AÑO III.—NÚM. 125.
AÑO III.—NÚM. 125.

26 NOVIEMBRE DE 1887.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
qne regirá desde 13 Octubre á 31 Marzo de 1SS8.
De Palma a Manacor y La Puebla.—7,;>0 maña¬ na, 2 y 3T5 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’00 mañana y 5 tarde.
De Manacor á La Puebla.— 7’30 mañana y 5 tarde.
De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana 2’30 y VIO (mixto) tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana y 510 (mixto) tarde.
Tren periódico: dias de mercado en Inca.—De
jUca á Palma—2 tarde.
PERIÓDICO

SEMANAL

DE

INTERESES

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA. Para Ibiza y Alicante, domingo 8 mañana.
Para Mahou, lunes 4 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, mártes 4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, iuéves 4 tarde. LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lúnes 7 mañana. De Mahon, lúnes 9 mañana vía Alcudia y jueves
9 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, jueves 12 mañana, vía Alcudia y
sábado 7 mañana.
Salidas de Sóller—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.
Llegadas á Sóller—Todos los días á las 6 noclie.
MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

EL CULTIVO DEL OLIVO.
(Continuación.)
La mayor parte de estas variedades, como hemos indicado ya, las hallamos en la isla y aun en nuestro pueblo, si bien fijadas con la natural alteración que sufre toda planta llevada de un pais á otro por las influencias de clima, terreno, esposicion y cultivo que esperimenta, tan pron¬ to para mejorar en las cualidades del fruto como para degenerarlas; accidentes que deben conocer y estudiar los cosecheros que aspiran á tener buenos olivares.
Hasta el presente en Sóller no se ha cultivado mas que el acebuche, cuyo in¬ gerto admite todas las variedades que, si bien son muchas las que se han introdu¬ cido, nadie que sepamos, se ha ocupado en determinarlas para mejorar con el in¬ gerto las que al parecer son estériles, tan escaso es el fruto que dan.
Muchos atribuyen al terreno y esposicion la prodigiosa variedad que se obser¬ va en la magnitud, figura, gusto y demas cualidades del fruto; nosotros sin negar

esta influencia, opinamos que mucho se
debe á las diferentes variedades que se
han importado y aclimatado en su punto para mejorar ó degenerar en mérito, se¬ gún sea favorable ó contrario la acción de los agentes esteriores que acompañan
á la vida del olivo.
TEEEENOS Y SITUACIÓN.
Los terrenos mas apropósito para la vegetación del olivo son: los ligeros, cal¬ cáreos y predagosos, de mucha profundi¬ dad, negándose á los arcillosos, compac¬ tos ó apelmazados por demasiadamente húmedos. Prospera situado en las cerca¬
nías del mar á una distancia razonable que
no pase de 25 á 30 leguas, porque enton¬ ces es menos vigoroso y de cosecha inse¬ gura, dejando de vivirá una altura mayor
de 800 metros sobre el nivel del mar, en
cuya elevación el acebuche es ya tortuoso enmarañado y achaparrado.
Como el olivo se verifica á beneficio de
un calor moderado y constante, ama la esposicion al medio dia y jal oriente que le proporcionan un clima templado, liber¬ tándole de los calores y fríos escesivos,

que le son igualmente perjudiciales, que¬ mándose á algunos grados bajo cero. La esposicion al Norte es lamas desventajosa para él, porque la baja temperatura de este viento, le esteriliza abortando sus flores, si no está muy bañado por los ra¬ yos del sol, coincidencia que no suele ser muy común. Por lo demás corresponde como puede álos cuidados que se le dedi¬ can, si no se halla contrariado por los accidentes de localidad que modifican su temperamento, circunstancias que debe¬ rían tenerse muy presentes en la elección de terrenos para nuevos plantíos, renun¬
ciando su cultivo en terrenos que no reú¬
nan dichas cualidades, porque darán me¬ jor resultado culivando en ellos plantas mas apropósito y de mayor rendimiento.
Las corrientes de aire fresco y suave
le son indispesables para presevarlo de algunas enfermedades y señaladamente en el estío para favorecer la cuaja y cre¬ cimiento del fruto que tan dañado sale
de los ardores del sol canicular.
En nuestro pueblo, donde están desti¬
nadas al cultivo del olivo todas las vertien¬
tes ó laderas de las montañas que circuyen

