AÑO III.—NÚM. 128.
AÑO III.—NÚM. 128.

17 DICIEMBRE DE 1887.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá desde 15 Octubre á 31 Mareo de 1SS8.
De Palma áManacor y La Puebla.— 7’30 maña¬ na, 2 y 3‘15 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7'30 mañana y 5 tarde.
De Manacor á La Puebla.— 7’30 mañana y 5 tarde.
De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana 2’30 y b’10 (mixto) tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana y 5’10 (mixto) tarde.
Tren periódico: días de mercado en Inca—De
Inca á Palma—2 tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana. Para Mahon, lúnes 4 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, mártcs 4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, jueves 4 tarde. LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lúnes 7 mañana. De Mahon, lúnes 9 mañana vía Alcudia y jueves
9 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, juéves 12 mañana, vía Alcudia y sábado 7 mañana.
Salidas de Sóller—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.
Llegadas á Sóller.—Todos los días á las G noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

| 1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

EL CULTIVO DEL OLIVO.

Como el olivo no profundiza mucho sus j olivo es la poda, operación muy delicada,

i raices y las estiende á ñor de tierra, no y que desgraciadamente se confia las mas

(Continuación.)

debe sembrarse á mucha profundidad; si veces á manos inespertas, que, sin mas procede de almáciga un decímetro y me- I norte ni conocimiento que el de aclarar

TRASPLANTACIÓN.

: dio de tierra basta para cubrir su pié, 1 las ramas, cortan al acaso sin distinción
j bien que en esto el tino y la prudencia ¡ de buenas ó malas causando á la planta

Abiertos los hoyos con anticipación | darán la verdadera medida.

daños incalculables á espensas del fruto,

según la forma ya indicada, y á once ó

Cuando la planta se haya trasportado i de la copa ó de toda la economía vegetal,

doce metros de distancia uno de otro, pa¬ | de largas distancias y no lleva cepellón, cuyas pérdidas, si logran reponerse, siem¬

ra facilitar la ventilación é impedir que en cuyo caso las raices vienen con la epi¬ pre serán fatales. El antiguo refrán, tan

la sombra de uno incomode al otro, se dermis algo seca, será bueno remojarlas absurdo como arraigado entre los labra¬

procede á la trasplantación durante los con agua templada en que se haya diluido i dores, que dice: al olivo y la encina, la la¬

meses de marzo y abril, en cuya época estiércol antes de ponerla en el hoyo. So- j bor debajo y el hacha encima, puede haber

deben practicarse también las operacio¬ bre todo deben precaverse las mordedu- | dado márgen á prácticas que deben des¬

nes de la siembra de asiento, sea cual ras del ganado durante su arraigo por- | terrarse, cuando la ciencia y la esperien-

fuere el sistema de propagación que se que le son fatales.

cia demuestran lo contrario, porque la

adopte de los indicados. Las distancias El trasplante del olivo lleva consigo poda no tiene mas objete que desemba¬

mencionadas se refieren á terrenos llanos, i muchas ventajas y utilidades que no ne- j razar al árbol de las ramas innecesarias,

que en los pendientes ó de bancales como i cesitamos enumerar por sabidas, pero la j impertinentes y perjudiciales para la vida
lo son casi todos los de nuestra comarca, i mas principal y que merece ser estudiada ! y activa circulación de la savia, causa

podrán ser menores según la mayor ó es la de vejetar con mas brío y producir i primordial del fruto y único fin del cul¬

menor elevación de las hormas y cualida-r | mas fruto, según tenemos observado y tivo; pero no se olvide que el olivo fruc¬

des del suelo que ocuparen. Al rellenar nos han asegurado personas muy prácti¬ tifica por las ramas nuevas á proporción

los hoyos deben mezclarse algunos abo¬ cas y esperimentadas.

de la sávia que le alimenta, y que si esta

nos con la tierra y socorrer la planta con el riego durante su arraigo: después no

PODA.

es escesiva se arrebata y aborta las flores. Según este principio, una buena poda

le urge.

El complemento de la educación del corta las ramas escarzosas, las que cesa¬

^Ol^LSTIBT.

