La cova des Pas de Vallgornera : Llucmajor, Mallorca : 40 kil�metros de desarrollo topografiado
ENDINS, núm. 31. 2007. Mallorca
LA COVA DES PAS DE VALLGORNERA (Llucmajor, Mallorca):
40 KILÓMETROS DE DESARROLLO TOPOGRAFIADO
por Antoni MERINO 1, Antoni MULET 1, Guiem MULET 1, Antoni CROIX 2 y Francesc GRÀCIA 3
Resumen
En el presente trabajo se actualizan las exploraciones llevadas a cabo en la
Cova des Pas de Vallgornera, junto con una descripción detallada de los nuevos
sectores topografiados, así como la ampliación de otros ya conocidos en los cuales
se han ido completando los datos topográficos de que se disponía.
Resum
En aquest treball s’actualitzen les exploracions dutes a terme a la cova des Pas
de Vallgornera, a la vegada que es fa una descripció acurada dels nous sectors
topografiats. També s’amplien els coneixements descriptius i topogràfics de sectors
coneguts de la cavitat.
Abstract
In this paper we provide an exploration update of Cova des Pas de Vallgorne-
ra (Llucmajor, Mallorca); at the same time a detailed description of the new surve-
yed sectors is made. Besides, a significant improvement in the suryey and descrip-
tion knowledge of already known sectors of this cave is presented, whose develop-
ment currently exceeds 40 km of passages and chambers.
Introducción
La Marina de Llucmajor está formada por depósitos
fechas posteriores espeleólogos y buceadores belgas
carbonatados tabulares postorogénicos del Mioceno
procedieron al levantamiento de una primera topografía.
superior, caracterizados por una alternancia de calcare-
A raíz de un encuentro celebrado en 1990 entre el Grup
nitas que pasan a calizas arrecifales masivas, finalizan-
Espeleològic EST y miembros de la Secció d’Espeleolo-
do la serie con calcarenitas y calizas oolíticas del Com-
gia de l’ANEM se decidió llevar a cabo la topografía y el
plejo Terminal (FORNÓS & POMAR,1983). Estos mate-
estudio de toda la cavidad (Sector Antic), actividades
riales están afectados por fallas normales (distensivas),
que se iniciaron en el año 1991 para finalizarse en 1992
formadas en el Neógeno superior, con fracturas de orien-
(MERINO, 1993). El desarrollo estimado de la cavidad
tación entre N-S y N060E.
era de unos 2 km.
A continuación pasamos a resumir muy brevemente
En 1994, Miquel Àngel Barceló y Pere Riera descu-
la historia de los descubrimientos efectuados en la cavi-
bren el acceso a nuevas galerías y salas de la cueva
dad. Para más información se pueden consultar los tra-
(Noves Extensions) y realizan importantes hallazgos
bajos que se han ido publicando y de los que se hace
que determinan que a finales de 1999 la cavidad pase a
debida referencia en el texto.
tener un desarrollo total de 6.435 m (MERINO, 2000).
El descubrimiento de la Cova des Pas de Vallgorne-
A partir de 2002, miembros del Grup Espeleòlogic
ra tuvo lugar en el año 1968, al excavarse un pozo negro
Llubí y de la Sección de Espeleología de ANEM se cen-
para las aguas residuales del Hotel Es Pas. Realizaron
tran en revisar lugares concretos investigando la exis-
exploraciones en la cavidad los equipos espeleológicos
tencia de una corriente de aire. Dos años de continuo tra-
del Centro de Actividades Espeleológicas (CAE), el Grup
bajo dieron como resultado que, en 2004, se encontrara
Espeleològic EST y el Speleo Club Mallorca (SCM). En
un paso por donde se perdía ésta. Una vez desobstruido
se accedió en primer lugar a un conjunto de galerías y
pasos estrechos entre bloques que daban la impresión
que acabarían cerrándose por completo impidiendo la
1
Grup Espeleològic de Llubí
progresión hasta que, Guiem Mulet, después de varias
2
Agrupació Esportiva VOLTORS
3
Grup Nord de Mallorca
horas explorando entre los bloques, descubre la Sala
101

Foto 1: Galeria del Mig Quilòmetre. Se observan potentes efectos
Photo 1: Galeria del Mig Quilòmetre. Spectacular solutional morpholo-
corrosivos que han afectado tanto a la pared, techo como
gies that affect the roof, the floor and walls can be observed.
