ARO V.-NÚWI. 210.
ARO V.-NÚWI. 210.

13 JULIO DE 1889.

SÓLLER

PERIÓDICO SEMANAL LITERARIO Y DE INTERESES MATERIALES. v#

PUNTOS DE SUSCRICIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICION:

En Sóller: Redacción y Administración-San Bartolomé-17.
En Francia: D. Guillermo Colom-Quai de la Repnbíiqúe-13-Cétte ¡Herault). En América: D. Miguel Morell-Ponce (Puerto-Rico.)

0‘50 pesetas cada mes en toda España. 0‘75 id. id. id. en el Extranjero y en América (Unión Postal)
PAGO ADELANTADO.

Anuncios y comunicados á precios convencionales. Los comunicados deberán llevar firma. No se devuelven los originales.

Sección literaria: Sin cumplimientos, por don A. Sánchez Perez.—Dolora primera, (poesía) por don R. de Campoamor,—Dos instantes, (poe¬ sía) por G.—Pasatiempo, por Trucha.—Intererses materiales: Mejoras, por J. M.—Higiene: Condi¬ ciones que deben reunir las viviendas para que sean salubres, por don E. Estada.—Sección bio¬ gráfica: Gabriel Max.—Actualidades.—Crónica local.—Registro civil.—Sección comercial.—Sec¬ ción religiosa.—Folletín: El ciego de Bellver, (conclusión) por don F. Moreno Godino.—El fondo y la superficie, por don Pedro María Ba¬
rrera .—Anuncios..
SECCION LITERARIA.
SIN CUMPLIMIENTOS
Siempre que oigo decir á cualquiera —y cuidado que la frase se oye á me¬ nudo—«soy enemigo de los cumplimien¬ tos», se me me pasan ganas de respon¬ der al tal: «pues hace usted malísima-
mente, señor mío,,y demuestra un gus¬
to pésimo y una educación deplorable».
Si, como enseña la Academia Españo¬
la [y aunque no lo enseñase), el cum¬ plimiento es muestra de urbanidad, es¬ tá claro que quien se llama enemigo de los cumplidos se confiesa enemigo de la
buena crianza. Lo declaro ingenuamen¬
te: la expresión tan usual «sin cumpli¬ mientos'» me pone los' pelos de punta. Puede suceder, y sucede con mucha fre¬ cuencia, que eso de sin cumplimientos .sea hablar por hablar; como si dijéra¬ mos, otro cumplimiento; pero si el que lo dice manifiesta su verdadera opinión; si el que recibe en su casa, ó da,banque¬ tes, ó hace visitas, trata efectivamente á sus visitas y á sus convidados sin cum¬ plimientos, lo mejor que podemos hacer —y eso lo antes posible—es evitar su trato, con lo que nos ahorraremos mu¬ chos disgustos y ratos muy desagrada¬
bles.
¡¡Sin cumplimientos!! Espanta figu¬ rarse lo que sería la vida social si se prescindiera decididamente del cumpli¬ do, de la cortesía; ese verdadero y único

barómetro de la cultura de las socieda¬
des.
Solamente á personas toscas y mal criadas, ó á quienes no hayan meditado sobre la materia, pueden disgustar los

ya al infierno cuanto antes, porque es una señora muy antipática, aunque no tanto como usted»—etc., etc.
Pero qué, ¿sería posible, por ventura,
la existencia de la sociedad sin los cum¬

cumplimientos, en los que, por más que plimientos? Pues si en puridad los cum¬

discurra, no puedo encontrar nada malo, plidlos no son otra cosa que la práctica

y cualquiera halla mucho bueno.

de una máxima profunda y sabia de ca¬

Que los cumplimientos no han de ser si todas las religiones, y desde luego de

tomados al pié de la letra, es verdad; la religión cristiana: «no hagas á nadie

pero ¿qué mal hay en eso, si ya liemos lo que sentirías que hiciesen contigo»,

convenido todos en lo mismo?

consejo que puede ser completado con

Que el caballero, aunque lo diga, no este otro: «haz, ó procura hacer, con los

se pone d los pies de las señoras; que las demás, aquello que deseas que hagan

señoras, sólo verbalmente, besan la ma¬ contigo».

no á los caballeros; que en la mayor par¬

A nadie le gusta—si no tiene estraga¬

te de los casos nos es del todo indiferen- do el gusto y pervertido el sentido mo¬

se un suceso por el que solemos demos¬ ral—que le digan insolencias ó sobar¬

trar, ya profunda pena, ya regocijo badas^ á todos nos agrada, por el con¬

grande, según los casos y las circuns¬ trario, oir frases halagüeñas de elogio

tancias, es muy cierto; pero ¿hay algún y de cariño; pues justamente sobre este

mal en todo eso?

sólido cimiento y en estas bases está

Quien anda por el mundo y tiene tra¬ fundado el edificio de los cumplimien¬

to de gentes y conoce los usos y cos¬ tos; edificio que, digan en contra cuan¬

tumbres de la sociedad en que vive, to decii; quisieren esos que se nombran

aprecia prudentemente el valor verda¬ á sí mismos—sin serlo, por de contado

dero y real de esas fórmulas que, aun —defensores de la verdad, es el más po¬

siendo mentirosas (y algunas veces pue¬ deroso y el más suave lazo de unión que

den no serlo), suenan agradablemente existe entre los múltiples elementos qu e

en nuestros oídos.

integran las modernas sociedades.

Quién sabe si esos enemigos de cum¬

plimientos tratarán de que sustituyamos

A. Sánchez Perez.

las formas de urbanidad y de cortesía

con tosquedades y desabrimientos que desazonen al que los oiga y enojen al

DOLORA PRIMERA

que los diga. Así, por ejemplo, en vez de diálogos
usuales y comentes parecidos, á este: «¿Cómo está usted?—Bien, muchas gra¬ cias; y usted, ¿como sigue? —Bien, gra¬ cias; y el niño, ¿se puso bien del todo?— Sí, está perfectamente.—Me alegro mu¬ cho; mi esposó es el que anda delicado.— ¡Cuánto lo siento!; pero ¿qué tiene el po¬ bre?—etc,, etc.» juzgarían más acepta¬ ble el siguienle: «¿Cómo está usted?—Y á usted ¿qué le importa?—¿A mí? nada; es curiosidad; y el niño, ¿reventó al ca¬ bo?—No, señor; ahora está muy bien.

¡Pobre Carolina mía!
¡Nunca la podré olvidar! Yed lo que el mundo decía
viendo el féretro pasar:
Un clérigo:—«Empiece el canto.» El doctor:—«¡Cesó el sufrir!» El padre:—«¡Me ahoga el llanto!» La madre:—«¡Quiero morir!» Un muchacho'.—«¡Qué adornada!» Un joven:—«¡Era muy bella!» Una moza:—«¡ Desgraci ad a!» Una, vieja:—«¡Feliz ella!»
—«¡Duerme en paz!»—dicen los buenos
—«¡Adiós!»—dicen los demás
Un Jllósofo:—«¡Uno menos!» Un poeta:—«\\Un ángel más!»