En el tiempo que tardaron en llegar á 'ella | se había ocultado detrás de su ama, se aver¬
madama de Y aronne informó á Ambrosio de la gonzó mucho mas; se retiró algunos pasos atrás,

EL CALDERERO.

visita que le había hecho la dama incógnita. enteramente cortado, quitándose el gorro, y

Ambrosio la escuchaba con una alegría mez¬ apesar del esceso de su alegría, esperimentaba

(Continuación.)

clada de temor y dudas. Apenas se atrevía á mucho rubor al oirse alabar de este modo. Sen¬ creer cierta una dicha tan extraordinaria como tía bastante además estar delante de aquella

Disfrutaba en toda su pureza de la dicha impensada. En fin vé que el coche se para á la señora la primera vez que le había visto, sin

mayo r y más bien fundada que causa el agra¬ puerta de una casa muy decente en el bosque i peluca, con su delantal de cuero, y vestido puer¬

decimiento en las almas generosas y sensibles. de San Germán, madama de Yaronne y Am- i co, por lo que hubiera deseado tener el de los

—¡Oh Ambrosio mió! esclamó como fuera de brosio se apean, entran en una sala, en la que j dias de fiesta...

sí. Yen, sígueme.... ven.... deja ese trabajo que encuentran á la dama incógnita que los espe- j La dama se acercó á él. No huya Ymd. Am¬

no volverás á tomar; tu suerte se ha mudado... | raba; esta se adelanta á recibir á madama de brosio: le dijo, no huya Ymd., y permítame que

Yen, pues, no tardes.

j Yaronne, y presentándola un papel: esto es, se- j le mire un instante.

En vano Ambrosio sorprendido pregunta ñora la dijo, lo que el rey se ha dignado man¬

—Pero válgame Dios, señora dijo Ambrosio

que es aquello; en vano quiere á lo menos que darme entregue á Ymd.; es la orden de una bajando la cabeza y dando vueltas á su gorro,

le dé tiempo para ponerse su vestido de día de ; pensión de diez mil libras, y además le concede 1 yo no he hecho nada que no sea muy regular,

fiesta.

á Ymd. la facultad de asegurar la mitad de y me parece no hay en todo ello de que admi¬

No estaba madama de Yaronne en estado de ella á la persona que Ymd. quiera.

escucharle ni de responderle. Le agarra de un

—¡Ah que benéfica bondad! esclamó madama

brazo; le arrastra, sale con él, y le obliga á su¬ de Yaronne; esta es, señora, la persona que

bir en su coche. Preguntóla entonces el lacayo nombro, este es el hombre virtuoso y honrado

si quería ir á su casa. Y madama de Yaronne, j verdaderamente digno de la protección y de

estremeciéndose al oirle, le dijo mirando á Am¬ ! los favores de su soberano.

brosio: sí, sí, vamos á nuestra casa.

Oyendo esto Ambrosio, que hasta entonces

rarse,...
Entonces madama de Yaronne le interrum¬
pió para referir con igual espresion y viveza todo lo que Ambrosio había hecho por ella. Luego que hubo acabado, suspiró la incógnita enternecida, y levantando los ojos al cielo dijo: por fin después de haber visto tantos ingratos

2

soller.

ron de dar fruto, y las chuponas é imper¬ tinentes que distraen la sávia; las prime¬ ras se conocen por el seco que llevan, las segundas por la carencia de yemas y lo escarzoso de su corteza, y las últimas por nacer en los troncos antes de llegar á las
ramas frutales. Con esta regla tan senci¬
lla deberían dar los propietarios la pri¬ mera lección de agronomía á los jóvenes aspirantes al oficio de p o dador de olivo, enseñándoles á distinguir las ramas antes de permitirles el uso de la podadera; pues la naturaleza, apesar de sus infinitas com¬ binaciones, se presta á la sencillez.
Así lograrían buenos podadores y los olivos bien dirijidos en su poda no se irían tan alto, frutificarian mas y no se¬ rian presa de los vientos que ahora tron¬ chan las ramas aisladas, elevadas y de tanta madera, que no pocas veces caen por su propio peso.
Es sabido que estas operaciones deben ejecutarse durante los meses de marzo y abril, ó antes si hay necesidad, cesando luego que asoma la flor.
José Bullan Pbko.
(Se continuará.)
VARIEDADES.
ES DESCOSITS DE L’AMQ’N JORDI.
(Continuació.)
L’ amo ’n Jòrdi no tornà resposta, però pega á 11‘en Jaume tal uyacla que cualsevòl hagués vist, cóm jó vatx veurer, que entre morros y dents hey tenía sa' paraula «docto de soléy», y que si no li pegá sa darrera sempenta perque sortís vá esser per un respecta huma, còm hau¬
ria dit ell mateix en altre ocasió.
S‘ axecà :de sa cadira mirant el cèl, còm si volgués dí que s‘ havia fet tart; aná á cercà s’ escopeta, qu‘ havia dexada arrumbada á sa sòca

