AÑO I.—NÚM. 11.
AÑO I.—NÚM. 11.

19 SETIEMBRE DE 1885.

Ferro-Carriles de Mallorca.
SERVICIO DE TRENES
que regirá desde el 15 Marzo hasta el 11 Octubre
dc'lSSJ.
De Palma á Mauacor y La Puebla.—7’30 maña¬ na, 2'15 y 4’;¡0 (mixto) tardé.
De Manneor á Palma.—(3 mixto), 7’ÍIO mañana y 5*45 tarde.
De La Puebla a Palma.'—755 mañana y 5’55 tarde De La Puebla a Alanacot.—7;55 mañana 2’15 y 5 5‘< tarde.

COBREOS.

SALIDAS DE PATRIA.

’

Para Barcelona, martes 5 ;tarde¿flómiñgor.V ma¬ ñana, via Alcudia.
Para Ibiza y Valencia, viernes S mañana. Para Mnhou, limes 5 tarde y miércoles 2 tarde,
vía Alcudia.

LLEGADAS A PALMA.

De Barcelona^ jueves 10 'mañana, via Alcudia, sabado 7 mañana directo.

De Valencia ó liaza lunes 12 mañana.
De* Malíoh, jueves f> mañana y lúhes lü mañana,
vía Alcudia. SALIDAS DE SÓLLER.

Los domingos á las .2 de la mañana y los demás días á las 1.

LLEGADAS A SÓLLER.
Todos los dias á las ti de la noche.

PERIÓDICO SEMANAL DE INTERESES MATERIALES.

PUNTOS DE SUSqPJGIÓN: '

f

PRECIOS DE SUSCTilCIÓN.

En la Redacción y Administfáción, calle de San Bartolomé núm. 17.

1 pe seta trimestre en toda España. .

) Pa^o adelantado

2 id.

id.

Extranjero v América;

).

®.. .

....

Anuncios y coinunicados a precios convencionales; los comunicados deberán llevar firmar

ARTES.
UNIÓN COMERCIAL.
VI.
Convencidos de que la práctica debe corresponder á la teoría para que esta resulte verdadera, y para ello no tenemos más recurso que el de los números, vamos á entrar en este terreno, con el temor propio,—lo confesamos sin rebozo—del qne no tiene instrucción bastante en ma¬ teria de comercio, ni la f esperiencia que reclama la cuestión, que vamos diluci¬
dando.
Constituyéndose la sociedad con la emi¬
sión única de cien mil acciones de á 30
pesetas cada una, reuniría un capital de 3.000,000 de pesetas..
El importe de estas acciones podría hacerse efectivo del modo siguiente:
Pagando 5 pesetas por acción á los treinta días después de verificada la sus¬ cripción y formados los estatutos, cuyo
dividendo daría un efectivo de 500,000 pesetas.

Item otro dividendo de 10 pesetas por acción á los tres meses de pagado el pri¬ mero que daría 1.000,000 de pesetas, re¬ sultando un fondo de 1.500,000 pesetas.
Las restantes 15 pesetas por acción podrían pagarse por dividendos de á 5 pesetas, cuando la Junta lo estimase con¬ veniente, con prévio aviso de seis meses de anticipación cada nno. Regularmente no sería necesario pedir estos dividendos, porque con aquellos la sociedad funciona¬ ría ya con desahogo.
Con el capital de 1.500,000 pesetas podrían empezarse las operaciones, com¬ prando todos los buques de nuestra ma¬ rina y el material móvil de los almacenes
generales ya desocupados y á: desocupar, Cuyos dueños lo estimasen conveniente y conviniesen en recibir el importe en ac¬
ciones.
Partiendo del supuesto que los buques sean cincuenta, tasándolos, por término medio, en 12,500 pesetas cada ano, im¬ portarían . . . . . 625,000 ptas.
Destinando á la compra
del ya citado material mó¬
vil un número de acciones

