/
/
AÑO I.—NÚM. 22.

5 DICIEMBRE DE 1885.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá dekde el 15 Octubre de 1885
A H Marro de 1888.^~
De Palma á Manacor y La Eneida. —7’30 maña¬
na, 2 y ñ’3Ó (mixto) tarde. De Manacor á Palma.—(3 mixto), 7’30 mañana
y fi’t.i tarde. De La Puebla á Palma.—7'55 mañana y íí tarde. De La Puebla á Manacor.—Tbli mañana 2'.30 y
£ (mixto) tarde.

CORREOS,
SALIDAS DE PALMA.
Para Barcelona martes ó tarde, domingo 7 ma¬ ñana,, viu Alcudia.
Paraíbiza y Valencia, viernes S mañana. Para Afahon, lunes, á tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.
LLECA DAS A PALMA.
Do Barcelona jueves 10 mañana, vía Alcudia,’
sábado 7 mañana directo.
| De. Valencia é Ibiz.i lñnes VJ mañana.
De Malion, jueves 0 mañana y lunes 10 mañana,
vía Alcudia.
SALIDAS DE SOLLER.
Ixis domingos a las 2 de la mañana y los demás
días á las l.
LLEGADAS A SÓLLKR.
Todos los dias á las G de la noelie.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé núm. 17.

1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América:

1 f

Pago

adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

ARTE§.
LA AGRICULTURA EN SÓLLER.
(Continuación.) (1)
XJn decreto del Lugarteniente fecha 18 Diciembre de 1518 prohibía el embargo
de bestias destinadas á la labranza. Otro
de 1554 prohibía la entrada, corte de le¬ ña ó maderas en tierras agenas y la cría
de cerdos en los huertos á no llevar soga;
al que siguió otro del mismo año, man¬ dando recoger toda la cebada sobrante para el mantenimiento del pueblo hasta la próxima cosecha, para repartirla entre los labradores del llano que carecían de semilla para sembrar sus campos. Po¬
dríamos citar otros muchos de la misma
naturaleza que hubieran producido me¬ jor efecto si hubieran atacado al mal de frente, quitando trabas en vez de multi¬ plicarlas.
La persecución de los pájaros dañinos en que se gastaban todos los años sumas considerables, creyendo prestar con ello
p.) Véanse los números 2 y 11 <lc este periódico.

un gran servicio á la agricultura, debe considerarse también como una prueba de protección, á la que puede agregarse la caza de los bandoleros qne invadían los
prédios, no siendo de sus parciales ó de¬ cididos protectores, robando las casas y matando á sus moradores si les oponían
resistencia.
Igualmente debemos consignar la 'so¬ licitud desplegada por el grande y gene¬ ral Consejo en introducir en la isla cuan¬ tas mejoras creía conducentes al fomento de la agricultura; así le vemos (1489) le¬ vantar la prohibición al vizcaíno Pedro Delorrio de poder introducir rejas y he¬
rraduras con sus clavos; conceder (1556)
franquicia por 15 años á los que planta¬ sen nuevas viñas en tierras primeras don¬ de no se cosechaba trigo; hacer grandes esfuerzos para introducir el uso de la bomba que por primera vez importára un francés (1556) y aún sustituirla á la noria; premiar (1566) á un forastero que
introdujo una máquina que sin trabajo molía dos barcillas de trigo por hora; pe¬ dir al Rey (1609) permiso para autorizar la fabricación del aguardiente, atendido el aumento de la viña etc.; pero toda
su buena voluntad se estrellaba con las

complicaciones que surgían del sistema de gobierno que nos regía.
Entre los males qne más afligían á la agricultura, debe contarse la preponde¬ rancia de los ricos, que falseando la jus¬ ticia de la ley tributaria, disponía, según la sentencia del Ábate de Arlés, que las Ancas contribuyesen solamente con las
cargas de los pueblos donde vivían sus dueños, y no en los que radicaban, más que en la construcción y sostenimiento de caminos, calzadas y puentes, que por cierto consumían cortos capitales, eva¬ diendo por este medio los magnates el pago de las tallas y demás contribucio¬ nes locales que tan pesadas se hacían en los pueblos donde no residían sus propie¬
tarios.
Este sistema, tan contrario á los ver¬ daderos principios económicos, daba lu¬ gar á otro mucho más ruinoso en las po¬ blaciones agrícolas, cual era el de con¬ vertir al municipio en comerciante for¬ zado á comprar por su cuenta los predios que se enagenaban para venderlos des¬ pués al primer vecino qne se presentase, si no había quien los licitase al tiempo de la venta, único medio de evitar que las tierras pasasen á manos de “ciertos- ca-

