El karst litoral en el levante de Mallorca : una aproximaci�n al conocimiento de su morfog�nesis y cronolog�a
ENDINS, no 24. 2001. Palma de Mallorca
EL KARST LITORAL EN EL LEVANTE DE MALLORCA:
UNA APROXIMACI~N
AL CONOCIMIENTO
DE SU MORFOGÉNESIS Y CRONOLOG~A
por Joaquín GINÉS l r 2
Resum
Es procedeix a I'estudi del carst litoral en la meitat oriental de I'illa de Mallorca, enfocant-lo des
d'una perspectiva pluridisciplinar que s'ocupa tant de diferents aspectes del seu modelat epigeu (lapiaz
costaner, cales i barrancs, paleocarst i morfologia de la Iínia de costa ...) com, sobretot, de les peculiari-
tats del ric endocarst existent a I'area estudiada. Les investigacions s'han dirigit, en especial, a I'analisi
de les interferencies observades entre el modelat endocarstic i la dinamica litoral, aportant dades nove-
doses sobre materies molt variades. Els temes tractats abracen des de la geoquímica i I'espeleogenesi,
en els aqüífers carbonatats litorals, fins als nombrosos exemples de cavitats mixtes de genesi carstico-
marina. S'ha dedicat particular atenció als rebliments al.loctons de les coves costaneres, que inclouen
tant materials detrítics diversos (calcarenites marines ¡/o eoliques) com restes paleontologiques de ver-
tebrats endemics. Els rebliments autoctons de les cavitats (espeleotemes, en general) assoleixen espe-
cial rellevancia, degut a les grans possibilitats pel que fa a la seva datació radiometrica. El conjunt d'in-
terferencies analitzades permet reconstruir I'evolució de I'endocarst estudiat, al llarg del Plio-Quaternari.
El principal interes dels treballs realitzats resideix en les valuoses informacions cronoestra-
tigrafiques, obtingudes en relació amb les fluctuacions pleistoceniques del nivell marí. Concretament,
I'estudi dels espeleotemes freatics ha demostrat que aquestes cristal.litzacions constitueixen un
excel4ent reaistre de la historia del nivell de la Mediterrania, durant el Pleistoce Mitja i Superior i
I'Holoce. ~ ~ & s t a
categoria de diposits secundaris, propis de les coves carstiques litorals, ha estat estu-
diada mitiancant tecniaues diverses (datacions radiometriques Th/U, mesures d'ESR, microscopia opti-
ca i eleciroica, difracbió de raigs-X, analisis d'isotops estables...), per tal d'obtenir dades cronologi-
ques, paleoclimatiques, mineralogiques i cristal.lografiques precises. Presenten particular transcenden-
cia les corbes eustatiques proposades per a la Mediterrania occidental, corresponents als darrers 300
ka, les quals resulten molt detallades en el rang d'edats compreses entre 150 i 50 ka BP. Centrant-nos
en el darrer interglacial (estadi isotopic 5), es distingeixen quatre pulsacions transgressives, situades
entre 130 i 80 ka BP, separades per tres esdeveniments de signe fred que ocasionen davallades brus-
ques del nivell de la Mediterrania, d'almenys 20 metres de magnitud.
(Resum de IaTesi Doctoral en Geografia, desenvolupada per I'autor a la Universitat de les llles
Balears, amb el títol indicat a dalt).
Abstract
This paper deals with the study of littoral karst on the eastern half of Mallorca through a multi-
disciplinary approach that takes into account both the different aspects of its surface modelling (coastal
karren, coves and their associated gullies, coastline morphology and paleokarst, etc.) and above all, the
singularities of the rich endokarst found in the study area. The investigation has been specially oriented
toward the analysis of the observed interferences between endokarstic evolution and littoral dynamics,
and it has furnished new data on a large number of subjects, which range from geochemical and speleo-
genetical aspects of coastal carbonate aquifers to numerous examples of mixed caves of karstic-marine
origin. Particular attention has been given to allochthonous infillings (marine andlor eolian calcarenites)
and paleontological remains of endemic vertebrates. Autochthonous infillings (chiefly speleothems)
present in the caves are of special interest because of the possibilities of their radiometric dating. The
set of interferences analysed has permitted the reconstruction of the evolution of the studied endokarst
during Plio-Quaternary times.
The principal interest of the work carried out resides in the valuable chrono-stratigraphical
information obtained on sea-level fluctuations during the Pleistocene. Specifically, the study of phreatic
speleothems has demonstrated that these deposits are an excellent register of Mediterranean sea-level
changes during the Middle and Upper Pleistocene and the Holocene. This category of secondary mine-
ral deposits, which are specific to littoral karstic-caves, have been studied using a number of diverse
techniques (radiometric Th/U datings, ESR rneasurements, optical and electronic microscopy, X-ray dif-
fration, stable isotope analysis, etc.) with the aim of obtaining precise chronological, paleoclimatologi-
cal, mineralogical and crystallographical data. The eustatic curves proposed for the last 300 ka in the
western Mediterranean area show significant transcendencies, being extremely detailed for the period
between 150 and 50 ka BP. When attention is centred on the last interglacial event (isotopical stage 5),
four transgressive peaks between 130 and 80 ka BP can be identified, these being separated by three
cold pulsations that produced abrupt sea-level falls in the Mediterranean of at least 20 metres.
(Abstract from the Ph.D. thesis on geography by the author, Universitat de les llles Balears,
under the above title.)
1
Departament de Ciencies de IaTerra, Universitat de les llles Balears,
Ctra. de Valldemossa km 7.5, E-07071 Palma de Mallorca.
2 Grup Espeleologic EST. Palma de Mallorca.

Introducción
sobre el karst litoral, así como aquellas otras relativas
al área geográfica objeto de estudio; además, se des-
En estas páginas se procede a sintetizar el conteni-
criben e interpretan en detalle las características del
do de la tesis doctoral en Geografía, elaborada por el
modelado epigeo de la zona trabajada, y las peculiari-
autor en el ~ é ~ a r t a m e n t
de Ciencies de la Terra de la
dades de su rico endokarst. El segundo bloque siste-
Universitat de les llles Balears, bajo la dirección del Dr.
matiza las variadas interferencias que tienen lugar
Joan J. Fornós Astó. La exposición pública de la tesis
entre el modelado endokárstico y la dinámica litoral,
tuvo lugar el día 12 de Diciembre del 2000, en la sala de
estudiando en detalle bastantes de esas interacciones.
juntas del edificio Mateu Orfila de la UIB. El tribunal
Finalmente, el tercero y principal bloque temático (ver
estuvo integrado por investigadores destacables en los
Tabla 1) trata de manera exclusiva de una de las inter-
campos relacionados con el estudio del karst, la geo-
ferencia~
aludidas, procediéndose al estudio exhausti-
cronología del Cuaternario y la geomorfología litoral;
vo de los espeleotemas freáticos como herramienta
presidió el tribunal el Dr. Vicenc M. Rosselló Verger
muy valiosa de cara al mejor conocimiento geocrono-
(Departament de Geografia, Universitat de Valencia),
lógico y paleoclimático del Cuaternario.
formando parte también del mismo los Drs. José M.