FjOIililSTIHr.

virla hasta la muerte... y de mejor gana, con

—Cuando Ymd. tenia dineros me los daba,

mas respeto y obediencia qué nunca. Hace ya ahora que no los tiene se los vuelvo; el dinero

EL CALDERERO.

veinte años que Ymd. me mantiene, me viste, no sirve mas que para esto. Bien se que esta

me da de comer, y me hace pasar una vida corta cantidad no puede sacar á mi ama de

(Oon.tiïvua.oión..)

quieta y sosegada: muchas veces he abusado de apuro, para eso cuento con lo que voy á decir. su bondad y paciencia; pero, señora, perdóneme Es menester que Ymd. se acuerde, señora, que

—No, no, exclamo Ambrosio sollozando, no, usted todas las faltas con que mi mal genio me soy hijo de un calderero, y que no he olvidado usted no padecerá, tengo brazos, y sé traba¬ ha hecho ofenderla. Esté Ymd. segura que pro¬ mi primer oficio, porque en los ratos desocupa¬

jar...

curaré enmendarme; solo le pido á Dios vida dos, y cuando Ymd. me daba permiso para ir á

—¡Ay, Ambrosio mió! interrumpió enterne¬ para esto. Al acabar estas palabras Ambrosio paseo me iba já casa de Nicolás, un paisano

cida madama de Varonne, jamas be dudado de j bañado en lágrimas se levantó, y salió del mió, que es calderero, y por divertirme le pe¬

tu lealtad... pero no abusaré de ella. Solo te pido cuarto apresuradamente sin esperar respuesta. dia algo que trabajar. Ahora lo que haré será

por último servicio 'él que voy á decirte. Este

Bien -podéis juzgar que grande y que vivo trabajar de veras, ¡y con qué ánimo!

es que me busques una guardilla; aun tengo al¬ sería el agradecimiento de que se sintió pene¬

—Ya esto es demasiado (exclamo madama

gún dinero, que me podrá mantener dos ó tres trada madama de Yaronne! conoció que esta de Yaronne) Ambrosio, virtuoso Ambrosio,

meses, procuraré trabajar para ir pasando; y ocasión que no hay males cuya amargura no ¡en que estado tan indigno de tí te ha coloca¬

búscame, pues, en San Germán algunos parro-* disminuya este dulce sentimiento. Al cabo de do la suerte!

quianos; esto es todo lo que te pido, y lo que ¡ un instante volvió Ambrosio, trayendo un bol- i —Contento estoy con él, si mi señora se

únicamente puedes hacer por mí. Durante este : sillo, y poniéndole sobre la chimenea ¡dijo: gra¬ ! puede acostumbrar á la mudanza de su situa-

discurso, Ambrosio de pié enfrente de su ama, cias á Dios, gracias á Ymd., señora, y á mi amo | ción.

la miraba callando; pero luego que hubo acaba¬ (que esté en gloria) aquí hay treinta Luises;

—Tu lealtad, Ambrosio, me hace olvidar to-

do de hablar, arrojándose á sus piés prorrum¬ este dinero Ymd. me lo dió, y es suyo...

| das mis penas.

pió diciendo: ah, señora, reciba Vmd. el jura¬ —¡Ambrosio! el fruto de tus ahorros de vein¬ I —¿Pero como he de permitir yo que padez-

mento del pobre Ambrosio, que se obliga á ser- te años, ¡Oh Cielos!...

! cas por mí?...

