio de la literatura. Al verle, y so¬ de un brioso relieve, huella profunda y

Es hoy monárquico y demócrata que

bre todo después de tratarle largamente, asidero fácil en los cuales se prendía rinde culto á los priucipios de toda su

• se le reconoce como personificación y gustosamente la memoria.

vida, siquier haya cambiado de sentir

dechado de lo que se llama, asi para la

De ahí la nota amena, hay cultivada en lo relativo á la esencialidad de la for¬

naturaleza como para el entendimiento, por todos y que, lejos de entorpecer, fa¬ ma de gobierno.

la estabilidad del equilibrio.

vorece las demostraciones y los racioci¬

Y, pues, algunos le hacen cargos por

■Nació en Málaga el ano 1846, empa? rentado por la línea materna con el fa¬ moso Estébauez Calderón, y por ende
con el Sr. Cánovas del Castillo. Hizo en
el Seminario sus primeros estudios, abra-
. zando con ardor-la «carrera eclesiástica,
para la cuál creia Tener una vocación irresistible; error común en la primera edad á1 las,almas delicadas y á los tem¬ peramentos tranquilos, de quienes tira La contemplación, y á quienes parece lo . abstracto y lo ideal gratísimo refugio.
Había ademasen Mellado.una tenden¬

nios. Cada cual se atempera en ello á sus posibles ó á sus gustos, pero nadie deja de pagar á las letras su tributo, bien que unos imiten á Don Quijote, otros al caballero del verde gaban, los de aquí á Sancho y los de allá á maese Pe¬
dro.
Ha masado ni tiempo en que se decía del redactor de fondos muy cuidadoso del estilo lo que aun -hace poco decían con desden los antiguos de los nuevos
revisteros de toros: «Ese tal se salva por la literatura.»,

ello, bien será declarar que de la Repú¬ blica, á pesar de haberla noblemente servido, nada pidió y nada obtuvo.
Alto titulo de gloria es el haber llega¬ do á sus años al importante puesto que ocupa, y mas aun en ocasión tan crítica como la presente; es muy probable que el Sr. Mellado sabrá demostrar que tal
distinción nada tiene de inmerecida.
MSCkÏEIVJE

cia al misticismo, que sin duda se ha borrado del todo, pero de la cuál queda, á modo de. feliz y bien lograda resolu¬
ción,, el :-respeto 4 las creencias ajenas y una especie de tacto generoso y sutil, consagrado á no "lastimar, bajo ningún

Andrés Mellado es de los que más han contribuido á tan agradable renacimien¬ to, y el que mejor lia aplicado á las mo¬ dernas prácticas la proporción y la me¬
dida .
Jamás traspasa la línea divisoria que

CONDICIONES
que
:r©\\xnir» la,3 vivioncia^s
para que sean salubres

concepto, ideas y aun supersticiones, separa la corrección y elocuencia en el

que, siquier sean-absurdas, tienen un decir de lo que 11 a m a Ha II orad q> sexqui¬

(Conclusión)

origen tan noble como desinteresado. pedalia verba, y sabe alternar como po- - •Para perfeccionar el funcionamiento

Cuéntase que por su talento, su pie¬ eos la sencillez de unas cláusulas con el fie este sistema puede aprovecharse el

dad y su aplicación le distinguía mucho brillo de las siguientes, y la llaneza de calor perdido de las cocinas por medio

el padre Félix, que adivinaba en él un las observaciones prácticas, con el relie¬ de sencillas instalaciones, consiguién¬

ejemplar sacerdote y nn'celoso propa¬ ve de las intencionadas y profundas. Es dose con este recurso un tiro mas enér¬

gandista.

el,gran escritor—y bien -lo acreditó en gico y una ventilación eficaz.