d’ una olivera, y comensá á fer atachs desfent uns cuants trossets de còrda d‘ espart que duya, aposta, penjats á sa bandolera. Yoltant sas mans amb trossets d‘ espart dedins, se torna
asseurer.
Jó crech que 1‘ amo ‘n Jòrdi cercava un en¬ treteniment per dissimulà sa rabieta que li havían fet sas darreras paraulas d’ en Jaume; perque, axò de qu’ un atlòt pussé s‘ alças en
méstre sen, un homo jà gris (y cólque cósa més) que recórda cóm si fos ahí cuant tomaren sa pedra, dat es seu gènit, no li havían de esser
torrons fluxos.
Però en Jaume volgué fé en Jaume, y còm si no s’ hagués temut de res, seguí sa conversa desde es punt ahont 1’ havia dexacla.
—Axò hauriau de fer, T amo ‘n Jòrdi, y amb axò demostrariau que sou lo que sou en ve¬ ritat; un hòmo ranci, un hòmo d‘ un temps, però un hòmo rècte, dispost sempre á dir pá á n‘ es pá y peix á n‘ es peix. Ara si seguiu, còm fins aquí, judicant sas còsas amb vertadera passió, fent guèrra, uys cluchs, á tot lo modern, sia bò ó no di sia, arribareu á no esser escoltat cuant converseu si no conversan sempre amb gent de sas vòstras idèas, lo cual jà no es molt
fácil avuy.
M‘ heu dit que sas costums han mudat desde qu‘ ha entrat s‘ adelanto, desde que tothom vá d‘ escolas, y jò ‘us he contestat que més tart entrarían á n‘ aquest terreno. Ara estich en vos, y antes que tot convé dirvós que no heu de confondrer s’ adelanto amb sa dolantía, es progrés amb sa falta d’ educació, perque una cósa es lina cósa, y s‘ altra es s’ altra. Si fos lo matex, estaría jó també conforme amb vos de que còm més hem progresat més mals hem es¬ tat, perque jà no bi há res en el mon més mal que sa dolentía, que sa falta d‘ educació; però axò es una cósa que reprova es vertadé pro¬ grés. Sa falta d: educació no surt de sas escolas, al contrari, surt de sa falta d‘ escolas, lo cual jà no es lo mateix que vos pensau; miran, sinó, qui son ets més mal educats dins Sóller y vos convencereu de lo qu* acab de dirvós.

■—Jó lo que dich, y amb axò ‘m finid, es que altre temps no hi havía tantas escolas cóm ara
y sa gent tenía més respécte á rí ets superiors, fossen de sa classe que fossen. ¡ Jà bi aniría, ara, es batle á fé vòlta pe- sas tavèrnas antes de comensá P ofici, y treurer defóra á tots ets hornos que hi hagués! Ido, y llevó arrufavan sas espatles y obehían, de bou ó de mal grat, perque heu manava sa primera autoridat civil d‘ es pòbble. Cóm aquesta n‘ hi havía- moltas d' altres, de cosas, que demostravan s‘ obedien¬ cia cega d‘ un pòbble ranci, còm deys vòltros á tot lo de llevó. Batici es es vi milió y rands son sas menas idèas, rnillós també que sas del día, veranadas fá pócb.
Lo que ’t sé dí es que tot anava bé y que tot era abundancia dins es pòbble; ara tot es fam, y no ’t creguis que sía tot desgracia sa causa de sa nostra misèria. Si ets tarongérs s‘ haguessen mórt y sas necessidats no haguessen aumentat á causa d‘ aquest señorío que tot heu domina, sinó que per al contrari ets modérns haguessen seguit aquellas costums d’ ets seus avis, no haguessem arribat aquí ahont som. Eé fejma, y molta; cada cual dins seu hórt era lo que feya falta y no girarlí s‘ esquena per aná á cercà margalidas fòra de Sóller per teñí después una guarda de fassetos mal-criats, qui s‘ en venen tots inflats, com si el mon fos sen,
y á ne ;quí un hòmo de nóltros ha de fé ilóch per pó de que, amb una brufada, no ‘1 tiran ,<P esquena. Tú dirás que Frunce es un país illustrat y qu‘ ells aprenen sas costums de per allá, que son rnillós que sas de per aquí; en fin, tú dirás tot cuant voldrás, perque tens bdna pa¬ rróla, però jó ‘t diré que axò ele que un hòmo pacífich qui no ‘s pòsa amb ningú, haja de rebrer sempentas de día y no haja de podé dormí de nit, havent de sentí 4 totas horas paraulas indecents, ditas en bòn mallorquí y colqifi una en patues xamporrat, y batues qui alçan terreta, pót se qu‘ estiga á llibres, que d‘ axò rés mí estraüa; però sas idèas rancis que jò deféns heu repróvan.
L‘amo’n Jòrdi tornava vermey còm més