'2

SÓLLER.

el valle, tenemos un ejemplo práctico de cuanto llevamos dicho. En él, abundan toda clase de terrenos y esposiciones en las que es muy sabida la dificultad con que aciertan las cosechas en la parte del Colly de la Serra, cuyas tierras y situación no son favorables al olivo, al paso que §on mas seguras y abundantes en la parte de Fornalutx, La Figuera y Castelló, salvo algunas pequeñas escepciones debidas á las hondonadas y montes que, desviando -las comentes de aire, vacian el estado climatológico, pudiéndose observar el
mismo fenómeno en toda la zona de cul¬
tivo; pues si bien toda la tierra laborable de nuestro valle es mas ó menos calcárea,
variando mucho en los demas componen¬
tes, á consecuencia de la. continua des¬ composición de las rocas que forman la cordillera, la mayor parte del subsuelo alterna en muchos puntos con la arcilla y aluvión. Los indicados olivares del Coll y la Serra radican en terrenos pedrego¬ sos y de escaso fondo; los de Fornalutx, La Figuera y Castelló disponen de terre¬
nos sueltos y de mucha profundidad, cua¬ lidades que no influyen poco en la vida del olivo, bondad de las aceitunas y finu¬
ra del aceite, notándose tan marcada di¬
ferencia entre los frutos cosechados en
los puntos que comparamos, que no ne¬ cesitará preguntar su procedencia el que guste el aceite ó aceitunas adobadas de uno y de otro olivar.
José Rüllan Pbko.
■{Se continuará.)
VAEIEDADES.
ES DÏÏS00SIÏS EE L'AMOlf JOBDL
(Continuació)
—¿Llecéncia? ni ’n vuy, contestà 1‘ amo ‘n Jòrdi tot cremat, ¡ara es hòra de lleCéncies!

¡Cóm es ver‘ la llissa, cóm ,eñ donaría més de trenta si era per penjá á qui jò voldria!
—Vos anau fóra còrda, segons vetx; ó já‘l ’viau fet enfada? pregunta dirigintsé á mí.
—Jó ‘t diré, Jaume; sense sospità que sas menas paraulas poguessen produhí tant mal efècte, he preguntat á 1’ amo ‘n Jòrdi si anave
bé s‘ óli, si enguañy triave állholt y si havía ó
no esperança de bóna venta, y ell, qui pareix qu‘ es ferit d‘ ala...
—No bey ha tal, digué rebent V amo ‘n Jórdí, però no puch sufrí que, volguentrnos dá figues per llentérnas, uns cuants s‘ bajan empeñat en fermós veurer qu‘ es sistema de consums que tenim sia es milió, cuant de tants de punts descosits que té no ’s serva.
—¿Que ‘n té més encara que sa lley de cassa? —¡Vóis que ’t diga Jaume, que póch bey há, póch bey direm! y axó que sa lley de cassa en té pe‘ sa mare y na Eét. —Per axó heu deya ¿ó 1‘ heu estudiada? —Ni p‘ es fòrro. Segons vetx tu no ‘m coneys encara, perque si ’m conexías es ben segú que no nfihaurías demanat semblant cósa. —Té ralló 1‘ amo ‘n Jòrdi, vatx di jó terciant en sa conversa d‘ ells dos, té ralló; ell es ini-
mich acèrrim de tot cuant sia progrés, y per axò no sòls no lletgeix res sino que ni tan sòls pòt sufrí qifi ets altres Iletgescan, ó llitgen cóm diuan per aquí baix.
—Nòltros sèm de Sóller y parlam á sa nos¬ tra manéra; y qui no li agrada que no ‘n menj, añadí amb força 1‘ amo £n Jòrdi. Después prenguent un tó més bax continua diguent:
Si som inimich d’ es progrés es perque he vist, en sa mena llarga esperíèneia, que cóm més, hem progresa! més mals hem estat. Com¬ parant aquells temps primes anib sos de‘vuy, per fòrça m‘ he dé trobà mal ’vesat.
—Axò será segons per hont heu prengueu, digué en Jaume; feyvós envant, mèm en gelat ahont s‘ ageurà.
—En temps primé no mès sabían lletra ets
cuatre capellans y frares (y encara no feya llarch) un barbé qui servía á Sóller, á Eorna-