suelo de esta galería, son de destacar los claros ejemplos de
Massive spongework features are outstanding. Photo A. Meri-
spongework masivos. Foto A. Merino
no.
que No Té Nom. Posteriormente, junto con Toni Mulet y
Descripción de los recientes
Toni Merino exploran esta enorme sala y acceden a todo
descubrimientos
un enorme complejo de nuevas galerías y salas. Desde
el año 2004 al 2006 se añaden 16.565 m más de reco-
rrido, llegando a los 23 kilómetros de galerías (MERINO
SECTOR DEL CLYPEASTER
et al., 2006).
Desde el trabajo publicado en el año 2006 hasta
El acceso al mismo se lleva a cabo por la parte más
ahora, los recientes hallazgos llevados a cabo por
al N del Sector “F” a través de una serie de galerías
miembros de diferentes grupos espeleológicos, han
laberínticas bastante estrechas que no sobrepasan el
conseguido que la Cova des Pas de Vallgornera, la de
metro de anchura. En algunos puntos el suelo se pre-
mayor recorrido de las Illes Balears, alcance ya los
senta desfondado debido a la existencia de la fractura
40 kilómetros de desarrollo. Es decir, supone incre-
sobre la que se ha desarrollado la galería. Hay tramos en
mentar 17 kilómetros más en un sólo año de trabajo. A
que los bloques que se han desmoronado del techo o de
lo largo de la última campaña se ha estado explorando
las paredes dificultan el paso. Se observan algunas cola-
y completando el levantamiento topográfico en una
das parietales y banderas, al mismo tiempo existen pro-
serie de sectores comprendidos entre la Galeria d’en
cesos de descalcificación en dichas formaciones. Otras
Pau y la Línea 200 en dirección al Gran Canyó. Tam-
galerías tienen las paredes y techos recubiertas de
bién se ha trabajado en el Sector “F”. Una de las nove-
moonmilk.
dades es la descripción de un nuevo sector, “Sector
Unos metros más adelante se alcanza la Galeria de
del Clypeaster”, que se sitúa en la parte NW de la
les Toberes, caracterizada por la presencia de espele-
cavidad en el cual se han localizado galerías y salas
otemas denominados “toberas” (MERINO, 2006) que se
tanto a nivel freático como por encima de él. También
encuentran desarrollados sobre el fondo de la galería.
se han incorporado a los trabajos de exploración y topo-
Así como se avanza, el suelo se vuelve más plano y se
grafía espe-leobuceadores del Grup Nord de Mallorca
observa la existencia de formas botrioidales y algunos
(GNM) que han descubierto importantes continuacio-
spongeworks sobre las paredes. Hay también numero-
nes subacuáticas en el Sector de les Grans Sales y en
sas coladas tanto parietales como pavimentarias, sobre
el Sector de Gregal que representan unos 2,5 km de
las que empiezan a proliferar gours. Éstos al principio
recorrido.
son de pequeño tamaño, aumentando sus dimensiones
102

a medida que la galería se desplaza hacia el NE. La
asientan. Se observan en ciertos tramos bloques sobre
mayoría de ellos están llenos de agua y sobre su fondo
el suelo que dificultan el paso, que coinciden con zonas
y paredes hay notables cristalizaciones de calcita. El
de roca más descompuesta Abundan los restos fósiles
potente concrecionamiento va creando pasos angostos,
de corales y clypeasters.
y superados éstos, las medidas de la galería aumentan.
