AÑO II.—NÚM. 70,
AÑO II.—NÚM. 70,

18 DICIEMBRE DE 1886.

Ferro-Carriles de Mallorca,
SERVICIO DE TRENES
que regirá (leude el lo Octubre de 1888 d 1! Marzo
de 1887.
De Palma á Manacor y La Puebla.-—'7’30 maña¬ na, 2 y 3’lí> (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto) 7’30 mañana y ó tarde.
De La Puebla á Palma.—7’f>5 mañana y 5’I0 tarde.
Do La Puebla á Manacor.— 7’55 mañana 2’30 y 5’10 (mixto) tarde.
De Manacor á La Puebla.—7’30 mañana y 5 tarde.
Tren periódico: días de mercado en Inca.—De
Inca á Palma—2 tarde.

CORREOS.

SALIDAS DE PALMA.

Para Ibiza y Alicante, domingo S mañana.

Para Mahon, lúnes 1 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.

Para Barcelona, martes 4 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.

Para Valencia, iuéves 4 tarde. LLEGADAS Á PALMA.

De Valencia, lúnes 7 mañana.

De Mahon, lúnes 9 mañana vía Alcudia y jueves

9 mañana.

’

De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde.

De Barcelona, jueves 12 mañana, vía Alcudia y-
sábado 7 mañana.

Salidas ele Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días a las 4.

Llegadas á Sóller.—Todos los días a las G noche

PERIODICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN,

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé iiúm. ] 7.

| 1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

MADRE.
j
Este nombre solo, despierta en nuestro interior todo un mundo de gratas sensa¬ ciones, de placeres inefables, de recuer¬ dos inestiguibles.
¡Desgraciado de aquel que al vibrar en
su oido los sonidos de este nombre santo,
(si es que tuvo la desgracia de perderla) no siente humedecerse sus ojos con lágri, mas de enternecimiento! A este tal, le son negados los mas puros goces del alma, y el poder disfrutar de una dicha que, se¬ guramente será reflej o de la celestial, pues¬ to que nada tiene de semejanza con las demas dichas que aquí bajo disfrutamos.
En esta sala palabra está compendiado todo cuanto hay de hermoso, grande y elevado sobre la tierra; y bastarían las virtudes que el nombre de madre nos recuerda, para reconciliar con la huma¬ nidad al que más decepciones hubiera
recibido de ella.
Quien dice madre, dice un ser todo ab¬ negación, desinterés y olvido de si mismo; un ser á quien la Divina Sabiduría tiene
encomendada la obra mas trascendental
y delicada de cuantas tienen lugar en el mundo en que habitamos.
A fuerza de ver todos los dias los actos
de silencioso heroismo realizados por tan¬ tas humiides madres, pasan yá como de¬ sapercibidas sus virtudes, y son admiti¬
dos como cosa ordinaria sus extraordi¬
narios hechos; sin que nádie se fije siquie¬ ra en lo que valen, ni hallen tampoco •trompeta de la fama que los pregone.
Seguid sino, para convenceros de ello, á la mas oscura de todas ellas, á la me¬ nos instruida á la que menos beneficios ó dones haya recibido de la Sociedad y de la naturaleza. Seguidla desde los pri¬ meros momentos en que le ha sido reve¬ lado el cumplimiento de su gran misión, y vereis que desde aquel solemne instan¬ te ya no vive sino para su hijo; nada de cuanto la rodea le preocupa; el nuevo ser á quien ya siente palpitar lo simboliza todo para ¿lia.
La más atolondrada, la.más superficial y ligera la vereis transformarse seguida¬ mente en circunspecta y juiciosa; dispues¬

