£ ABRIL BE ¡883
£ ABRIL BE ¡883

PERIÓDICO SEMANAL LITERARIO Y DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICIÓN:

En Sóller: Redacción y Administración-San Bartolfmé-17.
En Francia: D. Guillermo Colom-Quai déla Repu 1)1ique-i3-Cette (Herault).. En América: D. Miguel Morell-Ponce (Puerto-Rica.)

0*50 pesetas cada mes en toda España. 0*75 id. id, id. en el Extrangero y en América (Unión Postal)
PAGO ADELANTADO.

A-nuncios y-comunicados á precios convencionales. Los comunicados deberán llevar firma. No se devuelven los originales.

SXJ3VEA.ILXO. Sección literaria: Tener carrera, por L.—Pasatiem¬
po, por varios.—Intereses materiales: El Banco vitalicio do Cataluña, por H.—Sección biogràfi¬
ca: D. Antonio de Trueba.—Actualidades.— Crónica local.—Sección oficial.—Sección comer»
cial.—Sección religiosa.—Folletín: íEl traje de baile, por D. Cecilio STavarro.—Anuncios.
SECCION LITERARIA.
TENER CARRERA.
Para, quien tenga genio observador, la época presente se presta á grandes y
filosóficos estudios.
Siempre be creído que en España lo peor que hay que tener es carrera.
A más de cuatro lectores les parecerá grave esto que con toda formalidad les digo.
Y sin embargo, es muy cierto, y dis¬ puesto estoy á probarlo,
Tener carrera en España, es perder el tiempo y la salud para lograr morirse
de hambre.
Sea usted abogado; será usted lo que son dos ó tres millones de españoles, habrá usted estudiado catorce ó quince años haciendo gastar á sus papás la ceri¬ lla de los oidos ¿para qué? para que se vea usted en el triste caso de estarse algu¬
nos dos ó tres lustros esperando que un vecino le saque los ojos á otro, ó á que un tío y un sobrinodisputeh sobre quién se debe quedar con los cuartos que dejó
un señor don Fulano de Tal, que se mu¬
rió por no enfadarse. Sea usted médico, y tendrá que ayudar
á níorir á una porción de individuos cu¬ yas familias dirán que usted mató de un golletazo al paciente; y si cobra usted las visitas será milagro.
Sea usted profesor de... cualquiera co¬ sa. Como vive usted en un pisé donde el 'que quiere aprender, no puede, y el que puede no quiere aprender, resultará que los dicípulos saldrán de la cátedra tan hotentot.es como entraron, y el maestro se llevará la fama de estúpido y
Cosas por el estilo. Sea usted literato... y no le digo á us¬
ted mas. Eso lo es todo el mundo y ade¬ más produce languidez db estómago.
¡Que porvenir tan hermoso el del ado¬ lescente en el pais de los toros y de las casas de préstamos!

Desengañémonos, amigo lector, vale
mucho mas no tener carrera.
Vale mas dedicarse á buscar distritos,
ó á enamorar viejas, que es cosa de gen¬ te fina y ayuda ala digestión por de pronto.
Cono zco millares de hombres que go¬
zan de consideración y aprecio, y ni en su vida estudiaron leyes ni saben á pun¬ to fijo sildcben escribir Cristo con Q ó con S mayúscula.
Les he visto cruzar los salones con la
cabeza erguida y unos cuellos muy tie¬ sos, recibiendo saludos de todo el mun¬
do, y siendo los niños mimados de todas
las fiestas.
—¿Quien es ese?—preguntaba yo. —¿Ese?—me respondían—ese es... don
Fulano.
—¿Y qué es? —Oh, es... yo le diré á usted... él es muy rico... —Basta, basta; no hay que decirme
más.
Y me veia obligado á exclamar como los personajes de los melódramas que rabian de celos aparte:
—¡Todo lo comprendo! He conocido un hombre cuya historia es mas notable que la de Napoleón el
Grande.
Llegó á Madrid el año 48, vestido de
chaqueta, y con un capitalito de siete reales y medio, que ya es algo, ¿eh?
Al año llevaba levita, y leía de corrido. A los dos años se compró una capa con embozos de felpa, y deeja en el café que iba á emprender un negócio. A los tres años era corrector de pruebas de un periódico. A los cuatro publicó una Memoria acer¬ ca del crédito (¡del crédito, y no le cono¬ cía ni de vista!) A los cinco le llamaba La Correspon¬ dencia distinguido escritor, publicista notable y presunto diputado. A los seis representó áun pueblo ente¬ ro en el Congreso.
A los. Siete era Gobernador.
A los ocho contratista.
A los nueve se casó con una mujer
millón aria.
A los diez pidió una autorización para
hacer un ferro-carril.

A los once enviudó sin saber como.
A los doce sejkizo un palacio. A los trece tuvo la inoportunidad de morirse, dejando á su hijo una fortu¬
na de 42 millones.

bufa. Y es lo único que se me ocurre en -este momento.

El día de su entierro no hubo bastantes
coches en Madrid para hacerse el servi¬ cio público.
La prensa le dedicó grandes párrafos. «Banquero distinguido, escritor notabi¬ lísimo, hombre probo, su muerte fué co¬ mo su vida.» (Y murió de gangrena.)
Pues bien, aquel hombre nunca supo quién fué el padre de los hijesVdel Ze-
bedeo.

PASATIEMPO.
FUGA DE VOCALES:
S. .n 1. t..iT. n. m. m.r.s .n .1 c..I. n.s v.r.m.s
..nq,. s. M, im. m.r.r.s ¡n.s m.nd-.b.n .1 .níVrn.!

¿Para qué necesitó aquel hombre la
carrera?
¿Qué hubiera sacado con romperse la •
cabeza estudiando?
Lo que otro exconocido mío, que vive por cierto, y que lo pasa como un prín¬ cipe.
Es otro modelo que deben estudiar los jóvenesjinexpertos.
Jamás carece de nada.

FUGA DE CONSONANTES:
.ue...o a.o. e. u. .o..a.
. .o .a..a .uie. .e.u..-a
.ue .a .a.a .e e.e a.o.
e, una .a.a .ue e..u.ia
ENDEVINAYA

Sus amigos—que pasan de seis mil—le llaman siempre Juanito.
Tiene cosas. (El hombre que tiene cosas está autorizado para todo.)
Su porte es elegante; su conversación eruditísima. Su lengua incansable.
—¿Y en qué se ocupa?—me pregunta¬
rá usted ahora.
—En nada; en comer-, 'en beber, en dormir. Y todavía le falta tiempo:— ¡porque los dias son muy cortos!—¿Ver¬ dad que son muy cortos?
El gran secreto de mi exconocido con¬ siste en lo siguiente:
Vaya usted á las cinco de la tarde á
verle.
Saldrá su criada y lo dirá á usted:
—El señorito no come hoy en casa, i
Ahora dígame usted, amigo lector: ¿se necesita tener carrera para ganarse el pan, y el vino, y hasta los postres?
Preguntémosle al abogado, al médico, al artista, al que vive de su trabajo, si
con todos sus años de estudio han en¬
contrado en algún libro el remedio de
poder comer todos los días gratis.
¡Oh! ¡La sociedad! ¡La sociedad! excla¬ ma un cómico personaje de cierta obra

Si comensas, lector mee,
Per T endret á lletjirmé,
Ouatre cosas molt -distintas Forzosament tendí d” essé.
Un adjetiu, un llmatjc, Riñere de mar també, Y un peixet molt apropòsit
Per amb calderete fé.
Si me llitjes al inversa No seré ja lo meteix. Pues beii cert es que del honró Una part constituiré.
Las soluciones en él número próximo.
SÉáeaes al [Miiipo él húmero anterior
Fuga de vocales
¡Oh pintada mariposa que alegre tiendes el vuelo! quisiera tener tus alas para volar hasta el cielo.
Fuga de consonantes:
Quisiera eterna inocencia para vivir en la dicha: capullo que se abre en flor se seca á los pocos días.
Charada.—A-pe-11 i-do.