lomilH MI «SliLLtt.» ,8
CONCHA
NOVELA DE COSTUMBRES SOLLEREXSES
POR
JUAN B. ENSEÑAT.
(Continuación.)
—Iré por la noche, pensaba él, y encontraba cierto pla¬ cer en aplazar la dicha de ver á su amada y en dominar la viva curiosidad que sentía por saber el resultado de la
venta.
Pero ai anochecer, el pobre muchacho tuvo el disgusto de hallar cerrada la puerta, y aquella inesperada contra¬ riedad le hizo pasar toda la noche en cavilaciones y conje¬ turas, más ó ménos descabelladas y sombrías.
La vieja Margarita se sintió quebrantada por el viaje y las emociones del día, y á ella y á Concha les acometió el sueño que no habían podido conciliar la noche anterior.
Además, arabas temían que llegase Miguel ántes de haber resuelto el gravísimo problema planteado por su concien úa en el momento de recibir el primer favor de la íortuna. Una y otra temían abordar la cuestión que tanto

las preocupaba. Habían pasado la tarde sin hablarso á pe¬ nas y vieron llegar con gusto las primeras sombras do la
noche.
Después de consultarse, cerraron la puerta y se acosta¬
ron sin haber encendido luz ni lumbre.
X.
IiA COHCIKJÍCIA XBUINÍ ASITE.
A la mañana siguiente, muy temprano, Concha, levan¬ tada y vestida, se hallaba sentada á la cabecera de la cama
de su madre.
La gran palidez de su rostro hacía resaltar la vivacidad de sus negros ojos, cuya mirada se’fijó con resolución en la do Margarita.
—He reflexionado toda la noche, y teneis razón, madre; esta fortuna no nos pertenece. Creí un instante que aún había dicha posible para nosotras; por fin me he conven¬ cido de que me engañaba el deseo. Si lo consentís, iré yo misma á entregar á Miguel el recibo del joyero, puesto que
á él le toca cobrar esa cantidad.
—Estaba segurísima de la honradez de tu corazón, hija mía, contestó la madre, con una especie de alegría orgullosa. No estás tan contenta como ayer, pobre Concha de mi alma, pero yá verás como después de reflexionar bien las cosas, te sentirás más feliz.
Sin añadir una palabra, Concha se levantó, se echó á la cabeza un pañuelo de indiana para precaverse de la brisa matinal y se dirigió sin vacilar é casa de Angelote.

La familia del honrado pescador estaba reunida para el desayuno.
Miguel tuvo un movimiento de alegría al ver entrar á
la muchacha.
—¡Toma! en nombrando al ruin de Roma, luego asoma, dijo Angelote en el momento en que Concha abría la puer¬ ta. Ahora estábamos diciendo que tú y tu madre 'debíais estar haciendo los últimos preparativos para vuestro viaje, porque croo que estáis resueltas á partir esta tarde.
—Hace ya tiempo que debimos haber partido, respon¬ dió Concha, sin atreverse á volver los ojos bácia Miguel.
—¡Vamos, vamos! deja esa tristeza y dinos que te trae aquí tan de mañana.
—Ya sabéis que anteayer vino Miguel y nos entregó vuestra pesca y la suya, y os quedamos muy agradecidas.
—Sí, ya sé; todo eso lo sé, y ¿qué más? —Pues hay, además, que en una de las ostras que co¬ mimos, encontramos una perla. —¿Y qué mal hay en ello, hija mía? Esto pasa con fre¬
cuencia.
—Sí, pero esa perla, que enseñamos á un joyero de Só11er, tiene un valor que no tienen las que ordinariamente se encuentran; por esto, mi madre y yo hemos pensado que no debíamos quedarnos con su valor, puesto que quien pescó las ostras fuisteis vosotros, y he ‘venido á entregaros el recibo del joyero.
(iSe continuará )

2

SOLLER.

