La cova des Pas de Vallgornera : 23 kilom�tros de desarrollo topografiado : Llucmajor, Mallorca
ENDINS, núm. 30. 2006. Mallorca
LA COVA DES PAS DE VALLGORNERA:
23 KILÓMETROS DE DESARROLLO TOPOGRAFIADO
(Llucmajor, Mallorca)
por Antoni MERINO 1, Antoni MULET 1 y Guiem MULET 1
Resum
Els recents descobriments de noves galeries i sales duts a terme por membres
del Grup Espeleològic Llubí, han motivat que la cova des Pas de Vallgornera, sigui en
aquests moments la de major recorregut de les Illes Balears, amb més de 23 quilò-
metres de galeries topografiades. Quan es va finalitzar la topografia de les Noves
Extensions en 1999, la cavitat tenia un recorregut total de 6.435 m (MERINO, 2000).
D’ençà de l’any 2004 i durant dos anys de treballs topogràfics i exploracions s’han
afegit 16.565 m més. La importància del descobriment no es basa únicament en l’ex-
tensió que està assolint la cova, sinó també en les troballes de nous espeleotemes,
restes fòssils, dipòsits de sorres quaternàries, noves morfologies de corrosió i fins i tot,
la possibilitat de que tot aquest conjunt de dades pugui donar lloc a noves teories evo-
lutives de les cavitats del Migjorn de Mallorca.
Resumen
Los recientes descubrimientos de nuevas galerías y salas llevados a cabo por
miembros del Grup Espeleològic de Llubí han propiciado que la Cova des Pas de Vall-
gornera sea en estos momentos la de mayor recorrido de las Illes Balears con más de
23 kilómetros de galerías topografiadas. Cuando se finalizó la topografía de las Noves
Extensions en 1999, la cavidad tenía un desarrollo total de 6.435 m (MERINO, 2000).
Desde el año 2004 y en dos años de trabajos de topografía y exploración se han
sumado 16.565 m más. La importancia del descubrimiento no se basa solamente en
la extensión que está adquiriendo la cueva, sino también en los hallazgos de nuevos
espeleotemas, restos fósiles, depósitos de arenas cuaternarias, nuevas morfologías
de corrosión e incluso la posibilidad de que todo este conjunto de datos pueda dar
lugar a nuevas teorías evolutivas de las cavidades del Migjorn mallorquín.
Abstract
The recent discovery of new galleries and chambers, by members from the Grup
Espeleològic de Llubí, has meant that Cova des Pas de Vallgornera is now the cave
with the greatest development in the Balearic Islands, with more than 23 km of cave
surveyed. When the survey of 1999 of the New Extentions was finished the cave had
a development of 6,435 m (MERINO, 2000). Since 2004, and after two years of sur-
veying and exploration, 16,565 metres have been added. The importance of the dis-
covery is not only based on the extension attained by this cave, but also the finding of
rare types of speleothems, fossil remains, Quaternary sand deposits, conspicuous
corrosion morphologies and the possibility that the all this data could lead to new evo-
lutionary approaches for some caves in the Migjorn area of Mallorca.
Marco Geológico
La zona de Vallgornera forma parte de la región
por fallas normales (distensivas), con fracturas de orien-
kárstica de la Marina de Llucmajor, constituida por depó-
tación entre N-S y N060E. Estas fallas parecen haberse
sitos carbonatados tabulares postorogénicos del Mioce-
formado en el Neógeno superior (LÓPEZ GARCÍA et al.,
no superior (Tortoniense - Messiniense), sólo afectados
2004). Los sedimentos están formados por una alternan-
cia de calcarenitas que pasan a calizas arrecifales masi-
vas, finalizando la serie con calcarenitas y calizas oolíti-
1
Grup Espeleològic de Llubí (GELL). Gell@esconatura.com
cas del Complejo Terminal (FORNÓS & POMAR,1983).
29

Historia de los descubrimientos
cemento y mallazo. En una reunión mantenida con la
empresa que se encargó de verter el cemento se nos
desde 1968 al 2004 (Sector Antic
informa que al parecer la orden ha sido dada por el
y Noves Extensions)
Ajuntament de Llucmajor.
Se inicia un período de conversaciones con la Con-
selleria de Medi Ambient, y gracias a la intensa labor
SECTOR ANTIC (1968-1992)
realizada por Dº Joan Mayol (en aquel momento Direc-
tor de Biodiversitat del Govern Balear) y la Federació
El descubrimiento de la Cova des Pas de Vallgorne-
Balear d’Espeleologia, se consigue llegar a un acuerdo
ra tuvo lugar el viernes 26 de abril de 1968, cuando mes-
entre la Conselleria y el Ajuntament de Llucmajor por el
tre Tomeu Covas excavaba un pozo negro para las
cual se protege la cavidad. Se realizan una serie de
aguas residuales del Hotel Es Pas que se construye en
obras en la entrada a la cueva y el día 4 de julio de 1998
las cercanías. A pocos metros de la superficie, el martillo
se reanudan las labores de topografía, que se ven inte-
que empleaba se hunde, posteriormente se amplía la
rrumpidas el 15 de agosto de ese mismo año al des-
abertura y descubre la cueva. Al día siguiente, sábado
aparecer la puerta de entrada a la caseta de acceso a
día 27, Miquel Font Oliver y el fotógrafo Magín Clar lle-
la cavidad y ser sellada con soldadura la trampilla que
van a cabo una primera exploración de la cavidad y
conduce al interior de la misma.
hacen algunas fotos. El domingo día 28, el Diario de
La Conselleria de Medi Ambient pone la oportuna
Mallorca da la noticia a toda plana del descubrimiento de
denuncia ante la Guardia Civil y el 14 de noviembre de
unas grutas en la zona de Vallgornera. Durante el mes
1998 se ultima la topografía de cavidad, finalizando
de mayo de 1968, la gruta es visitada por una comisión
ésta el día 27 de noviembre de 1999. La cueva pasa a
del Ajuntament de Llucmajor integrada por el Presidente
tener un desarrollo total en aquel momento de 6435 m.
del Sindicato Provincial de Hostelería, Dº Pere Cabrer; el
(MERINO, 2000).
Jefe de Costas Dº Antoni Garau y el Jefe de la Oficina de
Información y Turismo de la delegación, Dº Luis Sainz,
acompañados por el Teniente de Alcalde Dº Miquel Font.
Durante los meses siguientes realizaron explora-
Historia de los recientes
ciones en la cavidad los equipos espeleológicos del
Centro de Actividades Espeleológicas (C.A.E.), el Grup
descubrimientos (2004-2006)
Espeleològic EST y el Speleo Club Mallorca (S.C.M.).
En fechas posteriores, el dueño del hotel contrata
Al terminar la topografía de la cavidad en 1999,
los servicios de espeleólogos y buceadores belgas para
miembros del Grup Espeleòlogic Llubí y de la Sección
que exploren a fondo la cavidad y emitan un informe
de Espeleología de ANEM continuaron con las visitas a
sobre las posibilidades de dedicarla al turismo, al tiem-
la cavidad con el objetivo, entre otros, de seguir con las
po que se procedía al levantamiento de una primera
investigaciones y estudios en puntos remotos de la
topografía. El citado informe es negativo y se abando-
cueva. A partir de 2002 la exploración se centra en el
nan los planes de explotación.
sector comprendido entre el final del Llac de na
A raíz de un encuentro celebrado en 1990 entre
Gemma y la Sala de na Bàrbara. Este interés se basa
espeleólogos del Grup EST y miembros de la Secció
en la existencia de una corriente de aire, que fluctúa en
d’Espeleologia de l’ANEM se decide llevar a cabo la
intensidad y sentido, pero sin una dirección clara. Debi-
topografía y el estudio de toda la cavidad, actividades
do a ello se procede a un control exhaustivo tanto de la
que se inician en el año 1991 y se finalizan en 1992
presión atmosférica como en los cambios del nivel del
(MERINO, 1993).
agua. Como primera consecuencia de esos trabajos se
localizaron en la parte N de la Sala de na Bàrbara unas
galerías de reducidas dimensiones y una sala con un
NOVES EXTENSIONS (1994-1999)
pequeño lago, pendientes de ser exploradas y topogra-
fiadas en su totalidad. Dos años de continuo trabajo die-
El 2 de julio de 1994, Miquel Àngel Barceló y Pere
ron como resultado que, en junio de 2004, se pudiera
Riera descubren un acceso a nuevas galerías de la
seguir con claridad la corriente de aire, y como conse-
cueva y realizan la primera exploración. En fechas pos-
cuencia de ello se encontrara un paso por donde se
teriores comunican el hallazgo y se visita la cavidad
perdía ésta. Una vez desobstruido se accedió en primer
para ir preparando el levantamiento topográfico, inicián-
lugar a un conjunto de galerías y pasos estrechos entre
dose éste el día 11 de diciembre de ese mismo año.
bloques que daban la impresión que acabarían cerrán-
Se suceden los trabajos topográficos durante el mes
dose por completo impidiendo la progresión. Guiem
de enero de 1995, pero a lo largo del mes se producen
Mulet, después de varias horas explorando entre blo-
una serie de problemas que motivan que el 25 de febre-
ques, sigue una estrecha grieta que finalmente le con-
ro se detengan los trabajos en la cavidad. A pesar de ello,
duce hasta el inicio de la Sala que No Té Nom. Con la
los días 1 y 29 de julio se prosigue con la topografía.
emoción contenida, regresa a buscar al resto del equi-
Durante todo el año 1996 no se realiza trabajo algu-
po (Toni Mulet y Toni Merino) para comunicarles el
no en la cavidad. El día 24 de mayo de 1997 se reinicia
hallazgo. Ya todos juntos fueron explorando esta enor-
la topografía. La actividad continúa a lo largo del vera-
me sala sin dar crédito a lo que sus ojos iban viendo.
no, hasta que el día 2 de agosto de 1997, aparece el
Desde entonces las exploraciones y descubrimientos
acceso a la cueva sellado con una plataforma de
se suceden sin interrupción.
30