Sigue un tramo bellamente decorado con formaciones de
Galeria de la Costella
todo tipo y gours de considerable longitud. Después de
unos 100 m de recorrido la morfología de la galería cam-
Se inicia con un primer tramo semi inundado, con
bia totalmente, desaparecen las formas de reconstruc-
una anchura media que no llega a 1 m, al cual sigue
ción que son sustituidas por el moonmilk que cubre techo
otro con el suelo ocupado por gours llenos de agua de
y paredes así como los bloques desprendidos que
distintas dimensiones. Existen también notables cola-
cubren parte de la galería.
das pavimentarias y algunas formas botrioidales. En las
En la parte N de la Galeria de les Toberes, existen
paredes se pueden observar formas de disolución no
dos galerías que comunican el piso superior con el nivel
muy marcadas. Unos pocos metros antes de llegar al
freático a través de ventanas.
inicio del meandro desfondado, el techo de la galería
La primera nos lleva a una pequeña sala de hundi-
desciende, estando el suelo totalmente cubierto de una
miento cuyo suelo está ocupado por grandes bloques,
colada pavimentaria, y en las paredes se han desarro-
hacia el S de este punto tendríamos la Galeria dels
llado unas formas de corrosión de pequeño tamaño
Clypeasters, totalmente inundada y de dirección NE-
pero muy marcadas, lo que da a esta parte del pasillo
SW. Las dimensiones de la misma son variables, no
un aspecto muy peculiar. El nombre puesto a la galería
sobrepasando los 2 m de anchura, en dirección SW con-
hace referencia al hallazgo de una gran costilla fósil de
duce a una serie de pasillos muy estrechos sin posible
uns 25 cm, que sobresale de la colada pavimentaria.
continuación, uno de ellos comunica con la Sala del
El último tramo coincide con el inicio de una gale-
Compàs. De nuevo en el punto medio de la Galeria dels
ría, que recuerda a un meandro desfondado de medio
Clypeasters y en dirección E se atraviesa una zona
completamente inundada que se prolonga unos 100 m
hasta hacerse impracticable. A medio camino de este
tramo existe la comunicación con la segunda ventana.
En este punto un caos de bloques de grandes dimensio-
nes, nos permite ir ascendiendo entre rocas inestables,
hasta un angosto paso que nos sitúa en la Sala Fosca
que está a unos 17 m sobre el nivel de los lagos. Esta
sala se caracteriza por la gran acumulación de bloques
gigantes, evidenciándose también fenómenos de soliflu-
xión que han afectado a las columnas y coladas pavi-
mentarias existentes.
Un pasillo de escasas dimensiones que acaba
tomando dirección E comunica la Sala Fosca con la
Sala del Compàs. Esta última es un punto importante
desde el cual parten varias galerías en distintas direccio-
nes, que comunican con la Galeria dels Clypeasters y
el sector laberíntico de acceso a la Galeria del Mig Qui-
lòmetre
. La Sala del Compàs es una típica sala de hun-
dimiento, formada por grandes bloques que se han acu-
mulado creando un cono que se eleva hasta unos 12 m
sobre el nivel freático. Algunos sectores de esta sala
están ocupados por coladas parietales y pavimentarias
de color oscuro, existen también algunas estalactitas,
estalagmitas y banderas. Las paredes, donde destacan
las acumulaciones de corales, están cubiertas de impor-
tantes formas de corrosión.
En dirección NW y a través de un conjunto de gale-
rías inundadas de pequeñas dimensiones se progresa
hacia la Galeria de la Costella. Las dimensiones de las
galerías que forman este laberinto son en general
Foto 2: Galeria de la Costella. Típica galería situada cerca del nivel
modestas, sucediéndose los tramos inundados donde
freático y en la zona laberíntica del Sector del Clypeaster. En
es preciso nadar, con otros prácticamente secos. Las
las paredes resaltan las concavidades de pequeño tamaño
que las cubren por completo. El fondo de la galería está ocu-
formas de corrosión suelen cubrir las paredes, aunque
pado por un gour inundado. Foto A. Merino.
las mismas no son muy marcadas, en algunos puntos
se han desarrollado formas botrioidales sobre el suelo.
