Nota preliminar sobre el hallazgo de Homo sp. en los rellenos c�rsticos de cueva Victoria : Murcia, Espa�a
ENDINS, n. 10-11. 1985. Ciutat de Mallorca.
NOTA PRELIMINAR SOBRE EL HALLAZGO
DE Horno sp. EN LOS RELLENOS
CARSTICOS DE C U N A VICTORIA
(Murcia, España)
por Joan PONS MOYA (*)
Resum
Es descriu la troballa, al jacirnent de la ((Cueva Victoria)) (Múrcia, Espanya), d'una
falange segona atribuida al genere Horno. Per la cronologia relativa del diposit ossí-
fer, la peca en questió pot esser una de les cites més antigues del nostre genere a
I'Estat Espanyol.
Abstract
It describes the finding, in the site of the «Cueva Victoria)) (Murcia, Spain), of a
second phalange ascribed to the Horno genus. Because of the chronology of the ossi-
ferous deposit, the piece in question rnay be one of the oldest references of our ge-
nus in Spain.
Introducción
Estos últimos años han sido de gran interés
nado una bella industria sobre hueso. Son espe-
para el conocimiento de los primeros pobladores
cialmente destacables en este aspecto unos percu-
de la Península Ibérica. Dentro de este contexto, el
tores efectuados sobre asta de muda de Megace-
descubrimiento del fragmento craneal, atribuido
ros (M.) savini (CARBONELL et al. 1981) que nos
en su día a Horno sp., de la localidad de Venta Mi-
recuerdan en gran medida a los hallados hace va-
cena despertó una gran expectación (GIBERT et al.
rias décadas en la célebre localidad de Choukou-
1983). Igualmente destacables han sido los mate-
tien. Es en niveles pertenecientes a este mismo ho-
riales de Vilafamés, Castellón (GUSI et al. 1980). En
rizonte estratigráfico (Figura l), donde después del
el aspecto arqueológico hay que destacar el ha-
tamizado de sedimentos para la obtención de mi-
llazgo de industrias Iíticas muy arcaicas como las
crofauna se localizó una falange, que de acuerdo
de El Aculadero (SANTONJA, 1983), las realizadas
con las descripciones más abajo efectuadas, es
sobre hueso de la Cueva Victoria (CARBONELL et
atribuida a un representante del género Horno.
al. 1981) y las recientemente dadas a conocer por
La fauna de VIC. I a ha sido motivo de diversos
CARBONELL y GUSl (inédito) del yacimiento de Al-
trabajos; por tal motivo no nos extenderemos en
menara (Castellón). Todos estos depósitos hacen
detallarla en su totalidad y citaremos Únicamente
entrever la gran importancia que tendrá en un fu-
las especies más significativas desde el punto de
turo la Península Ibérica, para el estudio de los pri-
vista estratigráfico: Allophaiomys chalinei, Casti-
meros homínidos europeos.
llornys crusafonti, Canis etruscus etruscus, Pachy-
Los depósitos osiferos de Cueva Victoria (Car-
crocuta brevirostris, Viretailurus schaubi, Equus
tagena) citados anteriormente, nos han proporcio-
stenonis, Dicerorhinus etruscus, nCen/us» elaphoi-
des, Archidiskodon (M.) meridionalis, etc. IPONS-
MOYA y MOYA-SOLA, 1979; ALCALDE et al. 1981;
í*) lnstitut de Paleontologia Miquel Crusafont.
CARBONELL et al. 1981; PONS-MOYA, 1981; PONS-
C/ Escola Industrial, 23. Sabadell, Barcelona.
MOYA, 1982; AGUSTI, 1982). Este interesante con-
47

del V dedo de la mano derecha. Presenta los cen-
m.7
tros de osificación soldados, pero en su zona proxi-
mal la fibrosidad es perceptible en toda su cara ex-
terna, lo que nos indica la juventud del individuo;
este hecho nos podría llevar a pensar en una edad
cercana a los 20 años para este individuo. Dentro
de su aspecto general no se observan diferencias
morfológicas, que sean anatómicamente muy sig-
nificativas, con respecto a Horno s. sapiens, a ex-
cepción de una longitud menor si es comparada
con ejemplares europeos actuales (muestra de 20
individuos); su anchura, en cambio, se traduce en
una robustez mayor. Presenta la tróclea muy com-
m. O
primida anteroposteriormente. En la cara interna
de la diáfisis están presentes las crestas laterales
para la inserción del flexor, éstas son de proporcio-
0 ind. I ítica
ind. Ósea
,@ horno s p .
