AÑO III.—NÜM. 130.
AÑO III.—NÜM. 130.

31 DICIEMBRE DE 1887.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá desde 15 Octubre á 31 Mareo de 1S88.
De Palma á Manacor y La Puebla.—7’30 maña¬ na, 2 y 3‘15 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 mañana y 5 tarde.
De Manacor ¿ La Puebla.— 7’30 mañana y 5 tarde.
De La Puebla á Manacor.—7'55 mañana 2’30 y 5’10 (mixto) tarde.
De La Puebla á Palma.—7'55 mañana y 510 (mixto) tarde.
Tren periódico: días de mercado en Inca.—De
Inca á Palma—2 tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Malion, lunes 1 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, juéves 4 tarde.
LLEGADAS A PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Mahon, lúnes 9 mañana vía Alcudia y juéves 9 mañana. De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, juéves 12 mañana, vía Alcudia y sábado 7 mañana. Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4. Llegadas ó Sóller.—Todos los días á las 6 noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

j 1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extrangero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y coniunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

EL CULTIVO DEL OLIVO.

y/) ''> : • h

.*

.

•

Ci' *

. (Continuación,)

Util y provechosa es la cava parcial del olivo y la alberquilla formada á su alrededor para la detención de las aguas de lluvia, pero debe hacerse sin descu¬ brir las raices y á distancia proporcional que facilite el riego á todas las raices y no al tronco solamente. Esta operación, ademas de mullir la tierra, dar paso á la lug y al aire, y promover la circulación de la sávia á beneficio de estos agentes y de la humedad que descompone los abonos de que dispone la planta, contribuye á
la destrucción de muchos insectos gua¬
recidos al pié del olivo para sustraerse á los rigores del invierno y salvar su prole entre las malezas cuando no pudieron ve¬
rificarlo en la escarza del tronco.
El arado y el azadón son los instru-
meuÉn$ mas usados para los labores del olivo en toda la isla, según las circunstan¬ cias y necesidades del cultivador y del terreno: la preferencia la merece el últi¬
mo, porque profundiza y voltea mejor la

tierra, aunque suele echarse mano del
primero, porque hace más labor y mas
barata, corrigiendo sus faltas y defectos
después con el azadón por medio de mu¬ jeres y muchachos, rara vez con hombres,
que no siempre dejan la planta tan favo¬
recida como deberían. Cuando el uso de
arar con bueyes allá en los siglos XIV y XV era tan general en nuestro pueblo, estas labores serian muy imperfectas y en nada se distinguirían de las que aca¬ bamos de bosquejar, no porque la labor del buey sea (Je sí imperfecta, sino por la lentitud de su paso y dificultad de soste¬ nerse en terrenos pendientes como los
nuestros; pero ahora llevamos ya mucha ventaja al resto de la isla, porque la es¬ cabrosidad de los terrenos, la gran divi¬ sión de propiedad, la falta desganados destinados á la labranza desde que se in¬ trodujo el cultivo del naranjo, el mayor número de brazos y sobre todo la afición á las buenas labores, obligan á escoger el azadón, en cuyo manejo no hay que dar lección á nuestros campesinos, de donde resulta que nuestros olivares dejan poco que desear en esta materia.

Otra práctica no menos diferente que desastrosa suele acompañar á las labo¬
res de tierras destinadas al cultivo del
olivo, que afortunadamente ha desapare¬ cido de entre nosotros y debería desapa¬ recer del todo en los demas pueblos, por¬ que indica el abandono de los propie¬ tarios en el cultivo y espolie á los olivos á muchos peligros: es el rozar con fuego. Esta práctica merecia la indulgencia en los tiempos que la falta de brazos cano¬ nizó las huelgas y los barbechos de los
que era consecuencia legítima, aunque fatal por los daños que ocasionaban los incendios involuntariamente propagados al olivo, á pesar de las precauciones to¬ madas y prescritas por la ley. Esta prác¬ tica podia tolerarse cuando los propieta¬ rios tenían mas cuenta y cuidado de los pastos que de los árboles por el lucro que les reportaba el ganado lanar sin mas gas¬ to que el de la compra y manutención de un esclavo (1); pero en el dia es insoste-
(1) El valor de un esclavo en 1378 variaba de 25 á 60 libras mallorquínas según la edad y cualidades físicas y morales que tenía. A 14 abril del mismo año, de orden de los jurados de Mallorca, se publicó un bando que prevenía á los propietarios denunciasen el número y nombre de to-