Equivocóse el padre Félix en'Cuanto su 'descripción de las Rías Bajas—que se En los paises fríos es indispensable

-.al empleo, ya que no en el conocimien¬ contenta con ejercer de periodista, y que completar la ventilación automática de

to de las aptitudes.

ofrece diariamente al lector algunos ar¬ las viviendas, calentando el aire frió an¬

Sacerdote llego á ser el joven semina¬ tísticos apuntes, con los cuales hubiera tes de recibirlo en las habitaciones. Pa¬

rista. pero de la cultura y del progreso; podido formar, en período más largo, ra ello, el mejor medio es calentar el

.propagandista 'de los más afortunados y una ó dos obras maestras.

aguja contenida;en tubos de hierro que,

agrupados convenientemente, presentan una gran superficie de calefacción, y al pasar el aire frió por entre dichos tubos eleva considerablemente su temperatu¬ ra antes de penetrar en las habitaciones. Esta operación de calentar el aire, em¬ pleando una instalación apropiada, es de un coste relativamente pequeño y mucho menor de lo que á primera vista pudiera creerse. Durante el verano pue¬ de presentarse la necesidad de enfriar el aire exterior en vez de calentarlo, lo que se consigue haciéndole atravesar una
lluvia de numerosos filetes de agua, que
además le priva del polvo y otras impu¬ rezas, comunicándole cierto grado de
humedad.
La base principal del saneamiento de
las viviendas consiste en dar salida in¬
mediata á las materias fecales, residuos
de cocina y á las aguas súcias de todas clases, cargadas de materies orgánicas, antes que sobrevenga su descomposi¬ ción. Para completar esta idea capital, es necesario disponer los conductos de expulsión de modo que los gases produ¬ cirlos y los gérmenes deletéreos desarro¬ llados por la materia orgánica al des¬ componerse, no puedan retroceder y pe¬ netrar en las habitaciones, y aún dotar
dichos conductos de una ventilación efi¬
caz para oxidar los productos orgánicos, retardando su descomposición.
De la necesidad de dar salida inmedia¬
ta á las aguas súcias y á todos los resi¬ duos que contengan matérias orgánicas,
se deduce la necesidad del alcantarilla¬
do de las poblaciones sin cuyo concurso ninguna puede ser salubre, puesto que
á falta de este medio de evacuación es
indispensable estancar dichos residuos
en fosas colocadas en el sub-suelo de
los edificios, que acaba por inficionarse, subiendo las humedades por capilaridacl hasta las plantas bajas y pisos principa¬ les, cargadas de gases nocivos y orgánismos microscópicos, altamente perju¬ diciales para la salud, contaminando al mismo tiempo las aguas de los pozos y cisternas, que pasan á ser entonces el vehículo directo y seguro de numerosas dolencias crónicas, y la causa principal y eficiente del desarrollo que muchas veces alcanzan las enfermedades epidé¬ micas en las poblaciones mal saneadas.
Para evitar le reversión al interior de
las habitaciones de los gases mefícos y gérmenes'de infección que' se despren¬ den de las cañerías de expulsión de Iosexcusados es necesario emplear sifones hidráulicos que se oponen á la elevación de los gases, y están constantemente abiertos para la admisión de las mate¬ rias fecales sólidas y líquidas, renovando frecuentemente el agua, con el objeto que estas materias sean arrastradas sin demora por las cañerías hasta las al¬ cantarillas. Las cañerías de expulsión han de construirse con tubos de hierro,
con preferencia á materiales porosos, y ha tle asegurarse la impermeabilidad de de las uniones ó juntas, con el fin de evitar que las humedades que por ellas pueden encontrar salida vengan á infi¬ cionar las paredes de las habitaciones.
Los retretes han de tener una abertura
de ventilación al exterior,y han de si¬ tuarse independientemente de las habi¬ taciones, de modo que nunca puedan llegar hasta esta los aires viciados de aquellos, mereciendo las más duras cen¬
suras la costumbre de colocarlos en co¬
municación directa con las cocinas.
Los fregaderos, tocadores, pilas de baños, ete., han de ser objeto de pre¬ cauciones análogas á las indicadas, y
hasta los residuos sólidos de cocina han
de retirarse con premura antes que so¬ brevenga su descomposición.
Para poder practicar el saneamiento
de las viviendas una vez establecidas las
instalaciones y disposiciones convenien¬ tes que quedan indicadas, es necesario emplear cantidades considerables de agua pura para desinfectar todos los conductos de expulsión de líquidos y
residuos nocivos. Para arrastrar estos
por las alcantarillas hasta los puntos de descarga requiérense á su vez volúme¬ nes mucho mayores; de lo que se infiere que para que una población sea salubre
necesita estar surtida abundantemente
de agua potable. El saneamiento de las poblaciones y su abastecimiento de aguas se completan mutuamente, y nin¬ guna de estas mejoras públicas puede
ser eficaz ni satisfacer cumplidamente su
objeto higiénico sin el concurso de la
otra.
Entre las faifas higiénicas\_ relaciona¬ das con el uso y aprovechamiento de las
viviendas, deben citarse, como de mas nociva influencia sobre la salud pública,
el acinamiento de personas en locales de exigua capacidad, las industrias insalu¬
bres establecidas en casas destinadas á
habitaciones, el uso de braseros, y en
general de todo foco de caloijque no en¬ víe directamente al exterior los productos de la combustión, la aglomeración de
animales domésticos y lafalta.de lim¬ pieza, de las habitaciones.
Para apreciar debidamente la impor-

