Dataciones Th/U de espeleotemas fre�ticos controlados por el nivel marino, procedentes de cuevas costeras de Mallorca: Espa�a
ENDINS, nQ 22.1998. Palma de Mallorca.
DATACIONES Th/U DE ESPELEOTEMAS FREATICOS
CONTROLADOS POR EL NlVEL MARINO,
PROCEDENTES DE CUEVAS COSTERAS
DE MALLORCA (Espafia)
per Paola TUCCIMEI l , Joaquín GINES 2.3, ~ n g e l
GINES 2,4,
Joan J. FORNOS % Pierluigi VESICA
Resum
Actualment es possible constatar la formació d'espeleotemes freatics en la superfície dels
llacs salobrosos de nombroses coves costaneres de I'illa de Mallorca (Espanya); la seva
presencia registra amb precisió I'altura mitjana del nivell marí en el moment de la deposició
d'aquests carbonats freatics. Per tant, els diposits antics d'espeleotemes freatics poden ser uti-
litzats per a reconstruir les fluctuacions de la Mediterrania durant el Pleistoce ja que existeixen,
en diverses coves de l'area en estudi, abundants alineacions elevades d'aquests espeleotemes
que delimiten paleonivells assolits per les aigües freatiques.
S'han datat alguns espeleotemes freatics, usant el metode ThIU, amb la intenció de deter-
minar la posició del nivell mari durant el Pleistoce mitja i superior. Han estat reconegudes tres
estabilitzacions altes de la Mediterrania a diferents altures -entre 1,4 i 2,5 metres per damunt
de I'actual nivell de fa mar- en coves localitzades en distints sectors de la costa oriental de
Mallorca. Les esmentades estabilitzacions es remunten a edats entorn dels 83, 108 i 124 ka
B.P. i poden ser relacionades amb diversos events menors dins de I'estadi 5 del registre mari
d'isotops d'oxigen. Així mateix, s'inclouen en aquesta nota algunes dades mineralogiques
sobre els espeleotemes datats.
Es poden observar diferencies d'altura de fins 1 metre en mostres pertanyents al mateix
paleonivell marí. Hi són particularment ben documentades les'corresponents al subestadi isoto-
pic 5e, el qual es presenta registrat a altituds majors en les localitats mes septentrionals.
Aquestes anomalies altimetriques han de ser explicades en base a una deformació tectonica
recent de I'area investigada.
Abstract
Phreatic speleotherns forrn today at the surface of the brackish pools existing inside litto-
ral caves of Mallorca island (Spain); their occurrence directly identifies the height of the sea
level at the time of carbonate deposition. Therefore, ancient phreatic speleothems can be used
to reconstruct Mediterranean fluctuations during the Pleistocene, since many raised alignments
of these deposits are present in several caves of the studied area.
Some phreatic speleothems have been dated using the Th/U method in order to determi-
ne the position of the sea level during the Middle and Upper Pleistocene. Three high sea-stands
have been recognized at different heights -bemeen
1.4 and 2.5 meters above current sea
level- in caves located in various sectors of the eastern coast of Mallorca. They date back to
around 83, 108 and 124 ka B P and can be related to several minor events within stage 5 of the
marine oxygen isotope record. Some mineralogical data about the analyzed samples are also
included in this paper.
Differences in height of about 1 meter can be observed in samples corresponding to the
same sea paleolevel. Those which are particularly well-documented pertain to substage 5e,
with higher elevations towards the northernmost localities. These altimetrical disturbances
could be explained in terms of a tectonic tilt of the investigated area.
1 Dip. Scienze Geologiche, Universita "Roma Tre", Roma, Italia.
4 Museu Balear de Ciencies Naturals, Soller, Mallorca.
2 Grup Espeleologic EST. Palma de Mallorca.
5 lstituto per le Tecnologie Applicate ai Beni Culturali, CNR, Roma,
3 Departament de Ciencies de la Terra, Universitat de les Illes Balears,
Italia.
Palma de Mallorca.

Introducción
Un gran número de diferentes tipos de espeleote-
mas freáticos están asociados con este singular ambien-
Mallorca es una isla situada en el Mediterráneo occi-
te geoquímico. Hoy en día, es frecuente la formación de
dental y constituida mayoritariamente por materiales
calcita flotante sobre la superficie de estos lagos hipo-
carbonatados, que muestra fenómenos kárstico-coste-
geos; al mismo tiempo, llamativos sobrecrecimientos de
ros muy interesantes en cada una de sus diferentes
carbonatos son observables en las orillas de dichos
regiones naturales. Numerosas cuevas kársticas litora-
lagos y también alrededor de aquellas estalactitas o
les están presentes en toda la isla, siendo en particular
estalagmitas situadas en el actual rango de fluctuación
abundantes a lo largo de su costa oriental. Dichas cavi-
de las aguas freáticas (POMAR et al., 1979). También
dades han experimentado una compleja evolución mor-
es común encontrar cristalizaciones freáticas similares,
fológica durante el Pleistoceno, y contienen depósitos
de calcita y10 aragonito, situadas algunos metros por
que incluyen brechas con restos paleontológicos así
.encima de los actuales lagos salobres (GINÉS et al.,
como destacables espeleotemas. Los mencionados
1981 b); mediante las bandas de espeleotemas que
depósitos son de gran interés cronológico y paleoclimá-
constituyen estas cristalizaciones, en el interior de algu-
tic0 (GINÉS & GINÉS, 1986; 1995) debido al hecho de
nas cavidades costeras se genera un detallado registro
que su deposición estuvo afectada con frecuencia por
de antiguos paleoniveles marinos correspondientes a
las oscilaciones marinas del Cuaternario.
fluctuaciones de signo glacio-eustático.
