PRECIOS DE SUSCRIPCION.
PRECIOS DE SUSCRIPCION.
En América . . 2;oo Pías. » Francia. . . Ojo » » España. . . roo »

Juéves 24 Julio de 1884.

PUNTOS DE SUSCRIPCION.
EN SOLLER:
D. Vicente Vicens (cartero.)
EN PALMA:
Librería, Constitución 90.

lili. 19.

SUMARIO.—Correspondencia, por Espinilla.—Pedro el Cesado ó un Sabio sin estuiio3, por Salvaje.-—-Crónica local. —Carta de Madrid, por Alí.—Goethe, por Filemon — Poesía, por S.—Párrafos de política extranjera.— Miscelánea.—Movimiento del puerto de Sóller—Anun¬
cios.
CORRESPONDENCIA.
Palma 23 Julio do 1884.
Siento Si*. Director que so haya V. acordado
de mí en noche de truenos.
Quizás haya V. pensado para precaver á los lec¬
tores del Semanario en el conocido axioma Símilia
simílibas cui'ánlur, y contra el cólera morbo piensa suministrar á sus abonados la peste de mis cuar¬
tillas.
No agradezco á V. el encargo, pero lo acepto por filantropía.
* s •»
Tenemos pendiente sobre nuestra cabeza la espa¬ da de Damocles. Los que somos moros de paz y no llevamos otras armas que el sable de Bernardo y
la carabina de Ambrosio, estamos, y con razón,
consternados.
Pensar que aquí se habla de otra cosa que del
colera es irse por ios ceños de Úbeda. Siempre el
estómago lia sido la viscera que más ha preocupado á la humanidad, y ai ser atacada por los microbios, nos parecen pocas las medidas que se adoptan para precavernos del mal.
Lo grave del caso es, según un sabio doctor, que el microbio no llega al estómago por las vías ordina¬ rias, sino que se introduce las más de las veces por la puerta del corral.
¡Mire V. que deshonestidad!
# **

Lo único consolador es que el cólera no va á ninguna parte si no le llevan.
Por lo cual recomiendo á este vecindario el esta¬
blecimiento de las calderas de Pedro Botero á la en¬
trada del Puerto y en el Culi, y allí ármese con un tridente al mozo de la sanidad para que remueva los bártulos como se remueven las túrdigas en caldera de matanza; sean purgados los pasajeros con la sai de higuera ó raíz de granado; examíneseles deteni¬ damente la cara por persona de buen gusto, y si presentan otras líneas que no sean las de la correc¬ ción griega ó las que revelan la salud flamenca, dí¬ gaseles como el centurión de El zapatero y el rey
á 1). Pedro de Castilla.
— ¡Atrás! de aquí no podéis pasar.
U;
tt ‘ *
Hace algunos días encontré á un amigo mío, muy medroso.
El calor era sofocante, y me pareció conveniente distraer sus cabilosidades con una pregunta indife¬
rente.
—¿Has empezado los baños? Pero él fijo en su idea tenaz, me contestó: — ¡Estamos frescos!
* ■3?
Sabido es que los alimentos contribuyen no poco
al desarrollo del cólera.
Esto me da pié para una hipótesis etimológica que someto á las academias de esa villa.
En el año llegó al Ganges una expedición de españoles con objeto de rascarse Ja barriga al sol, y descubrir el árbol de la ciencia del bien y del mal, que según se deduce de la Escritura debe estar por aquellas latitudes.
La enfermedad allí endémica hizo tal destrozo
entre los expedicionarios que únicamente dos se sal¬ varon y regresaron á España, contando el terrible extrago que en sus compañeros habían producido los que suponían cólicos.

2

3BMANARI0 1R RGLLER.

—El día que comíamos brevas, era sabido, dos ó tres iban á la hoja.
—No, hombre, replicó aquí el otro expedicio¬ nario salvo; lo que les produjo la muerte fué la col.
—Acuérdate que Adan murió por haber comido la breva de la higuera que buscábamos.
—Qué breva ni qué breva, la col. —-Brevas y muy brevas.
—Gól era.
El col era corrió el mundo, después de no haber
quien apease á uno de los contendientes de que sus malogrados compañeros habían muerto de indiges¬
tiones de col.
Un doctor alemán descubrió algunos años mas tarde en las orillas del Ganges unos montículos de
excrementos humanos, que analizados debidamente resultaron contener los residuos de la digestión de la col; y como el sabio doctor conocía seguramente la disputa de los dos expedicionarios, volvió por los fueros de la verdad, bautizando la peste del Ganges con la frase sacramental cól-era de aquel español,
que seguramente sería aragonés.

*

~

Hoy los sabios nos dicen que la causa del cólera son unos pequeñísimos insectos llamados microbios.
¡ Que barbaridad! Microbio en griego quiere decir pequeñas vi¬ das, y mal puede llamarse así una enfermedad que
causa tantas muertes.
Aro me aferro á la del aragonés.
—Cól-era.

Espinilla..