balleros ruines“, como les califica el Con¬ cejo, malamente llamados homens de be (hombres de bien) (1), quienes ademas de comerciar con ellas se negaban á pagar ninguna clase de tallas, de donde proce¬ dían pleitos, malversaciones y gastos en aumento de la deuda pública. Sólo des¬ pués de las revueltas de los comuneros
notamos que algunos propietarios foras¬
teros se allanaron á contribuir á las ta¬
llas, siempre á fuerza de pleitos, y con alguna rebaja.
Como secuela de tamaña injusticia, procedía la vida raquítica del comercio en los pueblos que no podían sustraerse á la opresión, viéndose continuamente es¬ tafados por especuladores de mala fé que salían de Palma en ciertas épocas y aca¬ paraban las cosechas y primeras mate¬ rias de la industria, formalizando contra¬ tos beneficiosos siempre para sí y nunca favorables á los pobres agricultores, sin que bastaran á contener tanto mal las enérgicas protestas de nuestro Concejo.
El privilegio que disfrutaban los gre¬ mios de poder estraer sus producciones con la privación de poder los agriculto¬ res estraer las suyas en busca de mejor comprador, contrastaba de una manera singular con la libertad que debe reinar para la industria, agricultura y comercio; y léjos de favorecer á los primeros sin beneficiar á los segundos, ambos salían perjudicados. De ahí el abandonar nues¬ tro pueblo el cultivo de la morera y la industria de la seda, ramo tan considera¬ ble de riqueza, que su producción, á prin¬ cipios del siglo XVII, ascendía á más de treinta quintales cada año, cantidad ma¬ yor de la que consumía la isla; y si bien á fuerza de suplicas se obtuvo permiso para estraerla en 1606, salieron tan crecidos los gastos de autorización que no pudo
llevarse á efecto.
Para que se vea la libertad de que go¬ zaba la agricultura, diremos: que en 1784 el colector de diezmos de frutas quería multar á uno que había comprado una estivada (frutas de verano) llevando la pretensión hasta sostener un pleito con el Ayuntamiento que pretendía no haber lugar al castigo, sin embargo de no estar
en uso dichas compras.
Estas anomalías tenían su complemen¬ to en la costumbre de fijar, por medio de pregón, el precio á los artículos de cose¬ cha, y prohibir su extracción del pueblo en años de escasez, derecho de que se mostraba muy celosa nuestra municipali¬ dad, multando á los contraventores. En 1812 aún se impuso la multa de veinte sueldos á Miguel CastañeV por haber ven¬ dido aceite antes de publicar las tarifas; pero el año siguiente ya se puso á discu¬ sión si debía ó no continuar esta práctica, optando por la afirmativa, á pesar de la resistencia del regidor Bauzá que protes-
(1) El dictado de hombres de bien se dió a todos los que no tomaron parte en la guerra de los comuneros ó militaron en las
filas contrarias.

tó ser esto vejatorio á la libertad de los españoles para comerciar .según la nueva constitución, que al fin acabó por deste¬ rrar tan absurdos privilegios.
(Se continuará.)
José Rüllan Pbro.

CRÓNICA LOCAL.

El Sr. Busqnets, digno Vicario de

Fornalux, ha tenido la amabilidad de re¬

mitirnos una nota de las cantidades reci¬

bidas hasta la fecha para atender á los

pobres, víctimas de la inundación de aquel

pueblo, la cual publicamos gustosos con

espresión del nombre de los donantes. Es

como sigue:

Pesetas.

El Excmo. é limo. Sr. Obispo de

esta Diócesis . . . .

.

D. Antonio Marqués . . . .
D. Monserrate Blanas ....

D. Simón Grarcés de Deyá. . . El Sr. Vicario de Deyá ... D. Sebastian Ventayol Pbro, de

Alcudia. .

.

.

.

.

.

.

75
100
5
2 5
6

Suma. . . . 193
A todos envía el Sr. Busquets las más espresivas gracias en nombre de su pue¬ blo agradecido.
Continúa abierta la suscrición, al pro¬ pio objeto, en la Vicaría del mencionado pueblo.