ta á toda clase de privaciones, á toda suer¬ te de sacrificios, para no malograr la miraculosa empresa á que tiene que dar
cima.
Tan pronto como tiene la inespresable dicha de estrechar contra su pecho al hijo de sus entrañas, ya no hay nada compa¬ rable á ella; ya no hay virtud que no sea capaz de ejercitar, en bien del nuevo vástago que es toda su vida.
¿Su hijo sufre? Pues ya se acabó el des¬ canso. Los dias y las noches se suceden,
y ella siempre infatigable, continuamente en vela, recogiendo todos sus suspiros y quejidos, y espiando el anhelado momen¬ to en que asome una sonrisa ásus desco¬
loridos labios.
¿Cual será el peligro que pueda arre¬ drar á una madre que vó en inminente riesgo la vida de su hijo?
Ni el mortífero plomo le infunde miedo; ni aterradores huracanes la espantan; ni inundaciones logran detenerla; y la ve¬ reis impávida atravesar las llamas para intentar arrancar al ser querido de la muerte que le amenaza. No hay héroe que afronte la muerte con mas serenidad, que una madre en trances semejantes.
Preceptora inimitable, cuando se trata de la educación de sus hijos,
¿Qué vale el mejor maestro, el profesor mas experto ó inteligente al lado de ella? ¿De qné sirve su cultivado talento puesto en parangón con el de la madre menos
inculta?
Observad á la que creáis con menos luces, y la vereis siempre afanosa, y sin
tomarse ni un solo momento de reposo,
amasar, digámoslo asi, su tierna inteli¬ gencia deslizando á su oido palabras llenas de ternura, que no son otra cosa que las primeras lecciones en que el niño apren¬ de el nombre de los objetos que le rodean, y la relación que entre unos y otros exis¬ te. De este modo, mucho tiempo antes que balbucee palabras, ya debe á su ma¬ dre el poder formar juicio de. las cosas que mas particularmente le atañen.
Es imposible calcular el gran caudal de conocimientos que en su primera in¬ fancia reúne el parvulillo. Es indudable que desde el momento en que abre los

ojos á la luz primera ya empieza para él la educación, desarrollándose gradual¬ mente su inteligencia, y formándose en su mente juicios, antes que su lengua sepa expresarlos, En esta edad, pues, es cuan¬ do se cumple mas particularmente la mi¬
sión educativa de la madre.
Y al decir madre, nos referimos igual¬ mente ála mujer en general, tenga ó no este distintivo: puesto que todas ellas lle¬ van en si esta predisposición natural para
la enseñanza.
¡Guantas veces hemos observado ex-
tasiados ante la inmensa sabiduría que se
revela en todo lo creado, á una niña cuyas débiles fuerzas pugnaban para sostener entre sus brazos á otro pequeñuelo, y ya el génnen de madre que en si llevaba, la inducia inconscientemente, á pronunciar palabras encaminadas á ilustrar su nacien¬
te entendimiento!
Pero en lo que la madre no tiene sus¬ titución posible es en la formación del
corazón.
Aquella esquisita sensibilidad, aquel fino tacto con que sabe cicatrizar todas las heridas; aquella dulce manera de cal¬ mar sus arrebatos cuando se exaspera; de
infundirle valor cuando se desalienta;
de encaminar su razón por la buena Via, solo á la mujer lo concedió naturaleza.
Los hombres no entendemos de estas
cosas. Cuando intentamos algo en este sentido, parodiamos groseramente lo que en la mujer es ciencia innata.
En conclusión diremos que la madre es el todo en la familia. Suya es la primera idea que cruza en nuestra mente; suya la primera palabra que pronuncian nuestros lábios; y suya la primera plegaria que al Creador eleva nuestro espirítu.
, A ella en gran parte se deben las creen¬ cias, buenas ó malas, que predominan en la sociedad; puesto que corre á su cargo, en el orden físico y moral, la formación y conservación de las sucesivas genera¬ ciones que en la tierra se van sucediendo.
Misión especialisima y de importancia tal, que su falseamiento se ha de reflejar por precisión en.las públicas costumbres. Todo cuanto sea separarla de este fin, es
contrariar su naturaleza.

2

fe O Lí lj lii Jai .

La madre debe vivir en continuo con j calle del Viento para la venta de tripas,

j tacto con su hijo. Ella sola comprende cuando se han continuado las obras.

sus necesidades, y ella sola debe salista- ¡ Ocupándonos de ellas liemos de decir

celias. Son dos ruedas de máquina que | que los tramos todos del nuevo coberti¬

separadas no engranan bien; dos cuerdas j zo siguen el mismo orden “que el en que

que solo juntas tienen asonancia.

está la mesa municipal, pero que son mu¬

Respetar y enaltecer á la madre, es ellísimo mas estrechos, lo cual contri¬

enaltecer y hacer respetable á la socie¬ buye no poco á que no tenga la obra to¬

dad.

da la elegancia que pudiera haber tenido.

