ARO V.-NÚM. 194
ARO V.-NÚM. 194

23 MARZO BE 1889

q nin) jI jTI jPi n.

PERIÓDICO 'SEMANAL LITERARIO Y DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICIÓN:

En Sóller: Redacción y Administración-San Bartolomé-IT,
En Francia: D. Guillermo Colom-Quai dé la Repiibliqiie-13-Cette (Herault). En América: D. Miguel Morell -Ponce (Puerto-Rico.)

0*50 pesetas cada mes en toda España. 0*75 id. id. id. en el Extranjero y en América (Unión Postal)
PAGO ADELANTADO.

Anuncios y comunicados á precios convencionales. Los comunicados deberán llevar firma. No se devuelven los originales.

SXJ3£

.

mente fumando pitillos "ó quemando el del autor de mis dias representada en ! Juan volvió con la desesperación en él

ron que tenía delante,

ese sable?

alma á casa.

■Sección literaria; El sabio de papá,, por :don S. O. Elidan.—Intereses materiales:.Utilidad y necesi
dad de las aves parala agricultura, (conclusión^
por don E. C.—Sección biográfica: Clavé, por
don Julián Bastinos.—Actualidades.—Crónica lo¬ cal.—Sección oficial.—Sección comercial.—Sec¬
ción religiosa.—Folletín: ^Fatalidad! (conclusión) por don Florencio Moreno Goclino.—El traje de baile, por D. Cecilio Navarro.—Anuncios.
SECCBSN LITERARIA.
EL SABLE DE PAPÁ.
Juan se educó en la más satíta derlas
holgazanerías. Hijo de un buen hombre que había si¬
do sargento de nacionales y que le legó : al morir cuatro mil reales y el sable que bahía llevado en las formaciones, Juan se dio ála buentrvida, y entre cafés, bi¬ llares y diversiones se iba comiendo el capital.
Eso si. nadie le ganaba á hacer series
de treinta ó cuarenta carambolas, y en
la mesa del café, donde se pasaba las •horas muertas, cuando él hablaba, 'boca ■ abajo todo el mundo.
Juan profesaba dos cultos nada más: el del ron quemado y el del sable de su padre que tenía siempre colgado á la ca¬
becera de la cama.
Cuando muchas noches llegaba á me¬ dios pelos y aun á pelos materos, se que¬ daba arrobado contemplando el chafa¬ rote que había pertenecido al autor de
sus días.
Siempre que mudaba de casa de hués¬ pedes. tomaba con veneración el sable y no consentia que pusiese en él la mano el mozo de cordel encargado do la mu¬
da nza.
Así se pasaban los meses, y cuando al¬ gún amigo le preguntaba:

Pero llegó'un dia en que las ideas de Juan cambiaron, No en lo que atañe á su horror al trabajo, pues siguió tan pa¬ seante en corte como siempre.
Había visto en la callemna joven que
le bahía robado el alma.
Al cabo de unos días averiguó que se llamaba 'Juana, que era costurera y huér¬ fana de padre y madre.
Esta similitud de situación hizo que
la Clíioa le fuese más simpática, y llegó á enamorarse perdidamente de ella. Y
nada más natural que se enamoraseyw-
clüíamente, porque al fin y á la postre ¿qué era él? Un perdido.
Llegó á tanto su pasión, que hubiera sacrificado por ella ¡basta el sable de papá!
Juan puso sitio á'ia plaza, y un día se
acercó á Juana.
Esta ya había notado las miradas del hijo del miliciano y no había dejado de serle simpático, porque liay que decir que Juan era bastante guapo, cosa muy compatible con la bolganaa- y-el noble juego,del billar.
La costurera m recibió mal al ena¬
morado. y á los ocho días ya se llama¬ ban de tií y habían concertado su ma¬
trimonio.
Dos meses después Juan llevaba á Jua¬ na al altar y recibían la bendición nup¬
cial.
Aquel día liubo francachela entre los novios y los amigos, y por la noche al acostarse Juan, que tenía unas cuantas copas demás, dijo á su mujer:
—¿Yes ese sable? Pues con él te atra¬ vesaré’de parto á parte el primer día que faltes al honor y á la delicadeza. Yo
también lo hundiré en mis entrañas el
día que haga algo contra la delicadeza y el honor. ¡Lo juro por la sombra de mi padre que en paz descansa vestido de
miliciano nacional!
Acuéstate y no jures... Me parece, Juan, que esc vicio que tienes nos va á

. —No hablo de eso, hablo del copeo.
La luna de miel se pasó bastante bien;
Juan no tomó en dos meses más que
tres püiMm.
Continuaron nuestros dos héroes gas¬
tándose el dinero del difunto, y al año y
medio habían consumido hasta el últi¬
mo ochavo.
Entonces Juana volvió á trabajar-y Juan volvió á no salir del café y á gas¬ tarse lo poco que su mujer ganaba.
La vida, les fué insoportable. Siempre en cuestiones, siempre tirán¬
dose los trastos á la cabeza.
Llegó un momento en que Juana ca¬ reció de trabajo y faltaron en la casa los prosaicos,y poco alimenticios garban¬
zos.
Juan era hombre do resolución. Cogió una mesa, se la cargó á cuestas y la lle¬ vó á empeñar.
Á los ocho días ya se habían comido
la mesa.

Y allí estaba Juana sentada en el sue¬
lo y en ayunas.
Ese triste espectáculo acabó de estru¬ jar el alma del pobre Juan,que en un arranqúe lieróico, sublime como un hé¬ roe, trágico como un Taima, descolgó el cable de papá que estaba colgado de un clavo y salió precipitadamente con él-.
Juana le vi ó salir y á los pocos mo-
m'entos se le ocurrió una idea.
—¡Cielos! ¡va á suicidarse!
Y salió débil como estaba á la calle.
Pero Juan había desaparecido. Las horas iban pasando y Juan no ve¬
nía. Juana se bailaba llena de dolor... y
de apetito. Dieron las diez de la-noche, y las on¬
ce... y nada,
A las doce sintió ruido de muchos pa¬ sos en la escalera.
Una vecina acudió la primera á de¬
cirle:
—Abra usted, señá Juana, que ahí
traen á su marido.

DespuésYe fueron comiendo los col¬ —¡Dios mió! ¿qué tiene?

chones, la sillería, los cuadros; todo, en —No lo sé; pero él dice á gritos que

fin, lo que había en-casa.

tiene un sable en el cuerpo.