he tenido el gusto de encontrar dos corazones beneficencia creí ciertamente darla un gran

sensibles y agradecidos... A Dios, señora, (con¬ gusto haciéndola saber su situación de vuesa

tinuó) esta casa y todo lo que hay en ella es de merced. En efecto luego que la informé de todo

vuesa merced, dentro de un instante se la hará compró esta casita, y obtuvo del Rey la pen¬

entregar la mitad de su pensión. Diciendo esto sión de la que ha entregado á Ymd. la orden.

iba á salir del cuarto la incógnita, pero mada¬

Siendo ya la hora de cenar entró un lacayo

ma de Yaronne corriendo á ella bañada en i y dijo á madama de Yaronne que la cena esta¬

llanto se arrojó á sus pies. La incógnita la le- i ba pronta. Esta suplico al médico se quedase á

vantó; la abrazó afectuosamente y 'se fue. Yo | cenar con ellos, y apoyándose del brazo de Am¬
bien había salido cuando volvieron á abrir la I brosio pasaron hasta el comedor: dijo á Am¬

puerta, madama de Yaronne rió entrar al mé¬ brosio se sentase á su lado, y rehusándolo éste,

dico á quien Ambrosio debía la vida,

dijo no era razón se sentase con su ama á la

—Ah, ya me lo.pensaba yo, dijo Cesar, que
este buen médico sería el que se lo habla con¬
tado todo á la dama.
—En efecto, replico la baronesa, y también madama a© ^ aromíe luego que le vio entrar ca¬ yó en el saism o. Después de haberle manifestado rad© el agradecimiento de que estaba penetra¬ da, le hizo algunas preguntas relativas a la se¬ ñora incógnita, y supo de él que se llamaba ma¬ dama de P.*** que residía en Yersalles, en don¬ de tenia mucho valimiento. Hace ya diez años,

mesa; ¿pues qué, replicó esta, mi bienhechor y mi amigo acaso no es mi igual? obedeció sin mas porña el modesto y generoso Ambrosio; y madama de Yaroime. sentada en tre él y el méílx>. lisilaic* en aquella feliz noche el conjunto de sensaciones puras y deliciosas que hacen na¬ cer en un corazón sensible el agradecimiento y la inexplicable dicha de manifestar toda la ex¬
tensión de un sentimiento virtuoso y grato. Bien pensareis que Ambrosio al dia siguien¬
te, gracias á madama de Yaronne, se vió ves¬

continuó, que S03T su médico: y conociendo su tido á correspondencia de su nueva fortuna,

y que su cuarto se alhajó 3* adornó con cuida¬ do 3* aseo; qae madama de Yaronne partió con él todo el tiempo de su vida cuanto poseía, y que jamás recibió ni vió dinero, sin acordarse con suma ternura del tiempo en que el leal
Ambrosio le daba cada noche sus veinte suel¬
dos dieiéndole: este es mi jornal. —Esta historia, hijos mios, continuó la ba¬
ronesa, prueba como os lo decíamos, que np hay estado ni clase en que no se hallen las vir¬ tudes más heroicas; prueba también que sí comprendiésemos nuestros verdaderos intere¬ ses seríamos siempre virtuosos. Raras veces sucede que una acción heroica esté oculta; es imposible que una conducta sublime no se di¬ vulgue tarde ó temprano y no logre una gran¬ de recompensa. Sacrificándose por sa ama sedo consultó Ambrosio ¿ su corazón; pero demos que lo hubiese hecho por espíritu de reflexión é interés. Era imposible que hubiese seguido mejor plan de conducta para llegar á ser feliz. Yed las reflexiones que hubiera hecho.
(Se continuará.)

SÓLLER.

3

conversava. Sa conexía que sa discussió era es

A juzgar por el entusiasmo del vecin-

seu salt y que hey passava gust ferm amb amo¬

; dario, en el juego de la lotería, no vaci-

lla veritats d‘ aquellas. A mí m‘ agradava de

OTRA VEZ.