PEDRO EL SESUDO
ó
UN SABIO SIN ESTUDIOS
XIII.
Eajo el nombre de Fomento, cada socio ins¬ crito en esta sección pagaria treinta reales mensuales, gozaria de todas las utilidades asignadas á los socios de la sección primera, ó sea La Fraternal, y ademas tendría derecho á disfrutar proporcionalmente á sus desembolsos ve¬
rificados de todos los beneficios inherentes á la ín¬
dole de esta sección, cuyo primordial objeto seria la adquisición de terrenos propios para edificar, la adquisición de materiales, la misma edificación de casas y calles para vender, arrendar, etc.
El objeto de la primera sección es poner al obrero fuera del alcance de la miseria que le cau¬ san las enfermedades; esta sección es de conve¬ niencia general á todos los obreros sin distinción de clases: el cumplimiento en el pago de sus costas
mensuales es accesible á todas las condicciones so¬
ciales por humildes que estas sean; y sus utilidades son tan evidentes, que creería dar un insulto á vues¬ tra perspicacia, si me detuviera á enumerarlas.
Tres objetos igualmente importantes me propon¬ go en la segunda sección.

Primero: Asegurar un modesto descanso al tra¬
bajador sexagenario, ya que con su exiguo jornal, por económico que fuese, no podria llegar á reunir suficiente capital para vivir de sus intereses, al paso que, por medio de este sección, con una ligera eco¬ nomía (la de un real diario) se asegura una pensión
vitalicia tan importante como su jornal (ocho reales diarios), con cuya pensión pasa tranquilos sus últi¬ mos dias, sin servir de pesada carga á ingratos hi¬
jos que muchas veces á esta edad lo abandonan. Y cual es el trabajador que con un poco de
buena voluntad no puede economizar veinte y cuatro reales al mes? ¿No los gasta acaso en humo de tabaco, del que ningún provecho puede esperar?
Y segundo: Infundir en la conducta del obrero hábitos de previsora economía, con los cuales au¬ mentando su dignidad personal, se aleja con asco
de esos viles esplotadores que propasándole cuatro venenosos,brebajes con el nombre de vino, aguar¬ diente, ron y caña, le arrebatan, juntamente con la salud y con sus escasas economías, el mas precioso
distintivo del hombre, la razón.
Y tercero: Desterrar del corazón del obrero pre¬
visor aquellos á la par, tan tristes como frecuentes ratos de melancolía que le inspira ia idea de su lú¬
gubre porvenir.
En objeto no me negareis amigos tertulianos, el que no sea tristísima la situación del obrero, cuyo mermado jornal apenas le basta para procurar á su haraposa familia la mas frugal comida, si considera que, detrás de una juventud extenuada entre escasos recursos y sobrados sudores, le espera una vejez llena de tanta soledad que, comparada con ella la. del sepulcro, le parecerá esta mil veces preferible, ya que se halla, al menos, exenta de necesidades.
Esta sección está muy indicada á todos aquellos obreros que no puedan tener la esperanza de estable¬ cerse por su cuenta, no quedándoles mas perspectiva que sostenerse toda su vida con el salario de un mezquino jornal.
El objeto de la tercera sección (la del Fomento), es buscar en ¡os propios recursos del obrero los medios de conducirlo á cierto estado de holgura é
independencia, á que en vano aspiraria fuera de asociación; introducir en nuestra inerte ciudad el
movimiento y la animación hacia todas aquellas me¬ joras de que se crea susceptible, y poner en produc¬ tiva circulación los capitales que de otra suerte que¬ darían inútiles en ápáticas manos.
De los treinta reales mensuales qne pagaria cada asociado á esta sección, los seis ingresarían á la caja de La Fraternal para los fines expuestos al hablar
de dicha sección.
Los capitales formados por la acumulación de los otros veinticuatro reales restantes que pagaria cada asociado á esta sección, serian empleabos en la ad¬
quisición de terrenos para edificar, acopio de mate¬ riales de construcción de casas para alquilar y ven¬ der, aquellos tiempos del año en que escasea el
trabajo. Las rentas que produjeran las casas alqui¬ ladas, y los capitales de las casas vendidas se acu¬ mularían al capital social por décadas; y al final de cada década, baria liquidación general, y cada socio tendría derecho á retirar los beneficios en disposición

SEMANARIO DE SOLLER.