Juan estaba tan desesperado que bas¬ En esto llegaron varios amigos de

ta no sabía loque se bebía, pues una Juan que traían á éste al hombro como

vez se echó al cuerpo medio vaso de pe¬ tróleo refinado creyendo que era aguar¬
diente.
Llegó un día en que no hubo que co¬
mer en casa.
—¡Y si empeñásemos el sable!—pre¬ guntó tímidamente Juana.
—¡Nunca! ¡Antes la muerte! ¡Qué di¬ ria la sombra venerada do mi padre!
—La sombra de tu padre diria que co¬
miésemos.
—Aguárdate. Ahora voy á llamar á

si fuese un saco de patatas.
—¿Dónde tiene la herida?—preguntó
temblando Juana.
—¿Qué herida?—dijo uno. —¿Pues no dice Juan que tiene un .sa¬ ble en el cuerpo? —¡Y vaya si lo tiene! Es el sable de papá. Juan so lo vendió á un municipal y se lia bebido el importe. Regístrelo usted los bolsillos á versi por casualidad se lia salvado la empuñadura, Juana le registró y no le halló ni un
céntimo.

las puertas de la amistad y malo será ¡Aquel hijo ingrato se había bebido

que no comamos hqy,:

por completo el recuerdo de sli padre,

Salió .Juan disparado á pedir un par quien debió estremecerse dentro de su

de duros á los amigos. Es verdad, él los j uniforme en el sepulcro!

pidió, y se los pidió á muchos; pero nin¬ guno le di ó un cén timo. . También es

S. O. Elidan.

—¿Qué piensas hacer?

dar muchos disgustos.

cierto que ya los tenía á todosúnedio

—Nada.—co atestaba Juan i nvaríable- —¡Cómo! ¿es vicio adorar la memoria muertos á sablazos.

FOIiX/HTXN.
¡FATALIDADI
Este se agitó un momento y abrió los ojos que tenia medio cerrados.
Casi al mismo tiempo se aproximaron las dos amigas, y cuando á la luz de un hachón que acercó un criado, se inclina¬ ron para ver á Luis que estaba tendido en el suelo, .se oyó un doble grito, y Blanca cayó desmayada al lado de su
marido.
Al oir aquel grito, al sentir el ruido de aquel cuerpo que caia. al ver la luz del hachón que lieria sus ojos, Luis volvió en sí, se incorporó un instante apoyán¬ dose sobre su brazo izquierdo y viendo á Blanca cerca y á Eugenia que la soste¬ nia en sus brazos, volvió á caer desplo¬ mado, murmurando esta palabra:
«¡Fatalidad!»
EPÍLOGO.
¡Cuan triste y solitario está el bosque! ¡Qué desnudos los árboles, qué calladas las aves y las fuentes! El invierno reina

durante muchos dias y en el invierno

los árboles gimen batidos por el viento,

las fuentes lloran y enmudecen las aves.

Mas

oid

la campana de la al¬

dea, turba el silencio de los campos.....

suena el toque del medio día y en el

musgo del bosque se oye el ruido de pa¬

sos que le atraviesan.,... luego se abre

la puerta del cementerio: una forma casi

aérea aparece, se arrodilla junto á una

tumba, y llora.

Después reina otra vez la paz de los

sepulcros; mas sobre aquella tumba agi¬

ta el viento una corona de siemprevivas

colgada de un sauce funeral.

Empero, el invierno apenas marchita

el pais de las flores y del sol y la prima¬

vera engalana otra vez aquel suelo en

donde la vida es un encanto

Vedlo,

ya viene el abril con. sus verdes hojas,

con sus auras, con sus leales golondri¬

nas, con su savia de amor.

Oid..... la campana de la aldea se oye
sobre los mil rumores de los campos, co¬

mo el grito de la conciencia en medio de los placeres de la vida.
El florecido césped del bosque suena

bajo el ruido de .pasos que le atravie-

san luego la puerta del cementerio

se abre

una mujer

quizá un án¬

gel aparece, se arrodilla sobre una tum¬

ba y llora.

Después reina otra vez la paz de los sepulcros; mas sobre aquella tumba me¬
ce el oloroso céfiro una corona de siem¬

previvas colgada de un sauce funeral.

El otoño..... ¡Ah! ¿porqué es tan me¬

lancólico el otoño? ¿Porque entonces el

alma se recoge y medita tristemente?....

¡Ay! Porque aun recordamos los esplen¬

dores del estio que acaba y el rigor del

invierno que se acerca; bien así como

en la mitad de la vida suspiramos por

los pasados goces de la juventud, y te¬

memos los dolores de la próxima vejez.

Pero escuchad

la campana de la

aldea anuncia la hora en que el labra¬

dor se detiene en su faena; el leñador se

sienta sobre el tronco que acaba de de¬

rribar y los pastores echan mano á su

zurrón, mientras los perros les rodean

saltando.....

Mas el bosque permanece silencio¬ so: ninguna huella hace chascar las ho¬ jas secas -El cementerio está desief-

to,.,.. la tumba yace solitaria y las ráfa¬ gas de octubre no mecen como antes una corona de siemprevivas, colgada
del sauce funeral.
ü% poeta: ¡Olí! ¡habrá muerto! Un escéptico: ¡Eli! se habrá conso¬
lado. F. M. G.
EL TRAJE DE BAILE
I.
El 16 do Mayo de 1625 fué un dia de gran regocijo en la capital de Francia; regocijo en la corte, regocijo en el pue¬ blo, que ambrionto y desnudo y todo, so regocija siempre que se lo mandan.
Desde que Dios hamaneciera, los bron¬ ces de todos los campanarios y baluar¬
tes anunciaban á los cuatro vientos, con
breves interrupciones, una fausta nue¬ va ó mejor dicho, puesto que la nueva era ya vieja ó sabida, llamaban á pre¬
senciar el felicísimo suceso á todos los
que tenían obligación de regocijarse en las alegrías de sus reyes.
Pero la iglesia que llamaba con más

•2

SÓLLER.

INTERESES MATERIALES

SECCIÓN BIOGRÁFICA

ACTUALIDADES.

xima velocidad obteniendo con ésta es.
laélice 280 revoluciones por minuto con

una corriente de 500 woltsy 50 amperes.

UTILIDAD Y NECESIDAD DE LAS AVES
PARA LA AGRICULTURA.

CLAVÉ.
El fundador de las sociedades corales

Les federales catalanes y el nuevo Có¬
digo civil

El rendimiento eléctrico fué de no¬
venta y seis por 100. Al concluir la experiencia, la bobina

en España, José Anselmo Clavé, nació en

Barcelona en el año 1824. Sus padres eran

■'('Oonclusióñ)

muy pobres,, tanto que apenas pudieron

costear la enseñanza elemental del niño,

V amos- ahora á ocuparnos de las :áves y muy tempranamente, bien á pesar sude rapiña, de las que unas son Titiles y ,yo, debieron hacerle entrar en un taller otras perjudiciales. Son perjudiciales: de tornería, para que les ayudara á sub¬

Celebróse el dia 17 una importante
velada en el Círculo federal de Barcelo¬
na, presidida por el Sr. Valles y Ribot, para protestar contra el art. 15 del nue¬ vo Código como atentatorio al derecho catalán, y fijar el criterio de la demo¬
cracia federal catalana sobre el derecho

correspondiente acusaba poca variación de temperatura.
Esta prueba es concluyente en lo que atañe á los motores, y demuestra que el
incidente ocurrido en el motor de babor
carece de toda importancia.

las diurnas ó que se dejan ver de dia, venir á las necesidades de su modesta foral.

tales como las águilas, los gavilanes familia. Clavé, á pesar de su aplicación

El salón de sesiones estaba completa¬ La comisión del ierro-carril de Linares

(espervers), los buitres, etc.," que'si bien no dejan de prestar algún servicio al

y buenos deseos, se víó precisado á dejar el oficio, pues la miopía que desde muy

mente lleno; los socios llenaban hasta
los salones inmediatos.