Pedro J. Coll y Estades.

En cada uno de dichos tramos ha de co¬

CRÓNICA LOCAL.
SUPLICAMOS
-á nuestros suscritores forenses que estén en descubierto en esta Administración,
se sirvan hacer efectivo en todo este
mes el importe de sus atrasos.

locarse una mesa, según nos han informa¬ do, que ha de estar cubierta por una pieza de mármol blanco, y que ha de es¬ tar ocupada por un vendedor, el cual po¬ drá cerrar con llave su estancia, á la que habrá de ir por tan estrecho pasadizo, que, si tiene un poco abultado el abdo¬ men, pasará con dificultad.
Prescindiendo del lugar y de la ele¬

gancia de las obras en cuestión, creemos A fin de que nuestros abonados resi¬ que, con ellas, habrá ganado no poco la dentes en el extrangero no se ofendan si higiene pública.

alguna vez reciben con retraso el Sóller, como sucedió con el penúltimo numero •del mismo, conviene sepan que la causa
única es la falta de sellos en los estancos
y en la Administración. Esta falta la notamos ya el año pasado,
á este tiempo, pero era general, esto es,
al faltar sellos en Sóller escaseaban en
Palma; este año es particular, puesto que, no habiendo podido encontrar sellos en esta, nos traj o el conductor de la diligen¬ cia de Palma, al dia siguiente, los que le
^encaro gamos.
¡Cosas de España! diría un extranjero; y como nuestra Administración es espa¬ ñola, y español es también el señor Ad¬ ministrador , queda todo esplicado.
Si se hace por pereza, menos mal; pe¬ ro si se hace con la intención de perju¬ dicar nuestros intereses, que todo podría ser, es una venganza tan mezquina como, moralmente, criminal, impropia por con¬ siguiente de cualquiera que alardee de
ser católico.
Esta semana lia sido muy ventosa, sien¬ do incalculables las pérdidas que han ex¬ perimentado los propietarios de naran¬ jales. Al anochecer del jueves daba lás¬ tima mirar á uno y otro lado de los ca¬ minos para ver encarnado el suelo por las naranjas que lo cubrían.
Según-parece, no lia pasado todavía la época adversa que empezó en 1865.

Para que vean nuestros lectores el
aprecio y consideración de que gozan los
hijos de Sóller en la vecina república,
nos complacemos en dar cabida en las columnas de este semanario al siguiente sentimental discurso, que, ante el cadᬠver de nuestro amigo D. Jaime Marqués Pons (Pati), pronunció Mr. L. Crouzat, Vice-Cónsul español en Ñames.
Dice así:
«Señores:
La desapiadada muerte acaba de quitar á una esposa dignísima el mejor de los maridos, y á unos tiernos é inocentes hijos el más cari¬ ñoso de los padres, cuya única ambición era la felicidad de su hogar. Jaime Marqués gozaba de una robusta salud que hacía suponer una larga vida, cuando una aguda enfermedad aca¬ ba de arrebatarle á los suyos y á sus amigos, á la edad de 37 años. Natural de Sóller (Ralea¬ res) pertenecía á ese grupo de inteligentes is¬ leños mallorquines, cuya honradez y aptitud comercial son tan apreciadas en el extrangero.
Delante este sepulcro, abierto demasiado pronto, el corazón se parte de dolor, viendo el mar inmenso de amargura en que queda sumi¬ da su desconsolada viuda y ah columbrar el tris¬ te porvenir que se abre ante las dos pobrecitas
huérfanas.
En mi nombre personal, como representante de España y en el de los numerosos amigos que se han reunido para acompañar á su últi¬ ma morada al cadáver del finado, envió á la se¬ ñora viuda de D. Jaime la expresión del más sentido pésame por tan irreparable pérdida.
¡Adiós, querido amigo!; descansa en paz. Dejas en esta ciudad los más gratos recuerdos; tu nombre no se borrará jamás de nuestra me¬
moria.

Yernos con satisfacción atendida la sú-
/ plica que dirigimos al Ayuntamiento, de -que se sirviese disponer fuesen llenados

¡Has sido un hombre de bien! ¡Adiós, repito!.... hasta la vista en el mundo mejor que, según nuestra fé, Dios tiene reser¬
vado al cristiano.»

unos cuantos baches, de los muchos que
había en la calle Nueva.
Lo agradecemos, y, con nosotros, algu¬ nos carreteros que se han acercado á esta Redacción para que lo manisfestáramos.