que importasen. . . . 150,000 ptas.
Se gastarían, . i . . 775,000 ptas.
Quedaría una existencia de 725,000 ptas. en caja, con las cuales podrían contratar¬ se dos vapores, instalarse las oficinas y emprender las operaciones.
Como ahora no. es posible calcular el importe de. los salarios para personal y
alquiler de casas con destino á oficinas y almacenes generales,'partiremos del prin¬ cipio que todo este ‘pasivo se pagaría de las ganancias resultantes de los negocios llevados á cabo por la sociedad; pues, por mal resultado que diesen sus opera¬ ciones, siempre darían la suma necesaria
para cubrir los gastos de aquel capítulo.
Veamos ahora las ganancias que po¬ dría realizar la sociedad para pagar los
intereses á los accionistas.
1 Por trabajo de los 50 buques á 3,000 pesetas cada uno. Pesetas. 150,000
2 Por economías que resultarían de la supresión de almacenes;
pues, en muchas poblaciones, uno bastaría para cubrir el servicio
que ahora prestan dos ó tres. Ptas. 50,000

CONCHA
NOVELA DE COSTUMBRES SOLLKRENSES
l’Q.K
JUAN B. ENSEÑAT.
(Continuación.)
Al encontrarse' otra vez solas, la madre y la hija se
echaron la una en brazos de la otra.
—Lo que Miguel acaba de hacer, no me gusta, dijo Mar¬ garita sentándose á la mesa frente á Concha.
—Y por qué, madre? preguntó la muchacha irguiendo
al tivamente la cabeza.
—Hija mía, porque ya nunca le podrás olvidar. Yo pre¬ feriría que Miguel fuese un egoísta, un tunante que no so acordase más de tí... Pero eso de verle tan bueno y tan des¬ graciado... como tú....
—No digáis eso, madre mía. ¿No es para nosotras un gran consuelo el ver que no todo el mundo nos abandona en nuestra desgracia? dijo Concha con cierta alegría. Podéis figuraros que, suceda lo' que! súcedléré, me acordaré siem¬ pre de Miguel,,y prefiero conservar de él un buen recuerdo.
Sin dejar de prestar su atención á estas palabras, que en el fondo del corazón aprobaba tal vez, Margarita se levantó y sé acercó al cesto que Miguel había dejado.

Una exclamación de alegría se escapó en seguida de sus
lábios.
-‘-¡Oh! que hermoso pescado! Calla! y hay mariscosl Mira esto, Concha. Es la primera vez que veo cosa parecida.
—Es una verdadera pesca milagrosa, dijo la jóven exa¬ minando á su vez el contenido del cesto.

—Pocas veces, en vida de tu padre, la llevamos más

abundante Al pueblo ..

Apesar de su dolor profundo, Concha no pudo ménos

de compartir'la alegría de su madre.

j—Pongamos todo eso en orden esta noche, dijo ella sen¬ tándose junto á la pesca; así podremos partir al amanecer.

Mañana es día festivo y mucha gente hace su compra al sa¬

lir de la primera misa. La venta puede ser muy provechosa;

y luego compraremos muchas cosas qué necesitamos. De

pronto un buen pañuelo para vos...

—Y un jubón para tí, hija mía, porque el que llevas ya

no sirve.

';

:'

—Lo1 qne más falta nos hace.

Así hablando, madi'.e é hija pusieren en una cesta el

mejor pescado, el de más valor y de más peso, pues Concha ■tenía que cargar con él. En otra cesta, la que había dé llevar

Margarita, apartaron no sin cierto desdén, lá morralla más

-ligera.

\\

Después vinieron las almejas y algunas ostras que pare¬ cían haberse extraviado^ entre los habitantes de la plena

mar.

—Si has de creerme, Concha, no llevaremos estas alme¬

jas. á .Sóller; pesan mucho y por lo que valen, yo no car¬

garía con ellas. Podemos guardarlas para nuestra cena, pues

algo ha de haber también para nosotras.

.

Como esta proposición no .encontró objeción alguna do parte de Concha, y como quedaba concluido el apartado de la pesca, las dos mujeres se levantaron y fueron á continuar, con un poco de alegría, la cena que tan tristemente habían
comenzado.
Concha habría con presteza los moluscos y se comía conc ienzudamente la mitad, cediendo loé otros á su buena madre. De pronto esclamó con sorpresa: '
—(Hola! hé aquí uno que me deja algo muy duro en la boca. Y es redondo como un ojo de pescado. Vedlo, madre.
-Margarita tomó el objeto blanco, pequeño y redondo que le presentaba su hija, y lo examinó por complacencia.
—1 Calla! exclamó; si es una perla, como se encuentran á veces eñ las jostras; pero nunca las vi tan grandes comp esta. No la tines; la enseñarás mañana al platero, y quien sabe si dará algo por ella.
. Concha la envolvió en un papel, la ató en la pnntá de un pañuelo y se la metió en la faldriquera, sin darle gran importancia.
Las dos mujeres se acostaron luego, Concha1 asistió en ensueños áda celebración de sus bo¬ das con Miguel, que había vuelto triunfante; de una nueva pesca- milagrosa, y la buena Margarita soütrcn ,el,estreno de un magnífico pañolón de lana.
(Se continuará.)

