Dataciones Th/U de espeleotemas fre�ticos recolectados a cotas inferiores al actual nivel marino en cuevas costeras de Mallorca, Espa�a : aportaciones a la construcci�n de una curva eust�tica detallada de los �ltimos 300 ka para el Mediterr�neo occidental
ENDINS, nP 23.2000. Palma de Mallorca
DATACIONES ThIU DE ESPELEOTEMAS FREÁTICOS
RECOLECTADOS A COTAS INFERIORES AL ACTUAL NIVEL
MARINO EN CUEVAS COSTERAS DE MALLORCA (España):
APORTACIONES A LA CONSTRUCCI~N
DE UNA CURVA
EUSTÁTICA DETALLADA DE LOS ÚLTIMOS 300 ka PARA
EL MEDITERRÁNEO OCCIDENTAL
por Paola TUCClMEl
Joaquín GINES 3,4, Cristina DELITALA l ,
Laura PAZZELLI 5 , Adriano TADDEUCCI l , Bernat CLAMOR 6,
Joan J. FORNÓS 4, Angel GINÉS 3,7 y Francesc GRACIA
Resum
Els espeleotemes freatics de les coves costaneres de Mallorca són una molt bona font
d'informació peral millor coneixement de la historia recent del nivell de la mar, tal i com ja s'ha
posat de relleu en nornbrosos treballs anteriors. Diversos paleonivells marins alts -correspo-
nents a episodis interglacials- es troben enregistrats en coves litorals de la nostra illa, mit-
jancant espectaculars alineacions d'espeleotemes freatics. De la mateixa manera, alguns
esdeveniments regressius de la Mediterrania apareixen també documentats sota la forma de
diposits d'aquestes característiques situats a cotes inferiors al present nivell de la mar.
S'han datat un total de 18 mostres d'espeleotemes freatics, recol.lectats a profunditats
compreses entre -1,5 i -23,O metres, els quals són indicatius d'antigues estabilitzacions mari-
nes relacionades amb pulsacions climatiques de caracter fred. Les edats obtingudes abracen
des de 63,7 fins s350 ka B.P., enregistrant amb bastant detall fluctuacions negatives del nivell
marí relacionades basicament amb els estadis isotopics 4, 6 i 8. També es troben ben docu-
mentades al manco dues pulsacions regressives menors, ocorregudes durant successius epi-
sodis freds dins I'últim i molt complex gran esdeveniment interglacial (estadi 5).
Les dades obtingudes -analitzades en combinació amb les datacions ja disponibles a
partir d'investigacions isotopiques precedents-
permeten assajar la reconstrucció d'una
corba eustatica dels últims 300 ka, valida per a la Mediterrania Occidental. Aquesta corba
resulta especialment detallada entre els 60 i els 150 ka B.P. (estadis isotopics 4 i 5), posant de
manifest I'existencia de fluctuacions marines de més de 18 metres d'arnplitud succeides en
lapses de temps inferiors als 10 ka.
Abstract
Phreatic speleothems from coastal caves on Mallorca, as it has been pointed out in
numerous previous publications, are a very good source of information for a better knowledge
of recent sea-level history. Several high paleosea-levels -corresponding to interglacial
events-
are recorded as conspicuous alignments of phreatic speleothems incide littoral
caves of the island. In the same way, some regressive episodes of the Mediterranean Sea also
appear documented as deposits of these characteristics located at different depths below
present sea-level.
Eighteen phreatic speleothems collected between -1.5 and -23.0 metres below present
sea-level have been dated. They record past sea-level stabilizations related to cold climatic
pulsations. Ages obtained range from 63.7 to more than 350 ka BP, accurately reflecting nega-
tive shifts in sea-level that are basically related to isotopic stages 4, 6 and 8. Furtherrnore, at
least two minor regressive pulsations during successive cold substages within the last and
cornplex interglacial period (isotopic stage 5) are well-documented.
The new data obtained -coupled with available datings from previous isotopic based
investigations- allow us to attempt the reconstruction of an eustatic curve for the last 300 ka,
valid for Western Mediterranean basin. This curve shows a remarkable accuracy between 60
and 150 ka BP (isotopic stages 4 and 5) and reveals the existence of sea-level fluctuations
greater than 18 metres in amplitude within time spans of less than 10 ka.
1 Dip. Scienze Geologiche, Universita "Roma Tren, Roma, Italia.
4
Departament de Ciencies de la Terra, Universitat de les llles
2 C.S. per il Quaternario e I'Evoluzione Ambientale C.N.R., Dip.
Balears, Palma de Mallorca.
Scienze della Terra, Universita "La Sapienza", Roma, Italia.
5 Via Gandiglio 109, Roma, Italia.
3 Grup Espeleolbgic EST. Palma de Mallorca.
6 Gnip Nord de Mallorca, Pollenca, Mallorca.
7 Museu Balear de Ciencies Naturals, Sóller, Mallorca.

Introducción
Muestras estudiadas
El endokarst litoral de Mallorca ofrece unas gran-
Se han seleccionado para su datación muestras de
des potencialidades de cara a la realización de investi-
18 espeleotemas freáticos, procedentes de 4 cuevas
gaciones
espeleocronológicas
interdisciplinarias
costeras de la mitad meridional de Mallorca (Figura l ) ,
(GINÉS & GINÉS, 1986, 1987). Una de sus peculiari-
relacionados todos ellos con antiguas estabilizaciones
dades morfológicas más relevantes radica en la exis-
del Mediterráneo a cotas inferiores al actual nivel mari-
tencia -en numerosas cuevas costeras de la isla-
no. La totalidad de las cuevas investigadas se localizan
de espeleotemas de origen subacuático, relacionados
en las calcarenitas del Mioceno superior postorogénico,
con antiguas cotas de estabilización de la superficie de
las cuales configuran el relieve tabular de la región
las aguas freáticas, cuya posición altimétrica viene a su
kárstica del Migjorn que se extiende anularmente a lo
vez controlada por las oscilaciones del nivel marino
largo del Sur y Sureste de la isla.
durante el Cuaternario.
Estos espeleotemas freáticos suponen un excelen-
te registro de la historia del nivel del Mediterráneo a lo
largo del Pleistoceno y Holoceno, tal como se ha ido
poniendo de manifiesto en trabajos publicados desde
hace ya dos décadas (GINES & GINÉS, 1974, 1993a;
GINÉS et al., 1981a; POMAR et al., 1987). Los princi-
pales aspectos morfológicos, mineralógicos y texturales
de estos depósitos han sido suficientemente tratados
con anterioridad (POMAR et al., 1976, 1979; GINÉS et
al., 1981b; GINES, 1995) por lo que no es necesario
extenderse ahora sobre estas cuestiones; por otra
parte, visiones concisas acerca del contexto morfoge-
nético en el que tienen lugar esos procesos de deposi-
25 km.
ción freática de carbonatos, y sobre el progreso recien-
te de estas investigaciones, pueden consultarse en
Figura 1: Mapa de localización de las cuevas con espeleotemas freá-
GINÉS & GINÉS (1995) y en TUCClMEl et al. (1998).
ticos investigadas.
A partir de 1981 fue posible realizar sucesivas cam-
VB: Cova de Cala Varques B, Manacor; GL: Cova de sa
Gleda, Manacor; PS: Cova den Passol, Felanitx; CS: Cova
pañas de datación isotópica de los espeleotemas freá-
des Drac de Cala Santanyi; VL: Cova des Pas de Vallgor-
ticos mallorquines, comenzando por el análisis de las
nera, Llucmajor.
muestras situadas a cotas iguales o superiores al pre-
Figure 1: Location map of the caves containing the investigatedphreatic
sente nivel marino (HENNIG et al., 1981; GINÉS &
speleothems.
GINÉS, 1989, 1993b; TUCClMEl et al., 1997, 1998;
GINÉS et al., 1999; VESICA et al., 1996, 2000). Pero
quedaba pendiente el estudio de los espeleotemas
Las localidades muestreadas presentan lagos de
freáticos ubicados por debajo del actual nivel marino,
aguas salobres, que dan acceso a importantes conti-
labor que se emprende a lo largo de estas páginas. Se
nuaciones subacuáticas. En estas extensas galerías
trata de una línea de investigación muy prometedora,
-anegadas por la subida marina postglacial- han sido
que aportará informaciones novedosas sobre una face-
reconocidos y muestreados abundantes paleoniveles
ta desconocida hasta ahora en el Cuaternario de
de espeleotemas freáticos, dispuestos a profundidades
Mallorca: las fluctuaciones marinas regresivas asocia-
que oscilan entre los - 1 3 metros (Cova de sa Gleda,
das a pulsaciones climáticas de carácter frío. De esta
Manacor) y los -23,O metros por debajo del actual nivel
forma, la relevancia de estas investigaciones sobrepa-
del Mediterráneo (Cova den Passol, Felanitx); también
sa el campo estrictamente espeleocronológico, para
se ha estudiado una muestra obtenida en el rango
entrar de lleno en el ámbito del conocimiento cronoes-
actual de fluctuación de la superficie de estas aguas
tratigráfico del Pleistoceno marino en el Mediterráneo
freáticas litorales (Cova des Pas de Vallgornera,
Occidental.
Llucmajor).
La observación y recolección subacuática de las
Han resultado particularmente numerosos, en
muestras analizadas ha sido llevada a cabo por dos de
todas las localidades investigadas, los paleoniveles
los autores (Francesc Gracia y Bernat Clamor), de
reconocidos y muestreados en torno a los 15 metros de
modo paralelo a la exploración y topografía de las loca-
profundidad; este hecho es concordante, en principio,
lidades de procedencia.
con la abundancia a dicha cota de paleoformas de
abrasión marina, reseñadas por GRACIA et al. (1 997)
en la costa de Portocolom. En concreto, más de la
mitad de las muestras (10 espeleotemas) han sido
recogidas entre las cotas -1 3 y -17 metros bajo el pre-