FOL·LETIIÍ.
EL CALDERERO.
(Con.clu.si0n.)
Esta virtuosa resignación debe exitar nues¬ tra admiración, y dar á nuestra compasión más viveza y actividad. En fin es también muy na¬ tural compadecernos vivamente de los males que nosotros toleraríamos con facilidad. Este sentimiento, que tiene algo de sublime, es co¬ mún á todos los pechos nobles, y vemos todos los días mil pruebas convincentes. Yo, por ejemplo, me veo sangrar, y me tengo yo misma la luz, lo que es muy natural, y no puedo sin algun sentimiento ver sangrar á otro. He vis¬ to á tu padre romperse un brazo, y hacérselo curar sin quejarse; y le he visto casi desmayado el día que le sucedió la misma desgracia á Cristóbal el ayuda de cámara de tu tio.
—Bien comprendo eso, dijo César; yo caigo, me hiero y me corto sin afligirme: y no puedo ver correr la (sangre de otro cualquiera sin
sentir un dolor verdadero.
—Bien ves, pues, que no es siempre natural preferirnos á los demás, y que el hombre cons¬

tantemente personal; esto es que refiere todo á
sí, y que nada le mueve sino lo que directa¬ mente le toca, solo puede ser un vil y corrom¬ pido.
Con esta conversación llegaron á una pra¬ dera cubierta de nieve, que atravesaba un arro¬ yo helado sobre el cual César dió algunas es¬ curridas; después empezó á correr hacia un bosquecito que estaba á un lado de la pradera, se mete en él, y su madre le pierde de vista. Al cabo de un instante vió que saliendo del bosque gritaba con toda su fuerza corriendo hácia ella: ¡ah venga Vd., venga Vd. por Dios aprisa, puede ser que no estén muertos!..
—¿Qué quieres decir? ¿qué es lo que has
visto?
—¡Dios mió, qué desgracia! Dos pobres mu¬ chachos que el frió ha penetrado, y que están
allí sobre la nieve.
Oyendo esto la marquesa apresuró el paso. César penetrado de dolor y de compasión la guió cerca de unas zarzas, donde vieron los dos niños echados de modo que no podían ver¬ les las caras. La marquesa de Clemira se acer¬ ca y repara que el mayor de los dos muchachos está en camisa, y echado sobre el otro. ¡Oh, cielos! esclamó, sin duda son dos hermanos, y el más grandecito ha tenido la generosidad de

despojarse de sus vestidos para abrigar á su hermanito. ¡Oh generoso niño!... si Dios quiere que no hayamos llegado tarde!... Diciendo esto se adelanta, y manda á sus criados que (metan en el coche á los dos niños. Al punto mismo César se quita su frac, y abriga con él al que
estaba desnudo. Entonces Morel, el lacayo de César, levanta al primero diciendo: muy tieso
está, me parece que ya está muerto. Al hacer este movimiento descubre el [rostro del mucha¬ cho. César le mira, y esclama llorando: ¡Dios mió! Es nuestro Agustinico, y Nicolasico su
hermano. Este incidente acrecentó también la
caridad y ternura de su madre: mezcló sus lá¬
grimas con las de César. Su corazón se despe¬
dazaba al ver la muerte retratada sobre la cara
del generoso Agustín, y sobre todo repre¬ sentando la desesperación que con su pérdida sentiría la desgaciada madre de este precioso niño. Entre tanto Morel y otro lacayo tenía
cada uno el suyo en los brazos; asegurando'que estaban muertos. No importa, les dijo su ama, ponedlos en .mi coche: sube con ellos, Morel, procura calentarlos poco á poco, y llévalos á casa lo más pronto que puedas. Tu compañero
se quedará con nosotros, y nos volveremos á pié. En efecto, obedeciendo Morel prontamente á su ama, se metió en el coche con los dos mu-

SÓLLER.

