año ni.—num. ios
año ni.—num. ios

25 JUNIO DE 1887.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá desde,!.0 Abril d 14 Octubre de 1887.
De Palma á Manacor y La Puebla.—7'30 maña¬ na, 2 vi (mixto) tarde.
De .Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’GO -inanana y 5’15'tarde.
De La Puéblala Palma.—7’55. mañana y 5'55 (ardé.
De La Puebla á‘ Manacor.—7’55 mañana 2’30 y ó'5.7 (mixto) tarde.
De Manacor á La Puebla.--7’30 mañana y 5’45
tarde.
Tren periódico: días de mercado en Lnca.—Í)e
.^nca á Palma—2 tarde.
PERIÓDICO

SEMANAL

DE

INTERESES

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para II.iza y Alicante, domingo S mañana. Para Malion, lunes 1 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, jueves 4 tarde. LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lunes 7 mañana. De Malion, lúnes 9 mañana vía Alcudia y jueves
9 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, jueves 12 mañana, vía Alcudia y sábado 7 mañana. Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4. Llegadas á Sóller.—Todos los días á las G noclie.
MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

Eli la Redacción y Administración, calle de San Bartolo^ niím. 17.

1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América.

| Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

APLICACIÉ DEL ACEITE PARA CALMAR EL MAR.
La compañía Trasatlántica francesa lia hecho un experimento interesante á bordo de su paquebot Dragut, relativo al empleo del aceite para calmar el mar.
Es un hecho conocido de los navegantes
que echando aceite en la superficie del mar, se calma ésta durante cierto tiempo; la marejada disminuye y las olas se extien¬
den sin estrallarse en el borde de la capa de aceite.
Cualquier bnqne puede, por lo tanto,
derramando cierta cantidad de aceite, crear al rededor de sí una zona de calma
relativa y aprovecharse de ella para ma¬ niobrar, reparar cualquier avería ó evitar golpes de mar peligrosos. Pero este pro¬ cedimiento, ensayado en casos excepcio¬ nales, no se ha generalizado por razón de la gran cantidad de aceite que hay que arrojar al mar, sobre todo cuando el buque lleva una gran velocidad, pues hay que renovar continuamente alrededor de sí esta capa protectora.
Ultimamente se ha hallado el modo de

hacer práctico el procedimiento, salvan¬ j cía el laclo que se quiere proteger, con el

do esta dificultad; de manera que no se¬ objeto de interponer la capa de aceite

ría extraño que se generalizara esta im¬ entre el buque y el mar.

portante aplicación del aceite.

En la nota del capitán del Dragut lee¬

El procedimiento consiste en poner mos:

haces de estopa impregnados de aceite

“El día 23 de Alarzo, yendo de New-

en el interior de sacos de regulares di¬ haven á Saint-Nazaire, ‘encontrándome

mensiones, en los cuales se practican pe¬ al lado de la isla de AVhigth, á las seis y

queños orificios para que permitan la sa¬ treinta minutos de la mañana, con tor¬

lida gradual. Estos sacos se arrojan al menta de viento Oeste y el mar alboro¬

mar por la parte trasera ó por el costado tado, no pudiendo avanzar, resolví ensa¬

del buque, según los casos, reteniéndo¬ yar en una ocasión tan propicia los efec¬

los por medio de una jarcia de longitud tos que pudiera ejercer el aceite sobre un

conveniente, á unos quince metros de dis¬ mar tan furioso.

tancia. De esta manera, los sacos siguen

“Mandé preparar ocho sacos de tela

la marcha del buque, y alimentan de una de la que se usa para el velamen y que

manera continua en los puntos necesa¬ tenía á bordo para el caso, é hice intro¬

rios, la capa de aceite que debe prote¬ ducir en cada uno de ellos tres kg. de

gerle.

estopas muy impregnados de aceite de

El capitán del Dragut ha dado cuenta olivas del que se usa para el engráse;

de las pruebas que ha hecho, á diferentes cada saco había absorbido hasta la satu¬

velocidades, de este procedimiento.

ración unos 10 kg. de aceite. Afandó per¬

Su nota, de la cual vamos á extractar forar con pequeños agujeros la tela de

los principales párrafos, indica al mismo los sacos; á las ocho estaba todo á punto

tiempo la manera cómo debe hacerse uso de ensayo.