Calaforra Chordi (Departamento de Hidrogeología y
Química Analítica, Universidad de Almería), Juan J.
Durán Valsero (Instituto Geológico y Minero de España,
Conclusiones principales
Madrid), Jaume Servera Nicolau (Departament de
Ciencies de la Terra, Universitat de les llles Balears) y
La presente investigación ha permitido extraer un
Paola Tuccimei (Dipartimento di Scienze Geologiche,
repertorio amplio de conclusiones, relativas a la morfo-
Universita di Roma 111).
génesis y cronología del karst litoral en el levante de
La defensa de la tesis, que contó con la asistencia
Mallorca. Dichas conclusiones abarcan diversas ver-
de un numeroso público interesado en estas cuestio-
tientes entre las que se cuentan: la geomorfología kárs-
nes, obtuvo la calificación de Excelente cum laude por
tica en los ambientes costeros, la ubicación cronológica
unanimidad del tribunal.
de los procesos y formas estudiados y -de particular
Aparte de los ejemplares de la tesis depositados en
relevancia-
las informaciones que pueden deducirse
la Universitat de les llles Balears, también es posible
en relación al conocimiento del Cuaternario en nuestro
consultar diversas copias disponibles en las bibliotecas
entorno geográfico. Estas últimas se concretan, en
de las instituciones siguientes: Federació Balear
especial, en interesantes datos acerca tanto de la his-
d'Espeleologia (Palma de Mallorca), Museu Balear de
toria del nivel marino como del paleoclima durante el
Ciencies Naturals (Sóller, Mallorca), Societat d'Historia
Pleistoceno Medio y Superior. Con la finalidad de con-
Natural de les Balears (Palma de Mallorca), Associació
seguir una mayor claridad expositiva, las conclusiones
de Geografs de les llles Balears (Palma de Mallorca),
principales obtenidas se enumerarán agrupándolas de
Sociedad Española de Espeleología y Ciencias del
manera análoga a la distribución en capítulos usada a
Karst (Madrid) y Centre de Documentation de I'Union
lo largo de la referida memoria (Tabla 1).
lnternationale de Spéléologie / Bibliothéque de la
Société Suisse de Spéléologie (La Chaux-de-Fonds,
Suiza).
Aspectos generales
Se considera adecuado destacar los siguientes
puntos, en lo que concierne a cuestiones generales:
Estructura y contenido de la
tesis doctoral
4 Se procede a establecer el alcance del término karst
litoral o karst costero, enunciándolo como: franja de
La memoria correspondiente a la presente tesis
un terreno o macizo calcáreo en la que se constata
constaba de 595 páginas, a las que hay que añadir un
la influencia geomorfológica del medio marino,
anexo fotográfico constituido por 29 láminas de imáge-
materializada en un extenso y variopinto abanico de
nes en color. La estructura general de la memoria
interrelaciones entre el modelado kárstico y la diná-
queda recogida en la Tabla 1, la cual da cuenta del índi-
mica litoral. Esta concepción huye de planteamien-
ce simplificado de la tesis con expresión tan sólo de las
tos basados en visiones fragmentarias de la morfo-
grandes unidades que la componen, a saber: 7 capítu-
génesis propia de las rocas calcáreas; en particular,
los principales, más otros 3 accesorios que los comple-
se hace hincapié en la necesidad de no usar el tér-
mentan (introducción, bibliografía y anexo fotográfico).
mino karst litoral para hacer referencia al micromo-
El contenido del trabajo se organiza en tres gran-
delado costero de las rocas carbonatadas, el cual
des bloques temáticos. El primero de ellos tiene carác-
debería ser designado con la expresión mucho más
ter introductorio ocupándose de las generalidades
adecuada de lapiaz costero o karren litoral.

Bloque 1 (capítulos introductorios)
.....................................................
.............................
/ INTRODUCCI~N.. .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
i 1.ELKARSTLlTORAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
/ 2. EL ÁREA GEOGRÁFICA ESTUDIADA:
1
EL LEVANTE DE MALLORCA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
1 3. EL MODELADO EPIGEO EN EL ÁREA DE ESTUDIO. . . . . . . . . . . . 109
i
i 4. EL ENDOKARST DEL LEVANTE DE MALLORCA. . . . . . . . . . . . . . . 153
Bloque 2
.................................................................................................................................
I
i 5. INTERFERENCIAS ENTRE LOS
j
1
MODELADOS ENDOKÁRSTICO Y LITORAL. . . . . . . . . . 213 /
L
..
!
Tabla 1:
lndice abreviado de la tesis en el que se recogen, tan sólo,
Bloque 3
.................................................................................................................................
los títulos de sus diferentes capítulos. Asimismo, se indi-
1 6. ESPELEOTEMAS FREÁTICOS
1
can los tres grandes bloques temáticos en los cuales se
Y PALEONIVELES MARINOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 341 j
estructura el contenido de la memoria.
L
!
7. CONCLUSIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 517
Table 1:
Abridged contents of the thesis which gives each chapter
8. BlBLlOGRAFlA.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 541
title and shows the three principal thematic blocks under
9.
ANEXO FOTOGRÁFICO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 579
which the thesis is structured.
+ El repaso de las tendencias de investigación
El modelado epigeo litoral
observables en la bibliografía internacional sobre
el karst costero -entendido en el sentido amplio
Han merecido atención determinados aspectos del
antes enunciado-
evidencia hasta 7 temáticas
modelado epigeo en el área de referencia, los cuales
principales, sobre las que se incide al abordar
poseen algún tipo de dependencia con respecto al
estas materias. Centrándonos en la bibliografía
carácter calcáreo del sustrato. Los aspectos a resaltar,
disponible sobre las Baleares, se ponen de mani-
en este sentido, son los siguientes:
fiesto peculiaridades específicas, como son el alto
porcentaje de trabajos publicados sobre temas
+ La discusión sobre el posible papel de los procesos
como: la descripción morfológica del endokarst
kársticos en la formación de las calas no aporta
costero, las interferencias morfo-sedimentarias
evidencias de peso al respecto. En general, las
entre endo~karst
y litoral (y su reconstrucción espe-
calas de la región natural del Migjorn son el resul-
leocronológica), el estudio de las fluctuaciones gla-
tado de la inundación de los sectores terminales de
cioeustáticas a través de los espeleotemas freáti-
sistemas fluvio-torrenciales, careciéndose de prue-
cos y, para terminar, la cuestión de las calas. Por
bas determinantes que aboguen -en
el sector
el contrario, son muy escasas las referencias dedi-
estudiado-
por una componente kárstica impor-
cadas a cuestiones como el lapiaz costero, que
tante en la morfogénesis de estos fenómenos.
son en cambio profusamente estudiadas en otros
ámbitos geográficos.