Esta nota aporta un conjunto de informaciones sumi-
Buena parte de las cristalizaciones freáticas -tanto
nistradas por el estudio de espeleotemas freáticos de
las antiguas como las actuales- se desarrollan sobre
cuevas costeras mallorquinas, relacionados con paleo-
espeleotemas vadosos pre-existentes, adoptando mor-
niveles marinos pleistocénicos. En este sentido, se ha
fología~
por lo general abultadas y globulares (Foto 1).
desarrollado a lo largo de los últimos cuatro años un pro-
Algunas veces estos sobrecrecimientos de carbonatos
grama de estudios isotópicos de estos espeleotemas, el
forman prominentes fajas horizontales alrededor de
cual incluye dataciones efectuadas mediante el método
estalagmitas y columnas; en'muchos casos, en especial
ThIU que son el objeto de estas páginas.
cuando el sobrecrecimiento freático afecta al extremo
inferior de estalactitas finas, la morfología original del
espeleotema puede verse muy modificada. Ocasional-
Los espeleotemas freáticos en
mente, láminas de calcita flotante pueden quedar atra-
las cuevas de Mallorca
padas entre las capas de crecimiento de estos recubri-
mientos freáticos.
Las áreas kársticas del litoral de Mallorca presentan
Los espeleotemas freáticos de las cuevas de
muchas cuevas parcialmente inundadas por aguas salo-
Mallorca ofrecen una gran variedad morfológica, textura1
bres (GINES, 1995), como consecuencia de la subida
y mineralógica, tal como se ha puesto de manifiesto en
post-glacial del nivel marino. La inundación parcial de
diversas publicaciones (GINÉS et al., 1981b; POMAR et
tales cuevas costeras creó lagos subterráneos, que
al,, 1976). Estos autores apuntan el significado paleocli-
algunas veces alcanzan grandes dimensiones. Estos
mático de su mineralogía, relacionando la presencia de
lagos salobres representan un medio freático costero
aragonito con eventos cálidos que, en los sedimentos de
-controlado por el nivel del mar-, donde tienen lugar
playa, conllevan la aparición de fauna malacológica ter-
oscilaciones periódicas del plano de las aguas ajustadas
mófila típica del Eutirreniense (último interglacial).
a fluctuaciones marinas menores (mareas, oscilaciones
El interés principal de estos procesos de precipita-
barométricas).
ción de carbonatos es el siguiente: antiguas fluctuacio-
Foto 1
Peque60 lago salobre en las Coves del Drac (Manacor)
Observese la presencia de espeleotemas freaticos anti-
guos por encima de la superficie del lago, asi como un
sobrecrecimiento cristalino subactual (señalado con una
flecha) en el presente rango de fluctuación del plano de las
aguas.

nes positivas del nivel marino, correspondientes a perío-
Dentro del contexto que se acaba de exponer, en
dos interglaciales, han quedado registradas dentro de
1994 tuvimos ocasión de emprender un nuevo programa
numerosas cuevas costeras por medio de alineaciones
de dataciones isotópicas de espalestemas freáticos
estrictamente horizontales de espeleotemas freáticos,
mallorquines, cuyos primeros resultados han sido avan-
situados a alturas diversas por encima de los actuales
zados de forma preliminar en VESICA et al. (1996) y
lagos subterráneos. La formación de esta clase de depó-
TUCClMEl et al, (1 997).
sitos cristalinos está relacionada con paleoniveles alcan-
zados por el manto freático como resultado de las osci-
Muestras estudiadas
laciones marinas glacio-eustáticas (GINÉS et al., 1981 a;
POMAR et al., 1987). El estudio de los espeleotemas
Fueron obtenidas muestras de 12 espeleotemas freá-
freáticos situados por debajo del actual nivel marino
ticos, procedentes de 8 cuevas costeras de Mallorca
representa una línea de investigación prometedora, que
(Figura l ) , relacionados todos ellos presumiblemente
aportará mayores precisiones de cara al conocimiento
con paleoniveles marinos interglaciales. La mayoría de
de la historia de las oscilaciones del Mediterráneo
durante el Pleistoceno.
En el caso de Mallorca, un gran número de paleoni-
veles de cristalizaciones freáticas han sido observados a
alturas que abarcan desde el presente nivel marino
hasta la cota de +40 metros s.n.m. En algunas publica-
ciones (GINÉS & GINÉS, 1974; GINÉS etal., 1981a), se
ha considerado la posibilidad de correlacionar altimétri-
camente estos depósitos con antiguas líneas de costa
correspondientes al Pleistoceno medio y superior. Estas
líneas de costa han sido identificadas por medio del
estudio estratigráfico y paleontológico de las playas fósi-
les pleistocénicas de la isla, las cuales son bien conoci-
das gracias a las investigaciones sobre el Cuaternario
llevadas a cabo por diversos autores (BUTZER, 1975;
CUERDA,I 975).
Figura 1: Mapa de localización de las cuevas investigadas.