! hunos en asegurar que este año sacare-

lo més y trobava que tenia molta de rahó; però no vatx dí may aquesta boca es meua, y axò que tenía moltas de ganas, maldament sa convèrsa m’ agradas, de que tornas aná á para á n’ ets consums; desitjava molt conexer cuals eran es descosits de V amo‘n Jòrdi, y veya cert de que per aquell camí no 'u sabria may.
Dich no ‘u sabria may, perque lo cle qu’ es
tractava últimament eran uns descosits que no
eran de T amo ‘n Jordi tot sòl, perque jò els M
tròb v los hi tròba també en Jaume, segons

I mos.... del pueblo algunos miles de du-

Si cada vez que algun periódico ya de la provincia, ya del continente, ya, sobre todo, del extrangero nos pone el dedo en la llaga dando cuenta de instalaciones telegráficas, hubiéramos de coger la plu¬ ma para repetir una vez más las mismas quejas que, á buen seguro, estarán ya cansados de oirnos lanzar á la publicidad

;
i

ros, cosa que no necesita esto dado su
abatido estado.
Creemos que, más que ese afan que te¬ nemos todos por hacernos particular¬ mente ricos sin trabajar, nos convendría
estudiar seriamente los medios para au¬
mentar al pueblo su riqueza, que, tenién¬ dola él, la tendríamos todos.

nuestros lectores; trabajo tendríamos,

vatx conexer en sas pròvas d‘ assentiment que donava cuant parlava 1‘ amo ’n Jòrdi, y segons vatx sebrer cèrt despues cuant tornà prende sa parauladL’ amo ‘n Jòrdi y en Jaume s‘ ave¬ nían, y axò no* hagués succehit si haguessen seguit sa convèrsa comensada devés las dues y mitja, cuant s‘ hagué assegut en Jaume.
Anava á contestà aquest, y un trò d‘ esco¬ peta li tayá saóparaiula. A n‘ es bòsch hey ha¬ via altras cassadós qui, maldament haguessen
partit de la vila més tart qu1 ells, havían co-

pues no pasa ni un solo día sin que lle¬ gue hasta nosotros una de estas noticias que tanto envidiamos poder dar.
¿Será, acaso, por aquello de que cuan¬ do á alguno le duele en alguna parte, se hiere siempre en la parte dolorida?
Lo ignoramos. Lo que quisiéramos es que nuestra Corporación municipal tuvie¬ se los oídos más finos, y la impresiona¬ ran, como á nosotros, noticias como la
que publican con bastante frecuencia

Nos han asegurado que el próximo día de Beyes, algunos aficionados represen¬ tarán en la plaza de I)oyá (si el tiempo lo permite, por supuesto) la Adoració de los Tres JReys Magos, composición de un paisano y amigo nuestro.
Damos con mucha anticipación la noti¬ cia; no obstante, la repetiremos oportu¬ namente por si la ha olvidado yá alguno que sea débil de memoria,

mensat primé sa tasca. Sa detonació los adver¬ nuestros colegas mallorquines.

—

-=v—

tí de que era precís fé via, perque es sòl havia

Vea la que nos dá La Almudaina en su ¡ Sentimos no poder dar las gracias á

dexat jà Binibassí, y ets cuatro torts qu’ ha¬ número del miércoles de esta semana: • nuestra Corporación municipal por haber

vían de comparexer jà no ‘s torbarían á pujà de

«El domingo pasó á Felanitx una comisión I tenido en cuenta la súplica que la hicimos

s‘ oliva.

de la sociedad electro-telefónica de esta capital, en nuestro número anterior, con respecto

Se lefoantò la sesión y mos n‘ aliarem cap-
amunt, jò per mostrà sa barraca á 1‘ amo ‘n Jòrdi, y ells dos per aprofità aquella mitja horeta que los havia fet' pujà alt Sa Coma. Torn

y en pocas horas y debido á la ilustración y
genio emprendedor de los Felanigenses, dejó constituido en aquella ciudad el núcleo déla

!
|

á obligar á los vendedores de trigo á usar la tolva en presencia de los compradores,

local que de acuerdo con la central debe pro¬ | y lo sentimos tanto mas cuanto sabemos

porcionarles este nuevo beneficio uniendo Fela¬ que hay quien la usa y dá por consiguien¬

debaxà despues per fé cuatre llamadas de llena nitx con Porto-Colom. Nos consta que dichos te la verdadera medida, desde hace tiem¬

seca d’ olivera y esperarlós devòra es fòch, fu¬ mant una pipada, amb impaciència, perque de¬ sitjava jà conexer ets resultats d'aquella cas-

comisionados han quedado sumamente com¬ placidos de las atenciones que merecieron á los hijos de la nueva ciudad.»