Breve descripción de los secto-
trucción. El suelo inclinado de esta galería está forma-
res conocidos con anterioridad
do por grandes bloques y toda la zona S está limitada
por diminutos lagos. Al final de esta galería se abre la
(Sector Antic y Noves Exten-
gran Sala del Moonmilk, de techo bajo y suelo irregu-
lar. Como hecho destacable hay que resaltar la existen-
sions)
cia de un proceso de descalcificación que motiva la pre-
sencia de grandes cantidades de moonmilk, de ahí el
A modo de resumen la cavidad conocida hasta la
nombre de la sala. Hacia el final de ésta y a través de
fecha se dividía en dos sectores netamente diferencia-
unos bloques se accede a la Vía Max, formada por una
dos: el llamado Sector Antic y las Noves Extensions.
galería que mantiene las mismas morfologías que son
comunes a esta zona.
DESCRIPCIÓ DEL SECTOR ANTIC (1968-1992)
DESCRIPCIÓ DE LES NOVES EXTENSIONS (1994-
El Sector Antic está formado por la Sala d’Entra-
1999)
da, a la cual accedemos desde el pozo artificial de unos
6 metros de profundidad. El suelo está formado por la
De nuevo en la Sala d’Entrada y dirigiéndonos
acumulación de bloques de distintos tamaños cementa-
hacia el sector NW se localiza un paso entre bloques
dos en su mayoría por coladas pavimentarias. Obser-
que nos comunica con las zonas cubiertas por el agua
vamos también una cierta compartimentación debida a
del Sector Antic y con el conjunto de galerías que for-
la existencia de algunos macizos estalagmíticos. Se
man las Noves Extensions.
prodigan algunas columnas y las estalagmitas y esta-
Las Noves Extensions pueden ser divididas a su
lactitas abundan por toda la sala. En algunas zonas se
vez en dos zonas diferenciadas, la primera formada por
aprecian fenómenos de descalcificación tanto en las
una serie de lagos: el Llac de na Gemma y la Sala de na
formaciones como en techos.
Bàrbara que están casi en su totalidad cubiertos por el
Si nos dirigimos al E de la Sala d’Entrada, encon-
agua. Las dimensiones de estos lagos son variables aun-
tramos un gour, superado el cual entramos en un caos
que su longitud supera con creces su anchura. Al finalizar
de bloques a través del cual accedemos a un pequeño
el Llac de na Gemma, la galería se estrecha bastante
pozo en cuya base se inicia la Pista Americana carac-
debido a toda una serie de coladas y bloques que son las
terizada por la escasa presencia de formas de recons-
morfologías que preceden a la Sala de na Bàrbara.
Foto 1: La Sala que No Té Nom. Se puede observar la bóveda de la
Photo 1: Chamber called Sala Que No Té Nom. The dome of the cham-
sala que tiende al perfil de equilibrio y los grandes bloques que
ber, which tends towards an equilibrium profile, and the large
forman el suelo (Foto: A. Merino).
blocks which form the floor can be seen. (Photo A. Merino.)
31

Foto 2: Bloques gigantes desprendidos de la Sala que No Té Nom,
Photo 2: Large fallen blocks in Sala Que No Té Nom. The marked whi-
destaca el marcado color blanco de la roca (Foto: A. Merino).
teness of the rock is noteworthy. (A. Merino.)
La segunda zona, el Sector Laberíntic, la constitu-
De manera general, el nuevo conjunto de galerías
yen un entramado de galerías de pequeño tamaño
y salas descubiertas podría ser dividido en varios sec-
cuyas paredes y techos suelen estar cubiertos de mor-
tores:
fologías generadas por la disolución del carbonato cálci-
El Sector de les Grans Sales, que estaría forma-
co en aguas muy agresivas, claros ejemplos de este tipo
do por el conjunto de salas, donde sobresale por sus
de galería son la Galeria d’Enmig, y la Galeria de Lle-
dimensiones la Sala que No Té Nom, Llac Quadrat y
vant. Se observan en algunos puntos espeleotemas,
otras de menor entidad como la Sala Blanca.
aunque en general son escasos y de poca entidad.
El Sector de Gregal, formado por galerías de bue-
nas dimensiones, situadas tanto a nivel freático, como
en una cota superior y cuya característica más desta-
cable es la importante longitud y su posición situada
Resumen de la descripción de
hacia el NE: Galeria del Quilòmetre, Galeria dels
Perduts
y Plaça de Toros.
los recientes descubrimientos
El Sector de Trànsit, que engloba galerías y salas
comprendidas entre otros sectores: Galeria dels Espe-
A grandes rasgos las nuevas galerías y salas se
leotemes, Sala Penjada, Cabra Peluda, Galeria Star-
caracterizan por la existencia de dos niveles netamente
gate y Galeria d’en Pau.
diferenciados. El primero situado a nivel freático o unos
El Sector F estaría comprendido por un entramado
pocos metros por encima de él. En los lugares donde se
de galerías laberínticas, en general de pequeñas
han producido acumulaciones de bloques por hundi-
dimensiones, y que se suelen situar en el nivel superior
miento de paredes y techos, se pueden desarrollar
de la cavidad. Aquí destacan, la Vía de Cintura y el
desde galerías de dimensiones variables a salas, algu-
Sector”f”.
nas de ellas de notable tamaño. En segundo lugar un
El Sector del Tragus, formado por aquellas gale-
denominado “nivel superior” donde hay conjuntos de
rías de dimensiones generalmente grandes, situadas
galerías que forman verdaderos laberintos. Probable-
tanto en el nivel superior como a nivel freático y cuya
mente este “nivel superior” existiera en muchos otros
característica más destacable es su marcada pauta rec-
puntos de la cavidad donde ahora hay salas o galerías
tilínea y su longitud: Galeria del Tragus, Galeria de les
de mayor tamaño y altura que llegan al nivel freático.
Columnes, Galeria del GELL, Galeria d’en Pau,
Este hecho estaría relacionado con la evolución de la
Línia 200, Galeria de les Banderes y Galeria del Gran
misma cavidad.
Canyó.
32

Foto 3: El Llac Quadrat es una de las superficies ocupadas por el nivel
Photo 3: Llac Quadrat is one of the areas occupied by the largest phre-
freático de mayor extensión de la zona descubierta. Resalta la
atic pools in the recently discovered zone. The transparency of
transparencia del agua que permite ver los bloques que se acu-
the water permits the accumulation of blocks on the lake floor
mulan en el fondo del lago (Foto: A. Merino).
to be seen. (Photo A. Merino.)
Y por último esta división se ha hecho única y
cando algunos de más de 15 m de longitud. El centro del
exclusivamente a efectos de presentar en este trabajo
eje longitudinal de la sala es en general donde se alcan-
una primera descripción no detallada del conjunto de
za un mayor desnivel respecto del nivel freático, unos 10
galerías y salas descubiertas y exploradas hasta ahora.
m de media. A ambos lados de este eje los bloques han
Así como se vaya explorando y topografiando la cavi-
formado rampas que, en sentido descendente alcanzan
dad en detalle, nuevos datos y descubrimientos reque-
el nivel freático. Pequeños lagos de forma irregular flan-
rirán un nuevo enfoque de todo el conjunto de la cueva.
quean los contornos de la sala. El techo mantiene la
típica forma de bóveda de equilibrio de este tipo de cavi-
dad. En general es bastante liso, aunque en zonas con-
cretas se dan significativos conjuntos de estalactitas fis-
Descripción de los nuevos
tulosas, algunas de ellas de considerable longitud.
Los espeleotemas más abundantes son las esta-
sectores descubiertos
lagmitas de diferentes tipos y tamaños y las coladas
pavimentarias que cubren los bloques. Procesos de
solifluxión han provocado la rotura de columnas y esta-
SECTOR DE LES GRANS SALES
lagmitas y el cuarteamiento de coladas pavimentarias.
Hay también destacados fenómenos de descalcifica-
Sala que no Té Nom
ción que afectan a todo tipo de formaciones.
El sector más hacia el NW de la sala está ocupado
A la Sala que No Té Nom se accede después de
por un gran cono de derrubios que llega hasta el nivel
superar una gatera. Actualmente es la sala de mayores
freático, en su parte N está el acceso a la Galeria dels
dimensiones de la cavidad, con una longitud aproxima-
Espeleotemes. Más hacia el SE de la sala y práctica-
da de 160 m, anchura máxima de 40 m y altura de 10
mente en su zona media, se observa en el lado izquier-
m entre el techo y el punto más elevado de los bloques
do el inicio de una galería de sección rectangular, que a
que forman el suelo de la sala. Es de la tipología deno-
nivel freático conduce hasta el Llac Quadrat. Unas
minada sala de hundimiento collapse chambers
decenas de metros más adelante y en el margen dere-
(GINÉS, 2000) y está orientada según un eje de direc-
cho está el inicio de la Galeria dels Bussos. Este
ción E124ºS. El suelo está constituido por una notable
tramo de la sala destaca por la acumulación de grandes
acumulación de bloques de distintas medidas, desta-
bloques sin formaciones.
33