En base a la interpretación geomorfológica mencio-
BA: Cova de na Barxa; MI: Cova de na Mitjana; ambas en el
municipio de Capdepera.
nada más arriba, GINÉS & G~NES (1974) sugirieron
DI: Cova del Dimoni; DR: Coves del Drac; PI: Coves del
tempranamente que las cristalizaciones freáticas situa-
Pirata; FA: Cova de Cala Falcó; VB: Cova de Cala Varques
das a más de 30 metros sobre el actual nivel marino
B; SE: Cova des Serral; todas ellas en el municipio de
Manacor.
debían remontarse al menos al Paleotirreniense (inter-
las cuevas investigadas se desarrollan en las calcareni-
glacial Mindel - Riss). En 1981 se comenzó un programa
tas post-orogénicas del Mioceno superior, que confor-
preliminar de datación isotópica de espeleotemas freáti-
man la plataforma del Migjorn ubicada a lo largo del Sur
cos de Mallorca. Los análisis fueron efectuados usando
y Sureste de la isla; por otra parte, sólo dos de las cavi-
el método de las series de Uranio, y sus resultados con-
dades estudiadas -Cova de na Barxa y Cova de na
firmaron el modelo cronológico establecido previamente,
Mitjana- se localizan en las calizas jurásicas plegadas,
basado en correlaciones altimétricas entre espeleote-
que integran el área montañosa de las Serres de
mas freáticos y depósitos de playa pleistocénicos. Los
Llevant. En la totalidad de las cuevas muestreadas
resultados de este programa de dataciones absolutas
abundan interesantes sobrecrecimientos freáticos de
aportaron edades que abarcan desde 3.9 ka (cristaliza-
carbonatos, depositados sobre las paredes de las cavi-
ciones claramente post-glaciales) hasta >350 ka, alcan-
dades y también alrededor de estalactitas u otros espe-
zando ya los límites de este método (HENNIG et al.,
leotemas aéreos.
1981; GINÉS & GINÉS, 1989, 1993a, 1993b). Las cris-
Los espeleotemas freáticos recolectados registran
talizaciones freáticas analizadas cuyas edades son infe-
diversas estabilizaciones marinas altas que se sitúan
riores a 250 ka muestran una buena correlación con los
entre 1.4 y 5.8 metros por encima del presente nivel del
eventos climáticos que implican un nivel marino similar o
mar, estando la mayoría de ellos localizados a altitudes
más alto que el actual (estadios 1, 5 y 7, los cuales
que van desde 1.4 a 2.5 metros s.n.m.
representan pulsaciones de signo cálido); las muestras
Las informaciones altimétricas disponibles sobre los
que aportan edades por encima de los 300 ka (paleoni-
depósitos de playa pleistocénicos en Mallorca (BUT-
veles situados a altitudes superiores a 30 metros s.n.m.)
ZER, 1975; CUERDA, 1975), sugieren que los paleoni-
deben ser asignadas como mínimo a los estadios 9 O 11
veles marinos registrados por los espeleotemas mues-
del registro marino de isótopos de oxígeno establecido
treados deben pertenecer a fluctuaciones glacio-eustáti-
por SHACKELTON & OPDYKE (1973).
cas positivas, que tuvieron lugar presumiblemente den-

tro del rango de aplicabilidad del método ThIU. En este
contexto, se prepararon selectivamente 15 muestras,
para proceder a su datación isotópica, con la intención
de obtener información cronológica detallada sobre
I
varias cuevas representativas, así como mayor precisión
acerca de la historia del nivel del Mediterráneo a lo largo
del Pleistoceno medio y superior.
Los datos referentes a las cuevas estudiadas, las
muestras obtenidas, y las alturas de los paleoniveles
marinos representados en cada localidad, aparecen reu-
nidos en la Tabla l. La denominación de algunas mues-
tras difiere ligeramente de la aportada en una nota preli-
minar anterior (TUCCIMEI et al., 1997); este hecho se
debe a que el propio desarrollo del programa ha obliga-
do a realizar análisis complementarios y, en consecuen-
cia, a renumerar algunas de las muestras datadas con la
intención de lograr una mayor claridad expositiva.
Para completar este apartado, incluiremos a conti-
nuación tan sólo algunas breves informaciones sobre las
muestras analizadas y su localización en las cuevas
investigadas:
- En la Cova de Cala Falcó (Manacor), a una altu-
ra de 1.9 metros s.n.m se recogieron diversas promi-
Foto 3: Muestra VB-D2, recolectada en la Cova de Cala Varques B
(Manacor). Consiste en un conjunto de pequeñas estalactitas
aéreas revestidas por un ,precipitado calcáreo de origen freáti-
co; la edad obtenida se sitúa en torno a los 83 ka. Escala grá-
fica = 1 cm.
nencias rocosas dotadas deun revestimiento freático de
aproximadamente un centímetro de grosor máximo
(Foto 2). En este caso el sobrecrecimiento freático no ha
ocurrido sobre un soporte prominente constituido por un
espeleotema aéreo, sino que tiene lugar sobre proyec-
ciones rocosas relacionadas con la peculiar litología del
complejo arrecifal del Mioceno superior, donde se halla
excavada la cavidad. Las muestras fueron obtenidas en
los alrededores de los pequeños lagos periféricos exis-
tentes en la zona septentrional de la cueva (ver topogra-
fía en TRIAS & MIR, 1977).
Muestra FA-D3-4: sobrecrecimiento freático sobre promi-
nencia rocosa.
- Procedentes de la Cova de Cala Varques B
(Manacor), se han analizado diversas cortas estalactitas
recubiertas por un sobrecrecimiento freático centimétri-
co (Foto 3). Las estalactitas fueron recolectadas a + 1 4
metros en las inmediaciones del lago que ocupa la cavi-
dad de Norte a Sur, en el sector más próximo a la entra-
da de la caverna (TRIAS & MIR, 1977).