Nosotros nos asociamos al dolor in¬
menso que embarga á la viuda y demás familia de nuestro amigo, y enviárnosla, desde estas columnas, sentido pésame.

Debemos suponer no se ha encontrado lugar mas á propósito, en Sóller, que la

Hemos visto recomponer la acera de la calle del Obispo y Vuelta Piquera, y co¬ mo suponemos se arreglará también el

piso de dichas calles, puesto que la ne¬ cesidad es bien notoria, sobre todo en días de llúvias, nos apresuramos á dar por anticipado las gracias á nuestra Corporación municipal, en nombre de todos aquellos vecinos.
Hemos tenido la satisfacción de estre¬
char la mano á nuestro paisano y distin¬ guido amigo el M. I. Sr. D. José Oliver, canónigo de Ibiza, el cual vino á Mallor¬ ca para tomar parte en los ejercicios de oposición que han tenido lugar en la Ca¬ tedral, para proveer la canongia Lectoral que dejó vacante el limo. Sr. Obispo de
Orihuela.
C — ■ C ( ' ) } • T>
Al precio de 8 pesetas carga los limo¬ nes y 8 reales cien las naranjas mandari¬ nes, se han confeccionado esta semana bastantes cajas de dichos frutos.
En la calle Nueva ocurrió en la noche
del juéves una sensible desgracia. Venía de Palma un carro cargado, llevando apretados á las ruedas esos hierros que hacen las veces de frenos, tan necesarios á la bajada del Coll, y al llegar á la po¬ blación, por no ser necesarios y á fin de aliviar algún tanto al animal, quiso aflo¬ jarlos el carretero, se apeó y, al pasar á la parte posterior del vehículo, que es en donde suelen estar, fué cogido por uno de los cubos y estrujado contra la pared.
Fué conducido á su casa, que la tiene en Fornalutx, en su propio carro, acom¬ pañándole dos hombres de los que pres¬ taron al desgraciado los primeros auxi¬
lios.
Según noticias recibidas con posterio¬ ridad, sigue mejor, de lo que nos alegra¬
mos.
D. E. Estada, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, nos ha remitido un ejemplar de la memoria premiada en el concurso público de 1886 titulada: "Con¬ diciones que deben reunir la viviendas para que sean salubres,,, de la cual es
autor.
Agradecérnosle la atención.
En la librería del dueño de esta im¬
prenta se han recibido ejemplares del fo¬ lleto ó representación de los Reyes, obra arreglada por un compatricio nuestro y
colaborador á este semanario. Son mu¬
chos los pueblos de la Isla donde se re¬ presenta este pequeño drama, en público, el día de Reyes; y en Deyá se representó, el año pasado, con muchísima concu¬ rrencia de vecinos de Sóller. ¿Por qué
no se resuelven los afiieionados al teatro,
á dar esta función, gratis, al pueblo? ¡Animarse, jóvenes, que ¿no han de
faltar espectadores, ni aplausos á los ac¬
tores!

SOLLER.

3

CAMBIOS.

Marsella 8 djv

Cette

“

5812
5'‘03

Demás plazas francesas . . 58)4

CORRESPONDENCIA PARTICULAR DEL SÓLLER.

Sr. Director del Sólleii

Esto pedimos á Dios los que hemos quedado, i en esta región tan apartada de ese hermoso ! valle, para poder derramar sobre la fría losa i de su sepulcro una lágrima á su memoria, y al
| dirigir esta plegaria al cielo, dirigírnosle igual¬
mente la de que derrame sobre el corazón de la
jóven viuda una gota de bálsamo consolador que ¡¡cicatrice la profunda herida que en el mismo ha abierto tan irreparable pérdida.
Varios amigos.

Nimes 6 Diciembre de 1886.:

COMUNICADO.

Doloroso es por cierto, querido Director, to¬

mar la pluma para dar á la publicidad noticias tan fatales como la de que es objeto la presen¬

Sr. Director del Sóller:

te; pero á ello nos obliga el deber.

