V.-NUM. 207, r
V.-NUM. 207, r
O/^T oi ) I

j TI

22 JUNIO DE 1889.
\_\_\_\_\_\_\_
TPTD j p j n,

PERIÓDICO SEMANAL LITERARIO Y DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRXCIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICIÓN:

En Sóller: Redacción y Administración-San Bartolomé-17. En Francia: D. Guillermo Colom-Quai de la Republique-13-Ceíte (Merault) En América:: D. Miguel Morell-Ponce (Puerto-Rico.)

0\\50 pesetas cada mes en toda España. 0*75 id. id. id. en el Extrangero y en América (Unión Postal)
PAGO ADELANTADO.

Anuncios y comunicados á precios convencionales. Los comunicados deberán llevar firma. No se devuelven los originales.

SUMARIO.
Sección literaria: El almuerzo deseado, por don S, O. Elidan.—Pasatiempo, por Pepe.—Intereses materiales: Mejoras, por J. M.—Biografia: Don José Zorrilla, por Almanzor.—Crónica balear. —Crónica local.—Kegistro civil.--Sección comer¬ cial.—Sección migiosa.—Folletín: El ciego de Bellver, por donF. Moreno Godino.—Anuncios.
SECCION LITERARIA.
EL, ALMUERZO DESEADO
Nada; estoy decidido: hoy no almuer¬ zo en casa. Son las diez y ya me siento cou apetito. Si me quedo, esta maldita patrona me dará la bazofia acostumbra¬ da. ¡Si no la debiese dinero!... Qué pronto había yo de tomar el portante. Pero la debo; es una desgracia, pero la debo tres meses. ¿Y dónde voy dirá almorzar? A la fonda no, porque cuesta dinero. Tengo la mar de conocidos y amigos... Calle, ahora me acuerdo que don Filemón de Baucis, viejo solterón
me lia convidado varias veces. A las
diez y media suele almorzar. Vamos á pegar una gorra á don Filemón.
Don Agapito del Pito, que es quien acaba de mowologmar. tomó el sombre¬ ro. salió á la calle y dirigióse á casa de
don Filemón.
Preguntó por él y la criada le dijo que estaba almorzando, pero que podía
pasar.
—Hola, don Agapito, tanto bueno...
—Señor de Baucis...
—Y á qué debo el alto favor.... —Nada, pasaba por la calle y me dije: Ea, vamos á visitar á doti Filemón. —¡Cuanto siento que no haya usted
venido un cuarto de hora antes! Hubie¬ ra usted almorzado conmigo.
Don Agapito echó una mirada á la mesa y sólo vio uña huevera con la cás¬ cara de un huevo pasado por agua. Por lo visto aquello era el almuerzo de don
Filemón.
Don Agapito. que era aficionado á formas poéticas, renegó del hado, por lo bajo, y después de un rato de conversa¬
ción abandonó la casa del visitado.

—¿Á dónde voy ahora?—se dijo ya en
la calle. Puedo escoger entre la viuda de Padilla ó don Juan Rey Bermejo; ambos viven por aquí cerca. Vamos á
casa de la viuda.
Llega, llama, le abren y entra. Allí halla á la viuda presa de congojas y
—¡Ay, don Agapito., qué desgracia! —¿Pero qué sucede? —¡Que han dado los municipales la
morcilla á Lili!
—(¡Me alegro!)—dice por lo bajo don Agapito que no podía ver á la perra.
—Con este asesinato ya puede usted suponer como estoy. Ni siquiera se ha encendido fuego en la cocina.
—(.¡Vaya! ¡Me lie lucido!) —¡Ah! pero esto no quedará así. ¿Co¬ noce usted á alguien en el Juzgado?
—Si, señora: á un criminalista.
—Si usted hiciera el favor de decirle
que viniera á ver cómo me he de arre¬ glar para llevar este asunto á los tribu¬
nales.
—De mil amores.
Vase don Agapito diciendo:—¡Como no vaya yo á avisar á nadie, vieja chi¬ flada! Pero, Señor, ¿cuando darán mor¬ cilla también á las viejas como la viuda de Padilla?... Son las once y media ya. ¡Cáspita! vamos á ver si hallamos al se¬ ñor Rey Bermejo. Este señor es muy amable, pero tiene un genio de los de¬
monios y -su esposa doña Úrsula otro
génio de los diablos. ¡ Vaya un par de g*eniecítos! Ya lie llegado. Subamos.
Don Agapito encuéntrala puerta abier¬ ta y oye voces dentro de casa. Pene¬ tra en ella y lleg*a al comedor en el preciso momento en que el señor Rey
Bermejo y don a Úrsula se están tirando
los platos y la comida á la cabeza. Don Agapito y la criada quieren poner paz. pero una tortilla á la francesa lanzada
por la mano insegura de Úrsula le da
en los ojos y le abrasa vivo haciéndole dar gritos espantosos. Esto aplaca á los dos combatientes, que se acercan solíci¬ tos á don Agapito, le lavan y le curan.
—¡Pero cómo pueden ustedes vivir
así!—exclama la víctima

—Eso es de <casi todos los dias,—dice
la eriada.
—Cállate tú, desvergonzada,—grita
doña Ursula.
—Úrsula, no comencemos.—interrum¬ pe el señor Rey Bermejo.
Don Agapito ve que se van á volver á pegar y se despide apresuradamente.
—¿Y dónde voy ahora? son ya las doce y media... ¡Pero vayajun almuerzo que me lia dado ese animal de Rey Bermejo y su furia de señora... Y los ojos me es¬ cuecen que ya ya... ¡Y qué bien olía la tortilla que me tiraron!... La verdades que teng'o un apetito... ¡Calle, ahora me acuerdo! ¡en casa del teniente coronel Cienfuegos se come á la una! Y es una familia muy apreciable y bien educada, y él es francote y campechano... Va¬
mos allá.
Llega, y el portero ie dice que la fami¬ lia toda de Cienfuegos ha ido á comer á la fonda para festejar el ascenso á coro¬ nel del cabeza de aquella tribu, porque Cienfuegos tenía siete liijos y mantenía además á dos cuñadas y tres sobrinos.
Nuestro desgraciado héroe, con un hambre de cesante, se dirigió á casa del gomoso Quitrín, que se levantaba tarde.
Llegó, y así que entró, le dijo Quitrín: —Hombre, viene usted bien; le convi¬
do á usted á almorzar.
—Acepto gustosísimo. —Pero me ha de prestar usted diez duros para convidarle. —¡Un sablazo! Muchas gracias. Me voy —Pero, oiga usted, don Agapito... —Nada, nada. Ahur.
Don Agapito se marcha furioso mur¬ murando:—Este Quitrín no tiene ver¬
güenza. ¡Pedirme diez duros! ¡Á mi,que
le iba á dar una gorra!... Pero átodo es¬ to son ya las dos y me caigo de debili¬ dad... Vamos á una fonda cualquiera.
Entra en la del León Rampanle y pide la lista. Apenas pone los ojos en ella cuando oye grandes gritos en la escalera.
—¿Qué es?—preguntan todos los con¬
currentes.
—¡Que hay fuego en la casa! Saltan todos unos sobre otros por las escaleras, don Agapito pierde el bastón

