ANO III.—NCJAÍ.
ANO III.—NCJAÍ.

12 NOY[EMB11E .DE 1887

Ferro-Carriles Maücr:a.

servicio nr tíiexes
que regirá (leude !■} Octubre a ■11 Mareo de 7-9VS.
De I’aUu i á Maimcor.y La, I’ucbla. — 7’ :0 maña¬ na, ■' y >' '• (:n?Kto> fcir-lo.
D? JL·insajQr á I’alma. — (mixto) V. 0 nr.iVaia

taró-'..

Do 1.a Puebla á Manaeor.— T'-'é mniVuia 2'-i(l y

í>’10 (mixto) tarfle.

De T.i Puebla a i’alma.

mañana y ."D

(mixto) tarde.

Tren periódica: din» de mercado en Inca.—De
laca á Palma—2 tarde.

correos;
í?\\mdas ni-: palma.
Para Ibh:a y Alñsuito, domingo s mañana. Para Mahon, hiñes 1 tardo y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, martes l larde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, jueves •' tarde. LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana.
De Maltón, Panes 9 mañana vía Alcudia y jueves
9 mañana.
De Ibiíai y Alicante, miércoles :! tarde. De Barcelona, jueves 12 mañana, vía Alcudia y
sábado 7 mañana.
Salida» de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las l.
Llegadas á Sóllcr.—Todos los días á las 6 noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRIC ION.

PRECIOS DE SUSCRÍCICN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id.

Extranjero y América.

| Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán ilevar firma.

LA INDUSTRIA EN ESPAÑA.
(Conclusión.)
El banquero, el capitalista, el poseedor de riquezas, debe emplearlas en la indus¬ tria de su país sin cuidarse del Estado más que para que le ampare contra las injusticias, contra las iniquidades; no de
otro modo se ha de conocer la autori¬
dad del Gobierno.
Si la sociedad camina, como algunos creen á esa lucha terrible del pobre con¬ tra el rico, se detendría en su funesta marcha; si aquél da á éste ocupación y el obrero encuentra siempre donde em¬ plear sus fuerzas y sus brazos, ricos y po¬ bres -deben conocer que ni unos deben exigir inás que lo justo, ni los otros pe¬ dir más que lo regular.
Es indudable que hoy existen grandes alementos para la creación de empresas
fabriles al desarrollo de la industria na¬
cional.
Los empleos, la compra y venta de efectos públicos, el vivir siempre ligado á los Gobiernos y correr el riesgo de la

política tan varia y mudable, es alimen¬ tarse hoy á costa del mañana que se pier¬ de en pretensiones y pasos inútiles, ya que no humillantes y vergonzosos; es co¬ rrer el riesgo de perder una fortuna en pocas horas; exponerse á recorrer los pe¬ ligros de una situación, ó de un Gobier¬ no quizá de efímera y corta vicia.
España necesita del esfuerzo de todos: del rico para que emplee sus capitales en beneficio propio y de los demás; del po¬ bre y clel obrero para que sus aspiracio¬ nes sean las del trabajo justo y razonado, sin avanzar más allá en sus pretensiones.
Ya se ha visto que es ineficaz el siste¬ ma seguido de suscriciones, para procu¬ rar á las clases pobres educación, traba¬ jo, lugares de recreo;, estos no son más que paliativos; la caridad es impotente; conviene desarrollar la industria, no limi¬ tar las horas del trabajo; lo perjudicial es que diez horas de trabajo equivalgan á Qcho, por la carestía ó escasez en el mer¬
cado de los artículos necesarios á la vida.
No es la filantropía, es la libertad lo qne ha de oponerse á la opresión; no es la caridad lo que ha de sanar las llagas,