3

nible bajo ningún concepto, ni aun baré., .asistentes á dicha función religiosa,, una •el de abono, porque; las cenizas quq res;, buena parte de los, cuales-suele ser siem¬ sultán están muy lejos de compensar y de¬ pre escogklcL

el caudal de agua que llevan lqs torren¬ tes qup cruzan el valle.

volver al suelo las sustancias esquilnia-

Mucho influyó iiidudablemente la pre¬

das por las plantas que se queman. Está sencia de la Guardia civil, asi es que no

práctica en fin, á juzgar por el número, "podemos menos,que aplaudir humedida.

Prometimos á nuestros lectores en el
anterior número, enterarles hoy de los

de autorizaciones que á últimos del. siglo

desperfectos qne hubiesen ocasionado las

XIY concedia el Baile de Sóller á nues¬
tros propietarios para meter fuego á los rastrojos, garrigas y olivares (1), sola¬

Sal
À

v
las

dos

¡r
dé

la

» jíWKgj
tarde del domingo

jffeó.-

torrenciales lluvias de la semana pasada, -y en cumplimiento déla promesa podemos

xinío pasado, un repiqué general de cam¬ ¿decirles que afortunadamente no tenemos

mente"'confirma la triste verdad de íá de panas ncríúnúñ chique ocho dias después noticia de destrozos en el arbolado ni de

cadencia de la agricultura em Máallporca ! P sea el . de manama, oqtebrará eb mundo ^esmqrQñaniientos en los muros de sos¬

en aquellos tiempos, en. que la-ganadería, la industria y el comercio quisieron vivir á sus espensas, sin advertir que divorcia¬ dos’de ella pronto darían con una muerte vergonzosa, que aceleró la afición demues¬ tres campesinos al estruendo de las armas.
■ *11í':‘;(b 80tíi):iloefa Baañtain^.BStfK)
(Se mfrtmwirá.)
)l)
CRÓMICA LOCA
Empezamos la presente Crónica supli¬

ten ele,, torrentes, y .caminos, ,L que tan

la primera misa de S. S. el Papa León XIII. espuestos estamqs; desden que, en Octubre

A juzgar por los preparativos que he¬ , de. 1,88r5, quedaron llenos de piedras y

mos visto hacer no será Sóller el último arena los cauces de aquellos. Hubo mu¬

de los pueblos en manifestar su firme ad¬ cha agua encharcada en toda la huerta

hesión al venerable anciano que gobierna baja, que, por taita de salida, encharca¬

hoy la Iglesia, con motivo de sus Bodas da cqntinua todavía en diferentes huertos.

de',Oró,"V«el
serah y itídj;!
pueol^ en las
será la mejor

aspecto que presentará el
8sea oo,aft lOimaeq ¿cn&nncf
nq^tes de mot yfde mananaj
prueba del regocijo que es-

Males son estos que no tienen otro re¬ medio que vaciar los cauces, y esto es
poco menos q^ifrWpbéihié ?para nuestro

perimenta cor tan fausto acontecimiento. {aoidífíQA noo xov rstm .Horlmacmn ? 80t¡9{
■rerei «cí «Jríftf?pff^fg3fnnqií«*bi Ofi mq>

Municipio, cuyas arcas están,.sino vacias, no todo lo repletas que debieran para llevar á cabo tan trascendental mejora.

cando á todos aquellos de nuéstros alió- ¡ dflcMiípaM' úüéj #¡P oMd^fl^á'áiáiíé,séífi^MP

nados que tengan'cuentas [pendientes íen to' esplín qúe los tíenb ènòerrados cu sué

esta: AdHimistracnóny ¡set sirvan' saldarlas! | casas, haciéndolos insociables, improvi¬
durante la primera ^uiniena del próximo | saron Oh la ñoéhe úlel lúnYs tiña modesta ‘

Eneró; >../■■reí v rc^Íoííí! huí Gré': dhmfsión,:qñé empezó pófl velada músicál

J mi í ■. Mítr -■ ,

*7,;í<)<>

■;, ■.j¡ j y -terminó por baile de confianza, ■ fifi el

Pocas veces habíamos visto tan concu¬ qne, á manera de píáréntésis, bailó los bo¬

Odii el phhsen'te número repartimos el

calendario regaló fié fin fie año á nuestros

abonados de este pueblo, de la provincia

y de la península, y con el número próxi¬

mo lo enviaremos á los que residen en

Francifity%S

oiortaíiofi h

rrí do él templo como lo estuvo en la no- ! léaos

«oüotíoi m óaipn Si alguno dejare de recibirlo' sífiváse

che «leí 'sábado último al cantarse maiti- | Para algo' * tiene ' diclíá Sociedad él sái- dar ;á¥I^5;!!á:idst#,Amá¡imstración.'

