AÑO III.—NÚM. 80.
AÑO III.—NÚM. 80.

15 ENERO DE 1887.

Ferro-Carriles de ívfalíorca.
SERVICIO RE TRENES
que regirá desde el 15 Octubre de 1886 á 14 Marzo
de 1887.
Do Palma á Manacor y La Puelila.—7’30 maña¬ na, 2 y 8’ 15 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma,—-3 (mixto) "’80 mañana y 5 tarde.
De La Puebla á Palma.—7’53 mañana y 510 tarde.
De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana 2’30 y
510 (mixto) tarde. De Manacor á La Puebla.—7’30 mañana y 5
tarde.
Tren periódico: dias de mercado en Inca.—Do
Inca á Palma—2 tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para Ibizay Alicante, domingo 8 mañana. Para Maltón, limes i tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, martes4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, jueves 4 tardo. LLEGADAS Á PALMA.
De Valencia, lúnes 7 mañana. De Maltón, lúnes 9 mañana vía Alcudia y juéves
9 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona,-juéves 12 mañana, vía Alcudia y sábado 7 mañana. Salidas de Sóller—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4. Llegadas ci óbito;.—Todos los días á las 6 noche

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

1 peseta trimestre en toda España.

0 2

i•di .

jd.

tEí'x+tranjero y A\\ még ri•ca.

)[1-r,£12*0 ad, e,lant, ado.
)

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

PRODUCTOS OLIVAREROS.
( Conclusión.)
Y.
PRODUCTO POR ÁRBOL Y POR EXTENSIÓN SUPERFICIAL
Italia meridional y Liguria.—La canti¬ dad de aceitunas y de aceite que se pue¬
de obtener en una hectárea de terreno
varía por múltiples circunstancias, como son: por la variedad, clima, terreno, mé¬ todos del cultivo, etc.; no puede deter¬ minarse, pues, á priori sino por medios comparativos. Así en Sicilia la produc¬ ción media por árbol ya desarrollado y por año puede calcularse en 8,50 kilo¬ gramos de aceite y 850 por hectárea. En las provincias napolitanas y en la Liguria la producción por hectárea es de 420 á 550 kilogramos próximamente.
Montes písanos.—En los montes písanos se han comprobado las siguientes dife¬
rencias:
Cerca de Bagni, San Julián, con acei¬ tunas medianas, se ha obtenido al año por un término medio para cada olivo 1,21777 kilogramos de aceite claro, y de 1,29 en bruto; para cada hectárea puede

señalarse 548 kilogramos en primer caso y 581 en el segundo.
En las cercaníasde Calci ha habido oli¬
var cuyo término medio decenal á uno por hectárea ha sido de 721.638 kilogra¬ mos (1.603 kilogramos por árbol), y en otro olivar no muy lejos de éste, 828. 868 kilogramos de aceite por término medio, ó sea 1.841 por árbol.
Pedro Cuppari (Manual del Agricultor, páginas 146 y 156) fija en 650 litros (595,3785) el producido en ¡aceite de un olivar del territorio de Calci qne arroja 1,32439 kilogramos por olivo.
Colinas pisarías.—En las colinas pisanas (Montefóscoli) el término medio decenal es de 624.485 kilogramos por hectárea, y conteniendo cada nna de ellas actual¬ mente 386 olivos, cada árbol rinde por término medio, 1.617 kilogramos de acei¬
te al año.
Colinas florentinas.—Ridolfi (Lecciones orales de agraria) admite el rendimiento por término medio de los olivos toscanos 1.188 kilogramos de aceite. Petrini (Agricultura Italiana) manifiesta que en las colinas de la Antilla, cerca de Firen-
ze, los olivos asociados á otros cultivos que gozan de mucha luz y de mucho aire,