y le pisotean los callos. Sale por fin, y como echaban ya muebles por el balcón
tiran un colchón encima de nuestro
hombre y le atontan. Es llevado á la farmacia vecina y curado. Sale y ve que son ya las cuatro de la tarde y que no puede tenerse en pié.
Fastidiado y hambriento va á una pa¬ nadería y compra un panecillo, y á una
tienda de Ultramarinos y compra un
real de queso de bola. Entrase luego en un portal y se dispone á comer, cuando
ve entrar una señora. Róñese las manos
á la espalda para que no viese el queso y el pan, y un perro que pasaba arrója¬ se sobre los comestibles, se los quita á á don Agapito y echa á correr.
Éste, desesperado se vuelve á casa de su patrona, quien le sirve las sobras del almuerzo que estaban infernales.
Don Agapito las devora, y como tenia hambre, encuentra aquel guisote pasa¬ do y aquellas coles frías excelentes.
Mientras comía murmuraba el pobre
caballero:
—Pues señor, ¡valiente viaje he hecho
alrededor de esta infernal bazofia!
S, O. Elidan.
PASATIMP®.
ENIGMA MATEMATICH
Si me llitjes per V endret Crech que á cent no arribaré;
Trenta tres unidats ménos
Si me llitjes al revés,
Has de sebrer, lector meu,
Que ben reparat tendré.
En PERL.
La solucin en el número próximo.
Soluciones al pasatiempo dei mí mero anterior
Fuga de cocales'. Á estar sano y bueno vienes, si del alma te despojas; porque; echando el alma, arrojas todo lo malo que tienes.
Fuga de consonantes: Dicen que Julia repara . si pintan á don Matías, ¡como si no se pintara
la Julia todos los días!
Adivinanza.—La letra Ñ.

FOX. MEST 1¡|
EL CIEcfo DE BELLVER
TBAD1 CIüN
relámpagos cruzaban la zona oriental y gruesas gotas fueron como precursoras de una lluvia copiosa.
El caballero acabó de leer, metió el
pergamino en su escarcela, se pasó la
mano por la frente é hizo señal dé que
se acercaran á los cetreros. Todos le rodearon.
—Oid—dijo—y fijaos én mis palabras, porque es cuestión de vida ó muerte.
Una feliz casualidad me acaba de reve¬
lar una trama horrorosa; se trata de
vender.. á ios franceses de Narbona el
castillo del Salto de Roldan. abriéndo¬
les el Pirineo. Con esto os digo bastan¬ te. Ninguno de vosotros, entended bien, ninguno de vosotros, hablará ni á su madre, ni á su esposa, ni á su preste, en confesión, ni á nadie absolutamente, de la paloma que hemos cazado esta tarde. Si alguno de vosotros contraviene á es¬ te mandato, seréis todos ahorcados, arrojados al mar, y vuestras .familias
expulsadas del territorio del condado y

del de las islas. Ahora en marcha.
Los cazadores asombrados y temero¬ sos siguieron en silencio á su señor.
La lluvia arreciaba, pero Guillermo no aviaba el paso de su caballo. Se iba dirijiendo lentamente hácia oh castillo de Bellver, haciendo extraños rodeos,
que desesperaban á los cazadores, que se hallaban calados de agua hasta los huesos. Los halcones se agitaban en sus pihuelas y lanzaban gritos plañide¬ ros. Entre tanto, su señor, parecía indi¬ ferente á todo, aunque la lluvia le mo¬ jaba y corria por todo su cuerpo, desde el
bonete hasta las estriberas de su caballo.
Poco después del toque del Ángelus, que el viento de tempestad trajo desde
una de las torres de Palma, el castellano
de Bellver, se dirigió en linea recta á su morada. El puente levadizo del cas¬ tillo estaba ya levantado y cuando el centinela del rastrillo vió á Guillermo,
avisó para que le echasen, pero éste se opuso con un ademán.
Entre tanto los arqueros de la guar-* dia habían acudido, y el castellano, di¬ jo al jefe do ellos:
—Farol, esta noche duermo en la to¬
rre. Avisa á mi noble esposa para que
se asome.

Momentos después, la linda cabeza de Berta se dejaba ver en una de las venta¬ nas del primer piso.
. —¿Qué es esto, señor?—exclamó la castellana viendo á su marido parado al borde del foso.—¿Cómo no entras?
El negro crepúsculo y la lluvia vela¬ ron el relámpago de ira que fulguró en los ojos de Guillermo de Fontanill.
—A tu lado, hermosa Berta—dijo éste —no se puede más que amarte, y esta noche teng*o mucho que trabajar en los planos que mañana debo presentar á la aprobación de mi señor el conde de Bar¬ celona. Me quedo, pues, en la torre.
—¡Ah! señor ¿y me dejas viuda estan¬
do tan cerca de tí?
—Ya te consolarás, amada mia—re¬
plicó Guillermo con extraña expresión. Y después murmuró:—Si pasase unanoche á su lado, la mataría.
La Torre del Homenage del castillo de Bellver, obra avanzada de defensa, está separada de él por medio del foso. El castellano entró en ella, seguido de los cetreros, que se daban al diablo por tan inesperada resolución.
IV.
Al siguiente dia el cielo se presentó

enteramente despejado, el sol radiante y el mar ondulante y risueño.
Entre nueve y diez de la mañana, una galera de diez remeros por banda, que llevaba izado el pendón condal, con las cinco barras de galles, se puso al pairo en la costa, frente al castillo de Bellver.
Guillermo de Fontanill se trasladó á
ella en una lancha, y su rubia esposa, Berta de Moneada, asomada á una ven¬
tana, le saludó, según costumbre, mo¬ viendo el pañuelo, hasta que le perdió de
vista.
La galera se alejó costeando y la cas¬ tellana, dejando la ventana, exhaló un suspiro de satisfacción.
En la tarde de aquel dia, media hora ántes de alzarse el puente levadizo de castillo, llegó junto al rastrillo un bu¬ honero anciano y al parecer abrumado bajo el peso del fardo que llevaba á la espalda.
Berta, por casualidad, pues no eran las de su estancia, hallábase asomada á
una de las ventanas de junto á la puer¬
ta de la fortaleza.
—Noble señora, exclamó el vendedor
ambulante,—veng*o del extremo de la isla. ¿Os dignáis darme hospitalidad por esta noche? Quizá agráde á vuestra

'2

S OLLER.

INTERESES MATERIALES

ridad y futuro bienestar de este pueblo, regada y vivificada por otras situaciones

MEJORAS.

mas entusiastas-y mas amigas de la ilus¬ tración que han de seguirla muy en breve

y tal vez ski haber hecho tantos alardes

I.

de redentoras como hizo esta en las reu¬

Siempre-se habla de- mejorar,-y tal -es el deseo que sienten los verdaderos pa¬ triotas de que se ejecuten obras de utili¬ dad é de adorno que coloquen este pueblo á la altura de los mas civilizados, ..que
pocas serán las reuniones que tengan es¬ tos, aunque solo sean dos los individuos
reunidos, en que no se censure amarga¬
mente la calma, ó mejor aun la indife¬ rencia con que mira el Ayuntamiento cuanto se refiere al engrandecimiento moral y -material de Sóller.
Verdad es que á elle contribuye la desunión que el personalismo, plaga toda¬ vía mas funesta que la que destruye mi

niones dél Centro Sollerense.
Empezaremos en nuestro próximo ar¬ tículo por la mas necesaria y en concepto de muchos mas factible de las mejoras que nos proponemos indicar, y, aunque para nosotros tengan todas las que ex¬ pondremos el mismo grado de factibili¬
dad, seguiremos por las mas difíciles (!)
de realizar hasta llegar á algunas de-rea¬
lización imposible (¡...í)
Estas lineas podrán servir de prólogo á las que nos hemos propuesto escribir en los próximos números.
J. M.

