AÑO III.—NÚM. 97.
AÑO III.—NÚM. 97.

14 MAYO DE 1887.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES '
que regirá desde 1.a Abril tí M Octubre de 1887.
De Palma á.Manuoor y La Puebla.—7’;}0 maña¬
na, 2 y 4 (mixíoj tánle.
De Manacor á Palma.—3 (irtcxto) 7’30 mañana y 5’15 tarde.
De La Puebla á.Palma.—.7’5ó mañana y 5’55
tarde. De La Puebla á Manaoor.—7’5f> mañana 2’30 y
5’55 (mixto) tarde. De Mauocor á La Puebla.—7’00 mañana y 5’45
tarde.
Tren periódico: días de mercado en Inca.—De
Inca á Palma—2 tarde.

CORREOS.

SALIDAS DE PALMA.

Para Ibizay Alicante, domingo 8 mañana.

Para Mahon, lunes 4 tarde y miércoles 2 tarde,

vía Alcudia.

Para Barcelona, martes -i tarde y sábado 2 tarde,

vía Alcudia.

.

Para Valencia, juéves ,4 tarde. LLEGADAS Á PALMA.

De Valencia, limes 7 mañana.

De Mahon, lúnés 9 mañana vía Alcudia y juéves 9 mañana,

De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde.

De Barcelona, juéves 12 mañana, vía Alcudia y
sábado 7 mañana.

Salidas de Sóller.—Los domingos á las,2 de la

mañana y los demás dias á las 4.
Llegadas d Sólfér.—Todos los días á las 0 noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé riúm. 17.

| 1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

-"i-~

~

~■—

=zrrz~r.■

:

---

='~

EXPERIENCIAS SOBRE LA TRASPLANTACIÓN cíes de hojas persistentes.

Cuando se trata de plantas leñosas de

DE LOS VEGETALES LEÑOSOS.

Los resultados que produce la elección hojas caducas, están generalmente de

de época responden á las leyes de la fi¬ acuerdo los arboricultores en la conve¬

L

siología vegetal: en efecto, estos árboles niencia de plantarlos en otoño, á poco de

ELECCIÓN DE LA ÉPOCA PARA TRASPLANTAR.

que conservan sus hojas durante el in¬ la caída de las hojas. En efecto, si se tras¬ vierno, desarrollan, es verdad, una vege- ponen á fin del mes de febrero siguiente,

Se sabe que la época más á propósito i; tación poco activa, pero suficiente, sin un árbol plantado en un suelo que no

para el trasplante de los vegetales leño¬ I embargo, para hacer llegar hasta las ho- esté expuesto á humedad superabundante

sos varía con la clase der árboles, según j jas los fluidos que necesitan, á fin de no | mientras dura el invierno, ofrecerá siem¬

se trate de especies de hojas persistentes, | secarse por evaporación. Si se t'rasplan- | pre nuevas radículas desenvueltas des¬

ó de plantas de hojas caducas.

tan estas especies á fines de otoño ó del pués del trasplante. Aunque parezca sus¬

Los selvicultores que ejecutan con fre¬ invierno, resultará la suspensión comple¬ pendida la vida durante el invierno, se

cuencia trasplantes de especies resinosas ta de la circulación de los fluidos, y por vérifica,' no obstante, una vegetación la¬

vienen observando, desde hace mucho consecuencia el que se sequen las hojas tente, bajo cuya influencia se produce el

tiempo, que á no exponerse a un fracaso y muera el árbol. Si, por el contrario, se desarrollo de que acabamos de hablar.

más ó menos completo, este trabajo debe opta por trasponerlos en la mitad de la Resulta, pues, que los árboles planta¬

llevarse á cabo en los árboles de hojas per¬ primavera, cuando los tiernos brotes al¬ dos á .fin de otoño, toman posesión del

sistentes á fin de la primavera, en el mo¬ canzan algunos centímetros de longitud, suelo durante el invierno y resisten mejor

mento en que empiezan ó se preparan la vegetación dispondrá entonces de un pasada la primavera, á la evaporación

para mover, ó en los primeros días de se¬ empuje tal, que el tiempo en que esté que produce sobre toda la superficie la tiembre, antes de paralizarles por com¬ suspendida será insuficiente para que el acción del sol -y del aire. Pero sucede lo

pleto la vegetación- anual. Se prefiere esta segunda época para la región del
Mediodía, por los intensos calores que se
pronuncian desde que avanza la primave¬
ra. Los horticultores han hecho iguales

