AÑO ni.—YÚM. 107,
AÑO ni.—YÚM. 107,

23 JULIO US 1887.

Ferro-Carriíes dg Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá desde 1° Abril á 11 Octubre de 1817.
De Raima á Manacor y La Puebla.—7'30 maña¬ na, 2 y 1 (mixto) tarde.
De üamicor á Palma.—3 (mixto) 7M0 mañana y 5’45 tarde.
De La Puebla á Pal-xna.—7’55 mañana y 5’55
tarde.
De La Puebla á. 3Iauacorj.T-.7Vi3 mañana 2’:>0 y 5*55 (mixto) tarde.
De Manacor á La .Puebla.—7’30 mañana y 5’15 tarde.
Tren, periódico: días de mercado en Inca.—De lúea á Palma—2 tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Partí Ibiza y Alicante, doiuiugo 8 mañano. Pora Mahon, Lines 1 tarde y miércoles 2 tarde,
vio Alcudia.
Paro. Barcelona, martes 1 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Rara Valencia, juóves 1 tarde. LLEGADAS' Á PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana. Do Maltón, lunes 9 mañana vía Alcudia y jueves
9 mañana.
De Ibizá y Alicante, miércoles 2 tarde.
De Barcelona, jueves 12 mañana, vía Alcudia y
sábado 7 mañana.
Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las í.
Llegadas d Sóller.—Todos los días á las G noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

Eli la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé mím. 17.

| 1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

LA ENFERMEDAD DEL NARANJO.
i.
El árbol ele dorado fruto, que por el verde mate de sus hojas, por la blancu¬ ra y delicado aroma de sus llores, no menos que por la deliciosa sombra de sus ramas se apellida con justicia el rey de los huertos y jardines, atraviesa una épo¬ ca laboriosa, lleva una existencia preca¬ ria; no tardará en desaparecer de nues¬ tro suelo si la Providencia no se digna librarle del enemigo invisible que mina su existencia. Puede afirmarse ya que el naranjo como fuente de riqueza á desa¬ parecido de nuestros campos, sumiendo
á la vez multitud de familias en la indi¬
gencia y en la miseria más desgarradora á todo el pueblo de Sóller, que antes pa¬ saba por el más rico de la Isla. Y sin em¬ bargo nada ó muy poco se ha hecho por
sas de tanto mal y proponer el remedio. Autoridades, corporaciones científicas, grandes propietarios, todos se han cru¬ zado de brazos, mirando impasibles como

desaparecía una de las principales rique¬ zas de Mallorca sin dignarse mandar un
hombre de ciencia á estudiar la enferme¬
dad. Catorce años han trascurrido ya(l) desde la aparición de una plaga tan de¬ vastadora y nuestros colonos, apesar de sus esfuerzos, ignoran todavía la causa del mal y, lo que es más triste todavía, los medios de combatirlo. Yo quedan vesti¬ gios de lo que fueron nuestros amenos huertos, todos lamentamos la pérdida de un artículo de riqueza tan considerable, y ni una conferencia agrícola se ha destina¬
do al estudio de un cultivo ántes tan
productivo. ¿Lograremos con nuestras
escitaciones llamar la atención de los
hombres de saber, y con toda especiali¬ dad la de nuestra Junta provincial de Agricultura para que, sin perjuicio de los graves asuntos que la ocupan, dirija una mirada sobre tan importante materia?
El tiempo lo dirá. Por nuestra parte, deseosos de llevar un rayo de luz siquiera á un asunto de tanta trascendencia, daremos á conocer á
(1) Este trabajo lo publicó El Porvenir Pillear en Julio de 1379.

nuestros lectores la historia de la enfer¬
medad del naranjo, reproduciendo pora ello parte de lo que hemos dicho ya en otro lugar, juntamente con los escritos del Dr. Wolffenstein, publicados, uno en los periódicos de Palma y otro en La Agri¬ cultura Valenciana, con el resultado de los nuevos ensayos practicados con arreglo á lo aconsejado por dicho señor, llaman¬ do especialmente la ateción sobre un fe¬ nómeno particular acerca de la enferme¬ dad que nos ocupa para que sea estu¬ diado por quien corresponde, que tal vez de su estudio aparezca mucha luz: quizás el medio fácil y seguro de librar al na¬ ranjo de la acción devastadora de su ene¬ migo
n.
Es probable que el enemigo del naran¬ jo, sea parásita sea insecto, pasó á Sóller con los innumerables plantones do árboles de todo género traídos del continente, por unos con objeto de mejorar la casta y cualidades del fruto, y por otros con objeto de lucro en vista del subido precio á que se vendían; lo cierto es que nues-

wiyMjjjmwiM*

y morir siendo la mujer del hombre honrado lo venero; sus menores deseos son órdenes para

que durante tantos años me ha hecho feliz. Ya mí; pero gemiría y sufriría si lo viese entre los