3

de repartirse, ó dejarlos por otra década en el capi¬
tal social.
Si esta sección fuera bien comprendida veríais, amigos tertulianos, cambiado en pocos años el as¬ pecto de esta ciudad, que adquiriria luego hermosos
barrios en su ensanche, atraería una línea férrea
que nos pondria en rápida comunicación con esa famosa Barcelona, orgullo de Cataluña, y veríais á la mayoría de los asociados á esta sección converti¬ dos de pobres jornaleros en otros tantos individuos de la poderosa clase media, por haber centuplicado
sus economías.
Esta sección está muy indicada á los albañiles, carpinteros, cerrajeros, canteros, ladrilleros, teje¬ ros, etc. y no excluiría á ninguno que quisiera em¬ plear en ella los capitales que tuviera á bien, fuera cual fuera su oficio, profesión y posición social.
Salvaje.

die el modo de que pronto sea un hecho lo que todos anhelamos, y ha de ser un poderoso elemento de vida y un gérmen de riqueza.
El puerto de Andraitx ha sido declarado de in¬ teres general de segundo orden, mejora que redun¬ da en beneficio de la isla y en particular de aquella laboriosa y comercial población.
Enviamos á los hijos de Andraitx entusiasta fe¬ licitación, pues nuestras miras no tienen el limitado horizonte de Soller, sino el de nuestra provincia en general.
Tampoco en esta ocasión debemos descuidar á nuestros dignos representantes en el Senado y Con¬ greso, entre los cuales figura nuestro particular amigo, hijo adoptivo de esta localidad D. José
Cotoner.

Cróxxica, Local.
El Ayuntamiento en sesión del dia 21 ha acor¬ dado, hacer un reparto, dividiendo las clases de este pueblo en siete categorías, con el fin de allegar recur¬ sos con que atender á los gastos extraordinarios que ocasionan las medidas preventivas contra la invasión colérica, gastos para los cuales no hay ninguna can¬ tidad consignada en el presupuesto ordinario.
Considerando que tres mil pesetas es suficiente cantidad para atenderá los citados gastos, la cantidad que deberán pagar los contribuyentes serán las compreniidas entre 4 pesetas y 0‘50 pesetas.
Este reparto es voluntario. El haber designado las cuotas el Ayuntamiento es para completar la total
cantidad. En las actuales circunstancias todos estamos obli¬
gados á defendernos, no reparando en los gastos que
se ocasionan.
Ha sido habilitado el piso de la calle de Canals, que se hallaba en muy mal estado. Siga el Ayunta¬ miento dedicando alguna cantidad á obras tan útiles de embelleciminto y ornato público, seguro merecerá las unánimes simpatías del vecindario, del cual debe considerarse genuino representante.
A fuer de cansados comprendemos la utilidad que reportaria á Soller instalar una estación tele¬
gráfica.
No sabemos que se haya acordado nada por nues¬ tro digno Ayuntamiento, pues ignoramos si son cier¬ tas las noticias de que en el Suplemento del número 18 nos hicimos eco, pues á serlo y creyéndonos en este caso intérpretes de la opinión unánime de este vecindario, suplicamos á tan digna corporación estu¬

Sabemos que para el caso desgraciado de que el cólera invadiera esta localidad, el Ayuntamiento cuenta con un crédito de 30.000 pesetas, que le facilitarán las sucursales del «Crédito» y «Cambio» establecidas en esta localidad, con la garantía de la firma de los principales contribuyentes.
Nuestras autoridades y la Junta de Sanidad si¬ guen demostrando gran interes en todo aquello que se relaciona con la salud del pueblo.
Mucho se escribe hoy sobre el cólera, que causa
innumerables víctimas en el mediodía de la vecina
nación; no comprendiendo el como se ha pasado tan¬ tísimo tiempo sin que una comisión científica pase á estudiar á las orillas del Ganges, donde habita de continuo tan terrible plaga, y conocidas las causas y sabiendo á que atenerse nos hubieran librado del pánico y de las víctimas que hasta hoy lleva cau¬
sadas.
Un reputado médico español Sr. Fernandez Ba¬
llesteros, se halla en Francia, el cual por cuenta
propia trata de estudiar las causas y efectos en el
terreno de la invasión.
Fundándose dicho Sr. Fernandez Ballesteros en
los estudios de las diferentes comisiones que estu¬
diaron el año pasado en Egipto la epidemia, dice que no existe duda que la causa del cólera es un enve¬ nenamiento parásito y que por lo tanto debe tratár¬ sele por el sulfuro de calcio.
«Este medicamento destruye los microbios, de¬ sembaraza el organismo de ellos y excita y anima al mismo tiempo las circulaciones hepáticas y pulmo¬ nares, neutraliza la acción del parásito en la sangre, y hace menos nocivo su contacto con el sistema; nervioso y las vias digestivas.»

4

SEMANARIO DE SOLDE R.