No había príncipe que no deseara su denal no podía ser menos simpático á

i amistad, ni princesa que no deseara su AVilliers.

i amor.

EL TRAJE DE BAILE

! A propósito de estas fiestas reales, di-

Y últimamente un baile en el palacio j ce un historiador textualmente:

de los reyes, y otro en el de los duques de Chevreuse, que no ofrecieron nada de particular, á no ser la gentileza, ga¬

«Pero todas estas habilidades ocupa¬ ron menos á las damas de la corte que
la presencia del magnífico Buckingham.
Todas ellas estaban encantadas de

lantería y brillantez de Jorge AVilliers su buen talante, de su galantería caba¬

de Buckingham. y la melancolía y dis¬
tracción de la bella Ana de Austria.

lleresca, y las mas encopetadas inten¬

Pero callen todos los bailes ante el taron hacer la conquista de tan brillan¬

que. en honor de la reina de Inglaterra, te gentil-hombre.»

dió el cardenal ministro de Luis XIII.

Sino que Jorge AVilliers, aunque tan

Ya al ver Richelieu por la primera vez á tal y tan gentilhombre, hubo de fruncir las cejas, los labios, todo el sem¬ blante. como quien so reconociera ven¬ cido en punto á gentileza; .pero le que¬ daba otro campo de batalla, en que es¬ peraba arrancarle el laurel de la victo¬ ria, y era el poder, la grandeza, el es¬ plendor.
Solo que á los pocos dias iba también
de vencida en este otro campo.
Sin embargo, esperaba ganar de una

afable y obsequioso, no se dejaba con¬ vez todo lo que en detalle iba perdiendo.

III.

quistar por las damas. Sabia que Ana —¿Como vá la cosa pública? preguntó

Si Caj&los I se propuso dar una idea de Austria no tenia relaciones de inti¬ una mañana Luis XIII á su primer mi¬

ventajosa de la corte de Inglaterra, en¬ midad con su real esposo Luis XIII, que nistro.

viando á la de Francia, para el acto de era casto, dicho sea sin agravio; y sabi- j —M.uy'.bien, señor, muy bien, pues

su matrimonio, á Jorge AVilliers, duque do este precioso secreto, había puesto cuando no alcanzaran mis fuerzas, no

de Buckingham; su primer ministro, mas altas sus miras.

me faltada la ayuda de Dios, contestó el

como embajador extraordinario, la elec¬ Pero el cardenal ministro, que lo sa¬ cardenal.

ción no pudo ser mas acertada.

bia también, y mucho antes que él, tam¬ —¿Está contento mi pueblo?

Jorge AVilliers era hombre muy gen¬ poco las había puesto mas bajas, estan¬ —No tiene motivo para estar descon¬

til de su persona y sobre esto ilustrado, do así en un punto de contacto; contac¬ tento, mayormente en estos dias que

rico, fastuoso, espléndido, galante.

to negativo, porque en medio de la ma¬ borda con seda y oro la felicidad de sus

Ny era mas que duque, pero parecía yor cortesía por una y otra parte, si AVi¬ reyes.

u11 prí uci pe reinaiíte,. tri u ufante.

lliers era antipático al cardenal,el car- J —¿No hay pliegos de Londres?

—No es tiempo aun; pero en esta se¬ mana llegarán, Leo favente.
—Y Buckingham ¿que dice? El cardenal frunció las cejas, los la¬ bios, todo el semblante, encogiéndose
de hombros.
—Nos interesa que esté contento, re¬ puso el monarca.
—¡Oh! Bien puede estarlo á menos que no le desagrade estar ya tan mima¬ do. Pero no; me consta que está satisfe¬ cho. Quien no le está ya tanto es
El cardenal apuntó la idea y esperó á que el rey tirara de ella.
—¿Quién? preguntó éste tirando ya, —Ahí estro primer ministro, señor. —¿Que decís?
—Ale siento casi humiljado ante la
magnificencia del ministro inglés.
—Es en verdad fastuoso.
—Algo mas; es imprudente ó ligero, pues al pavonearse conmigo, parece que trae la pretensión de deslumhrar algo mas alto, como quiera que si yo soy un humilde sacerdote, el sacerdote es pri¬
mer ministro de Luis XIII.
—Alucho que sí. Pero ¿qué? ¿no podéis sostener la competencia?

3

SÓLLER.

UNTEBESES MATERIALES

delante de los caseríos y aldeas, y volver radas con mi amor y mis servicios.

luego, inélinada la cabeza, tardo él andar

Cuando en 1870 sobrevinieron los pre¬

y distraída la mirada, en busca de su ludios de la guerra, fui destituido igno¬

EL 'S3WNG© ' VITALICI©

modesto-retiro.

miniosamente de mi cargo de archivero

de Cataluña

Parecía tener el. presentimiento denm en el concepto de carlista, y no del car¬ fin próximo; parecía, para hablar con go de cronista, porque el gobernador ci¬

más exactitud, tener la conciencia de que vil D. Camilo Benitez de Lugo, conven¬

Amantesí&úte' todo Se 'Icprosperid&d su personalidad poética liabia perecido cido de que mal informad© y peor acon¬

de nuestro país,'.y>de que todas lias cla¬ años atrás, y !le que solamente le queda¬ sejado habia suscrito una injusticia, ha¬ ses sociales se* aprovechen de los adelan¬ ba la material envoltura, toda resentida lló medio de repararla en parte conser¬ tos económicos cualquiera que sea la por los achaques de una adelantada ve¬ vándome el segundo cargo, muy á dis¬

manifestación con qnese ofrezcan al pú¬ jez y por las fatigas de-una trabajosajor¬ gusto de sus informantes y consejaros, blico, deber nuestro creernos hacernos nada, á cuyo término no liabia encontra¬ de quienes no quiero acordarme......

eco de los segamos sobre ia vida á pri¬ ma fija, y de una de las principales compañías que las desarrolla en Espa¬
ña: el Banco Vitalicio de Cataluña.

do el -objeto apetecido. Hemos vuelto á leer su autobiografía,
melancólica página trazada en La Ilus¬
tración Española y Americana hace ahora

Continuemos nosotros este sencillo re¬
lato, ya que la falta de espacio nos en¬
cierra en estrechos límites.