MARÍA.

no hay en Soissons nada de María Stuard, solo grandes señores, burlándose de su sencillez^y

queda la mujer de Juan Pastelot.

de sus modales. Monseñor, permitidme que

(Oorxtin.naa,oión.)
—Sé que se trata ele mí, caballero. Vuestras

El príncipe Cárlos tenía el rostro cubierto con las manos. Por lo que hace al obispo se creía juguete de un sueño, y se agitaba convul¬

abraze una vez, solo una vez, al hijo de mi hermano, y solo me quedará rogar á Dios me
conceda la felicidad ele reunirme con mi madre

palabras me han esplicaclo con bastante clari¬ sivamente sobre su asiento. El hijo de Jacobo en el cielo. En el cielo, donde no hay nobles ni dad las palabras misteriosas de la digna aba¬ se levantó al fin, y se arrodilló delante de Ma¬ plebeyos, sino bienaventurados iguales ante la

desa que me recojió y educó. Ellas me dicen ría.

clemencia divina. Llevad palabras de bendición

porque la santa mujer me rodeaba de respetos

—¡Yo soy el nieto de vuestra madre, la dijo, á mi hermano; decidle que su hermana la hu¬

estrados; ellas me dan á entender porque me yo soy vuestro sobrino el príncipe Cárlos de milde y pobre mujer de un mercader, dirigirá

abrazaba estrecha y dolorosamente el día en G-alesI permitidme que os bese la mano, porque diariamente al Todopoderoso fervientes ora¬

que se rogaba en el claustro por el descanso sois una criatura noble y digna de respeto y ciones por su felicidad. Los reyes tienen más

del alma de la reina de Escocia María Stuard. de admiración. Voy á partir para Londres; re¬ necesidad de oraciones que los demás hombres;

El príncipe estaba confundido al ver tanto feriré escrupulosamente al rey mi padre cuanto ¿no es verdad, monseñor?

ánimo y elevación de ideas.

acabo de oir y presenciar, y le suplicaré llame —Sí, respondió gravemente el jóven prínci¬

María continuó:

á su laclo á vuestro marido. El que ha sabido pe; la corona es una carga pesada y á veces

—Señor,:si vos sois el encargado de reve¬ merecer vuestra amor no puede ser un hombre fatal. Acaso obréis con mucha prudencia per¬

larme el secreto de mi nacimiento, ya lo sé; si vulgar. Mi padre le dará títulos de nobleza y... maneciendo alejada de 'ella. Adiós, señora, re¬

venís de parte de mi hermano el rey Jacob o á

-—¡Yo, interrumpió María al príncipe, no, feriré al rey mi padre lo que acabo de ver y de

ofrecerme un lugar al pié de su trono, agra¬ monseñor! Juan Pastelot no es más que un oir y su sabiduría sabrá apreciar la generosa

dezco en el alma su piadoso recuerdo, pero no plebeyo; la nobleza, los títulos y las grandezas resolución que habéis tomado. Adiós, querida puedo aceptar sus ofrecimientos.Quiero vivir ! no le sentarían bien. Yo lo amo, lo respeto y j tía. -

2

SÓLLER.

tro pueblo fué el primero en donde se pòcb tardana, mos n‘ bem alegrat molt, perque

presentó el mal. En la primavera de 1861 jà sabeu que mon pare desitja sebrer cosas de

algunos cosecheros notaron ya que sus Sóller y sobre tot de sa vóstra familia. Cóm

naranjos amarilleaban de un modo inusi¬ ara.estámolt atareat, pues sas figues jas’en

tado y aunque no sabian explicarse la cau¬ v ven en á la vela y es precís preparà caxons,

sa de un fenómeno que les desazonaba, brodá papé, llogá donas, cercá dobblés, etc. etc.;

estaban lejos de sospechar que aquello m’ encarréga que vos fassa de corresponsal

era el primer síntoma de una terrible en¬ (amb lo que cumplirá sa promesa que vos vá fé)

fermedad.