Mi apreciable Director: Confiando en su

Hijos de una misma patria4y condenados probada amabilidad, le remito el adjunto co¬

por la adversidad misma que azota á nuestro municado, á fin de obtener su inserción en las

querido ¡pueblo, á comer el pan de la emigra¬ columnas de su periódico; y agradeciendo el

ción, no podemos ménos que unirnos cuando favor me repito como siempre su afino, amigo

llora uno de nuestros hermanos, cuando sufre y S. S. Q. S. M. B.

un hijo de Sóller, á fin de enjugar sus lágrimas

Luis Palou.

ó de buscar un lenitivo que alivie sus dolores.

Con este fin hemos acudido, desde varios pun¬ MANIFESTACIÓN Y PROTESTA

tos del mediodía de Francia, á esta ciudad.

Nuestro querido paisano y distinguido ami¬

go D. Jaime Marqués Pons, el joven amable,

Uno de los contrincantes (D. Gerónimo Es-

inteligente y laborioso que había sabido con¬ tades) en unos lugares de sus escritos me dá

quistarse las simpatías de cuantos le trataban, un tratamiento, y en otros lugares me dá dis¬

acaba de sucumbir, víctima de una pulmonía, tinto tratamiento, distinto á la voz del que dá

pagando de esta manera su tributo al nacer.

su compañero D. Pedro J. Coll lo cual es

Nueve días le ha durado la enfermedad, sor¬ muy extraño por cierto, siendo, como son, con-

prendiéndonos, á cuantos rodeamos su cama, sócios.

la hora de su muerte, no obstante de cumplirse

Sin aspirar á que me otorgue ó confiera nin¬

los pronósticos de los facultativos Sres, Casi¬ gún título ni privilegio, porque no sé que ni

mir y Juan, y á pesar de haber recibido los históricos ni académicos los tenga de sobras,

auxilios espirituales con que nuestra Santa re¬ ni seguir el camino de denigrar y amenazar,

ligión prepara, á los que \\ ivimos en su seno, cual desgraciadamente se ha seguido conmigo,

para tan gran viaje.

ni tampoco reanudar la discusión ó polémica

A las 8 y media de la mañana de ayer fué cortada ó retirada por los adversarios, hay que

conducido el cadáver al cementerio de San rehusar, y debo rehusar, como rehusó, este dis¬

Baudilio. Presidía el duelo D. Julián Pizá, tinto tratamiento junto con las demás expre¬

hermano político del finado, acompañado del siones ofensivas y agraviantes empleadas por

señor Vice-Cónsul de España en Nimes y de el primer contrincante nombrado, y de las que

D. Antonio llotger, venido de Marsella. Lle¬ en buena parte están llenos sus escritos, con

vaban las cintas del féretro D. Damian Canals el objeto de que el público no entienda que con

venido de Tarrascon, D. Juan Bernat de Be- mi silencio puedan ahora ni nunca quedar au¬

sseges, D. Juan Coll y D. Bartolomé Ferrá torizadas estas reglas de urbanidad y educa¬

residente en ésta y cerraban la comitiva los ción en las discusiones habidas en la prensa,

Sres. Ilullan hermanos y D. José Rodríguez, reservándome el derecho de comentarlas y re¬

de ésta, D. Andrés Coll, D. Juan Yicens, pararlas en todo tiempo por las racionales,

D. Andrés Oliver, D. Damian Cástañer, don justas y legales vías.

Damian Deyá, D. Antonio Bernat, y D. Jaime

Y hay que decirlo: nada habría que manifes¬

Orell venidos respectivamente de Besseges, tar, si el contrincante ¡en vez de tener al pare¬

Avignon, Alais y Cette, además de infinidad cer por único fin el menospreciar, injuriar,

de amigos, vecinos y conocidos del finado, pues amenazar y, si es que no hay más, meterse en

ya hemos dicho gozaba de generales simpatías. el ejercicio de mi profesión, se hubiera tan solo

Al acto mismo de dar sepultura al cadáver limitado en buenos términos á rectificar ó pe¬

y ante la extraordinaria multitud que habíase dir la rectificación de lo que hubiera resultado

reunido en el cementerio, pronunció un breve inexacto, y dejar cumplida de este modo, ya

pero sentido discurso el Yice-Cónsul español, que no otra, la hazaña literaria de circunscri¬

