AÑO III.—NÚM. 87.
AÑO III.—NÚM. 87.

5 MARZO DE 1887.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIÓ DE TRENES
que regirá, desde el 15 Octubre de 1886 á 14 Starso de 1887.
De Palma á Manacor y La Puelila.—7’30 maña¬ na, 2 y 3’ 15 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7M0 mañana y r> tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana y 5T0 tarde.
De La Puebla á Manacor.—7'55 mañana 2’30 y 5’10 (mixto) tarde.
De Manacor á La Puebla.—7’30 mañana y 5 tarde.
Tren periódico: días de mercado en Inca.—De Inca á Palma—2 tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para Ibi;:a y Alicante, domingo 8 mañana. Para Muñón, lunes 1 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, .jueves 4 tarde. LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, bines 7 mañana. De Mahon, lúnes 9 mañana vía Alcudia y jueves
9 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, jueves 12 mañana, vía Alcudia y
sábado 7 mañana.
Hedidas de Sótier.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las -t.
llegadas ú Sóller.-—Todos los días á las 6 noclie

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICION.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

ESTUDIO SOBRE Li ENFER1EM DE US MUÍS 1LliOMS
DE LA PROVINCIA DE MÁLAGA
POR
D. MANUEL CASADO.
( Continuación.)
Así es que, trayendo á la vista un ejemplar impreso de- la dicha memoria, he debido admirar el rigorismo lógico que en el nuevo estudio de Yalencia do¬ mina al aplicar ú tal caso particular los principios generales consignados en el de Málaga: Es en mi sentir el más impor¬ tante; el contenido en la afirmación de que, así como en los animales se recono¬ ce ser de causa interna la mayor parte de enfermedades; en los vegetales, por el contrario, son casi todas de causa es¬ terna; fácil de conocer y comprobar. Desgraciadamente, mis dignos compañe¬ ros en esta Sociedad Malagueña de cien¬ cias físicas y naturales, no pudieron hallar
un hongo bien determinado en los frag¬
mentos de corteza y madera de tronco y raíces dañados qne yo envié para sn exa¬ men microscópico: pero debe tenerse en

cuenta que yo había recogido esos frag¬ pero no esclareciendo lo que tanto me

mentos en el mes de Agosto, en cuya importaba saber. Unicamente el bravo

época, según Wolffenstein, el mal pasa y cuanto ilustrado militar antiguo coronel

casi desaparece: además que no todas las de Estado Mayor D. Vicente Alcalá del

observaciones resultaron conformes, pues¬ Olmo tan conocido por los grandes y

to que el Presidente déla Sociedad, señor especiales servicios que prestó en la gue¬

Orueta, tan práctico en ellas, me dijo ha¬ rra de Africa, ineí hace saber desde Beni-

ber hallado siempre un hongo en las ma¬ I rredrá donde posee grandes naranjales

terias vegetales que examinó.

| que allí se combate la enfermedad con

Asi pues, si la investigación microscó¬ | buen éxito pero usando más bien procedi-
pica no suministra pruebas absolutamen¬ ! míenlos que llama quirúrgicos, por consis-

te negativas y los síntomas concuerdan, | tir en la eliminación de todo lo que se ad-

así como la marcha de la enfermedad, de I vierte dañado, valiéndose de herramien-

presumir, es que sea una misma la de Mᬠ; tas especialmente construidas al efecto

laga con las de Yalencia y Mallorca.

y vienen á ser (según dibujos que me re¬

En ésta creencia, he insistido en pre¬ mite) un escoplo con su mazo, un azadón

guntar si el ácido sulfuroso acuoso que de pico y dos podaderas corvas. Allí re¬

desde el año de 1878 ha debido ensayar¬ comiendan mucho qne no solamente so

se en dichas provincias ha dado todos los corte todo lo dañado, sino también, cuan-

buenos resultados que los esperimentos ! do los naranjos sean de pié de cidro y que

del Doctor Otto Wolffenstein hacían es¬ por haberse profundizado bien la inger-

perar: y no habiendo conseguido respues¬ tura al trasplantarlos, hayan echado raí¬

ta de la económica Valenciana por un ces en el naranjo, se elimine todo lo que

desgraciado accidente occrrido ásu digno del cidro quede. Aconsejan además, dejar Director, recurrí á particulares á quienes ¡ el árbol con las principales raíces grue-

escribí, contestándoseme por lo general j sas al aire y rodeado el pié de un caba-

con declamaciones por los daños sufridos, ! llon de tierra, como de medio metro de