—Pues me da lo mismo; mi señora anda

R. de Campoamor.

mal esta semana.—Celebraré que se va¬

—-«'oírsg/jysvy-so-—

DOS INSTANTES
Bella, como la luz del medio dia, altiva, cual la palma en el desierto, fría, como la nieve de los montes, hermosa, cual los ángeles del cielo:
Así por vez primera vi de mi alma la mitad preciosa: tan bella como altiva., tan fría como hermosa.
Bulce., como la miel de los panales tímida, como el preso pajarillo; linda, como la rosa de los Alpes, grave., como del órgano el sonido:
Así estaba mi hermosa,
al pronunciar un sí con voz suave,
tan dulce como tímida,
tan linda como grave. G.
PASATIEMPO.
FUGA DE VOCALES:
.d.l.tr.m. n.ñ. c..l t. MU.tr. s. c..r.ñ\_ .mb.c..n.s v.n . m.s br.z.s P..s .n 1. t..rr.
.mp.s.bl. .s q.. .nc..ntr.s q...n m.s L q...r.
FUGA DE CONSONANTES:
A..a. .o.o .a .ía
¿.né ,c..a.io.e.
.ue.e. e..,a. .e Je. o. e...e .a. ..o.e.?
—Ú.i.a.e..e
e. a.o. c. .a ..ue e..a.
,.e. .e.o. .ie...e
Trueba
Solución al problema del número anterior Todos los que hay desde 1 hasta 127 in¬
clusive

W miL
EL CIEGO DE BELLVER
TRADICIÓN
te al borde del foso. Acudieron soldados con teas encendidas; en el fondo del
foso, que era muy hondo y estaba lleno de maleza y de ramojo de pinos, distin¬ guíanse confusamente dos formas hu¬
manas.
A este tiempo algunos servidores y arqueros habían acudido á la estancia
de la castellana. En el hueco de la ven¬ tana encontraron á Guillermo de Fon-
tanill,»que comenzaba á volver en si. Tenia enteramente vaciado el ojo dere¬ cho, y una herida honda entre el dere¬ cho y la nariz. Cuando le levantaron, vociferaba palabras inconexas, estaba delirando. Junto á él se hallaron algu¬ nas plumas negras -y amarillas, que los ■criados reconocieron sor de Peregrino,
el liálcon de Berta de Moneada.
En cuanto al pájaro no se le volvió ,á ver jamás.
y.;. La catástrofe de Bellver repercutió rᬠpidamente, no solo en ¡as islas, sino que

tambien en toda Cataluña. Al dia sub-si-
guiente llegó al castillo Hugo, hermano de Guillermo de Fontanill, y que des¬ pués sucedió á éste en el mando de la
fortaleza.
En el foso se encontraron los cuerpos
muertos y desgarrados por los zarzales, de Berta de Moneada y de Teobaldo de
Gantelme.
Guillermo permaneció mucho tiempo entre la vida y la muerte, sufriendo un ataque cerebral. Por fin aunque lenta¬ mente, se restableció; pero quedando enteramente ciego, y con el juicio per¬ turbado: experimentaba accesos de esa afección, posteriormente clasificada por
la ciencia con el nombre de demono-
mania.
Aun vivió dos años, sin salir apénas del castillo. Sin embargo, algunos días apacibles de otoño ó de primavera, los campesinos que iban á Palma y los pes¬ cadores que venian del mar, solian, en¬ contrársele apoyado en el brazo de un viejo escudero.
En las cinco islas, Cuando alguien se referia á Guillermo de Fontanill. le de¬
signaba con. el nombre de Ciego de
Bellver. F. Moreno Godino.

EL FONDO Y LA SUPERFICIE
Si fuera posible decir, sin faltar á las buenas formas, que el excelentísimo se¬ ñor duque de la Chiripa es un borriquito de solemnidad, yo diria respetuosa¬ mente que el borrico del señor duque no anda en cuatro piés por misericordia di¬ vina, y . no vive en la oscuridad de las nulidades porque la fortuna es hembra de tan mala ralea que sólo hace desati¬ nos. Pero por más quo me devano los sesos buscando vocablo que sirva para el caso,'me veo en la sensible necesidad de no llamar borrico al señor duque, porque no encuentro modo de llamárse¬ lo sin faltarle al respeto.
Su vida puede condensarse en pocas palabras. Siendo niño se dedica á coger nidos; siendo mozalbete se dedica á cojer cristianas; siendo hombre se dedica á cojer turcas. Su fisonomía moral que¬ da dibujada con tres rasgos: en la edad de la inocencia áólo goza aporreando inocentemente á otros muchachos; en la
hermosa edad de todos los entusiasmos
generosos, sus palabras, sus pensamien¬ tos y sus obras recuerdan siempre aque¬ llo de «doy para que des, hago para

que hagas»; en la edad madura sería
capaz de morirse de pena si alguna vez dormido tuviera la desgracia de soñar que no están locos rematados los que no se entregan atados de piés y manos á las brutales y groseras exigencias del mas refinado egoísmo. Sus condiciones intelectuales son las que corresponden á un individuo que en la escuela no pu¬ do acabar de aprender á leer y escribir; en la segunda enseñanza no llegó á en¬ tender ninguna asignatura; y al aban¬
donar los estudios no volvió á acordarse
de que hay libros en el mundo. Todo lo demás que se cuenta del señor duque es una patraña.
Habia nacido su excelencia en un pue¬
blo de pesca en seco, es decir, de los
que no presentan en su término señales de que en el mundo haya mares y ríos. Tuvo por padres, no el pueblo, sino el excelentísimo señor, que entonces no era señor ni excelentísimo, á un acapa¬
rador de cereales llamado Anton Ordo-
ñez y Chiripa, conocido por Antón Chi¬ ripa, y á una tal María Barón, hija de
otra tal, ó sea de otra Maria Barón, cu¬
ya vida, poco edificante, no nos importa
un comino.
Fruto único de Anton y María, nació

SOL L JES t~i.

INTERESES MATERIALES

bou si hay Dios y en cambio, inconscien¬ temente por supuesto, le ofenden con

M EJ ORAS

palabras .que horrorizan, serán mañana esposos y padres.,¿Que será su prole?

II.

¿Cuál será el grado de civilización, el

Prometimos empezar esta série de ar¬ tículos en que nos liemes propuesto indi¬
car algunas mejoras de,que es suscepti¬ ble este pueblo tratando primeramente de las mas necesarias; en cumplimiento de nuestra promesa debemos ocupamos
boy del Puerto.
JSTo creemos "sea necesario esforzarnos

estado de cultura, de la futura población del desgraciado caserío de que tratamos? Esto mañana; hoy no es menos lamenta¬ ble la suerte de aquellos vecinos. Fijé¬ monos, sinó, en lo que pasa en los casos
desgraciados de enfermedad,y muerte y
nos convenceremos de que aquellos ancia¬
nos que, inútiles para el trabajo, han per¬

mucho para hacer ver á nuestros lecto¬ manecido algunos años sin mas queha¬

res cuan desgraciada es la barriada ma¬ cer que ahuyentarse las moscas con un

rítima de Sóller, .pues saltan 41a vista ramo, sin oir jamás hablar de la vida fu¬

