AÑO I.—NÚM. 19.
AÑO I.—NÚM. 19.

14- NOVIEMBRE DE 1885.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DIÍ TRENES
que regirá desde el 15 Octubre de 1885
á li Marzo de 1880.
De Palma á Manacor y La Puebla.—7’30 maña¬ na, 2 y 3’30 (mixto) tarde.
Do Manacor á Palma.—(3 mixto), 7’30 mañana y 5’45 tarde.
De La Puebla á Palma.—7’55 mañana y 5 tarde. De La Puebla á Manacor.—7’55 mañana 2’30 y 5 (misto) tarde.

CORREOS.
SALIDAS DE PALMA.
Para Barcelona- martes 5 tarde, domingo 7 ma¬ ñana, Via Alcudia.
Para Ibiza y Valencia, viernes S'mañana. Para Malion, lunes 5 tarde y miércoles 2 tarde, vía Alcudia.
.
LLEGADAS A PALMA.
De Barcelona jueves 10 mañana, via Alcudia,
sábado 7 mañana directo.
De Valencia é Ibiza bines 1° mañana.
De Makou, jueves f> mañana y lánes 10 mañana,
vía Alcudia.
SALIDAS DE SÓLLER. Tíosdomingos á las 2 de la mañana y los demás días á las -i.
LLEGADAS A SÓLLER,
Todos los dias á las 0 de la noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSCRICIÓN:

PRECIOS DE SUSCRICIÓN.

En la Redacción y Administración, calle de San Bartolomé ntím. 17.

| 1 peseta trimestre en toda España.

2 id.

id. Extranjero y América:

Pago adelantado.

Anuncios y comunicados á precios convencionales; los comunicados deberán llevar firma.

LA VISITA DE LA COMISIÓN PROVINCIAL,
La Comisión de la Diputación provin¬ cial encargada de visitar los siniestros de la inundación, y compuesta de los señores Sampol, Siquier, Font, Aguiló y Wallis, ha permanecido dos días entre nosotros, recorriendo, en compañía de comisiones del Municipio y de la Junta de Socorros, el inmenso teatro de aquella espantosa
catástrofe.
Emplearon todo el día del miércoles en examinar aunque de prisa, como exigían por una parte la premura del tiempo y por otra la extensión délos desastres, la Huerta y el Camp de sa Má, empezando por las propiedades de los Sres. D. Juan y D. Damian Canals, y acabando por las que el mar ha convertido en lagos salo¬ bres. Aunque los señores de la Comisión provincial tenían noticia, tanto por la prensa como por cartas y relaciones par¬ ticulares, de los daños que tenían la triste misión de apreciar, quedaron dolorosa¬ mente sorprendidos al ver que la triste realidad superaba en mucho á las más terribles descripciones.

Desde luego pudieron convencerse de que dichos daños no se deben apreciar precisamente por su estensión, sino que es preciso calcularlos por su intensidad. Hay zonas donde á primera vista no se observan más que trozos más ó ménos grandes de huerta convertidos en yermos pedregales; pero un atento exámen dá á comprender, además del valor crecido del terreno desmantelado, 'donde ya no
es posible cultivo alguno, el coste inmen¬ so de obras de tan urgente necesidad
como los muros del cauce de los torren¬
tes, cuya construcción ha de preservar de otras, avenidas innumerables propiedades que hoy se hallan en gran riesgo de ser arrolladas; los acueductos y acequias in¬ dispensables para el riego; las carreteras y los puentes destruidos, cuyo estado tie¬ ne interrumpidas las comunicaciones, im¬ posibilitada la extracción de frutos y ex¬ puesta á desgracias á la población.'
También mereció atención preferente el encharcamiento de aguas que en alguños puntos han desarrollado yá una alar¬ mante putrefacción y que en toda la huerta baja amenazan con alterar en bre¬ ve la salud pública.