nes muy modestas; en este aspecto es diferente a
-
las falanges de Horno habilis de Olduvai que las
tiene bastante más desarrolladas, a pesar de co-
rresponder a un individuo juvenil. La extremidad
Figura 1: Estratigrafia de Cueva Victoria I y localización de los
diferentes hallazgos.
proximal posee la doble cavidad glenoide escasa-
mente profunda y las tuberosidades situ,adas a am-
bos lados son poco importantes. La sección de la
junto faunístico puede ser próximo al localizado en
diáfisis presenta su cara interna plana y la anterior
el yacimiento de Venta Micena (MOYA-SOLA et al.
convexa.
1981), aunque a nuestro parecer hay ciertos ele-
mentos faunísticos que nos podrían inducir a atri-
buirle una antigüedad ligeramente mayor. Gracias
a otros yacimientos franceses que cuentan con
unas fiables d,ataciones absolutas, y realizando la
comparación con el estadio evolutivo que presen-
tan sus respectivas especies, podemos establecer
una aproximación a la edad de nuestro yacimiento.
De este modo podemos afirmar que su antigüedad
es superior a Le Vallonnet, datado en 0,95 millones
de años (LUMLEY, 1976) y situarse en cambio muy
próximo al yacimiento de Sainzelles con 1,3 M. A.
sin que podamos precisar en estos momentos si
Cueva Victoria se situaría por encima o por debajo
de esta última fecha. Al mismo tiempo se puede
establecer que es claramente posterior a Seneze
que posee una datación de 1,7 M. A. (Figura 2). De
acuerdo con los datos expuestos, es posibli
calcu-
lar para los depósitos osíferos de Cueva Victoria
una edad comprendida entre 1,O y 1,5 millones de
ños. No obstante, para disponer de una cronolo-
ía de mayor precisión tendremos que esperar a
ue las investigaciones geo-magnéticas previstas
ayan sido efectuadas, además del estudio más
nologías absolutas (expresadas
rofundo de las faunas de este período, que com-
rende desde los niyeles de Seneze hasta los ini-
Nuestra pieza, por las débiles inserciones mus-
culares, se diferencia de Horno habilis al igual que
lo hace, por una menor robustez, de Horno sapiens
neandertalensis. No disponemos de material ho-
La pieza erl cuestión, procedente de Cueva Vic-
mólogo de H. erectus para efectuar su compara-
toria, se trata de una segunda falange o falangina
ción, esta circunstancia

esta última especie, sea difícil en estos momentos.
N o obstante la robustez de H. erectus es bastante
importante, según los vestigios que de esta espe-
cie se conocen hasta la fecha.
Igualmente desconocemos dentro de qué mar-
gen de variabilidad hay que situar las característi-
cas de nuestro ejemplar. El acusado dimorfismo
sexual de las formas arcaicas del género Homo y
su pertenencia a u n individuo joven, nos plantea el
hecho de n o poder descartar la posibilidad de que
individuos varones presentasen una morfología
m á s robusta, mientras que los femeninos se ajus-
1
tarían más a la descripción de esta pieza de Cueva
1 CM.
Victoria.
Figura 3: Falange segunda, V dedo mano derecha de Homo sp.
procedente de VIC. l a, Cueva Victoria (Cartagena,
Murcia).
Consideraciones
La presencia de este resto que hemos atri-
Agradecimientos
buido a u n homínido, localizado en niveles que
pueden ser encuadrados cronológicamente en el
El presente trabajo se ha beneficiado de una
Pleistoceno inferior, complementaría los datos so-
ayuda económica del lnstitut dlEstudis Balearics
bre el poblamiento de la Península Ibérica en fe-
que ha permitido el estudio de la pieza ósea mo-
chas anteriores al millón de años, si bien es nece-
t i v o de la presente nota.
sario u n estudio más completo sobre Cueva Victo-
Expreso m i gratitud a mis compañeros del Ins-
ria (paleontología, estratigrafía, etc.). La situación
titut de Paleontologia Miquel Crusafont y de la Fe-
taxonómica de esta falange no puede ser muy pre-
deració Balear dlEspeleologia: J. Agustí, M. Cape-
cisa, permitiendo únicamente su determinación
IIa, A. Córcoles, J. Damians y S. Moya, que han
c o m o Horno sp.