!

nes de Navidad y en particular la misa : loii-téatbóriy ese algo no ha de feeifiií po¬

j -mrg aoiooaxii sodoifííí afr norruntíreb aí

—F-CósVao—r

r

-del-Gallopocas veces habíamos podido - ner paja, por ejemplo .'iAh

•Uj OVUO íob oíq líí ÏODLúQ'l

observar tanto orden y compostura en los !

: vÚqO'tq yI»

i.Nuestro. particular amigd jy colabora¬

i

üí yj|i> ob^íf ÍSSfTOTO M i)l .« ZúhMUÏàòh dor á este periódico D. Juan B. Enseñat

dos Sus Cautivos tajo Ía'-pétía 'dt veinte stieMós‘por1 cada i Durante ,1a presente se mana lia llovido

uno que ocultasen, resaltando que en-nijeslro;puel)lo se pre¬ sentaron 42 .propietarios y juntos 'denunciaron tener un per¬

de- nuevoíy.ha-nevado ademásl; de modo:

sonal de 77 esclavos en su mayor paite sardosalé'nación.: - : i que el blanco sudario que cubre nuestros

prolongado (1.) En libros de letras de la Córte lieal de Sóller co-
rrespondientes ataño 1399 hallamos continuadas 44 de es-

I

montes se ha?

eii vez de .ras¬

autorizaciones, é diferentes propietarios - con la ¡obliga¬ ción ñq.iwisar á los vecinos colindantes y de pagar los per¬ juicios que les irrogaran cbn la propagación del fuego si¬ niestro que más. de lina, vez dió lugar á pleitos y disgustos al tratar,de la indemnización.

garse!; -oí*

soaLoíff! n ííobooi

Hé aquí la causa del frió que se deja

sentir y de que haya disminuido apenas

llegó á esta el sábado do la próxima pa¬ sada semana al objeto de pasar al lado
de su familia las. Pascuas de Xavidad,4i:
Xos alegramos de; ¡a visila de nuestro
amigo tanto como sentimos le obliguen sus muchas ocupaciones en Barcelona á sepa¬ rarse de nuevo de nosotros después de

chachos,-y al panto marchó Al caba-de al-gu- ¡ salido á las, ocho de la mañana de su (asa para nos minutos madama: de Clemira y César per- fj recoger ramas en el monte, però q.tie se habían dieron al coche de vista. Apresuraron el paso | alejado algor-más de lo que acostumbraban;- que todo lo posible, y entraron en la alameda de la á las nueve y media viendo que no volvían, ha¬ quinta sumamente cansados, y sobre todo im¬ bía enviado,á buscarlos, á su marido, y que este, pacientes por saber de Agustín y de su herma- i equivocado por las pisadas de htros muchachos, nito; En fin á la mitad de la alameda vio la I había ido por otro sendero distinto del que iba

ra tapar ;í Colás, que abriendo en este instan¬
te los ojos fijóla vista en él que como que
tuviese una especie ,de sueño y,, ya casi no sen¬ tía nada, ca^èndó sobré Oolá'S. :
No bien había acabado su relación Agustín, cuando César levantándose se arrojó á él y le
abrazó. Mucho entrañó Agustín esta demostra¬

marquesa venir á Mr, Fremont '.y á sus dos ! al sitió donde habían encontrado- á sus dos ción, porque creyendo que. lo que había heeho

hijas, las que luego,.que pudo oirlas gritaren hijos.

era muy natural y regular, no comprendía de

que Agustín y Colás vivían... Al oir esta no¬ • ‘Agustín, sentado^ entre si¥-madre y su íher--^
ticia lloró César de alegría, y corrió á abrazar >1 mánito, fue todo el asunto de la velada. Refirió'