Al visitar propiedades como can Toni Juan fiaran, ccme Biniaraixe de Damian Pizá, can Capó, por ejemplo, los señores de la Comisión pudieron convencerse de que en todas las zonas del valle hay fin¬ cas—y éstas son muchas—que han queda¬ do destruidas en sus tres cuartas partes, y otras han desaparecido por completo.
El día del juéves fué empleado en la visita de la huerta alta y de Fornalutx, donde los daños revisten igual intensidad que en la huerta baja. Una comisión del Municipio y el Sr. Vicario del vecino pueblo, hicieron debidamente los honores á los diputados provinciales, quienes ter¬ minaron su excursión regresando á Sóller por la parte de Can JDil y el Pont Nou, después de haber manifestado el Sr. Sampol al municipio de Fornalutx la dolorosa impresión que les había causado el es¬ pectáculo de aquellos desastres y los pro¬ pósitos que los animaban para contribuir con todas sus fuerzas á repararlos en
cuanto se halle dentro de la esfera de sus
alcances.
En igual sentido habló el presidente de la Comisión al municipio de Sóller. ¡Ojalá esta visita sea tan fecunda en re-

CONCHA
NOVELA DE OOSTUMBKES SOLLERENSES
POR
JUAN B. ENSEÑAT.
\\
(Continuación.)
Pero Concha, ménos intimidada que su madre, lejos de retroceder, se encaró con Faustino, que ya hacía un rato que la observaba.
—Señorito, dijo ella con una-fresca sonrisa en los lábios y dos no menos frescas rosas en las mejillas; anoche, co¬ miendo una ostra, me encontré una especie de perla, y co¬ mo me han dicho que puede ser que valga algo, vengo á ver si me la quiere V. comprar.
—A ver tu perla, dijo el platero mirando é la muchacha en el blanco de los ojos y dejando asomar, á través de una sonrisa burlona, dos hileras de blancos y pequeños dientes, que el presuntuoso Faustino sé complacía en enseñar.
Concha sacó su pequeño envoltorio de papel, lo desdo¬ bló y presentó la perla al joyero.
Este, como hombre inteligente y practico en su oíioio, que él llamaba arte, no del todo desprovisto de razón, cogió

la perla, tanteó su peso, se la miró; con fijeza y dijo, como primer resultado de su observación:
—Como tenga el valor de tus lindos ojos, mucho ha de
valer, morenita. Concha, que no estaba allí precisamente para recibir
piropos, y que en aquel momento había sentido agolparse á su imaginación un cúmulo de quiméricos pensamientos, girando como un inmenso cono apoyado por su vértice so¬ bre la perla, se ruborizó un poco y guardó silencio, presa do una ansiedad que aumentaba por instantes.
Faustino, que se formalizó al ver la turbación de la pescadora y al apercibirse de que realmente valía algo el objoto que tenía en la mano, sacó uniente y procedió en
silencio á un nuevo exámen más minucioso. Al cabo de un
rato, dirigió resueltamente otra mirada á la muchacha, preguntándole en tono solemne:
—¿Puedo estar seguro de . que no encontraste esto en otra parte sinó dentro de una ostra? -
—¿Pues en qué otra parte quiere V. que lo haya encon¬ trado? ¡Como que esto no se encuentra más que en las con¬ chas! Aquí está mi madre, que estaba presente, y podrá decir lo que pasó. ¿Qué os parece, madre? Este señorito se figura que se encuentran perlas fuera de las ostras.
Faustino estaba sério. No dudaba de la veracidad de
Concha, y sin embargo parecía reflexionar. De pronto se dirigió á un mozo que estaba ocupado en
desenvolver estuches, y le dijo con viveza: —Manolito, anda, corre, vé á decir á D. Nicolás que
me haga el obsequio de venir en seguida.

E1 muchacho se fué inmediatamente á ejecutar la órden
recibida.
Margarita y Concha miraban y oían lo que pasaba con cierta sorpresa y no sin visos de impaciencia, que notó el joyero.
—Si os hago esperar, dijo ¡ál, es porque así os conviene.
La perla necesita ser examinada con muchísima atención por dos personas á-lo menos. Puedo equivocarme, á pesar de mi práctica en la materia; por esto he mandado recado á un hombre muy competente para que venga á decirmo su parecer. Tened la bondad de esperaros un momento.
Viendo que la cosa tenía más importancia de la que en un principio le habían dado, las dos mujeres se apartaron á ün lado del escaparate, resueltas á esperar y á ceder el puesto á otras personas que parecían querer examinar las joyas expuestas.
Faustino ensalzó cuanto era justo una botonadura de oro que una cliente quería comprar, y como ésta pidiese un plazo para decidirse á quedarse con ella, la obligó á que se llevase ¡los botones á su casa, para que pudiese exa¬ minarlos á su sabor y pensar durante ocho días si le conve¬ nía ó no adquirirlos. Estaba seguro de qué, después de ha¬ berlos poseido una semana, se habría encariñado con ellos, acostumbrándose á considerarlos como suyos, y no querría privarse del gusto de comprarlos.
(Se continv,ard.)