sente nivel marino, habiéndose datado 4 muestras a
espectacular hundimiento de su bóveda (FORNÓS et
cotas cada vez más bajas, próximas o algo superiores
al., 1989), el cual interesa en particular [os materiales
a la veintena de metros de profundidad. Los paleonive-
del Complejo Terminal (Messiniense) que cierra la
les de espeleotemas freáticos detectados a profundida-
secuencia del Mioceno postorogénico de Mallorca. La
des menores de 13 metros son relativamente escasos,
exploración, todavía en curso, de extensas galerías
constatándose de momento una ausencia de este tipo
subacuáticas ha llevado a la detección y muestre0 de
de depósitos entre las cotas -1,5 y -8,O metros. Dos de
cinco paleoniveles negativos de espeleotemas freáti-
los paleoniveles marinos negativos registrados en la
cos, situados entre las cotas -1,5 y -1 7,5 metros bajo el
Cova de Cala Varques B (a -13,5 y -21 ,O metros) no
actual nivel del mar (Fotos 1 y 2).
han podido ser datados, debido a las alteraciones geo-
Muestra GL-DI: potente revestimiento freático
químicas sufridas por las muestras a causa de los inten-
macrocristalino, desarrollado sobre una
sos procesos de redisolución que les han afectado.
delgada estalactita (cota: -15 m).
Muestra GL-D2: sobrecrecimiento freático macro-
Para complementar este apartado, se incluyen a
cristalino sobre estalactita (cota: -14 m).
continuación algunas breves informaciones adicionales
Muestra GL-D3: delicado revestimiento freático
tanto sobre las cavidades investigadas como acerca de
macrocristalino sobre estalactita (cota:
los espeleotemas objeto de datación. Por otra parte, los
-17,5 m).
datos concernientes a las cuevas estudiadas, las mues-
Muestra GL-D4: sobrecrecimiento freático macro-
tras obtenidas, y las alturas de los paleoniveles marinos
cristalino sobre estalactita (cota: -1,5 m).
representados en cada localidad, aparecen reunidos en
Muestra GL-D5: potente revestimiento freático a
la Tabla l.
base de delicadas proyecciones macro-
cristalinas, desarrolladas sobre una esta-
-
Cova de Cala Varques B (Manacor). Proce-
lactita (cota: -1 6 m).
dentes de esta caverna perteneciente a la importante
zona espeleológica de Can Frasquet (TRIAS & MIR,
- Cova den Passol (Felanitx). Se trata de una
1977), se han analizado diversas estalactitas recubier-
cavidad típica del Migjorn de Mallorca, que cuenta con
tas por sobrecrecimientos freáticos. En las galerías sub-
importantes continuaciones subacuáticas exploradas y
acuáticas de la cavidad -que
han sido exploradas
topografiadas hace pocos años (GRACIA et al., 1998a).
recientemente (GRACIA et al., 2000)-
se han detec-
Se han consignado un total de siete paleoniveles de
tado varios paleoniveles de espeleotemas freáticos a
cristalizaciones freáticas, situados a profundidades de
profundidades que oscilan entre -13,5 y -21 ,O metros;
entre -8 y -23 metros bajo el presente nivel marino
algunos de ellos han sufrido intensos procesos postde-
(Foto 3). La mayoría de cristalizaciones han sido reco-
posicionales de disolución y por lo tanto no ha sido
lectadas en el Sifó des Somnis, mientras que tan sólo
posible datarlos.
una de las muestras procede del Sifó des Crancs.
Muestra VB-D3: revestimiento freático sobre esta-
Muestra PS-DI: revestimiento freático rugoso
lactita (cota: -14 m).
sobre estalactita (cota: -8 m).
Muestra VB-D5: revestimiento freático sobre esta-
Muestra PS-D2: revestimiento freático rugoso
lactita (cota: -1 6,5 m).
sobre estalactita (cota: -1 0,5 m).
Muestra PS-D3: sobrecrecimiento freático de
- Cova de sa Gleda (Manacor). La sala princi-
aspecto coraloide sobre finas estalactitas
pal de esta cavidad se abre al exterior en forma de un
(cota: -12 m).
Foto 1 :
Aspecto de las galerías subacuáticas de la Cova de sa
Gleda (Manacor), en las cuales se localizan espléndidos
ejemplares de espeleotemas freáticos desarrollados sobre
estalactitas y columnas aéreas pre-existentes. La imagen
está tomada a una profundidad de -1 5 metros bajo el nivel
del mar. Foto: P. Gracia.
Photo 1:
Subaquatic passages N, Cova de sa Gleda (Manacor), con-
taining spectacular phreatic speleothems formed around
pre-existing aerial stalactites and columns. The picture ís
taken a t a depth of -15 metres below sea-level.
Photo: F! Gracia.

1 Foto 2:
Espeleotemas freáticos pavimentarios obseivables en la
Cova de sa Gleda (Manacor), a una profundidad de -14
metros por debajo del actual nivel marino.
Foto: P. Gracia.

Photo 2:
Phreatic speleothems developed on the pavemenf of a sub-
merged gallery of Cova de sa Gleda (Manacor), at -14
metres below the current sea-level.
Photo: P .Gracia.

Muestra PS-D4: revestimiento freático arbores-
Muestra PS-D5: sobrecrecimiento freático sobre
cente sobre estalactita, incorporando
estalactita, de superficie angulosa y con
abundantes sedimentos arcillosos en sus
cristales milimétricos muy bien formados
zonas subverticales (cota: -13,5 m).
(cota: -1 8 m).
Muestra PS-D6: revestimiento freático de aspec-
to botrioidal desarrollado sobre estalactita
(cota: -23 m).
Muestra PS-D7: revestimiento freático macrocris-
talino sobre pequeña estalactita (cota:
-15,5 m).
- Cova des Drac de Cala Santanyí (Santanyí).
Esta pequeña cavidad, conocida de antiguo, ha alcan-
zado una nueva dimensión tras las importantes explo-
raciones subacuáticas efectuadas en los últimos años
(GRACIA et al., 1998b). En sus galerías inundadas se
han observado cuatro paleoniveles de espeleotemas
freáticos a profundidades de -1 3,5 a -19,O metros por
debajo de la actual cota 10,
de los que se han recogido
las muestras pertinentes para su eventual datación.
Muestra CS-DI: revestimiento freático coraloide
sobre estalactita (cota: -1 3,5 m).
Muestra CS-D2: revestimiento freático coraloide
sobre estalactita (cota: -1 5 m).
Muestra CS-D3: sobrecrecimiento freático sobre
estalactita, de superficie angulosa y con
cristales de orden milimétrico muy bien for-
mados (cota: -1 7 m).
Muestra CS-D4: sobrecrecimiento freático de
aspecto botrioidal sobre estalactita, con
restos de láminas flotantes y depósitos
arcillosos en sus zonas subverticales
Foto 3:
Sección longitudinal de la muestra PS-D5, obtenida en la
(cota: -19 m).
Cova den Passol (Felanitx) a una cota de -18 metros bajo el
presente nivel marino. A destacar la delgada estalactita que
sirve de soporte a un sobrecrecimiento freático correspon-