Nuestro colega la Revista de Inca, des¬ pués de abrir una suscrición para los inun¬ dados de Sóller y Fornalutx tan luego tuvo noticia de tan funesta desgracia, anuncia en su último número que la se¬ mana que fine hoy es la última que tiene en su poder las cantidades recaudadas, que durante toda ella tienen tiempo las personas caritativas que con su óbolo quieran ayudar á sus hermanos desgra¬ ciados, y que, pasada, hará entrega de
dichas cantidades á la Junta de Socorros.
Este último llamamiento-de nuestro co¬
lega, nos demuestra claramente los de¬ seos que tendría de contribuir con una cantidad mayor al alivio de las necesida¬ des de Sóller y Fornalutx; así es que, por su interés, le enviamos en nombre de di¬ chos pueblos las más espresivas gracias.

. El lúnes de esta semana, víctima de un ataque de apoplegía, falleció en Palma nuestro paisano y amigo D. José María Puig.
E. P. D.
Su muerte ha sido muy sentida por sus numerosos amigos, y de ella se han ocu¬ pado la mayor parte de nuestros colegas de la capital. La conducción del cadáver á su última morada tuvo lugar en la tar¬

de del mártes, y un numeroso cortejo de amigos políticos y particulares, le acom¬ pañó, tributándole el testimonio de su consideración y respeto.
Enviamos á su desconsolada familia
sentido pésame.
El folleto que escribe D. José Rufián presbítero, y del cual dimos cuenta en nuestro número anterior, se pondrá en venta en esta, imprenta tan luego esté terminada su impresión; no obstante, á los que deseen adquirirlo por suscrición se les rebajará un real de vellón del pre¬ cio que tenga el mismo, sea cual fuere. La suscrición queda abierta en la Admi¬ nistración de este periódico (calle de San Bartolomé-17) á donde podrán dirigirse desde mañana los qité déseen obtener la
obra en cuestión.
Vimos en el penúltimo número de El Felanigense que el Centro Filarmónico de aquel pueblo, debía celebrar á beneficio
de los inundados una notable función el
sábado 28 de Noviembre. Nuestro colega
termina diciendo:
“No esperábamos ménos Je los filan¬
trópicos sentimientos de tan distinguida Sociedad á la que enviamos anticipada¬
mente un voto, de gracias en nombre de aquéllos desgraciados. “
También se la envían, desde nuestras columnas los pueblos á cuyo beneficio fué la velada, quienes guardarán eterno
recuerdo del Centro Filarmónico de Fela-
nitx; por haber querido, ;en la desgracia,
tenderles una mano caritativa.
El mártes último un carro que iba al puerto cargado de naranjas, atropelló en la plaza de la Constitución á una mujer de avanzada edad. La infeliz cayó y filé cogida y magullada por una rueda; la condujeron á su casa y, según noticias recientes, sigue todavía postrada en ca¬ ma, pero algo mejor.
Los limones 'se venden actualmente á
diez pesetas carga, pues, á pesar de ha¬ berse vendido algunos á ocho, según de¬ cíamos en nuestro número anterior, fue¬ ron pocos. El precio que ha dominado este año ha sido el que anunciamos hoy.
Hemos tenido ocasión de oir los dis¬
cursos que, gratuitamente y sin otro ob¬ jeto que el de vender romances, nos ha
hecho esta semana uno de esos charlata¬ nes de oficio. En ellos nos ha hablado del
profeta Bhú y sus pronósticos, dándonos esplicaciones de la llúvia de estrellas, be¬ llísimo fenómeno que admiramos la últi¬ ma semana. La diez millonésima parte de sus palabras era una verdad.

SOLLER.

3

Mentira parece que en pleno siglo XIX haya quien de este modo se gane la vida,
pero lo parece más todavía que en un pueblo como este haya tanto incauto que caiga en las redes que le tiende una ver¬ bosidad más ó ménos afilada. Seguros es¬ tamos de que los tales curiosos volverían la espalda á un sábio verdadero que tra¬ tara de esplicarles las causas que produ¬
cen tan bellos fenómenos astronómicos;
cuando ménos no lo creerían.

En las últimas subastas verificadas en
el gobierno civil de esta provincia para
los servicios de las carreteras y su con¬
servación, ha resultado que para los de la de Palma á nuestro puerto, cuyo presu¬
puesto asciende á 7221 ‘06 pesetas, filé
el mejor postor D. José Sastre Borrás, de Alaró, por la cantidad de 6699, y para los de la de Palma á Sóller por Valldsuiosa y Deyá no se presentó más que un postor, D. Bernardo Oliver y Oliver, de Palma, por la cantidad que servía de tipo 6449*71 pesetas.
Así lo dice un colega.