+ Los sistemas fluviales que originaron las calas han
de ser relacionados con condiciones paleoclimáti-
+ A la hora de proceder al estudio del karst litoral de
cas mucho más húmedas que las presentes -y
Mallorca, se ha considerado conveniente restringir
con niveles de base inferiores al actual- aconteci-
'el área de trabajo a su costa oriental, desde el
das como mínimo en el Pleistoceno Inferior, remon-
Cap des Freu (Capdepera) hasta el Cap de ses
tándose tal vez hasta el Plioceno o incluso la tran-
Salines (Santanyí). Ello se ha debido a la presen-
sición Mioceno - Plioceno. Se apunta la probabili-
cia -en la zona de estudio elegida- de diferen-
dad de que la excavación de estas redes fluvio-
tes litologías que incluyen calizas mesozoicas
torrenciales y la espeleogenésis desarrollada en las
estructuradas, depósitos carbonatados postorogé-
calcarenitas tabulares del Mioceno Superior pue-
nicos del Mioceno Superior y eolianitas pleistocé-
dan corresponder a un mismo gran evento geomór-
nicas; asimismo, son también muy variados los
fico, el cual podría haber estado controlado por un
ambientes geomorfológicos y ecológicos, resul-
nivel marino al menos 25 metros inferior al de hoy
tantes de los distintos grados de exposición que
en día.
se dan a lo largo de este extenso sector de la
línea de costa. Las unidades morfoestructurales y
+ También es objeto de atención el paleokarst fini-
fisiográficas abarcadas por el área de trabajo son
Mioceno, que aparece expuesto de manera vistosa
en concreto dos: los materiales plegados de las
a lo largo de los acantilados costeros del Migjorn.
Serres de Llevant, y los relieves tabulares del
En particular, se describen las formas observadas
Migjorn.
en el litoral próximo a Mondragó (Santanyí), donde

es analizada la incidencia de estos fenómenos en
+ No obstante, el endokarst costero posee caracteres
la morfología de detalle de la línea de costa. Queda
diferenciales en las dos unidades morfoestructura-
puesto en evidencia que los colapsos paleokársti-
les que conforman el área estudiada; estos rasgos
cos presentan un comportamiento geomorfológico
particulares están relacionados con los diferentes
ambivalente, en cuanto a su resistencia a los meca-
contextos lito-estratigráficos y estructurales que
nismos de erosión costera. En unos casos los
caracterizan, de modo respectivo, a las Serres de
colapsos constituyen zonas más resistentes a la
Llevant y a la plataforma del Migjorn. En la primera
dinámica erosiva litoral, que originan prominencias
de estas unidades, las cavidades subterráneas son
notables de la costa; en otras ocasiones, estas
relativamente variadas en cuanto a su morfogéne-
estructuras paleokársticas son trabajadas preferen-
sis (simas vadosas, galerías freáticas, cuevas lito-
temente por la erosión marina, dando lugar a ense-
rales...), mientras que en la segunda la gran mayo-
nadas de pequeño o mediano tamaño. Las carac-
ría de las cavernas corresponden a un único mode-
terísticas diferenciales de uno u otro comporta-
lo morfogenético, representado por localidades
miento -en el caso de estos fenómenos paleo-
paradigmáticas como las famosas Coves del Drac
kársticos-
están condicionadas por las peculiari-
(Manacor).
dades litológicas de los depósitos del Mioceno
Superior involucrados en los colapsos, así como
4 La tipología de cavidad kárstica que predomirla total-
por los tipos de brechas resultantes y su grado de
mente en el Migjorn está constituida por grandes
cementación.
salas, evolucionadas gracias a progresivos hundi-
mientos de sus bóvedas y decoradas por una profu-
El endokarst costero
sión de depósitos estalagmíticos. Estas salas consti-
tuyen unidades volumétricas yuxtapuestas y más o
Las conclusiones que consideramos necesario
menos independientes que, comunicándose entre sí,
resaltar, acerca del endokarst litoral en el levante de
pueden dar lugar a cavernas de notable desarrollo;
Mallorca, son las siguientes:
las entradas de estas cavidades corresponden en la
mayoría de las ocasiones a hundimientos, ligados al
+ Para proceder al establecimiento de los rasgos
crecimiento volumétrico antigravitacional del endo-
diferenciales del endokarst en estudio, se propone
karst. Las cotas inferiores de las cuevas se encuen-
una clasificación espeleogenética de las cuevas de
tran ocupadas por lagos de aguas salobres, estable-
Mallorca, basada en el contexto hidrogeológico en
cidos en correspondencia con el presente nivel mari-
el que se han generado las cavidades. Se distin-
no. Con suma frecuencia estas cavidades poseen
guen diversas categorías espeleogenéticas, entre
importantes continuaciones subacuáticas, ya que la
las que destaca la constituida por lo que se han
disposición actual que presentan responde a su
denominado cuevas litorales, presentes tanto en
inundación parcial como resultado del ascenso post-
las Serres de Llevant como, sobre todo, en la
glacial experimentado por el Mediterráneo. Los
región kárstica del Migjorn. Esta categoría incluye
desarrollos espeleológicos máximos, conocidos en
cavernas generadas por disolución freática en la
esta región kárstica, superan los 5.000 metros de
zona de mezcla costera, así como cavidades mix-
recorrido hipogeo; algunas cavidades llegan a cotas
tas de génesis kárstico-marina.
de hasta -30 metros por debajo del nivel actual del
mar, según los conocimientos actuales.
4 La observación de los numerosos fenómenos
endokársticos, existentes en la mitad oriental de la
+ Se establece un modelo genético y evolutivo para
isla, permite distinguir en términos generales una
el endokarst del Migjorn, que contempla una géne-
trilogía morfológica bien definida, representada por
sis inicial en condiciones freáticas -en la zona de
los aspectos ahora enumerados:
mezcla costera-
a la que seguiría una dilatada y
-
un gran desarrollo de los desprendimientos
compleja evolución vadosa, interferida por las fluc-
rocosos, resultado de los procesos de reajuste
tuaciones eustáticas cuaternarias. Los vacíos y
mecánico de las bóvedas y paredes de las cavi-
conductos primigenios deben haberse formado,
dades;
presumiblemente, en relación con un nivel marino
-
una notable y, en ocasiones exuberante, orna-
al menos 25 metros inferior al presente, acontecido
mentación natural consistente en una enorme
en algún momento del Plioceno o incluso de la tran-
variedad de espeleotemas;
sición Mioceno - Plioceno. La posible relación que
-
la presencia de lagos de aguas salobres, cuya
pudiera existir entre esta fase inicial de la espeleo-
superficie viene controlada por la posición del
génesis y la excavación de los sistemas de barran-
nivel marino, en los cuales tiene lugar la depo-
cos del levante de Mallorca, aunque resulta plausi-
sición freática de carbonatos.
ble, está todavía por corroborar.