Muestra VE-D2: sobrecrecimiento freático alrededor de
Foto 2: Sección longitudinal de la muestra FA-D34, procedente de la
estalactita.
Cova de Cala Falcó (Manacor); la muestra pendía del techo en
Muestra VB-01-1: parte externa de sobrecrecimiento freá-
la posición que aparece en la fotografía. Se trata de una pro-
minencia rocosa, dotada de un delgado sobrecrecimiento freá-
tic0 sobre estalactita.
tico, correspondiente al final del último interglacial (83 ka).
Muestra VB-01-2: parte interna del mismo sobrecreci-
Escala gráfica = 1 cm.
miento freático que la muestra anterior.

- En la pared oriental de la Cova des Serral
(Manacor) se recolectó un fragmento de una abultada
banda horizontal de cristalizaciones subacuáticas, situa-
da a + 1.5 metros s.n.m. Se trata del mismo paleonivel
datado años atrás (muestra SerrlO; GINÉS & GINÉS,
1993b), si bien en esta ocasión ha sido muestreada la
porción más interna del espeleotema.
Muestra SE-M: parte interna de la mencionada banda de
nivel.
- Algunas estalactitas provistas de sobrecrecimien-
to freático fueron recogidas en las Coves del Pirata
(Manacor), las cuales registran un paleonivel marino
situado a una cota de +2.1 metros. Estas estalactitas de
formas redondeadas (Foto 4) abundan en las inmedia-
ciones de los lagos que circundan el sector meridional
de esta cueva (GINÉS & GINÉS, 1976).
Muestra Pl-DI: revestimiento freático alrededor de esta-
lactita.
Foto 5: Espectacular espeleotema freático de la Cova de na Mitjana
(Capdepera).
diversos espeleotemas que delimitan un claro paleonivel
marino ubicado a una altura de 2.5 metros s.n.m.
Muestra 01-03; sobrecrecimiento freático bulboso y de
superficie lisa, sobre una fina estalactita.
Muestra 01-07-1: parte externa de un recubrimiento parie-
tal de textura acicular.
Muestra 01-01-2: parte interna del mismo revestimiento
freático.
- La Cova de na Barxa (Capdepera) presenta un
paleonivel de espeleotemas freáticos localizado a una
cota de +2.4 metros. Han sido recogidas varias estalac-
t i t a ~
dotadas de un grueso revestimiento carbonatado,
que les da una morfología mamelonar; dichos espeleo-
temas pendían del techo que se extiende por encima del
lago principal de la cueva (ver topografía en ANDREWS
et ab, 1989).
Foto 4: Sección longitudinal de la muestra PI-D1 (Coves del Pirata,
Muestra BA-D3: sobrecrecimiento freático masivo sobre
Manacor). O b s é ~ e s e
la fina estalactita, que sirve de soporte a
un delicado sobrecrecimiento freático atribuible al subestadio
estalactita.
isotópico 5e (130 ka). Escala gráfica = 1 cm
- En la Cova de na Mitjana (Capdepera) existe un
espectacular conjunto de grandes estalactitas bulbosas,
- En la interesante cavidad denominada Cova del
como la de la Foto 5; estos espeleotemas freáticos
Dimoni (Manacor) abundan los depósitos freáticos car-
registran un claro paleonivel marino situado en torno a
bonatados, algunos de ellos constituídos por finas agu-
los 6 metros s.n.m. (GINÉS et al., 1975). A pesar de su
jas aragoníticas. Concretamente, se han analizado
aparente homogeneidad morfológica parece posible

reconocer la existencia de tres bandas de nivel distintas,
corresponden con bastante certeza al subestadio isotó-
localizadas a diferentes alturas (+3.9, +4.9 y +5.8
pico 5a, que a su vez se relacionaría con el piso
metros), de las que se han datado muestras correspon-
Neotirreniense de la terminología marina mediterránea.
dientes a cada una de ellas. Concretamente, el nivel de
Por otra parte, la muestra 01-03 de la Cova del Dimoni
+3.9 metros fue ya datado con anterioridad, de tal modo
con una edad en torno a los 108 ka podría asignarse al
que las muestras MI-Dla y M I - D l b se corresponderían
subestadio 5c, al igual que sucedería con la muestra
con el paleonivel marino analizado mediante las mues-
SerrlO (GINÉS & GINÉS, 1993b) recolectada en la
tras Mii77a y Mitj7b de GINÉS & GINES (1993b).
Cova des Serral.
Bastante más numerosas son las muestras datadas
Muestra MI-Dla: parte externa del sobrecrecimiento freáti-
cuyas edades oscilan entre 112 ka y 130 ka (ver Tabla I
co de cota +3.9 metros.
y Figura 2); estos espeleotemas pueden ser asignados
Muestra MI-Dlb: parte interna del mismo sobrecrecimien-
con bastante probabilidad al subestadio 5e, que se
to freático de la muestra anterior.
correlacionaría con los yacimientos típicos con fauna
Muestra MI-D2: sobrecrecimiento freático de cota +4.9
termófila atribuidos a l Eutirreniense (CUERDA, ,975).
metros.