arbolado de este valle, ba sembrado en

el seno de la Corporación municipal; pero no es la principal causa. -El verdadero

SECCIÓN BIOGRÁFICA

origen de la censurable indiferencia que

desde antiguo se nota, está, no nos can¬ saremos de 'repetirlo, en la ignorancia

D. JOSE ZORRILLA

que tienen muchos concejales de sus deberes y de-sus derechos, -ignorancia

Nacido en Valladolid el 21 de Febrero

que nace tan solo de su'inaptitud para el de 1817. ingresó Zorrilla, diez años más

desempeño de-cargo tan delicado como el tarde, en el seminario de nobles de Ma¬

que sobre ellos pesa, <y que debido á ella han sido considerados desde tiempos in¬ memoriales, como muebles de' lujo, bue¬ nos tan solo para formar número en los dias de fiesta (últimamente ni para esto lo eran), pero sin opinión ó á lo menos con

drid, en donde hizo sus estudios. La
educación que allí recibió esplica en cierto modo su carácter hidalgo y caba¬ lleresco y por ende el carácter de todas
sus creaciones. El seminario estaba diri¬
gido por-los. jesuítas; educábanse en él los hijos de las principales familias de

una opinión que no ha hecho peso en la ba¬ la Corte y con las enseñanzas de los

lanza municipal siempre que se han empe¬ unos y el trato de los otros adquirió Zo¬

ñado en inclinarla al lado opuesto los tres rrilla gustos y aficiones que una vez

ó cuatro que han manejado el tinglado. Y si no existiese tal ignorancia, sino
que, por.el contrario, ni uno solo dejase de conocer los deberes que le impone y los derechos que le concede el cargo que ■ se le confirió en las urnas, antes que con¬ sentir en representar á los ojos fiel pú¬

arraigados en el fecundo terreno de su inteligencia poderosa, habían de arras¬
trarle más tarde á desobedecer órdenes,
despreciar amonestaciones y desoír con¬ sejos, y á lanzarse resueltamente por camino de la gloria, cuyo pináculo está á punto de alcanzar con la coronación
de mañana-

blico el tristísimo papel que representan, Consta, por ejemplo, que en el semi¬

sentirianse dispuestos á cumplir los prime¬ nario de nobles existia un teatrito en el

ros y hacer uso dé los segundos, y, echan¬ cual representaban los alumnos come¬

do lejos de si ese dolcefar niente que tan¬ to les. encanta, ó ese esplín maldito cau¬ sa de tantos males, asistirían á todas las
-sesiones, no para dormirse ó para apro¬

j

dias de nuestros clásicos, especialmente
de Lope y Calderón. Zorrilla mostraba tanta afición á esas representaciones y ponía tanto esmero en el desempeño de las partes que se le confiaban, que á

bar ó desaprobar con movimientos de ca- poco logró superar á todos sus compa¬

• beza afirmativos’ ó negativos las propo¬ ñeros y á ser el primer actor del infan¬

siciones que se hacen, como si fueran i til coliseo. ¡Quién no ve en estos triun¬

ípolichinélas obedientes á un manubrio, ¡ fos de colegial, el germen del futuro au¬

sino que para manifestar en alta voz su I tor de tantas obras admirables!

opinión, oponiéndose con razones sólidas ! En 1832 abandonó Zorrilla el semina¬

a las proposiciones contrarias al bien rio y de vuelta ú su país supo con des¬

moral ó material del pueblo y apoyando - con iíTéfátables argumentos primero y

agrado que el autor -de sus días había
decidido enviarle á estudiar la carrera ■dél derecho en da universidad de Tole¬

•con su voto después cuanto tendiese á i do. Por más'que esta decisión le disgus¬

aumentar la importancia de Sóller.

tase, era fuerza obedecer y nuestro es¬

De esta manera, una vez atendida la tudiante marchó á la imperial ciudad-

buena marcha de los asuntos públicos, si n duda con el propósito de hacer allí

una vez encauzada la administración lo que bien le pareciese. Y efectivamen¬

municipal, lejos de permanecer cruzados - de brazos nuestros prohombres, dándose por satisfechos con la construcción de
alguna acera, la conservación de algún afirmado de calle, ó la colocación de al-

te: no tardó en entregarse en cuerpo y
alma á la poesia, dedicándose con pre¬ ferencia, á la lectura do las grandes fi¬
guras del romanticismo francés cuyas
producciones procuró imitar en sus pri¬
micias literarias’. Con esto, dicho se está

:gnn íáYol, que en-esío, salvo ligeras ex- que no hizo cosa de provecho en punto

■-cepejones, consisten las obras que se á estudios universitarios; en vista de lo

hacen, podrían dedicarse al estudio de cual tomó quién podía la determinación

trascendentales mejoras, necesarias unas - al embellecimiento de la población y otras á la comodidad de sus vecinos, de muchas de las cuales,-ya que no de to¬ das, podrían sacarse después considera¬ bles rentas que, ingresando en las ar¬ cas municipales, contribuirían ya á la

de separarle de la universidad y resti¬ tuirle á la casa paterna, alquilando con
tal objeto un vehículo y dando al con¬
ductor el encargo de vigilar al estu¬
diante.
Pero Zorrilla no era hombre que se
dejara llevar como una valija ó un ces¬ to de fruta. Y así aconteció que antes

constitución de capitales destinados á de llegar á Lerma, viendo desde el ca¬

•otras mejoras, ya ála rebaja de los re¬ mino una yegua que pastaba eu el cam¬

cargos municipales en las contribuciones po, escurrióse bonitamente del carruaje

directas del Estado.

que le conducía, montó la abandonada

Aunque sepamos por esperiencia pro¬

bestia y á las pocas jornadas se encon¬
tró en Valladolid desde donde se trasla¬

pia las consideraciones que merece el pe¬ riodismo, ese órgano de la opinión públi¬

i

dó á la Corto sin pérdida de tiempo, Hétenos, pues, á Zorrilla en Madrid,

ca, á los pocos que quedan de nuestro tan rico de ilusiones como pobre de re¬

desmembrado Ayuntamiento, que equiva¬ cursos, tan saciado de libertad como

le esto á decir que de antemano sabemos menesteroso de dirección y ayuda.

no solo-que no se han de seguir nuestros ¿Y qué hizo -entonces? Seguí ir. por de

consejos, sino que se han de despreciar nuestras indicaciones, tenemos el atre¬ vimiento de empezar una corta série de articulitos con el mismo epígrafe con que encabezamos estas líneas, para indicar á vuela pluma ciertas mejoras de que es susceptible nuestro pueblo, de algunas

pronto, la costumbre innata de todos los españoles: maldecir del gobierno. No le faltaron por este medio camaradas
con quienes reunirse en cafés y tertu¬ lias, ni buenos amigos que le ayudaran á fundar un periódico, nombrándole di¬ rector. Estaba ya dado el primer paso,
pero no con acierto. El periódico se con¬

de las cuales nos hemos ocupado ya in¬ duje de tal manera y tanto llegó a acen¬

fructuosamente en otras ocasiones. Y tuar su cruda oposición al gobierno»—

este atrevimiento lo tenemos porque sa¬ como se dice ahora—que éste dispuso

bemos positivamente que nuestras pala¬ i auto de prisión contra los redactores, y

bras han de ser semilla fecundísima, mal
que pese á todos los enemigos de la luz y del progreso, que ha de nacer, sino regada