suposat "que ja fá temps que som es seu Secre¬

Per ara jà han fet pagá algunas multas y tothóm está de lo més content perque á ningú agradan parts y cuarts y tots volem justici si no la mos han de fé á ca-nòstra; però, 1’ amo ’n
Pera, á pesá de sas muntas y de sa comprensió d’ es nóstro batle, no bi ha pafíy qui serv.
Sa meua padrina diu, y jó dicb que té molta de rabo, que tot axó sucsehex desde que ets at¬ lóts fan milócas de sa Doctrina Cristiana, per¬

Llegó la primavera del año siguiente, y el naranjo, que siempre se vestia de gala
para recibirla, dejó de presentarse con
el abrillantado color verde mate de sus

tari particulá.

que es pares los compren es llibre y no cuydan

Mos deys que ja teniu Ajuntament nòu y ¡ mica de si la saben, y molt menos de si la

que fá lo que pót per surá sa barca, que ja fá practican: per axó en el día jà no se pensa més

aygo p‘ es cuatre costats: qu‘ beu posat es drét que en enriquirse sense posá esment amb sos

hojas; su flor, aunque abundante, no des¬ de portas: qu‘ beu publicat un bando amb totas me dis.

pedia con fuerza los raudales de azahar sas campanillas, y que tot marcha corrent; de Se diu qu‘ alguns retgidors nóus van fórts

que ántes embalsamaban las atmósfera tot lo cual vos don sa ’nbórabona, cóm també férm en que se fassen locals per escolas y que con sus perfumes; ramas amarillentas sal¬ de que formeu part d‘ es pares de sa pátria. s‘ aumentin ets méstres, y que sa Junta local

picaban la huerta baja, y, sin embargo ¡No voldria que rnadó Pintada se‘n anás á fasse visitas y exàmens, y, y, y, y...; però será

de que la cosecha fué abundante, los. áni¬ viure á Sóller!

fácil que no sían/ més que propòsits qu’el di¬

mos quedaron sobresaltados. Al año si¬ Aquí, á S’ Illót, també bem fet dos dobblés moni cuydará de qu‘ es desbaratin. Tot axó d’

guiente el aspecto de la huerta varió de lo matex; però sa máquina s‘ empérna y fá escolas es molt necessari, y sobre tot qu‘es

completamente. Ya no cabia duda de que cruxits espantosos. No sé que mos farem, y pares enseñin sa lley de Deu á n’ ets infants y
una terrible enfermedad devoraba los na¬ còm es. tant complicada y té rodas qui no en¬ que los donin bon exemple, perque sinó será

ranjos: la amarillez de sus hojas en mu¬ chos huertos era general; no faltó quien observase que un enjambre de insectos blanquecinos, perceptibles á simple vis¬

granan de lo més bé, sempre sentim ricb-racbs qu’ escarrufan;. sin embargo, es maquinista no desconfía de posarle cóm un rellótje: Deu fassa qu’ beu yejém, deya es cegó.

precís posa un Jutjat á cada casa y un guardia civil á cada portal. Y no cregueu qu’ axó sían cábulas filosóficas menas; jó, á pesá d‘ es meus pócbs añys, vetx sa sociedat qui se ’n vá cóm

ta, posaba sobre las yemas, se alimen¬ taba de ía savia, y desaparecía poco des¬ pués, para volar en busca de mejores jugos; el fruto de las ramas enfermas no sazonaba ya completamente, y el de las restantes dejaba mucho que desear; la naranja en general no era ya tan dulce.
José Iícllan Pbro.
(Se continuará.)

¡Entre nóltros bey bá tanta .garriga que ta¬ yá! Carretés que sempre van de pressa, vecins que tiran agranaduras á n‘ es riu, pastós qui pasturan sense comprá pasturas ni cuydá qu’es bestiá no fassa tala, lletés qui posan aygo á sa llet (ó altres cosas pitjós), venedós qui fan méselas, tavernés que s‘ban alçats potecaris sense pagarnè .patent, tendés que vénen ets géneros més cas de lo que pertoca amb s’

una pedra per un róst. Y sinó escoltau aquesta:
No fá gayre días qiT bey havía una pobre familia que vivía de pá y sopas, cóm solem di aquí; axó después de trabayá tot lo sant día y una bona part de, sa nit per podé lográ, es di¬ lluns, que á una tenda de fariña, una viva y una mórta, pagant un pócb mes cá, los treguessin d‘ apuros; però tots es de casa tenían un dolos de ventra endimoniats, sense podé

escusa de que pagan drét, famés y corrals de pensá ó endevinà de que provenía aquell acci¬

