Espeleotemas poco frecuentes y morfolog�as de corrosi�n hallados en la cova des Pas de Vallgornera
ENDINS, núm. 30. 2006. Mallorca
ESPELEOTEMAS POCO FRECUENTES Y MORFOLOGÍAS DE
CORROSIÓN HALLADOS EN LA COVA DES PAS DE VALLGORNERA
por Antoni MERINO 1
Resumen
En este trabajo se presenta la descripción detallada de una serie de espeleo-
temas y morfologías de corrosión que han sido halladas durante las exploraciones
de las salas y galerías descubiertas recientemente en la Cova des Pas de Vallgor-
nera.
Resum
En aquest treball es presenta la descripció detallada d’una sèrie d’espeleote-
mes i morfologíes de corrosió que han estat trobats durant les exploracions de les
noves sales i galeries descobertes recentment.
Abstract
In this paper we present a detailed description of a series of little frequent spe-
leothems and corrosion morphologies, that have been observed during the explora-
tion of the recently discovered extensions in Cova des Pas de Vallgornera (Llucma-
jor, Mallorca).
Introducción
La Cova des Pas de Vallgornera ya destacó en su
comprensión del texto. Los tipos y variedades de espe-
momento (MERINO, 1993; 2000) por la excepcionali-
leotemas existentes es muy superior al aquí descrito, ya
dad, abundancia, riqueza y espectacularidad de los
que por premura de tiempo no ha sido posible incluir
espeleotemas y morfologías de disolución presentes en
otros, que irán siendo descritos en futuros trabajos. Con
la cavidad. Durante los trabajos de exploración y topo-
toda probabilidad, y así como se vaya avanzando en la
grafía de los nuevos sectores descubiertos y tras alcan-
exploración, el estudio de la génesis de la cavidad y de
zar el recorrido total más de 23 kilómetros de galerías,
los materiales en los cuales se desarrolla, se podrá
(MERINO et al., 2006) se han ido hallando diferentes
comprender cuáles han sido los mecanismos que han
espeleotemas y formas de corrosión que se suman a los
originado la variedad y abundancia de espeleotemas y
ya conocidos y descritos en anteriores trabajos (MERI-
morfologías de corrosión.
NO, 1993; 2000). La variedad existente y su abundan-
Cabe resaltar que la porosidad de la roca encajan-
cia, merecen la presentación de este artículo, que sirve
te y la abundancia de gours y pequeños lagos han sido
de avance a estudios más completos y profundos, no
determinantes para el desarrollo de ciertas morfologías.
sólo sobre las morfologías en sí mismas, sino también
Además y debido a que la cueva alcanza un desarrollo
en cuanto a otras investigaciones sobre la génesis, cro-
superior a los 23 km, distribuidos en dos niveles dife-
nología y factores que han ayudado a su desarrollo.
rentes, uno junto al actual nivel freático, con el conse-
En este artículo se dan a conocer algunos de los
cuente aumento del grado de humedad del aire por
espeleotemas y formas de disolución más destacados
estar en contacto con una gran superficie de agua, y un
hallados hasta la fecha durante los trabajos que se
segundo nivel situado unos 8 m por encima del prime-
están realizando en la cavidad. Se trata principalmente
ro, provoca que se pueden dar una condiciones muy
de una descripción detallada de cada morfología, acom-
variables de concentraciones de CO2, humedad relati-
pañada de abundante material gráfico para facilitar la
va, y movimientos del aire. Además la complicada topo-
grafía y la gran longitud de sus galerías puede dar lugar
a diferentes ambientes donde los mecanismos de pre-
1
Grup Espeleològic de Llubí. cosconar@eresmas.net
cipitación del carbonato cálcico sean muy diferentes.
49

Foto 1: Espeleotema coraloide subaéreo en detalle.
Photo 1: Subaerial coralloidal speleothem in detail.
Capítulo aparte merecen ser citados los espeleote-
que es la mejor referencia disponible en la actualidad
mas freáticos que se encuentran en diferentes lugares
sobre la enorme variedad de tipos de espeleotemas
de la cavidad. Se generan sobre la banda de fluctuación
existentes y se trata además de una publicación relati-
del plano de las aguas. Tras los trabajos de investiga-
vamente fácil de consultar en el ámbito internacional.
ción llevados a cabo por otros autores (FEDERACIÓ
Un espeleotema tipo se definiría como un grupo o cate-
BALEAR D’ESPELEOLOGIA, 2000; GINÉS, 1995;
goría de espeleotemas que comparten una o más
GINÉS et al., 1992; GINÉS et al.,1999; GINÉS et al.,
características morfológicas y tienen un origen común
2005; GINÉS, 2000; TUCCIMEI et al., 1998; TUCCIMEI
diferente al de otros tipos de espeleotemas. Un espele-
et al., 2000), se ha puesto de manifiesto la gran impor-
otema subtipo sería el que tiene una estructura similar
tancia que tiene el estudio de los espeleotemas freáti-
a la del tipo, pero un origen suficientemente diferencia-
cos costeros para conocer los cambios habidos en los
do del tipo como para producir una desviación morfoló-
niveles del mar como consecuencia de los períodos gla-
gica con elementos estructurales adicionales. Por últi-
ciares e interglaciares que afectaron a la Isla de Mallor-
mo una variedad de un espeleotema se definiría como
ca desde el Pleistoceno inferior hasta el Holoceno.
el que tiene una variante morfológica producida por
diferencias en la circulación del agua, composición
mineral, color, transparencia etc.
Espeleotemas
ESPELEOTEMAS CORALOIDES
(CORALLOIDAL SPELEOTHEMS)

La clasificación de los espeleotemas se ha basado
en la sistematización propuesta por HILL & FORTI
Este término define una serie de espeleotemas de
(1997) de tipos, subtipos y variedades, describiendo el
aspecto nodular, globular, botrioidal o de aspecto de
tipo o subtipo con el que coinciden o, si son variedades
coral. El tamaño es muy variable, desde poco más de 1
singulares el más semejante donde se podría encua-
cm hasta casi 1 m. Se trata en general de uno de los
drar. Se ha optado por esta terminología, considerando
espeleotemas más abundantes en las cuevas.
50

Coraloide Subaéreo
(Subaerial Coralloids, Botryoidal Speleothems)