de los sacos de aceite. Es necesario que

“Arrojados los sacos al mar eran

permenezcan éstos á cierta distancia ha¬ arrastrados desde la parte de proa hacia

FOliliJETIiy.
MARÍA.
(Oontir5.xia.oi0n..)
Mañana vienen á comer á casa mi hermana
y sus clos hijos, según acostumbran, y debemos pensar en el modo de hacerles un buen recibi¬
miento. Por lo tanto, nos quitaremos estos ves¬ tidos, y bajaremos á la cocina para amasar una
gran torta, porque á mi sobrino le gustan mu¬ cho, y lio se contenta con un pedacito. Juan es
un lindo chico, añadió, y estoy segura que te ha de agradar.
María se ruborizó; pero afortunadamente para ella la señora Catalina no la miraba, pues de lo contrario no se le hubiera escapado su turbación. Aun no se había repuesto María de
su agitación, cuando la señora Margerin vino á ayudarle á quitar el vestido y la condujo á la cueva, donde según el uso del país, se hallaba
la cocina y el horno. En esta tarea pasaron una parte de la vela-

da: la señora Catalina hizo su torta, en cuyo verenda, y que ocultó el rubor de su rostro

trabajo la ayudó María con lina inteligencia y con el libro de devociones que llevaba. Juan se

destreza superiores á todo elogio. En seguida sentía algo cortado, y nunca asistió con menos

volvieron ambas á sus habitaciones, en donde devoción al santo sacrificio de la misa. No obs¬

numerosas abluciones hicieron desaparecer las tante sus esfuerzos, sus miradas se fijaban in¬

señales blanquizcas que la harina y la pasta voluntariamente sobre Alaría.

habían dejado en los brazos de la señora Alar-

Terminado el oficio divino, todos juntos se

gerin, y en las torneadas y finas manos de Ala- ■ dirijieron á casa de la señora Alargerin. Las

ría. Hecho esto se acostaron, y nuestro deber dos jóvenes iban del brazo; Juan» ofreció el su¬

de historiadores fieles, nos obliga á decir que yo á tu tía, mientras que su madre se apoyaba

María no se durmió tan fácilmente como otras en el otro, y de esta suerte atravesaron la pla¬

noches.

za mayor y llegaron al almacén. En el camino

No era menor la agitación que en la misma la señora Catalina no cesó de repetir bajo to¬

noche reinaba en casa de Pastelot: su hermana das formas el elogio de su aprendiza, sin olvi¬

y Juana no hablaban de otra cosa que de la dar que monseñor el obispo le había ido á ha¬

nueva aprendiza de la señora Alargerin, y el ; cer, á ella, la señora Alargerin, tres visitas en

corazón de Juan latía con violencia, sin que cuatro días. La buena mujer acompañó esta

pudiera darse cuenta de los motivos que le ha- ! gran noticia con algunas reflexiones acerca de cían latir. Al fin, llegó el día solemne; la seño- I haber elegido el prelado sil tienda entre todas ra de Pastelot se dirigió con sus hijos á oir la las demás de la ciudad para colocar en ella á

misa mayor, y en la iglesia encontró á la seño¬ su pupila; pero gracias á Dios, no vió la son¬

ra Alargerin y á Alaría. Catalina cambió una risa que sus reflexiones hicieron asomar á los

afable sonrisa con su hermana y su sobrina. labios de su sobrino.

Estas saludaron á Alaría que les hizo, una re¬

Llegada la noche le pareció á Juan que el

2

SÓLLER.