es la justicia: la limosna es un medio in¬ suficiente, fugitivo é inerte, y alguna vez degradante.
Contrista el ánimo más esforzado, al
ver que en España, donde existen tantos
gérmenes de riqueza, donde tántas indus¬ trias pueden desarrollarse, donde tantos elementos hay de vida, tengan que irse ele ella infelices obreros por falta de tra¬ bajo; y metidos en un buque, dirigiendo el último adiós á sus hogares y á sus fa¬ milias, trasladarse atierras lejanas en bus¬
ca del alimento que no encuentran en sil
país porque los ricos acaudalados no quie¬ ren emprender obras; y descuidan desa¬ rrollar las artes y la industria.
Triste es un destierro, cansado, no por miedo á la fuerza, sino por la imposibili¬ dad de vivir en su patria.
No nos dirigimos al sentimiento; nos dirigimos al interés de los que hoy pue¬ den y deben dar incremento á la fabrica¬ ción de aquellos artículos que hasta aho¬ ra nos suministra el extranjero; que es lle¬ gado el tiempo de que florezca en este país lo que hasta ahora hemos venido re¬ cibiendo del extraño; y de ese modo la

LA ÜLTIMA CALAVERADA.
(Conclusión.)
Me levanté ileso (milagrosamente ileso, si se
considera que la caída filé por las orejas del caballo); busqué el sombrero, que me costó gran trabajo encontrar en unas tinieblas tan absolutas; cepillóme con ambas manos como Dios me dió á entender, y volví á colocarme sobre la silla.... no arrepentido todavía (pues yo era más contumáz que el ap óstol de los gen¬
tiles) sino lleno de mayor impaciencia que nun¬
ca por estrechar entre mis brazos á aquella pe¬ cadora, cuyas viles promesas me habían hecho dejar á mi bendita mujer llena de tribulación y angustia en la soledad de lina casa de campo, en una noche tan triste, en tierra extrangera, contando los segundos y temiendo á cada ins¬ tante por mi libertad y por mi vida....
Pero esto lo pienso ahora; pues lo que es en¬ tonces, solo pensaba en los aguerridos ojos de

Antoñita; en su incitante boca; en su sedoso pelo; en sus brazos que habían engordado des.cle que yo le daba el mío al salir de la tertulia de marras; en su talle, que era más redondo que cuando hilaba yo con ella, diciéndole al oido cosas sin nombre que su inocencia no de¬ jaba de adivinar en sus piés, por último, que yo pisé tantas veces; cuando íbamos en coche acompañados de la sombra de Niño de su ya
destronada madre....
Metí, pues, de nuevo espuelas al caballo, y al cabo de un cuarto de hora, sus desesperezos y relinchos me denotaron que estaba cerca del paraíso de mis sueños.
En cuanto al noble animal, regocijábase sin duda de aquel modo, porque había olfateado la vecindad del hospitalario parage en que ya había sido muy bien tratado dos ó tres veces...
—¡Gracias, buen servidor!—le dije acari¬ ciándole.—¡Tú también amas esta mansión de
venturas!...
El caballo me contestó con una parada en firme, como diciéndome:
—Hemos llegado.

Y en efecto, al través de la niebla, percibí dudosamente una mancha de claridad, que com¬ prendí era la iluminada ventana del pabellón en que me aguardaba Antoñita.
Me apeé del caballo, avancé á la orilla del camino, y topé con la verja....
Mi corazón saltó de gozo... y luego de miedo. —¿Si estará cerrada? ¿si se habrá arrepen¬ tido?—me pregunté, como todo el que acude á primera cita de mujer nueva. Até el caballo á un hierro de la verja, y lue¬ go fui empujando los demás.... hasta que al fin
cedió uno....
Era la puerta que se abría. —¡Bendita sea!—Pensé, lleno de agradeci¬ miento ante aquella formalidad de mi adorada y ante aquella facilidad de la cancela, que me
anunciaba otras tantas facilidades.
El marqués hizo una pausa. Nadie se atrevió á interrumpirle. —Al mismo tiempo—continuó en seguida, arrojando el resto del cigarro para accionar con más libertad,—una sombra blanca se di¬
bujó entre la bruma, y una voz baja, trémula,

2

S OLLER.