árbol sufra. En los primeros días de se¬
tiembre es aún bastante activa la vege¬
tación en el Mediodía, para que las plan¬ tas tengan tiempo de desarrollar algunas nuevas radículas é irse apoderando del

contrario si se plantan los árboles en
marzo. Todos los arboricultores están de
acuerdo sobre esta cuestión; pero aun no ha llegado á medirse de una manera pre¬ cisa el grado de influencia de estas dos

suelo.

épocas en el éxito de la trasplantación de

FtMilïïS.
MARÍA.
(OoxA.iin-u.a.oicòn.)
—¡Solo faltaba en vuestra casa una bastar¬ da! interrumpió la viuda. Por Santa Lidona mi patrona, ¡héla aquí! Dios quiera que ella no
sea causa de escándalo, y no venga; á sembrar
la murmuración entre los fieles.
—¡Calla, hermana, calla! esclamó el prelado indignado- calla! ¡Quién había de creer que sa¬
liesen de vuestros labios semejantes palabras! ¡y delante de las gentes de mi casa! ¡y á pre¬ sencia de esta jpven!
—¡Cuando yo lo decía! ¡La llegada de esta jóven me vale ya un sermón! ¡En breve me los predicará ella también! ¿Qué os queda que ha¬ cer? Echarme á la calle; ponerla á ella en mi
lugar 1 ¿No es eso?... María lloraba amargamente. Al oir á la
dueña se arrojó á sus piés. ^ñora. le dijo, me hallo sin asilo, sin

guía, sin apoyo, sola en el ¡mundo. Acabo de aquella brutal protección que le daban como

salir de un convento en donde entré casi el una limosna, sintió destrozarse su corazón, y

mismo día en que nací. Pero antes que causar retrocedió ante semejante hospitalidad.

ningún disgusto á monseñor, antes que excitar —Vamos, hija mía, le dijo el obispo con dul¬

vuestro enojo, quiero mejor salir de este al¬ zura, seguid á mi hermana.

bergue, prefiero morir!

—Venid, pero aprisa, añadió la señora Li¬

La señora Lidoria hubiera querido satisfacer doria.

su necesidad de regañar, pero no cometer una

Y tomando el brazo de la jóven, que se sin¬

mala acción; la aflicción de María la afectó tió sujeta como un gorrión en las garras del

tanto más, cuanto que ya se había disipado el dolor causado por el golpe que había recibido.
—Yamos, jóven, dijo; no se trata ahora de echar la soga tras el caldero. No quiero que se diga en Soissons que he echado del palacio episcopal á los que mi hermano dá hospitalidad. Aquí hallareis un asilo, mientras pensamos en proporcionaros lo que más os convenga. Se¬ guidme, y dad tregua á vuestro llanto y sus¬ piros, que no sirven de nada.
Acostumbrada á las tiernas caricias y á la

águila, se la llevó á sus aposentos. El carácter de la jóven era tan dulce, y se
manifestaba tan resignada y servicial, que á fuerza de paciencia, logró ganar el afecto de la anciana, y casi, casi á hacerse amar de esta.
Pero la señora Lidoria amaba también á su
hermano, y por las malas pasadas que jugaba al digno é inofensivo prelado, puede juzgarse lo que haría sufrir á la pobre María. Al menor descuido en cumplir las órdenes’ que le daba la viuda, tenía que esperimentar los cargos más

maternal solicitud de la abadesa su madrina, violentos y someterse á amargas y crueles re¬

María desde que perdió la sola persona que la criminaciones acerca de su nacimiento desco-

amaba, no había hallado en el convento más S nocido y de su pobreza que la ponía á merced que indiferencia y frialdad; .sin embargo, ante ! de la caridad episcopal. Además, para colmo

SÓLLER.

los vegetales leñosos de hojas caducas. Á principios de diciembre de 1878,
plantó Mr. Du Breuil -en Saint Mandé, en la Escuela práctica de arboricultura, que dirige por cuenta de la municipalidad de París, 20 árboles que pesaban reuni¬ dos 5 kilogramos y 40 gramos. En el mes de marzo de 1874, plantó en las
mismas condiciones otros 20 árboles de

igual peso. En los primeros días de di¬ ciembre de 1874, después de un año de
vegetación, hizo arrancar estos árboles con£el mayor cuidado. Sometidas las raí¬ ces á un enjuague para desembarazarlas de tierra, se pesaron por separado los dos lotes de árboles, resultando los pesos

siguientes:

Veinte árboles 'plantados en diciembre.