Intx y á Deyá, sustituit 'vuy per sis metjes y tres potecáris, y uns cuants sefíós qui duyan es manegóts, vuy dir, que se rellevaven en es
càrrech de batle. Es Jurats eran ets cuatre
amos més acomodats y tampóch sabían lletgí, ni falta que los feya. No pagavan més contri¬ bució quc ets déiimes y lo milló de tot era que de tant en tant feyan cólque lleya y s‘ enduyan tots et malfanés, tots aquells qui volían viurer esquena dreta sensa teñí rendas bastantans. ¡Sabs si ‘n fessen colqifi una ara, qu’ aniría
de bé!...
L’ amo ‘n Jòrdi s1 aturá un póch per prender ale, y después de pegà tres ó cuatre xupades seguidas á sa pipa, que jà s‘ apagava, molt sa¬
tisfet continuà:
—No tot lo qu’he dit ha vengut á temps meu; però heu sé de bòna tinta; es meu padrí, que sia al cèl, m’ ho contava amb molt de saboriño, y jò crech més amb sas paraulas d’aquell jày que amb totas sas Historias del mon. Ell me deya qu’ un temps no més sa menjava carn per á Nadal ó per á Pasco, qui s‘ajuntavan tres ó cuatre veynats y matavan un añell, y que tothom estava sá y bò, diferent d’ara, pues ningú tenia mès qu‘ una malaltia que casi sem¬ pre era sa de la mòrt. ¡Allò eran hornos! s‘ esclamava, y tenía rahó; jò encara n‘ he coneguts còm un cantó y forçarruts, còm s‘ Oreyòta y
m olts d‘ altres còm ell.
—¿Y vos que creys que si ets hornos eran més grands y grossos y vivían més sans era perque no hey havía metjes ni potecàris?
—¡ Jà ‘s de rahó que sí!; perque no hi havía
tants de lletrats còm ara.
—¿Y no teniu en conte que desde llevó á ara han passat molts d‘ aüys, ni que s‘ assernblavan tant aquells hornos còm s' Oreyòta á
n‘ ets de tres ó cuatre centuris abans, còm á nòltros? Es necessari que comprengueu que s‘ humanidat, còm tot lo demés qu‘existeix, en¬ cara que á pas de bou, camina á n‘ es seu aniqüilament, y que á n‘ aquesta lley obeiex sa degeneració qu‘ heu observada. Axò no vól dir
que sa depravació de sas costuras no haja in¬

—¿Padecer porque trabaje, y mas siéndole á Vmd. útil mi trabajo? No señora, yo por mi partelestaré muy contento. Desde mañana voy á trabajar. Nicolás, que es un buen muchacho, hará que no me falte obra. Tiene en San Ger¬ mán fama de buen maestro, y justamente nece¬ sita un buen oficial; yo soy robusto, fácilmente trabajaré por dos, y todo irá bien. No hallan¬ do ya madama de Varonne espresiones capaces de dar á entender su admiración y agradeci¬ miento, levantaba los ojos al cielo, y solo res¬ pondía con lágrimas.
Al dia siguiente despidió madama de Varon¬ ne á la cocinera y á la criada. Ambrosio alqui¬
ló en San Germán mi cuarto tercero reducido
pero deciente y con buenas luces; acomodó en él los pocos muebles que la quedaban á su ama, á la que, después de haber hecho estas diligen¬ cias; llevó á su nueva habitación. En esta halló madama de Varonne una buena cama, una silla de brazos bastante cómoda, una mesita con tintero y papél, sobre la cual estaban'colocados los libros en un estante, y un armario grande, y en el guardaba su ropa blanca, sus vestí l os