-
Cova des Pas de Vallgornera (Llucmajor). Es
diente al subestadio isotópico 5b (98 ka BP). Escala gráfica
ésta una cueva destacable, tanto en lo que atañe a sus
= 8 cm.
dimensiones como en lo referente a sus características
Photo 3: Longitudinal cross-section of sample PS-D5, obtained from
morfológicas y a su excepcional decoración cristalina
Cova den Passol (Felanitx) at -18 metres below sea-level.
(MERINO, 1993,2000). Aparte de la existencia de algu-
The thin stalactite that serves as suppofi of a phreatic over-
nos paleoniveles de espeleotemas freáticos por encima
growih corresponding to isotopical substage 5b (98 ka BP) is
outstanding. Scale bar = 8 cm.
del actual nivel marino, se ha muestreado el sobrecre-

cimiento desarrollado en el presente rango de fluctua-
regresivos relacionados con el estadio isotópico 4 (eda-
ción de los lagos de la caverna (Foto 4).
des entre 63,7 y 79,6 ka), el cual supondría ya la tran-
Muestra VL-DI: revestimiento freático aragoníti-
sición hacia unas condiciones climáticas que marcan el
co, de superficie exterior lisa, desarrollado
inicio de la última glaciación (Würm). También se cons-
sobre una delgada estalactita (cota: +O m).
tatan bastantes dataciones que documentan pulsacio-
nes negativas correspondientes a varios de los subes-
tadios que se distinguen habitualmente dentro del últi-
mo interglacial (estadio 5).
Los análisis de las series de Uranio realizados han
permitido calcular la relación inicial 234UUP38U
de estos
m espeleotemas freáticos situados por debajo del nivel
marino presente (Tabla 1). Ya exponíamos al ocuparnos
de los paleoniveles de cotas superiores al +O actual
(VESICA et al., 2000), que esta relación isotópica viene
en buena medida determinada por la naturaleza litológi-
m ca de las rocas donde están enclavadas las cavidades.
En el caso de las muestras obtenidas en las cuatro cue-
vas investigadas, la relación inicial 234UP38U
es siempre
superior a 1,25 tal como sucedía en las localidades
excavadas en las calcarenitas del Mioceno Superior; en
este sentido, recordaremos que valores inferiores ,a
1,25 sólo se obtenían en los espeleotemas procedentes
de cavidades localizadas en las calizas y dolomías jurá-
sicas de las Serres de Llevant.
En cuanto al contenido de Uranio de los espeleote-
mas analizados, éste presenta valores comprendidos
entre 80 ppb (muestra GL-D4) y 743 ppb (muestra VB-
05) superando los 200 ppb en la gran mayoría de las
muestras. Al referirnos a los espeleotemas freáticos de
cotas positivas (VESICA et al., 2000), ya se comentaba
el alto contenido en Uranio que presentaban éstos, rela-
cionado con la mayor o menor presencia de agua mari-
na en el sistema hidroquímico. A este respecto, convie-
ne recordar que estas cristalizaciones freáticas alcan-
Foto 4:
Muestra VL-DI, recolectada en la superficie de los lagos
zaban contenidos en uranio
incluso
del orden del ppm,
salobres de la Cova des Pas de Vallgornera (Llucmajor).
Consiste en una fina estalactita aérea, revestida por un pre-
frente a 10s 58 P P ~
medidos para una estalactita vado-
cipitado aragonitico subactual de origen freático. Escala grá-
sa.
fica = 4 cm.
En general los espeleotemas freáticos recolectados
Photo 4: Sample VL-DI, collected at the surface of brackish pools in
ponen de
la existencia de abundantes palco-
Cova des Pas de Vallgornera (Llucmajor). It consists in a
niveles marinos situados entre las cotas -10 y -20
delicate aerial stalactite, coated by a subactual aragonitic
metros, con un máximo de ellos concentrados entre los
precipitate of phreatic origin. Scale bar = 4 cm.
13 y los 17 metros de profundidad, como ya se ha indi-
cado antes; tan sólo unas pocas muestras han sido
Resultados de las dataciones
tomadas por encima y por debajo del mencionado
rango de profundidades. A pesar de las numerosas
Las dataciones isotópicas de las muestras recolec-
muestras recogidas a cotas coincidentes o muy próxi-
tadas fueron efectuadas usando la técnica de las series
mas entre sí (siempre cercanas a los -15 metros), los
de Uranio (ThIU); los resultados analíticos obtenidos y
resultados analíticos no permiten establecer correlacio-
las edades que dichos datos aportan aparecen recopi-
nes geomorfológicas claras de estos depósitos, que
lados en la Tabla l. Las edades obtenidas oscilan entre
hagan posible aventurar su cronología en base a crite-
los 63,7 ka (estadio isotópico 4) y > 350 ka B.P., crono-
rios altimétricos. Por ejemplo, dos espeleotemas mues-
logía que ha de corresponder como mínimo al estadio
treados a -15 metros (GL-DI y CS-D2) han arrojado
isotópico 9. Las muestras datadas cuyas edades son
unas edades bien diferenciadas de 76,2 ka y 108 ka
inferiores a los 300 ka se corresponderían con estabili-
B.P. respectivamente (ver Tabla 1). Lo mismo sucede
zaciones bajas del nivel marino atribuibles, desde el
con las muestras VB-D3 y GL-D2 (-14 metros ambas)
punto de vista cronológico, a los estadios numerados
con edades de 125 ka y 147 ka, o las CS-DI y PS-D4
del 4 al 8 por SHACKLETON & OPDYKE (1973). En
(-13,5 metros) de cronologías respectivas evaluadas en
particular, están bien representados varios paleoniveles
260 ka y 2350 ka. Queda patente pues la complejidad

altura
U
edad
localidad
muestra s.n.m.
234U/ 238U (234U/ ~3811)~
23oTh/ z32Th 230Thl 234U
(m)
( P P ~ )
(ka I I
O)
Covade
VED3
-14
690118
1,89210,034
2,27110,055
300177
0,73510,028
125 f 8
Cala Varquw 13
VED5
-16,5
743112
1,61310,022
1,87510,032
8541211
0,72710,014
125,6 I
4,2
CovadesaGleda
GL-DI
-15
40915
2,021 10,020
2,26710,025
8761227
0,53010,009
76,2 + 1,8
GL-D2
-14
3421 10
1,58610,040
1,89010,067
250180
0,79310,035
147,4 + 12
GL-D3
-17,5
43816
1,96010,022
2,24410,029
4212
0,60210,011
91,4 f 2,4
GL-D4
-1,5
8012
1,15410,038
>1,554
m
1,03510,065
> 350
GL-D5
-16
3801 10
2,10510,051
2,38410,065
201 147
0,54010,018
78 t 3,6
Covaden Passol
PS-DI
-8
27816
1,20310,034
1,35910,059
139131
0,87710,026
20 1,4 rt 16
PS-D2
-10,5
21017
1,63010,064
1,83510,085
2914
0,63210,028
100 f 7
PS-D3
-12
91 13
1,51010,061
1,61210,073
101 1
0,45610,MO
63,7 I
3,7 (*)
PS-D4
-13,5
35418
1,17310,023
>1,1483
216134
1,01410,027
> 350
PS-D5
-18
15514
1,70810,047
1,93510,063
194812168
0,62710,025
98 I
6
PS-D6
-23
27817
1,59410,035
2,34210,170
156123
1,03510,030
288 I
41
PS-D7
-15,5
13812
1,90210,030
2,09210,037
199139
0,48310,010
67,6 I
1,8
Cova des Drac
CS-DI
-13,5
23417
1,12810,044
1,26710,110
221 3
0,93810,044
260 I
90
deCalaSantanyi
CS-D2
-15
18713
1,29710,021
1,40410,029
5319
0,65110,019
108,3 I
5
CS-DEI
-17
29216
1,33710,028
1,42210,035
6217
0,53410,014
79,6 I
3
CS-D4
-19
283110
1,271 10,050
1,51610,110
6,610,4
0,92510,038
< 227 (*)
CovadeVallgornera VL-DI
I
O
73861 174 1,51410,008
1,51410,008
71 I
18
0,00810,003
0
(*) posible presencia de 230Th no radiogénico
Tabla 1:
Resultados analíticos de las dataciones efectuadas median-
Table 1:
Analytical results of T h N datings corresponding to paleo-
te el método Th/U, correspondientes a paleoniveles de espe-
levels ofphreatic speleothems lying belowpresent sea-level.
leotemas freáticos de cota inferior al actual nivel marino.
de la historia reciente del nivel del Mediterráneo, desde
los 350 ka B.P. (estadio isotópico 9, como mínimo). La
el momento en que además estos espeleotemas permi-
altimetría de estas muestras -procedentes de la Cova
ten tener acceso a datos referentes a una vertiente del
de sa Gleda, en Manacor, y de la Cova den Passol, en
todo inédita de esta cuestión. A continuación se de-
Felanitx-
es de - 1 3 y -1 3,5 metros respectivamente,
sarrollarán estos temas con detenimiento, siguiendo un
lo cual supone la existencia de sendas estabilizaciones
orden de antigüedad decreciente para la discusión de
del nivel marino a dichas cotas negativas, en algún
las informaciones aportadas por las muestras que han
momento no determinado del Pleistoceno Medio o
sido objeto de datación.
Inferior.
Otros dos de los espeleotemas datados quedan
encuadrados a la perfección en el estadio isotópico 8,
Discusión de los resultados
evento de signo frío al que iría, en principio, asociado
un nivel marino en general inferior al presente. Por una
Con la intención de hacer más fácil la exposición de
parte, la muestra PS-D6 (288 ka) de la Cova den
los resultados correspondientes a las dataciones de
Passol nos documenta una alineación de espeleote-
espeleotemas freáticos situados por debajo del presen-
mas freáticos formada a -23 metros de profundidad, en
te nivel marino (Tabla I), se han representado gráfica-
relación con el término del estadio 9 y el comienzo del
mente en la Figura 2 las edades de los especímenes
evento frío representado por el estadio 8. Por otro lado
analizados. En el mencionado gráfico las muestras apa-
la muestra CS-D1 (260 ka) de la Cova des Drac de
recen agrupadas por localidades, referenciándolas al
Cala Santanyí, situada a una cota de -1 3,5 metros, se
registro marino de isótopos de oxígeno para su unívoca
correspondería con el final del estadio 8, registrando
ubicación geocronológica.
una estabilización del nivel marino inserta en la tenden-
En lo que concierne a las muestras de mayor anti-
cia transgresiva que conduciría al óptimo climático del
güedad, dos de ellas (GL-D4 y PS-D4) aportan rela-
penúltimo interglacial (estadio 7).
ciones isotópicas muy próximas a la unidad, por lo que
Dentro del estadio 7 sólo se ubica con claridad la
sólo es factible atribuirles una edad mínima superior a
muestra PS-DI (201,4 ka) procedente de la Cova den
64