sus muchas necesidades y la escasísima tura, ál sorprenderles la última enferme¬

protección queha obtenido por parte del dad lian de irse de este mundo sin les

municipio desde íiemposinmemoriafes; si consuelos de la religión, pues son mu¬

algún miope hubiese que se empeñara en chas las veces que no solo la Confesión,

no ver puntos do tanto relieve como son sino que ni siquiera la Extrema-Unción

dichas necesidades, (1) le aconsejamos se
traslade al caserío que nos ocupa con
ánimo de hacerse cargo de cuanto tiene y de cuanto le falta, y estamos segurísi¬ mos de que, á su regreso, pensará como nosotros y hasta estará á nuestro lado siempre que algo pidamos .para quellos infortunados contribuyentes.
Dos ojeadas bastan para formarse una
idea exacta no solo de la utilidad de la
mejora que, siguiendo la tarea que nos hemos impuesto, nos toca hoy proponer, sino que de cuan grave es la responsa¬ bilidad que pesa sobre el Ayuntamiento que gasta en frivolidades y caprichos lo que,pudiera dar vidavy asegurar el por¬
venir á un número determinado de veci¬
nos, sumisos siempre,.y á quienes no pue¬ den achacarse mas-faltas que la gravísi¬ ma, la fatal para ellos de no haberse em¬ peñado jamás en tener representación en el Consistorio: la primera de dichas ojeadas ha de cTirijírse al estado actual del Puerto, la otra 4 comparar lo que será mañana, siguiendo el camino que se ha venido siguiendo, con lo que podría llegar á ser con un poco de protección que sede dispensara.
Su estado actual es por diferentes con-
■ ceptos verdaderamente aflictivo, total¬ mente deplorable. Componen el barrio unas noventa casas, que forman seis ca¬ lles,'y é.n relación á aquellas su población ".es numerosísima. Supongamos, pero, que
solo cuenta urna familia en cada casa y
tendremos que viven en el Peerto no■ venta familias, que suponiendo á tres los niños hijos de cada una tendremos un
total de docientos' setenta niños de am¬
bos sexos. Hacemos estas suposiciones á pesar de haber podido,publicar los datos - con toda exactitud, primeramente por¬
que no nos ha sobrado el tiempo para procurárnoslos, y después porque esta
exactitud no es de una necesidad abso¬
luta á nuestros fines, toda vez que quien Cha de atender, si acaso, nuestras indica¬ ciones, tiene los-datos exactos, si le ha¬ teen falta, al alcance de su mano.
Pues bien, estos docientos setenta ni¬ ños crecen en la barriada marítima como
crecen los jaramugos y alcaparras en el vecino monte de .Santa Catalina, comple¬
tamente libres como las .aves marinas que
se albergan en las quebradas rocas que

21.°lesllegaátiempodespuésdehaberteni¬
do que caminar cuatro kilómetros para venir al pueblo á buscarla y otros cua¬ tro para ir á administrarles al sacra¬
mento.
No obstante/todos estos males tienen un fácil-remedio, como fácil también lo tienen otros que señalaremos; todo está en que quiera aplicársele. El oratorio de
Santa Catalina reúne buenas condiciones
para vicaría y escuela de niños al pro¬ pio tiempo, y el de San Raimundo de
Peñafort con una casa que se le agrega¬ ra, las reuniria también para que en él
se instalaran algunas Hermanas de la
Caridad. Un vicario con título elemental
de Maestro, y reserva en el oratorio, se¬ ria lo suficiente para que los niños reci¬ bieran instrucción y educación que los colocara á la altura de los de los pueblos cultos, para que les ancianos pudieran oir todos los días la misa y rezar el rosario al anochecer, y para que los vecinos todos pu¬ dieran escuchar mas á menudo la palabra de Dios, recibieran con mas frecuencia la sagrada Comunión y no les faltara, en fin, ninguno délos consuelos de la religión cris¬ tiana en el trance supremo; y las Her¬ manas de la Caridad al mismo tiempo que podrían asistir á los enfermos que hubiese, podrían enseñar lectura, escri¬ tura y labores á las niñas, educándolas religiosamente para que .en su dia pudie¬ ran ser fieles esposas y buenas madres
de familia.
Parécenos que los gastos que ocasio¬ naria eh establecimiento fie esta mejora serían muy llevaderos para nuestro mu¬ nicipio; mas por si acaso le arredran, en otros artículos en que tratemos de otras mejoras le manifestaremos les medios de crearse rentas suficientes para atender á estos y á otros servicios que, á estable¬ cerse, han de ser neeesáriamente gravo¬ sos á los fondos públicos.
3. M
CONDICIONES
.que
cl&yoon reunir la,3 vivi3n.ca.a,s *

acarician las olas del mar; nadie ilumina

.para que sean salubres

su inteligencia, nadie forma su corazón,

nadie les enseña el temor de Dios y el

II.

respeto á sus semejantes. En cambio el mal ejemplo que á todas

CONSTRUCCIÓN

horas reciben es mucho, siendo insufi¬

En la construcción de edificios desti¬

cientes para contrarestarlo los escasos nados á habitaciones hay que tener en consejos que pueden darles sus padres, cuenta:

■muchos de los cuales ignoran bástalos

Su distribución.

mas rudimentarios principios de la edu¬

La construcion propiamente dicha.

cación; las débiles correcciones que pue¬
den darles sus maestros, que mas que esto
son unos amigos que les entretienen agra¬ dable ó desagradablemente algunas horas durante el dia y que jamás se imponen para castigar con rigor hasta las fal¬ tas de respeto á sus , personas, porque temen ponerse mal quistos con las respec¬ tivas familias de los alumnos, de las cua¬ les depende la conservación de su destino; y las débiles amonestaciones que pueden
hacerles los sacerdotes que van los dias
festivos á celebrar en uno de los orato¬
rios, pues que, mas bien que sermonear
enseñando la doctrina cristiana á tanto
ignorante como hay en la barriada, pre¬ fieren regresar á la población tan luego
han celebrado el santo.sacrificio déla
? anisa.

Distribución.—Respecto de la distri¬
bución de edificios destinados á vivien¬
das, no es posible consignar preceptos de aplicación general relacionados con sus condiciones higiénicas, que puedan
conducir á determinar la manera más
conveniente de agrupar ó disponer sus diferentes dependencias. Las condiciones climatológicas, la extensión y forma geométrica del solar, el número de fa¬ chadas que haya de tener el edificio, la condición social de las personas á que se destina, su ocupación, hábitos y nece¬ sidades, pueden ciar lugar á distribucio¬ nes tan diversas, que no es posible suje¬ tarlas á pauta ni á regla alguna, pu~ diendo afirmarse que cada caso particu¬ lar representa un problema nuevo enco¬ mendad© á la pericia y al ingenio del constructor. Las grandes diferencias que presenta el clima de España entre unas

Y estos niños sin instrucción de nin¬
guna especie y mal educados, que no Sa¬
lí) Í C: las cuáles apuntamos ya algunas en Abril ■ de 18S7 al escribir un artículo que tituladnos El Puerto y que viola luz , pública eo el número-92
• de este Semanario.