tomando rumbo primero S y después SE. Se atraviesa
un estrecho pasillo formado entre la pared madre y un
bloque inclinado con algunas estalagmitas. Al final del
cual se llega a una pequeña sala inundada de forma
irregular con bloques. En el fondo de este pequeño lago
hay algunas estalagmitas. En dirección S y a través de
una serie de pasos estrechos entre bloques se accede
a un sector caótico que suele mantenerse a nivel freáti-
co o muy poco por encima de él. Realmente no existen
galerías propiamente dichas, sino que se va avanzando
por encima o entre bloques desprendidos que en
muchos casos forman verdaderas gateras. Hay lugares
donde abundan las formas de corrosión. Los pocos
anchurones existentes se han formado por la coales-
cencia y posterior hundimiento de pequeñas galerías.
En general la roca está muy descompuesta y suelta.
Unas decenas de metros después, la zona por la que se
transita va girando tomando una cierta tendencia hacia
el NE para cambiar después hacia el NW al tiempo que
se mantiene el paso entre bloques, hasta que se llega
al inicio de la Galeria dels Ossos que queda en direc-
ción NW. Ésta, de pequeñas dimensiones, se sitúa en
su totalidad por encima del nivel freático. Se caracteri-
za por tener parte del suelo cubierto de coladas pavi-
mentarias y de gours. Las acumulaciones más impor-
tantes de formas de reconstrucción se encuentran en
toda la parte E de la galería cubriendo parte de un cono
Foto 4: Superación de un paso a nivel freático en la Galeria del Qui-
lòmetre (Foto: A. Merino).
de sedimentos. Éstos están formados por una potente
masa de arena poco consolidada y también barro pro-
Photo 4: Overcoming a passage at the phreatic level in Galeria del Qui-
cedentes probablemente de una antigua entrada a la
lòmetre. (Photo A. Merino.)
cavidad. Al final de la galería se puede ascender hasta
un pequeño balcón con algunas formaciones, pero que
El tercio final de la Sala que No Té Nom está
no tiene continuidad.
caracterizado por la existencia de potentes depósitos
litogenéticos que cubren y adornan esta zona. Sobre-
salen los grandes macizos estalagmíticos y las colum-
Sala que no Té Nom – Llac Quadrat
nas. Siendo de importancia también las grandes cola-
das pavimentarias que forman el suelo en muchos luga-
En la parte NE de la Sala que No Té Nom, existe
res. La sala acaba en lo que parece ser una gran acu-
una galería inundada de marcada sección rectangular,
mulación de un depósito arenoso, que en muchos pun-
con el fondo cubierto de bloques, que conduce al inicio
tos está cubierto de una fina capa estalagmítica.
del Llac Quadrat. Las paredes y el techo están cubier-
tos de formas de corrosión no muy marcadas. La gale-
ría se va estrechando y después de superar un tramo
Sala que no Té Nom – Galeria dels BUSSOS – Gale-
con abundantes formas de reconstrucción (estalactitas
ria dels Ossos
y estalactitas fistulosas), se accede al Llac Quadrat.
Éste se caracteriza por estar totalmente inundado con
Cuando se llevan recorridos unos 70 m de la Sala
el fondo cubierto de grandes bloques. Las paredes son
que No Té Nom, en dirección SSW se desciende por
verticales y muy lisas al igual que el techo, observán-
encima de unos bloques hasta llegar al nivel freático.
dose en él las fracturas que afectan a la masa rocosa.
En esta zona ancha de techo bajo se inicia la Galeria
En los lugares donde se ha desplomado parte del techo
dels Bussos. El suelo, bastante plano, está formado por
la acumulación de bloques es mayor, quedando los mis-
grandes bloques caídos. En algunos lugares se acumu-
mos por encima del nivel actual del agua. Hacia el SE
lan coladas pavimentarias, estalactitas, estalactitas fis-
el techo va bajando hasta quedar sifonado.
tulosas y estalagmitas. Las pequeñas repisas formadas
en las juntas de estratificación son aprovechadas para
desarrollarse sobre ellas grupos de helictitas. Muchas
SECTOR DE GREGAL
de estas formas de reconstrucción son de color blanco.
Luego la galería sigue totalmente inundada, con formas
Llac Quadrat – Galeria del Quilòmetre
de corrosión y reconstrucción sobre el techo y las pare-
des, la profundidad del agua supera en algunos puntos
En el extremo situado más hacia la parte NE del
los 3 metros. El techo está claramente marcado por la
Llac Quadrat existe un entramado laberíntico de gale-
diaclasa sobre la que se instala. Unos 80 metros más
rías estrechas e inundadas, cuyo techo siempre está
adelante la galería se estrecha notablemente y va
marcado por la diaclasa generatriz. Las paredes están
34

Foto 5: Potente concrecionamiento en la Galeria del Quilòmetre, que
Photo 5: Thick speleothems in Galeria del Quilòmetre, which were
fue depositado en condiciones climáticas muy diferentes a las
deposited in very different climatic conditions to those now.
actuales (Foto: A. Merino).
(Photo A. Merino.)
cubiertas de spongeworks. Por debajo del nivel del
nuación la galería tiene una marcada sección rectangu-
agua las galerías son más anchas, teniendo una pro-
lar donde se observan lo que parecen ser dos niveles
fundidad de unos 3 o 4 m. En los lugares donde existen
muy claros, que pudieran indicar una banda de fluctua-
pequeñas repisas o nichos se observan unas acumula-
ción del nivel freático. La pared tiene un color amari-
ciones arcillosas estratificadas, muchas de ellas cubier-
llento desde el nivel del agua hasta una altura de unos
tas de una pátina negra. Recorridos unos 50 m primero
60 cm sobre ella; luego se presenta una banda blanca
en dirección NE y después 50 m más hacia el SE la
de unos 50 cm de ancho y todo seguido aparece de
galería se bifurca y se vuelve algo más ancha. Hacia la
nuevo el color amarillento. El techo va variando de altu-
parte SW se encuentra la Sala Blanca; en sentido con-
ra pero siempre es muy plano. El resto la galería antes
trario la galería conduce hacia la Galeria del Quilòme-
de la Plaça de Toros es ancha aunque de techo bajo y
tre. En dirección a esta última zona, las galerías son
cubierta de formas de corrosión.
algo más anchas. Donde se han producido hundimien-
tos las grandes rocas caídas obligan a salir constante-
mente del agua para sortearlos. Sobre estos bloques
Plaça de Toros
destacan unos depósitos muy finos de arcilla que los
hacen muy resbaladizos. Después de unos 160 m el
Esta sala tiene una forma bastante circular y el
techo y paredes son marcadamente planos, de aspec-
suelo lo constituye un cono de bloques cubiertos de
to enlucido. Los bloques caídos se suceden con otros
moonmilk. Las únicas formas litogénicas de reconstruc-
tramos acuáticos, existen algunas galerías laterales de
ción se encuentran casi en el centro de la sala: una
menor entidad y se suceden también los tramos con for-
colada pavimentaria y alguna estalagmita y estalactita.
mas de corrosión. En esta zona existen lugares con el
También se observan banderas afectadas por un pro-
techo y bloques cubiertos de moonmilk. Se observa
ceso de descalcificación. En los laterales de la sala es
alguna colada, helictitas y estalactitas. En un lugar, una
posible observar como las paredes van descendiendo
gran roca bloquea la galería y obliga a avanzar por el
de manera escalonada debido a los paquetes de estra-
lado izquierdo. De nuevo aparece moonmilk. A conti-
tos aflorantes.
35

Foto 6: Paso angosto de la
Galeria dels Perduts,
entre los múltiples exis-
tentes en la cavidad, que
deben ser superados
con complicadas manio-
bras (Foto: A. Merino).
Photo 6: Narrow pass in Galeria
dels Perduts, one of the
many which have to be
overcoming with compli-
cated maneuvers. (Pho-
to A. Merino.)