2
sultados como lo desean indudablemente
los respetables individuos de dicha Comi¬ sión y como lo merecen y exigen los de¬ sastres que el pueblo arruinado se halla en la imposibilidad absoluta de reparar con recursos propios!
L’ INUNDACIÓ DE SÓLLER.
POESÍA LLETJIDA ES LA VETLADA LITERARIA Y MUSICAL
QUE VÁ DONA da bocibtat
ASISTENCIA PALMESANA
á iienefici le les desgracies ocasionadas per dita inundaoié.
i.
¡L’ hermosa vila de Sóller! Qui s’ haguera pensat may veurela tan acotada; contemplarla tan al baix.
Un colp ha rebut dins Y altre. Venís, fibblons y temporals, enllavassements, desgracies, d’ abres fruytals mortandad, pérdues en comerá y industria, \_y á la fi grossos aygats que lo poch que li quedava se n’ ho han duyt á mal parar.
¿No ’m direu quina 1’ ha feta? ¿Per quins crims, per quins pecats fa tan grossa penitencia, que dura mes de vint anys?
Tench por de que coica fada
f ha encisada en sos mals arts,
en venjament de la festa que cada any fá dins el Maitx.
Coica mora varinosa,
de reüll s’ ha estat mirant cuant matan moros les dones
valentes de Can Tamany. Cualca bruixa endimoniada,
ha malehit V hermosa valí
ab solpassé de granera dins such de veri mullat, lletja, vella y mostatxuda demunt una serp cualcant, treguent per sos ulls espires, T hi ha entimat "Per fat y fat.....
¡Germanets! ¿De que reys ara? Axo es cosa de plorar. ¿Voleu riure? Treys sa bossa; que riga fins que s’ esclat; que els sollerichs necessitan molts de sous per llevar fanch.
II.
Voltizos que’ encara sou joves; si haguesseu vist Sólle’ abans, cuant la Sort y la Fortuna I’ estavan sempre encensant.
Era una copa de plata plena d’ ór y de brillants, per timbes dretes guardada, tant per térra com per mar.
Alts tarongers que’s tocavan rebblian tota sa valí, fent cortina sempre verde

SOLLEE.
sense mayes ni forats,. per hont ni sol ni jelades poguessen entrarhi may.
Penjades dalt sa cortina taronjes á milenars; y enterra, espessa solada
d’ unes flors de color blanch
qu’ ecsalavan dols aroma,
un aroma celestial.
Va t’ aquí Sóller, lo qu’ era.
Dins sos horts d’ entant entant
trobaveu cases curioses
ab jardins escalonats, plens de pongins y pomeres pereres y altres fruytais; y p’ el mitx aygua á balquena d’aquella que mal no fá,
donchs dona vida á los arbres
tota la térra trescant.
Dins aqüestes cases netes hi vivian hornos franchs,
qu’ hospitalidat vos davan
ab lo cor demunt la má.
Pajesos de cara alegre, d’ ulls uberts, de colors sans, vius, facetos y ditxosos, sempre contenté y trempats, capassos de fé una bérba
al San Cristo de la Sanch
¿Dígaume perque reys ara cuant es cosa de plorar? ¿Voleu riure? Treys sa bossa, y que riga fins qu’ esclat; que els sollerichs necessitan moltas pessetes enguany.
III.
Ara fá vint anys ó trenta que se truyta es va jirar; y els tarongers comenssaren á anar coll tort y cap baix.
Totas ses reís se podrían donant mala olor, deixant sense fulles ni taronges
sos mes frondosos cimals;
y allá en el Port romanían
molts de barcos amarrats.
¿Perque era aquesta mudanga? Encare ara ningú ho sap y per mes que ho estodían
no es fácil sabrerho may.
Jo crech que el Sol pie d’ enveja va di á Sóller, enutjat: “May he vist la teua térra;
tos terrosos vull torrar.
Fora cortines que tapan Y entrada á mos raigs daurats.“
Y I’ hermosa encortinada
á foradar comenssá.
La vila de Sóller sempre
amiga ha estat del traball, y ab nous tarongers anava totas las clares tapant; diguent á n’ el Sol rabiosa
Veracreu, no guñarás ¿Tornau riure altre vegada?
jQue som de desmanyotat! Jo no puch per mes que fassa conseguí es fervos plorar.
Fevs riure sa vostra bossa