los lados del buque y mantenidos á una
distancia de cinco metros unos de otros.
Cuando el aceite se extendió sobre el
“mar, impidió por completo que éste se es¬ trellara contra él buque; el oleaje se sua¬ vizaba allanándose á unos quince metros
xiel casco. Permanecí de este modo has¬
ta las once de la mañana sin recibir ni
un golpe de mar. “A las once mandé cambiar de posi¬
ción los sacos é hice ponerlos á popa, á distancias iguales. La máquina á media velocidad y dirigí hacia el núm. 45 Este, viniendo el mar por la parte de popa y
á babor. En estas condiciones el resulta¬
do no fué tan satisfactorio, porque., á consecuencia de la estela del buque, los sacos se dirigían á lo largo de éste, y el aceite, no pudiendo extenderse hacia el lado de donde el oleaje venía no impedía á éste arrojarse contra el buque.
"A las once y cuarenta y cinco hice poner velas; á mediodía mandé dirigir
hacia el E. viniendo de este lado el olea¬
je y el viento. Cuatro de los sacos pasaron de babor á estribor, esto es, puse la mi¬
tad de los sacos á cada lado. De esta ma¬
nera el efecto producido fué por demás .satisfactorio y la calma fué muy notoria.
En todos los casos es necesario poner
gran atención en la dirección.
“En estos experimentos se han consu¬ mido unos ochenta kg. de aceite; pero si
estos sacos se conservan de una manera
•conveniente, teniendo aun las estopas parte de aceite impregnado, creo que dos ó tres kg. por saco producirían idéntico resultado..,,
En ensayos análogos hechos en otros buques, la cantidad de aceite que se ha «consumido es bastante menor que en el Dragut; pero, admitiendo que los -ochen¬ ta kg. fuesen inprescindiblemente necesa¬ rios, el resultado es muy notable por 'ha¬ ber podido, mediante un gasto relativa¬

mente pequeño, defenderse eficazmente
durante unas ocho horas, contra un mar
alborotado sin detener la marcha.
En vista de tan satisfactorio resultado,
la Compañía Trasatlántica francesa ha re¬ suelto proceder á nuevas pruebas en ma¬ yor escala que tendrán lugar en el paque¬ bot Saint-Germain. Si, como es de espe¬ rar, se confirman los resultados obtenidos por el Dragut, todos los buques de la Compañía tendrán sus correspondientes sacos can estopas impregnadas de aceite.
(Porvenir de la Industria.)
CRÓNICA LOCAL.
Gracias á la galantería de varios jóve¬ nes recientemente llegados de América, empezóse el próximo pasado domingo la temporada de música en la plaza de la Constitución; diversión á que estamos acostumbrados hace ya algunos años, de¬ bida casi siempre á la iniciativa de los generosos hijos de este pueblo, que, de las Antillas, en donde tienen sus estable¬ cimientos mercantiles, vienen á pasar una temporada entre sus queridos hermanos.
En nombre, pues, de las jóvenes de este pueblo, que sin esta veraniega diver¬ sión permanecerían todo el año aburri¬ das en sus casas, damos las gracias á los ccxyperadores á tan feliz idea.
Un día de la próxima pasada semana en que no manaba agua en el abrevadero de la calle Nueva, fué una mujer á llenar un cántaro, para beber, en el punto de¬ nominado Es Canet, en las inmediaciones de Can Puigderrós. Al llegar á su casa pi¬ dióle un vaso su esposo y al ir á beber notó que mezclado en el agua había yhorror!.... había (pásmense Ydes.) lo que.... no nos atrevemos á decir.

Fortuna que nadie había bebido de aquella agua, todavía.
Es una verdadera lástima que tal su¬ ceda, y que en un pueblo tan rico en fres¬ cas y cristalinas aguas esté tan mal servi¬ do el vecindario, pues, desde el Conven¬
to toda la mencionada calle Nueva y
Vueltapiquera, teniendo la acequia de la
fuente de S’Olla al alcance de su mano,
si quieren los vecinos beber agua limpia, tienen que surtirse de la fuente de la
Plaza.
Como no sabemos quien sea el autor ó autores de tales porquerías, no nos atre¬ vemos á decir por hoy una palabra más; no obstante, recomendamos la lectura del presente suelto al Sindicato de riegos, para su conocimienta y fines consiguientes.
A las cuatro de la tarde, poco más ó menos, del mártes de esta semana, des¬ prendióse un alero del tejado que dá al
corral de la casa conocida con el nombre
de posada de Can Fr'om, propiedad de los
herederos de D. Andrés Rubert.
Afortunadamente no tenemos que la¬ mentar desgracias personales, á pesar del riesgo que corrió la mujer que habita di¬ cha casa, pues pasaba por allí cerca al instante mismo del desprendimiento.
En la posada de Can Puig, en la calle de la Rectoría, declaróse á las doce de la mañana del miércoles un pequeño incen¬ dio, que hubiera dado que hacer si no se hubiera apercibido un vecino tan á tiem¬ po de poderlo sofocar. Fué originado por un muchacho que quemaba haces de paja en el gallinero con el intento de desinfec¬
tarlo ó sanearlo de las numerosas enfer¬
medades que suelen acometer á estas aves, y el techo, que era de cañas y ma¬
dera no tardó en arder.
Fué milagro que el siniestro no tuviera