á Almería.

hombre, comiendo las carnes de los ani¬
males muertos de todas clases, y cazan¬
do los roedores, reptiles é insectos, en cambio persiguen las aves, así silvestres corno domésticas. Él que cansa mas daño es el gavilán .por ser el que habita en los'terrenos poblados, así'como las Otras no suelen apartarse de los montes, y ata¬
ca las dives de corral en las casas de cam¬
po y hasta los palomares de las poblacio¬ nes! Por tanto puede declararse 'enemiga del hombre y de la'agricultura esta clase
de-aves.
Por el contrario las-aves de rapifur noc¬ tli inas. tales corno el mochuelo (iniisol)-, la lechuza, (olifea). y algunas otras, solo se alimentan de ratones y otros roedores,

niño le aquejaba aumentó durante el
tiempo que invirtiera en el aprendizaje de su oficio, en términos que casi no podía ver con la claridad necesaria los accidentes del más tosco trabajo.
Entonces pensó en utilizar los conoci¬ mientos músicos y literarios que, impul¬ sado por su afición ilimitada á las bellas
artes, y poniendo á contribución su per¬ severancia incansable, había logrado
procurarse en los cortos momentos que
su trabajo le dejaba libres, y empezó á dedicarse á la composición de cantos po¬
pulares, que enseñaba á losobrerosfamigos suyos, y poco á poco logró tales re¬ sultados en esta tarea, que en el gran
festival celebrado en Barcelona en el año

■reptiles é insectos; por loque han de considerarse amigas del labrador y lejos de perseguirlas debe procurarse conser¬
varlas.

1864, dirigió varias piezas ejecutadas por 2.000 coristas, casi todos discípulos su—
yos.
Fu ése á Madrid con lo más escogido

Las*cornejas, conocidas en Cataluña del personal de su coro «Euterpe». y en con los nombres de grallas, turbas y en¬ el teatro de la Zarzuela, en presencia de calas. los -grajos (gaigs). las urracas la reina doña Isabel IX, logró espontá neos

çgursasK deben entramen el número de ía aves proscritas, pues persiguen toda dase de aves, inclusas las domésticas,.y ■cansan grandes daños en las cosechas.
-Lasuves que se dejan ver en nuestro

y merecidos aplausos por la rica melodía
y armonía sencilla de sus idilios musica¬ les. como por la variedad y sabor dramᬠtico de sus piezas descriptivas.
Las sociedades corales creadas por don

país en los días mas fríos del invierno, José Anselmo Clavé fueron las deseen-

no causan daño ni provecho á la agri¬ cultura. tanto porque su estancia es cor¬ ta.. como,porque no se alimentan (lelo que se ■nppov'edñi el hombre, como no sea de los peces que pueden comer en tos-rios y estanques.
Demostrada, la utilidad de. cuasi todas
bis aves para la. agricultura, pues des¬

dientes de la primitiva «Fraternidad», primer orfeón constituido en España; los progresos de la institución fueron rapidisimos, hasta llegar al punto que casi
todos los pueblos de alguna importancia
de Cataluña adoptasen tan útil y moralizadora institución, impidiendo solo la diferencia de lengua de las provincias

truyen sus mayores enemigos que son 1 is 'insectos, desearíamos haber conven¬

lemítrofes la difusión completa de ios cantos inspirados del músico-poeta bar¬

cido á los labradores, á quienes va diri¬ celonés.

gido este escrito, que deben considerar Los festivales anuales contribuían gran¬

á las aves como-sus amigas y aliadas, y demente á la emulación entre las diferen¬

que las 'traten corno á. tales, .por el bien tes sociedades, poniendo más de relieve,

que de ello reportarían.

con el aumento de voces, la excelencia de

-Desgraciadamente sucede todo lo con- i aquellos cantos que Castelar compara á ira rio. Los muchachos campesinos en i los de la antigua Grecia, por la sencillez los meses de la cria dedican todas las de su ritmo y la originalidad de sus ca¬ lloras que tienen disponibles, en ir en dencias.

busca de nidos, no precisamente para ; Clavé fundó El Metrónomo, semanario

aprocurarse algún beneficio, comiéndo- i; destinado ápropagar la institución coral
los polluelos ó vendiéndolos, sino por 'í y á dar cuenta de sus progresos y triunespíritu de destrucción, pues muy á me¬ : tos, y á difundir por el resto de España nudo destruyen ios nidos en que no hay las excelencias de tan moralizatloraidea.

mas que huevos ó avecillas que aun no

Pocos barceloneses habrán olvidado

tienen plumas, ó cogen aquellas que ni sirven para, comer, ni para criarlas, que be cusa siguiente- nadie compra, y que al cogerlas no tienen otro objeto que el gusto--de-matar á un inocente pajarito,

las agradables impresiones que los con¬ ciertos de Clavé, en los campos Elíseos,
y antes en los Jardines de Euterpe. pro¬ dujeron en cuantos tuvimos el placer de
escucharles; leíase alíñenlos interme¬

que precisamente pertenece á una clase dios el periódico-programa titulado ecos

que solamente se alimenta de insectos y de Euterpe. redactado por Clavé, con la

que hace mucho bien, sin causar ningún' colaboración de los mas distinguidos es-

mal. río solamente estos'actos

son

dañosos

! |

critores españoles, y todas las
la sociedad se confundían en

clases de
idéntico

á
-a

la la

agricultura,
moral, pues

sino que hasta afectan el muchacho -que goza

| |

sentimiento de fruición, escuchando con
recogimiento las geniales melodías de

en hacer sufrir ó en matar á un sér vi¬ ¡ la primera música moderna catala-

viente que ningún daño le ocasiona, ni j na, cuyos ecos no se han perdido

j j
i
|
j j I
;
j
■

Hablaron los abogados pertenecientes
al centro federalista Sres. 8orribas, Rou¬
re y Barbe, resumiendo el Sr. Importa. Este considera la cuestión bajo el aspec¬
to federativo, anatematizando el centra¬
lismo que plantea el Código, el cual con¬
sidera atentatorio al modo de ser de una
región sin haber consultado á esta si¬ quiera.
Los Sres. Sorribas, Roure y Barbe ex¬ pusieron detalladamente las dificultades y conflictos que resultarán necesaria¬ mente de la aplicación del art. 15, que en ocasiones será imposible material¬ mente cumplir.
El Sr. Valles afirmó que el Código no tiene sentido científico ni jurídico, por¬ que todos parten de un criterio unifor¬ me y este adopta practicas territoriales de sanguiniilad y domicilio caprichosa¬
mente en unos ú otros casos,
•Añadió que se ha apartado de las ba¬ ses que establecían que se respetasen los Códigos torales. Calificóle dé inmoral y atentorio á la familia porque todos los legisladores buscan la uniformidad, y aquí se sujeta el padre á un derecho, la madre á otro y los hijos á otro.
Declaró que el federalismo, no sólo derogará este Código en su dia. sino que
revisará todas las sentencias atentato¬
rias al derecho de los catalanes. Citó el
ejemplo de Alemania, donde se conside¬
ran necesarios cincuenta años para ma¬
durar un proyecto de Código que se es¬ tudia, mientras que aquí se plantea en pocos dias como cosa trivial y sin tras¬
cendencia.
Terminó diciendo que el federalismo conoce la puñalada que se le lia dado al derecho catalán, que anula este Código, y recomendó á los federales conserven el Derecho catalán, como oro en paño, éntrelos pliegues de su bandera, hasta el dia de las grandes reparaciones, en que pueda reivindicarle para la tierra cata¬
lana.
Todos los oradores fueron muy aplau¬
didos.
El Sr. Vallés lo fué con verdadero deli¬
rio. entusiasmo y vehemencia.
La reunión lia resultado el acto mas
trascendental que ha realizado Cataluña, contra el nuevo Código.
Inglaterra y Marruecos
Desde hace dias 600 soldados arma¬
dos vigilan de orden imperial de dia y de noche el puerto do Mog'ador con obje¬ to de impedir cualquier tentativa do de¬ sembarque y amarre del cable inglés.
En Tánger, desde que llegó la escua¬ dra inglesa se lia, aumentado el número de guardias en la playa, alternando con los soldados las baldías vecinas.
El gobernador de Tánger ha autoriza¬

