AÑO ïii. -±\
AÑO ïii. -±\\

114.

10 SETIEMBRE DE 1887.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá desde l.° Abril á 11 Octubre de 1887,
De Palma á Manacor y La Puebla.—7'30 maña¬ na, 2 y 4 (m\\xto).tarde. *
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 mañana y 5’45 tarde.
De La Puebla i Palma.—7’55 mañana y 5'55
tarde. De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana 2’30 y
5T>5 (mixto) tarde. De Manacor á La Puebla.—7’30 mañana y 5’i5
tarde.
Tren periódico: dias de mercado en Inca.—De
juca á Palma—2 tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para Ibizay Alicante, domingo 8 mañana. Para Mahon, lúucs 4 tarde y miércoles 2 tarde, vía Alcudia.
Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, jueves 4 tarde. LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Mahon, lúnes 9 mañana vía Alcudia y jueves
9 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, juéves 12 mañana, vía Alcudia y
sábado 7 mañana.
Salidas de Sóller—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.
Llegadas á Sóller.—Todos los días a las 6 noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

| 1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extrangero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

LA ENFERMEDAD DEL NARANJO.
(Continuación.)
Los remedios que se han de aplicar se dividen en curativos y preventivos. Para todos se debe tener presente siempre, que se trata de combatir á un vegetal, que, como todos, tiene sus condiciones de vida, y que siendo muy pequeña, obra por el enorme número de sus individuos; y que posee una reproducción espantosa, propia de la clase á que pertenece, bas¬ tando así unos pocos gérmenes para pro¬ pagar con rapidéz el mal.
Los remedios curativos (l) han de diri¬ girse á matar los hongos y todos los gér¬ menes que se encuentren en la tierra estraida y en la que se halla todavía al rede¬ dor del árbol y sobre sus raíces y tronco, por apoyarse en estas últimas directa¬
mente la nutrición del mismo.
El único medio cierto para estirpar el hongo que se halla en la tierra que se ha
(1) Los lectores encontrarán aquí muchos de los reme¬ dios que se hallan en la memoria de la ya citada Comisión,
como los más racionales.

sacado, es el de quemarla en hormigue¬ ros Es tan cierto esto y tan de fácil eje¬
cución, que recomendamos en gran ma¬ nera se estraiga la mayor cantidad posi¬ ble de tierra del rededor del tronco y raí¬
ces para poderlas cubrir nuevamante con tiera ya saneada por el medio indicado.
Los tratamientos para aniquilar los restos del hongo en el suelo y sobre las raices que han quedado intactas, se refie¬ ren ó á privar al hongo de su principal condición de vida, la humedad, ó á ma¬ tarla por venenos Lo primero se obten¬ dría fácilmente oreando bien el espacio de tierra donde vegeta el árbol: no es po¬ sible practicarlo suficientemente en terre¬ nos algo compactos y donde se cultiva el naranjo en baja proporción; podemos aducir como prueba los huertos de Bu-
rriana, cuyos cultivadores han obrado
con inteligencia al dejar descubiertas las raices durante algunos años, é impedir la entrada en ellas del agua de riego, y sin embargo no se han visto sus naran¬ jos libres de la enfermedad. Se debe,
pues, proceder al oreo empleando mate¬
rias secantes. Afortunadamente las po¬

seemos de tal índole, que obran al pro¬ pio tiempo como venenos.
La cal en polvo, la cal de las fábricas de gas pulverizada (que obra también por el ácido sulfuroso que contiene y las sus¬ tancias empireumáticas), producirán buen
efecto sobre las raíces descubiertas y en¬
fermas; ó bien una disolución muy dilata¬ da de vitrio azul,—sulfato de cobre,— (nunca vitriolo verde), que además de obrar como secante, es un veneno muy conocido contra los gérmenes de los hon¬ gos parásitos. Entre los remedios que sir¬ ven para matar el hongo, nos limitaremos
á mencionar como único el hidrosulfuro
de cal, cuya preparación ya entonces fué publicada por la repetida comisión.
Todos los remedios mencionados son
más ó menos eficaces matando las hebras
finas del hongo y muchos de sus gérme¬ nes. Desgraciadamente hemos de confe¬ sar que, por lo general, una clase de es¬ tos presenta bastante resistencia á ser atacado. La reproducción de este hongo se verifica en gran parte por gérmenes, que, de suyo muy sensibles, están, sin em¬ bargo, de tal modo abrigados contra la

