AÑO II.—NÚM. 33.
AÑO II.—NÚM. 33.

20 FEBRERO DE 1880.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá desde el lo Octubre de 1883
¿i 11 Marzo de 1886.
De Palma á Manacor y La Puebla.—7’30 maña¬ na, 2 y 3’30 (mixto) tarde.
De Manacor á Palma.—3 (mixto), 7 30 mañana y ,r)’45 tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana y 5 tarde. De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana 2’30 y 5 (mixto) tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para Ibiza y Alicante, domingo 3 mañana. Para Maltón, lunes 4 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Barcelona, martes 1 tarde y sábado 2 tarde,
vía Alcudia.
Para Valencia, juéves 1 tarde. LLEGADAS Á PALMA.
Do Valencia, lunes 7 mañana. De Mtthon, lunes 9 mañana vía Alcudia y juéves
9 mañana.
De Ibiza y Alicante, miércoles 3 tarde. De Barcelona, juéves 12 mañana, vía Alcudia y
sábado 7 mañana.
Salidas de Sóller.—Los domingos á las 2 de la mañana y los demás días á las 4.
Llegadas á Súllcr.—Todos los días á las G noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN.

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id.

Extranjero y América.

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

LA AGRICULTURA EN SÓLLER,
EL CULTIVO DEL MAM
Es el naranjo una planta tan preciosa, por el verde color de sus hojas, blancura y delicioso aroma de sus flores é impor¬ tancia de su dorado fruto, que le consti¬ tuyen uno de los más ricos y hermosos adornos del reino vegetal. Apesar de ser oriundo de paises tropicales, crece y fruc¬ tifica en los templados que no pasen de cuarenta grados de latitud, no estén ele¬
vados á más de cuatrocientos metros so¬
bre el nivel del mar, ni espuestos á fuer¬ tes vientos del Norte, y ostenta todo su vigor y lozanía bajo una temperatura at¬ mosférica de diez á catorce grados. Ama los terrenos ligeros ’y rechaza los fríos y
escesivamente húmedos. Sus variedades
son muchas, contándose cuarenta y tres de sabor dulce, treinta y dos de ágrio ó amargo. De sus congéneres se conocen cinco especies de bergamotas, ocho de limas, cuarenta y seis de limoneros y diez y siete de cidras y pompoleons.

Es común opinión qne tan esbelta plan¬ ta vino de la China, que los árabes la trasportaron á España de donde se pro¬ pagó á Francia é Italia. Dícese que en Lisboa se conserva todavía el primero que se plantó en Europa en 1520; sin em¬ bargo nos parece que su venida á España data de más antiguo. Hemos visto un es¬ pediente criminal del año 1370 sobre hurto de un naranjo, donde se trata de esta planta como de una cosa ordinaria, lo qne nos induce á creer que su existen¬
cia en Sóller data de la dominación ára¬
be. Además, hemos visto que un indivi¬ duo del Concejo de Sóller en 1572 pro¬ puso la imposición de un derecho ó con¬ tribución á la venta de naranjas, por el estilo que la pagaban las demás frutas, lo que prueba que sn cosecha debía ser ya muy considerable. Binimelis en su his¬
toria de Mallorca escrita en 1591, des¬
cribiendo nuestro término dice: qne en
la Alquería del Conde de Ampurias ha¬ bía muchísimos naranjos, lo cual supone que su cultivo estaba muy generalizado, y qne, atendidos los medios de comuni¬ cación de aquella época se necesitaba

más tiempo para su venida y propaga¬
ción. Pero su cultivo no’tomó incremento
hasta mediados del siglo pasado, contri¬ buyendo á su completo desarrollo la ha¬ bilitación del puerto, á principios del presente.
PROPAGACIÓN.
La propagación del naranjo puede ve¬ rificarse por acodo ó mugrón, por rama ó estaca, y por semilla; siendo este últi¬ mo el más generalizado y casi el único que practican nuestros cultivadores. Para ello, durante los meses de Abril y Mayo, escogen las naranjas de mejor calidad, estraen las pepitas, las dejan enjugar bien y luego proceden á formar el plan¬ tel en tierras múy sueltas y abonadas, sirviéndose algunos de macetas, para trasplantarlos al cabo de dos años en el vivero á dos palmos de distancia nno del otro para qne puedan crecer á su anchu¬ ra y permitan prodigarles frecuentes es¬ cardas, abonos y el riego necesario. Si los planteles ó viveros están situados en terreno suelto, resguardado del Norte, espuesto al mediodía y no le atacan los