,
|

El corresponsal particular de El Impar¬ cial en Almería, le telegrafia con fecha 17 del corriente mes, lo que sigue:
«En el vapor Lafflte ha salido esta tar¬ de para Cartagena, donde mañana to¬ mará el ferrocarril llegando á Madrid el martes, la comisión que va á gestionar cerca de los altos poderes uel Estado el
remedio á la aflictiva situación de esta
provincia. Presídela el ilustrísimo prelado de es¬
ta diócesis y forman parte de ella don
Joaquín Ramon García y D. Ramon Ba-
rroeta, presidente y vicepresidente del Ateneo y Centro Mercantil, cuya socie¬
dad ha tomado la iniciativa de esta im¬
portante campaña, organizando el me.etíng que ha levantado el espíritu pú¬
blico.
Van también los Sres. Ledesma, te¬
niente (le alcalde; Doinenech, director del Instituto: Terriza, representante de la Cámara de Comercio; Verdejo, indivi¬ duo de la junta de obras del puerto; Ra¬ món Oller, director del periódico El Fe¬ rrocarril, y Veraguas, que preside va¬ rios representantes.
A la comisión se reunirán en esa los
señores Casinello. diputado provincial Jove, banquero; Matienzo, propietario, y otros representando algunos gremios.
Ha asistido á despedirla el pueblo en
masa: el muelle estaba intransitable por
invadirlo una inmensa multitud y todos los carruajes de la población. Todas las clases sociales estaban representadas, y la obrera casi en masa. El Ayuntamiento
acudió con la banda de música munici¬
pal. Todas las autoridades civiles, mili¬ tares y eclesiásticas lian acudido á des¬ pedir á la comisión.
El acto ha resultado una manifesta¬
ción imponente, dándose vítores repeti¬ dos á la comisión y al ferrocarril de Li¬
nares á Almería.
El pueblo ha manifestado á los comi¬ sionados que no vuelvan con promesas, sino con hechos que salven la gravísima crisis que atraviesan los intereses de to¬ da la provincia.
El pueblo confía que esta vez serán atendidas las justísimas quejas que la comisión va á exponer, ya que hasta ahora esta provincia ha sido tratada por todos las gobiernos con tan punible abandono, que es la única que en toda
la. Península carece en absoluto de vías
férreas.
Como suprema aspiración de esta co¬ marca y principal remedio de sus des¬
venturas, esa comisión lleva el encargo de remover cuantos obstáculos se opon-
gan para la pronta construcción del fe¬
rrocarril de Linares á Almería.
En Madrid se agregarán á la comisión representantes de varias corporaciones sociales y pueblos de la provincia.»

le puede ocasionar, da, pruebas de tener afortunadamente, ni es fácil que desa- do ú éstas para que hagan fuego sobre

mal corazón y le
incomodar á sus

predispone semejantes,

á dañar é cielo que

!

parezcan, estando su continuación en manos de los dignos sucesores del músi-"

cualquiera que se atreva á bajar á la pla¬ ya y á trabajar en el amarre.

-Las Instituciones» en Sóller

■hay por desgracia repetidos ejemplos. ; co-poeta, cuya historia,! en brevísimos Mientras tanto que se resuelve el con¬

río Ira y duda que el gobierno debe¬ i términos estamos relatando.

flicto, los ingleses no quieren confesar

Oomo es asunto de actualidad, bien

ría intervenir, para evitar tamaños abu¬
sos, como lo practican los de las nacio¬ nes mas civilizados que la nuestra, en las que no solo es una verdad la ley de caza, sino que se extiende á toda clase de aves, estableciendo una guardia ru¬
ral tal como debería ser. imponiendo un
castigo ai que destruyera nidos, y pro¬
hibiendo vender aves en los mercados

Muchas é importantes son las compo¬ siciones que produjo el fecundo y origi¬ nal estro de Clavé. Figuran entre las
mas inspiradas Las flors de maig. Al mar, Lo pom de flors, TjO sommi de ama, verge. La cacería. La gratitud. Las ga¬
las del Cinca, De bon malí. Luí brema.
Los pescadors. Los neis deis almogaoers. El lenguaje de las flores. Invocación d

que su escuadra haya ido por el asunto del cable, sino que repiten que ha ido de paseo. Lo cierto es, sin embargo, que Inglaterra está gestionando con Ma¬ rruecos sobre el asunto del cable; pero
camina con mucha cautela, temiendo
que los moros acentúen sus medidas de precaución.
Se asegura que el sultán ha manifes¬

merece ocupar un puesto en esta sección el artículillo que copiamos á continua¬ ción. tomándolo de nuestro colega de la capital El Republicano, artículo que, por referirse á nuestro pueblo y tener estre¬ cha relación con la cuestión palpitante, creemos han de leer con gusto nuestros
lectores.
Dice así:

•en el tiempo de la cria; pero esto no bas¬ taría sin el apoyo del país, pues los agentes de la autoridad no pueden ha¬ llarse en todas partes, mayormente pa¬ ra el objeto de que se trata, que es de faltas que se cometen en despoblado.
Convendría pues que los alcaldes, los párrocos, los maestros de primera ense¬
ñanza. cada uno en el círculo de sus
atribuciones procurasen ilustrar á los padres de familia y á los jóvenes, imbu¬
yéndoles la idea de lo útiles que son las
aves y de lo beneficiosas que son á la agricultura y á la humanidad en gene¬ ral. y que sobre todo se abstuviesen de
destruir las crías de las avecillas que co¬ miendo exclusivamente insectos, tanto
bien hacen sin causar el menor daño.
R. C.

i
!
¡
j
|
1
!
¡
<-

Euterpe, La verbena ele Dan Juan, A Monserrat. Himno d España, y muchas otras que constituyen un género especial de música, verdaderamente popular ó pas-
toril.
Murió Clavé en 1874, siendo su muorte muy sentida por los numerosos adep¬ tos de sü idea, que le consideraban como el maestro y el patriarca de la música popular; y del sentimiento vivo que su pérdida ocasionara, como de la admira¬ ción que entre nosotros hubo siempre por el mérito de sus obras, fue traducción sencilla, discreta y elocuente el monamento bellísimo que se halla en el ce¬ menterio antiguo de Barcelona, costeado por suscrición pública é inaugurado con verdadero y legitimo entusiasmo; como
el recientemente elevado á su memoria.
en la Rambla de Cataluña, tributo públi-
co también al infatigable propagador Je la música entre las clases populares.