VARIEDADES.

pórch qui entebanan, atlóts qui nedan p£ets dent, perque deyan: no bevém vi, ni rom, ni

torrents y apredegan sas ponieras, donas qui prenim llet, ni xocolate; á s’ óli no bi fan més¬

A LAMO JN PERA DE 8A COMA.
S Ó Ij Li E !R/ .

per no res sa treuan es cambux y ets padassos, joves (y cólque garrút) qui jugan lo que no ‘s seu, nins y ninas que no van á escola perque

elas perque vá barato.... y cada día repetían sa niatexa cançó y ets matexos ays. A la fí Deu vá volé que sa madóna de sa tenda, mentras

Jt.

no tenen abont, y tantas altres cosas que me pesava sa farina á n‘ Antonineta, fent méselas

L‘ amo ’n Pera:

tem molt qu‘ en gelat no s‘ ajega abans d‘ arri¬ cóm un qui ha de fé píldores, después de repe-

Hem rebut sa vóstra carta y, encara qn’ un bà es viatje á ca-seua; el temps fará la lley. tirlí que sas seuas atlótas totas eran fiyas de

Al concluir estas palabras la abrazó tierna¬ mente y se retiró. Más antes de salir del apo¬
sento volvió de nuevo atrás.
—Antes de separarnos, no teneis nada que pedirme?
—Que os acordéis algunas veces de mí. —Nunca os olvidaré corazón noble y leal, ¿pero vuestra fortuna?... —Sobra para atender á nuestras necesi¬
dades.
—Si alguna vez teneis que solicitar algo de mi padre ó de mí, juro concedéroslo en cuanto
lo manifestéis.
—Gracias, Carlos... gracias monseñor. —Tiene V. A. R. á bien decirme que bago de estos títulós, preguntó el obispo presentan¬ do los pergaminos al príncipe. —Entregádselos á mi tía. —¡De mi madre! ¡una carta de mi madre! ¡oh! dádmela, dádmela! Y leyóla carta en medio de sollozosj.así que concluyó de leerla, dijo: -—Quédame un deber que llenar. G uardaré cuidadosamente estos cabellos, santa y precio¬

sa reliquia de mi madre; pero esta fé de bau¬ tismo, esta carta, bó aquí lo que debo hacer de
ellas.
Y arrojó los dos pergaminos en la chimenea,
donde en breve los consumieron las llamas.
—Y ahora, monseñor, adiós; quiera el cielo
haceros tan feliz como deseo.
El príncipe partió, y el obispo se quedó solo con María que estrechaba contra sus lábios los
cabellos de su madre.
—Juan Pastelot, dijo el prelado, no se sor¬ prenderá poco, ni dejará de mostrarse muy re¬ conocido cuando sepa toda esta maravillosa aventura, y vuestro generoso sacrificio.
—Juan Pastelot, jamás sabrá nada, contes¬
tó María.
El obispo la tomó una mano, se la llevó res¬ petuosamente á sus lábios y la humedeció con una lágrima de admiración.
—Sois la mujer más noble y virtuosa que be conocido, dijo.

Pasemos por alto muchos años, y trasladé¬ monos al mes de febrero de 1649. María y Juan Pastelot, sentados entrambos al lado de la chi¬
menea, conversaban dulcemente de los tiempos pasados, y se sonreían aun á los tiernos y dul¬ ces recuerdos que evocaban. Sentadas á ^su la¬ do y oyéndolos con un silencio respetuoso se hallaban una mujer que parecia tener unos cuarenta años y una bellísima joven que no pa¬ saba de diez y siete; eran la bija y la nieta de los esposos Pastelot, la linda Francisca, futura esposa de Enrique Raparlier, que también era mercader de paños. La joven, sentada en un cojin á los piés de su 'abuela, prestaba atento oido á la relación de las pompas nupciales que había desplegado el obispo de Soissons cuando se efectuó el matrimonio de su protegida con Juan Pastelot. Las venerables y dulces faccio¬
nes de la anciana se animaban al hacer aque¬
llas descripciones, y Juan sentía correr una lágrima de felicidad por sus mejillas nonage¬
narias.
(Se continuará.)