Se han desarrollado en varios puntos de la cavidad.
Se trata en general de aglomerados cristalinos de forma
variada, aunque prevalecen las morfologías globulares
y arracimadas (Foto 1). El tamaño va desde unos pocos
milímetros hasta unos dos centímetros. El color en
general suele ser blanco o color amarillento, si bien
cuando se presenta en este último color, tienen un
aspecto céreo. Se localizan principalmente sobre las
paredes de las galerías o sobre grandes bloques des-
prendidos. Se han podido diferenciar algunas morfolo-
gías que indican el grado de desarrollo de este espe-
leotema (Foto 2). En una primera fase los coraloides tie-
nen una forma más alargada e irregular, pudiéndose
Foto 2.: Espeleotemas coraloides subaéreos recubriendo una pared.
observar cómo desde un punto determinado de la roca
Se observan diferentes estadios de desarrollo en el conjunto
se genera el inicio de formas arracimadas incluso algo
de espeleotemas.
ramificadas. En sucesivas etapas estas protuberancias
Photo 2: Subaerial coralloidal speleothems covering a wall. Different
irregulares van cubriendo la pared hasta que con el
stages of development can be seen in the speleothems
tiempo la llegan a cubrir por completo, desapareciendo
assemblage.
las formas primitivas más ramificadas e individualiza-
das. Una última fase se produciría cuando las morfolo-
gías globulares serían cubiertas por una capa de car-
bonato cálcico que le conferiría un aspecto más suave
y menos marcado.
Pináculos Coraloides Subacuáticos
(Tower Coral)

Este subtipo de espeleotema coraloide subacuático
no es muy abundante, y de momento sólo ha sido locali-
zado en la Galeria del Tragus. Presenta un aspecto de
pequeña torre de forma generalmente cónica y paredes
irregulares, tiene color blanco o marrón claro según las
impurezas que contenga (Foto 3). Alcanza unas dimen-
siones de hasta unos 6 cm de altura, siendo su base de
este caso de unos 3 cm de diámetro. Está orientado ver-
Foto 3: Pináculos coraloides subacuáticos con algunas impurezas
ticalmente, aunque durante su crecimiento en el fondo
depositadas sobre los mismos.
de lagos o gours y como consecuencia de goteos conti-
Photo 3: Subaqueous tower-corals with some impurities deposited on
nuados sobre la superficie de los mismos, puede alejar-
them.
se algo de la vertical, acentuando todavía más su forma
irregular. Internamente muestra un hábito radial de creci-
miento de cristales de aragonito perpendiculares al eje
vertical. La capa más superficial que cubre el pináculo
parece estar constituida por un fino depósito de calcita
que le confiere mayor consistencia. Cuando se presen-
tan lo suelen hacer agrupados en decenas de individuos
que se desarrollan sobre el suelo y sobre rocas de forma
irregular que cubren la galería. Estos suelos irregulares
provocan que los pináculos se concentren frecuente-
mente en la parte superior de los mismos, buscando
zonas planas, donde la inclinación del suelo permite la
acumulación del material carbonatado que dará lugar a
estos espeleotemas. Por esta misma razón en las pare-
des con más desnivel de estos antiguos lagos no se ha
desarrollado ningún pináculo, en cambio sí que están
cubiertas de unos agregados de aspecto globular (Foto
4), de color parecido a los pináculos, estando compues-
Foto 4: Agregados coraloides globulares desarrollados sobre una
zona de acusada pendiente.
tas también de aragonito. La génesis de este espeleote-
ma en la Cova des Pas de Vallgornera, a diferencia de lo
Photo 4: Aggregates of globulars coralloids developed over a zone with
que ocurre en otras cavidades y según la bibliografía
a pronounced slope.
51

Foto 5: Helictitas cubiertas de finas cristalizaciones de posible origen
Photo 5: Helicitas covered with fine cystals of a possible phreatic origin.
freático.
Foto 7: Helictitas con recubrimientos de calcita de posible origen freá-
tico vistas en detalle.
Photo 7: Detail view of helictites with a calcite coating of a possible
phreatic origin.
consultada, pudiera estar ligada a la formación de
pequeños lagos freáticos de aguas tranquilas, relacio-
nados con las variaciones glacio eustáticas del nivel del
mar. Una prueba de ello sería que el lugar donde existe
una mayor acumulación de pináculos es un tramo de una
Foto 6: Conjunto de helictitas filiformes con desarrollo preferencial a lo
galería en cuyas paredes es posible observar la existen-
largo de pequeñas discontinuidades de la roca.
cia de una banda de nivel freático, probablemente com-
puesta de aragonito, que se extiende más de dos metros
Photo 6: Group of filiform helictites mainly developed along small dis-
continuities of rock.
por encima del suelo de la galería.
52

HELICTITAS (HELICTITES)
Las helictitas son uno de los espeleote-
mas más abundantes en la cavidad. Se
encuentran distribuidas de manera general
por toda la cueva, formando en algunos
lugares verdaderos enjambres. Se desarro-
llan en pequeños rincones y repisas de la
roca (Foto 5). También las hay en cruces de
galerías y en medio de galerías estrechas,
creciendo sobre las paredes, en columnas,
estalactitas e incluso sobre el suelo de algu-
nos pasillos. Adquieren dimensiones muy
variables, desde unos pocos milímetros
hasta más de 20 cm. El color va desde el
blanco a los tonos acaramelados, llegando
incluso a formas totalmente transparentes o
translúcidas.
Se han localizado helictitas filiformes,
similares a cabellos (filiform helictites); y
helictitas vermiformes, formas que recuer-
dan a gusanos (vermiform helictites). Es
notable la existencia de un conjunto de helic-
titas (Foto 8) desarrolladas sobre un revesti-
miento cristalino (coating) que cubre el suelo
de una galería. Éstas son en su mayoría
translucidas, algunas de ellas casi transpa-
rentes, teniendo un tono amarillento claro.
Algunas de estas helictitas miden más de 25
cm de longitud, teniendo un diámetro supe-
rior a un centímetro. Las hay perpendicula-
res a la superficie sobre la que se han des-
arrollado, otras tienen una cierta inclinación.
La característica más destacable de este
conjunto de helictitas es su marcada pauta
rectilínea, semejantes a un tallo. Esta última
característica y su grosor las acercaría a una
variedad denominada helictita en forma de
asta (antler helictites).
Se ha localizado una agrupación de
helictitas que combinan las formas vermifor-
mes y filiformes cubriendo una repisa y su
pared adyacente. El hecho a destacar es que
todas ellas están cubiertas completamente
por una capa de pequeños cristales de calci-
ta que parece enmascaran su primitiva mor-
fología (Foto 5). Este depósito cristalino pudo
haberse desarrollado sobre unas helictitas
primigenias, al quedar éstas sumergidas en
las aguas freáticas de la cavidad debido a
una subida del nivel del mar durante un perí-
odo interglaciar. Estas helictitas tienen un
diámetro superior a las otras variedades que
se han descrito por estar cubiertas de este
revestimiento cristalino (Foto 7). El color va
desde los tonos blanquecinos hasta los ama-
rillentos. No se ha observado que en los
extremos de estos espeleotemas existan
gotas de agua provenientes de los aportes de
agua por percolación. Ello probablemente
sea debido a que la capa de calcita que las
Foto 8: Helictitas en forma de asta.
cubre tal vez haya sellado totalmente el canal
central de alimentación de la helictita.
Photo 8: Antler helictites.
53

Foto 9: Conulito desarrollado sobre
limos.
Photo 9: Conulite developed on mud
sediments.
Foto 10: Conulito. Detalle que permi-
te observar en la parte
izquierda de la foto el inicio
de un recubrimiento de car-
bonato cálcico y unas for-
mas coraloides.
Photo 10: Conulite. In the left part of
the photograph, detail
which permits the observa-
tion of a thin calcium carbo-
nate coating and some
coralloidal forms.