I
i
i
¡

Zorrilla lo hubiera pasado mal á no liaber logrado escapar gracias á un disfraz de gitano,
Afortunadamente la tormenta pasó

y vivificada por la actual situación, hasta ¡ pronto y en 1837 Zorrilla se hallaba de

cierto punto incapaz de comprender toda | nuevo en Madrid, pero sin haber mejo-

2a.eticada de tales mejoras para la prospe- ! nido mucho. Ocurrió por entonces la

trágica muerte del infortunado Fígaro y, como se sabe, este hecho fué la base
de la fortuna literaria de Zorrilla.
Cuéntase que habiendo contraido amis¬ tad con Miguel de los Santos Alvarez,—
el donoso autor de las Tentativas litera¬
rias—éste le hizo ver el cadáver de La¬
rra, cuya pérdida lloraban con descon¬ suelo las letras españolas. Ante tal es¬ pectáculo Zorrilla sintió una impresión dolorosísima, especie de llamarada que sirvió para encender el fuego, todavía no-extinto, de la musa romántica del
poeta. Dando, pues, rienda suelta á su inspiración, escribió aquella misma no¬ che su famosa elegía á la muerte de Fí¬ garo. Al día siguiente se verificó el en¬ tierro, al cual asistieron, puede decirse, todos los literatos de Madrid; y Zorrilla
fué con ellos al cementerio en donde el
que entonces era joven pero ya distin¬ guido escritor, D. Mariano Roca de Togores, pronunció un sentido discurso que escucharon profundamente conmo¬ vidos los oyentes. Calcúlese el efecto que en ellos había de producir la inesperada aparición del futuro autor del Tenorio, cuando á penas terminada la oración del Marqués de Molins, se adelantó á re¬ citar sus versos elegiacos. Por grandes que fuesen las ilusiones que abrigava el poeta, nunca pudo imaginar que aque¬
lla lectura le llevase á un triunfo tan re¬
pentino y decisivo. Y así fué en efecto. Su elegía, oida en tan solemnes momen¬ tos por los hombres más eminentes de la república de las letras, le valió en breve la amistad de todos ellos, y de ol¬ vidado y oscuro que era, pasó de un salto á ser apreciado y aplaudido en aquellas famosas tertulias literarias que por modo tan explendente germinaron y florecieron al calor del romanticismo.
Como no podía menos de suceder, se¬ mejante acogida le alentó á continuar el camino emprendido. Sin olvidar por
esto á nuestros clásicos, siguió leyendo á Chateaubriand y á Víctor Hago, á Bil¬
mas y á Espronceda. conoció luego las obras de Walter Scoot y de Peni more Cooper. y ajustándose á esos modelos escribió gu primera colección de leyen¬ das y tradiciones históricas publicadas con él título de «Cantos ele Trovador»
(Madrid 1840-41, 3 tomos) las cuales le crearon una reputación envidiable.
No bastándole empero, sus triunfos en la poesía lírica, quiso ensayarse en el teatro y en unión de García Gutiérrez escribió él drama «Joan Dándolo», es¬
trenado con lisonjero éxito; después del cual y trabajando ya por su cuenta, dió sucesivamente á la escena «Cada cual
con su razón» «Aventuras de una no¬
che» «El zapatero y el rey» (1.a y 2.a parte) «El eco del Torrente» «Los des vireyes» «El molino de Guadalajara» «Un año y un día» «Apoteosis de Calde¬
rón» «Sancho García» «El caballo del rey
D. Sancho» «La mejor razón la espada» «El puñal del godo» «La oliva y el lau¬ rel» «Sofronia» «La creación y el dilu¬ vio» «El rey loco» «La reina y los favo¬ ritos» «La copa de marfil» «El alcalde Ronquillo» «D. Juan Tenorio» (1844) y «Traidor, inconfeso y mártir»
Sus poesías líricas llenan 11 ó 12 vo¬ lúmenes, entre los cuales deben men¬
cionarse preferentemente, además de sus «Cantos del Trovador». «Flores perdi¬ das (Madrid 1843) «Granada, poema oriental con la lenyenda de Al-Hamar» (Paris 1853-54, 2 tomos) «Album de un loco» (Madrid 1867) «Poema religioso» (1869) «Composiciones varias» (1877) «La leyenda del Cid» etc. etc.
En 1847 (sesión del 14 de Diciembre) Zorrilla fué elegido por unanimidad in¬
dividuo de número do la Real Academia
Española, pero el poeta, que se hallaba ■en la plenitud de su gloria y «en una délas venturosas épocas de la mocedad, en que pasan sin sentir las dulces horas déla vida», dejó que transcurriera el tiempo entonces marcado para la toma de posesión de las plazas de académico y la corporación se vié en .el caso de de¬ clarar vacante la que le había conce¬
dido.
Por aquellos tiempos Zorrilla residía alternativamente en París y Burdeos, y
terminada que fué en la primera de di¬
chas capitales la publicación de su poe¬ ma «Granada». concibió el proyecto de viajar por América, á donde marchó en 1855 para no regresar hasta 1887. En sa¬ ma veinte años de expatriación durante los cuales debió de sufrir no pecas tri¬ bulaciones á juzgar por lo que dijo des¬ pués:
Veinte años de mí patria viví lejos; ■
ni supe de ella más, ni inquirí si era
ya en ella recordado: de mi vida
que he dormido veinte años hago cuenta.
Y ¡qué sueño ¡Ay de mí! qué pesadilla!
vagué entro tumbas á mi paso abiertas,
y cuanto allá me amó se hundió entre sangre,
traiciones y calumnias y miserias.
Volvió por fin al redil la oveja desca¬ rriada; más si en América trájole la for¬ tuna disgustos y sinsabores, aquí ha¬
bía de encontrarse con las amarguras
consiguientes á la falta de recursos en
que se hallaba. 8us obras, escritas en