Peso de los árboles al

plantarlos

5,040 kilogramos.

Peso de los mismos al

arrancarlos .... 8,572

„

Veinte árboles plantados en marzo.

Peso al plantarlos . . 5,040 kilogramos.

Peso al arrancarlos .6,890

„

Está, pues, la ventaja en las plantacio¬ nes de otoño, supuesto que los árboles puestos en tierra en esta época han de¬
sarrollado durante el año una cantidad de
tejidos que excede de 1 kilogramo y 670 gramos, ó más de un quinto á la de los árboles plantados en marzo.

(Se continuará.)

VAKIEDADES.
A L’AMO’N PERA DE SA COMA.
SÓLLER.
x.
Amich Pera:
Es meu gust sería no parlà més ni d‘ elec¬ cions ni de vóts, perque tot arriba á cansá á

n' aquest mon, y llevó que no ’s propi de per¬ sonas educadas tayá lleña á un abre caygut (sobre tot jo, que d’ aquest rabassòt no £n vuy estellas); pero avuy per ‘vuy m‘ es imposible perque tots ets assuntos més importants y de més actualidat están fortement lligats amb s‘ acte solemne qu‘ havia de determinà s‘ ade¬ lanto ó es retrocés d’ una ciutat tant desgra¬
ciada com es aquesta.
Es famós Triunvirato de S‘Ulòt ha pegat un
gran esclat, ha caygut de tan amunt com havía pujat tot-sòl; axí es que si no es mórt en¬ cara, fá es bategót y no estará massa á fé sas darreras. Resemlí un pare-nostro perque Deu li assistesca pe‘ sa part que sía mes convenient, y acompañem en so sentiment á n’ es restants membres de s‘Ajuntament illotench, qu’ es ben segú que quedan ara com un ferré sense carbó.
Pero no t‘ he dit encara qui va ’sser es cu-
ratjós qui s’ arriscá á tirá barra amb sa nostra Trinidat municipal; era una Sociedat, qu‘es diu Es Rótlo, composta d’ hornos de ca-seua que s‘ han ajuntat amb so bon fí de vourer si porían salvá colque cósa después des naufragi qu’ ha sufrit s‘ administració local de S'Ittót, que tan esbutzada queda, que no sé que mos farem. ¡Animo! compañeros; no vos retjireu, ¡ánimo! y aquí me teniu dispost á doná una maneta si es necessari. Sobre tot, es solch dret
¿eh? del contrari ¡ojo! Aquets hornos, Pera, ben entesos poren fer
colque cósa de profit, y, perque vejas si cs ve, bastará que ‘t diga que lo primé qu‘ han fet bó, superior, ha estat derrotà á n’ es Triunvirato, qui á la cuenta no vól prende es retiro per cap de sas maneras ¡Axó es cariño á sl ofici! Mira si n‘ hi tenen, que, arrepentits y humi¬ liats, no 's cansan de demaná perdons, de fer reverends á tothom (á mí y tot me fan barretada) y de á tothom prometer no tonarhi may més, tot just per conservà aferrada á n‘ es dits sa mica de neula que ‘ls hi ha quedat cuant los han pres sa barra des torró, que tenian estreta; pero.... ¡já’t conech, herbeta!, dich jó mateix cuant vetx ó sent contá aquets paperóts; no fa-