Comenzó'sus'operaciones esta' impor¬ mes y medio, y otra vez nos hemos sen¬ Fué Trueba á Madrid en 1873, para tante Compañía, con un valioso capital tido contagiados por la profunda é ínti- j buscar con las nobles armas antiguas
de garantía, estableciendo el seguro so- ma tristeza que ya de primera intención ! la subsistencia que no podía encontrar

’ bre la vida en toda su pureza, tomando por norma de su conducta la seriedad fie una gestión económica acertada, . y

nos habia sobrecogido; otra vez hemos
comprendido que lo escrito entonces por Antonio de Trueba era su necrología más

en su suelo natal, y allí permaneció hasta que la Diputación provincial vol¬
vió á llamarle, una vez térininada la

una honradez acrisolada en el modo de bien que su semblanza.

guerra.

llevar á cabo el cumplimiento de sus

Entresacaremos de ella algunos párra¬

En esta última época, los vasco-nava¬

compromisos. La consecuencia de una fos, y así nuestros lectores podrán cono¬ rros residentes en las Repúblicas del

conducta tan completamente ajustada á cer y-recordar juntamente el poeta y el Plata organ izaron una suscrición para

sus estatutos y tan conforme con las as¬
piraciones del pais, que desea quien ve¬ le y acreciente sus particulares intere¬ ses, ha sido el gran incremento que ha
tomado el Banco desde su fundación,

estilo:

; comprar ó edificar en Bilbao una casa y

«Mi partida de bautismo dice que nací I regalarla aí simpático cronista.

en la Noche-buena de 1819: pero tengo

A punto estaba de realizarse el propó¬

razones particulares que omito, hasta por sito. cuando la muerte ha venido, no á

la futilidad del asunto, para creer que sorprender, sino á llevarse á Antonio

registrando hoy -gran número tic póli¬ soy un año ó dos menos viejo.

de Trueba. Esperábala él como á un

zas de seguros que representan cuantio¬ El lugar de mi nacimiento fué Monti- amigo, y dulcemente ha rendido su es¬

sos capitales.

llano,"feligresía del concejo de Galdamcs píritu generoso, sin más pena que la de

El publico lm podido observar, ade¬ en las Encartaciones de Vizcaya, de don- , separarse de sus nietecillos, en quienes
más, los resultados inmediatos del se¬ de era mi madre, Marta de la Quintana, j tenia depositada toda su ingénita ter¬

guro coiv los siniestros que ha satisfecho y me llevaron de un año al inmediato j nura.

ef Banco, algunos interesantes por el concejo de Sopuerta, en cuyo barrio de j Ha muerto Anton el de los Cantares,

capital efectivo entregado, y todos dig¬ Santa (Ladea, de donde era mi padre, Mà- 1 ha muerto el poeta que cu los tiempos

nos de particular atención por el escaso | miel de Trueba, me crié y anduve á la de nuestras mayores contiendas litera¬

valor doias primas pagad-as pm* los ase¬ escuela, siendo mis maestros D. José de rias y políticas supo refrigerar el cora¬

gurados con relación á los capitales en¬ Sagannínaga. vi). TomásSantacoloma. zón de los ásperos combatientes con las

trega (Iris por la Compañía.

el primero de los cuales ha prolongado suavidades del idilio, y neutralizar el

A l consignar este voto de simpatía al su vida hasta los ochenta y nueve años. acre olor de la pólvora, de la tinta de im¬

Banco Vitalicio de Cataluña por haber : felicidad que su discípulo le envidia, j prenta y de la. sangre con una saludable

dotado á nuestra pàtria de una institu- | aunque Dios sabrá lo que se hace si no luvia impregnada de campestres aro¬

■ eión económica que reputamos de todo j se la otorga.

mas.

punto imprescindible, cúmplenos lla¬ ; A la edad de quince años, con motivo ¡ Hoy le llora el pueblo vasco-navarro,

mar la atención de nuestros lectores res¬ I do tener la guerra civil trazas de durar pectiva sus útiles combinaciones, en la í algunos más y andarlos carlistasá vuel-

y le consagramos los periódicos laudato¬ rios recuerdos y apologéticas necrolo¬

seguridad ále que hallarán los medios I tas con que yo tenia ya la talla, y tenién¬ gías. Dentro de pocos meses, quizá de

convenientes, sin grandes sacrificios pa¬ ra constituir capitales y mentas que sirwan de base di- porvenir aledas fami¬
lias.
El seguro sobre la vida es sin duda
alguna un verdadero progreso, y así se¬ guramente lo habrán comprendido las naciones 'mas civilizadas de Europa

dola no importaba que no tuviera edad para manejar el fusil, me enviaron á Ma¬ drid mis padre», aunque los callos que tenia en las manos y el miñón ó polvo
rojo de mineral de hierro que tenia en la
ropa probaban que les hacia falta para manejar la azada y las layas y «andar á
la venera» con mi mulita.

j

pocas semanas, estará tan olvidado como á estas horas lo está otro gran poeta que tuvo con él no poca semejanza, Ventura Ruiz Aguilera.
Pero siempre habrá quien le haga jus¬ ticia y reconozca la influencia por él ejer¬ cida en la moderna literatura española.
Fernán Caballero y Trueba trasfundié-

cuando todas ellas lo utilizan, luibiendo
llegado á lo asombroso su desarrollo en

En el comercio de ferretería primero en la calle de Toledo, núm.81, y Luego en La

roiale la savia popular mediante la cual
ha revivido.

Anglaterra. Alemania, Austria. y Fran¬ de Esparteros, número 11-, permanecí

cia.

cosa de diez años aprovechando el poco

.ACTUALIDADES.

"En nuestra patria 'comienza á ser co¬ I tiempo que me dejaban libre el trabajo y

nocid© upen ello hemos de confesar que el sueño para echar algún añadido á lo Alocución del alcalde de San Sebastian

ha tomado una parte muy principal la | que habia aprendido en la escuela y los

¡ sociedad cuyo título sirve de epígrafe á
-estas líneas, la cual, además de su acti¬
va propaganda empleando los medios y recursos propios de una Sociedad seria .. y formal, d-á en sus boletines trimestra¬ les noticias concretas y de gran interés •sobre su producción y la manera de cumplir sus compromisos.
Consideramos muy digna ále ser me¬ ditada la relación de los capitales,paga¬
dos en el trimestre anterior. En ella en¬
contramos viudas y huérfanos, do in¬
dustriales. comerciantes, médicos, aho¬
gados, farmacéuticos, etc., que han per¬ cibido fifi.500 pesetas que sus maridos y padres hubieran necesitado 30 ó 40 años de ahorro'para reunir.
Saludamos con respeto Til Banco Vi¬ talicio de Cataluña:y en nombre de la -viudez y horfandad por el mismo prote¬
gidos, íe damos los mas sinceros plá¬
cemes.
H*

I castañares de Sopuerta. Por fin dejé el comercio y me dediqué á
j la literatura, porque ésta era en mi vi-
1 ció irresistible iniciado aun antes de
! abandonar á Vizcaya. Y de este vicio me i hubiera dejado arrastrar aun sabiendo lo ; que ahora sé y entonces ignoraba ó sea • que á principios de 1889 se puede decir
! en España lo que Fígaro decía en 1836.
| ó s'ea que la literatura es aquí de un , modo de vivir con qGe no se puede vi-
! vir.
Hacia 1851 publiqué mis primeros li¬ bros, que fueron El Cid Campeador y El libro de los cantares, que me valieron 2.000 reales cada uno, y aun el segundo me costó, años después, algunos miles de reales para reivindicar su propiedad literaria, que el editor entendía haberle vendido por completo, y no. corno yo entendía, por una sola edición.
En 1853 entré en la redacción de la
■Correspondencia Autógrafa de España.