Mr. L. Crouzat, que hízonos derramar á todos birse dentro de los límites «de la educación y

abundantes lágrimas; regresando acto seguido de lo comedido»; debiendo añadir que en com¬

á la casa mortuoria con objeto de ver si logra¬ pensación no le devuelvo la recíproca, porque

ríamos mitigar con nuestras reflexiones y con¬ debo tomar, como ordinariamente se dice, por

sejos el cruel dolor que destrozaba el corazón doble y grave injuria el que nunca quepa la po¬

de la joven esposa del desgraciado Marqués.

sibilidad de repetir nuevos agravios y su me¬

Pero nada fué bastante para ello; todos nues¬ nosprecio de no tratar cual las demás perso¬

tros esfuerzos no solo fueron inútiles para se¬ nas acostumbran á sus semejantes en la prensa.

car aauellos ojos convertidos en torrentes, sino •i* V
que, por el contrario, el copioso llanto de la

viuda atrajo al nuestro, teniendo lugar una es¬ Hay más. En su última carta-comunicado,

cena muda de aquellas que no pueden descri¬ niím. 72 del Sóller, modificando supuestos,

birse, pero que parten el alma.

expone ó manifiesta el mismo contrincante que

Muy justo es el dolor que embargad doña tan solo se proponía ó cansarme ó que el pú¬

Antonia Pizá en estos momentos; su esposo blico nos silbase.

baja al sepulcro en la primavera de su vida, á

Tal intento, en lugar de ser «comedido y de

los 37 años de edad, al preparar á sus hijas un bnena educación», hiere á la vez á la prensa,

risueño porvenir, cuando más podía esperarse á su representante ó Director, al público y á

de su inteligencia y laboriosidad

la discusión.

A la prensa, porque sobre ella se fijan ó im-

Descanse en paz el más fiel de los amigos. , primen nuestras ideas y pensamientos.

A su representante ó Director, que de todos modos permite ó dá el pase á la publicación de
los escritos.
Al público, á quien no se supone con la sufi¬ ciente cultura para leer y presenciar una dis¬ cusión meramente escrita ó periodística, permi¬ tida y hasta garantida por la ley.
Y á la discusión, en cuanto de mi parte no tenía, ni ha tenido otro objeto más que depurar los asuntos y cuestiones mismas en bien de to¬ dos en general, procurando ilustrarlas buena¬ mente, lo cual está también garantido por la ley.
En nombre pues de la dignidad de la prensa y de su Director, de la dignidad del público y de la dignidad de la discusión, y después de entender que por estas nuevas y potísimas con¬ sideraciones habría lugar á que se retirasen, no el escribir, defenderse y rectamente criticar, porque hay equivocaciones que á todos ofenden, sino el natural y ordenado desarrollo de disen¬
siones ó literarias relaciones con el comuni¬
cante, después de entender esto, repito ó digo, protesto de su garrafal y absurdo intento de inducir al público á que silbase, con cuya pro¬
testa no dudo estarán de acuerdo los sentimien¬
tos de todos como la opinión pública; y por no haberse sostenido la discusión por los contrin¬ cantes, solo debo y me permito añadir ú obser¬ var, por vía de apéndice, que en mis escritos no he predicho ni profetizado sucesos en cues¬ tiones de pilotage, y sí tan solo hablado de los deseos y de las buenas intenciones de la socie¬
dad Alianza.
Luis Palou.
CULTOS SAGRADOS.
Mañana á las nueve y media se publicará la bula de la Santa Cruzada y luego se cantará el oficio mayor de tercera dominica á intención de devota
persona. Dia 24 á las nueve de la noche se cantarán mai¬
tines solemnes con villancicos con orquesta y á las doce la misa del Gallo, en conmemoración del Naci¬
miento del Salvador.
Por la tarde después de vísperas el ejercicio en honor de San Bartolomé Apóstol.
MOVIMIENTO DE POBLACIÓN.
NACIMIENTOS.
Tres varones.
DEFUNCIONES.
Dia 13,—Falleció Margarita Casasnovas y Magráiier de 72 años de edad.
Dia 15.—Rosa Morell y Bernat de un mes.
MOVIMIENTO DEL PUERTO.
EMBARCACIONES FONDEADAS.
Día 12.—De Agde laúd 2.° Remedio, de 3G ton., pat. Juan Pons, con 6 mar. y lastre.
Día lo.—De Palma laúd María, de 70 ton., pa¬ trón Juan Casasnovas, con 8 mar. y vino.
Día 14.—De Lanouvelle laúd Esperanza, de 32 toneladas, pat. Juan Vicens, con 5 mar. y lastre.
Día 14.—De Lanouvelle laúd Internacional, de 27 ton., pat. Juan Vicens, con 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS.!
Día 15.—Para Cette laúd María, de 70 ton., pa¬ trón Juan Casasnovas, con 8 mar., 1 pas. y vino .
Dici 15.—Para Agde laúd 2.° Remedio, de 36 ton., pat. Juan Pons, con 6 mar., 12 pas. y naranja.
Dia 17.—Para Lanouvelle laúd Internacional, de 27 ton., pat. Juan Vicens, con 5 mar., 4 pas. y na¬ ranja.
Dia 17.—Para Lanouvelle laúd Esperanza, de 32 ton., pat. Juan Vicens, con 5 mar., 4 pas. y na¬ ranja.