reu tèch perque.... já está fet Sineu.... Te vatx indicà de correguda, en sa meua
carta anterió, que madóPintada havia venguda á vourem per parlá amb mí, y ara en duas paraulas te diré cual era s’ objécte de sa visita. A n’ aquesta bòna dóna pareix que li ha donat s‘ humorada de tomá es pinta de sa ximenéya antes des Juriól qui vé, per pusarhú á la mudèrna, segons diu ella; vól fé un escaufa-panxas y no sab que n‘ ha de fer de sas ollas, una per¬ que de cruyadas no servexen, y s’ altra perque no li quedará llóch per posarles, y, fórt y no ‘t mógues, vól que jó li don un consey. Primé les m’ ha oferidas per si volía umplirlés de fems y sembrarhí aufabagueras, y después s’ ha empe¬ ñada en durlesme totas dins sa presó perque li digués quinas poría retirá per fé serví colque día que caygués bé, después d’ haverlos fet es regonexament que fá tant de temps li promet. Lo que li he contestat jà t‘ ho diré amb un al¬ tra carta perque ‘vuy fris; m’ han comensat s’ espedient y já m' han tret tres vegadas á de¬ ciará, de modo que tèm molt que tornin prest, y no voldria que ‘m trobassen escriguent. Val més sa que guarda que sa que cura, axí es que convé acabá per ‘vuy, perque estich molt mal aple.
Antes pero de acabá te vuy fé un encarrech. Jó pertenesch á una Sociedat de nadados, que fundarem já fá uns cuants añys, y enguañy hem pensat de celebrá es día des nostro patró, es meu Sant, el gloriós Sant Cristòfol, amb una festa molt lluhida, com no no n‘ hauràn vista cap may á S(Illot. Amb tal motiu sa Junta Di¬ rectiva m’ encarregà que compongués uns gois, per cantà en acabà sa processó, y jò, qu’ he trobat dins es papés veys aquets que copiaré á continuació, vuy doná á dita Junta un xasco enviantli es gois posats amb música; es dí li vuy fé un regalo de rey.
Com tú tens es teu fiy majó que, segons me digueres, compon molt bé, vuy que sía ell es qui m’ ho arregli; digalí de part meua que me fassa aquest favó y que s‘ hi] mir, que cobrará amb bona moneda y que sa seua boca será me-

de desgracia, María desempeñaba sobre poco más ó menos el oficio de camarera de la viuda; de modo que no podía dejarla durante el día, y
por la noche tenía que dormir á su lado en un
pequeño gabinete. Cuando la señora Lidoria no tenía ganas de dormir, su cruel voz desper¬ taba á María, que no disfrutaba otro momento
de consuelo sino mientras estaba entregada al sueño. A la primera vez que la llamaba su se¬
ñora tenía que levantarse á toda prisa, y sen¬
tarse al lado de la cama de la anciana para su¬
frir su tos, oir sus quejas sobre la desgracia de no poder descansar, y ponerse á leer las Horas de la digna señora hasta que se cerrasen sus
ojos y se volviese á dormir. Entonces María, cuando estaba segura del sueño de la señora Lidoria, volvía á su cama, y se conceptuaba feliz, cuando la señora no la obligaba segunda vez á empezar de nuevo con voz fatigada la lectura nocturna de las Horas. Y pobre de María si llegaba á bostezar de fastidio, ó si sus miembros no resistían al temblor que les cau¬ saba el frío, ó su voz se enronquecía y sus ojos se cerraban. Entonces una voz inexorable la

reprendía al punto, y le echaba en cara su in¬ gratitud en términos duros y á veces hasta
amenazadores.
La pobre niña sucumbía bajo el peso de tales sufrimientos. Sus mejillas, poco antes frescas y sonrosadas, iban cubriéndose de una palidez mate; sus ojos brillaban de un modo estrafío, y el círculo azulado que los rodeaba manifestaba
bien á las claras cuanto sufría. Jamás entrea¬
bría sus lábios una sonrisa, ni aun con las dul¬
ces palabras que el obispo le dirigía á hurtadi¬ llas. A hurtadillas, sí, porque la señora de Penevent esperimentaba siempre nuevos ataques de mal humor cuando notaba que la suerte de María inspiraba compasión.
—¿No parece, decía ella, sino que yo la hago desgraciada? Yo la trato como si fuese mi hija; do se aparta un instante de mi lado, y está siempre tan triste que haría creer que es la jóven más desgraciada del mundo. ¿Y es culpa mía que sea de un humor tan melancólico, y de un carácter tan encogido? Ella permanece siempre conmigo tan reservada como con una estraña, y al oir mi voz tiembla como si yo la