Plaça de Toros – Final Galeria del Quilòmetre
la morfología típica de polígonos de retracción, formada
por arcillas desecadas y cuarteadas, que después han
En dirección NE existe la continuación de la gale-
sido cementadas en parte por el carbonato cálcico.
ría, que ha quedado partida por los hundimientos que
generaron la Plaça de Toros. Desde este punto apare-
ce una notable acumulación de bloques caídos sobre el
Galeria dels Perduts
agua y la galería aumenta sus dimensiones. Existen
banderas descalcificadas y algunas coladas. Las pare-
Si desde el punto donde acaba la galería anterior
des son muy verticales y el techo plano. Seguidamente
retrocedemos en dirección SW unos 200 m se llega a
hay unas rocas que, a modo de diafragmas, cuelgan
una zona concrecionada por coladas de aspecto lecho-
del techo y separan dos antiguas galerías primigenias.
so. Hacia el N, un estrecho paso conduce a un pasillo,
Se observa otro nivel freático marcado a +0.90 m y
en parte cubierto de formaciones, que lleva al inicio de
poco después un caos de bloques cubierto de estalag-
una galería paralela a la que hemos venido. Al principio
mitas descalcificadas y con morfologías de un nuevo
la galería tiene unas dimensiones medianas, con el
proceso reconstructivo. Unos metros más adelante una
suelo totalmente cubierto de bloques y se sitúa a unos
espectacular colada pavimentaria de aspecto céreo
3 metros sobre el nivel del agua. Las paredes, techo y
cubre prácticamente todo el suelo, además hay otras
bloques que constituyen el suelo están cubiertos de
formaciones como estalactitas, estalagmitas, etc. Se
moonmilk. El techo ofrece un aspecto peculiar, como de
observan restos de columnas y otras formaciones rotas,
nubes, debido a la existencia de un polvillo de color
que han quedado adheridas en la colada. En el techo
marrón que lo cubre. En dirección SW se destrepan
existen alineamientos de estalactitas relacionados con
unos bloques y se llega de nuevo al nivel freático. A par-
la diaclasa generatriz. Los trozos de columnas partidas
tir de aquí la galería vuelve a estar totalmente cubierta
que han quedado colgando del techo tienen en sus
de agua con bloques que tapizan el fondo. Sobre algu-
extremos nuevas estalactitas, de pequeño tamaño
no de éstos, que asoman por encima del agua, existen
todavía. A esta zona le sucede otra sin formaciones
unas acumulaciones de moonmilk de tacto pastoso y
aéreas, con el fondo del agua ocupado por bloques,
aspecto de yeso.
sobre los cuales se pueden observar estalagmitas. En
De manera general toda la galería se caracteriza
las paredes es posible observar los paquetes de estra-
por estar totalmente inundada, sin prácticamente for-
tos que afloran, algunos de potencia inferior a 1 metro.
maciones y con las paredes cubiertas de moonmilk. Allí
La galería acaba con una gran colada pavimentaria de
donde no existe éste, podemos observar formas de
aspecto céreo y color blanquecino que bloquea por
corrosión. El techo suele ser bajo y la anchura variable,
completo el paso, la misma debe cubrir los bloques que
aunque en general las dimensiones suelen ser reduci-
en su momento cayeron y obstruyeron la galería. Las
das. Cuando se han recorrido unos 200 m, las formas
formas reconstructivas son estalactitas, estalagmitas y
de corrosión se acentúan y en algunos puntos del fondo
estalactitas fistulosas preferentemente. Las paredes
de la galería inundada se observan depósitos de arci-
están cubiertas de spongeworks y los paquetes de
llas cuarteados y cementados. Así como se avanza en
estratos son de grosor inferior a 1 metro, algunos son
dirección SW por esta galería, se van sucediendo las
del tipo existente en la Sala del Moonmilk. Se observa
zonas cubiertas de morfologías de corrosión. De mane-
36


ciones, estalagmitas, columnas y gours de pequeño
tamaño con el fondo cubierto de cristales. El techo tam-
bién está adornado con estalactitas, estalactitas fistulo-
sas, helictitas, etc. Donde la acumulación de formas de
reconstrucción es elevada, se forman potentes macizos
estalagmíticos que compartimentan la galería. A lo
largo de casi toda ella y en su zona NE aflora el nivel
freático. Parte del mismo cubre también antiguas for-
mas de reconstrucción. Después de este primer tramo,
se desciende por una pequeña colada hasta situarnos
casi de nuevo en el nivel freático (el Racó del Cala-
mar)
, aquí se presenta un antiguo gour seco, cuyo
fondo está ocupado por cristales de calcita de forma
alargada que a modo de relleno lo cubren totalmente.
Esta estructura cristalina está formada por una yuxta-
posición de niveles de cristalización. Al igual que en el
primer tramo de esta galería, los espeleotemas abun-
dan, resaltando unas columnas partidas y cementadas
en el suelo. El tramo restante hasta llegar a la Sala
Penjada
, mantiene las mismas características del resto
de la galería: suelo y paredes cubiertas de coladas y
existencia de diversos espeleotemas.
Al entrar a la Sala Penjada, las formas de recons-
trucción prácticamente desaparecen, a excepción de un
pequeño rincón situado en la pared SW, donde se ha
formado un gour, hoy en día seco, con el fondo cubier-
Foto 7: Erizo fósil junto a una espícula de otro mayor en las calcare-
to de cristales alargados de calcita, del mismo tipo que
nitas del Mioceno superior. Ambos sobresalen debido a la
disolución diferencial entre la roca y el material que constituye
el existente en el Racó del Calamar. El techo de la sala
el fósil. Galeria Stargate (Foto: A. Merino).
es bajo e irregular y está cubierto de moonmilk al igual
que los bloques que forman el suelo. El punto más alto
Photo 7: Fossil sea urchin next to the spine from a larger one in Upper
Miocene calcarenites. Both standout owing to the different
de la sala se sitúa a unos 11 metros sobre el nivel fre-
rates of dissolution of the rock and the fossil material. Galeria
ático. En esta sala convergen diversas galerías.
Stargate. (Photo A. Merino.)
Sala Penjada – Cabra Peluda – Galeria Stargate –
ra aleatoria se abren galerías laterales a ambos lados
Galeria d’en Pau
de la principal que dan a la zona un aspecto bastante
laberíntico. Las dimensiones de la galería van cambian-
Desde la Sala Penjada y en dirección N se des-
do, unas decenas de metros más adelante la galería se
ciende por encima de bloques hasta encontrar de nuevo
ensancha y existen nichos a ambos lados, de techo
el nivel freático. En este sector las paredes están cubier-
bajo y el suelo está cubierto de abundantes acumula-
tas de formas de disolución suaves y el techo lo está de
ciones de arcillas cuarteadas, situadas por encima del
moonmilk. Poco antes de llegar al nivel del agua, se
nivel freático actual. El techo de este tramo de la gale-
encuentra una zona cubierta de formas de reconstruc-
ría tiene morfologías espongiformes. Posteriormente
ción, coladas pavimentarias, estalactitas fistulosas y
las dimensiones de la galería se van reduciendo hasta
helictitas, éstas dos últimas de color blanco. Cuando se
hacerse casi impracticable, aquí se localizan algunas
alcanza la Galeria de la Cabra Peluda, se gira hacia el
formas de reconstrucción (coladas pavimentarias,
E, en este tramo el techo, paredes y suelo están cubier-
parietales y también se observan estalactitas y bande-
tos de formas de corrosión muy marcadas. Se observa
ras descalcificadas).
un nivel de inundación situado a + 2,5 m. Unos metros
después se alcanza un punto con una notable abundan-
cia de estalactitas, estalagmitas y helictitas, que es el
SECTOR DE TRÀNSIT
que da nombre a la galería. Hacia la parte N de este
punto existe una superficie completamente cubierta de
Galeria dels Espeleotemes – Sala Penjada
una colada pavimentaria muy limpia y toda una serie de
formas de reconstrucción que la adornan. Es de desta-
En la parte NW de la Sala que No Té Nom existe
car la existencia de un gour casi seco, cuyo fondo está
una colada pavimentaria que a modo de rampa en fuer-
cubierto de unos espectaculares cristales de calcita que
te pendiente, nos sitúa de nuevo en el nivel freático.
se han ido desarrollado desde el fondo.
Aquí destacan los bloques sueltos sin cementar y tam-
De nuevo en la Galeria de la Cabra Peluda y en
bién formas de disolución en las paredes. En general la
dirección NE se asciende por encima de unos bloques,
Galeria dels Espeleotemes tiene el suelo formado por
éstos están cubiertos de moonmilk al igual que el techo
bloques cubiertos de una potente colada estalagmítica,
que tiene poca altura. Aquí el moonmilk está cubierto
sobre la que se asientan diversas y abundantes forma-
de una fina capa de polvo marrón. Unas decenas de
37