Passol. Este espeleotema, sito a -8 metros, parece
susceptible de relacionarse con la regresión marina
edad
consecuente a la finalización de las dos pulsaciones
(ka
cálidas que conforman el estadio 7 (ZAZO, 1999).
350
Atribuible tal vez a este último evento estaría la mues-
tra CS-D4 de la Cova des Drac de Cala Santanyí, para
300
la cual se apunta una cronología de 227 ka; la presen-
cia de 230Th
no radiogénico en esta muestra impide pre-
250
cisar su edad, que necesariamente ha de ser inferior a
la cifra mencionada.
200
El estadio isotópico 6 está representado por un
paleonivel freático a -1 4 metros (muestra GL-Da, en la
150
Cova de sa Gleda. Su situación en la parte final de
dicho estadio de carácter frío, debe relacionarse con el
tránsito desde unas condiciones glaciales hacia el
1 O0
acontecimiento interglacial constituido por el estadio 5.
Llegamos así a las muestras pertenecientes al últi-
50
mo interglacial, que registran seis estabilizaciones mari-
o
nas a cotas negativas, asociadas a los distintos subes-
tadios del evento climático 5. Comenzando por los pa-
UB
GL
PS
CS
UL
leoniveles más antiguos, las muestras VB-D3 y VB-D5
localidades muestreadas
de la Cova de Cala Varques 8, en Manacor, nos infor-
man de una pulsación de signo frío situada en torno a
Figura 2: Edades de los espeleotemas freáticos relacionados con
los 125 ka, que ha dejado espeleotemas freáticos a las
estabilizaciones del nivel marino a cotas negativas, obteni-
das mediante el método Th/U. Se han representado rayados
cotas -14,O y -16,5 metros; este breve acontecimiento
los estadios isotópicos que implican eventos climáticos de
regresivo quedaría emplazado en pleno subestadio 5e,
signo cálido.
corroborando la existencia en dicho subestadio de dos
Triángulo blanco: muestra subactual; círculos raya-
dos: muestras correspondientes al estadio isotópico 4;
picos de nivel marino alto sobre los 11 7 ka y los 135 ka
círculos blancos: muestras pertenecientes al subesta-
B.P., separados por una pulsación descendente puesta
dio 5b; círculo punteado: muestra atribuida al subesta-
ya de manifiesto en áreas geográficas bien diversas
dio 5d; círculos negros: muestras pertenecientes al
subestadio 5e; cuadrado punteado: muestra correspon-
(HILLAIRE-MARCEL et al., 1996; N E U M A N N &
diente al estadio 6; cuadrados negros: muestras atri-
HEARTY, 1996; HEARTY, 1998). La muestra CS-D2
buidas al estadio 7; cuadrados blancos: muestras per-
-de la Cova des Drac de Cala Santanyí- aporta una
tenecientes al estadio 8; cuadrados rayados: muestras
atribuibles como mínimo al estadio 9. Las flechas
edad de 108,3 ka que permite adscribirla al subestadio
ascendentes o descendentes indican edades mínimas o
5d, con independencia de que la presencia del subes-
máximas respectivamente.
tadio 5c en el Pleistoceno Superior de Mallorca esté o
Las localidades aparecen representadas en el mismo orden
que en la Tabla l. VB: Cova de Cala Varques B; GL: Cova
no suficientemente contrastada. Finalmente, tres espe-
de sa Gleda; PS: Cova den Passol; CS: Cova des Drac de
leotemas de la Cova den Passol y la Cova de sa
Cala Santanyí; VL: Cova des Pas de Vallgomera.
Gleda (PS-D2, PS-D5 y GL-D3) suministran edades
Figure 2: ThAJ ages of phreatic speleothems related to sea-leve1 sta-
comprendidas entre 91,4 ka y 100 ka, cronología que
bilizations at depths below the present 10 metres. Dashed
las coloca con bastante seguridad en el subestadio 5b;
areas are warm climate isotopic stages.
se trataría de una clara pulsación regresiva, de al
White triangle: subactual sample; dashed circler samples
corresponding to isotopic stage 4; white circles: samples
menos 18 metros de magnitud, que precedería al pico
pertaining to substage 5b; dotted circle: sample attributed
cálido correspondiente al subestadio 5a (83 ka B.P.).
to substage 5d; black circler samples pertaining to sub-
Asimismo se han datado cinco muestras -proce-
stage 5e; dotted square: sample corresponding to stage 6;
dentes de la Cova de sa Gleda, Cova des Drac de
black squares: samples affributed to stage 7; white squa-
res: samples pertaining to stage 8; dashed squares: sam-
Cala Santanyí y Cova den Passol (GL-DI, GL-D5,
ples attributed at least to stage 9. The upward and down-
CS-D3, PS-D3 y PS-D7)-
que registran otros tantos
ward pointing arrows indicate minimum and maximum ages
respectively.
paleoniveles marinos a profundidades de entre -12 y
The sample locations are shown in the sarne order as N,
-17 metros. Las edades obtenidas abarcan desde 63,7
Table l.
ka hasta 79,6 ka, lo cual supone su pertenencia al esta-
dio isotópico 4, que marca el final del último período
En último término ha sido analizada una muestra
interglacial. Las muestras pertenecientes a este subes-
de la Cova des Pas de Vallgornera, en Llucmajor (VL-
tadio presentan, en líneas generales, una tendencia
D I ) , correspondiente a un recubrimiento aragonítico
altimétrica ascendente conforme disminuye la edad de
que tiene lugar en el actual rango de fluctuación del
los espeleotemas, lo que podría indicar una tónica
plano de las aguas freáticas. La datación efectuada ha
transgresiva ligada a la suavización termométrica aso-
confirmado que se trata de una muestra claramente
ciada a su creciente proximidad al estadio isotópico 3.
subactual.