fins qu’ en pessetes esclat, que Sóller n’ ha mesté moltes per remediar tota sos mals.
IV.
(ft - > ; -j
Cuant el Sol ja comensava á perdre el plet, va cercar niguls de fora Mallorca en fer ploure acreditats; els mateixos que dins Múrcia, ara fa tres ó quatre anys,
tanta destrossa li feren
que tot lo mon va plorar: y los diu: "Vaitx cuantre Sóller: Ajudaume á ferlí mal."
Y els niguls allá s’ entregan carregats d’ aygos y llamps y sa flíria descarregan cuantre el poblé desditxat. ¡Si haguesseu vist dins una hora que’ n feran de tala y matx!
Tots els torrens aplegaren, port ne feren del Barranch, y á Fornalutxja volgueren
á la vorera del mar.
Esbaldregaren mil margens sense axades ni parpáis;
llauraren totes les ierres
sense reyes ni bestiar; y despres les trajinaren, sense carros, cap avall; ab tarongers y ponieres, diguentlos d’ orgull inflats: "Voleu fresca y bona vida y prendre banys per estar satisfets; veniu ab noltros cap al Port y prendreu banys "
Axo no es cosa de riure.
Vos ho cont tal com passá. Feis riure sa vostra bossa, que rebent en caritat; .
donchs tot el terme de Sóller
pelat y tos es romas.
Un gorch n’era tot el termo d’ aygua rotja ab corrent gran, y al mitx del gorrh hi .nadavan
mil cases. Semblavan naus;
que demunt escuy se veyan en perfil de zozobrar.
Les dones cridant ajuda dalt teulades y terrats
ab sos filis menute en brassos
y els demes infants plorant. Els hornos lluny de caseua
á combatre el temporal: uns eran á cercar barques,
altres estavan sitiáis
demunt turons, y man cavan
brassos molts per traballar. Contan que per dins la vila
tothom anava urugat,
sense sebrer per hont prende; fins qu' un bó de capaila, perque hornos molts ácudissen, va agafá el tambó del Saitx, y tots els carrés trescava pregonant la Caritat.
Y deya: Si no acudeixen

SOLLER.

3

encara ab áqúest reclam, passetjaré per la vila el Cristu mes gros que hi há....

actos de caridad que le hacen acreedor á la eterna gratitud de sus conciudadanos.

meras lágrimas. Ayer su Primera Lágrima se¬ llada por el génio servía para enjugar muchas que hoy vierte el rincón donde nacieron sus
padres queridos.

Feys riure la vostra bossa. Féysla riure fine qu’ esclat y amoll de tantes rialles pessetas á milenars; qu’ els sollerichs qu’ ara ploran en veure ’n moltes, riurán.
VI.

La semana pasada, junto á la casa-ma¬ tadero, víctima de un accidente, cayó en el torrente la esposa de un cortante, la que hubiera perecido, indudablemente ahogada por la corriente si el guardia municipal no hubiera acudido en su au¬
xilio.