El alcalde de dicha ciudad ha publica¬ do la siguiente alocución:
«Habitantes de San Sebastian: El faus¬
to acontecimiento que acabado realizar¬ se en esta ciudad, y que será uno de los mas memorables de su larga y hermosa historia, ha dado ocasión para que demos¬
tréis los sentimientos levantados é hidal¬
gos que os animan..
«Grato como nunca es para mi mani¬
festaros que tengo especial encargo de S. M. la reina regente para hacer públi¬ co que si en todas ocasiones la han com¬ placido las espontáneas y calurosas ma¬
nifestaciones de vuestra adhesión tanto
al rey como á su augusta persona, en esta ocasión agradece singularmente ta acogida que lia temido la preclara sobe¬ rana que rige los destinos de la Gran
Bretaña.
«A su vez la reina y emperatriz Victo¬
ria se ha servido manifestarme por con¬
ducto del embajador ele Inglaterra que

fundada por el Sr. D. Manuel María de ha quedado encantada de su visita á es¬

I Santa Ana, y que algunos años después ta ciudad y que expresa áTas autori¬

SECCIÓN BIOGRÁFICA
.DON ANTONIO DE TRUEBA

5 se hizo tipográfica, y permanecí allí kas! ta 1862, publicando en este tiempo varios i libros, entre ellos los Cuentos populares. i los Cueiílos campesinos y los Cuentos de
| color de rosa.

dades y pueblo de San Sebastián lo mu¬ cho que agradece la recepción que se le ha hecho en España.
«Testimonios de tanto valor, con que
nos honran dos reinas, á quienes rodean

En ocasión de celebrarse en Vizcaya, universal admiración y respeta, serán

El dia 10 del.pasado mes, á las cinco y
media de la tarde, falleció en Bilbao

jj

en Julio de 1862, juntas
árbol de Gnómica, me vi

generales so sorprendido

el
el

vivamente apreciados por vosotros, y nos permiten creer que en estos dias de

el insigne poeta popular Antonio de ; dia 29 con un telegrama en que se me satisfacción para España no hemos sido

Trucha.

anunciaba que el Señorío me habia indignos de representar á nuestra patria

Desde hace bastantes años-vivia en la | nombrado por aclamación su archivero querida .—El alcalde, Gil Larrauri.»

.-capital de Vizcaya, apartado de las con¬ tiendas literarias de Madrid, consagrado

;

y cronista, á propuesta de derados que sabían se iba

varios apo¬ á dar cuenta

exclusivamente- á estudiar y rehacer las de una exposición con más de dos mil

Siniestro espantosa.

crónicas del Se ño rio, como su archivero firmas, encaminada a análogo fin. Otro

titular que era. escribiendo algo en el periódico El Noticiero Bilbaíno, por él 'fundado, y dando á la estampa, con lar¬ gos intérvales, algun artículo, que des¬ perta lia gratos,recuerdos y levantaba ecos simpáticos cu torno de su casi olvidado
nombre.
Antonio Trucha, por gusto, por nece¬ sidad ó per desencanto de las cosas que más le habían halagado en otro tiempo,

de mis vicios irresistibles ha sido, y si¬ gue siendo, el amor á este Tinconcillo del mundo donde vi la luz primera, y
acepté lleno de júbilo aquella honra, aunque no faltaron en Madrid personas tan insignes y conocedoras deí mundo como el señor don Juan Eugenio Hart-
zembusch que me aconsejaran que debía agradecer la honra y abstenerme de
aceptarla.

Gou referencia á un telegrama de ori¬ gen oficial, fechado en Gibaltar., se sabe que en Samba ha habido Tin huracán formidable, de funestísimas consecuen¬
cias.
Refiere el indicado despacho que en Souja la fuerza del mar y del viento ha
hecho zozobrar á los cruceros alemanes
Alder y Olga y cañonero Eber, á las cor¬
betas de guerra norteamericanas Fren¬

vivia en -medio de la soledad, á despecho
de hallarse entre los suyos. Era cosa frecuente veri© á la cal¬
ila de la tarde discurrir á solas por las amenas cercanías do Bilbao, pasar con lentitud, y sonriendo á los niños, por

La representación propia y legítima de Vizcaya, y aun la de las dos provin¬ cias hermanas, me han dado desde en¬
tonces, siempre que han tenido ocasión de hacerlo, las mayores pruebas de es¬ tar satisfechas de mi y de creerse bou-

tón,, Vandalia y Nipsix. De los cuatrocientos ochenta y dos
hombres que componían la tripulación
de los buques alemanes lian perecido ahogados nueve oficiales y ochenta y
siete marineros.

La tripulación norteamericana ha te¬ nido pérdidas no menos sensibles, pues
de las seiscientas ochenta personas que formaban la dotación de los barcos de
aquel pais han perecido cuatro oficiales y cuarenta y seis marineros.
El crucero Alder, que bahía sido bota¬ do al agua el año 1883, desplazaba 1.184
toneladas, y tenia un andar de 14 millas.
Estaba dotado de dos cañones de 15 cèn¬
tim etros y otros dos de 12. El Olga, corbeta crucero de hierro y
madera, fué botado el año de 1869; des¬ plazaba 2.160 toneladas y montaba ocho piezas de 15 centímetros, dos de 8 y
cuatro ametralladoras. Tenia dos tubos
de lanzar torpedos y andaba 14 millas por hora.
El cañonero Eber, construido en 1887,
caminaba 12 millas por hora, desplaza¬ ba 1.570 toneladas y montaba tres caño¬ nes: uno de 15 centímetros y dos de 12..
Los buques americanos eran de made¬ ra y su •construcción databa de los tutos 1874 á 1878. Estaban pobremente artilla¬
dos..
Un mensaje
Los propietarios de las fincas urbanas
situadas en el ensanche de Barcelona han
publicado el mensaje que dirigen al señor Sagasta recomendándole que continúe en su puesto el actual alcalde señor Rius y Taulet.
Los firmantes del mensaje hacen esta excepción atendiendo á los relevantes méritos contraídos durante la época que
ha estado al frente de la alcaldía, espe¬
cialmente en el periodo déla Exposición
Universal.

¡300 metros de terral

La torre Eiffcl ha llegado á 300 metros
de altura.

El acontecimiento se «alebró con aína fiesta é izando en todo lo alto de la to¬

rre una bandera que mide siete metros de largo.
A la fiesta han concurrido el jefe del gobierno, algunos otros ministros, mu¬
chos diputados y concejales, varias per¬
sonas eminentes en la ciencia; en las ar¬
tes y en la literatura, y Mr. Berger, el director de la Exposición universal.
Todos los convidados subieron hasta

la segunda plataforma, situada á 150
metros del suelo. Monsieur Eiffcl. acom¬

pañado de sólo unos cuantos, subió has¬

ta todo lo alto, donde en persona izó la

bandera.