tiempos en que no existían leyes ni tra¬ tados de propiedad intelectual, habían sido minas de oro para algunos, pero de casi ningún provecho para él. Es
.más: aun existiendo esos tratados Zo¬
rrilla hubiera sido incapaz de atender á la parte lucrativa de sus producciones, porque con su cerebro repleto de poesía, y en su calidad de «trovador que vaga errante», nunca paró mientes en los cál¬ culos aritméticos; á tal punto que él mis¬
mo exclama:
¡No me habléis de caudal hecho con cálculos;
números no metáis entre mis letras!
Yo le engendré y vendí á Don Juan Tenorio
por no perder el tiempo en echar cuentas!
Después de esta expontánea confesión ya no cabe decir más. Baste saber que á los pocos años de su vuelta de América, (en 1871) tuvo el gobierno que acudir (en auxilio de Zorrilla para proporcio¬ narle medios de llevar á cabo la publi¬ cación de su «Leyemhúdel Cid» y al efec¬ to se le concedió una pensión de 36001) reales aúnales, so pretexto de no sé qué pesquisas ó revisiones que debían efec¬ tuarse en los archivos y bibliotecas de Italia. Mas tarde le fué suprimida esta pensión; luego volvió á.concedérsele con rebaja y.por último se le privó de ella definitivamente. Su situación le obligó entonces á pasar á Barcelona, en donde ejerció el cargo de director literario de una importante casa editorial.
Posteriormente algunas damas de la
alta aristocracia, atentas á las indicacio¬
nes déla actual .duquesa de Medinaceli, acogieron bajo su amparo al viejo poe¬ ta; el Congreso, á propuesta del-señor Castelar, le asignó nuevamente .una pensión de 30.000 reales, que todavía disfruta y la Academia le nombró se¬ gunda vez individuo de número,.sien¬
do recibido en Jimio de 1885.
Como nadie ignora escribió en verso su discurso de recepción; hecho tan de¬ susado que en los anales de la Acade¬ mia solo consta otro caso igual, aconte¬
cido en los últimos años del reinado de
Felipe V, en que fray Juan de la Con¬ cepción, carmelita descalzo de gran re¬ nombre en la cátedra yen el púípita, empleó la poesía en la «Oración pane¬ gírica y gratulatoria» que leyó al ingre¬ sar en aquella corporación el 16 de Mar¬
zo de 1744. El discurso de Zorrilla fué
contestado por el Sr. Marqués de Val-
mar.
Tal es, sumariamente, la biografía del
ilustre poeta que ha de ser coronado en
la morisca ciudad que le inspiró una de sus mejores leyendas.
Almaxzor.
CRÓNICA BALEAR
La Administración 'de Impuestos y Propiedades ha dirigido un ruego á los
Sres. Alcaldes de la Provincia para que,
dentro del mes que corre, se sirvan efec¬ tuar la remisión de las certificaciones., en las cuales se expresen los productosíntegro y líquido—de las rentas de pro¬ pios que correspondan al cuarto trimes¬ tre del actual año económico que hayan sido ingresados en las Depositarías Mu¬ nicipales.
—A las diez y media de la noche del
lunes fueron encontrados dentro de la
iglesia de Nuestra Señora de los Dolo¬ res, de Manacor, dos sujetos naturales de esta isla y vecinos de Barcelona, con¬ victos y confesos de haber robado á la efigie del Santo Cristo, titulado de Manacor, la corona de plata, que llevaba, la cual se encontró hecha pedazos en un pañuelo en la pila del agua bendita y la cantidad de cuarenta y dos pesetas sus¬ traídas del cepillo que hay al pié de di¬ cha imagen.
El Juez se incautó de todo y los auto¬
res fueron encerrados en la cárcel de
aquel partido.
—A las primeras horas de la mañana
del día 12 descargó sobre Çiudadela fuer¬
te aguacero, acompañado de granizo,
truenos y relámpagos habiendo penetra¬ do lina chispa eléctrica en la casa de Mi¬ sericordia sin causar más desperfecto que mover algunas tejas. La lluvia fué copiosa durante más de media hora. Las noticias que se tienen del término de aque¬ lla ciudad son que el granizo ha hecho
sentir sus desastrosos efectos.
—Durante los quince primeros dias del actual han ingresado en la Tesorería de Hacienda de esta provincia 221.800 pesetas más que en igual periodo de tiempo del año anterior.
—Copiamos de El Mahonés:
«Leemos que el juéves 6 fué extraor¬
dinaria la abundancia de caballa—barats
—en las pescaderías de Barcelona, ven-

SÓLLER.

3

Riéndose á dos reales la carnicera. «Lo más curioso es que en aguas de

CRÓNICA LOCAL.

tual nombráronse los Jueces Municipa¬ noticia en nuestro último número de que les de los Distritos de la capital y pue¬ el laucl de esta matrícula San Juan ha

Mallorca sucedía otro tanto durante la
penúltima semana, y antes en nuestras aguas, lo cual tace creer que en el Me¬
diterráneo atraviesa lo que comunmente se llama volada de aquellos peces.
«Los pasajeros que el miércoles últi¬ mo llegaron de Palma á Barcelona, vie¬ ron durante el viaje gran número de barats voladors, los cuales vuelan mien¬ tras no se les secan las alas y caen lue¬ go al mar para volver á levantar el
vuelo.
«La aparición de los barats voladors se considera como presagio de grandes
calores.»
-—Para cubrir la plaza que de faculta¬
tivo de la sociedad de socorros mútuos
establecida en el pueblo de Selva había renunciado D. Juan Amer, ha sido nom¬ brado el jóven médico D. Antonio Pla¬
nas.

Resultado de la elección.—-Oportuna¬ mente dimos la noticia de que en la Jun¬
ta General ordinaria del presente mes
debía procederse en la sociedad Defenso¬ ra Sollerense, según dispone el"Regla¬ mento, á la renovación de la mitad de la Junta Investigadora y Comisión de Orna¬ to, y hoy debemos dar cuenta del resulta¬ do de la elección, con la seguridad de que han de leerlo con gusto todos aque¬ llos sócios que por estar ausentes de este pueblo lo ignoran.
Por unanimidad de votos fueron ele¬
gidos: D. José Bauza Colom, D. Antonio Casasnovas Magraner, D. Antonio Bujosa Mayol, D. Nicolás Morell Magra¬ ner, D. Jaime Pizá Vicens y D. José Oliver Alcover de la Investigadora y de la de Ornato por la Junta General don Damian Orell Castañer y D. Jaime Juan Joy Castañer, y por la Directiva D. Jai¬

blos que comprende el Territorio de aquella y el dia 15 lo fueron por la Fis¬ calia de la misma los Fiscales Municipa¬ les. Unos y otros deberán ejercer dichos cargos durante el próximo bienio de
1889-91.
Juez y Fiscal Municipal de este pue¬ blo respectivamente, fueron nombrados nuestros distinguidos amigos D. Juan Colom Muntaner y D. Jaime Rullan Bis¬ bal, y del pueblo de Fornalutx D. Anto¬ nio Anfós Vicens y D. Vicente Ferrer
Rullan.
A unos y otros enviamos cordial feli¬
citación.
Pregunta contestada.—-¿Cual será la causar preguntamos en nuestro número anterior al referirnos á la poca demanda que han tenido este año y tiensn los li¬ mones haciéndonos eco de las quejas de

sido destinado á hacer viajes periódicos entre este puerto y el de Barcelona, y
como son muchos los comerciantes é in¬
dustriales á quienes conviene este servivicio, eremos deber nuestro manifestar¬ les que dicho barco salió ya de esta en la madrugada de ayer, dejmodo que estará en breve en Barcelona, si no lo está yá, que en dicho punto lo despachan los se¬ ñores Saforcada, Ferrer y C.a, y en esta el patrón D. Juan Castañer (á) Nóu ca¬
lle de la Luna.
Diversión.—El miércoles de esta sema¬
na estuvo en esta el representante ó di¬ rector de la Compartia Rusa qne dá fun¬ ciones de hipnotismo é ilusiones fantás¬
ticas en el Teatro-Circo Balear de Pal¬
ma, para solicitar el teatro de la Defen¬ sora SoUerense al objeto de dar en él dos
funciones en las noches de mañana do¬

—El señor gobernador de esta provin¬ cia ha dirigido una circular á los señores
alcaldes recomendándoles el más extricto
cumplimiento de las medidas dictadas

me Bauza Coll.

*

Felicitamos cordialmente á los agra¬

ciados y les deseamos todo el aplomo

que se necesita para el estricto cumpli¬

los propietarios, y á esta pregunta no ha faltado comerciante que nos manifestara
-que la verdadera causa de la poca de¬
manda ha sido la codicia de los mismos

mingo y lunes, festividad de San Juan
Bautista.
La Junta Directiva 4e la sociedad
dueña del teatro acordó cedérselo.

para evitar la propagación de la viruela. miento de su delicado cometido.

que se quejan.

Esta orden de la primera autoridad

civil en esta provincia merece nuestro

aplauso.