y una provisión de hilo para coser, un cubierto de plata, porque no quería Ambrosio que co¬ miese con uno de estaño, y el bolsillo que con¬ tenia los treinta Luises. En un rincón, detrás de una cortina, estaba el vidriado que debia servir para guisar y comer.
—Esto es, dijo Ambrosio, lo que he podido hallar menos malo por el precio que Vmd. me habia dicho quería pagar de alquiler. No hay mas que un cuarto, pero la criada dormirá en un colchen que estaba debajo de su cama de
vuesa merced....
—-¿Cómo, que es eso que dices de criada? in¬ terrumpió madama de Varonne...
—¿Pues que puede Vmd. pasarse sin una criada que la guise, haga los mandados y la
desnude?
—¡Pero Ambrosio mió! —¡Oh! esta criada no la costará mucho; es una muchacha de trece años, que sin salario, por solo la comida la servirá. Por lo que á mi toca ya me he compuesto con Nicolás. Le he dicho que estaba desacomodado, y que viéndo/me necesitado era menester que me diese que

trabajar. Nicolás, que es rico, muy buen hom¬ bre, y paisano mió, me tentrá en su casa que está cerca de aquí; me dará»la comida y veinte sueldos de jornal. En San Germán se vive á poca costa, por lo que podrá Vmd. ir pasando con los veinte sueldos, tanto mejor cuanto tiene algunas provisiones y algun dinero. No he que¬
rido decir nada de esto delante de Susana su
criada de Vmd.: ahora voy á buscarla. Dicien¬ do esto salió Ambrosio, y al -cabo de un rato volvió trayendo de la mano á una muchacha muy pulida, la que presentó á madama de Va¬ ronne, diciendo: esta es la criada de quien he hablado á Vmd., su padre y su madre son po¬ bres, pero muy aplicados; tienen seis hijos, y
la señorá hará una obra de caridad en recibir
esta por criada. Después de este preámbulo, Ambrosio, exortó con entereza á Susana á por¬ tarse bien, y despidiéndose de madama de Va¬ ronne, se fué á casa de su amigo Nicolás.
(Se continuará.)

SÓLLER.

3

fliíit poderosament en que lo que en sos sitgles anteriós era un pas de bòu ó de formiga, liaja estat en so derré un pas de gegant; lo cual molt lluny de provà qu? ets metjes están demés, ò que desde que n' lii ha tants tenim més malaltías, demostra sa necesidat que tenim de te-
nirlós en mitx de nòltros. Ets hòmos d‘ en temps
primé se colgavan dejorn, á posta de sòl, y s’ axecavan cuant trencava s‘ auba, y avuy feym de sa nit día y d’es dia nit; llevó, ocupats en so trabay, no donaven llòch á que ets vicis s‘ apoderassen d‘ un fins á dominarló, y ara ocio¬ sos fent s‘ ofici de burgès (1) perdem es temps dins tavèrnas y cafés beguent lo que sabem cèrt que mos fá mal y fumant, cósa que crech que no ha fet bé á ningú may; aquella gent respirava s‘ aire pur d‘ es camp sa major part d‘ es temps, y nòltros, cercant sas comodidats dins una pobblació, respiram una atmósfera pesada, carregada de miasmas que si no matan tampòch donan vida. Axò es lo que podem dí en alta veu; en veu baxa, á s‘ oreya, encara vos ne diria més de dues de cosetas que demostran que d‘aquellas costums pures (bets nostros avis á sas corrompudes que tenim, hey va tan¬ ta diferència còm de sa nit á n’ es día; diferèn¬ cia qu’ es sa vertadera causa de que en una centuri hajan decaygut més ets hòmos de lo qu‘ antes havían decaygut en sis, ó en dèu, ó en més centuris, y que mos ha obligat á cercà aliment milió qu1 es que prenían aquells altres hòmos qu’ axepavan pedras á còps de pufiy.
(Se continuará.)
CRÓNICA LOCAL.
Empezaremos esta crónica dando cuen¬ ta de algunas desgracias.
Una de ellas tuvo lugar frente á la ca¬ sa Consistorial al anochecer del domingo. Una mujer fué atropellada por un carruage que bajaba por el Borne corrien¬ do, siendo sacada de entre las piernas de la caballería por el municipal y serenos, que llegaron á tiempo de evitarla la muerte, cierta á haber dado un paso más
el animal.
Fué acompañada á su casa, lleno el cuerpo de contusiones, é impuesta al ca¬ rretero la multa correspondiente.
* >¡í
En la mañana del lunes cayó una ancia¬ na por la escalera de su casa que la tiene
en la calle de Cocheras. Como no volvió en si en bastante tiem¬
po, se le administró el sacramento de la Extrema-Unción; después fue mejorando y, según nos dicen, sigue bien.
*
El mártes á la tarde jugaban en la ca¬
lle de la Luna varios muchachos. Uno de
ellos tiró una piedra que fué á dar en la sien de una mujer que pasaba, la que perdió el sentido y á buen seguro no hu¬
biera vuelto á recobrarlo si hubiese reci¬ bido la herida á un dedo solamente de donde la tiene.
(1) Menjà, beurer y no fe res.