*

Sobre la pequeña terraza que hay en aquella tremenda altura se destaparon
algunas botellas de Champagne; mon¬
sieur Contamin saludó la bandera tri¬

color, dando vivas á Francia y brindan¬ do por monsieur Eiffcl, y Mr. Berger brindó á su vez por la gloria de Eiffel.
El descenso fué penosísimo.. Se invir¬
tieron en él cuarenta minutos.

Los obreros que trabajan en la cons¬ trucción de la torre fueron luego obse¬
quiados con una merienda al pie del
monumento» Para los otros invitados

hubo un lunch.

Mr. Eiffel pronunció un breve discur¬ so elogiando calurosamente á los obre¬

ros que han cooperado en esta empresa
de levantar el monumento mas alto que
jamás se ha construido en el inundo. Anunció que en el monumento se colo¬ cará una placa conmemorativa que con¬
tenga los nombres de todos los coopera¬
dores de la obra.

El jefe del gobierno. Mr. Tirard. feli¬ citó a Mr. Eiffel por el éxito de su em¬
presa, y comunicó su propósito de pro¬ poner al ilustre ingeniero, para oficial de la Legión de Honor..
En las inmediaciones de la torre bahía

infinidad de personas.
Algunas señoras que estaban invita¬
das á la fiesta subieron hasta la segun¬
da plataforma de la torre.

El «meeting» de Barcelona
El dia 31 tuvo lugar un meeting en el Tívoli á favor de la proposición del se¬
ñor Mellado.
El teatro era pequeño para contener á las muchísimas personas que deseaban
asistir al meeting. El número de los concurrentes pasaba
de cinco mil. Muchos individuos que no
lograron entrar formaban larga cola, que invadía el jardín y gran parte del paseo de Gracia.
Presidió el meeting el Sr. Coroleu, quien tenía á su derecha al secretario
del gobierno civil en representación del
gobernador. Hicieron uso de la palabra los señores
Claret, representante de la Tertulia de¬ mocrática progresista; Benet ,en nombre del partido conservador; Salas, en repre¬ sentación de lossalmeronianos; Momne, representando á los ministeriales; Amir, por la junta permanente del vecindario de Barcelona; Pujol Fernandez por los

S OLLER.

3

«eformistáS; Arúspor el Centro Català y del Ayuntamiento respecto á la extrac¬ Corporación? pues de esta manera hemos

Roca. posibilista. Terminóse el meeting con la lectura de
las conclusiones.

ción de la arena con que debía hacerse, porque particularmente le convenía va-

combatido también y combatimos sema¬
nalmente al Ayuntamiento actual, y es¬

La primera de éstas consiste en adhe¬ rirse á la proposición del Sr. Mellado, felicitando á sus firmantes y al Congre¬

I
:

ciar.de arena siTotra finca Can Póstela. Entonces fué cuando no pudimos per-
manecer ya mas tiempo en silencio y con-

j

to que, según el colega,son nuestros ami¬
gos los miembros que lo componen. Todo ésto loydice para hacernos ver

mascarado, pues marchóse sin exigir al¬ haja alguna ni ningún otro objeto de va¬ lor de los vanos que tenía entonces al
alcance de su mano.
Avisada utia pareja de la Guardia ci¬
vil que por asuntos del servicio se halla¬

so de los diputados por haberla aprobado; | testamos al colega no para defender al que echa de menos ál citado Tófol, y que ba en la Casa Consistorial de dicha vi¬

la segunda impetrar del gobierno la Alcalde, pues jamás nos ha -movido la se divertia mucho leyendo aquellas car¬ lla, acudió en el acto, practicó un reco¬

'nulidad de las actuales listas, y la terce¬ parcialidad, sinó que para defender la tas aunque, por lo visto, no sabía enten¬ nocimiento á la casa é inmediaciones, hi¬

ra, quitar á los Municipios la facultad
de hacer las. listas electorales.
Todos los oradores fueron muy aplau¬ didos. El orden ha sido completo. Hubo
mucho entusiasmo entre los cinco ó seis
.mil concurrentes-, en los que estaban represntados todos los partidos políticos y
todas las clases sociales.

razón. Esta -era la cuestión, y no otra como asegura Las Instituciones, y de ella no nos hemos separado ni un ápice has¬ ta después de haberle probado que
sus tiros al Alcalde ¡no solo eran infun¬
dados, sinó calumniosos, yque los habían forjado los amigos que tiene en esta el

derlas ¡como si esta Redacción tuviera algo que ver con el caballero cubierto autor
de aquellos escritos!
¿Lo echa V. de menos, compañero? pues llámele, tal vez responda ¿Le pare¬ ce que ha callado demasiado pronto, cuando á Y. tanto le divertia? pues hága¬

zo preguntas á los vecinos, se internó en el monte inmediato, etc., pero todas sus pesquisas resultaron inútiles, pues, que sepamos, no se ha dado todavía con el
autor del robo en cuestión.
Ya hemos dicho que respecto del mis¬ mo se hacen comentarios por cierto muy

Terminado el meeting*. los concu¬ colega por envidia, y pulido después en le á él cargos, no al Sóller que no sabe ¡diferentes uno de otro, y como á ellos dá

rrentes se dirigieron,en ordenada y res¬ Palma sus hombres, sinó todos,-algunos, escribir como aquel, y mucho que lo sien¬ lugar el misterio en que Va envuelto el

petuosa manifestación al gobierno' civil con objeto de entregar las conclusiones al gobernador Sr. Antúnez.
Este ofreció enviarlas telég-raficamen¬ te al gobierno, el cual las tendrá en
cuenta seguramente.

los que están á su frente, en satisfacción ele una mezquina venganza.
Nuestras razones constriñeron muy
pronto, según parece, al que tratábamos de convencer, y sin esperar á que le diéra¬

te porque no puede dar gusto á Y. en las actuales circunstancias. ¿Le parece que ha sido Tófol parcial? pues duro con él; á
nosotros nos pareció lo mismo ya hace
tiempo y le cerramos las columnas ¿que

hecho y las excepcionales circunstancias de que está rodeado, nos abstenemos de manifestar nuestra opinión.
Lluvia.—Por fin, á Dios gracias, se ha

Los concurrentes se disolvieron, gri¬ mos algunas mas de las que todavía nos mas podíamos hacer?

dignado el cielo escuchar las peticiones

tando. ¡Viva la moralidad electoral!

quedan, se fué por los cerros de Ubeda

Si la opinión pública, como asegura de los agricultores de este pueblo á coro

con sus conclusiones sacadas con false- j Las Instituciones nos ha juzgado ya, no con los demás de la isla.

dad de nuestros escritos, para llevar la puede haberlo hecho como se juzga siem¬

En la noche del jueves al viernes y

CRÓNICA LOCAL.

cuestión á otro terreno en que pudiera pre á quien abandona su carador im¬ mañana de este último dia llovió, sinó estar mejor, y en el que también estuvo parcial, que le fuera propio, para adop¬ con toda abundancia, con te. suficiente

desgraciado, pues, habiéndole visto la tar un criterio variable y acomoda¬ para que se hayan alegrado de ello nues¬

A ENEMIGO QUE HUYE.

intención, que no había tenido cuidado ticio á miras particulares ó afecciones per¬ tros campos y muy en particular los

de ocultar en su afán de escurrir el bul¬ sonales, por la razón de que este juicio mustios y casi secos habares de por las