DOS PER UNA
ZARZUELA DE COSTUMS SOLLERICAS
EN UN ACTE Y EN VERS llctra d en
PÉRE TÉLIS
música de
D'. TEODORO VILAR.
(Continuado.)
ESCENA III.
PAU, per le dreta emb' un parell de sabatcs emboticadas dins un papé. Altrc vegada se senten ses xaramías.
¡Verenyeu! móm si Y esclatas á n' aqueix sach de jeméchs. ¡Paula!... ¡Paula!... ¡Paula! ¿Ahont ets?
Que te duch unas sabates!
(Posa sas sabates demunt es padris de la dreta.)
Li vaix prumete un regalu per ‘vuy y la hi vench á da...

(Entra un moment dins sa casa y torna sorti.)
No la veix... ¿per hont será?... Si es vengut en Pera, malu! Es fóch de sa jalusía fa tems que ‘m crema assuquí,
(Senyálant es cb.)
perque aqueix ferré va di que na Paula ’m rnbaría. No m’ empaterá la vasa si jó visch espavilat, perque aqueix mal endressat té ménus d' homu que d’ ase. ¿Y na Paula?... Toca, Pau, Vés de pressa á cercarle... Tan mateix no estiré á pié Fins que sapi ahont té es can.
(S‘ en vd per V esquerra)
ESCENA IV.
PAULA, emb so pané pié de verdura, per la dreta.—Després en PERA per V esquerra,
Paula. Qu’.es de bona sa madona!
M’ ha dat sis porrus, tres cois,

(Tréu rf* es pané lo que vá enomenant y ho posa demunt sa tauteta.)
Una seba, aqueix fasóls y una llatuga ben bóna. Si no hagués caigut de copas y s’ ólla no hagués trencat, emb tot aixó que m‘ han dat podría fé cuatre sopas,
(Veu s'bUa qu'cn Pera ha posada demunt esfogó.)

¡Una ólla aquí! ¡Deu m’ ajnt!
(L‘ examina.)
Y d’ arám! Qu’ es bruxaría? ¿Qui 1’ ha duita?... ¡Ah! juraría qu’ es en Péra qui’ es vengut. Péra. ¡Presente!
(Entra per V esquerra; se cuadra yfd un grotcsch sabido militar.)
Paula. Já m‘ hu he pensat. Pera. ¿Cóm t’ agrada?
(S‘ adelanta y sa pavonea tot ufanós.)

Paula.

Qu’ es per mí?

Pera. No ‘t recorda que‘ t vaix di,

pe sa festa, 1‘ any passat?

Paula. Sas darreras que tenía,

SOLLER.

insectos que regularmente les declaran cruda guerra, á los cuatro ó cinco años están ya los nuevos arbolitos en disposi¬ ción de recibir el ingerto de limonero ú otras variedades á que se presta y se de¬ sea propagar; pero cuando se desean na¬ ranjos rara vez se ingertan de lo mismo, como sucede con otros árboles, sino que se colocan en el asiento que deben ocu¬ par, escogiendo siempre los más tiernos, gruesos y robustos. Este sistema retarda mucho más la época de fructificar, al paso que apresura la del crecimiento, ganando la planta en corpulencia y re¬ sistencia á los accidentes de temperatu¬ ra, causas primordiales de casi todas sus enfermedades y males que le aquejan y apresuran su vida. De ahí proceden tam¬
bién las innumerables variedades en fi¬
gura y sabor que se observan en un mismo huerto á pesar de que todos pro¬ cedan de un mismo tronco en su origen.
ISTo combatiremos esta práctica como absolutamente mala, cuando ha dado tan buenos resultados durante muchos siglos y ha satisfecho las aspiraciones de todos hasta el presente; pero los estragos oca¬ sionados en nuestra huerta por la nueva enfermedad reinante, poniéndonos en el caso de buscar medios de combatirlas, nos obligan á ver y examinar si debemos modificar el antiguo sistema, convencido de defectuoso, á la vista de algunas ob¬ servaciones que concuerdan en todo con los preceptos de la ciencia, tan útiles co¬
mo descuidados en nuestros días.
Está evidentemente demostrado que
toda planta en su estado primitivo ó sil¬
vestre resiste más á las variaciones brus¬
cas de viento, humedad, sequía, calor, trio, etc.; al paso que degenera su robus¬ tez á proporción que se afina por los cui¬ dados del cultivo y sucumbe más pronto
á las enfermedades inherentes á todo ve¬
getal. Siguiendo las inducciones de este