Foto 8: Sala Penjada. En uno de los extremos de la sala se localiza
Foto 9: En el extremo de esta estalactita tubular se aprecia el creci-
este gour, seco hoy en día, que está cubierto de cristales de
miento de los cristales de calcita al ir siendo depositados por
calcita y de láminas de calcita flotante (Foto: A. Merino).
el agua (Foto: A. Merino).
Photo 8: Sala Penjada. At one end of this chamber this now dry gour is
Photo 9: At the lower end of this tubular stalactite, the growth of calcite
found, which is covered by calcite crystals and floating rafts.
crystals being deposited by dripping waters is observed.
(Photo A. Merino.)
(Photo A. Merino.)
metros después, la pendiente cambia y se va descen-
entramado del Nivel Superior. Para llegar a éste último
diendo hasta llegar a un punto donde en el margen
se asciende una rampa de fuerte pendiente, al final de
izquierdo existe un suelo cubierto de una colada pavi-
la cual se desemboca en otra galería, con las paredes
mentaria. El resto de la galería no tiene prácticamente
y techo cubiertos de moonmilk. Desde aquí se puede
formas de reconstrucción, sino todo lo contrario, un
tomar dirección NE y llegar hasta un sector algo labe-
notable desarrollo de formas de corrosión muy marca-
ríntico. Si se tomara hacia el SW se accedería hasta la
das, tanto en paredes como techo. Se suceden las
Línea 500 y el Sector f. Pero si se sigue en la última
zonas donde en contraste con lo anterior, se han depo-
dirección mencionada y a los pocos metros se toma una
sitado espeleotemas de diversos tipos, destacando las
galería que tiene dirección casi N, ésta llevaría a la
cristalizaciones y las láminas de calcita flotante en los
Línea 200 y a toda una serie de galerías situadas en
gours secos o con poca agua. Un poco más adelante,
una de las zonas más distantes de la cavidad. Toman-
se encuentra de nuevo el nivel freático y un lago de cier-
do esta última dirección, la galería empieza con bloques
ta profundidad, cuyo fondo está cubierto de grandes
cubiertos de moonmilk, girando hacia el NE, se inicia la
bloques. Este sector sigue afectado por potentes for-
Línea 200, aquí se suceden unos tramos donde se pro-
mas de corrosión. Resaltan como espeleotemas, los
digan los gours secos con Crescent shelfstones. Man-
Cave pop corns que se desarrollan sobre las paredes
teniendo esta dirección, se llega hasta un cruce de
de los bloques semi-sumergidos. Hacia el NE se abre
galerías donde el suelo está cubierto por un gran gour
un sector laberíntico compuesto por galerías de distin-
de forma irregular, cuyas paredes están cubiertas de
tas dimensiones, cubiertas de formas de corrosión y
cristales de calcita. Las juntas de estratificación han
con abundantes bloques caídos. Destacan los fósiles
sido aprovechadas por la disolución para crear nichos
en paredes y bloques.
de techo y suelo plano, sobre los cuales se depositan
A través de la Galeria del Stargate se accede a un
diversos espeleotemas.
corredor de pequeñas dimensiones que hacia el NW
Siguiendo en dirección NW la galería va cambian-
conduce al Sector profundo y hacia el SW a todo el
do de aspecto, aunque mantiene sus dimensiones. Hay
38

Foto 10: Columna de grandes dimensiones desarrollada sobre una
Photo 10: Big column developed over a thick flowstone pavement.
potente colada estalagmítica (Foto: A. Merino).
(Photo A. Merino.)
39

Del cruce parten principalmente tres galerías, hacia el
SW tenemos la Galeria d’en Pau que también continúa
en dirección NE y otra que en dirección NW conduce
hacia la Galeria de la Drasera. Esta última galería
siempre se evita debido a la fragilidad de sus formacio-
nes. En general se trata de un pasillo estrecho y alto,
cuyas paredes están cubiertas de coladas, sobre las
que existen algunas estalagmitas. Del techo penden
diversos tipos de estalactitas, destacando las del tipo
fistuloso y las banderas. El hecho más sobresaliente es
la existencia de una sucesión de gours con poca agua
o secos, sobre los que han cristalizado diversos espe-
leotemas en forma de plato de distintos tamaños, algu-
nos son transparentes, otros tienen colores amarillen-
tos, también existen depósitos de láminas de calcita flo-
tante. Alguno de los gours, está totalmente cubierto de
grandes cristales de calcita que han llegado a crear un
verdadero suelo.
Superado el tramo anteriormente citado y mante-
niendo la dirección NE, se alcanza un cruce precedido
de un gour lleno de agua y con cristalizaciones. La
dirección NE lleva hacía la galería que comunica la
Galeria d’en Pau con uno de los pasillos que conducen
al Gran Canyó. Ese tramo de unos 200 m. de longitud,
tiene una anchura media de 1 metro. El suelo en
muchos lugares está formado por gours llenos de agua,
algunos de casi un metro de profundidad. Se suceden
las zonas con formaciones aisladas y paredes cubiertas
de moonmilk. El hecho que más llama la atención de
esta zona es la existencia de unas formas de corrosión
que ocupan tanto las paredes como el techo. Ello pro-
picia que la sección de la galería sea muy peculiar, cre-
Foto 11: Entramado de galerías entre la Galeria d’en Pau y la Galeria
ando un aspecto como de esófago.
del Gran Canyó. Resaltan notablemente las formas de corro-
Situados de nuevo en el cruce antes mencionado,
sión que afectan tanto a las paredes como al techo de esta
galería (Foto: A. Merino).
y tomando el pasillo en dirección W, se entra en un sec-
tor laberíntico donde la característica general es la exis-
Photo 11: Gallery network between Galeria d’en Pau and Galeria del
tencia de un complejo entramado de galerías, de
Gran Canyó. The corrosion forms that affect both the walls
and the roof of this gallery are noteworthy. (Photo A. Merino.)

dimensiones medias y pequeñas. El suelo en muchos
puntos está cubierto de bloques caídos, paredes cubier-
tas de moonmilk y formas de corrosión. También se
observan acumulaciones de barro, tanto sobre nichos,
tramos con bloques que tapizan el suelo, lugares donde
como sobre suelos y superficies relativamente planas,
se acumulan gran cantidad de espeleotemas, coladas
estando en algunos sitios cuarteado por desecación y
pavimentarias, banderas, helictitas, estalactitas fistulo-
posteriormente algo cementado. En zonas concretas
sas y gours secos con algunos cristales. También se
hay gours de gran tamaño llenos de agua, con las pare-
observan galerías laterales de distintos tamaños. Una
des, fondo y bordes cubiertos de cristales, al tiempo
vez recorridos unos 200 metros de esta galería, se llega
que se acumulan otros tipos de espeleotemas, como
a un lugar donde el suelo está formado por cristaliza-
estalactitas y algunas estalagmitas. Si se mantiene el
ciones de calcita, poco después una pequeña barrera
avance en dirección W, durante unos 100 metros, se
de estalactitas y estalagmitas dificulta y estrecha el
llega a un lugar donde el suelo está cubierto de crista-
paso. Superado éste, se gira por la segunda galería que
les y las paredes lo están de moonmilk. Aquí hay que
se encuentra en dirección NW. El tramo siguiente es de
realizar un cambio de dirección, primero hacia SW a lo
techo bajo y reducidas dimensiones conduciendo a una
largo de unos 11 metros, luego NW unos 7 metros, para
galería con el suelo ocupado por un gour lleno de agua,
finalmente tomar hacia el NE. En esta curva el pasillo
cuyo fondo y paredes están cubiertos de gruesas
pasa sobre el tramo final del Gran Canyó, situado a
capas de calcita flotante concrecionada. Poco antes de
unos 8 metros por debajo. Continuando en dirección NE
un importante estrechamiento se toma un pequeño
durante unos 25 metros se accede a un nuevo cruce,
pasillo existente en el lado izquierdo, que finalmente
marcado por la existencia de numerosas helictitas que
lleva a un nuevo cruce. Éste se caracteriza por tener el
se desarrollan sobre coladas y algún disco. Hay esta-
suelo casi en su totalidad cubierto de una bella colada
lactitas, estalagmitas y coladas pavimentarias. Mante-
pavimentaria y el techo cubierto de moonmilk. Diversos
niendo la dirección NE se accede a una galería que, en
espeleotemas se han depositado sobre el suelo y las
sentido descendente conduce al Gran Canyó, y tam-
paredes, algunos de las cuales tienen además facetes.
bién a un conjunto de corredores donde se alternan
40

Foto 12: Galeria del Tragus, galería de dimensiones importantes donde
Photo 12: Galeria del Tragus, passage of important dimensions where
es posible observar todo tipo de formas de reconstrucción y el
there can be seen all types of reconstruction forms as well as
lago formado por el nivel freático (Foto: A. Merino).
a pool found at the phreatic level. (Photo A. Merino.)
zonas cubiertas de moonmilk, con otras bellamente
SECTOR F
decoradas. Destacan los gours de poca profundidad
donde se prodigan cristales de calcita.
Sala Penjada – Sector F
De nuevo en el cruce, tomando esta vez dirección
NW se atraviesa una zona, Galeria dels Cubans
Entre bloques y en la parte SW de la Sala Penjada
donde destaca el desarrollo de unos nichos de gran
se localiza un paso donde empieza una galería estre-
superficie, estando el suelo cubierto de una costra de
cha que conduce al Sector “f”. Ésta tiene el suelo y el
color blanco. No existen formas de reconstrucción, pero
techo muy irregulares, estando marcados por la diacla-
sí se observan facetes sobre repisas inclinadas. La
sa sobre la que se estructura. Las paredes están
galería va tomando dirección N y suavemente gira con
cubiertas de moonmilk, el cual enmascara algunas for-
rumbo NE, hasta dar con un tramo donde se atraviesa
mas de corrosión. En algunos lugares existen formas
un gran gour lleno de agua. Aquí hay algunas estalacti-
de reconstrucción, destacando las helictitas. Sobre las
tas y estalagmitas. A unos 100 metros en dirección N
pequeñas repisas formadas aprovechando las juntas de
NE se llega a un lugar donde de nuevo se inicia una
estratificación hay finos depósitos arcillosos.
zona de pasillos estrechos y laberínticos, hay formas de
El Sector “f” está caracterizado por un entramado
corrosión, facetes, algunas coladas y los bloques sue-
laberíntico de galerías de distintos tamaños y morfolo-
len cubrir el suelo. Unos 30 metros más adelante, se
gías. Existen galerías con el suelo plano y regular
toma un pasillo hacia el NW durante 80 metros, para
cubierto de coladas pavimentarias o formado por el
tomar de nuevo una estrecha galería en dirección NE ,
mismo estrato rocoso. Por otro lado hay otras que son
que conduce finalmente hasta casi el inicio de la Gale-
estrechas, con el suelo muy irregular debido a la dia-
ria del Tragus. Este tramo está marcado por su irregu-
clasa sobre la que se ha desarrollado la galería. Por lo
laridad, bloques desprendidos de paredes y techo,
general cuando el pasillo es ancho, el suelo suele ser
abundancia de moonmilk y un sector con el suelo
plano. El moonmilk tapiza casi por completo paredes y
cubierto de una capa de concrecionamiento de color
techos, allí donde no existe, se dan acumulaciones de
blanco, que tiene aspecto de un “río blanco”. Se obser-
distintos espeleotemas. Resaltan los gours de forma
van también facetes. Por último destacar algún tramo
alargada, muchos de ellos llenos de agua y con el fondo
donde existen unas formas de corrosión que cuelgan
cubierto de cristales de calcita. Desde los bordes han
del techo a modo de quillas y separan dos antiguos
ido crecido crescents shelfstone que en algunos puntos
pasillos
llegan casi a cubrir y cerrar por completo el gour. En
41