Lo censuramos.—En la noche del lu¬ nes fué conducido al cementerio el cadá¬

—Pícennos, desgraciadamente con mu¬ chos visos de certeza, que la semana pa¬
sada en el canal de Cabrera una embar¬
cación de pesca con tres individuos de tripulación, no pudo resistir una fuerte

ver de un niño de pocos días, y este acto que debería revestir en todas ocasiones y en cualesquiera circunstancias un carácter sério, filé una verdadera diversión in¬
fantil.

ráfaga que la alcanzó y la hizo zozobrar.

En el entierro no solo no había sacer¬

Uno de sus tripulantes fué recogido por una embarcación que se encontraba en las mismas aguas y que por más pesqui¬ sas que practicó no pudo hallar al patrón
y al otro tripulante, de quienes no se han
obtenido más noticias. Como última es¬
peranza piénsase que hayan podido lo¬

dote alguno, sino que ni siquiera seglar mayor de edad, si exeptuamos dos ó tres hombres que seguian con las proverbia¬ les espuerta para la cera y botella de
aguardiente; de modo que niños llevaban el féretro y niños formaban el acompa¬
ñamiento con velas encendidas, y unos y

grar la costa de Cabrera.

i otros cantaban destempladamente, silba-

Quiera Dios que así sea.

j ban, se empujaban echándose cera enci¬

—El Diputado á Cortes D. Miguel So- ma, etc. etc.

cias y Caymari salió para yalenda Aquella algazara, que tenía algo de la
con dirección á Madrid, con objeto de to¬ que se nota en una corrida de toros de

mar parte en las tareas de la quinta le¬
gislatura.
—Por acuerdo del Excmo. Ayunta¬ miento de Palma, aquella Alcaldia ha señalado el dia 4 del próximo mes de Ju¬
lio para proceder á la subasta de las
obras de la nueva escalera de la Casa Consistorial, según los planos y condi¬
ciones aprobados en la sesión del viernes
último.
—La comisión provincial en .sesión celebrada el dia 12 del actual acordó

por acá, es la mejor prueba de cuan edu¬
cados van creciendo los muchachos de
este pueblo, gracias á las libertades de que gozan y al amor que les tienen sus padres; pues la escena que apurados tu¬ vimos que presenciar el lunes no hubie¬ ra tenido lugar si los pocos hombres acompañantes no lo hubiesen tolerado, y si vamos mas lejos no hubiera sucedido lo que lamentamos si los padres tuvieran
empeño en tener hijos bien educados y en vez de dejarlos abandonados por las
calles á todas horas como pilludos, se

«Los propietarios de Sóller, senos dijo, no quieren tener en cuenta que las gran¬ des plazas hacen los precios, así es que ellos .se conceptúan independientes, olvi¬ dando que por cada limón que hay en el valle en Valencia los hay á miles y quie¬ ren poner los precios á su capricho sin tomar por punto de partida el estado de aquella plaza, y esto ha de darles siempre malísimos resultados, como ha sucedido este año. Los comerciantes, por
mas que sean hijos de Sóller, comprarán en donde encuentren mas baratura (esto no quiere decir que á precios iguales de¬ jen de protejer con la preferencia á su patria) y como en Valencia los limones al principio de temporada estaban baratísi¬
mos, nosotros ofrecimos pagarlos á los mismos precios, pero ellos, mal acostum¬ brados con las veinte pesetas del año pa¬ sado, si se los ofrecíamos á siete los que¬ rían á ocho, si á ocho ellos á diez, y así
iban subiendo. Nos tuvo mas cuenta com¬
prar en la huerta de Valencia extensos huertos y asi lo hicimos, y ahora los limo¬ nes de Sóller, que debían ser vendidos ya
entonces, son demasiado maduros para
el embarque y no tendrán salida á nin¬ gún precio.»
Con que ya saben los propietarios la causa de que los limoneros estén este
año cargados como no recordamos haber¬ los visto jamás en este tiempo.

Abuso.—Tal concepto nos merece la libertad que se toman los sócios del casi¬
no La Torre, en verano, cuando para to¬
mar el fresco sacan á la calle cuantas si¬
llas hay en el salón, formando frente al portal un extenso círculo que obliga á
los transeúntes á describir una curva
hasta casi tocar el poyo de circunvala¬ ción de la Plaza, esto cuando para evitar lo que el público llama passà per la, ver¬ gueta no van á dar la vuelta por el cen¬ tro de la alameda perdiendo pasos.
Y decimos qne en concepto nuestro
es un abuso porque está prohibido termi¬ nantemente se tenga ocupada toda ó parte de la via pública y que saquen los vendedores fuera del portal de sus -casas cestos, espuertas, etc. con géneros desti¬ nados á la venta y hasta que los ten¬ gan colgados en las jambas del portal, y
vemos á menudo sentados en mitad de la
calle personas que deberían dar ejemplo, siendo los primeros en obedecer las dis¬ posiciones vigentes.
Y hasta hemos visto muchas veces sen¬
tados en el indicado sitio impidiendo la vía publica á aquellos amigos nuestros de cuyas opiniones se hizo eco no
ha mucho Las Instituciones al censurar
se permitiera tener en una acera de la
Plaza una mesa destinada á la venta de
carne.
Suplicamos al Sr. Alcalde se sirva ha¬ cer cumplir lo que se dispuso y no se ha

conceder 1.000 pesetas para auxiliar la
reparación de una parte del edificio que ocupan las Hermanitas de los Pobres.
Se dice que S. E. I. el Obispo de la
Diócesis también contribuye con cuan¬

cuidaran de enseñarles sus deberes para
con la sociedad y de respetar cuanto de¬
be ser respetado.
Luego no es no á los muchachos á quienes debemos censurar, sino á los que

A última hora hemos sabido que los limones maduros á que nos hemos refe¬ rido son pagados á cinco pesetas la car¬ ga y á siete y á ocho pesetas los demás.

derogado todavía, con lo cual probará que todos somos iguales ante la ley.
Esta es la primera amonestación.

tiosos donativos á la reparación mencio¬ son causa de que estos ignoren hasta los

REGISTRO CIVIL.

nada.
—Hace algunos dias estaban cazando
en una hacienda del término de Caiviá
dos sujetos: la crónica no dice si con li¬
cencia ó sin ella. Uno de los dos disparó
la escopeta contra una ave que vino al suelo y el otro al verla caer, tal vez pa¬ ra apoderarse con presteza de ella, tiró al suelo la escopeta que á su vez tenia en la mano. Disparóse el arma al caer y
el tiro fué á clavarse en el muslo de su
compañero.
Aunque la herida causada no era de gravedad, no por eso dejó de ser en ex¬ tremo dolorosa, pues no bajarían de treinta los perdigones que se alojaron
en la carne.
—Duros y vivos fueron los comenta¬

mas rudimentarios principios de educa¬
ción, y á estos censuramos.
¡Áh! se nos olvidaba: el municipal en
el acto que nos ocupa brilló por su au¬
sencia.

Fiesta del Corpus.—Con mayor esplen¬ dor que en años anteriores se ha celebra¬
do este año la festividad de Corpus CJiris ti en nuestra parroquial. Por la mañana cantóse con orquesta la misa del célebre

Detención.—Al principio

de

esta

se¬

|j

maestro Mercadeante y predicó el R. Pa-
dre Valero, de la Compañía de Jesús, el

mana fué detenido por la Guardia civil | cual ponderó en castellano y con la elo¬

de este puesto, un hombre vecino de For¬ cuencia con que sabe hacerlo, las exce¬

nalutx como sospechoso de haber dado lencias del misterio de amor que conme¬

muerte de un tiro de escopeta á una mora anualmente la iglesia en tal dia.

oveja, en el predio La Cabana de aquel Por la tardé lucida procesión recorrió

término municipal.

según costumbre las principales calles

Dicho sujeto juntamente con el arma de este pueblo, siendo llevadas en andas

nombrada, fué puesto á disposición de la las imágenes de San Luís Gonzaga, San

autoridad judicial de dicho pueblo.