FOLLETO.
EL DESENCANTO DEL HÉROE.
(C o n.ti3a\\ia,Gión.)
Allí reza cómo yo he sido el que ha quitado de enmedio al general de los rebeldes. Y allí dice, además, y lo dice por mí. ¿Verdad Pedro? —añadía dirigiéndose á su hermano—que los héroes que dan su sangre por la pátria y se co¬ ronan de gloria, se escriben sus nombres con oro sobre piedras de mármol y todas las gen¬ tes se descubren ante ellos y van á honrarlos.
¡Oh! ¡Lo que es esto me lo he aprendido de memoria! Conque, y ahora... ¿Dudáis?
¡Toma! ¡Tu jefe que ha de decir! Que su ba¬ tallón lo ha hecho todo—le replicaban.
¡Pues toma que sí! Y si dudas, ya verás, ya verás, cuando traigan al sargento Pizarro, el que tiene la pierna rota, la «Correspondencia»; ya lo leereis en el periódico, y para decirlo á
todo el mundo debe ser verdad.
¿Y crees que van á hablar de eso en los pe¬

riódicos?—insistían los envidiosos.
¡Otra! ¡Cuando se puede poner mi nombre con oro en una piedra de mármol, ya se puede escribir con tinta en un papelico!
Y estas controversias se sucedían á todas
horas. Juan mejoraba, la esperanza, el afan de gloria y su robusta naturaleza, ayudaban la medicina. Aquí, en derredor de su cama, se formaba siempre el corro de los convalecientes. Juan era un gran corazón, y concluyó por cap¬ tarse las simpatías de todos.
Aquí se referían los lances de la guerra, esos hechos oscuros y grandes que pasan entre las apretadas hileras de una compañía y que nunca son del dominio público, esos rasgos de valor, de abnegación que se tienen entre ellos por naturales á fuerza de ser frecuentes.
El punto de partida de los comentarios era la «Correspondencia» del sargento Pizarro. Cada noticia, cada suelto era un punto discu¬ tido con sencilla oratoria que moderaba y di¬ rigía el susodicho sargento. Juan era el que mostraba más impaciencia porque llegara el periódico.

Ya se vé; sus hechos eran grandes, por él se concluía la guerra, y cuando tantas noticias insulsas se escribían, tenía la seguridad de que sus proezas habían de llenar muchos ren¬ glones. ¿Quién tenía más méritos que él? Así es que todos los días, cuando el corro de los lectores y de los oyentes se deshacía, le pre¬ guntaba á Pedro.
—Hermano, ¿Cómo es que no dice letra de mí ese papel? Tiempo hay ya de sobra para que
lo sepan. —No sé—balbuceaba Pedro—estarán reco¬
giendo más noticias para decirlo todo bien.
—Eso será—contestaba sencillamente Juan.
Como el que escribe en el papel no está en las batallas, para no decir mentiras querrá antes enterarse bien. ¡Tardan tanto!
—Esperarán, como dice el sargento, á que salga el parte oficial y detallado de la acción, porque ese es el que dice todo lo que ha pasa¬ do de verdad y lo firma el general.
—Eli ese, en ese, Pedro—exclamaba son¬ riéndose—en ese vendrá, porque el coronel cuando vino y me abrazó me dijo: «Tú eres el

"2

S'OLLER.

acción destructora de las dilatadas solu¬

ciones de venenos que podemos emplear, y aun contra la acción misma del aire se¬

co, que la especie de cápsula de paredes bastante gruesas que les encierra, les res¬ guarda lo .suficiente para no ser atacados >de aquellos, y-continuar su obra de des¬ trucción. Unicamente durante el período de apertura de estas cápsulas, que suele verificarse en los días de Abril y Mayo, es cuando se puede esperar algun éxito. Téri-