y otras provincias, obliga á sujetar la disposición délas casas á muy diferen¬ tes maneras: mientras en Andalucía, donde el termómetro llega á marcar du¬ rante los .meses de Julio y Agosto 45 gra¬
dos centígrados, siendo’el invierno casi
imperceptible, es necesario disponer las

casas para el verano; por el contrario, en el Norte, en Burgos por ejemplo, pre¬ domina el invierno, marcando el termó¬ metro hasta 10 y 12 grados bajo cero, y á las exigencias de esta estación es ne¬ cesario sujetar la distribución do las vi¬ viendas. Él patio á la usanza árabe, que tan buenos servicios y comodidad puede
.prestar en Andalucía, sería totalmente inútil en las provincias del Norte, mien¬ tras que las disposiciones convenientes en estas para preservarse del frío serían ociosas y contraproducentes en el Me¬
diodía.
Mas si esto es así, si es tan grande la variedad de circunstancias, que no es posible construir las casas con arreglo á un tipo común y á una pauta deter¬ minada, también es cierto que pueden hacerse algunas indicaciones muy esen¬ ciales, que no es posible desatender sin grave perjuicio de la salubridad de
las habitaciones. Los cuartos dormito¬
rios en planta baja, expuestos á la hu¬ medad del sub-suelo.; los entresuelos, de altura tan exigua que apenas llega á 2’20 metros; los sotabancos, que sin mas protección que una cubierta ligera, son
tan fríos en invierno como calurosos en
verano; las alcobas sin ventilación algu¬ na, cuyo reducido espacio apenas con¬
siente otros muebles que una cama y
una silla; los excusados, sin ninguna abertura al exterior, enviando y espar¬ ciendo sus nocivos efluvios por todas las dependencias de la casa, cuando no in¬ ficionan los alimentos, por estar co¬
locados en el interior de las cocinas,
y sin ninguna otra ventilación que la que se establece por la puerta, son verdaderos pecados sanitarios, por desgracia demasiado frecuentes para que sea inútil el denunciarlos, y pre¬ sentarlos como otros tantos orígenes y causas graves de insalubridad, se¬
ñalando su notoria influencia sobre la
mortalidad de las poblaciones. El sistema adoptado y practicado en
las ciudades francesas, sobradamente
generalizado en España, de acumular pisos sobre pisos, escatimando su al¬ tura, con sus exiguas habitaciones, sus pequeños patios destinados á dar luz á las habitaciones interiores, y que al propio tiempo sirven cumplidamente pa¬ ra que los gases mefíticos y el ai¬ re viciado de los pisos bajos vengan á inficionar y viciar el de los superiores, con sus servicios comunes y su falta de independencia que tanto perjudica al bienestar y hasta la moralidad de las familias, debe presentarse en oposición y formando contraste con el sistema ge¬ neralmente seguido en Inglaterra, don¬ de las casas se construyen para una sola
familia, rodeadas muchas veces de ame¬
nos jardines, utilizando la planta baja para comedor, cocina, despensa, salas de estancias y de estudio, el piso princi¬ pal para cuartos dormitorios, y desti¬ nando el ático á habitaciones para cria¬ dos y piezas de desahogo.
E. Estada
(Se continuará.)
SECCIÓN BIOGRÁFICA
GABRIEL MAX
Gabriel Max nació en 1840 en la his¬
tórica y pintoresca ciudad de Praga, tan notable por los brillantes paisajes do sus alrededores, como por sus belicosos recuerdos: hijo de un escultor no poco hábil, á juzgar por varios monumentos públicos de la capital de Bohemia, en que dió á conocer su mérito, estaba des¬ tinado á ejercer el mismo arte que dió renombre á su padre, pero habiendo muerto este eu 1855. el joven Max, que tenía otras aspiraciones, trasladóse á Yiena, foco de las artes en el imperio Austríaco. A sus primeros trabajos en el
arte escultórico debe atribuirse el estilo
plástico de los lienzos que después pin¬ tó Max, y sus modeladas formas; y de su afición á visitar las iglesias y mo¬
nasterios nació sin duda su amor á los
asuntos místicos y ála primitiva escuela espiritualista que había sido trasplanta¬
da de Bizancio á Bohemia.
El jó ven Max ingresó desde luego en la Academia de Yiena, cuyo director era entonces Cari Blaas, pintor de conocido mérito, más según parece, no se entre¬ gó á un asiduo estudio: ni tampoco hi¬ zo por el pronto una carrera brillante, tal vez porque se aficionó también ála música apasionadamente, llegando á to¬ car varios instrumentos. Sus primeras trabajos artísticos fueron doce acuare¬ las, tres de las cuales representaban á Beetlioven, Mendelssolm y Liszt.
A los ocho años de su estancia en Yie¬
na, Gabriel Max, reunido con algunos de sus compatriotas, trasladóse á Mu¬ nich; y al dejar así el Austria por Ba¬ tiera, hubiérase dicho que lo hacía so¬ metiéndose al ascendiente de aquella escuela, que lo mismo entonces que aho¬