asustase. Esto es insoportable; pero qué que¬ réis; ella es huérfana, no tiene más apoyo que el mío, y debo llevarla con paciencia, porque si yo le faltase ¿qué sería de ella? Sí, María, de¬ cid, ¿qué harías si yo os abandonase, vos que no teneis otro asilo ni más pan que el que os proporciona mi caridad?
Así transcurrió un año sin que se verificase ningún cambio notable en la existencia de Ma¬ ría, sin que saliese de sus lábios ninguna queja ni ningún cargo. Cuando hablaba de su bien¬
hechora (así llamaba á la señora de Penevent)
lo hacía siempre en términos respetuosos y siempre-había impuesto dulcemente silencio á las personas que le habían manifestado compa¬ sión á espensas del mal genio de la condesa.
—No me toca á mí, decía, juzgar ni permi¬ tir que se juzge á mi presencia á la protectora que me ha recogido. Nunca podré pagarle el reconocimiento que le debo.
(Se continuará.)

SÓLLER.

3

sura. Desitjaria que m‘ ho arreglás á tota or¬ questa, amb totas sas campanillas, perque, com t‘ he dit jà, volem que sa festa sia de lo més lluhida, y una çòsa ha de dir amb s’ altra.
Diuan axí es
GOIS
DEDICATS A n’ EL GLORIOS SANT CRISTÒFOL.
Sant Cristòfol gloriós Gegant casi omnipotent, Dau s( espatla piadós A n( es nostro Ajuntament.»
«Sapat sou y forsarrut Que duys un fassé per vara. Y feys de tatú y de pare
A n’ el Bon Jesús menut; Carregat no ‘us heu retut Devant un riu caudalós Y anau contra sa corrent;
¡Dau ajuda piadós A n‘ es nostro Ajuntament!»
«Mirau que fá lo que pòt Treguent forses de flaquesa; Emperò en sa seua empresa Es govèrn li ha dat capòt. Jà perillán prende es tròt A ca-seua es retjidós, Tot seguit y tot rebent;
¿Sant Cristòfol poderós, Aturau s‘Ajuntament!»
«Ells que s‘ han sacrificat
Dexant tots seuas eynes,
Es negocis y ses feynes Per servir à la Ciutat; Ells que jà s‘ han avesat A figurà... jEs dolorós! No ’u compren es qui no ’ u sent.
¡Sant Cristòfol generós, Conservau scAjuntament!»
«Yos promet, de‘vuy envant, En llòch de menjà pambòli, Menjà figues amb ayòli Es dia d’es vostro sant, Si vos, jà que sou gegant, Fesseu crexe un pam ó dos A tothom, batle ó tinent:
¡Sant Cristòfol poderós, Elevau s‘Ajuntament»
«Li podeu fé favors grans, Y bons conseys li dariau Vos, que á s1 aygo no temiau, Y posàveu es peus plans.
Jà no bastan hornos nans Per treurel d’encalladós Ahont travela á tot moment:
¡Sant Cristòfol piadós, Menau dret s{Ajuntament!»
«Si li sabesseu trobà
Qualcú qui ’l tregués d’ apuros, Dexantli dotze mil duros, (Amb un pacte, à no tornà;)
Ell vos sabria axecà, Ajudat p’ es protectós, TJn artistich monument:

¡Sant Cristòfol pagau vos Lo gue deu siAjuntament!»
«Sant Cristòfol gloriós Jà podeu està avinent; Que sòls un gegant com vos Pòt salvà s(Ajuntament!»
Que no ’s descuit, confiant en que es dia de Sant Cristòfol no es fins dia dèu de Juriól; despues de compost, noltros heu hem d’ apren¬ de y tot vòl es seu temps. Per lo mateix enviamhó tant pronta com estiga arreglat. El Sen Taranta me digué que tornaría devés Sant Juan, de modo que si tu donasses pressà á n‘ es teu fiy, heu poría rebre llevó y mos quedarían encara quince días de temps per aprenderhó.
Confia amb axó es teu amich
TÒFOL.
Presó de S’Illót 11 de Matx de 1887.