El tratamiento que deben adoptar es el siguiente: «Medicamentos deferrecentes para atacar la fie¬ bre asotina y digilitativa), aprobada para la sed abrasadoaa; la estricnina y el Sedlitz Chanlrand
para facilitar la oxigenación de los glóbulos sanguí¬
neos y la eliminación del veneno parásito.»
Aunque no dudamos de los argumentos cientí¬ ficos en que apoya el Sr. Fernandez su plan curativo, se nos hace difícil el creer que reconociendo el cólera
causas tan sencillas, haya llenado á Europa tantas veces de luto y desolación, ante la Medicina que le miraba estupefacta y cruzada de brazos.
Ojala la. experiencia demuestre que es eficaz uno los tratamientos que basta hoy se llevan expuestos.
C-A.IR'X’-A..
Sr. Director del Semanario de Soller:
Madrid 14 de Julio de 1884.-
Muy Sr. mió y apreciable director: Una larga ausencia de la villa del oso y del madroño ha sido la única causa de mi largo silencio, y aunque poco interesan mis epístolas vuelvo á reanudarlas con el fin de que los lectores si nada bueno ven en ellas, aprecien mi buena voluntad para enterarles de lo
que por aquí ocurre. Vivimos en una fragua. El mes de Julio es con
nosotros muy poco tolerante, y hasta me atrevo á calificarle de cruel, pues nos quita uno de nuestros mas sagrados derechos, respirar algun oxígeno para dar vida á nuestro organismo. Jamás nos habia pa¬
recido sentir tantos calores como en la estación pre¬
sente, apesar que cuando las molestias pasan á la
historia, no es difícil olvidarlas.
Júpiter el fatídico planeta, es el protector del mes que atravesamos, y su pésimo talante nos con¬ dena á practicar el aprendizaje, á los que el dia del Juicio Final nos destine por morada la mansión de Satanás. Algo se gana siempre.
La política con los signos de tan elevada tempe¬ ratura, las sesiones en las cámaras languidecen des¬ pués de pronunciar todos los prohombres de las di¬ versas fracciones políticas, descollando entre tanta riqueza de fraseología y dialéctica, la palabra del eminentísimo tribuno Sr. Castelar, gloria de la patria y honra del Cuerpo colegislador que le admite en su seno, al cual le envían sus amigos.
El cólera morbo que apareció en Tolon y causa ya gran número de víctimas en Marsella, ocupa la atención de todos y es el tema de las conversaciones.
¿Quién no se preocupa ante la posibilidad de que nos visite esa terrible plaga que mora habitual mente en las márgenes del Ganges? ¿Quién al recordar sus periódicas excursiones por Europa, no tiene que de¬ plorar la pérdida de algun ser querido?
Las autoridades y la Dirección de Sanidad en el presente caso merecen de todos entusiastas pláce¬ mes, pues comprendiendo sus compromisos para con sus conciudadanos, toman y han tomado grandes

precauciones para impedir España sea víctima de la invasión colérica, cosa creemos muy posible, pues la ciencia nos dice que solo por el contagio se propaga,
y la experiencia lo prueba en la generalidad de los

casos.

Cálmese pues la alarma que por doquier se di¬

funde, y confiemos en las autoridades que han de

evitar hasta donde llega el poder humano llegue á

nosotros tan terrible plaga.

Los teatros se habrían á la estación que atrave¬

samos. El Retiro es el espectáculo que hoy priva.

Agua y Cuernos revista de ¡os Sres. Pizá y Burgos

y música de Chucea Tralvendu consiguió el objeto

que se proponían los autores, exitar la hilaridad con

su letra picante y graciosa, adornada de una música

popular y juguetona.

La compañía que actua es

de verano.

Madrid este año se ve mas animado, á causa de

que el cólera impide visitar las playas francesas que

baña el Mediterráneo, playas predilectas de nuestra

sociedad para rendir un injusto tributo á la moda,

pues sin que sea vanidad nacional, en España abun¬

dan los puntos donde la naturaleza prodigó sus be¬

llezas y encantos para la moda. Visitar los bellos

pueblos que baña el Cantábrico, las poéticas campi¬

ñas de la fértil Galicia, las azuladas aguas de Cádiz,

ó algun oscuro rincón de nuestras encantadoras

islas, seria el colmo de los cursis, ademas hay que

proteger d nuestros vecinos, en España todo nos

sobra.

¡Olí vanidad, vanidad, cuando dejarás de alber¬
garte en el corazón humano!
La corte ha salido para la Granja, aquel deli¬ cioso retiro será este año punto en donde se reunirá
gran parte de la aristocracia que anualmente aban¬ dona Madrid en la estación veraniega.
Un voraz incendio ha consumido sin piedad gran número de gloriosos recuerdos que cual preciosos trofeos se guarda lian en la R.eal Armería.
Bajo aquel techo vivia el recuerdo de una legión
de héroes, caballeros cubiertos con sus armaduras,

espada en mano los unos, lanza en ristre los otros.
Las armaduras del marques de Pescara, la de Garcilaso de la Vega, la del Marqués de Santa Cruz, las espadas de Felipe II, la del Conde Duque de Olivares, la de González de Córdoba, la silla de

campo de Cárlos V, una rodela de Francisco I
infinitas banderas que sintetizan nuestras glorias
patrias cubrían y adornaban tantos recuerdos. El Juzgado de Palacio instruye la correspon¬
diente sumaria. Las causas quedarán como casi en la
generalidad de estos casos de todos ignoradas. Los objetos que hasta ahora he podido indagar
se habían salvado del voraz elemento son: la espada del Gran Capitán, la coraza y el casco de I). Juan de Austria, la de Cárlos V, la bandera de Lepanto y la corona de Guamazar.
Terminaré por hoy mi epístola manifestándole
que el ilustre publicista I). Pedro F. de Alarcon, tiene en prensa una nueva obra titulada Mas viajes
por España, obra que como todas las del autor del. Escancíalo y El Niño de la Bola vendrá á enrique¬ cer el catálogo de la literatura patria.
Alí,