En nuestro número anterior hemos to, le llamamos de nuevo por medio de un debe guardarlo la pública opinión para inmediaciones del Convento.

seguido palabra por palabra lo es¬ crito por Las Instituciones en tina ter¬
cera parte, poco más ó menos, del artí¬ culo inserto en su número XXI, contes¬ tando á sus argumentos con otros que no ha podido rebatir el colega en su nú¬
mero último, puesto que, volviendo á su mala le de tergiversar palabras y ora¬ ciones enteras para sacar conclusiones tan falsas como aquellas cuya falsedad le probamos, se bate en retirada.
Lo sentimos tanto inas cuanto tenía¬

largo escrito en nuestro penúltimo nú¬ cuando juzgue á nuestro colega. El Só¬

mero y de otro mas largo todavía el sába¬ ller no ha estado ni un solo dia, en sus

do último, los cuales fueron largos por tres años y nueve meses que lleva de

necesidad, para hacer ver al colega nues¬ existencia ofuscado por la pasión, ni una

tra intransigencia en cuanto no sea decir sola vez siquiera le ha movido la parcia¬

pan al pan y vino al vino, y no porque en i lidad en asunto alguno; puede haber

los suyos haya habido nada absolutamen- i equivocado en algún juicio por aquello

te qlio nos escueza, según últimamente j de que no es infalible, ni perfecto, pero cuan

supone.

do esto haya sucedido habrá sido de bue¬

Que la conducta del colega no ha sido la de un valiente, puede demostrarse.

!

na fé, pues jamás
dido el error para

á
no

sabiendas ha defen¬ confesarse burlado

Estamos conformes, y con nosotros lo es- j ó ignorante. ¿Puede el colega decir otro

mos prometido continuar ■contestando á su escrito ya citado, á, fin de demostrar •a nuestro contrincante que no nos duelen
..prendas y que no queremos huir de la ¡cuestión] pero á enemigo que huye... puen¬ te de plata y no hemos'de ser nosotros los que le hemos de cortar la .retirada, ce¬
bándonos en la debilidad de sus razones

taran seguramente todas las personas im- j tanto, cuando acaba de ponerse en ridí¬

parciales que nos lean, que un periodista j culo por haber calumniado á un hombre

se lanza á veces á cierto terreno guiado j probo que, colocado al frente de la Cor¬

por las engañosas palabras de los que nunca dejan de acercarse á las redacció-

|
j

poración municipal por puro patriotismo, no habiendo querido seguir el poco edifi¬

nés -cuando necesitan bombo ó sembrar I cante ejemplo de sus compañeros Serra y

rivalidades para la consecución de algun Colom, cumple como mejor sabe? ¿Puede

fin, á lo que todos estamos espuestos y el colega decir lo mismo cuando movido

para mostrarnos valientes.

en el garlito ha caído Las Institucio¬

El público imparcial que ha leído sus nes en la cuestión que nos ocupa; pero

escritos y los nuestros ha juzgado ya la que al encontrarse ya, siguiendo tal ea-

-insistencia afirmar que

que lia tenido el colega' en
liemos tratado de seguir fue¬

!

mino, al borde
venda ha caído

del
por

precipicio, cuando la completo y se ha he-

ra de la cuestión, sin aducir razón alguna | cho cargo de su situación, no trate de

(¡uelo demuestre, y, lo que es mas, sin | desandar los malos pasos que á tal

tener ninguna con que rebatir las pocas i punto le han conducido porque le falta

por medio de las que le demostramos i valor para pronunciar mea culpa y pre-

■que solo él era quién adolecía del defec¬ ! fiera antes que esto echarse de cabe¬

to que trataba de achacarnos, y el juicio za en el ridículo después de haber tratado

que ese público imparcial lia emitido, el de sostenerse en tan peligrosa situación,

•folio que ha pronunciado, nos es comple¬ á esto se le llama simplemente cobardía,

tamente satisfactorio.

máxime cuando para defenderse, para se¬

por el deseo de una venganza personal,

se declara decidido defensor de ciertos

individuos que á él se han acercado con

unos fines que todos los sollerenses

hemos conocido y que, no obstante, él no

ha sabido ó le ha importado un bledo dis¬

tinguir?

Ya que tan solemne ha sido la plancha

del colega, le oiremos pié para una re¬

vancha: «el adefesio de la plaza del Arra¬

bal ,

las

famosas

causas

proceden¬

tes de los consumos, el reparto relativo

á impuesto sobre aceite, la gran plancha

para la destitución del secretario, el ce-

■Porqué lo habrá hecho el colega, él lo .sabrá, pues tampoco perderemos el tiem¬ po en investigar cual habrá sido el móvil (¡ne le ha guiado; sabemos y estamos en e:lo también satisfechos, que fiemos dis¬
cutido como debe discutirse entre com¬

!.

guir haciendo equilibrios en lo alto, tiene
que valerse, como en el caso presente, de afirmaciones forzadas, arrancadas de una base falsa, y de argumentos por todos
conceptos despreciables puesto que solo han podido apoyarse en aquellas después

i

pelio de cierto ternero, las multas del se¬ ñor González Rivera, el imponderable espectáculo del marrano nadador, la tole¬
rancia de que permanezca una mesa en
que se venden carnes én un lugar de la Plaza pública, el que anden caballerías

Vale mas algo que nada, y permita Dios que otro bienhechor rocío como el
de esta semana vuelva á fertilizar en
breve los áridos olivares de nuestros
montes.
Otro vapor.—La Empresa fletadora del «Niny» para su escala en Sóller está de enhorabuena, puesto que, á ser ciertos los rumores que por el pueblo circu¬ lan, habrá logrado el único objeto que
la movió á establecer el servicio entre
este puerto y el de Barcelona: tal era crear necesidades, aun á costa de sus in¬
tereses, para que, explotando después otros el negocio, no careciéramos ya mas en lo sucesivo de un servicio que tanta importancia ha de dar á este pueblo y tantos beneficios con el tiempo ha de re¬ portarle.
Dícese que les armadores del «Ciudad de Ciuá&dela» nuevamente adquirido por los ciudadelanos, han pensado que di¬ cho vapor haga escala en este puerto tan Inego termine la contrata de la Empresa sollerense con los armadores del «Niny», y aunque ignoremos la certeza de dichos rumores, debemos alegrarnos por aquello de que «cuando el rio suena....»
Además sabemos que los armadores del «Niny» han pensado sustituir este por otro mas capaz y de mas marcha an¬ tes que termine la contrata, para hacer después otra nueva ó seguir en otra for¬ ma sus viajes á esta. De todos modos es probable, casi seguro, que bien sea uno, bien sea otro, tendremos vapor, que es lo que se se había propuesto la Empresa
al tomar la iniciativa.

j pañeros que sustentan respecto de un | asunto ideas contrarias, esto es, con leal¬
tad y buena te, siguiendo al contrincan¬ te párrafo por párrafo, palabra por pala¬
bra, no al terreno que ludiéramos desea¬ do por la razón de que todos nos son
iguales, sino al que él ha querido ir, no conviniéndole seguir en el primitivo, que él mismo había escogido.
Flaco de memoria ha de ser uno para
j no acordarse ya ele que Las Instituciones
promovió la cuestión. Nosotros no diji¬ mos ni una palabra siquiera respecto de un corto suelto que publicó hace ya al¬ gun tiempo asegurando que en Sóller habían tratado de coaligarse los monár¬