Se ha considerado necesario recopilar las informa-
- Un total de seis muestras -procedentes de
ciones objeto de la presente discusión, exponiéndolas
cuatro cavidades-
dan cuenta de varias pulsa-
en una gráfica que recoja de manera más ilustrativa los
ciones regresivas, de al menos 18 metros de mag-
datos incluidos en la Tabla I y en la Figura 2. Para lograr
nitud, que tuvieron lugar durante el estadio 5 (o sea
este fin, en la Figura 3 se han situado los distintos pa-
el último interglacial). Quedan especialmente bien
leoniveles de espeleotemas freáticos datados, repre-
documentados algunos paleoniveles marinos
sentando en ordenadas la profundidad a la que se
negativos pertenecientes al subestadio 5b, así
encuentran y en abscisas los estadios isotópicos y su
como un brusco pico regresivo acontecido en pleno
cronología expresada en ka. La simple visualización de
subestadio 5e.
esta figura permite distinguir los siguientes aspectos
- Un solo espeleotema parece corresponder con
básicos, los cuales acaban de ser discutidos de forma
bastante seguridad al estadio isotópico 6, pertene-
pormenorizada:
ciente a un paleonivel marino de cota -14 metros.
- Se constata la presencia de una muestra de
- Dos muestras, de localidades diferentes, pue-
cronología inequívocamente subactual, correspon-
den ser adscritas a pulsaciones de signo frío ocu-
diente al presente nivel del Mediterráneo.
rridas durante el estadio 7. De todos modos, una
- Cinco dataciones, de tres localidades diferen-
de dichas muestras está afectada por la presencia
tes, registran diversas estabilizaciones del nivel
deZ30Th
no radiogénico, por lo que su cronología es
marino entre -12 y -17 metros, ocurridas en el esta-
bastante inconsistente.
dio isotópico
-
4.
Otros dos espeleotemas registran estabiliza-
e s t a d i o s
i s o t ó p i c o s
metros
b.n.m.
1 2
4 - . .
5
6
7
8
9
O
- 10
-----S----------->---
- 20
"-"""""'--
------m-----
- 30
8
I
I
I
1
1
5 0
1 0 0
1 5 0
2 0 0
2 5 0
300 ka
Figura 3: Resultados del programa de dataciones Th/U de espeleotemas freáticos relacionados con estabilizaciones del nivel marino a cotas negati-
vas, referenciados al registro marino de isótopos de oxígeno (ver discusión detallada en el texto).
En ordenadas se recoge la profundidad a la que se encuentran los distintos paleoniveles muestreados. Se han representado rayados los
estadios isotópicos que implican eventos climáticos de signo cálido.
Triángulo blanco: muestra subactual; clrculos rayados: muestras correspondientes al estadio isotópico 4; círculos blancos:
muestras pertenecientes al subestadio 5b; circulo punteado: muestra atribuida al subestadio 5d; círculos negros: muestras per-
tenecientes al subestadio 5e; cuadrado punteado: muestra correspondiente al estadio 6; cuadrados negros: muestras asignadas
al estadio 7; cuadrados blancos: muestras pertenecientes al estadio 8; cuadrados rayados: muestras atribuibles como minimo al
estadio 9. Las flechas a derecha o izquierda indican edades mínimas o máximas respectivamente.
VB: Cova de Cala Varques B; GL: Cova de sa Gleda; PS: Cova den Passol; CS: Cova des Drac de Cala Santanyí; VL: Cova des Pas
de Vallgornera.
Figure 3: Results of the ThAJ dathg programme of phreatic speleothems related to sea-leve1 stabilizations at negative elevations, cross-referenced
wifh the marine oxygen isotope record (see text for a detailed discussion).
The y-axk represents the depths at which the different paleo-leve1 samples were collected. Dashed areas are warm climate isotopic stages.
White triangle: subactual sample; dashed circles: samples corresponding to isotopic stage 4; white circles: samples pertaining to sub-
stage 5b; dotted circle: sample attributed to substage 5& black circlek samples pertaining to sub-stage 5e; dotted square: sample
corresponding to stage 6; black squares: samples attributed to stage 7; white squares: samples pertaining to stage 8; dashed squares:
samples attributed at least to stage 9. The right and ler't pointing arrows indicate minimum and maximum ages respectively.

ciones del nivel marino a cotas negativas (-23 y
procesos geodinámicos litorales posteriores. La posi-
-13,5 metros), atribuibles respectivamente al
bilidad de datar estos depósitos mediante técnicas
comienzo y al final del estadio isotópico 8.
radiométricas, viene a redondear el potencial cronoes-
- Finalmente, dos muestras recolectadas a -1,5
tratigráfico de este peculiar registro paleoambiental.
y -1 3,5 metros aportan edades mínimas superiores
Debe tenerse en cuenta el hecho de que ya se ha
a los 350 ka, cuya cronología debe remontarse
mencionado, en diversas ocasiones, la existencia de
cuando menos al estadio isotópico 9.
deformaciones tectónicas recientes en áreas litorales
de Mallorca (DEL OLMO & ALVARO, 1984; GELABERT
et al., 1992). No obstante, las evidencias suministradas
por el estudio de espeleotemas freáticos localizados por
Una curva eustática para los
encima del nivel marino presente (TUCCIMEI et al.,
últimos 300 ka
1998), sugieren basculamientos neotectónicos tan sólo
algo superiores al metro de desnivel, para buena parte
Las dataciones ThIU llevadas a cabo sobre paleo-
de la costa oriental de la isla. Este pequeño orden de
niveles de espeleotemas freáticos situados a cotas infe-
magnitud -correspondiente a deformaciones de edad
riores a la actual superficie de las aguas marinas, supo-
Pleistoceno superior y10 Holoceno, ocurridas en el área
nen una novedosa fuente de información sobre una ver-
de estudio- no resta validez a las informaciones sobre
tiente poco conocida de la historia del nivel del mar en
la historia del nivel marino que se puedan extraer de
el Mediterráneo Occidental. De hecho el registro marino
estos peculiares depósitos kársticos litorales.
clásico (playas fósiles, plataformas de abrasión ...) no es
Dentro de esta línea de razonamiento, la integra-
capaz por lo general de suministrar informaciones sobre
ción de todas las informaciones cronológicas suminis-
eventos regresivos, salvo en costas sometidas a inten-
tradas por los espeleotemas freáticos datados hasta la
sa elevación tectónica; en litorales tectónicamente esta-
fecha -tanto por encima como por debajo del actual
bles los restos de estas antiguas líneas de costa,
nivel del Mediterránec-
permitirá ensayar la construc-
correspondientes a pulsaciones de carácter frío, se
ción de una detallada curva eustática válida para el
hallan sumergidos y, en consecuencia, son de muy difí-
Pleistoceno medio y superior de Mallorca. Con este fin,
cil estudio por parte del cuaternarista. En el caso de las
y para lograr un primer acercamiento a la cuestión, se
cuevas kársticas litorales, persiste la dificultad técnica
ha confeccionado la Figura 4; ella aglutina los datos alti-
inherente a la observación y recolección de estos espe-
métricos y cronológicos aportados por todas las mues-
leotemas freáticos sumergidos pero, en cambio, estas
tras estudiadas, ya sea en éste o anteriores programas
cristalizaciones representan un excelente registro de
de datación que hemos llevado a término en cavidades
las vicisitudes sufridas por el nivel marino, ajeno al
de nuestro litoral oriental (HENNIG etab, 1981; GINÉS
enma~carami~ento
o a la interferencia por parte de otros
& GINÉS, 1993b; TUCCIMEI et al., 1998; GINÉS et al.,
Figura 4:
e s t a d i o s i s o t ó p i c o s
metros
Curva eustática simplificada del Mediterráneo occiden-
s.n.m.
1 2 3
4 5
6
7
8
9
tal, correspondiente a los últimos 300 ka, deducida a
.......................
partir de las dataciones TNU de espeleotemas freáti-
cos de la costa oriental de Mallorca. Se recogen las
tendencias generales del nivel marino, definiendo
mediante trazos continuos los eventos documentados
......................
por más de una datación; una interpretación en detalle
del último interglacial se incluye en la Figura 5.
Consultar discuskjn pormenorizada en el texto.
........................
En ordenadas se refleja la altitud a la que se encuen-
tran los distintos paleoniveles muestreados. Las fle-
chas a derecha o izquierda indican edades minimas o
máximas respectivamente. Se han grafiado rayados
. aquellos estadios isot6picos que implican eventos cli-
máticos de signo cálido.
. Figure 4:
Simplified eustatic curve of western Mediterranean,
corres-ponding to the last 300 ka, deduced from ThAJ
datings of phreatic speleothems collected on the eas-

tern coast of Mallorca. The general sea-leve1 trends are
reflected, the ewnts documented by means of more
than one dating being defined with unbroken lines; a
detailed interpretation of last Niterglacial is included in

........................
Figure 5. See text for a detailed discussion.
The y-axis represents the elevations at which the diife-
rent paleolevel samples were collected. The right and
leff pointing arrows indicate minimum and maximum
ages respectively. Dashed areas are warm climate iso-

O
.

5 0 ,
1 O0
1 5 0
2 0 0
2 5 0
3 0 0 k a
topic stages.

e s t a d i o s i s o t ó p i c o s
metros
s.n.m.

3
4
5
6
Figura 5 :
Curva eustática para el ultimo interglacial, deducida a
partir de las dataciones
ThIU de espeleotemas freáti-
cos de cuevas costeras mallorquinas. En trazo conti-

nuo se han representado aquellas vicisitudes del nivel
marino documentadas por más de una datación.
Consultar discusión pormenorizada en el texto.