pon esta circunstancia dan cada año por planta, por término medio, 1, 609 kilo¬
gramos. Producción media.—No teniendo cuen¬
ta, pues, del producto por árbol, por ser este sumamente variable, y sí teniendo en cuenta el obtenido en nna hectárea, podemos admitir qne el término medio del
rendimiento en aceite de los cercados y olivares toscanos será cada año de 685
á 721 kilogramos en las más prósperas condiciones, de 600 á 624 kilogramos en las olivas bien cultivadas, y de 580 ó 632 kilogramos como término medio general para los olivos escogidos é intensamente cultivados en esta región central de Italia.
* VI.
USO DE LAS ACEITUNAS Y SU CONSERVACIÓN.
Las aceitunas se destinan principal¬ mente para la extracción del aceite, des¬ tinándose las más carnosas y gordas para comerlas, secándolas y aliñándolas.
Las aceitunas se aliñan todavía verdes
y se secan las negras muy maduras.
Para endulzarlas se ponen en agua
limpia durante cinco ó seis días, cambian¬ do el agua cuatro ó cinco veces diaria¬ mente. Cuando hayan perdido su amargo,

FtMBfïI,
CONNOR O'MARA.
TRADICIÓN IRLANDESA.
(ContlMnaciíSii.)
Aquí concluyó el diálogo de los dos interlo¬ cutores. El desconocido se dirigió liácia la puerta; abrióse aquella y entró en la, casa.
Figúrense nuestros lectores cual sería la situación de Connor. ¡Ah! si hubiese tenido tanto valor como honradez, hubiera gritado al ménos, y dando el alarma á los habitantes de la quinta hubiera evitado una horrible trage¬ dia. Reprendíale la conciencia su cobardía, más esta última triunfó de la primera: creyó que el menor movimiento suyo atraería sobre sí al desconocido, cuya fuerza le parecía ser la dé, un gigante,
-\\Solo conseguiría aumentar una víctima más, ^leeía para sí, ¡ah! á lo ménos quiero ar¬

mariné de pruebas irrecusables contra el cri¬ men que no me es dado impedir, dijo; y sacando las tijeras que compró á los buhoneros, cortó un pedazo de paño de la capa, en la parte cu¬ bierta por el cuello, y después con la punta de las tijeras hizo tres agujeros en la brida del caballo, más en tal grado imperceptibles que solo podían ser notados por el mismo que los
hiciera. .
Tomadas aquellas precauciones, salió Con¬ nor apresuradamente del cobertizo, y en el mismo momento creyó oir un gemido sordo que le destrozó el alma; llegó al camino y se diri¬ gió por él aceleradamente.
Aquel mismo día de madrugada, pasaba Connor los límites del condado de Clare, y solo le faltaban 20 millas para llegar á su casa.
Al poner el pié en el pátrio suelo recobró nuevas fuerzas, y a las seis de la tarde divisó la chimenea de su humilde habitación. Nelly estaba en la puerta con la vista fija sobre el camino como si algún presentimiento la Im¬

biese advertido de la llegada de su esposo. Le reconoció al momento, llamó á sus hijos,
y todos corrieron al encuentro del venturoso
Connor.
No hay pluma capaz de expresar los arreba¬ tos de alegría que sintió esta familia, que se veía reunida después de tantos años de sepa¬ ración. Por largo tiempo no pudieron marido y mujer pronunciar ninguna palabra; y preciso
le fué á Connor el sentarse en un banco que
había á la puerta de su habitación para no per¬ der el equilibrio y caer al suelo; pues los mu¬ chachos, ansiosos todos de abrazarle á un tiem¬ po se le habían subido encima.
Pero cuando Connor hubo de esplicarse, y se vió obligado á manifestar que llegaba con los bolsillos vacíos, toda la familia esperimentó una admiración dolorosa; y Nelly tuvo la fran¬ queza de recibir sin dar las gracias, las tigeras que probaban que el nuevo Ulises no había ol¬ vidado en su larga ausencia á Penelope. Nelly creyó que Connor no le había dicho la verdad,

2

SÓLLER.