tado á los ingleses que pueden amarrar el cable contra su deseo; pero que el ha¬ rá constar que el cable se ha amarrado con violencia. Los ingleses, sin embar¬ go, quieren obtener el permiso por me¬ dios persuasivos.
El submarino
En el submarino se efectuaron el dia
16 del actual pruebas importantísimas de éxito magnifico que hace esperar que en las pruebas de marcha alcance ma¬ yor velocidad de la calculada.
A las dos do la, tarde, hallándose el submarino en el caño amarrado- con do¬
bles calabrotes por la popa, procedióse á probar el motor de estribor con toda su energía, aplicándole una. batería de
250 acumuladores.
j; Durante una hora el motor funcionó

.
S
;
i
!
;
;

«Lo digamos ya; en Sóller no hay mestizos, y de esta verdad debe haberse convencido el colega en sus últimas escursiones por aquel ameno valle, cuan¬ do ha cambiado su propaganda redentorista con la ele persecución jesuítica in¬ dicando cargos contra las autoridades sin probar ninguno, y escitando áEl 8ollerense para que los formule, que en honra suya suponemos no está á las ór¬ denes del neisrno pídalino.
La desesperación de Las Instituciones habra sido mayúscula al convencerse dé
que en un pueblo donde esperaba for¬ mar un gran centro político á su devoción, apenas ha dado con un presbítero que le haya dicho amen, y tan de-
caidir ha encontrada su influencia
que no ha podido conseguir se abo-
naran á un amigo 80 duros por indemnización y perjuicios de cierto muro
construido en un torrente.

j

Julián Bastí nos.

j perfectamente desde la mínima á la má¬

Es de lamentar la desilusión que ha

S OLLER.

sufrido el colega. pero lo es mas que en tan corto espacio de tiempo haya cam¬
biado el concepto que tenja dél Alcalde
de Sóller, que suponiéndole un inocente influido por los republicanos, -quería re¬ dimir, y á los. pocos dias acusa su admi¬ nistración y aún sus hechos personales de una manera poco correcta,por lo mis¬ mo que lo hace embozadamente utili¬ zando la forma reprobada de invitar á
otro, para que saque las castañas del fuego. Esto podrá ser muy mestizo y muy pidalesco pero convendrá el colega bisemanal que no es católico ni «iquiera
cristiano.
Por lo demás ni -estamos llamados á
defender la administración del Ayunta¬ miento de Sóller ni lo .pretendemos; lie¬
mos contestado á los sueltos de referen¬
cia de Las Instituciones, porque en el primero señaló á los republicanos como al mal espíritu que tenía aprisionada la voluntad de el Alcalde I). Juan Joy, que
se habrá convencido no necesita conse¬
jeros para negarse á hacer lo que cree
una injusticia, apegar de que se lo pida la mismísima representación de 1). Ale¬
jandro Pidal.. que por continuidad polítítica debe poseer parte á lo menos de

fuera posible, de las fincas inmediatas»
por mas que sea verdad que dichos acuer¬ dos se hayan tomado: á cada uno lo su¬
yo, y esta noticia la dió nuestro compa¬
ñero palmesano [según una carta de Só¬ ller que tenia á la vista) que parece va
tomando cierta afición á hacer cargos,
no diciendo nada de lo mucho que sabe de nuestra administración municipal por
preferir quedo digamos nosotros todo.
El recurso empleado -por Las Institu¬ ciones y que, según hemos manifestado, nos ha causado estrañeza qne á él haya apelado, puede llamarse con mas propie¬ dad una salida de tono que la aserción hecha por nosotros de que ni sus hombres ni sus consejeros hubieran tenido la ge¬ nerosidad de perjudicar sus propios in¬ tereses para atender á lo s comunes, co¬ mo lo ha hecho el Alcalde; aserción que ratificamos por creerla un armonioso
acorde dentro del tono en que tocába¬
mos, toda vez que podemos dar de ella
pruebas claras, con solo descender al te¬
rreno de las personalidades, y citar nom¬ bres y fechas.

aquellas atracciones personales irresis¬ tibles de que nos habla el periódico tras¬ pirenaico copiado por el colega y que sin embargo no lian sido bastantes para convencer á un industrial soliéronse.
En el lugar de Las Instituciones lo es¬ cribiríamos á I). Alejandro y puede que para otra empresa les mandára alguno

Si pruebas fuéramos á dar de lo que al
principio hemos dicho referente á la su¬
perioridad que el colega cree tener sobre nosotros, seria, entre otras, una de ellas la poca atención, la indiferencia con que
lee no solo nuestros escritos sino que
también los suyos cuando á nosotros se

de estos encantos Inconscientes con que
domina á los que le rodean que bien los necesita el colega.si sp propone formar, no sea mas que la sacristía de una igle¬ sia política.»

refieren. Esto último ha quedado demos¬ trado en lo que llevamos dicho; lo prime¬ ro lo prueba cuando dice: «Al leer esta
salida de tono sospechamos si sería ver¬ dad que el colega como él mismo supone,

se hubiera convertido en un niño que

CRÓMICA LOCAL.

asiste á la escuela de párvulos en busca de peladillas,» pues es tan inexacto co¬

mo que de nuestro artículo pudiera de¬

INEXACTITUDES Y CARGOS ducir la conclusión que dedujo, el que nosotros nos hayamos supuesto niños

asistentes á la escuela de párvulos. Si

Después de afirmar de una manera ca¬ tegórica nuestro colega Las Instituciones en su número correspondiente al 13 del actual, basado en una carta que tenia á la vista, que el Ayuntamiento de este pueblo había tomado y mas tarde rectifi¬
cado cierto acuerdo relativo á la extrac¬
ción de la arena con que había de recom¬ ponerse el camino de S• Alborada, en otro artículo con que contesta el miérco¬ les de esta semana al que nosotros fun¬ dadamente titulamos «El primer respin¬ go» asegura con la frescura y concisión propias de quien es incapaz de mentir, que del nuestro deduce la exactitud de los acuerdos á que se había referido.
Es estrado que á este recurso apele
nuestro colega para habérselas con un pigmeo sobre el cual cree tener cierta su¬ perioridad, por mas que diga lo contra¬ rio: es estrado, repetimos, porque sus lectores y los nuestros recuerdan todavía y quizás muchos guarden el número que llevaba inserto el suelto en.el que hacía las afirmaciones que de seguro había ya o¡ vi¬ ñado al escribir el articulito á que hoy
nos referimos cuando las saca como con ¬
secuencia de la misma contestación que
habían ellas motivado.
Que de nuestro artículo deduzca la se¬ gunda, la tercera y la cuarta de las con¬ clusiones que cita, conformes, ¿pero la primera, de ia cual habíamos nosotros ya entonces deducido que los consejeros
de Las Instituciones debían Ocupar un
puesto muy cerca del Consistorio cuan¬
do tan al dediilo .estaban enterados de
finos acuerdos que no se habían publica¬ do? Eso jamás. Lo que si dijimos, des¬ pués de varias preguntas en las que po¬ día notarse nuestra estrañeza de que hu¬
biera quien acudiera á enterarse de las
actas de las sesiones conocido como nos
es el interés que por la cosa pública se tornan nuestros compatricios, fue que era raro que quien estaba enterado de un acuerdo ignorase un hecho que había ne¬ gado, ó del cual, mejor dicho, había afir¬ mado lo contrario, y añadimos que si electivamente no fué posible dar cum¬ plimiento al acuerdo, debía cumplirse la ampliación del mismo, y, á ^propósito preguntamos: ¿y cuales eran las fincas convertidas en eriales por la inundación mas próximas á las obras que la del Al¬
calde?