SEMANARIO DE SOLLER.

o

GOETHE.
ALGO. DE SU VIDA Y SU LITERATURA.
II.
n nuestro anterior artículo decíamos que
Goethe no había seguido las huellas de sus predecesores en el campo de la literatura,
no obstante muchos críticos le han atribuido
el haber plagiado en su Fausto, al Mágico prodigioso una de las mas brillantes crea-
ciónes del autor de la Vida es Sueño.
Nada menos cierto que suponer al céle¬ bre poeta aloman plagiario del gran Calderón; cier¬ to es que el Mágico proíijioso y el Fausto, tienen gran parecido si se miran bajo la impresión que causa una lectura ó nna audición que si con mas de¬ tenimiento se trata de investigar el fondo y la índole de ambas concepciones, se ve de un modo evidente la diferencia que existe en la idea que los autores per¬ sonifican en los personages; en el Mágico impera sin dar lugar á dudas el misticismo cristiano, y de¬ muestra que el que en su corazón alberga fé, se salva aun de las males artes del espíritu del mal; en el Fausto impera á su vez el panteísmo; el doctor re¬ presenta la amarga duda, experimenta la sociedad (por él representada), que corre en pos de los place¬ res, no consiguiendo el logro, de verlos realizados, pues sus ilusiones se marchitan al tocarlas con la prosáica mano de la realidad, probándose que solo en el Todo infinito puede lograrse la saciedad de los placeres que su espíritu anhela.
Ahora bien, expresada nuestra opinión en las di¬ ferencias que existen entre el Mágico y el Fausto, diremos que muchos de los elementos de que se sir¬
ven ambos autores son á sus creaciones comunes,
dando esto lugar á que unos hayan dicho que ó bien psicológicos, bien legendarios, Goethe y Calderón habían trabajado sobre unos mismos datos.
Era propio de la Edad Media y aun del mundo antiguo el pacto con el demonio, no siendo esclusivo solamente del catolicismo, contribuyendo en gran parte á estender esta idea, la ignorancia que se tenia de la naturaleza, hasta el punto de ser calificados de taumaturgo ó echicero todo aquel que de una manera racional esplicaba los fenómenos de la naturaleza, arraigándose pues en aquella sociedad el pacto con el demonio, el cual á cambio del alma podia conce¬ der el amor, el poder ó lo que mas ambicionaba el
contratante.
Ideas tan peregrinas dieron abundante materia para escribirse muchas leyendas, todas concebidas bajo las bases mismas aunque en el fondo con dis¬
tinto fin.
Aunque Calderón al escribir el Mágico prodi¬ gioso, debía ó podia por lo menos conocer la leyen¬ da del doctor Fausto llevada á la escena por Marlovve y no extraña á la leyenda que pudo verse la monja Roswitha, no puede ser conceptuado como un pla¬ giario del inspirado Goethe. Las dos obras son in¬ mortales por el elemento dramático que á ambas es común, y aunque el fondo de nueva teología y me¬ tafísica el otro, el drama que conmueve y llega al alma es imperecedero.

Si analizáramos uno á uno los personajes de el Mágico y del Fausto, nos darían gran número de
argumentos que corroborarían lo que llevamos di¬ cho. Cipriano corre en pos de ilusiones irrealizables,
pero en su manera de ser aunque no sea completa¬ mente, reside en él gran cantidad de fé, de la cual carece el cínico, burlón y ecléctico Fausto, figura identificada con su autor, panteista entusiasta.
El Satanás y el Mefistófeles son aunque algo de común tengan, es decir muy poco á decir verdad. Para cumplir con la leyenda, royiste la imaginación
de Goethe á su Mefistófeles del demonio del cristia¬
nismo aunque nada tenga de ángel caído. Fausto y Cipriano entregan su alma al demonio
para gozar el placer del amor; pero existe palma¬ ria diferencia entre ambos, pues miéntras Cipriano solo ambiciona poseer á Justina, Fausto se hastia y busca siempre algo que no puede concedérselo el espíritu del mal, la plenitud de la vida. Cipriano ve
en el amor la eterna dicha. Fausto" le atormentan
vagos deseos y no ve en el amor mas que una de las fases de la vida. Fácil es comprender pues las diferencias que entre ambas obras existen.
\_ Margarita y Justina son creaciones ambas gran¬ des y hermosas, pero no iguales como por muchos
se ha dicho.
La heroína del poema de Goethe es la síntesis de las mugeres reales; se entrega en brazos de la
pasión que se había desarrollado en su alma, y es tan angelical que manchado su cuerpo, su alma es virginal y pura.
Margarita es la figura mas acabada que ha crea¬ do la fantasía del poeta. Su dulzura é inocencia ins¬
pira simpatía, sus dolores profunda lástima, y su muerte es dramática y bella.
Justina es la muger del misticismo cristiano, siente ardiente pasión y austera virtud, el arrebato de la muger y la severidad del cristianismo. La lu¬ cha que entabla Calderón entre la voluptuosidad y el deber de la muger creyente, es grandiosa y de
mucho interes dramático.
Justina y Cipriano se unen en el cielo, debiendo este á aquella su salvación, y Margarita no deja de tener parte en la salvación de Fausto.
No queremos continuar estas dilatadas conside¬ raciones, en las cuales hemos probado que escritas
las dos obras sobre bases comunes, difieren en mu¬
cho si se estudian, diferencias nacidas del distinto
modo de pensar de sus respectivos autores, pues Calderón, cristiano antes que filósofo, se limita á demostrar la verdad de la divina gracia, moviéndose su obra en la esfera de la ortodoxia, miéntras que el alemán mas pensador que nuestro compatricio, de¬ sarrolla en su problema toda una sociedad saturada de pan teísmo.
Probado que Calderón y Goethe difieren en lo teológico y lo metafísico, son afines en lo poético, en lo dramático, su fin es el mismo aunque se siga opuesto camino, el amor purísimo y la fé salva á Fausto y Cipriano de Mefistófeles y Satanás, los cuales se unen á Margarita y Justina en las igno¬ radas regiones del cielo.
Filemon.
—