SÓLLER.

3

tanda que debe atribuirse á las medidas y precauciones sanitarias y el interés social que entrañan debéTenerse presen¬ te que de ellas depende, en gran parte, la salud pública y la mortalidad relativa de los pueblos, demostrando la estadís¬ tica, con irrevocable elocuencia, que eú aquellos paises donde son desconocidos los preceptos de la higiene y viven en -el olvido de los principios sanitarios, el
número de defunciones anuales porca¬ da mil habitantes es considerablemente
mayor que en aquellos otros dotados de suficiente sentido práctico para dedicar á estas materias todo el estudio y la atención que merecen, llevando al terre¬ no do los hechos las prevenciones y con¬ sejos de la ciencia, así en punto á mejo¬
ras sanitarias de interés colectivo y pro¬
vecho común, corno respecto de las mejo¬ ras é innovaciones que deben reunir las viviendas para que sean salubres;
obteniendo corno resultado de unas y
otras, poblaciones vigorosas y sanas, en
las cuales la mortalidad es considerable¬
mente inferior á la de España y el espí¬ ritu alcanza grade elevación y energía.

puesto de 40 casas, ha quedado comple¬
tamente destruido.
El gobernador de la provincia en su in¬ forme manifiesta que no se ha probado si se inició el fuego en la fábrica de car¬ tuchos ó en los almacenes de petróleo.
Advierte que aquélla estuvo cerrada durante tres meses por no haberse cum¬ plido los requisitos que la ley exige, y que abierta nuevamente en las condicio¬ nes debidas, ocurrió una pequeña ex¬ plosión, y posteriormente montó en ella Mr. Corvilain una máquina de vapor sin
haber obtenido la autorización necesa¬
ria.
Protesta de obreros
El día 15 se celebró en Barcelona una
tumultuosa reunión de obreros.
Congregáronse á las nueve de la ma¬ ñana unos 1.500 de ellos para protestar de la designación hecha por el Ayunta¬
miento de los obreros enviados á estudiar
la Exposición de Paris á expensas del pueblo barcelonés.
Pronunciáronse vehementísimos dis¬

E. Estada

cursos contra el Ayuntamiento.
Los oradores afirmaron con absoluta

unanimidad que los concejales al hacer la designación referida han procedido

Atontado contra Crispi

impulsados por el favoritismo dejando sin representar en la comisión de obre¬ ros á muchas industrias importantes,
mientras otras llevaban tres y cuatro

En la tarde del di a 13, á las seis y me¬ dia, fué objeto de una brutal agresión
el presidente del Consejo de ministros de Italia Sr. Crispi.
Paseábase este á la citada hora en ca¬
rruaje por la calle de Caracciolo.en Ña¬ póles, en compañia de su hija, cuando de pronto fueron lanzados dos grandes piedras contra el carruaje.
Una de ellas fué á chocar contra el co¬
che, causando en este algún destrozo; la segunda piedra hirió al presidente del Consejo en la barbilla.
El hecho causó profunda indignación entre las personas que lo presenciaron.
El agresor fué en el acto detenido.

representantes. Tan alto fué el tono de las protestas,
que el delegado de la autoridad Sr. Pelaez, que asistía al acto, tuvo que sus¬ penderlo.
Los congregados repartieron una hoja
impresa que contenia su protesta. Una comisión délos protestantes fué
al Ayuntamiento para entregar su pro¬ testa. Ningún empleado ni portero quiso encargarse de ella.
La misma comisión ha escrito cartas
á los centros obreros de Paris negando
que los obreros que alli han ido de Bar¬ celona representen las industrias de la
ciudad catalana.