principio, hemos observado que todos
los naranjos ingertacíos sobre patrón
amargo, conocido vulgarmente con el nombre de such agre si no se han librado han resistido más á la enfermedad, con¬ servando su vigor y lozanía, cuando los demás permanecen en un estado raquíti¬ co, ó han perecido víctimas del mal. Los nuevos plantíos que se han hecho en los sitios que ocupaban los que ya perecie¬ ron, ó han sucumbido también ó perma¬
necen estacionarios, seguro indicio de que la causa morbífica no ha desaparecido aún. Y en este caso ¿no convendría in¬ troducir la práctica de formar los plante¬ les con pepitas de naranjas amargas y educar después los naranjos por medio del ingerto? Ningún inconveniente vemos en ello; porque si el naranjo producido por el ingerto tarda más en desarrollarse, en cambio es más precoz en dar fruto, ventaja digna de atender en las circuns¬ tancias que atravesamos. Alguuos cose¬ cheros lo han ensayado con buen éxito y
creemos que los demás seguirán también su ejemplo, cuando toquen los favorables resultados, único medio de introducir
mejoras y adelantos en agricultura, en que se nos hacen tan difícil apartarnos de lo que practicaban nuestros padres. El enemigo ha presentado la batalla con fuerzas poderosas, y difícilmente le arro¬
llaremos con las nuestras que son muy
escasas si no sacudimos la inercia, estu¬
diamos, observamos y ensayamos nuevos métodos y sistemas para oponernos á la saña devastadora que ha manifestado en
sus ataques. Otra de las razones que nos mueven á
recomendar el cultivo del naranjo ingertado sobre patrón amargo, es su mayor resistencia á los fríos y heladas, y tenaci¬ dad en no soltar el fruto á impulso del viento que tanto le perjudica.
José Rullan Pbro.

CRÓNICA LOCAL.
Terminada en este semanario la publi¬ cación de la historia de La Agricultura en Sóller, como preliminar al trabajo que hace tiempo se propuso escribir nuestro apreciable colaborador D. José Rullan presbítero para que sirviese de guía á nuestros agricultores, hoy damos princi¬ pio al primer tratado que versa sobre el cultivo del naranjo, tomándole de la Btvista Balear, periódico de literatura, ciencias y artes, publicado en Palma hace algu¬
nos años.
Aunque sabemos que el Sr. Rullan se ocupa en escribir un nuevo tratado sobre tan importante materia, donde dará á
conocer numerosos datos sobre el cultivo
de dicho vegetal y sobre la persistente enfermedad del mismo árbol que ha su¬ mido el valle de Sóller en la miseria, no queremos privar á nuestros abonados del primer fruto salido de la pluma de nues¬ tro compatricio que, con un celo infati¬ gable y digno del mayor encomio, destina los ocios que le deja libres su ministerio sacerdotal, al estudio de las ciencias, con solo el fin de ser útil á sus semejantes.
Los afanes de nuestro amigo se dirigen á legar á su pátria una colección de mo¬ nografías de las plantas que se cultivan en Sóller, para que nuestros agricultores puedan salir de la rutina en que los tiene aherrojados la ignorancia, poniéndose al
corriente de los modernos adelantos de
la ciencia agrícola. Tiene publicados yá:
el tratado sobre el indicado cultivo del
naranjo, del olivo y del algarrobo, á los cuales seguirán los. del manzano, del melo¬ cotonero, etc., y que daremos á conocer á nuestros lectores á medida que lo permi¬ ta nuestra modesta publicación.
Gracias á los satisfactorios informes