!

de haber intentado robustecerlas por medio de una mala fé que, en nuestro concepto, debía desechar el que en otras ocasiones
tanto, ha blasonado de sumisión á las
enseñanzas de la Iglesia católica.
Ya que á Las Instituciones le ha falta¬ do valor para confesarse vencido, debía á lo menos ocultar su enojo, retirándose de la manera mas honrosa que le hubiese sido posible después de haberse lanzado á defender calorosamente las convenien¬
cias de ciertos individuos, en cuyo triun¬ fo está doblemente interesado, según he¬
mos demostrado en el transcurso de esta
polémica; pero jamas debía el que no quiere bajar á cierto terreno en que supone

;
j
¡

por las calles sin cabestro, el que seamos demasiado complacientes y sean para no¬
sotros menos importantes los intereses de Sóller que los de ciertos particulares, en una palabra, cada uno ele los cargos
que hasta hoy lleva apuntados Las Institu¬ ciones y sobre cuyos asuntos, á pesar de la provocación, ha guardado silencio el Sóller, puede ser el tema de una discu¬
sión; empiece el colega por el primero y siga hasta el último, diciéndonos loque piensa de cada uno de ellos, lo cual será hacer el cargo como debe hacerse en rea¬ lidad, y nosotros prometemos seguirle manifestándole lo que pensamos, dándole la razón si la tiene y demostrándole su
error si en él incurre.

i j

La temporada de Pascua.—Sabemos que el primer actor y director de la com¬ pañía dramática que actuó en este tea¬ tro, D. Francisco de Montoliu, tiene soli¬ citado á la Defensora Sollerense se lo ce¬ da para dar una serie de funciones desde
la Páscua de Resurrección á la de Pente¬
costes.
La Junta Directiva de dicha sociedad
acordó ceder al Sr. Montoliu el teatro
mediante ciertas condiciones que le ma¬
nifestó por escrito, y con las cuales es probable esté conforme el nuevo empre¬
sario.
Lo celebramos y mas sabiendo que el

quicos de diferentes procedencias para
redimir al Alcalde del cautiverio en que
al parecer le tienen algunos republica¬ nos, cuando en realidad no se ha tratado en Sóller de otra cosa que de coaligarse dos personalidades muy visibles (por su

queremos arrastrarle, olvidando que tanto ó mas que él nos estimamos, apedrearnos de lejos después de haberse manifestado en retirada, y otra cosa no es que
apedrearnos de lejos las calumnias de que está salpicado sil último escrito.

j
j
j

¿Acepta el colega nuestra proposición? Seguramente temerá estar tan bien enteradod e esto como de lo otro, y prefe¬ rirá despreciarnos é irse á tomar el sol por los cerros de Ubeda.

Sr. Montoliu tiene propósitos de formar
un buen cuadro deseoso de satisfacer á
este público del cual está sumamente agradecido.

estatura) y que desde hace mucho tiem¬ po persiguen los mismos fines: empuñar la vara; y no dijimos nada porque era esta una mentira que podía despreciarse toda vez que tendía tan solo á hacer po¬

Dando una prueba clara de que no sa¬
be leer (ni siquiera las cartas de Tòfol Bobo en Fornalutx—Tal nombre hemos que estaban escritas en mallorquín), nos | de darle á pesar de las diferentes ver¬ acusa de haber combatido al anterior j siones que sobre el mismo circulan.
Ayuntamiento de Sóller, cuando en rea- ! Una mujer de dicha villa, ocupada en

El Ayuntamiento.—Suponemos que pa¬ ra no perder la costumbre, no celebró se¬ sión ordinaria por falta de número en la noche del jueves.

co Livor al Sr. Joy y á los republicanos lidad no le hicimos mas que unos cargos las faenas de la casa, en pleno dia y por

que en concepto de Las Instituciones por haberse negado, desoyendo nuestra mas señas al tiempo que en la iglesia se

ejercían de tiranos; pero no contento el voz inspirada en la pública opinión, á celebraba la misa mayor, á la que había

Súplica.—La abundancia de material

colega con haber publicado lo dicho con poner de manifiesto «las listas de todos asistido su marido, sintióse cogida por nos obliga á retirar el movimiento de po¬

la sola intención de hacer odiosa la per¬ aquellos que, durante el último quinque¬ un brazo por un hombre que llevaba blación, el del puerto, y cámbios, que te¬

sonalidad del Alcalde y,¿populariza]', en nio, no habían satisfecho sus cuotas de antifaz al mismo tiempo que la pedia «la níamos compuesto y que publicaremos en

cambio, la de sus amigos, se atrevió á consumos por verdadera insolvencia y bolsa ó la vida». Dicha mujer acompañóle el número próximo.

mas, á calumniar á este suponiendo ha¬ la suma del remanente que quedaba de al sitio en donde guardaba su caudal y

Suplicamos á nuestros lectores a quie¬

bía tratado de recomponer el camino de lo consignado, durante dicho período de sacando de un envoltorio de trapos cien nes interesan dichas secciones, nos dis¬

.9' Alborada porque conduce á una de sus tiempo, por concepto de partidas falli¬ pesetas se las entregó, con cuyo capital, pensen el retraso con que tendremos que

fincas, y que había violado un acuerdo rías.» ¿Y destose llama combatir una según parece, se dio por satisfecho el en¬ publicarlas.

4

SÓLLER.

Fecro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES desde lo Octubre de 1888 á 31 Marzo 1889
: De Palma á Manacor y La Puebla.—7‘30 « mañana, 2 y 3T5 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 tua, ñaua y 5 tarde.
De Manacor á La Puebla.—7’30 mañana
y 5 tarde.
De La Puebla á Manacor.—7’55amañana
~2’30 yA’IO (mixto) tarde.
Be La Puebla á Palma.—7’55 mañana
. y 5’ 10 (mixto) tarde. Tren periódico: dias de mercado en Inca—
Dp Inca á Palma—1 tarde.

COBBEOi.

SECCION RELIGIOSA.

SAMBAS BE PALMA.

SANTORAL DE LA SEMANA.

Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Mahon, lunes 4 tarde „y miércoles -2 tarde, via Alcudia. Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde, via Alcudia.

7 Domingo de Pasión.—S, Epifanio obispo y mr.fy S. Saturino.
8 Lunes.—SS. Januario mr. Perpetuo

Para Valencia, juéves 4 tarde. Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.

obispo, y el B. Julián de S. Agustin.
Creciente á l h. 8Ó t. en Cáncer.—Sigue el aparato

LLEGADAS Á PALMA.

de lluvia. Baja la temperatura á 12° ó lé°.
9 Martes.—Sta. María Cleofé.y Sta Ca¬

De Valencia, lunes -7 mañana.

silda virgen.

De Maltón, lúnes 9 mañana via Alcudia y
fuéves 6 mañana.

10 Miércoles.—S. Macario ob. y San

De Ibiza .y Alicante, miércoles 3 tarde.

Ezequiel profeta.

De Barcelona, juéves 11 mañana, via Al¬

11 Jueves.—S. León el Magno p. y

cudia y sábado 6 mañana. Llegadas á Sóller.—Todos los días

á las G ! doctor y S.