Todos los aficionados y artistas que en ella tomaron parte rayaron á gran altura y las lin¬ dísimas Sritas. Pochot y Fiol recibieron uná¬
nimes muestras de entusiasmo.
Reasumiendo, mi buen amigo, la velada fué brillantísima y en nombre de Sólles envió des¬ de esta mi correspondencia el testimonio de gratitud que hoy siente ese pueblo para todos los que en ella tomaron parte, y en particular

De sollericli jo ’n tench cama; en que visca dins Ciutat, no una, ni duas; cuatre,
per dirvosho del tot ciar. Per axó sa sort de Sóller,
com veys, m’ interessa tant. Voldria que li donassen mes millons que no té machs. , Jo surt d’ aquella vileta D’ hont sortí en Pelip Bauzá,

Merece un aplauso, que le enviamos
desde nuestras columnas, el acto huma¬ nitario llevado á cabo por dicho muni¬ cipal.
Por error de copia, al dar cuenta en
nuestro número anterior de un donativo
hecho por D. Juan Sureda y Yillalonga, se puso quinientas pesetas en vez de cien
reales.

para la iniciadora junta Directiva de la Asis¬

tencia Palmesana, y su digno Presidente mi

amigo el Sr. Marroig.

Todo pasa en este mundo, el tiempo que se

precipita en el vacío de los siglos, las más

grandes fábricas que el génio nos legó.:

,

todo ménos la gratitud que á su paso deja

grabada en el alma la Caridad.

Palma 5 Noviembre de 1885.

Ricardo Salvá.

y tench sa patria mateixa

CORRESPONDENCIA PARTICULAR DEL SÓLLER.

que tengué en Bernat Nadal.

Reproducimos con gusto la siguiente

Del terme de Sóller íoren

carta, que recibimos el último sábado es¬

Sr. Director del Sóller

tots els meus antepassats. No estranyeu que sos desastres conmogan la meua sanch, y que caritat per Sóller estiga sempre clamant;

tando yá en prensa nuestro número an¬ terior. Algunas horas de retraso en el camino nos privaron de poderla insertar con la oportunidad con que la escribió su
autor.

Fornalutx 5 Noviembre de 1885.
Muy Sr. mió y amigo: Es más grave todavía de lo que indicábamos en nuestra anterior la situación ocasionada por la inundación, de la cual ha sido víctima nuestro laborioso pueblo.

y que á tots vos vulga veure

Sr. Director del Sóller:

En la imposibilidad de presentar un cuadro

pessetas vives plorar; y sebre ses vostres bosses si riuen 6 fan'badays
Es horajá de que es riure

Apreciable amigo: A las ocho de la noche
dé'ayer se abrieron los salones de la sociedad Asistencia Palmesana para celebrar la velada
literaria musical á beneficio de las víctimas dé

completo, cual fuera nuestro deseo, menciona¬ remos sólo los desastres que hemos tenido oca¬
sión de examinar.
Habiendo estallado simultáneamente las nu¬
merosas fuentes y arroyos se convirtieron en

per tothom s’haja acabat.

la inundación de ese pueblo acaecida el nefas¬ devastadores torrentes en el punto deminado

Es hora de que ses llágrimes
vos fassan obrir ses mans
per treure es serró, ó sa faixa, ó sa bossa, y que s’ esclat

to día 15 de Octubre.
La literatura y la música han sido en Palma los heraldos de la caridad, y una sociedad obrera la primera que bajo su honrado techo ha cobijado á todas las clases de la sociedad,

Es Clót. inundando las propiedades de los ve¬ cinos Juan Arbona y Juan Colom, derribando fuertes muros, arrastrando árboles y no que¬ dando más que troncos de olivo casi desarrai¬
gados.

y vessi lliures ó duros,

formando con ellas un solo cuerpo y animán¬

En Sa Feas, propiedad de D. Antonio Cas-

mesclats ab billets de banch,
qu’els sollerichs ara passan ternps de miseri y de fam, y per dins son terme tenen

dolas de nn mismo deseo, amor para los que sufren y esperanza de remediar sus penas. Tres ángeles de la caridad la Sra. D.ft María Font de Garau, y las Sritas. D.a Cánnen Villa-
longa y D.a María Bizañez presidían la fiesta,

tañer (Cuart) á causa del terrible aluvión de¬
rrumbóse un fuerte murallón ó terraplén que ocasionó innumerables daños á la citada finca, alcanzando á la vez la propiedad del Sr. Bus-
quets vicario, denominada Es Sacot, donde

molts de marjens qu’ adobar.

y sus rostros bellos demandaban auxilio para arrancó más de 25 olivos, algarrobos, una ca¬

31 d’Octubre de 1885.

los pobres hijos de Sóller tan cruelmente tra¬ sita donde estaban guarecidas seis cabezas de

tados por el destino.

ganado lanar, y en la estensión de más de una

Pere d’Alcántara Penya.