6

semanario de soller.

TUS OJOS Y TUS LABIOS.
Cuando á tú presencia llego
Mi corazón se conmueve;
Y tú palabra de nieve Y tú mirada de fuego, Dan á mi espíritu luego
Inerlidumbre fatal,
Pues con gozo y pena igual Observo y pienso también Que tus ojos me hacen bien
Y tus labios me hacen mal.
Y pues unos dan enojos Y otros disipan agravios
O mienten mucho tus labios
O mienten mucho tus ojos. Estos pintan los abrojos
Y hacen la senda atractiva,
Aquellos mi frente altiva Humillas y eres sultana Según unos mi tirana, Según otros mi cautiva.
Confundiría á los sabios
De aquella Grecia famosa
Esta lucha misteriosa
De tus ojos y tus labios. Empero tales resabios Propios de tu sexo son Y tengo la convicción Y la profunda certeza
Que no manda la cabeza
Donde manda el corazón.

Dicen que el viaje de Mr. Chidors tenia por obje¬ to buscar una fórmula con lo cual los gabinetes de París y Lóndres pudieran sin alterar las bases, arreglar los asuntos del Egipto, se añade que el pensamiento no ha dado resultados prácticos.
* **
En la Cámara Francesa se originó un animado debate con motivo de haber presentado Mr. Valla una proposición en la cual pedia que en obsequio á la Higiene que recomienda se impidan las grandes aglomeraciones de individuos, no debía celebrar este
año la fiesta nacional del 14 de Julio.
El Sr. Ministro de Comercio contestando á
Mr. Valla dice que el cólera está concentrado única¬ mente en dos poblaciones y augura no se estenderá mas por tomarse precauciones con los vi age ros que proceden de Marsella y Tolon, el gobierno dado lo anormal de las circunstancias que atraviesa la salud pública en Francia ha modificado la hora de la Re¬ vista añadiendo que deivas del temor del cólera se ocultan otros sentimientos. Las municipalidades dice, celebrarán la fiesta como tengan por consentimiento el gobierno les deja en completa libertad.
El Sr. Valla contesta al Ministro que ninguna intención envuelvan sus palabras estradas á la salud pública, pregunta si el Comité Higiénico ha sido
consultado sobre la conveniencia de celebrar la fiesta
del 14 de Julio y negándolo el Ministro lo invita á que se consulte.
Se da cuenta después de este incidente de varios
asuntos referentes al Tonkin.
MISCELÁNEA.

Dueña de las trenzas blondas
Y de radiantes pupilas, Cuyas miradas tranquilas Ahuyentan mis penas hondas, Es en vano que respondas A mí pasión con enojos, En vano tus labios rojos Me desdeñan con rigor Porque yo lo he leido \\amor\\ En el libro de tus ojos.
S.
*
PÁRRAFOS DE POLÍTICA ExTRANGERA.
En Lóndres ha sido objeto de grandes comen¬ tarios en los círculos políticos el viaje á París de
Mr. Chidors ministro de Hacienda verificado al mis¬
mo tiempo que Mr. Waddigton.

Diálago de última hora. Se encuentran un deudor y un acreedor. Vaya le dice el segundo al primero; para que veas si soy induljente. Me debes 20 duros ¿no es eso?
— Si.
—Pues bien: me olvido de la mitad de.la deuda.
Ya solo me debes diez.
—En ese caso, contesta el deudor, no quiero ser ménos generoso que tú. Yo me olvido de la otra
mitad.
Preguntado un día Pytliia por una de sus ami¬ gas, cuál de los colores le parecía mas hermoso, res¬ pondió con gran talento:
—El de la vergüenza.
Las pomposas palabras y los recónditos misterios de la política son como los prestigios de la fantas-

SEMANARIO DE SOLLER.