CRÓNICA LOCAL.

Arregladamente al programa qne pu¬ blicamos en nuestro penúltimo número,
celebróse la fiesta de la Victoria. Si fie¬

mos de hablar con franqueza no podemos

menos que decir: “dejó mucho que de¬

sear. „

Verdad es ,

que

la

parte

religiosa

fué

solemne, como de costumbre, y que como de costumbre tocó en la Plaza la música, hubo simulacro, baile al estilo del país y fuegos artificiales como novedad; pero todo esto es poco ya boy. La popularidad

que ha llegado á alcanzar en toda la isla la fiesta de Sóller y la afluencia de foras¬

teros, mayor todos los años en que cau¬ sas tan respectables como el reciente te¬

rremoto, no lo impidan, claman á vos en

grito la necesidad, no solo de mejorar lo

que vemos hacer desde tiempo inmemo¬ rial, sino que de hacer innovaciones que
amenicen la estancia de los forasteros en

el pueblo.

Dijimos ya el año pasado que el simu¬
lacro en el Puerto tal como se hace no es

más que una pantomima ridicula, y hoy

podemos repetir lo mismo, »añadiendo

que, desde entonces, ha degenerado to¬
davía.

No es el deseo de crítica lo que mue¬
ve nuestra pluma; más que esto desearía¬

mos poder dar plácemes á la Comisión del

Ayuntamiento que hubiera sabido orga¬ nizar los festejos mejor de lo que, por falta de Comisión, han tenido que organi¬ zados algunos particulares con las qui¬ nientas pesetas que tenemos cargadas en

presupuesto, lo cual prueba que nuestra Corporación municipal, más que á tomar

parte en la lidia, prefiere presidir la co¬
rrida.

Esto nos obliga á ratificar la prome¬ sa de presentar, para los años venideros,

un programa completo de las fiestas con¬ memorativas del glorioso 11 de Mayo de

1561, que no dudamos ver aprobado por la Autoridad local y por las personas de

buen gusto que sientan arder en su pe¬ cho el sagrado fuego del amor pátrio.
Hemos visto con satisfacción que, bien sea debido á la súplica que en nuestro
número anterior hicimos al señor Alcal¬
de, bien á que nuestros compatricios ha¬ yan adelantado un grado, en cultura, des¬ de el año pasado, no hayan vuelto á apa¬ recer aquellos mamarrachos que censura¬
mos entonces.
Mucho queda por corregir todavía pa¬ ra que la fiesta cívico-religiosa de la Vic¬ toria adquiera el carácter que debe tener la conmemoración del más glorioso de nuestros hechos históricos; pero por algo se empieza.
Una imprudencia de uno de los paye¬ ses del simulacro, originó una sensible desgracia, el lúnes.
Según nos dijeron, el payés en cues¬ tión espantó á un caballo, dió este un salto, retrocedió y rompió la barriguera, lo cual íué causa de que se empinara el carruaje y cayeran los que en él iban. Pasó otro carruaje entonces, y cogiendo á uno de los caídos, le fracturó una pierna.
Lamentamos la desgracia y escitamos á la Autoridad á que imponga al payés imprudente el correctivo que se merece.
Bemoles... en Sóller titulóse el suple¬
mento al núm. 10 del conocido semana¬
rio festivo-literario Bemoles y Sostenidos, que se publica en Palma. Dicho suple¬
mento dedicado exclusivamente á Sóller
é ilustrado con bonitos grabados de ac¬ tualidad, debidos al lápiz de nuestro apreciable amigo Fernan-Ditoge, fué ti¬ rado en la imprenta del Sóller, para lo cual y para presenciar la fiesta, trasladó¬ se á esta la Redacción de aquél.
De modo que Filemón Fernan-Ditoge, Re-mi-fa y X han cumplido fielmente la promesa que nos hicieron cuando su úl¬ tima visita, y esto nos ha dado lugar á que pudiéramos estrechar la mano á nues¬ tros simpáticos amigos D. Miguel Bibiloni, D. José Cardell y Angelón, que no
vinieronVntón ces.
Quedamos sumamente satisfechos y en espera de otra visita, caros colegas; vues¬ tra compañía nos es siempre grata.
Nos han asegurado que la familia del conocido propietario y castizo literario D. Luis Pons Glallarza, obsequió á sus amigos y conocidos en la noche del do¬ mingo próximo pasado, por medio de
un baile de confianza, y que estuvo este
en extremo animado.
El lúnes por la mañana, llegaron á ésta
varios de los escursionistas catalanes y
provenzales, venidos á Mallorca para co-

i

SOLLER.