Interferencias entre endokarst y litoral
litoral, y las implicaciones cronológicas que se deri-
van del carácter discontinuo (en el espacio y en el
El segundo bloque importante de contenidos gravi-
tiempo) impuesto por las variaciones eustáticas.
ta sobre el siguiente hecho: existe un abanico amplio
de interferencias entre el modelado endokárstico y la
+ Se ha procedido a hacer balance de las interferen-
dinámica litoral (Tabla II), que ocasionan variados con-
c i a ~
entre karst y litoral, que es posible constatar en
juntos morfo-sedimentarios controlados por las oscila-
las 40 cavidades estudiadas. Las más frecuentes
ciones glacioeustáticas de la superficie de las aguas
de ellas consisten en la presencia de lagos de
marinas. Las posibilidades espeleocronológicas de
aguas salobres -debidos a la inundación eustáti-
estas situaciones son remarcables, en la medida en
ca parcial de las cavernas-
en los cuales es del
que la historia del nivel del mar introduce una pauta
todo normal la presencia de espeleotemas aéreos,
temporal, la cual facilita la reconstrucción evolutiva de
sumergidos a causa de la transgresión marina post-
las cavidades litorales y sus rellenos. Dentro de estos
glacial. Abundan asimismo los fenómenos de cap-
planteamientos, destacaremos los siguientes aspec-
tura marina de cuevas kársticas, siendo habitual la
tos:
presencia en las cavidades costeras de sedimentos
alóctonos, ya sean de emplazamiento eólico o
+ En un plano estrictamente teórico, las consecuen-
estrictamente marinos.
cias geomorfológicas de las oscilaciones del nivel
marino sobre el endokarst litoral pueden ser agru-
+ Situándonos en el plano de las repercusiones
padas en cuatro grandes categorías: las repercu-
hidrológicas del control marino sobre los acuíferos
siones de carácter hidrológico de dichas fluctuacio-
litorales, se aportan datos sobre las concentracio-
nes, la moríogénesis resultante de la actuación
nes de los iones Na+, K', Caz+, MgZ+,
HC03-, SOP- y
conjunta o independiente de ambos modelados, la
CI- en las aguas superficiales de lagos subterráne-
existencia de rellenos específicos del endokarst
os, situados a diferentes distancias de la línea de
INTERFERENCIAS ENTRE EL MODELADO ENDOKÁRSTICO
Y LA DINRMICA LITORAL (Bloque 21
- La eustasia a lo largo del Cuaternario y su conocimiento geocronológico
- Repercusiones geomorfológicas de las oscilaciones eustáticas sobre el
endokarst litoral: intento de sistematización
- La hidrogeología y la espeleogénesis en los acuíferos kársticos costeros
Generalidades sobre su comportamiento hidrogeológico
Particularidades de la espeleogénesis
Algunos datos geoquímicos de las cavidades investigadas
- Cuevas marinas y capturas kárstico-marinas
Algunos ejemplos destacables de capturas kárstico-marinas
- Los rellenos de las cavidades estudiadas
Depósitos alóctonos litorales
Depósitos osíferos plio-cuaternarios
Rellenos autóctonos químicos:
- espeleotemas aéreos
- Datos espeleocronológicos aportados por las interferencias analizadas
Tabla I I : lnteracciones morfo-sedimentarias entre la evolución del
Table 11: Morpho-sedimentay interactions between the endokarstic
endokarst y la dinámica litoral, analizadas en las presentes
evolution and the littoral dynamics analysed for the present
investigaciones.
investigation.

costa. Para todos los elementos analizados se
gran extensión que ostentan las cuevas del Migjorn
observa una muy buena correlación inversa entre
por debajo de la actual cota 10 metros -alcanzan-
su concentración y la distancia con respecto al lito-
do profundidades de hasta -30 metros bajo el nivel
ral, observándose como la cuantía de dichos iones
del mar-
inclina a pensar que la excavación de los
disminuye conforme nos alejamos de la costa. En
vacíos iniciales ha sucedido a cotas bastante infe-
particular, se utiliza la concentración del cation K'
riores al presente nivel marino. Esta fase espeleo-
para evaluar el porcentaje de agua del mar en el
genética primigenia debe corresponderse a un nivel
sistema hidroquímico, obteniendo valores máximos
de base inferior al actual, el cual pudo condicionar a
del orden del 80 % de agua salada en las localida-
su vez la formación de la red de barrancos epigeos
des más próximas al litoral (Cova des Drac de Cala
del sur y sureste de Mallorca.
Santanyí), hasta llegar a porcentajes inferiores al
5% en cavidades situadas 1,5 kilómetros hacia el
interior (Cova de sa Gleda, Manacor).
+ Se incluyen también algunos perfiles verticales de
conductividad, realizados en los lagos de una loca-
lidad del litoral de Manacor (Cova de Cala Varques
A) en condiciones estivales e invernales. En ambos
casos se aprecia la existencia de claros gradientes
de conductividad -la
cual crece paulatinamente
hacia el fondo-
gradientes que presentan dos
rupturas de pendiente, relacionadas con condicio-
nes muy estáticas de estratificación de las aguas
subterráneas; estas rupturas reflejan diferencias de
Foto 1 :
Entrada de la Cova de Cala Falcó (Manacor), cavidad
densidad debidas a factores físico-químicos (salini-
resultante de la captura marina de una cueva kárstica pró-
dad, temperatura...). Los perfiles medidos poseen
xima a la línea de costa.
una mayor dimensión vertical en condiciones inver-
Photo 1: Entrance to the Cova de Cala Falcó (Manacor). A karstic
nales, a causa del mayor aporte de aguas meteóri-
cave aflected by marine .erosion owing to its proximity to the
cas. Las aguas subterráneas alcanzan una salini-
sea-shore.
dad próxima a la del agua marina a una profundi-
dad cercana a los -4 metros en verano y -5 metros
+ Se describen diversos ejemplos de la captura mari-
en invierno, siempre en la localidad de referencia.