■día feaMa pasado con una rapidez espantosa, y «que diez siglos lo separaban del domingo si¬ guiente. Juana no tenía boca para manifestar cuan graciosa y encantadora le había parecido María, y la,señora Pastelot estaba estremadamente satisfecha de los cuidados y atenciones
que la joven había tenido con ella. —No es nada orgullosa, decía .sin pensar
-que hablaba de una aprendiza de su hermana, porque así como todos se sentía encantada de •que María la hubiese tratado con dulzura y benevolencia, y maquinalmente rendía home nage á la superioridad que la pupila de la aba desa de Nuestra Señora ejercía sin saberlo so, bre todos los que la veían; superioridad, que¬ sea dicho de paso, no había contribuido poco al hdio y á las humillaciones con que la había
• abrumado la condesa.
Así transcurrió un año para la afortunada familia y para María. El obispo iba á menudo á visitar á su protegida; y para librarse de las escenas violentas de su hermana, que concep¬ tuaba como un insulto que se le hacía el afecto que el prelado profesaba á la joven, había tó¬

mado el partido de mandar detener su litera delante de la casa del corregidor que vivía en la misma «calle de la señora Margerin, y desde allí se deslizaba á lo largo de la pared y entra¬ ba en la tienda donde se procuraba el triple placer de ver á María, de notar la satisfacción de la señora Margerin, y de hablar con los marchantes que llenaban la tienda.
Por lo que hace á Juan nunca le faltaban
negocios, que le obligaron en un principio una ó dos veces á la semana, después todos los días, y últimamente dos ó tres veces al día, á ir á casa de su tía, en la que pasaba horas enteras. La señora Catalina se sonreía á hurtadillas, y María se ponía inquieta y triste cuando Juan se tardaba. Pero al punto que el jóven se pre¬ sentaba, asomaba la alegría en su rostro, y en verdad que la elegante figura de Juan justifi¬ caba el interés de la aprendiza.
Pasado algun tiempo, sucedió que un domin¬ go, al punto que Juana vió á María la abrazó
con más ternura que acostumbraba, y la señora Pastelot, tomándola de la mano la llevó á la
tienda, que estaba cerrada, y la dijo sencilla¬

mente:
—Querida María, Juan os ama, ¿queréis ser su mujer?'
María ocultó el rostro en el hombro de la
anciana y se echó á llorar; pero sus lágrimas eran de alegría. La señora Pastelot dejó que pasara aquel momento de emoción, y en segui¬ da volvió adentro dando la mano á la jóven.
—Juana, dijo, abraza á tu hermana.
Las dos encantadoras criaturas se abraza¬
ron tiernamente y Juana besó la mano de su
madre.
La comida que siguió á estos esponsales, y todo lo restante del día fué muy feliz para aquella inocente familia.
Concluida la comida fueron á pasearse al jardin. Juan se atrevió á ofrecer su brazo á María. Era la primera vez que hablaba á solas con la jóven.
—¿No es verdad le dijo, que me amareis siempre?
(Se continuará.)

SÓLLER.

3

fatales consecuencias pues á pocos metros tarlo si la Providencia no nos depara

de allí, hay un gran pajar que tiene co¬ otro camino y si el Gobierno no nos pres¬

municación con la casa, el cual si llega á ta su protección más decidida.

prender, eran incalculables los daños que

pudiera haber ocasionado á toda la man¬
zana.
Conviene no fiar á manos inespertas operaciones que, por tener que valerse del fuego, son siempre muy delicadas.