Vicente de Paul, San Francisco de A sis

y la Reina de los Cielos. Ciento trece ni¬

ños y niñas vestidos ele ángeles, reinas,

NACIMIENTOS. Varones 1.—Hembras 2.—Total 3.
MATRIMONIOS.
Día 18.—D. Bartolomé Alcover y Joy con D.a Maria Casasnovas y Mayol.
DEFUNCIONES. Día 16.—Falleció D. Juan Forteza de
50 años de edad, viudo. Día 17.—Simón Miró y Coll de 19
dias.
SECCION COMERCIAL.

rios que oímos hacer acerca la conducta Fiesta en San Francisco.—La fiesta apóstoles, discípulos, santos, palomas, observada por el Presidente de la corri¬ de conclusión del mes de Mayo que se etcétera, asistieron con sus respectivos

CAMBIOS.

da de toros del domingo. El público unᬠcelebró el domingo último en el ex-con- acompañantes, tras el pendón del Santí¬

nime atribuye al poco tacto y acierto del señor Vaquer buena parte del desastre que lamentamos. Con una buena presi¬ dencia no hubiera sido cogido el bande¬ rillero Valencia ni puesto en gravísi¬

vento de franciscanos de este pueblo, fué
en extremo lucida.
El templo, profusamente iluminado y
adornado con flores naturales de visto¬
sos y variados, colores, llenóse de fieles

simo seguían los cofrades en número ma¬ yor que en años anteriores, á estos se¬ guia el clero parroquial, y en último tér¬ mino, entre nubes de incienso y bajo pálio cuyas varas llevaban los señores con¬

Marsella. . . . . .

Dette. .

.

.

.

.

.

Cemás plazas francesas .

2{60 Pio
2‘50
2‘40 u

mo peligro Malaber, salvado milagrosa¬ en cada uno de los actos religiosos que cejales del Ayuntamiento, la custodia,

mente.

constituyeron la fiesta y particularmen¬ desde la cual presidia S:D. M. tan so¬ MOVIMIENTO DEL PUERTO

Nuestros colegas El Isleño y La Opinión te en la misa mayor en que se cantó por lemne acto, cerrando la marcha la prime¬

increpan duramente á dicho presidente y ¡ los cantantes con acompañamiento del ra autoridad eclesiástica de este pueblo,

le hacen responsable de las mencionadas órgano la bonita composición del P. Au¬ el Alcalde y Tenientes y la banda de la

EMBARCACIONES FONDEABAS.

cogidas, La Almudaina le censura tam¬ bién, y El Diario de Palma observa la
significativa conducta del silencio.

lló fiue admirablemente interpretada, y predicó el joven sacerdote D. Ramon
Colom.

Sociedad Filarmónica que tocaba esco¬ gidas marchas de su repertorio.
Las ventanas y balcones de todas las

Dia 16.—De Denla en 2 días laúd Ma¬
ria de 70 ton., pat. Juan Casasnovas con

De manera que la opinión de la pren¬

Por la tarde se cantó el ejercicio del casas estaban adornadas con damascos é 7 mar. y lastre.

sa en este asunto es también unánime.
* :¡: *
Espartero continúa mejorando.

Mes de Maria después de una plática por D. José Pastor Vicario.

iluminadas, y un gentío inmenso se api¬ ñaba en las plazas y calles hasta hacer casi imposible el tránsito.

EMBARCACIONES DESPACHADAS
Día 20.—Para Barcelona laúd San

Valencia, sin haber desaparecido por

completo la gravedad, se encuentra en Nombramientos.—Por la Exenta. Au¬

tm estarlo relativamente satisfactorio.

diencia de esta provincia en 10 del ac¬

Juan de 38 ton., pat. Juan Roíger, con
DesparSho del San Jmn.—J)irnos la j 5 mar. y efectos.

SÓLLEB.

Ferro-Carriles de Mallorca.

t’OKItEOS.

SECCION RELIGIOSA.

CULTOS SAGRADOS.

SERVICIO DE TRENES

. SALIDAS DE PALMA.

que regirá desde l.° de Abril á 14 Octubre
de 1889
De Palma á Manacor y Da Puebla.—7‘30 ■mañana, 2 y 4 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 ma¬
ñana y 5’45 tarde. De Manacor á La .Puebla.-—-7’30 mañana

Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Malion, lunes *5 tarde y miércoles 2 tarde, vía Alcudia. Para Barcelona, martes 5 tarde y sábado .2 tarde, via Alcudia. Para Valencia, juéves 5 tarde.
Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.

y 5‘45 tarde. De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana
2’30 y'5’55 (mixto) tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana
y 5’55 (mixto) tarde. Tren ■periódico: dias de mercado en Inca—
De Inca á Palma—I tarde.

LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Mahón, liínes 10 mañana via Alcudia y juéves 7 mañana. De Ibisa y Alicante, miércoles 10 mañana De Barcelona, juéves 10 mañana, via Al¬ cudia y sábado-7 mañana.

¡ Llegadas á Sóller.—Todos los días á las 6
I de la noche.

SANTORAL BE LA SEMANA.
23 Domingo II.—S. Juan pro. yunr. y Santa Agrlpina.
24 Lunes.—La Natividad de San Juan
Bautista, antes gg 25 Martes.—S. Guillermo ah., Santos
Próspero y Eloy obs. y Sta. Orosia vr. y
mártir.
26 Miércoles.—SS. Juan y Pablo her¬ manos mrs...y Sta. Perseverancia vr.
27 Jueves.—S. Sixto p., S. Ladislao rey y los 7 durmientes.
28 Viernes.—El Smo. Corazón de-Je¬
sús, S. León II p. y conf. y Sta. Marcela mártir.—Ayuno con abstinencia de carne.
Novilunio s h. ss’ en'Cáncer.—Buen tiempo. Calor.
29 Sábado gg—SS. Ledro y Pablo após¬ toles y Sta. Benedicta vr.

Mañana en la iglesia de San Francis¬
co se celebrará fiesta en honor de San
Antonio dePádua.
En la parroquial á las 7 y media ha¬ brá comunión general para las Hijas de María; por la tarde después de vísperas, expuesto el Santísimo, se continuará el devoto ejercicio de las siete palabras que desde la Cruz habló Jesucristo, seguida¬ mente .procesión con el Santísimo y la reserva; al anochecer se cantarán com¬ pletas en preparación de la fiesta de San Juan Bautista, que se celebrará el dia 24 con tercia cantada .y la misa mayor
con sermón.
Día 27al anochecer expuestas. D. M., se cantarán completas, procesión y la
reserva.
Día 28 á las 7 comunión general para el Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús, á las 9 se expondrá ePSantisimo, se cantará tercia y misa mayor con sermón.