colaborado estos últimos años en la recogida de
Es de suponer que los futuros trabajos a reali-
muestras y tamizado de sedimentos. Igualmente
zar en Cueva Victoria, y los que se están efec-
m i agradecimiento se hace extensivo a la Dra. M.
tuando en la cuenca de Guadix-Baza y en los depó-
A. de Lumley por sus ayudas y consejos, lo mismo
sitos en cueva de Castellón, puedan ofrecernos
que al Dr. Villalta con quien compartimos varias
una información más completa que nos permita de
prospecciones en Cueva Victoria, y a la Federació
este m o d o precisar y establecer la historia de estos
Balear dlEspeleologia que subvencionó los repeti-
primeros homínidos de la Península Ibérica.
dos desplazamientos que se han venido realizando.
Longitud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
16,3
Diámetro transversal de
la extremidad proximal ....
. . 10.4
Diámetro antero-posterior
de la extremidad proximal .....
. .
7,O ?
Anchura mínima de la diáfisis . .
6.8
Diámetro transversal de
la extremidad dista1 ........
. .
8,O
Diámetro antero-posterior de
la extremidad dista1 ........
..
4,l
Longitud x 100 -
-
... 239,7
Anchura diáfisis
Tabla 1: Medidas de la segunda falange del V dedo de Horno sp.
(Cueva Victoria, Cartagena).

Bibliografía
AGUSTI, J. (1982). ((Los roedores (Mammalia) del Pleistoceno in-
ferior de la Cueva Victoria (Murcia, España))). Endins. 9, 49-
55. Ciutat de Mallorca.
ALCALDE, G.; AGUSTI, J. y VILLALTA, J. F. (1981). .Un nuevo
Allophaiomys (Awicolidae, Rodentia, Mammalia) en el Pleis-
toceno inferior del Sur de España)). Acta Geol. Hispánica. 16,
3. Barcelona.
CARBONELL, E.; ESTEVEZ. J.; MOYA-SOLA, S.; PONS-MOYA, J.;
AGUSTI, J.y VILLALTA, J. F. (1981). .Cueva Victoria (Murcia, Es-
paña): Lugar de ocupación humana más antiguo de la Penín-
sula Ibérica)). Endins. 8,47-57. Ciutat de Mallorca.
GIBERT, J.; AGusT~. J. y MOYA-SOLA, S. (1983). ((Presencia de
Horno sp. en el yacimiento del Pleistoceno lnferior de Venta
Micena (Orce, Granada))). Paleontologia i
Evolució, publ. esp.
1-12. Sabadell.
GUSI. F.; CARBONELL, E.; ESTEVU, J.; MORA, R.; MATEU, J. y
ILL, R. (1980). «Avance preliminar sobre el yacimiento del Pleisto-
ceno medio de la Cova del Tossal de la Font (Vilafamés, Cas-
tellón))). Cuad. Preh. Arqu. Castellonenses, 7-29. Castellón.
LUMLEY, H. de (1976). «Les premieres industries humaines en
Provence)). La Préh. franc. CNRS 9, Congres UISPP. Nice.
MOYA-SOLA,
S.; AGUST¡, J.; GIBERT, J. y PONS-MOYA, J. (1981).
((El yacimiento cuaternario de Venta Micena (España) y su im-
portancia dentro de las asociaciones faunísticas del Pleisto-
ceno inferior europeo)). Paleontologia i Evolució. 16, 39-53.
Sabadell.
PONS-MOYA, J. y MOYA-SOLA, S. (1979). .La fauna de Carnívo-
ros del Pleistoceno medio (Mindel) de la Cueva Victoria (Car-
gena, España))). Acta Geol. Hisp. 2, 13.54-58. Barcelona.
PONS-MOYA, J. (1981). «El Canis etruscus Major (Carnívora,
Mammalia) del Pleistoceno lnferior de la Cueva Victoria (Mur-
cia, Espatia). Endins, 8,4346. Ciutat de Mallorca.
PONS-MOYA, J. (1982). -Hyaenidae (Carnívora, Mammalia) del
Pleistoceno lnferior de la Cueva Victoria (Murcia, Espatia). En-
dins, 9,45-48. Ciutat de Mallorca.