á sus hermanitas. Entraron todos con prisa en la casa, y la [marquesa acompañada de sus hi-

; ;

del modo más ingenuo é interesante: « Que CóJ,? lás en vez de'recoger ramas se había querido

jos . se eneaminó al cuarto en donde estaban j sentar, y1 que de allí á poco le penetró el frió

qué se admiraban. De allitjá

su madre le

llevó á acostarse, y luego que se fue.dijo la

marquesa de Clemira: este suceso, hijo mió,

esta acción heroica de .una criatura es la mayor

prueba de lo que te decía ayer, que no es tan

Agustín -y Colás. Los encontró algo animados, ( tanto que le privó el sentido: dijo que entonces

pero aún no habían recobrado el habla. Hizo había procurado, pero en vano, volverlo á ca¬

que fuesen á llamar á?su madre- la que llegó á lentar con el aliento, y frotándole=ícon • las ma¬

tiempo que Nicolasito empezaba á abrir los i nos; en fin viéndole amoratado y sin movimien¬

ojos y á pronunciar algunas palabras. Al cabo de una hora empezó Agustín ,á querer hablar,

-|
;|

to empezó á dar gritos, llamando repetidas -ve-. ces á sus^padres, y que no respondiéndole nadie

natural como se piensa, comunmente el prefe¬ rirnos á los demás. Agustín se despoja de toda su ropa, porque siente menos el frío que padece que el que vé padecer á su hermano... ¡,0h que admirable sentimiento es el de' la compasión
puesto que es origen de semejantes virtudes;

conoció á su madre, y balbuceando llamó á su echó á llorar; que sus lágrimas caían sobre, el lejos de apocar el ánimo le eleva, hace olvidar

liermanito. En fin aquella noche llegó un,médi- j rostro de Colás y.Jée helaban al instante, lo que

co que se había enviado á llamar, el que dijo que .aunque los niños estaban de bastante cui¬ dad o, los creía no obstante fuera de peligro. Magdalena se consoló algun tanto con esto, y

le hizo llorar mucho más; que sih embargo, no
desanimándose, procuró levantar, á Colas y lle¬ várselo á cuestáss pero que ya entumecido, por el frió no pudo y cayó á su lado; que en tai-

los peligros y despreciar la muerte y el dolor!...
Nunca,;pues, te resistas á tan dulce sentimien¬
to y consorva cuidadosamente esta compasión
activa y tierna, propia ctel corazón humano y que sólo corrompiéndose la pierde.

preguntándola la marquesa la causa de aquél i apuro, por último recurso; se quitó el vestido,'

triste suceso, la refirió que sus dos hijos habían después la chupa,.y después todo lo demás pa¬

re-

i L - FIN.. - - '

2

SÓLLER.

tan corta permanencia, pues debe poner¬ sus notas que forman un tomo regular. Por f pedirse un número-prospecto á la admi¬ se nuevamente en camino el mártes pró¬ ellas pude convencerme, entre otras cuestiones: nistración de La Ultima iííoúa-Serrano-

ximo.

queda clasificación que se ha hécho hasta el ^í3-M.adrid.
'dialdélos terrenos cuaternarios, no es la más

La cloaca de la calle de Batach á su

unión con la delP. Barí, atascada: dlsde hace bastante tiempo, se recompone y limpia actualmente, por cuya razón no
pueden transitar por dichas calles los ca-

“VlMhOríwr *>tPo oí»
' Mejora era esta suihaménte

,rírm<
necesaria,

según tuvimos ocasión de indicar en nues¬ tro número anterior, ál dar cuenta de la

manera como recoge el agua en dias de lluvia la calle de Moragues. Si el Ayun¬

tamiento, al acordar hacer la mejora en cuestión’ obró guiado por nuestras indi¬ caciones, le damos las gracias, y si obró movido por las quejas de aquellos vecinos después de convencido de la necesidad y por consiguiente dé la justicia1 de las mis¬ mas,’ aplaudimos la resolución.
ETljTHOü