se colocan en una tinaja en salmuera bien cubiertas y con algunas ramas de tomillo ó de hinojo. Al cabo de sesenta días pue¬ den servir, conservándose de este modo hasta el año siguiente. Cuando se quieren comer las aceitunas en seguida y sin aguar¬ dar tanto tiempo, se magullan ó rajan, pri¬ vándolas del hueso, y se ponen en remojo cuatro ó cinco días, mudando el agua cuatro ó cinco veces al día; se ponen des¬ pués en salmuera, y al cabo de seis ú ocho días se pueden comer solas ó aliña¬ das con aceite y vinagre en forma de en¬
salada.
Hay otro medio de endulzar las acei¬ tunas, que consiste en ponerlas en lejía hasta que pierdan el amargo, en cuyo caso se colocan en agua, renovándola dos ó tres veces al día por cuatro ó cinco con¬ secutivos, esperándose hasta que desa¬ parezca cualquier sabor desagradable.
Conseguido esto, se conservan en sal¬ muera, á la cual se añade aislada ó junta¬ mente tomillo ó hinojo y orégano, según los gustos, nuez moscada, culantro, clavos y canela. El sabor y olor de los primeros no se acomoda muy bien con el de las ultimas sustancias ó drogas.
Las aceitunas ya negras se secan al sol, dejándolas expuestas al mismo por espa¬ cio de quince ó veinte días, rociándolas ó espolvoreándolas con un poco de sal: al
cabo de veinticuatro horas comienzan á
trasudar el agua de la vegetación, y tras¬ curridos que sean cuatro ó cinco días, se pueden comer, cuidando"removerlas dia¬
riamente en la cesta donde se coloouen,
espolvoreándolas ligeramente con un poco de sal, como llevamos dicho. La
cesta debe tenerse sobre una artesa ó le¬
brillo donde pueda caer el agua que es¬ curren poco á poco.
For la traducción j
Enrique Gr. Moreno.

VARIEDADES.
A L’AIRON PERA DE SA COMA.
S «í Ï. L F. K .
ÏÏ.
Ben volgut amich: Te vaitx di en sa nieva primera carta que te volia fé una descripció exacta de S‘Iïlòt, y váitx comensá per donarte una idea de sa seva for¬ ma, que no queda acabada perque altres idèas me dugueren, sensa temermèn, per distint ca¬ mí d’ es que m’havia proposat seguí. Tornem
are idó á lo mateix.
Has de sebrer que partint de se plassa de la Constitució (que tú já coneis) cap á llevant, bey ha un carré llarch, estret, tòrt y emb nn pis que per póch que plògue pareix de torrons fòrts que sa coménsan á aclarí. Es es carré més cèntrich de la ciutat perque serveix de carretera per aná á un poble, á un llogaret y á una alquería situada casi á s’ estreñí d’ es carré; se diu d’ es Sòl, y en ell visch, dins es magatsem de que tú já tens notici.
Cap á mitjorn, partint de dita plassa, hey ha la Rambla, en casas á una part y sas parets de la iglesia á s‘ altre. Còm casi tot son cafès y\_casas de reunió, surten molts de hornos y sas parets de la iglesia fan un’ oló qiú embal¬ sama.... Es Batle es colga dejorn y no la sent.
Y á propòsit. Emsa teva me dius que no te¬ niu cap quexa d‘ es vostro Ajuntament, qiú el Sóller carrega massa d’ espides, cuant trata d’administració pública, per fer fer uisos á n’ es lectores y que tots cumpleexan en sa:seva obligació. jFiet de Deu! já no creuràs may s‘ enveja que mos feras (á mí y á uns cuants de soilerichs més que 111’ escoltavan); sa boca mos feya aigo cuan lletjireni qu’ es vostros administrants son personas emb bona voluntad, que sols fan colque falta perque son hornos y no n’ hi ha cap de perfet....
¡Figurètl ¡per noltros qui tenim tant qne dir; per noltros qui lletjim es periòdich nostro, qu‘ es diu S‘Illòt, y veim que tot cuant din es pòch; per noltros, en fin, que tenim un Ajunta-

ment qui es com sa ximenéya de na Pintada!... ¡Fignret repetesch!