.gase, pues, presente este consejo para cuando llegue dicha época y utilícese.
Escusado nos parece decir que un ár¬ bol enfermo tanto más pronto recobra su lozanía y vigor, cuanto más rico es el ali¬ mento que se le echa en las raíces que han

quedado sanas; pues fácilmente se com¬

prende, y asi lo afirma la observación,

que en terrenos bien cultivados basta muchas veces una sola raiz para mante¬
ner sano el árbol enfermo. Así pues, es
necesario cultivar bien y abonar más las

plantaciones enfermas que las sanas; reco¬ mendando sin embargo esta Estación una

prudente medida de abono en el primer

año aunque se eche de esceso en el se¬

cundo. Réstanos todavía indicar algo respecto

á los medios preventivos, de los cuales ca¬

recemos, por desgracia, para amparar á
-un huerto de la invasión; por manera que únicamente podemos limitarnos á evitar

-laprqpagación.

José Bullan Pbro.

.(Se continuará.)

decimos lo comprende cada cual á su ma¬ nera, á pesar de la claridad con que pro¬ curamos escribir) que ni esta Redacción
ni la Administración del Sóller tienen arte
ni parte en las consabidas hojas, de das cuales sen editores y únicos'propietarios
sus autores.
Por lo mismo, seria muy ridículo que por la sola razón de no haber recibido dicho trabajo, diéranse de baja en el libro de suscritorés al periódico, como sabemos quieren hacerlo algunos; no obstante, son para ello muy dueños.

plemente una barbaridad; ahora después de ratificar lo dicho podemos añadir, que si los que en la cencerrada toman parte
creen por este «camino coronarse de glo¬ ria, «están muy á oscuras, pues consiguen únicamente demostrar su ignorancia (que
raya en salvagismo) y hacerse acreedores al desprecio de las personas sensatas.
Bueno sería tuviesen siempre presente que insultar á uno, sea ó no sea viudo, porque se case, es atropellar sus derechos individuales', falta imperdonable en toda
sociedad civilizada.

En la mañana del martes de esta se¬

En el punto denominado sliórt de Via,

ma falleció D. Juan Arbona Ferer, socio vimos, días pasados destruida la acequia

de la Defensora Soliéronse y empresario de las obras de carpintería de la casa que
tiene en construcción dicha sociedad.

que conduce las aguas, desperdicios del torrente mayor, á la acequia principal, y dado el calor de la estación (pues no ha¬

En la flor de su vida baja al sepulcro bía llovido todavía) no pudo menos que

nuestro amigo; dejando en completa or¬ llamar nuestra atención el caudal de

fandad á cinco hijos, de tíernisima edad aguas que, en vez de aprovecharse para

todos ellos, lo cual hace aun más sensible riegos, se perdían miserablemente en el

la desgracia que ha esperiraentado su ! torrente.

familia con tan irreparable pérdida.

Hoy hemos visto reparado el mal y nos

Los consocios del finado acompaña¬ consta deben los perceptores el disfrute

ron el cadáver á su ultima morada, cuyo de dicha agua al celo y actividad del Al¬

postrer tributo de amistad contribuyó calde y Ayuntamiento, sin que el Sidica-

notablemente á dar al fúnebre cortejo to de riegos haya dado señales de vida,

más solemne aspecto.

que sepamos, á pesar de ser, á nuestro

Rogamos al Señor acoja en su seno al entender, de su incumbencia el asunto.

alma de nuestro amigo, y nos asociamos

¡Menos calma, señores miembros del

al dolor inmenso que embarga á su fa¬ Sindicato y un poco más de interés, que

milia.

bastante io necesitan los pobres hortela¬

"V

JTV\_J » ""

nos que un dia os eligieron!