Las muestras adscritas a este evento son: VB-DI-2, SE-
Muestra MI-173: sobrecrecimiento freático de cota +5.8
02, PI-DI, DI-01-1, 01-01-2 y BA-D3, respectivamente
metros.
de las siguientes localidades: Cova de Cala Varques B,
Cova des Serral, Coves del Pirata, Cova del Dimoni y
- Diversos paleoniveles freáticos aparecen repre-
Cova de na Barxa.
sentados en las Coves del Drac (Manacor), habiéndose
datado uno de ellos situado a 3.3 metros s.n.m. La
edad
estadios
muestra analizada procede de las inmediaciones del
(ka)
isotópicos
Llac Negre (ver topografía en GINÉS & GINÉS, 1992),
350 -
8
estando constituída por una estalactita provista de un
9
revestimiento freático aragonítico de morfología exterior
300-
bulbosa y lisa.
Muestra DR-D4: Revestimiento freático sobre estalactita.
250
¤
7
200 -
- - - -
~
Resultados de las dataciones
150-
."-.V'-.-.-.-'-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
Las dataciones absolutas de las muestras recolec-
• •

5 e
tadas fueron realizadas mediante el método de las
100-
5 c
0 8
5 a
series de Uranio (ThIU); los resultados analíticos obteni-
50 -
dos y las edades que dichos datos suministran aparecen
recopilados en la Tabla l. Las edades calculadas van
o
desde 83 ka hasta >350 ka, mostrando una buena corre-
FA UB
SE
P I DI
BA MI DR
lación con los estadios 5 y 7 del registro de isótopos de
localidades muestreadas
oxígeno (Figura 2), los cuales corresponden a eventos
Figura 2. Edades obtenidas mediante el método Th/U de los espeleo-
de nivel marino alto asociados a pulsaciones climáticas
temas freáticos estudiados en este programa de datación
de signo cálido. Una muestra procedente de las Coves
Las cuevas están representadas en el mismo orden que en
del Drac, cuya antigüedad supera los límites de resolu-
la Tabla l.
ción del método. debe pertenecer como mínimo al esta-
dio climático 9.
Recientes investigaciones (HILLAIRE-MARCEL et
Se encuentran bien representadas diversas estabili-
al., 1996) permiten individualizar, dentro del subestadio
zaciones marinas altas a edades de 83 ka, 108 ka y 124
5e, dos estabilizaciones altas del Mediterráneo en torno
ka B.P., cronologías que se correlacionan muy bien con
a los 11 7 ka y 135 ka. Estos dos picos podrían ser reco-
las edades usualmente asignadas a los subestadios 5a,
nocible~
en los datos que se aportan ahora, si se atribu-
5c, y 5e del registro isotópico marino (SHACKELTON &
yen las muestras PI-DI y BA-D3 a la estabilización de
OPDYKE, 1973). Estos datos documentan tres estabili-
135 ka y el resto (VB-DI-2, SE-D2, DI-DI-1 y 01-01-2) a
zaciones principales del Mediterráneo a alturas com-
la de 117 ka. De todas formas esta asignación más afi-
prendidas entre 1.4 y 2.5 metros s.n.m., correspondien-
nada resulta problemática, en razón de los relativamen-
tes al último acontecimiento interglacial, y de las cuales
te amplios márgenes de error de algunas de las mues-
nos ocuparemos ahora con algo más de extensión.
tras citadas.
Dos de los espeleotemas analizados, procedentes
Un espeleotema de la Cova de na Mitjana (MI-D2)
de la Cova de Cala Falcó y de la Cova de Cala
aporta una cronología de 232 ka, correlacionable con el
Varques 6 , aportan edades situadas entre 71 ka y 83 ka
estadio 7 del registro marino (Figura 2). Con'respecto a
(muestras FA-D3-4, VB-D2 y VB-DI-1). Estas muestras
las muestras datadas de esta localidad, hay que consig-

altura
U
edad
localidad
muestra s.n.m.
234111 23811
(234111 2 3 ~ 1 ) ) ~
230Th/ 232Th 2 3 0 T h I 234U
( P P ~ )
(ka k 2 ~ )
( m )
Cv. de Cala Falco
FA-D3-4 # + 1.9
542 +5
1.378 f 0.003
1.528 f 0.037
12.3 f 0.2
0.554 f 0.023
83.9 k 5.0
Cv. C. Varques B
VB-D2 # + 1.4
228f 10
2.1 13f0.099
2.41 f0.13
inf.
0.567f0.025
83.4 f 5.1
VB-D1-1# +1.4
2 3 4 f 3
2.100f0.090
2.358f0.12
12.1f0.7
0.505f0.008
71.3k1.5
VB-DI -2 # + 1.4
252 f 4
1.51 9 IT 0.081
1.71 f 0.08
inf.
0.632+0.020
111.9f5.7
Cova des Serral SE-D2 ' + 1.5
200f 4
1.453IT0.032
1.639f0.046
240f45
0.705f 0.019
121.3 f 5.6
---
Coves del Pirata PI-DI * + 2.1
2 6 2 f 9
1.663f 0.062
1.959f0.092
inf.
0.745f0.035
130.4 k 14.0
Cova del Dimoni DI-D3 *
+2.5
1887f45
1.108f 0.015
1.147f 0.020
inf.
0.638I0.020
107.9f
5.7
D I - D I - l * +2.5
2 6 4 0 f i 7
1.185f0.013
1.255f0.018
257.3f25.4
0.660f0.020
112.9k5.8
DI-DI-2'
+2.5
1273f48
1.090f0.018
1.126f0.025
inf.
0.676f0.032
119.7k10.0
Cova de na Barxa
BA-D3
+ 2.4
423 f 19
1.430 f 0.070
1.612 ir 0.1 03
inf.