ganas tenia el colega ele hacer constar que tal concepto le merecíamos, bien pu¬ diera haberlo dicho sin ambajes antes que apelar á un medio que arranca de la mismísima falsedad, de lo que puede con¬
vencerse con solo leer bien lo que con
claridad está escrito. Nosotros, al verla forma con que Las Instituciones atacaba al Alcalde, á quien en otro suelto publi¬ cado algunas semanas antes parecía com¬ padecer, tal era el tono compungido con que dió la noticia de que se trataba en este pueblo de una coalición de los parti¬ dos monárquicos para redimir á aquel del cautiverio en que al parecer le tienen al¬
gunos republicanos; al ver la énfasis con que hacia preguntas á las que nadie habia de contestar mas que nosotros; al en¬ señarnos á través de los cargos, tanto mas infundados cuanto que partían del último de los que, en nuestro concepto, habían de hacerlos, la non sancta inten¬ ción que vio también El Republicano y la combatió; en vista de todo esto, dijimos que estábamos dispuestos á contestar á las preguntas (como lo hicimos en efecto) y añadimos «manos jmíticas como el niño que en la escuela de párvulos contesta á las de Doctrina que le dirige el cura», con lo cual no nos supusimos niños, sinó
que á ellos nos comparamos, concedien¬ do al colega la autoridad, la superiori¬ dad, que había manifestado deseos de
ejercer sobre nosotros, cosa propia de personas tan pagadas de si mismas como
son los hombres de Las Instituciones y
los que desde este pueblo los inspiran. Nuestros lectores, y en particular to¬
dos aquellos que han juzgado ya la con¬ testación que á nuestro artículo ha dado
Las Instituciones en su número del miér¬
coles, diciendo que sus argumentos son tan solo hablar por hablar y discutir sin otra intención que la de que se hable de él para aumentar con algunos nombres sus listas de suscritores, pensarán de se¬ guro, creyendo que lo que llevamos dicho es gastar pólvora en salvas, que quere¬ mos imitar á nuestro compañero palme¬
sano; nada mas lejos de nosotros que es¬ ta idea, pues si nos hemos negado á admi¬
tir las afirmaciones antedichas ha sido
con la sola intención que quizás mas adelante venga el caso de esplicar. Vol¬
vamos ahora á la cuestión.
Podríamos probar lo que habíamos

Esto y no otra cosa dijimos en nues¬ asegurado y que, al reproducirlo en letra tro número anterior, basados pero en la cursiva Las Instituciones demuestra po¬

noticia que en su número XVII había ne en duda, esto es, que el Alcalde dado Las Instituciones, luego es inexac¬ al ceder la arena de sil huerta había per¬ to que de nuestro articulo pudiera de¬ judicado sus intereses particulares para

ducir el colega: «que son exactos los acuerdos del Ayuntamiento á que nos re¬
ferimos, esto es, que para la recomposi¬

atender á los comunes que administra;
pero no lo vemos necesario, porque, si bien es cierto que al colega le costará al¬

ción del camino debia procurarse la are¬ gún trabajo venir á verlo, por aquello de

na de los torrentes y, cuando esto no que.... está lejos, en cambio pueden exa¬

minar los perjuicios todos nuestros lec¬ tores residéntes en esta que quieran ha¬ cerlo, puesto que están al aire libre y no
creemos se niegue á ninguno la entrada
en la finca; hasta los mismos inspirado¬ res de Las Instituciones pueden acudir á verlos y escribir después otra carta coiho la de marras. Lo que si podemos asegu¬ rar á nuestro colega, para que no siga Creyendo que quedaron infringidos los
acuerdos del Ayuntamiento al preferir
extraer la arena de Can Róstela mas
bien que de Can Magadecleu, (de sl Al¬ bufera no hablamos porque es otra salida de tono del colega), es que la arena de la
finca perteneciente á D. Juan Umbért,
mas gruesa que la de la del Alcalde, no sirve tanto como esta para afirmado ele
caminos, según manifestó el peón muni¬ cipal; que la distancia que media de lina
y otra finca á las obras clel camino de
S‘ Alborada, siguiendo el camino mismo por donde se extrae la arena, es exacta¬ mente la misma, y, por último, que don Juan TJmbert, propietario de la finca Can Magadedeu siempre se ha negado á dejar extraer la arena de la misma, no habiéndolo permitido mas que á algunas personas como un favor especial debido á la amistad que á ellas le une. Loque no sabemos es si para negarse Cree cli'cho Umbert; que la arena es un excelente
abono con que puede fertilizar s u huerta, ó si prefiere que el arrendatario pueda ven¬
derla, como lo hace, á razón de dos rea¬ les por carretada.
Y no deja de ser una rareza como otra
cualquiera el que-Las Instituciones tenga escrúpulo en infringir un acuerdo del Ayuntamiento por cuestión de veinte pa¬
sos mas ó menos como puede haber de una á otra ele las mencionadas fincas, y sea tan poco escrupuloso, por otra parte,
que aconseje que debía extraerse la are¬ na de los torrentes aunque se hubiera tenielo que esperar estuvieran secos, lo cual no sucederá hasta el verano próxi¬ mo, siendo así que el acuerdo se tomó en
10 de Noviembre último. ¿O no hubiera sido esto infringir un acuerdo?
Bien, muy bien que nuestro colega ve¬ le por los intereses demuestro desgracia¬ do pueblo: nos complacemos en ello y así
se lo manifestamos en nuestro número
anterior; pero que á ello se vea obligado
porque seamos demasiado complacientes
y sean para nosotros menos importantes los intereses de Sóller que los de ciertos
particulares, es un cargo mas que unimos á los que á continuación de este sigue ha¬ ciéndonos entre preguntas semi-despóti-
cas, y á los que nos había hecho anterior¬
mente, para contestar á todos de una vez;
cargo cuya justicia como la ele los demás
que lleva hechos, es incapaz el colega de
probar.