A esta clase de diversiones infantiles
estamos continuamente espuestos los que tenemos necesidad de salir á la calle, pues los muchachos de este pueblo no conocen otros juegos que el de tirar piedras, ú otro que pueda romper la crisma al pri¬
mero que pase.
Yernos, y aplaudimos la medida, que nuestro Ayuntamiento, aprovechando el período de luna en que no se encienden los faroles, procede á la recomposición de estos, cosa necesaria, puesto que en
los días de viento muchos se apagan.
Sabemos que además de recomponer los viejos, trata de poner algunos nuevos. ¿Tendrá en cuenta dos claros que es de imprescindible necesidad llenar, y que repetidas veces le hemos indicado?
La noche del mártes último fué ven¬
tosa, pero no sufrió daños el arbolado ni la cosecha de naranja, pues siendo este fruto todavía verde pudo resistir la im¬ petuosidad del elemento, que no tiene más de provecho que la purificación de
la atmósfera.
—r>·—
Según parece tanto como disminuye el sarampión en este pueblo aumenta en Fornalutx. Según acaban de asegurarnos, en todo lo que llevamos de año no había habido tantos atacados como hoy, en di¬ cho pueblo.
En la barriada del Puerto también ha
habido algunos casos esta semana.
Según vemos en los periódicos de Pal¬ ma, nuestro distinguido amigo D. Emi¬ lio Pou, Ingeniero Gefe del ramo de Obras Públicas de esta provincia, se halla en¬ fermo de alguna gravedad, habiendo sido
sacramentado en la noche del miércoles de esta semana.
Unimos nuestra pena á la de su aman¬ te familia, pidiendo al cielo alivio para
el enfermo.
El Ayuntamiento de Alaró tiene en proyecto la construcción de dos locales para escuelas públicas.
El nuestro... tampoco. Ahora solo falta averiguar, para poder terminar el comentario, en donde hay más necesidad, en Alaró ó en Sóller.
Dos bajas, por defunción, ha sufrido la sociedad Defensora Sollerense durante el presente mes: D. D andan Busquets Morey y D. Joaquín Borràs- Colom, am¬
bos socios de número.
Tanto á uno como á otro, acompañó¬ les la Sociedad al cementerio, formando dos largas hileras, que cerraba la Junta
Directiva.