2

SOLLER.

3 Por idem hechas en España, de

una peseta por cada mil naran¬

jas, de 210 cargos monopolizados ahora por diferentes compañías $

cuentas y mitad, que á 270,000 na¬

ranjas por cargo, darían. Ptas. 4 Por idem en la compra de 200

wagones de naranja monopoliza¬

da hoy por los sollerenses, com¬

putados, por término medio, en

40,000 naranjas, á una peseta por

mil

Ptas.

> Por idem de cinco mil naranjas

que se pierden en España en ca¬

da uno de los .210 cargos, por

causas que una compañía bien or¬

ganizada podría evitar, á 25 pe¬

setas el mil ..... Ptas.

6 Por idem de las dos mil naranjas

que se pierden en la frontera de

Francia en el trasbarde de los

200 wagones, á 25 ps. el mil. Ptas. 7 Tor idem en la compra en Espa¬

ña de 10,000 quintales higos pa¬

sas, á una peseta por quintal. Ptas. 8 Por idem en la venta en Francia,

,por la supresión de competencia,

á una peseta por cada mil naran¬

jas, de los 210 cargos y 200 wa¬

gones ....... Ptas.

0

Por
.

idem

en

la

venta

en

Francia,

supresión de competencia, de los

10,000 quintales higos á una pe¬

seta por quintal . . . Ptas. 10 Por idem del interés al 6 p§ de

de las 725-,000 pesetas de® que

«onstaría el capital de la socie-

¿dád puesto en movimiento. Ptas.

Pesetas.

Bel trábajo, pues, de los 50 bu¬ ques, economías en desperdicios y

abusos que ahora resultan en Fran¬

cia, y España, y del’interés del capi¬ tal efectivo, se obtendría un benefi¬

cio de

Ptas.

Repartiendo un dividendo activo

de un 15 p§ á los accionistas que

Importaría ...... Ptas.

56,700
8,000
26,260 10,000 10,000 64,700 10,000 43,500 429,150
429,150 225,000

na compañía de iniciativa particular que diese los resultados que promete la unión? ¿Y cuántas ganancias no podría realizar
la sociedad si crease un número de obli-
fgaciones, según el capital emitido y el material adquirido para responder á sus tenedores? Desdé luego podría emitir 4,000 obligaciones de á 250 pesetas ca¬ da una, desamortizables en diez años á 500 obligaciones cada año, pagando el interés que se creyese conveniente á sus tenedores. Además, la casa podría recir bir dinero en depósito pagando un inte¬ rés regular, lo que le daría una existencia en sus cajas, bastante á poder hacer fren¬ te á negocios emprendidos en grande es¬ cala, como demostraremos en el número
siguiente. ¿Y qué diremos de la vida que la unión
comunicaría á la naciente industria tex¬
til, realizada por la fuerza del vapor, tan luego como la sociedad le facilitase medios económicos de trasporte, de compra y de venta en las primeras materias y en sus productos? ¿No sería otro el aspecto de nuestra población, si el humo de las
chimeneas atenuase los ardorosos rayos
del sol que todo lo agostan en el estío y templase la atmósfera, salvando nuestrós campos de la escarcha, en la estación de
los fríos?
Ya lo hemos dicho en otra parte: no hay movimiento sin fuerza viva, y aquél siempre obedece al desarrollo de ésta. El comercio anima á la industria y dá vida á la agricultura, completándose mútuamente para formar el cauce de alimenta¬ ción indispensable á la vida de las socie¬ dades modernas. Y esta fuerza y este mo¬ vimiento, sólo pueden crearse por medio
de la unión.
Animarse, pues, sacudir la inercia y apatía que nos devora, formar reuniones, discutir sin apasionamientos, ilustrar al pueblo para que conozca sus propios in¬ tereses, y no nos hagamos responsables de los males que necesariamente han de acabar con nuestra marina, con nuestro
comercio, ¡con nuestra industria, con nuestra agricultura, con el pueblo todo.