po, habiendo tantos otros que hacen su Agosto á costa del público.
Desearíamos no tener que repetir la

sada que, á judicà p’ es tiroteo qu‘ es sentia,

Que es mucho machacar lo que hace- súplica muchas veces, por ser este asun¬

havia de esser bòna; parexía qu’ ets moros y I mos nosotros, harto lo comprendemos; to á que importa atender con urgencia,

pagesos d£ es firó havían vengut á fé es simu¬ i pero no nos permite callar el cumpli- pues quien sufre las consecuencias de la

lacre aquí dalt.
Jà era entrada de nit cuant

1‘ amo ’n Jòrdi,

¡
!

miento de la misión que nos impusimos
a.l venir á defender los intereses materia-

!

mala fé es el pobre. —T ^

en Jaume y dos més s‘ en vengueran á sas ca¬ | les de este pueblo.

sas amb so doble fí de mostrarme sa cassada y

Sóller necesita de una línea telegráfi¬

En la provincia de Bocas del Ródano

beureu una. S’ assegueran devora es fòch y ca (sino telefónica) que facilite sus rela¬ (Francia) se ha perdido casi en su totali¬

contarem; vint y vuyt torts entre tots cuatre y ciones comerciales con los pueblos de la dad la cosecha de aceitunas, y lo mismo

es qui més n1 havia mòrts era en Jaume. Brindarem per sa cassada, qu havia estreta
molt més fòrr sa nostra amistad, y despues d?

costa oriental de España y mediodía de Francia, y esta línea es lo que no nos can¬ saremos de pedir, aunque tengamos para

nos pasa por aqni á nosotros. Quien vio nuestros olivos en ñor y mas tarde cuan¬ do el fruto empezó á ser visible á diez ó

havè promès á nc en Jaume no faltà á cap reu¬ ello que romper con personalidades y aún doce metros de distancia, no puede ave-

nió que se tengués á ca-seua, perdreu per avall con Corporaciones, aprovechando cuan- i nir.se de que aquella hermosa cosecha ha-

tots contents, ilnminats, es mateix temps que I tas ocasiones tengamos.

| ya venido á parar á lo que se está reco¬

pe‘ sa lluna, pe‘ sa claró interió produhida p’ es

Particularmente podemos dar al Aynn- lectando.

rom americà que ’m regalaren V afly passat. ! tamiento cuantos datos necesite ya res¬

Ignoramos cual habrá sido la causa y,

Aquí fas punt final á n‘ aquest pròlech, qu‘ pecto al coste de la línea ya á los trá- | como nosotros, la ignoran hasta los agri-

altre còsa no.es es llarch y pesát trabay que ‘us ! mites que deben seguirse para 'obtener ; cultores mas inteligentes. La opinión más

heu hagut de passà per devant la vista tots es ! la concesión de su instalación, datos que ; seguida es asuramiento *en algun dia muy

qui, creguentmè tant graciós eòm es es meu i creemos verdaderos por habérnoslos fa¬ caluroso del pasado verano.

amich en Tòfol de S‘Illòi, cornensaren á llet- cilitado un amigo nuestro, oficial del

girmè y heu seguit. Per vòltros, y per mí (per¬ ramo.

qué també jò, còm he dit jà, tench moltas ga¬

Si nuestros representantes permanecen

El arco del puente de Binibassí queda

nas de conexer io que son eU- descosits de V amo esta vez, corno tantas otras, sordos á ya terminado, pues los carros de labor

'n Jòrdi) aniré á totas sas reuní íns de can nuestra voz. que es el eco fiel de la del kan pasado ya por encima durante toda Jaume de Son Amagat, j promet contar vós fil esíenso comercio de Sóller, podremos de¬ la presente semana.

per randa tot cuant á nx aqueli ròílo se diga, cir de ellos cuanto dijimos de sus ante¬

Actualmente se trabaja en el camino

esperant de vòltros sahreu guarda secret si á cesores y aún más, puesto que al elegirlos que ha de unir dicho puente con la carrecas s‘ en diu colpir una de fresca (qu1 es fácil) : tenía motivos el pueblo para esperarlo i lera de Fornalutx.

d’ aquellas que convé que ningú, ni es batle y j todo de su celo y actividad.

tot, en tenga noticia. Vòltros, lectors, já las

sabreu distingí*

Pera de sa Coma.