Un carretero que venía de Palma el mártes, durmiendo como un lirón, como es costumbre entre los que tienen dicho oficio, tuvo el disgusto de ser dispertado por algunos viandantes alarmados de ver como ardía el carro de aquel.
Uo sin esfuerzos logróse extinguir el incendio, que causó averías de considera¬ ción en el vehículo, en los arreos y en la
carga.
Llamamos la atención del municipal respecto á ciertos carros, que hemos vis¬ to parados en la calle repetidas veces, y no la media hora de reglamento, sino que
desde las tres de la tarde hasta las once
de la noche, y algunas veces hasta la ma¬ ñana siguiente.
Hé aquí un buen sistema para ahorrar¬ se los gastos de cochera, y que demues¬
tra claramente hasta donde se tiene des¬
cuidado el cumplimiento del art. 14 del
bando.
Según vemos en los acuerdos tomados por el Ayuntamiento en la sesión ordina¬ ria del juéves, deben suprimirse los Fie¬ latos de Can Bleda y Alquería del Conde.
Efectivamente, para los resultados que lian. dado... bien podemos pasar sin ellos; y sobre todo habiendo en cada uno dos empleados que, con la refornja, quedan suprimidos.
Es decir cuatro pagas menos.
Otra medida del Ayuntamiento aplau¬
dimos.
La de que la comisión de Policía salga á inspeccionar si en los establecimientos
destinados á la venta existen las pesas y
medidas del sistema decimal, para mul¬ tar á los que encuentren en falta.
Deb eria pero multarse igualmente á los compradores que piden lo que desean por el sistema antiguo, saliendo siempre per¬ judicados con la equivalencia que tiene que hacerles el vendedor (muchas veces á su manera) para complacerles.
Uo es que sea mal sistema el decimal, como dicen muchos; lo malo es esa ru¬ tina de la que se ha empeñado el pueblo
en no salir.
Una orquesta de aficionados, (algunos de ellos veteranos,) compuesta deviolines, flautas y guitarras, obsequió á varias Ca¬ talinas en la noche del juéves.
Infinidad de verdaderos amateurs la si¬
guieron hasta una hora bastante avanzada.
Como modelo de buena redacción po¬
demos citar un rótulo que había colocado dias pasados en el dintel de la puerta de una casa que se desea alquilar, en la ca¬ lle del Obispo.
Decía así:
Esta calle es arrendadisa.
Hagamos punto y aparte, como dice,

?4

SÓLLER.

íbI ir de xirris, un célebre bebedor de vino de aquellas inmediaciones.
Según carta que tenemos á la vista los señores D. Juan Vicente Franco, Don José María Moreno y D. Francisco Gamarra, acaban de abrir en Guayama (Puer¬ to-Rico) una casa de comercio que girará bajo la razón social de Vicente, Moreno y Compa.
Le deseamos buena suerte, y á sus 'fundadores el completo logro de sus as¬ piraciones.
SESIONES DEL AYUNTAMIENTO.
Sesión de día 24 del actual
Después del despacho ordinario se acordó: Que se nombre una comisión para que en 'unión de otra que nombre la Junta de SocoTros pasen á examinar las obras que se han ejecutado en la Huerta para su desecación. Que se justiprecie por el maestro hornero Bartolomé Oliver el coste del empedrado que se proyecta construir en el torrente nombrado de La Torrentera, en el trayecto que compren¬
de la finca de D. José Bullan Pbro.
Que se convoquen las comisiones nombradas para llevar á efecto el censo de población que ha de tener lugar el día 31 de Diciembre pró¬
ximo.
Que tan luego de terminadas las obras que se verifican por administración en el camino del Barranch y las que son necesarias verificar en el puente de Biniaraix, se próceda á las re¬ paraciones que son necesarias en los pisos de las calles de la Victoria, Moragues y Viento.
Que se haga público por medio de pregon que la comisión de Policía saldrá á domicilio á examinar los establecimientos públicos de ven¬ ta para cerciorarse de sí efectivamente alguno de ellos carece de los pesos y medidas del sis¬ tema decimal y que á los que se encuentren en falta se les exija la multa y responsabilidad á que haya lugar.
Que se coloque un farol en el callejón nom¬ brado de can Quénch, que los vecinos del mismo han solicitado, cuyo coste y conservación ha de correr de cuenta de los mismos, quedando á cargo del Ayuntamiento lo demás, y
Que se supriman los fielatos de consumos de can Bleda y de la Alquería del Conde por ha¬
ber dado otra forma á los mismos.

MOVIMIENTO DEL PUERTO.

EMBARCACIONES FONDEADAS.
Día 22.—De Palma laúd San José, de 22 ton., .

t

pat. Gaspar Puiol, con 7 mar. y piedra.