En ordenadas se refleja la altitud a la que se encuen-
tran los distintos paleoniveles muestreados. Se ha gra-
fiado rayado el estadio climático correspondiente al últi-

mo acontecimiento interglacial.
Figure 5:
Eustatic curve of the last interglacial period, deduced
from Th/U datings of phreatic speleothems from
Mallorcan coastal caves. Unbroken lines represent sea-

leve1 fluctuations documented by means of more than
one dating. See text for a detailed dkcussion.

I
I
5 0
1 0 0
150 ka
The y-axis represents the elevations at which the diffe-
rent paleolevel samples were colkcted. Dashed afea
corresponds to the last interglacial climatic event.
1999). Esta gráfica pone de manifiesto una complicada
fauna termófila del Eutirreniense y Neotirreniense
sucesión de paleoniveles marinos registrados a cotas
(CUERDA, 1975). Dada la complejidad e interés de
negativas, en correspondencia con estadios isotópicos
este evento climático, nos ocuparemos de él más ade-
de carácter frío (estadios 4, 6 y 8), alternándose con
lante, procediendo a una discusión en detalle de los
otros antiguos niveles del mar, a cotas superiores al
subestadios individualizables.
actual &O, asociados con acontecimientos climáticos de
En el estadio 6, que representa un acontecimiento
signo cálido (estadios 1, 5, 7 y 9). Aún así, esta pauta
de signo frío, se encuentra documentada una regresión
general se ve aderezada por la presencia (en el estadio
de un mínimo de 14 metros con una edad de 147,4 ka.
isotópico 5) de diversas pulsaciones regresivas, rela-
Esta muestra sería relacionable con la fase final de este
cionadas con diferentes subestadios que hoy en día se
evento frío, y su transición a las condiciones climáticas
distinguen a lo largo del último interglacial. Se describi-
interglaciales propias del subestadio 5e.
rán a continuación los rasgos destacables de la curva
El siguiente episodio interglacial (estadio 7) está
eustática aportada.
representado con claridad sólo por una muestra, locali-
Siguiendo un orden de antigüedad creciente, tene-
zada a +4,9 metros, con una edad de 231,9 ka; esta
mos documentado un nivel del Mediterráneo similar al
cronología podría permitir adscribirla a un máximo
actual entre 3,9 y 5,4 ka, al que seguiría un máximo
transgresivo correspondiente al subestadio 7c (ZAZO,
postglacial a +2,1 metros en torno a los 6,6 ka B.P.; este
1999). Las otras dos muestras pertenecientes a este
máximo se correspondería con la transgresión
estadio isotópico están situadas a cotas inferiores al
Versiliense, también conocida como Flandriense (esta-
nivel marino presente, dando informaciones menos
dio isotópico 1).
consistentes con el carácter cálido de este evento. Por
De los momentos álgidos de la glaciación más
un lado la datación de 201,4 ka seguramente registra el
reciente no se dispone de datos, ya que las próximas
final del subestadio 7a, señalando una tendencia regre-
muestras analizadas se sitúan en el estadio 4, con eda-
siva que dejó un paleonivel a -8 metros; por otra parte,
des comprendidas entre 63,7 y 79,6 ka y registrando
la muestra de 227 ka podría corresponder a una pulsa-
hasta cinco estabilizaciones del mar a diferentes pro-
ción regresiva ocurrida entre los subestadios 7a y 7c, si
fundidades entre -12 y -17 metros (ver Figura 5). Se
bien sus relaciones isotópicas han permitido calcular
llega así al último y complejo gran acontecimiento inter-
tan sólo una edad máxima.
glacial (estadio 5), en el que es factible distinguir al
Del comienzo y del final del estadio 8 se dispone de
menos tres picos transgresivos junto con un mínimo de
dos dataciones a 260 y 288 ka, que denotan cuando
dos pulsaciones regresivas; este episodio se asociaría
menos un episodio regresivo de 23 metros de magnitud
con los pisos característicos del Tirreniense, entendido
que tuvo lugar durante el citado estadio frío.
en un sentido amplio que incluiría los depósitos con
Las dataciones disponibles, con edades superiores
68

a los 300 ka, no aportan informaciones consistentes
Otras informaciones interesantes vienen proporcio-
acerca del nivel marino en el estadio isotópico 9 (y más
nadas por las tasas de ascenso o descenso del nivel
antiguos), el cual sería asimilable al Paleotirreniense de
marino, que es posible calcular en base a las datacio-
la terminología marina mediterránea. La existencia de
nes de los picos transgresivos y regresivos recogidos
seis muestras con relaciones isotópicas próximas a la
en la curva eustática detallada de la Figura 5 (ver datos
unidad, para las cuales sólo se puede indicar una edad
numéricos en la Tabla 1). La cuantificación de este pará-
mínima, impide extraer datos válidos acerca de las
metro arroja cuantías mínimas de variación del nivel
estabilizaciones marinas que hubieran tenido lugar con
marino del orden de 1,5 mlka durante las tendencias de
anterioridad al estadio 8. La altimetría de dos de los
ascenso y descenso ligadas a bruscas vicisitudes cli-
espeleotemas freáticos analizados (superior a los 30
máticas, cifra que alcanza valores medios cercanos a
metros s.n.m.1 sugiere que pudiesen estar ligados a
los 4 mlka. Los valores obtenidos significan que oscila-
paleoniveles del mar alcanzados durante los estadios 9
ciones del nivel del Mediterráneo de aproximadamente
ó 11, o incluso en tiempos todavía más remotos del
20 metros de amplitud, deben haber ocurrido en lapsos
Pleistoceno medio.
de tiempo bastante más breves que 10 ka. Estas mag-
Conviene ocuparse ahora con mayor detenimiento
nitudes están en concordancia con las calculadas por
de las vicisitudes reflejadas por la curva eustática en lo
HARMON (1 980; 1985) en las Bermudas, donde se han
referente al complejo estadio isotópico 5, el cual repre-
barajado valores de entre 3,5 y 6 mlka e incluso supe-
senta el último gran evento interglacial. En la Figura 5
riores. A pesar de la rápida tendencia fluctuante repre-
queda muy bien individualizado un pico transgresivo
sentada por los valores expuestos -que
suponen
sobre los 83 ka B.P., y de un máximo de +2 metros con
tasas de ascenso-descenso del orden de 4 mm por
respecto al nivel marino actual, relacionable con el
año-
la formación de paleoniveles de espeleotemas
subestadio 5a que equivaldría al piso conocido como
freáticos ha de haber significado la estabilización del
Neotirreniense. A dicho pico le habría precedido una
nivel del mar, en una determinada cota, durante el tiem-
regresión de al menos 18 metros, ocurrida entre 90 y
po suficiente para la deposición de un sobrecrecimien-
100 ka, atribuible sin problemas al subestadio 5b. Entre
to freático apreciable, lapso que pensamos debe ser al
los 107 y 124 ka numerosas muestras registran un nivel
menos de uno o unos pocos miles de años.
marino próximo a los +2 metros s.n.m., interrumpido por
Los datos disponibles sobre los estadios 4 y 5
una posible regresión de 15 metros a 108,3 ka, que
(recogidos en la Figura 5) ilustran muy bien sobre cómo
cabe asignarla al subestadio 5d y que está documenta-
la curva eustática, deducible para el último interglacial,
da por una única datación; de esta manera, las dos
registra cambios paleoambientales radicales y muy
muestras de antigüedad menor que la citada pulsación
abruptos, explicables en base a alternancias climáticas.
regresiva podrían ser atribuidas al subestadio 5c, mien-
El buen ajuste que presentan los picos contenidos en la
tras que las dataciones de edades mayores a 110 ka
curva eustática citada, en relación con los estadios iso-
entrarían ya en el subestadio 5e, el cual se asocia con
tópicos reconocidos en el registro marino profundo
el óptimo climático del último interglacial. Dentro de
(SHACKLETON & OPDYKE, 1973), confirma el carác-
este último episodio (5e), al que se atribuirían muestras
ter glacio-eustático de las oscilaciones detectadas en el
con edades comprendidas entre 11 1 y 130 ka a altitudes
nivel del Mediterráneo - e n t r e los 50 y los 150 ka
máximas de +2,5 metros s.n.m., se constata una pulsa-
B.P.-
a través del estudio de los espeleoternas freáti-
ción regresiva de 16,5 metros de magnitud acontecida
cos mallorquines. A este respecto ROSE et al. (1999)
sobre los 125 ka y documentada por dos muestras de la
señalan diferencias de hasta 11°C en las temperaturas
misma localidad. Se trataría de un descenso brusco del
medias anuales, calculadas para los máximos y míni-
nivel marino inserto en pleno subestadio 5e, posibilidad
mos térmicos correspondientes a los distintos subesta-
que ya se constataba en el yacimiento marino mallor-
dios del último interglacial.
quín del Campo de Tiro (HILLAIRE-MARCEL et al.,
Para finalizar conviene hacer algunas consideracio-
1996) y en otras áreas geográficas (ZAZO, 1999); de
nes en relación con las peculiaridades de las curvas
esta manera, el subestadio 5e quedaría dividido en dos
eustáticas aportadas (Figuras 4 y 5), en comparación
picos transgresivos (que hemos señalado en la Figura 5
con las curvas clásicas del Cuaternario de Mallorca
con las etiquetas 5e, y 5e,) separados por un breve epi-
publicadas por autores diversos (BUTZER & CUERDA,
sodio regresivo.
1962; BUTZER, 1975; CUERDA, 1975; POMAR &
Los resultados obtenidos para el conjunto del esta-
CUERDA, 1979). Por una parte, no existen discrepan-
dio isotópico 5 concuerdan con los publicados por
cias relevantes en cuanto a la existencia y magnitud de
ROSE et al. (1999) al ocuparse del litoral noroccidental
los picos transgresivos Flandriense (postglacial, estadio
de las montañas de Arta. Estos autores reconocen, en
1) y Neotirreniense (subestadio 5a). En cambio, en lo
su área de trabajo, niveles marinos superiores al actual
que atañe al Eutirreniense existen mayores diferencias
durante los subestadios 5a, 5c y 5e, separados por
entre ambas curvas, que acto seguido se exponen. Los
eventos regresivos a los que se asocia un incremento
espeleotemas freáticos no han aportado evidencias que
de la actividad fluvial, relacionables con los subestadios
sustenten un nivel marino superior a los +2,5 metros en
5b y 5d.
el Último interglacial (estadio 5); hay que decir que
69