CATALINA
NOVELA DE COSTUMBRES SOLLERENSES
POR
tTTJ-AJST S. EISTSEÑ-A-T.
i.
Juan Albertí era el pescador más entendido y osado del puerto de Sóller. A pesar del esca¬ so rendimiento de su trabajo, había adquirido
en propiedad una choza de sólida construcción, que solía tener bien provista de víveres y de
enseres de sil oficio. Pero el techo de su vi¬ vienda se le caía encima; el mar era su elemen¬
to, y Juan parecía formar parte constitutiva
de su barca, en la cual se pasaba la vida, como
tortuga en su concha.
Su mujer, Juana María, era hacendosa y buena, pero, á medida que iba sumando años de vida conyugal, aumentaba en su corazón un vacío que la apenaba en extremo, y convertía la jovialidad y expansión de su carácter en un

creciente mal humor que desesperaba al bueho j muy devota, y arrodillada al pié del altar, con

de Albertí.

la criatura en brazos, la presentó á la Santa,

No era un secreto para nadie aquella mil- j suplicándole fervorosamente que la tomase bajo danza; Si Juana María sentía un vacío en el ¡ su protección, y ofreciendo ponerle por nombre

corazón era porque había otro vacío en el ho- ! Catalina.
gar. Con un hijo, ó dos, ó tres, que.en esto su ! Terminada aquella presentación solemne,
ambición no era escasa, la mujer de Juan hu¬ Juana María regresó á su cabaña, donde no

biera sido enteramente feliz. Pero la natura¬ tardó en ver desfilar á todo el vecindario, que

leza, que tan pródiga se mostraba con algunos comentó de mil maneras la venida al mundo de

matrimonios proiíficos de la vecindad, se obs¬ tinaba en privarla del ansiado fruto de bendi¬
ción.

aquel inesperado sér. La niña fue creciendo, creciendo, y á medida
que su cuerpo adquiría, el desarrollo y las per--

Una mañana de otoño, en que soplaba con fecciones apetecibles en un ejemplar del bello

espantosa fúria un frío noroeste y se oía cer¬ sexo, se desenvolvían en su alma ideas de ine¬

cano el rugir de la tormenta, Juan halló en su fable dicha, de celestial belleza, de amor eter¬

barca una cesta de mimbre y en la cesta una no. En sus ojos, dos abismos, había algo de lo

niña recien-nacida, envuelta en toscos pañales. vago y azul del mar que meció su primera

No se paró en reflexionar sobre la oculta his¬ cuna.

toria de amores que implicaba aquel hallazgo;

Fué creciendo, creciendo, y llegó á la pleni¬

se le figuró un presente del cielo y corrió á de¬
positarlo en el regazo de su mujer.
Juana María lo recibió con júbilo y dió gra¬

tud de su constitución hermosa, acariciada por las auras marinas, arrullada por el dulce mur¬ mullo de las olas bonancibles, ó sacudida por el

cias á Dios por tan singular merced. Subióse fragor de las tormentas. Era una estátua de al oratorio de Santa Catalina, de quien era carne, bellísima, perfecta, enamorada del sol á

2

SÓLLER.

altura para impedir que el agua de los riegos llegue á estar en contacto con el cuello del árbol. Repitiendo estas prác¬
ticas varios años, se áá por seguro un
buen resultado.
Escrito lo que precede debo á la bon¬ dad del Sr. D. Juan Bol, Delegado de Hacienda pública en esta Provincia, el poder ojear un escelente libro que bajo el título de Estudio sobre el Naranjo, Li¬ monero, Cidro, y otros árboles de la fa¬ milia de las auranciáceas, público en Cas¬ tellón de la Plana el comisario de Agri¬ cultura y Catedrático D. J. Bou Cascó (1). En esta obra hallo un estenso capí¬
tulo dedicado á la enfermedad de los na¬
ranjos y limoneros; y ¡en referencia al re¬ medio de Wolffenstein, dice que dos pro¬ pietarios de Sóller aplicaron el ácido sul¬ furoso acuoso á varios naranjos atacados del mál; hecha la operación en Setiembre, el autor que escribía en el siguiente in¬ vierno, solo puede decir que hasta en¬ tonces los resultados parecían satisfacto¬ rios. Por contra menciona que el señor Bullan, ilustrado presbítero, ha notado que la destrucción de las raíces princi¬ pia por las capilares lo que contraria todas las esplicaciones de Wolffenstein. También se hace cargo el Sr. Bou de los estudios practicados por el Sr. 0. Briosi, Director de la Estación químico-agrícola de liorna, el cual solo ha podido decir que presume sea un hongo microscópico del género fusisporiimi ¡la causa del mal: relata multitud de remedios ensayados, sin dar ninguno como seguro. Todo me hace presumir que Wolffenstein estuvo
acertado.
(Se concluirá.)
(1) Ua tomo en 8.° de 422 páginas, 1881. — Castellón, Imprenta de P. Segarra.