Isaac monge.

de la noche.

12 Viernes.—Los Dolores de Nuestra

Señora y ss. Zenon y Víctor mrs.—Ahs~
tinencia.—Anima.
13 Sábado.—San Hermenegildo rey y
mártir.—Anima.
CULTOS SAGRADOS.
Mañana á las 7 y media habrá
comunión general para las Madres
Cristianas.
Día 8 á las 6 y media durante la celebración de una misa el ejer¬
cicio mensual dedicado á la Purísi¬
ma Concepción de la Virgen.

Sección de Anuncios,

mm imesma. VEi-

SERVICIO QUINCENAL Á VAPOR
entre
Xbiza^ SMSlIer y Barcelona»
IL “ N I N I 55

der ó alquilar una porción de tierra naranjal, con casa en ella enclavada, noria y estanque situada en el camino que conduce á Fornalutx frente la canal que conduce al agua á el Plana «de Bmibassí, cuya finca tiene una su¬ perficie de 114 destres 50 decímetros cuadrados, y el derecho de percibir
j semanalmente 40 minutos de agua
| de la fuente de la More de Den. Para mas informes dirigirse al ho¬
nor Juan Colom y Gamóndi, colon©
del Predio Can Bleda.

•saldrá del puerto de Barcelona para el de Sóller el jueves II del actual á tas «cuatro dé la tarde, y de Sóller para Barcelona el martes 16 de Abril
>'¿ la misma hora..
•Admite -carga .y pasajeros, á precios módicos.
Precios del pasaje:
Ln cámara 11 '50 pesetas, sobre cubierta 575 pesetas.
Consignatarios; En Ibiza: Sres, L é Y. Waiíis y Comp.a

Se venden ríos tamaños á
precios reducidos. Avistarse con el consignatario en Só¬
ller del vapor «Niny» los que necesiten.
© dema vcimIcf
c mi billar ©ii muy
obuen estado.

Tan seguros,y
«convencidos -esta¬
mos que ningún otro papel puede igualar á nues¬ tro papel blanco para cigarrillos,
de fabricación es¬
pecial, que para distinguirlo de to¬
dos los demás pa¬
peles y dificultar al propio tiempo
á los falsificado¬
res, liemos hecho ¡crecidos gastos pa ra imprimir mecᬠnicamente en ca¬ da hoja de papel cigarrillo nuestro nombre ROCA que-se lee al tras¬ parente.
¡OJO) piaos, Fximadores!
Exijid en los librítos la antedicha prue¬
ba de legitimidad.
Recomendamos las marcas

En Sóüer: D. juan Marqués Arbona, San Bartolomé núm. 17. I En Barcelona: Sres. Gasaseca Sala y Compañía, Tras-Palacio—1.

Informarán en esta imprenta.

Las Baleares
'Obra escrita y publicada en aloman con el título de
DI BALEAREN IN W0RT UND BILD GESCHILDERT

Se vende ona casa que reúne
buenas condiciones de comodidad; está situada en la calle de San Jai¬
me núm. 12..
El que desee mas pormenores
avístese con D. Jaime Valls.
Nova. Sóller.

Versión castellana de D. Santiago Palacio vice-cónsul de España en Berlín, 'Corregida.y considerablemente aumentada con anuencia y conforme á las indica¬
ciones del autor por

Q/a

vender una casa

loo ULLfeUcl ([q (jos pisos y

D. FRANCISCO MANUEL DE LOS HERREROS Y SCHWAGER
DIRECTOR BEL INSTITUTO BALEAR.

desvan, con todas las utilidades necesai Has para la familia; y está situada en
Palma, calle de Deanato, número 9.

Constará esta obra de unos 8 ó 9 tomos de 400 á 500 páginas Mi© menor, pa¬ pel agarbanzado tipos claros, divididos en cudernos de 40 páginas con tres xi¬ lografías cada uno, al precio de UNAPESETA.
Suscríbese en la tienda de artículos de escritorio de J. Marqués Arbona.

En esta imprenta darán razón.
cle^ea vender mía

pieza de tierra situada en el punto

denominado Sas Argilas, plantada

Se desea vender

ía casa

con una pieza de

ZAPATERÍA

de naranjos en buen estado. Tiene
de estensión sobre media cuarterada

tierra situada en el término de Deyá que contiene olivar, frutales y naranjal con •agua suficiente para su regadío, cuya finca denominada Can Oardell, tiene de

DE
Antonio Martínez y Cánaves
Premiado en la Exposición áe París de 1878^

y agua de la fuente de s‘ Uyet. En esta imprenta informarán.

•-extensión tres cuarteradas noventa y un
-destres y está situada junto á la carrete¬ ra desde Deyá á Sóller.
En casa de ©, Pedro Antonio Col!, herrero, en dicha villa darán informes.

en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 188<1 y en la XII general
de Burdeos de 1882.
Se confecciona calzado de todas clases

sistema nuevo de QTT0 únicos legítimos
Bloss Spitz y Comp.a

Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra
(Font) hay algarrobos, palmeras, limo¬ neros y naranjos comunes y mandarines, para vender: se darán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo vivero .junto ív'Can Bominga,carretera-de Palma.

á la medida para caballeros, señoras y
niños.
Para pies imperfectos y para el co¬
mercio de América.
Materiales ele las mejores fábricas tan¬ to nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia, y economía.
Galle de Bauzá núm. 13.-SÓLLER.

Este nuevo Motor accionado por Ben¬
cina se recomienda á los industriales en
poblaciones que no estén provistas de fábrica de gas, por su seguridad absoluta, su solidez, por su marcha silenciosa, y
últimamente por su poco consumo.
Para detalles y prospectos ABELAR¬ DO OLTRA único y esclusivo represen¬
tante en estas Islas

1riolon·-!Dos Cuartos.
BOCA-LáÉ, S-FÉt

<1
+—i
■PH O ■En
-n
HH
w
•'Ftí
N Ptí
DQ
.pcS p)
EH
Pr P
m
m
W EH
«ESES ?í
m
DQ O
H
Ph
&
O
GQ
gq

o
xo m o
O ^3'
a
ph
CD U
A.
1
©
I
s
O

o
id a

O

p < p p < p a
<
P
<

M
OCO
ci O oa f-* 0

^a

A-o

m ci O vcá 1

*3 S ^

£o

cp CG

id o P—(

,
Cj

Lo"5b

OD .» .% O Ora

ai r¡ rj

O -cá c3

Cj rC?

O

O

P->

g2

ü
°

© g

QJ

Pd

rrj W3 *r-¡
rt O 3

d 2 co

odd

E=3ao
Cdd car»
QX>
cSo
ctí
JE
exá

o Pn

gd

tí ^

c3

a

©
g

oá
cá

• rH
i-i O

cn ^ d a>

O gíd

o
ü

a*

a? tfi

a
F-i

m

s

%

S ^ r* r
o
■o £

Cj
a
O
z
O

ca=>

o
p

a ^ PU cxS ! nd W
O

CARACOLES.
Al precio de 20 céntimos de pe¬ seta el almud los compra D. Buena¬

Imp. de J. Marqués Arbona.—SÓLLER.

ventura Mayol, calle del Mar núme¬
Cali 2 bajo&9 JPalnia. ro 50.—Sóller.