Foto 13: Galeria del Gran Canyó.
En este tramo de galería
podemos observar formas
de corrosión que afectan a
techo y paredes varios
metros por encima del
nivel freático actual (Foto:
A. Merino).
Photo 13: Galeria del Gran Canyó. In
this section of the gallery
we can see corrosion
forms that affect the roof
and walls, some metres
above the present-day
phreatic level. (A. Merino.)

otros que están secos se han depositado láminas de
acumulan los espeleotemas en forma de torres de ara-
calcita flotante sobre las cristalizaciones ya existentes.
gonito. La banda más marcada de aragonito llega hasta
También es posible observar copas o platos transpa-
una altura de 1,5 metros sobre el suelo de la galería.
rentes en los laterales de algunos de estos gours. En
Así como se avanza en dirección NE, existen gran-
otros se dan coke tables.
des bloques que complican el paso por la zona y la
En algunas galerías se observan bloques despren-
hacen muy irregular. Las formas de corrosión se acen-
didos de la pared que atestiguan no ser muy antiguos
túan sobre todo en el techo y se mantiene la presencia
debido a que tanto el bloque caído cómo la pared de
de la banda aragonítica. Destacan las morfologías de
donde se desprendió no presentan depósitos de moon-
corrosión asociadas a las juntas de estratificación. Las
milk en las zonas de rotura. Las juntas de estratificación
dimensiones de la galería se mantienen, empezando a
han propiciado la formación de repisas de distintos
desarrollarse formas botriodales sobre bloques y la
tamaños donde se acumulan capas de barro, algunas
roca encajante. En el lado NW se van sucediendo una
de cierta potencia que se han cuarteado debido a pro-
serie de estrechos pasillos que se vuelven impractica-
cesos de desecación, deformándose posteriormente y
bles a los pocos metros. Algunos de los bloques caídos
calcificándose.
son de gran tamaño y están cubiertos de formas de
Una morfología a destacar son los denominados
corrosión. Cuando ya se llevan unos 100 metros reco-
“Túneles”. Éstos son vacíos que a modo de túnel comu-
rridos de esta galería se llega a un pequeño lago, enca-
nican generalmente dos galerías, aunque también han
jado entre bloques, donde proliferan las formas botrio-
sido observados que sólo tienen un extremo abierto
dales y también algunas coladas pavimentarias de
estando el otro cerrado. Para su desarrollo aprovechan
aspecto céreo. Se observan también algunas acumula-
las juntas de estratificación, tienen una sección ovalada
ciones arcillosas cubiertas por coladas. La galería con-
y su longitud varía desde unos dos metros hasta más
tinúa medio colapsada por los bloques caídos y unos
de cuatro metros. El techo y suelo suelen ser lisos y
metros más adelante, el techo baja y el suelo es muy
muy regulares, estando cubiertos de moonmilk, se pue-
irregular. A ambos lados de la galería existen potentes
den observar también acumulaciones de arcilla.
formas de corrosión, las del lado NW tiene un tramo
cubierto por una colada parietal y un nutrido grupo de
banderas. Seguidamente se atraviesa un pasillo que
SECTOR DEL TRAGUS
tiene el suelo cubierto de una colada pavimentaria muy
limpia, al final del cual la galería se estrecha mucho
Galeria del Tragus -– Cruce Galeria de les Columnes
hasta llegar a un paso angosto entre banderas y forma-
ciones muy descalcificadas. Superado éste se suceden
La Galeria del Tragus, se inicia con una sección de
tramos de galería con características similares a las
unos 2 metros de anchura, y una altura de 4 metros,
descritas hasta ahora, destacando una vez más la exis-
observándose en el techo formas de corrosión muy mar-
tencia de coladas pavimentarias. También resalta el
cadas y la diaclasa sobre la que se desarrolla. Existen
hecho de la coexistencia de tramos de galerías con el
unos niveles de inundación muy marcados sobre todo en
techo cubierto de moonmilk y una de las paredes con
el lado SE. El suelo es muy irregular con algunos blo-
espeleotemas descalcificados y la pared contraria con
ques, destacando los depósitos de aragonito y la mitad
otros en perfecto estado de conservación que no pre-
superior de la galería por las formas de corrosión exis-
sentan procesos degenerativos. Unos metros más ade-
tentes. En este primer tramo de la galería es donde se
lante y a través de un estrechamiento de la galería se
42

Foto 14: Formas de reconstrucción que enmascaran morfologías de
Photo 14: Speleothems that mask corrosion morphologies on the walls
corrosión sobre las paredes de la Galeria Línia 200 (Foto: A.
of the passage known as Linia 200 (Photo A. Merino.)
Merino).
43

Foto 15: Morfologías de corrosión que cubren las paredes y el techo
Photo 15: Solutional morphologies observed on the walls and ceiling of
en la Galeria del Gran Canyó (Foto: A. Merino).
Galeria del Gran Canyó (Photo: A. Merino.).
accede a un sector que en general es de pequeñas
la galería tiene una sección ovalada, unos 4 m de
dimensiones, estando jalonado de una serie de gours.
anchura y el techo es bastante bajo, la profundidad del
Éstos están llenos de agua, superando algunos el
agua supera en algunos puntos el metro. Existe un
metro de profundidad. El fondo de estas cubetas suele
puente de roca generado por los procesos corrosivos.
estar revestido de cristales de calcita al igual que algu-
Se observan depósitos de barro, a modo de virutas. En
nas estalagmitas y los bordes de los gours. Uno de
la pared SE existen algunas galerías incipientes de sec-
estos tiene su superficie totalmente cubierta de crista-
ción circular. Unos metros más adelante el techo se
les de calcita que hacen de suelo; cuyo nivel del agua
eleva hasta unos 5 m de altura, observándose restos de
está justo por encima de este piso cristalizado. Por la
antiguas galerías que han quedado colgadas y total-
parte inferior se pueden observar cómo los cristales han
mente desfiguradas por la evolución de la cavidad. La
ido creciendo hasta crear esa superficie. Hay estalacti-
altura del techo sigue aumentando al tiempo que tam-
tas, estalagmitas, crescent shelftstones y macrocrista-
bién la anchura crece. De nuevo abundan las formas de
les de calcita. Al igual que en otros puntos de la cavi-
reconstrucción en forma banderas, estalactitas, esta-
dad, las cristalizaciones de crescent shelfstones llegan
lactitas fistulosas, macrocristales de calcita, estalagmi-
a cubrir casi por completo algunos gours. Más adelante
tas y distintos tipos de coladas. La mayoría de estas for-
se llega a una zona, con el suelo cubierto de una cola-
maciones son de aspecto céreo. En el fondo del peque-
da pavimentaria de aspecto acaramelado. Poco a poco
ño lago se observan también algunos espeleotemas
la galería va aumentando de tamaño, siendo este tramo
sumergidos. Seguidamente nos encontramos con una
muy espectacular debido a que la colada pavimentaria
barrera formada por columnas y estalagmitas. En este
es muy uniforme y limpia. En el margen situado hacia el
punto se vuelve a acrecentar el número de formacio-
SE se encuentra un conjunto de estalactitas, estalagmi-
nes, destacando una colada parietal en la pared NW,
tas y columnas. La pared esta cubierta de coladas y
acompañada de banderas y estalactitas. Por el contra-
banderas. Por el contrario en el lado opuesto existe una
rio en la pared SE existen unos nichos muy desarrolla-
colada parietal, con aspecto de cascada, muy descalci-
dos, a varios niveles, que probablemente coincidan con
ficada y con acumulaciones de arcilla. A medida que se
las juntas de estratificación. Esta abundancia de forma-
progresa van desapareciendo las formas de recons-
ciones es debida a la existencia de una diaclasa bas-
trucción iniciándose una nueva acumulación de blo-
tante ancha, situada a unos 9 m de altura, que ha pro-
ques, por los cuales se asciende una serie de metros,
piciado la filtración de agua que finalmente ha dado
para una vez llegado al punto más elevado, descender
lugar a estas acumulaciones de espeleotemas. A partir
hasta un punto donde se alcanza el nivel freático. Aquí
de este punto se debe caminar por una galería prácti-
44