7

magoría, que sólo engañan á los espectadores can¬ dorosos. Puede aplicarse á muchos hombres políti¬ cos lo que Catón decía de los augures romanos: «No
pueden mirarse sin reir.»

MOVIMIENTO DEL PUERTO DE SÓLLER
DURANTE LA PRIMERA QUINCENA DEL MES DE JULIO.

Diógenes, viendo á uu niño ponerse colorado des¬

Embarcaciones entradas.

pués de una mala acción, le dio la enhorabuena di¬
ciendo:
—Buen ánimo, hijo, que veo en tu semblante el
color de la virtud.
El talento sin probidad es como el amor sin vir¬
tud. Todo lo trastorna y envenena.

Da Palma, en 2 clias laúd S. José, do 11 ton., patrón Pedro Juan Pujol, con 5 mar. y sillares.
De Valencia, en 3 dias laúd S. José, de 38 ton., patrón Juan Vicens, con 3 mar. y lastre.
De Palma, en 2 dias laúd Pleta, de 13 ton., patrón Salvador Covas, con 3 mar. y sillares.
De Gandía, en 2 dias laúd S. Bartolomé, de 3 3 ton.,
pat. Mateo Bauza, con 4 mar. y lastre. De Palma, en 2 dias laúd S. Buenaventura, de 10 ton.,

La moral no se impone á las naciones con las leyes. Se les infunde con el ejemplo.

pat. Evaristo Ferrer, con 3 mar. y sillares. De Jalma, en 2 dias laúd S. Lorenzo, de 11 ton., patrón
Antonio Balves, con 3 mar. y sillares.

De Palma, en 2 dias laúd S. Antonio, de 9 ton., patrón

Un pintor ponderaba, en casa de un literato, el Pedro Moner, con 5 mar. y sillares.

tipo árabe de una muchacha que había tomado por

De Mahon, en 2 dias jabeque Corazón de Jesús, de

modelo.

! 43 ton , pat. Antonio Arbona, con 6 mar., 3 pas. y efectos.

— ¿Puedes enviármela? — dijo el escritor. — ¿Estás loco?— exclamó asombrada la esposa

De Palma, en 2 dias laúd S. Buenaventura, de 10 ton., pat, Evaristo Ferrer, con 5 mar. y sillares.
De Palma, en 2 días laúd Pleta, de 13 ton., patrón

de este.

Salvador Covas, con 3 mar. y sillares.

No, mujer, sino que también escribo con modelo:

De Palma, en 2 dias laúd S. José, de 11 ton , patrón

soy naturalista.

Pedro Juan Pujol, con 5 mar. y sillares De Andraitx, en 1 dia laúd S. Antonro, de 26 ton.,

pat, Guillermo Ros, con 5 mar. y lastre.
Dos criadas se juntaron en la plazuela, y una de

ellas se lamentaba de que uo podia sisar como sus

compañeras.

—-Pero ¿ cómo das tú la cuenta; por cuartos ó por
reales?

Embarcaciones despachadas.

— Ni por una cosa ni por otra, mis amos todo lo
toman al fiado.
—Entonces son-ellos los que te sisan á ti.
Estando un labrador al fin de su vida, su mujer se puso de rodillas llorando á los pies de la cama, di¬ ciendo con la mayor aflicción:
—Señor mió Jesucristo, suplicóte que revoques esta sentencia dada contra mi pobre marido, y que se ejecute en mí. Muera yo y viva él, para que pueda dar carrera á mis hijos y poner en orden su casa.
El marido respondió. —Esfuérzate para conseguirlo de Dios, mujer mia, que conmigo conseguido lo tienes.
X. vé á su hermano que acaba de comprar una caja de( fósforos.
—¿Cuánto te ha costado?— le pregunta.
—Diez céntimos.
—Puede uno morirse dentro de cinco dias, por
consiguiente, con una de á perro chico, bastaba.

Para Palma, laúd S. José, de !l ton., pat. Pedro Juan Pujo1, con ó mar. y lastre.
Para Palma, laúd S. Buenaventura, de 10 ton , patrón Evaristo Ferrer, con 3 mar. y lastre.
Para Taluna, laúd S. Lorenzo, de 11 ton., pat. Antonio Balves, con 4 mar. y lastre.
Para Felanitx, laúd Pleta, di 13 ton., pat. Salvador Covas, con 3 mar. y madera de construcción.
Para Cette, laúd Constante, de 49 ton., pat. Cristóbal Vicens, con 1 mar., corteza de encina y limones.
Para Palma, laúd S. Antonio, de 9 ton , pat. Pedro ¡Ucner, con 3 mar. y lastre.
Para Palma, jabeque Corazón de Jesús, de 4o ton., pat. Antonio Arbona, con 5 mar. y efectos.
Para Palma, laúd S. Buenaventura, de 10 ton , patrón Evaristo Ferrer, con 5 mar. y lastre.
Para Pa^a, laúd Pleta, de 13 ton., pat. Salvador Covas, con 3 mar. y madera.
Para Palma, laúd S. José, de 12 ton., pat. Pedro Juan Pujol, con 5 mar. y lastre.
Para Cette, laúd Trinidad, de 18 ton., pat. Antonio Frontera, con 3 mar. y limones.
Para Sevilla laúd S. José, de 38 ton., pat. Juan Vicens,
con 4 mar. é yeso.