Restaría, para-fondo de reserva Ptas. 204,i50

José Bullan Pbro.

Téngase presente que .para pago del personal y alquileres, como hemos indi¬ cado ya, destinamos todos los beneficios de las .compras, ventas y comisiones, tan¬ to en España como en Francia, y los be¬ neficios del giro dél capital negociado por las actuales compañías, que no baja de un 4 á 5 p§ .
Supongamos que nuestros cálculos sean exagerados,y se reducen á una ter¬ cera parte—los que comprendan lo que decimos dirán que no hay exageración— todavía se repartiría un dividendo activo de un 5 p§ quedando en fondo de reser¬ va 68,050 pesetas. ¿Quién dejaría de in¬ teresarse en una empresa que ocupa bra¬ zos y reparte tan buen interés á los so¬ cios? ¿Ha habido en ningún tiempo algu¬

CRÓNICA LOCAL.
Nuestro Ayuntamiento ha realizado una mejora interesante, logrando que los vecinos pusiesen canal en los aleros que vierten el agua en la vía pública; sin em¬ bargo, esta obra de ornato y de comodi¬ dad, en breves años sólo servirá para mo¬
lestar á los transeúntes en días de lluvia.
Los canalones que acompañan el agua hasta el piso de la calle, bajan demasiado á esconderse en la pared, quedando, mu¬
chos de ellos á merced de las travesuras
de los chicos que, á pedradas y á golpes, acabarán por convertirlos en aparatos propios para repartir duchas á los veci¬

nos que en horas de lluvia se vean forza¬ dos á transitar por las calles.
¿Pqr qué no dispone nuestro Munici¬ pio que dichos canalones, en las calles donde hay cloaca ó acequias de riego, viertan el agua en dichos sumideros? Es¬ to podría hacerlo facilitando albañil á los propietarios que todavía no han termina¬ do la obra, ganando en ello, el hornato público, los edificios y sobre todo los fon¬ dos municipales que se librarían de las frecuentes recomposiciones del afirmado de las calles; pues consideramos ocioso decir que éste se estropea más en una hora de lluvia que en un mes de tránsito de carruajes.
Esperamos que la indicación será aco¬ gida por nuestra Municipalidad y que, sin molestar á los vecinos, dispondrá lo
conveniente para ^completar una obra de
tanta utilidad.
Con el esplendor de años anteriores, aunque no con tanta animación, han ce¬
lebrado su fiesta este año los vecinos de
la Alquería del Compie. En lo religioso fue brillante, y nada mas decimos por su¬ poner enterados á nuestros lectores, pues publicóse en la.sección de cultos demues¬ tro número anterior el programa de la
misma.
En lo civil; hubo baile el sábado y do¬ mingo (entre paréntesis podemos añadir que el primero de estos días acabó con sillas que volaron, tiñiendo de rojo algu¬ nas cabezas; broma algún tanto pesada, pero broma al fin) y el lúnes se entretuvo al público con juegos infantiles, hubo ade¬ más cucañas, carreras y terminó la fiesta con baile. Debemos decir pára conoci¬
miento de nuestros lectores ausentés que
éste tuvo lugar frente al oratorio, y no en la plazuela de costumbre por haberlo im¬ pedido él dueño de la misma.
Segun parece, hace algún tiempo es le¬
tra muerta el artículo 14 del bando pu¬
blicado por el Ayuntamiento en 7 de Ju¬ lio último. Todos los días y todas las ho¬ ras que dá la gana á sus dueños; arrima¬ dos á una de las paredes laterales de la calle de la Luna, hay varios carros con su farolillo pendiente de un brazo, sin bestia ni nada que dé á comprender estén de carga ó descarga, y lo mismo sucede fren¬
te á la fuente de la Plaza con otro carro
que, tanto estorba que, á veces, quien debería corregir el abusó se vé precisa¬
do á darle la vuelta para pasar.
Lo que manifestamos á Y., señor Mu¬ nicipal, para su conocimiento y efectos consiguientes.
Durante el mes de Agosto, en Sóller,
han caido veinte milímetros de agua, y
quince en lo que vá del presente mes. No obstante, como la lluvia ha caido en dife¬ rentes veces, las fuentes apénas han bro-

SOLLER.