Foto 11: Conulito, del subtipo Bird-
bath.
Photo 11: Bird-bath conulite.
54

Foto 12: Conulito de moonmilk.
Photo 12: Moonmilk conulite.
CONULITOS (CONULITES)
Los conulitos son tubos de forma cilíndrica o cóni-
ca que se producen cuando un goteo de agua cae de
manera continuada sobre un suelo de material blando o
poco consistente. La fuerza de las gotas va desplazan-
do parte de este material y excavando el tubo. Al mismo
tiempo las paredes de estos pozos son revestidas de
carbonato cálcico que precipita debido a la pérdida de
CO2, lo que provoca que se vaya generando una espe-
cie de caparazón rígido, que puede quedar al descu-
bierto como consecuencia de la posterior erosión de los
materiales adyacentes.
Un claro ejemplo de conulito se encuentra en la
Galeria del Tragus, donde debido a la altura del techo y
del material limoso que forma el suelo, se ha ido produ-
ciendo la excavación de un cono invertido (Foto 9), con
unas paredes algo acanaladas consecuencia de las sal-
picaduras del agua. En ellas de momento no se obser-
va un proceso de precipitación de carbonato cálcico
que las recubre. Por el contrario en los bordes sí que se
van generando pequeños depósitos de aspecto coraloi-
de (Foto 10).
Bird-bath conulite
Foto 13: Detalle de la estructura del conulito de moonmilk.
En la cavidad se han encontrado entre otros, un
subtipo denominado bird-bath conulite (Foto 11). Se
Photo 13: Detail of the structure of a moonmilk conulite.
55

presentan en zonas de la cavidad donde abundan los
depósitos de arenas, limos y moonmilk que han servido
de base para el desarrollo de estas morfologías. Exis-
ten individuos aislados o en pequeños grupos. La mor-
fología recuerda a la de un cuenco de profundidad
variable, y con un diámetro que supera en muchos
casos los 20 cm. Sus paredes y los bordes más exter-
nos, están totalmente forradas de calcita, pudiéndose
observar en algunos casos el desarrollo de pequeños
cristales al quedar los cuencos llenos de agua a lo largo
de un prolongado período de tiempo. Destaca una
estructura radial generada por las salpicaduras que pro-
duce el impacto de las gotas al golpear el conulito. El
radio de estas estructuras guarda una cierta relación
con la altura de la que caen las gotas. Cuanto más alta
es la galería, mayor es el diámetro de adquiere este
espeleotema.
Se ha localizado un tipo de conulito (Foto 12) des-
arrollado sobre una roca cubierta en parte de moonmilk.
Presenta la típica morfología de los conulitos del subti-
po Bird-bath conulite, pero al contrario que la mayoría
de éstos, no presenta la característica forma de cuenco
ni tampoco está lleno de agua. Al contrario, está seco y
presenta en su centro un hueco cilíndrico de varios
centímetros de profundidad. El hecho más remarcable
es la existencia de una estructura alargada e irregular
de unos 7 cm de altura (Foto 13), de color blanco, que
a modo de canal, se desarrolla desde el borde del agu-
Foto 14: Conjunto de toberas.
jero central en sentido vertical. La misma parece estar
constituida por moonmilk. Su génesis probablemente
Photo 14: A group of cave rims.
Foto 15: Tobera mostrando en detalle los bordes de estas cristaliza-
Photo 15: Cave rim showing in detail the edges of these crystallizations.
ciones.
56

tenga relación tanto con los materiales que forman el
do por encima de otro nivel inferior que está a nivel fre-
sustrato sobre la que se sustenta, como por los mate-
ático, puede tener una relación clara con su génesis. El
riales arrastrados por las gotas de agua que caen
posible movimiento de aire entre la parte inferior de la
desde el techo. Por último hay que resaltar la plastici-
cavidad y la superior, unido al hecho de que el aire que
dad de los materiales que han formado la estructura
proviene de la parte inferior está en contacto con la
radial que rodea a este espeleotema.
superficie del agua y por tanto es más húmedo, puede
propiciar por diferentes mecanismos el depósito o cre-
cimiento de esta toberas.
TOBERAS (CAVE RIMS)
A lo largo de diferentes galerías situadas todas
ESPELEOTEMAS SUBACUÁTICOS VADOSOS
ellas en la zona laberíntica superior (Sector F, Galeria
de les Toberes, Galeria d’en Pau), se han localizado
Todos los tipos y subtipos de espeleotemas descri-
toda una serie de espeleotemas que denominamos
tos a continuación son espeleotemas subacuáticos
Toberas (Foto 14). Se trata de una morfología con
vadosos. En general se trata de morfologías cuyo cre-
aspecto de concha que se desarrolla alrededor y sobre
cimiento y desarrollo se realiza por debajo del nivel que
los labios de grietas o agujeros que se encuentran en el
ocupa una acumulación vadosa de agua en condiciones
suelo de las galerías. El grosor de estas proyecciones
de sobresaturación que provocan la precipitación del
varía entre uno y cuatro centímetros. La forma es siem-
carbonato cálcico. Estas condiciones se dan en gours y
pre muy irregular, siendo sus dos caras de aspecto dife-
pequeños lagos vadosos. Las cristalizaciones subacuá-
rente, la parte interna suele ser más lisa y fina, mientras
ticas se caracterizan por presentar superficies rugosas,
que la externa es más irregular pudiendo estar cubierta
con cristalizaciones de diferentes tipos en las cuáles
de algunas formas coraloides. La cara interna de todo
predominan cristales de calcita bien desarrollados.
el tubo o conducto que se extiende hasta el borde de la
tobera también presenta una superficie muy lisa, y
puede estar cubierta de finos depósitos de moonmilk,
Calcita Flotante (cave rafts)
limos, etc. El borde más exterior del labio de la tobera,
presenta en algunos casos unas pequeñas cristaliza-
Se trata de un espeleotema fino, plano y cristalino
ciones de color blanco que lo envuelven o cubren (Foto
con aspecto de lámina y color blanquecino (Foto 16).
15). Hay lugares donde se concentran varias toberas
Se forma sobre la superficie de pequeños lagos y gours
unas al lado de otras, lo que confiere al conjunto un
en la Cova des Pas de Vallgornera, donde se mantiene
aspecto muy peculiar. Las galerías donde han sido
a flote por tensión superficial. A medida que aumenta de
halladas estas morfologías son de pequeñas dimensio-
tamaño, varios individuos pueden ir agrupándose en
nes, presentando anchuras medias de poco más de un
unidades mayores, hasta que su propio peso o la caída
metro, por una altura que no suele alcanzar los 2 m.
de gotas de agua los desequilibran y se hunden que-
El hecho de que este espeleotema se encuentre
dando depositados en el fondo del gour o lago. En otras
solamente en un sector laberíntico de la cavidad situa-
ocasiones las láminas quedan adosadas a los bordes
Foto 16: Lámina de calcita flotante de
gran tamaño depositada
sobre un lecho de cristales
de calcita.
Photo 16: Large sheet of cave raft
deposited on a bed of calci-
te crystals.