científica: que la' formación làciïsfréTnó"sé halla •circunscrita únicamente á Sineu y sus alrede¬ dores, sino que ocupó una zona vastísima, dis¬ locada por sucesivos levantamientos: y que mudios terrenos clasificados como transitorios, no
lo son en el sen tido nú en la denominación que
se les ha dado; y con efecto: el fácies de nues¬ tros terrenos, cuando faltan los fósiles carac¬
terísticos, es muy engañador, y de esto se ha podido convencer nuestro huésped en los anᬠlisis practicados popel mismo en el laboratorio de Geología de la Sorbona, al cual se halla agregado.
Preguntándole si nos daría un mapa geoló¬
gico de Mallorca,’ me contestó.—«Esto sería
aumentar los errores en que abundan los ma¬ pas actuales: mientras no se disponga de un mapa topográfico, de cuya formación sólo pue¬ de encargarse la oficialidad militar, como se

SESIONES DEL AYUNTAMIENTO.

Sesión del día 24 del actual.

Se ocupó solamente del despacho ordinario.

•

■

f* Sesión del día 29.

Después de aprobada el acta de la anterior y del despacho ordinario, acordóse:
Que se repare el empedrado de la acera de la plaéa en la parte que comprende la carnice¬ ría por ser intransitable en días de llúvia.
Que se haga, por subasta pública, la nume¬ ración de lps edificios, existentes en el casco de la población, en el del arrabal de la Alquería del Conde, en el de la aldea de Biniaraix y en
el del caserío del Puerto. Para formar las con¬
diciones á que se ha de sujetar el coutratista del citado trabajo se nombró una comisión

Los aficionados que han de represen¬

hace en
trabajos.

Erap,cia,,,rio(,.hayrqu|;.p,e4is;ar,eq;es^qs;
En Francia disponemos de verdade¬

j
[

compuesta de los Sres. .Arbona (D. Miguel), Enseñat (D.' Antonio[ y Forteza (D. José), y

tar en la plaza ele Deyá la Adoració clds ros mapas topográficos y podemos formar el

Que se imponga la multa de 5 pesetas á los

Beys, el próximo viérnes, según dijimos en nuestro penúltimo número, siguen firmes en su propósito ó invitan al públi¬
co para que asista á dicha representación. Si el dia se presenta como la mañana
de ayer, es muy probable que el piiblieo corresponda á la invitación.

geológico, porque todos los años se publican los | dueños de los establecimientos de venta que se

nuevos trabajos que se dan á bajo precio.»

I encontraron faltos de pesos del sistema métr'i-

Lo mismo podría acontecer en España.

j co ,decimal al tener lugar la inspección que, re-

Ultimamente: Al suplicarle que se dignase I ferente al particular, se verificó por la comi-

dotará Mallorca de una colección de fósiles, ¡ sión de Policía, Siempre que durante el plazo parà ‘facilitar el estudio de la ciencia geológica dé ocho días no los1 hayan adquirido:

á nuestra juventud, me contestó: cumpliré los,

C>

. •..f:

deseos de Y. y se la rég'alaré para que le dé el

SECCION

Anteayery áb subiPVtóí puerto un ca¬
rretón de recreo, volcó en las inmedia¬ ciones de Can Deyá.
No hubo desgracia alguna personal.

destino que bien le parezca.
Mi amigo ha empezado, á ciimpfir la prome^
sa; pues, ántes dé''partirme fémitio dtfs cajo¬
nes que contenían un número considerable de
fósiles muy bien clasificados, con- los cuales
voy enriqueciendo mi colección que á su tiempo

$ I. jf

'TTTS'W'

$&

Marsella 8 div. . ... 4‘97

M . \\ 1/ í nk l|> r| y I |

f

M, I

Cet’te

« .- :

*AÚh9-7417,

En la noche de hoy debe efectuarse en pienso regalar aí Seminarió Çonciliàf.»

Demás plazas francesas .

4‘99

toda España el censo de su población.

Es este un trabajo delicado y de suma

trascendencia, puesto que ha de servir á

la Administración para sentar sobre sóli¬

dos cimientos todos sus cálculos y opera¬

ciones. i

r-'-Ah -A : ■ ■ •

Importa, pues, que se lleve á cabo con
la mayor precisión y legalidad, y esto es¬
tá en nosotros todos.