Dijo llamarse Emilio Caporali, y su
edad es la de veintiún años.

Hallábase domiciliado en Nápoles des¬
de hace un mes escaso.

CRUNiCA LOCAL.

Ha sido durante algún tiempo estu¬ diante de la escuela de arquitectura.
La herida recibida por el Sr. Crispi no
ofrece gravedad alguna.

Fiesta en la Alquería.—El programa de la misma que publicamos el sábado úl¬

El interrogatorio á que el agresor Ca¬ timo se cumplió al pié de la letra y hasta

porali ha sido sometido no basta hasta fué ampliado, terminando la fiesta el lú-

ahora

para

caracterizar

el

atentado,

al

’
lies

con

un baile en' la taberna conocida

que no se da otra importancia que la que pudiera tener el hecho de un loco.

por Can Pava. La concurrencia, el domingo, fué ex¬

traordinaria, mayor que en años anterio¬

Vaticinios áe Noherlesoom

res, y esto que siempre ha sido muy con¬ currida la fiesta que nos ocupa, tal vez

La acción de la tempestad desénca- por ser la última del verano.

denáda en el Norte del Atlántico, que

A última hora algunos jóvenes de

tantos desastres ha ocasionado en los aquellos á quienes todo les está permiti¬

Estados Unidos, llegó á Europa ayer día 20, desde el cual habrá depresiones baro¬ métricas importantes.
Su trayectoria, según el Sr. Noherleso.om, será la siguiente: arrancará de
las costas americanas, atravesará el At¬
lántico por el paralelo 45, pasando el centro muy próximo á las costas N. O. y Norte de España. Desde el dia 20 inva¬ dirá el golfo de- Vizcaya y penetrará en Europa entre las costas occidentales de Francia y las de las islas Británicas.
Por lo tanto, la velocidad de la tem¬

do tiraron piedras, en el baile, á manera de confites, lo cual fué causa de un alter¬ cado que tuvo como consecuencia el que
algunos de los contendientes se vieran precisados á llevar vendada la cabeza al dia siguiente; aparte de esto, que fué un paréntesis de salvagismo, la fiesta tanto en su parte religiosa como en la civil,
fué lucidisima.
Acto vandálico.—Lo cometió un desal¬

pestad en la travesía; del Atlántico debe de ser unos 68 kilómetros por hora, que
es la velocidad del viento fresco, según
la escala más comunmente usada en la
marina.
Los efectos de este temporal para nues¬ tra Península serán lluvias generales y tormentas, con vientos fuertes del S. O.
al N. O. especialmente del 21 al 22, que es cuando pasará por nuestras latitudes el núcleo principal tempestuoso, y con mayor intensidad en las regiones occi¬ dental, septentrional y central.

mado contra algunos amigos nuestros la tarde del domingo próximo pasado en la carretera de Deyá frente á la finca lla¬ mada Can Euat inmediata al predio Can
Bleda, azuzando por tres ó cuatro veces un perro á la caballería que guiaban, in¬
dudablemente con la bastarda intención
de espantarla y volcar el carruaje en que iban, ocasionándoles desgracias que en aquella carretera han de ser forzosamen¬
te de fatales consecuencias.
Como no es esta la vez primera ni la

Consecuencia de la explosión de
Amberes

segunda ya, según tenemos entendido, que en dicha carretera se han cometido
actos de salvagismo como el que denun¬
ciamos, no podemos menos de llamar se¬
riamente la atención de la Guardia civil,

Han sido detenidos, por mandato del juez de instrucción, Mr. Corvilain, due¬
ño de la fábrica de cartuchos en que ocu¬
rrió la explosión que ha llenado de cons¬ ternación y luto á Amberes, y el ingenie¬ ro jefe del establecimiento.
Continúa la información acerca de las
causas del desastre. Se ha demostrado
ya la muerte de 135 personas, y se teme por la vida de otras 20, que figuran en las listas de los desaparecidos. Los he ri-

esperando sabrá poner coto á tales des¬
manes.
Por nuestra parte, amigos como somos de la verdadera cultura, estamos dis¬
puestos á suministrar á las autoridades cuanto sepamos ya sea respecto del hecho
en cuestión ya de todos los de su natura¬ leza, que desgraciadamente vienen sucediéndose en este pueblo con sobrada fre¬ cuencia desde poco tiempo á esta parte.