Já veitxara qu’ estiras impacient per sebrer que tal era sa ximenéya de na Pintada y hasta y tot qui era na Pintada. Vaitx á satisfé sa teva ciuiosidat natural; no nú agrada que nin¬ gú estiga en mal de ventra.
Na Pintada era una dona já d‘ edat que vi¬ vía tota sola á una casa de camp. Era endressada, y tenía una caseta sempra neta y arre¬ glada, tanfc, que cada cósa estava sempre á n‘ es seu punt. Sa cuyna era de pagès, y, com totas sas d’ aquesta classe, tenía una ximenéya emb;un [pinta ampia y pié d’ òllas grans y petitas una demunt s’ altre, fent pilas molt iguals.
Un día vá aná á veurer á finado Pintada un jove alt, y atxarovit, com ell tot sòl. Después de doná una mirada per tota sa cnyna, dirigintse á oa duenya de la casa, 1’ hi digué:
—Madò Pintada, cuant estau malalta, ¿emb’ quina olla vos bullen fió de til-la?
—¿Per que heu dius? contestà. —Perque veitx que totas están cruyadas. —¡Ah! digué madò Pintada, aquestas no més son per gorní aquest pinta; á n‘ aquell recó n‘hi ha duas ó tres que son bonas. —¿De modo, torna repetí es jove, que totas aquestas no serveixan per res, y están aquí no més per umplí es pinta de sa ximenéya? Idò, contestà se veya, per planta; no més per planta.

Crech que já has compres perque ehe compa¬ rat s’ Ajnntament de S‘Illót á se ximenéya de ne Pintada. Emb un’ altra carta te diré qui son

es dos ó tres qui poren serví... per bullí fió de
til-la.

Per vuy já basta.

Dispon d’ es teu amich.

TÒF0L.

S’Xllót 20 de Decembre de 1886.

D. Antonio Maura, diputado á Cortes por este distrito, qne con tanto celo y

y le exijió la narración detallada de todas sus
aventuras.
Connor no se hizo de rogar, y empezando por el principio como narrador sencillo, repitió pa¬ labra por palabra los concejos que le diera el arrendatario del Kilkenney en cambio de las 80 guineas que le debía.
—Cómo! esclamó Nelly interrumpiéndole, y es eso todo lo que me traes después de tres años de trabajo? ¿tienes valor para presentarte
á mi vista con los bolsillos vacíos?
La reconvención de Nelly hizo que Connor se acordase de la segunda galleta tan reco¬ mendada por Fitz-Patrick.
—-Se me olvidaba, dijo, que Mistris FitzPatrick te envía una galleta amasada por su
mano.
El bolsillo quedó bien pronto descosido. —Veamos, dijo Nelly, si las mujeres de Kil¬ kenney amasan mejor que las de Clare. Los pobres chicos de Connor abrían tantos ojos, porque hacía mucho tiempo que su único mam

jar era la eterna patata; más cual fué la sor¬ presa de toda la familia cuando el cuchillo que cortaba la galleta puso en evidencia una bolsa con 80 monedas de oro, y una carta cuyo con¬ tenido fué deletreado por el hijo mayor de Connor, que en aquellos tres años había llega¬ do á ser un discípulo aprovechado de la escuela
gratuita de la parroquia. «Querido Connor: espero que esta carta lle¬
gará á su destino, pues vá dirigida al mismo que la conduce. Conociendo tu candorosa cre¬ dulidad temí llegases á tu casa más pobre que cuando salistes de ella si no te obligaba á se¬ guir los consejos que te di gratuitamente, y que en realidad valen las 80 guineas qne creis¬ te haber pagado por ellos.»
«Hé aquí otro nuevo.» «No basta tener dinero, querido Connor, es preciso además saber emplearlo. Haz buen uso del tuyo, y Dios te dé su bendición como lo desea tu antiguo amo.»
James Fitz-Patrick.

Concluida la lectura de la carta, la bendi¬ ción que la terminaba fué devuelta con usura por Connor y su mujer, quienes rogaron al cíelo se encargase de sil reconocimiento.
Como este incidente no había hecho más que
suspender la curiosidad de Nelly, no tardó Connor en satisfacerla del todo, estreciéndose
la familia al escuchar la historia de los buho¬
neros y los ladrones. ¡Cuán preciosos parecieron á la mujer de
Connor los consejos de Fitz-Patrick! La prudencia suele adquirirse algunas ve¬
ces con la riqueza. Connor y su mujer después de haber contado y recontado pas guineas, de¬ cidieron para no despertar la codicia de sus vecinos, guardar el más profundo silencio acer¬ ca de las aventuras de aquel feliz regreso.

(Se concluirá.)

/

k

,,V- ó

í

SÓLLER.