EL SUSCRITOR AL SÓLLER

EMBARCACIONES DESPACHADAS.
Dia 19.—Para Agde laúd 2.° Remedio, de 36 to¬

D. GUILLERIO ALCOVER ROLLAN

neladas, pat. Juan Pons, con 6 mar., 1 pas. y frutas. Dia 19.—Para Cette laúd Constante, de 40 ton.,

falleció el día 22 del actual

pat. Jaime Miró, con 6 mar. y frutas. Dia 19.—Para Lanouvelle laúd Esperanza, de
32 ton., pat. Juan Yicens, con 5 mar. y fruta. Día g2.—Para Valencia laúd San José de 38 to¬
neladas, pat. Juan Vicens, con 6 mar. y lastre. Dia 23.—Para Lanouvelle laúd Internacional, de
27 ton., pat. Pedro Bernat, con 6 mar., 1 pas. y
frutas.

(EJ. 3?. ID.)
Esta Redacción, al rendir este último tribu¬ to á la memoria del finado, envía á su atribu¬ lada familia sentido pésame.

Dia 23.—Para Marsella jabeque San Antonio, de 44 ton., pat. Juan Simó, con 8 mar., 3 pas. y
frutas.

SERVICIO REGULAR

Dia 25.—Para Palma laúd San José, de 22 ton., pat. Gaspar Pujol, con 7 mar. y lastre.

DE VAPORES

SECCION OFICIAL.
ADMINISTRACIÓN DE CONSUMOS.

Salte (le PALIA y P0RT0-C0L0M
CADA CINCO DIAS
Se admite carga para

Segundo trimestre.

Pesetas.

Suma anterior ....
Recaudado del 19 al 25 del ac¬
tual, ambos inclusive.
En el Fielato Central.... En el id. del Pont dc en Valls . En el id. del Puerto ....

12.254‘17
1.382‘74 1.155‘81
83‘28

Suma. . . . . 14.876‘00
Sóller 26 de Noviembre de 1887.—El Admi¬
nistrador, Francisco Sánchez.

MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS.
Varones 2.—Hembras 2.—Total 4.
DEFUNCIONES.
Dia 21.—Falleció Joaquín Borràs y Colom de
49 anos de edad.
Dia 22.—Simón Coll y Servera de 66 años. » 22.—Guillermo Alcover y Rullan de 59 años. » 23.—María Casasnovas y Colom de 15 años. » 21.—Margarita Ripoll y Arbona de 86 años. » 25.—José Coll y Reinés de 85 años.

CONSIGNATARIOS:
EN PALE,-Gabriel Alzamora, Sao Miguel, G1 y 63. EN FElilTL-Áotooio Soler, Abrevadero, 16.
Dos Y Dos PAN CüATRE
Ó SIA PRIMERA TANDA DE VERITATS, DITAS Á N’ ES VESINS DE SA POPULOSA CIUTAT
DE
S» ILLÓT
PER
UN TAL L’ AMO ’N TÓFOL DE SA LLANA
(MOLT CONEGUT A ca-seua)
AMB UN PRÓLECH D* ES SEU FIY MAJÓ, HHSJ- TOPOLÉT,
QUE JÁ COMENSA1 SURTÍ d’ ES NIU Y MENJA TOT-SÓL
Aquesta colecció de cartas forma un folleto en 4.rt, de mes de xexanta páginas, elegantement imprès, y se ven á setanta cinch cèntims de peseta á sa tenda d‘ articles d‘ escritóri de
J. Marqués Arbona carré de Sant Bartomeu número 17.-Sóller.

SECCION COMERCIAL
CAMBIOS.

Marsella 8 djv

Cette

“

4-‘9 7 1/2
4‘98

Demás plazas francesas . . 4‘99

t
EL SUSCRITOR AL SÓLLER
D. JOAQUIN BOBBÁS GOLOM falleció el día 21 del actual
(E. P. D.) Esta Redacción, al tributar al finado este
último recuerdo de amistad, envía á su descon¬ solada familia sentido pésame.

Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra (Font) hay algarrobos, palmeras, limoneros y naran¬ jos comunes y mandarines, para vender: se ds^ rán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo vivero junto á Can Domingo, carretera
de Palma.
SÓLLER.-Imprenta de Juan Marqués.

Calendarios Americanos..
Los hay de todos tamaños y precios en la imprenta de este periódico.