CUERDA (1975) y BUTZER (1975) señalan paleonive-
una posible sucesión de hasta siete picos transgre-
les marinos Eutirrenienses a altitudes de hasta +11/+14
sivo-regresivos, relacionables con los subestadios
metros, circunstancia que no queda refrendada por
habitualmente distinguidos dentro de este gran
nuestros datos. En relación con estas cuestiones debe
evento climático. Se han constatado en este esta-
ser tenido en cuenta que, para dichos autores, el
dio fluctuaciones del nivel marino de hasta 20
Eutirreniense abarcaría un amplio período entre 100 y
metros de magnitud, las cuales han tenido lugar en
230 ka, con lo que incluiría asimismo el estadio isotópi-
lapsos de tiempo bastante menores que 10 ka.
co 7 (BUTZER, 1985), evento del cual no disponemos
El estudio de los espeleotemas freáticos se
de informaciones suficientes salvo un posible pico
ratifica como una muy buena herramienta para la
transgresivo de +5/+6 metros sobre los 232 ka. Del piso
investigación precisa de la historia del nivel marino
Paleotirreniense, que podría equivaler al estadio 9, las
en el Cuaternario. La obtención de datos sobre los
informaciones procedentes de nuestra área de estudio
depósitos de este tipo, que se hallan hoy en día
no han logrado arrojar precisiones; no obstante, data-
sumergidos en los lagos de nuestras cuevas coste-
ciones de espeleotemas freáticos de otras zonas de la
ras, suministra evidencias acerca de las pulsacio-
isla (HENNIG et al., 1981; GINÉS & GINÉS, 1993b)
nes marinas ligadas a acontecimientos climáticos
registran paleoniveles marinos a altitudes superiores a
de relativo carácter frío, cuyo conocimiento a esca-
los +30 metros, atribuibles al estadio isotópico 9, o
la de Mallorca era hasta el momento insignificante.
incluso anteriores.
- La integración de las informaciones aportadas
Las mayores diferencias entre las curvas construi-
por los espeleotemas freáticos -datados en suce-
das ahora y el registro clásico del Cuaternario marino
sivas campañas, y ubicados ya sea tanto por enci-
de Mallorca, radican en el gran detalle obtenido para las
ma como por debajo del presente nivel de las
vicisitudes experimentadas por el nivel marino entre 50
aguas marinas-
ha permitido ensayar la recons-
y 150 ka B.P. (estadios 4 y 5). Esta curva detallada
trucción de una curva eustática afinada, para el
(Figura 5) nos ofrece una nueva perspectiva del
rango de edad de 70 a 150 ka B.P., de validez plau-
Eutirreniense final y Neotirreniense, con los bruscos
sible para la cuenca mediterránea occidental.
cambios paleoambientales que tuvieron lugar, y de la
transición hacia unas condiciones climáticas de carác-
ter netamente más frío que marcan el final del último
Agradecimientos
interglacial. Obviamente este mayor detalle, obtenido
en la reconstrucción de la historia reciente del nivel del
Estas investigaciones se han beneficiado del
Mediterráneo, se concreta en el conocimiento novedo-
acuerdo de colaboración establecido, a partir del curso
so de los paleoniveles del mar situados a altitudes infe-
1998-99, entre la Universita "Roma Tre" (Roma, Italia)
riores a la presente cota de estabilización de las aguas
y la Universitat de les llles Balears (Palma de Mallorca,
marinas.
España). Asimismo, este trabajo forma parte de los pro-
yectos de investigación de la DGICYT nVB94-1175 y
de la DGESIC nVB98-0132.
Conclusiones
Los resultados de estos estudios sobre espeleote-
Bibliografía
mas freáticos situados por debajo del actual nivel del
Mediterráneo, se pueden sistematizar como sigue:
BUTZER, K. W.
(1975): Pleistocene littoral-sedimentary cycles of the
- Las edades obtenidas para las muestras anali-
Mediterranean basin: a Mallorquin view. In: BUTZER, K. W. &
ISAAC, G. L. (Ed.): Afier the Australopithecines: stratigraphy,
zadas, correspondientes a estabilizaciones del
ecology and culture change in the Middle Pleistocene, 25-71.
nivel marino a cotas negativas, abarcan desde los
Chicago.
BUTZER, K. W. (1985): La estratigrafia del nivel marino en Mallorca en
63,7 ka hasta 2350 ka B.P.
una perspectiva mundial. In: Geomorfología Litoral y
- Buena parte de los espeleotemas freáticos
Cuaternario. Homenaje a Juan Cuerda. Universidad de Valencia.
datados cuyas edades son inferiores a los 300 ka
17-33. Valencia.
BUTZER, K. W.
& CUERDA, J. (1962): Coastal stratigraphy of southem
se correlacionan a la perfección con los estadios
Mallorca and its irnplications for the Pleistocene chronology of
isotópicos 4, 6 y 8, los cuales representan eventos
the Mediterranean sea. Journal of Geology, 70 (4): 398-416.
climáticos de claro signo frío.
Chicago.
-
CUERDA, J. (1 975): Los tiempos cuatemarios en Baleares. Instituto de
Aparecen muy bien documentados algunos
Estudios Baleáricos. 304 págs. Palma de Mallorca.
paleoniveles marinos pertenecientes al estadio 4,
DEL OLMO, P. & ÁLVARO, M. (1984): Control estructural de la sedi-
registrados a profundidades entre -1 2 y -1 7 metros,
mentación neógena y cuaternaria de Mallorca. 1 Congreso
Español de Geologia, 3: 21 9-228.
así como diversas pulsaciones regresivas ocurri-
FORNÓS, J. J.; PRETUS, J. L. & TRIAS, M. (1989): La Cova de sa
das dentro del estadio isotópico 5.
Gleda (Manacor, Mallorca), aspectes geolbgics i biolbgics.
- En concreto, la historia del nivel del
Endins, 14-15: 53-59. Palma de Mallorca.
GELABERT, B.; SABAT, F. & RODR~GUEZ-PEREA,
A. (1992): An struc-
Mediterráneo durante el último interglacial (estadio
tural outline of the Serra de Tramuntana of Mallorca (Balearic
5) se presenta en extremo compleja, evidenciando
Islands). Tectonophysics, 203: 167-183.