riqueza nacional se elevará, y además del beneficio particular, se obtendrá el de la nación, que tanto necesita de que sas hi¬ jos se cuiden de otra cosa que de la po¬ lítica, que todo lo esteriliza; de los em¬ pleos, que humillan al que sin méritos los obtiene; al que en operaciones de Bolsa, de crédito ó negociaciones con el Gobier¬ no”, emplea sus capitales, exponiéndose á las justas censuras de sus conciudadanos, y á la pérdida de su fortuna, por querer aumentarla considerablemente, enajenán¬ dose simpatías en vez de adquirirlas, y
desatendiendo las fuuestas consecuencias
que el disgusto general podría llegar á
acarrearle.
(Porvenir cíe la Industria.)
VAKIEDÀDES.
JAKOUB EL SABI.
TRADUCCIÓ FRANCESA.
(Continuació'.)
S7 anomenada de Jakoub arriba fias á Sici¬
lia. Un habitant d‘ aquest país passá la mar per demaná á Jakoub qu‘ havía de fer per al'-cansa que li fessen justicia.
Aquest homo tenía just una cortaradeta de térra y veya que s‘ aminvava de cada día per¬ qué un veynat rich y de bóns empeños se cuidava de fé correr ses fitas cap enfóra de caseua. Súplicas, 1 lágrimas, citacions, tot era inútil; es rich se reya d’ ell totas ses vegades que ni parlava y cuant era hòra d‘ anar á n‘ es tribunal es jutje era á fòra ó estava malalt; feya já tres aflys que la cósa anava d‘ aquest modo y si seguía just dos añys més no queda¬ ría res á n’ el póbre homo.
Cristià, li digué Jakoub, tornatén 'á ca-teua, arreplega dobblés y vesten á Messina. Arribat allá vés á ca‘s rectós de totas ses parroquias y los demanarás que pagant lo que sia toquin

de mórt general per una gran señora qui es (lera. No fué así desgraciadamente, así

mòrta. Çnidèt molt bé de fitxar es día y s’ hora. es que, pasando una pierna en el vacio

Si después te demanan qui es sa señora qui ha de la entrada á la cámara, cayó el infeliz

mórt dirás qu‘ es la justicia.

de modo, que con la caída recibió una

Dins pòch temps ets habitants du Messina fuerte contusión en la parte inferior del

un día dematí sortían tots á ir es carré dema¬ : escroto que produjo la rotura de vasos

nant qu‘ era lo qir hey havia de nòu que toca- interiores y la consecutiva hemorragia ó

van de mòrt df aquella manera perquè sòls hey : hematuria.

acostuman tocar cuant mòr algun niembra de

La tripulación creyó más conveniente

sa familia real y tots es trobavan sans y bòns. en vez de seguir con rumbo á Palma, que

No se torbaren á sebrerhó.

era el que llevaba el buque, entrar en

Es paisà, tan pronta còm sentí sa primera ! este puerto de arribada forzosa á causa

balayada sortí á ne‘ s carré y corrent d‘ un cap del mal estado en que se encontraba su

á s‘ altre de la vila deya á tots es qui trobava compañero.

¡La justicia es mòrta! ¡La justícia es mòrta!

Admitido el buque á libre plática, al

¡Pasaulí un pare-nòstro á n‘ aquesta pòbre jus¬ día siguiente, practicáronse al paciente

ticia per qui tocan de mòrt!

los remedios oportunos, logrando cohi¬

Pres per loco es municipals 1‘ arrestaren, bir la hemorràgia y ponerlo en estado

però ell demaná amb tan bònas paraulas qu‘ el | tal que, dos días después pudo ser lleva¬

conduissen devant el Rey que s’ en feran cà- do á su casa, que la tiene en Palma.

rrech de conciència de no concedirlhey. El Rey

Nos alegraremos de su pronto resta¬

qui no estava menos concirós qu‘ ets altres de blecimiento.

sentir' toca ses campanas d’ aquella manera,

sortís de boca d1 un sabi sortís de sa d’ un lòco
devia acuhir amb gust una esplicació cualsevòl. Sl esplicació tengué llòch y el Rey quedà