SÓLLER.

3

la Purísima y ella mare cristiana, per acabá aquell compassòl li digué:
—Aquest pich fareu bon pá, la ‘t don de tres parts; axò sí, 1‘ heu de mesclà bé.
Na Tonineta, que tots ets capvespres barena de pambòli, per fé bon pá, mescla qui mescla cuant pastava, y tant vá mesclà que per últim ensopega ets dits amb una còsa forta que vá essè un pilòt de térra, blanca còm sa farina matexa. ¡Pensau vos quin esglay cuant la po¬ bre, y sa mare, y tots es demés de ca-seua va¬ ren podé veurer qu’ es dolós de ventra que te¬ nían venían de sa térra que menjavan! Per re¬ mate de contas, aquells pobres mudaren de tenda y sas encdligas varen havé passat.
Aquells polvos ¿que devían essé de jabon¬
cillo?
Còm á S’Illòt no tenim perito químich, no será- fácil qu‘ es nóstro municipal y un altre qui f acompaña arripiguen á sebrer lo qu‘ era, encara que repetescan sas visitas.
Sobre sa llet ja vos ne contaré de bónas un altre día, perque primé vuy averigua si sas dònas d’ es nóstros peritos prenen xarigòt ó llét molsissa; ¡me ‘n succehí una s‘ altre día que merex posarse demunt es diari!
Per‘vuy es temps m‘es curt y he d‘ aná á prende es bañys.
Memorias á tothóm de casa y en particulá á na Catalineta y vos manan y disponeu d’ es vòstro genra pót ‘ssé
Tofolet.
S’Illót 21 de Juriòl de 1887.
CRÓNICA LOCAL.
Por infracción de diferentes artículos
del bando, han sido castigados con la multa correspondiente:
El amo de un perro de pastó, por pa¬
searse este de día sin bozal.
El dueño de una caballería, por ha¬ berla limpiado aquel en la calle.
Tres conductores de carruages por no
haber andado al paso corto por dentro la población, y
Dos jóvenes por haber querido pro¬
bar su destreza á bofetones.
Hasta aquí muy bien, señor municipal, y su celo de hoy viene solo á probar que, cuando dormía la siesta demasiado larga ó hacía la vista gorda, era únicamente porque así lo querían sus amos de en¬
tonces.
No obstante de lo dicho, permítasenos una pregunta: Si un concejal, sea el que fuere, tiene la ocurrencia de lavarse las manos y la cara en una fuente pública ó de echar al torrente vidrios ó cualquiera otra cosa ¿debe tolerársele la falta ó debe
aplicársele la correspondiente multa, co¬ mo se aplicaría á otro vecino que no tu¬ viese semejante título?
Sigue el vecindario quejándose y ya no es solamente de la mala fé de algunos vendedores, sino que también de la buena
fé de la comisión de Policía. Y tienen razón los que se quejan.

Veamos sino:
Un suelto anónimo que hemos recibi¬ do y cuya noticia, después de algunos in¬ formes que nos hemos procurado, ha re¬ sultado cierta, por desgracia, dice que
en la carnicería se ha vendido esta sema¬
na oveja por cordero, y que en una tien¬ da diéronse cinco onzas de jabón á una mujer que había pedido y pagó media libra, porque aquí (y dicho sea de paso) tenemos adoptado el sistema decimal y solo lo usa el que le conviene.
Lo cierto es que la idea de estafar al público de algunos vendedores, merece un correctivo, y que si los miembros de la comisión permanente de Policía con¬ tinúan tranquilos en sus casas sin procu¬ rar cortar estos abusos, nos veremos obli¬ gados, en cumplimiento de nuestra mi¬ sión, á publicar el nombre de los tende¬ ros poco escrupulosos, para conocimien¬ to del público.
Tenemos noticia deque el próximo do¬ mingo serán llamados á una reunión, en
la casa Consistorial los cosecheros de
aceite, traficantes en idem y dueños de almazaras, á fin de acordar el medio que crean más ventajoso para que, sin ser ellos molestados, no salga perjudicada la administración municipal de consumos.
Como conviene á todos, es muy pro¬ bable sean pocos los que falten á dicha reunión: y decimos conviene á todos por¬
que sin una avenencia, ó lo que es lo mismo, dando cumplimiento á la ley, se les ha de molestar muchísimo y hasta han de resultar perjudicados en sus intereses.
El lúnes de esta semana vino á esta,
en velocípedo, el eminente artista ma¬ llorquín, Sr. IJetam, para volverse á la mañana siguiente al predio de Alfabia, en donde se le había preparado un almuerzo.
En esta escursión acompañóle su fami¬ lia, que vino en carruaje, según dijeron, por la carretera de Deyá.
Sabemos que por no haber hecho cum¬ plir, en la noche del miércoles de esta semana, los artículos 14 y 15 del bando publicado por esta Alcaldía en 5 del mes actual, ha sido castigado el municipal á un mes de suspensión de sueldo.
¡Pobrecito! Motivos le sobran para que, al acordarse de sus antiguos amos,
esclame lleno de dolor:
“¡Estos son otros López!“
En sustitución de D. Miguel García Bonilla, que ha sido declarado espeden¬ te, á su petición, ha sido nombrado para desempeñar igual cargo de Secretario-
Celador de la Dirección de Sanidad de
este puerto D. Pedro Lúeas Cañellas. Felicitamos al agraciado,