Photo 2: Galeria de la Costella. Typical passage close to the phreatic
level in the maze area of Sector del Clypeaster. Small solutio-
La altura de las galerías también es muy variable,
nal concavities that utterly cover the walls must be outlined.
alcanzándose en algunos lugares unos 5 o 6 m, estan-
The bottom of the gallery is occupied by a flooded gour. Photo
do siempre controladas por la fractura sobre la que se
A. Merino.
103

metro de anchura. Las paredes están cubiertas de for-
algo más despejada de spongeworks que facilita el trán-
mas de disolución y coladas alcanzando una altura de
sito por la misma. Por último es remarcable la existencia
unos 5 m. Superado el meandro llegamos a una rampa
de una gran acumulación de fósiles de todo tipo en las
de techo bajo que en sentido ascendente y por encima
paredes y techo de la galería. Se constata también la
de unos bloques algo inestables nos sitúa en la parte
presencia de moonmilk a lo largo de todo el sector.
más alta de este hundimiento. Aquí las paredes y los
El primer tercio de la Galeria del Mig Quilòmetre se
bloques están cubiertos de moonmilk y de un polvillo de
caracteriza por estar afectado totalmente por unos spon-
color marrón, observándose restos fósiles de corales en
geworks muy marcados, que llegan incluso a desarro-
las paredes. Hacia la parte NE del hundimiento, una
llarse sobre los grandes bloques caídos. Las rocas del
ventana de pequeñas dimensiones nos da acceso al ini-
suelo están muy descompuestas y cubiertas de moon-
cio de la Galeria del Mig Quilòmetre.
milk, se observan corales masivos. Debido a la disposi-
ción caótica de la galería no es posible observar ni la
Galeria del Mig Quilòmetre
fractura sobre la que se asienta ni tampoco las juntas de
estratificación.
Esta galería empieza con un significativo aumento
A esta parte le seguiría una segunda con una mor-
de dimensiones, pasando a tener una altura de unos 5 o
fología más irregular donde los grandes bloques que
6 m y una anchura de unos 8 m en algunos puntos. A
cubren por completo la sección de la galería se interca-
nivel general se trata de una galería completamente
lan con tramos en los cuales la galería se hace menos
cubierta de formas de corrosión muy marcadas, sponge-
caótica y de nuevo hay presencia de spongeworks man-
works que se han desarrollado tanto a nivel de paredes,
teniéndose el resto de características como en el primer
techos y suelo, punto éste que hace ciertamente difícil la
tercio de la misma. Al mismo tiempo y de manera gradual
progresión a lo largo de casi todo el recorrido. Las for-
la galería va ascendiendo hasta alcanzar una altura de
mas de reconstrucción son prácticamente inexistentes a
más de 20 m sobre el nivel freático. Algunos lugares
excepción de un tramo que será descrito más adelante.
sobrepasan los 15 m de anchura, siendo la altura de la
Existen también notables acumulaciones de bloques de
galería más irregular debido a la presencia de los blo-
gran tamaño, algunos de los cuales también están afec-
ques. Se ha observado que en los puntos donde existe
tados por las formas de disolución. Recalcar que a lo
una mayor presencia de corales existen grandes colap-
largo de la parte NE de la galería hay una especie de
sos, mientras que en los tramos desprovistos de ellos
pasillo, con el suelo cubierto de una costra calcárea y
abundan y se han desarrollado los spongeworks.
Foto 3: Sala des Compàs. Típica sala de hundimiento donde resaltan
Photo 3: Sala des Compàs. Typical collapse chamber where huge boul-
las grandes acumulaciones de bloques rocosos de gran tama-
ders fallen down from ceiling and walls can be observed. Photo
ño desprendidos de la bóveda y paredes. Foto A. Merino.
A. Merino.
104

Foto 4:
Sector del Clypeaster, cerca del nivel freático actual. Este tipo de
Photo 4: Sector del Clypeaster, close to the current phreatic level. This
galerías son frecuentes en esta zona, destacando las morfo-
kind of passage is frequently found in the area; the highly mar-
logías espongiformes muy marcadas que casi imposibilitan la
ked spongework that almost prevent the cavers from exploring
exploración de las mismas por los espeleólogos. Foto A. Merino.
must be highlighted. Photo A. Merino.