El domingo último fueron cogidos in fraganti por el Sr. Alcalde varios jóve¬ nes que en las afueras de. la población se

tant confórme, que dins pòch temps es pagès entretenían inocentemente con una baraja

hagué recobrat sa sena térra y es señó fonch

Parece que al acercarse al grupo el

condemnat á pagar mil duros de multa y á fer Sr. Serra, huyeron los muchachos dejan¬

tres añys de presó.

do baraja y dinero; no obstante, fué co¬

Jakoub demostrà en moltas altres ocasions gido uno y este descubrió los demás, que

sa sena sabiduría. Un altre día si Deu heu vòl llamados á la Casa Consistorial, se les im¬

en tornarem parlà.

F. C. C.

puso la correspondiente multa.
Así se escarmienta.

CRÓMICA LOC&L.
A bordo de un buque en alta mar su¬ cedió una desgracia el sábado último.
Dirigíase á la cámara de popa un ma¬ rinero, y, como la noche era muy oscura, para no pasar por encima de las pipas
vacías que llevaba en cubierta dicho bu¬
que, atravesó aquel la cubierta de la cᬠmara, creyendo estaba cerrada la corre-

Según vemos en la prensa de Palma, la Excma. Diputación provincial en la última sesión que ha celebrado acordó, entre otras cosas, conceder 500 pesetas á nuestro Ayuntamiento con cargo al cré¬ dito de calamidades públicas, y 400 con
cargo al crédito de carreteras. No podemos menos que dar en nom¬
bre del pueblo las gracias á la Excelen¬ tísima Diputación provincial. Según ve-

ronca de emoción y sobresalto, y rellena tam¬ —¡Exactamente!^ Yo, con el aturdimiento de bién de infinita dulzura, murmuró en medio de la caída, y con las vueltas que di para buscar

las tinieblas:

el sombrero, me desorienté por completo

—Juan, ¿eres tú?

—¡Claro! y el caballo, entonces, prefirió

—¡Yo soy, mi vida! le contesté, alargando regresar á su casa á seguir corriendo aven¬

los brazos y palpé unos suaves y tibios hom¬ bros; y oí un gemido de placer; y una ardorosa cara, bañada en llanto, se apoyó en la mía; y la misma dulce voz, más amante aún que al principio, pero ménos velada ya por la inquie¬ tud, me dijo, entre dos cariñosos besos:
—¡Ay Juan! ¡Creí que no volvías nunca! Era mi mujer.
'VII.
Sí; era mi mujer. Estaba en mi casa, en el jardín de mi chalet... semejante casi en todo al de Antonia y á todos

turas
—¡Eso es! ¡y yo, que tenia en aquel momen¬ to algo de animal irracional, no caía en la cuen¬ ta de que podíamos muy bien estar desandan¬
do lo andado!
—Bien, ¿y qué sucedió?
—Termine Y. su historia
—Esperamos el desenlace —¡Nada! Lo que ya he dicho: que estaba en mi casa ‘y que tenia entre los brazos á mi
mujer, á mi buena Eloísa, ó vuestra amigota la
marquesa
—Bueno. Pero, ¿Que hizo Y.? ¿Qué dijo?

los chalets del mundo.

—¡Toma! la llevé ai pabellón del jardín (pues

Cuando me caí del caballo

también aquel jardín tenia su pabellón corres¬

—¡Comprendido! se volvió (como hacen siem- : pondiente, en el cual había estado aguardándo¬

pre en este caso las cabalgaduras) en sentido me la pobre, pára hallarse más á la vista de la

contrario á la marcha que había seguido hasta carretera. La llevé, digo, al pabellón del jar-

/mtónces.