CRÓNICA LOCAL.
Habiéndo llegado á la Administración -de este semanario quejas de varios de los -suscvitones al mismo por no haber recibi¬ do las hojas volantes que han salido de -esta imprenta, liemos de hacer constar de nuevo -{porque, según parece, lo que

Asegürannos que em la huerta es es¬ candalosa la cencerrada que dan sus ve¬ cinos no sabemos á quien, pero que por
no haberse desterrado todavía ciertas
costumbres impropias del siglo en que vivimos, suponemos si será á algun viudo que se haya decidido á casarse.
Otra vez dijimos ya, tratando de este mismo asunto, que á este se le llama sim¬

En la noche del miércoles descargó en esta un aguacero precedido de relámpa¬ gos, truenos y viento impetuoso, á lo
cual se debe indudablemente el brusco
cambio de temperatura que hemos espe-
rimentado.
Conviene, en nuestro concepto, arro¬ parse ya, pues con el fresco de hoy des¬

héroe del día; te debían llevar en triunfo. —Verdad es, Juan—contestaba tristemente
Pedro.
Y estos sueños de Juan, en vez de disminuir
-aumentaban á cada liora.
Cierto día, y con razón no escasa, comenta¬ ba algunos sueltos del diario ó hacía observa¬ ciones y preguntas pertinentes al único pensa¬ miento que le embargaba.
«Hoy ha tenido una ligera indisposición,— «leía -el sargento Pizarro—el jefe de sección »del ministerio de... nuestro querido amigo el ■«Sr, D. E. de T. Deseamos su pronto alivio.»
—.¡Otra y qué noticia! ¿Pues qué habrá he■cho ese hombre más que yo? ¡Qué papeles! |Y yo que estoy atravesado de parte á parte y he hecho lo que he hecho, no dicen nada! Diga usted sargento Pizarro, ¿y dice eso de verdad?
—Léelo tú y lo verás—contestaba secamen¬
te el aludido.
«Hoy ha llegado á esta capital el Sr. D. José » Perez. Gran número,—continuaba leyendo »Pizarro—de sus amigos y muchedumbre de «admiradores han bajado á la estación á salu-

»darle, su viaje ha sido un verdadero triunfo, «por el que le felicitamos, pues servidores del »país como el Sr. de Perez, se merecen las «simpatías generales y la admiración univer-
•sal.»
Juan se sonreía á medida que iban leyendo.. Ya se veía él llegar á Madrid y ver el anden lleno de gente, que iba á rendir tributo á aquel que en vez de sacar una ventaja particular, había logrado una general, arriesgando nada menos que la vida.
—¿Y quién es ese señor?—preguntaba Juan, en su afan 4e hacer comparaciones.
—Yo le conozco—dijo uno de los soldados del corro, es el diputado por mi pueblo
—¿Y qué ha hecho de bueno para España?
—insistió Juan.
—Yo no sé que haya hecho nada.
Estas eran las diarias conversaciones. Juan
vivía en una excitación continua. La lucha en¬
tre la realidad que iba tocando, y las esperan¬ zas que flaqueaban, formaba en él una vida,
una salud ficticia.
Por fin, llegó el principio del fin, la primera

herida mortal que unida á la segunda, mortal de necesidad,*le condujeron al sepulcro.
Una tarde, entró el enfermero agitando la «Correspondencia» en el aire, y diciendo en alta voz. ¡Oido señores! El parte oficial y deta¬ llado de la acción del Robledal. ¡Qué largo y qué bueno viene! ¡Corro!! ¡Corro!
Todos los que convalecían salieron de entre sus camas ó de los huecos de las rejas donde tomaban al sol el calor que faltaba á su san¬ gre. Los que no podían levantarse se incorpo¬
raron sobre un costado con los oídos prepara¬
dos á escuchar y Juan... ¡Pobre Juan! tenía en su fisonomía todo el brillo, toda la animación
de la salud más cabal. Medio recostado en el
lecho, colgado del cuello de su hermano Pedro, le comía con los ojos, como suele decirse, el papel que el sargento Pizarro tenía en la ma¬ no. ¡Qué dicha la suya! Aquel papel, repetido cuarenta mil veces quizás, corría ya la España entera proclamando su nombre como un héroe, como el salvador de la patria.
(Se continuará.)

SÓLLER.