Igualmente tocan ya~a su fin las obras

4

SOLLEE.

de la pescadería, interrumpidas desde la Que se adquieran de Antonio Colom (a) MOVIMIENTO DEL PUERTO.

colocación de las mesas de piedra. El buen gusto del dueño del edificio,
que las fia costeado, merece nuestro
aplauso, pues no solo lia blanqueado, co¬ mo era su obligación, la parte superior del embaldosado de las paredes laterales, sino que además ha hecho la estucaran, pintándola unas fajas de colores diferen¬ tes con imitación á jaspe.

Doy, al precio de 1‘25 pesetas, á que ha ofre¬ cido darlas, las lozas de piedra caliza ¡necesa¬ rias para tapiar el trozo de acequia de desagüe de la Huerta de abajo adosada á la propiedad nombrada Can Llimó, lindante con la carrete¬ ra del Puerto; debiendo ser “examinadas antes de su colocación por la comisión de Obras au¬ xiliada por el peón municipal Gabriel Magra¬ ner, por si reúnen las condiciones de solidez
necesarias.
Que habiendo pasado el término que señala

EMBARCACIONES FONDEADAS.
Lia 4.—De Andraitx laúd Internacional, de 27 toneladas, pat. Pedro Bernad, con 5 mar. y lastre.
Lia 6.—De Cette laúd Constante, de 40 ton., pat. Jaime Miró, con 6 mar. y lastre.
Lia 9.—De Barcelona bateo San Antonio, de 23 toneladas, pat. Juan Calafell, con 5 mar. y efs.
Lia 10—De Ibiza laúd San José, de 51 ton., pa¬ trón Antonio Magrauar, con 7 mar. y lastre.
Lía 13.—De Cindadela laúd Sebastopol, de 28

Además de las mesas que hay ya colo¬ la ley municipal sin haber satisfecho varios es- toneladas, pat. Francisco Riera, con 5 mar. y trigo.

cadas se clavarán otras dos circulares, en el fondo de la pescadería, también de pie¬ dra, con lo cual quedará simétrica y pro¬
vechosamente terminado el local.

pendedores de trigo las multas que les fueron
impuestas por falta de medida, pasasen al Juz¬
gado municipal, para que las hiciera efectivas, conforme se previene en la citada ley.
Que se repare la parte del muro de conten¬

Lía 14.—De Ciudadela¿pailebot Marina, de 36 toneladas, pat. Juan Yicens, con 4 mar., 1 pas. y trigo.
Lia 14.—De Lanouvelle laúd Esperanza, de 32 toneladas, pat. Juan Yicens, con 5 mar. y lastre.
Lia 14.—De Cette jabeque Libertad, de 65 ton.,

j

Falta solo, para que todo guarde or¬ sión, del camino de Fornalutx, que se halla en pat. Juan Arbona, con 8 mar. y lastre.

den, hacer que pendan las balanzas de un
Fierro clavado en cada una de las mesas.

mal estado.
Que las obras que hay necesidad de verificar en el torrente de Biniaraix para la defensa del

EMBARCACIONES DESPACHADAS.
Lia 6.-—Para Agde laúd 2.° Remedio, de 36 ton.,

Cada vez que pasamos por la calle de Real y vemos el monton de tierra que
impide el que la calle de la Unión sea una calle de verdad, por la que sin peli¬ gro alguno pueda transitar el vecindario,

puente que existe sobre el mismo, se hagan por subasta pública.
Que se examinen por una comisión compues¬ ta de los Sres. Ripoll, Umbert, Casasnovas y Forteza las obras ejecutadas en la casa de Sa¬
nidad de este Puerto.
Que se admita la obra ejecutada en el cami¬ no del Barranch por subasta pública, debiendo

pat. Juan Pons,.con 6 mar. y naranjas. Lia 6.—Para Lanouvelle laúd Naranjera, de 21
toneladas, pat. Francisco Arbona, con 5 mar., 2 pas.
y naranjas. Lia 6.—Para Marsella jabeque Corazón de Jesús,
de 42 ton., pat. Salvador Colom, con 7 mar., 2 pa¬
sajeros y naranjas. Lia 11.—Para Lanouvelle laúd Internacional,
de 27 ton., pat. Pedro Bernad, con 5 mar., 6 pas. y

nos dirigimos la siguiente pregunta:

colocar una pasadera más en el torrente y pro¬ naranjas.