locar una cruz al pié del pino de los Mon¬ eada, como recuerdo de los primeros ca¬ balleros que murieron en la conquista de
Mallorca. Dichos señores vinieron de Mi¬
ramar por Deyá y á la tarde regresaron á Palma por el Coll de Sóller.
Durante su corta permanencia, y acom¬ pañados de D. Luis Pons y de D. José Kullan Pbro.; visitaron los templos más notables de nuestra población, sin olvidar los de Santa Catalina y San Raymundo de Peñafort, desde cuyo monte presen¬
ciaron el simulacro del desembarco de
las tropas- de Occhialí en 1561, y la bella perspectiva que presentaban nuestras playas.
De entre ellos, tuvimos el gusto de sa¬ ludar á los señores maestros en gay saber, Verdaguer, Collell, Aguiló y otros cuyos
nombres no recordamos.
Por los elogios que hacían de las belle¬ zas de nuestro pueblo, pudimos compren¬ der que se llevaban recuerdos sumamen¬ te gratos.
Por nuestra parte podemos asegurar que dichos señores nos fueron en gran manera simpáticos y que sentimos fuese tan momentánea y precipitada la visita de tan distinguidos huéspedes; pues, en tan pocas horas, es imposible formar idea completa de los pintorescos y poéticos panoramas encerrados en cada uno de los pliegues de las accidentadas laderas
clel valle.

Siguiendo la anual costumbre de vera¬ near en este pueblo, ha llegado nuestro distinguido amigo el sábio publicista don José M.a Quadrado y su apreciable fa¬
milia.
Dárnosles la bienvenida.
-ú—- — r- c- -( ■*>'> 3
Hemos visto con orgullo el retrato y biografía que de nuestro paisano y que¬ ridísimo amigo D. Antonio Maura ha pu¬
blicado El Globo en su número del l .° dél actual.
Las condiciones de nuestro Semanario
y más que esto la no interrumpida série de elogios y alabanzas que en ella se pro¬ digan á nuestro amigo, nos vedan publi¬ carla íntegra, cual fuera nuestro gusto.
Plácemes mil al orador correcto y ele¬ gante, al hábil polemista, al eminente ju¬ risconsulto que, en su corta, pero brillan¬ tísima carrera, ha sabido conquistarse no ya las simpatías de Mallorca entera, vsinó
las de toda la Nación.
— 5'C-G'<S/¡§/©£'-K9—
€ÍI1W§.

Marsella 8 d[v

48)5

Cette

“

4‘95 1/2

Demás plazas francesas . . 4‘95 1f2

CULTOS SAGRADOS.

Aprovechando la ocasión de encon¬ trarse en esta el Ingeniero G-efe de la provincia D. Emilio Pou con su aprecia¬ ble familia, el Ayuntamiento de este pue¬ blo obsequióle en la velada del mártes
por medio de una brillante serenata. A esta pública demostración de grati¬
tud y regocijo correspondió el agraciado con un refresco que no por ser improvi¬ sado dejó de ser digno del esquisito gus¬ to del Sr. Pou y de su digna Sra. Doña Concepción Moreno de Eormiguera.
El Ayuntamiento, que representa á Sóller, obsequiando al Sr. Pou interpre¬ ta fielmente los magnánimos sentimien¬ tos de sus administrados, y nosotros, ha¬ ciéndonos eco de la pública opinión,
aplaudimos tan acertada medida.