dos graves han sido 100, y los leves 150. Las pérdidas causadas por la conmo¬
ción en los edificios de la ciudad se cal¬
culan en 500.000 pesetas; las del fabri¬ cante, de cuya finca no quedap señales, y las de los almacenistas de petróleo no se han fijado aun.
El barrio ó aldea de Anstruv/eel, si¬
tuado A 200 medros de le factoría, y com¬

Asociadas.—La asociación católica de
Hijas de María, celebra mañana la fiesta que anualmente dedica á su excelsa Madre por medio de solemnísima oración
de cuarenta-horas. En la sección coïtes-
po odien te encontrarán nuestros lectores

el programa de dicha festividad religiosa
que, á juzgar por los preparativos que se
hacen, será brillante como siempre. En nuestro próximo número la descri¬
biremos.

de referencia, nos apresuramos á mani¬ festar al público la innovación diciéndoie
que en adelante el susodicho vapor sal¬ drá de este puerto á las seis de la tarde, en vez de á las siete, como ha venido haciéndolo hasta hoy.

Vecinos que se quejan.—Los de la ca¬ lle de San Pedro y contiguas se quejan de la Corporación municipal, y les sobra razón, pues es una de las mas descuida¬
das, tal vez, del pueblo. En un anónimo que recibimos ante¬
anoche nos dicen que la primera ojea¬ da que dan al Sóller es para buscar el suelto de cajón que titulamos Sesiones del Ayuntamiento, solo por ver si en los acuerdos que se han tomado encuentran
uno que se refiera al arreglo del piso de dichas calles, y que hasta hoy no lian te¬ nido todavia la grata sorpresa que an¬
sian.
De modo que, si exeptuamos los veci¬ nos del Puerto, los de dichas calles son los mas desgraciados del pueblo, pues como los de la barriada marítima, tienen las fuentes y lavaderos á un kilómetro de distancia, y el piso que mas que esto
parece el cauce pedregoso de un torrente. Los vecinos de las calles de Tamañy y
de Jesús menos mal, pues si bien es ver¬
dad que no se les ha hecho la mejora en

Sesión del Ayuntamiento.—Por segun¬ da convocatoria la celebró el jueves de esta semana, bajo la presidencia del se¬ ñor Alcalde y con asistencia de los concejales Sres. Arbona, Pomar, Umbert, Ripoll, Garau, Rullan y Morell.
Aprobóse el acta de la anterior.
Se dió cuenta de la R. O. circular es¬
pedida por el ministerio de la Goberna¬ ción por la que se varia la redacción de la
regla 4.a de la R. O. circular de 4 de Mayo último, sobre reclamaciones de la
inclusión ó exclusión en las listas electo¬
rales para Ayuntamientos. Acordóse pasaran á la comisión de
Obras dos instancias por las que se soli¬ cita autorización para hacer obras en el camino de la Figuera, punto Son Aviñona y en la calle de S. Jaime.
Aprobóse el dictamen de la propia Co¬
misión en las obras solicitadas llevar á
cabo por un vecino en la calle de Palou. Acordóse que las sesiones se celebren
á las ocho de la noche en vez de á las

proyecto, en cambio lo han visto anun¬ ciado en los acuerdos de la Corporación, es decir, ensuman es tap\\ los de la parte de levante, para quienes clamamos aho¬
ra ¡ni siquiera esto! Por esto tienen envidia á aquellos.

nueve como venia haciéndose.
Acordóse tapiar el trozo de acequia pública que conduce las aguas de la fuen¬ te del Uyet, de este término, en el tra¬ yecto que comprende el corral de Can Fava en la Alquería del Conde, y una

parte de la que conduce las aguas de di¬

Plaza de toros.—Repetidas veces he¬ mos anunciado ya la inauguración de la plaza de toros y una vez por fas y otra por nefas no ha llegado á realizarse to¬

cha fuente y la del Forat, á fin de evitar las inmundicias á que dá lugar dicho des¬
cubrimiento.
Se acordó el pago de varias cuentas.

davía; mañana es el dia señalado defini¬

tivamente para dicha inauguración, con

permiso de la autoridad competente y si

el tiempo no lo impide.