ra, era menos local qué cosmopolita. Muchos pintores que mas tarde debían
ilustrar su nombre, fueron asociados v
compañeros de Max.en la Academia de Munich, cuyo director,. Cari Piloty. sa¬
bía conciliar el realismo y el individua¬
lismo, con el estilo académico de sus
predecesores, Cordelius y Kaulbach; pe¬ ro Max era demasiado independiente para girar en la órbita de otro, y no quiso seguir las huellas de su maestro. Sus obras revelaban que no había pro¬ fundizado mucho el pasado; su arte era
demasiado moderno para ser arqueoló¬
gico; trabajó en el mismo estudio con el malogrado Eduardo Kurzbauer; has¬ ta la muerte de este, y después con Hans Makart; y, sin embargo, á pesar de estas circunstancias, no podia decir¬
se que el estilo de Max es ecléctico; más bien le llamaríamos subjetivo, usando
el término de los metafísicos alemanes.
Durante cuatro años, Gabriel Max
concentró sus fuerzas, y al cabo de este
tiempo asombró al muiido con su «Már¬
tir cristiana,» cuadro presentado en la Exposición de Munich de 1867, y al que el artista debió su fama y su fortuna. Sin embargo, esta fama sólo fué hija en un principio de la impresión prime¬ ra, no echándose de ver que el senti¬ miento expresado en la obra pecaba de exagerado y que el estilo adolecía quizá de excesiva dulzura; dos defectos que, ocioso parece decirlo, supo evitar des¬ pués. Por otra parte debe admitirse que
el maestro nunca trata los asuntos sin
hacer vibrar alguna de las cuerdas más sensibles del corazón. Las composicio¬ nes de Gabriel Max son plácidas, como las plateadas aguas de un lag’o, pero al¬ gunas veces las borrascas agitan la su¬ perficie, desvaneciendo por un momen¬ to su tranquila belleza.
Max no suele gúrar en la misma esfe¬
ra que sus compañeros en el arte; algu¬ nas veces se acerca á la naturaleza, pin¬ tando los rasgos de la vida más sencilla; pero en sus lienzos no representa nunca á la pobreza vestida de harapos: hasta los más míseros han sido para él ricos, y los viste de seda y encajes; los más abyectos vuélvense cultos; y los achaco¬ sos conservan vestigios de hermosura. En resúmen, Max hace lo que los ale¬ manes llaman «pinturas ideales.»
Dícese que cuando este artista tiene un modelo en su estudio, no trabaja en el de continuo, pincel y paleta en mano, como lo hacen sus colegas, sino que se sienta dos ó tres horas para contemplar¬ le tranquilamente, sin trazar una sola linea en el lienzo. Durante este tiempo toma notas mentales, busca ocultas sig¬ nificaciones, fija en su espíritu todo cuanto desea ver, y procura ignorar lo que no conviene á su propósito. Proce¬ diendo asi con la naturaleza, el pintor recibe lo que da, y la concepción una vez trasladada al lienzo, resulta ser un estudio psicológico.
Sensible es que Max no se baya dedi¬ cado más formalmente al estudio de lo
antiguo: su estilo es tan plástico, sus cuadros tienen tanta analogía con las figuras que produce el cincel con el her¬
moso mármol de Carrara, sus formas
son tan típicas y genéricas, que su con¬
tacto con las obras maestras de.Grecia y Roma solo serviría para realzar lo que
es. ahora poco más que ficción y senti¬
miento en los tipos de la humanidad heroica de Fidias ó de Apeles. Siempre es curioso observar cómo un pintor de figura interpreta el paisaje. Como era de esperar, nuestro artista tiene su ma¬
nera especial de hacer; Max se identifica con la naturaleza; infúndela el senti¬ miento y el pesar; comprende que es testigo, y hasta cierto punto partícipe de los sufrimientos de la humanidad, y que todo lo creado gime bajo el peso del anatema de que todos quisieran li¬ brarse. De esta intuición resulta que to¬ das sus figmras y paisajes tienen la mis¬ ma expresión; y asi como los poetas (le todas las edades lian escrito églogas é idilos con palabras rimadas, así Max comunica á sus producciones la melo¬ dia por la forma y el colorido al inter¬ pretar la naturaleza.
No cabe duda que el pintor considera la existencia por su lado más sombrío, por el prisma de sus penas y dolores; y
asi como en el sendero se arrastra la
serpiente y en la flor se oculta el gusa¬
no, así detrás del sentimiento del artis¬
ta está siempre la sátira y el sarcasmo. No podría decirse, por lo tanto, que Ga¬ briel Max se ha inspirado en revelacio¬ nes especiales de la religión: su«Mado-
na» es poco más que una simple cam¬ pesina; su «Santa Cecilia» no es sino
una señorita de la sociedad moderna
animada por un g-rado de sensibilidad superior á la ordinaria; y en su «Judas» se reconoce que está poseído del demo¬ nio. Entre sus demás cuadros, uno de
los mas notables es la cabeza de Cristo,
retrato que supone ser el que Santa Ve¬ rónica obtuvo en su pañuelo; esta pin¬ tura, expuesta hace algunos años, pro¬ dujo una impresión profunda.
El examen de las obras colectivas de

SÓLLER.

'Gabriel Max no deja un recuerdo pro¬ fundo; pero tampoco puede negarse que algunos de sus lienzos producen sensa¬ ción, como por ejemplo, sus cuadros El Anatómico, En el. Coliseo y La Santa
Faz. Max es un artista que estudia con curiosidad las fases de la vida y de la muerte, que observa los nervios y mús¬ culos de la sensación y del movimiento, que estudia las cuerdas y tejidos con la mayor escrupulosidad.
Gabriel Max tiene ante si un porvenir del que su pasado es garantia: llegado á la mitad de su carrera, lia dado ya numerosas pruebas de sus facultades, y aun cuenta muchas obras en proyecto, algunas de las cuales serán tal vez no¬
tables cuadros.
m
ACTUALIDADES.
Las Diputaciones provinciales
Por el ministerio de la Gobernación
se ha remitido al Senado un estado de
varios datos pedidos por el Sr. Concha Castañeda, relativos á las Diputaciones provinciales. Comprende el número de empleados de cada una y sus sueldos,
los gastos del material cíe oficinas, los
délas dietas de los diputados y los de representación de los presidentes.
Los totales son: 1874 empleados, cu¬ yos sueldos importan 3.474.910,57 pese¬ tas. Las dietas de los diputados suman 900.380 pesetas. Los ga.stos de represen¬ tación do los presidentes, 212.118.05 y los del material, 675.315,61.
Las que menos gastan en los emplea¬ dos son las de Sória, Segovia y Cana¬ rias, y las que más Barcelona, Madrid y Málaga. Por dietas han pagado menos Tarragona, que invirtió 4.500, Zamora y Badajoz; y mas Oviedo, que pagó Í02.000. Madrid y Corulla. Respecto á gastos de representación, Ciudad Real y Guadalajara, y lian pagado menos Bar¬ celona. Logroño y Palència, que fi¬ gura con solo 5 céntimos, y más Ma¬ drid, que paga 25.000, Málaga y Sevilla.
Hay que 'advertir que el actual presi¬ dente de la Diputación provincial de
Madrid, Sr. La Presilla, destina á nece¬ sidades de la Beneficencia los gastos de
representación que le corresponden.
Contra las corridas do toros en París
El prefecto de policia del Sena, mon.sieur Lozé ha dispuesto que se cierre
inmediatamente hasta nueva orden la
plaza de toros construida en la plaza
de la calle de la Federación.
La disposición del prefecto se funda cu que la empresa ha faltado á lo que se disponía en los principales artículos de
la concesión.
Con este motivo los círculos taurinos
están bastante agitados por considerar que se ha perdido el negocio de las co¬
rridas de toros en París.
La prefectura está resuelta á evitar que se derrame sangre en las corridas.
Para conseguir este fin prohibirá las banderillas, las.picas y los rejoncillos, consintiendo solamente que los toreros hagan suertes de habilidad.
Como en tales condiciones, las corri¬ das carecerán de interésese supone que
el público se abstendrá de concurrir á la
plaza.
Las obras del Ckiadalmedina
La prensa local de Málaga ha publi¬
cado un extraordinario con motivo de haberse recibido allí un telegrama co¬ municando las dificultades que se pre¬
sentan para la aprobación en el Senado del proyecto de ley de desviación del
Guadalmedina.
La impresión que ha causado en to¬ dos los círculos es deplorable.
Las autoridades, con objeto de secun¬ dar los deseos de la población, dispónense
á dirigir sus súplicas al gobierno á fin de que influyan en el Senado por la aprobación definitiva de dicho proyecto
en la actual legislatura.
El obispo de aquella diócesis y una comisión obrera han telegrafiado á su magestad la reina interesándola en pro¬ yecto de tan vital importancia para di¬ cha población.
Por todas las clases y los presidentes de los círculos se dispone una manifesta¬ ción pacífica.
El Ayuntamiento debió reunirse el
dia 9 en sesión extraordinaria.
En todas partes refléjase sentimiento profundo por lo que sucede, siendo opi¬ nión muy generalizada la de que si el proyecto de ley fracasa, Málaga habrá perdido con ello la última esperanza de contener la emigración y la miseria en que hoy yace la clase obrera.