La última parte de la galería se inicia con un tramo
que ocupa la parte central de la sala. La mayoría de
con abundantes formas de reconstrucción afectadas por
paredes están cubiertas de coladas, al igual que muchos
un proceso de descalcificación, hay columnas, coladas
de los bloques, se dan también lugares afectados por
pavimentarias, banderas, estalactitas y estalagmitas. Se
potentes depósitos de moonmilk. También se observan
observan fenómenos de solifluxión que han provocado la
en las paredes notables acumulaciones de restos de
fracturación y rotura de columnas. Superada esta zona,
corales. El sector cercano de galerías se caracteriza por
la galería se ensancha notablemente hasta alcanzar
ser algo laberíntico y de reducidas dimensiones. Las
unos 20 m de anchura teniendo el suelo cubierto de una
galerías estrechas con bloques caídos y paredes des-
potente colada. Más adelante tenemos de nuevo el suelo
compuestas, se intercalan con otras también de peque-
cubierto de grandes bloques muy descompuestos y
ño tamaño y con el suelo cubierto de coladas, gours y
cubiertos de moonmilk. No existen formas de corrosión y
diferentes tipos de espeleotemas.
abundan los corales. Destaca la horizontalidad del techo
antes de que la galería quede completamente cegada
por los bloques. En este lugar se alcanzan los 33 m,
SECTOR DE GREGAL
máxima cota sobre el nivel freático de toda la cavidad.
Galeria d’en Joan Max
Sala de la Forca
Al E de la Sala Blanca, una galería estrecha y larga
La sala de la Forca se encuentra situada en la parte
conduce hasta la Galeria d’en Joan Max. Partiendo del
NE del sector del Clypeaster y hay que subrayar su mar-
nivel freático existente en esta sala y una vez ascendidos
cada alineación con la Sala Fosca y con la Sala del
unos pocos metros, se inicia una complicada galería
Compàs, ellas tres formarían un eje imaginario de direc-
meandriforme de unos 100 m de longitud. El tránsito por
ción NW-SE. Se trata, al igual que las antes menciona-
la misma es muy difícil debido a la irregularidad de su
das, de una típica sala de hundimiento de pequeño
anchura, al singular estado de sus paredes, a la existen-
tamaño donde se alcanza el nivel freático, existiendo
cia de algunos bloques encajados en medio y a la pre-
pequeños lagos que envuelven el gran cono de bloques
sencia de notables acumulaciones de barro y limos.
105

Foto 5: Fósil de Clypeaster per-
fectamente conservado
y expuesto en una
pared debido a la disolu-
ción diferencial. Foto A.
Merino.
Photo 5: Perfectly preserved fos-
sil remains belonging to
a Clypeaster, coming
out from a wall due to
differential dissolution.
Photo A. Merino.

Prácticamente en toda su longitud está afectada por
procesos de corrosión. Finalizado el meandro se llega a
un cruce con una nueva galería, hacia el NW queda cor-
tada a los pocos metros, mientras que en dirección SE
continua a través de una galería de reducidas dimensio-
nes con una marcada sección circular y con formas de
corrosión muy suaves. El techo y las paredes están
cubiertas de una potente capa de moonmilk que provoca
que se resbale continuamente cuando se está atrave-
sando la galería. Destacan a lo largo de estas galerías
unos depósitos de un material de color negro que se acu-
mulan en distintos puntos y sobre pequeñas terrazas.
Finalizada esta galería se accede a la Galeria d’en
Joan Max, en dirección NE y a lo largo de unos 200 m
está totalmente inundada, la sección es subcuadrada
observándose formas de corrosión que afectan a las pare-
des y al techo. En algunos puntos existen grandes blo-
ques que obligan a salir del agua para progresar, el fondo
del lago también está cubierto de bloques. Hacia el SW
existen unas galerías estrechas a nivel freático sin solu-
ción de continuidad. Debido a la proximidad de esta zona
con la Via Max, se llevó a cabo un exhaustivo estudio y
exploración de ambos lugares con la intención de unir los
dos sectores de la cavidad, pero sin resultados positivos.