- r-• r

—

Hemos recibido una atenta carta, fir¬ mada por D. Vicente Palón, autor del comunicado que vió la luz pública en el
núm. 20 de este Semanario, en la que nos
hace notar la equivocación cometida por nosotros al decir que D. Juan Albertí y Pujol es Arquitecto primero de Obras públicas, cuando debe decir Ayudante primero etc., etc. Nos apresuramos á rectificar esta palabra con lo cual cree¬ mos ha de quedar la verdad en su lugar y complacido el ya citado autor.

En nombre de algunos carreteros y de infinidad de transeúntes, suplicamos á nuestro celoso Ayuntamiento la recom¬ posición del afirmado en la calle Nueva, pues está intransitable en su mayor parte. Comprendemos que nuestras súplicas, en los tiempos que corremos, han de ser enojosas, como comprendemos que si se
hubiera de atender á todas las necesi¬
dades existentes desde el fatal 15 de Oc¬
tubre, no son suficientes, no tan solo los fondos municipales, sino que tampoco los provinciales; pero señalamos las más ne¬ cesarias necesidades, señalamos aquellas que pueden ocasionar desgracias perso¬ nales, víctimas que, una sola de ellas, val¬ dría más que cuantos sacrificios pueda costar al Municipio haber atendido á tiempo á nuestra voz, y cuya responsabi¬ lidad será exclusivamente suya si llega el
caso.
No lo esperamos porque vivimos se¬ guros de que nuestra voz no puede ser desoida por los que tienen todavía más obligación que nosotros de procurar el bien al pueblo que representan.

ANÉCDOTA.
Hablaban vários amigos con un cono¬ cido médico y amigo nuestro sobre las buenas condiciones, bellezas y comodi¬ dades de una casa que acababa de cons¬ truir, á lo que contestó el interpelado.— La jaula debe ser digna del pájaro que hay que encerrar en ella.—Histórico y
sin comentarios.

Hemos recibido el núm. 78 de El Si¬
glo, órgano de los Grandes Almacenes del mismo nombre, que contiene el si¬ guiente sumario:
GRABADOS.—1. Vestido para señorita.— 2. Abrigo de bouclé y ottomán.—3. Traje de petit buoclé y astracán.—4. Vestido color azul marino.—5. Puntilla á punto de horquilla.— 6 y 7. Cesto de argenterie.—8. Bordado ruso. —9. Puntilla de ganchito para canesú.—10. Traje para niña. —11. Cuerpo Liana.—12. Cuerpo Marly.—13. Traje para niña.—14. Adorno oriental para la cabeza,—15. Traje de
señorita.—16. Vestido de novia.—17. Media
manga para luto.—18. Cuello y puños.—19. Traje de paseo:—20. Vestido de visita.—21. Manga para traje de vestir.
TEXTO.—Explicación de los grabados.'— Viaje redondo, por Luis Taboada.—La tirana, por Eduardo Bustillo.—El hermano Bernardino, por Eduardo de Lustonó.—Vaya un jabón,
por Vital Aza.—De las bellas artes, por E.
Moja y Bolívar.—Al invierno, por Eduardo de Lustonó. =Vá á venir, por Eusebio Blasco.— Lo de todos los días, por Sinesio Delgado.— La aguja gorda, por Aderseen.—Samsó y Dalila, por Federico Soler (Pitarra).—Gabriela de Célestange (continuación), por Enault.— Cosas viejas y nuevas.—Correspondencia par¬
ticular.—A nuestros favorecedores.—Anun¬
cios.

SUSCRICIÓN para sooorrer á las familias pobres, victimas
de la inundación de Sóller y Fornalutx.
Pesetas. Cst.

Suma anterior. ....

485

»

D. Pedro Amengual.

.

5»

Suma. ....

490

»

SIISCR1CI0IS PAM LOS IllADOS DI SÓLLER.

Süscrición abierta en la Rectoría.
Pesetas. Cts.

Suma anterior. . 1838 »

D. José Llambías, Notario.

.

10 >

Suma.