La cosecha de aceitunas preséntase buena, de modo que sinos encontráramos todavía en aquellos afortunados tiempos en que el aceite se vendía á treinta libras
mallorquínas la carga, estarían de enho¬

rabuena los propietarios de olivares; pero

“No tarda quien llega aunque llegue tal como se vende hoy y con la demanda

tarde. “

que tiene, dudamos si en vez de un ali¬

Al fin hemos visto hacer algo para es-
tirpar el pernicioso vicio que tantos dis¬ gustos causa en el seno de las familias, de lo que nos alegramos, pues sabemos
que la Guardia civil se muestra dispues¬ ta á no tolerar tal diversión y que, por lo

vio viene á ser una carga más para los propietarios, abrumados ya por otras mil, pues con dificultad, podrán reembol¬ sarse el capital que han de costaries los jornales para la recolección del fruto y para la fabricación del aceite.

mismo, el que caiga primero en el garlito

es probable se vea obligado á decir quie¬

nes son sus compañeros.

Nos comunica un amigo, que, aunque

Muy bien, por ahí se empieza.

dado á comunicar noticias estupendas,

I por esta vez nos merece entero crédito,

I que á mediados del próximo Julio ten-

El próximo pasado domingo, instada ! dremos entre nosotros á la incoinpa-

por uno de los serenos, recorrió los ca¬ | rabie diva Adelina Patti y al eminente

fés y tabernas uña pareja de la Guardia | tenor Nicolini, quienes deseosos de visi-

civil, la que hizo que salieran los hombres ! tar las bellezas de Mallorca y sobre todo

que había en dichos establecimientos y el Puig Mayor, el Barranch y el oratorio

que se cerraran éstos, á pesar de no ha¬ de Nuestra Señora de Lluch, vienen] con

ber dado el reloj de la Villa las doce, su yacht de recreo directamente á Sóller,

hora señalada para el cierre, en el bando y que á instancias de su apoderado es¬

de policía vigente.

trenará el bonito teatro que la Sociedad

Por esta razón nos parece exagerada Defensora Soliéronse tiene en construc¬

la medida; no obstante la aplaudimos ción. El activo empresario á fin de que

porque creemos deben ser iguales todos, por su parte no se malogre tan fausto

y no comprendemos el por qué en unos acontecimiento ha desplegado una acti¬

cafés se ha de cerrar á las doce cuando vidad sin límites y el domingo próximo

hay tabernas que permanecen abiertas á sale para el continente para asuntos con¬

la una.

cernientes al mismo objeto.

O no dictar disposiciones ó hacerlas Regocíjese Sóller, pues será la primera

cumplir.

población de Mallorca que habrá tenido

——■

el honor de albergar á tan distinguida

dama.

Nos participa nuestro corresponsal de Marsella en carta que recibimos el mar¬ tes último que la temporada de la naran¬ ja toca ya á su fin y que por lo mismo raros son los sollerenses que en aquel punto se dedican á este comercio que no

Que no crean, de hoy más, los perió¬ dicos palmesanos con sus pomposos anun¬ cios de Sarasates, Frascuelos y Lagarti¬ jos llevarnos á la zaga.
—r-'C-, 6S3-3

hayan regresado ó piensen hacerlo dentro Con el objeto de dar lectura áun ofi¬

de breves días.

cio del facultativo D. Andrés Pastor, reu¬

Laméntase nuestro amigo de la escasez nióse la Junta de Sanidad, el día 21 del

de fruto y recuerda con dolor lo que vá mes actual. Por medio del mencionado

de ayer á hoy. Efectivamente, la naranja oficio daba cuenta dicho señor de haber

ha sido poca en esta, y en Valencia y asistido á un niño atacado del serampión,

Castellón además de poca quedó helada el cual había venido de Palma el día an¬

en invierno, y como la demanda era bas¬ terior.

tante, aumentaron los precios, á pesar de

Acordó dicha Junta el acordonamiento

la mala calidad del fruto hasta el estremo de la casa y, á fin de no producir en la

de hacer imposible todo negocio, con lo población la alarma con el cierre délas

cual ha sufrido igualmente nuestra mari¬ escuelas, toda vez que el caso es único y

na, abatidísima ya sin necesidad de este suficiente para impedir el desarrollo de la

ultimo golpe.

enfermedad el aislamiento de la casa del

Donde iremos á parar es lo difícil de paciente, modificar las horas de entradas

decir hoy; solo vemos que caminamos á
pasos de gigante hácia una total ruina, en la que no estamos completamente su¬ midos hoy gracias á los titánicos esfuerzos de todos, pero que no tardaremos en es¬

á clases que serán siete de la mañana y
tres de la tarde en lo sucesivo.
Acordó igualmente dicha Junta repe¬ tir el bando publicado en el año anterior, señalando diez días para la limpieza de

corrales y pocilgas durante el día, y que pasados los cuales se haga dicha limpieza
desde las once de la noche hasta las cua¬
tro de la madrugada.