57

Foto 17: Gour con varias estalagmitas cónicas subacuáticas. Sobre la
Photo 17: Gour with several small cave cones. On the water surface
superficie del agua se observan láminas de calcita flotante.
there are cave rafts.
de los gours, con lo cual adquieren un mayor grosor
como consecuencia de la continua aportación de lámi-
debido a la estabilidad y apoyo que se produce. Este
nas de calcita flotante llegan a cubrirlo totalmente. Las
espeleotema precisa de unas condiciones de agua muy
estalagmitas cónicas subacuáticas tienen poca consis-
estable y quieta para poder desarrollarse. En la Cova
tencia cuando no están cementadas y sus dimensiones
des Pas de Vallgornera existen grandes acumulaciones
son muy variables.
de láminas de calcita flotante que cubren el fondo y las
paredes de gours secos, también las hay en gours
cubiertos de agua y en algunos lagos glacioeustáticos,
Platos (Cave Cups)
estando muchas de ellas cementadas. Existen láminas
que después de hundidas han quedado durante mucho
Este bello espeleotema se encuentra distribuido
tiempo sumergidas en aguas saturadas de carbonato
por diferentes gours en toda la cavidad, tanto secos
cálcico, lo que ha provocado que las mismas vayan
actualmente como cubiertos por agua. Su forma (Foto
adquiriendo un mayor grosor que en algunos casos
18) suele recordar a la de un plato, son cóncavos, de
alcanza un centímetro.
aspecto circular, otros tiene una forma más alargada.
Los colores y tamaño varían bastante, presentándose
formas de diámetro reducido de poco más de un centí-
Estalagmitas cónicas subacuáticas
metro (Foto 19) totalmente transparentes, mientras que
(Cave Cones)
otras tienen color amarillento y miden más de 20 cm de
diámetro; en ellas se puede observar un bandeado de
Este espeleotema abunda en la cavidad, aunque
diferentes tonos. Se desarrollan tanto en el fondo de
no constituye ejemplares tan bien desarrollados como
gours, como adosados a diferentes alturas en las pare-
en otras localidades de Mallorca (Cova de sa Bassa
des de los mismos (MASSART, 2004). Los primeros,
Blanca, Alcudia). Estas acumulaciones cónicas (Foto
están sujetos al suelo por una especie de pedúnculo
17) están constituidas por calcita flotante que se ha
que sería el extremo del cono invertido que forman en
hundido como consecuencia de la caída de gotas sobre
sección. Los segundos están pegados a la pared por
la superficie del agua del gour o lago donde la calcita
uno de sus lados, formando a veces conjuntos de varios
flotante se había desarrollado. En el fondo de un mismo
individuos que son indicativos de los distintos niveles
gour se pueden dar varios conos, que en ocasiones y
que ha alcanzado el agua en el gour. Los de mayor
58

Foto 18: Platos de diferentes tama-
ños desarrollados en un
gour de escasa profundidad.
Se aprecia claramente la
concavidad central existente
en estos espeleotemas.
Photo 18: Differently sized cave dishes
growing in a shallow rimsto-
ne pool. The central conca-
vity existing in these speleo-
thems is clearly visible.

Foto 19: Plato transparente de poco
más de 2 cm de diámetro.
Photo 19: Transparent cave cup a lit-
tle more than 2 cm in dia-
meter.

Foto 20: Plato con un fragmento de
estalactita rota en su centro
que ha servido de núcleo de
precipitación.
Photo 20: Cave cup with a stalactite
fragment in its centre which
has acted as the centre of
precipitation.

59

tamaño suele estar en los gours de escasa profundidad,
depósitos planos y horizontales adosados a los bordes
mientras que los de talla media se concentran más en
de un gour o desarrollados a partir de otros espeleote-
gours con mayor profundidad. La parte superior del
mas sumergidos en las aguas del gour (Foto 26). El gro-
“plato” suele ser bastante lisa, mientras que la inferior
sor es muy variable y depende del tiempo que ha per-
está cubierta de cristales de calcita; estos revestimien-
manecido bajo un nivel de agua estable. Los extremos
tos internos llegan incluso hasta el extremo de los pla-
de las cornisas más alejados del borde del gour son
tos. Una de las copas observadas muestra una forma
más delgados, mientras que los situados más hacia la
alargada (Foto 20), presentando en su centro un frag-
pared o la orilla que les sirve de soporte son más grue-
mento roto de estalactita que al parecer sirvió como
sos. La forma es muy irregular, manteniendo siempre
punto de inicio de la cristalización de la copa. La direc-
una tendencia curvilínea, o incluso de media luna. El
ción aproximada tanto del eje mayor del espeleotema
desarrollo estable y continuado de este tipo de espele-
como la orientación del trozo de la estalactita son simi-
otema puede dar lugar a que el gour quede totalmente
lares. Ello induce a pensar que para el desarrollo de
cubierto por un suelo cristalino y translúcido. De esta
estos espeleotemas se precisa de un núcleo de precipi-
manera hay tramos de galería que obligan a pasar con
tación a partir del cual comience la cristalización.
sumo cuidado sobre esta capa de concreción.
CORNISAS EN FORMA DE PALMATORIA
Cornisas (Shelfstone)
(CANDLESTICK)
Como consecuencia de la abundancia de gours en
De entre las variedades observadas en la cavidad,
la cavidad, se ha producido un importante desarrollo de
sobresalen las morfologías en forma de palmatoria
distintas formas de cornisas. En general se trata de
(Candlestick) (Foto 21), generadas alrededor de una
Foto 21: Palmatorias en un gour actualmente seco.
Foto 23: Cornisa en forma de gran plato.
Photo 21: Candlesticks in a now-dry gour.
Photo 23: Shelfstone in the form of a large plate.
Foto 22: Cornisa de unos 40 cm de diámetro desarrollada a partir del
Foto 24: Parte inferior de una cornisa que ha crecido sobre los extre-
extremo de una colgadura (bandera).
mos de dos colgaduras (banderas).
Photo 22: Shelfstone about 20 cm in diameter developed around the
Photo 24: Lower part of a shelfstone that has grown on the extremes of
extreme of a drapery.
two draperies.
60