aquella escuela pública de niñas, que ha¬ cía tinos quince días había llegado cié Buger para encargarse interinamente de
la misma.
A. la edad de 22 años ha bajado al se¬ pulcro la Srita. Mulet, ésto es, en la be¬ llísima primavera de sil vida, y cuando mas podía recrearse contemplando él hermoso color de rosa con que veía pinta¬ do su risueño porvenir.
Nos asociamos al dolor inmenso què
embarga su familia, enviándole desale estas columnas nuestro más sentido pé¬
same.
Aparición de un duende.—No se asus¬
ten nuestros lectores con solo la lec¬
tura del epígrafe, como sé asustaron dias pasados dos tímjeres á las que apareció el fantasma ‘en las inmedia¬ ciones clel camino del Marlará) no hay para tanto. El caso es que uno á quien
tal vez á sus fines no conviene que por
dicho camino transite la gente á ciertas horas de la noche, ha hecho algunas apa¬ riciones envuelto eñ una sábana y dan¬ do saltos ele uno á otro laclo del camino, según acaban ele asegurarnos.
Gomo este acto, aunque mas pacificó que las talas de árboles ele por La Puebla y los petardos de Manacor, denota como aquellos el estado de barbarie clel pueblo en que ocurre, y como, por otro laclo, pueden ser fatales las-consecuencias délos sustos qué tales apariciones’den á perso¬ nas timoratas; de esperar es que nuestra
autoridad local tomando cartas en el asun¬
to, probará al cafre que aparece, que no
le asustan fantasmas.
Otra prueba.—Cuando la prensa local
señala un mal y para él pide el corres¬ pondiente remedio, es porque está con¬ vencida de que el mal no solo existe, si¬ no que puede traer consecuencias que sé debe evitar. Después de haber probado, ciando cuenta de algunas Caídas, la nece¬ sidad de que repiquen las piedras lisas de la acera del Borne, suplicamos se hi¬ ciera esta mejora que tan poco ha de cos¬ tar; pero como se perdió en el espació nuestra voz, nada se ha hecho, y esta se¬
mana otro resbalón ocasionó la caida á
un anciano, quien por fortuna no tuvo mas que una contusión de escasa impor¬ tancia en una pierna.
¿Bastará esta otra prüeba de cuán nenecesaria es la mejora para que se llevé
á cabo?
. Mas viento.—Gomo si no hubiese bas¬
tado el venclabal ele que tienen ya noti¬ cia nuestros lectores, también esta sema¬ na ha sido ventosa, habiendo fténido él disgusto los propietarios ele huertos de ver derribadas por el suelo casi todas las

pocas naranjas que se habían librado la

Exequias fúnebres.—Para conocimien¬ semana anterior clel furioso elemento.

I ""“sección to del público en general hemos de mani¬
festar que mañana, domingo, á las ocho

oficial.

y media de la misma se celebrará en nues¬ tra parroquial un oficio-conventual, que

SESIONES DEL AYUNTAMIENTO

costea la Obrería de Ntra. Sra. del Cár-

men, en sufragio de las aliñas de los náu¬

fragos clel bateo S. Antonio.

i

Ordinaria del ciia 21 del actual
Leída y aprobada el acta de la ante-

Creemos por demás decir qúe el Capi¬ | rior sesión, y después clel despacho orclillero y Obreros esperan de los amigos y I liarlo, acordóse: conocidos de los finados, y en particular i Imponer el recargo clel 50 p§ so-

de9sus compañeros ele profesión, no solo j bre las patentes para la expendición de
que los tendrán presentes en sus oracio¬ aguardiente y demás líquidos espirituo¬

nes, sinó que además se servirán honrar sos, y

con sil asistencia el acto religioso que

Que el domingo próximo se instale

ha de celebrarse mañana.

en la plaza clel Arrabal la venta de gra¬

Enviamos nuestro sentido pésame á las respectivas familias de los marinos, cuya muerte ha venido á testificar la fal¬ ta de noticias durante el mucho tiempo trascurrido desde la salida para este puer¬
to, del de Agde, del mencionado barco.

nos y legumbres.
“sección comercial
MOVIMIENTO DEL PUERTO.
E M B ARO A CIOX.fi S F O NI) BADAS.
Día 19.—De Felanitx en 1 dia huid

Esperanza de 60 ton., pat. Monserrate La escalinata clel Convento.—Sabemos i Frau con 6 mar. y lastre.

que en breve será un hecho el proyecto

Dia 20.—De Barcelona en 1 dia vapor

clel malogrado Jefe de Obras públicas de I Ninyde 126 ton. cap. D. José Escandell

esta provincia D. Emilio Pon, pues á úl¬ ! con 13 mar. 7 pas. y efectos.

timos de la semana anterior vinieron á

EMBARCACIONES DESPACHADAS

esta el que actualmente ocupa dicho car¬
go, D. Ensebio Estacle, con sus ayudan¬ tes Sres. Collado y Vidal, al objeto de proceder á la medición de la escalera de

Dia 17.—Para Ibiza vapor Niny de 126 ton., cap. D. José Escandell con 13 marineros y efectos.
Dia 18.—Para Agele laúd 2.° Re¬

piedra qúe ha de unir la rampa de la plazoleta con la carretera de Palma.
Las obras han sido adjudicadas al

medio de 36 ton., pat. Juan Pons con 6 marineros 1 pas. y naranjas.
Dia 18.—Para Marsella laúd S. Juan

maestro albañil D. Juan Casasnovas,
quien debe tenerlas terminadas antes áe
la semana Santa.

|

ele 38 ton. pat, Antonio Borrás con 5 mr. y naranjas.
Día 18.—Para Lanouvelle laúd Es-

i peranza de 32 ton. pat. Juan Vicens

Defunción.—Víctima de penosa, aun¬ I con 5 mar. y naranjas.

que breve, enfremedael falleció el domin¬ | Día 21.—Para Marsella laúd Interna-
go último en Biniaraix la Señorita doña j cional de 27 ton. pat. Jaime Frau con 5 Francisca Muleí y- Morey, maestra de ¡ marineros y naranjas.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES •?fesde ]~> Octubre de 1888. á 31 Marzo 1889
De Palma á Manacor y La Puebla.—7‘30 mañana, 2 .y 3’15 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 uta, -ñaña y 5 tarde.
De Manacor á La Puebla.—7’30 mañana
y 5 tarde.
De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana
2’30 y -5’10 (mixto) tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana
y 5’10'(mixto) tarde. Tren periódico: dias de mercado en Inca—
De Inca á Palma—1 tarde.

242D5LomuninegsoSÓLLER.

€©lllü.
SALIDAS DE PALMA.
Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Malion, lunes 4- tarde y miércoles 2 tarde, yia Alcudia. Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde, via Alcudia. Para Valencia, juéves 4 tarde.

SECCION RELIGIOSA.
SANTORAL DE LA SEMANA.

29 Viernes.—S. Quintín mr. y S. Bus
tasio ab.—Abstinencia. 30 Sábado—-Stos. Juan Clímaco ab. y
confesor y Pastor ob.

III de Cuaresma.—San¬
tos Agapito y Itómulo.—Anima.
Menguante á 6 h. 29‘ m. en Capricornio.--Vientos fríos del N. O. Nubes. Term. 9o á 13°
gg—La Anunciación de

CULTOS SAGRADOS.
Mañana á las 7 y media durante

Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 Muestra Sra. y Encarnación del Hijo de la celebración del Sto. Sacrificio de

de la mañana y los demás días á las 4.