na de cuevas kársticas (Cova de na Mitjana y Cova
de na Barxa, en Capdepera; Cova des Coloms y
+ Han sido calculados los lndices de Saturación con
Cova de Cala Falcó, en Manacor), captura cuya
respecto a la Calcita y al Aragonito, en las aguas
posición cronológica corresponde, en todas las
superficiales de algunos de los lagos subterráneos
localidades estudiadas, al Pleistoceno Superior o al
muestreados. En la totalidad de los casos existe
Holoceno. Se proponen reconstrucciones espeleo-
sobresaturación con respecto a la Calcita, y sólo en
cronológicas de estas cavidades, efectuadas en
alguno de ellos las aguas se encuentran ligera-
conjunción con los datos inferidos a partir de otros
mente subsaturadas en relación al Aragonito. Esta
tipos de interferencias entre karst y litoral. En la
aparente inactividad de los procesos de disolución
totalidad de los casos analizados, las cuevas evi-
no parece ser extensiva a todo el perfil de los acuí-
dencian una dilatada evolución morfológica previa
feros costeros mallorquines; en este sentido, las
a la captura, que ha de abarcar necesariamente al
exploraciones subacuáticas realizadas en nuestras
menos el Pleistoceno Medio e Inferior.
cuevas litorales denotan la existencia de horizontes
activos de disolución, que se corresponden con
+ Una clase particular de cuevas de génesis marina
haloclinas donde tiene lugar la mezcla de aguas de
la constituyen morfologías de este tipo excavadas
diferentes salinidades.
en las zonas muy fracturadas, existentes en los
flancos de los cuerpos centrales de los colapsos
+ La revisión teórica de la espeleogénesis, en los
paleokársticos tratados con anterioridad. Estas
acuíferos litorales, pone de manifiesto el control que
situaciones son muy frecuentes en tramos de costa
el nivel marino ejerce sobre la disposición espacial
concretos, como el de Mondragó (Santanyí).
de los vacíos generados. En el caso del karst litoral
Dejando de lado esta peculiaridad - c a s i anecdó-
del levante de la isla no se han encontrado eviden-
tica-,
la incidencia del paleokarst fini-Mioceno del
cias claras acerca de horizontes preferenciales de
. Migjorn en aspectos tales como la evolución del
espeleogénesis, que sea posible relacionar con pre-
endokarst plio-pleistocénico, o la morfología de las
téritos niveles del Mediterráneo. No obstante, la
calas, no está suficientemente documentada.

Figura 1:
Esquema conceptual sobre las posibilidades geocronológi-
cas de una cueva costera, que contiene paleoniveles de
espeleotemas freáticos.
a: sobrecrecimiento freático actual correspondiente al pre-
sente nivel marino.
b: alineación de espeleotemas freáti-
cos, localizados por encima del nivel achal del mar (even-

tos cálidos). b': paleonivel de espeleotemas freáticos hoy
en día sumergidos (pulsaciones frias).
Figure 1:
Conceptual diagram of the possible geochronological
events within a coastal cave containing phreatic speleot-
hems indicating sea-paleolevels.

a: phreatic overgrowths corresponding to the present-day
sea-level. b: aligned phreatic overgrowths on speleothems

above the current sea-leve1 (warm event). b': submerged
-
paleolevels of phreatic speleothems (cold pulsation).
+ En las cuevas litorales son frecuentes los rellenos
tituyen un tipo de relleno específicamente kárstico,
alóctonos relacionados ya sea con la propia captura
de gran valor gracias a la posibilid'ad de 'realizar
marina de estos vacíos kársticos, o con el emplaza-
dataciones absolutas por métodos radiométricos.
miento eólico de sedimentos de origen marino. Se
Se repasan las dataciones disponibles sobre crista-
aportan datos mineralógicos y sedimentológicos
lizaciones precipitadas en condiciones vadosas. Los
sobre los rellenos alóctonos observados, tratándose
datos reunidos son lo bastante escasos como para
en su mayoría de calcarenitas bioclásticas de mine-
no poder aventurar nada sobre episodios preferen-
ralogía por lo general calcítica, aunque también se
tes de estalagmitización. No obstante, de las pocas
detectan en algunas muestras porcentajes elevados
dataciones disponibles se desprende que los proce-
de Dolomita (20-35 % como máximo) y mucho meno-
sos de deposición de espeleo-temas aéreos han
res de Aragonito y de Cuarzo; las granulometrías
sido activos, incluso, durante los mínimos termomé-
predominantes corresponden a arenas de medias a
tricos del Pleistoceno Medio y Superior. Por otra
finas, con tamaños de grano entre 0,5 y 0,125 mm. El
parte, en ambientes litorales como el que nos ocupa
tipo de depósito más frecuente y vistoso consiste en
hay que considerar -además de los condicionantes
dunas adosadas a los acantilados costeros, que
paleoclimáticos- el importante papel desempeña-
penetran por gravedad en cavidades kársticas pre-
do por las fluctuaciones del nivel marino; debe
existente~,
obturando a menudo su ingreso. En cuan-
tenerse en cuenta que la deposición de espeleote-
to a la cronología de estas eolianitas no se dispone
mas aéreos puede resultar controlada altimétrica-
de informaciones precisas, aunque en algún caso
mente por el nivel marino presente o pasado, que-
(Secret des Moix y Cova des Sotil, en Manacor) pare-
dando inhibida su formación por debajo de la cota
ce tratarse de sistemas dunares anteriores al último
alcanzada en cada momento por las aguas marinas.
intergla~i~al,
y por lo tanto correspondientes -en abs-
De esta manera la existencia de hiatus deposicio-
tracto-
al Pleistoceno Medio.
nales, en los espeleotemas aéreos de localidades
cercanas al actual nivel del mar, debe ser interpre-
+ Los restos paleontológicos de vertebrados plio-
tada teniendo en mente que pueden corresponder
pleistocénicos no constituyen depósitos específicos
no a causas paleoclimáticas directas (pluviometría,
del endokarst costero. Sin embargo su interdigita-
temperatura...), sino a controles paleoambientales
ción con otras morfologías y sedimentos, cuya
indirectos como son las variaciones eustáticas.
génesis y deposición están controladas por las vici-
situdes del nivel marino, suministra un variado y sin-
+ Dentro del capítulo final de este bloque de conteni-
gular registro de gran valor crono-estratigráfico. En
dos, se desarrolla una reconstrucción espeleocro-
este sentido, se procede a efectuar una interpreta-
nológica de los acontecimientos geomorfológicos
ción espeleocronológica integrada del yacimiento
individualizados en las cavidades del Cap Vermell
de la Cova de na Barxa, en Capdepera, conjugando
(Capdepera), que se considera extrapolable a la
los datos paleontológicos junto con evidencias geo-
generalidad del karst litoral del levante de la isla.
morfológicas y dataciones tanto de espeleotemas
Las localidades estudiadas permiten establecer
vadosos como freáticos. Todo ello pone de relieve la
que, durante el Pleistoceno Medio y Superior, las
complicada historia morfosedimentaria de esta
cavidades se encontraban ya en unas condiciones
caverna, cuya historia queda reconstruida con bas-
morfológicas y volumétricas similares a las presen-
tante detalle en los últimos 200 ka.
tes; queda además bien documentado cómo, en los
últimos 300 ka, las cavernas han experimentado
+ Los procesos de deposición de espeleotemas cons-
tan sólo pequeños -pero
muy interesantes-

retoques morfo-sedimentarios, ligados a las vicisi-
los diversos pisos del Cuaternario marino -basa-
tudes cuaternarias del nivel marino.
da, sobre todo, en criterios faunísticos y estratigrá-
ficos-,
si la pretensión perseguida es hacer refe-
Espeleotemas freáticos y paleoniveles marinos
rencia de manera unívoca a los diferentes eventos
climáticos del Pleistoceno y Holoceno.