Mañana a las siete y media comunión general para las madres cristianas. A las nueve y media ho¬ ras y oficio mayor y sermón con exposición del San¬ tísimo. Por la tarde después dé vísperas la segunda palabra que habló Jesu-Cristo desde la Cruz y al anochecer se continuará el ejercicio del mes de Mayo.
El 19 en el oratorio de la Alquería del Conde fiesta de conclusión del mes de Mayo.
MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS. Varones 1.—Hembras 6.—Total 7.
DEFUNCIONES.
Dia 2.—Falleció Pedro Juan Pons - y Mayol de
75 años de edad.
Dia 10.—Isabel M.a Morell y enseñat de 73 años.
MOVIMIENTO DEL PUERTO.

liemos visto que se llevan á cabo las

EMBARCACIONES FONDEADAS.

ejecuciones, ó por lo menos las amenazas, para la cobranza del impuesto de consu¬
mos.

Dia 8.—De Agde laúd 2.° Remedio, de 36 ton.,
pat. Juan Pons, con 6 mar., 2 pas. y lastre. Día 13.—De Palma laúd San José, de 22 ton.,
pat. Gaspar Pujol, con 6 mar. y piedra.
Día 13.—De Cette laúd San Bartolomé, de 34

El juéves por la tarde estuvo, de paso, en este pueblo, la espedición austríaca que durante la mañana del mismo día ha¬ bía visitado las posesiones de Miramar, pertenecientes á S. A. I. y P. el Archi¬

toneladas, pat. Miguel Cardell, con 5 mar., 4 pas. y
lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS.
Día 7.—Para Burriana laúd Esperanza, de 32 toneladas, pat. Juan Vicens, con 6 mar., vino y li¬
mones.

duque Luis Salvador.

Su estancia en el pueblo fué breve, de¬ bido, según informes, al proyecto que

DEFENSORA SOLLERENSE.

tenían los espedicionarios de visitar el

predio de Alfabía antes de retomar á la No habiéndose celebrado el próximo pasado

capital.

¡ domingo á causa de la festividad del día, la

Junta General ordinaria que previene el Re¬ glamento vigente; la Directiva participa á los sócios que mañana, día 15, á las nueve de !a noche, tendrá lugar la mencionada reunión.—• Sóller 14 Mayo de 1887.—P. A. de la J. D., J. Marqués Arbona Srio.
.* í **
En atención á que con motivo de la fiesta de la Victoria, fueron pocos los sócios accionistas que acudieron á hacer efectivo el importe del 6.° dividendo, se participa á los que estén en descubierto que mañana de 9 á 12 de la misma permanecerá abierto el cobro por última vez. —Sóller 14 de Mayo de 1887.
BANDERIN PARA ULTRAMAR
EN LAS ISLAS BALEARES.
Por Real Orden de 5 de Abril último se han
cerrado los embarques para Ultramar de los individuos que son destinados á aquellos Ejér¬ citos por primera vez, pero continúan abiertos para los licenciados de Cuba que deseen filiarse voluntariamente por cuatro años, á los cuales se les abonará por su total compromiso cuatro mil ochocientos reales de premio, además del haber y los otros premios de constancia á que puedan tener derecho por sus años de servicio.
A este efecto, queda abierta la Recluta en este Banderín sito en la calle de los Olmos, núm. 146, de 10 de la mañana á 4 de la tarde.
Palma 2 de Mayo de 1887.—El T. Jefe,
Serafín Vera.
Se necesita un mucha-
cho de diez ó doce años, que sepa leer y escri¬ bir, para servir en una casa de comercio en Francia, cuyos amos son de Sóller.
En esta imprenta informarán.
Tanto se vende como
se arrienda, medio cuarto de hora de agua de la fuente de S‘Olla y pago del Pitig den Ramis; en esta imprenta darán razón.
Desea alquilarse una
casa situada en el punto denominado Can Xartero, á inmediaciones de Can Gaspá Capó, junto á la plaza de, Ets Estirados.
En esta imprenta informarán.
AL PUBLICO.
Se desea un socio capitalista para ejercer el ramo de fotografía por fabricación, ya en la América del Sur, en Filipinas, en Méjico ó en
el Africa francesa. Para condiciones é infor¬
mes, en Barcelona, calle del Hospital número 40, fotógrafo, y en las Baleares, en Sóller casa de Antonio Roselló, M. S. Barranco, fotógrafo.
Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra (Font) hay algarrobos, palmeras, limoneros y naran¬ jos comunes y mandarines, para vender: se da¬ rán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo vivero junto á Can Domingo, carretera
de Palma.
SÓLLER.-lmprenta de Juan Marqués.