. 1848

»

CULTOS SAGRADOS.
Mañana día 6.
En la iglesia parroquial se dará principio á las cuarenta horas dedicadas á la Inmaculada Concep¬

ción, exponiendo el Santísimo á las seis de la maña¬ na, y se dirá prima seguida de un oficio; á las nueve y media horas menores y en seguida la misa mayor, con sermón que dirá D. Miguel Bennasar Ecónomo; á las dos y media de la tarde se cantarán vísperas y completas, y al anochecer se concluirá la novena, y en seguida la reserva.
Limes 7.
Por la mañana como el día anterior; á las dos y media de la tarde se cantarán vísperas y completas, á las 4 y media maitines solemnes, y acto continuo
la reserva.
Mártes 8.
Como el día seis, cantándose las horas menores á las nueve y media, acto continuo la misa mayor con música y sermón que dirá D. Juan Torres Pbro.; á las dos y media de la tarde se cantarán vísperas y completas; al anochecer cantará la comunidad el Tota pulcra acompañada del órgano, se hará el ejer¬ cicio mensual del día 8, con sermón que dirá el mis¬ mo Sr. Torres Pbro., Te-Deuni y la reserva.

MOVIMIENTO DE POBLACIÓN.

NACIMIENTOS.

Ninguno.

DEFUNCIONES.

Día 29 Noviembre.—Falleció Bartolomé Mari y Frau, de 10 meses de edad.
Día 2 Diciembre.—José Xumet y Miró de 59
años.

MOVIMIENTO DEL PUERTO.

EMBARCACIONES FONDEADAS.
Día 29 Noviembre.
De Palma en 2 dias laúd Porto-pí, de 12 ton., pa¬ trón Antonio Bellver, con 6 mar. y lastre.
De Palma en 2 días laúd Pleta, de 13 ton., patrón Salvador Covas, con 5 mar. y lastre.
Día 30.
De Cette en 6 dias bateo María de 45 ton., capi¬ tán D. Gabriel Valent, con 6 mar. y lastre.
De La Novella en 6 días bateo francés Ficele, de 31 ton., cap. Mr. Grasisot Aime, con 5 mar. y lastre.
Día l.° Diciembre.
De Barcelona en 2 días bateo San Antonio, de 23 toneladas, pat. Juan Calafell, con 4 mar., algodón y
efectos. Día 2.
De Cette en 3 días laúd Esperanza, de 38 ton., cap. D. Gabriel Castafier, con 6 mar. y lastre.
Día 3.
De La Novella en 2 días laúd Esperanza de 32 toneladas, cap. D. Juan Vicens, con 4 mar. y lastre.
De Cette en 3 días jabeque Antonieta, de 64 ton., capitán D. Damian Oliver, con 7 mar. y lastre.
De Cette en 3 días laúd Constante, de 40 ton., capitán D. Jaime Miró, con 7 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS.
Día 3.
Para Agdelaud 2.° Remedio, de 36 ton., cap. don Juan Pons, con 6 mar., naranjas é higos.
Para La Novella bateo francés Ficele, de 31 ton., capitán Mr. Grasisot Aime, con 5 mar., naranjas é higos.
Día 4.
Para Barcelona laúd San Antonio, de 23 ton., pa¬ trón Juan Calafell, con 4 mar. y algarrobas.
Para Cette laúd Aurora, de 78 ton., cap. D. Bar¬ tolomé Vicens, con 8 mar., corteza y naranjas.

4

SÓLLER.

Sección de Anuncios.

LA SIN RIVAL EN SÓLLER.
tofo.
PLATERÍA DE PAULINO POMAR.

El dueño de este establecimiento se ofrece co

á sus numerosos/parroquianos y al público en Z
general.

Vende, cambia y arregla relojes de todas Z.

clases en su establecimiento y en el domicilio

de los interesados.

Z

NO EQUIVOCARSE.

Z

Plaza de la Constituclóri-23.

<

Z

BARATURA

Z

DE ÁRBOLES FRUTALES.

< En el vivero de Antonio Serra Font, si¬

tuado en la calle del Cementerio, en Sóller, 00

se hallarán: naranjos bords é injertados, de la China, mandarines y de sangre; limoneros

<

comunes, dulces y de San Gerónimo; ponáles, o
■cidras, etc., de todas magnitudes y alturas.

Igualmente hay palmeras, almendros, noga¬

les, ciruelos y manzanos de todas clases á pre¬ <
cios acomodados.

Las personas que quieran recibir los pedi¬ Z

dos en Palma, pueden verse con el represen¬
tante de dicho Font, que vive al lado de la O

puerta de San Antonio, seguros de que serán

servidos con puntualidad.