Galeria Miquel Àngel Barceló
Incluimos con este nombre diferentes galerías sub-
acuáticas que se unen longitudinalmente, aunque a
medida que progresen las exploraciones y la topografía
Foto 6: Sector del Clypeaster. Tobera, cave rim, cubierta por el agua.
se verá la complejidad de la zona. En vistas a las posi-
La existencia de este espeleotema se forma debido a una cier-
bles modificaciones que sufrirá la topografía de la cavi-
ta circulación de aire entre niveles distintos de una cavidad.
dad en esta área de la cueva esperaremos a incremen-
Ello podría implicar la existencia de un importante nivel de
tar su conocimiento para nombrar las galerías y salas. El
galerias situado varios metros por debajo del nivel freático
actual. Foto A. Merino.
inicio de la galería subacuática se produce al NE del Llac
Quadrat
, mediante una galería que después de unos
Photo 6: Sector del Clypeaster. Drowned cave rim. This speleothem is
90 m conecta con la galería de conexión entre el Llac
caused by air draught between two different levels within a
cave. That could mean the existence of important galleries

Quadrat i la Sala Blanca. Desde aquí progresa en una
located several metres below the current phreatic level. Photo
extraña dirección 61º que permite enlazar, después de
A. Merino.
106

Foto 7: Galeria d’en Joan Max. Característica sección subcuadrada de
Foto 8: Sector del Tragus. Esta zona en general presenta un impor-
galería situada al nivel freático actual; por debajo del agua se puede
tante desarrollo de formas de reconstrucción de pequeño y
observar una notable acumulación de bloques. Foto A. Merino.
medio tamaño. Foto A. Merino.
Photo 7: Galeria d’en Joan Max. Characteristic passage showing a square-
Photo 8: Sector del Tragus. Generally this area shows an important
shaped cross-section, located at the current phreatic level; a remar-
development of small to middle sized speleothems. Photo A.
kable underwater accumulation of boulders can be observed. Photo
Merino.
A. Merino.
unos 200 m, con la Galeria del Quilòmetre, para volver
Blanca, de la cual parten. Totalizan unos 300 m de reco-
a cortocircuitarla otros 70 m más adelante. En este lugar
rrido. Otra zona muy diferenciada es la del complejo de
se abre ligeramente hacia el SW para proseguir en direc-
galerías que parten al NW del Llac Quadrat, que están
ción 48º a lo largo de más de 700 m. La parte final se
entre el Sector del Tragus y el Sector de Gregal y que
hace aérea a lo largo de unas decenas de metros para
representan actualmente unos 500 m topografiados. Tie-
volverse a sumergirse en una zona final extraordinaria-
nen una dirección predominante de 50º, que es la direc-
mente decorada por estalactitas fistulosas y coladas
ción mayoritaria de las galerías de esta zona.
parietales. La profundidad máxima de todo el recorrido
es de 8 m y la anchura media la podemos situar entre 3
y 6 m. En ninguna parte se hace necesario salir fuera del
SECTOR DEL TRAGUS
agua, aunque diversos pasos angostos dificultan la pro-
gresión con el voluminoso material de buceo. Llegar
Los trabajos se han centrado principalmente en ir
desde el Llac Quadrat hasta el final de la Galería
completando el conjunto de galerías comprendidas entre
Miquel Àngel Barceló supone realizar una distancia
la Línea 200, Galeria d’en Pau y el Gran Canyó. En
lineal de inmersión de unos 1200 m.
general se pueden distinguir dos tipos de zonas en el
Otra parte que creemos que formará parte del
área estudiada. La primera se situaría en la parte más
mismo entramado de galerías se encuentra al SW de la
hacia el SW de este sector, aquí las galerías tienen una
Sala Blanca, de la cual parten varias galerías, una de las
dimensiones medias de unos 2 a 3 m de altura mientras
cuales va en dirección hacia la Galeria Miquel Àngel
que la anchura no sobrepasa los 2 m. Suele haber un
Barceló (48º) y otra, situada más al SW, sigue paralela
notable concrecionamiento que cubre paredes, techos y
a la Galeria Joan, siguiendo unos 70º de dirección.