Al anochecer del domingo falleció Fray José Castañer Gumundí, dominico ex¬ claustrado, y vicario que fue de esta pa¬ rroquia por los años de 1850 á 1870.
Una larga enfermedad, durante la cual ha sido repetidas veces sacramentado, le ha llevado al sepulcro; siendo su muerte muy sentida de todos los que tuvieron
ocasión de admirar la bondad de su co¬
razón y la afabilidad de su trato. El nombre del Sr. Castañer, como vi¬
cario, ocupa un lugar preferente en la Historia de este pueblo, pues fué uno de los que, arrostrando los peligros de su¬ cumbir víctima del cólera, auxilió espiri¬
tualmente á los atacados, en 1865.
La traslación del cadáver al cemente¬
rio, tuvo lugar el lúnes á la tarde. Infi¬ nidad de amigos acudieron á la casa mor¬ tuoria para rendir el último tributo al fi¬ nado, á pesar de la lluvia torrencial que caía, lo cual prueba lo mucho que era querido.
Nos asociamos al dolor que embarga á su familia y deseamos al alma de nuestro amigo descanso eterno.
Anteayer tarde fué bautizado, desde lo alto de una ventana, un hombre que pa¬ saba por la calle de la Luna.
No es esta la primera, la segunda ni la vigésima vez que ha sucedido, ni que lo hemos censurado. Falta solo averiguar quien tiene la culpa para imponerle el
correctivo.
En nuestro concepto la tienen los que tal hacen, puesto que, con ello, faltan no solo al art. 5.° del bando de policía vi¬ gente, sino que también á la cultura y hasta á los más rudimentarios principios
de educación.
Claro es que si se hubiera escarmenta-

cío á algunos, por medio de multas, te¬ merían los demás; luego la culpa no es solamente de los que echan agua
Siempre vamos á parar á lo alto. ¡Y es que siempre lo más elevado es lo más
visible!
¿Y cómo nó? ¿Quién tiene la culpa de que los faroles estuvieran el lúnes en eclipse total? —La luna, dirán algunos, porque fal¬ tando á su compromiso no le dió la gana
de salir.
—Las nubes, dirán otros, porque im¬ pidieron llegaran hasta nosotros los rayos de aquella.
—El Alcalde, decimos nosotros, por¬ que no dispuso fuera dicho día una ex¬ cepción de la regla general, en el suelo, habiéndolo sido en el espacio.
Y en efecto, si está prevenido que no no se alumbre la población siendo luna nueva, será por la confianza de que la luz de esta sustituya á la del petróleo; luego si el cielo está encapotado, si llueve á cántaros, si los transeúntes no pueden dar con las boca-calles, si por temor de
encontrarse con una persona cuyos pasos
se oyen se rompe uno la crisma en la jamba de un portal, y, en fin, si todo es¬ tá á oscuras, que es cuanto puede decir¬ se, ¿no es lógico que se enciendan los fa¬
roles?
Que conteste el público.
El extracto de los acuerdos tomados
por la Excma. Diputación provincial en los días 8, 9 y 10 de Noviembre último, fué aprobado por la misma en los últimos días del mes anterior, de lo que nos ale¬ gramos, pues son de dichos acuerdos: Informar favorablemente los expedientes relativos á los proyectos del trozo de ca¬ rretera de segundo orden de Palma al

cuya luz brillaba su hermosura, Ninguna agi¬ pállda luz de una lamparilla de ópalo. Otras Y Catalina á penas se fijaba en éli cuando