La función se dividirá en dos partes . El l.o del próximo Octubre se abrirá

consistiendo la primera en la lidia de dos el curso de 1889 á 1890. bravos toretes de Argel, que serán capea¬ Son completamente gratuitas, y ade¬

dos, banderillados y muertos á estoque mas se suministra papel y demas objetos

por la cuadrilla que dirije el aficionado á los que lo necesiten. En ellas serán Jaime Dupuy, y la segunda en una mogi- admitidos todos los que no asistan á da¬

ganga, ó sea dos divertidas pantomimas, se durante el dia. lidiándose otros dos bravos toretes de El local, el mismo de las escuelas pú¬

Argel que serán picados en caballos de blicas: calle de Canals, calle de Palou y

mimbre, capeados y demás suertes que Campanario. Por ahora se empezará á

permitan, y vueltos al corral.

las 7.

Los precios serán los siguientes, to¬ Los que deseen asistir á ellas, deben

dos con la entrada: sombra-, preferencia matricularse durante el tiempo que falta

pesetas 1’25, barreras PIO y contra-ba¬ hasta la apertura, en la Secretaria de es¬

rreras 0’90 y la entrada general 075; te Ayuntamiento, ó bien en las mismas
sol: preferencia pesetas 0’90, barreras escuelas.—Sóller 18 de Septiembre de

0’80 y contra-barreras O’60, y la entrada 1889.—El Alcalde, Juan Joy.

general 0’50. Los niños y militares sin

graduación, sin distinción de sol ni som¬

bra, pagarán 0’35 pesetas, estando abier¬

to el despacho en las ventanillas de la
Plaza desde al amanecer hasta la hora
de empezar la función.

MOVIMIENTO DEL PUERTO

Las puertas se abrirán á la una y la

función empezará á las tres y media.

EMBARCACIONES FONDEADAS.

Dia 9.—De Barcelona vapor Ciudade-

Escamoteo.—Acaban de decirnos que
durante la pasada noche á un vecino de la plazuela de Eloy le han escamoteado dos gallinas.
Comprendemos que después de las témporas de San Mateo, para no caerse de debilidad haya tenido necesidad el ca¬ co de reforzarse; pero como puede suce¬ der que con dos gallinas el refuerzo haya sido demasiado fuerte, á fin de evitarle un accidente desgraciado, bueno fuera que el benemérito Cuerpo viera de pes¬ carle para que se templara su sangre co¬ miendo algunos dias rancho de la cárcel.

la de 255 ton. capitán D. Juan Amengual con 16 mar. 10 pas. y efectos.
Dia 10.—De Barcelona laúd S. Juan
de 38 ton. pat. Juan Rotjer con 5 mari¬ neros y efectos.
Dia 14.—De Barcelona vapor Niny
de 126 ton. capitán D. José Eseandell con 13 mar. y aceite.
Dia 15.—De Barcelona vapor Ciuda-
dela de 255 ton. capitán D. Juan Amengnal con 16 mar. 6 pas. y efectos.
Dia 18.—De Ibiza vapor Niny de
126 ton. capitán D. José Eseandell con 13 mar. 1 pas. y ganado.
Dia. 18.—De Sevilla laúd Aurora de

67 ton. pat. Juan Ferrer con 7 mar. tri¬

Vapores.—El sábado próximo pasado llegó á este puerto el Niny y el domingo el Ciudad de Cindadela, saliendo para
Ibiza el primero en la tarde del mismo

go y cebada. Dia 18. De Sevilla laúd San José de
51 ton. pat. Antonio Magraner con 6 ma¬ rineros y trigo.

dia y al anochecer del lunes para Barce¬
lona el otro, á pesar de estar algo pica¬ do el mar á la hora de salida. El Niny

EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 9.—Para Barcelona vapor Ciudadela de 255 ton. cap. D. Juan Amengual

llegó de nuevo el miércoles para salir á con 16 mar. 10 pas. y efectos.

la tarde con destino á Barcelona.

Dia 14.—Para Ibiza vapor Niny de

Uno y otro trajeron y se llevaron car¬ 126 ton Capitán D. José Eseandell con

ga variada y pasaje.