0.715f 0.045
124.7 IT 14.0
-
Cv. de na Mitjana MI-Dla
+3.9
1 2 8 f 9
0.791 f0.067
-
inf.
1.340f 0.112
-
MI-Dlb
+3.9
5 2 f 6
2.091 50.257
-
inf.
10.403 f 1 .O98
MI-D2 * +4.9
1 4 6 f 4
1.057f 0.019
1.110f 0.037
46.85f 5.29
0.894f 0.024
231.9 k 28
MI-D3
+ 5.8
169 f 1
0.972 f 0.028
0.937 f 0.035
51 f 2
0.972f0.035
> 300.7
Coves del Drac DR-D4
+3.3
2888f84
1.039f0.016
-
inf.
1.038 f 0.040
> 350
# espectrometría de masa
* conteo alfa
Tabla 1:
Datos de las localidades y de las muestras obtenidas, así
como resultados analiticos del programa de datación.
nar que las pertenecientes al paleonivel de +3.9 (MI-Dla
metros
y MI-Dlb) no han suministrado relaciones isotópicas
(sobre el nivel marino actual)
consistentes, que permitan aventurar una edad más o
menos fiable. Perteneciente a este mismo paleonivel, se
procedió a datar con anterioridad un espeleotema que
arrojó una antigüedad de 88 ka (GINÉS & GINÉS,
1993b), si bien el espeleotema analizado había sufrido
pérdidas post-deposicionales de Uranio. Por lo tanto,
permanece abierta la incógnita acerca de si el mencio-
nado paleonivel de +3.9 metros pertenece al subestadio
5a -como sugiere la datación efectuada hace años- o,
por el contrario dicha edad no es fiable, tal y como po-
drían sugerir los análisis efectuados ahora.
También hay que consignar la presencia de dos
SE
UB
FA
PI
DI
EA
espeleotemas (MI-D3 y DR-D4), recogidos respectiva-
Sur
N o r t e
mente en la Cova de na Mitjana y en las Coves del
Drac, cuyas edades superan los 300 ka, ya en los Iími-
Figura 3: En este gráfico se recoge la altura a la que se encuentran los
tes de resolución del método Th/U. Estas muestras pue-
espeleotemas freáticos datados, pertenecientes a los diver-
den ser atribuídas como mínimo al estadio 9, que se
sos subestadios del último interglacial. Su elevación presen-
ta una clara tendencia de incremento hacia el Norte, relacio-
correspondería con el piso Paleotirreniense (interglacial
nable con deformaciones tectónicas recientes. La distribución
Mindel - Riss).
latitudinal de las cuevas no está representada a escala.
Para finalizar se debe hacer referencia al siguiente
Círculos blancos: muestras atribuidas al subestadio 5a;
cuadrados: muestras atribuidas al subestadio 5c; círculos
hecho: cuando un determinado paleonivel marino se
negros: muestras atribuidas al subestadio 5e. Datos de la
encuentra registrado en localidades diversas lo hace a
muestra SerrlO según GINÉS & GINÉS (1 993b).
alturas diferentes, que son siempre mayores en las loca-
lidades más septentrionales. En este sentido, los paleo-
dujo, al menos en parte, con posterioridad al último
niveles de espeleotemas freáticos pertenecientes a los
interglacial.
subestadios 5a, 5c y 5e están registrados a mayor ele-
Los datos suministrados por el presente programa de
vación conforme nos vamos desplazando en dirección
dataciones confirman la hipótesis geomorfo~lógica
esta-
Norte (Figura 3). Este hecho pone en evidencia una
blecida previamente, que correlacionaba los espeleo-
deformación tectónica del área investigada que se pro-
temas freáticos de las cuevas costeras de Mallorca con

muestra
FA-D3-4
VB-D2
SE-D2
PI-DI
DI-D3
DI-DI-112
BA-D3
MI-Dlalb MI-D2
MI-D3
submuestra
1 - 2 3
1 2 3 4 5
1 2 3
1 2
1 2 3 4
1 2 3
1 2 3 4
1 2 3 4
1 2 3
1 2 3
LMC
X X -
X X X - X
X X X
X X
- - - -
X X X
X - X -
X X X -
X X X
X X X
Calcita
X - v
- - x - - -
- X X X
- -
. - -
- - - X - X
- - -
HMC
- -
-
- A - x - - - -
- -
Aragonito
X X X
- - - - -
- -
- -
x x x x
x x x
x - - - - - - - - - - - - -
Dolomita
x x x
- - - - -
- - -
- - - - - -
- - -
- - x x - - -
- - -
- - -
m
5 a
5 e
5 e
5 c
5 e
5 e
?
7
Basamento
m
m
m
m
m
Mz
Mz
Mz
Mz
Tabla II: Relación de las mineralogías presentes en las muestras anali-
zadas de espeleotemas freáticos.