tación secreta, ningún deseo vago de los que veces vagaba por la playa, hollando la menuda todas las muchachas del Puerto volvían la ca¬

suelen sorprender á la niña entrada en la edad arena con su pié descalzo; pero nada la atraía beza para seguir mirándole después de haber

núbil, le hacían sentir sus diez y ocho prima¬ tanto como el cerro de Santa Catalina, desde fingido no verle pasar! En su presencia el ena¬

veras, ni aún cuando la saludaba con visible cuya altura fijaba la vista en el horizonte, con morado joven parecía tímido y apocado. Ella le

emoción el joven Pedro Antonio, que era indu¬ la tenacidad de un alma prisionera, nacida de observaba de frente y convenía en que era un

dablemente el pescador más guapo de la costa.
Con frecuencia se iba á la orilla del mar, y
de pié sobre un pedestal de granito, aquella es¬ tatua viva, suelta la abundante cabellera, ar¬ queado el flexible talle como para hacer resal¬ tar la opulencia de su marmóreo seno, aspiraba con fruición la brisa, y tendía hacia lo léjos su mirada, ansiosa de rasgar el misterioso velo que limitaba el horizonte.
No tenía el aire ligero de las vírgenes sin amor, y no obstante las inquietas alas de sus
narices parecían mostrarse desdeñosas de la naturaleza que abultaba sus robustas formas. Las caricias del viento le causaban volup¬
tuoso placer; cobijándose á veces bajo escar¬

un soplo de amor en otro espacio.

buen mozo, más no para amarle.

Con frecuencia la encontraba Pedro Anto¬

Amarle! Sabía ella acaso lo que era amar?

nio, en quien producía el efecto de una planta

Tomarlo por novio era más fácil.

que se mantenía lozana por milagro donde era

Los espíritus protectores de la cabaña no se

natural que no pudiesen vivir las de su clase. iban á enfadar por esto, y ella recibiría amo¬

¿Por qué miraba siempre Catalina hacia el le¬ roso culto bajo un cielo estrellado y al arrullo

jano límite del mar, ávida de conocer la invisi¬ de las olas, yá que los génios del mar y el mis¬

ble orilla?

mo Dios, autor del mundo, deben ver con bene¬

No había en la barriada marítima de Sóller plácito que dos jóvenes se unan para extasiarse

mozo más ágil ni más gallardo que Pedro An¬ en la contemplación del universo.

tonio. Hábil como el que más en el manejo del

Pedro Antonio dijo un día al padre adoptivo

remo y de la escota, no tenía quien le aventa¬ | de la muchacha.

jase en la caza al vuelo de palomas y perdices,

—¿Queréis darme por mujer á la que tomas-

ni en la batida de cabras monteses. Era prodi¬ I teis por hija?

giosa la manera como saltaba de risco en risco,

padas rocas, se acurrucaba en un hueco cual¬ trepaba por las breñas ó se colgaba de las raquiera y se adormecía lánguidamente al res¬ I mas de un árbol, columpiándose sobre un abis-

(Se continuará.)

plandor del cielo azul, como una duquesa á la i rno para vadear un paso peligroso.

SÓLLER.

puerto de Sóller por Sóller comprendido
entre la población y el puerto, y de la travesía de Sóller en la misma carretera,
y conceder á nuestro Ayuntamiento una
subvención de 750 pesetas para la repa¬ ración del camino que conduce á Binia-
raix.

¡Lástima, pero, que no fuera dos me¬
ses antes!
En el prédio Son Salí, del término mu¬ nicipal de Campos, vive un hombre que el día 7 del actual cumplirá la edad de cien años y cinco meses. Llámase Gui¬

y haberlos creido, al contrarío, animales
venenosos; no obstante varios naturalis¬
tas han afirmado recientemente que son
inofensivos y que si bien es verdad que tienen una baba venenosa que ampolla la piel, también lo es que jamás la suel¬
tan á no haberlos antes irritado.