La sociedad Asistencia Palmesana y todas cuarterada no quedó un solo átomo de tierra.

las personas que con sus talentos, dotes, y

La corriente que bajaba de Sf Oliveret, siguió

óbolo contribuyeron á la brillante velada, rin¬ su cauce respetando á varias propiedades hasta

CRÓNICA LOCAL.

dieron justo homenaje al dolor y remediaron que invadió Es Figueral, propiedad de D. Ga¬ la desgracia; sus donativos volarán hoy á esa briel Ballester, donde causó destrozos de mu¬

infortunada región; los versos leídos ayer y las cha consideración, arrastrando á su paso ban¬

Sabemos por persona fidedigna que

bellas composiciones musicales que deleitaron á la distinguida reunión, serán mañana márges

cales, gruesas paredes y haciendo iguales da¬ ños á las propiedades de los vecinos colindantes.

D. José Mayol (a) Batlét consignatario caidos que volverán á levantarse, hogares hoy EsJnlians, torrentes secundarios que nacen

establecido en Marsella, ha remitido, pa¬ ruinas que tornarán á su primitivo estado, en Se Cabana y Bonnaba, ántes de ir á tri¬

ra alivio de los necesitados víctimas de la renaciendo con su generoso espíritu la espe¬ butar sus aguas al torrente principal se des¬

inundación de Sóller, treinta balas de ha¬ rina, las cuales, según otros informes, se pondrán á disposición del Sr. Ecónomo

ranza de ser dichosos los activos moradores
del valle de Sóller.
«Primera Lágrima.» Este era el primer nú¬ mero del programa. Sólo oyendo aquella com¬

bordaron en los ricos y bien cultivados olivares de Es Marrois, que eran hace poco el encanto de los ojos y hoy presentan el aspecto más las¬ timoso que imaginarse pueda. Contados son

para que, cpn intervención de la familia posición puede comprenderse la sublime ins¬ los numerosos propietarios de aquella estensa

del donante, proceda á la distribución. Añádese que de dicha harina se destinará una cantidad proporcional para socorrer á nuestros vecinos los no menos desgra¬ ciados hijos de Fómalutx.

piración de nuestro querido compatriota señor zona que no tengan que lamentar excesivos

Marqués. No sé por qué ayer sus acordes te¬ daños.

nían para mí más magestad y sus sentidas

El trecho que medía desde S‘Eucaria á S‘Au-

notas sumían á mi alma en profunda tristeza. bereta no hay para que mentarlo pues en nues-

Quizás Marqués lejos de su pátria escribía | tra última trazábamos á grandes rasgos los in-
aquellas notas que han rodeado su nombre de i numerables perjuicios ocasionados. En la parte

Actos como el de que damos cuenta justa gloria; quizás pensando en su madre y I baja de la población filé donde la devastadora

honran muvmucho al Sr. Mayol, quien en
otras ocasiones ha sabido demostrar los

|
!
|

sintiendo en su alma la nostalgia de la ausen-
cia; quizás su fantasía le presentaba el herrnoso valle de Sóller prestándole la poesía del re¬

; ;

corriente ocasionó grandes males. Efecto de unirse á la imponente avenida del torrente ma¬ yor los demás secundarios, destruyeron en Sa

filantrópicos sentimientos que le adornan, cuerdo el lugar donde brotó una de sus prime- j Costa las propiedades de D. José Sastre, don

y cuyo nombre vá unido á innumerables I ras sonrisas y surcó la mejilla una de las pri¬ ! Simón Bisbal y D. Pedro A. Nadal, síndico

4

SÓLLER.