3

actividad defiende los intereses de toda la manera como pesan algunos vendedo- j siendo de grandes piezas de piedra pica-

la provincia en el seno de la representa¬ res. No creemos necesario decir en que ¡i da á punta fina, el primero, y de azule¬

ción nacional, lo que le ha conquistado clase de artículos pesados se ha notado jos blancos el segundo.

el aprecio de sus compatricios; acaba de fraude, basta que nuestras Autoridades

demostrar á Sóller, con un recuerdo sen¬
cillo, pero de Verdadero patriotismo, el cariño que le profesa, enviando, desde Madrid, una memoria agrícola leida en la Academia de ciencias de aquella villa por el Sr. Casado.
Micha memoria trata: de la invasión
epidémica que ha sufrido el naranjo en la provincia dé Malaga,: siguiendo el cur¬ so de esta enfermedad y dando cuenta de los ensayos verificados en los piés ataca¬ dos; ensayos que, si bien no han dado resultados definitivos, por su corto tiem¬ po de prueba, aconsejamos no obstante á nuestros hortelanos. Fíjense, pues, y estudien el remedio que propone el men¬ cionado Sr. Casado, y que apoya en ba¬ ses científicas y racionales.
Prometemos ocuparnos, de la obra de que tratamos con más estensión todavía, publicándola íntegra en las columnas de este semanario en los próximos números.
Mientras tanto, y creyendo con ello
interpretar los sentimientas de Sóller, damos gracias al Sr. Maura por el inte¬ rés que por nosotros se toma, y felicita¬ mos al Sr. Casado, suplicándole continué

tengan de ello noticia para que puedan
evitar tales abusos, si lo creen conveniente. Tal vez, por aquello de decirlo noso¬
tros, se despreciará el grito de alerta que hoy damos y seguiremos siendo víctimas de la mala fé de algunos especuladores que, más que consideraciones, necesitan
un verdadero correctivo.
D. Emilio Pou, Ingeniero Gfefe de la provincia, acaba de obtener de la Direc¬ ción general una concesión sumamente beneficiosa para este pueblo; facultad para proceder á la aprobación de la nue¬ va carretera de Deyá en dos fechas dis¬
tintas.
Usando, pues, de la antedicha facultad aprobó el piso de aquella el miércoles de esta semana, declarándola acto seguido
de libre tránsito.
Motivos tiene Sóller para estar eter¬ namente agradecido á tan celoso como infatigable protector; pues no es esta la vez primera que le ha demostrado su pre¬ dilección y simpatías. En su nonbre, pues, damos á D. Emilio las más espresivas

Otra mejora se está, llevando á cabo en la Gasa consistorial de este pueblo. La Depositaría municipal será trasladada á lo que fué cocina y hogar de la familia que la habitaba hace ya tiempo, á cuyo fin se hacen hoy las obras necesarias. Se tapará el portal de lo que ha sido hasta hoy Depositaría y se abrirá otro que co¬ munique esta dependencia con las demás en que están las oficinas.
—v'VDO'
Los árboles de la plaza, y en particular el que está destinado á sombrear la fuente, han sido podados esta semana.
Nos alegramos de ver que no está tan descuidado como suponen los pesimistas el ornato público.
Nuestro querido colega El Isleño nos ha favorecido con un ejemplar del Alma¬ naque Balear, que regala todos los años
á sus abonados.
Agradecemos el obsequio.

unos estudios tan provechosos y que tanta gracias.

CAI BIOS.

utilidad han de reportar á estensas co¬

marcas españolas.

Quedan ya terminados los chiribitiles,
garitas, jaulas ó lo que sea, de la calle del Tiento; esto es, el cobertizo adorna¬

Marsella 8 djv

Cette

“

5*00
5‘01

El dia G del actual desprendióse de los do que ha de destinarse á exposición de

Demás plazas francesas . . 5‘01 Q.>

montes de Son Torrella un enorme peñas¬ asaduras y tripas.

co que, rodando por el badén inmediato

Que dure, pues, muchos años para

(Seregay Ten Garrbva), fué á parar en el memoria....