3

tado. La temperatura ha refrescado lo suficiente para que el calor no sea tan molesto, pudiendo afirmar que ya nos
hallamos en otoño.
La cosecha de naranja, en cuanto pue¬ den dar de si los mal llamados huertos, en este año promete ser algo regular y de
buena cualidad. Mucho lo necesitan nues¬
tros cosecheros á quienes apénas les dá dicho fruto lo suficiente para cubrir los gastos de cultivo.
| - oc.<yy3-~> —
De nada ha servido, según parece, la súplica que en uno de nuestros números anteriores hicimos al empresario de los trabajos de dragado de nuestro puerto, ó persona competente, á fin de que se sir¬ viera cortar el abuso de trabajar en dia de fiesta, pues ayer nos avisaron continua¬ ba lo mismo que si tal cosa. Al suplicár¬ selo, lo hicimos instados por los mismos trabajadores, á quienes tiene desconten¬ tos con tales disposiciones y, á la verdad, creíamos ser atendidos dadas las justísimas razones en que apoyamos nuestra peti¬
ción.
Reiteramos nuestra súplica anterior.
—En la calle Nueva hay un abrevadero. —Esta noticia nada tiene de particu¬
lar.
—Detrás del abrevadero hay una ace¬ quia.
—Esta tampoco.
, ^r-Dicha acequia está descubierta.
—Esta, ménos aún. —En ella echa la basura quien quiere y cuando le dá la gana. —«Esto ya es otra cosa.
—Dicha basura huele é incomoda al vecindario.
—Eso ya es mas grave.
—Y el vecindario se queja amarga¬
mente. —Lo hace con razón.
—Lúego ese abuso no deberia tole¬
rarse.
Quien lo tolera comete un abuso ma¬
yor.
Hasta aquí pudimos oir. La pareja que sostenía el antedicho diálogo fué aleján¬ dose y su voz debilitándose hasta hacerse ininteligibles las palabras.
Suponemos que los que hayan leido el folletín de El Palmesano correspondiente al miércoles 16 del actual, habrán com¬ prendido les juega una bromita su autor en lo que trata del simulacro en nuestro puerto de la victoria del 11 de Mayo de
1561.
Por si acaso lo han creído formal les avisamos.
Hemos recibido el núm. 70 de El Siglo, órgano de los Grandes Almacenes del