Respondamos. al llamamiento unánime

Al anochecer de ayer falleció en el convento de Hijas de la Caridad de esta villa, la jóven, amable y virtuosa Her¬ mana Sor Pilar, de cuya enfermedad te¬ nían ya noticia nuestros lectores.
, A las cuatro de ésta tarde se rezará en
el Convento un rosariy en sufragio do su alma y acto seguido será conducido con
toda solemnidad el cadáver á su última

de nuestras Autoridades y hagamos un : morada.

pequeño sacrificio ipás en pró de nuestra
1 i trmrrrnr t tr » i

Nos unimos ai dolor que embarga á

n i yo IJ U 1 I Ki Hi

su familia y, al rogar al cielo por la fina¬

V- ——

da, enviamos á aquella sentido pésame.

SECCION OFICIAL

ADMINISTRACION DE CONSUMOS.

T}’;L ',

*• 9 y j y*

Segundo trimestre. :

'

•

<

■. (>*■'

Pesetas.

Suma anterior . . . .
Recaudado del 24- al 30 del ac¬
tual, ambos inclusive.
En el.Fielato Central. . . . En el id. del Pont d‘ en Valls . En el id. del Puerto j . , . . .

26.232 91
1.67 7‘71
866Í89
.
134‘09

De una. carta qué nos escribe nuestro apreciable amigo y colaborador á este Semanario, I). José Bullan Pbro., corta¬ mos lo siguiente, por. considerarlo de in¬ terés para la ciencia geológica.
«Mr. Nolan ha regresado yá a París. Creo
que marcha muy satisfecho de su segundo via¬ je á estas islas; y nos cmsta que ha recogido numerosos datos referentes al difícil proble-"a
de la formación geológica de nuestro dislocado
suelo, ¡y
Como su amabilidad y modestia compiten con su vasta sabiduría en el ramo, de su profe¬
sión, tuve él gusto de poder hojear algunas de

Vá á publicarse en Madrid con el títu¬
lo de La Ultima Moda una revista sema¬
nal que además de [informar á las seño¬
ras de las novedades de la moda por me¬
dio de numerosos grabados y descripcio¬ nes detalladas, se propone tratar en for¬
ma amena los "asuntos Sociales y econó¬
micos que más interesan á la mujer. Será el más barato de cuantos se publi¬ can, puesto que siendo semanal solo cos¬ tará 3 pías, el trimestre y dará por sor¬
teos basados en el nuevo sistema de
irradiación importantes regalos. Puede

Suma. ......

.,

.

28.91P60

Sóller 31 de Diciembre de 1887.—El Admi¬

nistrador, Francisco Sánchez.

MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS. Varones :2.—Hembras 1.—Total 3.
DEFUNCIONES,
Dia 21.—Falleció Pedro Juan Frontera y Miró
dé (3ü años de edad.

4

SÓLLER.

secciLÓ1[1 Cle Ai111ELCÍios.

GJOUElIBAMOS AlUBICANOS ]FAJ1A lili.

Los hay de todos tamaños y precios en la imprenta de este periódico.

Las Baleares

Obra escrita y publicada en aleman con el título de

DIE BALEAREN IN WORT UND BILD GESCHILDERT

Versión castellana de D. Santiago Palacio vice-cónsul de España en Berlín, corregida y considerablemente aumentada con anuencia y conforme á las indicaciones del autor por
0. FRANCISCO MANUEL DE LOS HERREROS Y SCHWAGER

DIRECTOR DEL INSTITUTO BALEAR.

>

Constará esta obra de unos 8 ó 9 tomos de 400 á 500 págiiias folio menor, papel agarban¬ zado y tipos claros, divididos en cuadernos de 40 páginas con tres xilografías cada uno, al pre¬
cio de UNA PESETA.
Suscríbese en la Tienda de artículos de escritorio de J. Marqués Arbona.

Rubert hermanos,
Consignatarios de buques, comisionistas y ne¬
gociantes de calzado al por mayor.
SAiV JIJAST DE PUEBTO-SICO.