Ha sido nombrado Juez municipal de este pueblo nuestro distinguido amigo D. Gabriel Albertí Pons, pues D. Juan Coll Peña, que obtuvo el nombramiento anteriormento y cuya noticia dimos en el número 102 de este semanario, presentó la dimisión de dicho cargo fundándola en
atendibles razones.
Enviamos al nuevo elegido la más cor¬
dial enhorabuena.

Lo que más echamos de menos en la
actualidad es un establecimiento de ba¬
ños, pues vése muy concurrida la playa en donde tenemos por precisión que ir á bañarnos, para tomar parte en la expo¬
sición de carne humana de todas las tar¬
des.
Mentira parece que á nadie se le haya ocurrido levantar aunque tuera nada más que un tablado cubierto, cuando, dada la afición de nuestros paisanos, no es
aventurado creer habría de sacarse un
regular interés del capital que se inver¬
tiera.
A última hora, y por consiguiente des¬ pués de escrito el suelto que trata de la comisión de Policía, hemos sabido que esta, esta semana, ó lo que es lo mismo el miembro de ella que estaba de vigi¬ lancia, ha dispuesto enterrar una poca de carne que no estaba en estado de ser ven¬ dida y algunas piezas de queso por idem, y ha hecho pagar la multa de cuatro pe¬
setas á un vendedor de leche por espenderla adulterada.
Muy bien. Mientras así se haga no nos cabe duda que, tarde ó temprano, han de escarmentarse los que se apartan del
verdadero camino.

CAMBIOS.

Marsella 8 djv. . . .

Cette

“

4'97 4*98

Demás plazas francesas .

4‘98 l/2

SECCION OFICIAL.

ADMINISTRACIÓN DE CONSUMOS,

Suma anterior ....
Recaudado durante los días com¬
prendidos entre el 16 y el 21 del mes actual, ambos inclusive.
En el Fielato Central.... En el id. de la calle Nueva . . En el id. de la del Mar . . .

6.557‘70
1.069‘34 586‘11 173‘19

Suma. V:. . .

8.386‘34

Sóller 22 de Julio de 1887.—El Adminis-

trudor, Francisco Sánchez.

MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS.
Varones 3.—Hembras 4.—Total 7. DEFUNCIONES.
Día 20.—Falleció Rosa Bernat y Arbona ele 36
años de edad.
« 22.—María Magdalena Vilella y Colom de
G2 años.

4

SÓLLER.

Sección de Anuncios.

CIJAS DE HIERRO INCOMBUSTIBLES
PARA GUARDAR CAUDALES
SISTEMA BAUCHE.
Las mejores arcas de hierro que se conocen son las del sistema BAUCHE de Rcims. Aseguradas por su incombustible pueden resistir los más voraces incendios, y se tiene la seguridad de poder conservar cualquier documento. 2 diplomas de honor, 20 medallas de oro y plata, obtenidas en diferentes exposiciones y
•últimamente 2 medallas de oro en la de Amberes de 1885, son la principal recomendación y seguridad en las cajas de esa fabricación.
Básculas portátiles para uso del comercio. Único representante en las Baleares, LUIS LÁBREGAS.—Brossa, 25.—PALMA.
JPs*éei®s de fábrica mm ©©itipetenelft®
Rubert hermanos,
Consignatarios de buques, comisionistas y ne¬ gociantes de calzado al por mayor.
SA® JÜAI BI F’IJE^TO-MIC©.
ZAPATERÍA