Dios y S. Dimas el Buen ladrón.

la Alisa se practicará el ejercicio

LLEGADAS Á PALMA.'

B. P. en S. Agustín, Carmen y S. Juan mensual del Apóstol S. Bartolomé.

De Valencia, hiñes 7 mañana. De Malión, lunes 9 mañana via Alcudia y
fuéves 6 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, juéves 11 mañana, via Al¬ cudia y sábado 6 mañana.
Llegadas á Sóller.—Todos los días á las 6

de JDios.
26 Martes.—S. Teodoro ob. y Santa Eugenia vr. y mrs.
27 Miércoles.—S. Juan ermitaño y
San Ruperto ob. 28 Jueves.—S. Sixto III p. y S. Ti¬

Día 25 á la misma hora comu¬
nión general paralas Hijas de Ma¬ ría y al anochecer el ejercicio men¬
sual.

de Ja noche.

moteo.

Sección de Anuncios.

vender una casa
DL LiLkjLcb con una pieza de 'tierra situada en el término de Beyá que contiene olivar, frutales y naranjal con agua suficiente para su regadío, cuya finca denominada Van Cardelt, tiene de
extensión tros, cuartoradas noventa y un
destres..y está situada junto ¿ la carrete¬ ra desde Beyá á- Sóller.
En casa de ©, Pedro' Antonio Coll, herrero, en dicha villa darán informes.
Árboles Frutales.
En el vivero dél honor Antonio Serra
/Font) hay algarrobos, palmeras, limo¬ neros yhaararij'os comunes y mandarines, .para vender: se darán á precios muy -acomodados. Dirigirse al mismo vivero unto á Can Domingo,carretera de Palma.

ZAPATERÍA
DE
Antonio Martínez y Cánaves
Premiado en la Exposición de París de 18785 en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 y en la XII general
cic Burdeos cié 1882.
Se confecciona calzado de todas clases
á la medida para caballeros, señoras y
niños.
Para pies imperfectos y para el co¬
mercio do América.
Materiales de las mejores fábricas tan¬ to nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia y economía.
Calle de Bauzá núm. 13.-SÓLLER.

GAJiS DE HIERRO IHCOMBDSTIBLES
PARA GUARDAR CAUDALES
SISTEMA BAUCHE.
Las mejores arcas de hierro que se conocen son las del sistema BAUCHE de
Reinas.
Aseguradas por su incombustible pueden resistir los más voraces incendios se tiene la seguridad de poder conservar cualquier documento.
2 diplomas de honor, 20 medallas de oro y plata, obtenidas en diferentes ex¬ posiciones y últimamente 2 medallas de oro en la de Amberes de 1885, son la principal recomendación y seguridad en las cajas de esa fabricación.
Básculas portátiles para oso del comercio. Unico representante en las Baleares, LUIS FÀBREGAS-Brossa, 25-.-PALMA
3Ps?.èei©s ile fstfejrlea sin. competencia

BANCO VITALICIO DE CALALUÑA

Obra -escrita y publicada en atenían con el título de

COMPAÑÍA GENERAL DE SEGUROS SOBRE LA VIDA Á PRIMAS FIJAS
domicilio en Barcelona. ANCHA, 64. Delegaciones en toda España

DI 'BALEARE! W. W0RT UNO B1LD GESGMLBERT
Versión castellana -de D. Santiago Palacio vicc-cónsul de España en Berlín, -^corregida, y considerablemente aumentada con anuencia ;y-conforme á las Indica¬
ciones dej ‘autor por
D. FRANCISCO ¡MüEL DE LOS HERREROS Y SCHWAGER
DIEUCÏOR DEL INSTITUTO BALEAR.
Constará esta obra de unos 8 ó 9 tomos de 400 á 500 páginas folio menor, paagarbanzado tipos claros, divididos en cuidemos ele 40 páginas con tres xiVogí-aíias eadá uno, al precio de UNAPESETA. Suscríbese on la Tienda de-artículos de escritorio de-J. Marqués Arbona,

CAPITAL 1 GARAÑTíA. independiente del apiado per los asegurados ,
10.000,000 0E PESETAS
Las familias mediante pequeños ahorros pueden crearse un capital respetable. Por -ejem¬ plo: un padre á la edad de 30 años, pagando 25 duros anuales, lega á su esposa é hijos un capital de 1.000 duros. ¿Quién no puede ahorrar esta pbqueña cantidad?
La prima puede fraccionarse en semestres ó trimestres, lo cual facilita el pago. Cuando se lian pagado ya tres anualidades el seguro no puede caducar. Después de tres años, la Compañía hace préstamos con la garantía de las pólizas en pro¬ porción á su valor actual. Las muchas combinaciones qne tiene establecidas el Vitalicio tanto para caso de muer¬ te como para caso de vida, satisfacen completamente todas las necesidades de las familias,
sean Duales fueren las circunstancias en que se encuentren.

Agente Genera! en las Baleares D. EDUARDO PEREZ del VALLE
Oa.lI© ele San. ISFíogIEs núm. 35-S.’ TEA-miMI-A..

wmmmA wmw-

S© «ü©g©a veiifleF una

der ó alquilar úna porción de tierra pieza de tierra situada en el punto

naranjal, con casa en ella enclavada, denominado Sas Argilas, plantada

noria y estanque situada en el camino de naranjos en buen estado. Tiene

que conduce á Fornalutx frente la de ostensión sobre media cuarterada

SERVICIO QUINCENAL Á VAPOR

canal que conduce al aguaá el Plana y agua de la fuente de s‘ TJyet. ■de Bimbassí, cuya finca tiene una su¬ En esta imprenta informarán.

entre

perficie de 144 destres 50 decímetros

ïïM®a« üélIéF y BaFceftima»

cuadrados, y el derecho de percibir
semanalmente 40 minutos de agua de la fuente de la Mure de JJeu.

Se desea vender una casa de dos pisos y

EL “NINI 53

Para mas informes dirigirse al ho¬ des van, con todas las utilidades necesa¬ nor Juan Colom y Gamundí, colono rias para la familia’, y está situada en

saldrá del puerto de Barcelona para el de Sóller el jueves 28 del actual á las cuatro déla tarde, y de Sóller para Barcelona el martes 2 de Abril
■á la misma hora.
Admite carga y pasajeros, á precios módicos.
Precios del pasaje:

del Predio Can Bleda.

©

Tender

slili Mllar en my fenen ©stottoo

Palma, calle de Deanato, número 9. En esta imprenta darán razón.
Se vende una casa que reúne
buenas condiciones de comodidad;

•En cámara 1P50 pesetas* sobre cubierta 575 pesetas.

Informarán en esta imprenta.

está situada en la calle de San Jai¬
me núm. 12.

Consignatarios En íbiza: Sres, J. é Y. Walíís y Compg En Sóller: D. Juan Marqués Arbona, San Bartolomé núm. 17. En Barcelona: Sres. Casaseca Sala y Compañía, Tras-Palacio—i

Se venden IVAÁL
precios reducidos.
Avistarse con el consignatario en Só¬ ller del vapor «Muy» los que necesiten.

El que desee mas pormenores avístese con D. Jaime Valls, Botiga
Nova. Sóller.
Imp. de J. Marques Arbona.—Sóller.