El caudal de aguas de nuestros torren¬ tes ha aumentado considerablemente con
las lluvias de esta semana, lo cual difi¬ culta á los vecinos del Camp de sa Má

llermo Mesquida y Puigserver. Lo más particular en este hombre no
es la edad, á pesar de que son muy con¬ tados ¡los que logran alcanzar la suya, y sí su fácil y clara memoria, su robustez

El sapo, aunque pesado, sale por la tarde de su escondrijo y de salto en salto esplora el terreno en busca de su alimen¬
to favorito, esto es, insectos coleópteros, larvas, gusanos, caracoles, barbosas, etc.

las operaciones agrícolas de la estación. y su agilidad para el trabajo. Para que

Reconocida la utilidad de los sapos, se

Según nos han asegurado tienen que em¬ de esto último puedan formarse idea ha establecido un lucrativo comercio de

barcar las naranjas de sus huertos por nuestros lectores, basta decir que traba¬ ellos entre franceses é ingleses para lle¬

medio de lanchas, teniendo los carros en ja todo el día (fabrica cuerda para inger¬ varlos á sus campos, pagándolos de 15, á

la. cochera,

tos), que vá solo á donde quiere, que en 20 pesetas la docena.

Si dichos vecinos vieran de reunir la la mesa busca siempre la corteza del pan

mitad del valor de un puente sólido como
el que se ha empezado en la carretera de Biniaraix, es probable que el Municipio les facilitara la otra mitad, con lo cual
tendrían una construcción que duraría eternamente y no se verían perjudicados

y los mendrugos más duros, y que enhe¬ bra una aguja sin auxilio de anteojos.
Con estas cualidades seríamos muchos
los que desearíamos poder imitar al señor Mesquida en longevidad.

CAMBIOS.

Marsella 8 djv. . . . . 4'97

Cette

“

4‘971 f2

Demás plazas francesas . . 4‘98

en sus intereses como lo están hoy, y bastante á menudo, por desgracia.
¡Ojalá se hubiera hecho antes de colo¬ car el de madera destruido por la ex¬
traordinaria avenida del 15 de Octubre de 1885!
Por carta particular que recibimos con el último correo, sabemos que en Lezignan, pueblo del departamento de Aude,

De la importante Revista Mercantil que publica la casa Saurí Subirá y C.a de Ponce (Puerto-Rico) tomamos las si¬ guientes noticias, por lo que puedan inte¬
resar á varios de nuestros abonados.
« SXPOETACIÓN.—Azúcar. —Favorecidos
por el buen tiempo, y terminadas las prover¬ biales fiestas de esta época, la generalidad de nuestras haciendas se hallan moliendo, pudiendo casi asegurar se hallan elaborados unos

CULTOS SAGRADOS.
Hoy al [anochecer se dará principio al setenario del Santísimo Nombre de Jesús, que continuará ma¬ ñana á la tarde y los demás díashal anochecer.
Mañana el ejercicio mensual del Sagrado Corazón de Jesús y maitines al anochecer en sufragio del al¬ ma de Fray José Castañer, dominico exclaustrado.
El mártes y á la hora de costumbre se dará prin¬ cipio á la novena en preparacióu de la fiesta del glo¬ rioso patriarcaBan José.

en el mediodía de Francia, llenáronse de nieve calles y campos hasta formar una capa de dos metros de espesor.
Lo cual prueba que la nevada de los días 9, 10 y 11 de Febrero último fué general.

6,000 bocoyes próximamente. La exportación durante el mes ha sido bien
limitada, pues se concreta á pequeñas partidas para varios destinos.
Muchas partidas de clases buenas van aflu¬
yendo al mercado y almacenándose por cuenta de sus dueños, en espera de los precios á que se abra el mercado para partidas de impor¬
tancia.

MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS.
Varones 2.—Hembras 2.—Total 4.
DEFUNCIONES.
Día 27.—Falleció D. José Castañer y Gamundí,
de 80 años de edad.
Día 28.—Lorenzo Sastre y Cocoví, de 87 años.

Igualmente nos escriben de Nimes que el día 23 del próximo pasado Febrero dejóse sentir en aquel pueblo un fuerte terremoto que puso en alarma al vecin¬
dario. La sacudida fué instantánea y no

Algunas pequeñas partidas de clases apa¬ rentes para consumo han sido colocadas á du¬ ros 2 f quintal.
Míeles.—Son bien solicitadas las de clase
superior, cotizándose hoy de duros 27 á 32 los 110 galones.