Foto 25: Cornisas en media luna.
Photo 25: Crescent shelfstone.
columna. Otras son cornisas desarrolladas sobre extre-
mos de estalactitas sumergidas en el agua de un gour
(Foto 22), donde la superficie superior de la cornisa es
plana y bastante lisa, mientras que la parte inferior tiene
una cierta forma cónica, cuyo vértice inferior (Foto 24)
se correspondería con el extremo de las estalactitas
que actúan como soporte. Cabe resaltar el grosor que
adquiere la cornisa y la disposición de los macrocrista-
les de calcita formados en torno suyo.
CORNISAS EN FORMA DE PLATO
(COKE TABLE)
Es de destacar una morfología hallada en una
galería, definida como Cornisa en forma de plato (Coke
Tables
) (Foto 23). Se trata de formas circulares, a
modo de grandes platos, que llegan a alcanzar casi un
metro de diámetro, y que se han desarrollado a partir
de un punto que sobresale semi sumergido en un gour.
Son bastante planas y relativamente lisas en su parte
superior, existiendo una zona central algo más depri-
mida, ésta puede coincidir con el punto a partir del cual
se inició el crecimiento de este espeleotema. La parte
inferior es muy rugosa y está formada por una sucesión
ordenada de niveles de macrocristales de calcita. El
gran gour donde están concentradas estas morfologías
Foto 26: Cornisas cubriendo casi por completo un gour. Destacan las
tiene las paredes cubiertas totalmente por el mismo
distintas bandas de color que se observan.
tipo de cristales de calcita que forman las Cornisas en
Photo 26: Shelfstone almost completely covering a gour. The distinct
forma de plato.
bands of colours are conspicuous.
61

paredes y fondo. También las hay cubriendo la parte
inferior de las cornisas en forma de plato. El color varía
desde los tonos color crema, hasta los amarillos de dife-
rentes gamas.
Existen además grandes cristales con apariencia
escalonaédrica (Foto 27) (Dogtooth Spar), que se de-
sarrollan desde las paredes o fondo de gours de tama-
ño relativamente pequeño. Suelen cubrir por completo
los lugares donde se concentran, creando una verda-
dera maraña de cristales frecuentemente translúcidos.
Morfologías de corrosión
Las formas de corrosión son también destacables
en la Cova des Pas de Vallgornera. En un trabajo ante-
rior (MERINO, 2000), ya se dejaba patente la singulari-
dad de estas formas en los sectores conocidos de la
cavidad. Al mismo tiempo se describían algunas de las
formas halladas. En las nuevas galerías descubiertas y
exploradas se han localizado, al igual que en las Noves
Extensions,

abundantes morfologías espongiformes
(spongework), cúpulas de corrosión (bell holes), techos
ondulados de relieve suave, huecos cilíndricos, anillos
de disolución, etc.
Foto 27: Grandes cristales subacuáticos de calcita de apariencia
Como ya se ha comentado en el apartado relativo
escalonaédrica.
a los espeleotemas la cavidad tiene en estos momentos
dos niveles diferenciados. Uno que corresponde al nivel
Photo 27: Great subaqueous crystals of calcite spar.
actual de las aguas subterráneas, compuesto por gale-
rías inundadas de diferente tamaño, donde se han loca-
lizado la mayoría de las cristalizaciones descritas en el
párrafo anterior. Y un segundo nivel que se sitúa unos
CORNISA EN MEDIA LUNA
8 m por encima del nivel freático. En este nivel superior
(CRESCENT SHELFSTONE)
es donde se han localizado la mayoría de formas des-
critas más adelante.
En los gours, y combinados con otras morfologías,
La bibliografía relativa a estas formas de corrosión
se ha constatado la existencia de cornisas en media
no es muy abundante (BRETZ, 1942; FORD y
luna (Foto 25). Este espeleotema se caracteriza por
WILLIAMS, 1989; NÚÑEZ, 1967; OLLIER, 1975;
presentar formas semi-circulares, con la parte convexa
SLABE, 1995). Aunque recientes e importantes explo-
orientada hacia la zona donde se produce el goteo
raciones y estudios llevados a cabo en cavidades
constante de agua. La particularidad más sobresaliente
sumergidas, han aportado abundante material gráfico y
de las formas halladas en la Cova des Pas de Vallgor-
descripciones detalladas de morfologías bastante simi-
nera es que las mismas están constituidas por una
lares que sirven de base para una sistematización de
agrupación de macrocristales de calcita que se han ido
estas formas de disolución (GRACIA et al., 1997;
formando desde el fondo del gour, llegando a crear
1998a; 1998b; 2000; 2003; 2005).
unas barreras que son las que realmente conforman las
cornisas en media luna.
POCILLOS DE DISOLUCIÓN
Calcita Espatica
Estas morfologías que se han hallado en la cavidad
(Spar)
son unas estructuras que a modo de pozos marcada-
mente cilíndricos existen en el suelo de galerías y salas
Existen diferentes tipos de cristalizaciones de calci-
(Foto 29). Éstas se desarrollan sobre la roca madre que
ta generados en el interior de los gours. Esta diversi-
forma el suelo. El material es duro y compacto ya que
dad viene provocada, entre otras causas, por la com-
se trata de las calcarenitas del tortoniense (FORNÓS et
plejidad de los procesos de alimentación del gour, del
al.,1995 y FORNÓS et al.,1983). Sobre la vertical de la
flujo de agua que gotea y de los períodos durante los
boca de estos pozos cilíndricos suele existir un punto
cuales se produce un desecamiento de estas acumula-
en el techo, normalmente acabado en bisel desde el
ciones de agua. Se han localizado cristalizaciones de
cual las gotas han ido cayendo y disolviendo de mane-
hábito romboédrico (rhombohedral Spar) en el interior
ra muy agresiva la roca, dando lugar a estos pozos,
de los gours de tamaño grande y medio, cubriendo
similares a los producidos cuando de manera artificial
62

Foto 28: Foto tomada desde abajo mirando hacia el techo de donde se
produce el goteo de agua sobre un pocillo de disolución.
Obsérvese el aspecto cerebriforme del conjunto.
Photo 28: Picture taken from below looking towards the roof where
there is a water drip feeding a narrow dissolution pit. Note the
cerebrum-like aspect of this spot.