4

SOLLEE.

TALONARIOS

Se hallan en venta en la imprenta de este periódico.

^IU®A mm FEBBA
FALLECIÓ EL 13 DEL ACTUAL Á LA EDAD DE 72 AÑOS
HIJOS POLÍTICOS, HERMANO, HERMANOS POLÍTICOS,
Y DEMAS PARIENTES
Al participar á sus numerosos amigos tañ infausta nueva, les suplican se sirvan tenerla presente en sus oraciones.

GUANO REFINADO
É INSECTICIDA.
DEPOSITARIO EN SÓLLER
Jaime Serva (a) Font
camino del Mar.
Se alquila una casa
grande, con corral por el que pasa la acequia de la fuente de S‘ Olla, sita en la calle de Je¬
sús de esta villa.
Para más informes dirigirse á D. Miguel Bauza (a) Xórcli.
En la tienda de artículos de escritorio de
Juan Marqués Arbona, se ha recibido una
bonita colección de
fdfitkrios $iMir(M00.
PAPEL DE SEDA,
AMARILLO Y DE ESTRAZA
PARA LA CONFECCIÓN
A los mismos precios que en Palma lo encon¬
trarán los comerciantes
en esta imprenta.

ANUNCIOS.

GRAN LIBRERIA DE LANCE
DE LUIS FÁBREOAS
Krossa núm. jÍ(ifc-PaÍma*

La Escuela Popular
Ó SEA
MÉTODO RAZONADO
PARA LA AMPLIACIÓN DE LA PRIMERA ENSEÑANZA Y PREPARACIÓN PARA EL INGRESO Á LA SEGUNDA
por
D. FRANCISCO SALTOR Y MONTAGUT.
Véndese en la tienda de artículos de escri¬
torio de L Marqués Arbona
San Bartolomé, 17-SÓLLEB.
Desea venderse una
cerda de tres años, de muy buena casta y que bacriado ya repetidas veces.
Informarán en esta imprenta.

Calendarios
DEL ZARAGOZANO
para si pífelas ai® 1881.
Se venden al por mayor y menor en la
tienda de artículos de escritorio de
Juan iarqués.-San Bartolomé, J7 méjjjjMMo
Á voluntad de su dne-
ño se vende en púplica subasta el día 29 del corriente, la finca rústica, olivar y algarrobos, denominada Son Peroy, del término municipal
de esta villa.

Esta acreditada casa proporciona toda cla¬ se do obras, incluso las últimas ediciones de lujo, con un 20, 30, 40 y hasta 50 p.0 de re¬ baja.
Las obras existentes en la casa se venden á
plazos ó al contado con grande rebaja de pre¬
cios.
Se compran libros y bibliotecas do todas ciases, sea cual fuere su importancia.
Brossa, 24,-Espina á la calle de Quint-PALMÁ.

Q kjUa

yVta UyIIiUrlAA,',

á voluntad de su due-
ño, una casa y corral

con agua de pozo, compuesta de tres vertien¬ tes; señalada con el núm. 24 de la calle de San

Bartolomé.

Informará Miguel Pomar, calle de Buen
Año núm. 6.

SÓLLER,-Imprenta de Juan Marqués,