Los espeleotemas freáticos de las cuevas costeras
mallorquinas suponen sin duda la vertiente de estudio
4 Desde el punto de vista morfogenético, se ha pro-
más importante y novedosa, dentro del abanico de
cedido a situar los espeleotemas freáticos en el
interferencias constatadas entre karst y litoral. Este tipo
contexto de las diversas clasificaciones existentes,
de cristalizaciones constituye un excelente registro de
acerca de los depósitos minerales secundarios de
los paleoniveles pleisto-holocénicos del Mediterráneo
las cavernas. Conviene hacer hincapié en una
(Figura l ) , ofreciendo unas muy amplias posibilidades
cuestión clave: las alineaciones de este tipo de
en cuanto a las investigaciones paleoambientales cen-
espeleotemas registran el nivel alcanzado por las
tradas en los tiempos cuaternarios. Estas cuestiones
aguas freáticas, el cual a su vez viene controlado
conforman el tercer gran bloque temático de la presen-
por la posición del nivel marino. En consecuencia,
te memoria (Tabla 111); de hecho los capítulos dedica-
los espeleotemas freáticos se erigen en un registro
dos a los espeleotemas freáticos constituyen su
excepcional de la historia cuaternaria del nivel del
núcleo, tanto por la originalidad del registro abordado
mar.
como por las aportaciones que se realizan al conoci-
miento del Cuaternario en el área mediterránea. Se
+ Son sistematizadas las morfologías de esta clase
resaltan a continuación las conclusiones siguientes:
de espeleotemas observables en las cuevas de
Mallorca, señalándose asimismo la distribución
+ Con el fin de lograr un adecuado encuadre crono-
espacial de estos llamativos depósitos en el con-
estratigráfico de la materia, se realiza un detenido
junto de la isla. En la zona de trabajo elegida, se
repaso del Pleistoceno y Holoceno marino de
han investigado un total de 15 localidades que con-
Mallorca, referenciándolo a los estadios climáticos
tienen alineaciones de espeleotemas freáticos,
del registro marino de isótopos de oxígeno. Esta
individualizándose un mínimo de 30 paleoniveles
revisión evidencia las limitaciones que conlleva la
de estas cristalizaciones, correspondientes a anti-
nomenclatura de uso habitual en la designación de
guas estabilizaciones de la superficie de las aguas
marinas. La situación altimétrica de estos depósitos
abarca desde poco menos de la cincuentena de
ESPELEOTEMAS FREÁTICOS Y
metros de altitud, hasta algo más de veinte metros
P A L E O N I U E L E S M A R I N O S (Bloque 3)
por debajo del nivel marino presente.
- Las oscilaciones del nivel marino en el Cuaternario:
+ Han sido realizadas algunas investigaciones sobre
su conocimiento en la isla de Mallorca
- Los espeleotemas freáticos: génesis
la mineralogía y cristalografía de estos depósitos,
y morfología
-
utilizando difractometría de Rayos-X, microscopía
Los espeleotemas freáticos en las cuevas de
Mallorca
óptica sobre réplicas de acetato de las muestras, y
- Datos mineralógicos y cristalográficos
microscopía electrónica de barrido (SEM). Se han
- Dataciones isotópicas por el método de las series
analizado mediante difracción de Rayos-X un total
de Uranio (ThN)
de 42 muestras de espeleotemas freáticos, siendo
- Las mediciones de ESR (Electron Spin Resonance)
la mineralogía dominante la Calcita, en particular la
- Datos aportados por el estudio de los isótopos
Calcita magnesiana (HMC) con contenidos de
estables de C y de O
MgC03 por lo general inferiores al 11 %; también es
-
frecuente la presencia de Aragonito, detectándose
El conocimiento de los paleoniveles del
asimismo porcentajes bajos de Dolomita en algu-
Mediterráneo por medio de los espeleo-
temas freáticos mallorquines
nas localidades. La deposición de Aragonito parece
- La posible incidencia de /a neotectónica
-
relacionarse con condiciones paleoambientales
Una curva eustática para los últimos ka
- Algunas consideraciones paleoclimáticas
cálidas correspondiendo, en las muestras analiza-
das, siempre a cristalizaciones pertenecientes al
Tabla III: Metodología empleada para el estudio de los espeleotemas
último interglacial (estadio isotópico 5).
freáticos, en las cuevas costeras del levante de Mallorca,
como herramienta para el conocimiento de los paleoniveles
+ El estudio cristalográfico de las muestras obteni-
marinos durante el Cuaternario.
das, efectuado mediante microscopía óptica y
Table 111: Methodology used in studying the phreatic speleotherns
microscopía electrónica de barrido (SEM), ha apor-
frorn coastal caves on eastern Mallorca as a rnean of
tado nuevos datos sobre esta clase de depósitos.
obtaining a better knowledge of sea-leve1 changes during
the Quaternafy
Las cristalizaciones de aragonito exhiben siempre

un hábito acicular, que origina depósitos cuyas
gran antigüedad -Pleistoceno Medio, al menos-
morfologías son redondeadas y sus superficies
de los paleoniveles más altos (>30 metros s.n.m.),
muy lisas. Los espeleotemas calcíticos presentan
tal como sugerían las evidencias provinientes del
variadas fábricas que abarcan desde agrupaciones
registro marino pleistocénico de Mallorca.
fibrosas de cristales elongados, hasta cristalizacio-
nes macrocristalinas de hábito romboédrico; las for-
+ Se ha tenido ocasión de muestrear y datar 18 espe-
mas resultantes incluyen, respectivamente, desde
címenes de espeleotemas freáticos, que hoy en día
concreciones de apariencia botrioidal o globular
permanecen sumergidos por debajo del nivel del
hasta espectaculares ejemplares de morfología
mar. Tales cristalizaciones corresponden a otros
exterior poliédrica, pasando por abundantes espe-
tantos paleoniveles marinos, cuyas cotas se sitúan
leotemas freáticos de aspecto coraloide.
a profundidades comprendidas entre - 1 3 y -23
metros; en particular, son abundantes las alineacio-
+ La realización de dos programas de datación abso-
nes de estos espeleotemas localizadas a profundi-
luta, de muestras de espeleotemas freáticos, ha
dades de entre -13 y -17 metros. Estos depósitos
permitido precisar la edad de los paleoniveles mari-
registran
estabilizaciones
regresivas
del
nos que generaron esas cristalizaciones. Las data-
Mediterráneo, ligadas a acontecimientos climáticos
ciones han sido efectuadas usando la técnica
de relativo carácter frío. Las edades obtenidas osci-
230Th/234U,
basada en la desintegración radioactiva
lan entre 63,7 ka y >350 ka B.P., relacionándose
de las series del Uranio. En total se han datado 40
con los estadios isotópicos 4, 6 , 7 y 8, así como con
muestras pertenecientes a antiguos niveles mari-
los subestadios 5b, 5d y 5e integrados dentro del
nos, cuyas alturas están comprendidas entre +40
último gran evento interglacial. Algunas muestras,
metros s.n.m y -23 metros bajo el actual nivel del
al aportar edades superiores a los 350 ka, han de
Mediterráneo.
corresponder como mínimo al estadio isotópico 9.