de nuestro Ayuntamiento y sus ricos huertos de tal modo, que no queda más que un recuerdo tristísimo y lastimoso de lo que fueron. Igua¬ les desastres ha causado en S‘ Fort vey en las fincas de D. Bartolomé Mayol, concejal y don Antonio Oolom (Mangué), destrozando además las acequias de riego allí establecidas y lleván¬
dose al mar los bancales colindantes en muy
larga estensión. Siguiendo los derrumbamientos de terraple¬
nes invadió la corriente asoladora la propiedad de D. José Sastre denominada Can Moyana y las demás contiguas, convirtiéndolas en are¬ nales y pedregales. Arrastradas por el devas¬
tador elemento han sido también las fincas de
Cas S‘ Orell, de D. Cristóbal Canals y Can Quénch, de D. Nicolás Umbert.
En la propiedad de D. Antonio Vicens deno¬ minada Can Fiol, además de batir los fuertes murallones llevóse consigo una casita sin po¬
der salvar los muebles ni nada de cuanto en
ella había.
Concluiré, Sr. Director, mi enojosa relación por no abusar más de la bondad de V, y de la atención de los lectores de ese semanario; no
hay pues que particularizar los desastres pues¬ to que son en pequeñas escepciones los propie¬ tarios que no hayan sufrido inmensos perjui¬ cios. ¿Cómo es posible atenuar tanta ruina y
socorrer á los más necesitados? Por medio de
la protectora mano del Gobierno, por la más sana de las virtudes, la caridad pública, y el valioso apoyo de la prensa Balear.
Soy de V. afmo. amigo y compañero.
El Corresponsal.

Suscrición abierta en casa de D. Guillermo Co-
lom, Quai de la Republique n.° 13 Cette, pa¬ ra socorro dé las familias pobres victimas de
la inundación de Sóller.
Pesetas Cts;

SEGUNDA LISTA.

Mr. Granier, courtier. » F. Roquette.
» E. Isemberg'eónsul de Bélgica. » Finiels y Espinos. x Lacan Juge. » Félix Michel Negre et G!e.
» Enfile Colliére.
D. José Ramos.
Mr. B. Pommier.
x Alfonso Bousquet.
» Víctor Baille.
» Portal d’Agde.
El médico Petit.
D. Francisco Calafell de Pau.
Mr. Gifra, corredor. D. F. B. Gómez de Caylus, Mr. Jnstinien Figaret. D. Lorenzo Vicens, patrón de la
América.
» Luis Durand, corredor. x José Boggiano,
» Adolfo Herber.
» A. Thomas hijo.
Mr. Antoine Michel
» Grandet Sceurs.
» Raymond Roudiere. D. Francisco Company.
» Juan Coll de Nimes,
Mr, A. Runel de Cette.
x Petit boticario.
» Icard et Raimbaud.
x Ouviére.
» Maurice Ribes.
» Archbold Aspol
x J. Lavabre et C.ie.
» Thau fils et Lacroix.
x Bastié Donadieu.
D. Jaime Miró de Vienne.
x Antonio Colom de id.

3

»

5

»

25 »

5

X

5

X

20 X

10 »

50 X

25 »

10 X

5

X

1

X

10 X

10 X

15 X

5

X

5

X

5

X

20 X

10 X

20 X

5

X

5

X

5

X

5

X

5

»

10 9

5

X

5

X

5

X

5

X

10 »

50 X

5

X

10 X

5

X

20 »

o

O

>>■

x P. J. Coll de id.

Mr. Félix Arminguiés.
Mme. Luisa Reve!.

Mr. Garrache.

» B. Peyret.

» Bmy. Rigaud.

,

> Delmas.

» P. Fondere et fils.

x Etienne Aon dit Vincent.

» J. Sipeire.
x Gel. Cafíarel ainé.

x L. Julión pére et fils.
x Esteve et Sinot.

x Jules Chevallier.

» Pierre Cros.

» Lanet fréres et Bergnes.

2

»

2

X .

3

»

2

»

5

X

10 X

5

3

3

5

10 »

25

50

x>

10

5

»

10 &

Suma de la 2.a lista. . Suma de la 1 .a lista. .

572 1534 . 50

Total de las dos listas. 2106 50

SUSCRICIÓN para socorrer á las familias pobres, victimas
de la inundación de Sóller y Fornalulx.
Pesetas. Cst.