mismo nombre, que contiene el siguiente
sumario: TEXTO: Advertencias.—Suscrición.—Con
retraso, por Luis Taboada.—El que paga des¬ cansa, por Vital Aza.—Compromiso, por Sinesio Delgado.—El teatro por dentro, por Eduar¬ do de Lustonó.—¡Que bajol... por Eduardo Bustillo.—Suicidio por amor... á las confeccio¬ nes, por S. O. Elidan.—¡Gloria al trabajo! por José Jackson Veyan.—Picadillo, por Sinesio Delgado.—La mort del rey En Pere. por Fe¬ derico Soler (Pitarra).—Modas, por N.—Un poco de todo.—Correspondencia particular.— Última hora.—Sección de anuncios.
,
GRABADOS: Figurines, por Eusebio Pla¬ nas.—Actualidades, por José Luis Pellicer.
CORRESPONDENCIA PARTICULAR DIL SÓLLER.
Cifuentes 22 Agosto de 1885.
Sr. Director del Sóller.
Muy Sr. mió: Dos impresiones, alegre la una y triste la otra, hemos recibido desde mi última, que le dirigí particularmente.
La llegada del Sóller nos sorprendió agradable¬ mente. Léjos, muy léjos de ese poético valle en que nacimos y del cual tenemos grabados en nuestros co¬ razones, con caracteres indelebles, tan gratos recuer¬ dos de nuestra primera edad, ahelamos únicamente que nuestros padres, que un amigo querido nos faci¬ lite noticias, nos cuente algo que haga mas llevadera nuestra ausencia, algo que dulcifique la cruel nostal¬ gia que destroza nuestros corazones. Por esto al vi¬ sitarnos el Sóller con su primer número, oprimióse nuestro pecho, y la emoción que esperimentamos hizo
asomarla nuestros ojos una lágrima, único tributo de la gratitud que sentimos por quien, despreciando mezquinas preocupaciones, ha sabido elevarse en
alas de su amor pátrio, á las encumbradas regiones de la inmortalidad. Si, V., señor Director, ha instala¬ do en nuestra pátria una imprenta, él elemento civi¬ lizador de los pueblos, y, no satisfecho con ello, dirije un periódico defensor de los intereses materia¬ les de la misma; fuerza es que, cuantos nos enorgu¬ llecemos de llamarnos hijos de Sóller, felicitemos cordialmente á V., como fuerza es que el pueblo todo agradecido sepa premiar sus afanes y desvelos para hacerle grande.
La otra impresión, la triste que he citado al prin¬ cipio, es la que nos ha comunicado el telégrafo; la usurpación de las Carolinas por el imperio Alemán. Esta noticia, unida á las detalladas que todos los correos llegan acerca de los estragos producidos por el terrible huésped del Ganges en nuestra península, lia venido á aumentar los dolores, que, como espa¬ ñoles leales á su pátria, sentimos al ver á ésta des¬ graciada. Los terremotos primero, el cólera después y Ultimamente la usurpación de las Carolinas, ape¬ nas cicatrizada la herida que nos produjeron las inundaciones, son pruebas evidentes de la desgracia á que aludo, desgracia todavía mayor el dia que, co¬ mo consecuencia de tantos males, estienda la miseria
su negro manto sobre nosotros. El diccionario universal hablando de las islas que
en la actualidad son el punto al cual se dirigen todas las miradas, dice, que fueron descubiertas en 1686 por Francisco Lazcano, á lo ménos una de ellas á la cual dió el nombre de Carolina en honor del rey de España Cárlos II, y que los españoles tomaron po¬ sesión del archipiélago y enviaron algunos misione¬ ros. Luego son españolas dichas islas, y he aquí ex¬ plicado el porque produjo en esta tan viva sensación la noticia de que Alemania se ha oía apoderado de una de ellas- Aunque apartados de nuestros pátrios lares, corre por nuestras venas sangre española y no podemos ver, resignados, pisoteado nuestro her¬ moso pabellón de grana y oro.

Prefiero no hablarle en esta carta del estado de
los negocios en esta isla. Bastará decirle que es las¬ timoso y vá empeorando cada dia mas, tanto, que no sé por este camino donde iremos á parar. El robo, el pillaje, el asesinato etc., he aquí de que estamos
rodeados. ¡Triste situación la de estos isleños!.... ¡Ojalá se compadezca de nosotros una mano bienhe¬ chora, y ponga remedio á tantos males que nos afli¬ gen y á tantos otros que nos amenazan!
Con el temor de haber abusado de la amabilidad
de V. y de los lectores del Sóller, se despide esta vez su S. S. Q. B. S. M.
El Corresponsal.

CULTOS SAPEADOS.

Hoy día 19.

En la iglesia de San Francisco se cantarán, al
anochecer, solemnes completas en preparación de la
fiesta de Nuestra Señora de los Dolores.

Día 20.

En la iglesia de San Francisco, á las 9 y media

de la mañana, nona solemne, y acto continuo la

misa mayor con exposición del Santísimo Sacra¬

mento, en cuyo ofertorio predicará D. Antonio Ca-

paró Pbro. A las cuatro y tres cuartos de la tarde

se concluirá el setenario predicando el mencionado

orador.

r

Día 24.

En la Parroquia, por la mañana á la hora de cos¬ tumbre y al tiempo de una misa rezada, el ejercicio
mensual de San Bartolomé.