suelos. Éstos están formados por coladas pavimentarias
y gours de varios metros de longitud, en muchos de ellos
se acumulan grandes cantidades de agua, sus paredes
SECTOR DE LES GRANS SALES
y fondos están cubiertos de una gruesa capa de macro
cristales de calcita que los ha hecho impermeables, se
Aquí agrupamos dos zonas subacuáticas diferentes.
observan también algunas cornisas shelfstone y cornisas
Por una parte las galerías que se localizan bajo el agua
en media luna, crescent shelfstone, adosadas a los late-
entre la Sala Que No Té Nom, el Llac Quadrat i la Sala
rales, por último existen en algunos puntos depósitos de
107

Foto 9: Sector del Tragus. Galería de corto recorrido, que une otras
Photo 9: Sector del Tragus. Short passage that links two longer galle-
dos de mayor desarrollo métrico; esta característica junto con
ries; this disposition, along with a significant sediment deposit
una importante acumulación de sedimento sobre el suelo la
on its floor, resembles a lens-shaped passage. However, the
acercaría a los Túneles de sección lenticular. Pero la sección
cross-section and the height could indicate a more advanced
y la altura parecen indicar un estado evolutivo más avanzado
evolutive stage for this kind of corrosion feature. Photo A. Meri-
de este tipo de morfología de disolución. Foto A. Merino.
no.
calcita flotante. En las paredes y en el suelo de estas
SECTOR “F”
galerías se desarrollan notables ejemplos de helictitas de
distinta morfología, acompañadas de estalactitas fistulo-
Se ha estado trabajando principalmente en el con-
sas, soda straw, de distinta longitud. En algunos tramos
junto de galerías situadas más al S, completándose la
se observan procesos degenerativos que afectan princi-
topografía del dédalo de galerías existentes en toda la
palmente a las banderas, coladas y estalactitas, estos
zona. En general se trata de galerías de pequeñas
puntos suelen coincidir con lugares donde hay moonmilk
dimensiones, muchas de ellas muy estrechas. Hay acu-
en las paredes y en el techo.
mulación de formaciones de espeleotemas en puntos
La segunda zona abarcaría aquel conjunto de gale-
concretos, mientras que en otros faltan completamente
rías situadas más hacia el NE del Sector del Tragus y
resaltando las formas de corrosión. En algunos puntos
cercanas al Gran Canyó. Entre la primera zona y esta
se ha conseguido sondear alguna grieta que probable-
segunda existiría una zona intermedia de tránsito donde
mente comunique con el piso situado a nivel freático,
las morfologías van cambiando de manera gradual. En
pero no se ha logrado pasar físicamente.
esta parte las galerías aumentan de altura hasta alcan-
zar unos 4 m de media, al tiempo que la anchura llega en
algunos puntos a los 3 m. Las formas de reconstrucción
SECTOR NOVES EXTENSIONS
casi desaparecen, limitándose a formaciones de peque-
ño porte y a gours con agua en la mayoría de casos.
Sala de na Bàrbara.
Aquí estarían claramente representadas las galerías fre-
áticas de control estructural (phreatic networks) y en
Durante los trabajos exploratorios que dieron lugar a
menor medida las galerías freáticas de sección circular
Els Nous Descobriments, se localizaron en el extremo
(tubular passages), (MERINO, 2006). Se observan tam-
más al NE de la Sala de na Bàrbara, unas galerías de
bién facetas (solutional facets) y ceiling pockets de dis-
reducidas dimensiones situadas a nivel freático y una
tinto tamaño.
sala. Se trata de una sala de hundimiento que acaba a
108

Foto 10: Sección de una galería freática de control estructural, phrea-
Photo 10: Cross-section of an structurally controlled phreatic passage.