Foto 29: Boca de uno de los pocillos de corrosión. Es posible observar
cómo en la parte superior derecha de la fotografía se está
generando una nueva forma alargada de disolución debido a
una migración del punto desde donde gotea el agua.
Photo 29: Mouth of one dissolution pit. It is possible to see, in the upper-
right part of the photograph, how a new lengthened dissolu-
tion form is forming owing to the migration of the point from
which the water drips.

se hace un sondeo. En el extremo del bisel desde
Foto 30: Aspecto de una galería donde se desarrollan estas formas de
donde caen las gotas, también es posible observar
corrosión. En el techo se puede ver el punto desde donde
cómo el agua subsaturada de carbonato cálcico va
caen las gotas. En el suelo, cerca de la bota del espeleólogo,
se observa la boca del pozo generada por la disolución de la
disolviendo la roca, creando una estructura canaliforme
roca.
de tamaño centimétrico (Foto 28), que sirve a la vez
para concentrar el flujo de agua hacia unos puntos
Photo 30: Aspect of the passage where these corrosion forms develop.
The point of the ceiling from which the water drips can be
determinados. Las porciones de roca que quedan ro-
seen. On the floor, near the caver boot, the mouth of a solu-
deadas de canales son frágiles, de poca dureza y en
tion pit can be observed.
algunos casos de tacto algo mantecoso estando com-
63

Foto 31: Interior de un pocillo de disolución donde es posible observar
Photo 31: Interior of a dissolution pit where it is possible to see the spi-
las espínulas de erizos marinos fósiles y otros restos sobre-
nes of a fossil sea urchin as well as other remains standing
saliendo de la pared, debido a la erosión diferencial entre el
out from the wall. This is owing to the differential dissolution
material de la roca y los vestigios fósiles.
rates of the rock and the fossil remains.
Foto 32: Estalagmita afectada por un importante proceso corrosivo.
Foto 33: Estalagmita con morfologías de corrosión que han sido
cubiertas por un nuevo episodio reconstructivo.
Photo 32: Stalagmite affected by important corrosion processes.
Photo 33: Stalagmite with corrosion morphologies which has been
covered by a new reconstructive phase.
64

pletamente embebidas de agua; este hecho junto a
han observado estalagmitas afectadas por fuertes pro-
unos depósitos de aspecto blanquecino que se acumu-
cesos corrosivos (Foto 32) producidos por la caída de
lan en algunos canalillos, podría tener relación con la
gotas de agua cargadas de CO2 disuelto. En ellas se
formación de moonmilk. Los pozos llegan a adquirir pro-
aprecia cómo el agua ha ido disolviendo capa por capa
fundidades excepcionales para el diámetro que tienen.
la estalagmita generando pequeños pozos. A estos
Una de estas morfologías tiene un diámetro aproxima-
períodos erosivos, le pueden seguir otros en los cuales
do de 12 cm (Foto 29), para una profundidad sondeada
se produce el efecto contrario, es decir se vuelve a pro-
de 3’80 m, presentado un aspecto de perforación artifi-
ducir precipitación que cubre y enmascara en parte la
cial. Alrededor del borde del pocillo, y debido a un pro-
morfología anterior (Foto 33).
ceso de percolación se suelen formar algunos espeleo-
temas de aspecto botrioidal. Hay que remarcar también
que la altura entre el punto de caída de las gotas hasta
CONCAVIDADES
el suelo es relativamente pequeña, unos 2 m de media
(Foto 30). Todo ello motiva que la génesis de esta mor-
Corresponden a las concavidades poco marcadas
fología esté netamente relacionada con unas aguas muy
(GRÀCIA et al., 2005). Están localizadas en su mayoría
agresivas que llegan a la cavidad subsaturadas de
en las galerías que se encuentran a nivel freático. Se
CO3Ca, disolviendo la roca del techo y continuando con
presentan como huecos en la roca, de forma elíptica y
su actividad química en la roca que forma el suelo. Este
profundidad variable (Foto 34). En sección vertical la
hecho es más patente al observar el interior de estos
forma se asemejaría a una media luna, con su parte
pozos, ya que de sus paredes sobresalen restos fósiles
cóncava más inferior cubierta de finos depósitos de
de erizos marinos constituidos por calcita cristalizada,
sedimento. Afectan a las paredes de las galerías en
que debido a una disolución diferencial, no es disuelta
grandes extensiones, siendo la morfología muy cons-
tan facilmente por las gotas de agua que caen (Foto 31).
tante. Cuando la evolución de estas formas de corro-
Los efectos de estas aguas agresivas generan
sión hace que entren en coalescencia, se llegan a indi-
también otras formas de disolución dependiendo de
vidualizar estrechas secciones de roca, que a modo de
sobre qué tipo de materiales se precipitan las gotas. Se
cresta separan concavidades mayores.
Foto 34: Galería estrecha e inundada de control estructural (Phreatic
Foto 35: Galería en el piso superior controlada estructuralmente por la
Networks) cerca del Llac Quadrat. Se puede apreciar una
diaclasa sobre la que se ha desarrollado. Es posible observar
pared cubierta de concavidades.
distintas formas de corrosión junto con un depósito blanque-
cino de carbonato cálcico que cubre parte de la galería.
Photo 34: Drowned phreatic passage showing an evident structural con-
trol, near the LLac Quadrat pool. The wall is sculptured with
Photo 35: Structurally controlled phreatic passage, developed along a
solution morphologies.
joint of the rock in the upper levels of the cave. It is possibly
to see different corrosion forms along with a whitish deposit of
calcium carbonate that partially coats this passage.

65

Esta misma morfología existe también en el piso
superior, donde las galerías están alejadas en la actua-
lidad del nivel freático. Pero a diferencia de las descri-
tas anteriormente, aquí se dan unas concavidades de
mayor tamaño, de forma semiesférica o elíptica y de
mayor profundidad (Foto 35). Se presentan más indivi-
dualizadas, estando cada unidad claramente separada
de la siguiente por una cresta. Se observa una notable
alineación horizontal de las filas de concavidades que
podría ser consecuencia de una estabilización de un
paleonivel freático que originara estas formas de diso-
lución. La parte más inferior de la concavidad, que tiene
una fuerte pendiente, está cubierta de sedimento de
color marrón. Ésta se asemeja por su morfología a las
facetes (solutional facets), de las cuales podría repre-
sentar un primer estadio evolutivo.
FACETAS (SOLUTIONAL FACETS) Y CANALES
SUBVERTICALES DE DISOLUCIÓN (ROCK COMBS)