8

SEMANARIO DE SOL LEE.

S^CCIO^T DE ^^TTT^TCIOS.

FERRO-CARRILES DE MALLORCA.

CORREOS.

Servicio de trenes que regirá desde 10 de Marzo
de 1883 á 15 de Octubre de 1884.
De Palma á Manacor y La Puebla, á las 7‘45 mañana 245 y 4 tarde (mixto).
De Manacor á Palma y La Puebla, á las 3 (mixto) 7‘45 mañana y 545 farde.
De la Puebla á Palma á 8‘30 (mixto) 7‘40 mañana y
5‘40 tarde.
De la Puebla á Manacor 7‘40 mañana 2‘45 y 5 40 tarde.
Trenes periódicos.—•• i as ele mercado en Inca.—De Inca á Palma, á la 1‘30 tarde.
Palma 29 de .Febrero de 1881.—El Director General, Guillermo Moragues.

SALIDAS.
Domingo 8 mañana para Ibiza y Alicante. Lunes 4 tarde para Mahon. Martes 5 tarde para Barcelona. Mié: coles 4 tarde para Malion por Alcudia. Juéves 4 tarde para Valencia. Sábado 2 tarde para Barcelona por Alcudia.
ENTRADAS.
Lunes 7 mañana de A7alencia y 9 id. de Mahon por ¿Al¬
cudia.
Miércolee 3 tarde de Ibiza y Alicante. Juéves 9 mañana de Mahon y 12 id. de Barcelona por
Alcudia.
Sábado 7 mañana de Barcelona.

REVISTA SEMANAL DE LITERATURA, CIENCIAS Y PERIÒDIC > DE INTERES GENERAL Y LOCAL.
Esta revista se publica en la importante villa de SoHcr y cuenta con redactores y colaboradores conooidós en la república de las lelras.
PRECIO DE SUSCRIPCION.
En España 1 peseta al mes—francia 11 ii-ÉSa 2 ¡Hipo suelto 25 cts. de ¡i
PEDIDOS Y SUSCRIPCIONES. En Sóller, D. Vicente Vicens (cartero).—En Palma, Librería Constitución 90.

I IMPRENTA ÉSfÉi \\Q§iblzotecct Populocr^Á

If-'PrÉn este establecimiento, montado con loiifoAf

principales aparatos modernos, se hacen

ígpTODA CLASE DE IMPRESIONES fcgl

jASD

económicas y cic lujo

iRsgeon la mayor prontitud y baratura posible.2^1

»i§!i Tarjetas le visita, cartulina superior,flgl

® También se imprimen las de diferentes ta-S w maños é inscripciones, en cartulinas de 1 vi colores y dibujos, á precios módicos. 1
ISS'S^SSSSBSS'SSEBSHpSSHS’SVg

I

-Ú'-.í -V'-.y

-V ■/.• <C-:;

C53 t£P—

CÏ3 C»“gj

Ú NOVEDAD en esquelas mortuorias de a

f cartulina, tamaño octavilla, con embie- i

a mas y dibujos de varias clases, á 8 pts. a f el ioo, con sus correspondientes sobres. 1

f Las de á pliego dobladas, á 6 pts. el ioo. ^

¡¡UN NUEVO TRIUNFO!!
LAS 11ÁQU1N S SIN RIVAL PARA COS R DE IA
COMPAÑIA FABRIL SINGER

acaban de obtener en la Ext
posición de Amsterdam eD¡PLOMA DE HONOR, re¬ compensa la mas alta en este
memorable certamen.

NUEVOS MODELOS

Máquinas para toda clase de labores, así de la Familia como para los Indus¬ triales, con las pie¬ zas y accesorios
con espondientes

según anuncios anteriores. MÁQUINAS DE LANZADERA OSCILANTE

las mas perfeccionadas, finas y ligeras que se conocen.

CLD

2‘50 PESETAS SEMANALES

10 por 100 de rebaja al contado.

Piezas y accesorios de todas clases. - Hilos y torzales

de seda: aceite y agujas.

C3J3

Palma—4 Jaime II, 4—Palma

L MAC EN DE VINOS BLANCOS Y COMUNES
de Juan Mayol (Rata); establecido en la plaza del Arrabal, véndense á precios módicos.
AGUARDIENTE de Sta. María y ANISETE de Sóller, véndese á 8 y 10 rs. respetivamente en Can Pep Pollensí.

Imprentad; la Biblioteca Popular.—1884.