-Péra.

d’ es cap d’ mi any.
De manera...
Peró deus sebre qu‘ en Péra pensa ámb tú de nit y dia,

CANT.
Cuant fas una casseróla,
repicant emb su martell, es meu có també repica, perque pensa emb el cor téu. Fent cansons y cuduladas á s' amó qui locu‘ m té, perque vejas si t‘ estimu, aquesta blla jó t‘ he fet.

DECLAMAT.

Paula. Remevida, qu‘ es de gran!
Pera. No tant cóm es meu amó.

Paula. Será de durada ó no?

Péra. Tant qu‘ emb mí V enterrarán.
Paula. A «‘olla?

Péra.

¡Qu‘ ets de tudbssaJ

Paula. ¿Qué dius ido d‘ enterré?

Péra. Qu‘ es meu amó durará fins que ‘m duguen á sa fbssa.

Paula.

GANT.
Ets homus en el dia, son eom ets espervés; ben bóns pe sa furia, dulents per lu demás.
Son com una boirada
d‘ un dia calurós; ausells d‘ una vulada, cavalls de mitján eos.

Péra.

Sas donas, en el día, son com aquells papés qui pintan sa manía del mon á s‘ en revés; fan voure que Ts agrada fedrí qui es anutjós, y diven que ls enfada qui troban agrados.
(lio rcpetcxen a dúo.)

DECLAMAT.

Paula, Vaja unas bromas que tens...

(Posa aigo dins s'ólla y /tí fbch tí n'es fogó.

Péra.

¡Ay, Paula, si tú vulías, quinas altres que‘n veurías
de bromas!...

Paula. Péra. Paula. Péra.

Qué?
(Mirantlase emb malicia) Ja nT entens. Ni gota.
Yes com es are....

Paula. Péra. Paula. Péra.

Si no t‘ esplicas... Veyés.
Que farias?
Jó... no res...

Paula. Pera.

menjarme sa teva cara. Quin curatje de llevora! ¿Com no he de teñí curatje, si ‘s torna animal sauvatje tot homu qui s‘ anemora?

(Se continuar&■)

SOLLER.

3

emitidos por el Sr. Ingeniero Jefe de la provincia D. Emilio Pou y gracias á la actividad, interes y celo desplegados por nuestros dignísimos representantes en la Corte D. Antonio Maura y D. Enrique de Mesa, se ha obtenido del Gobierno se hagan por cuenta del Estado los estudios
necesarios de los cauces de los torrentes
de ésta y Fornalutx, cuyas órdenes obran ya en poder del Sr. Pou.
Vivan persuadidos los ángeles tutela¬ res del más desgraciado de los pueblos, que el recuerdo de su nombre unido al bello sentimiento de la gratitud, perma¬ necerá grabado con indelebles caractéres en el corazón de todo hijo de Sóller.
El domingo último, por la noche, hu¬ bo una reyerta en el Borne que supone¬ mos originada por el excesivo lastre que en el cuerpo llevaban los promotores; no obstante, fué multado uno de ellos (su¬ ponemos era el culpable) en dos pesetas.
Muy bien, así se escarmienta.
A consecuencia de la torrencial llúvia
del miércoles desplomóse el tejado de una casa de la calle de la Rectoría, salvándo¬ se su dueño casi milagrosamente.
Jamás obtiene censura correspondien¬ te á su falta, el que sabiendo un peligro no procura salvar de él al que lo ignora.
Al hablar así hacemos referencia á lo su¬
cedido anteayer en la carretera de Deyá con los que trabajan en la misma; pues sabiendo que á corta distancia del lu¬ gar en que trabajaban habíase despren¬ dido algún terreno que con el agua ha¬ bíase reblandecido y que en él había quedado encharcado un burro el día an¬ terior, no tan solo dejaron de poner un travesaño, un palo ó cualquier otro obs¬ táculo que impidiese el paso, sino que ni tan solo de palabra se dignaron avisar á dos señores que, en carruaje, pasaron por delante de ellos en dirección al peli¬ gro. Creemos ocioso decir que al primer paso en el lodo se hundió el caballo has¬ ta el cuello, que después de tres horas de esfuerzos y con ayuda de los mismos cau¬ santes fué sacado, y que por su ayuda fueron éstos muy bien retribuidos!
Ahora falta saber si la intención de di¬
chos trabajadores erarsolo la bárbara de
ver á transeúntes encharcados ó la cri¬
minal de ganar doble jornal.
Habiendo visto repetidas veces con¬ vertida en cochera la pescadería, hemos censurado tal abuso y suplicado se le pusiera coto, pero nuestra voz se ha per¬ dido en el vacío sin ser atendida la peti¬ ción. Esta semana se ha reproducido, y no tan solamente esto sino que anteano¬ che quedó además convertida en pocilga, tal vez por aquello de no quieres caldo