Foto 16: Platos de gran tamaño generados en el fondo de un gour
Photo 16: Plates of great dimensions formed inside a gour. (Photo: A.
(Foto: A. Merino).
Merino.)
45

acceso a la galería (viniendo desde el cruce con la
Galeria del Tragus) y en dirección SW y el segundo
que, partiendo del mismo punto anterior, tomaría direc-
ción NE.
El situado hacia le SW es un tramo de unos 100 m
de longitud, donde el suelo es muy irregular y está for-
mado por bloques que en su mayoría están cubiertos
de coladas pavimentarias, sobre las que se depositan
estalagmitas, columnas de gran tamaño y algunos
macizos estalagmíticos muy potentes. El final está
cerrado por una recia colada de aspecto acaramelado
que en forma de rampa asciende hasta hacerse imprac-
ticable. El tramo que va hacia el NE es de mayor longi-
tud, unos 230 m y comienza con un sector muy concre-
cionado, donde abundan las columnas, macizos esta-
lagmíticos, estalactitas de diversos tipos, estalagmitas,
coladas, gours, etc. Es tal la abundancia de formas de
Foto 17: Galeria del GELL. Caos de bloques con algunos espeleote-
mas que los recubren (Foto: A. Merino).
reconstrucción que éstas casi fosilizan la galería. Supe-
rado un paso estrecho entre formaciones, se llega a un
Photo 17: Galeria del GELL. Chaos of blocks with some speleothems
lugar ocupado por bloques y se desciende hasta llegar
which cover them. (Photo A. Merino.)
a un lago de aguas poco profundas. Se sortean algunos
obstáculos entre bloques y formaciones hasta que se
llega al tramo final de la galería, el cual se denomina
camente inundada, en el fondo de la cual existen restos
Yacuzzi. Se trata de un gour de notable longitud ocu-
de columnas rotas y cementadas.
pado en parte por el agua.
Una vez superado un bloque con algunas formacio-
nes, la morfología y dimensiones de la galería cambian
de manera radical. A partir de este momento y hasta el
Cruce Galeria de les Columnes – Final Galeria del
cruce que permite acceder a la Galeria de les Colum-
Tragus y Colapse
nes, la sección pasa a ser subrectangular, con una
anchura y altura de unos 10 metros. La parte central
La parte final de la Galeria del Tragus se inicia en
está cubierta por el agua, existiendo bloques cubiertos
la sala formada por el cruce que va a esta galería y a la
de estalagmitas. En el techo hay una profusión de esta-
Galeria de les Columnes. Este punto se caracteriza
lactitas y estalactitas fistulosas. En las paredes de
por tener el techo alto, anchura destacable y suelo for-
ambos lados hay marcadas formas de corrosión, junto a
mado por la acumulación de grandes bloques caídos.
otras más potentes asociadas a las juntas de estratifica-
En el primer tramo se mantiene la tipología antes men-
ción. Al mismo tiempo se observan varios niveles bien
cionada, aunque los bloques suelen estar cubiertos de
patentes, destacando uno entre 4 y 5 m sobre el nivel
potentes coladas estalagmíticas, se observan también
del agua. Al llegar al cruce con las otras dos galerías la
estalactitas y estalagmitas. Al acabar este sector la
anchura aumenta, pero queda en parte enmascarada
galería adquiere una sección rectangular muy marcada
debido a la acumulación de bloques ciclópeos caídos.
con el techo y las paredes muy lisas y sin formas de
En dirección SE y entre bloques se encuentra el acceso
corrosión. Así como se avanza hacia el final, el suelo
a la Galeria de les Columnes. Las dimensiones de esta
está formado por lo que parecen ser importantes acu-
zona varían dependiendo de la situación de los bloques,
mulaciones de sedimentos alóctonos, con abundantes
las paredes y el techo, siendo éste último bastante liso.
restos fósiles. En muchos puntos se observan hundi-
Los lagos se encuentran compartimentados entre zonas
mientos del suelo que han provocado la aparición de
de bloques. Existen depósitos de barro y una morfología
unas formas embudiformes, donde se puede apreciar
muy peculiar formada por pequeños discos de barro
de mejor manera cómo están sedimentados los mate-
desprendidos del techo que está cubierto de un fino
riales. Los restos fósiles son más abundantes en el lado
polvo de color marrón. Los discos se han acumulado
derecho de la galería. No existen formas de reconstruc-
sobre bloques de color blanco dando lugar a una espe-
ción, aunque abundan distintos tipos de Conulitos, que
cie de parcheado. Los bloques de gran tamaño que for-
al igual que en la Sala que No Té Nom, parecen estar
man el suelo presentan una banda de cristalizaciones
relacionados con la caída de gotas de agua desde una
de calcita, que marca un antiguo nivel del agua. En algu-
mayor altura. En este tramo es posible observar la exis-
nos tramos de galería existen pentinades de roca que
tencia de un nivel fósil en las paredes. El resto de la
aprovechan juntas de estratificación. En el techo se
galería hasta es Colapse, se caracteriza por la exis-
observa la diaclasa generadora, hay formas de corro-
tencia de unas bellas coladas pavimentarias que cubren
sión y moonmilk. En esta zona se vuelven a observar
en muchos lugares la totalidad del suelo. Hay gours
alineaciones de pequeñas oquedades que estarían rela-
alargados llenos de agua y de manera general apare-
cionadas con estadios iniciales de disolución de la roca,
cen algunas estalactitas y estalagmitas. En las paredes
favorecidas por las juntas de estratificación.
se han desarrollado coladas parietales y banderas. El
La Galeria de les Columnes consta de dos tra-
suelo en algunos puntos es irregular debido a la acu-
mos: el primero que estaría situado desde la zona de
mulación de bloques y sedimentos.
46

En la zona anterior al acceso a es Colapse, la cola-
nas, estalagmitas, estalactitas fistulosas, coladas parie-
da pavimentaria se hace más potente y se localiza un
tales, etc. Esta acusada concentración de formas de
gour de forma alargada lleno de agua. Proliferan tam-
reconstrucción, parece haber sido facilitada en gran
bién otras formas de reconstrucción. La galería se va
medida por las infiltraciones de agua que han aprove-
estrechando y es cada vez más baja, aunque se man-
chado la fractura presente en el techo de la galería. En
tiene el suelo formado por una potente y limpia colada.
la pared situada hacia el SE hay un nivel marcado a +3,1
Un paso estrecho, después de un gour con agua, nos
metros sobre el nivel freático actual; también se obser-
sitúa en es Colapse. La mayor parte de la sala está
va una ventana colgada, de la cual pende una colada
ocupada por un caos de bloques procedente de un
pavimentaria y que conduce al nivel superior y al sector
importante hundimiento. En las paredes se pueden
de la Galeria dels Cubans.
observar paquetes de estratos inestables. Prácticamen-
Así como se avanza por la galería, el potente con-
te no existen formas de reconstrucción a excepción de
crecionamiento reduce las dimensiones de la misma.
una estalactita de gran porte que ha dado lugar a una
Los macizos estalagmíticos compartimentan la galería
estalagmita y la colada asociada a ella. En dirección E
complicando el tránsito por la zona. En algunos puntos
existe una pequeña galería, de techo bajo y el suelo for-
abundan las estalactitas fistulosas y las helictitas. Supe-
mado por el sedimento arenoso limoso. En la zona más
rado este tramo la anchura crece de nuevo, destacan-
al S de esta sala, el suelo está cubierto de colada y es
do la abundancia de columnas. Las paredes están
posible observar de nuevo los depósitos de sedimentos
cubiertas de formas de corrosión. Existen pequeños
arcillosos arenosos.
lagos formados por el nivel freático cuyo fondo está
cubierto de estalagmitas y de depósitos de calcita flo-
tante en forma de conos.
Galeria del Gran Canyó
Cuando se llevan recorridos unos 140 metros de la
galería, se abandona el nivel freático y se continúa por
El acceso a la Galeria del Gran Canyó se realiza
encima de bloques, con el techo bajo y con moonmilk
después de atravesar el sector laberíntico que proviene
que cubre paredes, techo y los mismos bloques. Las
de la Galeria d’en Pau. La Galeria del Gran Canyó se
escasas formas de reconstrucción están decalcificadas.
inicia con una zona que tiene el suelo cubierto de gran-
La sección de la galería es en algunos puntos bastante
des bloques y una anchura aproximada de 10 metros.
rectangular y los bloques que cubren el suelo son de
El techo es irregular y en muchos puntos está cubierto
aspecto bastante cúbico debido a que son fragmentos
de un polvo de color marrón. En los lugares donde ha
de los paquetes de estratos que forman el techo y las
habido desprendimientos no se observa la capa antes
paredes. Las juntas de estratificación han sido ensan-
citada, quedando expuestos paquetes de estratos. Las
chadas por disolución. Unos 30 metros más adelante, la
pocas formas de reconstrucción suelen presentarse
galería se desfonda, permitiendo descender de nuevo
descalcificadas. En dirección W una pequeña ventana
hasta el nivel freático o seguir hacia el nivel superior.
da acceso a la Galeria de les Banderes y a la Galeria
Este último tramo de la Galeria del Gran Canyó, está
69, de ella parte una colada pavimentaria, debajo de la
totalmente inundado, destacando las grandes acumula-
cual y descendiendo entre bloques, se alcanza una sala
ciones de depósitos arcillosos, tanto en el fondo del
de techo bajo totalmente inundada, con bloques que
lago, como en puntos por encima del nivel del agua. Los
ocupan el fondo del lago.
primeros se presentan algo cementados por el carbo-
De nuevo en la Galeria del Gran Canyó y en direc-
nato cálcico al tiempo que forman polígonos de retrac-
ción SW se va descendiendo por encima de bloques
ción. En cambio las acumulaciones de depósitos arci-
hasta alcanzar el nivel freático. Aquí empiezan a des-
llosos situados sobre el nivel del agua, están también
arrollarse algunas coladas pavimentarias y banderas.
cuarteadas pero no presentan una cementación tan
En el fondo del lago se observan algunas acumulacio-
acusada. El techo y las paredes están recubiertos de
nes de barro y bloques. En el techo hay formas de corro-
formas de corrosión.
sión al tiempo que sobre las paredes existe un nivel de
inundación a + 2,7 metros. Poco después y en dirección
W hay el acceso a las galerías que conducen a la Gale-
Final de la Galeria del Gran Canyó – Galeria dels
ria del GELL y la zona de la Galeria dels Cubans. Este
Cubans
punto se caracteriza por una notable acumulación de
coladas pavimentarias, estalactitas, estalagmitas y esta-
El nivel superior cercano a esta zona se caracteri-
lactitas fistulosas. A partir de este lugar el techo, a unos
za por un entramado de galerías de mediano a peque-
6 metros de altura, está surcado por una fractura muy
ño tamaño que además es bastante laberíntico. Se
marcada que se prolonga por buena parte de la galería.
pueden distinguir dos tipos marcadamente diferencia-
Circunstancia que ha propiciado el desarrollo de gran-
dos de galerías:
des grupos de banderas. En el fondo del lago se obser-
El primero y más abundante está formado por pasi-
van estalagmitas sumergidas, así como restos de
llos de una anchura entre 1 y 2 metros, existiendo otros
columnas rotas y cementadas. Unas decenas de metros
de menores dimensiones. Las paredes suelen ser irre-
más adelante, la galería se estrecha debido a la acumu-
gulares, afectadas por depósitos de moonmilk en algu-
lación de grandes bloques, a partir de aquí hay dos
nas ocasiones y con marcadas juntas de estratificación
opciones seguir por dentro del agua, o bien por encima
en otras. Éstas han sido aprovechadas por los procesos
de los bloques. Éstos están cubiertos de potentes cola-
de disolución para crear repisas inclinadas sobre las
das pavimentarias, existiendo también algunas colum-
cuales se observan pentinades de roca, algunas de
47