JjJL PMBM,
No habiendo podido celebrarse la Junta ge¬ neral ordinaria convocada para el día 27 del

se reprodujo afortunadamente, á lo cual Café.—Aunque durante el mes que compren¬

es debido el que no
lamentar desgracias

se hayan tenido que de ningún género.

j

de nuestra presente Revista fueron bastante animados los embarques de este grano para
Europa, al cerrar hoy nuestro impreso nótase

No ha sucedido lo mismo en Niza y marcada calma en el mercado, si bien las exis¬

pasado Febrero, por falta de número de seño¬ res Accionistas, la Junta de Gobierno ha acor¬ dado convocar de nuevo á los mismos, á Junta general ordinaria para el día 13 del corriente
á las 3 de la tarde en las oficinas de la Socie¬

Mentón, en cuyos pueblos los temblores causaron derrumbamientos que hicieron
infinidad de víctimas.

tencias en segundas manos son de alguna im¬ portancia.
En la plaza hay regular cantidad disponible para embarque, por lo que teniendo en cuenta

dad situadas en el edificio fábrica de la calle
de la Romaguera, la que tendrá lugar sea cual fuere el número de accionistas que asistan.
Sóller 2 Marzo de 1887.—P. A. de la Junta

las pretensiones de los tenedores, cotizamos: de Gobierno, Jorge Frontera, Srio.

Yauco superior pesos 22 quintal, Hacienda es¬
Avanzan con suma rapidez las obras cogido pesos 21 á 21 L Clases aparentes para

de la casa que construye la Sociedad De¬ Cuba pesos 19 á 19 L

fensora Sollerense en la calle de Real.

Cambios.—Sobre Lóndres pesos 6.—New-

Quedan ya terminados los cimientos y co¬ York 24 á 25 p.g —España 20 á 22 p.g .»

locadas algunas hiladas de piedras del

zócalo en todo el largo y ancho del edi- ¡ LArt del Pages, importante revista

ficio.

agrícola que se publica en Barcelona, en

su último número aconseja á los agricul¬

DEFENSORA SOLLERENSE.
Las Juntas Directiva y de Tenedores de acciones, participan á los señores accionistas que mañana de nueve á doce de la misma y en el local que ocupa esta Sociedad, quedará abierto el pago del cuarto dividendo, en cum¬ plimiento de lo que ordena el artículo 3.° de los Estatutos formados para la emisión de ac¬

Según nos han asegurado, ha subido de tores la protección á los sapos (Bufo vul- ciones al objeto de llevarse á cabo la compra

nuevo el precio de la naranja, vendién¬
dose á cuarenta reales la carga.

garis), á fin de recompensar los útiles servicios que á la agricultura prestan di¬

de solares y construcción de un edificio para la
misma, y aprobados por la Junta General ex¬
traordinaria celebrada el día 31 de Octubre

Nos alegramos de estas alzas que tan¬ chos animales.

j último. Sóller 5 de Marzo de 1887.—P. A. de

j to necesitan los abatidos propietarios de

Desde larga fecha viene persiguiéndo- I las J. D. y de T. de A.-—J. Marqués Arbona

naranjales.

dose á los sapos por ignorarse su utilidad ! secretario.

4

SÓLLER.

Sección de Anuncios.

D231.a. PROFESOR VETERINARIO
ÉstoblecMlo ©m Sdffleivealle de la Ke©t#rta st.° 1#»

En vista de las imperfecciones de los animales domésticos (solípedos) y enfermedades que los mismos padecen, y siendo costum¬

bre muy antigua las igualas ó convenios entre los veterinarios y dueños de caballerías, por cuanto es muy gravoso el pago de los

'derechos por asistencia, cuando lia de verificarse según tarifa; participa al público que, á fin de estimular todavía más á los propie¬

tarios, para pe no vacilen en la celebración de unos contratos pe tanto les convienen; ha resuelto bajar los precios de los mismos,

.siendo desde hoy los siguientes:

Por cada animal soíípedo d de cabestre mayor (caballos y muías) sin herradura .... 10 reales.
De 6 á 7 palmos . • i •

[jallos, s De 7 á 8 id.

Je 8 id.

Mulos....- De tiro. . . .

Je labranza

48

lor cada animal soíípedo <f de cabestre menor (asnos)

Sin herradura .

S

Con herradura

28

NOTAS.