Las facetas y los canales de disolución ya fueron
descritas anteriormente (MERINO, 2000); a los segun-
dos se le definía como canalillos en forma de abanico.
GRÀCIA et al., (2005) los denominan como “pentinades
de roca”. Con objeto de homogenizar y sistematizar la
morfología de los canales subverticales de disolución,
se considerará que los canalillos en forma de abanico y
Foto 36: Pared individualizada y muy inclinada que presenta facetas y
las pentinadas de roca son ambos subtipos de canales
canales de disolución.
de disolución. Las “pentinades de roca” tienen los cana-
les más anchos y profundos, mientras que los canalillos
Photo 36: An individualised and heavily sloping wall which has solutio-
nal facets and channels.
en formaciones de abanico son poco profundos y la dis-
tancia entre crestas menor.
Las facetas y los canales de disolución suelen ir
trabajos existentes relativos a formas de corrosión,
siempre asociados el uno con el otro (Foto 36). Se han
parecen galerías de disolución sobre una importante
localizado facetas de más de 1 m de longitud, presen-
discontinuidad horizontal. Se trata de una forma de
tando la particularidad de que su pendiente es más acu-
corrosión kárstica de dimensiones métricas. Tienen
sada que las conocidas hasta ahora. Ello provoca que
sección elíptica, unas dimensiones máximas de 1 m de
los canales de disolución y las paredes que los sepa-
altura, una longitud que alcanza solamente los 4 o 5 m
ran, estén más marcados. Otros ejemplos de estas for-
y una anchura que se acerca a los 4 m (Foto 39). El
mas de corrosión, muestran cómo las facetas pueden
techo presenta algunas concavidades de orden centi-
quedar limitadas por la parte superior e inferior por pro-
métrico, no llegando a alcanzar las dimensiones de los
fundas entalladuras horizontales de corrosión (corro-
tupins (ceiling Pockets) (GRÀCIA et al; 2005). El suelo
sion notches) que se han formado por la disolución a
de estos túneles es algo irregular mostrando depresio-
nivel de la superficie del agua (Foto 37), por lo que son
nes suaves. Está cubierto de una delgada costra calcá-
testigos de antiguas estabilizaciones del nivel freático.
rea, además de depósitos de limo que se concentran en
las zonas más deprimidas. Estas formas de disolución
se presentan uniendo galerías paralelas, pero distantes
TÚNELES DE SECCIÓN LENTICULAR
entre sí varios metros. Su forma podría recordar a los
nichos de pared (wall notches), pero estos últimos no
Este tipo de galerías de disolución han sido locali-
conectan galerías además tienen unas dimensiones
zadas en el Sector F de la cavidad y consultados los
menores.
Foto 37: En esta espectacular sección de galería del piso superior, se
Photo 37: In this spectacular cross-section, from to the upper level of the
pueden observar agrupadas una serie de formas de corrosión.
cave, a wide assemblage of corrosion forms can be distin-
Se aprecia como el techo de esta galería freática de control
guished. It can be seen how the ceiling of this passage is
estructural (phreatic networks) está marcado por la diaclasa
marked by a joint which has provided the line of least resis-
que ha servido de línea de menor resistencia para que se ini-
tance so that the dissolution of a phreatic conduit could start.
ciara la disolución en régimen freático de la galería. A conti-
In addition, we have a well-marked elliptical cross-section of
nuación tenemos una sección elíptica muy marcada en el
the roof, which is somewhat deformed by the solutional facets.
techo, pero algo deformada por la línea de facetas. Éstas que-
These are delimited both above and below by two corrosion
dan limitadas por la parte superior e inferior por sendas enta-
notches. The lower third of the gallery has a concave shape,
lladuras de corrosión. El tercio inferior de la galería tiene forma
with the floor being covered with sediments and crystalliza-
cóncava, con el suelo cubierto de sedimento y concreción que
tions which hide the fissure along which it developed.
enmascaran la diaclasa sobre la que está estructurada.
66

67

GALERÍAS FREÁTICAS DE CONTROL
ESTRUCTURAL (PHREATIC NETWORKS)

A lo largo del piso superior de la Cova des Pas de
Vallgornera existen gran número de galerías de este
tipo. Se observa claramente en el techo la diaclasa que
ha propiciado la disolución en régimen freático del pasi-
llo (Foto 38 y 40). En cuanto a su longitud las dimen-
siones son siempre de orden decamétrico o hectométri-
co, siendo la sección alargada. El tercio superior de la
galería presenta una sección circular o elíptica, estando
las paredes cubiertas de unas formas muy suaves de
disolución, algo onduladas, que le dan un aspecto de
haber sido enlucidas. Existen en el techo algunos cei-
ling pockets
. Estas características se corresponderían
con un primer estadio evolutivo que las asemejaría a las
galerías freáticas de sección circular (tubular passa-
ges
).
A continuación y a media altura se localiza una
entalladura horizontal de corrosión, sobre la que se
concentrarían algunas concavidades de distintos tama-
ños. Un metro por debajo se encuentra otra entalladura
de corrosión dejando constancia de una nueva estabili-
zación del nivel freático. Finalmente tendríamos el suelo
Foto 38: Galería freática de sección circular (tubular passages) donde
de la galería cubierto por una acumulación de sedimen-
resalta la suavidad de las formas de disolución, junto con un
to que no permite ver el otro extremo de la diaclasa.
notable concrecionamiento que cubre parte del suelo de la
galería.
Conviene resaltar la capa de concreción de color
blanco que a modo de costra reviste el suelo y parte de
Photo 38: A tubular phreatic passage where the smoothness of the dis-
las paredes. La misma está siendo analizada, y proba-
solution morphologies stand out, along with a notable spele-
othems ornamentation which covers part of the gallery’s floor.
blemente esté formada por carbonato cálcico.
Foto 39: Túnel de sección lenticular de gran tamaño, se aprecian los
Photo 39: A large lenticular passage where the sediments deposited on
sedimentos depositados sobre el suelo.
the floor can be appreciated.
68

Foto 40: Galería freática de control estructural donde las formas de
Photo 40: Structurally controlled phreatic passage where the speleo-
reconstrucción han cubierto en parte las paredes de aspecto
thems have partly covered the walls that show a curious wavy
ondulado.
aspect.
69