AGENCIA DE ADUANAS.
TRASPORTE DE MERCANCIAS A DOMICILIO
pan Barcelona, Aladrid y demás principales plazas de España j Extranjero.
DESPACHO DE BUQUES Ï MERCANCÍAS.
CORTjÉS HERMANOS
90, Marina, 60.
PALMA.
La Escuela Popular
Ó SEA
MÉTODO RAZONADO
PARA LA AMPLIACIÓN DE LA PRIMERA ENSEÑANZA Y PREPARACIÓN PARA EL INGRESO Á LA SEGUNDA
D. FRANCISCO SALT0R Y MONTAGUT.
Véndese en la tienda de artículos de escri¬
torio de J. Marqués Arbona
San Bartolomé, 17-SÓLLER.

LA CONFIANZA
Pastelería j Pata de Joaquín Borras
CALLE LE LA LUNA.
En atención | la proximidad de las Pascuas
de Navidad, se encontrará en este estableci¬ miento, además de la gran variedad de paste¬ les, dulces, licores y vinos de costumbre, abun¬ dante y variado surtido de turrones, incluso
el renombrado legítimo de Jijona; igualmente se ha recibido un completo surtido de vinos de mesa del país y extrangeros, dulces y secos, de Málaga y Jerez, los acreditados y conocidos
de la Baronía de Bañalbufar del Excmo. Se¬
ñor General Cotoner incluso su malvasia, albaflor y moscatel superior, que tanto se espende en botellas como á litros, y por último, no perdonando medios el dueño del estableci¬ miento ofrece de nuevo al público y en parti¬ cular á sus numerosos parroquianos, el tan acreditado y garantido vermouth de Torino, premiado en las exposiciones de Ñapóles, Mi¬ lán, Roma, Torino, Verona, etc. etc.
Precio» económico».
A los que tengan car-
ga en un punto, ya sea inmediato ya lejano de la población, y deseen trasladarla, podrán pa¬ sar por la imprenta de este periódico y les da¬ rán informes de la persona que, con su mulo, prestará el servicio á precios reducidos.

ALMACEN DE PAPEL
OBJETOS DE ESCRITORIO
FABRICACIÓN DE UBRITOS PARA FUMAR
MARCAS:
Nuestra Señora de Lluch, Amor, Bandera Mallorquina,
Clavel Español, y otras de las más acreditadas
CERILLAS V FÓSFOROS eu «.-ajita» y A granel.-Cajitas Area de Noé, ¡5 céntimos
de peseta! Al usar una de ellas no se comprardn
de otras.
DEPÓSITO DE O.A.R.TONES estraza, paja, y madera
PAPELES DE TODAS CLASES
LA CUESTIÓN DE LOS SIETE Rompe-cabezas chino con más de mil soluciones.
Precio lio céntimos de peseta!
CASA FUNDADA EN 1850.
HUIDA DE FRANCISCO PLANEL1S É HIJO
Sindicato, 59.-Aceite, 1 PALMA#
Tanto se vende como
se arrienda, medio cuartode hora de agua de la fuente de S‘ Olla y pago del Puig den Ramis; en esta imprenta darán razón.

VENTA.
Se vende una casa de campo muy capaz
con bajos, entresuelo y piso superior, carrera al frente y huertecito contiguo, con naranjos y otros frutales y derecho de agua, situada en el término de la villa de Sóller, inmediata al lugar de Biniaraix, conocida por Can Botana.
Y un olivar con tres bancales llamado Se.
Olivaret de las Moneadas, en el mismo término
de Sóller. Darán razón en Palma calle de San Elias
núm. 14 piso 2.° izquierda, y en Sóller D. Ge¬ rónimo Estades ó Buenaventura Coll carpinte¬ ro frente la iglesia de Biniaraix.
GRAN LIBRERIA RE LANCE
DE LUIS FÀBREGAS
Brossa núm. 25.-Palma.
Esta acreditada casa proporciona toda cla¬ se de obras, incluso las últimas ediciones de lujo, con nn 20, 30, 40 y hasta 50 p.0 de re¬
baja. Las obras existentes en la casa se venden á
plazos ó al contado con grande rebaja de pre¬
cios.
Se compran libros y bibliotecas de todas clases, sea cual fuere su importancia.
Brossa, 24,-Espina á la calle de Quint.-PALMA.
SÓLLER,-Imprenta de Juan Marqués.