din y nunca más volví á ver á Antonia, ni

á pensar en otra mujer que aquella que me abrazó llorando de amor y de alegría; precisa¬ mente en el momento en que yo creía tener en¬
tre mis brazos á su rival!
—¡Pobre Antoñita!—exclamó el duque.— ¡Qué noche pasaría!
Todos soltaron la carcajada.
VUI.
—Por lo demás, concluyó el marqués, encen¬ diendo un tercer cigarro, háganme Ydes. el favor de considerar ahora todo el respeto que me infundiría en adelante aquel caballo que me
había vuelto á la senda de la virtud...
Si yo hubiera sido, Emperador, como Calígula, lo habría hecho, no digo cónsul, sino ca-'
tedrático de ética.... Pero no era más que mar¬
qués, lo vendí casi de balde, avergonzado de que hubiese en mi casa un irracional más dig¬ no que yo de las santas bendiciones de mi es¬
posa. P. A. de Alarcon.

v? OLLER.

O O

mos, no es insensible al ruego que se le hace, estando este basado en la razón y
la justicia.
-- l~' O-

teresadas en conocerlo, habrán compren- ; Considerando el Ayuntamiento que las obras

insffcdos j dido la enormidad de la errata, nos apre¬

suramos á hacer público,

por el

de reconstrucción verificadas en una parte del camino nombrado de la Torrentera perjudican á D. José Bullan Pbro., colindante con el mis¬

Sr. Vice secretario de dicho Consejo, que ! mo, y que dichos perjuicios se podrían evitar

Nuestro distinguido amigo el infatigabre colaborador á este semanario, Don José BrillanPbro. después de permanecer entre nosotros todo el verano, marchó el
jueves de esta semana á Establiments en

es ciento el número de ejemplares á que i si se construyera un empedrado en la parte del

tendrá derecho el autor premiado.

cauce del torrente de la Torrentera, que com¬
prendiera todo el trayecto ele la finca indicada,

con lo que se conseguiría al mismo tiempo dar-

SESIONES DEL AYUNTAMIENTO.

mayor solidez á la obra; y como quiera que esta ha dado un beneficio á otras propiedades

cuyo pueblo tiene su residencia durantela época del frío.
Deseamos sea corto el próximo invier¬ no para tener de nuevo al lado á nuestro

Sesión de día 6 del actual.
(extraordinaria.)
El señor Alcalde dimitió el voto de confian¬
za que se le había conferido anteriormente pa¬

contiguas al propio camino es lo procedente y lo regular que sus propietarios ayuden al pago de’ la nueva obra; acordó que se hicieran las
gestiones necesarias con estos al efecto espre-
sado.

amigo.

ra la administración del impuesto de consumos,

Sesión del día 10.

Se presentaron varias proposiciones para no

Se ha dado ya principio este año al embarque de la naranja verde, por cuyo motivo despídense diariamente muchos

perjudicar á los cosecheros de aceite que no fabriquen mayor cantidad de 400 kilos., siendo algunas de ellas:
1.a Que se estipulen contratos con todos

amigos nuestros que van á pasar en la los cosecheros y fabricantes' en la citada espe¬

vecina Bepública la temporada de invier¬ cie; que, para mayor seguridad del cobro, no se

no, como lo hacen anualmente. Los precios de dicho fruto que alcan¬

deje extraer de las almazaras da cantidad déla citada especie que fabriquen por cuenta agena, sin que acrediten antes sus propietarios el ha¬

zaron al principio á 8c7 5 pesetas carga I ber satisfecho el impuesto de ia cantidad con¬

j han sufrido la baja de costumbre, ven- certada, y que de no sugetarse aquellos á este

diéndose actualmente á 7‘50 pesetas.

procedimiento se les obligue á fabricar arregla¬ damente á la ley, y

Después del despacho ordinario se acordó:
Elevar al Excmo. Sr. Gobernador civil de la
provincia el proyecto de ensanche del cemente¬ rio de este pueblo, para poder continuar las obras emprendidas en el mismo.
Que los propietarios de sepulturas que no tengan puesto el número correspondiente, pro¬ cedan desde luego á verificarlo, debiendo ser dicho número inteligible é indeleble á fin de evitar confusiones, y
Que no pueda enterrarse cadáver alguno en
sepultura cuyo dueño no haya antes presenta¬ do el título de propiedad.