Habiendo visto un vecino de la calle
de San Pedro que los muchachos de la misma calle echaban piedras en una finca contigua á la casa que habita y lindante con el camino, descargó su cólera por medio de insultos dirigidos á los padres de dichos muchachos. Oyóle uno de ellos y queriendo tomar la defensa se armó el
escándalo H.
Dá vergüenza ya, caros paisanos, te¬ ner que ocuparnos siempre de lo mismo, sin que sirva de escarmiento la publici¬
dad de las faltas cometidas.

CÁMRIOS.

Marsella 8 djv. ....

Cette

“

.....

Demás plazas francesas . .

4‘95
4‘951f2
4‘96

MOVIMIENTO DEL PUERTO.
EMBARCACIONES FONDEADAS.
Dia 19.—De Denia laúd Virgen del Cármen, de 6 O ton., pat. Antonio Vicens, con 8 mar. y lastre.
Dia 20.-—De Marsella jabeque Antonieta, de 64 toneladas, pat. Damian Oliver, con 8 mar., 19 pas. y
lastre.
Día 22.—De Marsella laúd María, de 70 ton., pat. Juan Casasnovas, con 7 mar., 11 pas. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS.
Día 23.—Para Cartagena laúd San José de 51 toneladas, pat. Monserrate Frau, con 7 mar. y lastre

Partes telegràfichs de S’ lllót.
S’lllót 24-10 nit.
Ets illotenchs se tornan remaná de bón de
veras.
Molts volen veurer sa oara que farán sas ollas qu’ han de tira á n’ es riu,
Sa sala de sa casa de la Vila es segú qu' estará plena de gom en gom, divendres qui vé.
T’ esper dijóus á vespre; 'vine que passaràs gust ferm.
Tòfol.

AL PÚBLICO.
Mañana en la barriada del Puerto se subas¬
tará y rematará si la postura acomoda la finca
denominada «Monte de Santa Catalina» con¬
sistente en olivar, algarrobos, pinos y rocas, de estensión de 2 cuarteradas 1 cuartón y 83 destres poco más ó menos el todo, que está di¬ vidido en trece solares que se venden ya juntos ya separados, al contado ó á plazos.
Para más informes dirigirse á Miguel Forteza, barbero, en la plaza de la Constitución, el cual tiene el plano de dieba finca, y que en¬ señará al que solicite verlo.

4

SÓLLER.

Sección de Anuncios.

CAJAS DE HIERRO INCOMBUSTIBLES
PARA GUARDAR CAUDALES SISTEMA BAUCHE.

CAÑIZOS.
Los tiene para vender de varias clases y ta¬ maños, D. Bernardo (a) Poteta, en la Huerta (Barriada de Can Cuida.)

Las mejores arcas de hierro que se conocen son las del sistema BÁLTCtIE de Rcims. ; Aseguradas por su incombustible pueden resistir los más voraces incendios, y se tiene la seguridad de poder conservar cualquier documento. . 2 diplomas de honor, 20 medallas de oro y plata, obtenidas en diferentes exposiciones y ■últimamente '2 medallas de oro en lá dé Amberes cíe 1.885, son la principal recomendación y seguridad en las cajas de esa fabricación.
Básculas portátiles para uso del comercio. ¡Único representante en las Baleares, LUIS FÀBREGAS.—Brossa, 25.—PALMA.
Precios de fábrica sin competencia.

Desea venderse una
prensa de hierro para la fabricación de aceite, en muy buen estado y por un módico precio.
En esta imprenta informarán.
Tanto se vende como
se arrienda, medio cuarto de hora de agua de la fuente de S‘Otta y pago del Puig den Ramis; en esta imprenta darán razón.