ellas con los canalillos muy marcados. En ciertos luga-
NW), como el que permite alcanzar la Galeria 69 (en
res se observan también acumulaciones de barro, que
dirección SE). En las paredes de esta zona se observan
se han depositado no sólo sobre las repisas sino que
algunos paleoniveles marcados varios metros por enci-
también sobre el suelo. Éste puede ser irregular o bas-
ma del actual nivel freático. La bóveda tiene el clásico
tante plano, dependiendo principalmente de la evolu-
perfil de equilibrio.
ción de la galería y la diaclasa sobre la que se desarro-
La segunda parte de la galería conserva la acumu-
lla. En muchos sitios el suelo está cubierto de un depó-
lación de grandes bloques, pero faltando las formas de
sito de carbonato cálcico de color blanco, que a modo
reconstrucción. Se tienen que superar algunos pasos
de costra ha sido depositado sobre el barro que cubría
estrechos entre bloques, hasta un punto donde se des-
el suelo de la galería y ofrece un aspecto de río blanco.
ciende hasta el nivel freático, se atraviesa un pequeño
Estas costras son frágiles, ya que en muchos casos
lago y remontando de nuevo se llega a la última parte
están ligeramente separadas del barro infrayaciente,
de la Galería del GELL.
por lo que al pisarlas se rompen o hunden.
En la tercera parte se prodigan todo tipo de forma-
El segundo tipo de galería estaría formado por
ciones: coladas pavimentarias, estalactitas fistulosas,
aquellas en las cuales predominan los espeleotemas.
estalagmitas y gours. Debido a ello hay que avanzar con
Hay pasillos con el suelo casi plano cubierto de colada
sumo cuidado, pasando siempre por los mismos lugares
pavimentaria, en otros puntos esta colada reviste una
para evitar dañar las formaciones. La parte final está
marcada grieta que acaba quedando cerrada o colmata-
ocupada por gours de gran tamaño (la Bandera), llenos
da por el mismo material. También presentan gours de
de agua y con una profundidad que se acerca a los 2 m.
distinta longitud y profundidad, algunos con agua y otros
secos, dentro de los cuales se han desarrollado todo
tipo de agregados cristalinos, constituidos por macro-
cristales de calcita. Los bordes que cierran los gours
Agradecimientos
suelen ser crescent shelfstones con distinto grado de
desarrollo, en algunos casos casi quedan cerrados por
estas cristalizaciones. Sobre las paredes o sobre las
Los autores desean expresar de una manera espe-
repisas laterales hay coladas parietales de distinto gro-
cial su agradecimiento a los compañeros del grupo sin
sor en las que se han depositado todo tipo de espeleo-
cuya ayuda no hubiera sido posible llevar a cabo las
temas, abundando las helictitas de distintos tipos y
exploraciones y topografía: Dani Mayoral, Tomeu
tamaños. Prodigan también las estalactitas y estalagmi-
Mateu, Guiem Mateu, Jaume Mateu, Ferrán Martí y
tas. La altura de las galerías es muy variable, encon-
Pere Moreno.
trándose lugares con el techo a menos de un metro del
Debemos resaltar la ayuda y buena predisposición
suelo y otros donde la altura se acerca a los 4 m.
de la Conselleria de Medi Ambient del Govern Balear
por autorizar y respaldar los trabajos del grupo, así
como su inestimable ayuda en la protección de la cavi-
Galeria del GELL
dad, en especial la labor de Margalida Femenía.
A Xisco Gràcia por sus sugerencias y continuo
Si desde la Galeria del Gran Canyó tomamos el
apoyo en la redacción de este trabajo. Sin olvidarnos de
paso ya mencionado situado en el lado W de la misma,
Toni Croix que también ha compartido días de trabajo
tenemos la posibilidad de acceder tanto a la zona de la
con nosotros.
Galeria dels Cubans, como a la Galeria del GELL. La
galería al principio es bastante estrecha y muy irregular,
teniendo que sortear un tramo con formaciones en opo-
Bibliografía
sición. Unos metros más adelante y manteniendo direc-
ción W se atraviesa un pequeño laberinto con bloques
FORNÓS, J.J. & GELABERT, B. (1995): Litologia i tectònica del carst de
caídos, al final del cual se encuentra un pequeño cruce.
Mallorca / Lithology and tectonics of the Majorcan karst. In:
GINÉS, A. & GINÉS, J. (eds.) El carst i les coves de Mallorca /
El pasillo más al NW llevaría, después de cambiar la
Karst and caves in Mallorca. Endins, 20 / Mon. Soc. Hist. Nat.
dirección hacia SW, hasta la zona donde se encuentra
Balears, 3: 27-43.
la Galeria dels Cubans. Mientras que, tomando el
FORNÓS, J.J. & POMAR, L.(1983): Mioceno Superior de Mallorca: Uni-
dad calizas de Santanyí (complejo terminal). In: El Terciario de las
situado hacia el NE se atravesaría de nuevo un sector
Baleares. Guía de las excursiones del X Congreso Nacional de
estrecho con coladas pavimentarias que finalmente
Sedimentología. EB-UIB.
conduciría hasta una corta chimenea, superada la cual,
GINÉS, A. (2000): Patterns of collapse chambers in the endokarst of
Mallorca (Balearic islands, Spain). Acta Carsologica, 29 (2, 9):
se accedería al principio de la Galeria del GELL. Ésta
139-148.
tiene una longitud de unos 360 m y puede ser dividida
LÓPEZ, J.M.; MATEOS, R.M.& BALLESTER, A. (2004): Aportaciones
en tres partes netamente diferenciadas:
del sondeo de investigación geotérmica Luis Moragues al modelo
de funcionamiento hidrogeológico de las aguas termales de la pla-
La primera parte está marcada por la existencia de
taforma de Llucmajor (Mallorca).
una gran acumulación de bloques, al igual que el resto
MERINO, A. (1993): La Cova des Pas de Vallgornera. Endins, 19: 17-
de toda la galería, sobre los cuales se han ido deposi-
23.
tando coladas pavimentarias y estalagmitas. La anchu-
MERINO, A. (2000): Nuevas extensiones de la Cova des Pas de Vall-
gornera (Llucmajor, Mallorca). Endins, 23: 7-21.
ra supera en algunos lugares los 20 m y la altura es
POMAR, L.; ESTEBAN, N.; CALVET, F. & BARÓN, A.(1983): La Unidad
muy variable debido a la irregularidad del suelo provo-
Arrecifal del Mioceno Superior de Mallorca. In: El Terciario de las
cada por los grandes bloques. Aquí se sitúan tanto el
Baleares. Guía de las excursiones del X Congreso Nacional de
Sedimentología
. Menorca.
pasillo que lleva a la Galeria del Tragus (en dirección
48