Contra el Rosario de la Aurora
En la mañana del dia 6 se repartió profusamente en Játiva una hoja impre¬
sa convocando á los liberales setavenses á reunirse á las cuatro de la mañana del
domingo en el paseo de la Alameda, con objeto de organizar una manifesta¬ ción pacífica de protesta contra el Rosa¬ rio de la Aurora, por considerar que con el pretexto de la religión, lo que
verdaderamente se hace es una exhibi¬
ción de las fuerzas con que cuentan allí
los carlistas.
Ya el domingo anterior se impidió por algunos grupos que se .celebrara el Ro¬
sario.
El gobernador ha telegrafiado á las
autoridades de Játiva dándoles instruc¬ ciones encaminadas á evitar un escán¬ dalo.
Dichas autoridades han adoptado me¬ didas para conservar el orden público á
todo trance.
Cosecha de cereales en Francia
La cosecha de cereales se presenta muy bien en Francia, particularmente en los departamentos del Norte.
Así se explícala tendencia á la baja que se advierte en nuestros mercados de trigo, á pesar de la'firmcza que se ha no¬ tado en los de Inglaterra.
CRÓNICA LOCAL.
Fiesta de la Sangre.—Si fuéramos á hacer una descripción detallada de la misma, tendríamos precisamente que di¬ vidirla en dos partes: la culta y la bár¬ bara; pero como no tenemos tiempo para tanto, diremos algo, muy poco, de cada una tan solo para que puedan formarse
una idea nuestros lectores ausentes.
La calle de la Luna estaba adornada
con gusto desde el sábado, y lo mismo las demás calles contiguas, ondeando en el alto banderas nacionales y un vistoso cielo-raso de diferentes colores, con cu¬ yos adornos formaba cotraste el tosco catafalco que se había levantado en las esquinas de Ja calle del Hospicio.
Por la mañana fué paseado en triunfo por la población un hermoso toro, al son de gaita y tamboril, y por la tarde fué toreado por las calles adornadas, con el feroz entusiasmo con que saben hacerlo nuestros compatricios aficionados, lle¬
vando su barbaridad al extremo de ma¬
tar al indefenso animal de rabia y de cansancio, sin que pudiese llegar por sus pies al matadero, según está prevenido
en el artículo 6.° de las Ordenanzas
Municipales, pues antes rindióse comple¬ tamente en la plaza de la Constitu¬ ción (¡j.J!)
En esto y en amenizar las veladas del sábado y domingo, desde el catafalco, la música de la Sociedad Filarmónica, con¬ sistió la parte popular de la fiesta, y co¬ mo de la religiosa tienen ya noticia nues¬ tros lectores por haberla anunciado en la
sección de cultos de nuestro número ante¬
rior, nos ceñiremos á decir de ella que se cantó por algunos aficionados con acompa¬ ñamiento de piano, que tocó el organista Sr. Albertí, la bonita misa á tres voces, composición del maestro Alcover, y que fué admirablemente interpretada.
Si esas fiestas de calle, verdaderas ex¬
pansiones de los morigerados vecinos que en ella toman parte, no tuvieran pin¬ celadas tan negras como la de que nos vemos obligados hoy á dar cuenta, con las cuales queda tan mal parado el cua¬ dro de la cultura de este pueblo, merece¬ rían nuestro sincero aplauso; pero no po¬ demos menos de desear que desaparezcan en vista de que la afición al toreo es tan¬ ta y está tan arraigada la costumbre, que es materialmente imposible la cele¬ bración de una fiesta sin el espectáculo que hemos censurado siempre con ener¬ gía, oponiéndonos á la corriente, cosa que no se han atrevido á hacer por temor á la consiguiente impopularidad cuantas autoridades locales han empuñado la va¬ ra antes de hoy, lo cual prueba que he¬ mos sabido cumplir mejor que ellas su deber, nuestra obligación moralizadora.
Deu no mos lio tenga en retret ni en vanagloria.
Bienvenida.—El lunes de esta semana
tuvimos la grata sorpresa de estrechar la mano á nuestro paisano y distinguidí¬ simo amigo el colaborador á este sema¬ nario D. José Oliver, canónigo que fué de Ibiza y en la actualidad capellán ma¬

yor de San Francisco el Grande, de Ma¬
drid.
Su objeto, según nos indicó, es pasar la temporada de verano al lado de su apreciable familia.
Dárnosle la mas cordial bienvenida.
¿Y el articulo 13?—Nosotros, como habrán podido convencerse cuantos nos leen semanalmente, hemos sido partida¬ rios siempre de que se dicten disposicio¬ nes encaminadas á cortar abusos, á evi¬ tar desgracias, á moralizar costumbres; pero también lo hemos sido siempre de que tales disposiciones no han de dictar¬ se si en un plazo mas ó menos breve han de llegar á ser letra muerta.
El bando de policia que publicó in illo tempore no sabemos que Ayuntamiento, pero que ha sido ratificado por todos los que le han sucedido, con ligeras modifica¬ ciones, no está derogado que sepamos, y no obstante á muy pocos de sus artículos se dá cumplimiento ¿de que sirve haber¬ lo publicado?
Hé aquí la causa de que al entrar un nuevo Ayuntamiento, al empuñarla va¬ ra un nuevo Alcalde, cuando se oye á
todas horas el redoblar del tambor que
anuncia la publicación de alguna dispo¬
sición salida con buen fin de la sala del
Consistorio, el público con una burlona
sonrisa en los lábios exclame:
Granera nova fá molta renou. Y efectivamente, aquel furor de man¬ do pasa, las órdenes dictadas dejan de cumplirse, y todo vuelve á quedar como
antes estaba.
Hemos hecho este preámbulo tan solo para decir que el artículo 13 del bando á que nos hemos referido fué uno de los artículos que mas cayó en gracia al pú¬ blico, tal vez porque este comprende la necesidad de que carruajes y caballerías deben ir al paso corto al atravesar las calles de una población que, como la nues¬ tra, las tiene estrechas, y trasmitan á todas horas por ellas ancianos, sordos, niños, etc. los cuales pueden ser atrope¬ llados con suma facilidad y.... Deu mos guard d' un ja ’stá fet\\ pues bien, en todo el año y muy particularmente durante la temporada de baños, es el que menos se cumple, pues un municipal no puede es¬ tar en todas partes y mientras está vigi¬ lando en la calle del Mar, sirven de hi¬ pódromo las de la Luna, del Príncipe y
de Isabel II.
¡Es claro! cuando le lian visto en una parte... están seguros en todas las
demás.
—¿Y que ha de hacer el Ayuntamien¬ to para que el artículo 13 se cumpla? nos preguntarán algunos de seguro.
—Nada, respondemos: ó mas munici¬ pales ó menos bandos.
Nombramiento.—Por S. E. I. el Obispo de esta diócesis, han sido nombrados No¬ tarios públicos eclesiásticos de la misma varios señores sacerdotes y algunos se¬ glares, habiéndolo sido para este Arciprestazgo nuestro distinguido amigo don Antonio María Pons y Castañer Pbro. y beneficiado en nuestra parroquia.
Por cuyo nombramiento le felicitamos
desde estas columnas.
Fiesta del Carmen.—Mañana la mari¬
nería de este pueblo dedica solemne fies¬ ta á su excelsa patrona la Virgen del Cármen, según costumbre de todos los
años.
Consistirá esta en la parte religiosa que detallamos en la sección de cultos del presente número, y además en toreo esta tarde, baile en la plaza en las no¬ ches de hoy y mañana, y cucañas.
Bando.—La Alcaldía publicó uno ayer por medio del cual, de acuerdo con la Ayudantía de Marina, señala los sitios en que podrán bañarse en la playa de es¬ te puerto los hombres, las mujeres y las bestias. He aquí el extracto:
Hombres desde la desembocadura del
torrente de la Figuera hasta el extremo de la pared de Can llepiclv, mujeres des¬ de dicho extremo de pared al Lazareto y desde el torrente de la Figuera al mue¬ lle, y bestias en el espacio que media en¬
tre la desembocadura de los torrentes de
la Torre y Mayor.
Se recomienda decencia y se amenaza con multa á los contraventores.
¿Será este bando como los demás? Al tiempo.