Falta solo que se convierta en esterco¬
lero y que se permita también.
Estamos ya en tiempo de veda, que-es¬ como si dijéramos en época de abstinen¬ cia, en la cuaresma, para los aficionados á la caza. Al entrar en este período son
muchos cada año los que se proponen sa¬ crificar su afición durante los seis meses
del año que ordena la ley de caza, pero al llegar al 15 de Agosto son contados los que han logrado llevarlo á cabo . ¿Cuál será la causa? La ignoramos. Sabemos únicamente que esto sucede todos los años y vemos al mismo tiempo que dicho abuso resulta ser en su propio perjuicio. En un valle aislado, podemos decir, en el cual hay tres docenas escasas de aficio¬ nados á la caza, podría haber muchísima, y no hay un conejo por la sencilla razón de que en tiempo de veda, burlando la vigilancia de la Guardia civil, ha habido, en años anteriores quien ha destruido la cria bárbaramente, divirtiéndose una se¬ mana para privar á los demás de hacerlo en mucho tiempo.
En nuestro concepto sería muy justo se premiara al que comete tales abusos; así es que suplicamos á la Guardia civil muchísima vigilancia y muy poca indul¬ gencia para los que violen la citada ley.
Por medio de un atento B. L. M. nos
ha invitado la sociedad Unión Obrera Ba¬
lear, establecida en Palma, para asistir á los bailes de máscara que se celebrarán en la misma los días 21 y 28 del actual y 7 y 9 del próximo mes.
Agradecemos la atención.
COMUNICADO.
Sr. Director del Sóller.
Muy Sr. mió y de mi mayor consideración: Suplico á V. se sirva insertar en el próximo número de su periódico las siguientes líneas, por cuyo favor le dá gracias anticipadas su se¬ guro servidor Q. B. S. M.
Juan Colom.
En vista de un comunicado de D. Jorge Lli¬ nás, inserto en el número 32 del Sóller y pro¬ pio para extraviar la opinión pública, la Junta de Socorros que tengo la honra de presidir acordó hacer en el mismo periódico la siguien¬
te aclaración.
Siendo general la creencia de que esta Jun¬ ta se hace cargo de todas las cantidades reci¬ bidas en Sóller para reparación de daños cau¬ sados por la inundación; — sabiéndose que cuando algunos particulares han recibido do¬ nativos con encargo de distribuirlos, se ha dado suficiente publicidad al hecho;—siendo notorio que el público suma la suscriciones publicadas por el Sóller y que las supone en poder de esta Junta cuando otra cosa no se expresa;—en vista de que nadie daba cuenta de ciento veinticinco pesetas remitidas de Yauco por los Sres. Bernat y Llinás, á pesar de haber transcurrido próximamente un mes desde que dicho periódico aseguró que se ha¬ bían recibido;—y á fin únicamente de que ese mismo público que hoy suma y puede en su