Primera.—No van comprendidas en el contrato las operaciones siguientes: Los reconocimientos de sanidad en casos de compra ó venta.
La castración.
La cauterización (dar fuego.) Segunda.—Se hierra á fuego y en frío, en casa del veterinario ó en el domicilio del propietario.

YENTA.
Se vende una casa de campo muy^ capaz con bajos, entresuelo y piso superior, carrera al frente y huertecito contiguo, con naranjos y otros frutales y derecho de agua, situada en
el término de la villa de Sóller, inmediata al lugar de Biniaraix, conocida por Can Botana.
Y un olivar con tres bancales llamado S{
Olivaret de las Moneadas, en el mismo término
de Sóller. Darán razón en Palma calle de San Elias
núm. 14 piso 2.° izquierda, y en Sóller D. Ge¬ rónimo Estades ó Buenaventura Coll carpinte¬ ro frente la iglesia de Biniaraix.
Se desea vender tres
solares en la futura ca¬
lle de la Unión. Infor¬
mará su dueño D. Pedro
José Rullan Serra.

Las Baleares
Obra escrita y publicada en aleman con el título de
OlE BALEAREN 1N WORT UND BILD GESCHILDERT
Yersión castellana de D. Santiago Palacio vice-cónsul de España en Berlín, corregida j considerablemente aumentada con anuencia y conforme á las indicaciones del autor por
D. FRANCISCO FvlANUEL DE LOS HERREROS Y SCHWAGER
DIRECTOR DEL INSTITUTO BALEAR.
Constará esta obra de unos 8 ó 9 tomos de 400 á 500 páginas folio menor, papel agarban¬ zado y tipos claros, divididos en cuadernos de 40 páginas con tres xilografías cada uno, al pre¬
cio de UNA PESETA.
Suscríbese en la Tienda de artículos de escritorio de J. Marqués Arbona.

GRAN LIBRERÍA IMICE
DE LUIS FÀBREGAS
nüm.
Esta acreditada casa proporciona toda cla¬ se de obras, incluso las últimas ediciones de lujo, con un 20, 30, 40 y hasta 50 p.§ de re¬ baja.
Las obras existentes en la casa se venden á
plazos ó al contado con grande rebaja de pre¬
cios.
Se compran libros y bibliotecas de todas clases, sea cual fuere su importancia.
Brossa, 24.-Esquina á la calle de Quint,-PALMA,
A 1 mili Al» Desea alquilarse la casa
jjAlbjp LL11U1 .“núm. 34 de la calle de
San Bartolomé.
Informarán en esta imprenta.

HIERRO TORRENS.
(GOTAS CONCENTRADAS DE HIERRO TORRENS.)
Recomendado eficazmente contra la ane¬ mia, clorosis, debilidad, empobrecimiento de la sangre, falta de apetito, etc., etc.
DEPÓSITO GENERAL
Farmacia (el Mor.-Plaza le la CoM¡tac¡ón.-SÉLLEIl.
OBRAS BE D. JOSÉ RULLAN PERO. ”
Historia de Sóiier en sus relaciones con la
general de Mallorca. Memoria sobre el algarrobo y su cultivo en
Mallorca, con adiciones y notas de I). Pedro
Estelrich.
Se hallan en venta en la imprenta y taller de encuadernaciones de Juan Marqués, calle de San Bartolomé, 17.

TIENDA-ALMACEN DE PAPELES
DE
FRANCISCO ROCA É HIJOS
Papeles íe todas clases y objetos de escritorio
ESPECIALIDAD EN PAPELES PARA CIGARRILLOS Siempre presentamos á los Señores Fuma¬ dores los mejores papeles conocidos. Se dis¬ tinguen entre todos por su limpieza de pasta sin que entre en su preparación sustancia al¬ guna nociva.
Recomendamos nuestras marcas
Violon.-Oos Cuartos.-España.
Paquetes de 1,000 hojas de todos tamaños y se cortan á la medida que se deseen.
La Escuela Popular
Ó SEA
MÉTODO RAZONADO
PARA LA AMPLIACIÓN DE LA PRIMERA ENSEÑANZA Y PREPARACIÓN PARA EL INGRESO Á LA SEGUNDA
por
D. FRANCISCO SALTOR Y MONTAGUT.
Véndese en la tienda de artículos de escri¬
torio de J. Marqués Arbona
San Bartolomé, 17-SÓLLER.
SÓLLER.-imprenta de Juan Marqués.