E»

Z
Lectores! <

Calendarios americanos y del zaragozano. Recibos talonarios para el sorteo de Navi¬
dad.
Agendas de bufete:para 1886. Todo lo encontrarán en la imprenta de
este semanario
Calle de San Bartolomé 17.

L

PAYES

¡FUMADORES! El papel de la marca

es fuerte, fino, blanco y el

más sano .

por

su

pureza.

Este es el fallo de los fuma¬

dores inteligentes.

Librifos CLAVEL ESPAÑOL

en tamaíío usual y en gran forma.

¡FUMADORES! Con el papel de la marca
Nuestra Señora de Ilueti
solo puede competir el de la Bandera Mallorquína,
porque ambos son lo mejor que hoy se fabrica,
Libritos NEGRITA
usual en gran forma.

AL POR MAYOR

AL POR MENOR

Comprad y fumad.
SINDICATO, 59.

Probad y juzgad.
SINDICATO, 59.

«f .LA PAYESA.
ALMACEN DE PAPELES

Míalos le Escritorio le la linda le Franc» PLANELLS.

Esta Casa ofrece á precios económicos PAPEL y sobres para cartas, papel
de HILO para oficinas, confiteros, panaderos, etc.; CONTÍNUO para impren¬
tas; chocolaterías, pastelerías, y para encajonar higos; FUERTE en rollos y resmas para zapateros, sastres, polvoristas y drogueros; de SEDA para envolver naranjas, manzanas y limones, y para planchadoras, floristas y zapateros; PI¬
CADO, TELA, BRISTOL, DORADO, PLATEADO, ESTAÑO, INGRE,
JASPE, INDIANAS y de TODOS COLORES con brillo y sin él. LIBROS en blanco y rayados de Diario, Mayor, etc., para Comercio; Doc¬
trinas, Fleuris, Historias Sagradas y de España, Libros de Lectura impresos y manuscritos, Geografías, Agriculturas, Geometrías, Aritméticas, Gramáticas, Urbanidades, Tablas de cuentas; en fin, toda clase de libros de enseñanza.
Cartapacios, plaguetas, vitelas portaplumas, plumas, tinteros, tinta china, para escribir, sellar y comunicativa; lápices artificiales, minerales, de albañil y
carpintero; gomas, salvaderas, arenilla, carboncillo, carpetas, compases y estu¬ ches, pinturas, pizarras, pizarrines, portalibros, etc., etc.
Estampas, cromos, aleluyas, soldados y romances; calendarios americanos y del Zaragozano; estraza, estracilla, cartulinas y cartones de toda'clase; naipes de todos precios, etc., etc.
Paquetes de 1000 hojas para la elaboración de cigarrillos. Cerillas y Fósforos de todas clases en cajitas y á peso.
Y además de lo expresado, multitud de objetos cuya relación fuera interminable.

5 9,-S I N D I C A T 05 9.

¡OJO FUMADORES

MIGUEL MUNTAUER Y MAS
4NL1IOS, 'láC PAMA.

Tan convencidos estamos que ningún paptl puede igualar á nuestro papel blanco de fabrica¬ ción especial que llamamos PAPEL ROCA marcas Violón y Dos Cuartos, que para distin¬ guirlo de todos los papeles y dificultar á los falsificadores hemos hecho crecidos gastos para im¬ primir mecánicamente en cada hoja de papel para el cigarrillo nuestro nombre ROCA que se
lee al trasparente.
¡Ojo pues fumadores! no dejarse engañar!

En este establecimiento, montado con los aparatos más modernos, se construyen y com¬ ponen con la mayor solidéz, gusto y economía, los siguientes objetos:
Bombas, grifos, válvulas de tonel para vinos y
cerraduras de estanque.
También se colocan con esmero cañerías
para gas y agua, como igualmente se constru¬ yen toda clase de objetos para carruajes y todo lo demás perteneciente á dicho ramo.

Historia de Sóller en sus relaciones con la
general de Mallorca. Memoria sobre el algarrobo y su cultivo en
Mallorca, con adiciones y notas de D. Pedro
Estelrich.
Se hallan en venta en ¡a imprenta y taller de encuadernaciones de Juan Marques, calle de San Bartolomé, 17.
SÓLLER,-Imprenta de Juan Marqués.