Suma anterior. ....
D. Juan Sureda y Villalonga. D. Sebastian Ramonell, farmacéutico
de Binisalem.
D. Andrés Ferrer, tonelero de Palma.
Su esposa.

410

»

25 ‘ y>

5

»

2 50

2

50

Suma

445

s

«RIMES PARA LOS HIPADOS DE SÓLLER.

Suscrición abierta en. la Alcaldía.
Pesetas. Cts.

Suma anterior. . . 2935

»

D. José L. Pons y Gallarza, vecino de
Palma.

50

X

La Sociedad del alumbrado por Gas de

Palma.

125

Sres. Sans y Pierrar, vecinos de Palma D. Alejandro Rosselló, abogado de Pal-

50

»

ma.

25

Suma.

3185

X

Suscrición abierta en la Rectoría.

• | (Y; - Vf /';•/* fs¡ '• jifl f ‘ : f r . V ü ify] ' :• /

Pesetas. • Cts.

Suma anterior.

. 1663

X

D. Bernardo Palou.

'.

40

»

x Bartolomé Tous y Señora.

.

30

X

x N. Matas-

.

1

»

Suma.

, 1734

5)

MOVIMIENTO DE POBLACIÓN.
NACIMIENTOS.
Día 7.—Dos hembras. » .9.—Una hembra. » 10.—Otra idem. » 18.—Otra idem.

DEFUNCIONES.
Día 8.—Falleció Damian Mayol y Ballester de
20 años de edad.
Día 9.—María Bernat y Pastor de 17 años. » 10.—Lucía Fuster y Forteza de 74 años. » 12.—Catalina Enseñat y Pons de 56 años. » 12.—Catalina Casasnovas y Borras de 24.
MOVIMIENTO DEL PUERTO.
EMBARCACIONES FONDEADAS. Día 11.
De Barcelona laúd San Juan, de 36 ton., capitán D. Francisco Terrasa, con 6 mar., algodón y efs.
EMBARCACIONES DESPACHADAS. Día 9.
Para Cartagena balandra Mallorca, de 47 ton., cap. D. Jaime Coll, con 5-mar. y carbón.
Para Burriana laúd Union, de 53 ton., cap. don Cristóbal Vicens, con 7 mar. y lastre.
Para Cette laúd Humilde, de 53 ton., cap. don Pedro Alcover, con 5 mar. y vino.
Para Cette laúd Juanito, de 45 ton., cap. D. José Miró, con 5 mar. y vino.
Para Andraitx laúd San José, de 22 ton., capitán D. Antonio Frau, con 4 mar. y lastre.
Día 10.
Para Cette bateo María, de 45 ton. cap. D. Ga¬ briel Valent, con 7 mar., higos y naranjas.
Día 11.
Para Agde laúd 2.° Remedio; de 36 ton., capitán D. Juan Pons, con 6 mar., higos y naranjas.
Para Denia laúd María, de 70 ton., cap. D. Juan Casasnovas, con 8 mar. y leña.
Día 13.
Para Cette laúd Esperanza, de 38 ton., cap. don Gabriel Castañer, con 7 mar., higos y naranjas.
Para Palma laúd San Juan, de 36 ton., cap. don Francisco Terrasa, con 6 mar., mármol y efs.
Á LOS QUINTOS.
Los de la última quinta y los que lian de ingresar en Caja en L° de Diciembre próximo, tanto los des¬ tinados á Ultramar como á la Península, pueden re¬ dimirse con solo la entrega de 5,000 reales, por me¬ dio de la concesión otorgada por el Gobierno de S. M. á D. Ramón Felip vecino de Lérida, en Real órden
de 24 Junio último.
Los Quintos que deseen depositar la espresada cantidad de 5,000 reales ántes del sorteo, se les de¬ volverá la cantidad depositada si á éstos no les co¬ rresponde servir en ninguno de los Ejércitos de la
Península ó Ultramar.
Para más minuciosos detalles, dirigirse á las ofi¬ cinas del único y exclusivo representante en esta provincia, situadas en Palma de Mallorca, calle del Sindicato núm. 141, fonda.
SÓLLER,-Imprenta de Jaan Marqués.
—'S9>r^