día examinar cuentas, no estuviese en el error
de suponer dicha cantidad en poder de la Junta de Socorros, ésta creyó oportuno hacer constar lo que se expresa en mi comunicado
del G del actual.
Por lo demás, esta Junta no tiene por qué ocuparse de D. Jorge Llinás, como no sea para rechazar enérgicamente cuanto á ella se
refiere en el incalificable comunicado de dicho
señor. Dueño él de distribuir á su antojo las cantidades que se le remitan para su reparto, y aún de quedarse con ellas si bien, le pardee, cuando puede «aplicarlas según su propio cri¬ terio por voluntad expresa de los donantes»; para lo cual no hace falta, por cierto, la publi¬ cidad que otros particulares, como D. Pablo Mayol y D. Juan Rullan, por ejemplo, se apresuraron á dar al recibo y distribución de otros donativos, como era ocioso la publicidad
que se dió al envío de los Sres. Bernat y Lli¬ nás, si al fin y al cabo este envío podía nó ser más que un regalo de familia.

SUSCEPCION
abierta en casa de D. Guillermo Colom y 0.a de Cette, á favor de los inundados de Sóller.
Pesetas. Cts.

Suma anterior. . . 2706 50

D. Francisco Canals de Le Puy.
Mme. Luisa Brun de Canals.

.

10

10

Suma.

2726 50

MOVIMIENTO DE POBLACION.
NACIMIENTOS. Varones 2.—Hembras 2.—Total 4.
DEFUNCIONES.
Día 13.—Falleció Antonia Ballester y Arbona
de 70 años.
Día 17.—Pedrona María Castañer y Morell de
13 años.
MOVIMIENTO DEL PUERTO.
EMBARCACIONES FONDEADAS. Día 13.
De Palma en 2 dias pailebot Roberto, de 99 ton., pat. Juan Oliver, con 7 mar. y vino.
Día 18.
De Palma en 3 dias laúd Pleta, de 13 ton., patrón Pedro Benet, con 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS. Dia 16.
Para Valencia laúd Aurora, de 67 ton., pat. Bar¬ tolomé Vicens, con 9 mar. y lastre.
Día 17.
Para Marsella pailebot Roberto, de 99 ton., pa¬ trón Juan Oliver, con 7 mar., 12 pas., vino y na¬ ranjas.
Dia 18.
Para Valencia jabeque América, de 54 ton., pa¬ trón Lorenzo Vicens, con 6 mar. y lastre.

LA iOLU>EZ.
Por acuerdo de la Junta de Gobierno se con¬
voca á los señores accionistas para la General ordinaria que deberá celebrarse el día 21 del
corriente á las 3 de la tarde en las oficinas de la Sociedad situadas en el edificio fábrica de la
calle de la Romaguera. A tenor de lo prevenido por el artículo 22
de los Estatutos los Sres. Accionistas que de¬ seen asistir, deberán depositar las acciones con 24 horas de anticipación á la fijada, recogiendo el deponente la papeleta de asistencia.
Sóller 9 de Febrero de 1886.—P. A. de la
J. de G., Jorge Frontera, Secretario.

4

SOLlEU.

Sección de Anuncios.

LA SIN RIVALEN SÓLLER.
PLATERÍA DE PAULINO POMAR.
El dueño de -este establecimiento se ofrece á sus numerosos parroquianos y al público en general.
También participa haber recibido un va¬ riado surtido de relojes de bolsillo, de caja y de pared, y dispertadores garantizados; bara¬ tura sin igual..
Vende, cambia y arregla relojes de todas clases en su establecimiento y en el domicilio
de los interesados.
NO EQUIVOCARSE. Plaza d@ la Constiiución-27.

ZAPATERÍA
DE
iliffl MARTINEZ I MUIS.
Premiado en la Exposición de París de 1878, en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 y en la XII general
de Burdeos de 1882.
Se confecciona calzado de todas clases á la medida para caballeros, señoras y niños.
Para pies imperfectos y para el comercio
de América.
Materiales de las mejores fabricas tanto
nacionales como extrangeras. Prontitud, elegancia y economía.
Calle de Bauzá nüirf Í13.-SÓLLER.

PRECIOS . DE FÁBRICA. FBAKCII€0 ORTIOA.
Broma 37 y 39.-Palma.