2.a Que con arreglo á los datos querobran,

Un comerciante de esta al marchar á
Francia llevóse una pequeña cantidad de

|

relativamente' á lo practicado para celebrar conciertos referentes á la especie mentada, se clasifiquen los cosecheros y traficantes en ella,

j j j

manzanas con el objeto de probar si ob- j para poder llevar á efecto los mismos, y que de

sección ooSScÜl"
MOVIMIENTO DEL PUERTO.

tendrían benévola acogida por su sabro- no quererse obligar los últimos á ello, se les ;

EMBARCACIONES FONDEADAS.

sidad, á pesar de haber de dicha fruta en abundancia en aquellos mercados, y según

i
!

prive de la venta siempre que no se hallen provistos para la misma de los requisitos prevenidos por la legislación vigente.

j !

Día 6.—De Cetíe latid Aurora, de G7 ton., pa¬ trón Pedro Alcover, con 8 mar., pipas, cal y cemento
Dia 7.—De Lanouvelle laúd Naranjera, de 21

acaban de informarnos, no solo vendió

Las antedichas proposiciones fueron apro¬ toneladas, pat. Francisco Arbona, con 5*mar. y las¬

aquellas, sino que ha pedido además una cantidad bastante respetable, lo cual prue¬ ba que ha dado resultados favorables el
ensayo.
Si los otros siguen el ejemplo de este,

badas, precediéndose por el Ayuntamiento á la
clasificación de que tratan, siendo divididos los mencionados cosecheros y traficantes en cuatro
clases, asignando á la primera seis cuartanes, cinco á la segunda, cuatro á la tercera y tres á la cuarta, tomando por base los individuos de

tre.
Dia 10.—De Andraitx jabeque San Antonio, de 44 ton., pat. Juan Simó, con 6 mar. y lastre.
Dia 10.—De Palma laúd San José, de 22 ton., pat. Gaspar Pujol, con 7 mar. y piedra.
EMBARCACIONES DESPACHADAS.

es probable que en los años próximos al¬ cance dicho ñuto un precio más elevado todavía que las 3‘75 pesetas carga á que

que se compongan sus respectivas familias. Teniendo en cuenta el Ayuntamiento que ha

Dia 6.—Para Agde laúd Internacional, de 27 to¬ neladas, pat. Pedro Bernat, con 5 mar., 4 pas., hi¬ gos y naranjas.
Dia 6.—Para Alicante laúd Esperanza, de 38 to¬

se vende hoy.

llegado ya la época de dar principio á la fabri¬ neladas, pat. Gabriel Castafier, esn 6 mar. é higos.

cación del aceite y á fin de proporcionar á los

Dia 8.-—Para Cette laúd San Bartolomé, de 33

La acequia que conduce las aguas por la calle Nueva para el riego de los corra¬

dueños de las almazaras todas las ventajas po¬ sibles para.su libre ejercicio, acordó autorizar á estos para la fabricación de que se trata sin

les de las casas de la misma, está atasca- j los requisitos prevenidos en el Reglamento del

da en varias partes, y como sobra actual- I impuesto de consumos, siempre y cuando quie¬

mente

el agua de la fuente de

S’Olla y

al

!

ran sugetarse en un todo á los acuerdos toma¬ dos en las sesiones de este Ayuntamiento de

bajar por dicha acequia encuentra obs- i 14 del pasado Octubre y de hoy, referentes al

toneladas, pat. Miguel Cardell, con 5 mar., 1 pas., higos y naranjas.
Dia 8.—Para Lanouvelle laúd Esperanza, de 32 toneladas, pat. Juan Vicens, con 5 mar., higos y na¬ ranjas.
Dia 8.—Para Palma laúd Aurora, de 67 ton., pa¬ trón Pedro Alcover, con 7 mar., pipas, cal y cemento
Día 8.—Para Barcelona bateo San Antonio, de
23 ton., pat. Juan Calafell, con 5 mar. y manzanas.

traído el paso, se reparte por los mencio- | particular, á excepción de lo que se indica en

Dia 10.—Para Lanouvelle laúd Naranjera, de

nados corrales, inundándolos de veras.

el de la fecha primeramente citada, que dice: i 21 ton., pat. Francisco ArboipI, con 5 mar., higos y

Lo dicho sucede tan amenudo que
creemos de imprescindible necesidad lla-

!