GINÉS, A. (1995): Els espeleotemes de les coves de Mallorca 1 The
MERINO, A. (1993): La Cova des Pas de Vallgornera (Llucmajor,
speleothems of Majorcan caves. In: GINÉS, A. & GINÉS, J.
Mallorca). Endins, 19: 17-23. Palma de Mallorca.
(Ed.): El carst i les coves de Mallorca / Karst and caves in
MERINO, A. (2000): Nuevas extensiones de la Cova des Pas de
Mallorca. Endins, 20 / Mon. Soc. Hist. Nat. Balears, 3: 87-97.
Vallgornera (Llucmajor, Mallorca). Endins, 23. Palma de
Palma de Mallorca.
Mallorca.
GINÉS, A. & GINES, J. (1974): Consideraciones sobre los mecanismos
NEUMANN, A. C. & HEARTY, P. J. (1996): Rapid sea-level changes at
de fosilización de la Cova de sa Bassa Blanca y su paralelismo
the close of the last interglacial (substage 5e) recorded in
con formaci'ones marinas del Cuaternario. Boll. Soc. Hict. Nat.
Bahamian island geology. Geology, 24 (9): 775-778.
Balears, 19: 11 -28. Palma de Mallorca.
POMAR, L. & CUERDA, J. (1979): Los depósitos marinos pleistocéni-
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1986): On the interest of speleochronological
cos en Mallorca. Acta Geológica Hispánica. Homenatge a Lluis
studies in karstified islands. The case of Mallorca (Spain). Com.
Solé i Sabarís. 14: 505-51 3. Barcelona.
gQ Cong. Int. Espeleob, 1: 297-300. Barcelona.
POMAR, L.; GINÉS, A. & FONTARNAU, R. (1976): Las cristalizaciones
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1989): Absolute dating of phreatic speleothems
freáticas. Endins, 3: 3-25. Palma de Mallorca.
from coastal caves of Mallorca (Spain). Proc. 10th Int. Congress
POMAR, L.; GINÉS, A. & GINÉS, J. (1979): Morfología, estructura y ori-
Speleol., 1 : 191 -1 93. Budapest.
gen de los espeleoternas epiacuáticos. Endins, 5-6: 3-17. Palma
GINÉS, A,; GINÉS, J. & POMAR, L. (1981a): Phreatic speleothems in
de Mallorca.
coastal caves of Majorca (Spain) as indicators of Mediterranean
POMAR, L.; RODR~GUEZ,
A.; FORNOS, J. J.; GINÉS, A,; GINÉS, J.;
Pleistocene paleolevels. Proc. 8th Int. Congress Speleol., 2: 533-
FONT, A. & MORA, A. (1987): Phreatic speleothems in coastal
536. Bowling Green.
caves: a new method to determine sea-level fluctuations. In:
GINÉS, A,; GINÉS, J.; FORNÓS, J. J. & TUCCIMEI, P. (1999):
ZAZO, C. (Ed.): Late Quaternaly sea-leve1 changes in Spain.
Dataciones isotópicas de espeleoternas procedentes de cuevas
Museo Nacional de Ciencias Naturales C.S.I.C. Trabajos sobre
costeras de Mallorca. Estado actual de las investigaciones. In:
Neógeno-Cuaternario, 10: 197-224. Madrid.
ANDREO, B.; CARRASCO, F. & DURÁN, J. J. (E&):
ROSE, J.; MENG, X. & WATSON, C. (1999): Palaeoclimate and
Contribución del estudio científico de las cavidades kársticas al
palaeoenvironmental responses in the western Mediterranean
conocimiento geológico. Patronato de la Cueva de Nerja. 143-
over the last 140 ka: evidence from Mallorca, Spain. Journal of
152. Nerja (Málaga).
the Geological Society, 156: 435-448. Londres.
GINÉS, J. & GINÉS. A. (1987): Datos espeleocronológicos sobre el
SHACKLETON, N. J. & OPDYKE, N. D. (1973): Oxygen isotope and
karst de la isla de Mallorca. Revista de Ciencia. Institut d'Estudis
palaeomagnetic stratigraphy of Equatorial Pacific core V28-238:
Balearics. 1 : 81 -92. Palma de Mallorca.
Oxygen isotope temperatures and ice volumes on a 10' year
GINÉS, J. & GINÉS, A. (1993a): Speleochronological approach to some
and 10"ear scale. Quaternary Research, 3: 39-55. Washington.
coastal caves from "Cap Vermell" area in Mallorca island (Spain).
TRIAS, M. & MIR, F. (1977): Les coves de la zona de Can Frasquet -
Proc. X I Int. Congress Speleol., 56-59. Beijing.
Cala Varques. Endins, 4: 21-42. Palma de Mallorca.
GINÉS, J. & GINÉS, A. (199313): Dataciones isotópicas de espeleote-
TUCCIMEI, P.; GINÉS, J.; GINÉS, A. & FORNÓS, J. J. (1997): Th/U
mas freáticos recolectados en cuevas costeras de Mallorca
dating of sea level-controlled phreatic speleothems from coastal
(España). Endins. 19: 9-15. Palma de Mallorca.
caves in Mallorca (Western Mediterranean). Proc. 12th Int.
GINÉS, J. & GINÉS, A. (1995): Aspectes espeleocronol6gics del carst
Congress SpeleoL, 1: 37-40. La Chaux-de-Fonds.
de Mallorca / Speleochronological aspects of karst in Mallorca.
TUCCIMEI, P.; GINÉS, J.; GINÉS, A.; FORNÓS, J. J. & VESICA, P. L.
In: GINÉS, A. & GINÉS, J. (Ed.): El carst i les coves de Mallorca
(1 998): Dataciones Th/U de espeleotemas freáticos controlados
1 Karst and caves in Mallorca. Endins, 20 1 Mon. Soc. Hist. Nat.
por el nivel marino, procedentes de cuevas costeras de Mallorca
Balears, 3: 99-112. Palma de Mallorca.
(España). Endins, 22: 99-107. Palma de Mallorca.
GINÉS, J.; GINÉS, A. & POMAR, L. (1981 b): Morphological and mine-
VESICA, P. L.; TUCCIMEI, P.; TURI, B.; FORNÓS, J. J.; GINÉS, A. &
ralogical features of phreatic speleothems occurring in coastal
GINÉS, J. (1996): Th/U dating and C - O isotope analyses of
caves of Majorca (Spain). Proc. 8th Int. Congress SpeleoL, 2:
speleothems from coastal caves in Mallorca (Spain). 30th IGC,
529-532. Bowling Green.
Abstracts, 1: 87. Beijing.
GRACIA, F.; WATKINSON, P.: MONSERRAT, T.; CLARKE. O. & LAN-
VESICA. P. L.; TUCCIMEI, P.; TURI, B.; FORNÓS, J. J.; GINÉS, A. &
DRETH, R. (1997): Les coves de la zona de ses Partions -
GINÉS, J. (2000): Late Pleistocene Paleoclimates and sea-level
Portocolom (Felanitx, Mallorca). Endins, 21: 5-36. Palma de
change in the Mediterranean as inferred from stable isotope and
Mallorca.
U-series studies of overgrowths on speleothems, Mallorca,
GRACIA, F.; CLAMOR, B. & WATKINSON, P. (1998a): La Cova d'en
Spain. Quaternary Science Revie ws (en prensa).
Passol i altres cavitats litorals situades entre Cala sa Nau i Cala
ZAZO, C. (1999): lnterglacial sea levels. Quaternary Intemational, 55:
Mitjana (Felanitx, Mallorca). Endins, 22: 5-18. Palma de
101-113.
Mallorca.
GRACIA. F.; CLAMOR. B.; AGUILÓ, C. & WATKINSON, P. (1998b): La
Cova des Drac de Cala Santanyí (Santanyi, Mallorca). Endins,
22: 55-66. Palma de Mallorca.
GRACIA. F.; CLAMOR, B. & LAVERGNE, J.J. (2000): Les coves de
Cala Varques (Manacor, Mallorca). Endins, 23. Palma de
Mallorca.
YARMON, R. S. (1980): Paleoclimatic information from isotopic studies
in speleothems: a review. In: MAHANEY, W. C. (Ed.): Quaternary
Paleoclimate. Geo Abstracts Ltd. 299-318. Nonuich.
HARMON, R. S. (1985): Late Pleistocene sea level history of Bermuda:
a review. In: Geomorfología litoral y Cuaternario. Homenaje a
Juan Cuerda. Universidad de Valencia. 53-60. Valencia.
HEARTY, P. J. (1998): The geology of Eleuthera island, Bahamas: a
Roseita stone of Quaternary stratigraphy and sea-level history.
Quaternary Science Reviews, 17: 333-355.
HENNIG. G. J.; GINÉS, A,; GINÉS, J. & POMAR, L. (1981): Avance de
los resultados obtenidos mediante datación isotópica de algunos
espeleotemas subacuáticos mallorquines. Endins, 8: 91-93.
Palma de Mallorca.
HILLAIRE-MARCEL, C.; GARIÉPY, C.; GHALEB, B.; GOY, J. L.; ZAZO.
C. & CUERDA, J. (1 996): U-Series measurements in Tyrrhenian
deposits from Mallorca. Further evidence for two last-interglacial
high sea levels in the Balearic islands. Quaternary Science
Reviews, 15: 53-62.