¿Quosque tándem? Sabemos que la culpa no es de nuestro Ayuntamiento, sino que viene de más arri¬ ba; sabemos que “las cosas de palacio van despacio“ y sabemos además que si

longar el citado camino hasta el punto nom¬ brado El Clotét, que deberá ser lo más llano posible y su latitud tendrá que ser de dos
metros.

Lia 16.—Para Lanuoveile laúd Esperanza, de 32 ton., pat. Juan Vicens, con 5 mar., 6 pas., naran¬ jas y limones.
SECCION OFICIAL.

nuestra Corporación municipal no toma en ello algún empeño, removiendo el

COMUNICAT.

ADMINISTRACIÓN DE CONSUMOS.

asunto, es muy probable que la satisfac¬ ción de ver espedita la mencionada calle quede para nuestros nietos.
Hemos recibido el poema que acaba de ver la luz pública en Palma titulado •el Sacro Monte, debido á la fecunda y bien cortada pluma del M. I. Sr. D. José Tarongí, Canónigo de la Colegiata cuyo nombre lleva por título el mencionado
poema.
Agradecemos á dicho señor la aten¬ ción que le hemos merecido.

Sr. Director del Sóller:
Apreciat Sr. meu: Rebría cóm un favor es¬ pecial, el que se dignás insertá en el ben diri¬ git periódich de sa seua estampe, las siguients
retxas. Son atent servidor Francesch Estades.
Cóm s’ ha dit moltíssimes vegadas que jó no pagava res per concepte de consum, desitx que cònsti, y qu’ es sapi p’ el públich qu’ he pagat 58 duros per liquidació dels tres añys últims; lo que no dexa de ser una eantidat molt cres¬ cuda per un hómo qui es pót dir que no té més qu‘ els brassos per sostení sa •sena familia. Jó estich en sa idea que si tothóui hagués pagat

Segundo trimestre.

Pesetas.

Suma anterior ....
Recaudado del 10 al 16 del ac¬
tual, ambos inclusive.
En el Fielato Central. . . . En el id. del Pont d‘ en Valls . En el id. del Puerto ... . .

19.595‘18
1.617‘42 948‘69
1.182‘04

Suma

23.343‘33

Sóller 17 de Diciembre de 1887.—El Admi¬

nistrador, Francisco Sánchez.

MOVIMIENTO DE POBLACION.

SESIONES DEL AYUNTAMIENTO.

á proporció, se caxa del Municipi no podría tencarsè de massa plena.

Sedón dsl día 15 del actual.
Aprobada el acta de la anterior y después del despacho ordinario, acordóse:

Lo que m‘ agradaría molt voure es, si es qui passen per bòns pagadors poren presentà cóm
jó els recibos talonaris de haver pagat fins á
un cèntim.

Que las seis calles de la barriada del Puerto

se denominen: de la Marina, de San Raimundo de Peñafort, de Santa Catalina del Puerto, de

SECCION COMERCIAL

Santa Apolonia, de Mallorca y de Levante.

Que se rectifique la numeración de los edifi¬ cios existentes en el casco de la población.

CAMBIOS.

Que se anuncie nueva subasta para el do¬

mingo próximo de las obras que se han de ve¬
rificar en el almacén de la cárcel, y en el cauce del torrente nombrado La Torrentera, modifi¬

Marsella 8 clTLv

Cette

“

4f97 D971/2

cándose pero la condición 9.a del pliego de ¡ condiciones formado para las obras del mencio- !

Demás plazas francesas . . 4‘98 1/2

nado torrente.

i

NACIMIENTOS.
Varones 9.—Hembras 5.—Total 14.
DEFUNCIONES.
Lia 2.—Falleció Francisca Mayol y Marqués de
37 años.
» 6.—D. Francisco Castañer y Gamundí de 72
años.
» 7.—Guillermo Rullan y Oliver de 45 anos. » 8.—Margarita Joy y Bernat de 31 años. » 8.—Catalina Castañer y Caparó de 6 años. » 13.—María Muntaner y Oliver de 19 horas. » 14.—Margarita Oliver y Coll de un año. » 16.—Isabel M.a Enseñat y Colom de 66 años. » 16.—Bárbara Sabater y Llinás de 70 años,
SÓLLER.-Imprenta de Juan Marqués.

Los hay de todos tamaños y precios en la imprenta de este periódico.