13 mar. y efectos. Dia 16.—Para Barcelona vapor Ciu-

Ultima hora.—Por encargo del consig¬ natario en esta del vapor Ciudad de Cin¬ dadela, debimos variar en el anuncio que acostumbra publicar la empresa del mis¬ mo, la hora de salida de este puerto; mas como quiera que al recibir la noticia te¬ níamos compaginada ya la cuarta pági¬ na de este periódico en la que por esta

dadela de 255 ton. capitán don Juan
Amengual con 16 mar. 13 pas. y efectos.
Dia 18.—Para Burriana laúd Unión de
51 ton. pat. Buenaventura Vicens con 6 mar. y madera.
Dia 18.—Para Barcelona vapor Niny
de 126 ton. capitán D. José Eseandell con 13 mar. y efectos.

vez hemos dejado de publicar el anuncio

•4

SÓLLER.

•:^erro-Car^il.es da Mallorca.

COBBEOi.

SECCION RELIGIOSA.

CULTOS SAGRADOS. Al anochecer de hoy, continuando la solem¬

SERVICIO DE TRENES
■ que regirá desde l.cde Abril á 14 Octubre
de1889
De Palma a Manacor y La Puebla.—7‘30 * mañana, 2 y 4 (mixto) tarde,
De Manaeor á Palma.—3 (mixto) 7’30 ma-
v ñaña y 5’45 tarde. De Manaeor á La Puebla.—7’30 mañana
; y 5‘45 tarde. De La Puebla á Manaeor.—7’55 mañana
:~.2’3Q y 5’55 (mixto) tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana
¿;-y 5’55 -(mixto) tarde. Tren periódico: 'dias de mercado en Inca—
¿De Inca á Palma—1 tarde.

SALIDAS DE PALMA.
Para Ibiza y Alicante, domingo A mañana. Para Mahon, lunes 5 tarde y miércoles 2 tarde, via Alcudia. Para Barcelona, martes 5 tarde y sábado 2 tarde, via Alcudia. Para Valencia, juéves 5 . tarde. Salidas de Sóller.—Los domingos-á las -2 de la-mañana y los demás días á las 4.
LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, hiñes 7 mañana. De Mahón, lunes 10 mañana via Alcudia y juéves 7 mañana. De Ibiza y Alicante, miércoles 10 mañana De Barcelona, juéves 10 mañana, via Al¬ cudia, y sábado 7 mañana.

SANTORAL DE LA SEMANA.
22 Domingo XV.—Los Dolores glorio¬
sos de Nuestra Señora, s. Mauricio y -compañeros mártires.
Sol en libra á 8 h. 27* m.—Otoño
23 Lunes.—Sta. Teda vr. y s. Lino p. y mártir,.
24 Martes.—Nuestra Señora de las Mercedes.
25 Miércoles.—Stas, María de Cervellón, Aurelia y Leonasia virgenes.
Novilunio ú 2 h. 16’ m. en Libra.—jRevuelto. Los
vientos sin direcciónJija alborotan el mar
26 Jueves.—Sta. Justina vr. y mártir, 27 Viernes.—SS. Cosme y Damian
médicos mrs.
28 Sábado.—El B. Simón de Rojas y
rs. Wenceslao mártir.

ne oración de Cuarenta Horas que la asocia¬ ción de Hijas de Maria dedica á su excelsa Madre, se cantarán Completas, composición de D. L. Gamundí, y la Coronilla de las doce
estrellas.
Mañana, 22, á las siete y media comunión general y acto seguido la exposición, á las nueve y media Horas y Misa mayor, partitu¬ ra de Paceini, en cuyo ofertorio predicará el M. I. Sr. D. Matías Compañy canónigo Leetoral, por la tarde Vísperas y Maitines so¬
lemnes.
Dia 23, á las seis exposición, siguiendo Prima y Misa solemne, á las nueve y media Horas y Misa mayor, á las tres Vísperas y Completas, á las seis y media el ejercicio mensual con plática, canto del eoro composi¬ ción de D. J. Albertí, procesión, Te-Deum y
reserva.
El martes á las 6 y media de la mañana,

Llegadas á Sóller.—-Todos los días á las 6

ni tiempo de una misa rezada se hará el ejer¬

de la noche.

cicio en honor de fían Bartolomé aposto!.

Sec2314567.ación de Anuncios. ¡tamimdam

MAQUINAS PARA C OSER

DEPOSITARIO GENERAL EN LAS BALEARES

.11® Emilio Saman©? Jiianot-Colosii? 34—3PALEMA.