«debiendo ser al propio tiempo responsables de satisfacer los derechos de consumos por las cantidades de aceite que, por no llegar á la ci-

i
i

naranjas. Día 11.—Para Palma laúd San José,
pat. Gaspar Pujol, con 5 mar. y lastre.

de 22 ton.,

mar la atención del Sindicato, que es-el i fra que previene la expresada instrucción, j no •

que, en nuestro concepto, debe poner re¬ puede autorizarse el depósito», de cuya obliga¬

medio al mal.

ción quedan ahora relevados.

SECCION OFICIAL

Igualmente deben sugetarse los menciona- ;
| dos dueños de almazaras, para obtener la auto- I
En el programa del eertámen artístico- | rizadon de que se trata, además de lo dicho, á literario que el Consejo general de la Ex- j satisfacer á la Administración de consumos, i

ADMINISTRACIÓN DE CONSUMOS. Segundo trimestre.

posición de Barcelona publicó el 27 *de j antes de empezar á fabricar, la cantidad que

Pesetas.

Julio último, y que nosotros hemos re¬ producido, aparece estampada por error

les corresponda por el concierto verificado de la especie indicada, y tres céntimos de peseta I por cada molienda que fabriquen, que- deberán

Suma anterior .... Recaudado del 22 Octubre al 11

4.513‘36

de caja en el artículo 2.°, que al autor pagar á medida que vayan dando las relacio- | del actual, ambos inclusive.

premiado se le regalarán, además de las nes de que trata el acuerdo de 14 de Octubre

En el Fielato Central. . . .

2.136‘05

2.500 pesetas en que consiste el premio, último.

cien mil ejemplares de la obra que haya

De no aceptar estas condiciones quedarán

En el id. del Pont d‘ en Valls . En el id. del Puerto ....

2.943‘66 41373

merecido esta distinción.

sugetos para la fabricación mentada á lo que respecto á ella se dispone en el renombrado

Suma

10:006‘80

Aunque todas las personas que tienen Reglamento.

S oler 12 de Noviembre de 1887.-—El Admi-

en su poder el citado programa y las in¬

nist i a !•; r, Francisco Sánchez.

4

SÓLLER.

de Anuncios

Las Baleares
Obra escrita y publicada en aleman con el título de
DIE BALEAREN IN WORT UND BILD GESCHILDERT
Versión castellana de D. Santiago Palacio vice-cónsul de España en Berlín, corregida y considerablemente aumentada con anuencia y conforme á las indicaciones del autor por
. ü. FRANCISCO MANUEL DE LOS HERREROS Y SCHWAGER
DIRECTOR DEL INSTITUTO BALEAR.
Constará esta obra de unos 8 ó 9 tomos de 400 á 500 páginas folio menor, papel agarban¬
zado y tipos claros, divididos en cuadernos de 40 páginas con tres xilografías cada uno, al pre¬
cio de UNA PESETA.
Suscríbese en la Tienda de artículos de escritorio de J. Marqués Arbona.
Rubert hermanos,
Consignatarios de buques, comisionistas y ne¬ gociantes de calzado al por mayor.
SAST JIJAN BE PIIEBTO-BIEO.

O.

UI.Lb IDllll,

Historia de Sóller en sus relaciones con la
general de Mallorca. Memoria sobre el algarrobo y su cultivo en
Mallorca, con adiciones y notas de P. Pedro
Estelrich.
Se hallan en venta en la imprenta y táller de encuadernaciones de Juan Marqués, calle de San Bartolomé, 17.