3

pues del sofocante calor de estos días es muy fácil haya muchos constipados.
Sengun noticias en la Calobra había días pasados un niño atacado del serampion, y en Fornalutx varias casas acor¬ donadas por idéntico motivo.
Ignoramos si es ó no cierta la noticia; por si acaso, conviene vivir prevenidos.
ISTos han asegurado que un carretón que venía cargado de manzanas, al atra¬ vesar el torrentó de can Ahí, aceleró un poco á fin de tener más fácil la subida á un pequeño declive del terreno y rompió
de una vez los dos brazos.
Sabemos positivamente que no hubo desgracia alguna personal, pues el con¬ ductor, única persona que hubiera podi¬ do sufrir, iba á pié.
La prensa de Palma reproduce estos días la siguiente noticia, que copiamos con gusto:
«Ha venido á esta isla un distinguido geó¬ logo francés llamado Mr. Nolancl, que, como Mr. Hennite, se propone estudiar la geología de Mallorca. Ayer estuvo en Establiments y conferenció con D. José Rullan, Pbro., persona ilustrada y que profesa á las ciencias físicas una afición como la que profesa á la historia de Sóller, su pueblo natal. El Sr. Rullan enseñóle su colección de fósiles que aquél en parte cla¬ sificó, y entrególe algunos, para que pudiera
estudiarlos detenidamente. Mr. Noland prome¬
tió que se los devolvería clasificados, y hoy debía partir para Puigpuñent, para hacer en aquel valle nuevas investigaciones geológicas.»
En las inmediaciones de Biniaraix, fal¬ tó poco para que hubiera una desgracia, ayer. Varios albañiles derribaban parte de una pared de una casa, derrumbóse di¬ cha pared, y, al faltar apoyo al tejado, hundióse, causando á dichos trabajadores leves heridas y contusiones.
En la sesión del mártes trato el Ayun¬ tamiento de la separación de las carnes destinadas á la venta y facultó á la Comi¬ sión de policia para que obrara en conse¬
cuencia.
Dicha Comisión, en cumplimiento de su cometido, llamó á los cortantes para ver cual de ellos ofrecia más ventajas al público en la venta de la carne de carne¬ ro, resultando ser José Aguiló (Domin¬ go) el cual se comprometió á tener cons¬ tantemente de dicha carne al precio de 1’50 pesetas kilogramo para los pobres de solemnidad y á 1*75 pesetas para el público en general.
Ordenósele la colocación de una mesa
en el Borne Ínterin designe el Ayunta¬ miento sitio más á propósito.
Como habíamos anunciado en nuestro
número anterior, los vecinos de Forna¬

lutx celebraron el juéves la fiesta de su
patrona, y hubiera sido indudablemente muy lucida á no haberla aguado, el chu¬ basco de que se ha hecho mérito.
La parte religiosa consistió en solem¬ nes completas al anochecer del miércoles y misa mayor con sermón por D. Melchor Planas, al dia siguiente, y la civil en baile al estilo del pais, el cual continuó ayer; siendo en uno y otro dia en extremo
concurrida.

SECCION OFICIAL.

ADMINISTRACIÓN DE CONSUMOS.

Pesetas.

Suma anterior. . . . Recaudado durante los días com¬
prendidos entre el 3 y el 9 del ac¬ tual, ambos inclusive.
En el Fielato Central. . . . En el id. del Pont d‘ en Valls . En el id. del Puerto ....

20.223‘27
317‘46
764‘gò
1.120‘32

Mañana los vecinos de la Alquería del
Conde celebrarán también su fiesta cívi¬
co-religiosa de todos los años. Como pre¬ parativo de dicha fiesta hemos visto esta mañana pasear por las calles de este pue¬ blo, al son de la gaita y tamboril, un to¬ ro coronado de arrayan y flores, que debe torearse esta tarde en una plaza que se ha improvisado al efecto.
¿Sucederá lo que sucedió la víspera de
San Bartolomé?
Habiéndose prorrogado el plazo para que los cosecheros pudieran solicitar de¬ pósitos de aceite y debiendo dar princi¬ pio la semana entrante á la constitución de los mismos, creemos conveniente re¬ cordarlo á los que no lo hayan solicitado, para su inteligencia.

Suma

22.425‘90

Sóller 10 de Setiembre de 1887.—El Admi¬
nistrador, Francisco Sánchez.

MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS. Una hembra.
DEFUNCIONES.
Dia 5.—Falleció Catalina Castañer y Pons, de
80 años de edad.
Dia 6.—Juan Arbona y Ferrer de 36 años. » 8.—Bárbara Vicens y Rullan de 50 años.

La costumbre de comprar uva en otros
pueblos para fabricar vino en este, mez¬ clando aquella con la que vendimian al¬ gunos propietarios en sus’fincas, va gene¬ ralizándose de algun tiempo á esta parte,
y como sabemos positivamente que á la Administración no ha de pasarle desaper¬ cibida dicha costumbre, porque de ella tiene ya noticia, creemos acertado mani¬ festar á los que para su consumo particu¬ lar dedican anualmente algunos días á dicha fabricación, que el articulo 174 de la ley de Consumos les priva bajo la multa de 25 á 500 pesetas.
Y como deseamos evitarles toda clase

D. JIM ARBONA ï FERRER
FALLECIÓ EL DIA 6 DEL ACTUAL
(E. P. D.)
cipa á sus numerosos amigos tan
ISu desconsolada familaparti¬ infausta nueva y les suplica se sirvan tenerle presente en sus oraciones.

de disgustos, les aconsejamos dén cono¬
cimiento á la Administración antes de

DEFENSORA S0LLERENSE.

empezar la fabricación de referencia.

Las Juntas Directiva y de Tenedores de

SECCION COMERCIAL.
CAMBIOS.

Marsella 8 djv

4‘96

Cette

“

4‘9G72

Demás plazas francesas . . 4‘97

acciones, participan á los señores accionistas que mañana de nueve á doce de la misma y en el local que ocupa esta Sociedad, quedará abierto por segunda y última vez el pago del décimo y último dividendo, en cumplimiento de lo que ordena el art. 3.o de los Estatutos formados para la emisión de acciones al obje¬ to de llevarse á cabo la compra de solares y construcción de un edificio para la misma, y

MOVIMIENTO DEL PUERTO.

aprobados por la Junta General extraordinaria
celebrada el día 31 de Octubre último. Sóller

10 Setiembre de 1887.—P. A. de las J. D. y

EMBARCACIONES FONDEADAS.

| de T. de A.—J. Marqués Arbona Srio.

Dia 3.—De Sevilla laúd Virgen del Cármen, de

47 ton., pat. Pedro Cardell, con 6 mar. y trigo.

Dia 7.—De Palma laúd San José, de 22 ton., pa¬

trón Gaspar Pujol, con 6 mar. y piedra.

EMBARCACIONES DESPACHADAS.

Ninguna.

4

SÓLLER.

Sección de Anuncios.

CAJAS DE HIERRO INC0IBDSTIB1ES

m

PARA GUARDAR CAUDALES

SISTEMA BAUCHE.

TIENDA-ALMACEN DE PAPELES

Las mejores arcas de hierro que se conocen son las del sistema BAUCHE de Keims.

DE

FRANCISCO ROCA É DUOS Aseguradas por su incombustible pueden resistir los más voraces incendios, y se tiene la
•seguridad-de poder conservar cualquier documento, 2 diplomas de honor, 20 medallas de oro y plata, obtenidas en diferentes exposiciones y

¡últimamente 2 medallas de oro en la de Amberes de 1885, son la principal recomendación y eguridad en las cajas de esa fabricación.

Papeles Pe todas clases y objetos Pe escritorio

Básculas portátiles para uso del comercio.

ESPECIALIDAD EN PAPELES PARA CIGARRILLOS

"Único representante en las Baleares, LUIS FÀBREGAS.—Brossa, 26.—PALMA.

Siempre presentamos á los Señores Fuma¬ dores los mejores papeles conocidos. Se dis¬

Precios de fábrica sin competencia.

tinguen entre todos por su limpieza de pasta sin que entre en su preparación sustancia al¬

guna nociva.

Recomendamos nuestras marcas

Rubert hermanos,

Violon.-Dos Cuartos.-España.
Paquetes de 1,000 hojas de todos tamaños y se cortan á la medida qne se deseen.

Consignatarios de buques, comisionistas y ne¬ gociantes de calzado al por mayor.
&AM ¿TUAW ®3E I»USJ1IT©-K1€©.