Desgracia.—No podemos darle este nombre por lo que fué; pero se lo damos por lo que pudiera haber sido.
Ayer descargábase un carro en la ca¬ lle de la Luna y habiéndose cargado mu¬ cho peso en la parte trasera, rompióse la barriguera y quedó empinado el vehículo; la bestia, que estaba uncida, quedó col¬
gada por la collera y hubiera pereci¬ do ahogada á no haber acudido varios hombres con ligereza*á asirse délos bra¬ zos del carro para colocarlo de nuevo en
sil posición horizontal.

Sesión del Ayuntamiento.—Por segun¬ da convocatoria celebróse el jueves, bajo la presidencia del Sr. Alcalde y con asis¬ tencia de los concejales Sres. Rullan, Co¬ lom, Morell, Umbert y Ripoll.
Aprobóse el acta de la anterior. Se dió cuenta de la ley y reglamento sobre alcoholes, aguardientes y demás bebidas espirituosas y rectificaciones he¬ chas á la misma por el ministerio de Ha¬ cienda, acordando imponer sobre estos el recargo del 100 por 100. Se formaron los pliegos de condiciones para las subastas de las minas que se
han de construir en las calles de la Unión
é Isabel II.
Dióse cuenta de la aprobación del pre¬ supuesto municipal del comente ejerci¬
cio económico.
Acordóse pasaran á la comisión de
Obras dos instancias una de D. Bernar¬
do Colom y otra de D. Lucas Colom pi¬ diendo autorización para hacer varias
obras en las fachadas de sus casas sitas
en las calles de Alquería del Conde y deReal respectivamente.
Aprobóse el dictámen de dicha comi¬ sión recaído en las instancias presenta¬ das por D. Bernardo Colom y D. Juan Serra en las que solicitaban autorización
para hacer obras en los inmuebles de su propiedad sitos en el camino de Biniaraix y calle de la Alquería del Conde respectivamente.
Enteróse de una comunicación déla
Administración de impuestos por la que se comunica el aumento del cupo de con¬ sumos por razón de la nueva ley de alco¬ holes, aguardientes y demás líquidos es¬ pirituosos destinados ai consumo perso¬
nal, el cual asciende á 3.957’50 pesetas.
Enteróse también del resultado obte¬
nido en la recaudación del impuesto de consumos durante el pasado año econó¬ mico de 1888 á 89, aprobando en conse¬
cuencia la cuenta de su inversión.
Acordóse reparar los pisos de las ca¬ lles de la Rectoría, Tamañy y Jesús.
Acordóse satisfacer varias cuentas.
Y se levantó la sesión.

REGISTRO CIVIL
NACIMIENTOS.
Varones 2.—Hembras 0.—Total 2. MATRIMONIOS.
Día 7.—D. Salvador Gamundí con do¬
ña Rosa Pizá y Castañer. Día 17.—D. Lucas Vicens y Morell
con D.a María Arbona y Castañer.
DEFUNCIONES.
Ninguna.

SECCION COMERCIAL.

CAMBIOS.

Marsella Cetle
Demás plazas francesas .

2'90 bC10 2'80 "
2‘60 u

MOVIMIENTO DEL PUERTO
EMBARCACIONES EONDEADAS.
Día 8.—De Lanouvelle en 3 días laúd
Esperanza de 32 ton. pat. Juan Vicens con 5 mar. 14 pas. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Día 7.—Para Cette laúd San José
de 38 ton. pat. Juan Vicens con 7 mari¬ neros, 1 pas. y efectos.
Día 7.—Para Agde laúd 2.° Remedio de 36 ton. pat. Juan Pons con 8 mar., 2 pas. y efectos.
Día 7.—-Para Cartagena laúd Inter¬ nacional de 27 ton., pat. Jaime Frau con 4 mar., 1 pas. y lastre.
Día 8.—Para Pollensa laúd Joven
Juanito de 25 ton., pat. Rafael Covas con 5 mar., 1 pas. y lastre.

-4

SÓLLER.

Ferro-Carriles de Mallorca.

SECCION RELIGIOSA.

■CULTOS SAGRADOS.

SERVICIO DE TRENES
• que regirá desde l.ü de Abril á14 Octubre
de 1S89
De Palma á Manacor y La Puebla.—7‘30 mañana, 2 y 4 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 ma¬ ñana y 5'45 tarde. *
De Manacor á La Puebla.—7’30 mañana
y 5‘45 tarde. De La Puebla á Manacor¿—7’55 mañana
2’30 y 5’55 (mixto) tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana
y 5’5 5 (mixto) tarde. Tr-en periódico: dias de mercado en Inca—
Be Inca á Palma—1 tarde.

SALIDAS DE PALMA.
Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Mabon, lúnes 5 tarde y miércoles 2 tarde, via Alcudia. Para Barcelona, martes 5 tarde y sábado 2 tarde, via Alcudia. Para Valencia, juéves 5 tarde.
Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.
LLEGADAS À PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana.
De Mahón, lúnes 10 mañana via Alcudia y juéves 7 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 10 mañana De Barcelona, juéves 10 mañana, via Al¬ cudia y sábado 7 mañana.
Llegadas á Sóller.—Todos los días á las-6
de la noche.

SANTORAL DE LA SEMANA.
14 Domingo V.—S. Buenaventura ob. y dr. y Sta. Adela vda.
15 Lúnes.—S. Enrique emperador y
San Camilo de Lelis fd. Martes.—El Triunfo de la Sta. Cruz
y Nuestra Señora del Cármen.—B. P.
en el Cármen.
17 Miércoles.—SS. Alejo conf., Gene¬ rosa y Vestina mrs.
18 Jueves.—SS. Federico, Bruno ob., Santa Sinforosa viuda y sus 7 Lijos mrs.
19 Viernes.—S. Vicente de Paul con¬
fesor y fundador y Stas. Justa y Rufina
hermanas mrs.
Menguante d 7 h. 20' t. en Aries .—Lluvias generales
con viento sostenido en el 2o cuadrante.
20 Sábado.—S. Elias profeta y 'Santa Margarita vr. y mr.

Hoy al anochecer se cantarán comple¬ tas solemnes en preparación de la festi¬
vidad de Ntra. Sra. del Cármen.
Mañana día 14, a las siete y media co¬ munión general para las Madres Cris¬ tianas; á las nueve y media horas y misa solemne á toda orquesta con sermón que dirá D. Martin Mila, y por la tarde á las seis procesión, todo en honor demuestra
Señora del Cármen.
Día 19 a las seis de la mañana, du¬
rante una misa rezada, se practic^á k
devoción del Patriarca S. José.