+ Las edades obtenidas, en el caso de las 22 mues-
+ Ha sido posible también disponer de dataciones de
tras recolectadas a alturas superiores a la actual
algunas muestras de estas cristalizaciones, realiza-
cota rrO metros de la superficie marina, oscilan entre
das mediante la técnica ESR (Electron Spin
3,9 ka -para un espeleotema subactual-
y >350
Resonance). Concretamente, se han efectuado
ka B.P., edades estas últimas atribuibles como míni-
mediciones de ESR en un total de 10 muestras,
mo al estadio isotópico 9. Están muy bien represen-
obteniendo resultados cronológicos poco consis-
tados (11 dataciones) los diversos picos cálidos
tentes, muy en línea con el escepticismo sobre las
habitualmente distinguidos dentro del último gran
posibilidades y fiabilidad de este método que abun-
aconteciemiento interglacial (subestadios 5a, 5c y
da en la bibliografía internacional.
5e), con cronologías que abarcan desde 83,4 ka
hasta 130,4 ka B.P., y materializados en forma de
+ Las investigaciones isotópicas han abarcado también
paleoniveles de cristalizaciones freáticas situados a
el análisis de isótopos estables del Oxígeno (6180) y
altitudes próximas a los +2 metros s.n.m.
del Carbono (613C), realizados a partir de 23 muestras
tanto de espeleotemas freáticos como vadosos; en 3
+ El hecho de encontrar depósitos pertenecientes al
de los especímenes freáticos estudiados se han efec-
mismo evento climático, pero situados a altimetrías
tuado estos análisis, asimismo, secuencialmente en
diferentes, informa sobre la existencia de deforma-
las diferentes bandas de crecimiento de los espeleo-
ciones tectónicas recientes en el área estudiada. A
temas. También han sido analizados los isótopos
este respecto, los espeleotemas atribuidos a los
estables del O y del C en las aguas de los lagos de
subestadios 5a, 5c y 5e se hallan a altitudes cre-
algunas localidades, para tener constancia de la
cientes de sur a norte, pasándose de los +1,4
composición isotópica de los precipitados carbonáti-
metros d~e las localidades más meridionales hasta
cos actuales. Los datos analíticos aportados ponen
llegar a los +2,5 metros en las septentrionales. Esta
de manifiesto una evidente covariación positiva de los
situación denota un basculamiento del orden de
valores de F180 y 613C, los cuales presentan valores
poco más de un metro, responsable de las diferen-
en alza -composiciones isotópicas más "pesa-
cias altimétricas observadas en función de la latitud.
das"-
conforme se incrementa la componente mari-
na en el sistema hidrogeoquímico.
4 Las dataciones comentadas hasta ahora corrobo-
ran la asunción geomorfológica que relacionaba la
+ Las tendencias isotópicas observadas en las ban-
existencia de alineaciones elevadas de cristaliza-
das de crecimiento de algunas de las muestras,
ciones freáticas, con antiguos niveles del
correspondientes a cristalizaciones formadas
Mediterráneo asociados a eventos de signo cálido
durante el último interglacial, denotan una evolu-
(interglaciales). Asimismo se confirma la relativa
ción hacia composiciones isotópicas "pesadas" a lo

sólidas de un nivel marino a +5 metros en torno
a los 232 ka, así como una estabilización nega-
tiva a -8 metros (201 ka B.P.) asociada ya a la
transición hacia el estadio isotópico 6.
- Durante el evento frío previo al último intergla-
cial (estadio 6) tiene lugar una regresión mari-
na, registrada mediante un paleonivel a -14
metros en torno a los 147 ka B.P.
-
En el último y complejo gran evento interglacial
(estadio 5; 80-1 35 ka B.P.) se constatan hasta 7
pulsaciones climáticas de signo contrapuesto,
que se traducen en la alternancia de picos
transgresivos (de +1,4 a +2,5 metros s.n.m.)
Foto 2:
Espeleotemas freáticos desarrollados sobre estalactitas
entre los que se intercalan breves episodios
aéreas pre-existentes, en las Coves del Drac (Manacor).
regresivos de al menos 18 metros de magnitud.
Estas cristalizaciones subacuáticas registran un paleonivel
- Los inicios de la última glaciación (estadio 4) apa-
marino, situado algo más de un metro por encima del pre-
sente nivel del Mediterráneo.
recen documentados por abundantes paleonive-
les marinos inferiores al actual (entre -12 y -17
Photo 2: Phreatic speleothems on some pre-existing aerial stalacti-
metros), cuya cronología va desde 63 a 79 ka B.P.
tes, Coves del Drac (Manacor). These subaquatic deposits
record sea-paleolevels lying at just over one metre above
-
Finalmente, el nivel postglacial del Mediterráneo
the actual leve1 of the Mediterranean Sea.
está representado por numerosos espeleotemas
freáticos subactuales -originados en el actual
rango de fluctuación de la superficie marina-, así
largo de los subestadios de signo cálido 5a y 5e.
como por un paleonivel de 6,6 ka de antigüedad,
Dicha tendencia es interpretada como resultante de
situado a +2,1 metros, correlacionable con el piso
una mayor intrusión marina en el sistema, asociada
Flandriense, también denominado Versiliense.
a condiciones climáticas de aridez creciente. Esta
inferencia paleoclimática cuestionaría la asunción
+ Centrándonos en el estadio isotópico 5, se pueden
habitual que relaciona -en nuestro entorno geo-
individualizar los siguientes eventos de mayor a
gráfico-
los momentos interglaciales con episo-
menor antigüedad:
dios climáticos de signo marcadamente húmedo.