1: submuestra más externa; 2 a 5 : submuestras obtenidas
secuencialrnente hacia el interior del espeleotema; X : presen-
cia; - : ausencia; Mz : Mesozoico; m : Mioceno superior.
estabilizaciones del nivel marino asociadas a episodios
no parece observarse en primera instancia ninguna rela-
interglaciales. Por lo tanto, los espeleotemas freáticos se
ción clara ligada a estos parámetros. Además resultan
muestran especialmente útiles de cara a contribuir al
un poco contradictorios los análisis efectuados en algu-
conocimiento de la historia del nivel del Mediterráneo
nas localidades, como la Cova de Cala Falcó o la Cova
durante el Pleistoceno medio y superior.
de na Barxa, donde la coexistencia de calcita con bajo
contenido en magnesio junto con aragonito y dolomita
podría ser explicada en base a motivos diferentes de los
Mineralogía de los espeleotemas
mencionados.
f reáticos
Por otra parte, el dominio de calcita y calcita cori
bajo contenido en magnesio, característico de una pre-
Todas las muestras de espeleotemas recogidas
cipitación a temperaturas relativamente bajas, no se
para su datación fueron analizadas mediante difracto-
corresponde con el carácter cálido asociado a los esta-
metría de Rayos X para observar su composición mine-
dios isotópicos indicados por las dataciones, los cuales
ralógica. De cada revestimiento freático se recogieron
se traducen en la presencia de fauna marina termófila
diversas muestras secuenciadas, con el fin de detectar
característica de los yacimientos del Eutirreniense
posibles cambios mineralógicos a lo largo de su creci-
(CUERDA, 1975).
miento (Tabla 11).
Las mineralogías presentes corresponden a calcita,
calcita con bajo contenido en magnesio (LMC), calcita
Conclusiones
magnesiana (HMC), aragonito y dolomita. La mineralo-
gía predominante corresponde a calcita con bajo conte-
Los resultados de estas investigaciones espeleocro-
nido en magnesio (LMC), siguiéndole en importancia la
nológicas sobre varias cuevas costeras de la isla de
calcita y el aragonito. La calcita magnesiana tan sólo
Mallorca, pueden ser resumidos de la siguiente manera:
está presente en las muestras de la Cova de na Barxa
- Las edades obtenidas acerca de la deposición de
(BA-D3), mientras que la dolomita aparece en la citada
espeleotemas freáticos en las localidades estudiadas
localidad así como en la Cova de Cala Falcó (FA-D3-4).
abarcan desde 83 ka hasta >350 ka B.P.
En la mayor parte de las muestras se observa un
- Los espeleotemas con edades inferiores a 250 ka
incremento del contenido en magnesio hacia el interior
se correlacionan bien con los estadios isotópicos 5 y 7
del espeleotema. No parece constatarse a nivel general
del registro marino, los cuales son eventos cálidos con
una relación clara de los aspectos mineralógicos con los
un nivel marino asociado superior al actual.
estadios isotópicos ni con las rocas encajantes, excepto
- Están particularmente bien documentados algu-
en algunos casos como la Cova de na Barxa que pre-
nos eventos menores dentro del estadio isotópico 5, es
senta un basamento dolomítico.
decir el último interglacial. Las edades aportadas de 83
Aunque está demostrada la estrecha dependencia
ka, 108 ka y 124 ka, corresponden respectivamente a
que presentan las mineralogías de los precipitados car-
los subestadios 5a, 5c y 5e del registro marino de isóto-
bonatados con respecto a la temperatura ambiental de
pos de oxígeno.
formación, así como a la presencia de determinados
- El incremento de elevación hacia el Norte de los
cationes -como Mg o Sr- dentro del sistema (RAO &
espeleotemas freáticos pertenecientes a un mismo esta-
ADABI, 1992; RAO, 1996), en las muestras analizadas
dio climático, suministra evidencias de una deformación

tectónica reciente del área estudiada, ocurrida con pos-
GINÉS, J. & GINÉS, A. (1995): Aspectes espeleocronologics del carst de
terioridad al último episodio interglacial.
Mallorca 1 Speleochronological aspects of karst in Mallorca. In:A.
Ginés &J. Ginés (eds.): El carst i les coves de Mallorca 1 Karst and
- La mineral'ogía predominante en las muestras
caves in Mallorca. Endins. 20 1 Mon. Soc. Hlst. Nat. Balears. 3: 99-
analizadas es la calcita y la calcita con bajo contenido en
11 2. Palma de Mallorca.
magnesio, aunque también están presentes la calcita
GINÉS, J.; GINÉS, A. & POMAR, L. (1981b): Morpholsgical and rninera-
logical features of phreatic speleothems occurring in coastal caves
magnesiana, la dolomita y especialmente el aragonito.
of Majorca (Spain). Pmc. 8th Int. Congress Speleol. 2: 529-532.
- En definitiva, los espeleotemas freáticos se afir-
Bowling Green.
man como un buen registro de la historia pleistocénica
HENNIG, G. J.; GINÉS, A.; GINÉS, J. & POMAR, L. (1981): Avance de
los resultados obtenidos mediante datación isotópica de algunos
del nivel marino, constituyendo también una herramien-
espeleotemas subacuáticos mallorquines. Endins. 8: 91-93. Palma
ta muy útil de cara a investigaciones sobre geología
de Mallorca.
estructural y geomorfología costera en general.
HILLAIRE-MARCEL, C.;
GARIÉPY, C.; GHALEB, B.: GOY, J.L.:
ZAZO, C.
& CUERDA, J. (1996): U-Series measurements in
Tyrrhenian deposits from Mallorca - Further evidence for two Last-
lnterglacial high sea levels in the Balearic islands. Quaternary
Agradecimientos
Science Reviews, 15: 53-62,
POMAR, L.; GINÉS, A. & FONTARNAU, R. (1976): Las cristalizaciones
freáticas. Endins. 3: 3-25. Palma de Mallorca.
Esta investigación se ha beneficiado de dos ayudas
POMAR, L.; GINÉS, A. & GINÉS, J. (1979): Morfología, estructura y ori-
económicas del Museu Balear de Ciencies Naturals
gen de los espeleotemas epiacuáticos. Endins. 5-6: 3-17. Palma
(Sóller, Mallorca), durante los años 1994 y 1995.
de Mallorca.