GALERÍAS FREÁTICAS DE SECCIÓN CIRCULAR
GRÀCIA, F.; CLAMOR, B.; AGUILÓ, C. i WATKINSON, P. (1998b): La
(TUBULAR PASSAGES)
cova des Drac de cala Santanyí (Santanyí, Mallorca). Endins, 22:
55-66.
GRÀCIA, F.; CLAMOR, B. i LAVERGNE, J.J. (2000): Les coves de cala
Al igual que las galerías freáticas de control estruc-
Varques (Manacor, Mallorca). Endins, 23: 41-57.
tural, presentan en cuanto a su longitud dimensiones
GRÀCIA, F.; JAUME, D.; RAMIS, D.; FORNOS, J.J.; BOVER, P.; CLA-
decamétricas e incluso hectométricas. Su marcada sec-
MOR, B.; GUAL, M.A.; & VADELL, M. . (2003): Les Coves de Cala
Anguila (Manacor, Mallorca). II: La Cova Genovesa o Cova d’en
ción semicircular o elíptica y el aspecto suave de las for-
Bessó. Espeleogènesi, geomorfologia, hidrologia, sedimentologia,
mas de disolución le confieren una morfología muy
fauna, paleontologia, arqueologia i conservació. Endins, 25: 43-
peculiar sobre todo en el tercio superior de la galería. A
86.
GRÀCIA, F.; CLAMOR, B.; JAUME, D.; FORNÓS, J.J.; URIZ, M.J.;
pesar de observarse claramente la diaclasa sobre la
MARTÍN, D.; GIL, J.; GRÀCIA, P.; FEBRER, M. i PONS, G. (2005):
que se estructuran, ésta no ha intervenido de manera
La Cova des Coll (Felanitx, Mallorca): espeleogènesi, geomorfolo-
tan activa en su desarrollo.
gía, hidrologia, sedimentologia, fauna i conservació. Endins, 27:
141-186.
GINÉS, A. (1995): Els espeleotemes de les coves de Mallorca. Endins,
20: 87-97. Ciutat de Mallorca.
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1992): Las Coves del Drac. Apuntes históricos
Agradecimientos
y espeleogenéticos. Endins, 17-18: 5-20. Ciutat de Mallorca.
GINÉS, A.; GINÉS, J.; FORNÓS, J.J. & TUCCIMEI, P. (1999): Datacio-
nes isotópicas de espeleotemas procedentes de cuevas costeras
de Mallorca. Estado actual de las investigaciones. In: Contribución
En primer lugar quiero agradecer a los compañeros
del estudio científico de las cavidades kársticas al conocimiento
del grupo su gran ayuda y paciencia tanto en la realiza-
geológico. pp 143-152. Patronato de la Cueva de Nérja, Nérja,
Málaga.
ción de las fotografías como a lo largo de las labores de
GINÉS, J. (2000): El karst litoral en el levante de Mallorca: Una aproxi-
toma de datos en la cavidad, de manera especial a Toni
mación al conocimiento de su morfogénesis y cronología. Tesis
Mulet. El agradecimiento lo hago extensivo a Toni Croix
doctoral. Universitat de le Illes Balears. 595pp. Palma de Mallorca.
por su estoicismo. Mi gratitud especial a Francesc Grà-
GINÉS, J.;FORNÓS, J.J. & GINÉS, A. (2005): Els espeleotemes freà-
tics del Quaternari de Mallorca: Aspectes morfològics, mineralò-
cia por su constante apoyo, comentarios y largas tertu-
gics i cristal.logràfics. pp 151-165. Geomorfología litoral i quater-
lias acerca de las formas de corrosión.
nari. Universitat de Valencia.
Por último quiero expresar mi más profundo reco-
HILL, C. & FORTI, P. (1997): Cave minerals of the world. National Spe-
nocimiento a Ángel Ginés y Joaquín Ginés, no solo por
leological Society, 238 pgs. Huntsville.
MASSART, C. (2004): Les coupelles de la grotte des Collemboles.
la lectura crítica del trabajo sino también por sus acer-
Regards-Spélèo Info, 56. Belgique.
tadas ideas y comentarios.
MERINO, A. (1993): La Cova des Pas de Vallgornera. Endins, 19: 17-
23. Ciutat de Mallorca.
MERINO, A. (2000): Nuevas extensiones de la Cova des Pas de Vall-
gornera (Llucmajor, Mallorca). Endins, 23: 7-21.
MERINO, A; MULET, A y MULET, G. (2006): La Cova des Pas de Vall-
Bibliografía
gornera: 23 kilómetros de desarrollo topografiado (Llucmajor,
Mallorca). Endins, 30: 29-48.
NUÑEZ, A. (1967): Clasificación genética de las cuevas de Cuba. Aca-
BRETZ, J. (1942): Vadose and phreatic features of limestone caverns.
demia de ciencias de Cuba, 224 pgs. La Habana.
The journal of Geology, vol. L, num. 6.
OLLIER, C.D. (1975): Coral Island Geomorphology, the Trobriand
FEDERACIÓ BALEAR D’ESPELEOLOGIA(2000): Informe espeleològic
Islands. Z. Geomorpho.N.F., 19: 164-190.
sobre la Cova des Pas de Vallgornera (inédito).
FORD, D y WILLIAMS, P. (1989): Karst Geomorphology and Hidrology.
SLABE, T. (1995): Cave Rocky Relief and its Speleogenetical Signifi-
U. Hyman, p.601, London.
cance. Znanstvenoraziskovalni Center SAZU. Ljubljana. Págs
FORNÓS, J.J. & GELABERT, B. (1995): Litología i tectònica del carst
128.
de Mallorca. Endins, 20: 27-43. Ciutat de Mallorca.
TUCCIMEI, P.; GINÉS, J.; GINÉS, A.; FORNOS, J.J. & VESICA, P.
FORNÓS, J.J. & POMAR, L.(1983): Mioceno Superior de Mallorca: Uni-
(1998): Dataciones Th/U de espeleotemas freáticos controlados
dad calizas de Santanyí (complejo terminal). In: El Terciario de las
por el nivel marino procedentes de las cuevas costeras de Mallor-
Baleares. Guía de las excursiones del X Congreso Nacional de
ca (España). Endins, 22: 99-107. Ciutat de Mallorca.
Sedimentología. EB-IB.
TUCCIMEI, P. ; GINÉS, J. ; DELITALA, C. ; PAZZELLI, L. ; TADDEUC-
GRÀCIA, F.; WATKINSON, P.; MONSERRAT, T.; CLARKE, O. i LAN-
CI, A. ; CLAMOR, B. ; FORNÓS, J.J. ; GINÉS, A. & GRÀCIA, F.
DRETH, R. (1997): Les coves de la zona de ses Partions-Porto-
(2000): Dataciones Th/U de espeleotemas freáticos recolectados
colom (Felanitx, Mallorca). Endins, 21: 5-36.
a cotas inferiores al actual nivel marino, en cuevas costeras de
GRÀCIA, F.; CLAMOR, B. i WATKINSON, P. (1998a): La cova d’en Pas-
Mallorca (España): Aportaciones a la construcción de una curva
sol i altres cavitats litorals situades entre cala sa Nau i cala Mitja-
eustática detallada de los últimos 300 ka para el Mediterráneo
na (Felanitx, Mallorca). Endins, 22: 5-18.
occidental. Endins, 23. Ciutat de Mallorca.
70