HIERRO TORRENS.
(GOTAS «MIRADAS DE HIERRO TORREAS.)
Recomendado eficazmente contra la ane¬ mia, clorósis, debilidad, empobrecimiento de la sangre, falta de apetito-, etc., etc.
DEPOSITO GENERAL
Faraacia del Autor-Plaza de la Constitucióii-MliU

LA PAYESA

te m i kí uunna

Historia de Sóller en sus relaciones con la
general de Mallorca. Memoria sobre el algarrobo y su cultivo en
Mallorca, con adiciones y notas de D. Pedro
Estelridk
Se hallan en venta en la imprenta y taller de encuadernaciones de Juan Marqués, calle de San Bartolomé, 17.

, . RELOJERÍA
DE GUILLERMO KRUG
38-Odon-Colom-38.-PALMA

Ofrece alpúblico un variado surtido de relojes

de bolsillo y de pared.

Composturas en relojes é instrumentos matemá¬

ticos bajo garantía.

■

Represoaknte m Sóller YÍCTOR LOPEZ, Plaza Constitución, (I

IDE 'lililí í IMAM
PARA TODA CLASE DE CALZADO.
Los que deseen adquirirlo en botellas ó arreglarse las botas en un momento, pueden dirigirse:
Plaza de ía Constitución n.° 18 piso l.°

ALMACÉA de papeles

jOJO FUMADORES!

Esta Casa ofrece á precios económicos PAPEL y sobres para cartas, papel de HILO para oficinas, con¬
fiteros, panaderos, etc.; CONTÍNUO para imprentas, chocolaterías, pastelerías, y para encajonar higos;
FUERTE en rollos y resmas para zapateros, sastres, polvoristas y drogueros; de SEDA para envolver na¬ ranjas. manzanas y limones, y para planchadoras, floristas y zapateros; PICADO, TELA, BRISTOL, DORADO, PLATEADO, ESTAÑO, INORE, JASPE, INDIANAS y de TODOS COLORES con brillo y sin él.
LIBROS en blanco y rayados de Diario, Mayor, etc., para Comercio; Doctrinas, Fleuris, Historias Sa¬ gradas y de España, Libros de Lectura impresos y manuscritos, Geografías, Agriculturas, Geometrías, Arit¬ méticas, Gramáticas, Urbanidades, Tablas de cuentas; en fin, toda clase de libros de enseñanza.
Cartapacios, plagúelas, vitelas portaplumas, plumas, tinteros, tinta china, para escribir, sellar y comu¬ nicativa; lápices artificiales, minerales, de albañil y carpintero; gomas, salvaderas, arenilla, carboncillo, car¬ petas, compases y estuches, pinturas, pizarras, pizarrines, portalibros, etc., etc.
Estampas, cromos, aleluyas, soldados y romances; calendarios americanos y -del Zaragozano; estraza, es¬ tracilla, cartulinas y cartones de toda clase; naipes de todos precios, etc., etc.
Paquetes de 1000 hojas para la elaboración de cigarrillos. Cerillas y Fósforos de todas clases en cajitas y á peso.
Y además de lo expresado, multitud de objetos cuya relación fuera interminable.
Calle «leí üiiMieato núm*

Tan convencidos estamos que ningún papel puede igualar á nuestro papel blanco de fabrica¬ ción especial que llamamos PAPEL ROCA marcas Violon y Dos Cuartos, que para distin¬ guirlo de todos los papeles y dificultar á los fal¬ sificadores hemos hecho crecidos gastos para im¬ primir mecánicamente en cada hoja de papel para él cigarrillo' nuestro nombre ROCA que se
lee al trasparente.
¡Ojo pues fumadores! no dejarse engañar!
£m Mi-lonjÉ, Mu.
RON SUPERIOR
LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO.

Rubert

hermanos,

Lo hay á € á 5 y á 4 1¡2 reales litro■v El de 6 rs. á más de ser de primera eaU-
dad hace 27°.
Al por mayor á precios convencionales.

Consignatarios de buques, comisionistas y ne¬ Calle Mueva núm. 8.
gociantes de calzado al por mayor.

SÁSr JTAX DE P1TERTO-RXCO.

SÓLLER,-Imprenta de Juan Marqués.