MOVIMIENTO DE POBLACIÓN-
NACIMIENTOS.
Día 11.—Un varón.
» 12.—Un varón y una hembra.
» 14.—Una hembra. » 16.—Una hembra.
DEFUNCIONES.
Día 11.—María Ferrer y Oliver, de 82 años de
edad.
Día 13.—María Morell y Alcover, de 18. » 14.—María Martí y Martí, de 13 meses. » 14.—Juana María Viceus y Arbona, de 73
años.
Día 18.—María Colom y Planas, de 6 años.
MOVIMIENTO DEL PUERTO.
EMBARCACIONES FONDEADAS.
Ninguna. EMBARCACIONES DESPACHADAS.
Día 13.
Para Palma laúd Pleta, de 13 ton., pat. Gabriel Roselló, con 5 mar. y lastre.
Para Pollensa jabeque Corazón de Jesús, de 42 to¬ neladas, cap. D. Salvador Colom, con 6 mar. y lastre. " Para Santa Pola laúd San José, de 28 ton., capi¬ tán D. José Oliver, con 6 mar. y carbón.

Nota de las reses sacrificadas en el matade¬

ro de esta villa durante la primera quincena

del mes actual.

Recaudado.

Numero.

Ptas. Cts.

Vacunas.

V:' • J • > V V\\ ' • \\ * 'J. \\ *, \\ \\\\ .V

Cabrías.

Cabras . . .

3

Lanares.

Ovejas . . .

62

Carneros . . .

83

■ Í-/Í

Borregos . .

36

1‘50
3 roo 41’50 18’00

Total. . .

184

92'QO

Sóller 15 de Setiembre de 1885-—El Ins*

pector, A. Ballester.

BAILE DE BOLEBOS.
Gran función para mañana domingo 20, á las 4 de la tarde, en el ex-convento de esta villa.
ENTRADA GENERAL 1 Real.

4

SÓLLER.

Impresiones y encuadernaeiones de todas clases: económicas y de
lujo. Artículos de escritorio y menaje para las escuelas de primera ense¬
ñanza.
Grande y variado surtido de flores artificiales y objetos para hacerlas. Cerillas y papeles de fumar de varias marcas. Naipes de diferentes clases.
Calle de San Bartolomé núm. 17.

HIERRO TORRENS.

DE
MIGUEL MUNTAYER Y MAS
OtMQm* 138, PALMA.

En este estableámento, montado con los

aparatos más modernos, se construyen y com¬

ponen con la mayor solidéz, gusto y economía,

los siguientes objetos:

.;

Bombas, grifos, válvulas de tonel para vinos y

cerraduras de estante.

También se colocan con esmero cañerías

para gas y agua, como igualmente se constru¬ yen toda dase de objetos para carruajes y todo lo demás perteneciente á dicha ramo.

OBRAS DE Lililí FBI

Historia dé Sóller en sus relaciones con la

geiieral de Mallorca.

Memoria sobre el algarrobo y su cultivo en

Mallorca, con adiciones y notas de I). Pedro

Éstelrich.

Al JJAIS

Se hallan en venta en la imprenta y taller de encuadernaciones de Juan Marqués, calle de San Bartolomé, 17.

(GOTAS (MENEADAS DE JilERRO TORRENS.)
Recomendado eficazmente contra la ane¬ mia, clorosis, debilidad, empobreñmiento de la sangre, falta de apetito, etc., etc.
DEPÓSITO GENERAL
Farmacia ¡ai íator.-Plaza íe la Constitución-SÓLLER.
ZAPATERÍA
DE
Premiado en la Exposición de París de 1878, en la de las Ferias y Fiestas populares de Palma de 1881 y en la XII general
de Burdeos de 1882..
Se confecciona calzado de todas clases á la :medida para caballeros, señoras y niños.
Para pies, imperfectos y para el comercio
dé América. ¡
Materiales de las mejores fábricas tanto
nacionales como extrangeras.
Prontitud, elegancia y economía. Calle de Bauza núm. 13.-SÓLLER.

PRECIOS DE FÁBRICA. FMA1€I§€0 ©MTICJA.
ISrossa BTy Sfh-Palma.
Tan convencidos estamos que ningún papd puede igualar á nuestro papel blanco de fabrica¬ ción especial que llamamos PAPEL ROCA marcas Violon y Dos Cuartos, que para distin¬ guirlo de todos los papeles y dificultar á los.fal¬ sificadores hemos hecho crecidos gastos para im¬
primir mecánicamente en cada hoja dé papel
para el cigarrillo nuestro nombre ROCA que se
lee al trasparente.
yOjo pues fumadores! no dejarse engañar!
Casa M-Loiijáa, ¡jl-Pak
SÓLLER,-Imprenta de Juan Marqués.