POMAR, L.; RODR~GUEZ,
A,; FORNÓS, J.J.; GINÉS, A,; GINÉS, J.;
Asimismo, este trabajo forma parte del proyecto de
FONT, A. & MORA, A. (1987): Phreatic speleothems in coastal
investigación de la DGICYT número PB94-1175.
caves: a new method to determine sea-level fluctuations. In: C.
Zazo (ed.): Late Quaternary sea-leve1 changes in Spain. Museo
Nacional de Ciencias Naturales C.S.I.C., Madrid, Trabajos sobre
Neógeno-Cuaternario, 10: 197-224. Madrid.
Bibliografia
RAO, C.P. (1996): Modern carbonates. Tropical, temperate and polar.
lntroduction to sedimentology and geochemistry. University of
ANDREWS, J.N.; GINÉS, A,; PONS-MOYA, J.; SMART, P.L. & TRIAS,
Tasrnania. 205 pp.
M. (1989): Noves dades sobre el jaciment paleontologic de la Cova
RAO, C.P. & ADABI, M.H. (1992): Carbonate minerals, major and minor
de na Barxa (Capdepera). Endins. 14-15: 17-25. Palma de
elements and oxygen and carbon isotopes and their vaflation with
Mallorca.
water depth in cool, temperate carbonates, western Tasrnania,
BUTZER, K. W. (1975): Pleistocene littoral-sedimentary cycles of the
Australia. Marine Geology. 103: 249-272.
Mediterranean basin: a Mallorquin view. In: K.W. Butzer & G.L.
SHACKELTON, N. J. & OPDYKE, N.D. (1973): Oxygen isotope and pala-
lsaac (eds.): After the Australopithecines: stratigraphy, ecology and
eomagnetic stratigraphy of Equatorial Pacific core sV28-238:
culture change in the Middle Pleistocene. 25-71. Chicago.
Oxygen isotope temperatures and ice volumes on a 10 year and
CUERDA, J. (1975): Los tiempos cuaternarios en Baleares. Instituto de
10' year scale. Quaternary Research. 3: 39-55.
Estudios Baleáricos. 304 pp. Palma de Mallorca
TRIAS, M. & MIR, F. (1977): Les coves de la zona de Can Frasquet -
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1974): Consideraciones sobre los mecanismos
Cala Varques. Endins. 4: 21-42. Palma de Mallorca.
de fosilización de la Cova de sa Bassa Blanca y su paralelismo con
TUCCIMEI, P.; GINÉS, J.; GINÉS, A. & FORNÓS, J.J. (1997): Th/U
formaciones marinas del Cuaternario. Boll. Soc. Hist. Nat. Balears.
dating of sea level-controlled phreatic speleothems frorn coastal
19: 11-2. Palma de Mallorca.
caves in Mallorca (Western Mediterranean). Proc. 72th
Int.
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1986): On the interest of speleo-chronological
Congress Speleol. 1 : 37-40. La Chaux-de-Fonds.
studies in karstified islands. The case of Mallorca (Spain). Com. 9"
VESICA, P.; TUCCIMEI, P.; TURI, B.; FORNOS, J.J.; GINÉS, A. &
Cong. Int. Espeleol. 1: 297-300. Barcelona.
GINÉS, J. (1996): ThIU dating and C - O isotope analyses of spe-
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1989): Absolute dating of phreatic speleothems
leothems from coastal caves in Mallorca (Spain). 30th IGC,
from coastal caves of Mallorca (Spain). Proc. 10th Int. Congress
Abstracts. 1: 87. Beijing.
Speleol. 1 : 191-1 93. Budapest.
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1992): Las Coves del Drac (Manacor, Mallorca).
Apuntes históricos y espeieogenéticos. Endins. 17-18: 5-20. Palma
de Mallorca.
GINÉS, A,; GINÉS, J. & PONS-MOYA, J. (1975): Nuevas aportaciones
al conocimiento rnorfológico y cronológico de las cavernas costeras
mallorquinas. Speleon. Monografía l. V Symposium de
Espeleologia. Cuaternario. 49-56. Barcelona.
GINÉS, A,; GINÉS, J. & POMAR, L. (1981a): Phreatic speleothems in
coastal caves of Majorca (Spain) as indicators of Mediterranean
Pleistocene paleolevels. Proc. 8th Int. Congress Speleol. 2: 533-
536. Bowling Green.
GINÉS. J. (1995): L'endocarst de Mallorca: els mecanismes espeleo-
genetics / Mallorca's endokarst: the speleogenetic mechanisms. In:
A. Ginés &J. Ginés (eds.): El carst i les coves de Mallorca 1 Karst
and caves in Mallorca. Endins. 20 1 Mon. Soc. Hist. Nat. Balears. 3:
71-86. Palma de Mallorca.
GINÉS. J. & GINÉS, A. (1976): Les Coves del Pirata. Endins. 3: 41-45.
Palma de Mallorca.
GINÉS, J. & GINÉS, A. (1993a): Speleochronological approach to some
coastal caves from "Cap Vermell" area in Mallorca island (Spain).
Proc. XI Int. Congress Speleol. 56-59. Beijing.
GINÉS. J. & GINÉS, A,. (199313): Dataciones isotópicas de espeleote-
mas freaticos recolectados en cuevas costeras de Mallorca
(España). Endins. 19: 9-15. Palma de Mallorca.