tic network, con un notable desarrollo de las formas de diso-
Notice the well-developed dissolution forms that have sculp-
lución que han marcado de manera muy clara el tercio supe-
tured the upper third part of the gallery; at the same time, the
rior de la galería, al tiempo que la diaclasa sobre la que está
joint controlling the passage has been very clearly exposed.
instalada ha quedado expuesta de manera muy patente. Foto
A. Merino.
109

Foto 11: Pequeño lago de aguas freáticas situado en las cercanías de
Photo 11: Small pool of phreatic waters located near Sala de na Bárba-
la Sala de na Bàrbara. El mismo ha cubierto una antigua sala
ra. The rising of the Mediterranean sea level totally flooded an
con formaciones que quedó totalmente inundada al elevarse
ancient chamber with some speleothems. Photo A. Merino.
el nivel del mar. Foto A. Merino.
nivel freático, los grandes bloques forman una acusada
Espeleo Llubí. Por último también hemos contado con la
rampa, inestable en muchos puntos. Hay una total falta
colaboración de los compañeros Joaquín Ginés, Ángel
de formas de reconstrucción, por el contrario las morfo-
Ginés y Mateu Fiol, del Grup Espeleològic EST. Sin la
logías de corrosión son patentes en las paredes del lago
ayuda de todos ellos difícilmente hubiéramos llegado al
situado al W de la sala. Esta zona se solapa al extremo
nivel de exploración y topografía alcanzado.
más al NW de la Sala que No Té Nom, sin poderse jun-
tar físicamente debido a su estrechez y al caos de blo-
ques que desciende desde la misma.
Bibliografía
FEDERACIÓ BALEAR D’ESPELEOLOGIA (2000): Informe espeleològic
sobre la Cova des Pas de Vallgornera (inédito).
Agradecimientos
FORNÓS, J. J. & POMAR, L. (1983): El Mioceno superior de Mallorca:
Unidad Calizas de Santanyí (Complejo Terminal). In: POMAR, L.;
OBRADOR, A.; FORNÓS, J. J. & RODRÍGUEZ-PEREA, A. (eds.) El
Terciario de las Baleares. Guía de las Excursiones del X Congreso

Los autores desean expresar su agradecimiento a
de Sedimentología Institut d’Estudis Baleàrics, UIB. 177 - 206.
todos los compañeros que han ayudado en las labores
Palma de Mallorca.
exploratorias y topográficas a lo largo de los últimos
GINÉS, A. (2000): Patterns of callapse chambers in the endokarst of
Majorca (Balearic Islands, Spain. Acta carsologica, 29/2. 9:139-148.
meses. Mención especial merecen Biel Amer, Pedro
Ljubljana.
Calafat, Andreas Kristopherson y Mariceli Sánchez todos
MERINO, A. (1993): La Cova des Pas de Vallgornera. Endins, 19: 17-23.
ellos de la Agrupación Voltors. De una manera especial
Ciutat de Mallorca.
MERINO, A. (2000): Nuevas extensiones de la Cova des Pas de Vall-
agradecemos el esfuerzo y dedicación en las labores de
gornera (Llucmajor, Mallorca). Endins, 23: 7-21.
exploración y topografía de las zonas subacuáticas a los
MERINO, A. (2006): Espeleotemas poco frecuentes y morfologías de
compañeros del Grup Nord de Mallorca Bernat Clamor,
corrosión hallados en la Cova des Pas de Vallgornera. Endins, 30:
Pere Gamundí y Mateu Febrer. Cabe reconocer también
49-70.
MERINO, A; MULET, A & MULET, G. (2006): La Cova des Pas de Vall-
su trabajo a Dani Mayoral, Tomeu Mateu, Guiem Mateu,
gornera: 23 kilómetros de desarrollo topografiado (Llucmajor,
Jaume Mateu, Ferrán Martí y Pere Moreno del Grup
Mallorca). Endins, 30: 29-48.
110


Document Outline

  • 101-110 Vallgornera 40 km.qxd.pdf
  • Desplegables.pdf