Dos Y Dos PAN CüATRE
ó SIA PRIMERA TANDA DE VERITATS, DITAS Á N’ ES VESINS DE SA POPULOSA CIUTAT
DE
S» ILLÓT
PER
UN TAL L’AMO’N TÓFOL DE SA LLANA
(MOLT CONEGUT A ca-seua)
AMB UN PRÓLECH ü’ ES SEU FIY MAJÓ, BIST TOFOLÉT,
QUE JÁ COMENSA Á SURTÍ ü’ ES NIU Y MENJA TOT-SÓL

ZAPATERÍA
DE
MI* MARTINEZ I CÍNIffi.
Premiado en la Exposición de París de 1878, en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 y en la XII general
de Burdeos de 1882.
Se confecciona calzado de todas clases á la medida para caballeros, señoras y niños.
Para pies imperfectos y para el comercio
de América.
Materiales de las mejores fábricas tanto nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia y economía. Calle de Bauzá núm. 13.-SÓLLER.
HIERRO TORRENS.
((JOTAS CONCENTRADAS DE HIERRO TORRENS.)
Recomendado eficazmente contra la ane¬ mia, clorosis, debilidad, empobrecimiento de ■la sangre, falta de apetito, etc., etc.
DEPÓSITO GENERAL Farmacia del Autor.-Plaza 4e la Constltución.-SDLLER.
GUANO REFINADO
É INSECTICIDA.
DEPOSITARIO EN SÓLLER
Jaime Serra (a) Font
camino dei Mar.

GRAN LIBRERÍA DE LANCE
DE LUIS FÀBREGAS
Hrossa nútra. 25«-Palma«
Esta acreditada casa proporciona toda cla¬ se de obras, incluso las últimas ediciones de lujo, con un 20, 30, 40 y hasta 50 p.§ de re¬ baja.
Las obras existentes en la casa se venden á
plazos ó al contado con grande rebaja de pre¬
cios.
Se compran libros y bibliotecas de todas clases, sea cual fuere su importancia.
Brossa, 24,-Esquina á la calle de Quint.-PALMA.
VENTA.
A voluntat d‘ es seu dueño desitjan ven-
drersé:
Una casa amb corral y carrera, situada en la Alçaria del Compte, carré d‘ en Rullan nú¬ mero 6, (mansana 36); té dos aigovessos y pou
á n‘ es corral.
Una porsió de terra hort, situada en 1‘ horta de Biniaraitx; de uns trente destres de estensió, poch mes ó menos, y
UiT altre porsió, de terre hort inmediata á s' anterió, de uns déu destres, poch mes ó me¬ nos. El qui vulga enterarse milló de ditas fin¬ cas se podrá veurer amb V amo( n Toni de, ca ‘l Bisbe, encarregat de vendrer.
Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra (Font) hay algarrobos, palmeras, limoneros y naran¬ jos comunes y mandarines, para vender: se da¬ rán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo vivero, junto á Can Domingo, carretera
de Palma. -

Aquesta colecció de cartas forma un folleto en 4.rt, de mes de xéxanta páginas, elegantement imprès, y se ven á setanta cinch cèntims de peseta á sa tenda d‘ articles d‘ escritóri de
J. Maequés Aebona Carré de Sant Bartomeu número I7.-Sóller.
GRAN NOVEDAD
EN BASTONES PARA CABALLERO
VENTA.
Se vende una casa de campo muy capaz
con bajos, entresuelo y piso superior, carrera al frente y huertecito contiguo, con naranjos y otros frutales y derecho de agua, situada en
el término de la villa de Sóller, inmediata al lugar de Biniaraix, conocida por Can Botana.
Y un olivar con tres bancales llamado S‘
Olivaret de las Moneadas, en el mismo término
de Sóller. Darán razón en Palma calle de San Elias
núm. 14 piso 2.° izquierda, y en Sóller D. Ge¬ rónimo Estades ó Buenaventura Coll carpinte¬ ro frente la iglesia de Biniaraix.
Tanto se vende como
se arrienda, medio cuartode hora de agua de la fuente de S‘Olla y pago del Puig den Ramis; en esta imprenta darán razón.
SÓLLER.-Imprenta de Juan Marqués.