EN SÓLLER

tiirigir l$m 'eiaoárgos &

'¿Peflro Juan Morell? Calle del Mar»

•

Almacén de Papel
OBJET0S DE ESCRIT0RIO
I-FABRICACIÓN DE LLBRIT0S PARA FUMAR
MARCAS:
Muestra' Señora de. Lluch,-Amor,
."Bandera Mallcr quina, Clavel Español, jr otras de -las ¿más acreditadas
^CUREliLAS Ï PÒSFOBUS '-«u cnjUa» y A granel. -Cajítas Arca «e Noé, ;.»S céitAiutos «le peseta! Al usar una «le ella* no
*c comprnritu «le otra*.
XXEiFÓ SITO IDEJ 0^K.T03>TESS

ÏÏ1IDA MUEVA
GRAN BARATURA
Para el sábado domingo y lunes próximo de Ponería, Lanería y Pa¬ ñolería de todas clases géneros de al¬ godón y de hilo con gran rebaja de precios que seguirá toda la semana.
YEiWMAi
■DE DA
CONTABILIDAD DEMOSTRATIVA
La exactitud, pues se han encontrado importantes errores en todos los sistemas.
La supresión completa del Balance de Comprobación y del Balance General, así co¬
mo de otras anotaciones inútiles. El conocimiento instantáneo del Ac¬

Tan seguros y convencidos esta¬
mos que ningún otro papel puede igualar á nues¬ tro papel blanco -para cigarrillos,
de fabricación es¬
pecial, que para distinguirlo de to¬
dos los demás pa¬
peles y dificultar al propio tiempo
á los falsificado¬
res, hemos hecho crecidos gastos pa

MOTORES í (IISI í Mili
sistema nuevo de 0TT0 únicos legítimos
Bloss Spitz y Comp* BARCE 1-iOISr.A.
Este nuevo Motor accionado por Ben¬
cina se recomienda á los industriales en
poblaciones que no estén provistas de fábrica de gas, por su seguridad absoluta, su solidez, por su marcha silenciosa, y
últimamente por su poco consumo.
Para detalles y prospectos ABELAR¬ DO OLTRA únieo y esclusivo represen¬
tante en estas Islas
Cali 2 bajos? J*alma.

estraza, paja, y madera

tivo y Pasivo existentes, ganancias, pérdi¬

ra imprimir mecá¬
nicamente en ca¬

das, etc., sin pasarlas cantidades del Diario
á otros libros ni hacer recuento.

da hoja de papel drama en un prólogo y dos actos, en verso,

.fATELES TE TODAS CLASES

La imposibilidad de defraudar al ¡pro¬

cigarrillo nuestro
nombre ROCA

POR

pietario por la anterior comprobación inme¬
diata de las cuentas.

que se lee al tras¬

D. Bartolomé Síngala.

>LA CUESTIÓN LE LOS ‘SIETE

La -mayor facilidad de anotar las

parente.

Véndese en esta imprenta al precio de

■ Eompe- cabezas chine conmás de milsoluciones.

operaciones por la solidez de los nuevos .prin¬

¡Oj°, :pnes, F\\inaa,ca.or*es!

2 pesetas ejemplar.

.¡Precio ¡lo céntimos depeseta!

cipios.

mSk TÜNDADA M 1850.

La de no ser indispensable profesor Exijid en los libritos la antedicha prue¬

para aprender el Método, pues muchos lo

practican á los quince días de poseerlo.

ba de legitimidad.

CAÑIZOS

mm be mmm tmíills i hijo

La economía del 70 por 100 en los
gastos de libros rayados, porque en las mis¬ mas hojas que tienen los antiguos cabe en los nuevos cuatro veces mayor número de cuen¬

Recomendamos las marcas
¥ioIon.-Bos Cuartos.

Los tiene para vender de varias cla¬ ses y tamaños, D. Bernardo (a) Poteta,

Sindicato, 59.-Aceite, 1

tas y se pueden llevar todas en un libro.

en la Huerta (Barriada de Can Cuida)

PJUbMA.

Representante en esta plaza
D. Bartolomé Síngala.

6a ROCA Lonjeta, íi-fái

Imp. de J. Marqués Arbona.—SÓLLER.