ÍAiS# HIESRROección de Anuncios PARA GUARDAR CAUDALES
SISTEMA BAUCHE.
Las me i oros arcas de hierro que se-conocen son las del sistema BAUCHE de
rT?tei» mis.
Aseguradas por su incombustible pueden resistirlos más voraces Incendios se tiene la seguridad de poder conservar cualquier documento.
2 diplomas de honor, 20 medallas de oro y plata, obtenidas en diferentes ex-
I :posiciones y últimamente 2 medallas de oro enfila de Amberes de 1885, son la
principal recomendación y seguridad en las cajas de esa fabricación.
Básculas 'portátiles para uso clel comerá©. Unico representante en las Baleares, LUIS FÀBREGAS,-Brossa, 25.-PAUVÍA 'Preeios fid&fàfoa·tea ilsi -competencia
PASAJES SUBSIDIARIOS PAILA LA i REPÚBLICA ARGERTIIA (Buenos Aires)
única Agencia autorizada en Mallorca y establecida en esta ciudad calle da San Miguel núm. 101—3.°
Esta Agencia hállase abierta al servicio del público todos los días ¡por la mañana de 9 á 2 y por la tarde ele 4 á 7.
•Be contestan gratuita é inmediatamente las consultas que se'la diri¬ gen; y en virtud de orden superior y correspondiendo á compromisos contraídos/esta Agencia de'hoy en adelante ofrece sus servicios 'gratuita■mente. Considera de su deber anunciar que todos los anticipos de pasajes que so concedan á habitantes ele esta isla, serán cursados precisamente por conducto de esta Agencia.
Falma 1& Jimio ti© .1889* San Miguel 101—3.°
CALALÜÑA BANCO VITALICIO DE
‘COMPAÑÍA GENERAL DE SEGUROS SOBRE LA VIDA Á PRIMAS FIJAS
3456.adomicilio-enBarcelona,ANCHA,-BADelegacionesentodaBspaña

P3 O
•EH
ec.

<
83
GO hÓ j"»"}
peí
g

i

m
P3 EH
oo Pí
«aeïïSüf < i

GO

m
O

H

W

&
O
S
m
m

O

PO

-fH

Cu O

o
+->

<

o
ca <©
o ‘Tí
tí
-4-1
O
tí
© tí O)
tí
tí O
Ph
•O
$
tí

P
P << D a <
q-H
P <J
w
m
o
¡z¡

rO °
tn tí O -=S —1
*1 S ^O Pr O m ítíO
"2 ’Bb
Zft Ml .-VH © Ot)

tí o tí tí <*©

3S

^
g

o °

03

8 ©~ en gg O- V - CO
e-§ Ph • r'l

03 . r-1
i-d a¡ r-l

tí 2 O

S
O

tPí

* ^

ÍH © \_
O rtí -tí

a,

©

■tí ©

■tí r¿ .,0033 o o3 ©

• tM -a—>

m
rO tí CD

o

P* © cr*

O AO

tí

w-
Cu

« c5 1 O^ O

in

Cu 'CP

O iis
pQ

O •

Almacén he Papel

OBJETOS DE ESCRITORIO

StíT?-
\\
Otí>
FABRICACIÓN DE LIBRITOS PARA FUMAR

MARCAS:

exá

Nuestra Señora de Lluch, Amor,

Bandera Mallorquina, Clavel Español,
v otras de las más acreditadas
v

■CiSBMiÍLAS V S’»SBí'©KOS
25
'en esiiStas y íi sranei.-rajUa* Arca tJe NoA, ¡5 céntimos «c peseta! Al Misar mía <Je ella» uo
se coanyraríín «Se otras.

25

DEPÓSITO IDE CARTONES

exá

es1sr>siz;a,, iDajay naa.c3.e>r*SL

PAPELES LE TOLAS OLASES

LA CUESTIÓN I>E LOS SIETE ■Rompe-cabezas chino con más de mil soluciones,
Precio ¡lo céntimos de peseta!
exá r^-j CXtíJ
GASA ï'UHBADA EN 1850.
VIUDA IIE ERAICiSCO HANELLS É IIIJii
Sindicato, 59.-Ace¡te, 1
PiMA.

DE
ftiitotM'o Mariinéz y Cápaves
i Premiado en la Exposición de París-de 1878,, : en ¡a de Ías-Feriasy Fiestas populares de
Palma de 1881, en ia XI! genera! de Burdeos de 1882 y en ¡a Universal
de Barcelona de 1888,

! tojas clases y objetos 4e esorltorio
«PÏCIAURS fií ÍAPEIffi PARA CWRlLi
Siempre presentamos á los Sres. Fu madores los mejores papeles conocidos Se distinguen entre todos por su limpie¬ za de pasta sin qne entre en su prepara¬ ción sustancia alguna nociva.
Recomendamos nuestras marcas
Violon.-Dos Cuartos -España.
Paquetes de 1,000 hojas do todos ta¬

Se confecciona calzado de todas clase®
á la medida para caballeros, señoras y
niños.
Rara pies imperfectos y -para el co¬
mercio ele América.
Materiales de las mejores fábricas dan¬ to nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia y economía.
Calle de Bauzá núra. 13.-SÓLLER.
VBSfAMi
DE LA
CONTABILIDAD DEMOSTRATIVA 1A La exactitud, pues se han encontrado
importantes errores en todos los sistemas. 2:a La supresión completa del Balance de

CAPITAL M GARANTÍA, iiÉpeiiaitc èl aportado por los asegúralos

maños y se cortan á la medida que se Comprobación y del Balance General, así co¬

deseen.

mo de otras anotaciones inútiles.

10.000,000 DE PESETAS
Las familias mcíliarite .pequeños ahorros pueden crearse un capital respetable. Por'ejem¬ plo: un padre á la edad de 30 años, pagando 25 duros anuales, lega á su esposa é hijos un '•capital de 1.000 duros. ¿Quién no puede ahorrar esta pequeña cantidad?
La prima puede .fraccionarse en semestres ó trimestres, lo cual facilita el .pago. Cuando se han pagado ya tres anualidades el seguro no puede caducar. Después de tres años, la Compañía hace préstamos con la garantía de las pólizas en -pro¬ porción á su valor actual. Las muchas combinaciones que tiene establecidas el Vitalicio tanto para caso de muer¬ te como para caso de vida, satisfacen -completamente todas las necesidades de las familias,
'sean cuales fueren las circunstancias en que se encuentren.
Agente General en las Baleares §. EDUARDO PEREZ del VALLE
Oa,ll© d© San TlSTicolás mina. S5-S.’ "F’.A.IAMi.ZX..

i asna
sistema nuevo de OTIO únicos legítimos
Bloss Spitz y Compfi1
BAROELiONA
Este nuevo Motor accionado por Ben¬
cina se recomienda á los industriales en
poblaciones que no estén provistas de fábrica de gas, porsu seguridad absoluta, su solidez, por su marcha silenciosa, y
últimamente por su poco consumo.
Rara detalles y prospectos ABELAR¬ DO OLTRA único y esclusivo represen¬
tante en estas Islas

El-conocimiento instantáneo del Ac¬
tivo y Pasivo existentes, ganancias, pérdi¬ das, etc., sin pasarlas cantidades del Diario
á otros libros ni hacer recuento.
La imposibilidad de defraudar al pro¬ pietario por la anterior comprobación inme¬
diata de las cuentas.
La mayor facilidad de anotar las operaciones por la solidez de los nuevos prin¬ cipios.
La de no ser indispensable profesor
para aprender el Método, pues muchos lo
■practican á los quince .días de poseerlo. ■7.a La economía del 70 per 100 en los
gastos de libros .rayados, porque en las mis¬ mas hojas que tienen los antiguos cabe en los nuevos cuatro veces mayor número de cuen¬ tas y se pueden llevar todas en un libro.
■Representante en esta plaza

ImiL de J. Marqués A.rboua.—SÓLLEI!,

Cali m .fo$(Jos9 Palma*

D. Bartolomé Singala.