-
Dentro del subestadio 5e -el
óptimo térmico
del último interglacial-
están documentadas
+ La integración de los programas de datación abso-
dos pulsaciones transgresivas de un máximo de
luta llevados a cabo sobre espeleotemas freáticos,
+2,5 metros, ocurridas en torno a 130 y 117 ka
muestreados tanto por encima como por debajo del
B.P.; entre ambas se intercala un brusco episo-
nivel marino actual, aporta interesantes precisiones
dio regresivo, de un mínimo de 16 metros de
tendentes a la construcción de una curva eustática
amplitud.
válida para los últimos 300 ka en el Mediterráneo
-
El subestadio 5d podría estar representado por
Occidental. Esta curva es especialmente detallada
un único paleonivel de espeleotemas freáticos,
en el rango de edad comprendido entre 60 ka y 150
que informaría sobre una pulsación regresiva
ka B.P., período que incluye el último gran evento
de al menos 15 metros.
interglacial (estadio isotópico 5) con las abruptas
-
Situado alrededor de los 108 ka B.P., el subes-
pulsaciones climáticas que en la actualidad se dis-
tadio 5c supone otro evento de carácter cálido,
tinguen dentro de él.
registrado en algunas localidades por medio de
cristalizaciones freáticas localizadas a cotas
+ Las conclusiones más destacables, que se des-
comprendidas entre +1,5 y +2,5 metros.
prenden de las curvas eustáticas propuestas, son
-
Un nuevo, y tal vez más prolongado, episodio
las siguientes:
regresivo tiene lugar sobre los 91-98 ka B.P.
-
Escasez y poca consistencia de los datos cuyas
(subestadio 5b), momento en que el nivel del
edades son mayores de 300 ka (estadios isotó-
Mediterráneo desciende al .menos 18 metros.
picos 9 o anteriores).
-
Para terminar, el subestadio 5a (83 ka B.P.)
-
El estadio 8, de signo frío, está representado
representa un pico cálido inmediatamente ante-
por dos paleoniveles regresivos a -23 y -13,5
rior al estadio 4, el cual marca el inicio del últi-
metros, con edades respectivas de 288 y 260
mo gran ciclo glacial. Este acontecimiento
ka B.P.
transgresivo supone un nivel marino próximo a
-
El penúltimo interglacial (estadio 7) se encuen-
los +2 metros, cuyo descenso hasta -17 metros
tra poco documentado, existiendo evidencias
sucederá en tan sólo algunos miles de años.

+ Las abundantes dataciones realizadas, a partir de
espeleotemas freáticos recolectados entre las
cotas +2,5 y -1 8 metros, permiten estimar tasas de
variación del nivel marino durante las pulsaciones
climáticas del último interglacial. Los valores calcu-
lados arrojan cifras medias de ascenso o descenso
eustático del orden, nada despreciable, de 4 m/ka;
entre estas bruscas fluctuaciones del nivel marino,
puestas de manifiesto por los presentes datos, por
fuerza se han de intercalar momentos de estabili-
dad de uno o unos pocos miles de años, lapso tem-
poral mínimo necesario para la formación de los
paleoniveles muestreados.
+ Las dataciones correspondientes al último intergla-
cial demuestran que el nivel del mar, en Mallorca,
no ha ascendido por encima de la cota +2,5 metros
en los últimos 150 ka. Este dato hace patente la
necesidad de afinar la cronología de los yacimien-
tos marinos, atribuidos en sentido amplio al
Foto 3:
Muestra de espeleotema freático recolectado en la Cova
Eutirreniense sobre la base de criterios faunísticos.
des Drac de Cala Santanyí (Santanyí). Escala gráfica = 5
El alcance cronoestratigráfico de este piso en
cm.
a: aspecto externo de la muestra; la flecha indica la pre-
Mallorca resulta muy poco preciso ya que, además
sencia de una lámina de calcita flotante, englobada en el
de los niveles típicos con fauna termófila corres-
sobrecrecimiento freático. b: sección del mismo espeleote-
pondientes al último interglacial, incluye depósitos
ma; o b s é ~ e ~ e
la
estalactita vadosa que sirve de soporte al
revestimiento freático.
-situados
a cotas incluso superiores a los +12
metros-
que sin duda pertenecen al menos al
Photo 3: A phreatic speleothem sample taken from the Cova des
estadio isotópico 7.
Drac de Cala Santanyí (Santanyí).
a: externa1 appearance of the sample: the arrow indicates
+
the presence of a floating calcite plate, embedded in the
Todo lo expuesto en los puntos precedentes
phreatic overgrowth. b: section of the sample: the vadose
demuestra que los espeleotemas freáticos son una
stalactite that acts as a support for the phreatic coating is
clearly visible.
herramienta nueva, muy potente y precisa, para el
estudio del Cuaternario. Estos depósitos reflejan la
posición del nivel marino en el momento de su for-
mación, atesorando valiosas informaciones paleo-
cambios climáticos acontecidos en su decurso, y la
climáticas y cronológicas susceptibles de ser des-
reconstrucción de las oscilaciones eustáticas que
veladas mediante investigaciones isotópicas.
se derivan de los mismos.
+ Este tipo de cristalizaciones constituye un registro
Agradecimientos
mucho más completo, por lo general, que el deriva-
do del estudio de los yacimientos marinos cuater-
En la vertiente económica, la elaboración de esta
narios. Debe ser tenido en consideración que se
tesis se ha beneficiado de dos ayudas concedidas por
trata de un registro de carácter aditivo, el cual no
el Museu Balear de Ciencies Naturals (Sóller, Mallorca)
suele haber sufrido la eventualidad de su destruc-
durante los años 1994 y 1995, así como del acuerdo de
ción total o parcial a causa de la erosión epigea,
colaboración establecido -a
partir del curso 1989-
como sucede con las playas fósiles y/o las terrazas
90- entre la Universita "Roma Tren (Roma, Italia) y la
de abrasión marina.
Universitat de les llles Balears (Palma de Mallorca,
España). Asimismo, estos trabajos han formado parte
+ A modo de conclusión final, se puede afirmar que
de los proyectos de investigación de la DGICYT no
los espeleotemas freáticos son un singular ejemplo
PB94-1175 y de la DGESIC no PB98-0132.
de cómo el interés de las investigaciones espeleo-
Los agradecimientos de índole no económica son
',
lógicas no se circunscribe a sus aportaciones, del
tan numerosos y extensos que resulta del todo imposi-
todo incuestionables, al ámbito global de la karsto-
ble su inclusión en el presente resumen. No obstante
logía. Su trascendencia se extiende a otros proble-
dejaré constancia de mi profunda gratitud a todos los
mas geológicos -de carácter más general y de
amigos y colegas, que de una manera u otra han con-
mayor relevancia actual-
tales como el conoci-
tribuido al buen término de estas investigaciones.
miento del Cuaternario, el estudio de los abruptos

Referencia bibliográfica de la tesis
GINÉS, J. (2000): El karst litoral en el levante de Mallorca: una
aproximación al conocimiento de su morfogénesis y cro-
nología. Tesis Doctoral. Departament de Ciencies de la
Terra, Universitat de les llles Balears. 595 págs + 29
Iáms. Palma de Mallorca.