Dos Y Dos FAN CüATRE

Ó SI A PRIMERA TANDA DE VERITATS, DITAS Á N’ ES VESINS DE SA POPULOSA CIUTAT

DÉ ^
ST IIYEíjOTC

•

PBP.

!JN TAL L' AMO ’N TÓFOL DE SA LLANA
(molt conegut á ca-sbua)
AMD UN PRÓLECII d’ es SEU FIY MAJÓ, . EJ2ST TOSOLÉT,
QUEMA, COMENSA Á SURTÍ D’ES NIU
■ T MENJA TOT-SÓL.

sistema nuevo de QTTO únicos legítimos
Bloss Spiíz y Comp.a
BARCBIjONA
Este nuevo Motor accionado por Ben¬
cina se recomienda á los industriales en
poblaciones que no estén provistas de fábrica de gas, por. su seguridad absoluta, -su solidez, por su marcha silenciosa, y
últimamente por su poco consumo.
Para detalles y prospectos ABELAR¬ DO OLTRA único y eselusivo represen¬
tante en estas Islas

Aquesta colecció de cartas forma un ’ollcto en l-.i’t, de mes de xexanta pági¬ nas, elegaiitement imprès, y so vena sétanta cinch cèntims de peseta á sa tenda
d‘ articles d‘ escriíóri de
J. Masques Aeeona
íñrré de Sant Bartomeu número 1 /.Sóller.

■ DE
•Antonio..Martínez y Cánaves
Premiado en la Exposición de París de 1878, en la de ¡as Ferias y Fiestas populares de * Palma de 1881, en la Xii generaide Burdeos de 1882 y en la Universal
-de Barcelona'de 1888.

So confecciona calzado de todas clases
á la medida para caballeros, señoras y
niños.
Para pies imperfectos y para el co¬
mercio do América.
Materiales do las mejores fábricas tan-
¿ to nacionales como- oxtrangeras. Prontitud, elegancia y economía.
Galle de Bauzá núm. Í3.-SQLLER.

j§©

una

de buenas condiciones situada en

Cali 2 bajos9 IPalntai®

HH
O .EH
rn
t—i
tu

DO Psd -'d
I—V H
-=E| rH
►-=1
02
.m m
g
DO fe
-<í

DO

02
O

■'pq

¡z¡
O
02
•tD
02

a 0 ■
OO

Ui
Q CD r—■I m

O

<

CD Li
CD

a

tí CD

m

co

p O vc3 1 S o CD ^

Cj ■+J

<

frH O ZQ

0

p ■m 92 .a

a «j S \_q o

- £*"5

^

0
O'CÍ

c3 <-& f-t

< ¡11 .00
--+J
.0

o

PC i § I ccí

• <D
E>

<d CD

T&

co

2 • es

0a

O0

■f-l

U <D

O

o nd

-Ph

SCD

'W

CD

c3

03

O c- i <D

i ccá

m

■o

O Pn O

O (/]

Cj !~i

CO u

¿a

g c3 o a

% ..O

Ò

co

O ^ a & wOrf

■qY a

exr>

P

la cálle de Yives, á la entrada de

PARA GUARDAR CAUDALES
SISTEMA BAUCHE

Las mejores arcas de hierro que se conocen sondas del sistema BAUCPIE de
Rehilé.
Aseguradas por su incombustible pueden resistir los más voraces incendios se tiene la seguridad de poder conservar cualquier documento.
2 diplomas de honor, 20 medallas de oro y plata, obtenidas en diferentes ex¬ posiciones y últimamente 2 medallas de oro en la de Amberes de 1885, son k principal recomendación y seguridad en las cajas de esa fabricación.

Básculas portátiles para uso del comercio. Unico representante en las Baleares, LUIS FÁBREGAS.-Brossa, 25.-PALWSA

.

€le fáterieít

eompeteieia

PARA .LA
REPÚBLICA ARGENTINA [Buenos Aires)
Única Agencia antcmada en Hallorca.y establecida en esta ciudad .calle de San Miguel núm, 3,01—3.®
Esta Agencia hállase abierta ál servicio del .publico todos los días por la mañana de 9 á 2 y por la tarde de 4 á 7.
Se contestan gratuita é inmediatamente las consultas que se la diri¬ gen; y en virtud de orden superior y correspondiendo á compromisos contraídos, esta Agencia de hoy en adelante ©frece sus servicios gratuita¬ mente. Considera de su deber anunciar que toáoslos anticipos de pasajes que se concedan á habitantes de esta isla,, serán cursados precisamente por conducto de esta Agencia.
.JPalma. 1!© Jimio «le 1889. San Miguel 101—8.°
BANCO VITALICIO DE CALALUÑA

la Plaza.
Para más informes avístense con la dueña de la misma. I).a Antonia

COMPAÑÍA GENERAL DE SEGUROS SOBRE LA VIDA Á PRIMAS FIJAS
domicilio en Barcelona, ANCHA, 64. Delegaciones en toda España

María Col! y Deyá.

CAPITAL DE GARANTÍA, independiente del aportado por los asegurados

Se desea alquilar una casa,
con muebles ó sin ellos, retine bue¬
nas condiciones, situada calle del
Mar núm. 62.
Para más informes avístese con
don José Pastor.—Borne, n.° 18.
Hierro Torrens
(fiOTAS. COXCESTRAIIÀS DE HIERRO TORRENS.)
Recomendado eficazmente contra la
anemia, clorosis, debilidad, empobreci..mienín déla sangre, falta de apetito, etc.,
■Meciera..

DE
FEAS™ SOCA E HIJOS
Papeles ie tetas clases j objetos te ¡ssriterie
ESPECIALIDAD I PAPELES .PARA CIGARRILLOS
Siempre presentamos.á los Sres. Fu" madores los mejores papeles conocidos Se distinguen entre todos por su limpie¬ za de pasta sin que entre en su prepara¬ ción sustancia alguna nociva.
Recomendamos nuestras marcas
¥ioSon.“Oos Cuarios.-Espana.
Paquetes de 1,000 hojas de todos ta¬ maños y se cortan á la medida que se
deseen.

10.000,000 BE PESETAS
Las familias mediante pequeños ahorros pueden crearse un capital respetable. Por ejem
pío: un padre á la edad de 30 años, pagando 25 duros anuales, lega á su espesa é hijos uu capital de 1.000 duros. ¿Quién no puede ahorrar esta pequeña cantidad?
•La prima puede fraccionarse en semestres ó trimestres, lo cual facilita el pago. Cuando se lian pagado ya tres anualidades el seguro no puede caducar. Después de tres años, la Compañía hace préstamos con la garantía de las pólizas en pro¬ porción á su valor actual. JLas muchas combinaciones ojie tiene establecidas el Vitalicio tanto para caso de muer¬ te como para caso de vida, satisfacen completamente todas .las necesidades de las familias,
sean cuales fueren las circunstancias en que se encuentren.
Agente General en las Baleares D. EDUARDO PEREZ del VALLE
O alie de San iTieoiás núm. 35-2; TP-A-imMCA..
Imp. de J. Marqués Arbona*—SÓLLER.