CULTOS SAGRADOS.

olivar deis Marroys, en la propiedad de

¡Lástima que no se coloque en dicha

D. Nicolás Morell. Atravesó las fincas de
D. Antonio (a) Pañalr I). Fracrsco Deyá y D. Amador Enseña!, tronchando infini¬ dad de olivos y algarrobos y destruyendo completamente una casita enclavada en la propiedad de dicho Enseñat; esto es, arrasando cuanto encontró á su páso la mole colosal que bajaba con una rapidez vertiginosa.
Afortanadáihente no tenemos que la¬ mentar desgracias personales.

obra una lápida que tenga esculpida la
cifra 1886!
Dícese de público que la planta baja de la torre que sirve de cárcel, esto es, el sitio en donde se venden hoy las tripas de las
reses muertas en el majadero; se ha arren¬
dado á una sociedad de amigos con el fin deAstablecer en el indicado punto un bo¬ nito casino, que se decorará con gusto.
No cabe duda que el casino en cues¬

Mañana por la tarde después de vísperas el ejercicio
mensual en honor de Nuestra Señora del Carmen.
Al anochecer completas solemnes en preparación
de la fiesta de San Antonio Abad.
El dia 17 fiesta en honor del espresado Santo, con oficio á toda orquesta y sermón que dirá D. Gabriel Obrador Pbro. Por la tarde vísperas y procesión.
Dia 19 á las siete de la mañana y al tiempo de una misa rezada el ejercicio en honor de San José; al anochecer completas solemnes en preparación de
la fiesta de San Sebastian mártir.
El dia 20 fiesta solemne con oficio y sermón por D. Gabriel Obrador Pbro. Por la tarde vísperas y procesión.

El señor Grefe del cuerpo de Ingenie¬ ros de la provincia, D. Emilio Pou, acom¬ pañado de los Sres. D. Eusebio Estades y I). Antonio Sastrej vino á ésta, el mar¬ tes,: al objeto de girar una visita á las obras del faro de Punta gr'ossa, al mismo
tiempo que para señalar una nueva tira¬

tión será el mas céntrico del pueblo, y por lo mismo indicadisimo al objeto á que piensa destinársele.
Celebramos que los hombres de Sóller se entiendan y unan sus fuerzas, único re¬ curso que nos queda si queremos alcan¬ zar nuestra antigua prosperidad y gran¬
deza.

MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS. Varones 3.—Hembras 3.—Total 6.
DEFUNCIONES.
Dia 2.—Falleció D. Ramon Miró y Arbona de 51
años de edad.

da en la carretera del Puerto, á partir de la cruz de piedra situada á la entrada de

Las obras de la pescadería avanzan

aquella barriada.

v;

Esta obra, necesaria ya por todos con¬

ceptos, trocará el estrecho paso actual en

con suma rapidez. Ya saben nuestros lec¬ tores en que consiste la- mejora que se llevará [cabo con satisfacción de los so-

espaciosa y hermosa continuación de la | lierenses todos, puesto que de ella nos

recien construida carretera.

hemos ocupado en uno de nuestro núme¬

*——-

ros anteriores.

Actualmente se construye el piso y el

Repetidas veces hemos oido quejas de embaldosado de las paredes laterales,

Día 3.—Antonia Puig- y Busquets de 72 años. » 4.—Juan Enseñat y Miró de 58 años. » 7.—María Vinent y Colom de 3 dias. » 8.—Juan Ripoll y Marqués de 71 años. » 13.—Magdalena Vives y Bauzá de 48 años.

W iN aUíttIiíl»IZwá< dLi/.

Una
"leche

jóven clc
de 8 dias,

27 afios y
desea cria¬

tura para lactar en su propia casa, que la tiene

en las afueras de este pueblo.

Informarán en esta imprenta.

4

SÓLLER.

Sección de Anuncios.

CAJAS DE HIERBO INCOMBUSTIBLES
PARA GUARDAR CAUDALES
SISTEMA BAUCHE.

Las mejores arcas ele hierro que se conocen son las del sistema BAUCIiE de Reims. Aseguradas por su incombustible pueden resistir los más voraces incendios, y se tiene la seguridad de poder conservar cualquier documento. 2 diplomas de honor, 20 medallas de oro y plata, obtenidas en diferentes exposiciones y últimamente 2 medallas de oro en la de Amberes de 1885, son la principal recomendación y
seguridad en las cajas de esa fabricación.