Las Baleares

ZAPATERÍA
DE

Obra escrita y publicada en aleman con el título de
DIE BALEAREN IN WORT UNO B3LD GESCHILDERT
'Versión castellana de D. Santiago Palacio vice-cónsul de España en Berlín, corregida y considerablemente aumentada con anuencia y conforme á las indicaciones del autor por
D. FRANCISCO MANUEL DE LOS HERREROS Y SCHWAGER
DIRECTOR DEL INSTITUTO BALEAR. ■
Constará esta obra de unos 8 ó 9 tomos de 400 á 500 páginas folio menor, papel agarban¬ zado y tipos claros, divididos en cuadernos de 40 páginas con tres xilografías cada uno, al pre¬
cio de UNA PESETA.
Suscríbese en la Tienda de artículos de escritorio, de J. Marques Arbona.

ALMACEN DE PAPEL
OBJETOS DE ESCRITORIO
FABRICACIÓN DE LIBRITOS PARA FUMAR
MARCAS:
Nuestra Señora de Lluch, Amor, Bandera Mallorquín^,
Clavel Español, y otras de las más acreditadas
ÍDBPÓSITO 3DS3 CARTONES estraza, jpa/ja. 37- madera
PAPELES DE TODAS CLASES

REVISTA LÍRICA FESTIVA É ILUSTRADA
SE SPUKMCA EOS SAJÍA»©».
PRECIOS DE SUSCRIGIÓN.
Palma.—Trimestre ..... 2-50 ptas.
Provincias ,é interior de la isla.-Id. 4-‘50 »
Extrángeró y Ultramar.—-Año . 15‘00 »
PRECIOS EN VENTA. TTïi número 15 eénts.: atrasado 50.
Corresponsales y vendedores, 10 céntimos por número.—No se sirven suscriciones [si no se acompaña el importe.—La correspondencia
al Administrador.
Redacción Hospital 1, bajos.-Palma.

CASA FUNDADA EN 1850.

YIBM DE ¡MllCISCO PLAIELLS É HIJO

¿

Sindicato, 59.-Aceite, 1 ■

PALMA.

LA ROQUETA
resòlt Új no acaba per res del nion s’lmmó y sa bona cara.

Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra (Font) hay algarrobos, palmeras, limoneros y naran¬ jos comunes y mandarines, para vender: se da¬ rán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo vivero junto á Can Domingo, carretera
de Palma.
GUANO REFINADO
É INSECTICIDA.

Preus de suscripció.—Un any 3 pesetas;
mitx any 1 ‘50; cada número 2 cèntims. A s‘imprenta: carré de San Bartomeu nú¬
mero 17.—Sóller.

DEPOSITARIO EN SÓLLER
Jaime Serra (a) Pont
camino del IVSar =

ANTONIO MUSE I CISMES.
Premiado en la Exposición de París de 1878 en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 y en la XII general
de Burdeos de 1882.
Se confecciona calzado de todas clases á la medida para caballeros, señoras y niños.
Para pies imperfectos y para el comercio
de América.
Materiales de las mejores fábricas tanto nacionales como extranyeras.
Prontitud, elegancia y economía. Calle de Bauzá núm. 13.-SÓLLER.
VENTA.
Se vende una casa de campo muy capaz
con bajos, entresuelo y piso superior, carrera al frente y huertecito contiguo, con naranjos y otros frutales y derecho de agua, situada en el término de la villa de Sóller, inmediata al lugar de Biniaraix, conocida por Can Botana.
Y un olivar con tres bancales llamado S‘
Olivaret de las Moneadas, en el mismo término
de Sóller. Darán razón en Palma calle de San Elias
núm. 14 piso 2.° izquierda, y en Sóller D. Ge¬ rónimo Estades ó Buenaventura Coll carpinte¬ ro frente la iglesia de Biniaraix.
La Escuela Popular
Ó SEA
MÉTODO RAZONADO
PARA LA AMPLIACIÓN DE LA PRIMERA ENSEÑANZA Y PREPARACIÓN PARA EL INGRESO Á LA SEGUNDA
l»or
D. FRANCISCO SALTOR Y MONTAGUT.
Véndese en la tienda de artículos de escri¬
torio de J. Marqués Arbona San Bartolomé, 17-SÓLLER.
SÓLLER.-imprenta de Juan Marqués,