AL PÚBLICO.
El dueño de la casa de comidas de la plaza del Aceite, en Palma, D. Juan Barceló (a) Grí, participa á sus amigos y conocidos que ha cambiado de domicilio, ocupando hoy la casa número 20 de la plaza de Abastos, y que ofre¬ ce á sus favorecedores prontitud, limpieza y
economía.
VENTA.
Se vende una casa de campo muy capaz
con bajos, entresuelo y piso superior, carrera al frente y huertecito contiguo, con naranjos y otros frutales y derecho de agua, situada en el término de la villa de Sóller, inmediata al lugar de Biniaraix, conocida por Can Botana.
Y un olivar con tres bancales llamado S‘
Olivaret de las Moneadas, en el mismo término
de Sóller. Darán razón en Palma calle de San Elias
núm. 14 piso 2.° izquierda, y en Sóller D. Ge¬ rónimo Estades ó Buenaventura Coll carpinte¬ ro frente la iglesia de Biniaraix.
Desea alquilarse una
casa situada en el punto denominado Can Xartero, á inmediaciones de Can Gaspci Capó, junto á la plaza de Ets Estirados.
En esta imprenta informarán.

DE
Premiado en la Exposición de París de 1878 en ia de ¡as Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 y en la-XII general
de Burdeos de 1882,

TIENBA-ALIMGEN BE PAPELES
DE

Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra (Font) hay algarrobos, palmeras, limoneros y naran¬
jos comunes y mandarines, para vender: se da¬ rán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo-vivero junto á Can Domingo, carretera
de Palma.

Se confecciona cahado de todas clases á la medida para caballeros, señoras y niños.
Para pies imperfectos y para el comercio
de América.
Materiales de las mejores fabricas tanto nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia y economía. Calle de Bauzá núm. 13,-SÓLLER.
GRAN NOVEDAD
EN BASTONES PARA CABALLERO
a esees» a

Papeles de totas clases j objetos ts escritorio
ESPECIALIDAD EN PAPELES PARA CMULLOS
Siempre presentamos á los Señores Fuma¬ dores los mejores papeles conocidos. Se dis¬ tinguen entre todos por sn limpieza de pasta sin que entre en su preparación sustancia al,guna nociva.
Recomendamos nuestras marcas
Vío|on.“Bos Cuáftos.-España.
Paquetes de 1,000 hojas de todos tamaños y se cortan á la medida que se deseen.
VENTA.

GUANO REFINADO
É INSECTICIDA.
DEPOSITARIO EN SÓLLER
Jaime Serra (a) Font
camino de! Mar.
Desea venderse una
prensa de hierro para la fabricación de aceite, en muy buen estado y por un módico precio.
En esta imprenta informarán.

HUNDA NÜMAi-tUie (ID \\m Bill, 5.
HIERRO TORRENS.
Recomendado eficazmente contra la ane¬ mia, clorosis, debilidad, empobrecimiento de la sangre, falta de apetito, etc., ele.
DEPÓSITO GENERAL
faiacía del Mr-Pta tle la Coiislitución.-SÓLLER.

A voluntat d‘es seu dueño desitjan yen-
drersé:
Una casa amb corral y carrera, situada en la Alearía del Compte, carré d‘ en Rullan nú¬ mero 6, (mansana 36); té dos aigovessos y pou
á n£ es corral.
Una porsió de terra liort, situada en 1‘ borta de Biniaraitx; de uns trente destres de esten-
sió, poch mes ó menos, y Un‘ altre porsió de terre hort inmediata á
s‘ anterió, de uns déu destres, poch mes ó me¬ nos. El qui vülga enterarse millo de ditas fin¬ cas se podrá veurer amb V amo1 n Toni de ca ‘l Bisbe, encarregat de vendror.

Tanto se vende como
se arrienda, medio cuartode hora de agua de la fuente de S( Olla y pago del Puig den Ramis; e nesta imprenta darán razón.
CAÑIZOS.
Los tiene para vender de varias clases y ta¬ maños, D. Bernardo (a) Poteta, en la Huerta (Barriada de Can Cuida.)
SÓLLER,-Imprenta de Juan Marques.