Básculas portátiles para im del comercio»

Único representante en las Baleares, LUIS FÁBBEGAS.—Brossa, 25.—PALMA.

IPreel©® ale

sisa coarapetexteia.

Rnbert hermanos,
Consignatarios de buques, comisionistas y ne¬
gociantes de calzado al por mayor.
Sil «JIM B® yfTEH/TO-lfiJrC».

ZAPATERÍA
DE
ANTONIO MARTINEZ ï CÍNAYES.
Premiado en ia Exposición de París de 1878 en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 y en la XII general
de Burdeos de 1882.
Se confecciona calzado de todas clases á la medida para caballeros, señoras y niños.
Para pies imperfectos y para el comercio
de América.
Materiales de las mejores fábricas tanto nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia y economía. Calle de Bauzá núm. 13.-SÓLLER.
GRAN LIBRERÍA DE LAUDE
DE LUIS FÀBREGAS
ISrossa mfeto S5»-Palma.

INUNDACIÓN
DE
SOL·LER I FORNALUTX
EN SUS RELACIONES
CON LA GENERAL DE MALLORCA
POR
D. JOSÉ ROLLAS PERO.
Forma un interesante folleto de 117 pági¬ nas, en 4.o mayor, ilustrado con grabados, y trata de las materias siguientes:
I. Consideraciones orográfiacs.—II. Prece¬ dentes históricos.—III. La tempestad.—IV.
Desastres.—V. Heroismo de la caridad—VI.
Las autoridades.—VII. La prensa.—VIH. Fornalutx.—IX. La suscrición, y curiosos é importantes apéndices.
Los grabados, dibujos de D. Cristóbal Pizá,
representan:
I. Can Noguera en el acto de salvar á la fa¬
milia.—II. La casa Ca ‘s Fióls en el estado
actual.—III. Pont de la Creu de la Alquería del Conde, antes de la catástrofe.—IV. Pont de la Creu, después de la catástrofe.—V. Pont de Binibassí, después de la inundación.
ha peseta setenta y cinco céntimos.
El producto ganancial que resulte de la ven¬ ta de este opúsculo, se destinará al alivio de
las víctimas de la inundación. Véndese en la tienda de artículos de escrito¬
rio de J. Marqués
San Bartolomé,, H-Sólier.

TIENDA-ALMACEN DE PAPELES
DE
FRANCISCO ROCA É HIJOS
Papeles de tudas clases j objetes de escritora
ESPECIALIDAD El PAPELES PARA CIGARRILLOS
Siempre presentamos á los Señores Fuma¬ dores los mejores papeles conocidos. Se dis¬ tinguen entre todos por su limpieza de pasta sin que entre en su preparación sustancia al¬ guna nociva.
Encomendamos nuestras marcas
¥iol0o.»Bos Cuartos.-Espaíía.
Paquetes de 1,000 hojas de todos tamaños y se cortan á la medida que se deseen.
Árboles Frutales.
En el vivero del honor Antonio Serra (Font) hay algarrobos, almendros, limoneros y naranjos comunes y mandarines, para vender: se da¬ rán á precios muy acomodados. Dirigirse al mismo vivero junto á Can Domingo, carretera
de Palma.
En la tienda de artículos de escritorio de
Juan Marqués Arbona, se ha recibido una
bonita colección de

Esta acreditada casa proporciona toda cla¬
se de obras, incluso las últimas ediciones de
lujo, cou un 20, 30, 40 y hasta 50 p.§ de re¬ baja.
Las obras existentes en la casa se venden á
plazos ó al contado con grande rebaja de pre¬
cios.
Se compran libros y bibliotecas de todas clases, sea cual fuere su importancia.
Brossa, 24,-Esquina á la calle de Quint.-FALMÁ.
PAPEL DE SEDA,
AMARILLO Y DE ESTRAZA
PARA LA CONFECCIÓN
A los mismos precios que en Palma lo encon¬
trarán los comerciantes
en esta imprenta.
GalendarioS
DEL ZARAGOZANO
para al presente ato lili
Se venden al por mayor y menor en la
tienda de artículos de escritorio de
Juan iarqués.-San Bartolomé, 17 íüóL·IíSub.
SÓLLER,-Imprenta de Juan Marqués.