Dos Y Dos FAN CüATRE
Ó SIA PRIMERA TANDA DE VERITATS, DITAS Á N’ ES VESINS DE SA POPULOSA CIUTAT
DE
H> IIjÍLÓV
PER
UN TAL L’AMO’N TÓFOL DE SA LLANA
(molt conegut A ca-seua)
AMB UN PRÓLECH ü’ ES SEU FIY MAJÓ, E33ST TOPOLÉT,
•QUE JÁ COMENSA i SURTÍ D’ES NIU Y MENJA TOT-SÓL

La Escuela Popular
Ó SEA
MÉTODO RAZONADO
PARA LA AMPLIACIÓN DE LA PRIMERA ENSEÑANZA Y PREPARACIÓN PARA' EL INGRESO Á LA SEGUNDA
por
D. FRANCISCO SALTOR Y MONTAGUT.
Véndese en la tienda de artículos do escri¬
torio de J. Marqués Arbona
San Bartolomé, 17-SÓLLER.

Aquesta colecció de cartas forma un folléto en 4.rt, de mes de xexanta páginas, elegantement imprès, y se ven á setanta cinch cèntims de peseta á sa tenda d! articles d‘ escritóri de
J. Marqués Arbona
carré de Sant Bartomeu número 17-Sóller.

LA ROQUETA
resòlt á n.o aaabá per* res del mon s’ humó y sa toona cara.

ALMACEN DE PAPEL
OBJETOS DE ESCRITORIO

Preus de suscripció.—Un any 3 pesetas; mitx any U50; cada número 2 cèntims.
A s‘ imprenta: carré de San Bartomeu nú¬
mero 17.—Sóller.

FABRICACIÓN DE LIBRITOS PARA FUMAR

MARCAS:

Nuestra Señora de Lluch, Amor, Bandera Mallorquina,
Clavel Español, y otras de las más acreditadas

REVISTA LIRICA FESTIVA É ILUSTRADA
SE PUBLICA LOS SÁBADOS.
PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

XDEJ3PÓSITO DE CARTONES estraza,, id aja, y madera
PAPELES DE TODAS CLASES
CASA FUNDADA EN 1850.
VIUDA BE FRANCISCO PLANELLS É HIJO
Sindicato, 59.-Aceite, 1 FAOÜA.

Palma.—Trimestre

2‘50 ptas.

Provincias é interior de la isla,-Id. 4‘50 »

Extrangero y Ultramar.—Año . 15‘00 »

PRECIOS EN VENTA.

TJn. número 15 oénts.: atrasado 50.

Corresponsales y vendedores, 10 céntimos
por número.—No se sirven suscriciones si no se acompaña el importe.—La correspondencia
i al Administrador.

Redacción Hospital 1, bajos.-Palma.

ous m e. jé muí re».
Historia de Sóller en sus relaciones con la
general de Mallmxa. Memoria sobre el algarrobo y su cultivo en
Mallorca, con adiciones y notas de D. Pedro
Estelrich.
Se hallan en venta en la imprenta y taller de encuadernaciones de Juan Marqués, calle de San Bartolomé, 17.
Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra (Font) hay algarrobos, palmeras, limoneros y naran¬ jos comunes y mandarines, para vender: se da¬ rán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo vivero junto á Can Domingo, carretera
de Palma.
VENTA.
Se vende una casa de campo muy capaz
con bajos, entresuelo y piso superior, carrera al frente y huertecito contiguo, con naranjos y otros frutales y derecho de agua, situada en
el término de la villa de Sóller, inmediata al lugar de Biniaraix, conocida por Can Botana.
Y un olivar con tres bancales llamado S‘
Olivaret de las Moneadas, en el mismo término
de Sóller. Darán razón en Palma calle de San Elias ,
núm. 14 piso 2.o izquierda, y en Sóller D. Ge¬ rónimo Estades ó Buenaventura Coll carpinte¬ ro frente la iglesia de Biniaraix.
Tanto se vende como
se arrienda, medio cuartode hora de agua de la fuente de SeOlla y pago del Puig den Ramis; e nesta imprenta darán razón.
SÓLLER,-Imprenta de Juan Marqués,